Está en la página 1de 2

Pensamiento de diseño ancestral para Barcelona

Los pueblos originarios, como el pueblo Mapuche, tenemos en nuestra sabiduría ancestral el diseño
integrado. Manejamos dimensiones que para el mundo en general son desconocidas, como la dimensión del
sol, del universo, las dimensiones del espíritu humano y las dimensiones del Ixofill Mongen. Qué es todo lo
vivo. Pues todo lo vivo es un Ser que tiene alma. Incluso las piedras tienen almas y hasta pueden moverse si
ellas lo desean.

En el pensamiento de diseño de los pueblos originarios existen dimensiones que son más bastas e
inexploradas que el design thinking tradicional. Nosotros escuchamos nuestros sueños. Nosotros escuchamos
a nuestros ancestros, recogemos su sabiduría cultivada por milenios observando los ciclos y vidas de la
naturaleza y el universo. Nosotros los pueblos originarios tenemos una tecnología maravillosa, creada a través
de nuestra propia forma de hacer ciencia, que no tiene papeles con letras. Pero que conserva de la mejor
manera la información más vital para entender y armonizar la existencia humana con los órdenes naturales de
la tierra y sus ciclos de equilibrio. Escuchar.

Escuchar los silencios dentro de los silencios. Escuchar sin interrumpir las pausas del pensamiento que
recorre el alma del hablante para compartirse en los sonidos que nos regaló el Ngen Kurruf (Espíritu guardián
del Viento). Escuchar sin cuestionar, solo recibir, sentir, comprender y dialogar con respeto. Empatizar con
quién responde. Empatizar es sentir al otro en uno mismo como ser Humano en toda su integridad y toda su
sacralidad. Sí, el Ser Humano es también divino. Sino, de dónde hemos sacado cabeza para descubrir que el
99% de la materia es vacío. Que lo que vemos y palpamos es sólo el 1% de la vida.

El pensamiento de diseño de los pueblos originarios, como el pueblo Mapuche, tiene su máximo esplendor en
todos aquellos productos que tienen un margen de divinidad como característica. Sí, eso existe.

He visto laboratorios de innovación con máquinas que fueron diseñadas para realizar los trabajos más
delicados como crear una prótesis exacta de un miembro del cuerpo. Sin embargo, a los únicos que he visto
hacer llover y brotar el agua es a diseñadores espirituales de los pueblos originarios. Estos diseñadores
escriben sus doctorados en el agua. Y toda su sabiduría no es nada más inmenso y a la vez simple que el
amor. Ellos descubrieron mucho antes que la ciencia moderna, el efecto en la belleza de las moléculas del
agua cuando somos amorosos con ella y con nosotros mismos.

He visto mujeres mapuche capaces de hacer crecer un cerro. También me he enterado que los antiguos, hace
más de 200 años, levantaron cerros completos que hoy se mimetizan con las lomas naturales del paisaje. Los
“Cuel” se les llama y están por muchísimas partes en el territorio. Los pueblos originarios han sido capaces de
tener un pensamiento de diseño que les permita vivir en respeto de la armonía y equilibrio de todo lo vivo.

El Design Thinking es la primera herramienta que he encontrado en toda mi vida, que desarrolle habilidades y
principios similares a las que desarrollan en la crianza y vida formativa las familias de los pueblos originarios.
El Master en Design Thinking y Desarrollo de Producto es una herramienta fundamental que funciona como
puente entre dos mundos. El pensamiento de diseño y el desarrollo de productos para la vida son nuestra
forma de vida como seres Mapuche y como familia Mapuche. Para eso viajamos desde la naturaleza de los
volcanes y la selva patagónica hasta los repositorios de la más sutil sabiduría de nuestros pueblos hermanos
del norte, como son las Universidades.

La Universitat de Barcelona es una de las universidades que más tiempo ha preservado y cultivado el
pensamiento hispanohablante. Tenemos una particularidad esencial quienes heredamos las lenguas
romances. Por mi parte, justo este año durante la pandemia he descubierto que mis bisabuelos maternos de
apellidos Parra, de la Fuente, eran de familias que habían migrado desde España hasta Chile. Recuperar las
raíces es el primer paso para empatizar con la vida propia, heredada de siglos de abuelas y tatarabuelas que
cuidaron el pensamiento de diseño de la familia. Ahí donde estaba la enseñanza del gesto de la sonrisa, del
gesto de alimentar, del gesto de diseñar el día a día de tal manera que la alegría se desbordara a ratos. Y
donde las pausas también son bienvenidas para el habla y el con-sentir.

Mi trayectoria académica actualizada queda bien resumida en mi currículum vitae. ¿Quién soy?, tienen que
descubrirlo. En este documento ustedes están leyendo un fragmento del prólogo de mi tesis doctoral que en
un par de años comenzaré a trabajar, viviendo en Barcelona junto a mi esposo que es mi partner y nuestros
tres bellísimos hijos. Ese será mi aporte a sus instituciones. Mi mejor producto, un libro de sabiduría aplicada
a la vida del tercer milenio con perspectiva intercultural. Tesis donde las palabras claves serán:
#pensamientodediseño #pensamientoancestral #educación #marketing #neurociencia #espiritualidad

Paula Eugenia Pewu Veas

También podría gustarte