Está en la página 1de 2

 Analizar el fallo de la Corte Internacional de Justicia que

resuelve la controversia.

Sobre el fallo de la Corte Internacional de Justicia, sobre la controversia de


la competencia marítima entre Perú y Chile. Nos damos cuenta que dicha
institución jurídica, es la ultima de las instancias sobre el cual la
Organización de las Naciones Unidas nos otorga para resolver dicha
controversia que como en los antecedentes ya hemos nombrado hasta que
punto se llegó. Al acudir a esta corte, primero en 1948 un número
importante de países americanos firmaron el pacto de Bogotá. Que,
conforme al derecho internacional, el 16 de enero del 2008 el Perú presentó
una demanda, solicitando que se procesa a la limitación marítima entre
ambos países. Encontramos dos fases: la fase escrita y la fase oral, la
primera de material jurídico que contienen una complejidad se puede
ejercer un factor separador entre estos dos países. Mientras que la fase oral
realizada durante el año 2012, más proceso a finales, los representantes
internacionales de ambos países expresan sus tesis argumentativas sobre
dicha controversia, esto a su vez, que los elementos escritos son revelados
públicamente. Ahora, ambos países proyectaban las 200 millas del mar
adyacente a sus propias costas, por lo que, se notaba una intersección
debido a la forma geográfica del Perú, por lo que exigía ante la Corte que el
área se debe dividir ante la “línea equidistante”. A partir del punto concordia
donde inicia la frontera terrestre conforme al tratado de 1929 y a la
Comisión mixta de Limites de 1930, solicitando derechos soberanos dentro
del límite de sus propias 200 millas marítimas y claro traspasando el famoso
triangulo exterior de Chile. Por otra, parte Chile, solicita que sea rechazado
este pedido, y que declaren que, si existía un tratado entre los límites
marítimos, la declaración de Santiago de 1952, el dónde el Perú no tenía
ningún derecho más allá de las 200 millas marítima al sur de su territorio de
dicho paralelo. Ya en la fecha del 27 de enero del 2014, la Corte emitió su
fallo en donde dio razón al sustento del Perú y rechazó el argumento de
Chile sobre esta declaración de Santiago. Se encontró una delimitación
tácita, un acuerdo, un convenio sobre zona especial fronteriza marítima de
1954. Se consigue el reconocimiento de un 75% de lo pedido en la Corte a
favor del Perú. Se consiguió que un área de superposición, más
específicamente un sector es reconocido bajo derechos soberanos
peruanos. Como se plantea la proyección del límite marítimo según la
Corte, a nuestro País se le reconoce 50,172.692  km² (75%). Conforme al
derecho internacional sin duda es una gran satisfacción para nuestra patria,
en nuestra opinión. Se ha ganado un área nueva en donde se puede
explotar recursos hidrobiológicos, una vez declarado el fallo se exploro la
sostenibilidad para que estos recursos no sean depredados.
 Precisar los efectos jurídicos de dicha sentencia respecto a la
delimitación marítima entre Perú y Chile y las relaciones
bilaterales.

Sobre los efectos jurídicos, encontramos que, referida a la frontera marítima del
Perú, dejando de lado y sin efecto el tratado de 1929 en donde existe una
supuesta delimitación de 80 millas, las que nunca fueron solicitadas por el
Perú. También a efectos se rechazo el punto concordia en donde el Perú
sugiere que se trace desde el punto 266. Así mismo a nuestro país se le ha
reconocido el área económica, tratándolo de manera exclusiva. Aplicando
desde actividades económicas, la plataforma continental y claro por supuesto el
subsuelo como recursos. Corresponde entonces a un mar territorial, en done se
presenta una relación sustancial con respecto a la Constitución y también al
tratado de la Convención de 1982. Se estable como un derecho y jurisdicción
sobre sus propias zonas territoriales, en este caso el lado marítimo. Podemos
ver que la Corte tiene una mirada coordina con los antecedentes y claro con la
competencia territorial que el Perú ha tenido la iniciativa de acudir a los
tribunales internacionales para que se aclarezca la delimitación territorial entre
ambas naciones, por supuesto, con el debido respeto y paz que se debe tratar
estos temas. De otra parte, estos efectos jurídicos trajeron beneficios como
trabajos de investigación a efectos de dictar las medidas de ordenamiento
pesquero en posibilitar de explotar la adecuación de manera ordenada. En el
caso de los puertos de Moquegua y Arequipa que poseen en proyección 200
millas marítimas. Se aplica el derecho internacional para, en el caso de Tacan
(pescadores) para realizar labores de pesca, tendrán que navegar por mares
chilenos bajo obviamente su jurisdicción, ejerciendo su derecho de navegación.
Nos damos cuenta que lo resuelto en el fallo reconocido por la Corte, una
victoria en cuanto a los efectos jurídicos definimos y hacemos respetar nuestra
competencia territorial para que el fin común como obligación del Estado es
ayudar en este caso, a los sectores de pesca como los puertos del sur del país
a cruzar mar internacionalmente reconocido como nuestro. Claro a su vez, de
cruzar mar extranjero protegido jurídicamente

Bibliografía:
Rason, J. (2014). El Fallo de Corte Internacional de Justicia Sobre el Límite
Marítimo entre Chile y Perú. Sus Efectos. Revista Enfoques. Recuperado de:
file:///C:/Users/HP/Downloads/Dialnet-
ElFalloDeLaCorteInternacionalDeJusticiaSobreElLimi-4953072.pdf

También podría gustarte