Está en la página 1de 23

Célula procarionte y célula eucarionte

Las células se han clasificado, de acuerdo a la presencia o ausencia de núcleo


verdadero, en dos grandes grupos:
células procariontes y células
eucariontes.

Células procariontes: son aquellas en


las que el núcleo se encuentra difuso
en el citoplasma, es decir, son las que
no poseen un núcleo celular rodeado
por una membrana (pro = antes de,
karyon = núcleo).

Células eucariontes: son aquellas que


poseen un núcleo celular delimitado
por una doble membrana (eu =
verdadero, karyon = núcleo).

Células procariontes o procariotas


son la forma de vida más simple que se
conoce, en cuanto a estructura y Célula procarionta o procariota
función.

Célula cuyo material genético ni se organiza en un núcleo bien definido ni se reparte


durante la reproducción celular.

Los seres procariontes son siempre unicelulares y pertenecen al reino de los moneras,
como las bacterias y las algas verde-azuladas.

La mitosis representa la forma de reproducción para los organismos unicelulares.

Existen organismos procariontes de muy variadas formas: hay organismos esféricos,


con forma de bastón, con forma espiralada y con forma ovoide.

Aunque su forma externa sea diferente su composición interna es muy parecida. En


general poseen una cubierta externa protectora llamada pared celular, bajo la cual se
encuentra la membrana plasmática, que tiene por función intercambiar sustancias
entre la célula y el medio que la rodea y delimitar, además, al citoplasma o citosol
donde ocurren todos los procesos químicos que permiten el desarrollo y funcionamiento
de la célula.

En las células procariontes, el material genético (DNA) se encuentra libre en el


citoplasma sin ninguna estructura que lo delimite, es decir, se halla difuso.
Otra característica que presentan estas células es
que no poseen organelos membranosos.

Las enzimas que permiten la degradación


(transformación en sustancias más simples) de
lípidos e hidratos de carbono para obtener energía
se encuentran en el citoplasma al igual que el DNA
y otras estructuras que permiten el funcionamiento
de la célula.

Los biólogos postulan que las células procariontes


son la línea evolutiva más antigua que se conoce y
que de ellas se habrían derivado las células
eucariontes.

Ellos creen que una célula procarionte fue capaz de


formar un núcleo verdadero y que, posteriormente,
esta primitiva célula eucarionte incorporó en su citoplasma a otra célula procarionte de
menor tamaño.
Célula eucarionte (eucariota o eucariótica)

Las células eucariotas son generalmente mayores y con una estructura más compleja
que las células procariotas. La morfología de estos organismos puede incluir apéndices,
pared celular, membrana y varias estructuras internas.

Están presentes en células que forman parte de los tejidos de organismos pluricelulares,
que pertenecen a los reinos fungi, metazoo y metafíta.

Célula eucariota
Se caracterizan por tener un núcleo delimitado por una doble membrana (membrana
nuclear), que lo separa del resto del citoplasma, donde se almacena el material genético;
poseen además organelos membranosos (mitocondrias, lisosomas, cloroplastos, etc).

Poseen formas y tamaños muy variados, de acuerdo a la función que cumpla la célula
eucarionte en el organismo.

Las células eucariontes poseen más DNA (ácido desoxirribonucleico) que las células
procariontes. El DNA eucarionte se une a proteínas,
constituyendo los cromosomas.

Además poseen complejos supramoleculares muy


importantes, como es el caso del citoesqueleto, el cual
es un verdadero esqueleto interno.

El citoesqueleto celular consiste en una malla


tridimensional de filamentos proteicos cuyas principales
funciones son:
Citoesqueleto
• proporcionar el soporte estructural para la membrana
plasmática y los orgánulos celulares

• proporcionar el medio para el movimiento intracelular de organelas y otros


componentes del citosol

• proporcionar el soporte para las estructuras celulares móviles especializadas, como


cilios y flagelos, responsables de la propiedad contráctil de las células en tejidos
especializados como el músculo

Hay que tener presente que no todas las células eucariontes presentan los mismos
organelos. En las células vegetales y animales es donde se producen las mayores
diferencias.
Cilios y flagelos

Algunas células tienen proyecciones del citoesqueleto que sobresalen de la membrana


plasmática. Si las proyecciones son pocas y muy largas, reciben el nombre de flagelos.

El único ejemplo de célula humana dotada de


flagelo es el espermatozoide que lo utiliza para
desplazarse.

Si las proyecciones son muchas y cortas, se


denominan cilios. El ejemplo más típico son las
células del tracto respiratorio cuyos cilios
tienen la misión de atrapar las partículas del
aire.

Espermatozoides
Al igual que las bacterias, muchas células eucariotas poseen estas estructuras para la
locomoción.

Los cilios de las eucariotas son idénticos a los flagelos de las procariotas en estructura,
aunque son más cortos y numerosos. Su estructura es más compleja que la de las
procariotas, están compuestos por microtúbulos, 9 pares que rodean un par central todo
ello rodeado por una membrana.

El flagelo de las eucariotas se mueve como un látigo al contrario de las procariotas que
lo hacen rotando como un sacacorchos.
Pared celular

Plantas, algas y hongos poseen pared celular mientras que el resto de las eucariotas no
la poseen. La pared celular mantiene la forma celular y previene de la presión osmótica.

La pared celular de las plantas, algas y hongos son distintas a la de las bacterias en
cuanto a su composición y estructura física. Por ejemplo, la pared celular de eucariotas
no contiene peptidoglucano.

En plantas está compuesta de polisacáridos como la celulosa y pectina. La de los


hongos filamentosos contiene quitina y celulosa y en levaduras manano. En las algas
existe celulosa, otros polisacáridos y carbonato cálcico.
Membrana citoplásmica o citiplasmática

Independientemente de que la célula eucariota posea o no pared celular, posee


membrana citoplasmática que rodea a la parte principal de la célula.

La membrana semipermeable es una bicapa lipídica que posee insertadas proteínas.


Algunas de estas proteínas atraviesan enteramente la membrana creando poros a través
de los cuales los nutrientes entran dentro de la célula. A estas proteínas se las denomina
permeasas.

Las diferencias existentes entre la membrana de eucariotas y procariotas son:

• Los eucariotas contienen esteroles (fundamentalmente colesterol) que le confieren


rigidez a la membrana.
• En aquellos eucariotas que no poseen pared celular, la membrana está reforzada por
microtúbulos de las proteínas actina y miosina.
• Los eucariotas no localizan los enzimas implicados en la generación de energía
metabólica en su membrana.
Organelos o argánulos celulares

Dentro de la membrana citoplásmica está el protoplasma que se divide en carioplasma y


citoplasma.

El carioplasma es el material que hay dentro de la membrana nuclear, mientras que el


citoplasma es el material existente entre la membrana nuclear y la membrana
citoplásmica.
En el citoplasma es donde se encuentran los orgánulos celulares (verdaderas fábricas en
miniatura) que son estructuras rodeadas de membrana que realizan funciones especiales,
tales como la fotosíntesis y respiración.

Al contrario que las procariotas, el citoplasma de las eucariotas posee una extensa red
de microtúbulos y estructuras proteicas que constituyen el citoesqueleto de la célula.
Este citoesqueleto genera la forma de la célula y a través de él se mueven los orgánulos
en el citoplasma.

Los argánulos son:


Núcleo

El núcleo de las eucariotas se caracteriza por su membrana nuclear; es una doble


membrana la cual se asemeja a dos membranas citoplasmáticas juntas, que contiene
muchos poros grandes a través de los cuales pasan sustancias como proteínas y RNA.
Normalmente posee forma esférica u oval.

El núcleo contiene la información hereditaria de la célula en la forma de DNA. En el


carioplasma que no se está dividiendo el DNA está combinado con proteínas como las
histonas, dándole una apariencia fibrilar. Esta combinación de DNA y proteínas se
llama cromatina. Durante la división celular la cromatina se condensa en cromosomas.

Dentro del carioplasma se encuentra el nucléolo, el cual aparece más oscuro con el
microscopio electrónico. Alrededor del cinco al diez por ciento del nucléolo es RNA,
siendo el resto proteína. Esta estructura es el lugar de síntesis del RNA ribosomal y de
los componentes esenciales del ribosoma.

Los componentes proteicos de los ribosomas sintetizados en el citoplasma entran en el


núcleo a través de los poros nucleares para combinarse con el RNA ribosomal recién
sintetizado. Tanto las proteínas como el RNA forman las dos subunidades de los
ribosomas que salen del carioplasma a través de los poros y se convierten en
funcionales en el citoplasma.

Los ribosomas de eucariotas son mayores que los de procariotas.


Retículo endoplásmico

El retículo endoplásmico es una red membranosa de sacos y túbulos que a menudo están
conectados a la membrana nuclear y citoplásmica.
En esquema, arriba derecha y abajo izquierda, retículos endoplasmáticos

Existen dos formas de retículo endoplásmico: el rugoso y el liso.

El rugoso posee ribosomas y el liso no. Las proteínas sintetizadas en el rugoso son
liberadas en el citoplasma o pasan a través de su membrana dentro de los canales por
donde son distribuidas a distintas partes de la célula.

El retículo endoplásmico liso está implicado en la síntesis de glucógeno, lípidos y


esteroides. Los canales del retículo endoplásmico liso también sirven para la
distribución de las sustancias sintetizadas en él.
Aparato de Golgi (o complejo de Golgi)

Está compuesto de sacos membranosos que tienen vesículas esféricas en sus extremos.
Fue descrito por primera vez por Camillo Golgi en 1898.
Es el centro de
empaquetamiento de las células
eucariotas, responsable del
transporte seguro de los
compuestos sintetizados al
exterior de la célula.

El aparato de Golgi está


conectado a la membrana
citoplasmática donde se fusiona
y así poder excretar el contenido
fuera de la célula, proceso que
se llama exocitosis. Aparato de Golgi

Otra función es la de empaquetar ciertos enzimas sintetizados en el retículo


endoplásmico rugoso en unos orgánulos llamados lisosomas.

Estos enzimas catalizan reacciones hidrolíticas incluyendo proteasas, nucleasas,


glicosidasas, sulfatasas, lipasas y fosfatasas.

El contenido de los lisosomas no se excreta sino que permanece en el citoplasma y


participa en la digestión citoplásmica de los materiales ingeridos o absorbidos por la
célula.

El que los enzimas hidrolíticos permanezcan dentro del lisosoma protege a la célula de
la acción lítica de estos enzimas. En adicción, el aparato de Golgi contiene
glicosiltransferasas que unen moléculas de carbohidrato a proteínas para formar
glicoproteínas.
Mitocondria

Es un orgánulo citoplásmico donde se generan las moléculas de ATP durante la


respiración aeróbica. La membrana interna está muy invaginada y es donde tiene lugar
la conversión de energía.

Aunque las mitocondrias son orgánulos de células


eucariotas se parecen a las células procariotas;
contienen sus propios ribosomas, su propio DNA el
cual es una única molécula circular que contiene la
información genética necesaria para la síntesis de un
limitado número de proteínas cuya síntesis tiene lugar
en los propios ribosomas de las mitocondrias.

Finalmente, las mitocondrias se dividen para formar


nuevas mitocondrias de forma parecida a como lo
hacen los procariotas e independientemente del
núcleo celular; sin embargo, no se pueden dividir si se
Mitocondria sacan del citoplasma.
Cloroplastos
Es el lugar donde ocurren las reacciones fotosintéticas, donde se utiliza la luz como
fuente de energía para convertir el CO2 en azúcar y los átomos de O2 del H2O en
moléculas de O2 gaseoso.

El cloroplasto es una estructura rodeada


por una doble membrana cuyo interior se
denomina estroma.

La membrana interna se pliega en el


estroma formando sacos en forma de
discos llamados tilacoides, los cuales
contienen la clorofila y los carotenos que
intervienen en la fotosíntesis.

Cada conjunto de tilacoides se llama


grano.

Algunos tilacoides se unen a otros de otro Cloroplasto


grano formando una red.

Los cloroplastos poseen las mismas características que las mitocondrias (ribosomas 70
S, DNA circular, fisión binaria).

La similitud de las mitocondrias y los cloroplastos con los microorganismos procariotas


dio base a la teoría endosimbiótica del origen de estos orgánulos.

Bibliografía:

Enciclopedia Interactiva Siglo XXI. Tomo 5

Ciencias Biológicas II. Santillana.

Fuentes Internet:

http://www.iqb.es/CBasicas/Fisio/cap3/cap3_1.htm

w3.cnice.mec.es/.../citoplasma/esqueleto.htm

Es propiedad: www.profesorenlinea.cl

Célula Procariota y Eucariota


Entre las células procariotas y eucariotas hay diferencias fundamentales en cuanto a
tamaño y organización interna. Las procarióticas, que comprenden bacterias y
cianobacterias, son células pequeñas, de entre 1 y 10 µm de diámetro, y de estructura
sencilla. El material genético (ADN) está concentrado en una región, pero no hay
ninguna membrana que separe esta región del resto de la célula. Las células
eucarióticas, que forman todos los demás organismos vivos, incluidos protozoos,
plantas, hongos y animales, son mucho mayores (entre 10 y 100 µm de longitud) y
tienen el material genético envuelto por una membrana que forma núcleo. De hecho,
el término eucariótico deriva del griego "núcleo verdadero", mientras que
procariótico significa "antes del núcleo".

ESTRUCTURA Y FUNCION DE CELULAS PROCARIOTAS Y


EUCARIOTAS

Hay dos grandes grupos de células:


Procariotas, cuya característica más importante es la carencia de un núcleo
definido.
Eucariotas: animales y vegetales. Éstas tienen núcleo definido.

Todas tienen núcleo, membrana plasmática y citoplasma. El núcleo guarda la


información hereditaria, que transmite las características del organismo de
generación en generación. Además, coordina las funciones que la célula lleva a
cabo. La membrana plasmática rodea a la célula y la separa del medio. Permite
la entrada de alimentos y la salida de desechos. Dentro de la membrana
plasmática se encuentra el citoplasma, que contiene pequeñas estructuras
denominadas orgánulos. En cada uno de ellos tiene lugar las diferentes
funciones que la célula realiza.

Características estructurales
La existencia de polímeros como la celulosa en la pared vegetal permite
sustentar la estructura celular empleando un armazón externo.

Individualidad: Todas las células están rodeadas de una envoltura que las
separa y comunica con el exterior, que controla los movimientos celulares y
que mantiene el potencial eléctrico de la célula.

Contienen un medio interno acuoso, el citosol, que forma la mayor parte del
volumen celular y en el que están inmersos los orgánulos celulares.
Poseen material genético en forma de ADN, el material hereditario de los genes
y que contiene las instrucciones para el funcionamiento celular, así como ARN,
a fin de que el primero se exprese.
Tienen enzimas y otras proteínas, que sustentan, junto con otras biomoléculas,
un metabolismo activo.

Características funcionales
Las enzimas, un tipo de proteínas implicadas en el metabolismo celular.
Las células vivas son un sistema bioquímico complejo. Las características que
permiten diferenciar las células de los sistemas químicos no vivos son:

Nutrición. Las células toman sustancias del medio, las transforman de una
forma a otra, liberan energía y eliminan productos de desecho, mediante el
metabolismo.

Crecimiento y multiplicación. Las células son capaces de dirigir su propia


síntesis. A consecuencia de los procesos nutricionales, una célula crece y se
divide, formando dos células, en una célula idéntica a la célula original,
mediante la división celular.

Diferenciación. Muchas células pueden sufrir cambios de forma o función en


un proceso llamado diferenciación celular. Cuando una célula se diferencia, se
forman algunas sustancias o estructuras que no estaban previamente formadas
y otras que lo estaban dejan de formarse. La diferenciación es a menudo parte
del ciclo celular en que las células forman estructuras especializadas
relacionadas con la reproducción, la dispersión o la supervivencia.

Señalización. Las células responden a estímulos químicos y físicos tanto del


medio externo como de su interior y, en el caso de células móviles, hacia
determinados estímulos ambientales o en dirección opuesta mediante un
proceso que se denomina síntesis. Además, frecuentemente las células
pueden interaccionar o comunicar con otras células, generalmente por medio
de señales o mensajeros químicos, como hormonas, neurotransmisores,
factores de crecimiento... en seres pluricelulares en complicados procesos de
comunicación celular y transducción de señales.
Evolución. A diferencia de las estructuras inanimadas, los organismos
unicelulares y pluricelulares evolucionan. Esto significa que hay cambios
hereditarios (que ocurren a baja frecuencia en todas las células de modo
regular) que pueden influir en la adaptación global de la célula o del organismo
superior de modo positivo o negativo.

Las propiedades celulares no tienen por qué ser constantes a lo largo del
desarrollo de un organismo: evidentemente, el patrón de expresión de los
genes varía en respuesta a estímulos externos, además de factores endógenos

LA CÉLULA PROCARIOTA

Las células procariotas son pequeñas y menos complejas que las eucariota.
Contienen ribosomas pero carecen de sistemas de endomembranas (esto es,
orgánulos delimitados por membranas biológicas, como puede ser el núcleo
celular). Por ello poseen el material genético en el citosol.
Por lo general podría decirse que los procariotas carecen de citoesqueleto, sin
embargo se ha observado que algunas bacterias, poseen proteínas tales como
MreB y mbl que actúan de un modo similar a la actina y son importantes en la
morfología celular. De gran diversidad, los procariotas sustentan un
metabolismo extraordinariamente complejo, en algunos casos exclusivos de
ciertos taxa, como algunos grupos de bacterias, lo que incide en su versatilidad
ecológica.

Paredes celulares

Es una estructura rígida adosada a la cara externa de la membrana plasmática,


que rodea totalmente a la célula. Se trata de una estructura común a todas las
bacterias, con excepción de los microplasmas, un grupo de parásitos
intracelulares.

La pared celular cumple las siguientes funciones:

• Mantiene la forma de la célula

• Posee componentes con capacidad antigénica

• Regula el intercambio con el exterior, principalmente la membrana


externa llamada Gram. negativas.

• Proporciona carga negativa a la superficie celular.

Envolturas externas

Algunas bacterias tienen cubiertas mucosas en el exterior de la pared celular,


compuesta por polisacáridos y, en ocasiones proteínas, que se denominan
cápsulas (más gruesas y adheridas firmemente a la célula) y capas mucosas
(más finas)

Citoplasma

El citoplasma está formado por una matriz gelatinosa, el protoplasma, con un


alto contenido en agua y de aspecto granuloso, que contiene proteínas y
enzimas y alberga los ribosomas 70S característicos de estas células.

Ribosomas

Están formados por dos subunidades formadas por ARN y proteínas. Están
relacionados con la síntesis de proteínas.

Estos orgánulos celulares, son los únicos que podemos encontrar en todos los
tipos de células.

Nucleoides

En la célula procariota, el material genético se encuentra en el nucleoide, zona


situada en la región central del citoplasma, de aspecto fibrilar, que no está
protegida por una membrana nuclear.

Flagelos

Constituyen los órganos de locomoción, cuyo número y disposición varía de


unas bacterias a otras. Esto constituye uno de los muchos criterios de
clasificación de las células Procariotas.

Está formado por:

• Un filamento rígido y curvado, constituido por una proteína, llamada flagelina.

• Un codo o gancho que une el filamento a la superficie de la célula

• Una estructura basal compuesta por una serie de anillos

Fimbrias y pelos

Las fimbrias y los pelos son apéndices externos que no intervienen en el


movimiento de las bacterias.

Las fimbrias son cortas, finas y numerosas en algunas bacterias, y tienen una
función adhesiva
Los pelos, de mayor longitud, son poco numerosos y están implicados en la
unión de dos células durante la conjugación bacteriana.

LA CÉLULA EUCARIOTA

Las células eucariotas son el exponente de la complejidad celular actual.


Presentan una estructura básica relativamente estable caracterizada por la
presencia de distintos tipos de orgánulos intracitoplasmáticos especializados,
entre los cuales destaca el núcleo, que alberga el material genético.
Especialmente en los organismos pluricelulares, las células pueden alcanzar un
alto grado de especialización. Dicha especialización o diferenciación es tal que,
en algunos casos, compromete la propia viabilidad del tipo celular en
aislamiento. Así, por ejemplo, las neuronas dependen para su supervivencia de
las células gliales. Por otro lado, la estructura de la célula varía dependiendo de
la situación taxonómica del ser vivo: de este modo, las células vegetales
difieren de las animales, así como de las de los hongos. Por ejemplo, las
células animales carecen de pared celular, son muy variables, no tiene plastos,
puede tener vacuolas pero no son muy grandes y presentan centríolos (que
son agregados de microtúbulos cilíndricos que contribuyen a la formación de
los cilios y los flagelos y facilitan la división celular). Las células de los
vegetales, por su lado, presentan una pared celular compuesta principalmente
de celulosa), disponen de plastos como cloroplastos (orgánulo capaz de
realizar la fotosíntesis), cromoplastos (orgánulos que acumulan pigmentos) o
leucoplastos (orgánulos que acumulan el almidón fabricado en la fotosíntesis),
poseen vacuolas de gran tamaño que acumulan sustancias de reserva o de
desecho producidas por la célula y finalmente cuentan también con
plasmodesmos, que son conexiones citoplasmáticas que permiten la
circulación directa de las sustancias del citoplasma de una célula a otra.
Membrana celular
La célula está rodeada por una membrana, denominada "membrana
plasmática". La membrana delimita el territorio de la célula y controla el
contenido químico de la célula.
En la composición química de la membrana entran a formar parte lípidos,
proteínas y glúcidos en proporciones aproximadas de 40%, 50% y 10%,
respectivamente. Los lípidos forman una doble capa y las proteínas se
disponen de una forma irregular y asimétrica entre ellos. Estos componentes
presentan movilidad, lo que confiere a la membrana un elevado grado de
fluidez.

Pared celular
Las células vegetales poseen una envuelta externa a la membrana plasmática,
altamente organizada y rígida, que constituye la pared celular y cumple las
siguientes funciones:
Confiere rigidez al vegetal y contribuye al mantenimiento de la forma celular.
Une las células adyacentes, conectando las células de los tejidos vegetales.
Posibilita el intercambio de fluidos y la comunicación intracelular
Permite a las células vegetales vivir en el medio hipotónico de la planta,
impidiendo que éstas se hinchen y lleguen a estallar.
Impermeabiliza la superficie vegetal en algunos tejidos, para evitar la pérdida
de agua.

Citoplasma
Cuando se observa la célula con un microscopio óptico, es posible distinguir
una zona comprendida entre el núcleo y la membrana celular: el citoplasma
Si observamos la misma célula con un microscopio electrónico, se pueden
apreciar en su interior una serie de elementos diferenciados, denominados
orgánulos
También se encuentra inmerso en este fluido el citoesqueleto, compuesto por
una serie de filamentos, cuya función consiste en mantener la forma de la
célula.

Citosol y citoesqueleto
Toda la porción citoplasmática que carece de estructura y constituye la parte
líquida del citoplasma, recibe el nombre de citosol por su aspecto fluido,
también llamado hialoplasma. En él se encuentran las moléculas necesarias
para el mantenimiento celular.

El citoesqueleto
Consiste en una serie de fibras que da forma a la célula, y conecta distintas
partes celulares, como si se tratara de vías de comunicación celulares. Es una
estructura en continuo cambio. Formado por tres tipos de componentes:

Microtúbulos
Son filamentos largos, formados por la proteína tubulina. Son los componentes
más importantes del citoesqueleto. Los microtúbulos se encuentran en
abundancia en la mayoría de las células eucariotas y desempeñan en ellas
funciones vitales. Pueden formar asociaciones estables tales como:

Centríolos
Son dos pequeños cilindros localizados en el interior del centrosoma,
exclusivos de células animales.

Cilios y flagelos Son delgadas prolongaciones celulares móviles que


presentan básicamente la misma estructura, la diferencia entre ellos es que los
cilios son muchos y cortos, mientras que los flagelos son pocos y más largos.

Microfilamentos de actina
Se sitúan principalmente en la periferia celular, debajo de la membrana y están
formados por hebras de la proteína actina, trenzadas en hélice, cuya
estabilidad se debe a la presencia de ATP e iones de calcio. Asociados a los
filamentos de miosina, son los responsables de la contracción muscular.

Filamentos intermedios
Los filamentos intermedios son componentes del citoesqueleto especialmente
abundantes en las células animales. Formados por diversos tipos de proteínas.
Son polímeros muy estables y resistentes. Especialmente abundantes en el
citoplasma de las células sometidas a fuertes tensiones mecánicas (queratina,
desmina) ya que su función consiste en repartir las tensiones, que de otro
modo podrían romper la célula.
Distribución en el citoplasma de los filamentos del citoesqueleto

Ribosomas
Los ribosomas son orgánulos intracitoplasmáticos compuestos por ARN y por
proteínas, que participan en la síntesis proteica.
Están constituidos por dos subunidades: una subunidad grande, con 2-3
moléculas de ARN y proteínas, y una subunidad pequeña, con un solo tipo de
ARN asociado a proteínas. Amas subundiades forman un surco, al que se
asocia la proteína que se está sintetizando, y un segundo surco, en el que se
aloja el ARN.

Retículo endoplasmatico
Esta formado por una red de membranas que forman cisternas, saculos y
tubos aplanados. Delimita un espacio interno llamado lúmen del retículo y se
halla en continuidad estructural con la membrana externa de la envoltura
nuclear.

Aparato de golgi
Descubierto por C. Golgi en 1898, consiste en un conjunto de estructuras de
membrana que forma parte del elaborado sistema de membranas interno de las
células. Se encuentra más desarrollado cuanto mayor es la actividad celular.
La unidad básica del orgánulo es el sáculo, que consiste en una vesícula o
cisterna aplanada. Cuando una serie de sáculos se apilan, forman un
dictiosoma. Además, pueden observarse toda una serie de vesículas más o
menos esféricas a ambos lados y entre los sáculos. El conjunto de todos los
dictiosomas y vesículas constituye el aparato de Golgi.

Lisosomas
Los lisosomas tienen una estructura muy sencilla, semejantes a vacuolas,
rodeados solamente por una membrana, contienen gran cantidad de enzimas
digestivas que degradan todas las moléculas inservibles para la célula.
Funcionan como "estómagos" de la célula y además de digerir cualquier
sustancia que ingrese del exterior, vacuolas digestivas, ingieren restos
celulares viejos para digerirlos también, llamados entonces vacuolas
autofágicas.

Vacuolas
Las vacuolas son orgánulos citoplasmáticos rodeados de membrana y con un
elevado contenido hídrico, en los que se acumulan diversas sustancias.
Las células vegetales poseen una vacuola de gran tamaño (ocupa entre el 30 y
el 90% del volumen celular), cuya membrana se denomina tonoplasto, con un
contenido lípido de naturaleza variable.
Sus funciones son incrementar la superficie de la célula, y por tanto la
capacidad de intercambio con el exterior; sirve de almacén de reserva para
gran cantidad de sustancias, además contiene enzimas lisosómicas.

Cloroplasto
Los cloroplastos son orgánulos exclusivos de las células vegetales. En ellos
tiene lugar la fotosíntesis, proceso en el que se transforma la energía lumínica
en energía química, almacenada en moléculas ATP y moléculas reductoras
(NADPH), que se utilizarán posteriormente para sintetizar moléculas orgánicas.

Peroxisomas
Los peroxisomas son orgánulos implicados en las reacciones de oxidación.
Su morfología es semejante a la de los lisosomas: constituyen vesículas
esféricas de diámetro variable, delimitadas por una membrana única y con una
matriz densa, de aspecto granular.

Mitocondrias

Las mitocondrias son los orgánulos celulares encargados de suministrar la


mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular, actúan por tanto,
como centrales energéticas de la célula y sintetizan ATP a expensas de los
carburantes metabólicos (glucosa, ácidos grasos y aminoácidos).
ALGUNAS DIFERENCIAS ESTRUCTURALES

• Pared celular
En los procariotas es una estructura rígida que envuelve la membrana
citoplasmática, responsable de la forma de la célula y de su protección contra
la lisis osmótica.

• .
Los procariotas pueden presentar estructuras externas en la pared
celular. Las células bacterianas pueden contener: un polímero gelatinoso
compuesto por polisacáridos y/o polipéptidos (cápsula); flagelo, un largo
filamento responsable de la movilidad celular; filamentos axiales
(endoflagelo); fimbrias, que no filamentos menores y más finos que los
flagelos, cuya principal función es la adherencia; y pili, más largos que
las fimbrias y en número de uno o dos.
• Muchas células eucariotas poseen pared celular, aunque sean más
simples que las de las células procariotas. la pared celular de las algas y
de las plantas están constituidas principalmente por celulosa; la de los
hongos por celulosa y principalmente quitina; la de las levaduras por
polisacáridos. En las células eucariotas de los animales la membrana
plasmática se encuentra recubierta por una capa de glicocálix (sustancia
que contiene carbohidratos).

• Membrana citoplasmática
• La membrana citoplasmática de las células procariotas y eucariotas
presenta gran similitud en cuanto a función y estructura básica. Funciona
como una barrera de permeabilidad, separando el lado de dentro del
lado de fuera de la célula. Está constituida por una capa doble de
fosfolípidos y proteínas, las cuales pueden estar organizadas de
diferentes formas.
• En los Eucariotas la membrana contiene carbohidratos que poseen la
función de sítios receptores, y estercoles, que impiden la lisis osmótica.
Muchos tipos de células eucariotas poseen flagelos y cílios en la
membrana plasmática. Esas estructuras son utilizadas para la
locomoción o para mover substancias a lo largo de la superficie celular.

• Ribosomas
En los procariotas son pequeñas partículas formadas por proteínas y ácido
ribonucléico (ARN), funcionando como lugar de síntesis proteica. Una simple
célula procariota puede poseer cerca de 10.000 ribosomas, confiriendo al
citoplasma una apariencia granular.
En los eucariotas son mayores y más densos que los de los procariotas, y se
encuentran ligados a la superficie del retículo endoplasmático rugoso y libres
en el citoplasma de la célula. Como en los procariotas constituyen el lugar de la
síntesis proteica.

• Región nuclear
La región nuclear de una célula procariota difiere significativamente de la de
una célula eucariota. el área nuclear, denominada nucleoide, de una célula
bacteriana tiene una única molécula larga y circular de DNA doble, el
cromosoma bacteriano, que contiene todas las informaciones necesarias para
el funcionamiento y estructuración celular. El cromosoma procariótico está
ligado a la membrana plasmática, no contiene histonas, y no se encuentra
rodeado por una membrana nuclear.

La diferencia clave con la célula eucariota, es la presencia de un núcleo


verdadero en esta última. La región nuclear de los Eucariotas está envuelta por
una membrana nuclear, separando el citoplasma del núcleo.
Este núcleo es generalmente la mayor estructura celular, con forma esférica u
oval, y está envuelto por una membrana doble denominada membrana nuclear,
que contiene en su interior moléculas de ADN organizadas en cromosomas,
que contienen todas la información hereditaria.
La membrana nuclear es estructuralmente semejante a la membrana
plasmática, está conectada al retículo endoplasmático, y posee poros
nucleares que permiten la entrada y salida de substancias.
Los pasos clave de la información biológica, replicación de ADN y síntesis de
ARN, suceden en el núcleo. El ARN ribosómico es producido por uno o más
cuerpos esféricos denominados nucléolos.
Las células eucariotas apenas poseen organelas, que son estructuras
especializadas, representadas por el núcleo, retículo endoplasmático, complejo
de Golgi, mitocóndria, cloroplastos, lisosomos, y centríolos.
Células eucariotas y procariotas

La célula procariota

La palabra procariota viene del griego ('pro' = previo a, 'karyon = núcleo) y


significa pre-núcleo. Los miembros del mundo procariota constituyen un
grupo heterogéneo de organismos unicelulares muy pequeños, incluyendo a
las eubacterias (donde se encuentran la mayoría de las bacterias) y las
archaeas (archaeabacteria).

Una típica célula procariota está constituida por las siguientes estructuras
principales: pared celular, membrana citoplasmática, ribosomas, inclusiones y
nucleoide.

Las células procariotas son generalmente mucho más pequeñas y más simples
que las Eucariotas.

COMPARATIVA CELULAS EUCARIOTAS


PROCARIOTAS

La célula eucariota

El término eucariota hace referencia a núcleo verdadero (del griego: 'eu' =


buen, 'karyon = núcleo). Los organismos eucariotas incluyen algas, protozoos,
hongos, plantas superiores, y animales. Este grupo de organismos posee un
aparato mitótico, que son estructuras celulares que participan de un tipo de
división nuclear denominada mitosis; tal como imnúmeras organelas
responsables de funciones específicas, incluyendo mitocondrias, retículo
endoplasmático, y cloroplastos.

La célula eucariota es tipicamente mayor y estructuralmente más compleja


que la célula procariota.

La célula es una unidad mínima de un organismo capaz de actuar de manera autónoma.


Todos los organismos vivos están formados por células, y en general se acepta que
ningún organismo es un ser vivo si no consta al menos de una célula. Algunos
organismos microscópicos, como bacterias y protozoos, son células únicas, mientras
que los animales y plantas están formados por muchos millones de células organizadas
en tejidos y órganos. Aunque los virus y los extractos acelulares realizan muchas de las
funciones propias de la célula viva, carecen de vida independiente, capacidad de
crecimiento y reproducción propias de las células y, por tanto, no se consideran seres
vivos. La biología estudia las células en función de su constitución molecular y la forma
en que cooperan entre sí para constituir organismos muy complejos, como el ser
humano. Para poder comprender cómo funciona el cuerpo humano sano, cómo se
desarrolla y envejece y qué falla en caso de enfermedad, es imprescindible conocer las
células que lo constituyen.
Características generales de las célulasHay células de formas y tamaños muy variados.
Algunas de las células bacterianas más pequeñas tienen forma cilíndrica de menos de
una micra o µm (1 µm es igual a una millonésima de metro) de longitud. En el extremo
opuesto se encuentran las células nerviosas, corpúsculos de forma compleja con
numerosas prolongaciones delgadas que pueden alcanzar varios metros de longitud (las
del cuello de la jirafa constituyen un ejemplo espectacular). Casi todas las células
vegetales tienen entre 20 y 30 µm de longitud, forma poligonal y pared celular rígida.
Las células de los tejidos animales suelen ser compactas, entre 10 y 20 µm de diámetro
y con una membrana superficial deformable y casi siempre muy plegada.
Pese a las muchas diferencias de aspecto y función, todas las células están envueltas en
una membrana -llamada membrana plasmática- que encierra una sustancia rica en agua
llamada citoplasma. En el interior de las células tienen lugar numerosas reacciones
químicas que les permiten crecer, producir energía y eliminar residuos. El conjunto de
estas reacciones se llama metabolismo (término que proviene de una palabra griega que
significa cambio). Todas las células contienen información hereditaria codificada en
moléculas de ácido desoxirribonucleico (ADN); esta información dirige la actividad de
la célula y asegura la reproducción y el paso de los caracteres a la descendencia. Estas y
otras numerosas similitudes (entre ellas muchas moléculas idénticas o casi idénticas)
demuestran que hay una relación evolutiva entre las células actuales y las primeras que
aparecieron sobre la Tierra.

Composición químicaEn los organismos vivos no hay nada que contradiga las leyes de
la química y la física. La química de los seres vivos, objeto de estudio de la bioquímica,
está dominada por compuestos de carbono y se caracteriza por reacciones acaecidas en
solución acuosa y en un intervalo de temperaturas pequeño. La química de los
organismos vivientes es muy compleja, más que la de cualquier otro sistema químico
conocido. Está dominada y coordinada por polímeros de gran tamaño, moléculas
formadas por encadenamiento de subunidades químicas; las propiedades únicas de estos
compuestos permiten a células y organismos crecer y reproducirse. Los tipos principales
de macromoléculas son las proteínas, formadas por cadenas lineales de aminoácidos; los
ácidos nucleicos, ADN y ARN, formados por bases nucleotídicas, y los polisacáridos,
formados por subunidades de azúcares.
Se llama procarioticas a las células sin núcleo celular diferenciado, es decir, cuyo ADN
se encuentra disperso en el citoplasma. Las células que sí tienen un núcleo dentro del
citoplasma se llaman eucariotas. Las formas de vida más conocidas y complejas, las que
forman el imperio o dominio Eukarya, son eucarióticas.
Casi sin excepción los organismos basados en células procariotas son unicelulares,
formados por una sola célula. Además, el término procariota hace referencia a los
organismos del imperio Prokaryota, cuyo concepto coincide con el reino Monera de las
clasificaciones de Copeland o Whittaker que, aunque obsoletas, son aún muy populares.
Se reparten entre los dominios Bacteria y Archaea.
Se denomina eucariotas a todas las células que tienen su material hereditario
fundamental (su información genética) encerrado dentro de una doble membrana, la
envoltura nuclear, que delimita un núcleo celular.
La alternativa a la organización eucariótica de la célula la ofrece la llamada célula
procariota. En estas células el material hereditario se encuentra dentro de diferentes
compartimientos llamados organelos, en el seno del citoplasma. Las células eucariotas
no cuentan con un compartimiento alrededor de la membrana plasmática (periplasma),
como el que tienen las células procariotas.

2.CÉLULA EUCARIOTA Y
PROCARIOTA

1.INTRODUCCIÓN.

Todos los organismos vivos ya sean unicelulares o pluricelulares necesitan


de una serie de estructuras las cuales se encuentran implicadas en
determinadas funciones como pueden ser la síntesis de proteínas, el
metabolismo para poder obtener la energía necesaria para realizar otras
funciones o el material genético el cual se transmitirá de generación en
generación. Todas esas estructuras se encuentran formando parte de la célula
la cual se define como la unidad morfológica y funcional de cada ser vivo, de
hecho la célula es el elemento de menor tamaño que puede considerarse ser
vivo, consecuencia de ello podemos distinguir dos tipos de células en función
de su complejidad:

 Célula Eucariota, cuya estructura es más compleja y que forma parte de


los seres humanos.
 Célula Procariota, cuya estructura es menos compleja y dentro de la
cual se encuentran clasificadas las bacterias.

2.CÉLULA EUCARIOTA

La célula eucariota, es el tipo de célula más compleja hasta ahora


conocida, presenta una estructura generalmente estable caracterizada por la
presencia de ciertas estructuras llamadas orgánulos citoplasmáticos en los que
cada uno desempeña una determinada función, hay que comentar que no todas
las células eucariotas son iguales, es más, hay ciertas diferencias entre las
células eucariotas animales de las vegetales, en esta caso nos vamos a referir a
nuestras células.

Como se ha comentado anteriormente, nuestras células están formadas


por una serie de estructuras las cuales desarrollan una determinada función
importante para nuestro mantenimiento, ya sea energético y/o estructural,
dentro de las estructuras que presentan nuestras células tenemos:

 el Retículo Endoplasmático que puede ser liso o rugoso en función de


la fijación de unas estructuras llamadas Ribosomas cuya función
cuando se fijan en dicho retículo es sintetizar proteínas.
 el Aparato de Golgi que interviene en la glicosilación de proteínas,
selección, glicosilación de lípidos y síntesis de polisacáridos de la
matriz extracelular entre otras funciones.
 Lisosomas las cuales contienen enzimas hidrolíticas que intervienen en
la degradación de macromoléculas endógenas o procedentes de la
fagocitosis.
 Mitocondrias las cuales intervienen en el Ciclo de Krebs, fosforilación
oxidativa y en la cadena de transporte electrónico de la respiración.
 Núcleo en el cual se encuentra al material genético.
 Membrana celular.
 Citoesqueleto que permite el mantenimiento de de la forma y estructura
de la célula y que está compuesto mayoritariamente por Microtúbulos,
Microfilamentos y Filamentos Intermedios.
3.CÉLULA PROCARIOTA

Las células procariotas, como se ha comentado anteriormente, son células


menos complejas que las anteriores, y al igual que las células eucariotas
presentas una serie de estructuras que intervienen en su mantenimiento, dentro
de la cuales se encuentran los siguientes:

 Material genético en forma de cromosoma circular el cual se encuentra


por el citoplasma, es decir no hay ninguna membrana que lo contenga.
 Gránulos de inclusión los cuales son de variada naturaleza
encontrándose en determinadas bacterias como:

1. Gránulos de volutina.
2. Gránulos de azufre.
3. Carboxisomas.
4. Vacuolas de gas.
5. Clorosomas.
6. Otros.

 Ribosomas encargados de la síntesis proteica.


 Membrana celular constituida por mesosomas que son invaginaciones
de la misma membrana donde se desarrollan procesos metabólicos y
otros elementos.
 Pared celular, cuya estructura es diferente según nos encontremos con
bacterias Gram-positivas o Gram-negativas.
 Otros.