Está en la página 1de 7

LAUDO ARBITRAL

PROCEDIMIENTOS ARBITRAL No. 001143-0094-2010-CV.


COMPAÑÍA INVERCASA. VRS JUAN RAFAEL MALTEZ.
CENTRO DE MEDIACION Y ARBITRAJE “MEJIA-AGUIRRE Y ASOCIADOS”,
CAMARA DE COMERCIO Y SERVICIOS DE NICARAGUA.

TRIBUNAL ARBITRAL DE DERECHO.- En la ciudad de Managua, Nicaragua, martes


veintitrés de ENERO del año dos DIES,A las 12 y treinta minutos de la mañana,

Datos Generales de la Parte demandante: Compañía INVERCASA Sociedad Anónima,


con domicilio en la ciudad de Managua, representada por el Licenciado SILVIO JOSE
GUZMAN JIMENEZ, mayor de edad, casado, abogado y notário público, del domicilio de
Managua, portador de cédula de identidade N0 121-121256-222U, identificado con carne
de la excelentísima Corte Suprema de Justicia número:7742.

Datos Generales de la Parte Demandada: JUAN RAFAEL MALTEZ, mayor de edad,


casado, comerciante, identificado com cédula de identidad N0 001-210495-0045P, de este
domicilio de Managua, representado por su abogada Lcda. `JUANA LOPEZ HERNADEZ,
mayor de edad, soltera, abogada y notaria pública, con domicilio en la ciudad de Managua,
titular de cedula de identidad número: 001-281065-0058J, y registro de abogada número:
58728.

VISTOS RESULTAS:

Realizaremos una referencia de cada una de las actuaciones que estructuran el presente
procedimientos Arbitral.

1.-Mediante escrito presentado por SILVIO JOSE GUZMAN JIMENEZ, quien actúa en
representación de la Compañía SIGLO XXI S.A., mayor de edad, casado, abogado y
notário público, del domicilio de Managua, portador de cédula de identidade N0 121-
121256-222U, identificado con carne de la excelentísima Corte Suprema de Justicia de
Nicaragua número: 9702, solicita Requerimiento Arbitral en contra del señor JOSE
ANTONIO SÚAREZ, generales antes referida, de conformidad a la cláusula sexta de
Testimonio de Escritura Pública Número Noventa (90), denominada Promesa de Venta de
Bien Inmueble, autorizada a las ocho de la magana del uno de enero del año dos mil veinte
ante los ofícios notariales la Licenciada Ana Mendoza.

El Licenciado SILVIO JOSE GUZMAN JIMENEZ, acredita su representación mediante


testimonio de escritura pública número cien (100) denominada poder general judicial,
autorizada en esta ciudad de Managua a las tres cinco minutos de la tarde del dieciocho de
febrero del año dos mil dieciocho , ante los ofícios notariales del Licenciado Eddy Lacayo
Vasquez.

2.- Mediante Acta de Integración de Tribunal Arbitral suscrita el día viernes dieciséis de
octubre del año dos mil veinte, entre los representante de las partes intervinientes, se
procedió al nombramiento como Árbitro este Tribunal se integró de la siguiente forma,
Árbitro presidente: Lcda. Kate Aylin Medal Rodríguez, Árbitra Lcda. Carla Vanessa
Rugama y Árbitro: Lcdo. Oliver Antonio Aguirre Rivas, de conformidad con la cláusula
compromisoria, el proceso de arbitraje será el establecido por el Reglamento de Arbitraje
del Centro de Mediación y Arbitraje MEJIA-AGUIRRE Y ASOCIADOS de la Cámara de
Comercio de Nicaragua y como procedimiento supletorio, se utilizaría el establecido en la
Ley 540 en virtud de lo cual se determinaron las directrices en base a las cuales se seguiría
el proceso arbitral, de acuerdo con lo acordado en la cláusula compromisoria, el capítulo
sobre el proceso arbitral del Reglamento antes citado y la Ley 540, estableciéndose las
siguientes reglas:

El domicilio del arbitraje tal y como lo dispusieron las partes sería en la ciudad de
Managua; sin embargo, se aclaró a las partes que tal y como ellas lo indicaron en su
cláusula compromisoria, la ley 540 es supletoria por lo tanto de conformidad con el arto. 46
párrafo segundo del referido cuerpo de leyes, el Tribunal arbitral, salvo acuerdo en
contrario de las partes, podía reunirse en cualquier lugar que estimase apropiado para
celebrar deliberaciones entre sus miembros, oír testigos, peritos examinar mercancías u
otros bienes o documentos, circunstancia que se le notificará a las partes con suficiente
antelación.

El idioma para las actuaciones en este proceso arbitral fue establecido por las partes en la
cláusula compromisoria que sería el idioma español, aclarándose a las partes que, si se
presenta algún documento o prueba diferente a éste, debería hacerse acompañar de su
correspondiente traducción, igual circunstancia para la deposición en las audiencias orales
en caso de celebrarse. (arto. 48 Ley 540: Ley de Mediación y Arbitraje).

El Arbitraje seria de Derecho, entiéndase éste de conformidad con el inciso d) del arto. 24
de la ley 540: Ley de Mediación y Arbitraje, como aquel en el que los árbitros resuelven la
cuestión controvertida con arreglo al derecho aplicable.
La ley de fondo sería la legislación nicaragüense aplicable al caso.
Los plazos dentro del arbitraje serian contabilizados en días hábiles, es decir, no se contarán
los días sábados ni Domingos ni ningún día feriado, en lo no establecido se aplicará el
Reglamento de Mediación y Arbitraje del Centro de Mediación y Arbitraje Antonio Leiva
Pérez de la Cámara de Comercio de Nicaragua y la ley 540: Ley de Mediación y Arbitraje
de Nicaragua.

El fallo emitido seria definitivo y no cabra contra él recurso alguno, inclusive las partes en
la cláusula compromisoria renunciaron a cualquier recurso establecido en el procedimiento
del Reglamento de Arbitraje del Centro de Mediación y Arbitraje Antonio Leiva Pérez de la
Cámara de Comercio de Nicaragua y al recurso de Nulidad establecido en el artículo
sesenta y uno de la ley 540: Ley de Mediación y Arbitraje de Nicaragua antes relacionada y
cualquier otro establecido en la legislación ordinaria nicaragüense.
No habiendo entidad administradora del proceso y a efectos de facilitar las funciones
administrativas para las partes y los árbitros se nombró como secretaria de las actuaciones
arbítrales a la Licenciada Yackqueline Blandón Luna quien autorizará las actuaciones que
se realicen, levantará actas de sesiones, recepción de documentos y pruebas y será el canal
de comunicación entre el Tribunal y las partes ejerciendo además las facultades que por
razón de su nombramiento se le requiera.
Se estableció que la sede del Tribunal sería en las oficinas de la cámara de comercio que
sita en Managua plaza España.

Que el escrito de demanda se presentaría en la sede del Tribunal quince días después de
celebrada la audiencia administrativa, con los requisitos establecidos en el arto. 21 del
Reglamento de Arbitraje del Centro de Mediación y Arbitraje Antonio Leiva Pérez de la
Cámara de Comercio de Nicaragua en lo que no se le oponga y ésta debía ser acompañada
de todos los documentos que considere pertinente y referirse a los documentos y pruebas
que fuese a presentar el demandante.

La contestación de la demanda debía presentarse en la sede del Tribunal arbitral dentro de


los quince días de haber recibido la parte demandada de parte del Tribunal arbitral la
notificación de la demanda. Con su contestación debía acompañar todos los documentos
que considerare pertinente y referirse a los documentos y pruebas que fuesen a presentar.

La modificación de la demanda o de la contestación, sólo podía darse dentro de los cinco


días después de haberse recibo una o la otra respectivamente por las partes. (arto. 23
Reglamento Arbitraje del Centro de Mediación y Arbitraje MEJIA-AGUIRRE Y
ASOCIADOS de la Cámara de Comercio de Nicaragua).

Todo documento que se incorporare al expediente arbitral debía ser presentado por las
partes además del original con cuatro copias, una para cada árbitro y una cuarta para la
contraparte.

Las partes podían solicitar al Tribunal arbitral la celebración de audiencias orales


establecidas en los artos. 18, inciso 3 y 28 del Reglamento de Arbitraje del Centro de
Mediación y Arbitraje MEJIA-AGUIRRE Y ASOCIADOS de la Cámara de Comercio de
Nicaragua, a falta de tal solicitud las actuaciones se sustanciarán sobre la base de
documentos y demás pruebas presentadas. De celebrarse las audiencias orales lo
establecido en el inciso 3 del artículo 28 del Reglamento de Arbitraje en referencia se haría
sin la intervención del centro. El Laudo arbitral seria dictado sesenta días después de
presentados los alegatos finales, documentos y pruebas recibidas por el Tribunal fuesen
suficientes para laudar.

Costas Arbítrales: Se estimaron los gastos arbítrales en la cantidad de diez mil seiscientos
setenta dólares americanos (US$ 10,670) o su equivalente en córdoba al tipo de cambio
para el día del pago según lo establecido en el tipo de cambio del Banco Central de
Nicaragua de dólares a córdobas más el impuesto de Valor Agregado (IVA) en los casos
pertinentes, estos costos incluyen honorarios arbítrales y gastos de administración del
proceso arbitral. De los cuales las partes debían cancelar en parte iguales cincuenta por
ciento (50%) antes de presentar la demanda, correspondiéndole a cada una la cantidad de
cinco mil trescientos treinta y cinco mil Dólares Americanos (US$5,335) y cincuenta por
ciento una vez que el Tribunal notifique a las partes que el laudo ha sido dictado, recibida la
cancelación de los costos arbítrales se procedería a la notificación del laudo arbitral
mediante entrega de copia firmada por los árbitros. En caso de que surgieran gastos
extraordinarios en la administración del proceso tales como traducción u otros estos serán
notificados con anticipación a las partes. El Tribunal arbitral resolvería en el laudo arbitral
lo que corresponde a las costas del proceso arbitral. Los pagos en referencia se realizarían a
través de cheque a nombre de la Doctora Carla Vanessa Rugama y serían entregados en
secretaria en la sede del Tribunal.

Para todos los efectos se estableció que en el presente proceso arbitral cuando se aplicase el
Reglamento Arbitraje del Centro de Mediación y Arbitraje Antonio MEJIA-AGUIRRE Y
ASOCIADOS de la Cámara de Comercio de Nicaragua y se refiriese a dicho Centro se
entenderá que esa actuación o diligencia debía efectuarse ante el Tribunal arbitral.

Las partes y el Tribunal arbitral se comprometieron a mantener estricta confidencialidad La


demanda fue presentada por el Apoderado de la compañía INVERCASA Lcdo. SILVIO
JOSE GUZMAN JIMENEZ el día lunes veintitrés de noviembre del año dos mil veinte
quien solicitó se le tuviera por personado en tal calidad y se le concediera intervención de
ley. El apoderado especial del demandante expuso la relación de hechos en la demanda en
los siguientes términos:

Que la compañía INVERCASA S.A. y el JUAN RAFAEL MALTEZ, , Mayor de edad,


casado, comerciante, identificado com cédula de identidad N0 001-210495-0045P, de este
domicilio de Managua, suscribieron un contrato de PROMESA DEVENTA DE UN BIEN
INMUEBLE, el día primero de enero del año dos mil veinte de la propiedad ubicada
Residencial Las Colinas, KM 8 carretera a Masaya, Casa No 777, por un precio pactado de
DIEZ MILLONES DE CÓRDOBAS NETOS, (C$ 10,000.000) pago debería hacerse en
siete cuotas mensuales de un MILLÓN DE CÓRDOBAS NETOS CADA UNA, (C$ 1,
000.000) en donde se convino que toda controversia que surgiera de dicho contrato seria a
través de procedimientos arbitral. Y señala como hechos controvertidos
• La actitud del señor Juan Rafael Maltez, quien se rehúsa a recibir el pago de la
última cuota para concluir el pago completo pactado en la promesa de venta, manifestando
que el precio realmente es demasiado barato y que preferiría devolver el dinero y seguir
siendo dueño del inmueble. -
• De igual manera se niega en proceder a extender la correspondiente escritura
pública de la venta definitiva y hacer entrega formal del bien inmueble. -
Al escrito de demanda el apoderado especial del demandante adjuntó la prueba documental
que consideró pertinente.
, mayor de edad, casado, comerciante, identificado com cédula de identidad N0 001-
210495-0045P, de este domicilio de Managua, representado por su abogada Lcda. `JUANA
LOPEZ HERNADEZ, mayor de edad, soltera, abogada y notaria pública, con domicilio en
la ciudad de Managua, titular de cedula de identidad número: 001-281065-0058J, y registro
de abogada número: 58728.

Mediante auto se le concedió intervención de ley a la Lcda. Juana López Hernández en su


calidad de apoderada General Judicial del señor: Juan Rafael Maltez El Tribunal arbitral se
declaró competente para conocer controversia planteada por el solicitante del arbitraje en
los términos de la cláusula sexta de la escritura pública número noventa (90) promesa de
venta suscrita por las partes el día primero de enero del año dos mil veinte y se emplazó a la
parte demandada señor Juan Rafael Maltez, para que después de notificada dicha
resolución contestara la demanda presentada por el demandante.
Notificadas ambas partes del auto en referencia, el veintiséis de noviembre del año dos mil
veinte la representante del señor Juan Rafael Maltez, Lcda. Juana López Hernández
contesta la presente demanda refiriendo en su relación de hechos que su representado
suscribió contrato de Promesa De Venta del bien inmueble ubicado en el residencial Las
Colinas kilómetro ocho carretera Masaya casa número 777, por el precio de 10 millones de
córdobas con la compañía INVERCASA S.A. en el cual se estipuló que el pago del bien se
realizaría en siete cuotas de un millón de córdobas mensual a partir del 1 de enero del año
2020.en la que se allana parcialmente a la demanda ya que acepto que realizo su
representado contrato de promesa de venta con la compañía INVERCASA S.A. y que he
recibido las seis cuotas de 1 millón de córdobas cada mes, me rehúso a aceptar el millón de
córdobas restantes ya que resulta que se han realizado mejoras en el inmueble, el sector en
el que se encuentra ubicado el bien es de clase alta, a raíz de recibir una oferta de la
propiedad se realizó avalúo catastral el cual demuestra que el precio acordado
anteriormente es menor al valor real de la propiedad que equivale a C$ 12,000.00 (doce
millones de córdobas)

3.- Mediante escrito presentado con fecha de veintitrés de noviembre del año dos mil veinte
el Licenciado SILVIO JOSE GUZMAN JIMENEZ en su calidad antes referida, presento
demanda arbitral en juicio arbitral No. 000213-0094-2020-CV, en contra del señor Juan
Rafael Maltez con pretensión de resolución de contrata y daños y perjuicios causados a su
representada INVERCASA S.A. de conformidad al Arto. 2510 del Código Civil Vigente.
En su Escrito de Demanda Arbitral, propuso los siguientes medios de prueba:
a) Testimonio de Escritura Pública Número Número Noventa (90), denominada Promesa de
Venta de Bien Inmueble, la cual contiene en su cláusula sexta (convenio arbitral)
b) Seis Recibos de Pago, cada uno por la cantidad de un millo de córdobas cada uno (CS
1000,000), sumando un total de seis millones de córdobas (CS 6000,000), en concepto de
pago de abono realizados a favor del señor Juan Rafael Maltez.

4.- Que mediante carta con fecha del día veintiséis de noviembre del año dos mil veinte,
compareció ante este Tribunal Arbitral la Licenciada Juana López Hernández en su calidad
de apoderado general judicial del señor Juan Rafael Maltez, con el objeto de contestar la
demanda dirigida en contra de su poderdante, negando y contradiciendo los argumentos
señalados por la parte demandante, ofreciendo como medios de pruebas los siguientes
documentos:
a. Certificado de Avalúo Catastral.
b. Proforma de Mejoras.

5.- Rola misiva con fecha treinta de noviembre del año dos mil veinte, dirigida por el
Tribunal Arbitral de Derecho a las partes en la que convocó para Audiencia Inicial,
señalándose para este efecto las tres de la tarde del día cinco de diciembre del año dos mil
veinte y señalando fecha del día diecisiete de diciembre del año dos mil veinte para la
realización de la Audiencia Probatoria.

6.- Rola Acta de Audiencia Inicial Celebrada el día cinco de diciembre del año dos mil
veinte. En su intervención el Licenciado SILVIO JOSE GUZMAN JIMENEZ en su calidad
de Apoderado General Judicial de la Empresa INVERCASA S.A., presento sus alegatos
exponiendo como pretensión de su representa, la resolución del Contrato de Promesa Venta
suscrito con el señor JUAN RAFAEL MALTEZ, demandando además una indemnización
frente a los daños causados ante el incumplimiento de dicho contrato por parte del
promitente vendedor. Por su parte la Licenciada JUANA LOPEZ HERNADEZ en su
calidad de apoderada general judicial del señor JUANA LOPEZ HERNADEZ, negó los
extremos de la demanda presentada por su contraparte alegando, que el bien inmueble
objeto de la promesa de venta había adquirido en los últimos doce meses había adquirido
un mayor valor catastral y comercial, obteniendo según Certifica de Avalúo Catastral
actualizado y Proforma de mejoras, se estableció un aumento en la plusvalía por la cantidad
de nueve millones de córdobas.

7.- Rola Acta de Audiencia Inicial realizada el día diecisiete de diciembre, en la cual se
practicaron los siguientes medios de prueba. La parte demandante evacuó la prueba
documental propuesta en su escrito de demanda, de la misma manera la parte demandada
también evacuó su prueba documental ofrecida en su escrito de contestación.

CONSIDERANDO
Este Tribunal Arbitral de Derecho, previo a conocer el fondo de la presente controversia,
considera que el documento público que consta en las presentes diligencias, el cual consiste
en un testimonio de escritura número noventa (90) denominada “Promesa de venta de bien
inmueble” celebrado a las tres y diez minutos de la tarde del día primero de enero del año
dos mil veinte, siendo el notario Lcdo. José Feliciano Muñoz Largaespada ante quien la
parte demandada reconoce expresamente que una vez recibida la última cuota de pago por
su persona entregara recibo donde se demuestre que la obligación ha quedado
completamente cumplida y extinguida y procederán ambos a acudir ante notario de la
elección de estos para formalizar escritura de compraventa y entrega del bien inmueble, no
pactándose otra cosa distinta a lo establecido en el contrato, habiéndose recibido por la
parte demandada señor: José Antonio Suarez la cantidad de C$6,000.00 (seis millones de
córdobas) de los meses comprendidos de febrero a Julio del año dos mil veinte, según
copias de recibos presentados por la parte demandante quedando solo una cuota pendiente y
finalización del monto objeto de adeudo de C$1,000.00 (un millón córdoba) por lo que se
cumple con los presupuestos procesales de un título no judicial de conformidad al Arto. 597
del Código Procesal Civil. Ante lo anterior, el documento público anteriormente descrito,
cumple con lo preceptuado en el artículo 600 numeral 4 del CPCN, por lo que tal
documento presta mérito como título de ejecución, en contra del señor: JUAN RAFAEL
MALTEZ. Y Conforme a la Cláusula sexta del instrumento público antes relacionado, este
Tribunal es el órgano competente, para resolver cualquier conflicto o divergencia que surja
entre ambas partes en relación a este contrato, a través de un proceso arbitral. II.- Que el eje
de este Juicio Arbitral y por tanto la Tutela de derechos estará determinada a partir de las
estipulaciones que las partes establecieron como obligaciones, contenidas dentro de la
escritura noventa, autorizada en esta ciudad a las tres y diez minutos de la tarde del día
primero de enero del año dos mil veinte, ante el notario Lcdo. José Feliciano Muñoz
Largaespada en el que ambas partes aceptaron como reguladora de las relaciones jurídicas
cuyo incumplimiento ahora se reclama, y es por tanto al tenor única y exclusivamente de
este Contrato que debe este Tribunal emitir su Laudo. Que ha sido dispuesto por la ley
sustantiva nicaragüense, el Código Civil de Nicaragua, el cual en su artículo 2435 establece
que Contrato es un acuerdo de dos o más personas para constituir, regular o aclarar entre las
mismas un vínculo jurídico. El Arto. 2438 C. establece que la validez y el cumplimiento de
los contratos no pueden dejarse al arbitrio de uno de los contratantes. Así mismo, el Arto.
2479 C. nos obliga a tener el contrato aludido como la norma aplicable para resolver el
fondo de este conflicto
III.- Ante la petición de la parte demandada señor: JUAN RAFAEL MALTEZ que sea
tomado en cuenta avalúo de su propiedad la cual fue realizada no especificando en la
contestación fecha de la realización del avaluó solo refiere que está valorada en nueve
millones de córdobas C$12,000,000.00 esta autoridad no se pronuncia dado que no se
encuentra pactado en el contrato y ya el señor: MALTEZ ha recibido de parte de
demandante más de la mitad del pago para la cancelación de la promesa de venta quedando
pendiente una sola cuota de pago.
IV Considerando que ambas partes pactaron en el contrato de promesa de venta las Costas
Arbítrales y teniendo como condición que en caso de incumplimiento o desavenencias entre
ambos será asumida las costas en su totalidad por aquel que le causará daño innecesario al
otro, Por tanto, este Tribunal en estricto cumplimiento a la ley, debe dictar el laudo arbitral
correspondiente con especial condenatoria en costas a la parte perdidosa y así lo debe
declarar. Estando la controversia por resolver, éste Tribunal Arbitral de Derecho:
RESUELVE:
Que, de conformidad con el Título Tercero, artos. 21 y siguientes de la Ley No. 540 “Ley
de Mediación y Arbitraje”; los Arto. 597 y 600 numeral 4 de la Ley 902, considerandos,
hechos y disposiciones legales citadas, los suscritos Miembros del Tribunal Arbitral de
Derecho Resuelven:
I.- Ha lugar a la demanda interpuesta por la compañía INVERCASA representada por el
Lcdo. SILVIO JOSE GUZMAN JIMENEZ en contra del señor: JUAN RAFAEL
MALTEZ, representado por la Lcda. JUANA LOPEZ HERNADEZ., quien a la fecha de
emisión de este Laudo deberá pagar las costas que se han generado por el arbitraje siendo
la cantidad de once mil sete cientos cincuenta dólares Americanos (US$ 11,750) o su
equivalente en córdoba al tipo de cambio para el día del pago según lo establecido en el
tipo de cambio del Banco Central de Nicaragua de dólares a córdobas más el impuesto de
Valor Agregado (IVA) en los casos pertinentes, estos costos incluyen honorarios arbítrales
y gastos de administración del proceso arbitral de la fecha en que inició hasta la fecha del
presente laudo.-
2 Que la parte demandada señor JUAN RAFAEL MALTEZ reciba la cantidad de un
millón de córdoba C$1,000.00 de parte de la compañía siglo XXI S, A como cuota de
cancelación del monto objeto de adeudo la que deberá ser recibida en el término de tres días
después del presente laudo y según lo establecido en el contrato con la finalidad que las
partes puedan elaborar escritura definitiva de compraventa. Anótese y Notifíquese.-.

Lcda. Kate Aylin Medal Rodríguez Carla Vanessa Rugama


Árbitra Presidente Árbitra

Lcdo Oliver Antonio Aguirre Rivas Lcda. JUNA MARTÍNEZ ESPINOZA


Árbitro Secretaria de Actuaciones

También podría gustarte