Está en la página 1de 5

Arquidiócesis de Quito

www.arquidiocesisdequito.com.ec

CUID
ME

YO

O
+ Alfredo Espinoza, sdb.

Semanario Litúrgico • Director: P. Luis Ricchiardi, sdb. • N.º 3057 • Tiraje: 350 000 28 de noviembre de 2021
Edita: Centro Salesiano de Publicaciones Pastorales José Ruaro
Telf.: 02-250-6248 opción 3 o ext. 30151 / 22201 / 22202 / 02-250-6251 Cel.: 098 351 6617
I Domingo de Adviento
correo-e: luzdeldomingo@salesianos.org.ec Ciclo C
Impresión: Editorial Don Bosco-Centro Gráfico Salesiano. Cuenca

DESPIERTA, tu liberación está cerca


un compromiso serio de vigilancia: «Levántense
y levanten la cabeza, porque su liberación está
cerca» (Lc 21, 28), dice Jesús. Levántate y reza.
Nos levantamos cuando esperamos algo, o, me-
jor dicho, cuando esperamos a alguien. En este
caso, estamos esperando a Jesús, no debemos
quedarnos estancados en nuestro egocentris-
mo, nuestros problemas, nuestras alegrías o
nuestras tristezas. La Palabra de Dios nos urge
a dirigir nuestros pensamientos y corazones ha-
cia «Aquel que está por venir». Por eso también
nos pide que recemos.
La oración está íntimamente ligada a la vi-
gilancia. Los que no esperan no saben lo que
significa orar, lo que significa volverse al Señor
con todo su corazón. Las palabras de la oración
comienzan a florecer en nuestros labios cuando
levantamos la cabeza de nosotros mismos y de
nuestro horizonte y nos volvemos hacia el Se-
Ilustración: CSPP

ñor. El salmo nos recuerda: «A ti, Señor, levan-


to mi alma». En este tiempo de Adviento, todos
debemos unir nuestras voces y clamar juntos al
Señor para que pronto venga entre nosotros:
«¡Verán venir al Hijo del Hombre en una «¡Ven, Señor Jesús!».
nube, con gran poder y majestad!».
Que estos días de Adviento sean, por tanto,
Desde hoy hasta Navidad estamos llama- días de frecuentación del Evangelio, días de lec-
dos a mantenernos despiertos y en oración. tura y reflexión, días de escucha y oración, días
El Adviento nos invita a ampliar la mente y el de reflexión sobre la Palabra de Dios, tanto so-
corazón para abrirnos a nuevos horizontes. No los como juntos. No pase un día sin que la Pala-
se nos pide que escapemos de nuestros días bra de Dios descienda a nuestro corazón. Si le
y mucho menos que nos proyectemos hacia damos la bienvenida, nuestro corazón ya no se
metas ilusorias. Al contrario, este momento parecerá a una cueva oscura; en cambio, puede
es oportuno para tener un sentido realista de convertirse en el pesebre donde renace el Señor
uno mismo y de la vida en este mundo, para Jesús. Por tanto, acojamos con agrado la bendi-
hacernos preguntas concretas sobre cómo y ción del apóstol: «Que el Señor les haga crecer
para quién gastamos la vida. No se trata sim- y abundar en el amor entre ustedes y con todos»
plemente de hacer un esfuerzo psicológico (1 Ts 3, 12a). Es la forma correcta de dar nues-
o de crear algún estado de arrepentimiento tros primeros pasos en este tiempo de Adviento.
superficial. El tiempo de Dios que irrumpe en ¡Feliz domingo y feliz Adviento!
P. Ángel Tapia E.
nuestra vida nos pide a cada uno de nosotros Centro Teológico Pastoral Arquidiocesano
28 de noviembre de 2021

º Ritos iniciales Liturgia de la Palabra


Guía: Hermanos, la Iglesia nos invita hoy a
Guía: Abramos nuestro corazón a la
iniciar el Adviento como un camino de pre-
escucha, porque el Señor quiere decirnos
paración y espera al encuentro con Cristo,
hoy cómo debemos prepararnos para
que viene por nuestra salvación. Manifeste-
celebrar la Navidad como un encuentro
mos nuestros sentimientos de alegría y de
personal y comunitario con Cristo.
esperanza cantando.
1. RITO DE ENTRADA 4. PRIMERA LECTURA Jer 33, 14-16
Presidente: El Señor Jesús, que viene a Lector: Lectura del libro del profeta
salvarnos, esté con todos ustedes. Jeremías.
Asamblea: Y con tu espíritu. Se acercan los días, dice el Señor, en
2. RITO PENITENCIAL que cumpliré la promesa que hice a la casa
Presidente: Humildes y penitentes como el de Israel y a la casa de Judá.
publicano en el templo, acerquémonos al En aquellos días y en aquella hora, yo
Dios justo, y pidámosle que tenga piedad haré nacer del tronco de David un vásta-
de nosotros, que también nos reconoce- go santo, que ejercerá la justicia y el
mos pecadores. derecho en la tierra. Entonces, Judá esta-
(Un momento de silencio). rá a salvo, Jerusalén estará segura y lla-
Presidente: Tú que viniste al mundo para marán «el Señor es nuestra justicia».
salvarnos: Señor, ten piedad. Palabra de Dios.
Asamblea: Señor, ten piedad. Asamblea: Te alabamos, Señor.
Presidente: Tú que nos visitas continua- 5. SALMO DE RESPUESTA Salmo 24
mente con la gracia de tu Espíritu: Cristo, Salmista: Descúbrenos, Señor, tus caminos.
ten piedad. Asamblea: Descúbrenos, Señor, tus
Asamblea: Cristo, ten piedad. caminos.
Presidente: Tú que vendrás un día a juz- Descúbrenos, Señor, tus caminos, guía-
gar nuestras obras: Señor, ten piedad. nos con la verdad de tu doctrina. Tú eres
Asamblea: Señor, ten piedad. nuestro Dios y Salvador y tenemos en ti
Presidente: Dios todopoderoso, tenga nuestra esperanza. R.
misericordia de nosotros, perdone nuestros Porque el Señor es recto y bondado-
pecados y nos lleve a la vida eterna. so, indica a los pecadores el sendero,
Asamblea: Amén. guía por la senda recta a los humildes
3. ORACIÓN COLECTA y descubre a los pobres sus caminos. R.
Presidente: Concede a tus fieles, Dios Con quien guarda su alianza y sus man-
omnipotente, el deseo de salir al encuen- datos, el Señor es leal y bondadoso. El
tro de Cristo por la práctica de las buenas Señor se descubre a quien le teme y le
obras, para que, puestos un día a su dere- enseña el sentido de su alianza. R.
cha, merezcan poseer el reino celestial.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que 6. SEGUNDA LECTURA 1 Tes 3, 12-4, 2
vive y reina contigo en la unidad del Lector: Lectura de la primera carta del
Espíritu Santo y es Dios por los siglos de apóstol san Pablo a los tesalonicenses.
los siglos. Hermanos: Que el Señor los llene y
Asamblea: Amén. los haga rebosar de un amor mutuo y
hacia todos los demás, como el que yo
I Domingo de Adviento - Ciclo C

les tengo a ustedes, para que él conserve


sus corazones irreprochables en la santi- Velen, pues, y hagan oración conti-
dad ante Dios, nuestro Padre, hasta el día nuamente, para que puedan escapar de
en que venga nuestro Señor Jesús, en todo lo que ha de suceder y comparecer
compañía de todos sus santos. seguros ante el Hijo del Hombre.
Por lo demás, hermanos, les rogamos y Palabra del Señor.
les exhortamos, en el nombre del Señor Asamblea: Gloria a ti, Señor Jesús.
Jesús, a que vivan como conviene, para
agradar a Dios, según aprendieron de 9. PROFESIÓN DE FE
nosotros, a fin de que sigan ustedes pro- Creo en Dios, Padre todopoderoso,/
gresando. Ya conocen, en efecto, las ins- Creador del cielo y de la tierra./ Creo en
trucciones que les hemos dado de parte Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor,/
del Señor Jesús. que fue concebido por obra y gracia del
Palabra de Dios. Espíritu Santo,/ nació de Santa María
Asamblea: Te alabamos, Señor. Virgen./ Padeció bajo el poder de Poncio
7. ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Pilato,/ fue crucificado, muerto y sepulta-
do./ Descendió a los infiernos./ Al tercer
Asamblea (cantando): Aleluya, aleluya.
día resucitó de entre los muertos./ Subió a
Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos
los cielos/ y está sentado a la derecha de
tu salvación.
Dios, Padre todopoderoso./ Desde allí ha
Asamblea: Aleluya, aleluya.
de venir a juzgar a vivos y muertos./ Creo
8. EVANGELIO Lc 21, 25-28.34-36 en el Espíritu Santo,/ la santa Iglesia cató-
† Lectura del santo Evangelio según san lica,/ la comunión de los santos,/ el perdón
Lucas. de los pecados, / la resurrección de la
Asamblea: Gloria a ti, Señor. carne y la vida eterna.
Asamblea: Amén.
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus dis-
cípulos: «Habrá señales prodigiosas en el 10. ORACIÓN UNIVERSAL
sol, en la luna y en las estrellas. En la Presidente: En este primer domin-
tierra, las naciones se llenarán de angus- go de Adviento, presentemos nues-
tia y de miedo por el estruendo de las olas tras oraciones, diciendo: Ven, Señor Jesús.
del mar; la gente se morirá de terror y de Asamblea: Ven, Señor Jesús.
angustiosa espera por las cosas que ven-
1 Por la Iglesia universal, para que cana-
drán sobre el mundo, pues hasta las
lice las esperanzas de los hombres que
estrellas se bambalearán. Entonces,
buscan la verdad y la justicia, hacia el en-
verán venir al Hijo del Hombre en una
cuentro con Cristo. Oremos al Señor.
nube, con gran poder y majestad.
Cuando estas cosas comiencen a 2 Por los niños, adolescentes y jóvenes,
suceder, pongan atención y levanten la que sueñan con una vida plena, para
cabeza, porque se acerca la hora de su que encuentren amigos que les acom-
liberación. Estén alerta, para que los pañen para abrir esos nuevos caminos.
vicios, como el libertinaje, la embriaguez Oremos al Señor.
y las preocupaciones de esta vida no 3 Por todos nosotros, para que el Adviento
entorpezcan su mente y aquel día les sor- nos comprometa a revisar nuestra vida a
prenda desprevenidos; porque caerá de la luz del Evangelio, dispuestos a cam-
repente como una trampa sobre todos los biar todo lo que sea necesario. Oremos
habitantes de la tierra. al Señor.
4 Por las familias: para que juntos puedan
superar las adversidades y sean ejemplo Despedida
vivo de fe, esperanza y amor. Oremos
al Señor. Guía: Celebrar el Adviento nos compro-
Presidente: Te lo pedimos por Jesucristo, mete a abrir nuestro corazón al Señor
nuestro Señor. para conocer su mensaje leyendo el
Evangelio, y para cambiar de vida. Esta
Asamblea: Amén.
semana voy a corregir el defecto que más
molesta a las personas que me rodean.
Liturgia de la Eucaristía
11. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Evangelio y Vida
Recibe, Señor, los dones que te ofre-
«Pongan atención y levanten la cabeza,
cemos, de los mismos bienes que nos
porque se acerca la hora de su liberación»
has dado, y concédenos que la oración
que hacemos en esta vida temporal se En la primera parte del Adviento, la liturgia de
convierta en premio de redención eter- la Iglesia pone énfasis en el retorno glorioso de
na. Por Jesucristo, nuestro Señor. Cristo al final de los tiempos.
• Las lecturas de hoy nos recuerdan que el Se-
Asamblea: Amén.
ñor vendrá a hacer justicia, pero no al modo
12. ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN en que la conocemos actualmente, sino efec-
Te pedimos, Señor, que nos aproveche tiva, conforme a la verdad de Dios.
la celebración de estos misterios, con los • Esto ha sido anunciado desde la época de
los apóstoles, y también se había predicho al
cuales nos enseñas, mientras vivimos en pueblo de Israel por medio de los profetas.
medio de las cosas pasajeras, a des- • ¿De qué nos viene a liberar Jesús en su se-
cubrir el valor de los bienes eternos y a gunda venida, que, a diferencia de la prime-
poner en ellos nuestro corazón. Por Je- ra —en la que vino pobre y humilde—, ahora
sucristo, nuestro Señor. será «con gran poder y majestad»?
Asamblea: Amén. • Él viene a derrotar las fuerzas del mal que opri-
men a los hijos de Dios y pretenden apartarlos del
HIJAS DE LA POBREZA DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO culto al único Dios verdadero y de su salvación.
• Por eso se nos pone en alerta, para que nin-
Una entrega total de amor a Jesús
guna de las cosas de este mundo entorpez-
y a los más pobres. Facebook: savhpss
Contáctenos: sav.nucleoquito@gmail.com can nuestra mente y seamos sorprendidos.
Telf.: (593-02)3161389 | Cel.: (593)992849657 Tomado de Misal de la Obra Nacional de la Buena Prensa - México D. F.
Mi Dios, mi todo.

Tiempo Litúrgico: I Tiempo de Adviento Liturgia de las Horas: I Semana


SANTORAL LECTURA DIARIA PALABRA DE FE
L 29 SAN SATURNINO Is 2, 1-5/ Sal 121/ Mt 8, 5-11. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.
M 30 SAN ANDRÉS, APÓSTOL Rom 10, 9-18/ Sal 18/ Mt 4, 18-22. El mensaje del Señor resuena en toda la tierra.
M 1 SAN ELOY Is 25, 6-10/ Sal 22/ Mt 15, 29-37. Habitaré en la casa del Señor toda la vida.
J 2 SANTA BIBIANA Is 26, 1-6/ Sal 117/ Mt 7, 21.24-27. Bendito el que viene en el nombre del Señor.
V 3 SAN FRANCISCO JAVIER Is 29, 17-24/ Sal 26/ Mt 9, 27-31. El Señor es mi luz y mi salvación.
S 4 SAN JUAN DAMASCENO Is 30, 19-21.23-26/ Sal 146/ Mt 9, 35-10,1.6-8. Alabemos al Señor, nuestro Dios.
D 5 II DOMINGO DE ADVIENTO Baruc 5, 1-9/ Sal 125/ Fil 1, 4-6.8-11/ Lc 3, 1-6. Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.
C UI D
ME
Grupo

YO

O
Editorial
Don Bosco

SEMANA 1 SEMANA 2
• Esperanza • Fe
• Recuerda: Jesús • Recuerda: Preparar
pronto llegará el camino del Señor
• Rom 15, 12-13 • Lc 3, 4-6

Adviento:
tiempo de
preparación

SEMANA 3 SEMANA 4
• Alegría • Paz
• Recuerda: Vivir la alegría • Recuerda: «Gloria a Dios
ante la venida del Señor en el Cielo y en la tierra paz
• Lc 2, 10 a los hombres…»
• Lc 2, 14

www.edibosco.com

También podría gustarte