Está en la página 1de 1

SEMIOLOGÍA DEL APARATO LOCOMOTOR

El aparato locomotor posee determinados aspectos distintos al resto de los aparatos, sobre
todo por lo que hace mención a su exploración física. Tiene varias diferencias entre los
síntomas y los signos. Es un aparato bastante novedoso porque se expande por todo el
cuerpo, es decir, su localización no se ubica en unos puntos concretos del cuerpo. Por eso
su exploración es tan extensa. Principalmente debemos empezar por la anamnesis por lo
que es importante en la patología traumática del aparato locomotor, básicamente en la
reproducción del mecanismo antes de la lesión, y muy específico en la recreación de cómo
estaban situadas en el espacio las extremidades o los segmentos comprendidos. La
exploración física es considerada de mucha importancia en la patología del aparato
locomotor, como en el resto de las especialidades médicas. La Cirugía Ortopédica, es
siempre tan objetiva y tan objetivable, es, de hecho, una de las insuficientes especialidades
en las que la simple exploración física puede originar llegar a un diagnóstico, la
exploración física, en contra de lo que podría parecer, no es algo estático, sino que está en
continua expansión. En la inspección: en el paciente observaremos, cuando anda, cuando
se levanta de la silla o cuando se desviste, puede ser ya de gran beneficio.
En la inspección de la piel nos indicara de la presencia de manchas, como en la
neurofibromatosis, de escaras, de lesiones eczematosas, como en la psoriasis, también si
tiene alguna incisión quirúrgica o de la presencia de una piel fina, papirácea y con áreas
hemorrágicas como en la artritis reumatoide. Por inspección veremos si hay atrofias
musculares, masas, inflamaciones locales, derrame articular o deformidades que requieran
de mayor atención en la exploración de la zona perjudicada, así como si hay una báscula
pélvica o una diferencia de longitud de las extremidades inferiores. La palpación será
metódica y permitirá descubrir, no solo puntos óseos o articulares dolorosos, sino también,
como hemos dicho, modificaciones en la temperatura cutánea, contracturas musculares,
derrame sinovial y la presencia de masas quísticas y tumorales. En la alineación las
extremidades, las alteraciones de la alineación son axiales o rotacionales. La alineación
axial se refiere a los vínculos longitudinales entre los segmentos, y suele manejar los
términos varo y valgo. En la rodilla, el genu valgum se dirige a que el fémur y la tibia
establecen un ángulo cuyo vértice se aproxima a la línea media, mientras que en el genu
varum el fémur y la tibia forman un ángulo cuyo vértice se separa de la línea media. La
alineación rotatoria describí a la relación de los segmentos de una extremidad alrededor de
un eje longitudinal, o sea, en un plano horizontal. En la movilidad articular se valora en los
tres planos de movimiento, que pertenecen a los tres planos del espacio: sagital, coronal y
horizontal, cada uno de ellos descrito con un par de términos: flexión/extensión,
abducción/aducción y rotación externa/rotación interna.

También podría gustarte