Está en la página 1de 4

1

Lunes, 7 de diciembre de 2009

LLLLiiii nnnngggguuuuaaaa LLLLaaaa ttttiiii nnnnaaaa mmmmiiiillllllll Desde el curso 2007-2008, el IES “Juan del Enzina” de
LLLLiiii nnnngggguuuuaaaa LLLLaaaa ttttiiii nnnnaaaa mmmmiiiillllllll
Desde el curso 2007-2008, el IES “Juan del Enzina” de León optó por emplear como método
de enseñanza del latín el llamado LINGVA LATINA PER SE ILLVSTRATA, creado en los
años cincuenta por el lingüista danés Hans Orberg. Óscar Ramos Rivera, catedrático de latín
del centro, es el responsable de ello.
Fátima Ramos del Cano, León
C on más de 25 años de profe-
sión a sus espaldas, el leo-
nés Oscar Ramos Rivera es
uno de los pioneros en la enseñan-
saben de su materia, o qué recursos
o estrategias usarán: les preguntan
antes de nada ¿usted para qué quie-
re ser profesor o profesora?
za de latín a través del método
P. ¿Qué espera usted de esta pro-
L I N G VA L AT I N A P E R S E
ILLVSTRATA.
fesión y qué quiere hacer con sus
futuros alumnos?
t o d o c a m b i e m i r a b i l i m o d o : l a
experiencia personal me indica que
sólo aquellos alumnos que saben y
quieren trabajar con métodos, diga-
mos tradicionales, son los que tra-
bajarán con rendimiento efectivo
P. Lleva toda una vida dedicado
a l a e n s e ñ a n z a , p e ro n u n c a
dejándose llevar por la corriente
pesimista y dejada que hoy la
e n v u e l v e . U s t e d y A n s g a r i u s
Legionensis, su alter ego en la
red, se actualizan día a día ¿Es
tan complicado amar una profe-
sión y evolucionar con ella?
R. No es difícil, cuando se ama la
profesión: el viejo dicho afirma
que al que ama hasta las dificulta-
des le resultan llevaderas. Por des-
gracia hoy asistimos a un abando-
no generalizado del gusto y amor
por la enseñanza, que se hace espe-
cialmente evidente y doloroso en el
ámbito universitario: parece que va
desapareciendo la figura del profe-
sor que conocimos aún nosotros,
interesado por formar discípulos y
escuela. La enseñanza no es un ofi-
cio más. En Finlandia, por ejem-
plo, a los que quieren ser profeso-
res, no sólo les preguntan cuánto
R. Pienso que imitar esta actitud en
E s p a ñ a a y u d a r í a a c l a r i f i c a r
muchas cosas, y sería una buena
base para la necesaria reforma que
n u e s t r o s i s t e m a e d u c a t i v o e s t á
necesitando.
P.¿Su comunidad está dispuesta
a renovarse o a morir?
R. En gran parte sí. Piense usted
que los profesores de lenguas clási-
cas (latín y griego), quizá llevados
de la necesidad de justificar nues-
tra propia existencia, nos pusimos
en acción ya desde los años ochen-
ta, y comprendimos que la vieja
norma de renovarse o morir era
especialmente acertada en nuestro
caso: de ahí surgió un profundo
movimiento de renovación peda-
gógica, que llevó a muchos colegas
a buscar otros medios idóneos para
trabajar la tradición clásica y vol-
car el viejo vino de la cultura grie-
ga y romana en odres nuevos. No
puedo dejar de citar, en este punto
a mi querido amigo y colega
Carlos Cabanillas, pionero en el
uso de nuevas tecnologías aplica-
das a la docencia del latín, que ha
sido gran maestro de muchos de
nosotros. Él, junto a otros colegas
maravillosos, fueron los creadores
d e c o s a s t a n a d m i r a b l e s c o m o
C H I R O N , q u e i n v i t o a m u c h a
gente a conocer en la red.
Naturalmente, junto a esta reali-
dad, hay que anotar también la
existencia de algunos sectores bas-
tante aferrados a un concepto exce-
sivamente riguroso de lo tradicio-
nal, que quieren ver en el latín, por
ejemplo, algo que ni los propios
romanos nunca vieron: una lengua
quasi sacra, quasi religiosa, una
especie de Torá inmutable e intan-
gible, que debe ser conservada en
formol, so pena de caer en pecado
de sacrilegio, de deorum invidia...
la función del mismo. Ya está cam
b i a n d o , p a u l a t im, y t e n d r á q u e
hacerlo aún más en el futuro. Del
profesor hoy día se debe esperar
algo que siempre se esperó: la
orientación, el consejo, el ánimo, la
i n f o r m a c i ó n , e l e j e m p l o . P e r o
deben ir en recesión actitudes y
costumbres que hoy ya no se justi-
fican y que están produciendo un
grave daño al proceso de enseñan-
z a - a p r e n d i z a j e : u n p r o f e s o r n o
puede ser un expendedor de apun-
tes, no puede ser la única persona
que intervenga activamente en la
clase. Se necesita invertir razona-
blemente el modelo: es el alumno
el verdadero protagonista de su
aprendizaje y conocimiento, es él
quien debe mostrarse activo en
clase, que debe dejar de ser un
lugar y un momento donde tomar
apuntes (y sólo eso) para convertir-
se en ocasión de exposición perso-
nal del trabajo, resolución de dudas
y dificultades. En ese sentido, el
t r a b a j o p e r s o n a l d o m i s u a e
mediante Internet se constituye en
una poderosa herramienta de traba-
jo. Pero, no seamos ingenuos: no
c o n p r o c e d i m i e n t o s n u e v o s. E s
duro admitirlo, pero para muchos
jó v en e s e s co l a r e s, u n iv e rsit a rio s
incluso, Internet es sólo sinónimo
de descarga de películas, música y
chateo. Cambiar el modelo, si se
consigue, llevará tiempo, y necesi-
tará de mucha coherencia por parte
de todos los estamentos que concu-
rren en la educación.
P.El latín lleva (o llevaba) sobre
sus espaldas (como Obélix con su
menhir) el concepto tan repetido
de lengua muerta. ¿Incultura o
miedo a lo desconocido?
P. El uso de la autopista de la
información que es Internet, a
t ravés de blogs, wikies, redes
s o c i a l e s , v i d e o c o n f e re n c i a s ,
m i c ro m e d i o s d i g i t a l e s … y l a
interacción que suponen y facili-
tan, ¿cree llegará a eliminar la
figura del profesor?
R.
Rotundamente no. El profesor
o profesora es sencillamente insus-
tituible. Sí cambiará, por otro lado,
creamos que basta con fundar un
blog y animar a los alumnos a tra-
bajar en línea o en la red para que
R. Ambas cosas, y algunas más.
Por otro lado, la vetusta y añeja
acusación de lengua muerta, que se
dirige contra el latín como una
vexata quaestio, no deja de tener su
punto de justificación: hemos sido
l o s p r o p i o s l a t i n i s t a s q u i e n e s
hemos llevado las cosas al punto
de crear ese estado de opinión.
Hay que decir, sin embargo, que,
en contra de lo que se cree general-
mente, el llamado método tradicio
EDUCACIÓN

Lunes,7 de diciembre de 2009

2

eeee vvvvooooccccaaaabbbbuuuulllliiiissss dddduuuucccc ttttaaaa

( EEll LLaa tt iinn eenn 11000000 ppaallaabbrraa ss)

nal de enseñanza del latín (que hace descansar la mayor parte del peso sobre aspectos gramaticales, que luego deben ser confirmados por unas frasecillas breves recopi- ladas de aquí y de allá como mera forma de comprobación de la perti- nencia gramatical) no tiene, no ha tenido nada de tradicional: se trata más bien de un método novedoso, que vino a romper con la auténtica tradición de las escuelas medieva- les y renacentistas, que luego fue adoptada por diversas órdenes reli- giosas, particularmente los jesui- tas. En esta auténtica tradición, la didáctica del latín se basaba siem- pre en el uso activo de la lengua, en su forma oral y escrita, por medio d e d i á l o g o s , j u e g o s , p e q u e ñ a s obras teatrales, etc. Piénsese en toda la obra didáctica de Comenius (el verdadero padre de la pedago- gía), que ya en el siglo XVII utili- zaba imágenes para trabajar el latín (en su famosa obra ORBIS SENS- VALIVM PICTVS), piénsese en Erasmo y Luis Vives, que, entre otros muchos, crearon colecciones de COLLOQVIA LATINA ad dis- cipulorum usum. Esta era la meto- dología, la que se empleó en toda Europa generalizadamente. El corte se inició a mediados del siglo XIX, cuando a instancias de a l g u n o s l i n g ü ist a s a l em a n e s, s e abandona el uso práctico de la len- gua, se deja de hablar el latín, y se empieza a hablar del latín. Lo cual no se hizo, como el tiempo ha veni- do a demostrar, sin gran detrimen- to del conocimiento del propio latín. Un par de ideas más, sobre esto:

dos del latín: el hecho se puede e x p l i c a r mu y f á c i lme n t e : e n e l imaginario popular la lengua latina sigue siendo algo prestigioso, que suena bien, suena elegante, musi- cal, majestuoso y con peso. Lo saben muy bien esos periodistas, y otras gentes, que acostumbran a introducir latinajos en sus artícu- los, para dotarles de cierta contun- dencia, esa que avala el prestigio secular. Los que amamos el latín, d e t o d o s m o d o s , e c h a m o s d e menos, a veces, un poco más de rigor en las citas: demasiado veni vidi vinci (lo correcto es vici), cum laudem (cum laude!) y cosas así. Pero si pensamos que una magnífi- ca película de finales de los años ochenta todavía se recuerda por la cita de Horacio carpe diem, esta- mos hablando de que nuestra cultu- ra añora y necesita el latín como una seña de identidad irrenuncia- ble.

R. De sorpresa. De sorpresa y de ánimo. Y de esperanza. Y de ale- gría. Algunas personas, es cierto, no creen que el latín se pueda tra- bajar como una lengua más, no por el latín, sino por las supuestas con- diciones del alumnado y de la con- figuración escolar de nuestro país. Se equivocan. Cada año tengo más evidencias de que este el camino, y de que se equivocan. Pero gozo del respeto y del cariño de mucha gente, incluidos el de aquellos que se resisten a creer. Por lo demás, trescientos centros de enseñanza media y siete universidades, de todo tipo y condición, que utilizan ya esta metodología en España, no es razonable que estén en el cami- no equivocado. El tiempo, iudex omnium maximus, tendrá la última palabra.

ción,al que acudimos cada vez más gente totum per orbem terrarum. No es el único, sin embargo: existe también Radio Bremen, y también Radio Catania. Últimamente apa- reció el boletín informativo (éste con imágenes y en YOU TUBE) llamado Scorpio Martianus. Bien, es cuestión de probar: pasen y

Hay sobre este punto, sin embargo, que hacer una aclaración importan- te: nadie pretende que los alumnos terminen su etapa de aprendizaje sabiendo hablar latín. Sería ridícu- la esta pretensión, y hay varios motivos para ello. No se pretende

que los alumnos salgan a la calle, entren en un bar y pidan: minister, quaeso, apponas duas caffeas in

vean... ¿Que qué han visto los fin- landeses en el latín, ellos que, pro- piamente no
vean...
¿Que qué han visto los fin-
landeses en el latín, ellos que, pro-
piamente no pertenecen al ámbito
lingüístico latino? Quizá le resulte
orientativo este dato: en el currícu-
lo escolar finlandés, el latín figura
en el grupo de lenguas extranjeras,
para elegir por los alumnos, en el
mismo grupo y nivel, y con los
mismos métodos didácticos, que el
i n g l é s , e l a l e m á n , e l s u e c o . . .
Seguro que los españoles en este
mensa
nostra...!.
¿Quién contesta-
P.¿Cuántos centros a nivel local,
nacional e internacional se aco-
gen a este nuevo método?
p u n t o t e n e m o s q u i z á a l g o q u e
aprender.
ría a este requerimiento actualmen-
te, si no es con una buena dosis de
sentido del humor? Pero ello no
invalida que los alumnos deban oír
a su profesor con frecuencia diri-
giéndose en latín, de igual manera
que un profesor de inglés o francés
se dirige a sus alumnos en estas
l e n g u a s, i n d e p e n d i e n t e m e n t e d e
que éstos, luego, tengan o no oca-
sión de dialogar alguna vez en su
vida con algún franco o anglopar-
P.
Perdone que insista con el
lante. Hay una profunda razón para
P. ¿ C ó m o y p o r q u é d e c i d i ó
embarcarse en esta “aventura”?
R.Leí hace unos siete años un artí-
culo del profesor Luigi Miraglia,
que fue para mí como un aldabona-
zo. El artículo se ha hecho justa-
mente famoso, tanto por la claridad
y contundencia de sus argumentos,
c omo p o r l a g r a c i a , e l a ce t um
Italicum de quien lo escribe, italia-
no al fin. Se titula "Cómo (NO) se
enseña el latín”. Me convencí de
que estábamos haciendo las cosas
mal, no porque las hiciéramos mal,
R. De la situación en España ya he
h a b l a d o . N o r e s u l t a d e m a s i a d o
conocida en nuestro país la situa-
c i ó n e n o t r o s l u g a r e s : E s t a d o s
Unidos, por ejemplo, está viviendo
una etapa fecundísima en lo que se
refiere al latín: se ha puesto de
moda, hay muchísimos alumnos, y
s e t r a b a j a c o n m é t o d o s m u y
modernos y activos. Hay que citar
a q u í a p e r s o n a s c o m o Te r e n c e
Tunberg, Milena Minkova, John
Tr a u p m a n , L a u r a G i b b s, D a v i d
ejemplo pero, las noticias en latín
emitidas por la radio nacional
del país escandinavo tienen una
audiencia media de unos 75.000
oyentes. ¿Ve factible que algo así
a c a b e s u c e d i e n d o e n n u e s t ro
país?
“La enseñanza no es
un oficio más, implica
estar interesado por
formar discípulos y
R.
A lo bueno se acostumbra uno
escuela”
enseguida. Si las cosas discurren
Morgan, y otros
muchos...En
Italia
p o r l o s c a m i n o s d e s e a b l e s , y
poquito a poco se va haciendo la
luz, no se comprende por qué los
españoles vamos a mantenernos al
margen de algo que reporta gran-
des beneficios en otros lugares. Así
lo veo yo, y otros muchos, al
menos.
ello: escuchar latín y tratar de usar-
lo ayuda definitivamente a adqui-
rirlo con más facilidad, a asimilar
su gramática y vocabulario, el gran
olvidado, por cierto, en el método
s i n o p o r q u e n o l a s e s t á b a m o s
haciendo mejor, cuando era posible
tradicional...
Estamos convenci-
dos de que las lenguas, cualquiera
y necesario hacerlo.
Pero...me
dije,
P.
Defienden una metodología de
que ésta sea, se aprenden y fijan
claro, Luigi Miraglia es profesor en
Italia, y en Italia los alumnos estu-
la enseñanza del latín similar a la
dian cinco años de latín. Claro, él sí
puede hacer eso, pero aquí, en
Luigi Miraglia ha sido y sigue
siendo el personaje de referencia,
pero hay otros muchísimos profe-
sores, y se cuentan este curso unos
treinta mil alumnos que sigue el
método Orberg. Bélgica es quizá
otro país que sirve de referencia.
de cualquier otra lengua moder-
na, aunque, en España, ésta se
centra generalmente en la parte
gramática y ustedes abogan por
un aprendizaje más “práctico”.
sobre todo por los oídos, y no sólo
o principalmente por la memoriza-
ción de reglas gramaticales.
España, con dos
así quedó
el tema. Hasta que, de esto hará
P. Dígame que siguen declinando
rosa-rosae en voz alta…todo un
clásico del bachillerato.
ahora cuatro años, conocí viajando
R.
Sí: defendemos que el latín se
por Internet (otra vez
a
trabaje como lo que realmente es:
ciertos profesores andaluces que
e s t a b a n a p l i c a n d o e l m é t o d o
H a y q u e l a m e n t a r e l c a s o d e
Portugal, cuyos ciudadanos han
perdido, desde hace tres años, la
disciplina del latín en su currículo
escolar secundario.
O r b e rg ( e l q u e L u i g i M i r a g l i a
defendía en su artículo) en sus res-
pectivos centros. Y me dije: si ellos
lo hacen y pueden, es que también
P. De junio a diciembre de 2006,
d u r a n t e e l p e r i o d o e n q u e
Finlandia actuó como país presi-
dente de la Unión Europea, el
gobierno finlandés se preocupó
de que las noticias y resúmenes
de las distintas comisiones, apar-
te de en las lenguas oficiales de la
Unión Europea, se publicaran
t a m b i é n e n l a t í n . ¿ Q u é v i o
Finlandia en el latín y cuánto ha
tenido que ver en su progresiva
una lengua, que se inventó, como
todas, para utilizarla, primero de
forma oral, luego escrita. De modo
que defendemos que el profesor o
profesora debe tratar de actuar en
su disciplina con los recursos que
la propia disciplina le brinda, es
R. ¡Naturalmente que seguimos
declinando, y conjugando! ¿Cómo
podríamos no hacerlo? La gramáti-
ca es imprescindible en la adquisi-
ción de una lengua. Pero en nuestro
método tratamos de secuenciar el
procedimiento de otra manera: pri-
mero el alumno usa la gramática:
en España se
puede...
El resto es
una historia, que ha terminado en
una profunda y creciente amistad
c o n e s t a s p e r s o n a s , A n t o n i o
G o n z á l e z A m a d o r y E m i l i o
Canales Muñoz, pioneros del uso
de este método en España; y con la
adopción del método también en
mi centro, y en otros seis centros
decir, haciendo referir el latín al
propio latín, y no tratando de justi-
ficar (¿justificar?, ¿qué hay que
justificar...?)
la pertinencia del latín
por motivos ajenos al propio latín:
recuperación como lengua viva?
R . L a e m i s o r a R a d i o p h o n i a
Finnica Generalis
t r a n s m i t e d e s d e
Oscar Ramos, Luigi Miraglia y Roberto Carfagni
h a c e v e i n t i c i n c o
años, vía Internet,
un boletín sema-
nal de noticias de
a c t u a l i d a d m u n -
d i a l e n l a t í n
(Nuntii Latini, es
su nombre de gue-
rra), emisiones de
unos siete minu-
tos, realizadas con
u n a i m p e c a b l e
profesionalidad y
rigor, tanto en el
P.¿Cuál fue la reacción de su cír
culo más cercano?
aspecto periodístico como en el
lingüístico. De tal modo que ya
esun clásico medio de informa
de igual forma que nadie estudia
alemán para saber más sueco, se
espera que quien estudie latín lo
haga porque le interesa esta lengua,
no únicamente para saber más cas-
tellano, o francés o cualquier otra
cosa. Que el conocimiento del latín
facilita el de las lenguas románicas
nadie lo puede poner en duda.
Hacer girar, en cambio, la legitimi-
dad actual del latín sólo sobre este
presupuesto propedéutico no pare-
ce ni justo, ni conveniente ni razo-
nable.
Se espera, por tanto, que al igual
que ocurre en el aprendizaje de
o t r a s l e n g u a s, e l p r o f e s o r s e p a
expresarse en latín, al menos de
forma razonable, y que los alum-
nos realicen ejercicios prácticos de
escritura y oralidad latina, por bre
ves y elementales que estos sean.
luego la estudia y la razona. No
otra cosa es lo hacemos en la
adquisición de la lengua materna
¿verdad? No comenzamos hablan-
do en frío de que en latín hay una
cosa que se llaman casos, y expo-
nemos la lista completa, y luego
traemos ejemplos para demostrar
el empleo de cada uno: invertimos
razonablemente el proceso: prime-
ro el alumno usa los casos, siguien-
do un relato que le interesa, entien-
de y se justifica por sí mismo (todo
el método está planteado como una
novela que narra la vida de una
f a m i l i a r o m a n a c u a l q u i e r a ) , y
luego nos detenemos el tiempo
necesario en fijar los principios
gramaticales: tratamos de utilizar
las dos piernas que nos permitirán
caminar: la gramática y el uso.
leoneses ya, este año.
P. Disculpe mi ignorancia pero,
¿puede el latín expresar las reali-
dades del mundo contemporá-
neo? Es decir, ¿podemos hablar
de ordenadores, internet, antivi-
rus , messenger o sistema opera-
tivo en latín?

hay dos formas básicas de enjuiciar la vitalidad de una lengua: existe el criterio diacrónico, o de posibili- dad de cambio, y el criterio de uso:

según el primero el latín podría ser considerada en cierta forma una lengua muerta, pues su estructura gramatical (excepción hecha del léxico, que sigue incrementándose) ya no está sujeta a cambios, apare- ce como inmutable y permanente. S i n o s a t e n emo s e n c amb i o a l segundo criterio (que curiosamente es el que obra en la mente de los que injurian al latín con el califica- tivo de muerto) el latín nunca ha s i d o u n a l e n g u a m u e r t a , p u e s nunca, en ningún momento de la historia humana, ha dejado de ser utilizado, tanto de forma oral como escrita. Lo cual puede constatarse hoy con especial fuerza, y quien lo dude no tiene más que entrar en Internet (¡pero no sólo en Internet!) y hacer la prueba.

P.Sin embargo, y a pesar de la i n s i s t e n c i a e n e n t e r r a r l a , s o n

m u c h a s l a s l o c u c i o n e s l a t i n a s que se emplean de manera coti- diana. Ad hoc, alma mater, a priori, currículum vitae, honoris c a u s a , r a r a a v i s , s u i g e n e r i s , carpe diem…

R. Sí, esa es una realidad conocida por mucha gente. Resulta curioso comprobar que en los últimos años ha sido frecuente que muchas insti- t u c i o n e s , f i r m a s c o m e r c i a l e s o empresariales, y similares, hayan adoptado lemas o eslóganes toma

3

Lunes,7 de diciembre de 2009

R. Si tiene usted duda, le aconsejo un viajecito por Internet. Primera escala: el periódico EPHEMERIS,
R. Si tiene usted duda, le aconsejo
un viajecito por Internet. Primera
escala: el periódico EPHEMERIS,
latín. Aquí en España, mi amiga
Sandra Ramos habla a sus alumnos
de la Universidad de Cádiz en
latín; y otros amigos y colegas
como Salvador Bernat, Francisco
Rojas, Antonio González, Emilio
(¡todavía!) por el ídolo aquel que
n o c e s a d e a d v e r t i r d e q u e l a
modernidad acabará con no se sabe
e n t e r a m e n t e e d i t a d o e n l a t í n .
Segunda, la página YOU TUBE:
a l l í u s t e d e s c r i b e L a t i n i t a s , o
Lingua Latina, y verá qué pasa.
Otra escala: busque en Google la
página LINGVA LATINA PER SE
ILLVSTRATA, y dese una vuelte-
cilla. Por último, recale en la VICI-
PAEDIA, y ya me contará...
Canales, y otros muchos lo hacen.
Quidni?
R. Si nos atenemos a los hechos
observables y estadísticos, nadie se
h a q u e j a d o : p e r o e n c a m b i o
muchos me visitan para felicitar-
me: se trata en muchos casos de
una suerte de reencuentro personal
con su propia historia: muchos
recuerdan sus propios estudios de
qué y cuántas
cosas...
Bien, el latín
florit, el latín viget, pero sobre todo
hoy en Internet. Quien lo quiera
comprobar, lo tiene fácil.
P.
Ante la escandalosa utilización
P.
¿Abogaría por la implantación
P. Los idiomas sirven para comu-
nicarse, no para obtener títulos.
L o s e s p a ñ o l e s l l e v a n a ñ o s
enviando a sus hijos a academias
de idiomas. Sinceramente ¿cree
que sus alumnos hablan mejor el
latín que el inglés?
del estudio de la Cultura Clásica
primero y el estudio del latín y el
griego después desde edades más
tempranas?
latín con cariño, y un punto de
amargura: aprendieron poco, aque-
llo era muy difícil, nunca supieron
muy bien para qué lo estudiaban,
nunca consiguieron entender gran
s i ó n d i g i t a l d e l m é t o d o a y u d a
mucho en clase. Con un proyector
y un ordenador portátil se pueden
hacer maravillas. Pero nada de eso
es imprescindible: imprescindible,
en cambio, es la ilusión, las ganas
de trabajar, adoptar en el aula la
postura indicada, es decir, permitir
que sean los alumnos los protago-
nistas, en la medida de lo posible.
R.
El estudio de la cultura que nos
q u e l o s p a r ti d o s n a c i o n a l ist a s
tienden a ejecutar sobre lenguas
que consideran propias, únicas y
especiales, ¿le “asusta” pensar
que el latín caiga preso en algún
tipo de entramado político?
ha configurado como europeos y
R.
Eso ocurrirá difícilmente, por-
que el latín se encuentra en ese sen-
tido en una posición privilegiada:
R. Mis alumnos no hablan latín.
Bueno, contestan a preguntas con-
cretas, mantienen breves coloquios
entre ellos y conmigo, han hecho
alguna grabación en clase, que se
puede ver en la red, hablando en
latín sobre un tema concreto, un
ratito. Pero eso no es hablar latín.
Pero mis alumnos, al menos la
m a y o r í a , m e e n t i e n d e n a m í
hablando en latín, y saben que eso
les ayuda para enfrentarse a los
textos y entenderlos mejor. Hay un
lugar en la tierra donde los alum-
nos deben hablar latín, y sólo latín,
desde que se levantan hasta que se
acuestan: se trata de la Accademia
Vivarium Novum, y así, durante un
a ñ o o d o s , l o s a l u m n o s s a l e n
hablando fluidamente en latín. No
es un milagro: es natural. A fin de
cuentas el latín es una lengua.
Ta m b i é n e n l a U n i v e r s i d a d d e
K e n t u k k y Te r e n c e Tu n b e rg y
M i l e n a M i n k o v a , e n t r e o t r o s ,
imparten sus clases en latín y lo
exigen en la relación de sus alum-
nos con ellos, tanto en la vida aca-
démica normal, como en los exá-
menes, siempre orales y siempre en
de las lenguas que han conformado
nuestra forma mentis sólo puede
t r a e r b e n e f i c i o s a q u i e n l o s
emp r e n d a d e f o rma a tr a c ti v a y
sugerente. Así lo han entendido en
otros países, ya hace mucho tiem-
po, incluso de órbita cultural lejana
de la nuestra. Claro que abogaría
por ello: comprendo que el espacio
escolar y curricular es el que es, y
que hay muchos frentes que aten-
der. El sentido común y el deseo y
necesidades de los ciudadanos tie-
nen en esto, o deberían tener, la
parte principal.
cosa de los autores clásicos, que
además siempre eran los mismos.
Cuando ven los cuadernos de tra-
bajo de sus hijos, ven que tienen
que preparar pequeñas compositio-
nes Latinae sobre su familia, sus
amigos, aficiones, vacaciones...se
sitúan en otra esfera, y a veces me
escriben -suelo mantener relación
epistolar vía correo electrónico con
aquellos padres que los desean- en
términos de sorpresa y de aproba-
ción: "¡Cómo cambian los tiem-
p o s ! ¿ v e r d a d ? " . Y a m í m e d a
mucha alegría.
La emisora
Radiophonia Finnica
Generalis transmite
P. Hoy en día existen miles de
páginas de Internet redactadas
en la antigua lengua de los roma
nos y que su número crece per-
manentemente. No se trata sólo
de recursos para la enseñanza de
ese idioma, sino de foros, blogs,
d i a r i o s , re v i s t a s , s e ñ a l e s d e
radio, y un vasto etcétera en el
que debemos incluir casi todos
los tipos de páginas que se han
vuelto comunes en la Web. El
buscador Google tiene también
una versión en latín y así como
l a c o n o c i d a Wi k i p e d i a
(Vicipaedia encyclopedia libera),
que cuenta con más de 26.000
artículos. ¿Puede el latín recupe-
rar, gracias a Internet, un papel
como el que tenía en el pasado?
siendo como es una lengua franca e
internacional, nadie sin embargo
puede reclamarla como lengua pro-
pia y peculiar, porque no es la len-
gua materna de nadie. Puedo decir,
en este sentido, y como curiosidad,
que la reseña de la última reunión
q u e c e l e b r ó e l C I R C V LV S
LATINVS LEGIONENSIS, reci-
bió durante dos o tres días la visita
insistente de doce personas desde
un país como ¡Japón!
P.
Como comunicadora, y para
P.
No me imagino cuál puede ser
la reacción de los alumnos ante
R. El lector perspicaz habrá nota-
do que a lo largo de esta entrevista
sus primeras palabras en latín…
R.
Es variada. En general, de sor-
se ha citado varias veces Internet.
N e q u e i n i u r e , n o s i n r a z ó n
. .
t e rminar e sta grata conver sa-
ción, no me resisto a preguntarle,
¿ q u é l e c o n s u l t a r í a u s t e d a
Cicerón?
p r e s a . A l g u n o s s e a s u s t a n :
"¿Dónde nos hemos metido?", y en
seguida hay que aclararles la finali-
dad y el sentido de ello. Pero pron-
to todos gustan de oír el latín, se
acostumbran a oírlo, y tratan de
incorporarlo a su vida cotidiana,
con toda naturalidad: pronto te
saludan en los pasillos y por la
calle en latín. A estos alumnos y
alumnas, naturalmente, no hay que
convencerles de que el latín es una
lengua.
desde hace veinticinco
años, vía Internet, un
boletín semanal de
noticias de actualidad
mundial en latín
P. ¿Qué cambios debe asumir un
centro de enseñanza para poder
adaptar este nuevo método en
sus aulas? ¿Es una cuestión tec-
nológica o simplemente perso-
nal?
P.
¿Y los padres? ¿Qué opinan
sobre este nuevo método?
R. No se requiere ningún cambio
tecnológico. Es cierto que la ver
.
Recuerdo que hace años, cuando
las nuevas tecnologías comenza-
ban a mostrar toda su potencialidad
en la vida profesional y cotidiana,
hubo personas, quizá desinforma-
das, que auguraban la muerte defi-
nitiva de las lenguas clásicas al
paso del avance tecnológico. Bien,
pues ha ocurrido exactamente lo
contrario, lo cual, como quiera que
no es la primera vez que ocurre en
la historia humana -no será la últi-
ma- debería hacer reflexionar a
algunas personas y medios dema
siado impresionados todavía
R.
Un par de cosillas: por ejemplo:
¿dónde estaba en la mañana del día
15 de marzo del año 44, que le
echaron en falta en la sesión del
senado habida en el pórtico del tea-
tro de Pompeyo, mientras acuchi-
llaban a un tal Cayo Julio César?
Es extraño, porque los conjurados,
tras matar a César, corearon su
nombre: ¡Cicerón, Cicerón! Y otra:
¿Cuántas horas diarias dedicó a
escribir en su retiro de Túsculo,
que le dio tiempo a legarnos tal
cantidad de obras? Es por curiosi-
dad, más que nada...

Imagen captada durante la intervención de Oscar Ramos en uno de las Jornadas organizadas por el Circulo Latino / Agencia EFE

Lunes,7 de diciembre de 2009

4

El M etodo, de cerca

A la izquierda, el Capítulo primero del Método LING- VA LATINA PER SE ILLVSTRATA de Hans
A la izquierda, el Capítulo primero del Método LING-
VA LATINA PER SE ILLVSTRATA de Hans H.
øRBERG.
Sobre estas líneas una viñeta de los conocidos cómics de
Axtérix y Obélix, publicado en latín.
Hans H. øRBERG
Hans Henning Orberg, pro-
f e s o r
e m é r i t o
,
n
a c i d o
e n
1 9 2 0 , s e l i c e n c i ó
U n i v e r s i d a d
C o p e n h a g u e
p o r
l a
d e
e n
1 9 4 6
e n
inglés, francés y latín. Entre
1946-52 y 1961-63 enseñó
estas lenguas en varios ins-
titutos daneses; en el perío-
do 1953-61 trabajó
en
el
N a t u r m e t o d e n s
Sproginstitut (Instituto para
l a E n s e ñ a n z a d e l a s
manera progresan paso a
paso hacia el objetivo últi-
m o d e l a e n s e ñ a n z a d e l
latín: leer la literatura latina
en latín con una compren-
s i ó n y u n a s e n s i b i l i d a d
auténticas.
E l C D - R O M F a m i l i a
R o m a n a c o n t i e n e : ( 1 ) e l
texto completo del libro, 35
capítulos, 328 páginas, (2)
una grabación de los capítu-
los I-XXX en la pronuncia-
ción latina clásica, y (3)
una versión inter activa de
los ejercicios, pensa.
Roma Aeterna existe tam-
bién en CD-ROM
Lenguas según el Método
Natural), en Copenhague,
con la misión de elaborar un
n u e v o C u r s o d e L a t í n ;
d e s d e 1 9 6 3 h a s t a 1 9 8 8
impartió clase como profe-
e n
G y m n a s i u m
s o r
e l G r e n a a
( i n s t i t u t o
d e
Gr enaa ). Autor del curs o
L i n g u a
L a t i n a
s e c u n d u m
naturae rationem explicata,
publicado en 1955 (2ª edi-
jubilación, dirige la edito-
r i a l D o m u s L a t i n a y s e
dedica a la difusión de su
método impartiendo confe-
rencias en Europa y USA.
Lingua Latina per se illus-
trata, de Hans H. Ørberg, es
un curso de latín escrito
enteramente en lengua lati-
na. Consta de dos partes,
Familia Romana, el curso
básico, y Roma Aeterna, el
curso avanzado, acompaña-
d o s d e u n v o l u m e n d e
Indices.
La primera parte, Familia
Romana, abarca las reglas
esenciales de la gramática
latina, además de incluir un
vocabulario básico de unas
1500 palabras. Los 35 capí-
tulos con stituyen el relato
de la vida de una familia
r o m a n a c u a l q u i e r a e n e l
siglo II d.C. Cada capítulo
está dividido en 3 ó 4 lec-
ciones (lectiones) y consiste
en algunas páginas de texto
s e g u i d a s d e u n a s e c c i ó n
gramatical y tres ejercicios,
pensa. Al final del volumen
se recogen una tabla de
paradigmas, un calendario
romano, y un léxico, Index
voca bulorum.
L a s e g u n d a p a r t e , R o m a
Aeterna, tiene como motivo
la Historia romana contada
por los propios romanos.
Comienza con una descrip-
ción de la Roma antigua,
basada en hechos históri-
cos. Continúa con una ver-
sión en prosa de los libros I
a IV de la Eneida, con algu-
nos pasajes clave en versión
original; para seguir con el
libro I de Tito Livio en-
r i q u e c i d o c o n p a s a j e s
e x t r a i d o s d e O v i d i o . A l
p r i n c i p i o s e h a a d a p t a d o
ligeramente la prosa de Tito
Livio, pero la parte esencial
del libro contiene textos ori-
ginales de Tito Livio, Aulo
G e l i o , C o r n e l i o N e p o t e ,
S a l u s t i o , C i c e r ó n y
Horacio.
LINGVA LATINA propone
e n t e x t o l a t i n o q u e l o s
alumnos pueden leer y com-
prender inmediatamente sin
necesidad de traducir. En
este texto cada frase es inte-
ligible per se, porque el sen-
tido y la función de todas
las palabras nuevas y de
todas las formas se ex plica
por el contexto, o bien por
las ilustraciones o las notas
al margen. Esto implica que
el texto esté cuidadosamen-
te graduado, pero para que
el aprendizaje sea verdade-
ra mente eficaz, el contenido
debe estimular el interés y
permitir que el lector pueda
imaginar se las escenas des-
critas. Con tal fin los capítu-
los de la primera parte cons-
t i t u y e n u n a e n t r e t e n i d a
narración, que incita a los
alumnos a seguir leyendo
para conocer la continua-
ción de la historia. La lectu-
ra de esta “novela” latina
sirve, asimismo, de intro-
ducción a la vida y la cultu-
ra de los antiguos romanos.
El método directo, basada
en la comprensión a partir
del contexto, ha probado su
eficacia tanto en clase como
en estudiantes por cuenta
propia. Un elemento impor-
tante es la satis facción que
sienten los alumnos al des-
cubrir que, en efecto, pue-
den leer y comprender auto-
máticamente, sin pasar por
la traducción y el análisis
gramatical. Al leer de esta
H a n s
H .
Ø r b e r g
C l a u d i a ,
t r
a s
p re s
e n
e n t a r
B a e l o
s u
c i ó n
1 9 6 1 ) ,
p u b l i c ó
u n a
m é t o d o d e l a t í n e n l a
Universidad de Cádiz (abril de
nueva edición revisada y
mejorada, en dos volúme-
nes, en 1990-91 bajo el títu-
l o L i n g u a L a t i n a p e r s e
i l l u str a t a , a c omp a ñ a d a d e
varios suplementos. Tras su
2005)
Para más información entra
en nuestra web
www.actadiurna.es.