Está en la página 1de 3

INFORME DE POLÍTICAS PÚBLICAS PARA LOS PUEBLOS INDÍGENAS

Los pueblos indígenas en el Perú, históricamente, han vivido excluidos de la Política


Nacional de Estado. Siempre han existido dificultades estatales para lograr entender
las necesidades y derechos de los pueblos originarios y la atención de sus propias
prioridades de acuerdo a su cultura y cosmovisión.

Actualmente, los pueblos indígenas afrontan una serie de problemas que afectan su
bienestar y desarrollo integral. No obstante, a que en los territorios de los pueblos
indígenas se desarrollan la mayoría de las actividades mineras e hidrocarburíferas,
dichos pueblos viven en una situación donde se presentan niveles de pobreza
extrema, existe un limitado desarrollo local, presentan condiciones de Salud altamente
precarias, con un alto índice de desnutrición, alta mortalidad y contaminación
ambiental en sus territorios. No cuentan con un Sistema Educativo adecuado a sus
condiciones culturales, geográficas, sociales, y lingüísticas. A la ausencia de
Representación política en las decisiones del Estado, se suma el hecho de que no
cuenta con políticas públicas coherentes dirigidas a su bienestar y a la dificultad de
aplicar sus instituciones propias en sus territorios, como por ejemplo la aplicación de la
Justicia indígena, debiendo ser considerados como actores para el desarrollo.

Todos estos hechos, han convertido a los pueblos indígenas en víctimas permanentes
de los conflictos socioambientales, que, a su vez, han colocado a sus líderes y
representantes en una situación de marginalidad ante las leyes penales, que han
criminalizado la protesta social, reduciendo su derecho a protestar, situación que ha
conllevado a conflictos consumados, como el de Bagua, que al mismo tiempo
potencializa otros que pueden venir. Una herramienta fundamental para la búsqueda
de soluciones a problemas sociales, es, sin duda alguna, el diálogo. Esta herramienta
fue utilizada, en algunos momentos, en el primer gobierno del presidente García
Pérez, mediante foros de encuentro entre el Estado y la población –especialmente
rural-, a la cual se denominó el Rimanacuy.

El primer Rimanacuy en 1986, fue un espacio donde el Estado y representantes de


todas las comunidades campesinas y nativas del país discutieron y debatieron por
primera vez de manera directa, diferentes temas que los relacionaba con el Estado o
los distanciaba de éste. La importancia del Rimanacuy consiste en que se convirtió en
un espacio de encuentro y relacionamiento entre la autoridad mayor “Estado”,
“Gobierno Central” –hoy gobierno nacional-, representado por el presidente de la
República, quien participó en las plenarias de las comisiones de trabajo, y en donde la
población indígena pudo expresar directamente sus problemas y plantear también
alternativas de solución2 .

El Rimanacuy fue un espacio de diálogo directo. Posteriormente, en el año 2001, la


Comisión Especial Multisectorial para las Comunidades Nativas3 estableció la
conformación de una Mesa de Diálogo y Cooperación para las Comunidades Nativas,
a fin de elaborar, con las organizaciones indígenas e instituciones involucradas, un
Plan de Acción que contiene ocho áreas temáticas con los asuntos prioritarios
consensuados. Este Plan, elaborado en el gobierno de transición del presidente
Valentín Paniagua, debió tener mayor impulso durante el gobierno de Alejandro Toledo
y ser implementado progresivamente por los distintos sectores involucrados. Sin
embargo, en cuanto a evidencias de eficiencia en su aplicación no ha habido mayores
logros.

A diferencia de los Rimanacuy, no es sino hasta ahora –después de los sucesos de


Bagua- que el gobierno actual, a través del Grupo Nacional de Coordinación para el
Desarrollo de los Pueblos Amazónicos dentro del marco de las mesas de dialogo del
Ejecutivo con los Pueblos Indígenas, ha considerado actualizar el mencionado Plan de
Acción para los asuntos prioritarios de las Comunidades Nativas. Dicho proceso de
actualización, culminó en diciembre de 2009 con una serie de acciones propuestas
para mejorar las condiciones de vida de las Comunidades Nativas.

En este contexto, la Comisión Multipartidaria Encargada de Estudiar y Recomendar la


Solución a la Problemática de los Pueblos Indígenas ha elaborado el Informe sobre
Políticas Públicas para los Pueblos Indígenas, el mismo que ha sido abordado desde
un enfoque de lineamientos que se articulan con el nuevo Plan de Acciones para los
asuntos prioritarios de las Comunidades Nativas, elaborado de manera conjunta entre
el Poder Ejecutivo y los Pueblos Indígenas; extensión que vale para los pueblos
andinos. La correlación de lineamientos con objetivos y acciones se puede notar en
que se ha tomado como base los acuerdos recogidos y transcritos en el Acta de la
Mesa 4, sobre Desarrollo de Pueblos Indígenas, de la Mesa de Diálogo PCM-
Organizaciones de Pueblos Indígenas amazónicos, Debido a la amplitud del tema
(Políticas Públicas), esta Comisión se ha visto en la necesidad de priorizar su estudio
en las siguientes áreas temáticas: 1) Institucionalidad y Representación; 2) Territorio y
Desarrollo; 3) Educación Intercultural Bilingüe y; 4) Salud Intercultural. Para la
elaboración de cada uno de éstos temas, en principio, se ha levantado información
actualizada de los mismos y se ha contado con la presencia de funcionarios públicos,
representantes indígenas y profesionales expertos en dichas áreas, los mismos que
han participado en las diversas reuniones de trabajo de los asesores de la Comisión y
de los asesores de los congresistas miembros de la Comisión, asimismo se han
organizado dos talleres con representantes indígenas y docentes en Cusco y Puerto
Bermúdez los talleres realizados.[ CITATION Han10 \l 3082 ]

Bibliografía
Valencia, H. B. (mayo de 2010 ). Obtenido de
http://www4.congreso.gob.pe/comisiones/2010/CEM_Problematica_indigena/_docu
mentos/03Informe-PoliticasPublicas/INFORME-POLITICAS-PUBLICAS.pdf

También podría gustarte