Está en la página 1de 7

Biografía de Pablo

Luis Mirizzi y
Síndrome que
lleva su nombre

Daniela Gutiérrez Mella
Universidad de Concepción

1

2 . El 17 de octubre de 1931 leyó en el Tercer Congreso Argentino de Cirugía el trabajo "La exploración de las vias biliares principales en el curso de la operación" en el que presentó y describió la Colangiografía Intraoperatoria. dado que contribuyó a hacer salir a la cirugía biliar de una época oscura en que predominaban los conocimientos anatómicos. Mirizzi realizó muchos otros aportes a la cirugía. En 1957 la Asamblea de la Société Internationale de Chirurgie. perdurarán mientras exista un hálito de civilización y de cultura en el género humano". las instituciones. era hijo único de inmigrantes de condición humilde situación que solía recordar permanentemente. Su obra fue ampliamente reconocida desde el ámbito internacional por los más destacados médicos de ése entonces. Subsecuentemente le fue otorgada una beca con la que se especializó en cirugía en algunos de los mejores centros quirúrgicos de los Estados Unidos como la Clínica Mayo y desde entonces visitó varias veces por año los mejores departamentos quirúrgicos del mundo. en un plenario con la representación de todos los países del mundo. cuando tenía 33 años fué designado Profesor de Clínica Quirúrgica en la Universidad de Córdoba. Bibliografía de Pablo Luis Mirizzi Mirizzi nació en la ciudad de Córdoba el 25 de enero de 1893. Por ése entonces comenzó una de las trayectorias más brillantes en la cirugía argentina. Este método permite explorar radiológicamente las vias biliares durante la cirugía por medio de la introducción de sustancia de contraste. ésa patología se conoce desde entonces en el mundo como "Síndrome de Mirizzi". y el recuerdo de lo que fueron vivirá en nuestro espíritu un lapso de tiempo que será tanto más noble cuanto más nobles y elevados fueron sus propósitos. en cambio. estudió medicina en la universidad de su ciudad natal y se graduó en 1915 con las mejores calificaciones de su promoción. de la obstrucción parcial del conducto hepático común como consecuencia de la impactación de un cáculo biliar en el conducto cístico o el infundíbulo vesicular asociado con un componente inflamatorio que compromete a los conductos cístico y hepático común. En el año 1926. y hacer entrar en la era moderna de racionalidad en la que predominan los conocimientos fisiopatológicos. En ésa oportunidad tuvo ocasión de expresar algunas de sus claras ideas: "Los hombres en frente de sus obras son un accidente dentro de la vida de ellas y pasan como todo lo que está englobado en la ley natural. fruto de sus esfuerzos. merced al inmutable propósito del bien. pero merece destacarse sobre todo la descripción que hiciera en el año 1948. lo nombró por aclamación Presidente del Congreso Internacional de Cirugía que se iba a celebrar en Munich dos años después.

Lucas Championnere. al Instituo Nº 9231 de Enseñanza Superior Particular. Su biblioteca forma parte del patrimonio de la Biblioteca de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba. entre ellos por Kocher. 3 . Hartman. Mirizzi falleció en Córdoba el 18 de agosto de 1964. ya que era la primera vez que un cirujano de América Latina recibía el honor de ocupar el cargo que había sido ejercido por los más importantes cirujanos del mundo. de Quervain y Leriche. era amante de las artes. su valiosa pinacoteca fue donada al Museo Provincial de Bellas Artes Caraffa. a una plazoleta. a un Barrio.Este fue el reconocimiento que coronó su carrera. Mirizzi. un hombre culto. Su ciudad lo ha reconocido y colocó su nombre a una calle. al Servicio de Cirugía donde actuó en el Hospital Nacional de Córdoba y a la II Cátedra de Cirugía de la Universidad de Córdoba.

• Tipo II: Con fístula colecistocoledociana que compromete menos del 33% de la pared del árbol biliar extrahepático. La ecografía abdominal es muy usada en el tamizaje inicial de este síndrome. La tomografía axial computarizada abdominal se usa con mayor frecuencia para diferenciar una patología biliar de la malignidad del sistema extrahepático. Se puede clasificar en 4 tipos según Csendes: • Tipo I: Es la compresión externa del colédoco sin formación de fístula. usualmente 4 . • Tipo IV: Fístula colecistocoledociana que compromete más allá del 66% de la pared del árbol biliar extrahepático Estas clasificaciones son útiles a la hora del manejo quirúrgico. • Tipo III: Fístula colecistocoledociana con compromiso del 33% al 66% de la pared del árbol biliar extrahepático. ictericia y dolor abdominal. Presentación clínica y diagnóstico Este síndrome se encuentra con mayor frecuencia en mujeres. con dilatación de los ductos biliares sobre este nivel y el conducto hepático común de calibre normal por debajo del mismo. probablemente por la preponderancia de éstas en patología de litiasis biliar. Los hallazgos a la colangiografía sugerentes de síndrome de Mirizzi son Compresión extrínseca curvilínea o estrechez. Los pacientes con síndrome de Mirizzi presentan en su mayoría. el hallazgo típico es un cálculo impactado en el cuello de la vesícula biliar contraída. Es una complicación infrecuente de colelitiasis y consiste en la obliteración de un cálculo en la bolsa de Hartmann que produce una compresión mecánica extrínseca de la vía biliar. La CPRE es útil para ver la existencia de anormalidades ductales y la presencia de fístula. la triada de Charcot a estado presente hasta en un 71 % de los pacientes. se puede presentar con fistula colecistocoledociana o sin ella. Síndrome de Mirizzi También llamado síndrome de compresión biliar extrínseca. siendo el último el motivo principal de consulta. También se ha presentado colangitis en un porcentaje menor de los pacientes (6-35%).

La primera involucra la exéresis completa de la vesícula biliar con cierre primario del defecto del colédoco después de insertar un tubo T a través de una coledocotomía separada. cirrosis hepática biliar secundaria. el manejo es igual que al de la litiasis del árbol biliar.comprometiendo la porción lateral del conducto hepático común en su porción distal con dilatación proximal. Esto pude resultar en los casos de síndrome de Mirizzi tipo II. En el tipo I. 5 . Se debe prestar particular atención a la disección entre la vesícula biliar y el colédoco. cuando el conducto esta bien dilatado y el cálculo y la fístula son pequeños. Esto podría resultar más adecuado para defectos mayores del colédoco. La vesícula biliar debe ser extirpada al menos en parte y hay que extraer el cálculo biliar retenido. Nos hace sospechar de síndrome de Mirizzi la presencia de: • Vesícula biliar encogida • Triangulo de Calot obliterado • Masa fibrótica en el triangulo de Calot • Adherencia al espacio subhepático Se puede realizar exámenes intraoperatorios para confirmar el diagnóstico como por ejemplo un colangiograma intraoperatorio. el tamaño de la fístula. también determina la localización. sépsis y sangrado. Manejo Es importante el diagnóstico preoperatorio adecuado para una correcta planificación quirúrgica. Como alternativa puede dejarse intacta parte del a vesícula biliar y usarla para el cierre con colgajo del defecto del colédoco. El tratamiento depende del tipo de Csendes. estenosis tardía del ducto biliar. El diagnóstico preoperatorio puede ser hecho en un 8 a 62% de los pacientes. El defecto del colédoco puede ser manejado en tres formas diferentes (ver figura adjunta). En este tipo de operación hay peligro de estenosis del colédoco. Una inflamación crónica puede llevar a adherencias densas entre estas dos estructuras. Los tipos II hasta el IV representan fístulas colescistocoleocianas. por lo tanto el reconocimiento intraoperatorio es esencial. detecta cálculos ductales y si hay pérdida de integridad en la pared biliar. daño en la vía biliar. El proceso inflamatorio persistente con formación de adherencias y tejido blando edematoso distorsiona la anatomía del árbol biliar. Otro examen útil en el intraoperatorio es la ultrasonografía laparoscópica que provee imágenes en diversos planos en tiempo real. La planificación inadecuada de la cirugía puede llevar a una morbilidad quirúrgica importante como por ejemplo. como los de las lesiones tipo III. lo que pone al colédoco en peligro de ser dañado.

Por último la vesícula biliar puede ser resecada en parte y su remanente anastomosado al duodeno o a una rama de yeyuno en Y de Roux. sino que también obvia la necesidad de una disección amplia del triángulo de Calot fibrótico 6 . Éste sería el tratamiento más adecuado para las fístulas en Y de Roux porque no sólo disminuye la posibilidad de estenosis.

.htm 7 .23(1):6-11 – El síndrome de compresión biliar extrínseca benigna o Síndrome de Mirizzi: Experiencia de 5 años en el hospital san José  http://www. tr..ar/colangiografia.Bibliografía  Maingot operaciones abdominales / Rodney Maingot .org.  Revista médica de Costa Rica y Centroamérica LXVII (693) 291-294 2010 . Schwartz .Cirugía de Vias Biliares: Síndrome de Mirizzi  Rev Colomb Cir 2008. editado por Seymour I. .sacd.