Está en la página 1de 3

Apellidos y nombres:……………………………………………….………….………..Grado y Sección: …………..

ACTIVIDAD 03

Leemos textos sobre la presencia de Dios


en la creación y la Salud.
I. NUESTRO RETO:
Esta actividad contribuye a responder la pregunta planteada en el proyecto: ¿Qué propone la Sagrada Escritura y el Magisterio sobre la salud del ser humano y
su armonía con el ambiente?

II. NUESTRO PROPÓSITO:


En esta actividad fundamentaremos la presencia de Dios en la Creación, que nos permita fortalecer nuestra fe. Esto contribuirá a construir nuestra identidad
como persona humana amada por Dios.

III. NUESTRA EVIDENCIA:


Reflexión y cartel con un mensaje alusivo al medio ambiente sacado de Los textos leídos.

IV. LOS MATERIALES:


- Biblia, Cuaderno u hoja bond y lapiceros

Narra alguna acción concreta que hayas observado, en tu barrio sobre el cuidado
del medio ambiente y la salud. Luego responde: ¿Crees que esas acciones
contribuyen al fortalecimiento de la fe? ¿Por qué?
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……..……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..……………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..……
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..……
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..…
Lee los textos bíblicos, luego subraya el que consideres más representativo para
fundamentar la presencia de Dios en la creación, así como también subraya la cita
más representativa sobre la salud.

Génesis 1,1: En el comienzo de todo, Dios creó el cielo y la tierra.


Génesis 2,15: Dios puso al hombre en el jardín de Edén para que lo cultivara y lo cuidara.
Sabiduría 13,5: Pues partiendo de la grandeza y la belleza de lo Creado, se puede
reflexionar y llegar a conocer a su creador.
Levítico 25,23: La tierra no debe venderse a perpetuidad, la tierra es mía, y ustedes sólo
están de paso por ella como huéspedes míos.

Exodo 15,26: y le dijo: “Si de veras escuchas a Dios y haces lo que es justo a sus ojos,
dando oídos a sus mandatos y practicando sus normas, no descargaré sobre ti ninguna
plaga de las que he descargado sobre los egipcios; porque yo soy tu Dios que te doy la
salud”
Exodo 23,25: Adora la Señor tu Dios, y el bendecirá tu pan y tu agua. Yo alejaré de ti la
enfermedad y haré que no mueras antes de tiempo.
1 Cor 6,19: ¡No saben ustedes que su cuerpo es templo del Espíritu Santo que Dios les ha
dado, y que el Espíritu Santo vive en ustedes! Ustedes no son sus propios dueños, porque
Dios los ha comprado. Por eso deben honrar a Dios en el cuerpo.
Lee los textos del documento LAUDATO SI
CAPITULO 2: EL EVANGELIO DE LA CREACIÓN
Cuando Dios creó el mundo vio que todo era muy bueno, como dice el Génesis 1,31
Muchas generaciones de creyentes han entendido el texto del Génesis 1,28 “dominar la tierra” como una excusa
para hacerse los señores y amos de toda la creación.
Los profetas del Antiguo Testamento nos cuentan que el Dios que libera y salva es el mismo que creó el universo.
Debemos comprender que la naturaleza es un don que viene de la mano de Dios.
Cada criatura es objeto de la mano del Padre, que le da un lugar en el mundo.
Todas las criaturas del mundo tienen un amo. Por eso, todos estamos unidos por lazos invisibles y conformamos
una especie de familia universal.
El medio ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos. Por lo tanto,
la injusta distribución de los bienes de la creación es un pecado contra el quinto mandamiento: ¡No matarás!
Jesús nos invita a ver toda la creación como reflejo del creador. Él nos llama a nosotros para ver la naturaleza con
amor y Respeto.

CAPITULO 6: EDUCACIÓN Y ESPIRITUALIDAD ECOLÓGICA.


Nuestros nuevos hábitos sanos moverán a las empresas y dejarán de producir lo que daña al medio ambiente.
Tenemos que formar nuevos hábitos para depender menos del mercado y vivir más por el deseo profundo del
corazón.
Aparte de tener una conciencia ecológica, debemos cultivar virtudes y convicciones sólidas. Podemos formar estos
hábitos cuando cuidamos la creación con pequeñas acciones cotidianas. Pensemos en algunas pequeñas tareas
que como dice el Papa, puede tener grandes efectos:
 Evitar el uso de material plástico y de papel
 Reducir el consumo de agua
 Separar los residuos
 Tratar con cuidado a los demás seres vivos
 Utilizar transporte público
 Plantar árboles
 Apagar las luces innecesarias
 Volver a usar las cosas en vez de desecharlas.
Nuestro encuentro con Jesucristo debe mostrarse en nuestras relaciones con el mundo que nos rodea. Vivir la
vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de la vida cristiana.
Cuando nos dedicamos a acumular muchas cosas se distrae el corazón y no nos permite valorar cada cosa y cada
momento.
Mucha gente no ve bien la sobriedad y la humildad, pero, si no practicamos estas actitudes, terminamos dañando
a la sociedad y al ambiente.
El cuidado de la naturaleza implica vivir como hermanos.
El cuidado de nuestra casa implica tanto la protección del medio ambiente como la solidaridad con los
necesitados.
Todas las cosas vienen de Dios, y Dios está presente en todas las cosas.
La persona humana crece y se santifica cuando entra en relación, cuando vive en comunión con Dios, con los
demás y con todas las criaturas.

Reflexiona sobre el mensaje que transmite: ……………………………………………………………………………………………………………


………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
Lee la siguiente información sobre la salud.
Acción liberadora de Dios Cf. Aparecida 407-430
La Palabra del Señor se hace escuchar desde los rostros sufrientes de los hombres y mujeres de este pueblo
latinoamericano y caribeño y nos dice que tiene hambre y sed, que está enfermo y nos llama a comprometernos
en la defensa y el cuidado de la vida y de la salud ante las múltiples amenazas que las acechan.
El espíritu del samaritano Lucas 10,25-37 Cf. Aparecida 417-430
El espíritu del samaritano debe impulsar el quehacer de la Iglesia; como madre amorosa debe acercarse a los
enfermos, a los débiles, a los heridos, a todos los que se encuentran tirados en el camino para acogerlos, cuidarlos,
curarlos, infundirles fortaleza y esperanza.

Reflexiona sobre el mensaje que transmite ………………………………………………………………………………………………………………


……..……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..……………
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..………
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….………
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..……
……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..……
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..…
………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..…

Finalmente Elabora un cartel con un mensaje alusivo al medio ambiente sacado


de Los textos leídos. Una vez presentado guárdalo ya que lo utilizarás en la última actividad.

También podría gustarte