Está en la página 1de 5

EL MES DE ELUL Y EL SHABATH

Elul: tiempo de encuentro con nuestro Creador...


Comienza Shabat y también con ello la alegría al finalizar el mismo,
de un nuevo Rosh Jodesh correspondiente al 6to mes del
almanaque bíblico "Elul": Tiempo de introspección y Teshuvá.
Hermosas convocatorias están a punto de acontecer cuando
termine Elul, pero ¿estamos preparados para ellas?
Elul es ese tiempo de preparación, donde renovamos nuestras
vestiduras para encontrarnos cada día con nuestro Padre Celestial.
Es específicamente en este tiempo, donde Él estará atento a todas
nuestras oraciones, no es que en otros tiempos no lo esté, claro que
lo está, pero Elul es un tiempo imbuido de Divinidad.
Atravesar pasivamente el tiempo deja que el tiempo
disuelva inexorablemente la vida. Construir la vida mediante la
construcción consciente y activa de sus elementos en la kedusha-
santidad provoca
que el tiempo trascienda hacia la eternidad, y que nosotros nos
hagamos parte de esa sublime melodía.
El mes de Elul corresponde a la necesidad del ser humano de
renovar su pureza, de manera que sus cualidades-midot se
purifiquen anulando los malos actos del pasado.
La energía de este mes está asociada al intelecto, la herramienta
más requerida para el trabajo espiritual de este tiempo, ya que
resulta indispensable la capacidad analitica a la hora de revisar
nuestras acciones, con el propósito de corregirlas en un sentido
más positivo.
Elul es tambien el acronimo de las letras iniciales del versiculo del
Cantar de los Cantares (6:3): "Ani Le dodi Ve dodi Li": ‘Yo soy para
mi amado y mi amado es para mi’. Señalando el fundamento para la
renovación de la relación entre el hombre y el Eterno, que es la
base de laTeshuva-retorno.

Elul es el mes que da comienzo a un período de intensa


introspección, de clarificar los objetivos de la vida, y de
acercarse a Yahvéh como fuente de nuestra esencia. Es un
tiempo para entender cuál es el propósito de la vida, en vez de
avanzar superficialmente a través de ella acumulando dinero y
buscando gratificaciones. Es un momento en el que damos un
paso atrás y nos miramos a nosotros crítica y honestamente,
como lo han hecho los hebreos desde tiempos inmemoriales,
con la intención de mejorar. Es un lapso en el cual Yahvéh se
acerca a nosotros, en un esfuerzo por crear una atmósfera más
espiritual e inspiradora, una atmósfera que estimule la Teshuvá.
 

Elul nunca fue un proceso fácil. La fuente de la historia y el


poder de este mes se remonta hace 3450 años
aproximadamente, y cuenta toda la peregrinación espiritual que
realizó Moisés, y con él, el pueblo de Israel, para conseguir
regresar a Yahvéh como su Fuente.
 

Moisés sube al Monte Sinaí para recibir la Torah. Después de 40


días Moisés regresa, sólo para encontrar que el pueblo hebreo
desafió a Yahvéh al construir el becerro de oro. Moisés rompe
las tablillas y regresa al Sinaí para orar para que el Eterno
perdone al pueblo por su traición grave. Pasa otros 40 días en el
Sinaí y sus esfuerzos no tienen éxito. Pero Moisés no se rinde.
Determinado, sube la montaña por tercera vez y suplica otros 40
días. Esta vez Moisés es exitoso. Él obtiene no sólo el perdón
divino, sino una profundidad recién descubierta, una dimensión
más intensa en la relación entre Yahvéh y el pueblo de Israel.

A la súplica de Moisés, Yahvéh responde con un don sin


precedentes: Él revela Sus Trece Atributos de Misericordia,
exactamente los trece secretos de la “personalidad” de Yahvéh
que llevan los misterios de la vida y el poder para reparar lo que
está roto.

Este tercer período de 40 días comenzó el primer día del mes de


Elul y concluyó en Yom Kippur. Por eso, los cuarenta días que
están entre Rosh Jódesh Elul (el comienzo del mes de Elul) y
Yom Kipur (Día del Perdón), son días de complacencia, pues en
ellos el Eterno escucha de una manera muy especial las
oraciones y ruegos de Su pueblo.

Moisés abrió nuevos caminos. Él aprendió cuál es el tiempo


señalado por el Eterno para abrir nuevas vías, abrió nuevas
puertas. Conoció que el sexto mes (Elul) es el lapso profético
que permite abrir nuevas posibilidades. ¿Todo para quién? Para
nosotros, sus hijos primogénitos.

Elul es por lo tanto un mes potente lleno del poder de la


esperanza, el amor y la reconciliación. Los sacerdotes,
descendientes de Aarón, enseñaron que los Trece Atributos
Divinos de la Misericordia irradian durante el mes de Elul,
cuando revivimos la experiencia de Moisés.
 

Elul es algo así como la primera estación en el tiempo, destinado


al despertar espiritual, a la purificación del alma humana y a la
elevación del individuo.
 

El mes de Elul, desde su inicio hasta los siguientes 40 días que


concluyen con Yom Kippur, nos da el poder para empezar de
nuevo, para aprender del pasado. Nos concede la capacidad
mental para cavar más profundo y llegar a nuevos depósitos de
claridad y fuerza que concede la Luz Infinita, nuestro amado
Yeshúa.
 

Elul es un tiempo especial en el que hacemos una mirada


retrospectiva y nos examinamos crítica y honestamente con la
intención de perfeccionar nuestra manera de vivir.
 

Elul despierta nuestra fe interior. Con ella desarrollamos la


esperanza en un futuro mejor. Puede que no tengamos una
estrategia exacta, pero si asumimos una actitud resignada,
perderemos incluso antes de comenzar. Cada desafío, cada
guerra debe comenzar con absoluta fortaleza y creencia en la
victoria. Elul es el tiempo asignado por Yahvéh para adquirir la
certeza de que nuestro destino está asegurado en la alianza que
ha hecho con nosotros por medio de su Hijo, nuestro Mesías
Yeshúa. Con Él, nuestro futuro se avecina en éxito seguro.
 

RECORDEMOS

Deuteronomio 30:19 🌻
Hoy mismo convoco como testigos al cielo y a la tierra,
de que pongo ante ti
la vida y la muerte,
la bendición y la maldición.
Elige la vida,
para que vivas tú y tu descendencia…🌿
Seamos bendecidos este mes que comienza, con la claridad y la
honestidad para hacer un balance profundo y comprometido. Aún
quedan algunos días para Iom Teruah, aprovechemos el tiempo de
Elul!!
En esto consiste la lucha de una persona que es sensible
espiritualmente:
Generar constantemente vida nueva, renovándose!!
Tal como dice el Rab Akiva Tatz en su libro Vivir Inspirado:
Cuenta los dias, crea el tiempo...
No sufras pasivamente el tiempo;
Construye tu vida de tal modo que provoques que el tiempo se haga
real...
Elul es:
Tiempo de inspiración, autodescubrimiento y retorno al Padre
Eterno.
Tiempo de arrepentimiento por habernos alejado...
Tiempo para retomar el camino verdadero...
Aquel que reclama el alma,
nos otorga una oportunidad nueva, unica para alcanzar la Unión del
alma con su origen...
Recuerda, El Rey 👑 está en el campo...🥁🎶🌻🇮🇱🇻🇪🌿
Ani Le dodi Ve dodi Li 💕
Yo soy para mi amado y mi amado es para mi 💗
Shabat Shalom ve Jodesh Tov mis Amados.

Compliacion
Roeh Walter Vega

También podría gustarte