Está en la página 1de 7

Arte

Es entendido generalmente como cualquier actividad o producto realizado por el ser humano con una finalidad
estética o comunicativa.

Mediante esta, se expresan emociones, ideas o en general una visión del mundo mediante diversos recursos.

Dentro de las artes se destacan las principales, llamadas artes bellas que son: arquitectura, literatura, escultura,
música, pintura.

Pintura
Es considerada una de las bellas artes, entendida como representación gráfica a partir de la utilización de pigmentos
y/u otras sustancias para la creación de una obra visual. La pintura se lleva a cabo con distintos elementos, en
general, a través de pinceles y brochas, pero también puede realizarse usando el cuerpo humano o incluso casi
cualquier otro objeto como instrumento o como parte de la obra final. Entre los pigmentos, los más comunes son las
acuarelas, témperas, acrílicos, pasteles y óleos, y la pintura se suele realizar sobre una superficie con diversas
características de textura y absorción como puede ser un lienzo de tela, un papel, un muro y otras. Además de las
distintas técnicas, la pintura puede ser representativa (buscar la representación más o menos fiel del objeto) o
abstracta (que no busca ser precisa en la representación, sino que opera a través de lo simbólico). La pintura puede
tener una búsqueda puramente estética como objetivo, pero también puede reflejar aspectos simbólicos, políticos,
socioculturales y de todo tipo. Puede hacerse con un modelo vivo o tomando como referencia un paisaje real, o
también crearse a partir de una idea mental. A lo largo de la historia, la pintura ha evolucionado a través de diversos
estilos. Desde, por ejemplo, el arte rupestre prehistórico que se llevaba a cabo a través de la impresión de pigmentos
en superficies como piedra o rocas, pasando por el arte de la Edad Media, el alcance de la perspectiva en el
Renacimiento, hasta llegar a las vanguardias del siglo XX y el arte contemporáneo con sus corrientes representativas
y sus corrientes abstractas que experimentaron con distintos componentes, características y estilos. No hay límites
claros para determinar qué es arte y qué no, y de la misma forma la pintura extiende su alcance, ya que no
necesariamente debe ser realizada con un pincel sobre un lienzo, sino que también podemos llamar pintura a un
dibujo, un graffiti o hasta el arte digital que se produce por medio de las computadoras.
OBRAS
Realizó : dibujos, diseñ o grá fico, pintura, escultura, mobiliario, escenografía, vitrales, juguetes, grabados, publicó
libros, etc.

Su obra atravesó épocas diferentes, marcadas por lenguajes artísticos también diversos.

“Autorretrato”

1947

Torres Fradera (padre) tenía un aserradero de


madera y un taller de carpintería en el que Joaquín
pasaba horas cortando y ensamblando piezas. Su
arte acusará la huella de la habilidad así adquirida.

“… si el niño rompe un juguete, es en


primer término para investigar,
después para modificarle;
conocimiento y creación …”
“Paisaje de ciudad”,
1928
Se considera que todas sus obras realizadas anterior al añ o 1928, fue un proceso para crear una nueva
corriente llamada

Universalismo constructivo

Torres García denominó sus pinturas en un principio como “Constructivismo”, y poco después les aplicó el
nombre de “Universalismo constructivo”.

Para comprender esta corriente vinculada con el pintor uruguayo, debemos partir de la definición de arte
para él. Torres García define entonces el ARTE como “construir de acuerdo con una regla a fin de llevar la
obra a la unidad perfecta”.Además critica la pintura naturalista que copia la realidad y plantea la necesidad
de un arte geométrico y abstracto. Aunque se rehúsa a la pura abstracción y propone extraer la esencia de
los elementos, esquematizarlos, geometrizarlos e incluirlos en casilleros estructurados en armonía,
mediante la aplicación de figuras geométricas básicas, sobre todo cuadrados y rectángulos. Dichos
elementos pueden conservar la idea de realidad pero no copiarla.

Torres García intenta definir entonces el ARTE CONSTRUCTIVO como “una síntesis dentro de la geometría y
la proporción, que engarza los más altos valores humanos por su universalidad”. Y añade: “no puede existir
para mí, convicción mayor que ésta: primero la estructura, después la geometría, luego el signo,
finalmente el espíritu, y siempre la geometría.”(“Estructura” - 1944)

El pintor uruguayo quiso encontrar el modo de crear un arte universal que representara al puente que
existe entre la naturaleza y el Hombre. Su arte constructivo entonces, le hace intuir la existencia de un
mundo más allá del real, y por tanto, en su acto de crear se percibe un mundo espiritual y una profunda
religiosidad.

Su “Universalismo Constructivo” parte de los movimientos de vanguardia europeos y de los motivos de las
culturas precolombinas. A través de los símbolos que utiliza en sus obras, intenta conjugar lo antiguo y lo
moderno, lo clásico y lo actual, lo indígena con lo europeo, el mundo moderno y la tradición verdadera.

Sostiene que su arte intenta expresar la comunión del hombre con el orden cósmico. Se basa en los
principios de proporción, unidad y estructura. Crea un lenguaje plástico conjugando símbolos y recursos
formales simples como líeas horizontales y verticales, figuras geométricas básicas y el uso de la sección
áurea.
ABSTRACTO - CONCRETO

Texto extraído de Estructura , 1940

La pintura es un arte abstracto; pero esto hay que explicarlo.


Comúnmente llámese abstracto a todo lo que es de orden mental: las ideas los conceptos. Y llámese
concreto, a lo que es real, objeto tangible o acto.
De manera que todo lo que se refiere a lo intelectual, o mental, decimos que es abstracto y todo
aquello que es real, o sea, que ocupa un sitio en el espacio, o llena una parte del tiempo, decimos que es
concreto.
Decimos que (la pintura) es abstracta, porque en vez de imitar la realidad, procede con elementos
plásticos absolutos. Porque, la realidad, entonces, solo nos sirve de pretexto para establecer, encima
del lienzo una verdadera orquestación de tonos o valores, a fin de llegar a una poesía y a una
musicalidad de la pintura, que entonces, para nosotros, constituye su verdadero fondo. Es decir, que
la razón de ser de la pintura, es para el pintor, pintar y no imitar.
Los elementos plásticos, tonos, colores y formas absolutas, se representan a sí mismos, sin hacer
referencia a nada, o muy en segundo término; y por este motivo son bien concretos.
La pintura, pues, es abstracta en cuanto es arte que se gesta en el espíritu, sin querer copiar o imitar;
y es concreta, en cuanto los elementos que ponemos sobre la tela, que son absolutos; como un plano de
rojo o de negro, un ángulo o una forma, que tienen un valor en sí.
Joaquín Torres García.
1940
SECCIÓN ÁUREA

Textos extractados de Universalismo Constructivo y Estructura

Al trazar nuestros diseños, no hemos tenido en cuenta la dimensión de los objetos tal como están
relacionados en la realidad (aquí pueden ser de igual tamaño una botella y un hombre), porque esta
dimensión relativa (real) no nos interesa. Nos interesa o puede interesarnos si la dimensión marca
jerarquía; es decir, si tiene significado; pero sobre todo, la dimensión nos interesa como proporción.
De ahí que conviene que el dibujo sea planista (geometral) a fin de que todo pueda medirse y así
establecer relaciones armónicas.
No nos importa la deformación, porque ya hemos cortado con el orden normal para ponernos en un
orden estético. El artista opera con formas y no con cosas, porque lo que él está haciendo es un
ordenamiento plástico, y no la reproducción de un aspecto natural.
Nuestro sistema de proporciones se basa en la llamada sección áurea (el segmento dividido en media y
extrema razón) y que, en números es esto, y para que lo entienda: a/b = b/( a+b)
Dicho de otra manera más simple, se reduce a esto: A es a B, como B es a C. Numéricamente, la
proporción es: 0,618 = 1/(1+0,618)
La manera práctica de encontrar tal proporción (aparte de la matemática) se reduce a trazar un
pentágono y luego con él, la estrella de cinco puntas cuyas intersecciones nos darán la sección áurea.
Pues bien: hallada la proporción, no tenemos más que fabricarnos un compás basado en ella, y que
será éste:
No moverse de esta regla, sea para lo que sea. Más adelante volveremos sobre este tema. Después, es
importante establecer el equilibrio en el cuadro. Conviene situar los puntos armónicos como en un
sistema de contrapunto. Me explicaré: crear un desequilibrio para luego restablecerlo. Así
obtendremos un funcionalismo en los planos del cuadro o en los volúmenes de la escultura y
arquitectura. Hay que partir, pues, de lo asimétrico. Ahora se comprenderá lo importante que es el
plan ortogonal para el ordenamiento de una obra. Joaquín Torres García. 1934,1940

También podría gustarte