Está en la página 1de 16

EMILIO

Foto del cuartel Loa, hoy intendencia militar .

VILLANUEVA

PRINCIPALES EDIFICIOS MILITARES
Ministerio de Guerra. — El edificio que ocupa
esta repartición pública es de propiedad del Estado. Fue construido para residencia particular y convenientemente adaptado, hoy sirve para el objeto a que se le destina. Se encuentra situado entre las calles Junín e Indaburo. Además del Ministerio de la Guerra, que está decorosamente ornamentado, funcionan la Jefatura Militar del Norte y otras reparticiones.

Estado Mayor General. — Esta elevada repartición pública ocupa el edificio fiscal, situado en la calle General Campero, frente al Instituto Nacional de Comercio. En él funcionan todas las secciones de este departamento principal del ejército.

93

Colegio Militar.—Se halla situado sobre la Avenida Villazón, destacándose su frontis casi en toda ella. Su Construcción es de cal y ladrillo.
Dos vistas del Colegio Militar, arriba foto Cordero, abajo foto Bolivia en el primer Centenario.

Cuenta con un salón de honor, con amplias salas de clases, gabinetes de física y química, con un casino para oficiales, un amplio salón de gimnasia, biblioteca, baños, dormitorios, comedores, ropería, etc. Comenzó a construirse el año 1907 y recientemente se ha completado su edificación, que se ofrece como una de las más suntuosas de la población. El Colegio Militar fue fundado el año 1891, y es el primer plantel de Bolivia en su género, al propio tiempo que el modelo de instrucción militar boliviana, de donde egresan los oficiales de Ejército, después de un curso de cuatro años.

Intendencia de Guerra. — Este es un gran edificio que se
levanta entre las calles Recreo y Colón. Fue construido en 1900. Cuenta con ex tensos talleres y amplios almacenes, siendo el depósito de todo el material de guerra de Bolivia. En este mismo local funciona una escuela de artes y oficios, donde se preparan músicos para el Ejército, zapateros, carpinteros, sastres, tipógrafos, etc.

94

EMILIO

VILLANUEVA

XI.–LA IGLESIA PACEÑA.
Soldados rumbo al Chaco, foto Alberto Mendez Rocabado

EL OBISPADO. TEMPLOS CAPILLAS Y CONVENTOS Obispado. —La Paz es la sede episcopal del departamento, que se fundó el año 1605 por bula expedida por el Papa Paulo V., siendo obispo Fray Domingo Valderrama. Palacio Episcopal. — Se conoce con este nombre una casona colonial situada sobre la plaza Murillo, formando ángulo entre las calles Ballivián y Bolívar. Este edificio sólo vale por su pasado histórico, aunque arquitectónicamente no represente un papel airoso en la estética de la ciudad. Fue mandada a construir el año 1695, por el obispo Juan de Queipo de Llano, para Palacio Episcopal, habiendo servido en varias oportunidades como residencia de algunos presidentes de la República, como el general Belzu y el general Melgarejo. La Catedral. —Este edificio, que será uno de los más suntuosos de
la ciudad, se alza sobre la vereda S. de la plaza Murillo, adyacente al Palacio de Gobierno. Su construcción se remonta al año 1605, en que fue erigida la ciudad en obispado. El año 1648 habían progresado muy poco sus trabajos cuando llegó a la ciudad el obispo Antonio de Castro, “viendo que su iglesia catedral que había muchos años que no se acababa, siendo la principal obra de la capilla mayor, crucero y la mitad de la nave principal, con las capillas hornacinas colaterales, edificio ilustre de

La intendencia de Guerra está completada en sus servicios con el edificio conocido de la Avenida 16 de Julio, y por el Polvorín, ubicado en la región de Miraflores.

Cuarteles. — La Paz fuera de los edificios
militares que se han enunciado cuenta con el cuartel de Miraflores, que es uno de los mejor dotados de la capital, con el cuartel de Ametralladoras ubicando en la calle Colombia; con el cuartel Sucre, situado en la calle Sucre; con el cuartel Murillo que está también en la calle Sucre; con el cuartel de la Escuela de Guerra, y con el cuartel de Gendarmes, situado en Caja del Agua.

95
Soldados rumbo al Chaco, foto Alberto Mendez Rocabado

MOTIVOS

COLONIALES

arquitectura, de piedra, cal y ladrillos con bóvedas de locería, trató de proseguirla en la forma comenzada, dando de su renta 6.000 pesos de la fábrica y con la de la misma iglesia, y la que S. M. concedió, para que se acabase, se prosiguió la restante obra; sacando nuevos cimientos de piedra labrada y siguiendo los diseños y portadas de la misma forma. A su muerte el mismo obispo dio a su iglesia una lámpara la plata de peso de 8o marcos” (Cronista Mendoza, citado por Nicolás Acosta). El año 1826 se advirtió que el edificio no ofrecía la consistencia necesaria, y que ya había experimentado algunas rajaduras. Por esta circunstancia fue demolido por completo sin estrenarse. Su reedificación comenzó el año 1835 y corrió a cargo de un famoso arquitecto, el padre jesuita Manuel Sanauja, que acababa de dejar testimonio de su pericia artística construyendo la basílica de Potosí. El fue quien trazó el nuevo plano de la catedral de La Paz. El presidente de la República, general José Ballivián, con el objeto de impulsar la obra, hizo traer de Italia algunos picapedreros y marmolistas que instruyeron a los indios en el arte de pulir la piedra. Desde el año 1857 se suspendió el trabajo de la Catedral hasta 1864 hasta que el Municipio Paceño se impuso el deber de continuarlo, desgraciadamente sin éxito, pues la obra fue nuevamente abandonada.

Sólo más tarde en 1900 se pensó en concluir este edificio con intervención de la Prefectura y mediante la cooperación de una “ Junta impulsora”, pero no obstante los esfuerzos que se realizaron, su edificación marchó con mucha lentitud. Es en 1920 que ha merecido la atención preferente de los poderos públicos, en especial de la Prefectura Departamental, acentuándose más el interés por coronar definitivamente fábrica del templo metropolitano de La Paz el año 1922, a fin poder inaugurarlo en las fiestas del Centenario de la fundación la República. Es de piedra de sillería y ostenta el granito extraído del Choqueyapu en las alturas de Achachicala, y el de las célebres canteras de Comancha. Su arquitectura está caracterizada por una hermosa sobriedad, dejándose traslucir cierta tendencia romántica. No se nota en la Catedral paceña, exuberante recargo de adornos, sino más bien una austeridad majestuosa que permite destacar la riqueza ornamental que emerge del tallado y la pulimentación de las columnas y sus bóvedas. Existe el proyecto de colocar en el atrio de la catedral o en otro sitio adecuado que el monumento que el pueblo de La Paz ha erigido a Monseñor Caroli, notable internuncio.

Templo y Convento de San Francisco. — Este templo fue el segundo que se erigió en la ciudad el año 1549 y estaba anexo al Convento de Nuestra Señora de los Ángeles. Fue derruido y sobre el terreno que ocupaba se puso la fábrica del que actualmente existe.
El templo de San Francisco es uno de los más espaciosos de la ciudad, todo él de piedra canteada, con tres naves y por su corte colonial es uno de los monumentos artísticos de La Paz. Fue consagrado el año 1778. Su frontis da sobre la plaza de San Francisco y se destaca, ofreciendo sus arquerías mozárabes y la estructura renacentista de sus porches. En las naves de este templo, dice un memorialista, se conservan magníficos lienzos de Tintoreto, Rubens, Tiziano y Murillo. Desgraciadamente estos cuadros no existen en la actualidad. El convento ocupa una extensión de terreno, comprendida entre las calles Sagárnaga, Murillo, Santa Cruz y Figueroa. Tiene más de veinte religiosos. El convento de San Francisco sostiene y fomenta una escuela primaria que entre los establecimientos particulares ha adquirido singular importancia.

96

MOTIVOS

EMILIO

VILLANUEVA

Templo de Santo Domingo. — Se
encuentra situado formando ángulo entre las calles Ingavi y Yanacocha, en su atrio sobre esta última calle. Funciona hasta el presente como catedral; reside en ella el coro metropolitano de La Paz y allí se realizan los actos oficiales de culto. Este templo se fundó el año 1590 y formaba parte del convento de Santo Domingo o San Jacinto. Es de piedra labrada, de tres naves y de orden castellano. Desde la época de su inauguración ha sido objeto de varias refacciones, que le han hecho perder constantemente las líneas de su estilo. En este templo se conservan algunos cuadros, contándose entre ellos algunos de Rembrant y de Rubens. Además guardan diversos objetos con carácter de reliquias como la mano derecha de un obispo que jamás había tocado dinero, la mitra y el sombrero de teja del obispo Indaburo, etc. Aquí reposan los restos de don Sebastián Segurola, defensor de La Paz cuando el sitio de los indígenas.

Santo Domingo 1901 foto G. Bedregal

97

.

Templo de San Sebastián. — Se encuentra
situado hacia el N.O. de la plaza Alonso de Mendoza y se fundó bajo la advocación de San Pedro, habiéndose colocado su primera piedra al mes de la fundación de La Paz, es decir, el 20 de noviembre de 1548. El templo de San Pedro fue el primero que se construyó en la ciudad y cambió nombre por el de San Sebastián el año 1606.

Este templo ha sufrido varias alternativas: fue víctima de un incendio voraz el año 1781 por la audacia de los indígenas que sitiaron La Paz, y luego fue reedificado sobre las misma bases. Años más tarde, sufrió un nuevo incendio, habiendo sido reedificado en 1885 Actualmente es templo parroquial y como monumento arquitectónico nada ofrece digno de anotarse, pues su fábrica corresponde al objeto modesto al que ha sido destinado.

98

San Sebastián, 1901, foto Bedregal

EMILIO

VILLANUEVA

Templo de San Agustín.—Se halla ubicado
en la calle Mercado, al lado del Palacio Consistorial, y fue fundado el 24 de septiembre de 1562 por uno de los doce frailes agustinos que envió al Alto Perú el emperador Carlos V. Fue reedificado en 1768, habiendo experimentado nuevas mejoras en 1835 y después el año 1910. Su arquitectura es modesta y responde al gusto de la época en que fue construido. Hoy es templo de la parroquia del Sagrario.

Templo de la Merced.—
El edificio más notable que se alza en la Plaza Obispo Bosque es el templo de la Merced, que pertenece al extinguido convento de los mercedarios. Después de haber permanecido cerrado hasta el año 1918, abrió sus puertas inaugurándose en esa fecha la Parroquia de la Merced, que corre a cargo de un cura. En el orden arquitectónico este templo nada ofrece de interés. Es amplio, con ornamentación severa y cuenta con algunas imágenes hermosas. Entre ellas figura la del Santo Sepulcro, que anualmente es paseada en procesión el día de Viernes Santo. Esta procesión reviste excepcional solemnidad, pues la realza la presencia de los miembros del gobierno, de los cuerpos del Ejército y de lo más selecto de la población.
La nueva fachada del Sagrario, sin sus torres originales, interiores y el crucero, fotos Bedregal

99

Las torres de la Compañía de Jesús, por Eulalio Morales, inconclusas
MOTIVOS
COLONIALES

Templo y Convento de la Compañía de Jesús. —
El templo y el convento de la Compañía de Jesús ocupa casi toda la manzana comprendida entre las calles Jenaro Sanjinés, Sucre, Pichincha e Indaburo. El templo de la Compañía es el edificio más saliente de la zona N. 0. de la población y descuella por su esbelta construcción de orden ojival. Todavía está inconcluso exteriormente. Dentro se ofrece revestido de madera y luce sus

Templo de San Pedro. —
Se halla ubicado en la Plaza España. Su construcción es muy antigua y probablemente data del año 1778. Ha experimentado varias refacciones, siendo la más seria la que se efectuó el año 1796. En la actualidad es el asiento parroquial de San Pedro y está esmeradamente aseado, no ofreciendo ningún atractivo artístico.

altares también de madera que armonizan con el orden de su arquitectura. Es indudable que no es un edificio monumental, pero en cambio su fábrica sencilla al par que sólida lo fisonomiza imprimiéndole un sello de distinción y severidad muy sugestivo. El convento de los religiosos de la Compañía de Jesús está dividido en varias secciones, contándose una destinada al observatorio meteorológico y astronómico, la reservada para los religiosos y otra destinada para el plantel de enseñanza que sostienen.

La iglesia del San Calixto y el cielo de La Paz desde el balcón de la alcoba de Murillo, foto Fco. Bedregal

Iglesia del Carmen, Monasterio de Santa Teresa Foto Bedregal

Templo y Monasterio de Santa Teresa. —
Este monasterio fue fundado el año 1718 debido a la iniciativa de la señora Antonia Orihuela, duquesa de Estrada. El sitio que ocupa el monasterio y el templo es de una manzana completa, entre las calles Ballivián, Loaiza, Colón y Plaza Obispo Bosque. El templo de Santa Teresa es de fábrica criolla. El monasterio del Carmen fue reconstruido el año 1913 y su fachada principal da sobre la plaza Obispo Bosque, estando destinada toda esta sección del edificio a departamentos de alquiler.

88

EMILIO

VILLANUEVA

Templo y Convento de los Redentoristas. — Se halla
ubicado el templo de San Juan de Dios, hoy a cargo de los religiosos de la orden de los Redentoristas, en la calle Loaiza. Su fundación data del año 1778 y su fábrica ejecutada por las donaciones que hizo don Juan de Landaeta. Este templo hasta 1919 formaba parte del Hospital Landaeta y el año 1921 fue entregado a los Redentoristas. Es un templo aseado y amplio. El Convento de los Redentoristas está construido en la Avenida Central, y su edificación es reciente. Esta orden se ha establecido en La Paz el año 1921.

Templo de las Recogidas. —
Anexo al Hospicio de San José, se halla situado en la calle Recreo. Formaba parte del extinto beaterio de las Recogidas y su edificación procede del año 1700.

Convento de los Sagrados Corazones. — El frontis de este
edificio esta situado sobre la calle Recreo y el interior del establecimiento se prolonga hasta la calle Murillo. Cuenta con una bonita capilla. Ofrece este establecimiento todas las comodidades modernas de confort. Las religiosas de los Sagrados Corazones, sostienen un colegio de señoritas que está dividido en tres secciones: internado, externado y una sección gratuita, además de un kindergarten especial para niños. Este convento fue fundado el año 1883.

101
Avenida Muñecas, Iglesia de las Recogidas, Recoleta llamada la calle ancha, obra, también del hermano Eulalio Morales

.

Convento de Santa Ana.—
Ocupa este convento el edificio situado entre las calles Loaiza y Ballivián y es de reciente construcción. Cuenta con una capilla y una sección especial destinada al colegio que sostienen las religiosas de Santa Ana. Las hermanas de Santa Ana corren a cargo de la atención de los hospitales de la ciudad.

Convento del Buen Pastor.— Se halla ubicado sobre
la calle Murillo, dando su frontis en dirección a la Avenida América. El edificio comprende dos cuerpos, uno de los tres pisos de reciente construcción, destinado al colegio y al departamento de las religiosas del Buen Pastor; y otro antiguo de un solo piso que sirve de casa de corrección para mujeres. Este convento fue fundado el año 1891 y sostiene un colegio que en la actualidad llama la atención por su esmerada limpieza y distribución. Las monjas de este establecimiento poseen una capilla conocida con el nombre de Buen Pastor, que se encuentra situada en la calle Illampu.

Capillas.—Existen las siguientes:
Claustro con espadaña, calle Yanacocha, al fondo Iglesia de Santo Domingo, foto IV Centenario de La Paz.

102

San Rafael, construida el año 1835, actualmente a cargo de la orden de La Salle en la calle Loaiza; Concepción, ubicada en el Montículo de Sopocachi; Espíritu Santo, situada en Challapampa; Virgen de Pompeya, situada en la calle Murillo, es de propiedad particular del canónigo Aillón y está consagrada a la virgen de su nombre; San Pedro situada en la zona de San Pedro; Cementerio, adjunta al Cementerio General, fue construida el año 1831 y en ella reposan los restos de algunos obispos paceños, y Quilliquilli, ubicada en la zona N. O. de la población, ha sido construida últimamente debido a la iniciativa y esfuerzo de la Junta de Vecinos de esa zona. Además existen las capillas de las Siervitas de María y de las Hermanas de los Pobres.

XIV. LA PAZ Y SUS ALREDEDORES

Obrajes.— Es conocido también
con el nombre de Villa de la Alianza. Capital de la provincia Murillo, se encuentra situada a los cinco kilómetros de La Paz y está unida a ella por tranvía eléctrico y un espléndido camino de autos. Se alza en una quebrada del valle de La Paz, defendida por las cuchillas del Río Abajo y las laderas de la cuenca del Choqueyapu. Está a un nivel mucho más bajo que la capital paceña, su atmósfera es delicadamente húmeda, el viento suave y la temperatura agradable. Todas estas circunstancias influyen sobre el clima de Obrajes, poniendo a la población al abrigo de las inclemencias del invierno y puede decirse que la dota de una constante primavera en todo el año. Su campiña está cubierta de vegetación abundante, consistente no sólo en hierbas, sino en corpulentos árboles y también en productos vegetables, como el maíz, la cebada, el trigo, etc. La horticultura está ampliamente desarrollada. Aunque su fundación data del siglo XVII, es en la actualidad una población moderna, con sus calles tiradas a cordel, plazas de estricta geometría, jardines británicos, chalets suizos, que le dan el aire de familia de los balnearios cosmopolitos.

Illimani, Foto J,Fco. Bedregal

Los gobernadores intendentes de La Paz durante el coloniaje dieron vida a esta población, que fue fundada con fines exclusivamente industriales, edificando algunas quintas de recreo, haciendo fácil su comunicación con La Paz, y construyendo puentes sobre el río Choqueyapu el que hay que salvar dos veces antes de llegar a la Villa de la Alianza. El general José Ballivián también influyó en el progreso de esa población. Posteriormente, desde 1900 hasta la fecha, su progreso ha sido constantemente fomentado, siendo ahora una residencia veraniega de primer orden. Es uno de los paseos campestres favoritos de los habitantes de la ciudad, visitado los domingos por

concurrencia que acude en busca de distracciones a las quintas. Existen allí negocios de comestibles y refrescos. Obrajes o Villa de la Alianza es el asiento de la subprefectura de la provincia Murillo, de una intendencia de policía y del corregidor de la localidad. Funciona también una Junta Municipal, compuesta de cinco miembros. Posee una escuela fiscal y otra municipal. Obrajes está alumbrado eléctricamente y el servicio de su comunicación está atendido por la misma empresa de teléfonos de La Paz. Últimamente ha sido dotado de una red de alcantarillado, igual que el de la capital.

103

EMILIO

VILLANUEVA

Postal del barrio de Sopocachi

Sopocachi.— Esta zona de halla situada al S. O. de la población y hasta hace pocos años era considerada como una región apartada. Hoy está incorporada al radio urbano de La Paz. Ocupa dentro de la topografía de la ciudad la colina conocida con el nombre de Montículo, que extiende la superficie de su visión sobre el panorama formado por los cerros de Tembladerani, Llojeta, Miraflores, San Jorge y el anfiteatro de los Andes, dominado por la esplendidez del Illimani; y desde allí se divisa la ciudad en su vistoso agrupamiento, lleno de color y de luz.
Por las faldas del Montículo se esparce una población moderna, que avanza desde la cumbre, descendiendo por sus laderas, quebradas y planicies hasta la Avenida 6 de Agosto. Sopocachi, debido a su posición topográfica baja, tiene un clima distintivo al de La Paz, mucho menos áspero, constituyendo un temperamento agradable y es seguro refugio para los rigores del frío paceño. Goza este barrio del privilegio de ser el más higiénico de la ciudad; circunstancia realzada por las construcciones modernas, la abundancia de agua de Tembladerani y la reciente instalación de sus servicios públicos de alcantarillado y pavimentación. Sopocachi, representa en La Paz una reacción de modernismo. Es una zona alentada por el soplo del siglo XX con la confortable sensación de las fachadas brillantes, las calles aireadas y chalets esbeltos. Es el barrio elegante de la población, y en él se hallan ubicadas casi todas las legaciones. El Montículo conserva desde épocas antiguas una capilla, que está bajo la advocación de la Virgen de la Concepción; el año 1910 se ha instalado un parque, con sus aparatos ornamentales de kioscos, grutas y fuentes, embelleciendo en cierto modo e imprimiéndole a ese lugar un aire de modernismo atrayente. Comunica el Montículo y toda la región de Sopocachi con la población, mediante un tranvía eléctrico, que desciende por la Avenida Centenario, continuando por la Agustín Aspiazu, para tomar la 6 de Agosto, que empalma con la línea del tranvía a la ciudad en la Avenida Villazón. En Sopocachi están instalados los siguientes establecimientos: la Casa de Expósitos, la Escuela Primaria de Niños Agustín Aspiazu, una escuela suburbana, el Colegio Alemán y otras reparticiones.
Colocación de los adoquines en Sopocachi, 20 de octubre y R. Gutierrez. Foto de la Fundación Flavio Machicado.

104

Miraflores.— Se halla al E. de la
ciudad, siendo sus principales vías de acceso la calle Frías, la Avenida Zalles, la calle Yungas y la calle Coroico. Es una extensa planicie de más de una legua de superficie, que está situada entre la finca Caiconi sobre el camino real de Yungas y la región de Carani sobre el camino a Obrajes. El clima de Miraflores es mucho más templado que el de la ciudad, y tan agradable como el de Sopocachi, el aire más puro, oxigenado, tibio, saturado de agradables emanaciones de tierra vegetal. Está extensamente poblado, y todas las chacarillas y casas quintas poseen espléndidos jardines florales, y chacras de cultivo. El progreso invasor ha transformado en pocos años a esta región de La Paz, que fuera de sus excelentes condiciones climatéricas conserva cierto colorido criollo, pintoresco, rodeándola de un atractivo espiritual que convidaba a la quietud virgiliana del campo y a los encantos de la soledad. El año 1922 se abrió la avenida central de Miraflores, que es una brillante arteria de ésa zona, arborizada elegantemente y con pavimentación apropiada. Luego Miraflores está vinculado a la población, mediante un tranvía electrico, que partiendo de la Plaza Murillo, atraviesa las calles Ballivián y Yungas, corriendo sobre la gran avenida de Miraflores, para terminar en la puerta del Hospital General. Miraflores, desde el año 1923, es el campo de los deporte, de la ciudad; ahí está instalado el estadio de Foot ball y se construye el hipódromo nacional.

El Hospital General, foto Bolivia en su primer centenario

Completan el cuadro brillante de progreso de esta zona, algunas fábricas de ladrillos, con las instalaciones modernas, el hospital Central, el Instituto de Bacteriología, el Hospital militar, el cuartel del Regimiento Loa, los baños públicos, la capilla y el Convento de las Concepcionistas, etc. La prefectura del departamento en 1924, cumplió con éxito la construcción de la avenida de Miraflores y a fin de unir ésta zona con la de Sopocachi, ha iniciado la construcción de un puente sobre el Choqueyapu, que vinculara estas dos secciones importantes de La Paz. MEDIOS DE COMUNICACIÓN, CORREOS, TELÉFONOS, TRANVÍAS, ESTACIONES, HOTELES, RESTAURANTES, ETC. Direcciones Generales de Correos y Telégrafos.— Estas dos altas reparticiones del servicio postal y telegráfico dirigen todo el movimiento de la República. Están instaladas en el edificio conocido con el nombre de Casa de Telégrafos, ubicado en la calle Ayacucho, adyacente al Palacio Prefectural. Es de construcción moderna. Fue inaugurado en 1913. Este edificio se compone de tres pisos. En el segundo está instalada la Dirección General de Correos con su planta de empleados y además la sección de Revisión y Contralor de la Dirección de Telégrafos ocupa el primer piso.

105

Los tranvías y su importancia en la construcción de la ciudad

MOTIVOS

COLONIALES

Administración de Correos.— La oficina Central de este servicio
situada en la calle Junín, en la planta baja del Ministerio de Gobierno y Justicia. La entrada tiene un vasto hall, dividido en dos cuerpos; en el primero hacía la izquierda, están los buzones de franqueo de correspondencia, la sección de reparto para el público, expendio de estampillas, giros, certificados, encomiendas del interior, etc. A la derecha se encuentra la sección del casillero, que cuenta con más de mil cajones, el resto del departamento está ocupado por las secciones de estadística, distribución y embalaje de correspondencia. La sección de encomiendas internacionales, que últimamente se ha incrementado mucho, funciona en un departamento especial situado en la calle Ingavi. El local que ocupa el correo central de La Paz, es provisorio hasta que se construya como se tiene proyectado un palacio exclusivamente para este objeto, que seguramente será inaugurado en el curso del año1925. El servicio urbano de La Paz se efectúa mediante un Jefe de sección, un auxiliar, seis carteros y dos buzoneros. Las sucursales de la administración principal en la ciudad son dos: Challapampa y Sopocachi. La primera funciona en la Estación Central y la segunda en la Avenida Villazón. Aparte de estas sucursales, hay buzones, pequeñas cajas de hierro apropiadas, esparcidas en los sitios más céntricos de la ciudad, contandose entre ellas las siguientes: plaza Murillo, avenida Arce, , calle Comercio, Recreo esq. Loaiza, Mercado esq. Yanacocha, plaza Nuñez del Prado y otras.

Tranvías.— La Paz cuenta con
un servicio de tranvías eléctricos, por su material e instalación puede ser considerado entre los buenos de las principales ciudades suramericanas. Este servicio se inició el 1909, por la compañía The Bolivian General Enterprise. El servicio de tranvías se hace en la actualidad con cuarenta carros que recorren la ciudad en sus principales zonas. En primera el primera el pasaje vale veinte centavos y en segunda diez centavos. Existen las siguientes líneas:

Línea Estación Central-ChijiniSan Jorge.— Parte una rama de
la Estación Central de Ferrocarriles (Challapampa) la otra de la Estación de Chijini, juntándose ambas a la altura de la Avenida Ecuador y atraviesa la Avenida 12 de Julio, donde se empalma con otra línea que sube hacia la calle Ingavi, recorriéndola en toda su extensión hasta la plaza Murillo. De la Avenida 12 de Julio sigue adelante hacia la Plaza Pérez Velasco, pasando por la calle Comercio hasta la Plaza Murillo, siguiendo de allí por las calles Illimani, Loaiza, Potosí, Socabaya, Mercado, Plaza Venezuela, Avenida 16 de Julio, Parque Pando, Avenida Villazón y termina en San Jorge.

Telégrafos.—La oficina del telégrafo del estado funciona en el piso bajo
de la Casa de Telégrafos, situada en la Calle Ayacucho. Las reparticiones de recepción y reparto de telegramas ocupan los departamentos inmediatos a la entrada y a las salas de aparatos, sección mecánicos, construcción, depósitos, etc., se encuentran al interior. El Telégrafo cumple un servicio de entrega con un personal de mensajeros propios, los cuales lo realizan gratuitamente. En Sopocachi funciona una sucursal telegráfica que presta servicios en la zona S. de la ciudad. Además del servicio oficial existen dos líneas cablegráficas particulares, la Oficina del Telégrafo a Bolivia (Vía Anca) y el Cable Coast (Vía Moliendo). Ambas oficinas están sujetos al mismo reglamento que las reparticiones del Estado. Radiotelegrafía.— La Paz se encuentra vinculada con el N. O. de Bolivia por medio de una oficina radiotelegráfica, cuya estación central se halla en Viacha.

Línea Loaiza- Sopocachi.—
Parte de la calle Loaiza, atraviesa la plaza Venezuela, la Avenida 16 de Julio, Avenida Villazón, Avenida 6 de Agosto, calle Agustín Aspiazu, y Avenida Centenario, concluye en el Montículo de Sopocachi.

104 106

EMILIO

VILLANUEVA

Línea Avenida 12 de JulioCementerio.— Parte de la Avenida
12 Julio y sigue por la Avenida Ecuador por la plaza Alexander, Av América, las calles Illampu, 6 de agosto, Maximiliano Paredes, Tumusla, plaza 14 de Septiembre y termina en la puerta del Cementerio General.

Línea Plaza Murillo-Miraflores.—
Parte de la acera N. de la plaza Murillo y sigue por las calles Ballivián, Yungas, alto de Miraflores y termina en la puerta del Hospital General recorriendo toda la longitud de la avenida Central de esa zona.

Estación Central de ferrrocarriles.— Este edificio construido
primeramente para la Aduana Nacional, fue destinado el año 1916 a la Estación Central de Ferrocarriles. Consta de siete edificios agrupados a lo largo de la vía férrea, ocupando una superficie total de 30 mil metros cuadrados. El edificio principal es un hangar de 40 a 80 metros de largo, con armaduras metálicas y muros de concreto armado; y en él están instaladas las oficinas de la Administración de ferrocarriles. A continuación de estas reparticiones están construidos dos galpones de 70 a 80 metros, destinados al futuro ensanche de la estación y más allá existen cuatro almacenes, todos construidos de acero y concreto armado. Se alza sobre la Plaza de la Estación Central y tiene ese carácter cosmopolita con que están uniformadas todas las estaciones de ferrocarriles. Llegan en la actualidad sólo los trenes del ferrocarril de Guaqui. Para facilidad de los pasajeros se asoma a la puerta el tranvía urbano. Estación de Chijini.— Es provisional y sólo cuenta con unos galpones de calamina, con sus anexos destinados al servicio de tráfico. Se encuentra en la zona de Chijini y está unida a la población mediante el tranvía urbano.

Línea San Jorqe -Obrajes.— Esta
línea es la continuación de la que recorre la ciudad y partiendo del parque de San Jorge, termina en la Avenida Zalles de la capital de la provincia Murillo.

Teléfonos.—La ciudad cuenta con
una extensa red de teléfonos que vincula las zonas urbanas y suburbanas de la población. Corre a cargo de la compañía The Bolivian General Enterprise.

Automóviles.— Hasta hace algunos años se consideraba como un problema
de difícil solución al trafico de automóviles por las calles de La Paz; pero bien pronto las nuevas marcas hicieron desaparecer ese “problema,” siendo hoy el auto muy corriente y existen puestos al servicio de alquiler más de mil. El tráfico de autos está convenientemente reglamentado por la municipalidad, atendiendo a evitar la congestión del tráfico y al mejor servicio.

Hoteles y Restaurantes, etc.—Como complemento de la sección de
comunicaciones, anótase que La Paz, a pesar de su situación mediterránea, posee hoteles recomendables ubicados en el centro de la población. Distínguese entre todos el Hotel París, situado sobre la Plaza Murillo, de instalación moderna y confortable, que dispone de alumbrado eléctrico, baños, ascensores, etc. Además, atiende la Confitería París, que es un centro de reunión social, donde se efectúan “dancings” semanales.
Plaza Litoral, La Paz, principios del siglo XX

107

VII BIENAL DE ARQUITECTOS

108

A la izquierda: El Ferrocarril cruzando el puente de Eiffel, en lo que hoy es la avenida Naciones Unidas y la cuenca del Rio Apumalla; La estación Guaqui La Paz, de Eiffel, foto Cordero; Una poderosa locomotora, libro 1er centenario A la derecha: La estación a Guaqui, foto Cordero, el FFCC llegó antes que el automóvil. Interior de la Estación a Guaqui, foto Cordero, gentileza de Don Julio Cordero, El tranvía en el trayecto a Obrajes, fue el segundo del país, se inauguró en 1909, dos años antes ya existía en Oruro, fue fundado en 1907 por don Nataniel Condarco, propietario.