Está en la página 1de 2107

CONTRALORIA

GENEPAL OE LA RE“0QL1CA

801119- Conlraloria <]«iv«r*l da la Republlca:: sgd 25-11-20Z1 07:42


Al Cite E«W No.: 7021IE010I690 Fol:1 Ancx:0 F6 0
Bogota, D.C. ORIGEN 801110SA.A FISCAL V SANCCNATCRIA • NESTOR EASIAN CASTILO PULIDO
DESTINO 80811-UMnAn IfA/ESTIGACIONSS ESPEGIALLS CONTRA LA CCRRUPClON .• JULIANA
VELASCO GREGORY
ASUNTO DEVOLUClON
CBS

2021IE0101690

Doctora
JULIANA VELASCO GREGORY
Contralora Delegada Intersectorial No. 09
Unidad de Investigaciones Contra la Corrupcion de la Conlraloria General de la Republica

ASUNTO: Comunicacion Auto No. ORD-801119- 263 -2021 de


25 de noviembre de 2021
Proceso de Responsabilidad Fiscal UCC-PRF-014-2019
SAE-PRF-2019-01104.

Respetada doctora:

Con un cordial saludo y de la manera mas atenta, me permito remitirle el Auto No. ORD-801119- 263
-2021 de 25 de noviembre de 2021, mediante el cual se resuelve en grado de consulta y apelacion
la decision contenida en Auto No. 1413 de 3 de septiembre de 2021, proferida por su Despacho, con
el fin que se notifique el Auto adoptado por la Sala Fiscal y Sancionatoria, de conformidad con el
articulo 106 de la Ley 1474 de 2011.

En consecuencia, se remite:

• Original de! Auto No. ORD-801119- 263 -2021 de 25 de noviembre de 2021.

• Expediente Proceso de Responsabilidad Fiscal No. UCC-PRF-014-2019

SAE-PRF-2019-01104, contenido en 20 cajas.

• Se solicita la desactivacion del enlace via FortiClient VPN.

Atentamente.

NESTO^FABI.
Tl
C,oritrai6r0elegadp4ritersoctorial No. 3
fe'10'I
Sala Fiscal y Sancionatoria

Anexo lo anunciado
Proyec’C' Lorena Pantoja

Carrera 69 No 44 - 35 - Carrera 69 N° 44-35 piso 16 - CoCigc Postal 111071 PBX 5187000 egr@contralorja,gov,co •
lv'.vw.contraloria.aov.co Boaota D.C. Colombia
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119 - 263 -2021

FECHA: 25 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 1 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de septiembre de
2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se
toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”
REFERENCIA
UCC-PRF-014-2019
SAE: PRF-2019-01104
SIREF: 28133
ENTIDAD AFECTADA
HIDROELÉCTRICA ITUANGO S.A.
E.S.P. (HIDROITUANGO S.A. E.S.P.)
EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLIN E.S.P.
SOCIOS PÚBLICOS DE HIDROITUANGO S.A. E.S.P.:
Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA)
Empresas Públicas de Medellín E.S.P.
Departamento de Antioquia
Central Hidroeléctrica de Caldas S.A. E.S.P. (CHEC)
La Nación
Financiera Energética Nacional (FEN)

PRESUNTOS 1. FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA


RESPONSABLESFISCALES C.C. 70.546.837
2. JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO
C.C. 70.566.038
3. ALEJANDRO ANTONIO GRANDA ZAPATA
C.C. 98.575.296
4. ANIBAL GAVIRIA CORREA
C.C. 70.566.243
5. FABIO ALONSO SALAZAR JARAMILLO
C.C. No 71.587.929
6. ALVARO JULIAN VILLEGAS MORENO
C.C. 533.186
7. SERGIO BETANCUR PALACIO
C.C. 8.254.903
8. ALVARO DE JESÚS VÁSQUEZ OSORIO
C.C. 70.045.340
9. ANA CRISTINA MORENO PALACIOS
C.C. 32.255.581
10. IVÁN MAURICIO PÉREZ SALAZAR
C.C. 71.712.530
11. JESÚS ARTURO ARISTIZÁBAL GUEVARA
C.C. 8.318.646
12. LUIS GUILLERMO GÓMEZ ATEHORTÚA
C.C. 3.331.900
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 2 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

13. JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR


C.C. 70.119.101
14. JORGE MARIO PÉREZ GALLÓN
C.C. 70.043.915
15. LUIS JAVIER VÉLEZ DUQUE
C.C. 70.123.774
16. MARÍA EUGENIA RAMOS VILLA
C.C. 42.885.629
17. RAFAEL ANDRES NANCLARES OSPINA
C.C. 71.753.266
18. SERGIO FAJARDO VALDERRAMA
C.C. 70.546.658
19. LUIS ALFREDO RAMOS
C.C. 8.289.911
20. INTEGRAL S.A.
NIT:890.903.055-1
21. INTEGRAL INGENIERÍA DE SUPERVISIÓN
S.A.S.
NIT: 811.043.176-4 QUE ABSORVIÓ A LA
EMPRESA
SOLINGRAL S.A CON NIT: 890.938.628-0.
INTEGRANTES DEL CONSORCIO CCC
ITUANGO:
22. CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO
CORREA S.A.
NIT 830.023.542
23. CONSTRUCTORA CONCONCRETO S.A
NIT 890.901.110-8
24. CONINSA RAMON H S.A.
NIT 890.911.431-1
INTEGRANTES DEL CONSORCIO TÚNELES
ITUANGO FS.
25. FERROVIAL AGROMAN CHILE S.A.
NIT 900.452.428-2
26. SAINC INGENIEROS CONSTRUCTORES
S.A.
NIT 890.311.243-7
INTEGRANTES DEL CONSORCIO INGETEC-
SEDIC (INTERVENTOR)
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 3 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

27. INGENIEROS CONSULTORES CIVILES Y


ELÉCTRICOS S.A - INGETEC
NIT:860.001.986-1
28. SEDIC S.A
NIT:890.910.447-2

TERCERO CIVILMENTE 1. MAPFRE SEGUROS GENERALES DE


RESPONSABLE COLOMBIA S.A.
NIT: 891.700.037-9
2. SEGUROS GENERALES SURAMERICANA
S.A.
NIT: 890.903.407-9
3. AXA COLPATRIA SEGUROS S.A.
NIT: 860.002.184-2
4. SBS SEGUROS COLOMBIA S.A.
NIT: 860.037.707-9

CUANTÍA DEL DAÑO Destrucción del valor de la inversión por mayores


FISCAL valores injustificados: TRES BILLONES CIENTO
CINCUENTA Y SIETE MIL CUATROCIENTOS
DIECINUEVE MILLONES OCHOCIENTOS
OCHENTA Y UN MIL DOSCIENTOS DIECIOCHO
PESOS CON NOVENTA Y SIETE CENTAVOS
($3.157.419.881.218,97) M/Cte.
Lucro cesante: UN BILLON CIENTO SETENTA Y
TRES MIL CUATROCIENTOS ONCE MILLONES
SETECIENTOS TREINTA Y CUATRO MIL OCHO
PESOS CON TREINTA Y SIETE CENTAVOS
($1.173.411.734.008,37) M/Cte.

Total: CUATRO BILLONES TRESCIENTOS


TREINTA MIL OCHOCIENTOS TREINTA Y UN
MILLONES SEISCIENTOS QUINCE MIL
DOSCIENTOS VEINTISIETE PESOS CON TREINTA
Y CUATRO CENTAVOS ($4.330.831.615.227,34)
M/Cte.
PRIMERA INSTANCIA CONTRALORÍA DELEGADA INTERSECTORIAL 9
DE LA UNIDAD DE INVESTIGACIONES
ESPECIALES CONTRA LA CORRUPCIÓN.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 4 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

PROVIDENCIA APELADA: AUTO 1413 DE 3 DE SEPTIEMBRE DE 2021 POR


MEDIO DEL CUAL SE FALLA CON
RESPONSABILIDAD FISCAL EN CONTRA DE
UNOS VINCULADOS Y SIN RESPONSABILIDAD
FISCAL EN FAVOR DE OTROS Y SE TOMAN
OTRAS DETERMINACIONES DENTRO DEL
PROCESO ORDINARIO DE RESPONSABILIDAD
FISCAL UCC-PRF-014-2019.

AUTO 1688 DEL 13 DE OCTUBRE DE 2021 POR EL


CUAL SE DECIDEN RECURSOS DE REPOSICIÓN,
SE CONCEDEN APELACIONES EN CONTRA DEL
AUTO 1413 DE 3 DE SEPTIEMBRE DE 2021 Y SE
TOMAN OTRAS DETERMINACIONES, DENTRO
DEL PROCESO ORDINARIO DE
RESPONSABILIDAD FISCAL NÚMERO UCC-PRF-
014-2019.

LA SALA DE DECISIÓN DE LA SALA FISCAL Y SANCIONATORIA


DE LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA.

En uso de las facultades constitucionales, legales y reglamentarias, especialmente las


conferidas por los artículos 119, 267 y 268 de la Constitución Política, las Leyes 610 de 2000
y 1474 de 2011, el Decreto Ley 405 del 16 de marzo de 2020 reglamentada mediante la
Resolución Organizacional 764 del 30 de junio de 2020 y la Resolución Ordinaria No. ORD-
80112-955 del 13 de julio de 2020, procede a conocer del grado de consulta, así como de los
recursos de apelación de nulidades y los recursos de apelación presentados en contra el auto
No 1413 del 3 de septiembre de 2021, por el cual se profirió fallo con responsabilidad fiscal en
contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras
determinaciones dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019.
proferido por la Contraloría Delegada Intersectorial No. 9 de la Unidad de Investigaciones
Especiales contra la Corrupción de la Contraloría General de la República.

I. ASUNTO.

Procede esta sala de Decisión de la Sala Fiscal y Sancionatoria de la Contraloría General de


la República, a resolver los recursos de apelación presentados en contra de las decisiones
adoptadas por la Contraloría Delegada Intersectorial No. 9 de la Unidad de Investigaciones
Especiales contra la Corrupción, con ocasión de las peticiones de nulidad y presentadas por
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 5 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

el Abogado Cesar Augusto Benavidez Vega, en calidad de apoderado de MARÍA EUGENIA


RAMOS VILLA; la Abogada Aracelly Tamayo Restrepo, en calidad de apoderada de RAFAEL
ANDRÉS NANCLARES OSPINA , Aracelly Tamayo Restrepo, en calidad de apoderada de
SERGIO FAJARDO VALDERRAMA, Alejandra Sandoval Arango, en calidad de apoderada de
JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR, Alejandra Sandoval Arango, en calidad de apoderada de
FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA; José Vicente Blanco Restrepo, Daniela Corchuelo
Uribe, Daniel Arango Perfetti en calidad de apoderados respectivamente de CONSTRUCOES
E COMERCIO CAMARGO CORREA S.A., CONSTRUCTORA CONCRETO S.A. y CONINSA
RAMÓN H S.A., el Abogado Juan Carlos Herrera Toro apoderado del señor LUIS ALFREDO
RAMOS.

De igual modo esta sala procede a RESOLVER EL GRADO DE CONSULTA por fallo sin
responsabilidad fiscal de: ANIBAL GAVIRIA CORREA C.C. 70.566.243; JORGE MARIO
PÉREZ GALLON C.C 70.043.915, del fallo con responsabilidad fiscal de ÁLVARO JULIÁN
VILLEGAS quien estuvo representado por apoderado de oficio. Y por la desvinculación de
MAPFRE SEGUROS GENERALES DE COLOMBIA S.A. NIT: 891.700.037-9

Así como procede resolver los recursos de apelación interpuestos contra el fallo con
responsabilidad fiscal consagrado en el auto 1413 del 3 de septiembre de 2021: por la
Abogada Alejandra Sandoval Arango en su calidad de apoderada de FEDERICO JOSÉ
RESTREPO POSADA mediante SIGEDOC 2021ER0124618 fechado el 13 de septiembre de
2021; Recurso de Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por el Abogado Gustavo
Quintero Navas, en su calidad de apoderado del Señor JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO
mediante SIGEDOC 2021ER0124595 Y 2021ER0124604 del 13 de septiembre de 2021.
Recurso de Apelación interpuesto por el Abogado Carlos Mario Álvarez Martínez, en su calidad
de apoderado del vinculado ALEJANDRO ANTONIO GRANDA ZAPATA mediante SIGEDOC
2021ER0123362 DEL 13 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por
el Abogado Juan Fernando Gutiérrez en su calidad de apoderado del señor FABIO ALONSO
SALAZAR JARAMILLO mediante SIGEDOC 2021ER0124609 del 13 de septiembre de 2021;
Recurso de Apelación interpuesto por el Abogado Edwar Andrés Orozco Giraldo, en su calidad
de apoderado del señor SERGIO BETANCUR PALACIO mediante SIGEDOC
2021ER0124578 DEL 13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por el
Abogado Edwar Andrés Orozco Giraldo, en su calidad de apoderado del señor ALVARO DE
JESUS VASQUEZ OSORIO mediante SIGEDOC 2021ER0124322 del 13 de septiembre de
2021; Recurso de Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por el Abogado David
Suárez Tamayo, apoderado de la señora ANA CRISTINA MORENO PALACIOS mediante
SIGEDOC 2021ER0124313 Y 2021ER0124314 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de
Apelación interpuesto por el Abogado Carlos Mario Álvarez Martínez, en su calidad de
apoderado del vinculado IVAN MAURICIO PÉREZ SALAZAR mediante SIGEDOC
2021ER0123362 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por el
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 6 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Abogado David Suarez Tamayo apoderado del señor JESUS ARTURO ARISTIZABAL
GUEVARA mediante SIGEDOC 2021ER0124306 Y 2021ER0124315 del 13 de septiembre de
2021; Recurso de Apelación interpuesto por el Abogado Santiago Sierra Angulo apoderado
del Señor LUIS GUILLERMO GOMEZ ATEHORTUA, mediante SIGEDOC 2021ER0124582
del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por la Abogada Alejandra
Sandoval Arango apoderada el señor JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR, mediante SIGEDOC
2021ER0124608 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Reposición y en subsidio
Apelación interpuesto por el abogado Gustavo Quintero Navas apoderado del señor LUIS
JAVIER VÉLEZ DUQUE mediante SIGEDOC 2021ER0124598 2021ER0124599,
2021ER0124602 Y 2021ER0124607 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación
interpuesto por el Abogado Cesar Augusto Benavidez Vega apoderado de la señora MARIA
EUGENIA RAMOS VILLA mediante SIGEDOC 2021ER0124620 Y 2021ER0124641 DEL 13
de septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por la Abogada Aracelly Tamayo
Restrepo apoderada del señor RAFAEL ANDRES NANCLARES OSPINA mediante SIGEDOC
2021ER0124624 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Reposición y en subsidio
Apelación interpuesto por la Abogada Aracelly Tamayo Restrepo apoderada del señor
SERGIO FAJARDO VALDERRAMA y recurso en nombre propio mediante SIGEDOC
2021ER0123288, 2021ER0123279, 2021ER0124590 Y 2021ER0123608 del 13 de
septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por el Abogado Juan Carlos Herrera
Toro apoderado del señor LUIS ALFREDO RAMOS mediante SIGEDOC 2021ER0124317 del
13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por la Abogada Carolina Deik
Acostamiedo apoderada de INTEGRAL SA mediante SIGEDOC 2021ER0124612 del 13 de
septiembre de 2021; Recurso de Apelación interpuesto por la Abogada Carolina Deik
Acostamiedo apoderada de INTEGRAL INGENIERIA DE SUPERVISION SAS mediante
SIGEDOC 2021ER0124612 del 13 de septiembre de 2021; Recurso Reposición y en subsidio
Apelación interpuesto por el Abogado José Vicente Blanco Restrepo apoderado de
CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO CORREA SA mediante SIGEDOC
2021ER0124331, 2021ER0124335, 2021ER0124336, 2021ER0124337 Y 2021ER0126966
del 13 de septiembre de 2021; Recurso Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por la
Abogada Daniela Corchuelo Uribe apoderada de la CONSTRUCTORA CONCONCRETO SA
mediante SIGEDOC 2021ER0124331, 2021ER0124335, 2021ER0124336, 2021ER0124337
Y 2021ER0126966 del 13 de septiembre de 2021; Recurso Reposición y en subsidio
Apelación interpuesto por el Abogado Daniel Arango Perfetti, apoderado de CONINSA
RAMON H SA. mediante SIGEDOC 2021ER0124331, 2021ER0124335, 2021ER0124336,
2021ER0124337 Y 2021ER0126966 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación
interpuesto por el Abogado Fernando Augusto García Matamoros apoderado de FERROVIAL
AGROMAN CHILE SA mediante SIGEDOC 2021ER0124585 del 13 de septiembre de 2021;
Recurso de Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por el Abogado Fernando Augusto
García Matamoros apoderado de SAINC INGENIEROS CONSTRUCTORES SA mediante
SIGEDOC 2021ER0124585 del 13 de septiembre de 2021; Recurso Reposición y en subsidio
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 7 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Apelación interpuesto por la Abogada Ingrid Soraya Ortiz Baquero apoderada de


INGENIEROS CONSULTORES CIVILES Y ELECTRICOS SA – INGETEC mediante
SIGEDOC 2021ER0124579 del 13 de septiembre de 2021; Recurso Reposición y en subsidio
Apelación interpuesto por la Abogada Ingrid Soraya Ortiz Baquero apoderada de SEDIC SA
mediante SIGEDOC 2021ER0124579 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Apelación
interpuesto por el Abogado Uriel Alberto Amaya Olaya apoderado de SEGUROS
GENERALES SURAMERICANA S.A. mediante SIGEDOC 2021ER0128467 DEL 20 de
septiembre de 2021; Recurso de Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por el
Abogado Juan Manuel Diaz- Granados Ortiz apoderado de AXA COLPATRIA SEGUROS S.A.
Mediante SIGEDOC 2021ER0124320 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de Reposición
y en subsidio Apelación interpuesto por el Abogado Ricardo Vélez Ochoa, apoderado de SBS
SEGUROS COLOMBIA S.A. mediante SIGEDOC 2021ER0124580 del 13 de septiembre de
2021.

II. ANTECEDENTES.

2.1. Hechos que dieron origen al proceso de responsabilidad Fiscal:

Fueron reseñados en sede de primera instancia así:

Lo constituye el informe producto de la Actuación Especial, realizada por la Contraloría


Delegada de Minas y Energía de la Contraloría General de la República en ejercicio
del control excepcional mediante Auto ORD-80112-0042 admitido por el Contralor
General mediante de 2019 de 8 de febrero a los recursos del proyecto de generación
eléctrica Hidroituango.

En el auto de apertura quedó definido el daño y el hecho generador del mismo de la siguiente
manera:

“La primera relacionada con la pérdida de la inversión como consecuencia del pago de
mayores valores y la segunda la existencia de un lucro cesante, producto del hecho de
que la hidroeléctrica no entró en operación en la fecha acordada y por lo tanto no
comenzó a generar la energía a la que se había comprometido

(…)

Todo lo anterior, llevó entonces a que de un lado debieran hacerse mayores


inversiones no justificadas pues como puede verse las mismas obedecieron a la falta
de planeación y a fallas en la ejecución y seguimiento del proyecto, que llevaron a que
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 8 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

se destruyera el valor del proyecto, y de otro a que a la hidroeléctrica no iniciara su


operación en las fechas establecidas, llevando a que no ingresaran por concepto de
generación eléctrica los valores establecidos, generándose de esta forma, un lucro
cesante
(…)

[B]ajo el contexto de los hechos generadores atrás explicado, concluye este Despacho
que, de un lado, se encuentran probadas las mayores inversiones, de otro se encuentra
probado que las mismas no son justificadas pues obedecen a la necesidad de atender
situaciones que se presentaron como consecuencia de graves problemas en la
planeación y en la ejecución del proyecto, atribuibles a la improvisación y a la falta de
seguimiento y control de los vinculados en calidad de presuntos responsables, lo que
llevó además como consecuencia del pago de los mayores valores atrás descritos, se
dio una pérdida o destrucción de valor del proyecto

(…)

[Q]ue a la fecha la Hidroeléctrica no esté produciendo ni 1 solo KW de energía. Dichas


mayores inversiones no justificadas destruyeron el valor del Proyecto, tal y como fue
concebido desde su línea de base, generando de esta forma, un daño al patrimonio del
Estado en la modalidad de menoscabo o pérdida.

Lo anterior permite concluir que como consecuencia de la no entrada en operación de


la hidroeléctrica, la cual, tal y como se probó obedece a aumentos injustificados del
cronograma que obedecieron a problemas de planeación y errores constructivos, se
generó un daño al patrimonio del Estado en la modalidad de menoscabo.

Estimación de la cuantía

Destrucción del valor de la inversión por mayores valores injustificados: DOS


BILLONES NOVESCIENTOS SETENTA Y UN MIL CUATROSCIENTOS MILLONES
DE PESOS ($2.971.400.000.000) M/Cte sin indexar.

Lucro cesante: UN BILLON CIENTO CUATRO MIL DOSCIENTOS OCHENTA


MILLONES DE PESOS ($1.104.280.000.000) M/Cte sin indexar

Total: CUATRO BILLONES SETENTA Y CINCO MIL SEICIENTOS OCHENTA MILLONES


DE PESOS ($4.075.680.000.000) M/Cte sin indexar “
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 9 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.2 Principales actuaciones procesales.

2.2.1. Auto No. 42 del 8/02/2019, por el cual se admite una solicitud de control excepcional
(Folios 10433 – 10443).
2.2.2. Auto 945 del 8/11/2019, por el cual se abre proceso ordinario de responsabilidad
Fiscal (Folios 10478 - 10532).
2.2.3. Auto No. 62 de 18/11/2019, por el cual se decretan pruebas de oficio (Folios 10536
-10541).
2.2.5. Auto No. 1072 del 26/11/2019, por medio del cual reconoce personería y resuelve
una Solicitud (Folios 10561 -10566).
2.2.6. Auto No. 1154 del 28/11/2019, por medio del cual se suspenden y reanudan
términos (folios 10664 – 10666).
2.2.6. Auto No. 1190 del 10/12/2019, resuelve solicitud de Nulidad y otros (Folios10962 –
10983).
2.2.7. Auto No. ORD 0056 del 23/12/2019, se suspenden términos procesales diciembre
24 y 31.
2.2.8. Auto No. 1269 del 26/12/2019, se Suspenden y Reanudan Términos. (Folios 11057-
11 059).
2.2.9. Auto No. 1212 del 29/12/2019, que Ordena Refoliar el Expediente (Folios 11062
11064).
2.2.10. Auto No. 7 del 13/01/2020, por Medio del cual Decretan de oficio pruebas
(Folios 11143 -11148).
2.2.11. Auto No.56 del 5/02/2020, por Medio del cual Decretan de oficio pruebas
(Folios 11827 – 11829).
2.2.12. Auto No. 80 del 13/02/2020, por medio del cual decretan de oficio pruebas
(Folios 11939 – 11948).
2.2.13. Auto No. 679 del 27/07/2020, fija fecha y hora versiones libres y otras. (Folios
13005- 13009).
2.2.14. Auto No. 704 de 29/07/2020 por medio cual se corrige un error del auto 679
(Folios 13042 – 13043).
2.2.15. Auto No. 731 5/08/2020, reprograma unas diligencias de versión libre
(Folios 13116 - 13119).
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 10 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.2.16. Auto No. 933 de 8/09/2009, Decreta pruebas de Oficio (Folios 13319 – 13321).
2.2.17. Auto No. 946 de 9/09/2020, decide unas solicitudes. (Folios 13333 – 13335).
2.2.18. Auto No. 943 de 8/09/2020, Traslado Informe. (Folios 13351 – 13353).
2.2.19. Auto No. 993 de 16/09/2029 Por el cual se deciden recursos y otras (Folios
13710- 13713).
2.2.20. Auto No. 1000 del 16/09/2020, por el cual se fija fecha y hora para versiones libres
(Folios 13715 – 13719).
2.2.21. Auto No. 1041 del 22/09/2020, rechaza recurso. (Folios 13819 – 13822).
2.2.22. Auto No. 1045 del 23/09/2020, decreta pruebas y nombra defensores de oficio
(Folios 13830 – 13834).
2.2.23. Auto No. 1071 del 29/09/2020, por medio del cual se vinculan a terceros. (Folios
14012 - 14017).
2.2.24. Auto No. 1103 del 2/10/2020, por medio del cual se deciden solicitudes de pruebas
(Folios 14183 -14283).
2.2.25. Auto No. 1129 del 7/10/2020, decide nulidad. (Folios 14362 -14366).
2.2.26. Auto No. 1148 del 9/10/2020, por medio del cual se deciden unas solicitudes (Folios
14548 -14558).
2.2.27. Auto No. 1211 del 19/10/2020, decide nulidad y otras determinaciones. (Folios
15559- 15569).
2.2.28. Auto No. 1221 del 20/10/2020, por el cual se decide solicitud de nulidad y otras
determinaciones. (Folios 15746 -15748).
2.2.29. Auto No.1251 del 26/10/2020, por el cual se niega una solicitud de aclaración y
adición. (Folios 15906 -15910).
2.2.30. Auto No. 1302 del 5/11/2020, por el cual se decide una solicitud de medios de
prueba. (Folios 16245 – 16248).
2.2.31. Auto No. 1346 del 12/11/2020, por medio del cual se corre traslado de aclaraciones
(Folios 16478 – 16531).
2.2.32. Auto No. 1350 del 13/11/2020, por medio del cual se solicita de oficio aclaración a
un IT (Folios 16536 – 16538).
2.2.33. Auto No. 1354 del 13/11/2020, por medio del cual se deciden solicitudes probatorias
(Folios 16540 – 16547).
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 11 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.2.34. Auto No. 1370 del 18/11/2030, por medio del cual se cancela la práctica de un
medio de prueba y se toman otras determinaciones. (Folios16652 -16654).
2.2.35. Auto No. 1413 del 23/11/2020, por el cual se resuelven solicitudes de aclaración y
complementación a un informe técnico y se corre traslado de las mismas a la Universidad
Nacional y se toman otras determinaciones. (Folios 16782 – 16790).
2.2.36. Auto No. 1424 del 24/11/2020, por el cual se deciden recursos. (Folios 16811
-16830).
2.2.37. Auto No. 066 del 30/11/2020, por medio del cual se deciden unos recursos de
apelación contra el auto de pruebas y apelación de nulidades. (Folios 17211 - 17253)
2.2.38. Auto No. 1484 del 2/12/2020, por medio del cual se imputa a unos presuntos y se
archiva en favor de otros. (Folios 17767-18366).
2.2.39. Auto No. 1523 del 9/12/2020, por medio del cual se aclara el AUTO 1484 del 2 de
diciembre. (Folios 19109 -19115).
2.2.40. Auto No. 1580 del 17/12/2020, por medio del cual se suspenden términos _
(Folios 19206 – 19208).
2.2.41. Auto No. 384 del 8/03/2021, por medio del cual se reanudan términos dentro del
(folios 21176-21178 a folios 21176 21178).
2.2.42. Auto No. ORD 060 del 19/03/2021, por el cual se revisa decisión de archivo_
(Folios 21296 – 21307).
2.2.43. Auto No. ORD 061 del 19/03/2021, por el cual se resuelve recurso de queja
(Folios 21308 -21313).
2.2.44. Auto No. 474 del 24/03/2021, por el cual se deciden unas solicitudes de Nulidad
(Folios 21705- 21757).
2.2.45. Auto No. 554 del 25/03/2021, por el cual se suspenden y reanudan términos
(Folios 21814 – 21815).
2.2.46. Auto No. 617 del 6/03/2021, por el cual se deciden unas solicitudes de Nulidad
(Folios 21852 – 21892).
2.2.47. Auto No. 459 del 23/03/2021, por el cual se adiciona el ordinal quinto del AUTO
1484 (Folios 22292 – 22294).
2.2.48. Auto No. 685 del 14/04/2021, por el cual se deciden solicitudes. (Folios 24351
-24352).
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 12 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.2.49. Auto No. 709 de 19/04/2021, por el cual se decide una solicitud de Nulidad. (Folios
24537 - 24569).
2.2.50. Auto No. 757 del 26/04/2021, por el cual se deciden solicitudes de Nulidad
(Folios 24646 – 24652).
2.2.51. Auto No. 879 21/05/2021, por el cual se decide una solicitud de Nulidad y otras
determinaciones. (Folios 24856 – 24869).
2.2.52. Auto No. 948 del 3/06/2021, por medio de cual se deciden solicitudes de pruebas
(Folios 24945 – 25319).
2.2.53. Auto No. 951 de 4/06/2021, por medio del cual se resuelven una nulidad INGETEC.
(Folios 25323 – 25327).
2.2.54. Auto No. 1023 del 21/06/2021, por el cual se fija fecha y hora de Testimonios
(Folios 25840- 25842).
2.2.55. Auto No. 1031 del 22/06/2021, por el cual se deciden recursos de reposición
(Folios 25902 – 25998).
2.2.56. Auto No. ORD 157 02/07/2021, Por el cual se resuelve recursos de apelación.
(folios 26096 -26238).
2.2.57. Auto No. 1097 12/07/2021, Por el cual se resuelven solicitudes de Nulidad.
(folios 27197 -27203).
2.2.58. Auto No. ORD 176 de 21/07/2021, Por el cual se resuelven solicitudes (folios
27313- 27318).
2.2.59. Auto No. 1125 de v16/07/2021, Por el cual se decide una solicitud de Nulidad y
otras determinaciones (folios 27393 -27403).
2.2.60. Auto No. 1170 de 23/07/2021, Por el cual se suspenden Términos dentro del PRF.
(folios 27567- 27568).
2.2.61. IUS D-2021-1985055 29/07/21 por medio del cual se Resuelve Recusación
Procuraduría (folios 27575-27577).
2.2.62. Auto No. 052 de 10/08/2021, por medio del cual se Deniega Recusación. ( folios
27578 27583).
2.2.63. Auto No. ORD-197 de 12/08/2021 por medio del cual se Resuelve recusación
dentro del PRF Sala Fiscal (folios 27585 -27594).
2.2.64. Auto No. 1291 de 17/08/2021 por medio del cual se Reanuda Términos (folios
27848 -27849)
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 13 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.2.65. Auto No. 1332 de 24/08/2021 por medio del cual se concede apelación, incorpora
documento, reconoce personería y remite recurso de queja (folios 28037 -28043)
2.2.66. Auto No. ORD-214 de 01/09/2021 por medio del cual se resuelve queja (folios
(28059 -28098).
2.2.67 Auto N°1413 del 3 de septiembre de 2021 por medio del cual se falla con
responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de
otros y se toman otras determinaciones dentro del proceso ordinario de responsabilidad
fiscal UCC-PRF-014-2019. (folios 30333 - 31588)
2.2.68 Auto No 1668 del 13 de octubre de 2021 por el cual se deciden recursos de
reposición, se conceden apelaciones en contra del auto 1413 de 3 de septiembre de 2021
y se toman otras determinaciones, dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal
número UCC-PRF-014-2019. (folios 32347-32583)
2.2.69. Auto 243 del 15 de octubre de 2015 por medio del cual se ordena una suspensión
del proceso ordinario de responsabilidad fiscal número UCC-PRF-014-2019.
2.2.70 Documento SIGEDOC 2021ER 0167125 por medio del cual la Procuraduría General
de la Nación informa a la Contraloría General de la Republica la decisión proferida y el
rechazo por improcedente de la recusación presentada bajo el radicado IUS-E-2021-576371
/ IUC-D-2021-2099830.
2.2.71. Auto No. 80112-086 del del 23 de noviembre de 2021 suscrito por el Señor
Contralor, por medio del cual resuelve una recusación contra la Sala Fiscal y Sancionatoria
dentro del proceso de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF—014-2019.
2.2.72. Auto No 260 del 23 de noviembre de 2021 “Por la cual se reanuda el cómputo de
los términos dentro del Proceso Ordinario de Responsabilidad Fiscal UCC-PRF-014-2019”.

2.3 . Remisión del expediente.

Mediante oficio No. 2021IE0088477 del 15 de octubre de 2021, la Contraloría Delegada


Intersectorial No. 9 de la Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción de
Contraloría General de la República remitió el expediente No. UCC-PRF-014-2019 –, a efectos
de que se resuelva el grado de consulta, la recusación presentada por la señora María Eugenia
Ramos Villa, de las nulidades contra el Auto No.1413 de 3 de septiembre de 2021, y solicitudes
de pruebas presentadas en los recursos de apelación, apelaciones contra la decisión
contenida en el Auto No.1413 de 3 de septiembre de 2021 de negar nulidades, apelaciones
contra la decisión contenida en el Auto No.1413 de 3 de septiembre de 2021, del Fallo con
Responsabilidad Fiscal.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 14 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.4 . Decisión objeto del recurso de consulta y apelación.

FUNDAMENTOS DE HECHO

El proyecto Hidroituango comienza a concebirse desde el año 1962, a planearse desde los
años 70 s, en el año 1999 se da inicio a los trámites atinentes para obtener la licencia
ambiental. Sin embargo, es solo a partir del año 2008, que este proyecto tiene un impulso
significativo teniendo en cuenta que se realizaron tanto los diseños, la construcción de las
obras de infraestructura y de las obras principales de la hidroeléctrica.

La hidroeléctrica Hidroituango, nace como un proyecto estratégico, para el suministro de


energía eléctrica que se convertiría en la hidroeléctrica más grande del país, cuya proyección
de energía estaba pensada para generar 2400 MW, al día, lo que equivale al 17% de la
demanda de energía eléctrica del país y entrar en funcionamiento a partir de noviembre de
2018. Además, producto de la construcción y operación de la hidroeléctrica, igualmente,
pretendía estimular la inversión social beneficiando a los 12 Municipios de la zona de influencia
de dicho proyecto.

Por lo anterior, resulta claro que se trata de un proyecto esencial para la sostenibilidad eléctrica
del país, pero también tiene una importancia estratégica para el desarrollo económico y social
de una región que ha sido históricamente azotada por la violencia.

Posteriormente, el operador de primera instancia procede a esgrimir los principales hechos


que conllevaron a que el proyecto Hidroituango tuviese evidente atraso en su ejecución y que
sólo a partir del año 2008, se realizarán tanto los diseños como la construcción de las obras
de infraestructura y de las obras principales de la hidroeléctrica.

Igualmente, indica el fallo, que es a partir de esta fecha que se comienzan a presentar una
serie de irregularidades como consecuencia de problemas de planeación, decisiones
inoportunas e insuficientes de administración, dirección y control, falta de diligencia de los
contratistas y ejecución defectuosa de las prestaciones necesarias para el desarrollo del
proyecto, circunstancias que trajeron como consecuencia la imposibilidad de entrada en
operación de la hidroeléctrica para noviembre de 2018, así como la realización de inversiones
adicionales injustificadas a los ya cuantiosos gastos realizados que se destinaron para atender
dicha contingencia.

Estos hechos contribuyeron a aumentar de manera injustificada las inversiones lo que llevó a
que se destruyera el valor neto del proyecto y como consecuencia de la no entrada en
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 15 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

operación no se generara ni se comercializara energía, ocasionando un lucro cesante que


también se tiene como daño dentro de la presente causa fiscal.

Después de un análisis detallado y cronológico por parte del A quo, de los hechos que dan
lugar al daño al patrimonio público, en el presente proceso de responsabilidad fiscal _Auto
1413 de septiembre de 2021 en la Etapa Preliminar- se concluyen de forma resumida, los
siguientes hechos generadores del daño; con la salvedad que estos hechos se dividen e
identifican única y exclusivamente a efectos, así:

1. Atraso en los diseños y la construcción de las vías de acceso al proyecto, así como en
los diseños de las obras principales, que llevaron desde el principio a que se idearan e
implementaran planes de aceleración, contingencia y/o recuperación de tiempos, lo
anterior como consecuencia de falta de planeación, de desórdenes administrativos de
Hidroituango, del hecho de que la junta directiva no conminara al gerente a cumplir en
tiempo las decisiones que se adoptaban, y de decisiones improvisadas que introdujeron
modificaciones sustanciales a las características del proyecto.

2. Inclusión de salvedades en el contrato BOOMT que operaron en perjuicio del proyecto


al convertir una típica obligación de resultado como es la construcción de una obra en
una obligación de medio -aminorando de esta forma la responsabilidad de EPM-, y que
adicionalmente modificaron la distribución de riesgos del contrato en perjuicio de
Hidroituango.

3. Atraso en la suscripción del contrato de construcción de los túneles de desviación como


consecuencia de problemas de planeación que se manifestaron en decisiones
administrativas y presupuestales inoportunas.

4. Atrasos y defectos en la ejecución del contrato de los túneles de desviación suscrito


con el consorcio CTIFS que supuso la implementación de planes de contingencia,
recuperación de tiempos y/o aceleración, todo lo anterior como consecuencia de
situaciones atribuibles fundamentalmente al contratista, las cuales no fueron mitigadas
a tiempo por EPM ni por Hidroituango desde su rol de vigilancia y control establecido
en el contrato BOOMT.

5. Terminación de las obras de desviación por parte de CCCI -contratista de las obras
principales- bajo un plan de aceleración lo que aunado a problemas de planeación por
la no contratación en tiempo de las compuertas para los túneles de desviación y la
decisión de no ponerlas por falta de tiempo, en contravía de lo aconsejado por el board
de expertos, condujo a la construcción de obras que no se encontraban inicialmente
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 16 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

planeadas y específicamente de un tercer túnel de desviación, el cual adoleció de


defectos constructivos, como consecuencia de la falta de diligencia del contratista, así
como de la ausencia de control y seguimiento por parte del interventor, del consorcio
generación Ituango como asesor, de EPM como contratante y de Hidroituango desde
sus obligaciones de vigilancia y control establecidas en el contrato BOOMT como
dueño del proyecto.

Seguidamente el A quo desarrolla los fundamentos de derecho, la identificación de las


entidades afectadas en el presente proceso de responsabilidad fiscal y resuelve nulidades y
otras solicitudes, continua con la parte considerativa en donde analiza los elementos de la
responsabilidad fiscal (daño, conducta y nexo de causalidad), para luego desatar la
argumentación que sustenta el daño en el caso en particular, respecto del cual indica:

El daño en el presente proceso de responsabilidad fiscal se ocasiona como consecuencia de


las conductas desplegadas por los distintos intervinientes1 que como “administración” de
Hidroituango permitieron la ocurrencia de las siguientes circunstancias, así: no se suscribieran
a tiempo los contratos de diseños de las vías; autorizaron la apertura de la licitación para la
construcción de las obras de infraestructura sin contar con los diseños de detalles de las vías,
aprobaron la inclusión de nuevas vías (vía Puerto Valdivia y la vía San Andrés de Cuerquia)
lo que generó que un año después de iniciada la ejecución del contrato de diseño de las vías
se introdujeran nuevos cambios que llevaron a modificar la licencia ambiental y generaron
demoras en la suscripción de la orden de inicio de construcción de las vías, retrasando de esta
forma el cronograma general del proyecto y obligando a que desde el principio se adelantara
el proyecto bajo planes de aceleración que implicaban el reconocimiento de mayores recursos
a los contratistas; haber autorizado, como consecuencia de los problemas en la planeación,
los cambios de margen de la vía de acceso a los túneles de desviación, y su inicio tardío,
haber tomado decisiones sin la debida planeación, que generaron un desgaste administrativo
innecesario; haber autorizado de manera improvisada cambios en la altura de la presa lo que
generó demoras por el cambio de la licencia y por el cambio de los diseños de obras
principales; a pesar de conocer la minuta del contrato BOOMT, haber permitido que EPM
consagrara salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaba la distribución de
los riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del cronograma establecido para
la producción de la energía en firme., entre otras vicisitudes que se presentaron a causa de
decisiones tomadas de forma deliberada, negligente e irresponsable y que de manera directa
e indirecta generaron retrasos en el cronograma general del proyecto, poniendo el mismo en
una carrera contra el tiempo, toda vez que decidieron adelantarlo bajo planes de aceleración,

11
Es preciso anotar que dentro de la administración de Hidroituango, en virtud de las omisiones desplegadas por ellos en
relación con control de tutela y el control jerárquico se incluye a los Gobernadores de Antioquia para los periodos 2008-
2011 y 2012-2015 y al alcalde de Medellín para el periodo 2008-2011.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 17 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

situación que desde el principio en la medida en que avanzaban las obras, las probabilidades
de que los riesgos se materializaran eran mayores, porque de antemano sabían que por más
que corrieran no iban a poder cumplir, pero sin importarles lo que pudiera suceder, siguieron
adelante con la construcción, no tomaron las medidas preventivas ni correctivas y la
imprudencia desplegada llevó a que desafortunadamente en el año 2018 se presentara la
contingencia que ocasionó el daño objeto de este proceso de responsabilidad fiscal.

Y concluye que de conformidad con el material probatorio obrante en el plenario, se puede


predicar que todas las acciones u omisiones de los intervinientes vinculados a esta causa
fiscal fueron tan determinantes que, a través de una sucesión de hechos concatenados,
conllevaron a que se materializaran los riesgos que terminaron generando un Daño al
patrimonio del Estado, consistente en la destrucción del valor presente neto del proyecto
(cuantía señalada al inicio del presente escrito) como consecuencia de las mayores
inversiones injustificadas que se hicieron al proyecto, resultado de la haber tomado decisiones
improvisadas omitiendo el principio de planeación, y comprometiendo los recursos del erario
sin tener en cuenta el deber que les asistía de mantener indemne el patrimonio público,
circunstancias que conllevaron a que se implementaran planes consecutivos de aceleración,
contingencia y/o recuperación de tiempos. lo que a su vez generó mayores inversiones durante
el desarrollo de todo el proyecto Y del mismo modo, la pérdida de los recursos invertidos en
la Hidroeléctrica generó una merma en los recursos del Estado, como consecuencia del lucro
cesante (cuantía señalada al inicio del presente escrito) por la no entrada en operación de la
hidroeléctrica en la fecha programada.

Para los efectos de valorar el daño, el Despacho de primera instancia se sirvió del uso del
método de valoración Valor Presente Neto (en adelante VPN), el cual de conformidad con lo
explicado por la Universidad Nacional en el informe técnico obrante en el plenario es: “El
resultado algebraico de traer a valor presente, utilizando una tasa de descuento adecuada,
todos los flujos (positivos o negativos) relacionados con un proyecto. Es el valor del dinero o
su equivalente en pesos actuales de todos los ingresos y egresos, presentes y futuros, que
constituyen un proyecto de inversión.”

Al respecto, indica la instancia que este método, es seguro, confiable, y no solo es utilizado
por la contraloría, sino por otras entidades, como el Departamento Nacional de Planeación, la
Contaduría General de la Nación, además, el Consejo de Estado también lo ha avalado en el
escenario de la responsabilidad fiscal, reconociendo en su jurisprudencia su validez.

Pasa luego el A quo a analizar aspectos relevantes para determinar la cuantía del daño como:
(i) Prueba de la destrucción del valor del proyecto:
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 18 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

La Universidad Nacional suscribió un contrato con la Contraloría General de la República cuyo


objeto fue “… encontrar la mayor inversión realizada en el proyecto, así como las ganancias
dejadas de recibir por la no entrada en operación comercial del mismo…”

Indica la instancia que la manera en que la Universidad Nacional determinó la cuantía del daño
surge luego de analizar y revisar bajo el modelo financiero VPN la inversión generada en el
proyecto a junio de 2019, contemplando los (50) años de plazo fijado dentro del contrato
BOOMT; razón por la cual, la evaluación financiera la proyectó hasta el año 2061. Es dable
aclarar que el trabajo presentado por la Universidad Nacional fue con base al análisis que les
hizo a las diferentes versiones de los modelos financieros que le suministró la CGR, los cuales
fueron elaborados por Inverlink y EPM entre los años 2011 a 2018. Para esto, y a fin de generar
mayor seguridad en el estudio realizado y que los datos obtenidos contaran con plena certeza,
tomó de base, para realizar la comparación con los demás modelos el modelo inverlink; al final
del estudio realizado de manera detallada, los resultados obtenidos fueron los valores
señalados en la parte inicial del presente escrito (sumas indexadas a junio de 2021). Concluye
la Universidad Nacional en su informe que en la medida en que las inversiones del proyecto
fueron escalando año a año, de manera correlativa fue disminuyendo el Valor presente neto
hasta generar un valor negativo.

Ahora bien, cómo llegó la Universidad Nacional a determinar que la suma de la destrucción
del valor presente neto del proyecto ascendía a DOS BILLONES NOVESCIENTOS SETENTA
Y UN MIL CUATROSCIENTOS MILLONES DE PESOS ($2.971.400.000.000) M/Cte., sin
indexar y el del lucro cesante a la suma de UN BILLON CIENTO CUATRO MIL DOSCIENTOS
OCHENTA MILLONES DE PESOS ($1.104.280.000.000) M/Cte., sin indexar; el estudio parte
del modelo inicial del proyecto, éste tenía un costo estimado de SEIS BILLONES NOVENTA
MIL MILLONES DE PESOS, después de ocurrida la contingencia, el costo estimado del
proyecto ascendía a la suma de TRECE BILLONES SETECIENTOS SETENTA Y OCHO MIL
MILLONES DE PESOS; por último, se pudo establecer que al 30 de junio de 2019 se habían
invertido más de 9.9 billones de pesos, esto, de conformidad con los estados financieros con
corte al 31 de diciembre de 2019 de EPM. Por tanto, se encuentra una vez más probadas las
mayores inversiones realizadas en el proyecto, las cuales exceden significativamente las
planteadas en el modelo que sirvió como cierre financiero. (Subraya fuera de texto)

Lo primero que se debe resaltar es que la Universidad Nacional ajustó todas las versiones a
pesos corrientes y recalculó los indicadores de bondad financiera como VPN, utilizando una
misma tasa de descuento correspondiente a 12,422065%.

Luego, a fin de encontrar el efecto total sobre el proyecto, realizó un análisis marginal de los
flujos de caja, determinando que el efecto total sobre el proyecto como consecuencia de las
variaciones consignadas en las diferentes versiones del modelo de evaluación financiera de
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 19 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Inverlink, es de -7.045,76 Miles de MM COP$, que corresponde a la pérdida de valor


acumulada durante las 9 versiones entregadas de los archivos P6. Modelo Inverlink. (Negrilla
y subraya fuera de texto)

Este efecto se puede dividir entre el impacto ya consolidado (histórico) y el impacto futuro
(proyectado), como consecuencia de: 1) La no entrada en operación del proyecto y 2) La
mayor inversión hasta el momento reportada. Adicionalmente se puede cuantificar el total
histórico y proyectado respecto de lo que corresponde a mayores inversiones y en cuánto a lo
que corresponde a la no entrada en operación del proyecto (considerando que a junio de 2019
el proyecto no ha iniciado operación comercial). La Tabla 4 ilustra lo mencionado.

Tabla 4. Impacto evaluación financiera (Cifras en Miles de MM COP$)– Fuente: P.6.


Modelos Inverlink. Cálculos grupo de investigación bajo metodología Inverlink. Modelos:
P6.1 – Anexo 1. Modelo Evaluación Ituango Definitivo (Línea Base) y P6.3. Anexo 8.
ModInverlink BalanceEPM PlanInver 2019-2022

De esta forma se genera un impacto total de 7.045,76 Miles de MM COP$, que puede ser
clasificado en un impacto causado hasta junio de 2019 correspondiente a 4.075,68 Miles de
MM COP$ (de los cuales 2.971,40 Miles de MM COP$ corresponde al efecto de mayores
inversiones y 1.104,28 Miles de MM COP$ al efecto de no entrada en operación comercial del
proyecto). Adicionalmente, el impacto por causar, considerando un horizonte total del proyecto
de 50 años, corresponde a 2.970,07 Miles de MM COP$ (de los cuales 1.472,22 Miles de MM
COP$ asociado al efecto de mayores inversiones y 1.497,85 Miles de MM COP$ al efecto de
no entrada en operación comercial del proyecto). (Negrilla y subraya fuera de texto)
(…)

El informe presentado por la Universidad Nacional se constituye en una prueba fehaciente,


trascendental en este proceso de responsabilidad fiscal dado que ofrece el sustento técnico
necesario, encontrando la primera instancia las razones suficientes para dar por probada la
destrucción del valor presente neto del proyecto configurándose el daño patrimonial al Estado,
elemento principal e integrante de la responsabilidad fiscal.
DEL LUCRO CESANTE
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 20 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Hablar del lucro cesante en el caso concreto, es ver materializado ese perjuicio material a
causa del daño ocasionado al patrimonio del Estado, el cual ha impedido que el proyecto entre
en operación, y a hoy al encontrarse el proyecto suspendido por una medida impuesta por la
ANLA, se desconoce la fecha de inicio de operaciones, por tanto, al no haber fecha cierta para
que el proyecto comience a generar la energía objeto del mismo, el Estado no sólo ha sufrido
la pérdida de las inversiones, sino también el dejar de percibir el ingreso que se esperaba
obtener una vez entrara en operación la hidroeléctrica.

En la decisión de fallo, se procedieron a resolver las nulidades presentadas, las cuales fueron
decididas de la siguiente manera:

Consideraciones de la Primera Instancia en


Nombre del Vinculado Petición de Nulidad el auto 1413 del 3 de septiembre de 2021
respecto a las nulidades propuestas.
LUIS ALFREDO A través del escrito de La primera instancia mencionó que el auto 1103
RAMOS BOTERO descargos el apoderado del 2 de octubre de 2020, está compuesto por
especial de LUIS ALFREDO varios ordinales, por tanto, los ordinales
RAMOS BOTERO presentó restantes al no ser objeto de recurso se
solicitud de nulidad de lo encontraban ejecutoriados, incluso sin haberse
actuado por: tramitado los recursos de reposición y
apelación que en contra del ordinal cuarto del
“la existencia de Auto 1103 de 2020 se interpusieron”.
irregularidades sustanciales
que afectan el debido proceso, b. La primera Instancia destaca que la
lo cual fundamenta en: negación de las solicitudes de aclaración y
complementación del Informe Técnico
a. El Auto No. 1103 del 2 de elaborado por la Universidad Nacional se
octubre del 2020 se ejecutó sin encuentra motivada de conformidad con el
que se resolvieran previamente alcance de tal informe y en todo caso, las
los recursos de reposición y piezas procesales que conforman el
apelación que se interpusieron expediente, entre las cuales se encuentra la
en virtud del artículo 24 de la respuesta a las solicitudes que fueron
ley 610. trasladadas a la Universidad Nacional, siempre
se han encontrado a disposición para la
b. manifiesta el apoderado que: consulta de los apoderados y presuntos
“se dictó auto de Imputación responsables, sin embargo, la contradicción de
Fiscal, sin que el Despacho los informes técnicos no contempla un traslado
diera traslado a los sujetos adicional al del informe inicial y en tal medida el
procesales de las respuestas trámite adelantado por esta Delegada sobre el
parciales de la Universidad particular tampoco constituye una irregularidad
Nacional a las solicitudes de que afecte el debido proceso.
aclaración, complementación y
ajuste” En síntesis, para el A quo la solicitud de nulidad
confunde los indicios serios que permitieron la
vinculación del solicitante a este proceso con
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 21 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

c. El apoderado del Señor Luis los hechos del proceso de responsabilidad


Alfredo Ramos invocó como fiscal y con las conductas que permitieron
nulidad “LA PÉRDIDA DE acreditar la culpa grave del señor Ramos
COMPETENCIA POR LA Botero.
CADUCIDAD DE LA ACCIÓN”
Concluyendo la primera instancia que: dado
que no se encuentra acreditada irregularidad
sustancial que afecte el debido proceso, la
nulidad no esta llamada a prosperar

c. Respecto a la caducidad el despacho de


primera instancia manifestó que es posible
adelantar la acción de responsabilidad fiscal
frente al Doctor LUIS ALFREDO RAMOS
BOTERO, argumentando que los hechos por
los cuales fue vinculado se prologaron en el
tiempo y que, por lo tanto, son de carácter
permanente o continuado.

Dadas las anteriores consideraciones, el A quo


en la parte resolutiva negó la solicitud de
nulidad analizada

Solicitud de nulidad Solicitaron que se declarara la El A quo al resolver la solicitud de nulidad


formulada por: nulidad del proceso de recuerda a los solicitantes
responsabilidad fiscal:
CONSTRUCOES E “Que los funcionarios de apoyo técnico que han
COMERCIO “desde que se hubiese sido designados en esta causa fiscal son
CAMARGO CORREA realizado la designación de empleados públicos de este organismo de
S.A., CONSTRUCTORA algún funcionario de apoyo control fiscal, cuyos requisitos para acceder al
CONCONCRETO S.A y técnico con perfil ingeniero civil, empleo público, así como las funciones que han
CONINSA RAMON H por violación del derecho de de desempeñar están definidos por la ley y por
S.A. a través de sus defensa y comprobada el Manual de Funciones aplicable, por lo que los
apoderados especiales, existencia de irregularidades reparos formulados en relación con la
mediante el memorial sustanciales que afecten el formación y experiencia del funcionario
bajo radicado No. debido proceso: asignado desconocen el alcance, naturaleza y
2021ER0101643 del 05 forma en que se hace efectivo el trabajo de
de agosto de 2021 a. Sus representadas no han apoyo técnico”.
tenido oportunidad de conocer Las funciones de apoyo técnico no conllevan a
y pronunciarse sobre los que se adelante, sustancie, practiquen pruebas
informes, análisis o estudios o adopten decisiones definitivas en los
realizados por el funcionario de procesos de responsabilidad fiscal.
apoyo técnico que hayan
servido al Despacho para la Dadas las anteriores consideraciones, el A quo
interpretación de las pruebas y en la parte resolutiva negó la solicitud de
la toma de decisiones frente a nulidad analizada
las mismas.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 22 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

b. El funcionario de apoyo
técnico no tiene la formación,
experiencia académica y
experticia requeridas para
emitir informes, análisis o
estudios en este proceso.
c. El funcionario de apoyo
técnico puede llegar a tener
conflictos de interés con los
imputados por ser el actual
representante legal, accionista
único y controlante de la
sociedad Constructora J.G.C.
S.A.S.”
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 23 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Solicitud de nulidad A través de la comunicación El A quo resaltó “que se negó la incorporación


formulada por: referenciada la apoderada de pruebas por cuanto se encuentran en el
Aracelly de las Misericordias plenario, adicional precisó lo que se le
SERGIO FAJARDO Tamayo Restrepo formuló respondió a la apoderada en el Auto 1031 en el
VALDERRAMA, MARIA solicitud de nulidad por: cual se resolvió el recurso de reposición.
EUGENIA RAMOS
VILLA, FEDERICO “La comprobada existencia de Señaló la primera instancia que, respecto de las
RESTREPO POSADA, irregularidades sustanciales pruebas por oficio, muchas de ellas fueron
JOHN ALBERTO MAYA que afecten el debido proceso”, negadas por cuanto no se señaló el objeto de
SALAZAR y RAFAEL que fundamenta en: las mismas o cuando en el plenario ya se
NANCLARES OSPINA encontraban otras que acreditaban lo
a través de su Violación del principio de pertinente.
apoderada especial, “investigación integral”, al
mediante el memorial rechazar el decreto y práctica Manifiesta la primera instancia que obró de
bajo radicado No. de medios de prueba conformidad con la Ley y limito algunas pruebas
2021ER0109662 del 20 conducentes y pertinentes para no para perjudicar los intereses de ninguno de
de agosto de 2021. el esclarecimiento de los los imputados sino en atención a que estaban
hechos, esclarecidos los hechos que se pretendían
probar.
“El Despacho está denegando
de manera injustificada la Reiteró la primera instancia que la situación
investigación de los hechos expresada como una vulneración al principio de
posteriores al 31 de diciembre investigación integral no implica tal, pues en
de 2015, y que de conformidad todo caso, respecto de los presuntos
con los mismos argumentos responsables que fueron vinculados al proceso
expuestos por la delegada han sido valorados los diferentes medios de
fueron los que causaron los prueba en lo favorable y desfavorable,
“mayores costos del proyecto”, adoptando decisiones de imputación y de
y desvinculación.

esta vulneración al principio de Respecto a la solidaridad el A quo resaltó el


investigación integral, ya trae contenido del artículo 2344 del código civil el
consigo un prejuzgamiento cual fue positivizado en el artículo 119 de la Ley
intrínseco, que incluso es 1474 del 2011. Para concluir “que la obligación
contradictorio con las mismas reparatoria que surge como consecuencia del
conclusiones plasmadas por el proceso de responsabilidad fiscal es de
Despacho en el auto de naturaleza solidaria lo que constituye una
imputación de responsabilidad garantía en favor del acreedor. En este sentido
fiscal”. el hecho de imputar responsabilidad solidaria
no configura una irregularidad sustancial que
b. Solidaridad no regulada en la afecte el debido proceso”.
ley.
Adicionalmente formuló El A quo manifiesta “se observa que la solicitud
solicitud de nulidad subsidiaria bajo estudio en el fondo no busca garantizar el
por desconocimiento del derecho defensa sino desconocer las formas y
derecho de defensa. estructura del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal en la medida que la
versión libre es una oportunidad para plantear
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 24 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

La solicitud de nulidad expone argumentos de defensa con anterioridad a que


que la decisión de haber se hubiera proferido la decisión del artículo 46
imputado responsabilidad fiscal de la Ley 610 del 2000, y en todo caso, los
a los solicitantes solidariamente hechos que se investigan no han sido
por CUATRO BILLONES cambiados desde la apertura del proceso”.
SETENTA Y CINCO MIL
SEISCIENTOS OCHENTA Concluyo el despacho de primera instancia que
MILLONES DE PESOS “tampoco existe una obligación de trasladar el
constituye una irregularidad en acervo probatorio a los presuntos responsables
la medida que “cada uno de en la medida que las decisiones a través de las
ellos tuvieron intervenciones cuales se decretan los diversos medios de
distintas y en tiempos prueba han sido debidamente notificados por
diferentes en las decisiones del estado y el expediente se ha encontrado
proyecto Hidroituango”. disponible para su consulta para el ejercicio de
sus derechos”.
c. Nulidad por desconocimiento
del derecho a la defensa. Dadas las anteriores consideraciones, el A quo
El escrito de nulidad invoca las en la parte resolutiva negó la solicitud de
mismas situaciones de nulidad analizada
negación de pruebas y
variación de hechos entre la
apertura y la imputación para
alegar la violación del derecho
de defensa pues considera que
se debió haber permitido que
los presuntos responsables
rindieran versión libre frente a
las conductas reprochadas y se
debió haber trasladado la
información que sirvió de
fundamento para proferir el
auto de imputación.

Posteriormente, se procedió a realizar el análisis de cada uno de los implicados con el fin de
determinar y establecer la responsabilidad de los servidores públicos y de los particulares,
cuando en el ejercicio de la gestión fiscal o con ocasión de ésta, causen por acción u omisión
y en forma dolosa o culposa un daño al patrimonio del Estado, en la presente causa fiscal:

RESPONSABLE
RESEÑA
FISCAL
CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor FEDERICO JOSÉ RESTREPO
POSADA, en su calidad de Gerente de EPM (cargo que desempeñó entre el año
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 25 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2008 y el año 2012), y miembro principal de la Junta Directiva de HI (cargo ejercido


entre las mismas fechas en que actuó como gerente de EPM) por las siguientes
acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la gestión
fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna en el
desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:

1. Haber autorizado la apertura de la licitación para la construcción de las obras de


infraestructura sin contar con los diseños de detalle de las vías.
2. Haber aprobado la inclusión de nuevas vías (vía Puerto Valdivia y la vía San
Andrés de Cuerquía) lo que generó que un año después de iniciada la ejecución del
contrato de diseño de las vías se debieron introducir nuevos cambios que llevaron a
modificar la licencia ambiental y generaron demoras en la suscripción de la orden de
inicio de construcción de las vías, retrasando de esta forma el cronograma general
del proyecto.
3. Como consecuencia de los problemas en la planeación, la vía inicialmente
planteada por la margen derecha para llegar al punto donde debían iniciar las obras
de los túneles de desviación del río, quedó como última en el proceso constructivo.
A pesar que desde el Acta de Junta Directiva No. 99 de 24 de junio de 2009, los
miembros de la Junta Directiva conocieron el trazado de las vías y por lo tanto
conocían esta situación, solo cinco meses después de iniciado el contrato de
construcción de las mismas, en acta 107 de 27 de enero de 2010, aprobaron la
1. FEDERICO construcción de una vía por la margen izquierda. A pesar de la premura que
JOSÉ RESTREPO implicaba contar con dicha vía, solamente se instrumentaliza la misma en el contrato
POSADA de construcción 6 meses después. Esta decisión generó mayores costos, y mayores
C.C. 70.546.837 tiempos que afectaron el cronograma.
4. Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste
administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene adelantar una
subasta pública que genero costos en tiempo y en dinero para después suspenderla
cuando desde tiempo atrás era claro que el contrato se le iba a adjudicar a EPM, la
posterior creación de la sociedad espejo EPM-Ituango, lo que contribuyó a generar
retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de desviación y que el mismo
debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de tiempo que supuso
incrementar el presupuesto.
5. Haber autorizado, de manera improvisada cuando ya se había iniciado y
adelantado el contrato de diseños de detalle, cambios en la altura de la presa, lo que
generó demoras por las modificaciones requeridas tanto en la licencia ambiental,
como en las variaciones de los diseños de las obras principales y mayores trámites
para la adquisición de predios adicionales.
6. Haber permitido, a pesar de conocer la minuta del contrato BOOMT, que EPM
consagrara salvedades sustanciales en defecto del proyecto, que afectaba la
distribución de los riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del
cronograma establecido para la producción de la energía en firme.
7. FEDERICO RESTREPO POSADA, actuando en contravía de sus obligaciones
como miembro de Junta Directiva y en pro de favorecer a la empresa que
gerenciaba-EPM-, fue el primero en mostrase disconforme con la contratación de
una firma experta que determinara la estructura de la planta de personal de HI, con
lo que incidió para que con posterioridad a la suscripción del contrato BOOMT las
capacidades de vigilancia y control de Hidroituango se vieran mermadas, lo que
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 26 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

contribuyó de manera determinante a la producción del daño en la presente causa


fiscal.

Por lo anteriormente expuesto, se concluye que el señor RESTREPO actuó con la


falta de diligencia propia de un buen hombre de negocios, pues no desplegó sus
capacidades en el mejor interés de Hi, lo cual resulta muy grave si se tiene en cuenta
que los directores y administradores de las juntas directivas tienen la obligación de
obrar bajo el estándar del buen hombre de negocios.
DAÑO: Se trata de una secuencia de hechos concatenados que puso en un alto
estado de vulnerabilidad el proyecto Hidroituango, que terminó en el desenlace fatal
ocurrido en abril de 2018 denominado en la mal llamada contingencia de 2018,
configurándose un daño al patrimonio del Estado, consistente en la pérdida del valor
de la inversión, dado que se destruyó el valor presente neto del proyecto y como
consecuencia de éste se generó un lucro cesante por la no entrada en operación de
la hidroeléctrica.
NEXO CAUSAL: El actuar de manera negligente e irresponsable por parte del
responsable fiscal, fue factor relevante en la causación del daño; así las cosas, se
encuentra acreditada la existencia de un nexo de causalidad, pues resulta
indiscutible que las malas decisiones de administración, las demoras y problemas
en los contratos de desarrollo de las vías destruyeron las holguras temporales que
se tenía para acometer el proyecto.
De las conductas cometidas por el señor RESTREPO que de manera determinante
contribuyó con la materialización del daño, fue el haber permitido que se le hicieran
cambios sustanciales al contrato BOOMT, en cuanto a que modificaron la obligación
que por naturaleza le asiste a un proyecto de construcción de obras en el entendido
que ésta es de resultado y la convirtieron en una obligación de medio, situación que
le permitió a EPM manejar el proyecto a su arbitrio, sin supervisión, seguimiento,
vigilancia y control.
CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor JUAN ESTEBAN CALLE
RESTREPO, en su calidad de Gerente de EPM (cargo que desempeñó entre enero
del 2011 y diciembre del 2015), y miembro principal de la Junta Directiva de HI (cargo
ejercido entre las mismas fechas en que actuó como gerente de EPM) por las
siguientes acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la
gestión fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna
en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:
2. JUAN ESTEBAN
1. Haber desechado el informe PENTA que había sido contratado para establecer la
CALLE
estructura administrativa y operativa necesaria para el seguimiento por parte de Hl
RESTREPO
del Contrato BOOMT, lo que diluyó el control del proyecto por parte del dueño del
C.C. 70.566.038
mismo, situación que se corrobora, ya que 4 años después, en 2015, se propone
retomar dicho informe y finalmente es efectivamente retomado en 2017, para ampliar
los cargos a fin de realizar las actividades de verificación propias del rol de Hl.
2. A pesar de los evidentes y graves atrasos que venía presentándose con el
contratista de los túneles de desviación, se omitió hacer uso de los mecanismos de
apremio contemplados en el Contrato BOOMT, tales como imposición de multas por
el no cumplimiento de hitos, y por el contrario, aceptó sin ninguna objeción la
modificación de las fechas del hito 1 avalando las justificaciones dadas por EPM.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 27 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

3. No haber obrado de manera diligente en el control al mecanismo de seguimiento


creado contractualmente, lo que les habría permitido darse cuenta desde 2012 que
existía un riesgo alto de no poder entrar en operación en 2018; así como el hecho
de que el BOARD de expertos advirtiera los riesgos de prescindir de las compuertas
y de realizar un tercer túnel de desviación, así como los problemas de ejecución de
las obras principales que ajustaron el cronograma y condujeron a que se diera la
contingencia de abril de 2018. Todo lo anterior, estaba consignado en las actas de
seguimiento del BOOMT por lo que una simple lectura de las mismas hubiera sido
suficiente para alertar a los miembros de la Junta Directiva sobre las deficiencias del
proyecto.
4. Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las obras
principales, y de la variación de especificaciones técnicas, haber avalado los
cambios en las fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento,
ratificando la actuación de EPM sin haber valorado las circunstancias que
enmarcaban el proyecto y demostraban las debilidades de las que el mismo adolecía
y la alta probabilidad de no poder entrar en operación en la fecha pactada y sus
implicaciones en la entrega de energía, así como sin tener en cuenta la alta
probabilidad de que se siguieran presentando contingencias, las cuales ya se
encontraban identificadas en razón de que se habían presentado a lo largo de la
ejecución de todo el proyecto.
5. Como Gerente General de EPM, Haber suscrito el Acta de Modificación Bilateral
15 de 22 de diciembre de 2015 al contrato de obras principales la cual formalizó la
construcción del Sistema Auxiliar SAD, debiendo saber que con ella se estaba
modificando características inmodificables del contrato y a sabiendas o debiendo
saber que el BOARD de Expertos no había avalado esta modificación. (Negrilla fuera
de texto)
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: Lo primero que resulta necesario resaltar es que el principal
objetivo de la junta directiva de HI corresponde a “tomar las decisiones necesarias
para que la sociedad cumpla su objeto, y de manera particular, cooperar con el
Gerente en la administración y dirección de los negocios sociales”. El señor CALLE
era una de las personas que tenía potestad decisoria sobre el proyecto, por tanto,
debía conocer y de hecho conoció la realidad del mismo, no obstante, en lugar de
haber actuado con el deber objetivo de cuidado, siendo responsable con las
decisiones que se estaban tomando, estando obligado a tomar medidas preventivas
y/o correctivas en aras de salvaguardar la estabilidad del proyecto, contrario a esto,
continuó con la ejecución e implementó en conjunto con otros miembros planes de
aceleración sin contar con un aval técnico, lo que puso la obra en un inminente
estado de vulnerabilidad que desembocó en la contingencia del 2018, y que a la
fecha hace que el proyecto sea incapaz de generar 1Kw de energía. En tal sentido,
de sobra queda acreditada la existencia de un nexo de causalidad, pues es claro
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 28 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

que como consecuencia de las decisiones de los involucrados- entre estos el señor
CALLE, el proyecto no entró en operación en la fecha prevista, esto es en el 2018,
situación fáctica, que por supuesto, fue determinante en la causación del daño
endilgado en la presente causa fiscal, siendo más gravosa la situación toda vez que
a día de hoy, el proyecto no suple las necesidades para las cuales fue ideado, ni le
genera beneficio económico alguno a HI, a EPM, al municipio, ni al país.

Por otro lado, también resulta importante mencionar que de las conductas cometidas
por el señor CALLE que incidió de manera directa en la producción del daño fue el
haber desconocido el diagnóstico realizado por PENTA, en la medida en la cual
diluyó la capacidad de seguimiento que debería tener la junta directiva de
Hidroituango sobre el proyecto, concretamente sobre las actuaciones de EPM, a
pesar de la obligación establecida para el dueño del proyecto de conformidad con el
anexo 6.12 del BOOMT.
Lo anterior impidió que la junta tomara decisiones oportunas y efectivas para lograr
el desarrollo adecuado del proyecto y por el contrario se adoptaron acciones que
permitieron que EPM impusiera las condiciones de ejecución del proyecto a su antojo
y a pesar de las graves situaciones evidenciadas Hidroituango no hiciera uso de los
mecanismos contractualmente pactados, necesarios para reconducir por buen
camino y a tiempo el proyecto.
Todo lo anterior, llevó a que EPM acelerara de manera negligente el proyecto,
prescindiera de estructuras básicas para el desarrollo del proyecto como se
encontraba pensado originalmente, reconociera mayores costos al contratista sin
medir los impactos que dichas determinaciones generarían a futuro todo lo cual
contribuyó para que en desarrollo del plan de aceleración aceptado por la junta de
Hidroituango, se modificaran lo que contractualmente se había definido como
“características inmodificables del proyecto” y construyera un tercer túnel no
aconsejable técnicamente, con defectos de diseño y constructivos que colapsó.

Por lo anterior, y de conformidad con lo que encontró probado la primera instancia,


se concluye que el señor CALLE como gerente de EPM y miembro principal de la
junta directiva de HI, desplegó conductas que fueron determinantes para la
producción del daño.
CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor ALEJANDRO ANTONIO GRANDA
ZAPATA, en su calidad de miembro principal de la Junta Directiva HI por las
siguientes acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la
gestión fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna
en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:
3. ALEJANDRO
ANTONIO 1. Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las obras
GRANDA ZAPATA principales, y de la variación de especificaciones técnicas, haber avalado los
C.C. 98.575.296 cambios en las fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento,
ratificando la actuación de EPM sin haber valorado las circunstancias que
enmarcaban el proyecto y demostraban las debilidades de las que el mismo adolecía
y la alta probabilidad de no poder entrar en operación en la fecha pactada y sus
implicaciones en la entrega de energía, así como sin tener en cuenta la alta
probabilidad de que se siguieran presentando contingencias, las cuales ya se
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 29 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

encontraban identificadas en razón de que se habían presentado a lo largo de la


ejecución de todo el proyecto”.

El despacho reprochó el actuar deliberado y la falta de diligencia en la que incurrió


el señor GRANDA, porque conociendo de antemano las vicisitudes por las que
atravesaba el proyecto, dado que, en los años 2012, 2013 y 2014 hizo parte de la
Junta Directiva como suplente y en el año 2015 actuó como principal, aprobó
cambios significativos que alteraron el desarrollo del proyecto.

En tal sentido, el Despacho, luego de haber valorado todo el acervo probatorio de


conformidad con las reglas de la sana crítica y la persuasión racional, y conforme
con el artículo 63 del código civil, dio por demostrado que las conductas en las que
incurrió el señor GRANDA, no atendían a la prudencia mínima con que debía actuar
una persona negligente en desarrollo de sus propios negocios.
DAÑO: El fundamento fáctico que da origen a esta causa fiscal, radica en una “serie
de hechos sucesivos y concatenados que contribuyeron a poner en una situación de
vulnerabilidad el proyecto y que finalmente desencadenaron en la Contingencia de
2018. Estos hechos contribuyeron a aumentar de manera injustificada las
inversiones lo que llevó a que se destruyera el valor neto del proyecto y como
consecuencia de la no entrada en operación no se generara ni se comercializara
energía, ocasionando un lucro cesante que también se tiene como daño dentro de
la presente causa fiscal”.
NEXO CAUSAL: Es preciso indicar que el señor GRANDA al haber aprobado el
reconocimiento de los costos del plan de aceleración de obras, dejando presente
que si bien, dicha aprobación se supeditó a la verificación de la matriz de riesgos,
también es cierto que con su voto contribuyó a que se diera una aprobación
programática al plan de aceleración.

Así mismo, para dar esta aprobación tal y como consta en los anexos del acta 158,
se encuentra demostrado que la Junta Directiva tuvo acceso a la información en la
cual se describía el plan de aceleración lo que le permitió comprender, que incluía
la construcción de galerías, accesos y obras adicionales, así como mano de obra
adicional. Todo lo cual estaba enmarcado en el reconocimiento condicionado de
mayores valores al contratista de obras principales. Lo que también incrementó las
inversiones en el proyecto, incidiendo de esta forma en que se destruyera el valor
presente neto del proyecto.

Así las cosas, encuentra plenamente demostrado el Despacho el nexo de


causalidad, como puede verse de lo atrás indicado está probado que el señor
GRANDA avaló los cambios en las fechas de los hitos y así mismo aprobó el plan
de aceleramiento, toda vez que en el acta 158 votó favorablemente la decisión del
aval programático al plan de aceleración. En efecto, sobre el particular en su voto
afirmó: Alejandro Granda Zapata: “Cordial saludo. De acuerdo con los elementos y
razones expuestas en el documento anexo, es preciso el desarrollo de acciones que
permitan acelerar las obras requeridas para la operación de la Hidroeléctrica en los
tiempos comprometidos. Por lo anterior voto positivo por el plan de aceleración y,
como ha sido una constante en el trabajo de las entidades que acá participan, se
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 30 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

deberán dejar las valoraciones jurídicas, técnicas y financieras que respalden cada
una de las actuaciones que permitirán su efectiva concreción. Mil gracias a todos por
su respaldo, apoyo y permanente enseñanza para permitirme hacer parte del
desarrollo de un proyecto tan importante para la vida de muchas regiones de
Antioquia y Colombia”.

Con lo anterior ratificó la actuación de EPM, sin valorar las circunstancias que
rodearon el proyecto, las cuales debían ser de su conocimiento, tal y como se pudo
observar en la amplia exposición traída del auto de imputación.

En lo que respecta al plan de aceleración, tuvo como origen, tal y como se muestra
en la misma justificación la cadena de hechos irregulares e injustificados explicados
en esta causa y que fueron producto de conductas que no atendieron ni siquiera a
la prudencia que se le exige a una persona poco diligente con la gestión de sus
propios negocios. En efecto, en dicha justificación, dentro de las causas de atraso
se enuncian las siguientes: Retraso en las vías de acceso al proyecto, adjudicación
y comienzo del contrato de obras de desviación, adjudicación e inicio del contrato de
obras civiles, problemas durante la ejecución de obras civiles principales lo que se
concretó en el Acta de Modificación Bilateral No.16 al contrato con CCCI.

Ahora bien, de acuerdo con los argumentos expuestos por el apoderado del señor
GRANDA, en relación con el nexo de causalidad, quien en su escrito manifestó que
“… Ninguna de las conductas endilgadas a mis representados tiene relación alguna
con el daño ocasionado, ello por dos razones, en primer término, por cuanto la
actuación de los doctores Pérez Salazar y Granda Zapata no transgredieron ninguna
norma ni realizaron las acciones y omisiones que les imputó la Contraloría. En
segundo lugar, porque como puede desprenderse de las consideraciones del auto
de imputación, la única causa de la que habla la Contraloría con alguna propiedad,
según algunos informes técnicos, es de “fallas constructivas en el plan de
aceleramiento”, las cuales se desarrollaron cuando mis representados no hacían
parte de la Junta Directiva de Hidroituango.

Por tanto es imposible la existencia de nexo de responsabilidad fiscal, que implique


una relación determinante y condicionante de efecto y causa que no deje duda de
que el daño provenga de dicha acción u omisión, como pacífica y reiteradamente,
se ha sostenido por la jurisprudencia y la doctrina y lo ha reconocido el propio ente
de control.” (…)

La delegada haciendo uso de manera correcta de la teoría de la causalidad


adecuada, controvirtió lo dicho por el apoderado al indicar que en el caso concreto
si bien en la contingencia de 2018 se dio el evento físico de colapso de la GAD y
dicha situación tiene unas causas físicas entre ellas los defectos constructivos y la
falta de supervisión tanto del interventor como de EPM y de Hi, la misma no es la
única causa del daño.

Tal y como se explicó en el auto de imputación, en desarrollo del proyecto se dieron


una serie de decisiones de administración que pusieron en una situación de
VULNERABILIDAD el proyecto, generando desde el inicio mayores inversiones
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 31 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

injustificadas y destruyendo las holguras temporales con las que contaba, lo que
terminó desencadenando en la contingencia de 2018…

Corolario de lo anterior, el Despacho observó que en realidad el señor ALEJANDRO


GRANDA ZAPATA, no cumplió con la debida diligencia que le demandaba su deber
funcional, acompañado de su experticia y trayectoria, pues el Estado al depositar su
confianza en él, lo hizo para que conociera y discerniera a profundidad todos los
temas de trascendencia en lo que respecta al desarrollo del proyecto, sin embargo,
faltó a sus deberes de cuidado y diligencia en el ejercicio de sus cargos, lo que los
encasilla en una conducta negligente y por lo tanto lo hace acreedor a una
responsabilidad fiscal a título de culpa grave.
CONDUCTA: Al señor FABIO ALONSO SALAZAR JARAMILLO se le imputó
responsabilidad fiscal como gestor fiscal y a título de culpa grave bajo su doble
condición de Alcalde de Medellín y de miembro principal de la junta directiva de Hi,
más no desde su calidad de presidente de la junta directiva de EPM, y
específicamente se cuestionó la omisión de cara al deber de tutela que le asistía
respecto del Gerente de EPM, quien tenía asiento como miembro de la junta directiva
de Hidroituango.

Respecto del control de tutela la Delegada precisó lo siguiente:


(…)
En este sentido, el señor Fabio Alonso Salazar en calidad de alcalde de Medellín
fungía para la época de los hechos como "jefe superior de la Administración", es
decir como cabeza de un sector administrativo, como superior jerárquico de un ente
territorial.
(…)
Así las cosas, por mandato constitucional el alcalde es el jefe de la administración
4. FABIO ALONSO
local (artículo 315 Superior), lo que significa que lo es tanto de las entidades
SALAZAR
principales como de las descentralizadas departamentales.
JARAMILLO
(…) En consecuencia, el alcalde es titular del control jerárquico, del control de tutela
C.C. No 71.587.929
pues
participa directamente en la acción de toda la actividad municipal.”

En este sentido, de lo sostenido en el auto de imputación el control de tutela que fue


omitido por el señor SALAZAR se refiere específicamente a aquél que debió realizar
respecto del gerente de EPM, más no de cara a la estructura corporativa de EPM
sino específicamente en relación con la empresa Hidroituango en donde tanto el
gerente de EPM como el mismo imputado tenían asiento como miembros de la junta
directiva.

Lo anteriormente expuesto, “… evidencia la falta de diligencia del señor Salazar


quien no atendió al modelo de conducta establecido en el artículo 63 del Código Civil
ni mucho menos al estándar de buen hombre de negocios que le era exigible como
miembro de junta directiva. Por este motivo, el Despacho calificará las acciones
desplegadas por el señor Salazar a título de culpa grave”
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 32 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: Es importante precisar que el señor SALAZAR para el periodo
comprendido entre 2008 y 2011 fungió como alcalde de Medellín, miembro de la
junta directiva de HI y presidente de la junta directiva de EPM. Se le atribuyeron
específicamente las siguientes conductas:

1. A pesar de ser miembro principal de junta directiva y dado que se trataba del
proyecto más importante para la región omitió su deber de informarse sobre los
pormenores del mismo, así como haber tenido una actitud pasiva que contribuyó a
que el daño al patrimonio del Estado se consolidara.
2. A pesar de conocer sobre las salvedades consagradas por EPM en el cronograma
del contrato, no haberse asesorado para comprender el alcance de las mismas y
haber mantuvo(sic) una posición pasiva al ni siquiera asistir a las sesiones de junta
directiva.

De conformidad con los tres (3) roles que ejercía el señor SALAZAR, se infiere que
prácticamente le asistía la obligación de estar pendiente de todo lo que rodeara el
proyecto en aras de velar y salvaguardar el objetivo del mismo, pues las injerencias
que tenía sobre el proyecto le permitían tomar acciones y/o medidas necesarias en
pro del desarrollo de ese megaproyecto, por tanto, tenía el deber de haberse
informado de todo lo que ocurría en el proyecto, y de haber dado las instrucciones
necesarias para intentar reconducir el proyecto y lograr el objetivo perseguido por el
mismo.

De lo anterior, resulta evidente el nexo de causalidad que hay entre las conductas
en las que incurrió el señor SALAZAR y la producción del daño, pues esas omisiones
se tradujeron en situaciones que pusieron al proyecto en un alto grado de
vulnerabilidad que desencadenaría, más adelante en la contingencia de 2018.

Es menester resaltar lo dicho por la Delegada, en cuanto a que dada la triple


condición explicada le correspondía al señor SALAZAR agotar todas las
posibilidades que tenía para informarse en debida forma de lo que estaba ocurriendo
en el proyecto, no solo desde la perspectiva de lo que EPM mencionaba en las junta
directivas sino específicamente de todos los pormenores que acaecían con el
proyecto y que podían haber sido conocidos por el imputado ya fuera directamente
en el seno de la Junta de Hidroituango pues ostentaba la calidad de miembro
principal de junta directiva o a través de su suplente personal el señor Juan Felipe
Gaviria, con quien, de los testimonios practicados, se observa que tenía una relación
cercana y de confianza2. Lo que podría haberle generado las alertas necesarias
para orientar al gerente de EPM, en ejercicio del control de tutela, para que a través

2
Obrantes en la carpeta 132
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 33 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

de la junta directiva de Hidroituango se contrarrestaran las situaciones que se


estaban presentando contrarrestar algunas de las situaciones que se estaban dando
y que estaban generando tiempos adicionales y mayores inversiones llevando al
proyecto a una situación de vulnerabilidad que desencadenó en la mal llamada
“contingencia de 2018”. Efecto que también habría podido lograr directamente
haciendo uso de su condición de miembro principal de la junta directiva de
Hidroituango.

En este sentido es importante precisar que aún una persona negligente en el


desarrollo de sus propios negocios hubiera intentado informarse por todos los
medios disponibles de los detalles del proyecto más grande no solo para el
Departamento de Antioquia y por supuesto para su capital, Medellín, sino para el
país entero, sobre todo si se tiene en cuenta que durante 3 años y 6 meses de los 4
años del periodo en el cual el señor Salazar se desempeñó como Alcalde, el ejecutor
del proyecto fue Hidroituango No EPM, pues el contrato BOOMT solo se suscribió
hasta el 30 de julio de 2011.

Así mismo, en lo que se refiere a la suscripción del contrato BOOMT como testigo,
con las salvedades que consagró EPM, las cuales por demás, como se demostró en
la imputación conocía toda vez que como miembro principal de la junta directiva de
Hidroituango le fue enviado el contrato en su totalidad, y no haberse informado sobre
el alcance y sentido de las mismas, también desde una fuente distinta a lo que EPM
le informaba, demuestra que el señor Salazar no obró en el mejor interés del
proyecto y de la ciudad que dirigía pues no concilió los tres roles que le
correspondían, lo cual era esperable aún de una persona negligente en desarrollo
de sus propios negocios, sobre todo tratándose, como se explicó antes, del proyecto
más importante que se desarrollaba en dicha época no solo en Antioquia sino en
todo el país y del cual depende la sostenibilidad energética.

CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor ÁLVARO JULIÁN VILLEGAS


MORENO, en su calidad de miembro principal de la Junta Directiva HI por las
siguientes acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la
gestión fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna
en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:

1. Haber autorizado la apertura de la licitación para la construcción de las obras de


5. ALVARO JULIAN infraestructura sin contar con los diseños de detalles de las vías.
VILLEGAS
MORENO 2. Como consecuencia de los problemas en la planeación, la vía inicialmente
C.C. 533.186 planteada por la margen derecha para llegar al punto donde debían iniciar las obras
de los túneles de desviación del río, quedó como última en el proceso constructivo.
A pesar que desde el Acta de Junta Directiva No. 99 de 24 de junio de 2009, los
miembros de la Junta Directiva conocieron el trazado de las vías y por lo tanto
conocían esta situación, solo cinco meses después de iniciado el contrato de
construcción de las mismas, en acta 107 de 27 de enero de 2010, aprobaron la
construcción de una vía por la margen izquierda. A pesar de la premura que
implicaba contar con dicha vía, solamente se instrumentaliza la misma en el contrato
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 34 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

de construcción 6 meses después. Esta decisión generó mayores costos, y mayores


tiempos que afectaron el cronograma.

3. Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste


administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene adelantar una
subasta pública que genero costos en tiempo y en dinero para después suspenderla
cuando desde tiempo atrás era claro que el contrato se le iba a adjudicar a EPM, lo
que contribuyó a generar retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de
desviación y que el mismo debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de
tiempo que supuso incrementar el presupuesto.

4. Haber autorizado, de manera improvisada cuando ya se había iniciado y


adelantado en contrato de diseños de detalle, cambios en la altura de la presa, lo
que generó demoras por las modificaciones requeridas tanto en la licencia ambiental,
como en las variaciones de los diseños de las obras principales y mayores trámites
para la adquisición de predios adicionales.

5. A pesar de conocer la minuta del contrato BOOMT, haber permitido que EPM
consagrara salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaba la
distribución de los riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del
cronograma establecido para la producción de la energía en firme”.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: Las conductas cometidas por el señor VILLEGAS contribuyeron a:

1.Generar retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de desviación y que


el mismo debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de tiempo que
supuso incrementar el presupuesto.
2. La decisión de realzar la altura de la presa, generó demoras como consecuencia
de la modificación de la licencia ambiental, pero además generó que el contratista
de los diseños solicitara un mayor plazo para la entrega de los mismos y que además
debieran realizarse adiciones en dinero a dicho contrato.

En términos generales tenemos que todas las conductas descritas en el auto de


imputación y reiteradas en el acápite de conducta y nexo causal de esta providencia,
fueron determinantes para que se concretara la destrucción del valor presente neto
y el lucro cesante, pues llevaron a que el proyecto perdiera las holguras temporales
que debía tener, a que el mismo fuera adelantado de manera permanente bajo
programas de aceleración o recuperación de tiempos que generaron mayores
inversiones y además que EPM lo adelantara a su antojo y terminara tomando,
decisiones riesgosas desde el punto de vista técnico, todo lo cual se hizo evidente
en la mal llamada “contingencia de 2018.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 35 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

CONDUCTA: El señor BETANCUR PALACIO, fue miembro de la Junta Directiva de


Hidroituango desde el 06 de octubre de 2008 hasta el 03 de febrero de 2012.

La conducta del señor SERGIO BETANCUR PALACIO, fue calificada como culpa
grave en los términos del artículo 63 del código civil al no atender al modelo de
conducta exigible a una persona poco diligente con sus propios negocios lo cual
resulta muy grave si se tiene en cuenta que los directores y administradores de las
juntas directivas tienen la obligación de obrar bajo el estándar del buen hombre de
negocios.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: En ejercicio de la gestión fiscal directa antieconómica, ineficiente,
inoportuna, las conductas que se le atribuyeron a título de culpa grave al señor
BETANCUR PALACIO y que guardan una estrecha relación con la producción del
daño son las siguientes:

1. Haber aprobado la inclusión de nuevas vías (vía Puerto Valdivia y la vía San
6. SERGIO
Andrés de Cuerquía) lo que generó que un año después de iniciada la ejecución del
BETANCUR
contrato de diseño de las vías se debieron introducir nuevos cambios que llevaron a
PALACIO
modificar la licencia ambiental y generaron demoras en la suscripción de la orden de
C.C. 8.254.903
inicio de construcción de las vías, retrasando de esta forma el cronograma general
del proyecto.

Esta conducta quebranta la obligación de obrar con la diligencia del buen hombre de
negocios y desempeñar sus funciones con la debida diligencia y cuidado, procurando
siempre que sus decisiones sean en el mejor interés de la Sociedad (Artículo 14 del
Reglamento Interno de la Junta Directiva).

2. Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste


administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene la creación de
la sociedad espejo EPM-Ituango, lo que contribuyó a generar retrasos en la
suscripción del contrato de los túneles de desviación y que el mismo debiera
ejecutarse bajo un programa de recuperación de tiempo que supuso incrementar el
presupuesto.

Esta conducta quebranta la obligación de obrar con la diligencia del buen hombre de
negocios y desempeñar sus funciones con la debida diligencia y cuidado, procurando
siempre que sus decisiones sean en el mejor interés de la Sociedad. (Artículo 14 del
Reglamento Interno de la Junta Directiva).

Respecto de dichas conductas, se encuentra acreditada la existencia de un nexo de


causalidad, pues resulta indiscutible que las demoras y problemas en los contratos
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 36 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

de desarrollo de las vías destruyeron las holguras temporales que se tenía para
acometer el proyecto, lo que lo puso en una situación de vulnerabilidad que terminó
desembocando en la mal llamada contingencia de 2018.

Por lo anterior, se concluye que sus conductas quebrantaron la obligación de obrar


con la diligencia del buen hombre de negocios y desempeñar sus funciones con la
debida diligencia y cuidado, procurando siempre que sus decisiones sean en el mejor
interés de la Sociedad. (Artículo 14 del Reglamento Interno de la Junta Directiva).
CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor ÁLVARO DE JESÚS VÁSQUEZ
OSORIO, en su calidad de miembro principal de la Junta Directiva HI por las
siguientes acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la
gestión fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna
en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:

1. Haber permitido que como consecuencia de problemas administrativos de la


Sociedad HI no se suscribiera a tiempo los contratos de diseños de las vías, teniendo
en cuenta que la Junta Directiva tiene la obligación de hacerle seguimiento al
cumplimiento de las órdenes que se dan al Gerente para que suscriba los
respectivos contratos.

2. Haber autorizado la apertura de la licitación para la construcción de las obras de


infraestructura sin contar con los diseños de detalles de las vías.

3. Haber aprobado la inclusión de nuevas vías (vía Puerto Valdivia y la vía San
Andrés de Cuerquía) lo que generó que un año después de iniciada la ejecución del
contrato de diseño de las vías se debieron introducir nuevos cambios que llevaron a
7. ALVARO DE modificar la licencia ambiental y generaron demoras en la suscripción de la orden de
JESÚS VÁSQUEZ inicio de construcción de las vías, retrasando de esta forma el cronograma general
OSORIO del proyecto.
C.C. 70.045.340
4. Como consecuencia de los problemas en la planeación, la vía inicialmente
planteada por la margen derecha para llegar al punto donde debían iniciar las obras
de los túneles de desviación del río, quedó como última en el proceso constructivo.
A pesar que desde el Acta de Junta Directiva No. 99 de 24 de junio de 2009, los
miembros de la Junta Directiva conocieron el trazado de las vías y por lo tanto
conocían esta situación, solo cinco meses después de iniciado el contrato de
construcción de las mismas, en acta 107 de 27 de enero de 2010, aprobaron la
construcción de una vía por la margen izquierda. A pesar de la premura que
implicaba contar con dicha vía, solamente se instrumentaliza la misma en el contrato
de construcción 6 meses después. Esta decisión generó mayores costos, y mayores
tiempos que afectaron el cronograma.

5. Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste


administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene adelantar una
subasta pública que genero costos en tiempo y en dinero para después suspenderla
cuando desde tiempo atrás era claro que el contrato se le iba a adjudicar a EPM, la
posterior creación de la sociedad espejo EPM-Ituango, lo que contribuyó a generar
retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de desviación y que el mismo
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 37 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de tiempo que supuso


incrementar el presupuesto.

6. Haber autorizado, de manera improvisada cuando ya se había iniciado y


adelantado el contrato de diseños de detalle, cambios en la altura de la presa, lo que
generó demoras por las modificaciones requeridas tanto en la licencia ambiental,
como en las variaciones de los diseños de las obras principales y mayores trámites
para la adquisición de predios adicionales.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: La administración de Hidroituango, en principio como ejecutores
del proyecto, permitieron que como consecuencia de problemas administrativos de
la Sociedad Hl no se suscribieran a tiempo los contratos de diseños de las vías;
autorizaron la apertura de la licitación para la construcción de las obras de
infraestructura sin contar con los diseños de detalles de las vías, aprobaron la
inclusión de nuevas vías (vía Puerto Valdivia y la vía San Andrés de Cuerquia) lo
que generó que un año después de iniciada la ejecución del contrato de diseño de
las vías se introdujeran nuevos cambios que llevaron a modificar la licencia
ambiental y generaron demoras en la suscripción de la orden de inicio de
construcción de las vías, retrasando de esta forma el cronograma general del
proyecto y obligando a que desde el principio se adelantara el proyecto bajo planes
de aceleración que implicaban el reconocimiento de mayores recursos a los
contratistas; haber autorizado, como consecuencia de los problemas en la
planeación, los cambios de margen de la vía de acceso a los túneles de desviación,
y su inicio tardío que más adelante contribuiría a generar problemas con el
contratista de los túneles de desviación; haber tomado decisiones sin la debida
planeación, que generaron un desgaste administrativo innecesario; haber autorizado
de manera improvisada cambios en la altura de la presa lo que generó demoras por
el cambio de la licencia y por el cambio de los diseños de obras principales; a pesar
de conocer la minuta del contrato BOOMT, haber permitido que EPM consagrara
salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaba la distribución de los
riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del cronograma establecido
para la producción de la energía en firme. Después de suscrito el BOOMT
asumiendo un nuevo rol, haber omitido sus deberes de control y vigilancia al permitir
que se diluyera su capacidad de seguimiento sobre la ejecución del contrato lo que
impidió que la junta tomara decisiones oportunas y efectivas para lograr el desarrollo
adecuado del proyecto y por el contrario se adoptaron acciones que permitieron que
EPM impusiera las condiciones de ejecución del proyecto a su antojo y a pesar de
las graves situaciones evidenciadas incluidos los graves problemas con el consorcio
CTIFS (contratista de los túneles de desviación) Hidroituango no hiciera uso de los
mecanismos contractualmente pactados, necesarios para reconducir por buen
camino y a tiempo el proyecto.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 38 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Todas las conductas descritas en el auto de imputación y reiteradas en el acápite de


conducta y nexo causal de esta providencia, fueron determinantes para que se
concretara la destrucción del valor presente neto y el lucro cesante, pues llevaron a
que el proyecto perdiera las holguras temporales que debía tener, a que el mismo
fuera adelantado de manera permanente bajo programas de aceleración o
recuperación de tiempos que generaron mayores inversiones y además que EPM lo
adelantara a su antojo y terminara tomando, decisiones riesgosas desde el punto de
vista técnico, todo lo cual se hizo evidente en la mal llamada “contingencia de 2018”.

En el caso particular, y de cara a la responsabilidad de los miembros de junta


directiva, la efectividad de sus decisiones está relacionada necesariamente con la
obtención de un proyecto específico en las condiciones de costos y tiempos
previstos, más si se tienen en cuenta que Hidroituango es una sociedad de objeto
único cuya única finalidad desde la fecha misma de su constitución, era la realización
de un proyecto hidroeléctrico que sirviera para surtir, en la realidad, energía eléctrica
tanto al Departamento de Antioquia como al País.

se encuentra acreditada la existencia de un nexo de causalidad, pues resulta


indiscutible que las demoras y problemas en los contratos de desarrollo de las vías
destruyeron las holguras temporales que se tenía para acometer el proyecto, lo que
lo puso en una situación de vulnerabilidad que terminó desembocando en la mal
llamada contingencia de 2018, por lo que es importante que se tome como línea
base a partir del año 2011.

CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente a la señora ANA CRISTINA MORENO


PALACIOS, en su calidad de miembro principal de la Junta Directiva HI por las
siguientes acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la
gestión fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna
en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:

1. Haber autorizado la apertura de la licitación para la construcción de las obras de


infraestructura sin contar con los diseños de detalles de las vías.
2. Haber aprobado la inclusión de nuevas vías (vía Puerto Valdivia y la vía San
8. ANA CRISTINA
Andrés de Cuerquía) lo que generó que un año después de iniciada la ejecución del
MORENO
contrato de diseño de las vías se debieron introducir nuevos cambios que llevaron a
PALACIOS
modificar la licencia ambiental y generaron demoras en la suscripción de la orden de
C.C. 32.255.581
inicio de construcción de las vías, retrasando de esta forma el cronograma general
del proyecto.
3. Como consecuencia de los problemas en la planeación, la vía inicialmente
planteada por la margen derecha para llegar al punto donde debían iniciar las obras
de los túneles de desviación del río, quedó como última en el proceso constructivo.
A pesar que desde el Acta de Junta Directiva No. 99 de 24 de junio de 2009, los
miembros de la Junta Directiva conocieron el trazado de las vías y por lo tanto
conocían esta situación, solo cinco meses después de iniciado el contrato de
construcción de las mismas, en acta 107 de 27 de enero de 2010, aprobaron la
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 39 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

construcción de una vía por la margen izquierda. A pesar de la premura que


implicaba contar con dicha vía, solamente se instrumentaliza la misma en el contrato
de construcción 6 meses después. Esta decisión generó mayores costos, y mayores
tiempos que afectaron el cronograma.
4. Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste
administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene adelantar una
subasta pública que genero costos en tiempo y en dinero para después suspenderla
cuando desde tiempo atrás era claro que el contrato se le iba a adjudicar a EPM, la
posterior creación de la sociedad espejo EPM Ituango, lo que contribuyó a generar
retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de desviación y que el mismo
debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de tiempo que supuso
incrementar el presupuesto.
5. Haber autorizado, de manera improvisada cuando ya se había iniciado y
adelantado en contrato de diseños de detalle, cambios en la altura de la presa, lo
que generó demoras por las modificaciones requeridas tanto en la licencia ambiental,
como en las variaciones de los diseños de las obras principales y mayores trámites
para la adquisición de predios adicionales
6. A pesar de conocer la minuta del contrato BOOMT, haber permitido que EPM
consagrara salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaba la
distribución de los riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del
cronograma establecido para la producción de la energía en firme.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: Al respecto destacó el A quo que dadas las funciones de la Junta
Directiva de la sociedad Hidroituango S.A. E.S.P., y las amplias facultades con que
contaban sus miembros, a estos sí les era exigible intervenir en la actividad
administrativa, concretamente en la dirección de los negocios sociales pues se
encontraba a su cargo velar por el cumplimiento del Plan de acción de la sociedad
para el cumplimiento de su objeto social.

Refirió la primera instancia que a efectos de explicar el nexo de causalidad en este


proceso debe hacerse uso de la teoría de la causalidad adecuada, En el caso
concreto a los efectos de determinar el nexo causal este Despacho ha hecho uso,
de manera correcta de la teoría de la causalidad adecuada, pues ha determinado los
hechos eficientes y determinantes y en consecuencia ha identificado las acciones
y/u omisiones idóneas para la configuración del daño

El Despacho de primera instancia ha señalado desde la imputación que el


fundamento fáctico que da origen a esta causa fiscal, radica en una “serie de hechos
sucesivos y concatenados que contribuyeron a poner en una situación de
vulnerabilidad el proyecto y que finalmente desencadenaron en la Contingencia de
2018. Estos hechos contribuyeron a aumentar de manera injustificada las
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 40 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

inversiones lo que llevó a que se destruyera el valor neto del proyecto y como
consecuencia de la no entrada en operación no se generara ni se comercializara
energía, ocasionando un lucro cesante que también se tiene como daño dentro de
la presente causa fiscal”.

Los hechos identificados por el Despacho de primera instancia como consecuencia


de la valoración probatoria conforme a las reglas de la sana crítica y la persuasión
racional están asociados a las acciones y/u omisiones desplegadas por los
diferentes vinculados a la causa fiscal. Las conductas fueron identificadas e
imputadas teniendo en cuenta el rol de cada uno de los intervinientes en la época
en que desarrollaron su actividad, encontrándose que existe un hilo conductor o una
sucesión temporal que permite establecer la existencia del nexo causal

Para el A quo la conducta de la señora Ana Cristina Moreno Palacios, se adecúa a


la definición de gestión fiscal que contiene el artículo 3 de la Ley 610, toda vez que
las acciones y omisiones imputadas dada su condición de miembro principal de la
junta directiva de Hidroituango corresponden al contenido de los verbos rectores de
la adecuada y correcta planeación, administración, inversión en un proyecto de
infraestructura dirigido a cumplir un fin público de satisfacción del interés general,
más si se tiene en cuenta que para la época en que las mismas se desarrollaron,
Hidroituango era el ejecutor del proyecto.

El Despacho de primera instancia observó que en realidad no cumplió con la debida


diligencia que le demandaba su deber funcional, acompañado de su experticia y
trayectoria, pues el Estado al depositar su confianza en él, lo hizo para que conociera
y discerniera a profundidad todos los temas de trascendencia en lo que respecta al
desarrollo del proyecto, sin embargo, faltó a sus deberes de cuidado y diligencia en
el ejercicio de su cargo, lo que lo encasilla en una conducta negligente y por lo tanto
lo hace acreedor a una responsabilidad fiscal a título de culpa grave.

La señora Moreno Palacios incurrió en la conducta descrita, separándose del modelo


de conducta que le era exigible en calidad de miembro de la Junta Directiva de HI,
lo anterior agravado por cuanto no realizó acciones dirigidas a requerir al Gerente
para los trámites de la firma del contrato, lo que generó un impactó el desarrollo del
proyecto pues generó atrasos de los tiempos y costos adicionales en el proyecto. La
Junta omitió considerar que para el 28 de enero de 2009 ya se llevaba un año de
ejecución del contrato de diseños, que ello implicaba una modificación al mismo y
sobre todo que tenía clara incidencia en la licencia ambiental cuyo trámite para tal
momento tenía un atraso considerable, pues fue solicitada en 1999 y solo hasta 2008
se había reunido la documentación necesaria para que el Ministerio de Ambiente se
pronunciara respecto de su expedición.

El A quo en lo referente al argumento según el cual en la sesión 103 de la Junta


Directiva de Hidroituango la señora imputada no asistió a dicha sesión, es importante
destacar que es de la diligencia esperada de la señora Moreno Palacios que en
cumplimiento de sus funciones en tal organismo se informe de las decisiones que se
adopten en dicho cuerpo, pues no se tratan de funciones cuyo cumplimiento se
demostrara con la simple asistencia a las sesiones convocadas, máxime cuando lo
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 41 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

argumentado en el Auto 1484 de 2020 no surge de una aprobación en tal sesión No.
103, sino de lo informado y documentado en tal acta.

Destaco la primera instancia que el impacto en el cronograma que llama la atención


a este organismo de control fiscal tiene su causa en las deficiencias de planeación
que fueron desarrolladas por el Auto 1484 del 2020 y retomadas por esta
providencia, por tanto, es claro que las modificaciones que impactaron los tiempos
en mayor o menor medida no surgieron como sugerencias para optimizar el proyecto
sino como propuestas para corregir errores de las etapas iniciales del mismo, que
no fueron destacadas por la imputada ni por ninguno de los miembros de Junta
Directiva de Hidroituango que se encontraban en capacidad de llamar la atención al
respecto.

Respecto de las demoras en la ejecución del proyecto hidroeléctrico preciso la


primera instancia que como la propuesta aprobada en la Junta Directiva No. 100
implicaba una modificación de la licencia ambiental, un comportamiento
mínimamente prudente de su parte haría necesario tener en cuenta que el proyecto
ya presentaba retrasos que impactaban el cumplimiento de los plazos inicialmente
previstos
CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor IVÁN MAURICIO PÉREZ SALAZAR
(quien fuera el gerente del IDEA entidad socia de HI), en su calidad de miembro
principal de la Junta Directiva HI (cargo que ostentó desde el 27 de marzo de 2012
hasta el 26 de febrero de 2015, en virtud de la delegación realizada por el señor
Gobernador Sergio Fajardo Valderrama) por las siguientes acciones y omisiones
cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la gestión fiscal, desplegada de
forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna en el desarrollo del proyecto de
la Hidroeléctrica Ituango:

1. Desechar el informe PENTA que había sido contratado para establecer la


estructura administrativa y operativa necesaria para el seguimiento por parte de HI
del contrato BOOMT, lo que diluyó el control del proyecto por parte del dueño del
mismo, lo que se corrobora, ya que 4 años después, en 2015, se propone retomar
9. IVÁN MAURICIO dicho informe y finalmente es efectivamente retomado en 2017, para ampliar los
PÉREZ SALAZAR cargos para realizar las actividades de verificación propias del rol de Hidroituango.
C.C. 71.712.530
2. A pesar de los evidentes y graves atrasos que venía presentándose con el
contratista de los túneles de desviación, se omitió promover hacer uso de los
mecanismos de apremio contemplados en el contrato BOOMT, tales como
imposición de multas por el no cumplimiento de hitos, y por el contrario, aceptó sin
ninguna objeción la modificación de las fechas del hito 1 avalando las justificaciones
dadas por EPM.

3. No haber obrado de manera diligente en el control al mecanismo de seguimiento


creado contractualmente, lo que les habría permitido darse cuenta desde 2012 que
existía un riesgo alto de no poder entrar en operación en 2018; así como el hecho
de que el BOARD de expertos advirtiera los riesgos de prescindir de las compuertas
y de realizar un tercer túnel de desviación, así como los problemas de ejecución de
las obras principales que ajustaron el cronograma y condujeron a que se diera la
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 42 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

contingencia de abril de 2018. Todo lo anterior, estaba consignado en las actas de


seguimiento del BOOMT por lo que una simple lectura de las mismas hubiera sido
suficiente para alertar a los miembros de la Junta Directiva sobre las deficiencias del
proyecto.

4. Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las obras


principales, y de la variación de especificaciones técnicas, haber avalado los
cambios en las fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento,
ratificando la actuación de EPM sin haber valorado las circunstancias que
enmarcaban el proyecto y demostraban las debilidades de las que el mismo adolecía
y la alta probabilidad de no poder entrar en operación en la fecha pactada y sus
implicaciones en la entrega de energía, así como sin tener en cuenta la alta
probabilidad de que se siguieran presentando contingencias, las cuales ya se
encontraban identificadas en razón de que se habían presentado a lo largo de la
ejecución de todo el proyecto.

5. Omitir informar al delegante, Sergio Fajardo, la actividad realizada como delegado


en la Junta Directiva de Hi.

En tal sentido, el Despacho, luego de haber valorado todo el acervo probatorio de


conformidad con las reglas de la sana crítica y la persuasión racional, y conforme
con el artículo 63 del código civil, dio por demostrado que las conductas en las que
incurrió el señor PÉREZ, no atendían a la prudencia mínima con que debía actuar
una persona negligente en desarrollo de sus propios negocios.

Situación particularmente grave si se tiene en cuenta que el señor Pérez es


Administrador de Negocios, Master of Arts (paz y conflictos) y Master of Science en
Economía (con especial referencia en Latinoamérica) y tiene una amplia experiencia
laboral por lo que cuenta con las calidades, conocimientos y experiencia que le son
exigidos en el estado actual de la civilización para desempeñarse como manejador
y administrador de los recursos públicos.
DAÑO: El fundamento fáctico que da origen a esta causa fiscal, radica en una “serie
de hechos sucesivos y concatenados que contribuyeron a poner en una situación de
vulnerabilidad el proyecto y que finalmente desencadenaron en la Contingencia de
2018. Estos hechos contribuyeron a aumentar de manera injustificada las
inversiones lo que llevó a que se destruyera el valor neto del proyecto y como
consecuencia de la no entrada en operación no se generara ni se comercializara
energía, ocasionando un lucro cesante que también se tiene como daño dentro de
la presente causa fiscal”.
NEXO CAUSAL: Sea lo primero indicar que las conductas activas y/u omisivas
desplegadas por el señor PÉREZ fueron determinantes en la causación del daño;
por consiguiente, se encuentra plenamente demostrado el nexo de causalidad
elemento integrante de la responsabilidad fiscal, pues claro es que el haber permitido
la dilución de las capacidades de seguimiento y control de Hi al desechar el estudio
PENTA, la ausencia de seguimiento al mecanismo de control del comité de
seguimiento al contrato Boomt que contribuyó a diluir el rol contractual de
Hidroituango y le impidió a los miembros de la junta directiva valorar las
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 43 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

circunstancias que enmarcaban el desarrollo constructivo del proyecto y


demostraban la evidente debilidad del mismo, no haber hecho uso de los
mecanismos de apremio contractualmente pactados ante los graves atrasos que
venían presentándose en la construcción de los túneles de desviación y en las obras
principales y por el contrario permitir sin objeción alguna la modificación de las
fechas de los hitos avalando las decisiones de EPM aún aquellas relacionadas con
modificaciones técnicas y de características inmodificables de las obras, y omitir
informar al delegante, Sergio Fajardo, la actividad realizada como delegado en la
Junta Directiva de Hi, incidieron en la ocurrencia de los siguientes hechos
generadores de daño:
1) Atrasos y defectos en la ejecución del contrato de los túneles de desviación
suscrito con el consorcio CTIFS que supuso la implementación de planes de
contingencia, recuperación de tiempos y/o aceleración, todo lo anterior como
consecuencia de situaciones atribuibles fundamentalmente al contratista, las cuales
no fueron mitigadas a tiempo por EPM ni por Hidroituango desde su rol de vigilancia
y control establecido en el contrato BOOMT, y

2) Terminación de las obras de desviación por parte de CCCI-contratista de las obras


principales –bajo un plan de aceleración lo que aunado a problemas de planeación
por la no contratación en tiempo de las compuertas para los túneles de desviación y
la decisión de no ponerlas por falta de tiempo, en contravía de lo aconsejado por el
board de expertos, condujo a la construcción de obras que no se encontraban
inicialmente planeadas y específicamente de un tercer túnel de desviación, el cual
adoleció de defectos constructivos, como consecuencia de la falta de diligencia del
contratista, así como de la ausencia de control y seguimiento por parte del
interventor, del consorcio generación Ituango como asesor, de EPM como
contratante y de Hidroituango desde sus obligaciones de vigilancia y control
establecidas en el contrato BOOMT como dueño del proyecto.

Ahora bien, de acuerdo con los argumentos expuestos por el apoderado del señor
PÉREZ, en relación con el nexo de causalidad, quien en su escrito manifestó que
“… Ninguna de las conductas endilgadas a mis representados tiene relación alguna
con el daño ocasionado, ello por dos razones, en primer término por cuanto la
actuación de los doctores Pérez Salazar y Granda Zapata no infringieron ninguna
norma ni realizaron las acciones y omisiones que les imputó la Contraloría. En
segundo lugar, porque como puede desprenderse de las consideraciones del auto
de imputación, la única causa de la que habla la Contraloría con alguna propiedad,
según algunos informes técnicos, es de “fallas constructivas en el plan de
aceleramiento”, las cuales se desarrollaron cuando mis representados no hacían
parte de la Junta Directiva de Hidroituango.

Por tanto es imposible la existencia de nexo de responsabilidad fiscal, que implique


una relación determinante y condicionante de efecto y causa que no deje duda de
que el daño provenga de dicha acción u omisión, como pacífica y reiteradamente,
se ha sostenido por la jurisprudencia y la doctrina y lo ha reconocido el propio ente
de control.” (…)
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 44 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

La delegada haciendo uso de manera correcta de la teoría de la causalidad


adecuada, controvirtió lo dicho por el apoderado al indicar que en el caso concreto
si bien en la contingencia de 2018 se dio el evento físico de colapso de la GAD y
dicha situación tiene unas causas físicas entre ellas los defectos constructivos y la
falta de supervisión tanto del interventor como de EPM y de Hi, la misma no es la
única causa del daño.

Tal y como se explicó en el auto de imputación, en desarrollo del proyecto se dieron


una serie de decisiones de administración que pusieron en una situación de
VULNERABILIDAD el proyecto, generando desde el inicio mayores inversiones
injustificadas y destruyendo las holguras temporales con las que contaba, lo que
terminó desencadenando en la contingencia de 2018…

Corolario de lo anterior, el Despacho observó que en realidad el señor IVÁN


MAURICIO PÉREZ SALAZAR, no cumplió con la debida diligencia que le
demandaba su deber funcional, acompañado de su experticia y trayectoria, pues el
Estado al depositar su confianza en él, lo hizo para que conociera y discerniera a
profundidad todos los temas de trascendencia en lo que respecta al desarrollo del
proyecto, sin embargo, faltó a sus deberes de cuidado y diligencia en el ejercicio de
sus cargos, lo que los encasilla en una conducta negligente y por lo tanto lo hace
acreedor a una responsabilidad fiscal a título de culpa grave.
CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor JESÚS ARTURO ARISTIZABAL
GUEVARA, en su calidad de miembro principal de la Junta Directiva por las
siguientes acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la
gestión fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna
en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:

1. Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste


administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene adelantar una
subasta pública que genero costos en tiempo y en dinero para después suspenderla
cuando desde tiempo atrás era claro que el contrato se le iba a adjudicar a EPM, la
posterior creación de la sociedad espejo EPM-Ituango, lo que contribuyó a generar
10. JESÚS
retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de desviación y que el mismo
ARTURO
debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de tiempo que supuso
ARISTIZÁBAL
incrementar el presupuesto.
GUEVARA
C.C. 8.318.646
2. A pesar de conocer la minuta del contrato BOOMT, haber permitido que EPM
consagrara salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaba la
distribución de los riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del
cronograma establecido para la producción de la energía en firme.

3. A pesar de los evidentes y graves atrasos que venía presentándose con el


contratista de los túneles de desviación, se omitió hacer uso de los mecanismos de
presión contemplados en el Contrato BOOMT, tales como imposición de multas por
el no cumplimiento de hitos, y por el contrario, aceptó sin ninguna objeción la
modificación de las fechas del hito 1 avalando las justificaciones dadas por EPM.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 45 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

4. No haber obrado de manera diligente en el control al mecanismo de seguimiento


creado contractualmente, lo que les habría permitido darse cuenta desde 2012 que
existía un riesgo alto de no poder entrar en operación en 2018; así como el hecho
de que el BOARD de expertos advirtiera los riesgos de prescindir de las compuertas
y de realizar un tercer túnel de desviación, así como los problemas de ejecución de
las obras principales que ajustaron el cronograma y condujeron a que se diera la
contingencia de abril de 2018. Todo lo anterior, estaba consignado en las actas de
seguimiento del BOOMT por lo que una simple lectura de las mismas hubiera sido
suficiente para alertar a los miembros de la Junta Directiva sobre las deficiencias del
proyecto.

5. Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las


obras principales, y de la variación de especificaciones técnicas, haber avalado los
cambios en las fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento,
ratificando la actuación de EPM sin haber valorado las circunstancias que
enmarcaban el proyecto y demostraban las debilidades de las que el mismo adolecía
y la alta probabilidad de no poder entrar en operación en la fecha pactada y sus
implicaciones en la entrega de energía, así como sin tener en cuenta la alta
probabilidad de que se siguieran presentando contingencias, las cuales ya se
encontraban identificadas en razón de que se habían presentado a lo largo de la
ejecución de todo el proyecto.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: Para el A quo el nexo de causalidad no fue el único hecho
generador sino que se trató de hechos concatenados y sucesivos producto de
conductas concurrentes que fueron idóneas y determinantes para que se produjera
el daño al patrimonio del Estado descrito en esta causa fiscal. a efectos de explicar
el nexo de causalidad en este proceso debe hacerse uso de la teoría de la causalidad
adecuada. En el caso concreto a los efectos de determinar el nexo causal el
Despacho de primera instancia hizo uso de la teoría de la causalidad adecuada,
determinando los hechos eficientes y determinantes y en consecuencia identificó las
acciones y/u omisiones idóneas para la configuración del daño.

Estos hechos identificados por el Despacho de primera instancia como


consecuencia de la valoración probatoria conforme a las reglas de la sana crítica y
la persuasión racional están asociados a las acciones y/u omisiones desplegadas
por los diferentes vinculados a la causa fiscal. Las conductas fueron identificadas e
imputadas teniendo en cuenta el rol de cada uno de los intervinientes en la época
en que desarrollaron su actividad, encontrándose que existe un hilo conductor o una
sucesión temporal que permite establecer la existencia del nexo causal.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 46 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Para el A quo las conductas descritas en el auto de imputación y reiteradas en el


acápite de conducta y nexo causal de esta providencia fueron determinantes para
que se concretara la destrucción del valor presente neto y el lucro cesante, pues
llevaron a que el proyecto perdiera las holguras temporales que debía tener, a que
el mismo fuera adelantado de manera permanente bajo programas de aceleración o
recuperación de tiempos.

CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor LUIS GUILLERMO GÓMEZ


ATEHORTUA, en su calidad de Gerente de HI por las siguientes acciones y
omisiones cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la gestión fiscal,
desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna en el desarrollo
del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:

1. A pesar de conocer la naturaleza de las obligaciones que el contrato BOOMT


acarrearía para la entidad que representaba, LUIS GUILLERMO GÓMEZ
ATEHORTÚA suscribió el Contrato BOOMT aún con las salvedades hechas al
mismo por EPM, salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaron la
distribución de los riesgos en perjuicio de Hidroituango y se establecieron en
desmedro del cronograma establecido para la producción de la energía en firme.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
11. LUIS producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
GUILLERMO a que se generara el referido daño.
GÓMEZ NEXO CAUSAL: En el caso concreto para efectos de determinar el nexo causal el
ATEHORTÚA Despacho de primera instancia hizo uso de la teoría de la causalidad adecuada,
C.C. 3.331.900 pues ha determinado los hechos eficientes y determinantes y en consecuencia ha
identificado las acciones y/u omisiones idóneas para la configuración del daño.
Como máximo representante de los intereses de la sociedad de objeto único,
correspondía al señor Gómez Atehortúa, asegurarse de que el negocio a celebrar
serviría para lograr los fines de esta, por supuesto propendiendo por el mayor interés
de los socios de esta, pero sin olvidar la magna importancia que la misma
representaba para el país. Con total conocimiento del estado de las obras- retrasos
en la contratación, pocos avances en el contrato de vías, etc., atribuibles a la
sociedad que dirigía- y del proyecto en general, lo consignado en las salvedades fue
la base para que el contratista atribuyera cada uno de los obstáculos a surtir, en lo
consignado en el reprochado anexo. Aunado a lo anterior, se encuentra probado que
el anexo contentivo de las salvedades, alteraba el esquema de riesgos en perjuicio
de Hi, y atendiendo a sus obligaciones como gerente de la sociedad, el señor
Gómez, debía obrar conforme al mejor interés de la misma, adicionalmente, las
reprochadas salvedades generaron un incentivo negativo para que EPM convirtiera
la obligación de la obra, naturalmente de resultado, en una obligación de medio.
El Despacho de primera instancia como consecuencia de la valoración probatoria
conforme a las reglas de la sana crítica y la persuasión racional están asociados a
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 47 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

las acciones y/u omisiones desplegadas por los diferentes vinculados a la causa
fiscal. Las conductas fueron identificadas e imputadas teniendo en cuenta el rol de
cada uno de los intervinientes en la época en que desarrollaron su actividad,
encontrándose que existe un hilo conductor o una sucesión temporal que permite
establecer la existencia del nexo causal.
Todas las conductas descritas en el auto de imputación y reiteradas en el acápite de
conducta y nexo causal de la providencia referida, fueron determinantes para que se
concretara la destrucción del valor presente neto y el lucro cesante, pues llevaron a
que el proyecto perdiera las holguras temporales que debía tener, a que el mismo
fuera adelantado de manera permanente bajo programas de aceleración o
recuperación de tiempos que generaron mayores inversiones y además que EPM lo
adelantara a su antojo y terminara tomando, decisiones riesgosas desde el punto de
vista técnico, todo lo cual puso al proyecto en una situación de vulnerabilidad que
desembocó en la mal llamada “contingencia de 2018.

CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR,


en su calidad de Gerente de HI (cargo que desempeñó desde el 17 de septiembre
de 2012 hasta el 29 de febrero de 2016) por las siguientes acciones y omisiones
cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la gestión fiscal, desplegada de
forma directa, antieconómica, ineficiente, inoportuna en el desarrollo del proyecto de
la Hidroeléctrica Ituango:

1. No haber tenido en cuenta para la elaboración de su propuesta de la composición


de la planta de Hi el informe PENTA, que había sido contratado precisamente con el
fin de establecer la mejor estructura administrativa y operativa necesaria para el
seguimiento por parte de HI del Contrato BOOMT, lo que diluyó el control del
proyecto por parte del la sociedad que gerenciaba, situación que se corrobora, ya
que 4 años después, en 2015, se propone retomar dicho informe y finalmente es
efectivamente retomado en 2017, para ampliar los cargos a fin de realizar las
12. JOHN actividades de verificación propias del rol de HI.
ALBERTO MAYA
SALAZAR C.C. 2. A pesar de conocer de primera mano los evidentes y graves atrasos que venía
70.119.101 presentándose con el contratista de los túneles de desviación, decidió no hacer uso
directo-en su calidad de representante de la sociedad dueña del proyecto-, ni instar
a la junta a implementar los mecanismos de presión contemplados en el Contrato
BOOMT, tales como imposición de multas por el no cumplimiento de hitos.

3. Haber ocultado a la Junta Directiva información trascendental, relacionada tanto


con la imposibilidad de entrada en operación en la fecha inicialmente contemplada,
como con la advertencia del BOARD de expertos asociada a los riesgos de prescindir
de las compuertas y de realizar un tercer túnel de desviación, así como los
problemas de ejecución de las obras principales que ajustaron el cronograma y
condujeron a que se diera la contingencia de abril de 2018.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 48 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,


producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: Lo primero que resulta necesario resaltar es que HIDROITUANGO
es una sociedad de objeto único cuya única misión era obtener una hidroeléctrica
que generara energía, y por supuesto como gestores fiscales se les exigía que la
misma fuera obtenida en las condiciones de costos y tiempos planeados. (Subraya
fuera de texto)

El señor MAYA en su calidad de gerente y representante legal de HI tenía el deber


de propender por el cuidado del proyecto y por alcanzar el logro de su objetivo, pero
lamentablemente esto no fue así, pues, propuso la estructura administrativa de HI
obviando el informe PENTA, desechando la figura bussines intelligence al considerar
que la plataforma dispuesta por EPM era suficiente; tal decisión fue tan desacertada
e irresponsable que incidió de manera directa en la producción del daño, pues el
haber desconocido el diagnóstico realizado por el consultor PENTA, diluyó la
capacidad de seguimiento que debería tener la junta directiva de Hidroituango sobre
el proyecto, concretamente sobre las actuaciones de EPM, a pesar de la obligación
establecida para el dueño del proyecto de conformidad con el anexo 6.12 del
BOOMT.

Lo anterior impidió que la junta tomara decisiones oportunas y efectivas para lograr
el desarrollo adecuado del proyecto y por el contrario se adoptaron acciones que
permitieron que EPM impusiera las condiciones de ejecución del proyecto a su antojo
y a pesar de las graves situaciones evidenciadas Hidroituango no hiciera uso de los
mecanismos contractualmente pactados, necesarios para reconducir por buen
camino y a tiempo el proyecto.

Todo lo anterior, llevó a que EPM acelerara de manera negligente el proyecto,


prescindiera de estructuras básicas para el desarrollo del proyecto como se
encontraba pensado originalmente, reconociera mayores costos al contratista sin
medir los impactos que dichas determinaciones generarían a futuro todo lo cual
contribuyó para que en desarrollo del plan de aceleración aceptado por la junta de
Hidroituango, se modificaran lo que contractualmente se había definido como
“características inmodificables del proyecto” y construyera un tercer túnel no
aconsejable técnicamente, con defectos de diseño y constructivos que colapsó.

Aunado a lo anterior, el señor MAYA continuaba actuando sin el deber objetivo de


cuidado, toda vez que desde finales del 2012 comenzaron a vislumbrar la poca
probabilidad que había para que el proyecto entrara en operación en la fecha
inicialmente establecida en el BOOMT (noviembre de 2018), situación que quedó
advertida en comité y que el señor MAYA en lugar de ponerlo en conocimiento de
los miembros de la JD para que se hubieran tomado las medidas necesarias en aras
de salvaguardar la estabilidad del proyecto y de evitar que se siguieran desarrollando
planes de aceleración con los cuales se estaban incrementando de manera
significativa los gastos en perjuicio del proyecto, decidió ocultarlo.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 49 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Cabe decir que el señor MAYA tenía la obligación de alertar sobre cualquier situación
que pusiera en riesgo el proyecto, máxime cuando la información que debió haber
procesado se refería al núcleo esencial del proyecto Hidroituango destinado a la
generación de energía; y por tanto era una materia que exigía la valoración de todas
las instancias de gobierno corporativo de Hi con el objeto de evitar o mitigar los
efectos adversos para el buen desarrollo del proyecto. Desde ese punto de vista
queda evidenciado en el proceso que la intervención del señor MAYA incidió de
manera determinante a la configuración de los hechos generadores del daño y en la
consiguiente generación del daño.

De lo anterior, se debe tener presente lo siguiente:

La apoderada del señor MAYA en un intento por desestimar el reproche, hizo un


recuento de la información que su prohijado si compartió con la Junta Directiva de la
sociedad. Dentro de dicha información, el Despacho no encontró prueba alguna de
que el señor John Maya le haya avisado a la junta directiva sobre la imposibilidad de
que la central hidroeléctrica tuviera una alta probabilidad de no poder entrar en
operación en la fecha inicialmente establecida

En tal sentido, de sobra queda acreditada la existencia de un nexo de causalidad,


pues es claro que como consecuencia de las decisiones de los involucrados- entre
estos el señor MAYA, el proyecto no entró en operación en la fecha prevista, esto es
en el 2018, situación fáctica, que por supuesto, fue determinante en la causación del
daño endilgado en la presente causa fiscal, siendo más gravosa la situación toda
vez que a día de hoy, el proyecto no suple las necesidades para las cuales fue
ideado, ni le genera beneficio económico alguno a HI, a EPM, al municipio, ni al país.

Corolario de lo anterior, el Despacho observó que en realidad el señor MAYA no


cumplió con la debida diligencia que le demandaba su deber funcional, acompañado
de su experticia y trayectoria, pues el Estado al depositar su confianza en él, lo hizo
para que conociera y discerniera a profundidad todos los temas de trascendencia en
lo que respecta al desarrollo del proyecto, sin embargo, faltó a sus deberes de
cuidado y diligencia en el ejercicio de su cargo, lo que lo encasilla en una conducta
negligente y por lo tanto lo hace acreedor a una responsabilidad fiscal a título de
culpa grave.
CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor LUIS JAVIER VÉLEZ DUQUE, en su
calidad de Gerente de EPM-I (cargo que desempeñó desde la suscripción del
BOOMT 30 de marzo de 2011, hasta su liquidación), y como Vicepresidente de
Proyectos Generación de Energía de EPM (cargo que ocupó a partir del año 2016)
por las siguientes acciones y omisiones cometidas a título de culpa grave, en
13. LUIS JAVIER
ejercicio de la gestión fiscal, desplegada de forma directa, antieconómica, ineficiente,
VÉLEZ DUQUE
inoportuna en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica Ituango:
C.C. 70.123.774

1. A pesar de conocer la naturaleza de las obligaciones que el contrato BOOMT


acarrearía para la entidad que representaba, LUIS JAVIER VÉLEZ DUQUE suscribió
el Contrato BOOMT aún con las salvedades hechas al mismo por EPM, salvedades
sustanciales en defecto del proyecto que afectaron la distribución de los riesgos en
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 50 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

perjuicio de Hidroituango y se establecieron en desmedro del cronograma


establecido para la producción de la energía en firme.

2. En su calidad de Vicepresidente de Proyectos Generación de Energía de EPM,


suscribió el AMB No. 19 al Contrato de obras principales, la cual se tradujo en una
importante señal de alarma sobre la manera como EPM reconocía pagos de obras
extra al Contratista de obras principales.
DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del
valor presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como
consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica
en la fecha programada, a raíz de una sucesión de hechos concatenados,
producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de manera determinante
a que se generara el referido daño.
NEXO CAUSAL: Resulta necesario precisar que la culpa grave que se estructuró en
cabeza del señor LUIS JAVIER VÉLEZ DUQUE, parte precisamente del hecho de
haber suscrito el contrato BOOMT, conociendo las salvedades en este contenidas
respecto de las cuales la Delegada se pronunció, en el sentido de explicar los
motivos por las cuales las mismas alteraban el esquema de riesgos en perjuicio de
Hidroituango y del proyecto mismo, dando espacio para que una obligación que debe
ser de resultado, se convirtiera en una obligación de medio en la que el contratista
iba a “intentar” lograr el cometido y entrar en operación en la fecha programada.
Lo anterior se erigió como un incentivo negativo en favor de EPM como ejecutor y
en perjuicio de la obtención del cometido perseguido con ocasión de la inversión de
los recursos públicos, cual era el de satisfacer el interés de los administrados
proveyéndole al país una hidroeléctrica funcional que le surtiera el 17 % de la energía
requerida.
Es menester indicar que fue el mismo LUIS JAVIER VÉLEZ DUQUE quien en
reunión 133 de junta directiva de Hi del 4 de septiembre de 2012, expuso la mutación
de la obligación, al transformar una prestación de obra, la cual es típicamente de
resultado, en una obligación de medio, esto en atención a la modificación de los hitos
y los desfases del cronograma, así:
“la argumentación que ha planteado EPM I para modificar la entrada en operación
del proyecto, se refiere a hechos que son anteriores a la escisión que dio origen a
EPM I , y los problemas que se tienen actualmente en la obra con el contratista
chileno, no entran en los desfases. Agrega que cuanto en la cadena del Project se
mueve un hito, se mueven los demás en cascada. Ha nivel contractual han planteado
que se deben modificar todos los hitos y eso no quiere decir que no se pueda asumir
un compromiso “de medios” para que se mantengan las fechas del Boomt pero, en
cuanto a los resultados, eso es lo que está por definir”.
En suma, las salvedades incluidas en el cronograma del contrato BOOMT, si
resultaron sumamente nocivas para el desarrollo del proyecto, a la vez que
permitieron a EPM, alegar súbita transformación de la naturaleza prestacional de las
obligaciones adquiridas en virtud del referido documento. Así las cosas, se encuentra
probado el nexo de causalidad entre la conducta y el daño, toda vez que el actuar
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 51 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

negligente por parte del señor VÉLEZ afectó el normal desarrollo del proyecto,
poniendo el mismo en un inminente estado de vulnerabilidad.
Es claro que el señor VÉLEZ como ejecutor del proyecto, y de conformidad con las
obligaciones constitucionales, legales y contractuales que le asistía, no obró de
manera prudente de cara a salvaguardar los recursos públicos, pasando por alto el
objetivo principal del proyecto consistente en que los recursos que se estaban
invirtiendo sirvieran para satisfacer el interés general al proveer una hidroeléctrica
funcional que le entregara el 17% de la energía al país, prevaleciendo el interés
particular sobre el general.
En este punto, resulta necesario resaltar que, tal y como lo ha sostenido el Consejo
de Estado, la buena administración de los recursos públicos, es un derecho de los
administrados y un principio que debe ser cumplido por los administradores de los
recursos públicos, siendo parte esencial de la conducta que puede y debe exigírsele
a quien toma decisiones relativas a la satisfacción del interés general, más en un
proyecto de la envergadura del que nos ocupa.
Aunado a lo anterior, el señor VÉLEZ no solo actúo sin el deber objetivo de cuidado
en calidad de gerente de EPM-I, sino también como Vicepresidente de Proyectos de
Generación de Energía de EPM, ya que en ejercicio de sus funciones de supervisión,
seguimiento y control de las mencionadas obras, suscribió el AMB No. 19 al Contrato
de Obras Principales, el cual implicó un reconocimiento y pago de las obras
adicionales de la GAD, lo que evidenció -entre otras cosas- el impacto económico
de las mismas en el presupuesto del proyecto, hecho que surgió como consecuencia
del plan de aceleración, el cual, como ya se ha reiterado, fue factor determinante
para que se materializara el daño patrimonial al Estado.
Corolario de lo anterior, el Despacho observó que en realidad el señor VÉLEZ no
cumplió con la debida diligencia que le demandaba su deber funcional, acompañado
de su experticia y trayectoria, pues el Estado al depositar su confianza en él, lo hizo
para que conociera y discerniera a profundidad todos los temas de trascendencia en
lo que respecta al desarrollo del proyecto, sin embargo, faltó a sus deberes de
cuidado y diligencia en el ejercicio de su cargo, lo que lo encasilla en una conducta
negligente y por lo tanto lo hace acreedor a una responsabilidad fiscal a título de
culpa grave.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


Responsable Fiscal RESEÑA
PÁGINA NÚMERO: 52 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
CONDUCTA:
septiembre de 2021 “por medio Lacon
del cual se falla conducta de la
responsabilidad señora
fiscal MARÍA
en contra EUGENIA
de unos vinculados RAMOS
y sin VILLA,
responsabilidad fiscalfue
en
favor de otros y se toman calificada como culpa
otras determinaciones gravedel
del dentro enproceso
los términos
ordinariodel
de artículo 63 delfiscal
responsabilidad código civil al no atender
No. UCC-PRF-014-2019”
al modelo de conducta exigible a una persona poco diligente con sus propios negocios
lo cual resulta muy grave si se tiene en cuenta que los directores y administradores de
las juntas directivas tienen la obligación de obrar bajo el estándar del buen hombre de
negocios.
De otro lado, al momento del análisis de la conducta de la señora RAMOS VILLA, se
tuvo en cuenta que como ingeniera civil con especialización en finanzas y su amplia
experiencia laboral, contaba con las calidades, conocimientos y experiencia que le son
exigidos para desempeñarse como manejador y administrador de los recursos
públicos. Por lo que para una persona que ostenta dicho perfil, entrar en el terreno del
descuido que sobrepasa de forma irrazonable y significativa una imprudencia
socialmente tolerable la culpa excesivamente imprudente que arrastra peligros, y que
le es insoportable al ordenamiento jurídico, en lo que atañe a la responsabilidad fiscal.

Así mismo, como miembro de la junta Directiva le eran predicables una serie de
funciones en relación con la Sociedad y otras en relación con el contrato BOOMT, las
cuales se encuentran interrelacionadas, entre ellas (En relación con la Sociedad
Hidroituango) cooperar con el gerente en la administración y dirección de los negocios
sociales (numeral 3 de los estatutos), examinar los libros de la sociedad, sus cuentas
y contratos (numeral 8 de los estatutos), la Junta Directiva estaba revestida de las más
amplias facultades para manejar los asuntos de la sociedad y tomar las decisiones
necesarias para que la sociedad cumpla su objetivo (Reglamento interno de la Junta
14 . MARÍA Directiva - Artículo 3).
EUGENIA RAMOS De otro lado, es importante indicar que eran sujetos cualificados, profesionales, con
VILLA C.C. experiencia y en conjunto, debían tener conocimientos y experiencia en la industria de
42.885.629 energía, finanzas, riesgos (Reglamento interno de la Junta Directiva, artículo 4), obrar
con la diligencia del buen hombre de negocios y desempeñar sus funciones con la
debida diligencia y cuidado, procurando siempre que sus decisiones sean en el mejor
interés de la Sociedad. También era obligación de los miembros de junta participar
activamente en las reuniones, conociendo y revisando por adelantado el material de
estudio y análisis para las reuniones (artículo 14 del Reglamento interno de la Junta
Directiva). Es más, los miembros de Junta son sujetos altamente cualificados que
coadministraban la sociedad, con las más amplias facultades para que la Sociedad
cumpliera su único objeto social. Adicional a esto, tenían el derecho y la obligación de
solicitar toda la información sobre las decisiones a tomar. Expresamente el reglamento
de la Junta Directiva cualifica al exigirle una responsabilidad mayor que el deber de
conducta medio, que corresponde al buen padre de familia.
DAÑO: Se trata de una secuencia de hechos concatenados que puso en estado de
vulnerabilidad el proyecto Hidroituango, lo que condujo a que se diera la contingencia
de 2018 y generaron un incremento de las inversiones que condujo a la destrucción
del valor presente neto del proyecto e impidió que la hidroeléctrica entrara en operación
en la fecha programada ocasionando además un lucro cesante.
Atrasos y defectos en la ejecución del contrato de los túneles de desviación suscrito
con el Consorcio CTIFS que supuso la implementación de planes de contingencia,
recuperación de tiempos y/o aceleración, todo lo anterior como consecuencia de
situaciones atribuibles fundamentalmente al contratista, las cuales no fueron mitigadas
a tiempo por EPM y por Hidroituango desde su rol de vigilancia y control establecido
en el contrato BOOMT y
Terminación de las obras de desviación por parte de CCCI-contratista de las obras
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 53 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

principales bajo un plan de aceleración lo que aunado a problemas de planeación por


la no contratación en tiempo de las compuerta para los túneles de desviación y la
decisión de no ponerlas por falta de tiempo, en contravía de lo aconsejado por el
BOARD de expertos, condujo a la construcción de obras que no se encontraban
inicialmente planeadas y específicamente de un tercer túnel de desviación, el cual
adoleció de defectos constructivos, como consecuencia de la falta de diligencia del
contratista, así como de la ausencia de control y seguimiento por parte del interventor,
del consorcio generación Ituango como asesor, de EPM como contratante y de
Hidroituango desde sus funciones de vigilancia y control establecidas en el contrato
BOOMT como dueño del proyecto.
NEXO CAUSAL: En el caso concreto si bien en la contingencia de 2018 se dio el evento
físico de colapso de la GAD y que dicha situación tiene unas causas físicas entre ellas
los defectos constructivos y la falta de supervisión tanto del interventor como de EPM
y de Hidroituango, lo cierto es que el daño que se estudio en esta causa fiscal es la
destrucción del valor presente neto del proyecto y el lucro cesante que se dio como
consecuencia de su no entrada en operación.
Dicho daño, se dio como consecuencia de una serie de hechos concatenados que
tuvieron como origen las conductas concurrentes de los diferentes actores que
desempeñaban roles específicos de cara al desarrollo del proyecto Hidroituango, tal y
como se explicó desde el acápite de hechos.
El hilo conductor entre las conductas que fueron determinantes para la producción del
daño, consiste en la cadena de errores tanto de orden administrativo como técnicos
ampliamente probados en la causa fiscal, que pusieron en una situación de
VULNERABILIDAD el proyecto y que desencadenaron en la Contingencia de 2018.

Todo lo cual generó mayores inversiones injustificadas que destruyeron el valor


presente neto del proyecto y así mismo impidieron, como consecuencia de haber
ajustado los tiempos del proyecto, que el mismo no entrara en operación en la fecha
programada lo que generó el lucro cesante.
Las acciones y omisiones que le fueron atribuidas a los miembros de la Junta Directiva
de Hidroituango para el periodo 2012-2015, en ejercicio de una gestión fiscal directa,
antieconómica, ineficiente e inoportuna de las inversiones en el proyecto de la
Hidroeléctrica de Ituango, fueron las siguientes:
1. Desechar el informe PENTA que había sido contratado para establecer la estructura
administrativa y operativa necesaria para el seguimiento por parte de HI del contrato
BOOMT, lo que diluyó el control del proyecto por parte del dueño del mismo, lo que se
corrobora, ya que 4 años después, en 2015, se propone retomar dicho informe y
finalmente es efectivamente retomado en 2017, para ampliar los cargos para realizar
las actividades de verificación propias del rol de Hidroituango.
2. A pesar de los evidentes y graves atrasos que venía presentándose con el
contratista de los túneles de desviación, se omitió promover hacer uso de los
mecanismos de apremio contemplados en el contrato BOOMT, tales como imposición
de multas por el no cumplimiento de hitos, y por el contrario, aceptó sin ninguna
objeción la modificación de las fechas del hito 1 avalando las justificaciones dadas por
EPM
3. No haber obrado de manera diligente en el control al mecanismo de seguimiento
creado contractualmente, lo que les habría permitido darse cuenta desde 2012 que
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 54 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

existía un riesgo alto de no poder entrar en operación en 2018, así como el hecho de
que el BOARD de expertos advirtiera los riesgos de prescindir de las compuertas y de
realizar un tercer túnel de desviación, así como los problemas de ejecución de las
obras principales que ajustaron el cronograma y condujeron a que se diera la
contingencia de abril de 2018. Todo lo anterior, estaba consignado en las actas de
seguimiento del BOOMT por lo que una simple lectura de las mismas hubiera sido
suficiente para alertar a los miembros de la Junta Directiva sobre las deficiencias del
proyecto.
4. Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las obras
principales, y de la variación de especificaciones técnicas, haber avalado los cambios
en las fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento, ratificando la
actuación de PEM sin haber valorado las circunstancias que enmarcaban el proyecto
y demostraban las debilidades de las que el mismo adolecía y la alta probabilidad de
no poder entrar en operación en la fecha pactada y sus implicaciones en la entrega de
energía, así como sin tener en cuenta la alta probabilidad de que se siguieran
presentando contingencias, las cuales ya se encontraban identificadas en razón de
que se habían presentado a lo largo de la ejecución de todo el proyecto.
CONDUCTA: La conducta del señor Rafael Nanclares, fue calificada como culpa
grave en los términos del artículo 63 del código civil al no atender al modelo de
conducta exigible a una persona poco diligente con sus propios negocios lo cual resulta
muy grave si se tiene en cuenta que los directores y administradores de las juntas
directivas tienen la obligación de obrar bajo el estándar del buen hombre de negocios.

De otro lado, al momento del análisis de la conducta del señor NANCLARES se tuvo
en cuenta que como ingeniero civil con especialización en construcciones y su amplia
experiencia laboral, contaba con las calidades, conocimientos y experiencia que le son
exigidos para desempeñarse como manejador y administrador de los recursos
públicos. Por lo que es inexcusable para una persona que ostenta dicho perfil, entrar
en el terreno del descuido que sobrepasa de forma irrazonable y significativa una
imprudencia socialmente tolerable la culpa excesivamente imprudente que arrastra
15. RAFAEL
peligros, y que le es insoportable al ordenamiento jurídico, en lo que atañe a la
ANDRES
responsabilidad fiscal.
NANCLARES
DAÑO: Se trata de una secuencia de hechos concatenados que puso en estado de
OSPINA
vulnerabilidad el proyecto lo que condujo a que se diera la contingencia de 2018 y
C.C. 71.753.266
generaron un incremento de las inversiones que condujo a la destrucción del valor
presente neto del proyecto e impidió que la hidroeléctrica entrara en operación en la
fecha programada ocasionando además un lucro cesante.

Atrasos y defectos en la ejecución del contrato de los túneles de desviación suscrito


con el Consorcio CTIFS que supuso la implementación de planes de contingencia,
recuperación de tiempos y/o aceleración, todo lo anterior como consecuencia de
situaciones atribuibles fundamentalmente al contratista, las cuales no fueron mitigadas
a tiempo por EPM y por Hidroituango desde su rol de vigilancia y control establecido
en el contrato BOOMT y

Terminación de las obras de desviación por parte de CCCI-contratista de las obras


principales bajo un plan de aceleración lo que aunado a problemas de planeación por
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 55 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

la no contratación en tiempo de las compuerta para los túneles de desviación y la


decisión de no ponerlas por falta de tiempo, en contravía de lo aconsejado por el
BOARD de expertos, condujo a la construcción de obras que no se encontraban
inicialmente planeadas y específicamente de un tercer túnel de desviación, el cual
adoleció de defectos constructivos, como consecuencia de la falta de diligencia del
contratista, así como de la ausencia de control y seguimiento por parte del interventor,
del consorcio generación Ituango como asesor, de EPM como contratante y de
Hidroituango desde sus funciones de vigilancia y control establecidas en el contrato
BOOMT como dueño del proyecto.
NEXO CAUSAL: En el caso concreto si bien en la contingencia de 2018 se dio el evento
físico de colapso de la GAD y que dicha situación tiene unas causas físicas entre ellas
los defectos constructivos y la falta de supervisión tanto del interventor como de EPM
y de Hidroituango, lo cierto es que el daño que se estudió en causa fiscal es la
destrucción del valor presente neto del proyecto y el lucro cesante que se dio como
consecuencia de su no entrada en operación.

Dicho daño tal y como se explicó, se dio como consecuencia de una serie de hechos
concatenados que tuvieron como origen las conductas concurrentes de los diferentes
actores que desempeñaban roles específicos de cara al desarrollo del proyecto
Hidroituango, tal y como se explicó desde el acápite de hechos.

El hilo conductor entre las conductas que fueron determinantes para la producción del
daño, consiste en la cadena de errores tanto de orden administrativo como técnicos
ampliamente probados en la causa fiscal, que pusieron en una situación de
VULNERABILIDAD el proyecto y que desencadenaron en la Contingencia de 2018.
Todo lo cual generó mayores inversiones injustificadas que destruyeron el valor
presente neto del proyecto y así mismo impidieron, como consecuencia de haber
ajustado los tiempos del proyecto, que el mismo entrara en operación en la fecha
programada lo que generó el lucro cesante.
Las acciones y omisiones que le fueron atribuidas a los miembros de la Junta Directiva
de Hidroituango para el periodo 2012-2015, en ejercicio de una gestión fiscal directa,
antieconómica, ineficiente e inoportuna de las inversiones en el proyecto de la
Hidroeléctrica de Ituango, fueron las siguientes:
1. Desechar el informe PENTA que había sido contratado para establecer la estructura
administrativa y operativa necesaria para el seguimiento por parte de HI del contrato
BOOMT, lo que diluyó el control del proyecto por parte del dueño del mismo, lo que se
corrobora, ya que 4 años después, en 2015, se propone retomar dicho informe y
finalmente es efectivamente retomado en 2017, para ampliar los cargos para realizar
las actividades de verificación propias del rol de Hidroituango.
2. A pesar de los evidentes y graves atrasos que venía presentándose con el
contratista de los túneles de desviación, se omitió promover hacer uso de los
mecanismos de apremio contemplados en el contrato BOOMT, tales como imposición
de multas por el no cumplimiento de hitos, y por el contrario, aceptó sin ninguna
objeción la modificación de las fechas del hito 1 avalando las justificaciones dadas por
EPM.
3. No haber obrado de manera diligente en el control al mecanismo de seguimiento
creado contractualmente, lo que les habría permitido darse cuenta desde 2012 que
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 56 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

existía un riesgo alto de no poder entrar en operación en 2018, así como el hecho de
que el BOARD de expertos advirtiera los riesgos de prescindir de las compuertas y de
realizar un tercer túnel de desviación, así como los problemas de ejecución de las
obras principales que ajustaron el cronograma y condujeron a que se diera la
contingencia de abril de 2018. Todo lo anterior, estaba consignado en las actas de
seguimiento del BOOMT por lo que una simple lectura de las mismas hubiera sido
suficiente para alertar a los miembros de la Junta Directiva sobre las deficiencias del
proyecto.
4. Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las obras
principales, y de la variación de especificaciones técnicas, haber avalado los cambios
en las fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento, ratificando la
actuación de PEM sin haber valorado las circunstancias que enmarcaban el proyecto
y demostraban las debilidades de las que el mismo adolecía y la alta probabilidad de
no poder entrar en operación en la fecha pactada y sus implicaciones en la entrega de
energía, así como sin tener en cuenta la alta probabilidad de que se siguieran
presentando contingencias, las cuales ya se encontraban identificadas en razón de
que se habían presentado a lo largo de la ejecución de todo el proyecto.
CONDUCTA: CULPA GRAVE
DAÑO: Se trata de una secuencia de hechos concatenados que puso en estado de
vulnerabilidad el proyecto lo que condujo a que se diera la contingencia de 2018 y
generaron un incremento de las inversiones que condujo a la destrucción del valor
presente neto del proyecto e impidió que la hidroeléctrica entrara en operación en la
fecha programada ocasionando además un lucro cesante.
Atrasos y defectos en la ejecución del contrato de los túneles de desviación suscrito
con el Consorcio CTIFS que supuso la implementación de planes de contingencia,
recuperación de tiempos y/o aceleración, todo lo anterior como consecuencia de
situaciones atribuibles fundamentalmente al contratista, las cuales no fueron mitigadas
a tiempo por EPM y por Hidroituango desde su rol de vigilancia y control establecido
en el contrato BOOMT y

16. SERGIO Terminación de las obras de desviación por parte de CCCI-contratista de las obras
FAJARDO principales bajo un plan de aceleración lo que aunado a problemas de planeación por
VALDERRAMA C.C. la no contratación en tiempo de las compuerta para los túneles de desviación y la
70.546.658 decisión de no ponerlas por falta de tiempo, en contravía de lo aconsejado por el
BOARD de expertos, condujo a la construcción de obras que no se encontraban
inicialmente planeadas y específicamente de un tercer túnel de desviación, el cual
adoleció de defectos constructivos, como consecuencia de la falta de diligencia del
contratista, así como de la ausencia de control y seguimiento por parte del interventor,
del consorcio generación Ituango como asesor, de EPM como contratante y de
Hidroituango desde sus funciones de vigilancia y control establecidas en el contrato
BOOMT como dueño del proyecto.
NEXO CAUSAL:
1. En calidad de delegante no haber ejercido en debida forma sus funciones de
seguimiento y control a su delegatario en la junta directiva de Hidroituango.
2. En calidad de Gobernador, a pesar de haber conocido las situaciones irregulares
que se estaban presentando en Hidroituango, no haber puesto su conocimiento y
capacidades al servicio de Hidroituango, del Departamento de Antioquia y del país
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 57 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

tomado acciones o dando instrucciones efectivas para contrarrestar o mitigar los


efectos negativos de las mismas, mínimo bajo el control de tutela que le correspondía
ejercer constitucional y legalmente.

En el caso concreto si bien en la contingencia de 2018 se dio el evento físico de colapso


de la GAD y que dicha situación tiene unas causas físicas entre ellas los defectos
constructivos y la falta de supervisión tanto del interventor como de EPM y de
Hidroituango, lo cierto es que el daño que se estudia en esta causa fiscal es la
destrucción del valor presente neto del proyecto y el lucro cesante que se dio como
consecuencia de su no entrada en operación.

Dicho daño tal y como se explicó, se dio como consecuencia de una serie de hechos
concatenados que tuvieron como origen las conductas concurrentes de los diferentes
actores que desempeñaban roles específicos de cara al desarrollo del proyecto
Hidroituango, tal y como se explicó desde el acápite de hechos.
El hilo conductor entre las conductas que fueron determinantes para la producción del
daño, consiste en la cadena de errores tanto de orden administrativo como técnicos
ampliamente probados en esta causa fiscal, que pusieron en una situación de
VULNERABILIDAD el proyecto y que desencadenaron en la Contingencia de 2018.
Todo lo cual generó mayores inversiones injustificadas que destruyeron el valor
presente neto del proyecto y así mismo impidieron, como consecuencia de haber
ajustado los tiempos del proyecto, que el mismo entrara en operación en la fecha
programada lo que generó el lucro cesante.
Las acciones y omisiones que le fueron atribuidas a los miembros de la Junta Directiva
de HI para el periodo 2012-2015, en ejercicio de una gestión fiscal directa,
antieconómica, ineficiente e inoportuna de las inversiones en el proyecto de la
Hidroeléctrica de Ituango, fueron las siguientes:
Desechar el informe PENTA que había sido contratado para establecer la estructura
administrativa y operativa necesaria para el seguimiento por parte de HI del contrato
BOOMT, lo que diluyó el control del proyecto por parte del dueño del mismo, lo que se
corrobora, ya que 4 años después, en 2015, se propone retomar dicho informe y
finalmente es efectivamente retomado en 2017, para ampliar los cargos para realizar
las actividades de verificación propias del rol de Hidroituango.
A pesar de los evidentes y graves atrasos que venía presentándose con el contratista
de los túneles de desviación, se omitió promover hacer uso de los mecanismos de
apremio contemplados en el contrato BOOMT, tales como imposición de multas por el
no cumplimiento de hitos, y por el contrario, aceptó sin ninguna objeción la modificación
de las fechas del hito 1 avalando las justificaciones dadas por EPM.
No haber obrado de manera diligente en el control al mecanismo de seguimiento
creado contractualmente, lo que les habría permitido darse cuenta desde 2012 que
existía un riesgo alto de no poder entrar en operación en 2018, así como el hecho de
que el BOARD de expertos advirtiera los riesgos de prescindir de las compuertas y de
realizar un tercer túnel de desviación, así como los problemas de ejecución de las
obras principales que ajustaron el cronograma y condujeron a que se diera la
contingencia de abril de 2018. Todo lo anterior, estaba consignado en las actas de
seguimiento del BOOMT por lo que una simple lectura de las mismas hubiera sido
suficiente para alertar a los miembros de la Junta Directiva sobre las deficiencias del
proyecto.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 58 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las obras


principales, y de la variación de especificaciones técnicas, no haber valorado las
circunstancias que enmarcaban el proyecto y demostraban las debilidades de las que
el mismo adolecía y la alta probabilidad de no poder entrar en operación en la fecha
pactada y sus implicaciones en la entrega de energía, así como sin tener en cuenta la
alta probabilidad de que se siguieran presentando contingencias, las cuales ya se
encontraban identificadas en razón de que se habían presentado a lo largo de la
ejecución de todo el proyecto.
CONDUCTA: Culpa grave
DAÑO: Atraso en los diseños y la construcción de las vías de acceso al proyecto, así
como en los diseños de las obras principales, que llevaron desde el principio a que se
idearan e implementaran planes de aceleración, contingencia y/0 recuperación de
tiempos, lo anterior como consecuencia de falta de planeación, de desórdenes
administrativos de Hidroituango, del hecho de que la junta directiva no conminara al
gerente a cumplir en tiempo las decisiones que se adoptaban, y de decisiones
improvisadas que introdujeron modificaciones sustanciales a las características del
proyecto. inclusión de salvedades en el contrato boomt que operaron en perjuicio del
proyecto al convertir una típica obligación de resultado como es la construcción de una
obra en una obligación de medio -aminorando de esta forma la responsabilidad de
EPM-, y que adicionalmente modificaron la distribución de riesgos del contrato en
perjuicio de Hidroituango
La destrucción del valor presente neto por las mayores inversiones injustificadas y el
lucro cesante por la no entrada en operación.

Atraso en la suscripción del contrato de construcción de los túneles de desviación


como consecuencia de problemas de planeación que se manifestaron en decisiones
17. LUIS ALFREDO administrativas y presupuestales inoportunas.
RAMOS C.C. Atrasos y defectos en la ejecución del contrato de los túneles de desviación suscrito
8.289.911 con el consorcio CTIFS que supuso la implementación de planes de contingencia,
recuperación de tiempos y/0 aceleración, todo lo anterior como consecuencia de
situaciones atribuibles fundamentalmente al contratista, las cuales no fueron mitigadas
a tiempo por EPM ni por Hidroituango desde su rol de vigilancia y control establecido
en el contrato BOOMT.
Terminación de las obras de desviación por parte de CCCI -contratista de las obras
principales- bajo un plan de aceleración lo que aunado a problemas de planeación por
la no contratación en tiempo de las compuertas para los túneles de desviación y la
decisión de no ponerlas por falta de tiempo, en contravía de lo aconsejado por el board
de expertos, condujo a la construcción de obras que no se encontraban inicialmente
planeadas y específicamente de un tercer túnel de desviación, el cual adoleció de
defectos constructivos, como consecuencia de la falta de diligencia del contratista, así
como de la ausencia de control y seguimiento por parte del interventor, del consorcio
generación Ituango como asesor, de EPM como contratante y de Hidroituango desde
sus obligaciones de vigilancia y control establecidas en el contrato BOOMT como
dueño del proyecto.
NEXO CAUSAL: Como Gobernador, tenía el deber de control y seguimiento respecto
de sus agentes, en especial del Gerente de Idea quien era el funcionario que
representaba los intereses del Departamento de Antioquia en la junta directiva de
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 59 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Hidroituango.

El señor Luis Alfredo Ramos en calidad de Gobernador de Antioquia fungía para la


época de los hechos como "jefe superior de la Administración", es decir como cabeza
de un sector administrativo, como superior jerárquico de un ente territorial
En dicha calidad, es posible exigir responsabilidad fiscal a tales jefes superiores de la
Administración, cuando el daño fiscal ha sido generado por servidores y en el ámbito
de organizaciones que están bajo sujeción de tales jefes, bien por jerarquía y/o por
tutela. Es decir, la posibilidad de la responsabilidad fiscal derivada del control
jerárquico y del control de tutela.
es importante precisar que el señor Ramos suscribió en calidad de Testigo el Contrato
BOOMT, lo que permite afirmar que conoció sobre las salvedades consagradas por
EPM el IDEA es de propiedad del Departamento de Antioquia y tenía un altísimo
porcentaje de las acciones de Hidroituango y además, el gerente del IDEA es un
agente del Gobernador en los términos del art 305 de la Constitución, cabe recordar
que es nombrado, removido por este y existe un deber recíproco entre el Gerente del
IDEA y el Gobernador de Antioquia en el sentido de que el primero debe reportar y el
segundo debe informarse de las gestiones desplegadas por el IDEA.

Ahora bien, resulta importante precisar frente a la señora Ana Cristina Moreno, que
respecto de ella, por ser la Secretaria de Planeación del Departamento, el Gobernador
debía, por ser su superior jerárquico, ejercer las labores de dirección y seguimiento
frente a sus actuaciones en los diferentes ámbitos en que desarrollara su cargo,
incluyendo sin duda alguna el ejercicio del mismo como miembro principal de
Hidroituango. se trata de hechos concatenados y de tracto sucesivo.
CONDUCTA: se reprocha fiscalmente a INTEGRAL S.A. e INTEGRAL INGENIERÍA
DE SUPERVISIÓN S.A.S., en su calidad de miembros del Consorcio Generación
Ituango a título de culpa grave
Ley 610 de 2000 no exige que únicamente los gestores fiscales puedan ser objeto de
investigación en un proceso de responsabilidad fiscal. También pueden vincularse
personas cuyo actuar guarda una conexidad próxima y necesaria para con el desarrollo
de la gestión fiscal, sin que esto implique que esas personas sean gestores fiscales
directamente. En este caso es evidente que la participación de INTEGRAL fue
fundamental para que con ocasión a la gestión fiscal se causara un daño
DAÑO: 1. Haber asesorado a la junta directiva de Hidroituango de manera
18. INTEGRAL S.A. contradictoria en relación con la conveniencia del aumento de la altura de la presa en
NIT:890.903.055-1 la sesión No. 100 del 29 de julio de 2009 con respecto a los conceptos otorgados entre
1999 y 2007, sin fundamentar el cambio de criterio en el estado del arte de la ingeniería
vigente para ese momento, bajo la conciencia de las implicaciones que en el
cumplimiento del cronograma generaría dicha decisión y con el conocimiento de las
dificultades que representaba la obra a nivel geológico, derivado de los múltiples
estudios que había realizado.
2. Haber realizado una precaria modificación a los diseños del proyecto, en su rol de
diseñador, sin contar con la evidencia y fundamentación necesarias para la
incorporación de la Galería Auxiliar de Desviación, pese a las advertencias y
salvedades expuestas por el BOARD de expertos que asesoraba el proyecto.
3. Omitir sin justificación las advertencias formuladas por el BOARD de expertos, sobre
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 60 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

la inconveniencia de la modificación de los diseños para la incorporación del Sistema


Auxiliar de Desviación, en la asesoría durante la etapa constructiva, sin hacer ninguna
salvedad a las solicitudes de modificaciones que EPM le encargaba.
4. No haber realizado un riguroso seguimiento metodológico de observación a la
implementación de los diseños de la galería auxiliar de desviación (GAD) que hace
parte del sistema auxiliar de desviación (SAD), que condujo a omitir la incorporación
de los soportes necesarios para este túnel, en el que se presentó la contingencia de
abril de 2018, elemento determinante que contribuyó a la causación del daño.

NEXO CAUSAL: la medida que la conducta de los miembros del Consorcio Generación
Ituango sesgó las prácticas normales de la ingeniería que constituían el estándar de
trabajo exigido, so pretexto de la necesidad de cumplimiento del cronograma,
sacrificando los procedimientos y metodologías utilizados en la elaboración y
verificación de los diseños de la galería auxiliar de desviación y el ejercicio de la
asesoría en etapa constructiva, dados los constantes atrasos que llevaron a la
implementación de planes de aceleración para que se recuperaran tiempos, lo cual no
se dio con la consecuente destrucción del valor presente neto de la inversión la
asesoría contradictoria que se acreditó en este proceso por parte de INTEGRAL
respecto del aumento de la altura de la presa conllevó a que se incidiera en la extensión
los plazos para la elaboración de los diseños de detalle del proyecto y se analizaran
posibilidades inciertas de modificar una licencia ambiental que ya había tomado varios
años en ser expedida, lo cual contribuyó a la perdida de las holguras del cronograma.
Sobre este punto es necesario destacar que fue INTEGRAL quien negligentemente
realizó un diseño marginal con la finalidad de que se lograra la aceleración en la
desviación del río, lo cual incidió en que con una deficiente ejecución del método
observacional para el seguimiento de la construcción de la GAD, se produjera el
colapso de 2018, destacando que son diferentes los actores a cargo del método
observacional pero que en todo caso su negligencia contribuyó a la perdida producto
de las mayores inversiones realizadas y por tanto a la consolidación del daño fiscal.
CONDUCTA: se reprocha fiscalmente a INTEGRAL S.A. e INTEGRAL INGENIERÍA
DE SUPERVISIÓN S.A.S., en su calidad de miembros del Consorcio Generación
Ituango a título de culpa grave
DAÑO : 1. Haber asesorado a la junta directiva de Hidroituango de manera
contradictoria en relación con la conveniencia del aumento de la altura de la presa en
19. INTEGRAL
la sesión No. 100 del 29 de julio de 2009 con respecto a los conceptos otorgados entre
INGENIERÍA DE
1999 y 2007, sin fundamentar el cambio de criterio en el estado del arte de la ingeniería
SUPERVISIÓN
vigente para ese momento, bajo la conciencia de las implicaciones que en el
S.A.S.
cumplimiento del cronograma generaría dicha decisión y con el conocimiento de las
NIT: 811.043.176-4
dificultades que representaba la obra a nivel geológico, derivado de los múltiples
QUE ABSORVIÓ A
estudios que había realizado.
LA EMPRESA
2. Haber realizado una precaria modificación a los diseños del proyecto, en su rol de
SOLINGRAL S.A
diseñador, sin contar con la evidencia y fundamentación necesarias para la
NIT: 890.938.628-0.
incorporación de la Galería Auxiliar de Desviación, pese a las advertencias y
salvedades expuestas por el BOARD de expertos que asesoraba el proyecto.
3. Omitir sin justificación las advertencias formuladas por el BOARD de expertos, sobre
la inconveniencia de la modificación de los diseños para la incorporación del Sistema
Auxiliar de Desviación, en la asesoría durante la etapa constructiva, sin hacer ninguna
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 61 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

salvedad a las solicitudes de modificaciones que EPM le encargaba.


4. No haber realizado un riguroso seguimiento metodológico de observación a la
implementación de los diseños de la galería auxiliar de desviación (GAD) que hace
parte del sistema auxiliar de desviación (SAD), que condujo a omitir la incorporación
de los soportes necesarios para este túnel, en el que se presentó la contingencia de
abril de 2018, elemento determinante que contribuyó a la causación del daño.
NEXO CAUSAL: la medida que la conducta de los miembros del Consorcio Generación
Ituango sesgó las prácticas normales de la ingeniería que constituían el estándar de
trabajo exigido, so pretexto de la necesidad de cumplimiento del cronograma,
sacrificando los procedimientos y metodologías utilizados en la elaboración y
verificación de los diseños de la galería auxiliar de desviación y el ejercicio de la
asesoría en etapa constructiva, dados los constantes atrasos que llevaron a la
implementación de planes de aceleración para que se recuperaran tiempos, lo cual no
se dio con la consecuente destrucción del valor presente neto de la inversión
la asesoría contradictoria que se acreditó en este proceso por parte de INTEGRAL
respecto del aumento de la altura de la presa conllevó a que se incidiera en la extensión
los plazos para la elaboración de los diseños de detalle del proyecto y se analizaran
posibilidades inciertas de modificar una licencia ambiental que ya había tomado varios
años en ser expedida, lo cual contribuyó a la perdida de las holguras del cronograma.
Sobre este punto es necesario destacar que fue INTEGRAL quien negligentemente
realizó un diseño marginal con la finalidad de que se lograra la aceleración en la
desviación del río, lo cual incidió en que con una deficiente ejecución del método
observacional para el seguimiento de la construcción de la GAD, se produjera el
colapso de 2018, destacando que son diferentes los actores a cargo del método
observacional pero que en todo caso su negligencia contribuyó a la perdida producto
de las mayores inversiones realizadas y Por tanto a la consolidación del daño fiscal.
CONDUCTA : Culpa grave
DAÑO: 1. Atrasos sistemáticos en la construcción de las obras necesarias para la
desviación del río Cauca, lo que, aunado a situaciones de planeación, trajo como
consecuencia la necesidad de implementar planes de contingencia y aumento el valor
del contrato.
2. Defectos constructivos de la Galería Auxiliar de Desviación
NEXO CAUSAL: La causa raíz del evento fue una combinación de problemas no
resueltos con los procesos diseño, supervisión y construcción en un área de una zona
20. CONSTRUCOES de cizalla que hicieron al túnel vulnerable a un grupo particular de condiciones
E COMERCIO hidráulicas que ocurrieron a mediados de abril de 2018 el contratista como colaborador
CAMARGO de la administración en el logro de los fines del Estado y la satisfacción del interés
CORREA S.A. general, no debía haber privilegiado el interés económico que lo animaba a adelantar
NIT 830.023.542 el plan de aceleración intentando reducir los tiempos ya perdidos en perjuicio de la
seguridad de la obra.
Lo anterior permitió que se sumaran los riesgos poniendo en una situación de
vulnerabilidad el proyecto, que terminó desencadenando en la mal llamada
contingencia del año 2018, la cual generó no solo la imposibilidad de entrada en
operación del proyecto en noviembre de 2018, sino también implicó la realización de
inversiones adicionales injustificadas a los ya cuantiosos recursos empleados, para
atender los gastos que ocasionó esa situación.
las situaciones que han puesto en vulnerabilidad el proyecto fueron producto de las
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 62 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

conductas concurrentes de los imputados en el presente proceso. En este contexto los


atrasos demostrados en el plenario y que corresponden a conductas activas u omisivas
de CCCI también fueron determinantes para que se concreta el daño aquí estudiado.
Por lo que independientemente de la posibilidad de que se hayan dado otras
situaciones ello no exime de responsabilidad al contratista, sobre todo si se tiene en
cuenta que de manera particular las conductas atribuidas a CCCI contribuyeron a
poner el proyecto en una situación de vulnerabilidad, desembocando en la mal llamada
contingencia de 2018, pues con ocasión de los atrasos y defectos constructivos de la
GAD, la misma colapso, lo que supuso aumentar aún más las inversiones de manera
injustificada destruyendo el valor de la inversión y además contribuyeron a impedir el
inicio de la operación de la hidroeléctrica en la fecha programada generando un lucro
cesante, lo que permite concluir que las acciones y omisiones de los miembros de
CCCI fueron determinantes para que se concretara el daño al patrimonio del Estado.
los miembros de CCCI, de las pruebas obrantes en el plenario ha concluido que se
encuentra demostrado que CCCI incurrió en algunos atrasos que son consecuencia
de falta de equipo, falta de Personal, falta de material, trabajo del personal en otros
frentes, falta de instalaciones industriales, avería de equipos, falta de insumos o
recursos, falta de programación entre otras. En este contexto, la razón para calificar la
conducta como culpa grave no obedece a que no se presenten los rendimientos
esperados sino a que esta situación obedece a conductas negligentes y reiterativas
del contratista a lo largo de la ejecución contractual
Los miembros del Consorcio Contratista debían conocer las condiciones geológicas de
la zona donde se desarrollaría el proyecto, en aras de evitar riesgos en la construcción
de la presa. Fue notorio que desde que se comenzaron a ejecutar las obras,
constantemente se encontraron condiciones geológicas diferentes a las esperadas,
situaciones que conllevaban a la instalación de soportes más avanzados,
desprendimientos, sobreexcavaciones entre otros. Estas situaciones, que en principio
debían ser excepcionales, se convirtieron en el común transcurrir de las obras,
haciéndose evidente que la caracterización geológica entregada como insumo básico
no correspondía a la realidad, pudiendo el contratista, quien es un experto, haber
verificado la información obtenida previo a continuar con las excavaciones, mitigando
así el impacto al cronograma de obras. De este modo, situaciones anómalas se
convirtieron en comunes, siendo estas previsibles y no sirviendo de excusa para
justificar los atrasos presentados, toda vez que de conformidad con el principio general
del derecho “NEMO AUDITUR PROPRIAM TURPITUDINEM ALLEGANS”, nadie
puede alegar su propia culpa a su favor.

Conducta: A título de culpa grave y por contribución con ocasión de la gestión


fiscal Mediante el Auto 1484 del 2 de diciembre de 2020 se imputó
21. solidariamente responsabilidad fiscal a CONCONCRETO S.A, con NIT.
CONSTRUCTORA 890.901.110-8
CONCONCRETO hechos conexos relacionados con el Proyecto de la Hidroeléctrica de Ituango.
S.A, con NIT. Daño: 1. Atrasos sistemáticos en la construcción de las obras necesarias para
890.901.110-8 la desviación del río Cauca, lo que, aunado a situaciones de planeación, trajo
como consecuencia la necesidad de implementar planes de contingencia y
aumento el valor del contrato.
Defectos constructivos de la Galería Auxiliar de Desviación.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 63 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Nexo Causal: se debe tener en cuenta que el contratista es un especialista, en


tal calidad le correspondía no solamente seguir durante la construcción los
diseños que le eran entregados sino revisar toda la información que integraba
los estudios básicos de geología que le era suministrada, de forma tal que la
misma tuviera un nivel de detalle suficiente que permitiera acometer el proyecto
y reducir la incertidumbre.
La conducta negligente del contratista desde su especialidad había podido
haber advertido, especialmente la deficiencia de la información con la que se
contaba a efectos de iniciar la construcción, más si se tienen en cuenta que por
el hecho de poder acceder a la roca de manera visual, gracias a las
excavaciones realizadas debió haber confrontado la Geología encontrada con
el perfil geológico previo, lo que le hubiera permitido establecer los escenarios
geológicos a los que se estaba enfrentando, más si se tienen en cuenta que se
trataba de una zona con alto tectonismo y se presentó una situación recurrente
de problemas geotécnicos representados en múltiples escenarios de
inestabilidad al interior de las excavaciones.

Conducta: A título de culpa grave y por contribución con ocasión de la gestión


fiscal Mediante el Auto 1484 del 2 de diciembre de 2020 se imputó
solidariamente responsabilidad fiscal a CONINSA RAMON H S.A., con NIT.
890.911.431-1
Hechos conexos relacionados con el Proyecto de la Hidroeléctrica de Ituango.

Daño: 1. Atrasos sistemáticos en la construcción de las obras necesarias para


la desviación del río Cauca, lo que, aunado a situaciones de planeación, trajo
como consecuencia la necesidad de implementar planes de contingencia y
aumento el valor del contrato.
Defectos constructivos de la Galería Auxiliar de Desviación.
22. CONINSA
Nexo Causal: se debe tener en cuenta que el contratista es un especialista, en
RAMON H S.A.
tal calidad le correspondía no solamente seguir durante la construcción los
NIT 890.911.431-1
diseños que le eran entregados sino revisar toda la información que integraba
los estudios básicos de geología que le era suministrada, de forma tal que la
misma tuviera un nivel de detalle suficiente que permitiera acometer el proyecto
y reducir la incertidumbre.
la conducta negligente del contratista desde su especialidad había podido
haber advertido, especialmente la deficiencia de la información con la que se
contaba a efectos de iniciar la construcción, más si se tienen en cuenta que por
el hecho de poder acceder a la roca de manera visual, gracias a las
excavaciones realizadas debió haber confrontado la Geología encontrada con
el perfil geológico previo, lo que le hubiera permitido establecer los escenarios
geológicos a los que se estaba enfrentando, más si se tienen en cuenta que se
trataba de una zona con alto tectonismo y se presentó una situación recurrente
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 64 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

de problemas geotécnicos representados en múltiples escenarios de


inestabilidad al interior de las excavaciones.

Mediante el Auto 1484 del 2 de diciembre de 2020 se imputó solidariamente


responsabilidad fiscal a FERROVIAL AGROMAN CHILE S.A., con NIT.
900.452.428-2

DAÑO: Se reprocha fiscalmente a FERROVIAL AGROMAN CHILE S.A. y por


las siguientes acciones y omisiones con ocasión de la gestión fiscal
antieconómica, ineficiente e inoportuna en el desarrollo del proyecto de la
Hidroeléctrica Ituango por:

Atrasos sistemáticos en la construcción de las obras necesarias para la


desviación del río Cauca, lo que, aunado a situaciones de planeación, trajo como
consecuencia la necesidad de implementar planes de contingencia y aumento
23. FERROVIAL el valor del contrato.
AGROMAN CHILE
S.A. NEXO CAUSAL. La desviación inicial del río estaba prevista para enero de 2013,
NIT 900.452.428-2 teniendo que terminar el INTEGRANTES DEL CONSORCIO CTIFS las obras
necesarias para la desviación del rio dos meses antes. Este plazo inicial no se
cumplió. Al finalizar el plazo contractual aumentado, el INTEGRANTES DEL
CONSORCIO CTIFS tampoco termino de construir completamente las obras. El
consorcio CCCI asumió la terminación de las obras que en principio estaban a
cargo del INTEGRANTES DEL CONSORCIO CTIFS. Si bien es cierto que
existieron atrasos atribuibles a la planeación del contrato, esta no fue la única
causa de los mismos y adicionalmente como se dijo atrás, el mayor peso de los
atrasos en esta ruta crítica era atribuible al INTEGRANTES DEL CONSORCIO
CTIFS
Los atrasos de los miembros del Consorcio CTIFS se deben a los bajos
rendimientos, falta de personal, falta de material, falta de programación,
interferencia con otros contratistas en las zonas de obras, entre otros.
Nota: Existió una precaria estructuración del contrato con ATB RIVA CALZONI S.P.A., lo cual
fundamentó en el escrito de descargos aportado por el apoderado de las sociedades Ferrovial
Agroman Chile S.A. y Sainc Ingenieros Constructores S.A. “En reorganización” (miembros del
Consorcio Túneles Ituango FS – En adelante CTIFS).

La culpa grave sustentada en el artículo 63 del C.C se concreta en la negligencia del


contratista CTIFS en cuanto a la falta de equipos, personal, planeación y metodología, entre
otros. Tanto así que la interventoría concluyó:

“Debido a la falta de experiencia especifica que demostró el Contratista Túneles Ituango FS,
la obra no tuvo una planeación adecuada en cuanto a procedimientos constructivos y
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 65 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

distribución de recursos, lo que se tradujo en improvisación y retrasos en la ejecución de los


trabajos”

El despacho no individualizó el daño toda vez que la suma de las conductas de los presuntos
responsables concurrieron para causar detrimento patrimonial al Estado, siendo llamados
todos a responder por este.

En este sentido, la obligación reparatoria que surge del proceso de responsabilidad fiscal es
solidaria y teniendo claro que la solidaridad es una garantía en favor del acreedor, que le
permite solicitar el pago de su deuda de uno, varios o todos los causantes del daño

Mediante el Auto 1484 del 2 de diciembre de 2020 se imputó solidariamente


responsabilidad fiscal a SAINC INGENIEROS CONSTRUCTORES S.A. CON
NIT 890.311.243-7

DAÑO. Atrasos sistemáticos en la construcción de las obras necesarias para la


desviación del río Cauca, lo que, aunado a situaciones de planeación, trajo como
consecuencia la necesidad de implementar planes de contingencia y aumento el
valor del contrato.

24. SAINC NEXO CAUSAL. La desviación inicial del río estaba prevista para enero de 2013,
INGENIEROS teniendo que terminar el INTEGRANTES DEL CONSORCIO CTIFS las obras
CONSTRUCTORES necesarias para la desviación del rio dos meses antes. Este plazo inicial no se
S.A. cumplió. Al finalizar el plazo contractual aumentado, el INTEGRANTES DEL
NIT 890.311.243-7 CONSORCIO CTIFS tampoco termino de construir completamente las obras. El
consorcio CCCI asumió la terminación de las obras que en principio estaban a
cargo del INTEGRANTES DEL CONSORCIO CTIFS. Si bien es cierto que
existieron atrasos atribuibles a la planeación del contrato, esta no fue la única
causa de los mismos y adicionalmente como se dijo atrás, el mayor peso de los
atrasos en esta ruta crítica era atribuible al INTEGRANTES DEL CONSORCIO
CTIFS
Los atrasos de los miembros del Consorcio CTIFS se deben a los bajos
rendimientos, falta de personal, falta de material, falta de programación,
interferencia con otros contratistas en las zonas de obras, entre otros.

Mediante el Auto 1484 del 2 de diciembre de 2020 se imputó solidariamente


25. INGENIEROS responsabilidad fiscal a CONSULTORES CIVILES Y ELECTRÓNICOS S.A.S. -
CONSULTORES INGETEC S.A.S., con NIT. 860.001.986-1
CIVILES Y
ELÉCTRICOS S.A Se reprocha fiscalmente a INGETEC, en su calidad de miembro del Consorcio
INGETEC INGETEC-SEDIC, por las siguientes acciones y omisiones con ocasión de la
NIT 860.001.986-1 gestión fiscal antieconómica, ineficiente e inoportuna en el desarrollo del proyecto
de la Hidroeléctrica Ituango por:
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 66 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Haber permitido que se prescindiera de las estructuras hidromecánicas para el


cierre de los túneles de desviación derecho e izquierdo lo que generó la necesidad
de construir obras no incluidas en los diseños originales y que, como se explicó en
el acápite de hechos, implicó la modificación de características determinadas
contractualmente como “inmodificables”. Así como no haber realizado
observaciones pertinentes sobre la modificación de los planos originales y puesta
en marcha de tales obras, consistente en la construcción de la GAD, como
consecuencia de fallas en los servicios de interventoría al incumplir la ejecución
planeada, controlada, sistemática, oportuna y documentada, bajo un enfoque de
gerencia de proyectos, gestión de calidad, gestión de riesgos y protección del medio
ambiente , asociados con la gestión del alcance, calidad, tiempo y costos de las
obras intervenidas.

Haber permitido que se realizaran y haber recibido, obras defectuosas como


consecuencia de fallas en los servicios de interventoría durante la construcción de
las obras civiles asociadas con la gestión del alcance, riesgos y calidad de estas.

Haber permitido la Iniciación de las obras para construir el tercer túnel de desviación
(GAD) sin haberse obtenido la modificación de la licencia ambiental, lo que denota
falta de diligencia en la supervisión realizada por parte de la interventoría.

NEXO CAUSAL: La interventoría es un especialista del que se exige una sólida


experiencia y conocimiento en materia constructiva, con la capacidad y la
información suficiente para ejercer una vigilancia no solo respecto del constructor,
sino en general del Proyecto.

La principal función de la Interventoría es que la obra cumpla la finalidad para la


que el Estado la está desarrollando, incluso a pesar de las instrucciones de la
entidad contratante y sus intereses de turno, porque tiene una responsabilidad
social, al ser un colaborador de la Administración, por lo que si bien no le
correspondía ser el interventor de los diseños si conoció de los riesgos e
inconveniencia de las modificaciones.

La responsabilidad del Interventor es la de un profesional especialista, que en el


caso de INGETEC, resulta evidente ya que estas son empresas que tienen una
amplia trayectoria, hoja de vida y reconocimiento, por su experticia técnica en obras
de gran envergadura a nivel nacional e internacional, siendo este uno de los
motivos por los que el Consorcio integrado por estas empresas fue seleccionado
por EPM para el proyecto Hidroituango, por eso es exigible de estas personas
jurídicas las más altas calidades éticas y profesionales.

Mediante el Auto 1484 del 2 de diciembre de 2020 se imputó solidariamente


26. SEDIC S A, con
responsabilidad fiscal a CONSULTORES CIVILES Y SEDIC S A, con NIT.
NIT. 890910447-2
890910447-2
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 67 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Se reprocha fiscalmente a I SEDIC S A, en su calidad de miembro del Consorcio


INGETEC-SEDIC, por las siguientes acciones y omisiones con ocasión de la
gestión fiscal antieconómica, ineficiente e inoportuna en el desarrollo del proyecto
de la Hidroeléctrica Ituango por:

Haber permitido que se prescindiera de las estructuras hidromecánicas para el


cierre de los túneles de desviación derecho e izquierdo lo que generó la necesidad
de construir obras no incluidas en los diseños originales y que, como se explicó en
el acápite de hechos, implicó la modificación de características determinadas
contractualmente como “inmodificables”. Así como no haber realizado
observaciones pertinentes sobre la modificación de los planos originales y puesta
en marcha de tales obras, consistente en la construcción de la GAD, como
consecuencia de fallas en los servicios de interventoría al incumplir la ejecución
planeada, controlada, sistemática, oportuna y documentada, bajo un enfoque de
gerencia de proyectos, gestión de calidad, gestión de riesgos y protección del
medio ambiente , asociados con la gestión del alcance, calidad, tiempo y costos de
las obras intervenidas.
Haber permitido que se realizaran y haber recibido, obras defectuosas como
consecuencia de fallas en los servicios de interventoría durante la construcción de
las obras civiles asociadas con la gestión del alcance, riesgos y calidad de estas.
Haber permitido la Iniciación de las obras para construir el tercer túnel de
desviación (GAD) sin haberse obtenido la modificación de la licencia ambiental, lo
que denota falta de diligencia en la supervisión realizada por parte de la
interventoría.

NEXO CAUSAL: La interventoría es un especialista del que se exige una sólida


experiencia y conocimiento en materia constructiva, con la capacidad y la
información suficiente para ejercer una vigilancia no solo respecto del constructor,
sino en general del Proyecto.

La principal función de la Interventoría es que la obra cumpla la finalidad para la


que el Estado la está desarrollando, incluso a pesar de las instrucciones de la
entidad contratante y sus intereses de turno, porque tiene una responsabilidad
social, al ser un colaborador de la Administración, por lo que si bien no le
correspondía ser el interventor de los diseños si conoció de los riesgos e
inconveniencia de las modificaciones.
La responsabilidad del Interventor es la de un profesional especialista, que en el
caso de INGETEC, resulta evidente ya que estas son empresas que tienen una
amplia trayectoria, hoja de vida y reconocimiento, por su experticia técnica en obras
de gran envergadura a nivel nacional e internacional, siendo este uno de los
motivos por los que el Consorcio integrado por estas empresas fue seleccionado
por EPM para el proyecto Hidroituango, por eso es exigible de estas personas
jurídicas las más altas calidades éticas y profesionales.

FALLO SIN RESPONSABILIDAD FISCAL


AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 68 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Mediante Auto 1484 de 2 de diciembre de 2020 Como consecuencia de no haber


cumplido con el control de tutela que legalmente se le exigía como alcalde
respecto de una empresa de propiedad del municipio como es EPM. Situación
que resulta determinante y grave si se tiene en cuenta que EPM es el contratista
ejecutor del proyecto de la Hidroeléctrica de Ituango el cual es a su vez el proyecto
más importante para la región
MOTIVOS DEL FALLO SIN RESPONSABILIDAD: Se tuvo en cuenta dos
particularidades por la primera instancia 1. El Señor Gaviria era en calidad de
alcalde de Medellín el presidente de la junta directiva de EPM y, de otro lado no
1. ANÍBAL
tenía asiento en la junta directiva de Hidroituango ni tampoco lo tenían
GAVIRIA
subalternos suyos, sino únicamente el Gerente de EPM nombrado por él.
CORREA –
El señor Gaviria asistió a las juntas directivas de EPM en calidad de presidente
ALCALDE DE
de la misma, en dichas juntas recibió información sobre el proyecto, que de lo
MEDELLÍN 2012 -
textualmente consignado en las mismas no es posible inferir que haya obtenido
2015
datos o circunstancias que le permitieran comprender la existencia de situaciones
C.C. 70.566.243
que ponían en riesgo la ejecución del proyecto o su entrada en operación en la
fecha programada.
La primera instancia encontró desvirtuada la imputación realizada por la
Contraloría General dado que no obró con culpa grave toda vez que, como
observó en la información presentada del proyecto en el tiempo que el entonces
Alcalde Gaviria participó en la junta directiva de EPM, no era posible determinar
la magnitud real de los problemas que se estaban dando en desarrollo de la
Hidroeléctrica, pues como puede verse la información era parcial y posterior al
acaecimiento de las situaciones y no hacía referencia a muchos de los temas
estratégicos.

En el Auto No.1484 de 2 de diciembre de 2020, se le endilgó la siguiente conducta


al señor JORGE MARIO PÉREZ GALLÓN:

Pese a tener conocimiento de los atrasos presentados en la ejecución de las


obras principales, y de la variación de especificaciones técnicas, haber avalado
los cambios en las fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento,
ratificando la actuación de EPM sin haber valorado las circunstancias que
enmarcaban el proyecto y demostraban las debilidades de las que el mismo
2. JORGE MARIO adolecía y la alta probabilidad de no poder entrar en operación en la fecha
PÉREZ GALLÓN pactada y sus implicaciones en la entrega de energía, así como sin tener en
C.C. 70.043.915 cuenta la alta probabilidad de que se siguieran presentando contingencias, las
cuales ya se encontraban identificadas en razón de que se habían presentado a
lo largo de la ejecución de todo el proyecto.
El señor Jorge Mario Pérez Gallón era suplente del señor Jesús Aristizábal
Guevara:
Teniendo en cuenta la votación del acta No.158, se deduce que el señor Jesús
Aristizábal votó dicha decisión como miembro principal, por lo que el voto del
señor Jorge Mario Pérez Gallón no es válido toda vez que por estar presente el
miembro principal no tenía capacidad para incidir válidamente en la decisión
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 69 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

teniendo en cuenta que no se configura el elemento de la conducta, la primera


instancia fallo sin responsabilidad a favor del señor JORGE MARIO PÉREZ
GALLÓN

TERCEROS CIVILMENTE RESPONSABLES


Teniendo en cuenta que EPM ha iniciado los trámites para la reclamación
MAPFRE del seguro, se procedió a la desvinculación de la aseguradora. MAPFRE
SEGUROS SEGUROS GENERALES DE COLOMBIA S.A.
GENERALES DE
COLOMBIA S.A. EPM ha venido gestionando el siniestro con la finalidad de cumplir
NIT: 891.700.037- adecuadamente con las cargas que impone el artículo 1077 del Código de
9 Comercio de probar tanto la ocurrencia como la cuantía de la perdida

Se vinculo al proceso porque cubre la responsabilidad de los directores y


administradores de EPM, vinculados a la presente causa fiscal

la vinculación de la aseguradora se surtió de conformidad con lo dispuesto


en la circular 005 de 19 de marzo de 2020, la cual fue proferida por el
señor Contralor General, a efectos de brindar mayor claridad frente a la
vinculación de las compañías aseguradoras.

En la cual se dispuso que:


SEGUROS
GENERALES “El operador fiscal debe identificar con absoluta claridad cuáles son las
SURAMERICANA modalidades de cobertura (descubrimiento, ocurrencia, o reclamación
S.A. claims made), así como su vigencia, los periodos de cobertura temporal
NIT: 890.903.407- retroactiva o no de las respectivas pólizas, y demás condiciones, para
9 determinar cuál de ellas se afectará en curso del proceso de
responsabilidad fiscal. En caso de tratarse de la modalidad de seguros de
ocurrencia, la póliza a ser afectada debe ser aquella que se encontraba
vigente para el momento de acaecimiento del hecho que genere la pérdida
del recurso público. Si la modalidad es por descubrimiento, la póliza
afectada será la que se encontraba vigente a la fecha en que se tuvo
conocimiento del hecho que origine la pérdida o solicitud de
indemnización. Y si la modalidad del seguro es por reclamación o "claims
made", deberá afectarse la póliza vigente al momento de proferir el auto
de apertura o de vinculación de la aseguradora

Hacer Efectiva la siguiente Póliza expedida por SURAMERICANA S.A., por el valor asegurado
y no afectado
Póliza Vigencia Asegurado Beneficiario
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 70 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Desde Suma Hasta


Asegurada
0475631- 30/09/18 30/03/20 US$102.205.000 ADMINISTRADORES TERCEROS
6 Y DIRECTIVOS SE AFECTADOS
ACLARA QUE LA
ENTIDAD
TOMADORA NO
ADQUIERE, NI
ADQUIRIRÁ BAJO
NINGUNA
CIRCUNSTANCIA,
LA CALIDAD DE
ASEGURADO EN EL
PRESENTE
SEGURO, COMO
ASEGURADOS SE
ENTENDERÁN
ÚNICAMENTE LAS
PERSONAS
NATURALES
COBIJADAS BAJO
LA DEFINICIÓN DE
ASEGURADO
ESTABLECIDA EN
LAS CONDICIONES
GENERALES

No afectar las siguientes pólizas de SURAMERICANA.

Póliz Vigencia Suma Asegurada Asegurado Beneficiario


a Des Hasta
de
4/12 4/12/12 US$15.000.000
/11
2005 4/12 4/12/13 US$15.000.000 Cualquier EPM
7 /12 Persona
4/12 4/12/14 US$30.400.000
/13
4/12 30/06/15 US$200.000
/14
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 71 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

30/0 30/06/16 US$50.000.000


6/15
30/0 30/06/17 US$52.000.000
6/16
30/0 30/06/18 ADMINISTRA TERCEROS
0475 6/17 US $102.000.000 DORES Y AFECTADOS
631-6 30/0 30/09/18 DIRECTIVOS
6/17 (unificació SE ACLARA
n de QUE LA
vencimient ENTIDAD
os) TOMADORA
NO
ADQUIERE, NI
ADQUIRIRÁ
BAJO
NINGUNA
CIRCUNSTAN
CIA, LA
CALIDAD DE
ASEGURADO
EN EL
PRESENTE
SEGURO,
COMO
ASEGURADO
S SE
ENTENDERÁ
N
ÚNICAMENTE
LAS
PERSONAS
NATURALES
COBIJADAS
BAJO LA
DEFINICIÓN
DE
ASEGURADO
ESTABLECID
A EN LAS
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 72 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

CONDICIONE
S
GENERALES

Amparar los riesgos que impliquen menoscabo de los fondos o bienes


de propiedad, bajo tenencia, control y/o responsabilidad del
INSTITUTO PARA EL DESARROLLO DE ANTIOQUIA - IDEA,
causados por acciones y omisiones de sus servidores.

la vinculación de la aseguradora se surtió de conformidad con lo


dispuesto en la circular 005 de 19 de marzo de 2020, la cual fue
proferida por el señor Contralor General, a efectos de brindar mayor
claridad frente a la vinculación de las compañías aseguradoras.

En la cual se dispuso que:


AXA
COLPATRIA
“El operador fiscal debe identificar con absoluta claridad cuáles son las
SEGUROS
modalidades de cobertura (descubrimiento, ocurrencia, o reclamación
S.A. NIT:
claims made), así como su vigencia, los periodos de cobertura temporal
860.002.184-
retroactiva o no de las respectivas pólizas, y demás condiciones, para
2
determinar cuál de ellas se afectará en curso del proceso de
responsabilidad fiscal. En caso de tratarse de la modalidad de seguros
de ocurrencia, la póliza a ser afectada debe ser aquella que se
encontraba vigente para el momento de acaecimiento del hecho que
genere la pérdida del recurso público. Si la modalidad es por
descubrimiento, la póliza afectada será la que se encontraba vigente a
la fecha en que se tuvo conocimiento del hecho que origine la pérdida
o solicitud de indemnización. Y si la modalidad del seguro es por
reclamación o "claims made", deberá afectarse la póliza vigente al
momento de proferir el auto de apertura o de vinculación de la
aseguradora

Hacer Efectiva la siguiente Póliza expedida por AXA COLPATRIA SEGUROS S.A por el valor
asegurado y no afectado, en los términos descritos en la parte motiva de esta providencia:
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 73 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

No. de No. Retroactividad Vigencia Cobertura


Póliza Certificado
6158013902 0 Hechos 1 de Cobertura por juicio de
expedición ocurridos septiembre responsabilidad fiscal
desde 24 de de 2019 a 21.500.000.000
diciembre de 1 de
2002 septiembre
de 2020

DESVINCULAR a AXA COLPATRIA SEGUROS S.A; en virtud de las siguientes pólizas y, en


consecuencia, NO AFECTARLAS:

No. de No. Fecha de Vigencia Cobertura por fallos


Póliza Certificado Expedición con responsabilidad
fiscal
Certificado 3 de 1 de diciembre
No.0 diciembre de de 2009 al 1 de
expedición 2008 noviembre de
(Fl.10570) 2009
Certificado 11 de 1 de noviembre
No. 2, noviembre de de 2006 a 1 de
prórroga 2008 diciembre de
(Fl.10572) 2008
Certificado 5 de octubre 1 de octubre de
No.3, de 2009 2009 al 1 de
renovación octubre de
(Fl.10578) 2010
1000077 Certificado 5 de octubre 1 de octubre de $100.000.000
No.5, de 2010 2010 al 1 de
prórroga octubre de
(Fl.10581) 2011
Certificado 3 de octubre 1 de octubre de
No.11, de 2011 2011 al 1 de
renovación octubre de
(Fl.10574) 2012
Certificado 3 de octubre 1 de octubre de
No.13, de 2012 2012 al 1 de
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 74 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Prórroga octubre de
(Fl.10573) 2013
Certificado 11 de 1 de enero de
No.15, diciembre de 2013 al 1 de
Prórroga 2012 abril de 2013
(FL.10569)
Certificado 10 de abril de 1 de abril de $600.000.000
No.0, 2013 2013 al 1 de
expedición abril de 2014
(Fl.10595)
Certificado 10 de abril de 1 de abril de
No.1, 2014 2014 al 1 de
renovación abril de 2015
(Fl.10591)
1000152
Certificado 30 de marzo 1 de abril de
No. 2, de 2015 2015 a 1 de
renovación noviembre de
(Fl.10583) 2016
Certificado 23 de mayo 1 de abril de
No. 3, de 2016 2016 al 1 de
renovación noviembre de
(Fl.10587) 2016)

la póliza expedida por SBS que cubre a los miembros de la junta directiva
de Hidroituango, se encuentra que la misma tiene como cobertura
“reclamos por juicios o procesos de responsabilidad fiscal”, de donde se
identifica que hay identidad de interés asegurado, así mismo se da el
requisito de que se trata del mismo asegurado (que confluye en quienes
SBS eran funcionarios del IDEA y a la vez miembros de junta directiva de
SEGUROS Hidroituango).
DE
COLOMBIA la vinculación de la aseguradora se surtió de conformidad con lo
S. A NIT dispuesto en la circular 005 de 19 de marzo de 2020, la cual fue proferida
por el señor Contralor General, a efectos de brindar mayor claridad frente
a la vinculación de las compañías aseguradoras.

En la cual se dispuso que:


AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 75 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

“El operador fiscal debe identificar con absoluta claridad cuáles son las
modalidades de cobertura (descubrimiento, ocurrencia, o reclamación
claims made), así como su vigencia, los periodos de cobertura temporal
retroactiva o no de las respectivas pólizas, y demás condiciones, para
determinar cuál de ellas se afectará en curso del proceso de
responsabilidad fiscal. En caso de tratarse de la modalidad de seguros
de ocurrencia, la póliza a ser afectada debe ser aquella que se
encontraba vigente para el momento de acaecimiento del hecho que
genere la pérdida del recurso público. Si la modalidad es por
descubrimiento, la póliza afectada será la que se encontraba vigente a
la fecha en que se tuvo conocimiento del hecho que origine la pérdida o
solicitud de indemnización. Y si la modalidad del seguro es por
reclamación o "claims made", deberá afectarse la póliza vigente al
momento de proferir el auto de apertura o de vinculación de la
aseguradora

Hacer efectiva la póliza de SBS SEGUROS DE COLOMBIA S.A.., por el valor asegurado y no
afectado:

No No Retroactividad Vigencia Cobertura Límite asegurado


Póliza Certificado
1002911 Anexo 4 Ilimitada 17 de reclamos por 2.000.000.000
febrero juicios o
de 2019 procesos de
y el12 responsabilidad
de fiscal,
febrero
de
2020

CUANTÍA DEL DAÑO FISCAL.

La Contraloría Delegada Intersectorial 9 determinó en primera instancia el daño fiscal


sustentada en la Destrucción del valor de la inversión por mayores valores injustificados:
tasando el mencionado daño por TRES BILLONES CIENTO CINCUENTA Y SIETE MIL
CUATROCIENTOS DIECINUEVE MILLONES OCHOCIENTOS OCHENTA Y UN MIL
DOSCIENTOS DIECIOCHO PESOS CON NOVENTA Y SIETE CENTAVOS
($3.157.419.881.218,97) M/Cte. Más el lucro cesante, el cual asciende a: UN BILLON CIENTO
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 76 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

SETENTA Y TRES MIL CUATROCIENTOS ONCE MILLONES SETECIENTOS TREINTA Y


CUATRO MIL OCHO PESOS CON TREINTA Y SIETE CENTAVOS ($1.173.411.734.008,37)
M/Cte. Para un total de CUATRO BILLONES TRESCIENTOS TREINTA MIL OCHOCIENTOS
TREINTA Y UN MILLONES SEISCIENTOS QUINCE MIL DOSCIENTOS VEINTISIETE
PESOS CON TREINTA Y CUATRO CENTAVOS ($4.330.831.615.227,34) M/Cte.

2.5 . Decisión que resolvió recurso de Reposición.

Mediante Auto No. 1688 del 13 de octubre de 2021, proferido por la Contraloría Delegada
Intersectorial Numero 9 de la Unidad de Investigaciones Especiales Contra la Corrupción de
la Contraloría General de la República de Colombia se resolvió los recursos de reposición y
se concedió en subsidio los recursos de apelación contra el Auto No. 1413 del 3 de septiembre
de 2021 presentados por:

El Abogado David Suárez Tamayo, apoderado de la señora ANA CRISTINA MORENO


PALACIOS mediante SIGEDOC 2021ER0124313 Y 2021ER0124314 del 13 de septiembre de
2021; el Abogado Gustavo Quintero Navas en su calidad de apoderado del Señor JUAN
ESTEBAN CALLE RESTREPO mediante SIGEDOC 2021ER0124595 Y 2021ER0124604 del
13 de septiembre de 2021; el abogado Gustavo Quintero Navas apoderado del señor LUIS
JAVIER VÉLEZ DUQUE mediante SIGEDOC 2021ER0124598 2021ER0124599,
2021ER0124602 Y 2021ER0124607 del 13 de septiembre de 2021; la Abogada Aracelly
Tamayo Restrepo apoderada del señor SERGIO FAJARDO VALDERRAMA y recurso en
nombre propio mediante SIGEDOC 2021ER0123288, 2021ER0123279, 2021ER0124590 Y
2021ER0123608 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado José Vicente Blanco Restrepo
apoderado de CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO CORREA SA mediante SIGEDOC
2021ER0124331, 2021ER0124335, 2021ER0124336, 2021ER0124337 Y 2021ER0126966
del 13 de septiembre de 2021; la Abogada Daniela Corchuelo Uribe apoderada de la
CONSTRUCTORA CONCONCRETO SA mediante SIGEDOC 2021ER0124331,
2021ER0124335, 2021ER0124336, 2021ER0124337 Y 2021ER0126966 del 13 de
septiembre de 2021; el Abogado Daniel Arango Perfetti, apoderado de CONINSA RAMON H
SA. mediante SIGEDOC 2021ER0124331, 2021ER0124335, 2021ER0124336,
2021ER0124337 Y 2021ER0126966 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado Fernando
Augusto García Matamoros apoderado de SAINC INGENIEROS CONSTRUCTORES SA
mediante SIGEDOC 2021ER0124585 del 13 de septiembre de 2021; a Abogada Ingrid Soraya
Ortiz Baquero apoderada de INGENIEROS CONSULTORES CIVILES Y ELECTRICOS SA –
INGETEC mediante SIGEDOC 2021ER0124579 del 13 de septiembre de 2021; Recurso
Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por la Abogada Ingrid Soraya Ortiz Baquero
apoderada de SEDIC SA mediante SIGEDOC 2021ER0124579 del 13 de septiembre de 2021;
el Abogado Juan Manuel Diaz- Granados Ortiz apoderado de AXA COLPATRIA SEGUROS
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 77 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

S.A. Mediante SIGEDOC 2021ER0124320 del 13 de septiembre de 2021; Recurso de


Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por el Abogado Ricardo Vélez Ochoa,
apoderado de SBS SEGUROS COLOMBIA S.A. mediante SIGEDOC 2021ER0124580 del 13
de septiembre de 2021.

De la misma manera, SOBRE LOS RECURSOS DE APELACION PER SALTUM estos fueron
concedidos a: la Abogada Alejandra Sandoval Arango en su calidad de apoderada de
FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA mediante SIGEDOC 2021ER0124618 fechado el 13
de septiembre de 2021; el Abogado Carlos Mario Álvarez Martínez, en su calidad de
apoderado del vinculado ALEJANDRO ANTONIO GRANDA ZAPATA mediante SIGEDOC
2021ER0123362 DEL 13 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado Juan Fernando Gutiérrez
en su calidad de apoderado del señor FABIO ALONSO SALAZAR JARAMILLO mediante
SIGEDOC 2021ER0124609 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado Edwar Andrés Orozco
Giraldo, en su calidad de apoderado del señor SERGIO BETANCUR PALACIO mediante
SIGEDOC 2021ER0124578 DEL 13 de septiembre de 2021; el Abogado Edwar Andrés
Orozco Giraldo, en su calidad de apoderado del señor ALVARO DE JESUS VASQUEZ
OSORIO mediante SIGEDOC 2021ER0124322 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado
Carlos Mario Álvarez Martínez, en su calidad de apoderado del vinculado IVAN MAURICIO
PÉREZ SALAZAR mediante SIGEDOC 2021ER0123362 del 13 de septiembre de 2021; el
Abogado David Suarez Tamayo apoderado del señor JESUS ARTURO ARISTIZABAL
GUEVARA mediante SIGEDOC 2021ER0124306 Y 2021ER0124315 del 13 de septiembre de
2021; el Abogado Santiago Sierra Angulo apoderado del Señor LUIS GUILLERMO GOMEZ
ATEHORTUA, mediante SIGEDOC 2021ER0124582 del 13 de septiembre de 2021; la
Abogada Alejandra Sandoval Arango apoderada el señor JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR,
mediante SIGEDOC 2021ER0124608 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado Cesar
Augusto Benavidez Vega apoderado de la señora MARIA EUGENIA RAMOS VILLA mediante
SIGEDOC 2021ER0124620 Y 2021ER0124641 DEL 13 de septiembre de 2021; la Abogada
Aracelly Tamayo Restrepo apoderada del señor RAFAEL ANDRES NANCLARES OSPINA
mediante SIGEDOC 2021ER0124624 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado Juan Carlos
Herrera Toro apoderado del señor LUIS ALFREDO RAMOS mediante SIGEDOC
2021ER0124317 del 13 de septiembre de 2021; la Abogada Carolina Deik Acostamiedo
apoderada de INTEGRAL SA mediante SIGEDOC 2021ER0124612 del 13 de septiembre de
2021; la Abogada Carolina Deik Acostamiedo apoderada de INTEGRAL INGENIERIA DE
SUPERVISION SAS mediante SIGEDOC 2021ER0124612 del 13 de septiembre de 2021; el
Abogado Fernando Augusto García Matamoros apoderado de FERROVIAL AGROMAN
CHILE SA mediante SIGEDOC 2021ER0124585 del 13 de septiembre de 2021; el Abogado
Fernando Augusto García Matamoros apoderado de SAINC INGENIEROS
CONSTRUCTORES SA mediante SIGEDOC 2021ER0124585 del 13 de septiembre de 2021;
el Abogado Uriel Alberto Amaya Olaya apoderado de SEGUROS GENERALES
SURAMERICANA S.A. mediante SIGEDOC 2021ER0128467 DEL 20 de septiembre de 2021.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 78 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Adicional a lo anterior, fueron concedidos los recursos presentados contra la decisión de negar
nulidades contenidas en el Auto 1413 de 3 de diciembre de 2021, por:

• MARÍA EUGENIA RAMOS VILLA


• RAFAEL ANDRÉS NANCLARES OSPINA
• SERGIO FAJARDO VALDERRAMA
• JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR
• FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA
• CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO CORREA S.A., CONSTRUCTORA
CONCRETO S.A. y CONINSA RAMÓN H S.A.
• LUIS ALFREDO RAMOS.

En síntesis, el recurso de reposición precisó lo siguiente:

1. ANA CRISTINA MORENO PALACIOS C.C. 32.255.581

El Abogado David Suárez Tamayo, en su calidad de apoderado de la Dra. Ana Cristina Moreno
Palacios, interpuso recurso de reposición y en subsidio apelación el cual fue allegado mediante
correo electrónico del lunes 13 de septiembre de 2021 con radicado No. 2021ER0124313,
contra el fallo 1413 de 3 de septiembre de 2021 donde presenta los siguientes reparos:

En el primer reparo indica que la Contraloría sigue confundiendo fecha de hecho generador
del daño con fecha del daño mismo, usando el ultimo como parámetro de la contabilización
del término de caducidad, cuando el parámetro es el hecho generador a la luz del artículo 9
de la ley 610 de 2000, el A – quo niega tal reparo recordando que respecto a la caducidad
esta se toma como una serie de hechos concatenados que pusieron en situación de
vulnerabilidad al proyecto, lo que desembocaría en el colapso de la Galería Auxiliar de
Desviación (GAD) en abril de 2018, aumentando injustificadamente las inversiones e
incidiendo en su no entrada en operación, todo lo cual generó la destrucción del valor de la
inversión y el lucro cesante determinados como daño en la presente causa fiscal

El escrito de recurso de reposición y en subsidio apelación, el apoderado de la Dra. Ana


Cristina Moreno Palacios, plantea entre otras que existieron las siguientes irregularidades que
según indican, afectan el debido proceso:

1. No se había cerrado la etapa-debate probatorio.


2. No se había agotado la decisión sobre nulidades, además de que no se cumplió con
los términos legales para resolver las mismas.
3. No se había notificado Autos sobre medidas cautelares.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 79 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

4. No se había resuelto apelación sobre medidas cautelares.


5. No se otorgó traslado para alegar
6. No se cumplió con los plazos legales ni se anunció el cierre de la etapa de investigación
ni de la etapa previa al fallo.
7. No se dio respuesta, no se valoraron, ni se refutaron todos los argumentos expuestos
en los descargos.
8. Aplicación indebida de la solidaridad.
9. La Contralora Delegada Intersectorial que falló, fue la misma que llevó toda la
investigación, instrucción, apertura, imputación, es decir hubo concentración en una
misma funcionaria de la etapa de instrucción y etapa de juzgamiento desconociendo
doctrina ya clara de la Corte Interamericana.
El A – quo a través del Auto 1688 del 13 de octubre de 2021, resolvió cada uno de los reparos
interpuestos por el abogado David Suarez Tamayo, como en síntesis a continuación se
relaciona:

La primera Instancia manifiesta que “el Despacho practicó la totalidad de las pruebas y
contaba con las suficientes para acreditar la responsabilidad fiscal en cabeza de la señora
Ramos, por lo que contrario a lo afirmado el debate probatorio se encontraba finalizado.
Respecto de la decisión de las solicitudes de nulidad presentadas en el curso de esta
actuación preciso que la norma especial que orienta los procesos de responsabilidad fiscal no
contempla que sea incompatible pronunciarse sobre ellas y proferir una decisión de fondo,
pues en todo caso, de llegar a decretarse la nulidad en el curso del recurso de apelación que
en contra de la negativa a la solicitud procede, la actuación administrativa es susceptible de
retrotraerse. A su vez recuerda el A quo que los autos de medidas cautelares son notificados
una vez son practicadas las cautelas decretadas y en todo caso, el trámite de las medidas
cautelares al ser accesorio al trámite principal, no lo determina, por lo que no existe
irregularidad alguna en el hecho que refiere la recurrente. Como el trámite de medidas
cautelares no determina el trámite principal, pues lo accesorio no determina lo principal, las
apelaciones que se interpusieron en contra de los autos que decretaron medidas cautelares
no debían ser resueltos con anterioridad a que el fallo fuera proferido. Sobre el traslado para
alegar hace necesario el A quo remitirse a lo expuesto al decidir la solicitud equivalente en el
Auto 1413 del 03 de septiembre de 2021, recordando que la norma especial en los procesos
de responsabilidad fiscal ordinarios no contempla como mecanismo de defensa la posibilidad
de alegar de conclusión. Los plazos legales previstos para proferir las diferentes providencias
que conforman el proceso de responsabilidad fiscal no son preclusivos y por tanto la
competencia de este Despacho no se vio afectada, sin embargo, cabe destacar que dada la
complejidad del proceso de responsabilidad fiscal y el gran volumen del expediente los plazos
han sido razonables. Los argumentos presentados en los descargos fueron integralmente
valorados, Respecto del fundamento de la solidaridad es necesario recordar que dicha figura
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 80 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

fue aplicada teniendo en cuenta que la solidaridad es una garantía en favor del acreedor,
consagrada por los artículos 2344 del Código Civil y 119 de la Ley 1474 del 2011. Se destaca
que el procedimiento administrativo de responsabilidad fiscal es un proceso reglado, cuyas
formas han sido observadas por este Despacho, en los trámites que la ley ha previsto su
competencia. Cabe destacar además que la naturaleza del proceso de responsabilidad fiscal
es reparatoria y no sancionatoria”.

Adicional a los anteriores reproches el apoderado de la Dra. Ana Cristina Moreno Palacios,
presento en síntesis los siguientes reparos relacionados con cada una de las conductas
reprochadas que acreditaron la culpa grave:

Reparos en relación con la primera conducta reprochada para acreditar la culpa grave
de la investigada.

Reproche: “Haber autorizado la apertura de la licitación para la construcción de las obras de


infraestructura sin contar con los diseños de detalles de las vías”.

Reparos en relación con la segunda conducta reprochada para acreditar la culpa grave
de la investigada.

Reproche: “Haber aprobado la inclusión de nuevas vías (vía Puerto Valdivia y la vía San
Andrés de Cuerquía) lo que generó que un año después de iniciada la ejecución del contrato
de diseño de las vías se debieron introducir nuevos cambios que llevaron a modificar la licencia
ambiental y generaron demoras en la suscripción de la orden de inicio de construcción de las
vías, retrasando de esta forma el cronograma general del proyecto”.

Reparos en relación con la tercera conducta reprochada para acreditar la culpa grave
de la investigada.

Reproche: “Como consecuencia de los problemas en la planeación, la vía inicialmente


planteada por la margen derecha para llegar al punto donde debían iniciar las obras de los
túneles de desviación del río, quedó como última en el proceso constructivo. A pesar que
desde el Acta de Junta Directiva No. 99 de 24 de junio de 2009, los miembros de la Junta
Directiva conocieron el trazado de las vías y por lo tanto conocían esta situación, solo cinco
meses después de iniciado el contrato de construcción de las mismas, en acta 107 de 27 de
enero de 2010, aprobaron la construcción de una vía por la margen izquierda. A pesar de la
premura que implicaba contar con dicha vía, solamente se instrumentaliza la misma en el
contrato de construcción 6 meses después. Esta decisión generó mayores costos, y mayores
tiempos que afectaron el cronograma”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 81 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Reparos en relación con la cuarta conducta reprochada para acreditar la culpa grave de
la investigada.

Reproche: “Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste


administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene adelantar una subasta
pública que genero costos en tiempo y en dinero para después suspenderla cuando desde
tiempo atrás era claro que el contrato se le iba a adjudicar a EPM, la posterior creación de la
sociedad espejo EPM Ituango, lo que contribuyó a generar retrasos en la suscripción del
contrato de los túneles de desviación y que el mismo debiera ejecutarse bajo un programa de
recuperación de tiempo que supuso incrementar el presupuesto”.

Reparos en relación con la quinta conducta reprochada para acreditar la culpa grave de
la investigada.

Reproche: “Haber autorizado, de manera improvisada cuando ya se había iniciado y


adelantado en contrato de diseños de detalle, cambios en la altura de la presa, lo que generó
demoras por las modificaciones requeridas tanto en la licencia ambiental, como en las
variaciones de los diseños de las obras principales y mayores trámites para la adquisición de
predios adicionales”.

Reparos en relación con la sexta conducta reprochada para acreditar la culpa grave de
la investigada.

Reproche: “A pesar de conocer la minuta del contrato BOOMT, haber permitido que EPM
consagrara salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaba la distribución de
los riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del cronograma establecido para
la producción de la energía en firme”.

Los anteriores reparos fueron analizados por el A- quo, mediante el Auto 1688 del 13 de
octubre de 2021, donde este estableció entre otros que los argumentos analizados y los
formulados en el análisis integral y sistemático del fallo determinan que la investigada no logró
desvirtuar la estructuración de dichos elementos en el auto de imputación y por el contrario,
fueron corroborados en grado de certeza con base en las pruebas integralmente valoradas,
adicional el A quo encontró que los argumentos en relación con la configuración de eventuales
irregularidades que afectan el debido proceso y el derecho de defensa contenidas en el acápite
VII del escrito de recurso, fueron analizadas como causales de nulidad en los Autos 474 y 617
de 2021, a los que se remite nuevamente para dar respuesta a los mismos, en esta ocasión
como argumentos de defensa dentro del recurso de reposición.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 82 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Respecto a las solicitudes probatorias formuladas en el escrito de recurso, por parte del
Apoderado Suarez Tamayo, el A quo manifestó que: (i) las oportunidades procesales para
presentar solicitudes probatorias ya culminaron, (ii) este Despacho al haber proferido una
decisión definitiva fondo sobre el proceso de responsabilidad fiscal no es competente para
decretar medios de prueba ni siquiera de oficio, por lo que se rechazarán las solicitudes
probatorias realizadas.

Para finalizar el A quo al resolver solicitudes especiales respecto a las pólizas este destaca
que la responsabilidad fiscal es de naturaleza autónoma e independiente, por tanto, las
situaciones contractuales relacionadas con el Tribunal de Arbitramento entre EPM y MAPFRE
no la determinan. Ahora bien, teniendo en cuenta que los pagos realizados por la aseguradora
MAPFRE deberán ser tenidos en cuenta en este proceso, es importante destacar que los
pagos realizados hasta la fecha no se encuentran en firme y por tanto, no procede que sean
descontados de la cuantía de este proceso, y los pagos que se realicen en el futuro son hechos
inciertos que de ninguna manera determinan el contenido de la parte resolutiva del Auto 1413
del 03 de septiembre de 2021, por lo que la segunda solicitud tampoco está llamada a
prosperar. En lo relacionado con la póliza afectada contratada con la aseguradora SBS
SEGUROS COLOMBIA S.A. se reitera que las reglas que determinan la póliza que debe
afectarse están contenidas en la Circular 05 de 2020, debidamente aplicada en el Auto 1413
del 03 de septiembre de 2021.

En tal orden de ideas, la primera instancia negó el recurso de reposición presentado y


concedió el recurso subsidiario de apelación.

2. Juan Esteban Calle Restrepo.

El Abogado Gustavo Quintero Navas, en su calidad de apoderado del Señor Juan Esteban
Calle Restrepo, interpuso recurso de reposición y en subsidio apelación, el cual fue allegado
mediante correo electrónico el día lunes 13 de septiembre de 2021 con radicado No.
2021ER0124595, contra el fallo 1413 de 3 de septiembre de 2021 donde presenta los
siguientes reparos:

• Violación flagrante de los derechos fundamentales del debido proceso y de defensa del
señor calle restrepo- vulneración evidente del principio de congruencia- la contraloría
aduce de forma errónea y sorpresiva que calle restrepo suscribió el BOOMT”
• La delegada reprocha que el señor calle restrepo permitió que Hidroituango no realizara
acciones fundamentales para reconducir el desarrollo del proyecto.
• Por pretender atribuir responsabilidad fiscal al señor calle restrepo bajo la teoría de
múltiples concausas, es decir, sin que existiera nexo de causalidad entre los supuestos
hechos generadores del daño y el daño
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 83 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Prosigue el apoderado, esta vez aseverando que el Despacho no logró acreditar la culpa grave
del señor Calle Restrepo, en los siguientes términos:

• Por demandar responsabilidad fiscal de mi cliente quien no incurrió en ninguna culpa


grave
• No individualizar a cuánto ascendía la responsabilidad concreta del señor calle restrepo
sin que esto suponga la inexistencia de la solidaridad
• Ausencia de certeza del daño endilgado
• El daño no es cierto al haber sido obviado los pagos ya efectuados y los que efectuará
Mapfre en virtud del seguro que amparaba al proyecto
• Las inversiones calificadas como injustificadas no debieron acrecentar el supuesto
daño toda vez que el a quo no desvirtuó su necesidad.
• Tuvo como línea base del costo del proyecto un modelo que no cumplía tal finalidad y,
de paso, reprocha a mi mandante el supuesto hecho de que quien lo estructuró
(inverlink) no haya tenido en cuenta aspectos que el mismo contrato indicaba que se
computarían a la entrada en operación
• La contraloría no estableció un solo daño
• Ausencia de certeza de la responsabilidad de mi cliente
• La delegada no realizó una valoración probatoria integral lo que condujo a que se
declara al señor juan esteban calle restrepo responsable sin la certeza que exige la ley
• Respecto del primer reproche: se demostró que el señor calle restrepo no diluyó las
facultades de control respecto del contrato BOOMT
• Frente al segundo reproche: se desvirtuó la procedencia de mecanismos de apremio,
así como la ausencia de necesidad de aprobación de la fecha del hito 1 del contrato
BOOMT
• En relación con el tercero y cuarto reproche: se comprobó que mi cliente no omitió
valorar el contexto del proyecto. también se verificó que no aprobó las decisiones
referidas por el a quo
• Sobre el quinto reproche: se demostró que no suscribió la AMB 16, por lo que el a quo
acudió a demandarle una nueva conducta con una consecuencia distinta a la predicada
a otras personas que fueron vinculadas y finalmente archivada la actuación:
El A quo dio respuesta a cada uno de los argumentos expuestos por el Abogado Quintero
Navas, de los cuales se hace una síntesis a continuación:

La primera instancia al resolver el recurso de reposición, expresó que referente a la suscripción


del BOOMT, tal y como reconoce el apoderado en su argumentación, se trató de un error
involuntario de transcripción, pues de la lectura armónica de los reproches endilgados al
responsable fiscal, se observa claramente que la suscripción del BOOMT, no hace parte de
estos.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 84 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

A lo largo de la parte motiva del Auto que resolvió el recurso de Reposición el Despacho de
primera instancia reiteró que no se cambiaron los supuestos de hecho contenidos en la
imputación, ni mucho menos se endilgó nuevos reproches al señor Calle Restrepo.

Manifiesta el A quo que adelantó el proceso, brindando a todos los implicados garantías plenas
para ejercer su derecho a la defensa, y cada una de las etapas se adelantaron con estricta
sujeción a la Ley.

La primera instancia reiteró que tal y como quedo configurado en el auto de imputación, en
desarrollo del proyecto se dieron una serie de decisiones de administración que pusieron en
una situación de VULNERABILIDAD el proyecto, generando desde el inicio mayores
inversiones injustificadas y destruyendo las holguras temporales con las que contaba, lo que
terminó desencadenando en la contingencia de 2018 todo lo que incidió de manera
determinante en la destrucción del valor presente neto del proyecto e impidió su entrada en
operación en la fecha programada, generando además el lucro cesante. En ese sentido, el
daño probado en esta causa fiscal es la destrucción del valor presente neto por las mayores
inversiones injustificadas y el lucro cesante por la no entrada en operación.

Por otro lado, al resolver el recurso de reposición interpuesto por el abogado Gustavo Quintero
Navas, la primera instancia insiste que no es cierto que la descripción de los hechos no guarde
orden lógico, ni cronológico alguno, pues estos hechos fueron explicados y probados de
manera amplia en el acápite de Hechos y resumidos, a su vez en síntesis el A quo, recuerda
que una cosa es la causalidad física de un evento y otra cosa es la imputabilidad jurídica del
mismo.

Respecto a la solidaridad la primera instancia recordó esta figura consagrada en que el artículo
2344 del Código Civil, y a partir de la entrada en vigencia del artículo 119 de la Ley 1474 de
2011 cuando dos o más personas contribuyen en la causación de un daño, en este caso al
patrimonio del Estado, deberán responder de manera solidaria por el mismo.
Para el A quo el apoderado intentó desestimar la responsabilidad de su cliente, basado en la
premisa de que a la junta directiva no le correspondía la imposición de multas, es un
argumento reiterado, al que se dio respuesta en el fallo de primera instancia, no obstante, por
lo que en el Auto que resuelve el recurso la primera instancia describe las funciones del
referido órgano directivo. El A quo concluye, que en efecto la AMB referida, si fue conocida y
aprobada por el señor Calle Restrepo.

En síntesis, el A quo no aceptó los argumentos expresados por el señor Juan Esteban Calle
Restrepo a través de su apoderado, por tanto, no repone la decisión y concede el recurso de
apelación.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 85 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

3. LUIS JAVIER VÉLEZ DUQUE.

El Abogado Gustavo Quintero Navas, en su calidad de apoderado del Señor Luis Javier Vélez
Duque, interpuso recurso de reposición y en subsidio apelación, el cual fue allegado mediante
correo electrónico el día lunes 13 de septiembre de 2021 con radicado No. 2021ER0124599,
contra el fallo 1413 de 3 de septiembre de 2021 donde en síntesis presentó principalmente los
siguientes reparos:

• Violación flagrante de los derechos fundamentales del debido proceso y de defensa del
señor Vélez Duque.
• Vulneración evidente del principio de congruencia.
• La Contraloría aduce de forma sorpresiva que a mi cliente le son atribuibles decisiones
tomadas con posterioridad a la contingencia
• La delegada señala que incluir las salvedades al BOOMT consagró un incentivo
negativo que permitió que EPM no se sintiera comprometido a acometer la
hidroeléctrica en el tiempo esperado.
• Por demandar responsabilidad fiscal de mi cliente por una conducta que reúne los
elementos de la culpa leve y no la necesaria para la declaratoria de este tipo de
responsabilidad.
• Por pretender atribuir responsabilidad fiscal al señor Vélez duque bajo la teoría de
múltiples concausas, es decir, sin que existiera nexo de causalidad entre los supuestos
hechos generadores del daño y el daño
• No individualizar a cuánto ascendía la responsabilidad concreta del señor Vélez duque
sin que esto suponga la inexistencia de la solidaridad
• Ausencia de certeza del daño endilgado
• El daño no es cierto al haber sido obviado los pagos efectuados por Mapfre en virtud
del seguro que amparaba al proyecto
• Ausencia de certeza de la responsabilidad de mi cliente
• Las inversiones calificadas como injustificadas no debieron acrecentar el supuesto
daño toda vez que el a quo no desvirtuó su necesidad.
• La contraloría no estableció un solo daño.
• Respecto al primer reproche: no se demostró que la suscripción del contrato BOOMT
constituyera una modificación de la naturaleza de las obligaciones, ni causara el daño
reclamado.
• Respecto al segundo reproche: se desvirtuó que la AMB 19 al contrato de obras
principales autorizara indiscriminadamente la realización de obras extras
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 86 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

El A quo dio respuesta a cada uno de los argumentos expuestos por el Abogado Quintero
Navas, de los cuales se hace una síntesis a continuación:
Para la primera instancia en el desarrollo argumentativo de cada uno de los reproches,
realizados al señor Luis Javier Vélez Duque, se logró acreditar con base en el material
probatorio, que las decisiones tomadas por él llevaron al proyecto a un Estado de
vulnerabilidad que terminó desencadenando en los eventos de 2018 que fueron llamados
“contingencia”. Para el A quo, de la lectura armónica del auto impugnado, se desprende que
el “nuevo reproche”, no constituye cosa distinta al desarrollo- esta vez con un análisis aún más
profundo del material probatorio obrante en el plenario- del reproche consignado en la
imputación sobre el particular se remite a la lectura integral y armónica de lo consignado en el
fallo impugnado.

La primera instancia al resolver el recurso de reposición manifiesta que en el análisis de la


conducta de todos y cada uno de los implicados, tuvo en cuenta los roles que cada uno ejercía,
así como las competencias constitucionales, legales, estatutarias o contractuales según el
caso. Es por ello que las conductas reprochadas al señor Vélez Duque, incidieron de manera
directa en la producción del daño, toda vez que las mismas, aunadas a los atrasos ya
acumulados y defectos en la planeación que tenía el proyecto, acarrearon directamente la
puesta en vulnerabilidad del mismo.

Respecto a la solidaridad el A quo recuerda que no existe ninguna disposición en las normas
especiales aplicables al proceso de responsabilidad fiscal que obliguen al operador fiscal a
realizar dicha división. Para la primera instancia ni el artículo 41 de la Ley 610 respecto del
auto de apertura, ni en el artículo 48 de la Ley 610 que relaciona el contenido del Auto de
imputación ni en el artículo 53 de la Ley 610 de 2000, que se refiere al contenido del fallo con
responsabilidad fiscal, establecen la obligación de individualizar la cuantía de la
responsabilidad de cada uno de los implicados. Por el contrario, dicha normatividad,
guardando congruencia con el hecho de que las obligaciones que surgen de la declaratoria de
responsabilidad fiscal cuando dos o más personas concurran a la producción de un daño, de
manera expresa se refieren a “La cuantía del daño” entendiendo por tal una sola y únicamente
utiliza la palabra “individualizar”, en relación con las conductas desplegadas por los vinculados
a la causa fiscal

El A quo insiste en que basta con analizar el material probatorio obrante, para sostener que,
desde finales del año 2012, la probabilidad de no entrada en operación del proyecto en las
fechas estipuladas era alta, pues desde el Acta de seguimiento al BOOMT No. 16 del 20 de
septiembre de 2012, se dejó más que claro que el cronograma presentaba atrasos críticos y
que la fecha de entrada en operación estipulada estaba lejos de cumplirse.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 87 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Con el fin de determinar el daño el Despacho de primera instancia hizo uso de un instrumento
de valoración económica que permite determinar la realidad económica del proyecto y que por
lo tanto dota de certeza el valor del daño calculado. Ahora bien, la conclusión a la que llega el
Despacho en relación con la certeza del daño, no se limita exclusivamente al ejercicio
numérico, de orden financiero, sino que atiende además a las circunstancias fácticas del
proyecto, en que se da esta comparación de modelos financieros.

El despacho de conocimiento reiteró que no solo es responsable quien toma la decisión sino
también quien la ejecuta, más en el caso del señor Vélez Duque quien en razón de la
vinculación con el proyecto tuvo conocimiento de los pormenores del mismo desde tiempo
atrás, por lo que en cabeza suya se constituye una culpa grave.

En síntesis. el A quo no acepta los argumentos expresados por el señor Luis Javier Vélez
Duque, a través de su apoderado, por tanto, no repone la decisión y concede el recurso de
apelación.

4. SERGIO FAJARDO VALDERRAMA.


Mediante oficio con radicado 2021ER0123288, de fecha 13 de septiembre de 2021, estando
dentro del término previsto por el artículo 56 de la Ley 610 de 2000, el señor Fajardo
Valderrama presentó recurso de reposición y apelación, se aclara que, si bien es cierto, que
el señor Fajardo asignó su representación dentro de este proceso en cabeza de su apoderada
especial, teniendo en cuenta que los argumentos presentados tanto por la apoderada como
por el señor Fajardo tienden a ser coincidentes, donde en síntesis presentó principalmente los
siguientes reparos:

• El recurrente manifiesta que la “declaración de responsabilidad que obedece a que


presuntamente los representantes de la Gobernación de Antioquia en la Junta Directiva
de Hidroituango no acogieron una recomendación de una consultoría respecto de un
tablero de control en el año 2012, no pidieron imponer multas a EPM, no objetaron la
construcción del tercer túnel y no objetaron la aprobación de las modificaciones en los
hitos contractuales. Según la Contraloría Delegada, yo ocasioné un descalabro fiscal
porque no impartí “instrucciones efectivas” para evitar esas cuatro conductas de mis
subordinados”.

• (…) “manifiesto “defiendo la actuación de mi administración en el marco del proyecto


Hidroituango. No soy responsable fiscalmente, no solamente porque no participé
personalmente en la Junta Directiva, sino porque los representantes de la Gobernación
de Antioquia que hacían parte de la Junta Directiva, actuaron correctamente y tomaron
las decisiones conducentes a evitar la paralización del proyecto”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 88 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

• Este fallo de responsabilidad fiscal, proferido en plena época electoral por una
Contraloría Delegada que, según su nombre, se especializa en “Investigaciones
Especiales contra la Corrupción”, no trata ningún tema de corrupción. Es un fallo en el
que se responsabiliza a un número de personas por el hecho de que Hidroituango no
está funcionando en este momento, pero omite curiosamente vincular o mencionar
siquiera la conducta de la administración de la Gobernación de Antioquia liderada por
quien me sucedió en el cargo. En el proceso de responsabilidad fiscal se desvinculó a
unos servidores y en este fallo se declara sin responsabilidad fiscal a otros. Tales
decisiones son respetables. Sin embargo, lo que es verdaderamente inexplicable es
que bajo la teoría de que la no puesta en marcha de la central hidroeléctrica es “un solo
daño”, producido por una serie de “hechos concatenados” desde al menos el año 2008,
la Contraloría haya lanzado una enorme red que cubre a las administraciones de
Antioquia de 2008-2011 y 2012-2015, pero curiosamente omite desde el comienzo a la
administración que dirigía el proyecto cuando ocurrió la contingencia en 2018.”

• “no soy responsable del hecho de que Hidroituango no esté actualmente en


funcionamiento. En ejercicio de mi defensa material, desvirtuaré en este documento
una a una las aseveraciones del extenso y enredado fallo de responsabilidad fiscal”.

• “no soy responsable del hecho de que Hidroituango no esté actualmente en


funcionamiento. En ejercicio de mi defensa material, desvirtuaré en este documento
una a una las aseveraciones del extenso y enredado fallo de responsabilidad fiscal”.

• Ahora bien, el responsable fiscal aduce la existencia de violación de las garantías


internacionales del debido proceso, por considerar que “Respecto de la independencia,
la Contralora Delegada Intersectorial 09 para estos efectos es una funcionaria de libre
nombramiento y remoción nombrada por el señor Contralor General de la República,
debiendo así responder a su superior jerárquico, sin que exista una estructura
organizacional que la blinde de presiones internas o externas. De igual manera, resulta
evidente la inexistencia de una independencia funcional en la Contraloría General de la
República. Es así como si bien se puede predicar que existe una independencia de la
Contraloría General de la República respecto de los poderes ejecutivo, legislativo y
judicial, la independencia de la funcionaria no se puede predicar relacionada con el
funcionario de más alto rango en la entidad.

• Término excesivamente corto para recurrir.


• Los aspectos básicos del derecho al debido proceso han sido claramente negados por
parte de la funcionaria pública, lo cual ha llevado a la defensa a interponer recusaciones
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 89 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

y acciones de tutela que de alguna u otra forma intenten remediar las circunstancias
presentadas en el desarrollo de la actuación administrativa”,

El A quo dio respuesta a cada uno de los argumentos expuestos por recurrente Sergio Fajardo
Valderrama, de los cuales se hace una síntesis a continuación:

Para la primera instancia respecto de las afirmaciones transcritas, precisa que no le asiste
razón al recurrente, toda vez que la parte considerativa del fallo fue abordado de manera
organizada, analizándose cada uno de los elementos de la responsabilidad fiscal por
separado, iniciándose con el daño fiscal donde se analizaron los hechos sucesivos y
concatenados que dieron lugar al mismo, de acuerdo con las pruebas recaudadas durante el
desarrollo del proceso de responsabilidad fiscal, con la normatividad y jurisprudencia aplicable
al caso concreto; además de responderse cada uno de los argumentos expuestos por cada
uno de los vinculados y sus apoderados, que se encontraron encaminados a desvirtuar la
responsabilidad fiscal.

Recuerda la primera instancia que el daño es el valor probado en el plenario del daño al
patrimonio del Estado, ocasionado de manera conjunta, entre otros por las acciones y
omisiones atribuibles a los declarados fiscalmente responsables en esta causa fiscal, entre
ellos al señor Fajardo.

Manifiesta el A quo que tal y como se explicó desde la imputación, “para que se configure
responsabilidad fiscal en el caso particular del señor Fajardo y dada su doble condición de
Gobernador de Antioquia y miembro de junta directiva de Hidroituango, no es necesario que
haya participado directamente en las sesiones de la Junta Directiva. (…) de cara a la
Delegación realizada de su calidad de miembro principal de la junta en cabeza del Gerente
del Idea quien en ese entonces era el señor Iván Mauricio Pérez Salazar se recuerda que
como delegante debía ejercer vigilancia y control sobre las acciones que este desplegara de
cara al proyecto. Ahora bien, independientemente de tal delegación, el Gerente del Idea es de
conformidad con la constitución un agente del Gobernador. En este sentido debía informar en
debida forma al Gobernador y este último a su vez estaba en la obligación no solo de
informarse de los que pasaba en el proyecto sino además de impartir las instrucciones que
correspondieran y que fueran efectivas para defender los intereses de la sociedad
Hidroituango.

Precisó la primera instancia al resolver el recurso de reposición que el señor Fajardo, es


fiscalmente responsable por el daño al patrimonio del Estado probado en esta causa fiscal, el
cual consiste, no en el Hecho de que Hidroituango no esté actualmente en funcionamiento,
sino a la pérdida del valor de la Inversión como consecuencia de las mayores inversiones
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 90 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

injustificadas y el lucro cesante como consecuencia de la no entrada en operación de la


hidroeléctrica en la fecha inicialmente programada.

Al resolver el recurso de reposición aclaró el A quo que no se ha modificado en ningún


momento la imputación, pues la misma únicamente se dio en el Auto 1484 de 2 de diciembre
de 2020 y no ha sido objeto de modificación alguna.

La primera instancia trae de presente que en efecto desde 2017 la Delegada de Medio
Ambiente de la Contraloría General estaba adelantando Auditoría a los temas ambientales
relativos a dicho proyecto, tan es así que con ocasión de la contingencia debió modificar su
plan de acción, posteriormente en enero de 2019 una veeduría ciudadana solicita un control
excepcional a los recursos del proyecto, por lo que la Delegada de Minas procede a Adelantar
la respectiva actuación especial, el Auto de apertura se profiere el día 8 de noviembre de 2019,
por lo que no es cierto que se trate de una decisión que tenga ningún tinte político como lo
insinúa el señor Fajardo. Lo que plantea el señor Fajardo es entonces que, dado que se acerca
una época electoral y le asiste un interés personal de participar en la contienda, ello debería
vaciar de competencia o suspender las decisiones que en ejercicio de la función constitucional
y legal debe proferir este organismo de control.

Precisó la primera instancia que este órgano de control es competente para tomar las
decisiones que le corresponden, pues no pierde competencia en ninguna época del año, sino
que además no es razonable, pues el hecho de que una decisión de un órgano de control se
profiera en una fecha u otra o que la misma coincida con una época específica no desvirtúa la
decisión y mucho menos los hechos, el daño, la conducta y el nexo de causalidad probados
en la misma.

El a quo reitera que se analizó de manera detallada tanto la conducta desplegada por el señor
SERGIO FAJARDO VALDERRAMA, como también se encontró demostrado y determinado
de manera clara y puntual el daño ocasionado.

La primera instancia manifiesta que las apreciaciones subjetivas del recurrente, carecen de
sustento alguno, toda vez que la totalidad de las actuaciones desplegadas en el trámite del
presente proceso de responsabilidad fiscal han atendido al desarrollo estricto de las funciones
Constitucionales y Legales que se le atribuyen a la Contraloría General de la República, lo
que se encuentra ampliamente demostrado en el plenario. En este punto, es importante
precisar que el hecho de que la Contraloría General de la República cuente con una estructura
jerárquica no significa que las decisiones proferidas dentro de los Procesos de
Responsabilidad Fiscal se profieran vulnerando las garantías procesales de los vinculados.
De hecho, tal y como se puede observar en las actuaciones surtidas durante el proceso de
responsabilidad fiscal, se respetaron todas las garantías procesales de todos los vinculados,
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 91 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

donde los mismos rindieron versión libre, se dio respuesta a todas las solicitudes efectuadas
por los implicados y sus apoderados, se garantizó el acceso al expediente, los implicados y
sus apoderados presentaron descargos a la imputación, contaron con la oportunidad de
aportar y controvertir las pruebas decretadas y practicadas por el Despacho, se garantizó el
derecho de los implicados a contradecir las providencias proferidas a través de la interposición
de los recursos de ley, que fueron resueltos oportunamente tanto por este Despacho como
por la Sala Fiscal y Sancionatoria, en segunda instancia.

De igual modo, para el A- quo resulta importante señalar que la negación de algunas pruebas
solicitadas por los vinculados no constituye vulneración a los derechos fundamentales de los
mismos.

La primera instancia señala que todos los términos estipulados entre otras en la Ley 610 de
2000, norma especial que rige los procesos de responsabilidad fiscal fueron respetadas a
cabalidad.
En síntesis, por lo anteriormente expuesto, la primera instancia observó que los argumentos
expuestos por el recurrente no están llamados a prosperar, por tanto, no repuso la decisión y
concedió el recurso de apelación.

5. MIEMBROS DEL CONSORCIO CONSTRUCTOR CCCI.

Mediante oficio con radicado 2021ER0124336 de 13 de septiembre de 2013, JOSÉ VICENTE


BLANCO RESTREPO, actuando como apoderado de CONSTRUCOES E COMERCIO
CAMARGO CORREA S.A.; DANIELA CORCHUELO URIBE, actuando como apoderada de
CONSTRUCTORA CONCONCRETO S.A.; y DANIEL ARANGO PERFETTI, actuando
como apoderado de CONINSA RAMON H S.A., presentaron recurso de reposición, y en subsidio
apelación, en contra del fallo 1413 de 3 de septiembre de 2021 , donde en síntesis presentaron
principalmente los siguientes reparos al auto 1413 del 3 de septiembre de 2021:

• Que no existe claridad de los hechos por los que se vinculó a las sociedades miembros
de CCCI a esta causa fiscal. Que en el auto de apertura se justificó la vinculación del
Consorcio CCC Ituango en haber iniciado las obras de la GAD sin contar con licencia
ambiental, el auto de imputación abandonó el argumento relavo a las licencias y se
soportó en supuestos atrasos y errores constructivos. Finalmente, el fallo de
responsabilidad, mantiene, aunque con menor énfasis, los cuestionamientos sobre los
supuestos atrasos, pero sorprende con un nuevo elemento: que el Consorcio CCC
Ituango, dada su condición de experto, debía verificar la información geológica y
geotécnica recibida de manos de EPM, advertir sobre la debilidad del terreno en la
presunta zona del colapso y solicitar un tratamiento diferente.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 92 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

• Que en el fallo se respondieron los argumentos de defensa con afirmaciones gaseosas


y sin sustento probatorio.

• Que no se le permitió al consorcio CCCI alegar de conclusión- Que Es tal el desprecio


por las garantías procesales, que la Contralora Delegada ni siquiera se preguntó cuál
es la razón (constitucional) por la cual, en el proceso verbal de responsabilidad fiscal,
previsto en la Ley 1474 de 2011, a pesar de estar diseñado para ser decidido de manera
expedita y rápida, sí está prevista, de manera expresa, la posibilidad de alegar de
conclusión.

• Que no se le permitió al consorcio CCCI alegar de conclusión- Que Es tal el desprecio


por las garantías procesales, que la Contralora Delegada ni siquiera se preguntó cuál
es la razón (constitucional) por la cual, en el proceso verbal de responsabilidad fiscal,
previsto en la Ley 1474 de 2011, a pesar de estar diseñado para ser decidido de manera
expedita y rápida, sí está prevista, de manera expresa, la posibilidad de alegar de
conclusión.

• Que no se tuvieron en cuenta los dictámenes periciales o documentos técnicos, como


ella prefiere llamarlos, que aportamos el 12 de agosto del presente año. Dichas
experticias fueron simplemente desconocidas, como si no existieran, tanto que ni
siquiera se mencionan en la relación del material probatorio tenido en consideración
para adoptar la decisión final.

• En caso de que se mantenga la decisión, solicitamos que se adicione el Auto No. 1413
para indicar que el valor de la condena deberá ser pagado, directamente, a EPM o que
el dinero que se recaude con ocasión de la condena será transferido a las cuentas de
EPM, y que, en todo caso, dichos recursos serán destinados al Proyecto Hidroeléctrico
Ituango”.
• EL CONSORCIO CCC ITUANGO NO ES GESTOR FISCAL.
• Que el daño en esta causa fiscal es hipotético, no es cierto, por ende, no es
indemnizable.
• Que este Despacho fundamentó su daño en el informe técnico realizado por la
Universidad Nacional. Que, en el documento técnico aportado, suscrito por Julio
Villareal, se establece que el informe técnico adolece de graves deficiencias que le
restan toda efectividad técnica y eficacia probatoria.
• Que, si una aseguradora ha indemnizado y seguirá indemnizando a la entidad
supuestamente afectada, no existe daño fiscal. Que, a la fecha, MAPFRE ha
indemnizado más de una tercera parte del valor del supuesto detrimento patrimonial.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 93 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

• El apoderado realiza algunas solicitudes probatorias y señala que, en caso de no ser


decretadas por la primera instancia, sean decretadas por la segunda instancia.

El A quo dio respuesta a cada uno de los argumentos expuestos por los recurrentes
CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO CORREA S.A.; CONSTRUCTORA
CONCONCRETO S.A. y CONINSA RAMON H S.A, de los cuales se hace una síntesis a
continuación:

El Despacho de primera Instancia manifestó que ha cumplido con las cargas que la norma le
impone. reitera que como se ha explicado a lo largo del proceso, de una lectura de los artículos
41 (requisitos del auto de apertura) y 48 (requisitos del auto de imputación) de la ley 610 de
2000, en este último es donde se deben delimitar las conductas atribuidas a cada uno de los
presuntos responsables (…)

El A quo reitera que en el fallo 1413 de 2021 se citaron ampliamente las pruebas, obrantes en
el plenario, en las cuales este Despacho se basó para dar respuesta a los argumentos de
defensa invocados.

Respecto a la petición sobre la destinación de los recursos que llegaran a recaudarse con el
fallo con responsabilidad fiscal el A quo resalta que no dependen de la voluntad del órgano de
control, por lo que los mismos irán a la Entidad territorial que corresponda.

El A quo manifiesta que contrario a lo aducido por el apoderado, los contratistas si pueden ser
vinculados a una causa fiscal. Efectivamente, este despacho nunca ha vinculado a los
miembros de CCCI como gestores fiscales. La vinculación se realizó como contribuyentes al
daño patrimonial causado al Estado.

Respecto a los reparos sobre las pólizas, la primera instancia plantea como respuesta que la
existencia de un seguro que está sometido a un proceso de ajuste en el cual se determinará
un valor que podrá o no cubrir todo el daño al patrimonio del Estado. Pero ese hecho de suyo
no limita la competencia constitucional de la CGR de abrir el proceso de responsabilidad fiscal
y adelantarlo hasta su culminación o hasta tanto se verifique el pago total.

La primera instancia desestima el argumento del recurrente en el sentido que el daño no es


cierto y manifiesta que Contrario a lo afirmado por el apoderado, el daño en esta causa fiscal
es cierto. En informe técnico, elaborado por la Universidad Nacional, y trasladado a los
miembros de CCCI, se determina claramente el daño. Ese estudio se fundamentó en los
modelos financieros entregados por EPM. Reiterando que el valor presente Neto es un
instrumento de valoración económica ampliamente usado, "El VPN representa el valor
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 94 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

presente de los beneficios netos después de haber recuperado las sumas invertidas en el
proyecto y sus correspondientes costos de oportunidad" representa la equivalencia presente
de los ingresos netos futuros y presentes de un proyecto.

Respecto a la oportunidad para manifestarse respecto de un informe técnico el A quo al dar


respuesta expresa que “en primer lugar, de conformidad con la ley 1474 de 2011 la etapa
procesal pertinente para controvertir un informe técnico es durante el traslado del mismo, no
siendo esta la etapa para atacar el contenido del mismo, más aún cuando, por parte de quien
lo elaboró, se dio respuesta a las aclaraciones y complementaciones del mismo”.

De conformidad con lo anterior, el despacho de conocimiento no repuso el fallo No. 1413 de


2021, y, en consecuencia, al cumplirse como requisito, concederá el recurso de apelación.

El A quo reiteró respecto a las solicitudes probatorias que esta no es la etapa procesal
pertinente para realizar solicitudes probatorias, esa etapa procesal ya fue desatada tanto en
primera, como en segunda instancia, por lo que las solicitudes probatorias serán rechazadas.

En síntesis, por lo anteriormente expuesto, la primera instancia observó que los argumentos
expuestos por los recurrentes CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO CORREA S.A.;
CONSTRUCTORA CONCONCRETO S.A. y CONINSA RAMON H S.A no están llamados a
prosperar, por tanto, no repone la decisión y concede el recurso de apelación.

RECURSO DE APELACIÓN EN CONTRA DEL FALLO 1413 DE 3 DE SEPTIEMBRE DE


2021, POR MEDIO DEL CUAL SE NEGÓ LA NULIDAD PRESENTADA EL 5 DE AGOSTO.

Bajo el mismo radicado, se presentó escrito a través del cual se presenta recurso de apelación
directamente en contra del numeral décimo sétimo de la parte resolutiva del fallo 1413 de 3
de septiembre de 2020 el cual negaba la solicitud de nulidad elevada por CONSTRUCOES E
COMERCIO CAMARGO CORREA S.A., CONSTRUCTORA CONCONCRETO S A y
CONINSA RAMON H SA a través de sus apoderados especiales, mediante el memorial bajo
radicado No. 2021 ER0101643 del 05 de agosto de 2021.

El A quo manifestó que de conformidad con el artículo 38 de la ley 610 de 2000, contra el auto
que resuelva las nulidades procederá el recurso de reposición y apelación, para lo cual el
presunto responsable dispone de un término de cinco días. De este modo, el recurso de
apelación fue interpuesto dentro de término, por lo que el mismo será concedido.

6. MIEMBROS DEL CONSORCIO INTERVENTOR.


AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 95 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

La primera instancia se pronunció sobre el escrito denominado “Solicitud de aclaración y


adición del Auto No. 1413 del 3 de septiembre de 2021”, presentado el 9 de septiembre de
2020, en el cual en síntesis se realizaron las siguientes peticiones:

• “III. SOLICITUDES RESPETUOSAS DE ACLARACIÓN DEL AUTO No.1413.


• IV. SOLICITUDES RESPETUOSAS DE ADICIÓN DEL AUTO No.1413.

En primer lugar, señala el A quo que el escrito de aclaración fue presentado dentro del término
legal. Sin embargo, una vez revisado el documento, se evidencia que las solicitudes allí
contenidas, así como sus fundamentos, están relacionados es directamente con
inconformidades relacionadas con asuntos de fondo del fallo, por lo que lo procedente era la
interposición de los recursos de ley frente al Auto 1413 de 3 de septiembre de 2021, como
efectivamente lo hizo la apoderada de las firmas INGETEC y SEDIC mediante correo
electrónico, el día13 de septiembre 2021. Por lo anterior, no es procedente acceder a las
solicitudes de adición y aclaración.
Por lo que, lo sostenido en este punto, pasa la primera instancia a resolver como argumento
del Recurso de reposición y apelación.

Precisa el A quo que las pruebas de orden técnico presentadas por la apoderada no fueron
como mal lo quiere hacer ver la misma, valorados como dictámenes periciales sino como
pruebas documentales de orden técnico.

• “Ahora bien, los cargos con fundamento en los cuales la Contraloría le atribuye
responsabilidad a INGETEC y SEDIC parten de la premisa de que la causa raíz física
probable del taponamiento y posterior colapso de la Galería Auxiliar de Desviación (en
adelante, la “GAD”) fue la erosión de una zona de cizalla, lo cual no está técnica ni
jurídicamente probado. Todos los informes de causa raíz obrantes en el expediente han
manifestado la imposibilidad de determinar con certeza la causa raíz de la Contingencia
de 2018 debido a la imposibilidad de acceder físicamente a la zona del colapso. Por lo
anterior, dichos informes, incluyendo el informe contratado por Advanta Global Services
(en adelante, el “Informe de Advanta Global”) advierten que sus consideraciones sobre
la causa del colapso de la GAD están basadas en la evaluación de hipótesis y de
factores contribuyentes más o menos probables que por lo tanto no cumplen con el
requisito de certeza exigido por el artículo 53 de la Ley 610 del 2000 para la expedición
de un fallo de responsabilidad fiscal contra INGETEC y SEDIC por el acaecimiento de
la Contingencia de 2018.”

La primera Instancia manifiesta “En primer término, resulta necesario precisar que en el caso
concreto tal y como se demostró en la imputación y se corroboró en el fallo, el daño al
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 96 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

patrimonio del Estado es cierto, el mismo radica en la pérdida del valor de la inversión como
consecuencia de las mayores inversiones injustificadas y el lucro cesante por la no entrada en
operación de la hidroeléctrica en la fecha programada”.

• “Fundamentos legales y contractuales: Como se explicará a lo largo del presente


recurso, ante la inexistencia de disposiciones contractuales y legales que sustenten las
imputaciones de la Contraloría contra INGETEC y SEDIC, la Contraloría les atribuye
ilegalmente, y en contravía de la jurisprudencia del Consejo de Estado sobre la materia,
una responsabilidad general y abstracta sobre “todos los niveles del Proyecto”,
desconociendo que, por definición, el objeto del contrato de interventoría se
circunscribe a la supervisión y control durante la construcción de una determinada obra
con la finalidad de asegurar que esta sea construida de conformidad con los planos, las
especificaciones técnicas y las demás condiciones definidas por el dueño de las obras.
• En el caso concreto, la Contraloría incurrió en un flagrante desconocimiento de los
principios de legalidad, autonomía de la voluntad y relatividad de los contratos al haber
fallado contra INGETEC y SEDIC con fundamento en la supuesta desatención de
deberes contractuales y legales que no le fueron asignados por el Contrato de
Interventoría CT-2011-000008 (en adelante, el “Contrato de Interventoría”) ni por la ley
aplicable al mismo”.
El Despacho de primera instancia indicó que tal señalamiento no obedece a la realidad, tanto
en el Auto de imputación como en el fallo, se relacionan numerosas fuentes contractuales,
doctrinales, legales y jurisprudenciales esenciales para lograr establecer la responsabilidad
del Consorcio Interventor INGETEC – SEDIC.

• Respecto del argumento:

“INGETEC Y SEDIC NO CONTRIBUYERON A LA CAUSACIÓN DEL SUPUESTO


DAÑO CON OCASIÓN DE GESTIÓN FISCAL. Reconoce la Contraloría que INGETEC y
SEDIC no ejercieron gestión fiscal con ocasión de la ejecución del Contrato de Interventoría
al señalar que “[a] los integrantes del Consorcio INGETEC - SEDIC nunca se le vinculó por
haber sido gestor fiscal, toda vez que “con ocasión” a la gestión fiscal contribuyó
indirectamente a la causación de un detrimento patrimonial al Estado”. (…)

La primera instancia en síntesis responde “resulta ligera la afirmación de la apoderada del


recurrente acerca de qué el Despacho “ignoró” pruebas, ya que estas fueron analizadas en su
conjunto y de acuerdo con los criterios de la sana crítica y la persuasión racional, diferente es
que la apoderada no esté de acuerdo con las argumentación o decisiones del fallo, por no
ajustarse a sus intereses”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 97 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

• Respecto al argumento:

“NO EXISTE PRUEBA DE NINGUNA CONDUCTA GRAVEMENTE CULPOSA


ATRIBUIBLE A INGETEC NI SEDIC. En materia de responsabilidad fiscal, la culpa
grave supone por definición “no manejar los negocios ajenos con aquel cuidado que
aun las personas negligentes o de poca prudencia suelen emplear en sus negocios
propios”. Ahora bien, según corresponde en cualquier proceso de responsabilidad -ya
sea fiscal, contractual, disciplinario, entre otros-, y como de hecho lo ha reconocido la
Contraloría5, la determinación de la negligencia o imprudencia con la que actuó un
sujeto necesariamente parte de la existencia de unos deberes, obligaciones y, en
general, de un marco obligacional que determina la conducta que le era exigible al
sujeto en una determinada situación y cuya desatención es la que precisamente se
califica como negligente o imprudente.

Para el A quo resulta ligera la afirmación de la apoderada del recurrente acerca de qué “la
Contraloría acude a la tergiversación de disposiciones legales y contractuales, de la
jurisprudencia del Consejo de Estado y de los testimonios practicados a lo largo del proceso”,
ya que estos fueron analizados de acuerdo con los criterios de la sana critica, diferente es que
la apoderada del Consorcio no esté de acuerdo con las argumentación o decisiones del fallo,
por no ser ajustado a sus intereses. Por otra parte, constituye un evidente desatino, el
argumento de considerar que el régimen de derecho privado del contrato vigilado por una
interventoría; o que el régimen de derecho privado del contrato mismo de interventoría, son
fuente de inaplicación o inexigibilidad de la responsabilidad fiscal a los interventores que con
su acción u omisión contribuyan en la generación de daño fiscal.

• Respecto al argumento:

“ANÁLISIS DEL PRIMER CARGO: EL CONSORCIO INGETEC-SEDIC NO


PERMITIÓ QUE EPM PRESCINDIERA DE LAS ESTRUCTURAS HIDROMECÁNICAS
PARA EL CIERRE DE LOS TÚNELES DE DESVIACIÓN INICIALES NI LA
CONSTRUCCIÓN DE LA GAD.

Sostiene la primera instancia que efectivamente se encuentra probado dentro del proceso
que se adelantó un plan de aceleración para lograr la desviación del río a principios de 2014,
hecho que por la premura y por el atraso de 333 días en la contratación de las mismas y del
91% en la ejecución de este mecanismo hidromecánico, llevó a prescindir de la instalación de
las compuertas en los dos túneles de desviación, lo que indujo a modificar las características
del proyecto como fue la construcción del tercer túnel de desviación (GAD).
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 98 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

• Respecto del argumento:

“1.3.3.5. La Interventoría no participó en la decisión de EPM de implementar el Plan de


Aceleración. Su intervención se limitó a analizar el impacto de dicho plan en el
cronograma de ejecución del Proyecto”.
El A quo Nuevamente se señala que al Consorcio INGETEC SEDIC no se le reprocha la
definición de los diseños y planos de la GAD, lo cual le correspondía al Diseñador-Asesor. Por
otra parte, el Consorcio INGETEC SEDIC a lo largo del proceso negó tener relación alguna
con el plan de aceleración que devino en el cierre de los túneles izquierdo y la construcción
de la GAD, y el Despacho logró acreditar que esto no era del todo cierto porque participó en
las mesas de trabajo para el Programa con aceleración, desde su papel contractual y función
dentro del Proyecto.

• Respecto del argumento:

“La participación del Consorcio INGETEC-SEDIC en el Comité de Diseño de ninguna


manera implica que hubiese tenido la obligación ni la facultad contractual de presentar
modificaciones a los diseños del Proyecto.
El Despacho de primera instancia recuerda nuevamente que la validez de las pruebas está en
su valoración integral de todo su texto. De lo anterior, el Despacho concluye que efectivamente
la Interventoría: 1) asistía a los comités de diseño, 2) la interventoría llevaba asuntos al comité;
3) los asuntos llevados por la Interventoría tenían diferente naturaleza: (i) solicitudes
relacionadas con diseño que venían del contratista, (ii) solicitudes de modificaciones a los
diseños por temas constructivos (tanto así que por una solicitud se modificó una berma en el
vertedero que estaba prevista de 3 metros de ancho, se pasó a cinco metros, en palabras del
testigo), (iii) temas de riesgo, (iv) seguimiento a que los diseños que tenían que entregarse
por parte de EPM a la interventoría para luego entregar al contratista, (v) inestabilidades en
las obras, (vi) modificaciones al diseño por parte de la asesoría, entre otros temas

• Sobre el argumento:

“Nuevamente, el Despacho omite indicar cuáles eran las observaciones, alertas y


análisis que a su juicio debía realizar la Interventoría precisamente porque no existe
prueba en este proceso de que la decisión de EPM de modificar el sistema de
desviación del río Cauca hubiese sido en sí misma errada desde el punto de vista
técnico.
El A quo hace necesario decir que la experiencia de la Interventoría es la de un profesional,
con una carrera lo suficientemente fructífera para poder haber dado las alertas tempranas,
más si conocía por las advertencias del Board de Expertos, sobre las inconveniencias de
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 99 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

modificar el proyecto como originalmente había sido concebido, al cerrar los túneles izquierdo
y derecho, sin la infraestructura adecuada y la construcción del tercer túnel.

• 1.3.4. ANÁLISIS SEGUNDO CARGO.

El segundo cargo imputado por la Contraloría a INGETEC y SEDIC y con fundamento


en el cual falla en su contra, parte de la supuesta existencia de obras defectuosas (…)

Respecto a los reparos realizados por los recurrentes respecto al segundo cargo imputado a
Ingetec y Sedic, la primera instancia en primer lugar, insiste : Se citaron todas las normas
contractuales en la que fundamente el fallo. Ahora, partiendo de estas premisas fue que el
Despacho dio pasó a explicar por qué la Interventoría debía ser integral, no porque no hubiera
suficientes argumentos contractuales, lo cual fue desvirtuado líneas atrás, sino para
contrarrestar la larga lista de tareas que supuestamente “no le correspondían”, llamando la
atención de que el papel de la Interventoría debía tener un enfoque de gerencia de proyectos
y control de calidad, en pos de lograr que la obra cumpliera los fines para los que fue
contratada

• Respecto del argumento:


“La Contraloría emitió un fallo con responsabilidad fiscal contra INGETEC y SEDIC sin
sustento en ninguna prueba técnica válida. Tanto en el Auto de Imputación No. 1484
del 2 de diciembre de 2020 como en el Auto recurrido, la Contraloría atribuyó
responsabilidad a INGETEC y SEDIC por el segundo cargo única y exclusivamente con
fundamento en el Análisis de Causa Raíz contratado por el ajustador de siniestros
Advanta Global Services. Aun cuando dentro del expediente obran tres (3) informes
adicionales sobre la causa raíz física probable del taponamiento y posterior colapso de
la GAD (i.e., informes elaborados por Skava Consulting S.A. (por encargo de EPM),
Integral S.A. y Lombardi S.A.), el Despacho, sin justificación válida alguna, ha optado
por acoger las consideraciones y conclusiones contenidas en el Informe de Advanta
Global.

La primera instancia reitera lo dicho en el fallo, el informe de Advanta Global tiene validez
técnica y jurídica, porque el mismo no ha sido tachado de falso y el recurrente no logra
acreditar ninguno de los supuestos argumentos que invoca para desvirtuar su legitimidad e
idoneidad. Así mismo se trata de un informe realizado por personas idóneas, basado en
información realizada y aportada por los intervinientes en el proyecto En este contexto es
preciso recordar que en el caso concreto no se está reprochando como daño la causa raíz del
colapso de la GAD ocurrido en abril de 2018 sino una conducta negligente que relajó el diseño,
lo que lo convierte en un diseño precario, lo que contribuyó a poner en una situación de
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 100 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

vulnerabilidad el proyecto ocasionando mayores inversiones injustificadas que destruyeron el


valor de la inversión y el lucro cesante por la no entrada en operación.

• Respecto al argumento:

“Por último, resulta a todas luces inadmisible y ajeno a la mínima diligencia exigible a
los servidores públicos que el Despacho haya copiado y pegado textualmente y sin
mayor análisis las consideraciones realizadas con respecto a Integral S.A. en la sección
relativa al análisis de responsabilidad de INGETEC y SEDIC. Nuevamente, frente a
cualquier decisión de la Administración, y en especial en un fallo de esta magnitud, se
espera que ésta realice un análisis individualizado y riguroso frente a la responsabilidad
de cada uno de los investigados y no se limite a copiar y pegar las mismas
consideraciones para dos investigados con deberes y responsabilidades
absolutamente diferentes, como lo hizo el Despacho según se evidencia en la siguiente
cita.

Para el A quo, el anterior reproche del recurrente resulta desafortunado y pretende respaldar
en un mero error de transcripción o typing todo el análisis que adelanto la Contraloría a lo largo
del proceso y en las casi 100 hojas del fallo que se centran exclusivamente en la omisiones,
conductas y responsabilidad fiscal del Consorcio INGETEC – SEDIC. Aun cuando la
conclusión también resulta aplicable a los miembros del consorcio interventor.

• Respecto del argumento:

“1.3.4.2. Las responsabilidades de la Interventoría fueron establecidas


contractualmente y no pueden ampliarse caprichosamente por parte de la Contraloría
desconociendo el principio de pacta sunt servanda

No es de recibo para el A quo , lo dicho por la Interventoría en el sentido de indicar que su


función solo era ‘recolectar una firma’ o ‘La obligación del Interventor era supervisar que las
obras se ejecutaran de conformidad con los diseños y planos elaborados por el Consorcio
Generación Ituango (en adelante, el ‘Diseñador- Asesor’) una vez estos hubiesen sido
aprobados por Empresas Públicas de Medellín E.S.P (en adelante, ‘EPM’) y entregados por
esta, en su calidad de contratante’, porque efectivamente esto puede hacer parte de la labor
pero, de acuerdo con la legislación y la jurisprudencia, su papel tiene unas responsabilidades
superiores a cumplir funciones meramente secretariales o circunscrita a un solo punto del
contrato, porque debe ser visto dentro de una universalidad para lograr un objetivo: verificar
que la obra realizada por el Estado, en beneficio de los administrados, llegue a buen término
y cumpla su función efectivamente, tal como lo indica el recurrente, al citar la sentencia del
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 101 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Consejo de Estado, Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección Tercera, Subsección A.


Sentencia del 14 de julio de 2016. Exp. 35763. C.P. Carlos Alberto Zambrano Barrera.

• Respecto del argumento:

No puede la Contraloría fallar contra INGETEC y SEDIC por no haber aplicado el


Método Observacional durante la construcción de las obras al hallarse probado que no
era una responsabilidad a su cargo.

El A quo manifestó que el recurrente cita parcialmente el concepto de Advanta, porque en su


informe, este deja claramente establecido que el método observación debió ser aplicado con
mayor rigurosidad en la construcción de las obras. No obedece a la realidad que el método
observación sea exclusiva de la etapa de diseño.

• EL FALLO ATRIBUYE AL INFORME DE LA NACIONAL UN VALOR PROBATORIA


DEL CUAL CARECE

La primera instancia repite, que el análisis realizado por la Universidad Nacional y que fue
tomado por el despacho de primera instancia, del Informe técnico entregado en desarrollo de
la actuación especial, se centró en aplicar una metodología que permitiera evaluar desde el
punto de vista económico y financiero las inversiones de la construcción, operación y
mantenimiento de la hidroeléctrica, realizar un análisis comparativo de los diferentes rubros
del proyecto Capex y Opex durante el desarrollo del proyecto respecto de los inicialmente
presupuestados, realizar análisis Marginal del lucro cesante y cuantificar el costo de
oportunidad por el hecho de no haber puesto en funcionamiento el proyecto.
En síntesis, por lo anteriormente expuesto, la primera instancia observó que los argumentos
expuestos por los recurrentes INGETEC Y SEDIC SA no están llamados a prosperar, por
tanto, no repuso la decisión y concedió el recurso de apelación.
DE LOS RECURSOS DE REPOSICION INTERPUESTOS POR LOS TERCEROS
CIVILMENTE RESPONSABLES:

7. SBS SEGUROS COLOMBIA S.A.

Mediante escrito con radicado número 2021ER0124580 del 13 de septiembre de 2021, el


apoderado de SBS SEGUROS COLOMBIA S.A., presentó recurso de reposición y en subsidio
de apelación contra el fallo con responsabilidad fiscal, donde en síntesis presentaron
principalmente los siguientes reparos al auto 1413 del 3 de septiembre de 2021:
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 102 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

• “La Contraloría centró su análisis en la póliza equivocada. No se puede aplicar la


Circular No. 005 del 19 de marzo de 2020 de manera aislada e irreflexiva a la realidad
de las pólizas. Falsa motivación”.
• Ausencia de los elementos de la responsabilidad fiscal. No existe un vínculo de
causalidad entre los hechos o conductas de los miembros de la junta directiva de
Hidroituango y el daño generado. Además, no se acreditó la culpa grave en que
incurrieron como título de imputación necesario para configurar la responsabilidad
fiscal. Falta de motivación”.
• “Caducidad de la acción fiscal. Falta de motivación”.
• “La suma máxima asegurada del Póliza de Seguro de Directores y Administrados
Comercial No. 1002911 expedida por SBS SEGUROS (Anexo No. 4 vigente entre el 12
de febrero de 2019 y el 12 de febrero de 2020) constituye el límite máximo dentro del
cual, eventualmente, podía ser condenada la Aseguradora. Agotamiento del límite
máximo de indemnización”.
• Expedición irregular del Auto No. 1413 del 3 de septiembre de 2021 por violación al
debido proceso y al derecho de defensa

Para el A quo teniendo en cuenta que el auto 945 a través del cual se profirió apertura del
Proceso con Responsabilidad Fiscal fue emitido el 8 de noviembre de 2020; es decir, cuando
la póliza afectada aún se encontraba vigente, por lo que resultaba procedente vincularla al
presente proceso.

La primera instancia manifestó que en el caso concreto, al momento de efectuarse la


vinculación de la compañía aseguradora, se analizó la cobertura de la misma, encontrándose
que la póliza 100291, ampara la responsabilidad de los directores y administradores de EPM,
los cuales se encuentran vinculados a la presente causa fiscal, con cobertura por reclamos
por juicios o procesos de responsabilidad fiscal por persona, así como también se tuvo en
cuenta las exclusiones, retroactividad y valor asegurado. por lo que no se configura la falsa
motivación alegada por el recurrente.

La primera instancia al resolver el recurso de reposición evidenció que no existe falta de


motivación del fallo, toda vez que como se puede evidenciar en el acápite del daño, analizado
en las páginas 119 y ss del fallo, se analizaron en conjunto los medios de prueba recaudados
durante el proceso, lográndose establecer la existencia del mismo.

El A quo no evidenció falta de motivación alguna, toda vez que durante el trámite del presente
proceso y a lo largo de la parte considerativa del auto 1413 del 3 de septiembre de 2021, se
resolvió de fondo reiteradamente el argumento de la caducidad. Por lo anterior, teniendo en
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 103 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

cuenta que este Despacho sí resolvió de fondo el argumento correspondiente a la caducidad


de la acción fiscal, se atendrá a lo allí resuelto.

La primera instancia resaltó que los soportes aportados por el apoderado dan cuenta de los
pagos efectuados a los apoderados de los presuntos responsables fiscales por concepto de
honorarios en la representación de los mismos dentro de un proceso de responsabilidad fiscal
tramitado en la Gerencia Departamental de Antioquia, más no demuestra que se haya
efectuado pago alguno como resarcimiento de daño en el presente proceso ni en ningún otro.

El Despacho de conocimiento encontró acreditado que todas las solicitudes efectuadas por la
autorizada del recurrente han sido resueltas por ese Despacho.

Igualmente, la primera instancia precisó que tal y como dan cuenta las constancias de revisión
de expediente y las constancias de entrega de copias, el expediente siempre se ha encontrado
disponible para la consulta de los implicados y de sus apoderados, por lo que no se configura
la violación a derecho o garantía fundamental alguna de los vinculados.

En síntesis, la primera instancia observó que los argumentos expuestos por los recurrentes
SBS SEGUROS COLOMBIA S.A no están llamados a prosperar, por tanto, no repuso la
decisión y concedió el recurso de apelación.

8. AXA COLPATRIA.

Mediante escrito con radicado número 2021ER0124320 del 13 de septiembre de 2021, el


abogado JUAN MANUEL DIAZ GRANADOS ORTÍZ, apoderado de AXA COLPATRIA,
presentó recurso de reposición y en subsidio de apelación contra el auto 1413 del 3 de
septiembre de 2021, por el cual se profirió fallo CON responsabilidad fiscal, donde en síntesis
presentaron principalmente los siguientes reparos al auto 1413 del 3 de septiembre de 2021:

• “La póliza número 6158013902 no otorga cobertura a los funcionarios del IDEA cuando
actúan como miembros de la Junta Directiva de HIDROITUANGO, dado que el IDEA
no contrató el amparo de “REPRESENTACIÓN EN SOCIEDADES SUBORDINADAS”.
• AUSENCIA DE OBLIGACIÓN EN CABEZA DE AXA COLPATRIA: LA PÓLIZA No.
6158013902 NO CUBRE LA PÉRDIDA DE INVERSIONES NI QUE LAS
INVERSIONES NO PRODUZCAN LOS RESULTADOS ESPERADOS - VALIDEZ DE
LAS EXCLUSIONES DE LA PÓLIZA
• “Inexistencia de culpa grave en cabeza de los gestores fiscales funcionarios del IDEA
• Incertidumbre del daño
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 104 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

El A quo manifestó que no le asiste razón al recurrente, toda vez que analizada la póliza de
seguro 6158013902 y sus anexos, obrantes a folios 13735 al 13739 y 19225 al 19355, se
evidencia que: La Póliza de responsabilidad de servidores públicos o funcionarios con
regímenes de responsabilidad similares al de los servidores públicos número 6158013902,
expedida el 3 de septiembre de 2019, y cuya vigencia va desde el 1 de septiembre de 2019
hasta el 01 de septiembre de 2020, ampara juicios de responsabilidad fiscal, por un valor
asegurado de $21.500.000.000.oo, con un periodo de retroactividad del 24 de diciembre de
2002.

La primera instancia manifestó que frente a los amparos de la póliza se encuentran los juicios
de responsabilidad fiscal, como ya se explicó en el numeral anterior, se encontró demostrado
el daño fiscal consistente en la destrucción del valor presente neto del proyecto como
consecuencia de las inversiones injustificadas en las que incurrió Hidroituango, y el lucro
cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica; el cual fue ocasionado por las
acciones y omisiones desplegadas por los implicados.

Reiteró el A quo que nunca se les ha atribuido a los miembros de la junta directiva acciones u
omisiones que excedan los límites de sus funciones estatutarias, legales y/o contractuales.
Respecto al daño fiscal la primera instancia citó las páginas 149 a la 512 del auto 1413 del 3
de septiembre de 2021, donde se explicó con suficiencia el daño fiscal, donde se encontró
acreditado con los medios de prueba recaudados la materialización del daño fiscal consistente
en la destrucción del valor presente neto del proyecto como consecuencia de las inversiones
injustificadas en las que incurrió Hidroituango, y el lucro cesante por la no entrada en operación
de la hidroeléctrica; el cual fue ocasionado por las acciones y omisiones desplegadas por los
implicados; por lo que ese Despacho se atiene a lo allí resuelto.

En síntesis, la primera instancia observó que los argumentos expuestos por los recurrentes
AXA COLPATRIA no están llamados a prosperar, por tanto, no repuso la decisión y concedió
el recurso de apelación.

2.6 . Recurso de apelación contra auto 1413 del 3 de septiembre de 2021 mediante el
cual se niegan nulidades.

Frente a las negativas de petición a las nulidades presentadas, se interpusieron los siguientes
recursos de apelación:
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 105 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Recurso de apelación negación de solicitudes de nulidades presentadas por el


apoderado CÉSAR AUGUSTO BENAVIDEZ VEGA, defensa técnica de la SEÑORA
MARIA EUGENIA RAMOS VILLA.

Los argumentos en los que se sustenta el recurso son los siguientes, los cuales se extraen
así:

“REPAROS CONCRETOS RESPECTO A LA NEGATIVA DE NULIDAD POR VIOLACIÓN


DEL PRINCIPIO DE INVESTIGACIÓN INTEGRAL”.

La defensa señala que, la causal de violación del principio de investigación integral por la
negativa sistemática del decreto de pruebas, en su entender se presentó porque el despacho
de conocimiento se limitó a referir lo indicado en el Auto Nro. 1031 de 2021, pronunciándose
a la negativa de incorporación de algunos documentos aportados junto a los escritos de
descargos de los poderdantes, a la negativa de pruebas por oficios, y a la negativa de pruebas
periciales. Sin embargo, en el memorial del 20 de agosto de 2021 se refirió a la violación de
investigación integral por la negativa sistemática del decreto de pruebas testimoniales. Allí se
cuestionó el haber aplicado un doble rasero respecto de las solicitudes probatorias de los otros
investigados, tal como fue el caso de FABIO ALONSO SALAZAR JARAMILLO, a quien le
decretaron siete (7) testimonios a pesar de tener un amplio objeto de prueba.
Se manifiesta en el recurso que, en cambio, pese a que la doctora ARACELLY TAMAYO si
cumplió con la carga de indicar de forma suficiente la pertinencia, conducencia y utilidad de
cada testigo solicitado, la mayoría le fueron negados. Se indica que, no se trata de que se
decrete todos los medios de prueba, sino de permitir a la defensa controvertir materialmente
las imputaciones hechas en el proceso de responsabilidad fiscal. Esta causal de nulidad por
violación del principio de investigación integral surgió porque se vulnera el derecho a la
igualdad en el tratamiento diferenciado a los investigados, a pesar de cumplir con las cargas
procesales respectivas.

Se plantea en el recurso que, otra situación que vulnera abiertamente el principio de


investigación integral es que la primera instancia está empeñada en omitir la investigación de
todos los funcionarios que entraron al proyecto a partir del año 2016 (etapa constructiva), a
pesar de que se tiene por probados defectos constructivos del tercer túnel de desviación
(GAD) de la central hidroeléctrica. Mientras a priori considera que frente a ellos hay ausencia
de los elementos subjetivos de la responsabilidad fiscal, da por probado este elemento
respecto de los poderdantes.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 106 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

“REPAROS CONCRETOS CONTRA LA NEGATIVA DE NULIDAD POR UNA


SOLIDARIDAD NO
REGULADA EN LA LEY”.

Sobre este argumento, se señala en el recurso que, es de recordar que la figura de la


solidaridad de que trata el artículo 119 de la Ley 1474 de 2011, sólo aplica cuando se está
demostrada la existencia del daño patrimonial y los demás elementos de la responsabilidad
fiscal (culpa grave o dolo, nexo de causalidad). Esto es cuando el órgano de control profiere
fallo con responsabilidad fiscal en contra de los investigados, situación que no había ocurrido
al 20 de agosto de 2021, fecha en la que se radicó la solicitud de nulidad bajo la causal de
una solidaridad no regulada en la ley. Precisamente esta nulidad estuvo dirigida cuestionar la
solidaridad que estableció el Auto Nro. 1484 de 2020 (Imputación), al momento cuando no se
contaban con los presupuestos fácticos y jurídicos del artículo 119 de la Ley 1474 de 2011.
Indica que, una vez más no se resuelve de fondo este reproche, puesto que se refiere
someramente a la figura de la solidaridad en responsabilidad sin distinguir el momento
procesal en el que fue propuesta la nulidad (etapa post imputación), y de forma cuestionable
la resolvió en el mismo acto procesal que pone fin a la primera instancia (fallo con
responsabilidad fiscal).

Se considera que, el quid del asunto radica en que en el marco del proyecto Hidroituango mis
cinco poderdantes ejercieron roles distintos a los otros investigados (constructores,
interventores, diseñadores, etc.), en tiempos diferenciados, desde personas jurídicas
diferentes. Y que la defensa ha sido enfática en la inexistencia del elemento daño, conforme
la valoración en conjunto de los dictámenes financieros de los expertos JULIO E. VILLARREAL
N (aportado por el consorcio CCC), INVERCOR (aportado por el CONSORCIO INGETEC-
SEDIC), y SAINT CHARLES INVESTISSEMENTS S.A.S. (aportado por SEGUROS
GENERALES SURAMERICANA S.A.). En el hipotético y remoto evento en que se llegara a
acreditar lo contrario, la conducta de los doctores SERGIO FAJARDO VALDERRAMA, MARIA
EUGENIA RAMOS VILLA, FEDERICO RESTREPO POSADA, JOHN ALBERTO MAYA
SALAZAR Y RAFAEL NANCLARES OSPINA, por sus roles diferenciados, presuntamente
debió incidir de forma distinta en este. Entre otras razones porque según la Contraloría no
existió un único hecho dañoso, sino que se presentaron “hechos concatenados, que
contribuyeron de manera determinante a que se generara el Daño al patrimonio del Estado en
los términos descritos en el Auto de Imputación”, configurando así una probable concausalidad
o concurrencia de causas.

Concluye el recurso señalando que, el error de este análisis es aplicar la teoría de la


equivalencia de las condiciones para concluir que la concreción de “hechos concatenados”
contribuyeron a la pérdida de valor presente neto del proyecto Hidroituango.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 107 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Recurso de apelación ante negación de solicitudes de nulidades presentadas por


la apoderada ARACELLY TAMAYO RESTREPO, defensa técnica del señor
RAFAEL ANDRES NANCLARES OSPINA.

Los argumentos en los que se sustenta el recurso son los siguientes, los cuales se extraen
así:

“REPAROS CONCRETOS RESPECTO A LA NEGATIVA DE NULIDAD POR VIOLACIÓN


DEL PRINCIPIO DE INVESTIGACIÓN INTEGRAL

La defensa señala que, la causal de violación del principio de investigación integral por la
negativa sistemática del decreto de pruebas, en su entender se presentó porque el despacho
de conocimiento se limitó a referir lo indicado en el Auto Nro. 1031 de 2021, pronunciándose
a la negativa de incorporación de algunos documentos aportados junto a los escritos de
descargos de los poderdantes, a la negativa de pruebas por oficios, y a la negativa de pruebas
periciales. Sin embargo, en el memorial del 20 de agosto de 2021 se refirió a la violación de
investigación integral por la negativa sistemática del decreto de pruebas testimoniales. Allí se
cuestionó el haber aplicado un doble rasero respecto de las solicitudes probatorias de los otros
investigados, tal como fue el caso de FABIO ALONSO SALAZAR JARAMILLO, a quien le
decretaron siete (7) testimonios a pesar de tener un amplio objeto de prueba.
Se manifiesta en el recurso que, en cambio, pese a que la doctora ARACELLY TAMAYO si
cumplió con la carga de indicar de forma suficiente la pertinencia, conducencia y utilidad de
cada testigo solicitado, la mayoría le fueron negados. Se indica que, no se trata de que se
decrete todos los medios de prueba, sino de permitir a la defensa controvertir materialmente
las imputaciones hechas en el proceso de responsabilidad fiscal. Esta causal de nulidad por
violación del principio de investigación integral surgió porque se vulnera el derecho a la
igualdad en el tratamiento diferenciado a los investigados, a pesar de cumplir con las cargas
procesales respectivas.

Se plantea en el recurso que, otra situación que vulnera abiertamente el principio de


investigación integral es que la primera instancia está empeñada en omitir la investigación de
todos los funcionarios que entraron al proyecto a partir del año 2016 (etapa constructiva), a
pesar de que se tiene por probados defectos constructivos del tercer túnel de desviación
(GAD) de la central hidroeléctrica. Mientras a priori considera que frente a ellos hay ausencia
de los elementos subjetivos de la responsabilidad fiscal, da por probado este elemento
respecto de los poderdantes.

“REPAROS CONCRETOS CONTRA LA NEGATIVA DE NULIDAD POR UNA


SOLIDARIDAD NO REGULADA EN LA LEY”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 108 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Sobre este argumento, se señala en el recurso que, es de recordar que la figura de la


solidaridad de que trata el artículo 119 de la Ley 1474 de 2011, sólo aplica cuando se está
demostrada la existencia del daño patrimonial y los demás elementos de la responsabilidad
fiscal (culpa grave o dolo, nexo de causalidad). Esto es cuando el órgano de control profiere
fallo con responsabilidad fiscal en contra de los investigados, situación que no había ocurrido
al 20 de agosto de 2021, fecha en la que se radicó la solicitud de nulidad bajo la causal de
una solidaridad no regulada en la ley. Precisamente esta nulidad estuvo dirigida cuestionar la
solidaridad que estableció el Auto Nro. 1484 de 2020 (Imputación), al momento cuando no se
contaban con los presupuestos fácticos y jurídicos del artículo 119 de la Ley 1474 de 2011.
Indica que, una vez más no se resuelve de fondo este reproche, puesto que se refiere
someramente a la figura de la solidaridad en responsabilidad sin distinguir el momento
procesal en el que fue propuesta la nulidad (etapa post imputación), y de forma cuestionable
la resolvió en el mismo acto procesal que pone fin a la primera instancia (fallo con
responsabilidad fiscal).

Se considera que, el quid del asunto radica en que en el marco del proyecto Hidroituango mis
cinco poderdantes ejercieron roles distintos a los otros investigados (constructores,
interventores, diseñadores, etc.), en tiempos diferenciados, desde personas jurídicas
diferentes. Y que la defensa ha sido enfática en la inexistencia del elemento daño, conforme
la valoración en conjunto de los dictámenes financieros de los expertos JULIO E. VILLARREAL
N (aportado por el consorcio CCC), INVERCOR (aportado por el CONSORCIO INGETEC-
SEDIC), y SAINT CHARLES INVESTISSEMENTS S.A.S. (aportado por SEGUROS
GENERALES SURAMERICANA S.A.). En el hipotético y remoto evento en que se llegara a
acreditar lo contrario, la conducta de los doctores SERGIO FAJARDO VALDERRAMA, MARIA
EUGENIA RAMOS VILLA, FEDERICO RESTREPO POSADA, JOHN ALBERTO MAYA
SALAZAR Y RAFAEL NANCLARES OSPINA, por sus roles diferenciados, presuntamente
debió incidir de forma distinta en este. Entre otras razones porque según la Contraloría no
existió un único hecho dañoso, sino que se presentaron “hechos concatenados, que
contribuyeron de manera determinante a que se generara el Daño al patrimonio del Estado en
los términos descritos en el Auto de Imputación”, configurando así una probable concausalidad
o concurrencia de causas.

Concluye el recurso señalando que, el error de este análisis es aplicar la teoría de la


equivalencia de las condiciones para concluir que la concreción de “hechos concatenados”
contribuyeron a la pérdida de valor presente neto del proyecto Hidroituango.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 109 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Recurso de apelación ante negación de solicitudes de nulidades presentadas por


la apoderada ALEJANDRA SANDOVAL ARANGO, defensa técnica del señor
JHON ALBERTO MAYA SALAZAR.

Los argumentos en los que se sustenta el recurso son los siguientes, los cuales se extraen
así:

“REPAROS CONCRETOS RESPECTO A LA NEGATIVA DE NULIDAD POR VIOLACIÓN


DEL PRINCIPIO DE INVESTIGACIÓN INTEGRAL”.

La defensa señala que, la causal de violación del principio de investigación integral por la
negativa sistemática del decreto de pruebas, en su entender se presentó porque el despacho
de conocimiento se limitó a referir lo indicado en el Auto Nro. 1031 de 2021, pronunciándose
a la negativa de incorporación de algunos documentos aportados junto a los escritos de
descargos de los poderdantes, a la negativa de pruebas por oficios, y a la negativa de pruebas
periciales. Sin embargo, en el memorial del 20 de agosto de 2021 se refirió a la violación de
investigación integral por la negativa sistemática del decreto de pruebas testimoniales. Allí se
cuestionó el haber aplicado un doble rasero respecto de las solicitudes probatorias de los otros
investigados, tal como fue el caso de FABIO ALONSO SALAZAR JARAMILLO, a quien le
decretaron siete (7) testimonios a pesar de tener un amplio objeto de prueba.

Se manifiesta en el recurso que, en cambio, pese a que la doctora ARACELLY TAMAYO si


cumplió con la carga de indicar de forma suficiente la pertinencia, conducencia y utilidad de
cada testigo solicitado, la mayoría le fueron negados. Se indica que, no se trata de que se
decrete todos los medios de prueba, sino de permitir a la defensa controvertir materialmente
las imputaciones hechas en el proceso de responsabilidad fiscal. Esta causal de nulidad por
violación del principio de investigación integral surgió porque se vulnera el derecho a la
igualdad en el tratamiento diferenciado a los investigados, a pesar de cumplir con las cargas
procesales respectivas.

Se plantea en el recurso que, otra situación que vulnera abiertamente el principio de


investigación integral es que la primera instancia está empeñada en omitir la investigación de
todos los funcionarios que entraron al proyecto a partir del año 2016 (etapa constructiva), a
pesar de que se tiene por probados defectos constructivos del tercer túnel de desviación
(GAD) de la central hidroeléctrica. Mientras a priori considera que frente a ellos hay ausencia
de los elementos subjetivos de la responsabilidad fiscal, da por probado este elemento
respecto de los poderdantes.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 110 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

“REPAROS CONCRETOS CONTRA LA NEGATIVA DE NULIDAD POR UNA


SOLIDARIDAD NO REGULADA EN LA LEY”.

Sobre este argumento, se señala en el recurso que, es de recordar que la figura de la


solidaridad de que trata el artículo 119 de la Ley 1474 de 2011, sólo aplica cuando se está
demostrada la existencia del daño patrimonial y los demás elementos de la responsabilidad
fiscal (culpa grave o dolo, nexo de causalidad). Esto es cuando el órgano de control profiere
fallo con responsabilidad fiscal en contra de los investigados, situación que no había ocurrido
al 20 de agosto de 2021, fecha en la que se radicó la solicitud de nulidad bajo la causal de
una solidaridad no regulada en la ley. Precisamente esta nulidad estuvo dirigida cuestionar la
solidaridad que estableció el Auto Nro. 1484 de 2020 (Imputación), al momento cuando no se
contaban con los presupuestos fácticos y jurídicos del artículo 119 de la Ley 1474 de 2011.
Indica que, una vez más no se resuelve de fondo este reproche, puesto que se refiere
someramente a la figura de la solidaridad en responsabilidad sin distinguir el momento
procesal en el que fue propuesta la nulidad (etapa post imputación), y de forma cuestionable
la resolvió en el mismo acto procesal que pone fin a la primera instancia (fallo con
responsabilidad fiscal).

Se considera que, el quid del asunto radica en que en el marco del proyecto Hidroituango mis
cinco poderdantes ejercieron roles distintos a los otros investigados (constructores,
interventores, diseñadores, etc.), en tiempos diferenciados, desde personas jurídicas
diferentes. Y que la defensa ha sido enfática en la inexistencia del elemento daño, conforme
la valoración en conjunto de los dictámenes financieros de los expertos JULIO E. VILLARREAL
N (aportado por el consorcio CCC), INVERCOR (aportado por el CONSORCIO INGETEC-
SEDIC), y SAINT CHARLES INVESTISSEMENTS S.A.S. (aportado por SEGUROS
GENERALES SURAMERICANA S.A.). En el hipotético y remoto evento en que se llegara a
acreditar lo contrario, la conducta de los doctores SERGIO FAJARDO VALDERRAMA, MARIA
EUGENIA RAMOS VILLA, FEDERICO RESTREPO POSADA, JOHN ALBERTO MAYA
SALAZAR Y RAFAEL NANCLARES OSPINA, por sus roles diferenciados, presuntamente
debió incidir de forma distinta en este. Entre otras razones porque según la Contraloría no
existió un único hecho dañoso, sino que se presentaron “hechos concatenados, que
contribuyeron de manera determinante a que se generara el Daño al patrimonio del Estado en
los términos descritos en el Auto de Imputación”, configurando así una probable concausalidad
o concurrencia de causas.

Concluye el recurso señalando que, el error de este análisis es aplicar la teoría de la


equivalencia de las condiciones para concluir que la concreción de “hechos concatenados”
contribuyeron a la pérdida de valor presente neto del proyecto Hidroituango.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 111 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Recurso de apelación ante negación de solicitudes de nulidades presentadas por


la apoderada ALEJANDRA SANDOVAL ARANGO, defensa técnica del señor
FEDERICO RESTREPO POSADA.

Los argumentos en los que se sustenta el recurso son los siguientes, los cuales se extraen
así:

“REPAROS CONCRETOS RESPECTO A LA NEGATIVA DE NULIDAD POR VIOLACIÓN


DEL PRINCIPIO DE INVESTIGACIÓN INTEGRAL

La defensa señala que, la causal de violación del principio de investigación integral por la
negativa sistemática del decreto de pruebas, en su entender se presentó porque el despacho
de conocimiento se limitó a referir lo indicado en el Auto Nro. 1031 de 2021, pronunciándose
a la negativa de incorporación de algunos documentos aportados junto a los escritos de
descargos de los poderdantes, a la negativa de pruebas por oficios, y a la negativa de pruebas
periciales. Sin embargo, en el memorial del 20 de agosto de 2021 se refirió a la violación de
investigación integral por la negativa sistemática del decreto de pruebas testimoniales. Allí se
cuestionó el haber aplicado un doble rasero respecto de las solicitudes probatorias de los otros
investigados, tal como fue el caso de FABIO ALONSO SALAZAR JARAMILLO, a quien le
decretaron siete (7) testimonios a pesar de tener un amplio objeto de prueba.

Se manifiesta en el recurso que, en cambio, pese a que la doctora ARACELLY TAMAYO si


cumplió con la carga de indicar de forma suficiente la pertinencia, conducencia y utilidad de
cada testigo solicitado, la mayoría le fueron negados. Se indica que, no se trata de que se
decrete todos los medios de prueba, sino de permitir a la defensa controvertir materialmente
las imputaciones hechas en el proceso de responsabilidad fiscal. Esta causal de nulidad por
violación del principio de investigación integral surgió porque se vulnera el derecho a la
igualdad en el tratamiento diferenciado a los investigados, a pesar de cumplir con las cargas
procesales respectivas.

Se plantea en el recurso que, otra situación que vulnera abiertamente el principio de


investigación integral es que la primera instancia está empeñada en omitir la investigación de
todos los funcionarios que entraron al proyecto a partir del año 2016 (etapa constructiva), a
pesar de que se tiene por probados defectos constructivos del tercer túnel de desviación
(GAD) de la central hidroeléctrica. Mientras a priori considera que frente a ellos hay ausencia
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 112 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

de los elementos subjetivos de la responsabilidad fiscal, da por probado este elemento


respecto de los poderdantes.

“REPAROS CONCRETOS CONTRA LA NEGATIVA DE NULIDAD POR UNA


SOLIDARIDAD NO REGULADA EN LA LEY.”

Sobre este argumento, se señala en el recurso que, es de recordar que la figura de la


solidaridad de que trata el artículo 119 de la Ley 1474 de 2011, sólo aplica cuando se está
demostrada la existencia del daño patrimonial y los demás elementos de la responsabilidad
fiscal (culpa grave o dolo, nexo de causalidad). Esto es cuando el órgano de control profiere
fallo con responsabilidad fiscal en contra de los investigados, situación que no había ocurrido
al 20 de agosto de 2021, fecha en la que se radicó la solicitud de nulidad bajo la causal de
una solidaridad no regulada en la ley. Precisamente esta nulidad estuvo dirigida cuestionar la
solidaridad que estableció el Auto Nro. 1484 de 2020 (Imputación), al momento cuando no se
contaban con los presupuestos fácticos y jurídicos del artículo 119 de la Ley 1474 de 2011.
Indica que, una vez más no se resuelve de fondo este reproche, puesto que se refiere
someramente a la figura de la solidaridad en responsabilidad sin distinguir el momento
procesal en el que fue propuesta la nulidad (etapa post imputación), y de forma cuestionable
la resolvió en el mismo acto procesal que pone fin a la primera instancia (fallo con
responsabilidad fiscal).

Se considera que, el quid del asunto radica en que en el marco del proyecto Hidroituango mis
cinco poderdantes ejercieron roles distintos a los otros investigados (constructores,
interventores, diseñadores, etc.), en tiempos diferenciados, desde personas jurídicas
diferentes. Y que la defensa ha sido enfática en la inexistencia del elemento daño, conforme
la valoración en conjunto de los dictámenes financieros de los expertos JULIO E. VILLARREAL
N (aportado por el consorcio CCC), INVERCOR (aportado por el CONSORCIO INGETEC-
SEDIC), y SAINT CHARLES INVESTISSEMENTS S.A.S. (aportado por SEGUROS
GENERALES SURAMERICANA S.A.). En el hipotético y remoto evento en que se llegara a
acreditar lo contrario, la conducta de los doctores SERGIO FAJARDO VALDERRAMA, MARIA
EUGENIA RAMOS VILLA, FEDERICO RESTREPO POSADA, JOHN ALBERTO MAYA
SALAZAR Y RAFAEL NANCLARES OSPINA, por sus roles diferenciados, presuntamente
debió incidir de forma distinta en este. Entre otras razones porque según la Contraloría no
existió un único hecho dañoso, sino que se presentaron “hechos concatenados, que
contribuyeron de manera determinante a que se generara el Daño al patrimonio del Estado en
los términos descritos en el Auto de Imputación”, configurando así una probable concausalidad
o concurrencia de causas.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 113 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Concluye el recurso señalando que, el error de este análisis es aplicar la teoría de la


equivalencia de las condiciones para concluir que la concreción de “hechos concatenados”
contribuyeron a la pérdida de valor presente neto del proyecto Hidroituango.

2.6.5. Recurso de apelación interpuesto sobre las nulidades negadas en el auto


1413 del 3 de septiembre de 2021 interpuesto por ARACELLY TAMAYO
RESTREPO, defensa técnica del señor Sergio Fajardo Valderrama.

2.6.6. Recurso de apelación interpuesto sobre las nulidades negadas en el auto 1413
del 3 de septiembre de 2021 CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO CORREA
S.A., CONSTRUCTORA CONCRETO S.A. y CONINSA RAMÓN H S.A.

En el escrito del recurso contra el fallo, los apoderados de CONSTRUCOES E COMERCIO


CAMARGO CORREA S.A., CONSTRUCTORA CONCONCRETO S.A., y CONINSA RAMÓN
H S.A., integrantes del Consorcio CCC Ituango, presentaron recurso de apelación, en contra
del Auto No. 1413 del 3 de septiembre de 2021, en el componente que negó la solicitud de
nulidad, presentada el 5 de agosto de 2021, con los siguientes argumentos:

Como primera medida, solicitaron que la decisión adoptada por el A-quo, sea revocada por
la segunda instancia, porque “durante el trámite realizado por su despacho se han
configurado las causales de nulidad establecidas en el artículo 36 de la Ley 610 de 2000,
relacionadas con la violación al derecho de defensa y debido proceso de los imputados en
el trámite en cuestión”.

“I. CONSTANCIA PRELIMINAR”.

Adujeron los apoderados recurrentes, desconocer el motivo que tuvo la primera instancia,
para resolver de manera conjunta, la solicitud de nulidad que presentaron y a la vez, emitir
el fallo con responsabilidad fiscal, lo que en su entender e interpretación, es una violación al
debido proceso, porque contra la decisión que niega la solicitud de nulidad, procede el
recurso de apelación en el efecto suspensivo, según lo define el artículo 79 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo; asimismo, los apoderados
invocan el artículo 38 de la Ley 610 de 2000, que prescribe el término para proponerlas, el
cual va hasta antes de proferirse el fallo con responsabilidad fiscal, tiempo que según los
doctrinantes citados como Jaime Enrique Bulla Romero, en su obra “Nuevo Control Fiscal”,
“no es caprichoso”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 114 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Explican, que una vez presentada la solicitud de nulidad, al tenor de lo dispuesto en el artículo
109 de la Ley 1474 de 2011, se cuenta con el término de 5 días para resolver, especificando,
que ésta se presentó el 5 de agosto de 2021, y fue resuelta el 3 de septiembre de 2021 por
la primera instancia en el fallo, “casi un mes después de su presentación”.

“II. SÍNTESIS DE LOS ARGUMENTOS PRESENTADOS EN LA SOLICITUD DE


NULIDAD”.

Refireron los apoderados recurrentes, que el 5 de agosto de 2021, argumentaron que la


violación al debido proceso consistía en que el funcionario de apoyo técnico en “el que se ha
soportado la Contralora Delegada para tomar decisiones en el proceso, no tiene la formación
académica y experiencia suficientes para conceptualizar en un proceso de las características
del que nos ocupa”.

También, expusieron que, “En los autos 1031 y 1125 proferidos en el proceso, la Contralora
Delegada manifestó que para el análisis e interpretación de los documentos técnicos
obrantes en el proceso contaba con el apoyo técnico de un funcionario de profesión ingeniero
civil, el señor Jonathan Augusto Cárdenas Chacón Dicho funcionario, a pesar de su profesión
de ingeniero, no cuenta con ningún postgrado (maestría, especialización o doctorado) en
temas de ingeniería de túneles, geología, geotécnica o hidráulica. Tampoco cuenta con
experiencia comprobada en el diseño, la construcción o la interventoría de proyectos de
grandes obras de infraestructura, especialmente de presas o proyectos hidroeléctricos.

Con base en lo anterior, en la solicitud de nulidad presentada el 5 de agosto de 2021, se


cuestionó el hecho de que el funcionario del que se estaba sirviendo la Contraloría General
de la República para llevar a cabo la interpretación de las pruebas y la toma de decisiones
frente a las mismas, careciera de los conocimientos especializados para hacerlo. Igualmente,
se cuestionó que los conceptos técnicos que estaban siendo emitidos por dicho funcionario,
no se hubieren sometido a la contradicción de los imputados”.

Manifestaron los recurrentes que, “Al respecto, es necesario resaltar que los asuntos que se
discuten en el presente proceso de responsabilidad fiscal revisten de un prominente
contenido técnico, pues se debe determinar la responsabilidad de los actores que participan
en la ejecución del proyecto hidroeléctrico y de infraestructura más grande de nuestro país”
y señalaron que “para la ejecución del Proyecto Hidroeléctrico Ituango, Empresas Públicas
de Medellín contó no sólo con los servicios de empresas sumamente especializadas y con
la mayor experiencia en temas de diseño, construcción e interventoría de mega proyectos
de infraestructura, sino también con varios grupos de expertos especialistas en diferentes
áreas, con una reconocida experiencia y formación académica. De acuerdo con lo anterior,
carece de todo sentido y lógica que el único funcionario que se encargó de emitir opiniones
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 115 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

o conceptos técnicos para la determinación de la responsabilidad de los presuntos


responsables sea un profesional sin conocimientos complementarios a su pregrado en
ingeniería civil y con una evidente menor experiencia que cualquiera de los actores que están
siendo investigados”.

Acto seguido, los apelantes refirieron el siguiente pronunciamiento del doctrinante Bulla
Romero, respecto a la especialización técnica:

“En relación con al principio de 'especialización técnica' primero se ha debido


propender por la profesionalización y tecnificación del personal que se dedica a los
procesos auditores y de responsabilidad fiscal, para poder hablar de manera
integral del principio de “especialización técnica" Y es que no se puede exigir a los
sujetos de control especialización técnica, si la entidad vigilante, es decir, si la
contraloría no se presente primero esa característica o no respeta internamente ese
principio, ya que nadie puede exigir a otro lo que él mismo no sabe”. (énfasis
agregado)

“III. MOTIVOS DE INCONFORMIDAD”.

Señalaron los apoderados recurrentes, que la primera instancia al resolver la solicitud de


nulidad del 5 de agosto de 2021, los hizo de “forma superficial”, y “centrando toda su
argumentación en el hecho de que el funcionario de apoyo técnico solamente presta una
función de colaboración al despacho a través de la explicación de conocimientos de
naturaleza técnica y afirmando que sus funciones no son objeto de incorporación o valoración
como medios de prueba documentales o por informe. Adicionalmente menciona que el
funcionario de apoyo técnico que fue designado para la causa fiscal es empleado público y,
por ende, los requisitos para acceder al empleo público, así como las funciones que ha de
desempeñar, están definidas por la ley y por el manual de funciones aplicable no son objeto
de incorporación o valoración como medios de prueba documentales o por informe”.

Además, señalaron, frente al apoyo técnico, que “es empleado público y, por ende, los
requisitos para acceder al empleo público, así como las funciones que ha de desempeñar,
está definidas por la ley y por el manual de funciones aplicable”, añadiendo, que en las
decisiones adoptadas por la primera instancia, las explicaciones de naturaleza técnica que
“el ingeniero ofrece al despacho “a la postre son reflejados en las decisiones adoptadas en
el proceso”, lo que para ellos, son aportes que son tomados en cuenta por la primera
instancia en las decisiones adoptadas por su parte, afirmación que amparan en las
decisiones contenidas por la primera instancia, en el Auto No. 1031 del 22 de junio de 2021,
y que según su entender, van en contra vía de lo dispuesto en el artículo 117 de la Ley 1474
de 2011, que establece los requisitos para designar el apoyo técnico, los que dicen, no fueron
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 116 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

cumplidos por la instancia de conocimiento, porque sirvió de basamento para emitir sus
decisiones, lo que para ello, “o no puede servirse del apoyo técnico del funcionario como un
recurso para la toma de sus decisiones, sin compartir con los sujetos procesales las
afirmaciones y conclusiones a las que ha llegado el profesional técnico pues esto constituye
una vulneración al derecho de defensa y al debido proceso de los imputados dado que eso
equivale a fallar con su conocimiento privado…”.

Afirmaron, que si la primera instancia requería “ilustración técnica sobre el tema debatido”,
debió haber dado trámite a lo consagrado en el artículo 117 de la Ley 1474 de 2011,
concluyendo que “no se está respetando el principio de especialización técnica que rige la
función del control fiscal”, y solicitando a la primera instancia “el conceder el recurso de
apelación en efecto suspensivo antes de darle trámite a cualquier recurso presentado en
contra del fallo de responsabilidad fiscal y disponer el envío al funcionario o ente competente
para resolverlo, de tal manera que en el trámite de segunda instancia se aborde de manera
juiciosa e integral los argumentos que fueron expuestos para sustentar la nulidad solicitada,
se acceda a las solicitudes formuladas en el escrito dirigido a la funcionaria de conocimiento
y que retomo a continuación:

1. Declarar que el trámite adelantado está viciado por una de las causales de nulidad
establecidas en el artículo 36 de la Ley 610 de 2000; y

2. Para garantizar el debido proceso de nuestras representadas, adoptar las medidas


previstas en el artículo 37 de la Ley 610 de 2000, modificado por el artículo 134 del Decreto
Ley 403 de 2020, esto es, (i) declarar la nulidad total o parcial de lo actuado desde el
momento en que se hubiere designado como apoyo técnico al señor Jonathan Augusto
Cárdenas Chacón o a cualquier ingeniero antecesor respecto del cual se predique alguno de
los reproches expresados en este escrito, y (ii) ordenar que se repongan la actuaciones que
dependan del acto declarado nulo”.

2.6.7. Recurso de apelación interpuesto sobre las nulidades negadas en el auto 1413
del 3 de septiembre de 2021 LUIS ALFREDO RAMOS.

Dentro del término legal, el Dr. Juan Carlos Herrera Toro en calidad de apoderado del Dr. Luis
Alfredo Ramos Botero, presentó recurso de apelación contra el Auto 1413 del 3 de septiembre
de 2021 “Por medio del cual se falla con Responsabilidad Fiscal en contra de unos vinculados
y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro del
Proceso Ordinario de Responsabilidad Fiscal UCC-PRF 014-2019” en el que manifiesta su
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 117 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

inconformismo a la decisión de primera instancia, haciendo de manera preliminar la


aclaración frente algunas presuntas irregularidades procesales para luego sí, referirse a los
argumentos que sustentan su recurso de apelación.

En primer lugar, llama la atención el recurrente en una presunta violación del derecho de
defensa y del debido proceso por el posible “olvido” de la instancia de conocimiento al no
dar respuesta a su solicitud de pruebas incluida en su documento de descargos presentado
el 12 de abril de 2021, en particular lo que refiere al trámite de la solicitud de la prueba
pericial para que se expida un dictamen técnico determinante para confirmar “si realmente
las decisiones técnicas y administrativas tomadas por la sociedad HIDROITUANGO durante
los años 2010 y 2011 fueron el factor crucial o causa directa para que se hubiera generado el
colapso de la estructura en el año 2018.” Según lo expone el recurrente, el trámite dado por
la primera instancia a esta solicitud de prueba, los privó de la oportunidad procesal para
manifestar sus inconformidades respecto de la decisión, solicitando al final se decrete la
nulidad de esa actuación.

En segundo lugar, solicita el recurrente la nulidad desde el Auto No. 1413 del 3 de
septiembre de 2021 anotando que el artículo décimo quinto niega en primera instancia la
solicitud de nulidad formulada con radicado No. 2020ER0042513 del 12 de abril de 2021,
concediéndose de paso el recurso de apelación exclusivamente. Los argumentos versan en
que considera el recurrente que la solicitud fue resuelta en el fallo del proceso y no antes,
situaciones que afectan el debido proceso toda vez que, con esto, se desconoce el deber de
sanear las posibles irregularidades en cada etapa procesal.

En tercer lugar, el recurrente presenta recurso de apelación frente al artículo décimo


quinto del auto 1413 del 3 de septiembre de 2021, que negó su solicitud de nulidad. Insiste
el recurrente en el argumento de la caducidad, teniendo en cuenta que los comportamientos
por los que se investiga ocurrieron antes del 19 de noviembre de 2014, que son 5 años antes
del auto No. 0945 del 9 de noviembre de 2019, fecha en que inició el proceso de
responsabilidad fiscal, lo que se aleja de lo que sostiene el ente de Control, que insiste, se
contabiliza desde la ocurrencia del daño patrimonial. Para el recurrente esta teoría hace
materialmente imprescriptible la acción fiscal, por lo que considera que la Contraloría debe
“contabilizar el término de caducidad de forma independiente para cada investigado, tomando
como punto de partida los hechos individuales que se atribuyen como constitutivo del daño
patrimonial (…)” y concluye que “los hechos y las conductas que se endilgan a los
investigados, son divisibles e independientes. Si no se accede a la solicitud de caducidad de
la acción fiscal encuentra el recurrente que la vinculación de su representado sería violatoria
del debido proceso.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 118 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Hechas las anteriores precisiones en relación a las nulidades que alega el recurrente, se
encuentran los argumentos del recurso de reposición (sic) y apelación frente al Auto 1431 del
3 de septiembre de 2021 para lo cual utiliza la siguiente estructura argumentativa:

• El control de tutela. Las contradicciones del auto 1431 y el trato diferente con el
implicado ANÍBAL GAVIRIA CORREA.

• Una visión extrema del concepto de control de tutela.

El apoderado cuestiona la interpretación que hace la primera instancia del artículo 305
constitucional y en particular del control de tutela, calificando la interpretación como “extrema”,
ya que a partir de ello se derivó la responsabilidad que indilgaron al Dr. Luis Alfredo Ramos
Botero en calidad de Gobernador de Antioquia. Lo anterior, porque para el apoderado, la
primera instancia pretende que responda el entonces Gobernador por la falta de control de
tutela sobre las decisiones tomadas entre 2008 y 2011 por la Junta Directiva de una Sociedad
Anónima como Hidroituango y segundo, por las decisiones que durante su mandato tomaron
o no funcionarios de su administración como el Gerente del Instituto para el Desarrollo de
Antioquia (IDEA).

• Dos visiones diferentes del control de tutela LUIS ALFREDO RAMOS Y ANÍBAL
GAVIRIA.

El recurrente cuestiona en este aspecto, que la primera instancia tuvo dos lecturas diferentes
frente al control de tutela, “una severa e inquisidora para LUIS ALFREDO RAMOS BOTERO
y la otra benigna, comprensiva y justificadora para ANÍBAL GAVIRIA CORREA”. Llama la
atención el recurrente que, aunque los dos funcionarios tenían a su cargo funciones públicas
en los puestos más altos de la Gobernación y la Alcaldía, y que las entidades que
representaban tenían servidores públicos en la Junta Directiva de la sociedad Hidroituango,
estando en la misma situación fáctica, extrañamente el tratamiento del fallo de responsabilidad
fiscal es diferente para ambos funcionarios. Incluye el recurrente, como parte de su análisis
recurrente un cuadro comparativo que muestra los argumentos expuestos por la primera
instancia frente a la conducta del Dr. Luis Alfredo Ramos y el Dr. Aníbal Gaviria, concluyendo
que hay una desigualdad de trato entre los agentes mencionados.

• Una omisión argumentativa trascendente: la ausencia de análisis sobre el


funcionamiento de las Sociedades Anónimas.

Con este argumento el recurrente reclama que el Ente de Control le impute responsabilidad a
su defendido desconociendo la estructura organizativa de las sociedades comerciales y
anónimas. Así es, en su escrito recuerda la defensa las funciones que le corresponden por
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 119 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

ley a los miembros de Juntas Directivas y su régimen de responsabilidad en donde tanto “el
Doctor Vásquez Osorio como la Doctora Moreno Palacio, eran independientes en el ejercicio
de sus funciones administrativas y no dependían para ello de la Asamblea de Accionistas, en
donde estaba el Departamento de Antioquia, como socio minoritario … con un poco más de
2% de las acciones de Hidroituango”. En este sentido, según la defensa el Dr. Ramos Botero,
de conformidad con las competencias plasmadas en los artículos 1873 y 420 4 del Código de
Comercio y los estatutos sociales, no ejerció actos de administración y por lo tanto no se le
puede hacer responsable de actos de que ejerció únicamente la Junta Directiva de ese
entonces.

• Los elementos necesarios para determinar la responsabilidad fiscal: Ausencia de nexo


de causalidad entre el hecho y el comportamiento de mi prohijado.

Insiste el recurrente en este punto, que no existe nexo causal entre los hechos del año 2018
y las actuaciones en la Junta Directiva de los señores VASQUEZ y MORENO, respecto de
quienes se deriva responsabilidad al señor Ramos Botero por vía del control de tutela, ya que
“lo sucedido en el año 2018 en Hidroituango también responde a hechos de fuerza mayor que
no pueden ser atribuidos al Dr. LUIS ALFREDO RAMOS BOTERO a título de culpa grave.”

• No se logró demostrar la materialización del daño.

Reprocha en este aspecto el recurrente que la Contraloría pretenda “que los gestores fiscales
garanticen una determinada rentabilidad del proyecto, sin tener en cuenta que la misma
obedece a múltiples factores que escapan a la gestión fiscal y a la voluntad o el control de los
administradores”, concluyendo que no se cumple con el requisito de la certeza del daño para
que el mismo sea indemnizable pues “la línea base del proyecto está determinada por
múltiples factores, de tal suerte que no existe certeza de la obtención de una específica
rentabilidad” .

• Ausencia de conducta culposa o dolosa y actuación de buena fe exenta de culpa de mi


defendido.

Sobre este punto, el apelante recurre al concepto de la buena fe como principio general del
derecho, respecto del cual recuerda que es “deber de la Contraloría presumir la buena fe de
la actuación de los agentes del Estado y no partir de supuestos o interpretaciones malogradas
para hacer todo lo contrario, esto es, presumir la mala fe”.

3
Artículo 187. Funciones generales de la junta o asamblea de socios
4
Artículo 420. Funciones Asamblea General de Accionistas.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 120 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Por ello, insiste que su representado actuó durante todo su mandato bajo la confianza que se
origina en el principio de buena fe, por lo que “no tuvo injerencia directa o indirecta en las
decisiones tomadas por los líderes y por la Junta Directiva del proyecto de Ituango, sumado
al hecho que no era miembro de dicha Junta Directiva, tampoco participó en la designación
de ninguno de sus miembros, y mucho menos existía una disposición estatutaria de dicha
sociedad que exigiera que previo a cualquier decisión de la Junta se rindiera informe, se
requiriera de la aprobación, visto bueno o sugerencia del Gobernador de Antioquia” para
concluir que su representado no tuvo ninguna responsabilidad directa o indirecta en el
direccionamiento o toma de decisiones en Hidroituango.

• La fuerza mayor eximente de responsabilidad fiscal.

Defiende el recurrente en este punto, que los hechos que se generaron en abril del año 2018
fueron consecuencia principalmente de la fuerza de la naturaleza, “tratándose de un hecho
irresistible, imprevisible y ajeno principalmente de la actuación del Gobernador LUIS
ALFREDO RAMOS BOTERO, debido a su total desconocimiento y absoluto respecto por las
decisiones que se tomaban en la Junta Directiva de la Entidad.”

• La exclusión de las compañías de seguros.

Para el apoderado “En el Auto N°1413 del 3 de septiembre de 2021, en nuestra opinión, debe
modificarse el pronunciamiento referente a la vinculación y desvinculación de terceros
civilmente responsables, específicamente frente a las aseguradoras Mapfre Seguros
Generales de Colombia S.A y SBS Seguros Colombia S.A.” lo anterior por cuanto la pólizas
en cuestión cubren el riesgo de construcción y montaje por ello han hecho pagos a EPM por
los daños sufridos en el proyecto Hidroeléctrico con ocasión a la contingencia de 2018.

En consecuencia, existe un interés legítimo de los implicados a para que mantengan


vinculadas estas aseguradoras y que se reduzca por dicha vía el detrimento identificado en la
presente causa fiscal.

• Solicitudes finales.

En resumen, solicita el apoderado con su escrito que:



1. Que se decrete la nulidad por las razones que he expuesto en el presente escrito
2. Que se me conceda y de trámite al recurso de apelación que he interpuesto en contra de la
decisión de negar la nulidad de lo actuado por falta de competencia
3. Que se me conceda el recurso de apelación frente al No. 1413 de septiembre 03 de 2021
POR MEDIO DEL CUAL SE FALLA CON RESPONSABILIDAD FISCAL EN CONTRA DE
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 121 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

UNOS VINCULADOS Y SIN RESPONSABILIDAD FISCAL EN FAVOR DE OTROS Y SE


TOMAN OTRAS
DETERMINACIONES DENTRO DEL PROCESO ORDINARIO DE RESPONSABILIDAD
FISCAL UCC- PRF-014-2019" y se proceda a su modificación en los aspectos que
respetuosamente he solicitado.”

2.7. Nulidades interpuestas contra la decisión.

SOLICITUD DE NULIDAD DE FABIO ALONSO SALAZAR.

Solicitud a folios 29717 con radicado Sigedoc 2021ER0124609 del 16 de septiembre de


2021, elevada por su apoderado, Dr. Juan Fernando Gutiérrez. Son argumentos que
sustentan su solicitud de nulidad los siguientes:

- PRIMERA GARANTIA QUEBRANTADA


No se concedió plazo razonable para presentar escrito de descargos posterior a la práctica
de prueba, siendo violatorio del derecho de defensa y de contradicción.

La CGR guardó silencio ante dicha solicitud quedando a la espera para alegatos, que tenía
como propósito que se concediera traslado para alegar de conclusión, sin embargo, en el
Auto que ahora se impugna se refiere el tema, porque otros presuntos responsables,
también habían reclamado esta garantía, que la delegada negó.

Un fallo con responsabilidad fiscal tiene repercusiones importantísimas en la vida de los


ciudadanos, al punto que puede significar, como en este caso, la "muerte" patrimonial, la
perdida de todos los bienes adquiridos durante la vida y de los que se puedan conseguir
en adelante, y además tiene el efecto práctico de restringir los derechos políticos de por
vida.

Al momento en el cual se dicta fallo, se encontraba pendiente resolver un conjunto de


solicitudes de nulidad, por medio de las cuales se reclaman garantías fundamentales, y
en voces de la normatividad que regula esta clase de actuaciones, lo que correspondía
resolver estas peticiones antes de fallar de fondo.

Si bien la ley no prevé expresamente el traslado para alegar, esta situación no rompe con
el procedimiento y lo que si logra es aportar una garantía al sujeto vinculado, a la manera
como lo viene reclamando desde tiempo atrás la Corte Interamericana de Derechos
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 122 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Humanos, Caso PETRO URREGO VS. COLOMBIA, Sentencia de 8 de julio de 2020) en


clave de un debido proceso administrativo, del derecho de defensa.

Además, por remisión nada impide que se acuda a otras fuentes normativas, como lo
autoriza la ley 610,en los aspectos no previstos en la presente ley se aplicarán, en su
orden, las disposiciones del Código Contencioso Administrativo, el Código de
Procedimiento Civil, el Código de Procedimiento Penal, donde realmente en nada es
incompatible conceder un traslado para alegar en esta materia, por el contrario permite
reivindicar las garantías de la persona vinculada a la actuación, mucho más cuando esta
garantía se ha reclamado expresamente, con el objetivo de ejercer la contradicción de la
prueba y adelantar una defensa efectiva, antes de que se emita el fallo.

No conceder el traslado para alegar, que fue reclamado expresamente y de forma


oportuna cuando radicamos los descargos (carpeta111 folios 2309 y 23149), atenta contra
el derecho de defensa y configura una irregularidad sustancial que produce una lesión al
debido proceso administrativo. Estamos frente a una garantía que no se puede soslayar y
la única manera de sanear el vicio es declarando la nulidad, porque no hay otra manera
de restablecer el quebranto.

Que se decrete la nulidad de la actuación de conformidad con lo establecido en el artículo


36 de la ley 6io de 2000, toda vez que se encuentra comprobada la existencia de una
irregularidad sustancial que afecta el debido proceso y además se agredió el derecho de
defensa del implicado. No existe manera diferente de subsanar la irregularidad. La
actuación se debe retrotraer al momento procesal previo al fallo y de esta manera
garantizar los derechos que venimos reclamando, habilitando el momento para presentar
el alegato de conclusión.

- SEGUNDA GARANTÍA QUEBRANTADA


Como lo reconoce la Contralora en el Auto por medio del cual se falla este proceso, antes
de proferir esta decisión, mucho tiempo antes, y de forma oportuna, al menos 8 vinculados
a la misma, presentaron solicitudes de nulidad procesal (ver folios 123 y siguientes del
auto 1413).

Se conocía procesalmente de estas solicitudes y estábamos atentos a que se resolvieran,


entre otras razones porque el término es perentorio, además de considerarse una
garantía, que el legislador señaló expresamente (Ley 1474, artículo 109) fijándolo en 5
días, después de radicada la solicitud, término que se debe respetar.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 123 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Interés en las solicitudes de nulidad porque afecta gravemente a los implicados e incide
de forma sustancial en el porvenir del proceso y la defensa, además porque significan un
reclamo por el debido proceso y las garantías que se consideran vulneradas durante la
actuación.

Las peticiones de nulidad no se atendieron en los términos de ley y solo se resuelven en


el fallo, atentando contra el diseño procesal, agrediendo su estructura y afectando las
garantías fundamentales

Nulidades reguladas expresamente por el legislador, sin vacíos que permita acudir a
norma de remisión, ni habiliten interpretación, para no cumplir esta garantía. En este caso
se desobedece la ley, se quiebra el debido proceso y se deja de lado las garantías de
quienes fueron vinculados a la actuación.

Se rompe con el procedimiento y se "sorprende" con un fallo de fondo, cuando se dicta


sin antes resolver, en la oportunidad que establece la ley, las peticiones de nulidad,
presentadas desde tiempo atrás y de forma oportuna.

No resolver las nulidades propuestas, dentro de los 5 días después de radicada la solicitud
rompe el procedimiento, impide el debate oportuno de los temas o razones que motivan
la petición, además impide conocer una decisión de la cual depende en gran medida el
rumbo de la actuación, la orientación del proceso y de la defensa, que en este caso
incluían asuntos muy relevantes a nivel del derecho fundamental a la prueba y la
competencia de la Contralora Delegada, privando a los presuntos responsables de
conocer de forma oportuna la resolución de este importantísimo tema, pero no solo esto,
sino que se impide una defensa efectiva agotando el trámite instituido para debatir la
nulidad, antes de que se pase a emitir el fallo.

Ante lo trascedente de la solicitud, decreta la nulidad se obliga a retrotraer la actuación a


los momentos previos, antes del fallo, de suerte que no es legalmente viable acudir al
principio de economía procesal, para sustentar que es factible resolver las nulidades en el
mismo auto que sirve de soporte al fallo de fondo, lesionando principios de mayor calado
como lo son el debido proceso, la legalidad, el derecho de defensa.

Coherente con lo que pregona la Contralora delegada, en esta oportunidad se debe


declarar la nulidad de la actuación porque se quebrantaron garantías fundamentales,
como lo enseña la jurisprudencia de la Corte Constitucional.

Que el debido proceso constituye un conjunto de garantías destinadas a la protección del


vinculado o sujeto a una actuación judicial o administrativa, para que durante su trámite
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 124 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

se respeten las formalidades propias de cada juicio, con la obligación de observarse en


todos sus actos, la plenitud de las formas previamente establecidas en la Ley o en los
reglamentos, con el fin de preservar los derechos de quienes se encuentran incursos en
una relación jurídica, por tanto el debido proceso se resuelve en un desarrollo del principio
de legalidad, en la medida en que representa un límite al poder del Estado.

Así, las autoridades estatales no pueden actuar a voluntad o arbitrariamente, sino


únicamente dentro de las estrictas reglas procedimentales y de contenido sustancial
definidas por la Ley.

La manera de adelantar las diferentes etapas de un trámite, de garantizar el derecho de


defensa, de interponer los recursos y las acciones correspondientes, de cumplir el
principio de publicidad, etc., se encuentra debidamente prevista por el Legislador y con
sujeción a ella se debe proceder.

El debido proceso no solo delimita un cauce de actuación, sino que también constituye un
marco de estricto contenido prescriptivo, que sujeta la producción normativa del propio
Legislador.

De acuerdo con la jurisprudencia de la Corte, el debido proceso comporta al menos los


derechos (i) a la jurisdicción, que a su vez conlleva las garantías a un acceso igualitario
de los jueces, a obtener decisiones motivadas, a impugnar las decisiones ante autoridades
de jerarquía superior y al cumplimiento de lo decidido en el fallo; (ii) al juez natural,
identificado como el funcionario con capacidad legal para ejercer jurisdicción en
determinado proceso o actuación, de acuerdo con la naturaleza de los hechos, la calidad
de las personas y la división del trabajo establecida por la Constitución y la Ley; y (iii) el
derecho a la defensa. Del debido proceso también hacen parte, los derechos a (iv) las
garantías mínimas de presentación, controversia y valoración probatoria; (v) a un proceso
público, llevado a cabo en un tiempo razonable y sin dilaciones injustificadas; (vi) y a la
independencia e imparcialidad del juez.

De esta manera cuando el legislador dispone que la solicitud de nulidad se resolverá


dentro de los cinco días siguientes a la fecha de su presentación, lo que hace es recoger
una garantía que hace parte del derecho al debido proceso, hablamos del principio de
legalidad, y por esta razón resulta contrario a las formas propias del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal, no resolver las nulidades en el término de ley y diferirlas para el
momento del fallo. Se trasgrede la voluntad del legislador que ha fijado los términos
procesales como un límite constitucional al poder de la administración. Se restringe y limita
el derecho de defensa.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 125 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Así como la Contralora delegada lo señala cuando niega conceder un plazo adicionar para
sustentar la impugnación de fallo, reclamo que todos los defensores realizamos,
aduciendo los artículos 55 y 56 de la Ley 610 del sobre término de su ejecutoria han sido
fijados por el legislador, y constituyen presupuestos que resultan o, en aras de garantizar
el debido proceso administrativo, entonces de igual manera, no puede ahora irrespetar las
normas que regulan las nulidades y su resolución, y dejar de atender la solicitud, difiriendo
la resolución para el fallo, y mucho menos sostener que es legal hacerlo en virtud del
principio de economía procesal y teniendo en cuenta que no existe Ninguna disposición
que impida proferir la decisión definitiva de primera instancia en el proceso ordinario de
responsabilidad fiscal y simultáneamente pronunciarse sobre las solicitudes de nulidad
que se encuentren pendientes de ser decididas.

Tampoco se puede sostener, como lo pretende la delegada, que no se atenta contra las
garantías del proceso porque en todo caso, de proferirse una decisión de segunda
instancia que declare alguna nulidad que afecte el fallo proferido, la actuación deberá ser
repuesta según lo ordena el artículo 37 de la Ley 610 del 2000.

El proceso fue debidamente reglado por el legislador al señalar de forma expresa la


manera de resolver las nulidades.

Así mismo, resulta insostenible aducir, como lo pretende la Contralora delegada, que
como el legislador no lo prohibió, entonces se pueden diferir la decisión de las peticiones
de nulidad hasta el fallo. No sobra recordar que si esta era la voluntad del legislador así lo
había señalado.

Se encuentra comprobada la existencia de una irregularidad sustancial que afecta el


debido proceso. Igualmente, no existe manera diferente de subsanar la irregularidad, y la
actuación se debe retrotraer al momento procesal previo al fallo, y de esta manera
garantizar los derechos que venimos reclamando, habilitando el momento para resolver
las nulidades propuestas y una vez se resuelva esta situación, se podrá entrar a fallar.
Las irregularidades que se sustentan en este acápite, que configuran el reclamo de la
nulidad, se presentaron al dictar el Auto 1413 que ahora se impugna, de manera que no
existió un momento diferente para promoverla antes de emitir el fallo, y por ello será la
Sala Fiscal y Sancionatoria, competente para atender este asunto.

SOLICITUD DE NULIDAD DE LUIS ALFREDO RAMOS BOTERO


AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 126 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Presentados mediante SIGEDOC 2021ER0124317 del 13-09-2021 por parte de su apoderado,


JUAN CARLOS HERRERA TORO.

Afianza su solicitud de nulidad conforme los siguientes argumentos:

- Violación del derecho de defensa y del debido proceso por el olvido en el análisis
de la solicitud de pruebas de descargos.
Se ha violentado el derecho de defensa y a la garantía fundamental del debido proceso,
con el "olvido" a su deber de pronunciarse respecto de la solicitud de pruebas que
efectuamos en la etapa de los descargos, habiendo solicitado que se decretara una prueba
pericial, con la finalidad de que se expidiera un dictamen técnico, el cual sería
determinante al permitirnos confirmar sin lugar equívocos, si realmente las decisiones
técnicas y administrativas tomadas por la sociedad HIDROITUANGO durante los años
2010 y 2011 fueron el factor crucial, o causa directa para que se hubiera generado el
colapso de la estructura en el año 2018.
Dado el infortunio y en atención a la importancia que revestía la práctica de dicha prueba,
me vi obligado a interponer un recurso de reposición y en subsidio apelación, frente a la
negativa de las certificaciones solicitadas, y de paso solicitándole a la Entidad su
pronunciamiento frente a la omisión de pronunciamiento.

Así las cosas, el 22 de junio de 2021 la Contraloría expidió el auto 1031, en el cual confirma
el auto 948 del 03 de junio de 2021 que negó las pruebas inicialmente.
De cara a los planteamientos anteriores, la actuación desplegada por la Contraloría fue
una clara violación al debido proceso, toda vez que, omitió pronunciarse frente a la
solicitud de prueba pericial.

Dicho esto, resulta improcedente y lesiona del derecho de defensa el argumento esgrimido
por el órgano de investigación, al aludir que se trató de una situación de "negación tácita
de pruebas", pues además de que no se expone una debida motivación de la decisión, se
pierde la oportunidad procesal para manifestar las inconformidades al respecto de dicha
decisión, al no haber una resolución encaminada a pronunciarse sobre ese punto en
específico. Sencillamente, a la entidad se le pasó dar respuesta a la solicitud de pruebas,
y por tal razón, se apropiaron de la novedosa tesis.

El decreto de prueba pericial que negó la Contraloría, además de referirse a la "negación


tacita de la prueba" lo hizo en alusión a tratarse de puntos de derecho, manifestando su
descontento con la postura al considerar que el dictamen pericial si es un medio de prueba
admisible en los procesos de responsabilidad fiscal, incluso, según concepto emitido por
la misma Contraloría el 29 de marzo de 2017.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 127 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

En segundo lugar, es imposible afirmarse que el dictamen pericial solicitado versaba sobre
puntos de derecho, pues su finalidad última era determinar si realmente las decisiones
técnicas y administrativas tomadas por la sociedad HIDROITUANGO durante los años
2010 y 2011 fueron el factor crucial, o causa directa para que se hubiera generado el
colapso de la estructura en el año 2018.
Finalmente, a la luz de los preceptos citados, se destaca la responsabilidad del órgano de
investigación de realizar un exhaustivo análisis de legalidad y pertinencia en cuanto a los
elementos probatorios solicitados por las partes intervinientes en el proceso.

También se resalta, el deber que tiene el juzgador de motivar de manera razonable cada
una de las decisiones adoptadas en el curso del proceso, incluyendo la justificación que
soporta la determinación de denegar las solicitudes de pruebas propuestas.

Supone entonces una actuación contraria a derecho adoptar la decisión de denegar


pruebas mediante una Interpretación fundamentada en elementos arbitrarios, caprichosos
e irracionales, que finalmente demuestran el desequilibrio e inferioridad de los sujetos
procesales para el ejercicio de su defensa.

- Violación del derecho de contradicción, de defensa y del debido proceso.


Se ha generado un nuevo vicio procesal que atenta en contra del derecho de defensa y
del debido proceso, procedo a solicitar que se decrete la nulidad del mismo, por violación
de las formas propias del proceso,

- La violación del debido proceso por el no saneamiento previo a la decisión de fondo


de primera instancia.
En el Auto cuya nulidad hoy solicito, su resuelve décimo quinto niega en primera instancia
la solicitud de nulidad formulada con radicado No. 2020ER0042513 del 12 de abril de
2021, concediéndose de paso el recurso de apelación exclusivamente.

Dicha nulidad se deprecó en su momento pues la Contraloría carece de competencia para


investigar ya que la investigación, por lo menos en lo que respecta a su defendido,
correspondió a hechos acaecidos hasta el año 2011, frente a los cuales ya operó el
fenómeno de la caducidad de conformidad con lo establecido en el artículo 99 de la Ley
610 del 2000.

No obstante, la Contraloría decidió denegarla en primera instancia exponiendo sus


argumentos para ello, pero en contradicción con las normas procesales que regulan el
ordenamiento jurídico colombiano, pues lo hizo sólo en el fallo del proceso, y no antes de
este (página 1 a 29 de la cuarta parte del fallo), al considerar los hechos de tracto sucesivo.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 128 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Se emite el Fallo con responsabilidad Fiscal, sin antes resolver un conjunto de solicitudes
de nulidad que oportunamente se habían Presentado, entre ellos mi representado, y frente
a la cual se está dentro del término para interponer recurso de apelación y que se resuelva
definitivamente, es una clara violación al debido proceso.
Con esta forma de actuar de la Contraloría, se permite que se genere la vulneración de
los derechos fundamentales del doctor LUIS ALFREDO RAMOS BOTERO, porque según
como lo dispone la normatividad que regula la materia, antes de proferir la decisión final
debe sanearse por completo el proceso y resolverse cualquier irregularidad procesal en el
mismo.

La Contraloría General de la República ha incurrido en la violación del derecho


fundamental al debido proceso, consagrado en el artículo 29 de la Constitución Nacional,
toda vez que ha infringido lo ordenado en los artículos 92, 16 y 47 de la ley 610 de 2000.
Lo anterior, en la medida en que la Contraloría notificó el día 6 de septiembre de 2021, el
Fallo con responsabilidad fiscal a mi representado, sin que se encuentre en firme la
decisión sobre las nulidades procesales presentadas.

Bajo tales criterios:


- El operador jurídico tiene un deber de control de legalidad, debiendo sanear los vicios
que conlleven nulidad u otras irregularidades.

- Es deber decretar la nulidad y ordenar rehacer las actuaciones.

- La CGR va en contra de su propia autorregulación normativa, sin fundamento alguno,


ya que desconoce la directriz propia del Manual de Responsabilidad fiscal (REG-EJE-
30-2017, pagina 180: Nulidad, recurso de apelación en efecto suspensivo).

En clara contradicción del Manual de Responsabilidad Fiscal la Contralora procedió a dar


por sentado que la actuación que había sido reprochada en el escrito de nulidad era
ajustada y que por ello procedía, a toda costa y sin términos de caducidad cercanos, a
dictar fallo con responsabilidad contra mi mandante

La CONTRALORÍA está en la obligación de acoger el Manual de Responsabilidad Fiscal


de la CGR (REG-EJE 30 de 2017), vigente sin otra que permita para este caso, excluir su
aplicación, a efectos de sancionar a mi mandante sin que se atienda su solicitud de
nulidad.

Muy a pesar del debido proceso y del estado de derecho, la actuación de la Contralora
Delegada Intersectorial, presupone que el superior confirmará los argumentos de la
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 129 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

negativa que fueron tomados en primera instancia, de tal suerte que está dándose por
sentada la responsabilidad de mi mandante a pesar de los argumentos expuestos sobre
la vulneración del derecho de defensa y debido proceso que les fueron infringidos. Es
decir, nada de lo que se diga, alegue, exponga o argumente servirá. La decisión parecer
ser sancionar a toda costa

Contra el fallo de responsabilidad fiscal procede el recurso de reposición, lo que haría


deducir que la competencia de la señora Contralora Delegada continuaría vigente a pesar
del efecto suspensivo del recurso de apelación que contra la nulidad procede, lo que
contraviene las formas propias del proceso dentro del marco del debido proceso
Resulta extraño y contrario a los planteamientos expuestos, que, la Contraloría el pasado
6 de septiembre de 2021 procediera a notificar el Fallo con responsabilidad fiscal a mi
representado, sin encontrarse previamente en firme el acto que resuelve la nulidad
procesal, habida cuenta de que concedió frente a la solicitud de nulidad inicial, el recurso
de apelación, que estamos interponiendo, valga decirlo, en este momento procesal.

Es fundamental para el debido proceso que primero se resuelva la solicitud de nulidad por
operancia del fenómeno de caducidad en debida forma, previo a que se haya notificado el
fallo que resolvió declararlo responsable fiscal, y que la respuesta a dicha solicitud de
nulidad quede en firme.

Concluye solicitando que proceda a decretar la nulidad en el presente proceso, desde la


expedición del auto No. 1413 de septiembre 03 de 2021 inclusive, por las siguientes
razones:
1. Por haber pretermitido las disposiciones normativas que regulan el proceso de
responsabilidad fiscal para resolver las pruebas legalmente solicitadas.

2. Por haber proferido el mencionado Auto sin haber saneado el proceso, a pesar de
que el recurso de apelación debe expedirse en el efecto suspensivo.
Fundamenta su solicitud invocando entre otras la siguiente normatividad: Corte
Constitucional, sentencia T — 214 del 16 de marzo de 2012. Exp. No. T-3231960,
Sentencia C-401 de 2013 de la Alta Corporación. Sentencia C-401 de 2013 Ref.
Salvamento de voto a la Sentencia C-401 de 2013. Demanda de inconstitucionalidad
contra los incisos 22 y 6º del artículo 59 de la Ley 1474 de 2011, Art. 9 y 26 de la ley 610
del 2000, Art. 29 CP, Artículos 8.1, 25.1 y 1.1 de la Convención de la Convención
Americana, artículo 132 del Código General del Proceso, artículo 207 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo y el artículo 37 de la Ley
610 de 2000.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 130 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

SOLICITUD DE NULIDAD DE FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA


Presentados mediante radicado 2021ER0124618 del 13-09-2021 a través de su
apoderada Alejandra Sandoval Arango, quien recibe poder por sustitución que le
efectúa la Dra. Aracelly Tamayo Restrepo, folio 29807.

Son argumentos que fundamentan su solicitud los siguientes:

El Auto No. 1413 del 3 de septiembre de 2021, generada en la expedición del mencionado
acto administrativo, en tanto el mismo vulnera el principio de PRECLUSIÓN de las etapas
procesales al omitir el pronunciamiento, traslado y posibilidad de interponer recursos a los
sujetos procesales de múltiples decisiones que aún estaban pendientes de notificación, y el
trámite de los recursos que proceden frente a las mismas.

La censura a la negativa de declarar la nulidad solicitada por esta defensa, de cara a enderezar
las violaciones que ab initio se advierten en el trámite que la Delegada irrogó al proceso, la
ausencia de investigación integral, la denegación de las pruebas solicitadas tendientes a
desvirtuar los cargos derivados en el auto de imputación de responsabilidad fiscal, y el
establecimiento de una solidaridad inaplicable, situaciones que afectaron el debido proceso y
el derecho a la defensa, indispensables de observar para que se obtenga una solución
sustancialmente justa, requerida siempre dentro del marco del Estado social, democrático y
de derecho en el cual se erige el Estado Colombiano.

La NULIDAD que se originó al proferir un fallo sin haber agotado las etapas del proceso, ni las
decisiones y recursos que aún estaban en espera de resolverse.
Causal invocada: nulidad por comprobada existencia de irregularidades sustanciales
que afecten el debido proceso al desconocer el trámite previsto para el proceso de
responsabilidad fiscal. Donde la nulidad será decretada por el funcionario de conocimiento
del proceso.

- Irregularidad que provoca la causal de nulidad invocada.


La vulneración al principio de PRECLUSIÓN de las etapas procesales, al omitir el
pronunciamiento, traslado y posibilidad de interponer recursos a los sujetos procesales de
múltiples decisiones que aún estaban pendientes de notificación y el trámite de los recursos
que proceden frente a las mismas, tal como ocurrió con la solicitud de nulidad que fue
deprecada por la defensa el 20 de agosto de 2021, los recursos contra la negativa de pruebas
solicitadas a través de oficios y el recurso de reposición y en subsidio apelación que fue
interpuesto en contra del Auto que resolvió las medidas cautelares en contra del doctor
RAFAEL NANCLARES OSPINA.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 131 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

- Demostración del vicio y el perjuicio causado. (Repercusión definitiva que


afectó el trámite del proceso). No dar el trámite que corresponde a los
recursos interpuestos en contra de la nulidad propuesta antes de
proferirse el fallo.

Existió dentro del trámite administrativo situaciones que afectaron el debido proceso y, por
ende, afectaron el derecho de defensa, entre ellos, la omisión de dar el debido trámite a la
solicitud de nulidad que fue interpuesta antes del fallo.

Se promovió una solicitud de nulidad por la presunta violación al derecho fundamental del
debido proceso, cuyos argumentos fueron debidamente expuestos, al sostener que se
presentaron serias irregularidades sustanciales— por violación al principio de "investigación
integral", la aplicación de una solidaridad no regulada en la ley, entre otros acápites.

El llamado estricto es al sometimiento que debía hacer la señora Contralora a la aplicación del
debido proceso otorgando garantías objetivas a la defensa que este debía hacer en un proceso
que marca indiscutiblemente su vida y la de su entorno, que no es solo un mandato
constitucional y legal, sino que atiende a la estructura misma de las garantías establecidas en
los tratados internacionales y derechos supranacionales, y que en tal sentido han sido
reconocidas por la Corte Constitucional, sentencia C -083 de 2015.

La Corte Constitucional ha definido este derecho, como el conjunto de garantías previstas en


el ordenamiento jurídico, a través de las cuales se busca la protección del individuo incurso
en una actuación judicial o administrativa, para que durante su trámite se respeten sus
derechos y se logre la aplicación correcta de la justicia. Entre las garantías generales que
hacen parte del derecho al debido proceso, pueden citarse, siguiendo en gran medida la
sentencia C-341 de 2014, entre otras, las siguientes: (I) El derecho a la jurisdicción, (ii) El
derecho al juez natural (iii) El derecho a la defensa, (iv) El derecho a un proceso público, (v)
El derecho a la independencia judicial y (vi) El derecho a la imparcialidad del juzgador,

Por su parte, la Convención Americana sobre Derechos Humanos — Pacto de San José,
aplicable al Estado colombiano según las disposiciones del artículo 93 de la Constitución
Política, dispone en el Capítulo II de Derechos Civiles y Políticos, las garantías judiciales que
tiene toda persona, entendiéndose extensivas tales garantías a las actuaciones
administrativas.

En ese tenor, se expone que el escrito de nulidad con amplios y suficientes argumentos fue
radicado ante la señora Contralora Delegada el día viernes 20 de agosto de 2021, es decir,
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 132 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

antes de que la Contralora Delegada dictara el fallo de primera instancia que se fechó el 3 de
septiembre pasado.

Naturalmente, lo que se pretendía es que no se dictara un fallo con responsabilidad sin que,
al menos, se hiciera el análisis pertinente sobre los argumentos que fueron expuestos para
deprecar la nulidad.

Acoger los argumentos de la solicitud de nulidad, llevaría a retornar la actuación procesal a la


etapa de investigación, para permitirles ejercer la defensa que les correspondía, para practicar
las pruebas denegadas y para garantizar la investigación integral exigida en el trámite del
proceso.

Con la radicación oportuna de la solicitud de nulidad, debió la señora Contralora Delegada


actuar bajo las disposiciones del artículo 109 de ley 1474 de 2011 y resolver lo pertinente
dentro del término perentorio de los cinco (5) días siguientes a la fecha de presentación del
escrito, esto es, hasta el 27 de agosto de 2021, en cuanto a las causales de nulidad invocadas,
implicaba ejercer un estricto y riguroso análisis sobre la legalidad, en un alcance de control
constitucional de las actuaciones que se le reclamaban, pero en todo caso, antes de que se
profiriera fallo de primera instancia y debía esperar a que dicho control fuese ejercido por la
segunda instancia, si ésta no accedía a la petición de nulidad impetrada.

Ante la preclusividad de las actuaciones, el pronunciamiento que se haga sobre nulidades


tiene unos límites y es que al presentarse un pronunciamiento de fallo de primera instancia se
concluye la actuación de la falladora, la cual solo tendrá apertura respecto de los recursos de
impugnación que contra el fallo procedan.

Lo anteriormente enunciado es respaldado en el Concepto EE50539 de 10 de septiembre de


2009, de la Oficina Jurídica de la Contraloría General de la República, en la que se dispuso:

"Prueba de que la voluntad del legislador es que sólo se opongan nulidades


hasta antes de proferido el fallo con responsabilidad, es que dispuso en el inciso
segundo del art. 38 de la Ley 610/00 que el auto que las decida queda sujeto al
recurso horizontal de reposición y al jerárquico de apelación.
"Si estuviera consentido provocar nulidades en el instante anterior a la
expedición de la providencia que decide la apelación contra el fallo, no podrían
surtirse entonces los dos grados respecto de la que negara la nulidad, puesto
que el funcionario que desata la apelación que ataca el fallo agota ya la vía
administrativa.
"Acentuemos también de otra parte que una vez ditado el pronunciamiento con
responsabilidad fiscal concluye la competencia de las Contralorías respecto del
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 133 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

objeto del juicio y sólo se reabre en razón de los medios de impugnación


ofrecidos por la ley, los recursos de reposición y apelación — igual a lo que
acontece con cualquier otro acto de la administración -, no en atención a
pretensiones de nulidad.
"Consideramos pues que si se reclama una nulidad luego de la declaración con
responsabilidad debe el funcionario rechazarla, al haberse sobrepasado la
oportunidad procesal idónea."

A partir de lo expuesto, la señora Contralora Delegada no resolvió la solicitud de nulidad dentro


del plazo fijado en el artículo 109 ibídem, omitiendo el término establecido por el legislador.

La señora Contralora Delegada solo resolvió la nulidad interpuesta pasados 10 días hábiles
después de la radicación del escrito y en una providencia que fue fechada el 3 de septiembre
de 2021 (pero notificada el 6 de septiembre pasado) para negar la nulidad y en forma muy
particular, disponer además dictar fallo de primera instancia de responsabilidad fiscal en contra
de mi mandante.

En forma evidente, la Contralora Delegada al disponer resolver en forma conjunta la nulidad


que había sido oportunamente presentada con la decisión de fondo denominado fallo con
responsabilidad fiscal, vulneró flagrantemente el debido proceso porque concertó dos
decisiones que no podrían conjugarse: nulidad y fallo.

De suyo, en otro concepto de la Oficina Jurídica de la Contraloría General de la República,


Concepto 1E96211 del 9 de septiembre de 20132, dispuso que en el proceso ordinario es
posible dar trámite a las nulidades cuando se ha dictado fallo de primera instancia, pero solo
cuando la causal de nulidad haya sido posterior a la decisión o se genere en ella:

Artículo fue subrogado por el artículo 109 de la Ley 1474 de 2011, en donde señala que la
solicitud de nulidad podrá formularse hasta antes de proferirse la decisión final, (decisión de
la primera instancia).

Excepcionalmente y cuando los motivos que generen la nulidad sean posteriores a la decisión
de primera instancia, será posible hacer esta solicitud, pero teniendo en cuenta que la causa
de la nulidad fue posterior al fallo de responsabilidad fiscal.

Justamente, contra la negativa del decreto de nulidad procede el recurso de apelación ante el
superior jerárquico el cual deberá ser interpuesto dentro de los cinco (5) días siguientes a la
notificación de la decisión, y el efecto en el que se confiere el recurso es el SUSPENSIVO, es
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 134 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

decir, cesa la competencia de la señora Contralora Delegada hasta tanto no se disponga el


obedecimiento de la decisión que dicte el superior.

El efecto del recurso de apelación contra la negativa de la nulidad deviene de la lectura de la


Ley 610 de 2000 y la Ley 1474 de 2011 que, al no establecer un efecto diferente para el
referido recurso, da aplicación al artículo 79 del Código de Procedimiento Administrativo y de
lo Contencioso Administrativo, esto es en el efecto suspensivo. Así mismo lo ha conceptuado
la Contraloría General de la República en concepto CGROJ 148 2016, 20161E0074555 de 26
de agosto de 2016.

El proceso de responsabilidad fiscal está constituido por una serie de actuaciones


administrativas que se realizan con el fin de establecer la responsabilidad de los sujetos
procesables fiscalmente, el mismo es reglado y debe ser tramitado de conformidad con lo
dispuesto en la Ley 610 de 2000 modificada por la Ley 1474 de 2011, por ende su desarrollo
no es a discreción del operador jurídico fiscal, sino que el mismo debe apegarse a las normas
propias de este juicio.

La figura de la nulidad en el proceso de responsabilidad fiscal que se adelanta por el trámite


ordinario, está contemplada en la Ley 610 de 2000, en los artículos 36, causales de nulidad,
37, saneamiento de nulidades, 38, término para proponer nulidades, este último, subrogado
por el artículo 109 de la Ley 1474 de 2011.

El artículo 79 del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo


señala en este aparte normativo que los recursos se tramitarán en el efecto suspensivo.
Nótese que esta es una norma general del procedimiento administrativo, la cual es compatible
con la naturaleza jurídica del proceso de responsabilidad fiscal.

Recuérdese que el efecto suspensivo determina la cesación que se presenta en cuanto a la


competencia del juez de conocimiento a partir de la ejecutoria del auto que concede el recurso
hasta que se notifique el de obedecimiento a lo decidido por el superior, ahora bien, pese a
que el juez de inferior categoría pierde competencia cuando se apela la sentencia si conserva
la facultad respecto a las medidas cautelares.

Igualmente, el efecto del recurso de apelación que podría ser interpuesto por mi mandante
contra la decisión de no decretar la nulidad, desconoció, además de lo ya mencionado, la
directriz del Manual de Responsabilidad Fiscal de la CGR (REGEJE 30 de 2017) en el que se
dispone que contra el auto que decide la nulidad en el proceso ordinario procede EL
RECURSO DE APELACIÓN EN EL EFECTO SUSPENSIVO, según las disposiciones del
artículo 109 de la ley 1474 de 2011 y 79 del CPACA.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 135 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Cierto es que el efecto del recurso tiene un fin específico y se concluye en que, ante la
magnitud de la consecuencia de decretarse una nulidad por una causal como la violación al
debido proceso, el trámite no debería continuar hasta que no se determine si existe o no razón
en los argumentos de la nulidad expuestos, y así permitir garantizar los derechos
fundamentales al debido proceso de los investigados.

A pesar de todo, la señora Contralora Delegada no consideró dentro los términos del debido
proceso, las vicisitudes que se presentarían ante la eventualidad de la interposición del recurso
de apelación, y la posible revocatoria del superior a la negativa de la nulidad deprecada, dado
que en forma acelerada procedió a dar por sentado que la actuación que había sido
reprochada en el escrito de nulidad era ajustada y que por ello procedía, a toda costa y sin
términos de prescripción cercanos, a dictar fallo con responsabilidad.

Por otra parte, los demás sujetos procesales vinculados al proceso de responsabilidad fiscal
PRF-014-2019, tuvieron la oportunidad de presentar las solicitudes de nulidad, y de tramitar
los correspondientes recursos ante la Sala Fiscal y Sancionatoria, garantizando al menos
formalmente sus derechos y de ello hay suficiente respaldo en el expediente, para lo cual cita
casos.
De tal cuenta que al no resolver la solicitud de nulidad en las mismas condiciones que lo
hicieron con los demás sujetos procesales, afecta el derecho a la igualdad y de recibir el mismo
tratamiento de las autoridades, tal como lo establece la Ley 1437 de 2011.

- Ausencia de decisión sobre los recursos contra medidas cautelares en


contra de RAFAEL NANCLARES OSPINA.
Mediante los Autos Nos. MC057 de 12 de abril de 2021 y MC068 de 21 de mayo de
2021 la Contralora Delegada Intersectorial Nro. 09 decretó medidas cautelares en
contra del doctor RAFAEL NANCLARES OSPINA. Ambos actos administrativos fueron
notificados por estados del miércoles 25 de agosto de 2021. El 01 de septiembre de
2021, estando dentro del término de ejecutoria de estos, interpuse los recursos de
reposición y en subsidio apelación.

Se advierte que la DELEGADA INTERSECTORIAL emitió el fallo con responsabilidad


sin haber decidido los recursos que en forma oportuna interpuse en contra de los autos
Nos. MC057 de 12 de abril de 2021 y MC068 de 21 de mayo de 2021, aun cuando a
los demás sujetos procesales se les dio trámite y decisión a los recursos interpuestos
frente a las medidas cautelares decretadas, y a sabiendas, que una vez emitido el fallo
con responsabilidad fiscal la Contralora Delegada sólo tiene competencia para
pronunciarse frente al recurso de reposición que procede frente a este acto
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 136 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

administrativo, por lo cual se quedarían sin resolver los recursos que fueron
interpuestos en forma oportuna ante el Despacho vulnerándose el debido proceso.

- Ausencia de decisión sobre recursos contra negativa de pruebas


documentales obtenidas por oficios:
Mediante el Auto No. 1031 del 22 de junio de 20214 la Contralora Delegada decidió rechazar
algunos recursos de reposición, resolver otros y conceder algunos recursos de apelación
presentados por los sujetos procesales en la causa fiscal radicado PRF. 014-2019.

El 28 de junio de 2021 formulé recurso de reposición en subsidio de queja en contra del Auto
Nro. 1031 del 22 de junio de 2021, explicando al operador fiscal que en contra de la negativa
de pruebas del Auto Nro. 948 del 3 de junio de 2021 yo había radicado dos memoriales
contentivos de sendos recursos por lo allí resuelto, y que debía resolverse los recursos
interpuestos en forma oportuna en su integralidad

El 16 de julio de 2021 la Contralora Delegada Intersectorial Nro. 09 emitió el Auto Nro. 1125,
mediante el cual rechazó el recurso de reposición del memorial radicado No. 2021ER0081966,
y lo remitió a la Sala Fiscal y Sancionatoria para desatar el recurso de queja.

El 01 de septiembre de 2021 la Sala Fiscal emitió el Auto ORD-801119-214-2021, a través del


cual concedió el recurso de queja, y allí mismo decidió el "recurso de apelación presentado
por la apoderada especial de John Alberto Maya Salazar, Federico José Restrepo Posada,
Sergio Fajardo Valderrama, María Eugenia Ramos Villa y Rafael Andrés Nanclares Ospina
mediante radicado No. 2021ER0081966 (fl 26030-26036) del 28 de jumo de 20216".

Ahora bien, a pesar que la Sala Fiscal y Sancionatoria aludió al número de radicado y los folios
correctos del memorial de los recursos de reposición en subsidio de apelación por la negativa
del decreto de pruebas documentales obtenidas mediante oficios, en lo sustancial la segunda
instancia se refirió a los argumentos de disenso del memorial presentado el 15 de junio de
2021 a las 16:40 (radicado ER0075513, PDF de 113 folios), y no a las razones del escrito del
15 de junio de 2021 a las 17:03 (radicado ER0075741, PDF de 5 folios, visible a folio 25.680
al 25.683 del expediente'). En otras palabras, a pesar de que la segunda instancia de la
Contraloría accedió a la queja, no decidió de fondo el recurso de apelación por la negativa de
decretar pruebas documentales obtenidas mediante oficio en favor de la defensa de los
doctores FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA y JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR. Tal
irregularidad sustancial de la Contraloría indica que en este proceso de responsabilidad fiscal
no se ha cerrado en debida forma el periodo probatorio, puesto que aún existe la posibilidad
de practicar otros medios de convicción, omisión que afecta en alto grado el derecho de
defensa, contradicción y debido proceso de mi poderdante. Es decir, esta causal de nulidad
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 137 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

surgió porque el operador fiscal dejó de lado u omitió resolver un recurso de apelación que fue
presentado oportunamente, y cumpliendo con todas las exigencias de las normas procesales
aplicables.

En el caso sub examine, con el hecho que la Contraloría hubiera dictado fallo con
responsabilidad fiscal estando pendiente la decisión de un recurso de apelación ante la Sala
Fiscal y Sancionatoria frente a la negación de unas pruebas solicitadas por la defensa, se
genera una abierta vulneración del derecho de defensa y contradicción de mi poderdante.

- La Contraloría no puso en conocimiento de los sujetos procesales los


dictámenes periciales aportados por las partes en el trámite de juicio.
A pesar de que algunos sujetos procesales aportaron dictámenes periciales de parte, la
Contralora Delegada no les dio el trámite de rigor, incorporándolos al expediente, ni
poniéndolos en conocimiento de los demás investigados, o tan siquiera indicando bajo qué
estándar de prueba los iba a considerar.

Tal situación ocurrió con los siguientes dictámenes arrimados al proceso de responsabilidad
fiscal PRF. 014-2019.

Sobre el particular, en el Auto Nro. 1413 de 2021, la Contralora Delegada solo se limitó a
indicar que en el proceso de responsabilidad no había contradicción de los dictámenes
periciales de parte conforme lo dispone el artículo 228 del Código General del Proceso, y que
a estas pruebas se les daba un tratamiento de documentales técnicas. Sin embargo, en la
mayoría de los casos no hizo alusión a la incorporación o valoración de tales medios de
convicción, en abierta afección de los derechos de defensa y contradicción del doctor
FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA en esta causa fiscal.

- Nulidad por indebida decisión de solicitudes de nulidad dentro del fallo de


responsabilidad fiscal
En el Auto No. 1413 de 2021 la Contralora Delegada Intersectorial No. 09 no sólo decidió la
solicitud de nulidad que presentó esta defensa el 20 de agosto de 2021, bajo el radicado No.
2021ER0109662, allí también resolvió las solicitudes de nulidad propuestas por LUIS
ALFREDO RAMOS BOTERO (12 de abril de 2021), SEGUROS GENERALES
SURAMERICANA S.A. (04 de agosto de 2021), CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO
CORREA S.A., CONSTRUCTORA CONCONCRETO S.A y CONINSA RAMON H S.A. (05 de
agosto de 2021). Es decir, la operadora fiscal parte de la errónea idea de que la segunda
instancia (Sala Fiscal y Sancionatoria) va a confirmar todas las actuaciones acusadas de
irregulares por algunos de los investigados. Si esto no fuera así la operadora fiscal hubiera
resuelto las nulidades ANTES de la decisión de primera instancia, entre otras razones porque
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 138 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

tales solicitudes buscan corregir o enmendar yerros que afectan los derechos fundamentales
de los investigados.

El artículo 38 de la Ley 610 de 2000 dispone que las nulidades solo pueden proponerse
ANTES del fallo definitivo, tal como aquí ocurrió con las cuatro solicitudes de nulidad citadas.
La norma agrega que contra el auto que las resuelva proceden los recursos de reposición y
apelación, los cuales se deben conceder bajo el efecto suspensivo. De manera que los
recursos contra la negativa de nulidades también debieron ser resueltos ANTES de la
notificación del fallo de responsabilidad fiscal (Auto Nro. 1413 del 03 de septiembre de 2021),
sólo así se garantizaría la doble instancia, y la posibilidad de sanear oportunamente el proceso
de responsabilidad fiscal, bajo las causales de "falta de competencia del funcionario para
conocer y fallar; la violación del derecho de defensa del implicado; o la comprobada existencia
de irregularidades sustanciales que afecten el debido proceso': Estas son garantías que aquí
brillan por su ausencia.

- La Delegada efectivizó medidas de embargo y secuestro de bienes, pero no


publicitó, notificó ni dio la oportunidad de interponer los recursos de ley a
algunos sujetos procesales, mientras que a otros investigados les permitió
interponer recursos y se decidieron los mismos.
La Delegada tampoco publicitó, notificó, ni concedió los recursos de ley, pero si efectivizó las
medidas cautelares decretadas en contra de los doctores FEDERICO JOSÉ RESTREPO
POSADA, JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR, SERGIO FAJARDO VALDERRAMA, y MARIA
EUGENIA RAMOS VILLA, generando con esta omisión una clara violación al debido proceso
de quienes represento.

Lesiona de manera evidente y flagrante el derecho a un debido proceso la emisión del fallo
con responsabilidad fiscal estando aún pendiente por notificar algunas decisiones que fueron
tomadas por el Despacho, y frente a las cuales procedían los correspondientes recursos
legales, incluso abstenerse de decidir los recursos que fueron oportunamente interpuestos
antes de emitir el fallo, frente a lo cual solo procede el remedio procesal de la NULIDAD.

- El perjuicio concreto
En forma evidente, la Contralora Delegada vulneró flagrantemente el debido proceso que le
asiste a mi mandante porque concentró dos decisiones que no podrían conjugarse (nulidad y
fallo), al disponer resolver en forma conjunta la nulidad que había sido oportunamente
presentada con la decisión de fondo denominado fallo con responsabilidad fiscal.

Adicionalmente, al no haber dado trámite a los recursos y la revisión de la segunda instancia


frente a las solicitudes deprecadas, la Contralora Delegada vulneró en forma evidente el
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 139 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

DERECHO A LA IGUALDAD que le asistía al investigado y que está consagrado en el artículo


13 de la Constitución Política, por cuanto a las autoridades le es exigible aplicar de manera
uniforme las disposiciones a situaciones que tengan los mismos supuestos fácticos y jurídicos,
como sucede en este caso.

El hecho de que la señora Contralora Delegada no hubiese suspendido su actuación hasta


tanto no se resolviera por el superior la nulidad que fue válidamente invocada, presupone
automáticamente que la Sala Fiscal y Sancionatoria confirmará los argumentos de la negativa
que fue tomada en primera instancia, de tal suerte que dio por sentada la responsabilidad de
mi mandante a pesar de los extensos argumentos que le fueron expuestos sobre la
vulneración del derecho de defensa y debido proceso.

Por otra parte, debe indicarse que contra el fallo de responsabilidad fiscal que le fue notificado
al doctor FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA procede el recurso de reposición, lo que
haría deducir que la competencia de la señora Contralora Delegada continuaría vigente a
pesar del efecto suspensivo del recurso de apelación, respecto del cual se ha dicho procede
contra la decisión de primera instancia de la nulidad, lo que contraviene las formas propias
dentro del marco del debido proceso.

La anterior exposición se considera suficiente para sostener que la actuación de la señora


Contralora Delegada en resolver en forma conjunta la nulidad deprecada oportunamente y el
fallo con responsabilidad fiscal a mi mandante, sin haber agotado el procedimiento de la
apelación a la decisión de nulidad, vulneró en forma evidente y palmaria el debido proceso a
mi representado, y por ende, el único remedio procesal es declarar la NULIDAD DE LO
ACTUADO para rehacer la actuación viciada.

- Momento procesal a partir del cual debe reponerse la actuación y el


funcionario al que habría de remitirse el expediente.
Estimamos, que el momento procesal a partir del cual debería reiniciarse el proceso es el
instante anterior a la decisión del fallo de primera instancia, a fin de que se resuelvan las
solicitudes pendientes, se concedan los recursos interpuestos y se notifiquen las decisiones
tomadas (medidas cautelares impuestas a los sujetos procesales), las cuales fueron
efectivizadas, pero no notificadas a los doctores FEDERICO RESTREPO POSADA, JOHN
ALBERTO MAYA SALAZAR, SERGIO FAJARDO VALDERRAMA y MARIA EUGENIA
RAMOS VILLA, a pesar de que frente a los demás sujetos procesales si se rituó el trámite
de publicidad y se concedieron los recursos pertinentes.

SOLICITUD DE NULIDAD DE ALEJANDRO ANTONIO GRANDA ZAPATA E IVÁN


MAURICIO PÉREZ SALAZAR
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 140 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Presentada mediante SIGEDOC 2021ER0123362 del 13-09-2021, visto a folios 28375 Y SS,
a través de su apoderado Carlos Mario Álvarez Martínez,

Son argumentos que la sustentan los siguientes:

No obstante que algunas solicitudes de nulidad fueron resueltas inclusive en segunda


instancia, son evidente y deberá, si no se revoca el fallo, declararlas.
No obstante, surgen dos causales de nulidad que deberán ser declaradas en el mismo evento,
esto es, sin no se dicte fallo sin responsabilidad fiscal

Las causales de nulidad que se invocan aquí son las siguientes:

- Violación al debido proceso por cuanto la investigación, imputación y juzgamiento


ha correspondido a una sola persona.

Tal situación no garantiza la imparcialidad en el juzgamiento y por tanto se ha quebrantado de


manera ostensible el derecho de defensa. Corno puede verificarse en el expediente, quien
inició la investigación e imputó toma las decisiones posteriores sin que haya posibilidad de
que un funcionario imparcial decida acerca de la imputación. Tal circunstancia generó la
inexistencia de imparcialidad a la hora de decidir y de tomar decisiones trascendentales en el
proceso, como la negativa de pruebas necesarias, Así las cosas, deberá declararse la nulidad
de lo actuado hasta el auto de imputación.

- Violación al debido proceso por desconocimiento del derecho de defensa y


contradicción.

Como se demostró en el presente recurso, la Contraloría no discutió ni sustentó la culpabilidad


en el fallo, pues lo que hizo fue sustentarla con los argumentos de otro sujeto, por tanto, quedó
sin sustentación tal elemento de la responsabilidad fiscal. Así las cosas, deberá dictarse fallo
sin responsabilidad fiscal o declararse la nulidad de lo actuado.

SOLICITUD DE NULIDAD DE JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR.

Presentados mediante SIGEDOC 2021ER0124608 del 13-09-2021 por parte de su apoderada


ALEJANDRA SANDOVAL ARANGO, conforme sustitución de poder otorgado por la Dra.
Aracelly Tamayo Restrepo. Folio 29636 y ss.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 141 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Se tiene del Alcance de su escrito que la solicitud de nulidad guarda correspondencia en todo
con aquellos argumentos propios presentados por el apoderado del Dr. FEDERICO JOSÉ
RESTREPO POSADA.

SOLICITUD DE NULIDAD DE MARÍA EUGENIA RAMOS VILLA.


Presentada mediante SIFGEDOIC 2021ER 0124641 del 13-09-2021 por medio de su
apoderado CÉSAR AUGUSTO BENAVIDEZ VEGA, folios 30013 y ss.

Se tiene del alcance de su escrito que la solicitud de nulidad también guarda correspondencia
en todo con aquellos propios presentados por el apoderado del Dr. FEDERICO JOSÉ
RESTREPO POSADA y el Dr. JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR

SOLICITUD DE NULIDAD DE RAFAEL NACLARES OSPINA.


Radicada mediante SIGEDOC 2021ER0124624 del 13-09-2021, folios 29949 y ss, por medio
de su apoderado Aracelly Tamayo Restrepo
Se tiene, del alcance de su escrito, que la solicitud de nulidad guarda correspondencia en todo
con aquellos argumentos propios presentados por el apoderado del Dr. FEDERICO JOSÉ
RESTREPO POSADA, el Dr. JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR y de MARÍA EUGENIA
RAMOS VILLA

SOLICITUD DE NULIDAD DE CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO CORREA S.A.,


CONSTRUCTORA CONCONCRETO S.A. Y CONINSA RAMÓN H S.A.

Radicado 2021ER0124335 del 13-09-2021, Folio 29080 y ss,

Solicitud elevada por los Apoderados JOSÉ VICENTE BLANCO RESTREPO; DANIELA
CORCHUELO URIBE y DANIEL ARANGO PERFETTI, respectivamente.

Son argumentos de nulidad contenidos en el capítulo XIII y XIV de su escrito los siguientes:

- XIII: EL FALLO DE RESPONSABILIDAD FISCAL SE BASA EN LAS OPINIONES DE


UN FUNCIONARIO DE APOYO TÉCNICO SIN CONOCIMIENTOS
ESPECIALIZADOS

En la solicitud de nulidad presentada el 5 de agosto de 2021, se arguyo que el trámite está


viciado de nulidad por incurrir en dos de las causales establecidas en el artículo 36 de la Ley
610 de 2000: la violación del derecho de defensa de los implicados y la comprobada existencia
de irregularidades sustanciales que afectan el debido proceso.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 142 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Lo anterior, ya que (i) la Contralora Delegada adoptó sus decisiones con base en opiniones
emitidas por el funcionario de apoyo técnico, que le fueron trasmitidas de forma privada, sin
haber sido legalmente arrimadas al proceso y, por lo mismo, sin que los implicados hubieran
tenido la oportunidad de conocerlas, evaluarlas y controvertirlas, (ii) el referido funcionario de
apoyo técnico no tiene la formación académica y experiencia suficientes para conceptualizar
en un proceso de las características del que nos ocupa. Las graves imprecisiones y errores
del fallo así lo confirman.

En los Autos 1031 y 1125 la Contralora Delegada manifestó que para el análisis e
interpretación de los documentos técnicos obrantes en el proceso contaba con el apoyo
técnico de un funcionario de profesión ingeniero civil, el señor Jonathan Augusto Cárdenas
Chacón. Sin embargo, nunca se aportaron al proceso sus informes, evaluaciones u opiniones,
con lo cual se incumplió claramente el mandato del artículo 117 de la Ley 1474 de 2011, que
trascribe, que regula los informes encomendados a los propios funcionarios de la Contraloría

Es decir que, si la Contralora Delegada requería ilustración técnica sobre el tema debatido,
debió haber comisionado a un funcionario de la Contraloría que tuviera la capacidad técnica,
según su profesión o especialización, para que produjera un informe técnico tendiente a
"Ilustrar hechos que interesen al proceso".

El querer del legislador no era que los funcionarios de soporte simplemente transmitieran
privadamente opiniones o conceptos que le permitieran a la Contralora Delegada "ilustrarse"
sobre los temas ajenos a su profesión, sino que, expresamente, dispuso que dichos informes
debían ser puestos a consideración de los sujetos procesales para que pudieran ser objeto de
contradicción.
Además del secretismo con el que se manejó el contenido y alcance del apoyo técnico, el
funcionario de apoyo, a pesar de su profesión de ingeniero, no cuenta con ningún postgrado
(maestría, especialización o doctorado) en temas de ingeniería de túneles, geología,
geotécnica o hidráulica. Tampoco cuenta con experiencia comprobada en el diseño, la
construcción o la interventoría de proyectos de grandes obras de Infraestructura,
especialmente de presas o proyectos hidroeléctricos. De acuerdo con la información que obra
en el expediente, la única experiencia conocida en Colombia es de unos pocos meses como
ingeniero interventor de un contrato de pintura de fachadas, lo cual se cuestionó en la solicitud
de nulidad del 5 de agosto de 2021, siendo necesario resaltar que los asuntos que se discuten
en el presente proceso revisten de un prominente contenido técnico, pues se trata de la
presunta responsabilidad de los actores que participan en la ejecución del proyecto
hidroeléctrico y de infraestructura más grande de nuestro país.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 143 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Para la ejecución del Proyecto, Empresas Públicas de Medellín contó no sólo con los servicios
de empresas sumamente especializadas y con la mayor experiencia en temas de diseño,
construcción e interventoría de mega proyectos de Infraestructura, sino también con varios
grupos de expertos especialistas en diferentes áreas, con una reconocida experiencia y
formación académica, ante lo cual carece de todo sentido y lógica que el único funcionario
que se encargó de emitir opiniones o conceptos técnicos para la determinación de la
responsabilidad de los presuntos responsables sea un profesional sin conocimientos
complementarios a su pregrado en ingeniería civil y con una evidente menor experiencia que
cualquiera de los actores que están siendo investigados.

Lo anterior, atenta evidentemente contra el derecho de defensa y debido proceso, quienes


tienen derecho a ser juzgados por funcionarios con alto conocimiento técnico de las disciplinas
implicadas en el proyecto, que en este caso son: ingeniería de túneles, geología, geotecnia,
hidráulica, entre otras, pues no puede olvidarse que uno de los principios que rige el ejercicio
de la función del control fiscal es el de la especialización técnica, definido en el artículo 3 del
decreto ley 403 de 2000, que cita, complementándolo con lo señalado por el doctrinante Bulla
romero sobre este principio de especialización técnica.

Es así, que al respecto la Contraloría para evaluar los aspectos técnicos relacionados con este
proceso lo hizo de forma superficial, centrando toda su argumentación en el hecho de que el
funcionario de apoyo técnico solamente presta una función de colaboración al despacho, a
través de la explicación de conocimientos de naturaleza técnica, al parecer olvidando aplicar
la ley, en particular, el artículo 117 de la Ley 1474 de 2011, que regula de manera especial el
apoyo técnico, afirmando ese Despacho que las funciones del apoyo técnico no son objeto de
incorporación o valoración como medios de prueba documentales o por informe, en abierta
contradicción con lo ordenado en el mentado artículo 117, en el sentido de que los informes
que rindan funcionarios de la Contraloría "se pondrá a disposición de los sujetos procesales
para que ejerzan su derecho de defensa y contradicción".

La Contralora Delegada menciona que el funcionario de apoyo técnico que fue designado para
la causa fiscal es empleado público y, por ende, los requisitos para acceder al empleo público,
así como las funciones que ha de desempeñar, están definidas por la ley y por el manual de
funciones aplicable, de lo cual sugiere que, por el hecho de que los conceptos brindados por
el señor Cárdenas Chacón no son objeto de incorporación al proceso como medio de prueba
documental o por informe, no resulta procedente el análisis de su formación, experiencia y
conocimientos especializados, conclusión equivocada.

Como la misma funcionaria indica en el fallo de responsabilidad fiscal, las explicaciones de


naturaleza técnica que el ingeniero ofrece al despacho, "a la postre son reflejados en las
decisiones adoptadas en el proceso", resultando evidente que los aportes efectuados por el
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 144 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

personal de apoyo terminan influenciando la toma de decisiones en el proceso, independiente


de que estos se incorporen o no al expediente como pruebas documentales o informes, y es
ahí donde radica la importancia de que dicho personal cuente con condiciones de formación,
experiencia e idoneidad, que le permitan estar a la altura de los temas objeto de análisis en el
proceso.

Para soportar la influencia que lograron causar las recomendaciones y conceptos del señor
Cárdenas Chacón en las decisiones del proceso, se resalta la decisión que la Contralora
Delegada adoptó, a través del Auto 1031 de 2021, de ratificarse en la negación de la prueba
solicitada por mis presentadas, en su escrito de descargos, consistente en la práctica de
algunos testimonios de contenido técnico, bajo el argumento de que ya existían otros
documentos técnicos en el proceso y resultaba suficiente la asesoría que el funcionario de
apoyo le ofrecía.

Esto, además de contrariar lo ordenado por el artículo 117 de la Ley 1474 de 2011, resulta
violatorio de los derechos al debido proceso y a la defensa, pues al parecer se le está dando
una suerte de voz definitiva al señor Cárdenas Chacón, no susceptible de contradicción o
debate y acepte expresamente que las opiniones y conceptos de su funcionario de apoyo no
fueron incorporados al proceso como documentos técnicos o Informes.

Además, la norma establece que de dichos informes técnicos se deberá correr traslado a los
sujetos procesales para que ejerzan su derecho de defensa y contradicción.

Así las cosas, pareciera que la Contralora Delegada, durante todo el proceso de
responsabilidad fiscal y de manera conveniente, ha solicitado conceptos u opiniones al
funcionario de apoyo técnico, sin incorporarlos al expediente a través informes o documentos
que puedan ser objeto de contradicción. Lo anterior, violando los derechos de nuestras
representadas

Es evidente que este Despacho no puede servirse del apoyo técnico del funcionario como un
recurso para la toma de sus decisiones, sin compartir con los sujetos procesales las
afirmaciones y conclusiones a las que ha llegado el profesional técnico, pues esto constituye
una vulneración al derecho de defensa y al debido proceso de los implicados en el proceso,
pues equivale a fallar con su conocimiento privado (que sólo es compartido con el asesor
técnico) y no con el material probatorio que obra en el expediente.

- XIV. NULIDAD DEL PROCESO: EL FALLO DE RESPONSABILIDAD FISCAL ESTÁ


VICIADO POR IRREGULARIDADES PROCESALES
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 145 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

14.1. Imposibilidad de demostrar los hechos en los que se soporta la defensa del
Consorcio CCC Ituango, por la negativa sistemática de las pruebas solicitadas

Durante todo el curso del proceso de responsabilidad fiscal, se destacó la tendencia de la


Contralora Delegada a impedirle a nuestras representadas la posibilidad de demostrar los
supuestos tácticos de su defensa. A pesar de las reiteradas solicitudes de pruebas que fueron
efectuadas, la Contralora Delegada impidió la práctica de dichas pruebas de manera
injustificada

Se afianza en el art. 29 de la Carta invocando el derecho fundamental al debido proceso, el


cual debe observarse en toda clase de actuaciones, lo sostenido por la Corte Constitucional
que ha reconocido que el derecho a solicitar, aportar y controvertir medios probatorios, como
una manifestación del derecho de defensa y del debido proceso, que aplica en esta causa.

Haciendo referencia al caso en cuestión, aduce que sus representadas solicitaron pruebas en
el proceso de diferente índole
(testimoniales, por exhorto, periciales, pruebas por informe, declaraciones extraprocesales,
etc.), para llevar a la certeza de la inexistencia de los supuestos atrasos sistemáticos y errores
constructivos en los que, en su criterio, incurrieron nuestras representadas durante la
ejecución de la obra; pruebas fueron negadas en diferentes oportunidades por considerarlas
el a-quo inútiles y/o inconducentes, en la medida en que en el expediente ya obraba "la prueba
idónea" de "los pormenores presentados en relación con el contrato CT-2012-000036".

Que para la Contralora Delegada resultó inútil conocer cómo fue la ejecución práctica de los
diferentes contratos que coincidieron en el proyecto pues en "la Ley misma se establece el rol
que ejerció cada uno en el proyecto". También fue inútil intentar demostrar que las
obligaciones contractuales fueron cumplidas pues "del cumplimiento de las obligaciones, dan
cuenta los informes de interventoría y de igual forma, los documentos técnicos obrantes en el
plenario".

Que los documentos allegados al proceso y que sirvieron de base para la apertura, imputación
y fallo de responsabilidad fiscal fueron aparentemente incontrovertibles y, por lo tanto, resultó
inútil cualquier intento del Consorcio CCC Ituango por demostrar los hechos en los que se ha
basado su defensa, resultando un simple prejuzgamiento que se tradujo en que, habiendo
llegado la Contralora Delegada a una anticipada convicción íntima y personal sobre la
existencia de responsabilidad, cualquier esfuerzo que se hiciera para cambiar esa convicción
resultaba inútil.

En cuanto a las pruebas periciales, la Contralora Delegada se negó a hacer valer las mismas
dentro del proceso, bajo el argumento de que "el dictamen pericial no es un medio de prueba
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 146 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

admisible en el proceso de responsabilidad fiscal, dadas las formas propias de este proceso
que no implica un proceso de partes". Esta afirmación sobre la inadmisibilidad del dictamen
pericial no tiene fundamento legal. Por el contrario, se opone al principio de libertad probatoria.

En este mismo sentido, rechazó las solicitudes probatorias formuladas por nuestras
representadas orientadas a controvertir el documento técnico producido por la Universidad
Nacional sobre la cuantía del presunto detrimento patrimonial, alegando que éste no podía
considerarse un dictamen pericial.

El "informe" rendido por la Universidad Nacional fue elaborado a partir de la información que
le fue suministrada por la Contraloría y con base en unos conocimientos técnicos.

En este sentido, como la información del Proyecto Hidroeléctrico Ituango no hacía parte de los
archivos de la Universidad Nacional, dicho documento no podía considerarse un informe
técnico.

Agrega que finalmente, sus representadas solicitaron la contradicción de los informes de


causa raíz incorporados al expediente; puntualmente, solicitaron, de manera principal, la
ratificación de dichos informes por cada uno de sus autores o, subsidiariamente, y en caso de
que la Contraloría Delegada considerase que dichos informes constituyen dictámenes
periciales, se ordenara la comparecencia de los peritos para que éstos fueran interrogados en
audiencia, sobre su idoneidad, imparcialidad y contenido de los dictámenes

Sobre esta solicitud, inicialmente, la Contralora Delegada no se pronunció. ¿Posteriormente,


ante una solicitud de adición del Auto de decreto de pruebas, informó que se trataba de una
negación tácita de la prueba?" Lo anterior, violando el principio de motivación de los actos
administrativos, el cual, según ha explicado la Corte Constitucional, garantiza el derecho de
los imputados a conocer las decisiones que los afectan y es un presupuesto indispensable
para que puedan ejercer su derecho de contradicción, a través de los recursos previstos en la
ley. Decisión respaldada por la Sala Fiscal y Sancionatoria, quien, en su esfuerzo de motivar
lo que no hizo la Contralora Delegada, sobre las razones de negación de la prueba, insinuó
que los informes causa raíz no son ni informes técnicos, en los términos del artículo 117 de la
Ley 1474 de 2011, ni dictámenes periciales, sino simples documentos técnicos aportados por
los vinculados, que no son susceptibles de contradicción mediante ratificación; argumentos
que son un exceso de ritualidad, que compromete de manera grave el derecho de defensa de
sus representadas, siendo evidente que la contradicción de estos informes resultaba relevante
para contar con los elementos necesarios para lograr el convencimiento suficiente para la
toma de una decisión definitiva en el proceso.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 147 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Que la Contralora Delegada, en lugar de propender por la búsqueda de la verdad, ha decidido


rechazar la mayoría de las pruebas solicitadas por sus representadas, con base en
argumentos desencaminados, formales y en extremo analistas.

También ha decidido otorgarle validez absoluta e incuestionable al Informe contratado por los
reaseguradores y a las opiniones del señor Cárdenas Chacón, sin dejar la más mínima
constancia procesal sobre los análisis y fundamentos de dichas opiniones.

14.2. Violación al principio de imparcialidad

Se evidencia una clara vulneración al principio de imparcialidad, que obliga a la Contralora


Delegada a actuar de manera objetiva, investigando no sólo los elementos desfavorables a
los implicados sino también los aspectos que lo pudieran favorecer, de tal manera que prime
la búsqueda de la verdad material y no solamente la búsqueda de los elementos que le
permitan demostrar la existencia de una supuesta responsabilidad fiscal.

Elementales principios de legalidad, equidad, moralidad, buena fe, honestidad e imparcialidad


enseñan que un funcionario, debe preocuparse por averiguar la verdad material, investigando
tanto lo desfavorable como lo favorable, para lo cual cita apartes jurisprudenciales de la Corte
Constitucional, sentencia T-1093 de 2004.

Precisa que un ejemplo contundente de la omisión en la aplicación de este principio es el


parcializado análisis que hizo de los informes de la Interventoría. Se tomó el trabajo de
seleccionar frases aisladas y descontextualizadas del análisis global de la ejecución del
contrato, con el objetivo de construir el argumento relativo a supuestos atrasos imputables al
Consorcio CCC Ituango. Otro ejemplo contundente es la cita fuera de contexto de un aparte
de las Especificaciones Técnicas de Construcción referido a la excavación de obras
exteriores, con el objetivo de achacarle al Consorcio CCC Ituango la supuesta obligación de
revisar la información geológica antes del inicio de la excavación de obras subterráneas.

Como clara muestra de su falta de imparcialidad, la Contralora Delegada omitió la más mínima
referencia a los dictámenes periciales presentados por nuestras representadas mediante
escrito del 12 de agosto de 2021, a pesar de que en ellos se analizan, en su integridad y no
de manera selectiva, los informes de la Interventoría y, en general, documentación relevante
sobre la ejecución de los trabajos a cargo del Consorcio CCC Ituango.

Los dictámenes ni siquiera fueron mencionados en la relación de las pruebas que tuvo en
cuenta la Contralora Delegada para fallar, lo que evidencia un desprecio absoluto por el
esfuerzo probatorio realizado por sus representadas para desvirtuar los supuestos de la
responsabilidad fiscal endilgada.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 148 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Tampoco tuvo en cuenta que existen diferentes informes de diferentes entidades y que
constan en el expediente, tales como Deloitte (auditor de la CREG), el propio interventor del
proyecto y la Junta Directiva de Hidroituango, en donde se acredita que el proyecto, a abril de
2018, estaba prácticamente cumpliendo el cronograma y que la primera unidad podría entrar
en operación en noviembre de ese año, lo que demuestra que la Contralora Delegada no
realizó una investigación imparcial, pues solamente concentró su atención en las pruebas que
le permitían fundamentar la supuesta responsabilidad y no en obtener certeza de la
inexistencia de los supuestos atrasos y defectos constructivos en los que supuestamente
incurrieron sus representadas.

La violación al principio de imparcialidad también se ha visto reflejada en las declaraciones


estigmatizantes que la Contraloría ha efectuado en medios de comunicación, las cuales
evidencian que, desde siempre, existió un marcado interés o una predeterminación a proferir
un fallo con responsabilidad fiscal.

La Contralora Delegada ha argumentado que dichas afirmaciones no son más que la


materialización del principio de publicidad, como principio constitucional de la función pública.
Sin embargo, el argumento expuesto por la Contralora Delegada para denegar la nulidad es
inadmisible, pues equipara la información y acceso a piezas procesales con la emisión de
cuestionamientos, imputaciones de responsabilidad y juicios de valor antes de proferir el fallo.
Existe una diferencia abismal entre la publicidad y el prejuzgamiento.

14.3. Violación al principio de igualdad al establecerse un plazo perentorio para fallar


con responsabilidad

Ha sido tradicional en los procesos de responsabilidad fiscal que adelanta la Contraloría


General de la República que se tome el tiempo que sea necesario para encontrar la verdad,
garantizando el debido proceso y el derecho de defensa, sin poner en riesgo la ocurrencia de
causales de prescripción o de caducidad. Esto es un plazo de 5 años, que no es un plazo
caprichoso, sino que fue establecido en función del tiempo que puede resultar necesario para
adelantar un proceso garantista, que logre cumplir con el objetivo de encontrar la verdad y que
permita tomar una decisión ajustada a derecho.

Sin embargo, en la rueda de prensa en la cual se anunció la imputación de responsabilidad


fiscal, el Contralor General de la República asumió públicamente el compromiso de obtener
resultados en un año y medio, que, con la expedición del fallo, este plazo se cumplió casi a
cabalidad, pero sin el rigor en el estudio del caso y en la valoración probatoria. Plazo artificial
e insuficiente si se tiene en cuenta la complejidad de la discusión técnica y financiera que se
encuentra presente en la esta controversia procesal, en la que está Involucrado un gran
número de personas naturales y jurídicas al igual que una enorme cantidad de pruebas que
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 149 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

tenían que haberse practicado y valorado, que para cumplir el plazo fueron privados los
investigados de la oportunidad de practicar las pruebas solicitadas o de contradecir las
pruebas incorporadas de manera oficiosa. Ejemplo de esto es el desprecio absoluto por los
dictámenes periciales aportamos el 12 de agosto de 2012.

Es evidente que el presente proceso está viciado de nulidad por violación al derecho de
defensa de los Implicados y la comprobada existencia de irregularidades sustanciales que
afectan el debido proceso, en los términos del artículo 36 de la Ley 610 de 2000.

14.4. Violación al derecho de defensa al imponer un plazo para la interposición de


recursos diferente al previsto en la legislación vigente

La Contralora Delegada decidió otorgar un plazo de cinco días para la interposición de los
recursos de reposición y apelación contra el fallo condenatorio, a pesar de que la oportunidad
para Interponer recursos contra un acto administrativo definitivo es de 10 días, acorde con lo
establecido en el Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo
y a pesar de que el momento a partir del cual dicho plazo debía comenzar a correr era el de
la última notificación y no el de la notificación de cada investigado

Los argumentos que sustentan la razón por la cual el plazo otorgado debió haber sido de 10
días y no de cinco, son los siguientes: La Ley 610 de 2000 fue expedida bajo la vigencia del
Código Contencioso Administrativo (Decreto 01 de 1984) y bajo el supuesto de que este
estatuto era la norma de remisión que complementaría los aspectos no regulados en ella,
motivo por el cual había concordancia entre ambos estatutos, en los distintos aspectos
regulados en ellos

Con relación al tema de los recursos y a la firmeza de las decisiones, el Código Contencioso
Administrativo regulaba los siguientes aspectos: (i) Artículo 50: recursos en la vía gubernativa,
previendo la posibilidad de interponer los recursos de reposición, apelación y queja (ii) Artículo
51: oportunidad y presentación, estableciendo que el plazo para la interposición de los
recursos sería de cinco días. (iii) Artículo 62: firmeza de los actos administrativos.
Por su parte, la Ley 610 de 2000 se refirió a estos temas de la siguiente manera: (i) El artículo
55 remitió al Código Contencioso Administrativo para efectos de la forma de notificación y los
recursos procedentes, disponiendo que "la providencia que decida el proceso de
responsabilidad fiscal se notificará en la forma y términos que establece el Código Contencioso
Administrativo y contra ella proceden los recursos allí señalados, interpuestos y debidamente
sustentados por quienes tengan interés jurídico, ante los funcionarios competentes". (ii) El
artículo 56 (numeral 2) reguló el tema de la ejecutoriedad, estableciendo, de manera especial,
que la firmeza del fallo de responsabilidad fiscal se alcanzaba dentro de los "cinco (5) días
hábiles después de la última notificación", en concordancia con el artículo 51 del Código
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 150 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Contencioso Administrativo, que establecía un plazo de cinco días para interponer los recursos
que agotaran la vía gubernativa contra "los actos que pongan fin a las actuaciones
administrativas", v.g. el fallo de responsabilidad fiscal. (iii) La única disposición de la Ley 610
que estableció un plazo para interponer recursos en el marco del proceso de responsabilidad
fiscal es el artículo 51, que definió el plazo para interponer el recurso de reposición y en
subsidio el de apelación contra el auto que rechace la solicitud de pruebas. Esta regla, dada
su especialidad, no es aplicable a todas las decisiones que se tomen en el marco de dicho
proceso, pues es claro que sólo se refiere a los recursos contra el auto que rechace pruebas.
Lo anterior significa que la Ley 610 no estableció el plazo para interponer los recursos que
agotaran la vía gubernativa frente a la decisión definitiva.

Posteriormente, fue expedida la Ley 1437 de 2011, la cual conservó un esquema similar al del
Código Contencioso Administrativo en el sentido de regular de manera separada los temas
relacionados con los recursos procedentes para agotar la vía gubernativa (artículo 74), la
oportunidad para interponer los recursos (artículo 76) y el momento en el cual los actos
administrativos alcanzan su firmeza (artículo 87). El cambio fundamental, para los efectos que
nos interesan en este análisis, consistió en que el plazo para la interposición de los recursos
pasó de cinco días a 10 días hábiles.

Es importante anotar que el incremento del plazo de cinco a 10 días para la interposición de
los recursos no puede entenderse como una simple concesión graciosa del legislador con los
administrados, sino que es el claro reconocimiento de la insuficiencia del plazo previsto en el
Código Contencioso Administrativo, lo cual resultaba incompatible con el afán de fortalecer la
garantía del debido proceso.

Viendo el anterior panorama, puede afirmarse que La ley 610 no contiene artículo alguno que
establezca cuál es el término para interponer los recursos que agoten la vía gubernativa contra
el fallo con responsabilidad fiscal, motivo por el cual es menester concluir que la oportunidad
para interponer los recursos que permitan agotar la vía gubernativa contra la decisión definitiva
(fallo con responsabilidad fiscal), es el establecido en el Código de Procedimiento
Administrativo y de lo Contencioso Administrativo, el cual es de 10 días.
En este mismo orden de ideas, dado que el artículo 56 de la Ley 610 tiene como objeto definir
el momento en el cual queda en firme un fallo de responsabilidad fiscal, pero su objeto no era
regular el plazo para interponer los recursos, debe entenderse que este quedó modificado
tácitamente con la expedición del Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso
Administrativo, en la medida en que este nuevo estatuto definió en diez días el plazo para
interponer los recursos contra las decisiones definitivas. Por tanto, debe entenderse también
que la ejecutoria se produce al vencimiento de los 10 días sin que se hubieran interpuesto
recursos.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 151 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Recuérdese que, de acuerdo con lo establecido en los artículos 71 y 72 del Código Civil, la
derogatoria de la ley puede ser tácita o expresa y que, de acuerdo con el artículo 72, "la
derogación tácita deja vigente en las leyes anteriores—, aunque versen sobre la misma
materia, todo aquello que no pugna con las disposiciones de la nueva ley". Esto significa que
es
perfectamente aceptable que el artículo 56 conserve vigencia, excepción hecha de la
referencia al plazo de cinco días pues esta riñe con el contenido del artículo 74 del Código de
Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso Administrativo.
Por otro lado, los argumentos que permiten sustentar que la oportunidad para interponer el
recurso debía contarse a partir de la última notificación y no de cada una de las notificaciones,
de manera independiente, son los siguientes:

El artículo 56 de la Ley 610 de 2000, citado en el acta de notificación personal del auto
impugnado a Coninsa Ramón 1-1., señala lo siguiente:

"Artículo 56 Ejecutoriedad de las providencias. Las providencias quedarán


ejecutoriadas:

1. Cuando contra ellas no proceda ningún recurso.


2. Cinco (5) días hábiles después de la última notificación cuando no se
interpongan recursos o se renuncie expresamente a ellos.
3. Cuando los recursos interpuestos se hayan decidido" (énfasis agregado).

A su vez, el artículo 118 del Código General del Proceso establece lo siguiente:

"Artículo 118. Cómputo de términos. El término que se conceda en audiencia a quienes


estaban obligados a concurrir a ella correrá a partir de su otorgamiento.
En caso contrario, correrá a partir del día siguiente al de la notificación de la providencia
que lo concedió.
El término que se conceda fuera de audiencia correrá a partir del día siguiente al de la
notificación de la providencia que lo concedió.
Si el término fuere común a varias partes comenzará a correr a partir del día siguiente
al de la notificación a todas.
( .)" (Énfasis agregado).

El término de ejecutoria del fallo es un término común, en razón a lo establecido en el artículo


56 de la Ley 610, de acuerdo con el cual la ejecutoria del fallo se logra a los "cinco (5) días
hábiles después de la última notificación", lo que significa que la ejecutoria no se alcanza de
manera individual para cada investigado, sino de manera conjunta para todos ellos
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 152 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

En el presente caso, la notificación del fallo de responsabilidad fiscal no se llevó a cabo en un


mismo momento para todos los responsables fiscales, sino que, se ha producido en momentos
diferentes, concluyéndose que dichas notificaciones se van a llevar a cabo de manera
separada en el tiempo.

De acuerdo con lo anterior, y teniendo en cuenta las normas citadas previamente, estamos en
presencia de un término común para todos los responsables fiscales que sólo debería
comenzar a partir de la notificación que se efectúe al último de los responsables fiscales en el
proceso.

A pesar de la claridad de la normatividad vigente, mediante Auto 1442 del 9 de septiembre de


2021, la Contralora Delegada afirmó que el artículo 118 del Código General del Proceso no
era aplicable, so pretexto de que los investigados no son "litisconsortes necesarios"; concepto
este que nunca había salido a colación en el marco de este proceso de responsabilidad fiscal
y que Incluso no tendría cabida dada la reiterada posición de la Contraloría en el sentido de
que no estamos en presencia de un proceso de "partes".

Además, la Contralora Delegada argumentó que acceder a aplicar el mandato contenido en el


artículo 118 del Código General del Proceso (como si la aplicación de la ley estuviera librada
al criterio del operador jurídico), sería poner en desventaja al último notificado en comparación
con quienes fueran notificados previamente; argumento que no se entiende dado que esta es
una regla que nace de la ley y fue el legislador, dentro del marco constitucional de
configuración legislativa, quien estableció esa supuesta desigualdad.

Como conclusión, se evidencia que la Contralora Delegada limitó artificiosamente la


oportunidad para la presentación de recursos, lo cual evidentemente limita las posibilidades
de defensa, más aún si se considera la extensión del auto Impugnado y la cantidad de pruebas
que obran en el expediente.

SOLICITUD DE NULIDAD DE SERGIO FAJARDO VALDERRAMA.

Radicado 2021ER0124590 del 13-09-2021, folio 29376 y ss. Solicitud elevada por su
apoderada ARACELLY TAMAYO RESTREPO.

Vistos sus argumentos, contenidos en el numeral IV de su escrito (folio 29379 y ss) se


condensan así:
Se afianza en la normatividad propia de la Ley 610 de 2000, art. 36 (Causales de nulidad); 37
(saneamiento); 38 (termino para proponerlas; art. 109 de la Ley 1474 (Oportunidad y
requisitos); concepto jurídico IE96211 del 9 de septiembre de 20131 emitido por la Oficina
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 153 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Jurídica de la Contraloría General de la República, dispuso que en el proceso ordinario es


posible dar trámite a las nulidades cuando se ha dictado fallo de primera instancia, pero solo
cuando la causal de nulidad haya sido posterior a la decisión o se genere.
Invoca como causal la comprobada existencia de irregularidades sustanciales que afecten el
debido proceso al desconocer el trámite previsto para el proceso de responsabilidad fiscal,
amparado en la siguiente normativa: Art. 29 de la Carta; Art. 8 y 14 de la Convención
Interamericana de Derechos Humanos; Art. 2 Ley 610 de 2000; página 180 del Manual de
Responsabilidad fiscal de la CGR, adoptado a través de la Resolución Reglamentaria
Ejecutiva No. REG-DE-0030 del 30 de marzo de 2017.
Cita como irregularidades:
- Irregularidad que provoca la causal de nulidad invocada.
Señala la vulneración al principio de PRECLUSIÓN de las etapas procesales, al omitir el
pronunciamiento, traslado y posibilidad de interponer recursos a los sujetos procesales de
múltiples decisiones que aún estaban pendientes de notificación y el trámite de los recursos
que proceden frente a las mismas, en especial, la solicitud de nulidad que fue deprecada por
la defensa, el recurso de la negativa de pruebas solicitadas a través de oficios y el recurso de
reposición y en subsidio apelación interpuesto en contra del Auto que resolvió las medidas
cautelares del doctor Rafael Nanclares Ospina.
- Demostración del vicio y el perjuicio causado. (Repercusión definitiva que afectó
el trámite del proceso).
• No dar el trámite que corresponde a los recursos interpuestos en contra de
la nulidad propuesta antes de proferirse el fallo.
Fue expuesto que existieron situaciones que afectaron el debido proceso y que, por ende, el
derecho de defensa, entre ellos se encuentra la omisión de dar el debido trámite a la solicitud
de nulidad que fue interpuesta antes del fallo que en forma obvia ya se profirió.
Que se promovió una solicitud de nulidad por la presunta violación al derecho fundamental
del debido proceso en el trámite ordinario que como se ha dicho, los argumentos de la
nulidad fueron debidamente expuestos, desarrollados en capítulos y se concretaron en
términos generales, en sostener que, en el proceso ordinario de responsabilidad fiscal varias
veces referido, se presentaros serias irregularidades sustanciales que afectaron el debido
proceso —por violación al principio de "investigación integral", la aplicación de una solidaridad
no regulada en la ley, entre otros acápites de gran valor.
El llamado estricto a través de esta defensa, fue al sometimiento que debía hacer la señora
Contralora Delegada a la aplicación del debido proceso en las actuaciones administrativas y
tenía un fin específico, que se otorgara garantías objetivas a la defensa que este debía hacer
en un proceso que marca indiscutiblemente su vida y la de su entorno en todos los sentidos,
invocando apartes de la sentencia C -083 de 2015 y C-341 de 2014 de la Corte Constitucional,
en garantía de su derecho de defensa, como los alcances del Convención Americana
sobre Derechos Humanos.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 154 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Expone así, que el escrito de nulidad fue radicado el día viernes 20 de agosto de 2021, antes
de que se dictara el fallo de primera instancia del 3 de septiembre pasado, que de acoger los
argumentos de la solicitud de nulidad, llevaría a retornar la actuación procesal a la etapa de
investigación, para permitirles ejercer la defensa que les correspondía para practicar las
pruebas denegadas y para garantizar la investigación integral exigida en el trámite del proceso,
debiendo la señora Contralora Delegada actuar bajo las disposiciones del artículo 109 de ley
1474 de 2011 y resolver lo pertinente dentro del término perentorio de los cinco (5) días
siguientes a la fecha de presentación del escrito, esto es, hasta el 27 de agosto de 2021.
Resolver la nulidad invocada, implicaba a la señora Contralora ejercer un estricto y riguroso
análisis sobre la legalidad, en un alcance de control constitucional de las actuaciones que se
le reclamaban, antes de que se profiriera fallo de primera instancia, debiendo esperar a que
dicho control fuese ejercido por la segunda instancia, si ésta no accedía a la petición de nulidad
impetrada, con el propósito de que, ante la preclusividad de las actuaciones, el
pronunciamiento que se haga sobre nulidades tiene unos límites y es que al presentarse un
pronunciamiento de fallo de primera instancia se concluye la actuación de la falladora, la cual
solo tendrá apertura respecto de los recursos de impugnación que contra el fallo procedan,
respaldado en el Concepto EE50539 de 10 de septiembre de 2009, de la Oficina Jurídica de
la Contraloría General de la República, en la que se dispuso:
"Prueba de que la voluntad del legislador es que sólo se opongan nulidades hasta antes
de proferido el fallo con responsabilidad, es que dispuso en el inciso segundo del art.
38 de la Ley 610/00 que el auto que las decida queda sujeto al recurso horizontal de
reposición y al jerárquico de apelación.
"Si estuviera consentido provocar nulidades en el instante anterior a la expedición de la
providencia que decide la apelación contra el fallo, no podrían surtirse entonces los dos
grados respecto de la que negara la nulidad, puesto que el funcionario que desata la
apelación que ataca el fallo agota ya la vía administrativa.
"Acentuemos también de otra parte que una vez dictado el pronunciamiento con
responsabilidad fiscal concluye la competencia de las Contralorías respecto del objeto
del juicio y sólo se reabre en razón de los medios de impugnación ofrecidos por la ley,
los recursos de reposición y apelación — igual a lo que acontece con cualquier otro
acto de la administración -, no en atención a pretensiones de nulidad.
"Consideramos pues que si se reclama una nulidad luego de la declaración con
responsabilidad debe el funcionario rechazarla, al haberse sobrepasado la oportunidad
procesal idónea."
Precisa que a pesar de lo expuesto, la señora Delegada no resolvió la solicitud de nulidad
dentro del plazo fijado en el artículo 109 ibídem, omitiendo el término establecido por el
legislador, en el cual se busca efectivizar las garantías procesales, puesto que la resolvió
pasados 10 días hábiles después de la radicación del escrito y en una providencia que fue
fechada el 3 de septiembre de 2021 (notificada el 6 de septiembre pasado) para negar la
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 155 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

nulidad y en forma muy particular, disponer además dictar fallo de primera instancia de
responsabilidad fiscal en contra de su mandante.
Que al disponer resolver en forma conjunta la nulidad, oportunamente presentada con el fallo
con responsabilidad fiscal, vulneró flagrantemente el debido proceso que le asiste a su
mandante porque concertó dos decisiones que no podrían conjugarse: nulidad y fallo.
En Concepto 1E96211 del 9 de septiembre de 20132, la CGR dispuso que en el proceso
ordinario es posible dar trámite a las nulidades cuando se ha dictado fallo de primera instancia,
pero solo cuando la causal de nulidad haya sido posterior a la decisión o se genere en ella,
donde el artículo 109 de la Ley 1474 de 2011, señala que la solicitud de nulidad podrá
formularse hasta antes de proferirse la decisión final, (decisión de la primera instancia).
Que contra la negativa del decreto de nulidad procede el recurso de apelación ante el superior
jerárquico y el efecto en el que se confiere es el SUSPENSIVO, es decir, cesa la competencia
de la señora Contralora Delegada hasta tanto no se disponga el obedecimiento de la decisión
que dicte el superior, invocando alcances del CPACA y concepto CGR- OJ 148 2016,
20161E0074555 de 26 de agosto de 2016,
Que el efecto suspensivo determina la cesación que se presenta en cuanto a la competencia
del juez de conocimiento a partir de la ejecutoria del auto que concede el recurso hasta que
se notifique el de obedecimiento a lo decidido por el superior, ahora bien, pese a que el juez
de inferior categoría pierde competencia cuando se apela la sentencia si conserva la facultad
respecto a las medidas cautelares.
Que el efecto del recurso tiene un fin específico y se concluye en que, ante la magnitud de la
consecuencia de decretarse una nulidad por una causal como la violación al debido proceso,
el trámite no debería continuar hasta que no se determine si existe o no razón en los
argumentos de la nulidad expuestos y así permitir garantizar los derechos fundamentales al
debido proceso de los investigados.
Que a pesar de todo, la señora Contralora no consideró dentro los términos del debido
proceso, las vicisitudes que se presentarían ante la eventualidad de la interposición del recurso
de apelación y la posible revocatoria del superior a la negativa de la nulidad deprecada, dado
que en forma acelerada procedió a dar por sentado que la actuación que había sido
reprochada en el escrito de nulidad era ajustada y que por ello procedía, a toda costa y sin
términos de prescripción cercanos, a dictar fallo con responsabilidad contra su mandante.
Advierte la oportunidad que tuvieron los otros implicados de presentar las solicitudes de
nulidad y de tramitar los correspondientes recursos ante la Sala Fiscal y Sancionatoria,
garantizándoles al menos formalmente sus derechos, citando suficiente respaldo en el
expediente; autos que relaciona, para cuestionar que al no resolver el recurso de nulidad en
las mismas condiciones que lo hicieron con los demás sujetos procesales, afecta el derecho
a la igualdad y de recibir el mismo tratamiento de las autoridades, tal como lo establece la Ley
1437 de 2011.
- Ausencia de decisión sobre recursos contra medidas cautelares en contra de
RAFAEL NANCLARES OSPINA.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 156 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Precisa que mediante los Autos Nos. MC057 de 12 de abril de 2021 y MC068 de 21 de mayo
de 2021 la Delegada Intersectorial Nro. 09 decretó medidas cautelares en contra del doctor
RAFAEL NANCLARES. Ambos actos administrativos fueron notificados por estados del
miércoles 25 de agosto de 2021 y el 01 de septiembre de 2021, estando dentro del término de
ejecutoria de estos, interpuso los recursos de reposición y en subsidio apelación.

Que la DELEGADA INTERSECTORIAL emitió el fallo con responsabilidad sin haber decidido
el recurso que en forma oportuna interpuse en contra dichos Autos que decretaron y aclararon
las medidas cautelares impuestas en contra del doctor RAFAEL NANCLARES OSPINA,
cuando a los demás sujetos procesales se les dio trámite y decisión a los recursos interpuestos
frente a las medidas cautelares decretadas, y a sabiendas, que una vez emitido el fallo con
responsabilidad fiscal, sólo tiene competencia para pronunciarse frente al recurso de
reposición que procede frente a este acto administrativo, por lo cual se quedarían sin resolver
los recursos que fueron interpuestos en forma oportuna ante el Despacho vulnerándose el
debido proceso.

- Ausencia de decisión sobre recursos contra negativa de pruebas documentales


obtenidas por oficios:

Precisa que mediante el Auto Nro. 1031 del 22 de junio de 2021 la Contralora Delegada
Intersectorial Nro. 09 decidió rechazar algunos recursos de reposición, resolver otros y
conceder algunos recursos de apelación presentados por los sujetos procesales, ante lo cual
el 28 de junio de 2021 formulo recurso de reposición y en subsidio de queja en contra dicho
Auto 1031, explicando que en contra de la negativa de pruebas del Auto Nro. 948 del 3 de
junio de 2021 él había radicado dos memoriales contentivos de sendos recursos por lo allí
resueltos y que debía resolverse los recursos interpuestos en forma oportuna en su
integralidad.

Que el 16 de julio de 2021 la Delegada emitió el Auto Nro. 1125, mediante el cual rechazó el
recurso de reposición del memorial radicado No. 2021ER0081966 y lo remitió a la Sala Fiscal
y Sancionatoria para desatar el recurso de queja, siendo resuelto el 01 de septiembre de 2021
por la Sala con Auto ORD-801119-214-2021, a través del cual concedió el recurso de queja,
y allí mismo decidió el "recurso de apelación presentado por la apoderada especial de John
Alberto Maya Salazar, Federico José Restrepo Posada, Sergio Fajardo Valderrama, María
Eugenia Ramos Villa y Rafael Andrés Nanclares Ospina mediante radicado No.
2021ER0081966 (ft 26030-26036) del 28 de junio de 20216".

Sobre lo anterior, sostiene que la Sala Fiscal y Sancionatorio, en lo sustancial se refirió a los
argumentos de disenso del memorial que había presentado el 15 de junio de 2021 a las 16:40
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 157 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

(radicado ER0075513, PDF de 113 folios) y no a las razones que expuse en el escrito del 15
de junio de 2021 a las 17:03 (radicado ER007574, PDF de 5 folios, visible a folio 25.680 al
25.683 del expediente). Es decir, a pesar de que la segunda instancia accedió a la queja, no
decidió de fondo el recurso de apelación por la negativa de decretar pruebas documentales
obtenidas mediante oficio en favor de la defensa de los doctores FEDERICO RESTREPO y
JOHN ALBERTO MAYA SALAZAR.

Que tal irregularidad sustancial de la Contraloría indica que en este proceso de


responsabilidad fiscal no se ha cerrado en debida forma el periodo probatorio, puesto que aún
existe la posibilidad de practicar otros medios de convicción, situación que afecta en alto grado
el derecho de defensa, contradicción y debido proceso de su poderdante, precisando que
dicha causal de nulidad surgió porque el operador fiscal dejó de lado u omitió resolver un
recurso de apelación que fue presentado oportunamente, cumpliendo con todas las exigencias
de las normas procesales aplicables.

Que en el caso sub examine, se dictó fallo con responsabilidad fiscal estando pendiente la
decisión de un recurso de apelación ante la Sala Fiscal y Sancionatoria frente a la negación
de unas pruebas solicitadas por la defensa, lo que se genera una abierta vulneración del
derecho de defensa y contradicción.

- La contraloría no puso en conocimiento de los sujetos procesales los dictámenes


periciales aportados por las partes en el trámite de juicio.

Argumenta que pesar de que algunos sujetos procesales aportaron dictámenes periciales de
parte, la Delegada no les dio el trámite de rigor, incorporándolos al expediente, ni poniéndolos
en conocimiento de los demás investigados, o tan siquiera indicando bajo qué estándar de
prueba los iba a considerar. Tal situación ocurrió con los siguientes dictámenes de
SURAMERICANA LUIS JAVIER VÉLEZ y JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO,
CONSORCIO CCC e INGETEC-SEDIC.

En el Auto Nro. 1413 de 2021 la Contralora Delegada solo se limitó a indicar que en el proceso
de responsabilidad no había contradicción de los dictámenes periciales de parte conforme lo
dispone el artículo 228 del Código General del Proceso, y que a estas pruebas se les da un
tratamiento de documentales técnicas.

Sin embargo, en la mayoría de los casos no hizo alusión a la incorporación o valoración de


tales medios de convicción, en abierta afección de los derechos de defensa y contradicción
de los investigados en esta causa fiscal.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 158 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

- Nulidad por indebida decisión de solicitudes de nulidad dentro del fallo de


responsabilidad fiscal
En el Auto Nro. 1413 de 2021 la Contralora Delegada Intersectorial No. 09 no sólo decidió la
solicitud de nulidad que presentó esta defensa el 20 de agosto de 2021, bajo el radicado No.
2021ER0109662, allí también resolvió las solicitudes de nulidad propuestas por LUIS
ALFREDO RAMOS BOTERO (12 de abril de 2021), SEGUROS GENERALES
SURAMERICANA S.A. (04 de agosto de 2021), CONSTRUCOES E COMERCIO CAMARGO
CORREA S.A., CONSTRUCTORA CONCONCRETO S.A y CONINSA RAMON H S.A. (05 de
agosto de 2021).

El artículo 38 de la Ley 610 de 2000 dispone que las nulidades solo pueden proponerse
ANTES del fallo definitivo, tal como aquí ocurrió con las cuatro solicitudes de nulidad antes
citadas. La norma agrega que contra el auto que las resuelva proceden los recursos de
reposición y apelación, los cuales se deben conceder bajo el efecto suspensivo. De manera
que los recursos contra la negativa de nulidades también ser resueltos ANTES de la
notificación del fallo de responsabilidad fiscal (Auto Nro. 1413 del 03 de septiembre de 2021),
sólo así se garantizaría la doble instancia, y la posibilidad de sanear oportunamente el proceso
de responsabilidad fiscal, bajo las causales de "falta de competencia del funcionario para
conocer y fallar; la violación del derecho de defensa del implicado; o la comprobada existencia
de irregularidades sustanciales que afecten el debido proceso'. Estas garantías que aquí
brillan por su ausencia.

- La Delegada efectivizó medidas de embargo y secuestro de bienes, pero no


publicitó, notificó ni dio la oportunidad de interponer los recursos de ley a
algunos sujetos procesales, mientras que a otros investigados les permitió
interponer recursos y se decidieron los mismos.
Advierte que la Delegada no publicitó, notificó, ni concedió los recursos de ley, habiendo
efectivizado las medidas cautelares decretadas en contra de los doctores SERGIO FAJARDO
VALDERRAMA, FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA y MARIA EUGENIA RAMOS VILLA,
generando con esta omisión una clara violación al debido proceso de quien representa, donde
con la emisión del fallo, estando aún pendiente por notificar algunas decisiones y frente a las
cuales procedían los correspondientes recursos legales e incluso abstenerse de decidir los
recursos que fueron oportunamente interpuestos antes de emitir el fallo lesiona de manera
evidente y flagrante el derecho a un debido proceso, frente al cual solo procede el remedio
procesal de la NULIDAD.

- El perjuicio concreto
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 159 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

En forma evidente, la Delegada al disponer resolver en forma conjunta la nulidad,


oportunamente presentada, con la decisión de fondo, vulneró flagrantemente el debido
proceso porque concertó dos decisiones que no podrían conjugarse: nulidad y fallo.
Adicionalmente, las garantías de haber dado el trámite de los recursos y a la revisión de la
segunda instancia frente a las solicitudes deprecadas en procura de sus derechos antes de
dictarse el fallo de primera instancia, vulneró en forma evidente el DERECHO A LA
IGUALDAD, consagrado en el artículo 13 de la Constitución Política, por cuanto a las
autoridades le es exigible aplicar de manera uniforme las disposiciones a situaciones que
tengan los mismos supuestos tácticos y jurídicos, como sucede en este caso.
Por otra parte, debe indicarse que contra el fallo de responsabilidad fiscal que le fue notificado
a su mandante procede el recurso de reposición, lo que haría deducir que la competencia de
la señora Contralora Delegada continuaría vigente a pesar del efecto suspensivo del recurso
de apelación se ha dicho procede contra la decisión de primera instancia de la nulidad, lo que
contraviene las formas propias del proceso dentro del marco del debido proceso.

Lo anterior, para sostener que la Delegada al resolver en forma conjunta la nulidad deprecada
oportunamente y el fallo con responsabilidad fiscal a su mandante, sin haber agotado el
procedimiento de la apelación a la decisión de nulidad, vulneró en forma evidente y palmaria
el debido proceso a mi representado, y, por ende, el único remedio procesal es declarar la
NULIDAD DE LO ACTUADO para rehacer la actuación viciada.

- Momento procesal a partir del cual debe reponerse la actuación y el funcionario


al que habría de remitirse el expediente.

Concluye sosteniendo que el momento a partir del cual debería reiniciarse el proceso es el
instante anterior a la decisión del fallo de primera instancia, a fin de que se resuelvan las
solicitudes pendientes de decidir, se concedan los recursos interpuestos y se notifiquen las
decisiones tomadas (medidas cautelares impuestas a los sujetos procesales), las cuales
fueron efectivizadas, pero no notificadas a los doctores SERGIO FAJARDO VALDERRAMA,
MARIA EUGENIA RAMOS VILLA y FEDERICO RESTREPO POSADA, a pesar de que frente
a los demás sujetos procesales se rituó el trámite de publicidad y se concedieron los recursos
pertinentes.

SOLICITUD DE NULIDAD DE SERGIO FAJARDO VALDERRAMA (CONTRA AUTO QUE


RESOLVIÓ REPOSICIÓN CONTRA DECISIÓN DE FALLO)
Se tiene que mediante radicado 2021ER0148636 del 22 de octubre de 2021 el Dr. SERGIO
FAJARDO VALDERRAMA interpone solicitud de nulidad del Auto No.1688 del 13 de octubre
de 2021 por el cual la primera instancia desata los recursos de reposición contra el Auto de
Fallo No. 1413 de 2021
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 160 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Solicita nulidad por violación al derecho de defensa, señalando que la irregularidad consiste
en que la Contraloría Delegada solo revisó y solo se pronunció sobre su recurso de reposición
hasta la página 12 del mismo y no tuvo en cuenta, ni mencionó, ni relacionó en el recurso, y
mucho menos respondió a los reparos, de las páginas 12 a 28 del recurso.

En las páginas 227 a 266 del Auto 1688 de 2021, la Contraloría se pronuncia sobre el recurso
de reposición.

Al hacerlo, desagrega cada uno de los argumentos del recurso, en el mismo orden en que
fueron presentados. En la página 266 se presenta, como último argumento presentado, el que
se titula con "Derecho a la igualdad: Mi caso se debió evaluar con el mismo criterio que el de
otros involucrados" y "Se me impuso una responsabilidad objetiva". Indica que estos
corresponden a las secciones 3.1 y 3.2 de su recurso, que a su vez hacen parte del capítulo
3 denominado "Reparos específicos contra el fallo".

Precisa que luego de dar una respuesta corta a estos argumentos, cuya corrección no se
pretende controvertir en este escrito, la Contraloría Delegada cierra la sección dedicada a su
recurso y pasa a considerar el recurso de otros implicados.

Al hacer esto, la Contraloría omitió por completo transcribir, considerar, valorar y dar respuesta
a los reparos específicos desarrollados en las secciones 3.2, 3.3, 3.4 y 3.5 del recurso.

Esta modalidad de violación al derecho de defensa, ha sido históricamente conocida como


"violación al derecho de defensa por falta de motivación o indebida motivación al no dar
respuesta a las alegaciones de las partes", lo que no puede ser de otra manera como quiera
que de nada vale el derecho a presentar argumentos y controvertir decisiones como reflejo
del derecho de defensa, si estos ni siquiera merecen respuesta, como ha sido detallado
anteriormente, y como puede constatarse de manera objetiva.

Esta violación del derecho de defensa es, a su vez, una irregularidad sustancial en el proceso
que se configuró con la expedición del Auto 1688 y se advierte en este momento, dentro del
término de ejecutoria de dicha providencia, tal como está previsto dicho término en el artículo
56 de la Ley 610 de 2000.

Por lo expuesto, solicita que se decrete la nulidad del Auto 1688 del 13 de octubre de 2021 y
se rehaga la actuación, resolviendo en esta oportunidad mi recurso de reposición de manera
completa. Específicamente, resolviendo los reparos contenidos en los numerales 3.3, 3.3.1,
3.3.2, 3.3.3, 3.3.4, 3.3.5, 3.3.6, 3.3.7, 3.4 y 3.5 del recurso presentado oportunamente el 13
de septiembre de 2021.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 161 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.8. Grado de consulta.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 18 de la ley 610 del 2000, modificado por el
artículo 132 del Decreto Ley 403 de 2020, el grado de consulta tiene por objeto la defensa del
interés público del ordenamiento jurídico y de los derechos y garantías fundamentales,
procede cuando: i) se ordena el archivo de las diligencias; ii) se profiere fallo sin
responsabilidad fiscal y iii) se profiere fallo con responsabilidad fiscal y alguno de los
implicados o vinculados estuvo representado por apoderado de oficio.

2.8.1. Consulta con ocasión al fallo sin responsabilidad Fiscal de ANIBAL


GAVIRIA CORREA C.C. 70.566.243.

Corresponde el Auto No. 14135 del 3 de septiembre de 2021 proferido por la Contraloría
Delegada Intersectorial No. 9 de la Unidad de Investigaciones Especiales contra la
Corrupción de la Contraloría General de la República dentro del cual se profirió decisión de
fallo sin responsabilidad en favor del señor ANIBAL GAVIRIA CORREA, dada su calidad de
alcalde de Medellín para la época de los hechos, conforme los siguientes argumentos:

- Que mediante Auto No. 1484 de 2020 se le imputó responsabilidad fiscal por no haber
cumplido con el control de tutela que legalmente se le exigía como Alcalde respecto de
una empresa de propiedad del municipio como es EPM. Situación que resulta
determinante y grave si se tiene en cuenta que EPM es el contratista ejecutor del proyecto
de la Hidroeléctrica de ltuango el cual es a su vez el proyecto más importante para la
región.

- Que dada su calidad de alcalde le era propio estar informado de tan importante proyecto,
dada su magnitud e impacto para la región, ante lo cual le exigía un deber positivo de
conducta dirigida a fijar su posición en desarrollo del mismo, por su deber de vigilancia
sobre dicha entidad descentralizada, a través del control de tutela; omisión que contribuyó
con el daño fiscal.

- Que, indagando sobre información cruzada entre la alcaldía, EPM e Hidroituango para
demostrar si el alcalde GAVIRIA se había informado del proyecto o se había manifestado
respecto del desarrollo del mismo, no se observó gestión alguna de su parte.

- Que dentro de su mandato como alcalde se dieron una serie de situaciones determinantes
para aumentar el valor de las inversiones y se impidiera la entrada en operación en la

5 Páginas 1405 a 1439 del Auto No. 1413 de 2021 consultado


AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 162 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

fecha programada, llevando al daño patrimonial.

- Que bajo su mandato nombró como gerente de EPM al señor JUAN ESTEBAN CALLE a
quien se le ha probado culpa grave en esta causa dado el ejercicio de su cargo como
gerente y miembro de la junta directiva de Hidroituango.

- Que no solo le era propio nombrar a este gerente sino ejercer un control efectivo sobre
las acciones y omisiones del gerente en relación con el proyecto Hidroituango, siendo
EPM contratista.

- Que las fallas en el proyecto Hidroituango no podían ser ignoradas por el alcalde.

- Que en respuesta a sus argumentos de defensa y de la valoración probatoria se tiene


que no solo los gestores fiscales directos son responsables sino también quienes
contribuyan al daño con ocasión de la gestión fiscal, bajo alcances de la sentencia C-840
de 2001.

- Que el implicado sostuvo en sus descargos: i) haber ejercido acción de tutela sobre EPM;
ii) haber presidido la junta directiva de EPM en el periodo 2012-2015 destacándose como
el alcalde más activo, en la cual en más de 29 reuniones informaron sobre el avance de
obra de Hidroituango, estando pendiente del avance de la obra contrario a lo sostenido
por la CGR; iii) Que el convenio marco de relaciones celebrado entre el Municipio EPM
es un documento de obligatorio cumplimiento que regula las relaciones entre las dos
entidades y la forma en que el Municipio debe ejercer el control de tutela sobre EPM; iv)
Que este convenio establece que el cambio de Gerente General debe responder a
razones objetivas, de acuerdo con los resultados que arroje su gestión y después de
llevarse a cabo una evaluación por parte de la Junta Directiva con base en modelos
objetivos. En razón a ello, desde la Junta Directiva de EPM se aprobó el método de
evaluación para el Gerente General y le fueron hechas las evaluaciones por parte de la
Junta para cada vigencia, las cuales arrojaron resultados satisfactorios y en todas ellas
el Gerente General fue destacado, razón por lo cual no existían motivos para remover al
Gerente General y tampoco era dable que el Alcalde de Medellín procediera a removerlo,
pues se habría desconocido lo dispuesto por el Convenio Marco de Relaciones; v) que
como alcalde y en calidad de Presidente de la Junta Directiva de EPM, realizó visitas al
lugar del proyecto Hidroituango; vi) Que para la época de dejación de su cargo el proyecto
Hidroituango venía avanzando, sin alertas sobre defectos constructivos o atrasos y sin
censuras a EPM; que entre enero de 2016 y abril de 2018 los cronogramas de ejecución
se venían cumpliendo, con proyección de EPM para ponerlo a funcionar en noviembre de
2018, sin que hasta esa fecha se hicieran cuestionamientos sobre su gestión como
alcalde respecto del proyecto, habiéndose ejecutado para esa fecha el 95% del Plan de
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 163 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Aceleración, incluida la construcción de la Galería Auxiliar de desviación (GAD), periodo


para el cual ya no ostentaba el cargo como alcalde y sin injerencia en el proyecto; vii) que
posterior, mediante Acta de Modificación Bilateral de 2017, EPM e Hidroituango
decidieron modificar las fechas de cumplimiento de los hitos 7, 8 y 9 , ratificando entrada
en operación a finales de 2018, lo cual indicaba que el proyecto marchaba sin
inconvenientes y sin alertas de retrasos; viii) Que la contingencia fue repentina e
imprevista, ajeno a su mandato, no dándose una acción u omisión de su parte; ix) que
durante su mandato asistió a todas las reuniones de junta directiva de EPM donde los
distintos comités informaban sobre los avances y otros aspectos del proyecto.

- Que respecto de estos últimos argumentos de descargos le asiste razón al implicado para
fallarle sin responsabilidad, para lo cual se considera: i) El señor GAVIRIA era, en calidad
de alcalde de Medellín, presidente de la Junta Directiva de EPM; ii) No tenía asiento en
la junta directiva de Hidroituango, ni lo tenían subalternos suyos, solo el gerente de EPM
nombrado por él; iii) Se tiene probado que asistió a las juntas directivas de EPM en calidad
de presidente recibiendo información del proyecto, de cuyo contenido no es posible inferir
que haya obtenido datos o circunstancias que le permitieran comprender la existencia de
situaciones que ponían en peligro el proyecto o su entrada en operación en la fecha
programada, para lo cual extrae lo reportado en las Actas.6

- Concluye el a-quo que se encuentra desvirtuada la imputación realizada pues se


demuestra que no obró con culpa grave toda vez que, como se observa de la información
presentada del proyecto en el tiempo que el entonces Alcalde Gaviria participó en la junta
directiva de EPM, no era posible determinar la magnitud real de los problemas que se
estaban dando en desarrollo de la Hidroeléctrica, pues como puede verse la información
era parcial y posterior al acaecimiento de las situaciones y no hacía referencia a muchos
de los temas estratégicos

- Que en relación con el control de tutela7 para efectos de poder imputar responsabilidad
fiscal debe probarse "no solo de la acción u omisión de dicho Jefe Superior sino, adicional
y esencialmente, prueba de que el mismo estuvo en capacidad de conocer lo que sucedía
"por lo que no es posible atribuirle responsabilidad por el hecho de no haber ejercido el
control de tutela de cara al proyecto.

- Que quien tenía asiento en la junta directiva de Hidroituango era el Gerente de EPM,
quien además era también la persona que daba la información relativa al proyecto ante
la junta directiva de EPM

6 Página 2409 y ss del Auto consultado


7
Entiéndase control administrativo a la luz del CPACA
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 164 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

- Que en este sentido resulta probado que el señor Gaviria no estuvo en capacidad de
conocer lo que estaba sucediendo y por lo tanto no pudo servirse de los medios que
disponía, Dar instrucciones al Gerente de EPM o Removerlo para intentar corregir las
situaciones que se estaban presentando en el proyecto.

- Que de su actuar no puede derivarse una conducta que pueda ser catalogada a título de
culpa grave ante lo cual se fallará sin responsabilidad fiscal en favor del señor ANIBAL
GAVIRIA CORREA.

2.8.2. Consulta con ocasión al fallo sin responsabilidad Fiscal de JORGE MARIO PÉREZ
GALLÓN C.C. 70.043.915.

JORGE MARIO PÉREZ GALLÓN, identificado con cédula de ciudadanía No. 70.043.915
quien fungió como miembro principal por parte de IDEA, respecto del cual el a-quo falló sin
responsabilidad fiscal por no encontrarse probada su conducta frente al daño.

La Contralora Delegada Intersectorial No.09 de la Unidad de Investigaciones Especiales


contra la Corrupción mediante el Auto de apertura No. 0945 del 08 de noviembre de 20198 y
el Auto No. 1557 del 1 de diciembre de 20209 encontró inicialmente que el señor PÉREZ
GALLÓN era presunto responsable fiscal por los siguientes motivos:

“El presunto en su calidad de miembro principal (por parte de IDEA), aprobó la decisión
de autorizar al Gerente de la Sociedad manejo de inversión social de 100 millones de
dólares, tal como consta en Acta Junta directiva Sociedad 141 de 2013.

Adicionalmente, se evidencia que en Acta Junta directiva Sociedad 142 de 2013,


indican que no es necesario poner las compuertas en los túneles actuales dada la
construcción de un tercer túnel, situación que se dio y que constituyó un mayor riesgo
técnico para el proyecto y mayor costo debido a la construcción del tercer túnel.

Acta Junta directiva Sociedad 147: En cuanto a la entrada en operación el (sic)


diciembre de 2018, en donde se entrega un cronograma de factibilidad, donde detalla
de manera muy general las condiciones técnicas del proyecto. María Eugenia Ramos
da lectura a las salvedades contempladas en el contrato, en donde la interventoría de
los diseños definitivos del proyecto, EPM; afecta con las salvedades de no se

8 Cuaderno Principal No. 48 (Folios 10472 – 10532)


9 Cuaderno Principal No. 86 y 87 (folios 18215 – 18224).
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 165 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

considerar ninguna contingencia en la construcción del proyecto y propone la estrategia


de aceleración. Se suscribe el acta de modificación 7.
(
…)”

En el Auto de imputación No. 1557 del 1 de diciembre de 202010 se le imputó responsabilidad


fiscal al señor PÉREZ GALLÓN, así:

Tal y como se explicó, las acciones desplegadas por el señor Gallón obedecieron a falta
de diligencia y pueden ser calificadas como culpa grave, toda vez que no responden
siquiera al cuidado que se le exige a una persona poco diligente con sus propios
negocios, puesto que no atendió a las exigencias de conducta anteriormente explicadas
que implicaban el desarrollo meticuloso de las funciones encomendadas legal y
estatutariamente, tanto como miembro de la junta directiva, pues no actuó en el mejor
interés de Hidroituango.

(…)

Como conclusión de lo anterior, encuentra este Despacho que los argumentos de


defensa planteados por el presunto responsable, no son suficientes para desvirtuar los
elementos de la responsabilidad fiscal, motivo por el cual en la parte resolutiva de esta
providencia, procederá el Despacho a imputar responsabilidad fiscal a título de culpa
grave como gestor fiscal y de manera solidaria en cuantía de CUATRO BILLONES
SETENTA Y CINCO MIL SEICIENTOS OCHENTA MILLONES DE PESOS
($4.075.680.000.000) M/Cte. (…)”

Sea lo primero en indicar, que el señor PERÉZ GALLÓN, estuvo representado por su
apoderado de confianza, Dr. DAVID SUÁREZ TAMAYO.

La instancia de origen le reconoció personería jurídica en diligencia de versión libre 11 y


posteriormente mediante Auto No. 0134 del 06 de marzo de 2020 12 se pronunció sobre la no
necesidad de reconocerle personería jurídica al Doctor Tamayo teniendo en cuenta que
previamente le había sido reconocida en diligencia de versión libre de su poderdante.

En versión libre rendida por el implicado13, aclaró al despacho de conocimiento que las
decisiones y actuaciones realizadas por él, en las sesiones de junta directiva plasmadas en

10 Cuaderno Principal No. 86 y 87 (folios 18215 – 18224).


11 Carpeta Principal No. 59 (folios 12663 – 12677)
12 Carpeta Principal No. 60 (folios 12820 – 12827).
13 Carpeta Principal No. 59 (folios 12663 – 12677)
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 166 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

las actas 141, 142 y 147 no fueron determinantes para generar el detrimento patrimonial,
fundamentándose en las siguientes razones:

“(…) Frente a la sesión de Junta Directiva celebrada el 2 de agosto de 2013 y que


consta en el Acta 141, la actuación de la Junta Directiva se limitó a tramitar y formalizar
la decisión adoptada por la Asamblea de Accionistas de la Sociedad en sesión del 11
de enero de 2013, por lo que la decisión no es atribuible a mi participación como
miembro de Junta, ni a la junta misma. Además, dicha decisión en sí misma no genera
ningún menoscabo o detrimento patrimonial. •Frente a Ia sesión de Junta Directiva
celebrada el 18 de octubre de 2013 y que consta en el Acta 142, si bien en ella se
informaron las alternativas que buscaban alcanzar el cumplimiento del cronograma y
entre estas, inconvenientes de orden técnico de instalar compuertas a los túneles de
desviación y Ia alternativa de la construcción de un tercer túnel, conforme con el
clausulado del contrato BOOMT, Ia Junta Directiva de Hidroituango no era competente
para autorizar obras del proyecto. A la Junta se le lleva un informe con alternativas,
pero no se tomó decisión alguna. • Frente a la sesión de Junta Directiva celebrada el
16 de mayo de 2014 y que consta en el Acta 147 mi participación fue como Miembro
Suplente y, por tanto, no disponía de derecho a voto para adoptar ninguna decisión.

2.8.3. Consulta con ocasión al fallo con responsabilidad fiscal en contra del Señor
ÁLVARO JULIÁN VILLEGAS MORENO en calidad de miembro de la Junta Directiva
de Hidroituango S.A. quien estuvo representado por apoderado de oficio.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley 610 de 2000, el grado de consulta


tiene por objeto la defensa del interés público, del ordenamiento jurídico y de los derechos y
garantías fundamentales y procede cuando: (i) se ordena el archivo de las diligencias; (ii) se
profiere fallo sin responsabilidad fiscal; y (iii) se profiere fallo con responsabilidad fiscal y
alguno de los implicados o vinculados estuvo representado por apoderado de oficio.

En este caso, es la causal tercera que hace procedente la revisión en grado de consulta del
trámite adelantado en relación al señor ÁLVARO JULIÁN VILLEGAS MORENO, quien en el
Auto No. 1413 del 3 de septiembre de 2021, fue declarado fiscalmente responsable a título de
culpa grave en cuantía de CUATRO BILLONES TRESCIENTOS TREINTA MIL
OCHOCIENTOS TREINTA Y UN MILLONES SEISCIENTOS QUINCE MIL DOSCIENTOS
VEINTISIETE PESOS CON TREINTA Y CUATRO CENTAVOS ($4.330.831.615.227,34)
M/Cte.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 167 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

CONDUCTA: Se reprocha fiscalmente al señor ÁLVARO JULIÁN VILLEGAS MORENO, en su


calidad de miembro principal de la Junta Directiva HI por las siguientes acciones y omisiones
cometidas a título de culpa grave, en ejercicio de la gestión fiscal, desplegada de forma directa,
antieconómica, ineficiente, inoportuna en el desarrollo del proyecto de la Hidroeléctrica
Ituango:

1. Haber autorizado la apertura de la licitación para la construcción de las obras de


infraestructura sin contar con los diseños de detalles de las vías.

2. Como consecuencia de los problemas en la planeación, la vía inicialmente planteada


por la margen derecha para llegar al punto donde debían iniciar las obras de los túneles
de desviación del río, quedó como última en el proceso constructivo. A pesar que desde
el Acta de Junta Directiva No. 99 de 24 de junio de 2009, los miembros de la Junta
Directiva conocieron el trazado de las vías y por lo tanto conocían esta situación, solo
cinco meses después de iniciado el contrato de construcción de las mismas, en acta
107 de 27 de enero de 2010, aprobaron la construcción de una vía por la margen
izquierda. A pesar de la premura que implicaba contar con dicha vía, solamente se
instrumentaliza la misma en el contrato de construcción 6 meses después. Esta
decisión generó mayores costos, y mayores tiempos que afectaron el cronograma.

3. Haber tomado decisiones sin la debida planeación, generando un desgaste


administrativo innecesario, entre las mencionadas decisiones se tiene adelantar una
subasta pública que genero costos en tiempo y en dinero para después suspenderla
cuando desde tiempo atrás era claro que el contrato se le iba a adjudicar a EPM, lo
que contribuyó a generar retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de
desviación y que el mismo debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de
tiempo que supuso incrementar el presupuesto.

4. Haber autorizado, de manera improvisada cuando ya se había iniciado y adelantado


en contrato de diseños de detalle, cambios en la altura de la presa, lo que generó
demoras por las modificaciones requeridas tanto en la licencia ambiental, como en las
variaciones de los diseños de las obras principales y mayores trámites para la
adquisición de predios adicionales.

5. A pesar de conocer la minuta del contrato BOOMT, haber permitido que EPM
consagrara salvedades sustanciales en defecto del proyecto que afectaba la
distribución de los riesgos en perjuicio de Hidroituango e iba en desmedro del
cronograma establecido para la producción de la energía en firme”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 168 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

DAÑO: Afirma la delegada que el daño es uno solo consistente en la pérdida de los recursos
invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del valor presente neto
del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como consecuencia del lucro cesante por
la no entrada en operación de la hidroeléctrica en la fecha programada, a raíz de una sucesión
de hechos concatenados, producidos por conductas concurrentes que contribuyeron de
manera determinante a que se generara el referido daño.

NEXO CAUSAL: Las conductas cometidas por el señor VILLEGAS contribuyeron a:

1.Generar retrasos en la suscripción del contrato de los túneles de desviación y que el mismo
debiera ejecutarse bajo un programa de recuperación de tiempo que supuso incrementar el
presupuesto.
2. La decisión de realzar la altura de la presa, generó demoras como consecuencia de la
modificación de la licencia ambiental, pero además generó que el contratista de los diseños
solicitara un mayor plazo para la entrega de los mismos y que además debieran realizarse
adiciones en dinero a dicho contrato.

En términos generales tenemos que todas las conductas descritas en el auto de imputación y
reiteradas en el acápite de conducta y nexo causal de esta providencia, fueron determinantes
para que se concretara la destrucción del valor presente neto y el lucro cesante, pues llevaron
a que el proyecto perdiera las holguras temporales que debía tener, a que el mismo fuera
adelantado de manera permanente bajo programas de aceleración o recuperación de tiempos
que generaron mayores inversiones y además que EPM lo adelantara a su antojo y terminara
tomando, decisiones riesgosas desde el punto de vista técnico, todo lo cual se hizo evidente
en la mal llamada “contingencia de 2018.

2.8.4. Consulta con ocasión de la desvinculación de MAPFRE SEGUROS GENERALES


DE COLOMBIA S.A. NIT: 891.700.037-9.

La Instancia de conocimiento en el Auto 1413 del 3 de septiembre de 2021, que se revisa


por la Sala de Decisión en grado de consulta, indicó sobre la desvinculación de este tercero
civilmente responsable, lo siguiente:

“MAPFRE

Mediante memorial con radicado No 2021ER0044841 Mapfre formuló sus argumentos de


defensa. Dentro de los argumentos formulados por la apoderada de manera puntual de cara
a las razones por las cuales no puede ser afectada la póliza todo riesgo adujo:
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 169 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

“No es procedente que la Contraloría mantenga vinculada la Póliza al Proceso de


Responsabilidad Fiscal, en circunstancias en las que Mapfre ya reconoció
cobertura y con cargo a la cual Mapfre ha efectuado y se ha comprometido a
seguir efectuando pagos atendiendo a lo que el Proceso de Ajuste vaya indicando
que resulta procedente. Adicionalmente, va más allá de la competencia de la
Contraloría actuar como ajustador o como "juez del contrato" de seguro. El Proceso
de Ajuste debe ser llevado a cabo por los profesionales que fueron designados para
ello y cualquier controversia que surja entre las partes en relación con el mismo
deberá resolverse por un Tribunal Arbitral, como está expresamente establecido en
las términos y condiciones de la Póliza”.

Frente a este argumento, resulta necesario realizar el análisis de las pruebas que obran en el
plenario.

Revisado el oficio con radicado No 2020ER0007703 27 de enero de 2020, obrante a folios


11361 y ss., se tiene que EPM afirma lo siguiente:

“En primer lugar, es necesario mencionar que EPM desde el inicio de la


contingencia en abril de 2018 notific6 a Ia compañía aseguradora Mapfre Seguros
Generales de Colombia S.A del evento y posible afectación de las pólizas suscritas
para amparar el proyecto hidroeléctrico Ituango, incluyendo el seguro de Todo
Riesgo Construcción y Montaje. Igualmente, y desde ese mismo momento se ha
venido gestionando el siniestro con la finalidad de cumplir adecuadamente con las
cargas que impone el artículo 1077 del Código de Comercio de probar tanto la
ocurrencia como la cuantía de la perdida”.

De igual manera, a folio 11365 obra en el expediente la confirmación de cobertura de la


póliza todo riesgo.

Adicional a lo anterior, en el plenario se cuenta con la respuesta dada a un Derecho de petición


por parte de Fasecolda, en el cual a folio 14541, se lee:

“El ajuste es el análisis de la reclamación, entendido como el proceso que, de


conformidad con las coberturas y exclusiones contenidas en la póliza, utiliza la
aseguradora para determinar la ocurrencia del siniestro, su causa y el valor real de
la indemnización. Para ello, se debe designar un ajustador de seguro o perito de
siniestro, quien trabajará en conjunto con los asegurados y garantizará el análisis
apropiado del siniestro”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 170 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

En este contexto, resulta pertinente recordar lo sostenido por el Consejo de Estado, en los
eventos en los cuales la Entidad afectada ha iniciado los trámites de la reclamación de la
póliza. (Consejo de Estado, Sección Primera, sentencia de 18 de marzo de 2010 rad.
250002324000 2004 00529 01)14:

“…. puesto que tal vinculación no es a título de acción por responsabilidad fiscal,
sino por responsabilidad civil, esto es, por razones inherentes al objeto del contrato
de seguros, esto es, derivada únicamente del contrato que se ha celebrado, que
por lo demás es de derecho comercial, y no de gestión fiscal alguna o conducta
lesiva del erario por parte del garante, de allí que la responsabilidad que se llegue
a declarar es igualmente civil o contractual, y nunca fiscal. La misma entidad
apelante así lo reconoce al manifestar en la sustentación del recurso, que se debe
aclarar que la vinculación no se hace mediante acción fiscal, sino como tercero
civilmente responsable.

Téngase en cuenta que según el artículo 1º de la citada ley, “El proceso de


responsabilidad fiscal es el conjunto de actuaciones administrativas adelantadas
por las Contralorías con el fin de determinar y establecer la responsabilidad de los
servidores públicos y de los particulares, cuando en el ejercicio de la gestión fiscal
o con ocasión de ésta, causen por acción u omisión y en forma dolosa o culposa
un daño al patrimonio del Estado.” (subrayas de la Sala)

Como quiera que el legislador ha derivado del contrato de seguro y sólo de él la


vinculación del garante como tercero civilmente responsable, es claro que tal
vinculación es una forma de acción especial para hacer efectivo el amparo
contratado, que bien puede considerarse como acción paralela a la de
responsabilidad fiscal, aunque se surta en el mismo proceso, pues tiene
supuestos, motivos y objetos específicos.

Cabe decir que el titular primigenio de esa acción es la entidad contratante,


quien tiene en principio la facultad e incluso el deber de declarar la ocurrencia
del siniestro como resultas de esa acción, cuando éste tiene lugar y, en
consecuencia, ordenar hacer efectiva la póliza de seguro respectiva, por el
monto que corresponda.

Que ante la omisión del contratante, como aparece de bulto en el diligenciamiento


bajo examen, la Contraloría General de la República puede asumir o está investida

14Reiterada en sentencias del 14 de noviembre de 2014, radicado 2006-00428-01; y de 10 de septiembre de


2015 rad. 2005-01533-01.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 171 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

de esa titularidad por virtud del artículo 44 de la Ley 610 de 2000, con ocasión y
dentro de la misma cuerda del proceso de responsabilidad fiscal, para que
verificado el detrimento patrimonial por cualquiera de las partes del contrato estatal
amparado por la póliza, pueda igualmente ordenar su efectividad por el monto que
sea procedente.

Dicho de otra forma, por efecto de ese precepto, la Contraloría pasa a ocupar
el lugar del beneficiario de la póliza, que de suyo es el contratante, cuando
éste no haya ordenado hacerla efectiva en el evento de la ocurrencia del
siniestro, como todo indica que aquí sucedió.

(…) Al respecto, se ha de advertir que la acción tendiente a declarar la ocurrencia


del siniestro y hacer efectiva la póliza, en la que se encuadra la vinculación del
garante autorizada en el artículo 44 de la Ley 610 de 2000, no es una acción
ejecutiva o de cobro coactivo, pues antes de que ella culmine no hay título que
ejecutar; sino declarativa y constitutiva, toda vez que ella se de ha surtir (sic)
justamente para constituir el título ejecutivo, que lo conformará la póliza y el acto
administrativo en firme que declare la ocurrencia del siniestro y ordenar hacer
efectiva la póliza; de allí que en tal situación se esté ante un título ejecutivo
complejo” (negrilla fuera de texto).

Visto lo anterior y, teniendo en cuenta que la entidad ha iniciado los trámites para la
reclamación del seguro, este organismo de control, con sustento en la jurisprudencia antes
citada, ordenará en la parte resolutiva de esta providencia, la desvinculación de la
aseguradora”.

2.8.5. Consulta con ocasión de la desvinculación de de la Pólizas No. 200057 y


0475631 emitidas por SEGUROS GENERALES SURAMERICANA S.A NIT:
890.903.407-9

De acuerdo con el artículo 18 de la Ley 610 de 2000, esta sala estudia el grado de consulta
sobre la desvinculación de la Pólizas No. 200057 y 0475631 emitidas por SEGUROS
GENERALES SURAMERICANA S.A NIT: 890.903.407-9, de acuerdo con las siguientes
consideraciones.

1. Generalidades de la Póliza
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 172 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

• SEGUROS GENERALES SURAMERICANA S.A NIT: 890.903.407-9. Identificada con la


póliza No. 0475631 SEGURO DE RESPONSABILIDAD PARA DIRECTIVOS Y
ADMINISTRADORES.
• Tomador: EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLÍN E.S.P.
• Asegurado: Administradores y Directivos según condiciones generales y particulares de la
póliza.
• Beneficiario: Terceros afectados.
• Vigencia: 30 de junio de 2017 hasta el 30 de junio de 2017 / 30 de septiembre de 2018.
• Cobertura: Básico de Responsabilidad Civil de Directores.
• Valor asegurado: US$102.000.000

1.1. ROYAL & SUN ALLIANCE SEGUROS (COLOMBIA) HOYSEGUROS GENERALES


SURAMERICANA S.A NIT: 890.903.407-9. Identificada con la póliza No. 20057.
RESPONSABILIDAD PARA DIRECTIVOS Y ADMINISTRADORES.

• Tomador: EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLÍN E.S.P.


• Asegurado: EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLÍN E.S.P.
• Beneficiario: EMPRESAS PÚBLICAS DE MEDELLÍN E.S.P.
• Vigencia:

Vigencia
Suma Asegurada
Desde Hasta
4/12/2011 4/12/2012 US$15.000.000
4/12/2012 4/12/2013 US$15.000.000
4/12/2013 4/12/2014 US$30.400.000
4/12/2014 30/06/2015 US$200.000
30/06/2015 30/06/2016 US$50.000.000
30/06/2016 30/06/2017 US$52.000.000
Elaboración fuente propia.

2. Vinculación de la aseguradora

En concordancia con el artículo 44 de la Ley 610 de 2000, procedieron vincular a la presente


compañía mediante Auto No. 0945 del 8 de noviembre de 2019, en calidad de tercero civilmente
responsable. Esta vinculación se comunico mediante oficio No. 2019EE0145630 del 18 de
noviembre del 201915, al Representante Legal de Seguros Generales Suramericana S.A.

15 Cuaderno Principal No. 48 (Folio 10470).


AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 173 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

3. Resumen del Fallo

Pólizas 200057 y 0475631.

En el Auto No. 1413 del 3 de septiembre “fallo con responsabilidad fiscal en contra de unos
vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro
del presente proceso de responsabilidad fiscal”, se ordenó desvincular como tercero civilmente
responsable a la ASEGURADORA SURAMERICANA S.A., respecto de las pólizas de
Responsabilidad Civil de Directivos y Administradores Nros. 200057 y 047563.

Debido a que el A-quo expresó que se tuvo en consideración las exclusiones como el límite
asegurado, teniendo en cuenta que se trata de una póliza de claims made, no sumaría los
amparos de las distintas pólizas vinculadas, dando cumplimiento a la referida circular No. 005
del 2020, por lo que únicamente se afectó aquella que se encontraba vigente al momento de
abrirse el proceso de responsabilidad fiscal, por ende, en la parte resolutiva de la providencia
consultada ordenó la desvinculación de las mencionadas pólizas.

2.9. Recursos de reposición y/o apelación presentados contra el Fallo con


responsabilidad fiscal.

No satisfechos los implicados con la decisión, se presentaron los siguientes recursos de


reposición y/o apelación:

2.9.1. Recurso de Apelación interpuesto por la Abogada Alejandra Sandoval


Arango en su calidad de apoderada de FEDERICO JOSÉ RESTREPO
POSADA mediante SIGEDOC 2021ER0124618 del 13 de septiembre de
2021.

La doctora ALEJANDRA SANDOVAL ARANGO, en calidad de apoderada del doctor


FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA interpuso RECURSO DE APELACIÓN frente al auto
1413 del 3 de septiembre del 2021, por medio del cual se FALLÓ CON RESPONSABILIDAD
FISCAL en contra del doctor FEDERICO JOSÉ RESTREPO POSADA, en acatamiento a lo
dispuesto en el numeral tercero del citado acto administrativo.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 174 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

De conformidad con el recurso de apelación interpuesto por la apoderada del señor


RESTREPO POSADA contra el fallo de responsabilidad, procede esta instancia de alzada a
registrar los temas objeto del recurso y sus argumentaciones de forma sucinta:

I.DESARROLLO DE LOS REPROCHES CONCRETOS AL FALLO EMITIDO A TRAVÉS


DEL AUTO NO. 1413 DEL 3 DE SEPTIEMBRE DE 2021.

Análisis de los elementos que integran la responsabilidad fiscal y las posiciones


jurisprudenciales como criterio de exégesis que obliga a la Delegada a realizar un
análisis riguroso en torno a la decisión asumida en primera instancia en armonía con
las pruebas obrantes en el proceso.

Inició la apoderada su análisis refiriéndose a la función que le asiste a la CGR en cumplimiento


de lo que prevé la Constitución Política en sus artículos 267 y 268, numeral 5, y en
consonancia citó el concepto del proceso de responsabilidad fiscal, el objeto del mismo y los
elementos que deben concurrir para que se pueda determinar si hay o no responsabilidad,
esto, de conformidad con lo establecido en los artículos 1, 4 y 5 de la Ley 610 de 2000.

Lo anterior, para concluir que si alguno de los tres (3) elementos que integran la
responsabilidad no está acreditado, la consecuencia inevitable será que no puede expedirse
una decisión declaratoria de responsabilidad fiscal, como sucede en este caso.

Señaló la apelante que al examinar el extenso escrito en el cual la Delegada de primer grado
desarrolló los fundamentos del fallo con responsabilidad fiscal en contra de su prohijado,
encontró que estos están plagados de apreciaciones subjetivas no apoyadas en valoraciones
probatorias, contradicciones evidentes entre el análisis de diferentes aspectos que resultan
trascendentales al momento de determinar y precisar los elementos que enmarcan la
responsabilidad fiscal, y un relato desarticulado de hechos y apreciaciones que no logran
concretar ni acreditar el nexo causal, ni la culpa grave exigida a su poderdante, lo cual deja
al descubierto la debilidad de la argumentación y la necesidad de revocar en su integridad la
decisión tomada en primera instancia.

La recurrente manifestó que del extenso argumento expuesto por la Delegada de primera
instancia, solo puede evidenciarse que el proceso se encuentra edificado en una falacia
argumentativa: la falacia de la causa falsa, que consiste en pensar que la causa de un suceso
es todo aquello que sucede antes, toda vez que, dio por probado sin estarlo que las causas
posibles para la producción del supuesto daño fueron todas las decisiones técnicas,
administrativas y financieras asumidas en el desarrollo del proyecto Hidroituango hasta el 31
de diciembre de 2015.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 175 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Por lo anterior, no comprende la recurrente por qué la Delegada falló en contra de su


poderdante, cuando ni siquiera pudo encuadrar o acreditar con claridad la culpa grave
(elemento inescindible de la responsabilidad fiscal) que le atribuyó al señor RESTREPO, dado
que, existe una contradicción entre los argumentos y los hechos con los que sustentó las
evidencias probatorias que fueron presentadas por la misma defensa.

Fundamentos por los cuales la recurrente considera que es procedente la revocatoria


del fallo, dado que no se presentan los elementos esenciales de la responsabilidad
fiscal:

Antecedentes

Reprochó la apoderada dos aspectos de especial importancia:

Primer aspecto relevante, la recurrente citó el artículo 10 de la Ley 1437 de 2011, declarado
condicionalmente exequible por la H. Corte Constitucional en sentencia C-634-11 M.P. Dr.
Luis Ernesto Vargas Silva, y concluyó que ante el deber de aplicación uniforme de las normas
y la jurisprudencia que le asiste a las autoridades al resolver los asuntos de su competencia
en tratándose de situaciones que tengan los mismos supuestos fácticos y jurídicos ”en el
entendido que las autoridades tendrán en cuenta, junto con las sentencias de unificación
jurisprudencial proferidas por el Consejo de Estado y de manera preferente, las decisiones
de la Corte Constitucional (…)”, evidencia que la Delegada no realizó el estudio exigido de
los elementos de la responsabilidad fiscal a la luz de las orientaciones jurisprudenciales que
han decantado este tema, y que resultan ergo obligatorias para el funcionario público al tomar
las decisiones en los trámites administrativos.

Segundo aspecto, consideró la apoderada que la primera instancia no debió de haber


realizado un análisis de los elementos de la responsabilidad fiscal de manera general frente
a todos los investigados, sino, que debió hacerlo de forma individual, para finalmente, y de
acuerdo con la acreditación probatoria obrante en el proceso, establecer si se satisfacen los
elementos objetivos y subjetivos necesarios para emitir fallo con responsabilidad fiscal.

Advirtió que en un proceso de responsabilidad fiscal no puede imputarse cargos por


incumplimiento de deberes funcionales, sino por culpa grave, toda vez que lo uno no es
sinónimo de lo otro; y en relación con el fallo condenatorio, indicó que éste no puede basarse
en consideraciones y apreciaciones subjetivas; por tanto, consideró que el fallo de instancia
adolece de certeza, en tal sentido, no supera el umbral exigido de análisis probatorio, el cual
permita inferir con grado de probabilidad remota que frente a la gestión realizada por su
poderdante como gerente de Hidroituango se pueda atribuir culpa grave en su actuar, y
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 176 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

menos aún ligar un nexo causal entre las actuaciones de éste con el presunto daño
ocasionado.

Por lo anterior, la apelante manifestó que desarrollará los motivos de censura al análisis
elaborado por la Delegada frente a los elementos que integran la responsabilidad fiscal, en el
mismo orden que fueron presentadas en el Auto Nro. 1413 de 2021.

En el hilo argumentativo empleado por la Delegada, se hace posteriormente una extensa


disertación sobre la forma como se valoró el daño, usando el método de Valor Presente Neto
(VPN), el cual fue explicado por la Universidad Nacional en el informe técnico obrante en el
plenario.

Para acreditar el primer elemento de responsabilidad fiscal, la Delegada emprende el análisis


de la PRUEBA DE DESTRUCCIÓN DEL VALOR DEL PROYECTO, y de la mano del informe
de la Universidad Nacional, el cual trascribe en gran parte de sus considerandos, y concluye
la existencia del daño patrimonial al Estado en grado de certeza.

Comprende el sujeto procesal por la suscrita representado, no sólo el interés y el empeño


demostrados por la Delegada en la verificación de las pruebas necesarias para acreditar el
daño patrimonial a través del informe técnico rendido por la Universidad Nacional, como
también habrá de reconocerse el mérito de los esfuerzos desplegados por los profesionales
que elaboraron el mismo en tratar de instituir de manera matemática, contable o numérica la
cuantificación de la supuesta pérdida de los recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como
consecuencia de la destrucción del valor presente neto del proyecto y la merma en los
recursos del Estado, como consecuencia del lucro cesante por la no entrada en operación en
la fecha programada. Sin embargo, de lo uno y lo otro, por loable y plausible que sea, no se
sigue que pueda tomarse como válido el informe técnico presentado por el mencionado ente
universitario como soporte para derivar UN DAÑO PATRIMONIAL en los términos exigidos
por la Ley 610 de 2000, la Corte Constitucional y el Consejo de Estado, como referentes
ineludibles de interpretación para el funcionario público al momento de tomar una decisión.

Lo anterior por cuanto, se echa de menos en el análisis exigido a la Delegada tres aspectos
esenciales que debieron valorarse para efectos de concluir si nos encontramos ante un DAÑO
PATRIMONIAL CON RELEVANCIA FISCAL, por cuanto no es suficiente entender que se ha
producido un daño al patrimonio del Estado. Se requiere que dicha “lesión al patrimonio
público” se haya producido por una “gestión fiscal antieconómica, ineficaz, ineficiente e
inoportuna”, que en términos generales no se aplique al cumplimiento de los cometidos de
los fines esenciales del Estado, tal como expresamente lo dispone el artículo 6 de la Ley 610
de 2000.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 177 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

De igual manera, para que pueda derivarse un daño patrimonial al Estado, éste debe ser
cierto, especial, anormal y cuantificable con arreglo a su real magnitud, tal como lo estableció
la Corte Constitucional al referirse a las características del daño en la Sentencia SU-620/96.

De lo anteriormente expuesto, la apoderada procedió a enunciar y explicar los tres elementos


que a su juicio omitió analizar la Delegada:

1. El primer elemento que se echa de menos en el análisis realizado por la Delegada


es que la materialización de un riesgo que ha sido concebido en la matriz de la entidad
dentro de los muchos que puede generar la construcción de un megaproyecto de esta
magnitud, no tiene la calidad de anormal en los términos exigidos por el artículo 6 de
la Ley 610 de 2000.

La recurrente para sustentar este primer elemento partió de la definición del DAÑO
ANORMAL, de conformidad con lo establecido en la Sentencia SU- 620/96. Señaló que el
daño anormal debe restringirse exclusivamente a los resultados extraños, no previsibles,
atendiendo a lo que no es usual “según las reglas de la experiencia y del sentido común”,
independientemente de la gravedad del daño. Por consiguiente, estableció que en todo
megaproyecto que se emprenda estará presente una gran multiplicidad de riesgos, entre ellos
los riesgos inherentes a la construcción de la obra, y la materialización de uno de éstos, y el
consecuente daño que se genere nunca podrá catalogarse como un daño anormal (…); por
tanto, infirió la apelante que no es razonable, justo, equitativo, coherente, ni jurídicamente
viable, que si se materializan los riesgos sean los funcionarios públicos, quienes tuvieron la
audacia, tenacidad y capacidad de emprender la construcción del proyecto y de desarrollar el
mismo, los que deban responder por la materialización de estos riesgos. Menos aún, los
asuman que quienes ostentan cargos directivos en dichas entidades, o tienen roles de
manejo de dirección sin que tengan control ni carácter decisorio en las definiciones
técnicas del proyecto. (Subraya y negrilla fuera de texto)

Como puede observarse, el daño ocasionado en razón de la contingencia ocurrida en abril de


2018, fue un evento no sólo establecido dentro de la matriz de riesgos del proyecto, sino
asegurable, y en tal sentido, la materialización del mismo no puede en modo alguno generar
una anormalidad del daño, esto es, no constituye un daño que está por encima del estándar
históricamente esperado.

Frente a otros dictámenes aportados por las partes, a los cuales hace referencia, los desecha
sin ningún informe adicional a la respuesta entregada por la UNAL a las observaciones y
complementaciones que fueron propuestas por los sujetos procesales, en aras de desvirtuar
las conclusiones (totalmente equivocadas en mi criterio), configurándose un claro DEFECTO
FÁCTICO “por indebida valoración probatoria, toda vez que al momento de valorar la prueba
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 178 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

lo hace de manera arbitraria, irracional y caprichosa”, en los términos expuestos por la Corte
Constitucional en la Sentencia T-117- 2013.

La recurrente en virtud del dictamen pericial que allegó al proceso el Consorcio CCCI, y el
dictamen presentado por Seguros Generales Suramericana, fortaleció sus argumentos, toda
vez que estos, groso modo, manifestaron que un proyecto de la magnitud del de Hidroituango
siempre va a estar expuesto a imprevistos y a que estos generen tanto atrasos, como mayores
inversiones (sobrecostos) de lo previsto en el plan de planeación.

Aunado a lo anterior, en aras de desvirtuar la certeza del daño determinado por la Delegada
de instancia en el fallo objeto de censura, la apoderada resaltó el hecho de que SEGUROS
MAPFRE ha realizado pagos parciales como consecuencia del aviso del siniestro en la póliza
todo riesgo construcción que ampara el proyecto, lo cual acredita que el daño ocasionado
(…) no reviste las características establecidas en la sentencia SU- 620/96, para
establecerse como un DAÑO ANORMAL y enmarcable dentro del ámbito de la
responsabilidad fiscal. (Negrilla fuera de texto)

Afirmó la apoderada que la misma Delegada en el fallo objeto de censura acepta que el riesgo
no sólo fue asegurado, sino que además el evento calamitoso está siendo cubierto por las
aseguradoras. (…) Sin embargo, ninguna trascendencia, ni análisis adicional al ya decantado
advirtió la Delegada frente a este concreto aspecto en relación con el DAÑO ANORMAL, el
cual es exigido como ineludible para poder enmarcar el mismo dentro del contexto de la
responsabilidad fiscal.

La apoderada también reprochó el que la Delegada de instancia hubiese desatendido los


elementos que advirtió el perito JULIO E. VILLARREAL N, y que eran determinantes para la
definición del daño, en su dictamen analizó el valor de las pólizas que se constituyeron en el
marco del contrato y que amparaban la construcción de la obra, determinó que el límite de
las pólizas contratadas es de una cuantía suficiente para contrarrestar el presunto daño
identificado por la CGR aún bajo el supuesto de que los valores estimados por la CGR fuesen
en realidad un daño patrimonial, conclusión que no es correcta por las demás razones
planteadas en este estudio.

No obstante, lo anterior, para la Delegada “el daño es uno solo consistente en pérdida de los
recursos invertidos en la Hidroeléctrica, como consecuencia de la destrucción del valor
presente neto del proyecto y la merma en los recursos del Estado, como consecuencia del
lucro cesante por la no entrada en operación de la hidroeléctrica en la fecha programada”.
Este concepto es pensado en un mundo ideal en el cual se parte de fórmulas matemáticas
para calcular un proyecto, y éste no puede tener ningún evento que mute esta ecuación
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 179 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

precisa, únicamente concebible desde el punto de vista contable, pero totalmente alejada de
la realidad de la construcción de un megaproyecto como Hidroituango.

Ahora bien, la apoderada concluyó su censura afirmando lo siguiente: Es claro entonces que
el análisis realizado por la Universidad Nacional de cara a decantar el presunto daño, es solo
un estudio financiero, de cálculos matemáticos, establecido con base en unas variables
insostenibles financieramente, que no sirve para aplicarse al análisis de los elementos
estructurales del daño, tal como lo ha definido la Corte Constitucional y el Consejo de Estado,
por cuanto, no cualquier daño ocasionado por un evento de riesgo tiene la entidad y relevancia
fiscal, sólo aquél que sea de carácter anormal, y este no es el caso. (Subraya fuera de texto)

2. El segundo aspecto que omitió analizar la Delegada es que un costo creado por
la materialización de un riesgo y que genera unas mayores inversiones en el proyecto,
excediendo el modelo que sirvió como cierre financiero, no implica per se un
detrimento patrimonial, sino eventualmente la pérdida de mayores ganancias
esperadas por la entidad en los cálculos financieros proyectados inicialmente.

La recurrente inició su censura explicando que en el proyecto hidroeléctrico Ituango ab initio


se concibieron dos grandes riesgos: i) los inherentes a la construcción de la obra, y ii) los
riesgos comerciales, porque está diseñada para entregar al mercado una cantidad
significativa de energía eléctrica (…).

En relación con lo anterior, indicó que el proyecto en materia financiera contó con un diseño
mediante el cual se estableció que sólo a partir del momento en el que la cuarta unidad de
generación empezara (o empiece) a funcionar, se podía (o se puede) hacer el cálculo de las
inversiones realizadas, porque la misma forma de calcular esa remuneración hace que haya
que esperar a que se termine la obra para saber cuánto costó.

En atención de lo dicho líneas arriba, dijo la apoderada: las estimaciones, los modelos, las
proyecciones, la valoración del proyecto, la definición de TIR esperada, y la definición de la
metodología de valoración del plan de negocio no pueden tomarse como baremo de medición
de un DAÑO CUANTIFICABLE, MEDIBLE Y CIERTO, por cuanto éste nunca puede
establecerse a priori, ni puede ser el producto de cálculos para la valoración de un proyecto.
En este sentido se cuestionan las consideraciones realizadas por la Delegada al momento de
examinar el daño patrimonial, cuando señala que la fórmula para adquirir la certeza del mismo
se hizo a través de cálculos financieros de proyecciones (…). (Subraya fuera de texto)

Aunado a lo anterior, expresó la apoderada que lo que se demuestra con la discursiva que a
lo largo del auto objeto de censura ha sostenido la Delegada con respecto al DAÑO, es que
cualquier mayor valor que se tome por encima del CAPEX estimado en el modelo que se
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 180 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

utiliza como línea de base, siempre será constitutivo de daño para la entidad de control. Esto
resulta a todas luces insostenible, por cuanto pretender deducir responsabilidad fiscal por las
inversiones que superen la cifra preliminar estimada constituye un acto desprovisto de
cualquier análisis racional, lo que violenta las directrices que sobre la estimación del daño y
las exigencias que el mismo revista ciertas características inescindibles como la certeza, la
especialidad, y la anormalidad, exigidas por la Corte Constitucional en la sentencia SU-620
de 1.996, y que han sido retomadas por el Consejo de Estado en múltiples providencias (…).

Una vez más reprochó la apoderada el hecho que frente al análisis de la valoración del DAÑO
de manera cierta y cuantificable, nuevamente la Delegada desatiende los juiciosos
argumentos realizados por el perito JULIO E. VILLARREAL N. (…)

El juicioso análisis realizado por el doctor VILLAREAL es compartido por los expertos SAINT
CHARLES INVESTISSEMENTS S.A.S., quienes, al abordar el tema de la certeza y
cuantificación del daño, que la Delegada pretende acreditar a través del informe técnico
realizado por la Universidad Nacional, señalan el cúmulo de errores que se advierte en la
valoración realizada por los profesionales de esta entidad (…)

De lo dicho, la recurrente a fin de afianzar sus argumentos, citó: La reconocida empresa


INVERCOR BANCA DE INVERSIÓN, a través de varios especialistas con amplia experiencia
tanto en la elaboración de peritazgos financieros, como en el campo de estructuración
financiera de proyectos de infraestructura, transporte y servicios de consultoría, debidamente
acreditada en el dictamen de parte presentado por el CONSORCIO INGETEC-SEDIC
(INGETEC S.A.S- SEDIC S.A.), también conceptuó sobre este aspecto concreto, del cual se
resaltan las siguientes conclusiones:

“Como se mencionó, la metodología que utiliza la Universidad Nacional para calcular el valor
del lucro cesante y daño emergente por mayores inversiones y la no entrada en operación de
la Hidroeléctrica Ituango en noviembre de 2018 no es correcta. Las falencias que hubo se
indican a continuación:

A. Los cálculos se hicieron con base en unos modelos financieros que tenían un propósito
único y especifico, que era el de establecer la remuneración de Hidroituango una vez entrara
el Proyecto en operación, diferente al de determinar el valor del Proyecto a partir del cual
fuera posible calcular unos supuestos perjuicios.

B. Estos modelos contenían cifras proyectadas con base en unos supuestos que podían
variar en el tiempo. Entendemos no tenían cifras reales a la fecha de la elaboración del
INFORME”.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 181 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Sin embargo, ninguno de los tres dictámenes periciales elaborados por expertos de altas
calidades académicas y profesionales fue objeto de un análisis riguroso por parte de la
Delegada, configurándose un claro defecto fáctico por indebida valoración probatoria, como
se ha advertido a lo largo de esta censura.

De conformidad con lo dicho, consideró la apoderada (…) que en el presente caso no se


reúnen las condiciones de especialidad, anormalidad, certeza y cuantificación del daño, los
cuales son necesarios para deprecar responsabilidad fiscal de los investigados. (Subraya
fuera de texto)

El análisis del nexo de causalidad realizado por la delegada: un retorno a la agotada


Teoría de la equivalencia de las condiciones:

La recurrente manifestó que del análisis realizado por la Delegada con respecto al NEXO DE
CAUSALIDAD, encontró lo mismo que reprochó en el acápite relacionado con el elemento
del daño, en cuanto a que no comparte el hecho de que la Delegada de instancia se pronuncie
de manera somera y saque conclusiones vagas, sin sentido, en tanto a que se limitó en
señalar la presencia de una serie de conductas que calificó de “irregulares” y determinó que
fueron las que produjeron el daño, pero a ciencia cierta se vislumbra que no demuestra o
hace la relación exigida que permita colegir que uno es causa del otro, es decir, no demuestra
con grado de certeza la relación lógica causa – efecto que permita establecer que existe un
nexo de causalidad.

La apoderada resaltó el hecho de que existe una AUSENCIA TOTAL DE PRUEBA que
acredite UN NEXO DE CAUSALIDAD entre el presunto daño y la gestión fiscal realizada por
su poderdante. No hay ningún documento, prueba pericial, técnica, testimonio, ni ningún otro
elemento probatorio que induzca a suponer siquiera que el presunto daño acaecido sea
consecuencia directa, indirecta o secuencial de la gestión fiscal de su poderdante.

Consideró que la Delegada de instancia parte de una falacia argumentativa: LA FALACIA


DE LA CAUSA FALSA, (post hoc, ergo propter hoc) al suponer, sin ningún asidero
probatorio, que un evento es causa de otro porque los dos están relacionados de alguna
manera, y a pesar de que trata de orientar su discursiva a la defensa de una teoría de la
causalidad adecuada citando jurisprudencias del Consejo de Estado, lo cierto es que no logra
encuadrar el análisis en la acreditación del nexo de causalidad, y termina haciendo una
defensa rigurosa de la teoría de la equivalencia de las condiciones, en tanto, defiende, sin
ninguna evidencia que todos los hechos enunciados y que ha catalogado como “irregulares”
han concurrido de manera efectiva a la realización del resultado.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 182 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Criticó el que la Delegada de instancia hubiera basado sus argumentos para establecer un
nexo de causalidad entre las conductas endilgadas al señor RESTREÓ POSADA y el daño
determinado haciendo uso de la teoría de la equivalencia de las condiciones, teoría que se
encuentra en desuso por la obsolescencia de sus principios por cuanto no tiene ninguna
prueba de la acreditación del mismo.

Dijo la recurrente que la aplicación de la teoría de la equivalencia de las condiciones a la cual


acude la Delegada para sustentar el NEXO DE CAUSALIDAD, ha sido abandonada por
ineficiente y jurídicamente inaplicable, pues responde al mismo defecto mental que las
generalizaciones precipitadas. “De hecho es la generalización precipitada de una
asociación de sucesos. [Es usada] sin pudor para atribuir culpas a quien no
corresponden16”. Y en consonancia, señaló lo dicho por el H. Consejo de Estado17, quien
ha llamado la atención sobre la improcedencia de acudir a la teoría de la equivalencia de las
condiciones en tratándose de procesos de responsabilidad fiscal, por cuanto la aplicación de
esta teoría generaría una cadena de hechos sin importancia en la causación del daño. (…)

En consecuencia, esgrimió la recurrente lo siguiente:

(…) Ante los varios argumentos aislados y no relacionados con la verdadera causa que
expuso la Contraloría, es dable concluir que ninguna incidencia o nexo de causalidad existe
entre la decisión de no implementar el Business Intelligence recomendado por Penta a
Hidroituango, como otro sistema de control y seguimiento al proyecto, por cuanto este es sólo
una herramienta, lo mismo que el Gantt y el tablero de control pero ellos per sé no garantizan
(ninguno) que se puedan evitar los riesgos contingentes de un proyecto constructivo de esta
naturaleza, y por lo tanto ninguna incidencia pudo éste tener en el presunto daño deducido
por la Delegada.

Tampoco podría admitirse que los atrasos que se habían presentado por la falta de
rendimiento del sub-contratista en el desarrollo del contrato para la construcción de los
túneles de desviación suscrito con el consorcio CTIFS, aunados a factores como los
problemas de adquisición de predios, dificultades de orden geológico, problemas de orden
público, acciones de protesta de comunidades foráneas, e incluso por la falta de capacidad
del contratista para reaccionar frente a estas actividades adversas, hubiesen tenido la
virtualidad para incidir en el presunto daño que ha presumido la Delegada, ergo, es claro que
los atrasos de la obra habían sido conjurados con las estrategias implementadas en orden a
generar mecanismos de seguimiento estricto al sub-contratista aludido, además de generar
estrategias que iban desde la ampliación de horarios y frentes de trabajo, hasta la

16 García, R. (s.f.). Uso de razón. Diccionario de falacias. Falacia de la falsa causa. p.3.
17 Consejo de Estado, Sección Tercera, Subsección “A”, C.P.: María Adriana Marín, Exp. 42.545.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 183 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

implementación de maquinarias y técnicas de intervención que optimizaron y aumentaron los


rendimientos, a punto de recuperar en su totalidad los atrasos del proyecto.

En efecto, la implementación de diferentes acciones para lograr mayores rendimientos, la


negociación para lograr que el contratista de obras principales Consorcio CCCI sustituyera al
Consorcio Túneles Ituango FS en algunas de las actividades contractuales, y finalmente la
implementación del plan de recuperación de atrasos (o comúnmente llamado plan de
aceleración), habían sido totalmente eficaces para recuperar las demoras presentados en el
proyecto por diferentes factores, y en modo alguno las mismas implicaron o conllevaron a un
desconocimiento de los diseños, la lex artis de la construcción, ni las exigencias y estándares
con los cuales se había concebido y estructurado todo el proyecto, como para atribuir a este
un nexo causal que permita inferir que tuvo incidencia en la causación del presunto daño
deducido por la Delegada.

Igual análisis, podría desprenderse de todos los aspectos en los cuales se ha fundamentado
el fallo objeto de censura, y en los cuales se advierte prima facie que no tienen una incidencia
directa, ni indirecta que pueda asociarse con el presunto daño deprecado por el Despacho.

Resaltó la apelante que se acreditó con creces, con pruebas documentales y testimoniales,
que su representado ejerció diligentemente sus funciones como gerente de la sociedad
Hidroituango, sin que se pueda derivar de su gestión, conducta o haz comportamental ningún
nexo de causalidad por acción u omisión del cual pretende atribuirle la Delegada.

Contrario sensu, a la falta de acreditación probatoria para establecer el NEXO DE


CAUSALIDAD, inobservando la CARGA PROBATORIA que le incumbe a la Delegada, los
sujetos procesales presentaron gran cantidad de dictámenes periciales de parte que revisaron
en su integralidad los hechos que la Delegada tachó de “irregulares” y en los cuales sustentó
la imputación y ahora el fallo con responsabilidad fiscal, para concluir a través de
consideraciones técnicas y sustento científico que entre estas circunstancias fácticas
aducidas por la Delegada y el presunto daño deprecado no se presentaba nexo de causalidad
alguno.

Manifestó la apelante que a la Delegada no le mereció ningún análisis probatorio las


conclusiones técnicas plasmadas en los diferentes dictámenes periciales que fueron
allegados por los sujetos procesales, en tanto su posición se mantuvo inamovible,
sosteniendo a toda costa un nexo de causalidad que no reviste asidero probatorio en ninguna
evidencia demostrativa, y es por ello, que a pesar de la verdad de perogrullo que acredita la
insostenibilidad del nexo de causalidad, la Delegada continua sosteniendo su discursiva sin
ofrecer ninguna prueba de la acreditación de este elemento primordial para la configuración
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 184 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

de la responsabilidad fiscal, inadvirtiendo, pasando de soslayo las diáfanas conclusiones


brindadas por los expertos a través de los dictámenes que fueron incorporados al proceso.

Por lo demás, estamos frente a un tema probandum de prueba diabólica, porque es evidente,
que ningún dictamen pericial, ni siquiera de los expertos en hidroeléctricas, túneles, presas,
y expertos financieros, administrativos y gerenciales, podría cambiar el criterio de la
Delegada, el cual es reiterativo durante toda su exposición, olvidando que la prueba del nexo
causal no le corresponde a mi prohijado sino a la Contraloría, y por demás no puede acudirse
a criterios jurisprudenciales donde se tasa la discrecionalidad del juzgador para determinar el
nexo de causalidad, a los cuales acude para sustentar su decisión (…)

De ahí entones, que no se desconoce la libertad probatoria en la valoración de las pruebas,


pero dicha valoración no puede ser caprichosa, obstinada, irrazonable y que atente
claramente contra la evidencia, pues en este caso, reitero, estamos ante un claro DEFECTO
FÁCTICO por errónea e inadecuada valoración probatoria (…)

De lo censurado, resaltó la apelante que hasta la misma Delegada de instancia le da la razón,


al admitir que para establecer el nexo de causalidad se tendrá que acudir a identificar los
hechos EFICIENTES Y DETERMINANTES para la producción del daño, es decir, los cuales
RESULTAN IDÓNEOS PARA SU CONFIGURACIÓN. Toda vez que no es posible atribuir un
resultado dañoso a quien ha ejecutado una acción u omisión que no tenga estas
características, esto es, no sea eficiente, determinante e idónea para la configuración del
daño.

Expresó la recurrente, que en términos generales y con base en los juiciosos argumentos
expuestos en el presente acápite, se llega a la diáfana conclusión que en este caso no se
presenta un nexo material (naturalísimo), ni mucho menos (jurídico) como título de imputación
para mi representado (…).

Aunado a lo anterior argumenta la recurrente que “La delegada no consideró ni valoró el


extenso material probatorio que se aportó con los descargos y en la etapa de investigación a
instancias de mi mandante.

Ahora, la señora Contralora a partir de la página 1263 realizó el primer pronunciamiento a los
referidos capítulos de los descargos para consignar la siguiente máxima, pero indicar que
más adelante, en el fallo se dará la explicación pertinente, pero que en el cargo mismo al fin
no fueron resueltos.

Ahora, en la página 1264 del fallo, incluye el análisis correspondiente a la conducta primera
no se hace ningún pronunciamiento en lo que concierne a la defensa de mi mandante sobre
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 185 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

lo que se expuso en los capítulos referidos y que se consideraban de gran transcendencia


para enmarcar la gestión y roles de mi mandante en el que se señalaba, entre otros, asistencia
a reuniones de Junta Directiva que no le correspondían.

Hasta este punto, la señora Contralora no ha dado explicación a los argumentos de defensa
y se afirma que la transcripción de los argumentos que al cargo puntual se hizo fue parcial,
razón por la que no se entiende en este punto por qué no hubo un pronunciamiento expreso
de la señora Contralora al rechazo que se hizo sobre la supuesta asistencia de mi mandante
a las reuniones que generaron las siguientes actas de Junta Directiva de la sociedad Hi:
- La Nro. 87 de 18 de septiembre de 2008
- La Nro. 88 de 3 de octubre de 2008
- La Nro. 90 del 26 de noviembre de 2008
- La Nro. 119 del 22 de diciembre de 2010
- La Nro. 124 de 4 de mayo de 2011
- Asimismo, a la precisión de que el Acta de Junta Directiva Nro. 89 que fue señalada con
fecha 11 de diciembre de 2009 como la primera en la que participó mi mandante no es
correcta, en tanto en realidad la misma fue celebrada el 12 de noviembre de 2008
- La generó el Acta Nro. 93 del 14 de enero de 2009, a pesar de haber sido claro, diáfano,
notario, que la conducta que se dijo reprochar a mi mandante está enmarcada en un acto
único y exclusivo: dar un supuesto voto positivo a la decisión que en forma unánime se tomó
en la referida acta para aprobar el inicio del proceso de licitación y contratación de las obras
de construcción de las vías del proyecto sin haber hecho presencia a la misma, máxima que
fue el piso de la defensa sobre la conducta reprochada.

En forma abrupta y sorpresiva ahora lo reprochado es que al haberse probado que no


desplegó la conducta de autorizar debió entonces desaprobar (lo que no había aprobado) la
decisión de la Junta Directiva en la reunión objeto de reproche.

En forma categórica, debe manifestar esta apoderada que el ejercicio del derecho de defensa
que se ha desplegado a favor de mi mandante se torna absolutamente impotente contra los
argumentos que ahora trae el Despacho dado que todo su esfuerzo se concentró en probar
la inexistencia de una conducta que ahora en el fallo es modificada sin razón alguna a una
omisión. Es que la pregunta obligada será ¿cómo es posible que mi mandante sea
responsable fiscal por no haber estado en una reunión en la que se tomaron decisiones
corporativas, sustentadas, y que después no haya hecho nada para desaprobarlas?

En todo caso, la exposición extensa que hace la señora Contralora para motivar la prueba de
la conducta se tornó subjetiva y abstracta, con juicios de valor, sin un soporte técnico de lo
afirmado y sin ninguna prueba que relacione que lo dicho tiene sustento. Para este punto
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 186 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

preciso, debe recordarse que la carga de la prueba es de la contraloría y su sentencia sobre


configurar una conducta activa no se soporta en un solo elemento probatorio.

Por otro lado, hubo una absoluta omisión del Despacho a las consideraciones que se hicieron
sobre la prueba necesaria para afirmar que la supuesta autorización de la apertura de la
licitación para la construcción de las obras sin los supuestos diseños de detalle, no tenía
relación con el supuesto daño patrimonial y menos con las causas de la contingencia o el
impacto que luego de ésta tuvo el cronograma director.

Por otro lado, la señora Contralora no hizo ningún pronunciamiento a la solicitud final que se
hizo en el cargo respecto de que la conducta reprochada y la fecha de la celebración del Acta
Nro. 93 (año 2009) contra la fecha de apertura del proceso responsabilidad fiscal (año 2019),
configura sin lugar a dudas la caducidad de la ACCIÓN FISCAL.

Con todo, esta defensa se sostiene en afirmar que la valoración de los argumentos del fallo
respecto de la conducta reprochada no fue probada y no configuran detrimento patrimonial
alguno que se refleje en el hecho dañoso que la contraloría ha determinado como tal y es el
colapso del túnel SAD en el año 2018 por falta de diseños, construcción y supervisión en
debida forma.

En lo que respecta al abordaje que hace el fallo luego de la página 1280 de los argumentos
que la defensa desplegó para el denominado segundo cargo.

Procede la señora Contralora a hacer un cambio en la conducta investigada que se refería al


haber aprobado la inclusión de nuevas vías y ahora la delimita a la supuesta improvisación
de no tener claras las prioridades en el tema de vías. Este cambio, abrupto y sorpresivo,
lesiona el ejercicio del derecho de defensa que se ha desplegado a favor de mi mandante y
configura una falta de congruencia entre lo imputado y lo fallado.

El hecho que admite la Contralora es que las decisiones tomadas por mi mandante en su
ejercicio como miembro de Junta Directiva sí estuvieron soportas en conceptos técnicos, pero
que ello no lo exime de responsabilidad fiscal, lo que genera nuevamente un cambio en la
conducta investigada al fin fallada en contra, configurando una incongruencia evidente.

En todo caso, la exposición extensa que hace la señora contralora para motivar la prueba de
la conducta se tornó subjetiva y abstracta, con juicios de valor y sin un soporte técnico de lo
afirmado, dado que no relaciona una prueba que soporte lo dicho sobre la supuesta
improvisación para autorizar la construcción de las vías. Para este punto preciso, debe
recordarse que la carga de la prueba era de la contraloría y su sentencia sobre configurar una
conducta no se soporta en un solo elemento probatorio.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 187 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Por otro lado, se afirma nuevamente que hubo una absoluta omisión del Despacho a las
consideraciones que se hicieron sobre la prueba necesaria para afirmar que la conducta
reprochada sobre la aprobación de inclusión de nuevas vías (con las salvedades expuestas
en los descargos sobre que una de ellas no fue nueva vía), no tenía relación con el supuesto
daño patrimonial y menos con las causas de la contingencia o el impacto que luego de ésta
tuvo el cronograma director.”

En forma subsiguiente, el fallo dispone resolver a partir de la página 1298 lo concerniente a


la conducta tercera.

Procede la señora Contralora a hacer un cambio en la conducta investigada que se refería


propiamente a unas acciones para pasarla ahora a una omisión consistente en la falta de
asistencia de mi mandante a la Junta Directiva Nro. 99 de 24 de junio de 2009. Este cambio,
abrupto y sorpresivo, lesiona el ejercicio del derecho de defensa que se ha desplegado a
favor de mi mandante y configura una falta de congruencia entre lo imputado y lo fallado.

En forma categórica, debe manifestar esta apoderada que el ejercicio del derecho de defensa
que se ha desplegado a favor de mi mandante se torna absolutamente impotente contra los
argumentos que ahora trae el Despacho dado que todo su esfuerzo se concentró en probar
la inexistencia de una conducta que ahora en el fallo es modificada sin razón alguna a una
omisión. Es que la pregunta obligada será ¿cómo es posible que mi mandante sea
responsable fiscal por no haber estado en una reunión en la que se tomaron decisiones
corporativas, sustentadas?

¿Cuál hubiere sido la responsabilidad de un miembro de junta si impone, por su saber o


creencia en el saber, una decisión técnica que no le correspondía funcionalmente?
Evidentemente, existiría una extralimitación de funciones que hoy lo tendrían igualmente en
la lupa de la Contraloría o de alguna de las IAS.

El acápite del fallo objeto de análisis, debía era exponer cómo se probó por parte de la señora
Contralora que la Junta Directiva había conocido el trazado de las vías y que la vía de la
margen derecha para llegar al punto donde debían iniciar las obras de los túneles de
desviación del río Cauca había quedado de última en el proceso constructivo, lo cual ni
siquiera fue expuesto en la Junta Directiva, según la relación de las actas citadas.

Con lo anterior, parece que era un reparo concreto de las motivaciones del fallo en la conducta
objeto de análisis, determinar que mi mandante debía apartarse de los conceptos técnicos
que respaldaron la decisión de aprobar la construcción de la vía alterna e incorporarla al
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 188 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

contrato que se tenía con el contratista Consorcio Ituango que ejecutaba la construcción de
las vías.

En todo caso, la exposición extensa que hace la señora contralora para motivar la prueba de
la conducta se tornó subjetiva y abstracta, con juicios de valor y sin un soporte técnico de lo
afirmado, dado que no relaciona una prueba de lo afirmado en el cargo.

Con todo, sostiene esta defensa en afirmar que la valoración de los argumentos del fallo
respecto de la conducta reprochada no fue probada y no configuran detrimento patrimonial
alguno que se refleje en el hecho dañoso que la contraloría ha determinado como tal y es el
colapso del túnel SAD en el año 2018 por falta de diseños, construcción y supervisión en
debida forma.

En lo que respecta al abordaje que hace el fallo luego de la página 1313 de los argumentos
que la defensa desplegó para el denominado cuarto cargo.

Se afirma que la señora Contralora obvió todos los argumentos de la defensa que se dirigían
a desvirtuar los reproches formulados en cuanto a que en la sociedad HI no hubo subasta
pública que tuviera como objeto contratar a un tercero que se encargara de la construcción
del proyecto bajo un contrato de la modalidad BOOMT y, por tanto, al no hacer subasta
pública no haber suspensión de la misma, pues no se suspende lo que no existe.

El objeto de la Invitación a Precalificar consistía, por lo tanto, en determinar quiénes de los


interesados que se presentaran cumplían con los requisitos mínimos de carácter técnico y
financiero establecidos en la Invitación para así resultar Precalificados.

Dentro la invitación a precalificar se estableció la posibilidad de que la misma se podría


suspender para adelantar un proceso de negociación con las Empresas Públicas de Medellín,
se determinó por parte de la Junta Directiva de la Sociedad Hidroeléctrica Ituango S.A. E.S.P.,
mediante Acta No. 111 del 9 de junio de 2010, no abrir la subasta del proyecto y proceder a
buscar alternativas de negociación.

Por otra parte, no valoró la señora Contralora el acta Nro. 24 de Asamblea Extraordinaria de
Accionistas de Hidroituango S.A. E.S.P. del día 27 de octubre de 2010.

El anterior argumento, arrojaría la conclusión indiscutible que mi mandante NO tomó la


decisión y sí la instancia competente, es decir, la Asamblea General de Accionistas, de crear
la sociedad espejo EPM-ITUANGO, dado que esa decisión correspondía de manera exclusiva
a la Asamblea General de Accionistas, según las disposiciones del artículo 34 de la escritura
pública Nro. 771 del 19 de marzo de 2013 de la Notaría 18 del Círculo Notarial de Medellín,
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 189 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

relacionada con la Reforma de Estatutos, Aumento de Capital de la Hidroeléctrica Pescadero


Ituango E.S.P. Esta prueba fue aportada con el escrito de descargos y fue omitida en su
valoración.

Obvió entonces la señora delegada la extensión de las explicaciones que sobre la conducta
fueron expuestas, ni siquiera hizo un análisis de lo afirmado sobre lo realmente ocurrido en
las actas que soportaron las supuestas evidencias de adelantar sin la debida planeación la
subasta pública y la creación de la sociedad espejo EPM – ITUANGO, lo que (para la
Contraloría) generó retrasos en el cronograma e incrementos en el presupuesto.

Por otra parte, nuevamente la señora Contralora actúo para dar un giro a la conducta que
había sido reprochada en forma inicial a mi mandante, dado que reconoció que dentro de las
asistencias a Junta Directiva que soportaron el cargo, asistió no estuvo presente en algunas,
y, por ello es que ahora es responsable por no haber, al parecer, cumplido sus funciones
legales como miembro de junta.

En forma subsiguiente, el fallo dispone resolver a partir de la página 1330 lo concerniente a


la conducta quinta

“Del análisis de la delegada, es claro que las propuestas que fueron presentadas a la Junta
Directiva de HI, como la de la altura de la presa, tenían los debidos respaldos de análisis
interdisciplinarios que soportaban cualquier defensa sobre la conveniencia de las decisiones.
Por ello, es que la decisión de ahondar en la posibilidad de la altura de la presa fue acertada
y conveniente para el proyecto.

Ahora, se insiste en que la conducta inicial que fue reprochada se sostenía en una supuesta
improvisación en la toma de decisiones relacionadas con la altura de la presa, pero el mismo
fallo reconoce que existieron respaldos y estudios técnicos que soportaban la conveniencia
de la misma, aunque ahora, al parecer, se afirma que lo que se le exigía a mi mandante era
que debía apartarse de los informes técnicos y suponer al futuro un sinnúmero de
eventualidades como la ocurrida en la contingencia del año 2018.

Por otro lado, nuevamente la señora Contralora omitió hacer referencia a las actas de las
juntas directivas que en el auto de imputación se relacionaron con asistencia de mi mandante,
esto es, Acta Nro. 93 de 14 de enero de 2009, el doctor RESTREPO POSADA no estuvo
presente en la reunión; Acta Nro. 98 de 27 de mayo de 2009, el doctor RESTREPO POSADA
no estuvo presente en la reunión; Acta Nro. 103 de 30 de septiembre de 2009, el doctor
RESTREPO POSADA no estuvo presente en la reunión, lo que hacía necesario para la
defensa en tanto muchas decisiones tomadas le eran inoponibles. Para lo último, se reitera
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 190 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

que dentro del fallo existió un fallo sin responsabilidad a favor del señor JORGE MARIO
PEREZGALLÓN sustentado en:

(página 2404 del fallo)

“Teniendo en cuenta la votación del acta No.158, se deduce que el señor Jesús Aristizábal
votó dicha decisión como miembro principal, por lo que el voto del señor Jorge Mario Pérez
Gallón no es válido toda vez que por estar presente el miembro principal no tenía capacidad
para incidir válidamente en la decisión.
Por lo anterior, este Despacho fallará sin responsabilidad fiscal a favor del señor JORGE
MARIO PÉREZ GALLÓN, teniendo en cuenta que no se configura el elemento de la
conducta.”

No entiende esta defensa cómo se dio aplicación de una teoría a un investigado y esta misma
es absolutamente desconocida para mi mandante a pesar de tener las mismas calidades y
los mismos derechos.

Por otro lado, en la página 1345 del fallo, se inicia el recorrido del análisis del cargo
denominado como sexto

Nuevamente, procede la señora Contralora a hacer un cambio en la conducta investigada


que se refería propiamente a unas acciones para pasarla ahora a una omisión consistente en
la falta de asistencia de mi mandante a la Junta Directiva Nro. 122 de 9 de marzo de 2011.
Este cambio, abrupto y sorpresivo, lesiona el ejercicio del derecho de defensa que se ha
desplegado a favor de mi mandante y configura una falta de congruencia entre lo imputado y
lo fallado, siendo evidente a la vista y ello claramente lesiona el debido proceso y el derecho
de defensa que le asiste a mi mandante.

Es que la conducta reprochada a mi mandante está enmarcada en una acción y es haber


permitido la inclusión de salvedades en el BOOMT. Sin embargo, debe fielmente considerarse
que, sin discutir el contenido y validez de las salvedades, estas hacían parte integral del
contrato BOOMT el cual en acta de Asamblea General de Accionistas de la sociedad HI Nro.
24 de 27 de octubre de 2010, había sido aprobado por los socios. No consideró entonces la
señora delegada que lo recriminado fue competencia de otra instancia y no le correspondió a
mi mandante.

De modo tal, que afirmar que las salvedades afectaron la distribución de los riesgos y el
cronograma establecido para la producción de la energía en firme, es una premisa que debe
ser mínimamente sustentada técnicamente y el fallo no alcanzó a explicar por qué fueron las
salvedades las que, al parecer, causaron la contingencia del año 2018 y por qué se consideró
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 191 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

que el contrato era “incumplible” si la realidad muestra que se está cumplimiento y sigue en
la actualidad la ejecución.

Omitió la señora Contralora definir cuáles fueron las afectaciones a la distribución de riesgos
dispuestas en el Anexo 6.14, a sabiendas que estas delimitaron las responsabilidades de las
partes celebrantes en el BOOMT y en cada etapa del proyecto, así como tampoco la
explicación de por qué las salvedades no mitigaron en parte alguna las obligaciones del
contratista y que fueron descritas en el capítulo de Objeto, Remuneración y Plazo del
BOOMT, consistentes en realizar cualquier actividad que sea necesaria o apropiada para que
cada uno de las Unidades y la Hidroeléctrica como un todo, entren en Operación comercial
en o antes de la fecha establecida para tal fin en el Cronograma Director.

Asimismo, el fallo no hizo ninguna alusión a las explicaciones de la defensa sobre que las
salvedades que se incorporaron al BOOMT no pueden calificarse como extrañas para los
contratos tipo BOOMT.

Por otra parte, se expuso que la señora Contralora no podría desconocer que las dos
entidades contratantes del BOOMT poseen capital público, por lo que no consagrar las
salvedades en mérito de una parte podría configurarse – según la Contraloría-, en detrimento
de la otra.

Ahora, el fallo trae un nuevo reproche en mi mandante y es el referido a un supuesto conflicto


de intereses en las sesiones en que discutió el tema, del cual no se logró hacer los respectivos
pronunciamientos porque la señora Contralora los acoge como nuevos y los utiliza en el fallo,
pero sin ahondar en una explicación del impacto que se supone debió tener en la merma del
patrimonio público.

Por otro lado, en la página 1353 del fallo, se inició el recorrido del análisis del cargo
denominado como séptimo.

debe indicarse que para esta defensa el cambio de la conducta que fue reprochada resulta
sorpresivo dado que los argumentos y las pruebas se dirigieron a probar un reproche diferente
y que era coincidente con el que se propuso en los cargos.

Esa diferenciación de reproches (la del auto de imputación contra la del fallo), configura de
por sí una clara vulneración al debido proceso y del derecho de defensa en mi mandante, así
como una vulneración a la congruencia que le ordenaba tener a la señora Contralora en los
dos actos.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 192 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Lo anterior, por cuanto ahora la crítica se dirige a la supuesta omisión de no haberse


reconducido el desarrollo del proyecto por parte de Hidroituango y sí por EPM que ahora llama
tercero, en un pleno desconocimiento de los roles asignados en el contrato BOOMT.

Resulta llamativo que en el nuevo reproche se haga referencia a la Junta Directiva del año
2017 – Acta 173 de 24 de julio de 2017, para resaltar la sujeción que tenía la sociedad HI
respecto de EPM, en tanto la señora Contralora ha sido enfática en situar las actuaciones de
la Junta Directiva del periodo 2016 –2019 como inocentes e incapaces de haber cambiado
una sola decisión histórica en el proyecto, siendo esta la razón para no haberlos vinculado ni
siquiera como testigos.

Afirmó la señora Contralora en el fallo, página 913, que según la declaración testimonial del
señor JAIRO HERNÁN RAMÍREZ GÓMEZ, el sustento de la defensa sobre la suficiencia de
la planta de personal que fue adoptada fue desvirtuada porque el testigo indicó lo contrario,
a lo que debe exponerse que resulta imprecisa porque la sola lectura del testimonio no extrae
tal conclusión. Es decir, la valoración probatoria fue inexacta y para ello sola basta leer la
declaración.

La señora delegada no concentró su fallo en determinar por qué no consideró que el sistema
de seguimiento del contrato BOOMT no era el idóneo para hacerlo y sí y solo sí el que
proponía PENTA, esto en razón a que no existe una sola prueba técnica que le reste peso al
sistema de seguimiento usado, lo que hace que las apreciaciones de la contralora se
conviertan en conjeturas no verificadas, que se opone a las evidencias que fueron
presentadas y en las cuales se destaca que la decisión de mantener el sistema de control de
GANNT y los controles de monitorio, se apoyaron en un estudio de costos y necesidades al
momento en que se ejecutaba la obra y a sus necesidades, que fue debidamente analizado,
estudiado y planificado.

Omitió la señora Contralora apreciar uno de los dichos del declarante JAIRO HERNÁN
RAMÍREZ en lo que se refiere a las razones por las que no se implementó el BI, de las que
se puede concluir que este es un sistema comercial más enfocado a tendencia y análisis de
clientes y no para uno de infraestructura y mucho menos, para un sistema tan complejo como
lo es una hidroeléctrica subterránea. Haciendo un estudio de que obras de infraestructura
emplean este sistema no encontramos que en ninguna de ellas se tenga implementado el
sistema BI.

Omitió la señora Contralora hacer las referencias pertinentes a los argumentos de la defensa
sobre lo ocurrido en el año 2017 en la que se sostuvo que la sociedad HI no tomó la decisión
de ampliar la planta para la creación de dos cargos nuevos que cumplieran labores de
seguimiento adicionales a las que se venían realizando, dado que lo que hizo la Junta
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 193 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Directiva en sesión del 7 de abril de 2017, conforme al Acta Nro. 170 de dicha fecha, fue
estudiar la posibilidad de que dos personas que venían realizando labores asociadas a la
verificación y seguimiento del BOOMT

La Contraloría General de la Republica no probó que la decisión de no adoptar un BI – en


términos de la conducta imputada - fuera una causa eficiente del supuesto daño. Basta con
observar los informes técnicos que obran en el expediente para concluir que no tienen ni una
sola referencia al sistema de seguimiento del BOOMT por parte de EPM.”

ANÁLISIS DEL ELEMENTO SUBJETIVO DE LA RESPONSABILIDAD FISCAL: CULPA


GRAVE EXIGIDA Y LA VALORACIÓN EXIGIDA CONFORME A LAS CONDUCTAS
OBJETO DE REPROCHE.

vez más su convencimiento en cuanto a que su mandante no actuó de forma negligente, ni


mucho menos omitió el deber objetivo de cuidado, como para que le hubieran atribuido a título
de culpa grave las conductas que le fueron endilgadas.

El primer elemento, que desborda el análisis realizado por la Delegada, es que parte de la
premisa equivocada que mi poderdante en su calidad de gerente de la sociedad debía revisar
los informes técnicos, administrativos y de seguimiento que realizaban cada uno de los
comités de seguimiento conformados con específicas funciones para ello: UN
SUPERHOMBRE, UN SUPERHEROE, UN SER CON PODERES SUPREMOS, capaz de
desarrollar todas las funciones que tenía a su vez con equipo altamente técnico como el del
contratista EPM.

Ciertamente del análisis de la DELEGADA, se desprende prima facie que está exigiendo a mi
poderdante y a los miembros de Junta Directiva una labor de vigilancia, control y seguimiento
que desborda los límites de la razonabilidad, de ahí entonces que el seguimiento y control
realizado no podía hacerse de manera personal revisando la información cruzada entre los
diferentes comités y todos los documentos, informes, actas, comunicaciones, presentaciones
y correos que se cruzaban entre las entidades, sino a través de los comités especializados,
quienes eran conformados por personas estrictamente designados para hacer ese
seguimiento y control, y mantener informada a la Gerencia y Junta Directiva de Hidroituango
del avance del proyecto, el cronograma, las dificultades, las decisiones tomadas al interior del
mismo, y en general de todos los aspectos frente a los cuales era necesario hacer
seguimiento por la Junta Directiva de la entidad.

Así lo expresa la Delegada en una amplia disertación surtida en torno a la manera como se
establecía el seguimiento constante al proyecto a través de comités especializados, a la par
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 194 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

que reprocha que dicho seguimiento no se hubiese realizado de manera directa y revisando
toda la documentación del proyecto que circulaba entre ambas entidades (…)

Frente a las afirmaciones realizadas por la Delegada, en orden a resquebrajar las labores de
seguimiento y control al proyecto a través de comités especializados, es necesario señalar,
que las mismas desconocen la magnitud del proyecto, la complejidad de éste y obviamente
la necesidad de contar con personal especializado de apoyo para que no sólo hicieran la
revisión correspondiente y el seguimiento de forma permanente al proyecto, sino que además,
debía contarse con asesores y personal especializado para que rindieran a la Junta Directiva
sus informes frente a los aspectos problemáticos del proyecto y que requería de
conocimientos específicos, pues pretender abarcar toda la información y la experticia que un
proyecto de esta magnitud requería.

Un razonamiento como el realizado por la Delegada desconoce abiertamente, así no se


acepte en la discursiva del fallo, los pilares fundamentales en que se cimienta una
responsabilidad subjetiva, orientada en el principio de la culpabilidad, y en el cual tiene un
asiento importante el reconocimiento del principio de confianza, la autorresponsabilidad, la
desconcentración de funciones, entre otros.

Desconoce la Delegada que una de las peculiaridades del mundo moderno es la complejidad
de las relaciones que manejan grandes proyectos como EPM, porque éstas tienen estructuras
complejas y controles de mando organizados para el ofrecimiento de servicios y el desarrollo
de los diferentes proyectos, más aún de la complejidad que reviste Hidroituango.
Precisamente, por ello se ha hecho imperioso la especialización de las diferentes áreas que
componen el proceso de trabajo, pero además la división de funciones, y la asignación de
roles y competencias a los miembros del grupo; siendo un factor trascendental para que
funcionen las actividades de trabajo en equipo la confianza entre sus miembros.

Para poder realizar un análisis integral del principio de confianza, es necesario agotar, dos
conceptos fundamentales; el principio de autorresponsabilidad, y la división de trabajo a partir
de la asignación de roles y competencias a los miembros del equipo.

El principio de autorresponsabilidad se estructura bajo la premisa que cada individuo debe


responder por sus propias acciones y no por las acciones de los demás, de tal cuenta que a
cada persona sólo puede serle exigible aquello que éste dentro de su respectivo ámbito de
competencia, recurriendo a la ilustrativa frase de Jakobs “puede decirse que en el mundo no
todo incumbe a todos, puesto que cada persona está obligada a comportarse de acuerdo con
lo que la sociedad le exige”
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 195 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Así las cosas, las premisas de comportamiento que le son exigidas a una persona al interior
de una organización, empresa o entidad pública, como en este caso, dependen del rol o
competencias que a éstas le han sido asignadas, pues sólo una diversificación de funciones
y competencias permite desarrollar un proyecto de la complejidad y dimensión de la
Hidroeléctrica Ituango.

El tratadista Yesid Reyes Alvarado señala que este no es un mecanismo exclusivo de la


sociedad, sino que es propio de cualquier asociación que pretenda funcionar en forma
coherente, y para explicar tal situación ejemplifica el rol que cada persona desempeña en una
organización situándolos en un partido de futbol: “Un partido de futbol seria difícilmente
imaginable si los guardametas no se limitaran a cumplir sus funciones, sino que pretendieran
servir como jueces, mientras los árbitros olvidaran las suyas y pretendieran tomar parte activa
en el partido cobrando tiros libres, o lo hicieran los técnicos, los recogebolas o los
espectadores, olvidando lo que a cada uno de ellos les corresponde dentro del “mundo del
futbol” .

De igual manera, un principio básico que regula las organizaciones empresariales es la


división del trabajo, conforme al cual, se fragmenta la asignación de funciones a los individuos
de acuerdo con su especialización, experiencia, entrenamiento, idoneidad y conocimiento, de
tal manera que, la tarea o producto final es la sumatoria de los trabajos desempeñados por
cada uno de los miembros del equipo.

Partiendo de la autorresponsabilidad y de la división del trabajo en equipo como premisas


fundamentales de las entidades estatales, y en particular de un proyecto de gran magnitud y
complejidad como lo es Hidroituango, surge la necesidad de reconocer la existencia de otro
principio fundamental, y es la confianza que le es permitido tener a la persona que se
desempeña dentro de los contornos de su rol y competencias asignadas, la cual está
autorizada para confiar en que las demás personas con las que interactúa y emprende
acciones conjuntas van a desempeñarse actuando de manera idónea de conformidad con los
roles y competencias asignados a éstos.

Así entonces, el principio de confianza se enmarca en la esencia de la sociedad, pues sin él


nadie podría interactuar si, además del deber de cumplir sus funciones, estuviera en la
obligación de observar que la persona con la que se interactúa está cumpliendo cabalmente
sus obligaciones, en términos de Reyes Alvarado “una empresa no podrá funcionar si todos
tuvieran que estar encargados de vigilar las actividades de los demás (…)”.

De conformidad con lo expuesto, resultan no sólo cuestionables, sino además inaplicables


los razonamientos de diligencia debida exigidos por la Delegada para revisar la CULPA
GRAVE endilgada a mi poderdante, pues contrario a lo afirmado por ésta, mi poderdante fue
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 196 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

cuidadoso, diligente y responsable con sus actuaciones, generó directrices, realizó


seguimientos y entregó un claro direccionamiento de trabajo en equipo para sacar avante un
proyecto ambicioso para el Departamento de Antioquia como el proyecto Hidroituango.

De esta manera, y acudiendo a la jurisprudencia decantada de la Corte Constitucional, el


Consejo de Estado y la Corte Suprema de Justicia, si se considera, en los términos
establecidos por la Corte Constitucional, que se presenta culpa grave cuando el gestor fiscal
ha actuado con excesiva negligencia o imprudencia o ha incurrido en una infracción u omisión
inexcusables del ordenamiento jurídico o en una falta de aplicación de los conocimientos que
le imponen su profesión u oficio, de los cuales se haya derivado la afectación del patrimonio
público, es necesario concluir sin ningún esfuerzo nomológico que en el presente caso no se
presenta la CULPA GRAVE en los términos exigidos en la sentencia C-619-02 para irrogar
responsabilidad fiscal a mi poderdante.

Sirva esta referencia jurisprudencial para ilustrar el análisis que se reclama en este proceso
frente al elemento subjetivo, el cual realmente no satisfizo la rigurosidad esperada por la
Defensa, en cuanto a los elementos constitutivos de la culpa grave endilgada a mi
poderdante, por cuanto, las consideraciones realizadas por el Despacho para irrogar culpa
grave no sólo rebasan los presupuestos de la diligencia y cuidado esperados, sino que se
tornan desproporcionadas, inadecuadas, exageradas y por ende no exigibles a mi
representado, por cuanto rebasa el ámbito de sus competencias regladas y excede los
deberes funcionales que le son exigibles en su calidad de Gerente de la sociedad HI, quien
siempre estuvo al tanto de todos los pormenores del proyecto, generó instrucciones precisas,
impartió directrices a sus subalternos, y en general, demostró idoneidad, diligencia y cuidado
en el ejercicio de todas las funciones.

Así las cosas, tal como se explicó con holgura en las páginas precedentes, las acciones
desplegadas por mi poderdante NUNCA obedecieron a falta de diligencia, y por tanto NO
pueden ser calificadas como culpa grave en los términos de la sentencia 619 de 2002, por la
cual se declaró la inexequibilidad del parágrafo segundo del artículo 4 y el 53 de la ley 610
de 2000,

Siendo necesario finalmente establecer que la Ley 222 de 1995, invocada por la Contraloría
para fundamentar el juicio de reproche es totalmente inaplicable, por cuanto el régimen de
responsabilidad del administrador social se conoce bajo una responsabilidad subjetiva
comprendida en el deber de diligencia y con la entrada en vigor de la Ley 222 de 1995, la
conducta del administrador se interpreta en torno a la exigencia de buen hombre de negocios
que responde hasta por culpa levísima, lo cual claramente se encuentra en contravía de lo
ordenado en la ya mencionada sentencia 619 de 2002.”
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 197 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

2.9.2. Recurso de Reposición y en subsidio Apelación interpuesto por el


Abogado Gustavo Quintero Navas en su calidad de apoderado del Señor
JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO mediante SIGEDOC 2021ER0124595
Y 2021ER0124604 del 13 de septiembre de 2021.

El doctor GUSTAVO QUINTERO NAVAS, en calidad de apoderado del señor JUAN ESTEBAN
CALLE RESTREPO interpuso RECURSO DE REPOSICIÓN Y EN SUBSIDIO EL DE
APELACIÓN en contra del Auto No. 1413 del 3 de septiembre, por medio del cual se FALLÓ
CON RESPONSABILIDAD FISCAL en contra del señor JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO,
en acatamiento a lo dispuesto en el numeral tercero del citado acto administrativo.

De conformidad con el recurso interpuesto por el apoderado del señor CALLE RESTREPO
contra el fallo de responsabilidad, procede esta instancia de alzada a registrar los temas
objeto del recurso y sus argumentaciones de forma sucinta:

“OPORTUNIDAD

Inició el apoderado su análisis indicando de primera mano que el recurso interpuesto lo


presenta dentro del término concedido, en aras de evitar que se le sigan vulnerando los
derechos fundamentales que le asisten a su poderdante, toda vez que, considera que durante
el curso de la presente causa fiscal el operador jurídico fiscal se los ha transgredido.

Del mismo modo reprochó el hecho de que el ente fiscal hubiera realizado la notificación
personal del fallo impugnado mediante correo electrónico sin que mediara autorización previa
por parte suya; dicha situación impidió que su poderdante contara con más tiempo para
ejercer su derecho de defensa y contradicción; máxime cuando el término concedido para
presentar el escrito de impugnación fue inferior al previsto por la Ley 1437 de 2011 en su
artículo 76, pero precisamente para evitar que se cause un perjuicio mayor en contra de su
mandante, decidió acogerse al término indicado por el A-quo, sin que esto implique una
aceptación, renuncia o convalidación de la actuación viciada.

ARGUMENTOS QUE SUSTENTAN LA REVOCATORIA DEL AUTO NRO. 1413 DEL 3 DE


SEPTIEMBRE DE 2021.

En este acápite le fue menester al apoderado reprochar varios aspectos relevantes que a su
juicio conllevaron a que la primera instancia vulnerara derechos fundamentales de su
poderdante llegando al punto de endilgar una responsabilidad fiscal sin tener asidero
probatorio y basándose en supuestos fácticos irreales.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 198 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

VIOLACIÓN FLAGRANTE DE LOS DERECHOS FUNDAMENTALES DEL DEBIDO PROCESO Y


DE DEFENSA DEL SEÑOR CALLE RESTREPO

VULNERACIÓN EVIDENTE DEL PRINCIPIO DE CONGRUENCIA

Respecto a este primer punto, el recurrente insistió, en precisar sobre la importancia que se
le debió dar a los principios generales del derecho dado que de su buena aplicación se
desprende el hecho de que el debido proceso se garantice o no a los directamente implicados;
por consiguiente, consideró que el ente fiscal en cabeza de su Delegada de primera instancia,
de forma flagrante vulneró el principio de congruencia que se debe emplear en el marco de
todo proceso, dado que las conductas endilgadas en el auto de imputación fueron unas y las
determinadas en el fallo objeto de censura otras, de tal manera, y como consecuencia de
esto, se le conculcó a su defendido el derecho fundamental al debido proceso, en razón a
que no pudo ejercer el derecho de defensa y contradicción.

Para sustentar lo anterior el apoderado se sirvió de lo que la misma CGR ha manifestado a


través de sus conceptos jurídicos18.

En consecuencia, censuró el que la Delegada de instancia hubiera proferido un fallo que a


todas luces adolece de coherencia, pues de los hechos determinados y la decisión finalmente
adoptada se evidencia una total incongruencia; configurándose de este modo una falta, toda
vez que de conformidad con lo dispuesto en el artículo 3, numeral 4 de la Ley 1437 de 2011,
las autoridades deben ser congruentes en sus actuaciones en virtud del principio de buena fe.

Sobre el particular el apoderado afirmó: “Sobre este principio, es preciso manifestar que se ha
constituido como un límite a la discrecionalidad de la que gozan las autoridades cuando ejercen
funciones jurisdiccionales (…)”; por consiguiente, indicó que “a pesar de no haber sido desarrollado
por la Ley 610 del 2000, resultan aplicables los postulados del ámbito disciplinario y penal en lo que
a la variación de la calificación de la conducta se refiere (…)”, de este modo, para sustentar lo
dicho tomó un extracto de un fallo de la Procuraduría General de la Nación, Sala
Disciplinaria19.

Al respecto, el recurrente dijo “(…) debe existir identidad fáctica entre los hechos objeto de
acusación y los que sustentan el fallo. Así mismo, frente a la imputación formulada y el reproche
señalado en la sentencia o, para este caso, el fallo. De lo contrario, se estaría vulnerando el principio
de congruencia y el debido proceso del sindicado y/o disciplinado.”

18
Contraloría General de la República. Boletín Jurídico de la Relatoría. Publicación No. 9 Octubre de 2018, Extracto del Concepto CGR-OJ-
0132-2018.
19
Procuraduría General de la Nación. Sala Disciplinaria. Fallo del 23 de abril de 2015. Radicado. 161-5927 (IUS 2013-263587) P.D. Juan
Carlos Novoa Buendía.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 199 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

De lo anterior, y en relación con el caso concreto, al apelante le llamó poderosamente la


atención el hecho de “… que la Contraloría inició la investigación e imputó responsabilidad fiscal por
unas conductas específicas haciendo creer a mi representado que ese sería el objeto de reproche del
que debía defenderse, por lo que en ese sentido se concentró su defensa. Sin embargo, en el fallo
modificó en parte su acusación haciendo inocuo lo sostenido en los descargos y de la versión libre
dentro del proceso. El comportamiento de la Contraloría resulta arbitrario y contrario a la lealtad
procesal y confianza legítima que debería existir en las relaciones entre las autoridades y los
particulares, pues sorprendió a la defensa con reproches nuevos sin que se tenga ahora la posibilidad
de defenderse.”

Por lo anterior, consideró el apelante que la Delegada de conocimiento inobservó el principio


de congruencia toda vez que del estudio realizado al fallo objeto de censura encontró que a
su mandante le fueron atribuidas conductas que no fueron objeto del auto de imputación,
como sustento de lo dicho, señaló lo siguiente:
“(…)
(i) La Contraloría aduce de forma errónea y sorpresiva que el señor CALLE RESTREPO suscribió
el BOOMT;
(ii) El operador fiscal reprocha a mi cliente continuar con la ejecución del proyecto tras conocer que
la desviación del río no se iba a poder llevar a cabo en la fecha establecida inicialmente;
(iii) La Delegada reprocha que JECR permitió que Hidroituango no realizara acciones
fundamentales para reconducir el desarrollo del proyecto;
(iv) El operador fiscal señaló que JECR avaló la contratación de PENTA cuando en esa fecha
todavía no era miembro de la Junta Directiva de Hidroituango;
(v) La Contraloría al evidenciar que era irrefutable la defensa planteada por mi poderdante,
consideró que, aunque mi cliente no suscribió el ABM 15 si lo aprobó, cuestionamiento que
nunca se le había realizado previamente.”

De lo anteriormente expuesto, y en aras de conservar lo dicho por el recurrente, se extracta


los argumentos por medio de los cuales dejó plenamente demostradas sus afirmaciones:

LA CONTRALORÍA ADUCE DE FORMA ERRÓNEA Y SORPRESIVA QUE CALLE RESTREPO


SUSCRIBIÓ EL BOOMT

Frente a este primer punto, el apoderado inició su censura citando lo dicho por la Delegada
en el fallo recurrido; en controversia de esto, manifestó “(…) que en ninguno de los cargos
formulados en la imputación a mi cliente se le reprocha haber suscrito el BOOMT. De esta forma, se
considera violatorio del principio de congruencia que la Contraloría, en el fallo de primera instancia,
sorprenda a esta defensa con una conducta completamente nueva a las señaladas a lo largo del
proceso con responsabilidad fiscal. En consecuencia, se vulnera el derecho al debido proceso y a la
defensa de mi cliente, pues no tuvo la oportunidad de controvertir este hecho que resulta, además,
ser totalmente contrario a la realidad.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 200 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Desconoce esta defensa si el operador fiscal, en el afán de proferir decisión definitiva, confundió los
reproches sostenidos a mi otro defendido, Luis Javier Vélez Duque, con aquellos imputados al señor
CALLE RESTREPO. Sin embargo, no puede esta defensa obviar que la afirmación realizada por la
Contraloría no solo es sorpresiva y demuestra que no hubo un análisis minucioso de las conductas de
cada uno de los vinculados, sino que además es falsa pues el señor CALLE RESTREPO no estaba
vinculado a EPM cuando se suscribió el Contrato BOOMT. De modo que, se le está demandando un
tipo de responsabilidad que está proscrita, esto es, la objetiva.”

EL OPERADOR FISCAL REPROCHA A MI CLIENTE CONTINUAR CON LA EJECUCIÓN DEL


PROYECTO TRAS CONOCER QUE LA DESVIACIÓN DEL RÍO NO SE IBA A PODER LLEVAR A
CABO EN LA FECHA ESTABLECIDA INICIALMENTE.

“Sobre este punto, se debe resaltar que, en el fallo de primera instancia, la Contraloría reprocha al
señor CALLE RESTREPO haber continuado con la ejecución del proyecto conociendo el estado de
retraso de este. Al respecto, se señala dentro del Auto 1413 lo siguiente:

“Resulta claro entonces, que las personas con posición decisoria sobre el Proyecto, debían conocer -y de hecho,
conocían- la realidad del mismo, y continuaron con su ejecución, implementando planes de aceleración con
decisiones no avaladas técnicamente, lo que lo puso en un inminente vulnerabilidad que desembocó en la
contingencia del 2018…”20 (Resaltado fuera del texto)

Así las cosas, es claro que, si bien esta Delegada en el Auto de Imputación le reprochó a mi cliente
haber implementado un plan de aceleración, resulta sorpresivo que en el fallo de primera instancia se
le critique que continuó con la ejecución del proyecto aun cuando se conocía el estado de retraso con
el que venía. Del aparte traído a colación, es claro que la Contraloría sugiere que la conducta esperada
de los miembros de la Junta Directiva de Hidroituango era la de no continuar con la ejecución del
proyecto. Lo anterior, resulta sorpresivo para esta defensa en la medida en que lo reprochado siempre
fue avalar el plan de aceleración y, de esta forma, los descargos se dirigieron a sustentar que el plan
de aceleración contaba con sustento técnico y fue efectivo para lograr desatrasar el proyecto hasta
antes de la contingencia.

Sin embargo, es en el fallo de primera instancia que se sugiere que mi cliente no debió continuar con
la ejecución del proyecto y tal aseveración ya no podrá ser controvertida por esta defensa. En
consecuencia, resulta violatorio del debido proceso y el derecho a la defensa en la medida en que
sorprendió al señor CALLE RESTREPO con una nueva conducta reprochable, esto es, que continuó
con la ejecución del proyecto, sin que se tenga ahora la posibilidad de sustentar por qué lo adecuado
no era abandonar el proyecto sino continuar con el mismo y adoptar medidas para lograr la entrada
en operación de la hidroeléctrica.”

20
Contraloría General de la República, Auto 1413 del 3 de septiembre del 2021 “Por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en
contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019”. Página 544.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 201 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

LA DELEGADA REPROCHA QUE EL SEÑOR CALLE RESTREPO PERMITIÓ QUE


HIDROITUANGO NO REALIZARA ACCIONES FUNDAMENTALES PARA RECONDUCIR EL
DESARROLLO DEL PROYECTO.

En este punto partió el apoderado citando la primera conducta endilgada al señor CALLE
RESTREPO en el auto de imputación, relacionada con “haber desechado el informe PENTA”;
por tanto, esta instancia superior extracta lo dicho por el recurrente a fin de no incurrir en
interpretaciones erróneas.

En tal sentido, el apelante manifestó:

“De lo anterior, resulta claro que lo reprochado por esta Delegada consistió en que el señor CALLE
RESTREPO desechó el informe PENTA, que recomendaba la adopción del BI, diluyendo el control de
Hidroituango sobre el contrato BOOMT. Sin embargo, dentro del fallo de primera instancia la
Contraloría no solo negó que lo criticable consistía en que no se compró el BI, sino que adicionó una
conducta que no había sido antes mencionada, esto es, que Hidroituango no realizó las acciones
fundamentales para reconducir el desarrollo del proyecto. Al respecto, se señaló:

“(…) Lo que critica el Despacho en el Auto de Imputación, en relación con este punto, no radica en el hecho de que
Hidroituango hubiera o no comprado el BI. Sino que hubiera obviado lo dicho por el Informe Penta que dimensionaba
de forma acertada el Rol de Hidroituango, y hubieran permitido que EPM impusiera la manera como se iba a realizar
la verificación por parte del dueño del proyecto y que bajo una lógica inadecuada, de manera contraria a la realidad
y al texto mismo del contrato, se hubiera pensado y permitido que Hidroituango no realizara ni siquiera las
acciones fundamentales para reconducir el desarrollo del Proyecto.”21 (Resaltado fuera del texto)

En este sentido, la Contraloría asevera que Hidroituango no realizó acciones fundamentales para
reconducir el desarrollo del Proyecto. Sobre este punto, se debe mencionar que ni siquiera hubo
claridad acerca cuáles eran esas acciones esperadas. Peor aún, el Despacho no brindó la oportunidad
de sustentarle todas las acciones llevadas a cabo por Hidroituango para que el Proyecto pudiese
cumplir con su objetivo. Una cosa es considerar que desechar el informe Penta diluyó el control del
proceso y otra muy distinta es aseverar que Hidroituango no realizó acciones fundamentales para
reconducir el desarrollo del Proyecto. Lo anterior, como se explicó, resulta una vulneración al principio
de congruencia y, por tanto, al derecho a la defensa y al debido proceso.”

EL OPERADOR FISCAL SEÑALÓ QUE EL SEÑOR JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO AVALÓ
LA CONTRATACIÓN DE PENTA CUANDO EN ESA FECHA TODAVÍA NO ERA MIEMBRO DE LA
JUNTA DIRECTIVA DE HIDROITUANGO.

“Como se señaló en el numeral anterior, la Contraloría le reprochó a mi cliente haber desechado el


informe PENTA que había sido contratado para establecer la estructura administrativa y operativa
necesaria para el seguimiento por parte de HI del Contrato BOOMT. Sin embargo, en el fallo de

21
Contraloría General de la República, Auto 1413 del 3 de septiembre del 2021 “Por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en
contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019”. Página 672
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 202 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

primera instancia la Delegada asevera erróneamente que el señor CALLE RESTREPO avaló la
contratación de la empresa PENTA. (…)22

A partir de lo anterior, es claro que la Delegada sostiene sorpresivamente que el señor CALLE
RESTREPO contrató a PENTA para dicho informe. En este sentido, la Contraloría no brindó la
oportunidad de sustentar por qué tal conducta es contraria a la realidad. De lo contrario, se hubiese
demostrado que mi cliente no contrató a PENTA, pues para esa fecha él no era miembro de la Junta
Directiva. Así las cosas, se tiene que la Contraloría vulneró el principio de congruencia en la medida
en que sostiene que mi cliente contrató a PENTA sin que este hecho haya sido ventilado dentro del
proceso de responsabilidad fiscal.”

LA CONTRALORÍA CONSIDERÓ QUE MI CLIENTE NO SUSCRIBIÓ LA ABM 15 PERO SÍ LO


APROBÓ.

Frente a este punto, no comprendió el apelante como la Delegada no obstante de haber


argumentado una cosa en el auto de imputación, esto es, afirmó que su mandante había
suscrito la AMB 15, luego en el fallo objeto de censura al identificar que el señor CALLE
RESTREPO no suscribió la AMB 15, le pareció fácil subsanar el yerro simplemente con decir
“Si bien es cierto que la suscripción de la referida AMB no fue adelantada por el señor Calle Restrepo, sino por Luis Javier
Vélez Duque…el gerente de EPM (Juan Esteban Calle Restrepo), daba su visto bueno directo para la suscripción de este
tipo de documentos. Se tiene entonces que se incurrió en una imprecisión en el Auto de imputación, y que lo correcto
sería haber afirmado que “aprobó la suscripción de la AMB No. 15” (…)”23 (Resaltado fuera del texto)

De lo anterior, indicó que tal imprecisión, tomando las palabras de la Delegada, merece todo
su reproche, en el sentido que la primera instancia no puede desconocer la diferencia que
hay entre suscribir un documento y aprobarlo, “En este sentido, modificar el cargo de suscripción
a aprobación no resulta una mera imprecisión del Despacho. Por el contrario, implica una variación
completa del cargo que vulnera el principio de congruencia, Así, dentro del escrito de descargos esta
defensa se limitó a argumentar y probar que la AMB 15 no fue firmada por CALLE RESTREPO. Sin
embargo, la Contraloría reconoce que no hubo una suscripción y, contrario a la buena fe, pretende
forzar la realidad procesal para ahora decir que el reproche no era realmente la suscripción sino la
aprobación, obviando que tras el fallo de primera instancia no hay lugar a controvertir esta afirmación.
El fallo en este punto no solo evidencia la violación del principio de congruencia, sino también un
desapego llamativo por el material probatorio, el cual ni siquiera se tomó el trabajo de evaluar al
cambiar la acusación.

Adicionalmente, resulta una clara violación al derecho de la igualdad que a mi cliente se le condene
por la aprobación del AMB 15 al haber sido gerente general para la época de los hechos, mientras

22
Contraloría General de la República, Auto 1413 del 3 de septiembre del 2021 “Por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en
contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019”. Página 673 y 674
23
Contraloría General de la República, Auto 1413 del 3 de septiembre del 2021 “Por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en
contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019”. Página 743
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 203 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

que al gerente general al momento de la suscripción del AMB 19 se le desvinculó de la presente


actuación administrativa.”

Así las cosas, terminó concluyendo el apoderado que las conductas reprochadas a su
mandante al no corresponder con la realidad, no es más que una evidente demostración del
pobre análisis probatorio que sostiene el fallo recurrido, encontrándose más que acreditada
“(…) la ausencia del principio de congruencia que ha caracterizado todo este proceso de
responsabilidad fiscal, en el que, tras la debida argumentación que ha desvirtuado los cargos e
hipótesis de la Contraloría, se ha visto de manos atadas y no le ha quedado más remedio que agregar
nuevas conductas sobre la base de que se trata de “hechos concatenados” o, en este caso, que se
trata de meras “imprecisiones” vulnerando así el debido proceso y el derecho a la defensa de los
vinculados.”

POR PRETENDER ATRIBUIR RESPONSABILIDAD FISCAL AL SEÑOR CALLE RESTREPO BAJO


LA TEORÍA DE MÚLTIPLES CONCAUSAS, ES DECIR, SIN QUE EXISTIERA NEXO DE
CAUSALIDAD ENTRE LOS SUPUESTOS HECHOS GENERADORES DEL DAÑO Y EL DAÑO

Frente a este punto se extracta lo siguiente:

“En este acápite se demostrará que la Delegada erró al establecer el nexo de causalidad, situación
que condujo a que declarara responsable fiscalmente al señor JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO,
a pesar de que su actuar no haya sido determinante para generar el daño señalado por el ente de
control en el fallo del 3 de septiembre de 2021. Para demostrar lo expuesto, en primer lugar, se
recordarán las reglas de derecho que rigen el proceso de responsabilidad fiscal en materia de nexo
de causalidad; en segundo lugar, se traerá a colación la postura que sostuvo y que generó el yerro
del ente de control; y finalmente, se explicará en detalle cada uno de los argumentos que demuestran
el flagrante desacierto del a quo al establecer el nexo de causalidad entre las conductas reprochadas
a mi cliente y el daño fiscal.

Para comenzar se debe tener presente que en materia de responsabilidad fiscal únicamente puede
atribuírsele, en el plano fáctico, un daño al erario a un gestor fiscal cuando, según lo estatuye el
artículo 5º de la Ley 610 de 2000, exista una relación causal adecuada entre su conducta dolosa o
gravemente culposa y dicha mengua, deterioro o pérdida del erario. Así también se desprende del
inciso 2º del canon 90 Superior, cuando menciona que la responsabilidad patrimonial, en este caso
fiscal, del servidor público surge como consecuencia de un comportamiento suyo que le es imputable
a ese título.

Así mismo, para establecer la relación de causalidad entre el daño patrimonial y la conducta dolosa o
gravemente culposa del gestor fiscal, al igual que en el resto del derecho de daños, se entiende, debe
determinarse bajo la teoría de la causalidad adecuada. (…)”

“(…) se deben revisar los hechos que normalmente podrían ocasionar el daño y que dichos fenómenos
sean relevantes y eficientes para generarlo, entonces así se establecerá la causa adecuada del
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 204 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

detrimento patrimonial. Por tanto, se debe verificar el grado de confirmación probatoria del hecho del
nexo causal, donde lógicamente sea más probable su ocurrencia, conforme al peso que tiene como
evidencia las pruebas que buscan llevar al convencimiento razonable de su certeza, a fin de que
pueda considerárselo como verdadero.

Abordando el segundo punto de este acápite, se tiene que la aplicación de la mencionada teoría fue
reconocida por la Delegada en el fallo y sustentó haberla aplicado en debida forma, así:

“En el caso concreto a los efectos de determinar el nexo causal este Despacho ha hecho uso, de manera correcta
de la teoría de la causalidad adecuada, pues ha determinado los hechos eficientes y determinantes y en
consecuencia ha identificado las acciones y/u omisiones idóneas para la configuración del daño. Sobre el particular,
el Consejo de Estado ha definido la teoría de la causalidad adecuada en los siguientes términos:

“La teoría de la causalidad adecuada señala que será el hecho eficiente y determinante para la producción
del daño el que habrá de tenerse en cuenta para imputar la responsabilidad, es decir, el que resulte idóneo
para su configuración. En ese orden, la Sala advierte que solo es posible atribuir un resultado dañoso a
quien ha ejecutado una acción u omisión que se erige como la causa idónea y eficiente para la producción
del daño.”

El ente acusador se refirió al nexo de causalidad de la siguiente manera:

“Tal y como se explicó en el auto de imputación, en desarrollo del proyecto se dieron una serie de decisiones de
administración que pusieron en una situación de VULNERABILIDAD el proyecto, generando desde el inicio mayores
inversiones injustificadas y destruyendo las holguras temporales con las que contaba, lo que terminó
desencadenando en la contingencia de 2018 todo lo que incidió de manera determinante en la destrucción del valor
presente neto del proyecto e impidió su entrada en operación en la fecha programada, generando además el lucro
cesante.

En este sentido, el daño probado en esta causa fiscal es la destrucción del valor presente neto por las mayores
inversiones injustificadas y el lucro cesante por la no entrada en operación.”

(…) la Delegada mantuvo la misma posición del auto de imputación, donde se tienen diferentes hechos
que supuestamente influyeron en la configuración del daño, considerando que todos estos fueron
determinantes para la causación del detrimento al Estado, sin dar razón de concretamente por qué
cada uno de los supuestos fácticos son la causa eficiente e idónea del daño.

Seguidamente, el ente de control señaló los cinco (5) hechos que considera generadores del daño,
hizo un recuento de unos sucesos del proyecto de manera abstracta y sin ningún orden cronológico,
y, finalmente, concluyó:

“En este sentido los causantes del daño son de manera conjunta los vinculados a esta causa fiscal, quienes de
manera concurrente generaron el daño objeto de este proceso de responsabilidad fiscal.

Todas las conductas descritas en el auto de imputación y reiteradas en el acápite de conducta y nexo causal de
esta providencia, fueron determinantes para que se concretara la destrucción del valor presente neto y el lucro
cesante, pues llevaron a que el proyecto perdiera las holguras temporales que debía tener, a que el mismo fuera
adelantado de manera permanente bajo programas de aceleración o recuperación de tiempos que generaron
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 205 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

mayores inversiones y además que EPM lo adelantara a su antojo y terminara tomando, decisiones riesgosas desde
el punto de vista técnico, todo lo cual se hizo evidente en la mal llamada “contingencia de 2018.”

De lo anterior, el apelante censuró el hecho de que “(…) la Delegada, a pesar de que afirmó
hacerlo, no determinó en el fallo el nexo de causalidad entre la conducta de los implicados y el daño
patrimonial bajo la teoría de la causalidad adecuada. Dado que como se señaló previamente el ente
de control realizó un recuento de hechos abstractos, sin orden cronológico, que supuestamente
generaron perdida de tiempos, la aprobación de planes de aceleramiento y decisiones riesgosas de
EPM, y que a su vez provocaron la contingencia de 2018 y llevaron a la destrucción del valor presente
neto y lucro cesante del proyecto. Sin embargo, la Corporación omitió por completo indicar por qué
las conductas reprochadas a mi cliente, el señor JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO, fueron la
causa eficiente de la contingencia del año 2018 o de la supuesta destrucción del valor presente de la
Hidroeléctrica.

Sorprende a esta defensa que la Delegada afirme que aplicó en debida forma la teoría de causalidad
adecuada en la determinación del nexo de causalidad, cuando no estableció el nexo abordando las
conductas concretas de los implicados y ni siquiera se refirió a una sola de las conductas imputadas
a mi cliente, ni a la de ninguno de los vinculados al proceso fiscal. En este sentido, es completamente
evidente que la Contraloría está aplicando la teoría de equivalencia de las condiciones, a pesar de
que afirme descaradamente que no lo hace.

Lo anterior, se soporta en que -según la postura del ente de control- todas aquellas conductas que se
enmarquen en los hechos generadores del daño establecidos en el auto de imputación son causas
eficientes del detrimento patrimonial. A pesar de que esos hechos son abstractos y en ellos se podría
incluir una variedad de conductas de cualquiera de los participantes en el proyecto. Por tanto, los
supuestos fácticos definidos por la Contraloría como generadores del daño no permiten establecer un
nexo de causalidad ni mucho menos brindan seguridad y objetividad al proceso, pues están
planteados de manera amplia y pueden abarcar un sin número de conductas, que podrían no tener
relación directa con la acusación del supuesto daño patrimonial, pero aun así generar responsabilidad
fiscal, como en el caso de mi representado.”

Para el recurrente es claro que “la Contraloría cae en la “falacia de la causa falsa”, que consiste en
suponer que la causa de un suceso es necesariamente todo aquello que precedió el suceso, sin que
implique que sea la inmediatamente anterior (…)”

“Por tanto, se demuestra que el fundamento de la Delegada para determinar el nexo de causalidad es
completamente irrazonable y arbitrario, dado que conlleva a que el ente de control fiscal pueda
declarar responsable a un investigado estableciendo un supuesto daño y reprochando la conducta del
implicado, sin establecer un nexo de causalidad real entre los dos elementos previos. Entonces la
Contraloría se está sustrayendo de la responsabilidad de fundamentar uno de los requisitos
necesarios para predicar responsabilidad fiscal, que es el nexo de causalidad, y estableciendo
responsabilidad de este tipo fundándose en un nexo causal abstracto, que no revisa individualmente
la conducta de cada implicado en relación con el detrimento patrimonial, y generando una
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 206 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

responsabilidad objetiva con inobservancia de lo contemplado en el artículo 5 de la Ley 610 de 2000.


Se recuerda que la responsabilidad subjetiva no implica simplemente establecer un aspecto de
culpabilidad, sino que los investigados sean efectivamente juzgados conforme a su comportamiento
y no de manera abstracta, omitiendo abordar concretamente cuál fue la conducta reprochada y la
consecuencia generada por dicha conducta.

Ahora en pro de brindar mayor claridad a la situación y dar correcta aplicación al artículo 5 de la Ley
610 de 2000, se analizarán cada uno de los elementos de responsabilidad, demostrando que no existe
un nexo de causalidad entre los hechos reprochados a mi cliente y el supuesto daño patrimonial al
Estado.

Respecto a las conductas dolosas o gravemente culposas, se tiene que en el fallo la Delegada cambió
las conductas objeto de reproche en el auto de imputación, brindándoles un sentido distinto a lo
literalmente señalado en la misma imputación. Sin embargo, a efectos de este ejercicio se utilizarán
las conductas reprochadas al señor JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO en el auto de imputación,
que fueron cinco conductas, a saber (…)

En cuanto al daño, la Delegada ha afirmado reiteradamente que “el daño probado en esta causa fiscal
es la destrucción del valor presente neto por las mayores inversiones injustificadas y el lucro cesante
por la no entrada en operación.

Y finalmente, del nexo de causalidad la Delegada afirmó en el fallo que, “Todas las conductas descritas
en el auto de imputación y reiteradas en el acápite de conducta y nexo causal de esta providencia,
fueron determinantes para que se concretara la destrucción del valor presente neto y el lucro
cesante.”. Sin embargo, ello en nada demuestra la relación causal directa entre el hecho de “Haber
desechado el informe PENTA que había sido contratado para establecer la estructura administrativa
y operativa necesaria para el seguimiento por parte de HI del Contrato BOOMT” y la “destrucción del
valor presente neto por las mayores inversiones injustificadas y el lucro cesante por la no entrada en
operación”.

Así, es fácil evidenciar que la Delegada está omitiendo completamente fundamentar una relación de
causalidad adecuada y real entre las conductas imputadas específicamente y el daño fiscal, ya que
no demostró por qué la mencionada conducta de mi cliente fue la causa determinante, eficiente e
idónea para generar la contingencia del 2018 y con ello la destrucción del valor presente neto del
proyecto y el lucro cesante.

Situación que se evidenció también con los demás reproches realizados a mi prohijado, debido a que
ni en el auto de imputación ni en el fallo se demostró la relación de causalidad real entre las conductas
de omitir “hacer uso de los mecanismos de apremio contemplados en el Contrato BOOMT, tales como
imposición de multas por el no cumplimiento de hitos”, “No haber obrado de manera diligente en el
control al mecanismo de seguimiento creado contractualmente”, “haber avalado los cambios en las
fechas de los hitos y haber aprobado el plan de aceleramiento” y “Haber suscrito el Acta de
Modificación Bilateral 15 de 22 de diciembre de 2015 al contrato de obras principales”; con la
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 207 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

generación del daño, que concretamente corresponde a la destrucción del valor presente neto del
proyecto y el lucro cesante.

No existe siquiera una mención a ese nexo de causal concreto que se requiere para imputar
responsabilidad fiscal, nuevamente se pone de presente que la Delegada simplemente mencionó un
relato de hechos, que ni siquiera tiene un orden lógico y cronológico, afirmó que el daño se había
ocasionado por unos sucesos consecutivos y concatenados, y así oculto su flagrante omisión de
determinar uno de los elementos necesarios para declarar responsabilidad fiscal, es decir, el nexo de
causalidad entre las conductas y el detrimento patrimonial.”

Por lo anterior, el apelante manifestó que la Contraloría NUNCA estableció la razón por la que:
“Haber desechado el informe PENTA” generó la contingencia del 2018 y así la destrucción del valor
neto y lucro cesante del proyecto; (…), y en el mismo sentido sucedió con cada una de las otras
cuatro conductas endilgadas a su poderdante; por consiguiente, el elemento inescindible
denominado “nexo causal” no fue terminado por el ente fiscal. Por tal motivo, no concibe el
apelante y a su juicio es inaudito que se emita un fallo de responsabilidad obviando uno de los
elementos constitutivos de responsabilidad fiscal.

Por otro lado, y en relación con la responsabilidad solidaria, expuso el apelante que “(…) La
ausencia de individualización de la participación de cada uno de los implicados en el daño fiscal refleja
indudablemente la falta de aplicación de la teoría de la causalidad adecuada y, así, el yerro de aplicar
la teoría de la equivalencia de las condiciones. Por cuanto, justamente no puede la Delegada
especificar cuál fue la participación de cada sujeto en el detrimento patrimonial, en virtud de que no
tiene la certeza ni pruebas de por qué cada conducta reprochada a los implicados fue la causa
eficiente y determinante para generar el daño patrimonial establecido.”

Entonces, para el apelante, es más que necesario que el ente fiscal fundamente la causa del
daño en el hecho que directamente lo generó y excluya las causas indirectas en razón a que
estás no constituyen un nexo de causalidad por el simple hecho de que no produjeron de
forma directa el perjuicio; por lo que a su juicio señaló que la causa del daño debe ser directa o
simplemente no constituye causa.

De esta manera, no existe duda alguna para inferir que en efecto la primera instancia “(…)
aplicó la teoría de la equivalencia de las condiciones, de forma selectiva por lo demás, para atribuir
relevancia causal a eventos del proyecto que fueron debidamente superados y que no podrían ser por
tanto causa sine qua non del daño.”

No entiende el apelante como la Delegada determinó que las causas que dieron origen al
daño son precisamente aquellas relacionadas con los atrasos que enfrentó el proyecto, entre
otras vicisitudes que se presentaron antes de la ocurrencia de la contingencia, pasando por
alto las pruebas técnicas allegadas al proceso y que dan cuenta de que este tipo de
situaciones fueron subsanadas a tiempo gracias al actuar diligente de todas las personas
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 208 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

encargadas del desarrollo técnico de la obra; y al mismo tiempo aceptó “como causa raíz del
siniestro la conclusión de un informe contratado por las reaseguradoras para determinar los hechos
ocurridos en el mes de abril de 2018 (...)”; en realidad, a juicio del apelante, es inexplicable que
“el fallo sin sustento probatorio alguno a lo largo del texto dice que la causa del siniestro fueron una
serie de “hechos concatenados” que “pusieron en un punto de vulnerabilidad el proyecto que llevó a
la mal llamada contingencia del año 2018”. Esta afirmación no está soportada por el informe de las
reaseguradoras, el cual se dijo aceptar como prueba de la causa raíz. Las personas contratadas por
las reaseguradoras para efectos de realizar un análisis de cobertura del seguro no dijeron que la causa
del colapso de la GAD pudiera ser atribuida a eventos que se remonten a los años 2008, 2012 o 2015.

El fallo en varios apartes recurre a la invocación de las reglas de la sana crítica. Sin embargo, en este
punto estamos es ante el convencimiento íntimo del Operador Fiscal no sustentado en una serie de
pruebas técnicas, como las que son necesarias para establecer el nexo causal en casos de esta
naturaleza. Así lo ha establecido la jurisprudencia de la Sala de Casación Civil de la Corte Suprema
de Justicia, la cual resulta aplicable en casos como el sometido al análisis de la Contraloría.24”

En consecuencia, indicó el apelante:

“La causa adecuada de la no entrada en operación del proyecto en el año 2018, fue el siniestro
ocurrido a partir del 28 de abril de ese año. Atendiendo a las reglas de la experiencia, fue el colapso
de la GAD el hecho concreto que debe ser aislado como causa para lo entrada en operación del
proyecto y para las inversiones adicionales para recuperarlo. Y resulta que ese hecho concreto goza
de cobertura bajo el seguro contratado a pesar de lo cual, el fallo persiste en teorizar que la
aseguradora podría revocar su reconocimiento de cobertura y los pagos ya realizados, para negar
efectos al principal instrumento financiero de protección del proyecto.

En resumen, de lo señalado, no se puede aseverar que existió nexo de causalidad entre las conductas
imputadas a mi cliente y el acaecimiento de la contingencia del 2018, la no entrada en operación del
proyecto en la fecha programada y la destrucción del valor presento neto del proyecto. Lo anterior,
toda vez que dicho razonamiento responde a la aplicación de la teoría de equivalencia de las
condiciones, que no es aceptada por nuestra legislación para atribuir responsabilidades a los agentes
del Estado. Así las cosas, la Delegada no cumplió con el requisito de sustentar probatoriamente que
las conductas reprochadas al señor JUAN ESTEBAN CALLE RESTREPO son la causa real y directa
del supuesto daño patrimonial causado al erario y, en este sentido, se deberá revocar el fallo de
primera instancia y declarar la inexistencia de responsabilidad fiscal de mi representado, por no
acreditar uno de los elementos de la responsabilidad fiscal.”

POR DEMANDAR RESPONSABILIDAD FISCAL DE MI CLIENTE QUIEN NO INCURRIÓ EN


NINGUNA CULPA GRAVE

24
Corte Suprema, Sala de Casación Civil. Sentencia 6878 de 26 de septiembre de 2002.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 209 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Inició el apelante exponiendo sus argumentos en este acápite recordando que para que se
pueda endilgar responsabilidad fiscal no es suficiente con determinar el daño al patrimonio
del Estado, sino que la conducta activa u omisiva cometida en virtud de la gestión fiscal, debió
ser a título de dolo o culpa grave, estás son las que merecen todo el reproche por parte del
ente de control fiscal.

“Dentro de los argumentos de defensa, el suscrito evidenció que la Contraloría, dentro del Auto de
imputación, en reiteradas ocasiones exigió a mi cliente un modelo de conducta mayor al de la culpa
grave, violando directamente los parámetros y garantías fijados en el artículo 90 de la C.P., con base
en la aplicación inadecuada de la Ley 222 de 1995 y del Reglamento Interno de la Junta Directiva de
HI. Lo anterior, debido a que sostuvo que CALLE RESTREPO no actuó con la diligencia de un buen
hombre de negocios, modelo de conducta que, como se explicó, corresponde al de la culpa leve. Así
mismo, consideró la Delegada que incluso podría responder por culpa levísima al no comportarse
como el buen padre de familia, al respecto, mencionó: “expresamente el reglamento de la Junta
Directiva cualifica al exigirle una responsabilidad mayor que el deber de conducta medio, que
corresponde al buen padre de familia, respondiendo así hasta por la culpa levísima.” En este sentido,
se demostró que la Delegada partió de un error evidente al imputar responsabilidad por culpa grave
aun cuando a lo largo del Auto de Imputación señaló que el modelo de conducta exigido era el del
hombre de negocios, esto es, aquel que responde por culpa leve.

Adicionalmente, se evidenció la contradicción reflejada en el Auto de Imputación que señaló, por un


lado, que resulta aplicable la regla de juicio de negocios o discrecionalidad (“business judgement rule”)
por la que los administradores son autónomos en la toma de decisiones a menos que hayan actuado
con dolo o culpa grave y, por otro lado, reprocha que hubo un resultado negativo ante decisiones
como el plan de aceleración y la construcción de la GAD, medidas que fueron tomadas diligentemente,
bajo los criterios de la buena fe y que eran las únicas posibles para intentar cumplir con la generación
de energía en el año 2018 ante los atrasos que, desde antes del 2012, ya se venían presentando.”

Afirmó el apelante que al no pronunciarse la Delegada en el fallo objeto de censura frente a


cada uno de sus argumentos expuestos en el escrito de defensa, es prueba más que
suficiente para “mencionar que nuevamente la Contraloría omitió demostrar o tan siquiera
argumentar por qué consideró que las conductas reprochadas fueron cometidas a título de culpa
grave. No fue probado dentro del proceso que los comportamientos de mi cliente estaban
decididamente encaminados a perjudicar al erario, que fueron temerarios o con una negligencia o
despreocupación grave. No puede la Delegada pretender sustentar la culpabilidad, como lo hizo, con
base en que las conductas produjeron el daño, pues esto implica una responsabilidad objetiva que se
encuentra proscrita en los procesos fiscales.

El párrafo señalado, confirma que ni siquiera en el fallo de primera instancia la Contraloría señaló cuál
era la conducta esperada. Frente a ello, valdría la pena preguntarse ¿Puede reprocharse a título de
culpa grave una serie de conductas cuando no se tiene claridad cuál fue el modo de actuar diligente
que se le exige? La respuesta más que evidente es que no.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 210 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

Aunado a lo anterior, no es cierto, como lo menciona la Contraloría en el fallo 25, que esta defensa no
le conviene el paralelo entre el hombre en el manejo de sus propios negocios y la culpa grave. No se
trata de una cuestión de conveniencia, se trata de un modelo de conducta legalmente establecido por
el artículo 63 del Código Civil para adecuar la responsabilidad a un tipo de culpabilidad. En este
sentido, se reitera, “culpa leve, descuido leve, descuido ligero, es la falta de aquella diligencia y
cuidado que los hombres emplean ordinariamente en sus negocios propios.” Tal afirmación no
responde a lo que le conviene o no a mi cliente, se trata de lo que el ordenamiento jurídico establece
y que, en términos de debido proceso, principio de legalidad, justicia y seguridad jurídica, debe ser
aplicado en este caso.

Adicional a lo anterior, frente a la estructuración de la conducta con base en los postulados de la Ley
222 de 1995, la Delegada afirmó en el fallo de primera instancia lo siguiente:

“Así las cosas, la conducta del presunto responsable NO fue estructurada -como mal lo expone el apoderado- con
base en la Ley 222, dicha normativa fue expuesta, en primer lugar, porque es el marco legal aplicable para los
administradores en el país, por ende sí enmarca las obligaciones esperadas por parte de estos en el desarrollo
de sus propios negocios, en segundo lugar, porque permite evidenciar como el prohijado en cuestión no cumplió
tan siquiera con el deber de diligencia mínimo que exige la Ley a una persona en el manejo de sus propios
negocios…”

Sobre este punto se deben mencionar dos cosas. En primer lugar, no puede la Contraloría afirmar
que la conducta no fue estructurada con base en la Ley 222 de 1995 cuando en el Auto de Imputación
señaló que, por tratarse de un administrador de la sociedad, le resultaban aplicables las disposiciones
de dicha normativa y que el modelo de conducta de estas personas era el del buen hombre de
negocios. En este sentido, no queda claro cómo no se estructuró la conducta reprochada de mi cliente
con base en estos postulados, pero al mismo tiempo enmarca las obligaciones esperadas.

Al respecto, aunque en el escrito de descargos se explicó por qué no resulta exigible en este proceso
el modelo del “buen hombre de negocios” de la Ley 222 de 1993, vale la pena traer a colación un
reciente fallo de la Corte Suprema de Justicia que estableció:

“…si bien la administración de una empresa demanda conocimientos de diversa índole (economía, contabilidad,
finanzas, etc.) la ley tampoco ha de interpretarse en el sentido de llegar al extremo de que los administradores
sean expertos en cada una de esas materias. Por eso, en suma, la responsabilidad de los administradores, si
bien profesional, no alcanza los niveles de exigencia de que trata la categoría de la culpa levísima.

(…)

Todo lo que se ha dicho sobre el deber general fiduciario de diligencia, ha de matizarse en el ámbito de las
decisiones estratégicas y de negocios, donde el estándar del “buen hombre de negocios” se entiende
cumplido, cuando ellas se han adoptado de buena fe, sin interés personal en el asunto, con información
suficiente y con arreglo a un procedimiento idóneo. Esto, siguiendo orientaciones desarrolladas primero en la

25
Contraloría General de la República, Auto 1413 del 3 de septiembre del 2021 “Por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en
contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019”, Páginas 658 y 659.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 211 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

jurisprudencia del derecho anglosajón y luego asimiladas positivamente en el derecho continental europeo, por la
vía de aceptar la regla conocida como “bussines judgment rule”26 (Resaltado fuera del texto)

A partir de lo anterior, se puede afirmar que, contrario a lo que pretende la Contraloría, mi prohijado
no es experto en ingeniería, por lo que sus decisiones se enmarcaron en las recomendaciones e
información técnica disponible suministrada por expertos de la más alta calificación y experiencia.
Adicionalmente, resultaría completamente contraproducente que los miembros de una Junta Directiva
que se reúnen periódicamente por unas horas a analizar los temas de su competencia según los
estatutos y la ley entraran a reemplazar a ingenieros y a firmas especializadas que trabajan con
dedicación exclusiva en un megaproyecto de la más alta complejidad.

Por otro lado, a pesar de que en el escrito de descargos se demostró que mi cliente actuó con buena
fe, dando cumplimiento a sus deberes e intentando, bajo las circunstancias en que se encontraba el
Proyecto para que adoptando las recomendaciones de los ingenieros expertos se cumpliera con la
meta de generar energía en el año 2018, el Despacho no explicó por qué no tuvo en consideración en
el ámbito de la culpabilidad estos argumentos que demuestran la diligencia de mi cliente. Por el
contrario, la Contraloría de forma subjetiva y obviando los postulados del “business judgement rule”,
consideró que el Plan de Aceleración no fue efectivo (…).”27

De conformidad con lo señalado, es claro que la CGR consideró, sin ningún sustento técnico ni
probatorio que el Plan de Aceleración no fue efectivo en la medida en que no llegó al resultado
esperado, esto es, que se cumpliera con las fechas de entrada en operación de la Hidroeléctrica. Sin
embargo, omite esta Delegada que la regla de juicio de negocios o discrecionalidad implica que:

“la obligación de los administradores es más bien de medios y no resultados, que el deber de diligencia en
Colombia no implica en forma alguna que la decisión de negocios tenga que ser acertada económicamente,
y por ello, afirma que al administrador no se le debe atribuir responsabilidad si los resultados de su gestión
no son exitosos cuando su actuar se ajuste a la buena fe y a la diligencia debida. Como un fundamento más
a la anterior argumentación, el citado profesor explica el contenido y alcance de la business judgement rule en los
Estados Unidos, de cuya figura no duda en calificar "bien podría servir de ilustración para nuestras normas de
responsabilidad.

(…) el administrador «Se caracteriza porque vive en constante riesgo, pero a pesar de ello, busca la
realización de conductas encaminadas a la consecución de los fines perseguidos por los asociados con la
sociedad y a evitar que se produzca un daño. Aunque es claro que en la vida comercial se presentan riesgos
económicos en los cuales se puede acertar o fallar en el intento de superarlos, la misión fundamental del
buen hombre o de la buena mujer de negocios es arriesgar capital para ganar a favor de su sociedad.» (…)

(…)

(…) tratando el deber específico de los administradores de "realizar los esfuerzos conducentes al adecuado
desarrollo del objeto social" del art. 23 L.222/95- que el administrador «no estará obligado a obtener un
resultado económico para la sociedad que él representa. Esto quiere decir que al administrador no se le

26
Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil, Sentencia del 7 de julio del 2021. Rad. 08001-31-03-005-2012-00109-01. M.P. Álvaro
Fernando García Restrepo.
27
Contraloría General de la República, Auto 1413 del 3 de septiembre del 2021 “Por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en
contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en favor de otros y se toman otras determinaciones dentro del proceso ordinario de
responsabilidad fiscal UCC-PRF-014-2019”, Página 259.
AUTO
SALA FISCAL Y SANCIONATORIA

NÚMERO: ORD-801119- 263 -2021

FECHA: 24 de noviembre de 2021


PÁGINA NÚMERO: 212 de 2106
Por medio del cual se resuelve el grado de consulta, unos recursos de apelación y otras solicitudes del auto 1413 de 3 de
septiembre de 2021 “por medio del cual se falla con responsabilidad fiscal en contra de unos vinculados y sin responsabilidad fiscal en
favor de otros y se toman otras determinaciones del dentro del proceso ordinario de responsabilidad fiscal No. UCC-PRF-014-2019”

exige asegurar el éxito económico de una sociedad, siempre y cuando actúe con diligencia, prudencia y en
ejercicio de la figura del buen hombre o mujer de negocios»”28 (Resaltado fuera del texto)

En consecuencia, no se le puede reprochar a mi cliente haber ejecutado un Plan de Aceleración y


que, en medio de su ejecución se haya presentado la contingencia, pues este fue efectivo en su
objetivo, esto es, lograr que los retrasos se recuperaran. Cosa distinta es que la contingencia haya
impedido que se lograran los resultados esperados. En definitiva, considerar, como lo hizo la CGR
que la ejecución de un Plan de Aceleración puede ser reprochado en la medida en que finalmente no
se pudo lograr la meta es contraria a la regla de negocios, pues supone que todas las decisiones de
los administradores podrían ser juzgadas si no logran el objetivo esperado, lo que haría nugatorio e
imposible el ejercicio de su labor. Adicionalmente, implicaría responsabilidad objetiva, que está
proscrita en los procesos de responsabilidad fiscal.

Adicionalmente, si reconoce la regla de discrecionalidad empresarial, no existen razones lógicas para


decir que la única decisión directiva razonable era aceptar la recomendación de la firma consultora
PENTA. Este tipo de juicios son precisamente los que protege la regla de discrecionalidad empresarial,
que pretenden que el juez o en este caso la Contraloría, no sustituya ex post las decisiones de negocio
de los administradores. Para la Contraloría, una Junta Directiva debe acoger necesariamente las
recomendaciones de una pequeña firma consultora, pues a su juicio, eso habría evitado la ocurrencia
de un siniestro años después. Este tipo de razonamientos son precisamente los que con fundamento
en profundas razones de equidad, justicia y eficiencia descarta la regla de discrecionalidad
empresarial.

En segundo lugar, la Contraloría menciona que mi prohijado no cumplió tan siquiera con el deber de
diligencia mínimo que exige la Ley a una persona en el manejo de sus propios negocios. Al respecto,
se reitera que este modelo de conducta corresponde a la especie de culpa leve y no grave como
señala la Constitución Política y la Ley 610 del 2000 para exigir la responsabilidad fiscal de los
servidores públicos. En este sentido, la diligencia del hombre que maneja sus propios negocios no es
el mínimo, por el contrario, sobrepasa el nivel de exigencia en responsabilidad fiscal. El mínimo en
este tipo de procesos es la culpa grave “que consiste en no manejar los negocios ajenos con
aquel cuidado que aun las personas negligen