Está en la página 1de 14

Cronometrí

a
Audiovisu
al
MEMORIAS DEL CONSUMO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN
MASIVOS

Escuela de Ciencias de la Comunicación


Colectiva
Introducción a las Profesiones: Módulo de Producción
Audiovisual
Profesora Ana Xóchitl Alarcón Zamora
Estudiantes:
José Antonio Elizondo
David Bolaños
Katherine Vargas Rosales
Andrea Zamora
Jorge Umaña-Castillo
I Semestre de 2011

Tabla de contenidos

Introducción........................................................................................................3

Objetivos.............................................................................................................4

Objetivo General..............................................................................................4

Objetivos Específicos.......................................................................................4

Justificación.........................................................................................................4

Metodología........................................................................................................5

Resultados

Pequeños cambios. Grandes revoluciones: Los medios en la vida del

costarricense......................................................................................................6

Conclusiones.....................................................................................................12

Bibliografía........................................................................................................13

Bibliografía

2
Introducción
A través de la historia de las civilizaciones, los seres
humanos nos hemos valido de diversos medios a la
hora de comunicarnos entre personas, entre
pueblos, y culturas. Conforme se incrementa y
mejora el uso y desarrollo de la tecnología, apoyado
por los avances en el campo científico, los medios
para comunicarnos entre nosotros se vuelven cada
vez más prácticos, eficientes y accesibles.

La radio, la televisión y el cine forman parte de


estas formas de comunicación, y al llegar a nuestra
sociedad tuvieron un impacto enorme en nuestras
vidas, tanto en nuestra forma de comunicarnos
como en nuestra manera de entretenernos. Y es que
estos medios constituyen más que herramientas
para la transmisión de información, noticias y
conocimientos. Se han convertido en canales para
entretener a las masas, para promocionar productos
y transmitir ideas, entre muchísimos usos más, que
a través de nuestra historia han calado cada vez
más en nuestro estilo de vida como sociedad.

En el presente trabajo mostramos un análisis del


desarrollo y el impacto que han tenido estos medios
de comunicación en la sociedad a lo largo de la
historia, cómo ha evolucionado su presencia en
nuestras vidas, y los usos que les damos en nuestra
vida cotidiana.

Esperamos que el siguiente documento sea de


interés para quien desee obtener más conocimiento
e información sobre el desarrollo del cine, la radio y
la televisión a través de la historia, y que sea
provechoso como referencia para otras personas.

3
Objetivos
Objetivo General
Determinar la evolución y los cambios que han sufrido la radio, la televisión y
el cine durante un lapso temporal concomitante a sus orígenes particulares

Objetivos Específicos
1. Analizar los cambios generacionales que los medios audiovisuales
anteriormente citados han sufrido durante un lapso de tiempo
determinado.
2. Investigar el consumo y tradiciones alrededor de estos medios
3. Estudiar el acceso a estos medios audiovisuales a través de las
generaciones.
4. Describir las posibilidades tecnológicas que permitieran a los usuarios
producir sus propios contenidos caseros inscritos dentro de la afinidad
de los medios objeto de estudio

Justificación
Mediante esta investigación buscamos adquirir una visión más amplia y
educada sobre el impacto que el cine, la radio y la televisión han tenido en la
sociedad a lo largo de la historia; cómo se ha modificado su uso, y cómo han
llegado a calar en grupos en los que antes no tenían tanta vigencia.

Creemos que es vital conocer a fondo la evolución de las herramientas


que usamos diariamente, para entenderlas mejor y quizá mejorar la forma en
que las usamos, ya que conociendo el pasado, se contempla y comprende
mejor el futuro. Es imprescindible entender la presencia que el cine, la radio y
la televisión tienen en nuestra sociedad, y tenemos como meta para este
proyecto el lograr una sociedad más concientizada sobre eso.

Queremos brindar a otras personas información valiosa y conocimiento


por medio de este proyecto, e incentivar un pensamiento mejor instruido en lo

4
que son los medios de comunicación, especialmente los tres en que basamos
nuestro análisis.

Estamos muy satisfechos de poder aprender, generar y esparcir


conocimiento, para de esta forma ayudar a otras personas con nuestro trabajo.

Metodología
Para llevar a cabo este proyecto nos dimos a la tarea de entrevistar a
personas de edades variadas, con el motivo de conocer de esta forma los
diferentes usos e impacto que han tenido el cine, la radio y la televisión a
través del tiempo. Recopilamos nuestros datos por medio de grabaciones y
archivos audiovisuales y escritos.

A las personas entrevistadas se les hicieron las siguientes preguntas:

– ¿Cuál era su entretenimiento de joven?


– ¿Cómo fue su encuentro o primera vez con el cine/radio/televisión?
· ¿Cómo describe la experiencia?
· ¿Cómo modificó su vida diaria?
– ¿Qué conocimiento tiene usted de las nuevas tecnologías?

Con motivo de llevar a cabo un análisis óptimo y brindar información


verosímil, nos valimos de información verídica para comparar los datos
obtenidos en las entrevistas. Nos valimos asimismo de imágenes del pasado
para indagar en este aspecto y tener una visión de cómo llegaron al público las
herramientas para producir audio y video de forma casera.
Luego de analizar las entrevistas, ordenamos los datos obtenidos
cronológicamente en una línea de tiempo, para así poder comparar de manera
cómoda cómo cambia la información obtenida a lo largo de los años.
Al estudiar los resultados, formulamos nuestras observaciones y
establecimos conclusiones sobre lo que obtuvimos por medio de las entrevistas
e investigación.

5
Resultados
Pequeños cambios. Grandes revoluciones: Los medios en la vida del
costarricense
La radio, la televisión y el cine cambiaron las formas en las cuales se
contaban historias, elevando a la enésima potencia la capacidad del hombre de
poder comunicarse de manera novedosa. El aire de los nuevos tiempos venía
acompañado de película, amplitud modulada y transistores y posteriormente
de tubos catódicos.

Para Costa Rica el siglo XX, y en especial la segunda mitad, fue decisiva
en cuanto a la expansión y masificación de recibidores de televisión o radio (si
lo analizamos de manera homogénea), así como de una cultura consolidada
respecto al cine y a su asistencia, teniendo así que se produce en 1930, El
Retorno, la primera película de factura costarricense (Cortés & Freer, 2000) la
cual es una historia de amor muda y contada a blanco y negro resuelta con la
creatividad de los recursos disponibles y de Rómulo Bertoni y Walter Bolandi
quienes lograron marcar un hito histórico y nos permiten dimensionar de
manera adecuada la época y sus avances. El cine fue el adelantado de la
dupla; de la televisión aún no podemos hablar puesto que cronológicamente
está más adelante, por lo cual la abordaremos más adelante.

Mientras que en la capital sucedía el desarrollo de las salas de cine, el


campo gozaba de la libertad de niños como comentaba Mario Salas Granados
de 90 años, oriundo de Heredia, el cual disfrutaba

“(a los ocho años del) fútbol, viajes a los ríos y posas; iban de Heredia a
San José a pie a ver partidos y al Lago de los Niños, recolectar frutas de
árboles y cafetales por diversión.”

-Entrevista comentada por José Antonio Elizondo. (Original disponible)

Una vida idealizada salta del testimonio de don Mario y es perpetuada


por quienes hoy son nuestros abuelos y padres, más sin embargo años antes
de esta remembranza y con gran potencia se desarrolla un pequeño avance
que sería el pionero del primer medio masivo en penetrar efectivamente a

6
nuestra población: la radio. Menciona Buzeta (Merayo, 2007) que en 1907, la
United Fruit Company implanta un sistema de telegrafía inalámbrica en el país
para comunicar sus operaciones de manera remota y sencilla, a partir de ahí la
curiosidad de costarricenses notables como José Fidel Tristán, el cual emite una
señal de prueba, más sin embargo es Amado Céspedes quién logra transmitir
en vez de tonos telegráficos, la voz humana en 1923. A partir de aquí la
curiosidad aflora y es a través de una experimentación empírica y casera que
poco a poco se consolida un medio que pronto será expandido, y que para
objeto de nuestro análisis partiremos de la exitosa masificación inaugurada con
la década de los 30, siendo el camino inaugurado por la NRH (1923) y por
Radio Nacional (1926) y precedido con éxito por Alma Tica y sus memorables
radio novelas y programación de corte nacional, ya a partir de los 30s podemos
hablar de transformaciones en la rutina cotidiana como lo menciona Fernando
Zamora de 81 años:

“De joven que recuerde era la radio, pero la corriente la ponían a partir
de las 5 de la tarde, entonces hasta esa hora se podía empezar a
escuchar.”

-Entrevista por Andrea Zamora. (Original disponible)

Las voces de quienes fueron impactados por la radio, televisión y cine,


coinciden unánimemente con que la radio se coronó como la reina de sus
hogares; la “sencillez” del medio hacía que les acompañara como una vecina,
que nunca tenía que aplanchar o preocuparse por la ropa de los chiquillos, eran
esas tertulias con los locutores, los buenos momentos con las radionovelas, la
variedad musical, el rosario de las 3, son la primordial memoria de nuestros
interlocutores así como los programas que escuchaban:

“Sus preferidas eran “Chucho el Roto” y “Tres Patines”(La tremenda


Corte). Escuela para Todos le gustaba mucho (...) Cuando había
cosechas de café, los vecinos de su edad iban a recolectar el grano,
juntos. Si estaban cerca de una de sus casas, iban a sintonizar la radio
para escuchar música mientras trabajaban”

-Entrevista a Maritza Acuña Murillo (48 años) comentada por David Bolaños.
(Original disponible)

7
Más sin embargo si hacer cine pudo ser una quijotada con los recursos
existentes en el país, ahora desarrollar las transmisiones deportivas radiales
“en vivo”, las cuales se inician en 1932, se requería de creatividad
inimaginable, como en el caso que comenta Buzeta sobre las transmisiones de
eventos ciclísticos:

“Dado que no existían sistemas inalámbricos como los que funcionan


hoy en día, la información con la posición de los competidores llegaba
por medio de palomas mensajeras que eran liberadas desde un
automóvil que iba en la caravana. Cada paloma representaba un punto
en la carretera. Cuando llegaban a la casa de don Alberto Montes de
Oca, que era su dueño, él avisaba por teléfono a la estación de don
Enrique Garnier, que a su vez se lo comunicaba a la audiencia”

(Merayo, 166)

Así la oferta de la radio poco a poco empezó a narrar la vida de sus


radioescuchas, y así se consolidó teniendo o no la oportunidad de poder tener
una en casa; la radio era una excusa para entablar relaciones con el vecino que
sí tenía de manera que, sin que intermediara el interés y solo la plena
convivencia, se configuraban nexos humanos alrededor de la experiencia de
escuchar. A lo largo de las experiencias de entrevista, todos los entrevistados
aducen a este sentimiento además de ser educados por esta puesto que les
ayudó a entretenerse, les enseñó a informarse y mantenerse al tanto del
acontecer nacional en los diferentes campos.

Sin embargo, y con el auge de la radio, ya se rumoraba otra aventura


sobre un nuevo medio que permitió ver al hombre pisar la Luna y con ello
hacerle soñar sobre sus posibilidades: la televisión.

Cómo toda novedad tecnológica su costo era privativo respecto a la


radio, cuyo consumo ya se había generalizado, más eso no hizo fatigar a Carlos
Reyes, Álvaro Zamora, René Picado Esquivel y un grupo de entusiastas
técnicos e ingenieros eléctricos, bajo la asociación con la American
Broadcasting Company (ABC, relación que perdura hasta 1973), que lucharon
desde la segunda mitad de los años 50s contra los retos y restricciones
gubernamentales logrando fundar la primera televisora comercial del país en

8
1960, un 9 de mayo dejando así el país un atraso en la adopción de esta
tecnología, para muestra los siguientes datos: mientras que en Estados Unidos
ya habían 45 millones de televisor

La masificación se fue dando paulatinamente y no es hasta luego de


aproximadamente 5 años, de manera sostenida, se da un aumento de la
cantidad de hogares con televisión, esto debido a que la experiencia de oír se
enriquecía con el ver:

Con la televisión mi primer contacto fue en el año 1965 también eran a


blanco y negro, los televisores eran de tubos y en ese entonces valían
700 colones, algunos programas que se veían eran “Bonanza”, “Ruta
63” y “Perdidos en el espacio””

- Anita Pérez Hidalgo, 62 años.

Con la televisión la conocí en 1966 en un “comisariato”(pulpería), yo


asistía a ese lugar para ver televisión, en ese entonces solo la compañía
bananera y los comisariatos tenían televisión, mucha gente iba a estos
lugares a ver televisión. (...)La experiencia fue buena más cuando uno
ya empezaba salir radios y televisores nuevos, uno ya tenía más
oportunidad de saber que pasaba en otras partes del país, y (tenía) más
distracciones.

-Antonio Rivas Rodríguez, 55 años.

Así las radionovelas dieron paso a las telenovelas, haciendo que la radio
sucumbiera en audiencia. La fidelidad de quién descubrieron la magia de la
primera vez con la radio fueron sus fieles oyentes, más en la noche el tubo
catódico brillante al bailoteo de algún concurso o noticia, robó el puesto de
privilegio de los hogares.

Programas como “Bonanza” (1959-1973) y “Perdidos en el espacio”


(1965-1968) insertaron a los costarricenses en realidades ajenas y a fantasías
que hicieron cambiar los juegos de los niños de esa época, como producto
natural del éxito que estas series obtuvieron y que permanecen dentro del
colectivo social de la época y que aún perdura entre quienes tuvieron el
privilegio de tener un televisor en casa, puesto que su precio era prohibitivo
para muchos hogares.

9
Uno de los medios de comunicación masivos que han perdurado de
manera sinérgica con los nuevos avances tecnológicos y dándose su lugar
entre el público es el cine, es así como devolviéndonos a antes de inicios de
siglo, exactamente en 1897, el cine llega a nuestro país íntimamente ligado
con el teatro, siendo la primera sala de cine un teatro: el legendario Teatro
Variedades que se funda en 1892, pero que en 1920 se convierte en sala de
cine y de manera formal da la inauguración del cine como forma masiva de
diversión. A raíz del desarrollo dado por el país y por la inclusión del cine
dentro del espectro citadino, San José fue calificado a inicios del siglo XX como
una “metrópoli en miniatura” (Molina & Palmer, 1997), más sin embargo el
alcance nacional del cine tardaría años, como podemos inferir a partir del
testimonio de Anita Pérez Hidalgo de 62 años, oriunda de la zona sur del país

Con el cine la primera vez que lo conocí fue en el año 1967 en la zona
sur, en las fincas de Coto 43 y Coto 47 en Ciudad Neily. En ese entonces
se veían las películas de “Cantinflas”, El enmascarado de plata... se
veían en blanco y negro.

-Entrevista por Katherine Vargas. (Original disponible)

Las palomitas de maíz en el cine eran una solución sofisticada, las


melcochas y dulces como menciona Selim Valverde, oriundo de San José y de
74 años, era la tendencia para ver películas como Frankestein (1931) o
disfrutar del cine mexicano, el cual contó con gran auge en las carteleras de
los cines, con Cantinflas, Tin Tan y más tardíamente con el luchador El Santo,
el enmascarado de plata.

El consumo de cine con el paso de los años se fue generalizando y de


manera coherente ya para 1940 se tenían en San José 12 salas de cine
(Fumero, 2005). Más como menciona Fumero, es interesante analizar, y a la luz
de nuestras entrevistas, la euforia con que las generaciones que vivieron la
apropiación del cine como una forma de entretenimiento legítima, así los cines
inherentemente determinaba una estratificación, así por ejemplo menciona
Selim Valverde que la entrada al Teatro Raventós estaba condicionada a una
vestimenta apropiada, en este caso, vestido de traje. Acota también Valverde
que fue en este cine donde por primera vez (en 1953) se proyectó una película
en Cinemascope (formato de pantalla ancha, que comprime la imagen de

10
formato 16:9 a 4:3 y luego la reconvierte al formato original) siendo esta “La
túnica sagrada” protagonizada por Richard Burton.

Así el cine exaltó la curiosidad de una generación, que si bien es cierto,


no vio el nacimiento como tal del cine, siempre se sintió atraída a la
sensualidad de la pantalla gigante a blanco y negro, inclusive algunos veían
algún futuro partiendo de la vivencia de la radio, como mencionó Valverde con
tono jocoso a su hermano cuando eran niños: “¡Qué lindo un aparato dónde se
pueda ver operas!” “Está loco...” le respondió el hermano. Cada día las
fronteras cambian.

En medio de un proceso de masificación del consumo de los medios,


paulatinamente aparecen en el mercado diversas formas de capturar de forma
“casera” tanto audio como video, en el caso particular de nuestras entrevistas
nos topamos un caso en el cual nuestro entrevistado, Selim Valverde, el cual
por diversos motivos emigró a Estados Unidos, pudo adquirir por
aproximadamente $37,501 (Life, 1955) una filmadora Brownie de Kodak bajo el
formato de película de 8 mm cerca de los años setenta. El poder producir
medios poco a poco se fue expandiendo de manera gradual provocando así
una penetración de estos medios en la realidad estadounidense, siendo
nuestro país para esa época y a la luz de las declaraciones de nuestro
entrevistado, dejado atrás en esta tendencia audiovisual, por lo privativo de los
precios más esto no precisamente quiere afirmar la ausencia de propietarios
de cámaras similares en la época.

Así a lo largo del tiempo las generaciones jóvenes que hoy componen a
nuestro grupo entrevistado, que en promedio es mayor a 50 años de edad, se
enfrenta a nuevas maneras de llevar las narraciones que cautivaron sus
corazones, y ante esas maneras de declaran en ocasiones neófitos o poco
conocedores sobre los medios y tecnologías que para los “nativos digitales”,
como son quienes abordan el presente trabajo, son comunes e inclusive
sumamente intuitivas al haber crecido con ellas, tanto directa como
indirectamente.

1 Calculando la inflación acumulada desde 1955, equivaldrían a 303.10dólares al 2010.


Conversión hecha usando los datos de
http://www.dollartimes.com/calculators/inflation.htm

11
En el desarrollo y análisis de las entrevistas, a grosso modo ninguno
pudo negar el impacto de los medios de comunicación en su diversa
manifestación, teniendo que en el caso de la radio, sin duda alguna fue la que
más constantemente, en cuestión de recuerdos y anhelos, salió a relucir en las
conversaciones sostenidas. En todas las entrevistas se pudo medir un consumo
amplio de la radio, y en segundo lugar de la televisión, dejando al cine a
experiencias más recientes o particulares que en lo principal se sustentan en
las condiciones económicas particulares de los entrevistados en la época. Otro
factor que nos permite afirmar el impacto de los medios es la heterogeneidad
de los estratos sociales de nuestros abordados, así como su formación
educativa lo que nos brindó una perspectiva distinta respecto a las vivencias y
consumo del audiovisual.

12
Conclusiones
Habiendo finalizado nuestra investigación, recopilado y analizado los
datos, dimos con las siguientes conclusiones generales: Uno de los aspectos
más influyentes en los cambios que han desarrollado los medios audiovisuales
de las generaciones pasadas es el gran avance de la tecnología. Sin duda
estos medios permitieron de cierto modo el cimiento de una identidad cultural
propia, el rápido consumo de estos medios se debió a la necesidad de la gente
como un factor importante en cuestiones de información de acontecimientos
relevantes dentro y fuera de nuestro país. Por otra parte cabe mencionar que
estos medios se convirtieron en elementos importantes para el ocio y el
entretenimiento de las familias.

Con el pasar de los años los medios audiovisuales han ofrecido un acceso
más facilitado debido al impulso que ha tenido la industria a nivel mundial; en
la actualidad podemos compartir con nuestros abuelos, padres y hermanos la
modernidad que nos ofrecen estos medios audiovisuales y que sin duda nos
facilitan y mejoran el estilo de vida de cada uno de nosotros; pero algo que no
se deja de compartir son aquellas valiosas e incomparables anécdotas que nos
hacen darnos cuenta que los medios se volvieron indispensables para ciertas
actividades cotidianas y que nos hacen reflexionar sobre qué ha pasado con los
medios tradicionales de entretenimiento que se caracterizaban por la presencia
absoluta del ser humano como tal.

13
Bibliografía
CCPC. «Los primeros años del cine en Costa Rica». Centro
Costarricense de Producción Cinematográfica., s.d.
http://www.centrodecine.go.cr/cine-video-costa-rica.

Cortés, Maria & Freer, Carlos. (2000). ¡Luces, cámara, acción!--


textos de cine y televisión. Editorial Universidad de Costa Rica.

Fumero, Patricia. Cultura y sociedad en Costa Rica: 1914-1950.


San José: Editorial Universidad de Costa Rica, 2005.

Merayo, Arturo (2007). La radio en Iberoamérica: evolución,


diagnóstico, prospectiva. Comunicación Social.

Molina, Iván, & Palmer, Steven (1997). Historia de Costa Rica:


breve, actualizada y con ilustraciones. Editorial Universidad de Costa
Rica.

Nacimiento de la televisión en Costa Rica « TELEVITICA». (2010). .


Recuperado a partir de http://www.youtube.com/watch?
v=ZLAFkL3I9jY&feature=youtube_gdata_player

Time Inc. (1955, Diciembre 5). LIFE, 39(23), 208.

14