Está en la página 1de 4

Tema III.

Elementos contables juridificados para la Administración de empresas

Actividad:
Realice una lectura del libro de la contabilidad en el Código de Comercio y analice las
reglas para la llevanza de cada tipo de libro contable para que puedas realizar las
siguientes tareas:

a) Parafrasee cada una de las reglas para la llevanza de cada tipo de libro contable.
Los empresarios que se hallen sometidos al Código de Comercio tienen la obligación de
proceder a la llevanza de la contabilidad de forma y adecuada a su actividad
empresarial. Falsificarla o transgredirla es un acto ilícito que acarrea consecuencias
jurídicas, especialmente en casos de concurso de acreedores o suspensión de pagos.
Están sometidas a este deber todas las personas jurídicas que lleven a cabo una actividad
empresarial, independientemente de si están o no inscritas en el Registro Mercantil o su
importancia económica.
La responsabilidad debida incumplimiento de esta obligación recae sobre el empresario
en el caso de una persona física; y los administradores en el caso de sociedades
mercantiles. No obstante, no es un deber personalísimo, por lo que puede delegarse la
función en otras personas, lo que es una práctica habitual. En este caso, el empresario no
está exento de su obligación.
Con esta obligación de garantiza la protección de las diversas partes afectadas por el
funcionamiento de la empresa y, por tanto, interesadas en conocer el estado de la
misma, como por ejemplo:
El propio empresario, a fin de poder ser consciente de la marcha real de la actividad
empresarial, así como de los resultados de la misma.

En el caso de sociedades a los socios, estén o no involucrados en el día a día de la


empresa.
Esto se debe a que su derecho al reparto de dividendos se puede conocer gracias a la
información contable y la cifra de su cuenta de resultados.
Los trabajadores de la empresa, a quienes interesa conocer la marcha de la empresa por
ser su medio de vida. Además, es obligatorio facilitar esta información a los
representantes de los trabajadores en iguales condiciones que a los accionistas.
El Estado, ya que la cantidad a pagar por impuestos calculada gracias a la contabilidad;
y de estos impuestos se nutre el Estado.
Los acreedores de la empresa, quienes obviamente están interesados en poder cobrar la
cantidad que se les debe, poder acreditar la existencia de dicha deuda y poder conocer
el patrimonio que avala el cumplimiento del deber de liquidar dicha deuda.

En cuanto a la obligatoriedad de la llevanza de los libros contables, debido a su


extensión y las peculiaridades de cada libro se les ha dedicado un apartado propio.
Simplemente recordaremos que, según nos indica el Art. 39, Código de Comercio el
Libro Diario, mayor, de Inventarios y de caja que son de llevanza preceptiva para todo
empresario.
Art. 39, 40, 42. Libro diario.
El libro diario registra día a día todas las operaciones relativas a la actividad de la
empresa.
Ahora bien, es válida la anotación conjunta de los totales de las operaciones por
períodos no superiores al trimestre, siempre que su detalle aparezca en otros libros o
registros concordantes, de acuerdo con la naturaleza de la actividad de que se trate.
Lo importante es que se registren en el libro diario en el momento que tuvo lugar de
hecho económico.

En caso de que se opere sin libros o registros concordantes, no es admisible globalizar


los movimientos diarios, sin que puedan encontrarse, en el mismo libro, los registros de
cada operación.
Advertimos que, como registros concordantes, podremos utilizar los tradicionales
«libros de caja» y los rollos de las máquinas registradoras, si es que detallan
suficientemente la naturaleza de las operaciones consignadas. Este último sistema de
registro auxiliar es especialmente útil en el caso de operaciones de la misma naturaleza,
realizadas en un mismo lugar, a lo largo de un mismo día.

Art. 39, 42 Libro mayor.


Los libros mayores muestran la misma información que el libro diario, pero de manera
más concreta. En un mayor podemos ver los movimientos que se han realizado en una
cuenta contable específica, teniendo así un control de lo que ha entrado y salido en esa
cuenta en particular y su balance en cualquier momento.

El procedimiento contable sería anotar la operación en el libro diario y, luego, traspasar


el movimiento a las fichas de los libros mayores. En la actualidad, con el uso de los
programas contables, estos registros en los libros mayores son automáticos.

Art. 39, 43 Libo de Inventarios.

El libro de inventarios y cuentas anuales se abre con el balance inicial detallado de la


empresa. Al menos trimestralmente deben transcribirse los balances de comprobación,
con sumas y saldos.
Al cierre del ejercicio deben transcribirse igualmente el inventario de cierre y las
cuentas anuales

Por lo tanto, al libro de inventarios y cuentas anuales deben transcribirse los siguientes
documentos contables:
-Balance inicial detallado.

-Balances de comprobación.
-Inventario de cierre.

-Cuentas anuales.
El inventario es una relación valorada del patrimonio de una empresa.

Debe reunir las siguientes características:


– Debe referirse a la totalidad de bienes, derechos y obligaciones que conforman el
patrimonio de la empresa.
– Debe reflejar la cantidad y el valor de cada elemento a la fecha de realización del
inventario.
– Debe identificar los elementos, para ello puede señalarse su ubicación geográfica,
referencia, marca, nombre del deudor o acreedor; en las cuentas bancarias del banco y
su número, etc.

En la práctica, está generalizada la costumbre de transcribir al libro de inventarios y


cuentas anuales los datos del inventario, agrupados por elementos de la misma
naturaleza, de acuerdo con la clasificación de las cuentas del PGC, de forma que pueda
justificarse el contenido de cada una de las partidas del balance de situación.
Si se procediese de esta manera, sería necesario, durante el período que corresponda en
cada caso conservar los inventarios detallados, que habrán de concordar con las
agrupaciones transcritas al libro de inventarios y cuentas anuales.
No es obligatoria la llevanza de inventarios permanentes.

Art. 39, 43 Libro de caja.

Sirve para registrar las entradas y salidas en la contabilidad de una empresa no solo es
conveniente para estimar su salud financiera, sino también porque se integran en el
balance de cierre del año económico, que es la información que toma como referencia
Hacienda para calcular la base impositiva para el pago de impuestos. Pero ¿cómo se
registra el efectivo? En este caso es el libro de caja el instrumento necesario para
documentar el movimiento de efectivo.
b) Ejemplifique al menos con dos situaciones del campo de la contabilidad algunas
de las infracciones que no se deben cometer (no mencionar nombres ni
instituciones). Refiera en cada caso la regla que no se ha cumplido.

Censurar el registro extemporáneo del libro diario y no tener en cuenta que para la fecha
en que se realizó el hecho económico.
La inexistencia de la obligación de registrar el libro diario.
Tergiversar la información de los libros obligatorios que son los necesarios que como
mínimo exige la ley para desarrollar actividades comerciales cuya falta de registro
constituye un hecho irregular en la contabilidad.
Sostener el hecho irregular presentado en la contabilidad, ya que la contabilidad así
llevada carece de valor probatorio.
No llevar libros de contabilidad si hubiere obligación de llevarlos;

No tener registrados los libros principales de contabilidad, si hubiere obligación de


llevarlos

No exhibir los libros de contabilidad, cuando las autoridades tributarias lo exigieren;


Levar doble contabilidad;
No llevar los libros de contabilidad en forma que permitan verificar o determinar los
factores necesarios para establecer las bases de liquidación de los impuestos o
retenciones, y
Cuando entre la fecha de las últimas operaciones registradas en los libros, y el último
día del mes anterior a aquel en el cual se solicita su exhibición existan más de cuatro (4)
meses de atraso. Etc.

También podría gustarte