Está en la página 1de 4

¿Qué es la hambruna?

La hambruna, es la escasez de alimentos a nivel general. Dicho de otro modo:

la hambruna se produce en una región cuando la cantidad de alimentos disponible

no alcanza para satisfacer las necesidades nutricionales de la población, una

situación que provoca cuadros de desnutrición y un incremento de la mortalidad

por hambre.

Las hambrunas pueden producirse por la pobreza masiva, guerras o catástrofes

naturales. Se trata del estadio más avanzado de la escasez de comida, cuando la

mayoría de los habitantes no tienen acceso a los alimentos.

DIFERENCIA ENTRE HAMBRE Y HAMBRUNA

HAMBRE HAMBRUNA
LA PALABRA “HAMBRE” SE La hambruna es una situación
REFIERE AL ESTADO GENERAL que se da cuando un país o zona
DE CARENCIA DE ALIMENTOS E geográfica no posee
INSEGURIDAD ALIMENTARIA QUE suficientes alimentos y recursos
AFECTA A TODOS LOS GRUPOS DE para proveer de alimentos a
POBLACIÓN.  la población, elevando la tasa de
mortalidad debido al hambre y a
la desnutrición.

HAMBRUNA SEGÚN LA BIBLIA:

El programa World Food de las Naciones Unidas menciona seis causas


para la crisis del hambre mundial. ¿Cuáles son y cuál podría ser la
respuesta bíblica que debemos dar a cada una de esas causas?
1. Pobreza:
La pobreza es un círculo vicioso, y el gran problema en este círculo es la falta de
alimentos. Si los agricultores carecen de tierra, agua o dinero para comprar
semillas y fertilizante, entonces no podrán proveer de los alimentos necesarios. La
carencia de alimentos es la causa del hambre en grandes y pequeñas
proporciones.
Reflexión bíblica:
(Isa. 58:6-7 NVI).
El propósito que Dios tenía al crear a su pueblo fue siempre que fuera una
bendición a las naciones a su alrededor. Este texto de Isaías, que resuena en el
Evangelio de Mateo, indica que los pobres son considerados como nuestra familia
que vive bajo el mismo techo de la casa que Dios provee. Jesús también deja en
claro en muchos pasajes que cuando amamos y cuidamos de los pobres, estamos
amando a Dios (Mateo 25).

2. Poca inversión en la agricultura:


El no invertir en la agricultura implica una carencia de carreteras para transportar
lo cosechado, de depósitos donde almacenar las cosechas, de irrigación para las
plantas, y de dinero para comprar semillas resistentes a la sequía. La
Organización para Alimentos y Agricultura de las Naciones Unidas afirma que la
inversión en agricultura es la estrategia más efectiva para reducir la pobreza. Por
cierto, más efectiva que la inversión en cualquier otro sector.
Reflexión bíblica:
La historia de Génesis 41-46 es un excelente ejemplo de cómo José invirtió en la
agricultura en base a su interpretación de los sueños del Faraón, lo que llevó a
almacenar el grano para proveer a la gente del país a través de
depósitos. Imaginémonos si países y líderes imitaran los depósitos de José para
almacenar el superávit para compartirlo con otros países que pasan por alguna
crisis. 
3. Desastres naturales y climáticos:
El cambio climático está multiplicando las inundaciones, tsunamis y sequías en
todo el mundo. Además, la deforestación que los humanos producen en todo el
mundo produce la erosión del terreno y, por tanto, se destruye la capacidad para
producir cosechas. Todo esto continúa el ciclo de escases de alimentos,
inestabilidad económica y pobreza.
Reflexión bíblica:
“Noé se dedicó a cultivar la tierra, y plantó una viña” (Génesis 9:20, NVI). ¿No es
maravilloso que después del diluvio en Génesis, lo primero que Noé hizo fue
plantar una viña? Después de un desastre global, el plantar una viña fue una
hermosa manera de empezar a cultivar otra vez.
Debemos cuidar la tierra como un don que nos fue dado, antes y después de
desastres. Esto incluye no sólo cuidar del suelo y de la tierra, sino de la gente.
Muestra tu amor plantando viñas de todo tipo para generar nueva vida.

Victimas más vulnerables


Cualquiera puede experimentar hambre en algún momento. Sin embargo, ciertos
grupos y personas que viven bajo ciertas condiciones corren un mayor riesgo de
padecer hambre. Es por esta razón que la descripción que aparece a continuación
está redactada en términos generales. Sin embargo, comprendo que existen
excepciones a la regla y que no todas las personas en dichos grupos
experimentan hambre.
 Niños. Los niños enfrentan un mayor riesgo de padecer de hambre debido
a que dependen de los adultos que cuidan de ellos. En adición, sus
cuerpos más jóvenes y en crecimiento son más vulnerables a los
problemas causados por el hambre.

Agricultores
Tres cuartas partes de las personas que viven sumidas en la extrema pobreza
viven en áreas rurales de países en desarrollo y trabajan en la agricultura. Algunos
son pequeños agricultores o campesinos sin tierras que trabajan en granjas
pertenecientes a otros. Muchos subsisten precariamente y sólo pueden cosechar
lo que necesitan para alimentar a sus familias, con tal vez un pequeño excedente
para vender y cubrir sus demás necesidades básicas.

Comunidades urbanas
Muchas de las personas que están a riesgo de padecer de hambre tienen
trabajos — y en muchas ocasiones más de uno. Éstos trabajan arduamente
sólo para subsistir y colocar alimento en las mesas de sus familias. Este
grupo a menudo es conocido como “los trabajadores pobres”. La mayoría
de las personas que comprenden este grupo viven en las ciudades —
donde se encuentran las mayores probabilidades de empleo.

También podría gustarte