ÍNDICE.

1. INTRODUCCIÓN.(Pág 2.)
2. DIFERENCIAS BIOMECÁNICAS DIENTE-IMPLANTE.(Pág 3-

4.)
3. RIESGOS A TENER EN CUENTA EN LAS PRÓTESIS

IMPLANTODENTOSOPORTADAS.(Pág 5-7.)
4. POSIBILIDADES DE DISEÑO DE LA PRÓTESIS: CONEXIÓN

SEMIRRÍGIDA O RÍGIDA (Pág 8-10): 1.1 1.2 1.3 EVOLUCIÓN. CONEXIÓN SEMIRRÍGIDA. CONEXIÓN RÍGIDA.

5. DIRECTRICES A SEGUIR EN LA UNIÓN IMPLANTE-DIENTE ( Pág 10-13).
6. ÉXITO DE LA FERULIZACIÓN CON EL TIEMPO(Pág 14-15):

5.1 5.2

EVOLUCIÓN A CORTO PLAZO. EVOLUCIÓN A LARGO PLAZO.

7. VENTAJAS.(Pág 16-17.) 8. DESVENTAJAS.(Pág 18.) 9. INDICACIONES.(Pág 19.) 10. CONCLUSIÓN.(Pág 20.) 11. BIBLIOGRAFÍA.(Pág 21-23.)

1

1. INTRODUCCIÓN.
Un objetivo común en la odontología actual es proporcionarle al paciente una prótesis fija siempre que sea posible. La implantología actual, suele proporcionar los pilares adicionales necesarios para cumplir este objetivo, independientemente del número de dientes perdidos. No obstante, cuando se han perdido muchos dientes, se dan condiciones en las que las rehabilitaciones totalmente sustentadas sobre implantes dentales, se vuelven más complejas y se presentan opciones restauradoras adicionales, como la utilización de implantes y dientes naturales como pilares de la misma prótesis. La conexión entre dientes naturales e implantes osteointegrados dentro de una prótesis rígida única, ha generado preocupación y publicaciones con opiniones a favor y en contra. Algunos artículos publican problemas, mientras que otros afirman que no los hay. El objetivo de este trabajo es recopilar y razonar en líneas generales lo que se sabe hasta la actualidad sobre dicho tema.

2

la edad del paciente.2. le confiere un carácter resiliente ante las fuerzas oclusales. durante la fase de osteointegración. el implante no tiene la posibilidad de movimiento con respecto al hueso. 3 . rodean al implante y se insertan en el hueso. por el contrario. El implante. la elasticidad del hueso sólo le permite una movilidad máxima de 25 micras dependiendo de si es en mandíbula o en maxilar superior. Dicho ligamento. carece de ligamento periodontal. la dirección de la fuerza. en consecuencia. la tendencia actual. cabe destacar el hecho de que el diente consta de un elemento amortiguador que es el ligamento periodontal. como a nivel profesional ( nótese la gran cantidad de cursos de implantes que aparecen en las revistas profesionales). Después del éxito que los implantes han ido cosechando entre el público. Este pensamiento resulta incorrecto dadas las grandes diferencias que presentan uno y otro. como alternativa capaz de solucionar los problemas de múltiples ausencias dentarias mediante prótesis fija. unido muchas veces al potente marketing de algunas casas comerciales. En primer lugar. vea en el implante un sustituto ideal del diente. que las estructuras protésicas que adaptemos a uno. Estas diferencias condicionaran pues. diferencias que hacen que el implante presente un comportamiento biomecánico que no puede compararse al regulado equilibrio funcional que posee un diente integrado en el sistema estomatognático. que se han cifrado entre las 80-140 micras en sentido horizontal y entre 30-90 micras verticalmente dependiendo de si el diente es un incisivo o un molar. pero finalmente se ha visto que dichas fibras no pueden considerarse ni mucho menos como un sustituto del ligamento periodontal y. de modo que puede compensar el estrés oclusal. hace que el paciente y muchas veces el odontólogo. deban ser diferentes a las del otro. y dado el gran apogeo que han tenido tanto en la literatura. y en algún momento se llegó a pensar que los implantes presentaban una cierta movilidad merced a estos fenómenos. Y. En su lugar se habla de que presenta una serie de fibras que. mediante pequeños movimientos ante las fuerzas masticatorias. la fuerza masticatoria es transmitida directamente al hueso al que esta estructuralmente unido el implante. a diferencia del diente. un “pseudoperiodonto”6. y la longitud del implante. así. Pero. DIFERENCIAS BIOMECÁNICAS DIENTE-IMPLANTE.

En este punto la elasticidad del hueso. permite que haya mas movimiento hasta que finalmente se llega a la fractura. debemos tomar precauciones para compensar esa disarmonía. En el caso de un implante la movilidad aumenta de forma constante en relación a la fuerza hasta que se llega a la fractura1. por lo que. 4 .Si comparamos la acción de una fuerza en un diente y en un implante podemos ver. cuando se combinan dientes e implantes. Así pues. que en el primer caso hay un incremento rápido de la movilidad con respecto a la fuerza hasta que se alcanza el límite potencial de movilidad que el permite el ligamento periodontal. la respuesta biomecánica es totalmente diferente.

RIESGOS A TENER EN CUENTA EN LAS PRÓTESIS IMPLANTODENTOSOPORTADAS. a largo plazo. debido a que el diente se mueve más que el implante. Pensaban que la carga de las fuerzas oclusales sobre la prótesis implantodentosoportada produciría un movimiento de balanceo en el que el diente se intruía en su movimiento natural y que. Fig 1. los movimientos de intrusión no se corregirían y el diente pilar. dada la distinta naturaleza de las dos estructuras pilares. de una intrusión del diente pilar. Desde que se pensó en la posibilidad de ferulizar dientes e implantes y se elaboraron los primeros ensayos y estudios experimentales. 5 .En la ferulización de un implante rígido a un diente natural. acabaría en una posición más apical y anquilosándose. el implante puede recibir un momento de fuerza creado por la “extensión en voladizo” de la prótesis. que se vería así constantemente sometida a cargas anómalas que podrían producir fracturas protésicas o problemas de ajuste de la prótesis en el pilar natural. en una serie continua de intrusiones y extrusiones.3. finalmente. ya se pensó en el riesgo. De la misma forma. este fenómeno de palanca ocasionado por la distinta naturaleza de las dos estructuras generaría una sobrecarga de la estructura protésica.

con posible fractura del implante. dada la resiliencia que este presenta al poseer un ligamento periodontal. aflojamiento del tornillo. sobrecargándolo y disminuyendo su vida útil. Lo que no podía producir. sobrecargándolo y disminuyendo su vida útil. fracaso de la osteointegración. se vio que la ferulización diente-implante mediante este tipo de prótesis de forma rígida lo que realmente producía era un desplazamiento de la carga hacia el implante pilar(ver fig 1). porque biomecánicamente era imposible. Más tarde. fractura del muñon o fractura de la porcelana. dada la resiliencia que este presenta al poseer un ligamento periodontal. con posible fractura del implante. fracaso de la osteointegración. se vio que la ferulización diente-implante mediante este tipo de prótesis de forma rígida lo que realmente producía era un desplazamiento de la carga hacia el implante pilar(ver fig 1). Lo que no podía producir. era la intrusión del diente natural. era la intrusión del diente natural. Fig 2.Más tarde. aflojamiento del tornillo. porque biomecánicamente era imposible. en estudios posteriores ( Rangert y cols¹) se ha observado que el movimiento de la prótesis parcial fija ayuda a compensar algunas diferencias en la movilidad vertical de un diente y un implante sanos.Ferulización rígida implante-diente con un póntico. No obstante. esto es porque la unión entre el pilar y el tornillo del cilindro dorado del sistema 6 . fractura del muñon o fractura de la porcelana.

actúa como un elemento flexible. El metal de la prótesis puede flexionarse de 12 a 97 µm. Por todo ello. Como resultado. cuando uno o más pónticos separan estas unidades. se puede concluir que el riesgo es pequeño en la diferencia biomecánica entre el implante y el diente en la misma prótesis. una carga vertical sobre la prótesis origina un pequeño riesgo biomecánico cuando se une a un diente no móvil. una prótesis de metales preciosos de tres o cuatro unidades con un implante y un dientes posterior ferulizado rígidamente tiene algún movimiento inherente. El implante se mueve apicalmente de 0 a 5 µm y el diente se mueve apicalmente de 8 a 28µm pero puede rotar hasta 75µm hacia el implante debido a un momento de fuerza. debido al diseño(ver fig 2). 7 . Así. El movimiento del componente pilar-implante puede ser de hasta 60µm debido a la flexión del tornillo protésico del pilar. dependiendo de la longitud de la brecha y de la anchura de los conectores de unión. Dicha flexibilidad coincide con la movilidad vertical del diente natural.

CONEXIÓN SEMIRRÍGIDA Los autores que proponen este tipo de conexión alegan que supone una solución a la diferente naturaleza del diente y del implante y que con ella se rompen las fuerzas. Así pues distinguiremos dos tipos de diseños o conexiones diente-implante y razonaremos el por que se prefiere actualmente la conexión rígida en la ferulización diente-implante: 4. dado que el atache impide la recuperación total de la resiliencia del diente(Efecto Rachett)y sobrecarga el implante. decir que en la actualidad existen diseños basados en conexiones resilientes que funcionan. De hecho se ha comprobado. que la elasticidad del Titanio y de los tornillos de fijación es suficiente para compensar el movimiento dental. como ya hemos explicado antes.2. dado que al individualizar los sectores de la prótesis.1. 8 . En un principio. Con el tiempo se vió que la aplicación de estas conexiones resilientes no presentaba NINGUNA JUSTIFICACIÓN al observarse fenómenos de migraciones dentarias cuando se utilizaban.4. y teniendo como objetivo imitar el comportamiento del diente natural. No obstante. Así pues. No obstante. según ellos. hoy sabemos que biomecánicamente es imposible la intrusión dentaria en los casos de conexión rígida diente-implante y dicha intrusión 20 sólo se ve en los casos con conexiónes semi-rígida. alegando una mejor distribución de las cargas. 4. en contra de la ferulización rígida en la que. “aparecerían fenómenos de intrusión dental”.POSIBILIDADES DE DISEÑO DE LA PRÓTESIS: CONEXIÓN RÍGIDA O SEMIRRÍGIDA. se optó por conexiones rígidas que funcionan mejor. según estudios bastante actuales. las ferulizaciones diente-implante se realizaban mediante un sistema de ataches resilientes. cada pilar soporta la carga funcional de forma óptima. EVOLUCIÓN.

dificultan la higiene diaria. (problema que sólo se daba cuando se utilizaban conexiones semirígidas) y por tanto. 4.3. los retenedores no rígidos o móviles encarecen el tratamiento.Además de esto. 9 . Este tipo de conexión rígida evita la intrusión del diente pilar natural. resulta el recomendado al ferulizar dientes e implantes24. crean pilares sobrecontorneados. Fig. y no disminuyen la movilidad clínica del diente. 3: Conexión rígida. Consiste en la ferulización diente-implante sin establecer ningún elemento que rompa las fuerzas generadas en la prótesis( ver fig 3). CONEXIÓN RÍGIDA.

implante para obtener un resultado fiable y predecible en el tiempo: 1. Mayor número de pilares factibles: La tensión transmitida al hueso es menor cuantos más pilares tenemos. Tipo de antagonista: se ha observado en la literatura y corroborado con la experiencia clínica que se obtienen buenos resultados con cualquier tipo de antagonista. DIRECTRICES A SEGUIR EN LA UNIÓN IMPLANTEDIENTE.5. En base a una serie de trabajos de investigación recogidos en su estudio. evitando pónticos. 10 . Biomecánica: Estableciendo una relación favorable entre área de anclaje y área protética(ver fig 4). 3. Ricardo Colombo y col5 encontraron una serie de criterios a seguir en la ferulización diente. Fig 4: Correcta relación área de anclaje-área protética. siempre buscaremos tener un implante por diente a sustituir. 2.

La pérdida de hueso crestal o la fractura del implante por fatiga son las complicaciones que pueden presentarse. el tornillo de la cofia se aflojará con frecuencia o se romperá en el implante. No deberían unirse implantes a dientes móviles(=dientes con mal estado periodontal) con retenedores rígidos. Conexión rígida: Según la mayoría de los autores consultados. esto puede dar lugar a complicaciones y resultar perjudicial para el diente y el implante. Además. se aplica una tensión mayor sobre el diente natural móvil. es innecesario incorporar ataches de conexión. En una prótesis atornillada. Una vez aflojada la prótesis del implante. Si los dientes naturales son más móviles que los implantes en la misma prótesis. el pilar natural conectado con un implante fijado rígidamente. 11 . el diente móvil tenderá a moverse más que a romper el sellado del cemento. 5. Cuando el ojo humano detecta movilidad en un diente natural. el movimiento puede romper el sellado entre el pilar del implante y el cemento. El cemento no se adhiere tan bien al Titanio como a la dentina. Asi pues. hasta que se pierde el retenedor del implante. lo que desde un punto de vista práctico añade una extensión en voladizo al implante(el diente actúa como un póntico vital17). Buen anclaje óseo del pilar dentario: La movilidad de los pilares naturales potenciales influye mucho. Si la prótesis va cementada. no debe mostrar movilidad clínica ni una forma poco retentiva13.4. más que cualquier otro factor en la decisión de unir implantes y dientes18. ésta es mayor de 90µm y demasiado grande para ser compensada por el movimiento del implante. Sin embargo. si el eje protético lo permite. la tensión mayor se transmite a través de la prótesis al implante y a la sección de hueso. Por tanto un criterio fundamental para unir implantes con dientes naturales es que no haya movilidad clínica observable en el pilar natural. el hueso y la prótesis.

7. 5: Paralelismo pilares protéticos. pues estas fuerzas. Paralelismo de los pilares protéticos: Este paralelismo. Siempre que realicemos una ferulización implante-diente. es importante respetar los principios de una oclusión correcta.6. que compensan esa diferencia de eje de inserción(ver fig 5). es fundamental dotar a nuestra rehabilitación de un esquema oclusal que nos permita una correcta función y esté preparada ante la posible parafunción. Fig. otro criterio para unir un diente natural a un pilar de implantes es que la prótesis no sea sometida a fuerzas laterales. Si el caso no lo permite. Correcto diseño ocluso-protético: Muchas veces se atribuye a la unión implante-diente fracasos de otra etiología. aumentan la cantidad de movimiento dentario y disminuyen la cantidad de movimiento del implantes (vestíbulolingual frente a mesio-distal). se deduce que los implantes no suelen ir conectados a dientes anteriores debido a que: 12 . necesario para poder realizar una estructura protética única. Las fuerzas horizontales aplicadas sobre un implante amplifican también la cantidad de tensión en la zona de hueso crestal17. por un disparalelismo entre pilares. siguiendo los parámetros gnatológicos. También. Por tanto. se utilizan ataches rígidos.

Como alternativa. • Las fuerzas laterales aplicadas sobre la restauración durante las excursiones mandibulares se transmiten al diente natural y a los pilares de implantes. la unión implantediente es fiable y predecible en el tiempo.• Los dientes anteriores suelen mostrar una movilidad clínica mayor de la que el implante puede tolerar. Cuando esté indicada su utilización. es mejorar la distribución de la tensión ferulizando más pilares naturales hasta que se observe una movilidad clínica cero. 13 . es colocar más implantes y evitar la inclusión de pilares naturales en la prótesis final. La primera y de elección. Siguiendo las pautas mencionadas anteriormente. pueden seleccionarse dos opciones para la prótesis final: 1. diremos que cuando el pilar natural muestra un movimiento clínico horizontal o condiciones que promueven fuerzas horizontales sobre el diente pilar. La segunda. obtendremos una serie de ventajas que a continuación comentaremos. 2.

6. 9 o incluso más de 10 años. siguiendo las directrices señaladas en el punto 5 de este trabajo y durante un período de seguimiento comprendido entre los 3. • Aflojamiento del muñón protético: 6%. • Fracturas de la porcelana: 3%. siendo éstas: • Problemas de endodoncia del diente natural: 4%.1 POSIBLES COMPLICACIONES : El estudio realizado por Ballester J. Se observa que: • No existió ninguna pérdida de implante o dientes. 14 .5 mm. nos muestran las posibles complicaciones que podemos encontrar en estos tratamientos. 6. 6. Colombo R y cols. En un estudio de 90 casos clínicos de ferulización diente-implante mediante conexión rígida. encontraron un 13% de complicaciones. • La pérdida de hueso en valores promedio fue de 0. ÉXITO DE LA FERULIZACIÓN DIENTE-IMPLANTE CON EL TIEMPO.

1. la supervivencia de estas prótesis dento-implantosoportadas era alta. a los 5 años. Realmente no hay mayor pérdida de hueso en los casos de ferulizacion diente-implante respecto a los totalmente implantosoportados como se ha visto en numerosos estudios 7.14. En un estudio realizado tras 4-5 años de función. SUPERVIVENCIA Y COMPARACIÓN DE RESULTADOS CON LAS PROTÉSIS TOTALMENTE IMPLANTOSOPORTADAS: Brägger et al1 han visto que en un estudio comparativo con prótesis parciales fijas sobre dientes y prótesis parciales fijas sobre implantes. 15 .6. mayor que en el caso de las prótesis fijas sobre dientes e incluso algo superior que en el caso de los implantes. vieron que.20. que las prótesis parciales fijas sobre dientes ferulizados a implantes no presentan una evidencia significativa de complicaciones técnicas o biológicas.

VENTAJAS. Cavicchia y Bravi3 observaron un mayor índice de complicaciones relacionadas con el estrés en los casos de restauración mediante implantes únicamente en comparación con la ferulización dienteimplante. Al optar por mantener un diente como pilar natural en este tipo de prótesis ya es suficiente para que el paciente mantenga la propiocepción de la fuerza masticatoria que ejerce. 4. 1. 16 . dado el paralelismo de los pilares. Tratamiento más conservador: en ocasiones permite plantear la alternativa de ferulizar dientes a los implantes. al no exitir dientes provoca que el paciente no disponga plenamente de la capacidad propioceptiva. 3. Económica: Al disminuir el numero de implantes a colocar. la ausencia del ligamento periodontal. 2. en lugar de extraerlos. Psicológicas.7. consiguiendo un control más preciso de la fuerza ejercida sobre la prótesis y evitando así un estrés excesivo sobre la misma. Al emplear dientes naturales como pilares de prótesis. Mantenimiento de la propiocepción: Cuando se emplean prótesis implantosoportadas. 5. lo que redunda de manera beneficiosa en un aumento de la retención (mayor oposición a fuerzas extrusivas) y una mejora en la estabilidad (mayor resistencia a fuerzas tangenciales que nos generan movimientos perjudiciales a nuestra rehabilitación protética.logramos una mejor distribución en zonas de anclaje. disminuye el coste del tratamiento. se reduce el número de implantes necesario y por tanto la complejidad y duración de la intervención quirúrgica. Ganamos en retención y estabilidad: Al ferulizar .

6. que es inevitable en ciertos casos. Ésto se explica por la presencia del ligamento periodontal del diente natural que al estar ferulizado al implante. No ocasiona alteraciones periodontales: este tipo de tratamiento no ocasiona alteraciones periodontales como se vió en el estudio realizado Igor J. 9. es la falta de ajuste de la misma con los implantes. Evitamos los cantilevers. Mejor manejo de troneras y puntos de contacto. 7. dota de cierta resiliencia al sistema y permite compensar dicha falta de ajuste. 8.11 17 . y cols. resulta más soportable en restauraciones apoyadas sobre dientes que en las apoyadas íntegramente sobre implantes. Mejor distribución de fuerzas (=resistencia a los micromovimientos): Uno de los problemas que más implicado esta en el origen del estrés en la estructura protésica. Esta demostrado que dicha falta de ajuste.

18 . 1. Problemas en el diente pilar: Son las que presenta cualquier prótesis dentosoportada: 1. la controversia sobre qué tipo de conexión es la mejor esta todavía en pie. y más actualmente con la aparición de una odontología cada vez mas defensiva. No obstante y en contraposición a esto. puede darse la necesidad de tener que realizar una endodoncia en el diente natural con lo que deberia realizarse a través de la corona(dada la imposibilidad de descementar la prótesis). si bien se trata esta de una contraindicación justificada dada la necesidad de restauración en algunos pacientes.10. Tallado de un diente natural: Este tipo de prótesis presentan la ventaja de ser más conservadoras dado que se evita la extracción de dientes al poderlos utilizar como pilares ferulizándolos a implantes. 2.2 También cabe la posibilidad de filtrado si las cargas que se ejercen sobre la prótesis son anómalas y provocan desplazamientos y déficits de sellado y ajuste marginal. 2. por tanto por realizar el tratamiento de conductos del pilar natural antes de cementar la prótesis. 1. La mayoría de los odontólogos optan. implican el tallado de un diente natural para apoyarse en él. por lo que el odontólogo duda al plantear esta opción como tratamiento antes sus pacientes. Poca evidencia científica: Existen pocos estudios respecto a este tipo de prótesis y a pesar de que los estudios existentes parecen ofrecer datos a su favor.DESVENTAJAS. Por eso utilizarmos siempre cemento de larga duración.1 Tras cementar la prótesis a los dos pilares.

y puede estar por ello indicada en pacientes con nivel económico más bajo. se puede optar por este tipo de prótesis implante-diente. en los que no se puede colocar implantes para realizar una prótesis implantosoportada convencional. 19 . Alteraciones anatómicas: Casos de una edentación prolongada. INDICACIONES 1. Correcta evaluación de los pilares: Si no realizamos una correcta evaluación de los pilares. la prótesis dentoimplantosoportada puede ser una alternativa. 9. que puede limitar nuestro tratamiento y nos puede obligar a buscar alternativas. 3. colocando un menor número de implantes estratégicamente situados en las zonas que lo permitan y ferulizándolos a los dientes remanentes. reabsorción ósea periimplantaria. a no ser que se recurra a técnicas de elevación de seno maxilar o injertos óseos. es preciso tener en cuenta la realidad económica del paciente.3. y la distribución de la carga. aflojamiento del tornillo. Una prótesis dentoimplantosoportada es más asequible . Económicas: En todo tratamiento odontológico. que una prótesis implantosoportada convencional. podemos tener problemas en la fijación del implante. fractura del implante o de la estructura protética. 2. Número de implantes: Cuando existe un número insuficiente de implantes o dientes naturales que nos impidan la colocación de prótesis fijas convencionales. con reabsorción de la cresta ósea residual y con una cercana presencia del seno maxilar o del canal dentario en la inferior. dentro de lo que cabe.

En ocasiones se puede llegar a conseguir mediante injertos óseos en la brecha desdentada o utilizando más implantes. cuando no es viable un soporte de implantes suficiente. Si ésta es cero. CONCLUSIÓN. Existen tantas ventajas en la utilización de una prótesis fija totalmente sostenida por implantes.10. LA FERULIZACIÓN DIENTEIMPLANTE ES FACTIBLE. se puede optar por una ferulización diente natural-implante empleando siempre un conector rígido. Y QUE NO ES UNA BÚSQUEDA. Si existiera movilidad. 20 . DEBEMOS RECORDAR QUE. que dicho tratamiento. será el de elección siempre que sea factible. El criterio determinante a la hora de considerar un diente natural para ferulizarlo a un implante. SIGUIENDO UNA SERIE DE PAUTAS. es su movilidad. Sin embargo. el odontólogo debe optar por diseñar la prótesis incluyendo más pilares naturales y ferulizarlos para conseguir una movilidad cero en los dientes. los dientes naturales pasan a ser considerados pilares potenciales. SINO UNA ELECCIÓN QUE SE NOS PRESENTA EN ALGUNAS SITUACIONES CLÍNICAS.

2005. The osteointegrated prothesis combination of osteointegrate implants and natural teeth in fixed prothesis. 7. Astrand Per.62-65. Cho Gc.. International Journal of Prostodontic. Lekholm U. Aeschlimann S.F.. Olson Morgan: Tooth-implant and implant supported fixed partial dentures: a 10. Madrid:17. 6. 12: 216-221. Chee WL: Apparent intrusión of natural teeth under an implant supported prosthesis: a clinical report. Avances en Periodoncia e Implantología Oral. Ericsson I.es/USERS/aidoi/ferulizacion_implante. Hammerle C. 68: 3-5. 1. Colombo R. 1992. 3. Branemark PI.. Ferrús J. Cavicchia F. Bürgin W. Gunne Johan. 4. 13: 307312. Disponible en: http://www. 6: 711-7.. 8. 3:158-165. J Clin Periodontol.1. 12: 26-34.. Ortiz M.P. Clinical Oral Implant Research 2001. Journal of Oral Implantology. 2. Hernández G. 1986. Vol XVIII/ No one / 1992.. Lang N. Ferulización implante-diente en prótesis fija mediante conexión rígida. Lindh Toms.year report. 3:16521 . BIBLIOGRAFÍA. 5. Biological and technical complications and failures with fixed partial dentures(FPD) on implants after four to five years of function. J Prosthet Dent. Julio-Septiembre 2003.H. Ferulizaciones diente-implante. Revista española odontoestomatología de implantes de la SEI. Bascones A. Free-standing vs tooth connected implant- supported fixed partial restorations: a comparative retrospective clinica study of the prosthetic results.htm Fecha consulta: 20/3/08. Brägger U. Bravi F. 1999. et al: A clinical evaluation of fixed bridge restoration supported by teh combination of teeth and osseointegrated titanium implants. Alberto Horacio Bechelli V.ctv. The international Journal of Oral an Maxillofacial Implants 1999.

14. Oral Pathology and Maxilofacial Surgery. Gregory R. Pesun: Intrusion of teeth in the combination implant-to-natural tooeh fixed partial denture. Mahmoud M F. Josefsson T. A review of the theories.es/cielo. Duyck.ISSN1699-6585. a retrospective clinical follow-up up to 8 years. 11. nº4. Hosny. Journal of Prosthodontics. Van Steenberghe D. 268-277. 14: 342-350. 9. 18: 482-487. Jul. Naert. Klinge B: Implants in relation to natural teeth. 1989.php? script=scu_arttext&pid=S169965852005000300006&lng=pt&nrm=iso>. Hars. Int J Prosthodont. June 2001: Vol. 22 . Histologic evaluation of teh Periodontium of abutment teeth in combination implant/ tooth fixed partial denture. Philip J. 16. Pan. Ignace E. Daniel van Sttenberghe:Freestanding and tooth-implant connected prostheses in the treatment of partially edentulous patients. Tooth –and implant. 4: 211-217. J Clin Periodontol. Nilson H. Fecha consulta: 20/3/08. Gunne J. 15. International Journal of Oral & Maxilofacil Implants. 1999. David E Steflik. Int J Prosthodont. Nov-Dec 2001. Lekholm U. 12. Pesun. Duyck J. Kindberg H. Dahlgren S. Lindh T. Kronshom M.Aug 2001: 14 (4): 321-8. School of Dentistry. Jem T. Tooth-implant supported fixed prostheses: a retrospective multicenter study. 14 (6): 575-81. Within-subject comparison between connected and non connected tooth-to-implant fixed partial prostheses: up to 14-year follow-up study. Joke A: J. 10. Naert I. Disponible en: http://scielo. Adell R: Osseointegrated Implants in the treatment of partial edentulous patients: a preliminary study of 876 consecutively installed fixtures. Department Of prosthetic Dentistry. 1997. Faculty of Medicine. Igor J. Int J Oral Maxillofac Implants. Gunnarsson K. Clinical Oral Research. Wihelmsson P. Igor J. Catholic University Leuven. Hosny M.iscii.supported prostheses. Belgium. vol 6. Page 237. 12 Issue 3. 13. Gunne J. 1991.174.

Olsson M. Madrid(España). Aug 1998. 13: 335-347. J Prosthet Dent. Int Oral Maxillofac Implant. 23. Clinical Oral Implants Research. Sullivan DY: Osseointegration : its impact on the interrelationship of periodontics and implant dentistry. 18.9: 165-183.Barcelona 27. 6: 114121. Gunne J. Quirynen M. Bowley. 19. Spiekermann H: Atlas de implantología.M. 23 . 25. Schlumberger. Duyck J.1995. 22. 12: 245-51. Parel SM: A survey of natural tooth abutment intrusion in implant connected fixed partial dentures.1993. Rieder CE. a biomechanical rationale. Sheets CG. Hosny M. A.F. Intrusion phenomenon in combination toothimplant restorations: A review of the literature. 24. 77: 39-45. DDS. Ed Masson.83. Borg K: Bridges supported by free standing implants versus bridges supported by tooth and implant: a fiveyear prospective study. Langer B. Misch CE. Maze. Gunne J. 1994. 1997.6: 268-277. The Journal of Prosthetic Dentistry. 15: 1330-1342.17. Bidez MW: Implant protected occlusion. and Clenn I.1991. 26. CE..12:180-195. Editorial Elsevier. 20. Astrand P. MS. 2007. J Prosthodont. Compendium. Naert I E.. DDS. 6: 177-186.. Int Periodontics Restorative Dent 1989. page 199-203... DDS. part II. Rangert B. (España). Pesun Ij: Intrusion of teeth in teh combination implant-to-natural-tooth fixed partial denture: a review of the theories. 1995. 1997. Misch. Ms: John F. Prótesis dental sobre implantes. van Steenberghe D: Freestanding and tooth-implant connected prostheses in the treatment of partially edentulous patients. Sullivan DY: Mechanical aspects of a Branemark implant connected to a natural tooth: an in vitro study. Clinical Oral Implants Research 2001. Int J periodontics Restorative Dent. 21.assisted protheses. Trudy L. Earthman JC: Tooth intrusion in implant.

24 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful