Está en la página 1de 3

Poder Judicial

Corte suprema de justicia y Jueces

El Poder Judicial venezolano del siglo xix tuvo un significado más bien simbólico. El
número de causas era muy reducido y como había conciencia que el eje del poder estaba en
los caudillos no se esperaba de los jueces independencia frente a ellos. Los jueces eran
pocos y su rol era en gran medida ceremonial, de disposición de asuntos de rutina y de
expresión de la voluntad del caudillo en términos de decisiones judiciales. En el siglo xx, la
figura del caudillo cambia por la del dictador, pero dado el aspecto más institucional de la
dictadura de Gómez comienzan a aparecer ciertos rasgos de permanencia, aunque
ciertamente no puede pensarse que los jueces hubieren sido independientes del poder
político. Al iniciarse el sistema democrático de partidos, la Corte Suprema es
renovada, aunque parte de los jueces permanecieron en su destino.

El período de los jueces de instancia era de cinco años y en cada período constitucional
tenía que procederse a la nueva designación de los jueces. Tal sistema no sólo no garantiza
la estabilidad e independencia de los jueces, sino que rápidamente determinó su
partidización.
Para su designación y permanencia, los jueces necesitaban de la vinculación a un grupo
político que era así el garante de su estabilidad y promoción.

Hasta 1968, el acuerdo básico de la élite política venezolana en consolidar una democracia
de partidos no causó mayores protestas ni denuncias públicas en contra de la situación de la
administración de justicia. La penetración de las tribus se justifica, además, por la
necesidad de controlar el Poder Judicial en una época de inestabilidad política producida
por intentos de golpes militares, en los primeros años, y luego por insurrección guerrillera.

Poder Moral. (1819)

El Poder Moral, el cual fue ideado por Simón Bolívar, y propuesto en el Congreso de
Angostura de 1819, Simón Bolívar presentó su proyecto de poder moral con una serie de
ideas y principios. ... De acuerdo a la concepción del Libertador Simón Bolívar del Poder
Moral es el que tenía como función atenuar la  preponderancia del Ejecutivo, y a contener a
éste en beneficio de la libertad, principio superior de la existencia social.

(Aunque el poder moral no fue aprobado por el congreso de angostura, se estableció que
para votar y ejercer derechos ciudadanos eran necesario saber leer y escribir.)

Cámara de educación y Cámara moral

Está encargada de la educación física y moral de los niños, desde su nacimiento hasta la


edad de doce años cumplidos. Siendo absolutamente indispensable la cooperación de las
madres para la educación de los niños en sus primeros años, y siendo éstos los más
preciosos para infundirles las primeras ideas, y los más expuestos por la delicadeza de sus
órganos, la Cámara cuidará muy particularmente de publicar y hacer comunes y vulgares en
toda la República algunas instrucciones de todas las madres de familia sobre uno y otro
objeto. Como la Cámara misma recogerá dentro de poco tiempo mejor que nadie todos los
datos y conocimientos necesarios para semejantes obras, compondrá y publicará alguna que
sirva a la vez de estímulo para que se ocupen otros de este trabajo, y dé instrucción para
todos. No perdonará medio ni ahorrará gasto ni sacrificio que pueda proporcionarle estos
conocimientos.

Al efecto de adquirirlo, convocará hombres estrictos, instruidos y despreocupados que


inquieran, por todo el mundo, y atesoren toda especie de conocimientos sobre la
materia. Siendo nuestros colegios actuales incapaces de servir para un gran plan de
educación, será un cuidado muy especial de la Cámara delinear y hacer construir los que se
necesitan en toda la República, tanto para niños como para niñas, que deben estar separados
por lo menos desde que la razón empieza a obrar en ambos.

Poder Electoral. (1825)

La elección era de tipo indirecta o de segundo grado: Solo los hombres que tuviesen
propiedades podían elegir a un representante por cada 20.000 habitantes quienes a su vez
elegirían los representantes de la Cámara de Diputados y Senadores además de los tres
encargados del Poder Ejecutivo (triunvirato).

En lo social, porque responde a un requerimiento evolutivo e institucional de los


mecanismos e instrumentos que resguardan debidamente la voluntad general del soberano
en los actos electorales. Esta evolución institucional se puede constatar a partir de la
Constitución de 1811 con la proclamación de la independencia de Venezuela y nuestra
primera Carta Magna, y se ha ido estableciendo a través de sucesivas reformas de los
postulados y órganos electorales de hecho y por derecho. En lo político, por las
particularidades intrínsecamente observadas en las relaciones de poder que existen y han
existido en Venezuela, las cuales han derivado y procurado, por parte de los mismos actores
sociopolíticos, que las reglas electorales sean aisladas del conflicto político cotidiano y
ficcional.

Lo anterior se orienta hacia la conformación de una nueva estructura organizacional, que


tenga como base y principio la autonomía funcional presupuestaria, la despartidización de
la administración electoral y por supuesto la transparencia y celeridad de los actos de
votación y escrutinio.
Bibliografía

file:///C:/Users/Gabriel/Downloads/Dialnet-CrisisPoliticaYSistemaJudicialEnVenezuela-
1051333.pdf

https://www.monografias.com/docs/el-poder-moral-FKCYNCTPJDGNY

file:///C:/Users/Gabriel/Downloads/Dialnet-
SimonBolivarAtribucionesDeLaCamaraDeEducacion1819-3036599%20(1).pdf

http://www.cne.gob.ve/web/la_institucion/base_juridica.php

https://www.redalyc.org/pdf/177/17709107.pdf

También podría gustarte