Está en la página 1de 17

TRABAJO PRACTICO

ELEMENTOS CONSTITUTIVOS Y ESTRUCTURALES DEL GRAFISMO

NOMBRE JHONNY VINCENTI ORTIZ

En el presente trabajo a realizar se podrá observar los 10 elementos


estructurales del grafismo, los cuales serán retractados mediante fotografía al
realizar el elemento, siendo de esta manera mas didáctico su observación.

Para empezar y deacuerdo a lo explicado en clases, debemos entender


cabalmente el concepto de Grafoscopía siendo el estudio de la escritura
manuscrita, con los métodos apropiados, con la finalidad de establecer si la
misma fue o no falsificada, respecto del autor a quien se atribuye dicha
escritura y en el segundo supuesto, de ser posible, identificar quien la imprimió

ELEMENTOS ESTRUCTURALES DE LA ESCRITURA O GRAFÍA

El término estructura significa la distribución y orden de las partes de un todo, y


al referirme a los elementos estructurales se hace respecto de las partes
esenciales que configuran el todo, en este caso, de la escritura.
La palabra escrita está formada por un conjunto de líneas. Si
estas líneas forman parte esencial de la letra, se denominan trazos, los cuales
pueden ser, a su vez, rectos, curvos y mixtos, y los curvos pueden
ser, cóncavos y convexos.
El empleo de estos trazos se realizan por todos aquellos que escriben y
pretenden comunicarse con un determinado lenguaje, sin embargo los que
tienen el conocimiento del lenguaje podrán leer lo que pretende expresar, sin
diferenciar los trazos, porque solamente identifican silabas, frases, números.
La configuración de los trazos guarda indiscutible semejanza, porque obedece
a los mismos criterios estructurales, es decir, a la forma o manera en que se
configura cada trazo, y así se advierte que la escritura de individuo a individuo
aun cuando sufra pequeñas variaciones, generalmente no impiden su o lectura,
que resulta más o menos legible.
Por lo que a cada persona nos diferencia son esos pequeños trazos y otros los
cuales nos hacen diferentes a los demás, algunos autores de la Grafoscopía
señalan como elementos estructurales del grafismo los siguientes:

ANGULOSIDAD

Se presenta cuando en los trazos predomina el ángulo sobre la curva y la


frecuencia en que esto sucede. Generalmente en los trazos
llamados magistrales que son aquellos cuyo movimiento es de arriba hacia
abajo y que comúnmente corresponden a mayor presión y por ende son más
gruesos, se unen entre sí mediante curvas llamadas de enlace en las que
aparecen líneas más finas o perfiles; sin embargo, al sustituirse la curva por la
forma del ángulo que puede ser total o parcial, según que los arcos o curvas se
sustituyan por trazos en ángulo.

DIMENSIÓN

Se refiere a dos tipos de proporciones: a la altura de las letras y a la extensión


de la escritura. La dimensión respecto a la atura es la proporción que guardan
las letras mayúsculas respecto de las minúsculas; y en relación a la extensión
es la prolongación de la escritura en su recorrido a la derecha.

Usualmente el autor de la escritura en forma automática, por mecanismos


fisiológicos y psicológicos, escribe con determinada altura y extensión de los
elementos gráficos que a veces varía en tamaño, pero que guardan proporción
de acuerdo a la mayor o menor disponibilidad de espacio para escribir con que
cuenta el autor; si es menor se ve obligado a “reducir” la dimensión de su
escritura usual. Lo importante es destacar, que aun en el caso de “reducir” la
escritura, la proporción no la pierde las mayúsculas y minúsculas y la extensión
de la escritura se conserva, el tamaño disminuye, la proporción se conserva.

DIRECCIÓN
En el aprendizaje de la escritura se trata de adoptar un patrón ideal que se
plantea como modelo, el cual se propone en una dirección sobre un plano
horizontal; es decir, la escritura en su desplazamiento a la derecha debe
colocarse sobre una línea horizontal, y después es el llamado “alineamiento
básico”, que puede tener como guía las línea horizontales del papel pautado, o
las líneas horizontales imaginarias que inconcientemente toma en cuenta quien
escribe sobre el papel que carezca de líneas. El trazo normal es el apuntado,
pero puede suceder que el autor de la escritura escriba en dirección
ascendente o descendente, respecto de la línea horizontal de alineamiento
básico; y más raramente en forma ondulada, a veces ascendente y a veces
descendente, lo que puede suceder debido al hábito inconsciente del autor de
la escritura, o por causas accidentales como la posición del papel,
distracciones, enfermedad, y aun a una actitud falaz.

ENLACE
La escritura “cursiva” cuya característica es la escritura de las letras en
solución de continuidad es un ejemplo claro de la característica de “enlaces”,
pues es precisamente a esta solución de continuidad, que une letra con letra, a
la que se le denomina enlace.

En el enlace se presenta la mayor o menos habilidad. El enlace se puede


presentar con arco, o en ángulo, o con cortes, es decir, que la solución de
continuidad se interrumpe, así encontramos frecuentemente que las letras
mayúsculas no se enlazan con las minúsculas que las prosiguen sino que se
aíslan, de tal manera, que cuando la grafía se presenta con las características
del as mayúsculas se enlazan a las minúsculas, esto resulta un trazo distintivo,
que además de ser estructural, puede ser particular. Los enlaces pueden
presentarse en el trazo de toda la palabra y se le denomina ligado o intenso; o
cuando comprende el enlace de varias letras, cuatro o cinco, de la misma
palabra y entonces se llama enlace medio;
o reducido o desarticulado cuando se enlazan menos de cuatro o cinco
letras; o fragmentado cuando se enlaza por sílabas, o por letras, o bien por
letras y sílabas. Tan importante es el análisis de la cantidad de enlaces, como
lo es el estudio de la forma en que estos se presentan, es decir, si el enlace se
presenta en forma horizontal, o de arriba hacia abajo, o a la inversa, entre
otros.
INCLINACIÓN
La escritura guarda un grado de inclinación que parte de la consideración de
que el alineamiento básico o línea horizontal sobre la cual se imprime la
palabra, se toma en cuenta para considerar una línea perpendicular, que
marcará un ángulo recto de 90º que no tiene inclinación. De esta suerte la
escritura cuyos trazos de su base a la cúspide se orientan en forma vertical se
observarán en un plano de ángulo recto, si se inclinan a los lados de esta línea
perpendicular se establece la inclinación, ya se a la derecha, o a la izquierda
del ángulo recto.

Cabe advertir que la inclinación de una misma escritura guarda parámetros de


uniformidad, es decir, debemos de considerar un rango de inclinación con un
margen de aproximadamente 5º a 10º de variabilidad, de esta manera la
inclinación puede ubicarse entre los 25º a 35º, sea derecha o izquierda, de tal
manera que al estudiar la escritura ese grado de variabilidad establece que la
escritura puede pertenecer a determinado autor, si además de la consideración
de este elemento estructural se toman en cuenta otros.

PRESIÓN
Al escribir es necesario ejercer fuerza o energía de la pluma o bolígrafo o del
instrumento de que nos valemos para estampar la grafía y esa fuerza o energía
se le lama presión o presión muscular. Sobre la consideración de la presión,
es importante el instrumento impresor, ya que en el uso de plumas de acero,
más o menos flexibles, las alternativas de presión al escribir varían, y así en los
movimientos ascendentes la presión era baja, para evitar el “enganche” con el
papel y el trazo resultaba fino; y la presión aumentaba en los trazos
descendentes que daban lugar a los trazos gruesos o marginales. En cambio,
con el empleo del bolígrafo, su punto, la esfera que imprime la tinta, se
estampa en forma más uniforme, sin riesgo de “enganchar” el papel, y la
diferencia de perfiles, delgados o gruesos ya no es tan fácil de percibir como
cuando se emplea pluma de acero o estilográfica.

Hasta la fecha no existe un instrumento que pueda medir con exactitud la


presión, por lo que el perito lo hace de una manera cualitativa y se clasifica en
los siguientes tipos que son cuatro: presión fuerte, presión media, presión
débil y presión mixta.

La presión muscular cuando es fuerte se aprecia por la profundidad del surco


trazado y ésta es observable, a veces, examinando el reverso del papel en que
se escribió,

La presión media se aprecia porque los surcos del trazo solo penetran
escasamente en el papel y al reverso del papel la escritura casi no se aprecia
al tacto, o apenas observable con la luz indirecta o con el auxilio del
microscopio.

La presión débil corresponde a personas que ejercen una presión que


prácticamente no deja huella de surco en el papel, y tampoco no aparecen
concentraciones de tinta o entintamiento, y desde luego al reverso del papel
NO son apreciables los surcos al tacto o a la luz indirecta.

La presión mixta es aquella en que la presión fuerte o media, alterna con la


débil en el trazo de las letras o sílabas de la palabra o palabras, y al observar el
reverso del papel sólo destaca aquéllas de presión fuerte y no aquéllas de
presión débil.

Es importante observar, respecto a la presión muscular, la impresión de la tinta,


pues es gruesa cuando el trazo en la presión muscular es fuerte; y el trazo fino
o delgado corresponde a la presión débil, pues a mayor presión, la descarga de
tinta impresa es mayor, y se traduce en el grosor de los trazos, y a la inversa,
menor tinta en los trazos más delgados.

VELOCIDAD Y RAPIDEZ

Esta característica estructural se refiere al mayor o menor tiempo empleado en


estampar la escritura y generalmente tiene que ver con la habilidad o práctica
para escribir, la lentitud es propia de quien no ha adquirido destreza, salvo que
la menor rapidez se deba a problemas de salud. A la velocidad también se le
califica como espontaneidad, ya que la escritura lenta de quien carece de
habilidad la estampa “pensando” o “concentrándose” en los trazos de la
escritura, y quien lo hace a velocidad lo hace “pensando” más en el mensaje de
la escritura, y no en los trazos de la misma.

La escritura considerando su velocidad se clasifica en:

Según el Tiempo de Ejecuciónta. Menos de 100 letras por minuto. Suele


haber adornos, exageraciones, etc. Hay que valorar si la lentitud se produce
por tendencias perfeccionistas o por inhabilidad o alteración psicomotriz.

Pausada. Entre 100 y 013 letras por minuto. Escritura normalmente cuidada y


precisa.
Rápida. Entre 130 y 200 letras por minuto. Suele haber simplificaciones. Ritmo
rápido, cierta inclinación y propensión de trazos a la derecha, movilidad.
Precipitado. Más de 200 letras por minuto. Dificulta la legibilidad, imprecisa y
descuidada en la ejecución.

Según el Ritmo de Ejecución:

Lanzada. Prolongación hacia la derecha, a veces hacia arriba o hacia abajo, de


los signos y rasgos finales.

Contenida. Contención en los trazos horizontales y finales de la palabra, con


terminaciones limpias y ausencia de prolongaciones

Irregular. Cambios de velocidad, intermitentes y bruscos.


Se atribuyen como características de la escritura concernientes a la velocidad
del trazo rápido, el que sea de elementos gráficos medianos o pequeños o
filiforme, en forma de líneas delgadas o “hilos”; de curvas rápidas;
simplificación de las letras, abreviando sus trazos; los puntos, acentos y barras
de la “T” cargadas a la derecha, si el autor escribe con la mano derecha; la
escritura es a veces desigual o inacabada y/o ascendente; con movimientos
dextrógiros que sustituyen a los sinistrógiros porque son más veloces;
supresión de elementos de estilización; en general, la tendencia a movimientos
que simplifiquen cualquier movimiento regresivo gráfico.
En cuanto a la velocidad de un trazo lento, se pueden señalar la torpeza e
inseguridad, revelados por las formas groseras y la aparición de “tembloteos”,
o sea de líneas ligeramente ondulatorias e irregulares que son características
de la inhabilidad en la escritura; de elementos de tamaño generalmente mayor
que el común; a veces con abundancia de rasgos suplementarios o adornos,
de tendencias a movimientos sinistrógiros o regresivos como son bucles
anormalmente ensanchados de las letras sobresalientes, superiores e
inferiores, o de enlaces en forma de lazos o bucles o de formas triangulares o
de dobles lazos en las prolongaciones inferiores; los signos de puntuación
antepuestos al sitio en que comúnmente se colocan; de tendencia
descendente.

Considerando la velocidad de trazo “normal” o pausado, es decir,


intermedia entre la rápida y la lenta, se pueden considerar como
características: dimensión de los elementos gráficos normal o media;
uniformidad de dimensión, espaciamiento, dirección, entre otros, signos de
puntuación y tildes colocados sobre las letras que deben llevarlos; trazos sin
vacilación, ni retoques; presión muscular media o normal.

En relación a este punto es digno de considerar, que la velocidad es fruto de la


habilidad o práctica de escribir, mientras la lentitud demuestra la inexperiencia
del escritor. Pero esta lentitud puede ser fingida por mano experta. Lo que no
puede ocurrir es que el inexperto pueda imitar la rapidez y soltura del experto.

La mano experta que imita a una escritura torpe, se puede detectar por detalles
que escapan a su control, y que a manera de ejemplo, puede suceder que en
algunas partes del trazo de los elementos se efectúan con soltura lo que pone
de manifiesto la imitación

ORDEN Y REGULARIDAD

Se refiere a la colocación de las letras, palabras y sobre todo de los renglones


que permiten observar un conjunto equilibrado respecto a su alineamiento
respecto a su relación con los márgenes del papel o soporte, sean éstos
superior, inferior, derecho o izquierdo, en particular con el sangrado de los
párrafos, la simetría o asimetría de encabezados, y cuyo resultado es producto
del orden y regularidad de los elementos gráficos que redunda en claridad y
belleza de lo escrito.

Trazos Gráficos

Las líneas rectas, curvas o mixtas que conforman las letras o los números se
imprimen con líneas cuyo movimiento inicial comúnmente va de arriba hacia
abajo y después movimientos que pueden ir de abajo hacia arriba o
lateralmente, o se desplazan en movimientos a la derecha o izquierda, en
planos horizontales o inclinados.

Las líneas de arriba hacia abajo corresponden generalmente a mayor presión


muscular y por ende a mayor grosor; las líneas de abajo hacia arriba o laterales
se presentan por lo regular con menor presión muscular y resultan de menor
grosor así como en las líneas de enlace entre las letras de sílabas o palabras.
A estas líneas se les identifica como gruesos y fino o perfil.

En Grafoscopía a la letra, o a las líneas, sean estas rectas, curvas, o mixtas,


también se les conoce con el nombre de gramas. Así mismo en Grafoscopía
se emplea el término de hampa que etimológicamente deriva del
francés hampe que significa asta de lanza y que se emplea para designar las
líneas de las letras cuya característica es de configuración alargada, sea en
forma vertical o inclinada que partiendo de la línea del alineamiento básico
sobresalen hacia arriba.

Por otra parte el nombre de jamba cuya etimología proviene del italiano que
significa pierna. En efecto jamba como término grafoscópico se aplica a las
líneas de la letra de configuración alargada, que se prolongan hacia abajo del
alineamiento básico, siendo lo opuesto a hampa. O bien en algunas letras se
presenta hampa y jamba como en la “efe” minúscula.

Rasgos Gráficos
Si las líneas no son parte esencial de las letras y obedecen a cuestiones
complementarias u ornamentales, se denominan rasgos. En este tipo de líneas
encontramos los siguientes subtipos:

Punto de Ataque o Inicial. Corresponde al punto donde empieza el trazo de la


letra.

Punto Final. Es cuando se concluye el trazo de la línea complementaria u


ornamental.
Enlace. Consiste en las líneas que sirven de unión entre letra y letra y que
califica a la escritura de cursiva, es decir, de elementos gráficos que se
continúan, que siguen en curso.

RASGOS PECULIARES

En los rasgos se presentan, sean en los extremos iniciales, finales o en el


desarrollo de los trazos de las letras, que las modifican, a veces en forma casi
imperceptible , a veces de forma notoria, y que por sus características resultan
fundamentales para identificar al autor de una escritura. Los rasgos peculiares,
aparecen impresos por cada persona con características particulares, y por ello
su importancia en la determinación de la autoría de la escritura.

Como rasgos peculiares se reconocen los siguientes:

Botón o Parada Inicial. Es el Punto de Ataque y se aprecia por la acumulación


de tinta que da lugar a un engrosamiento del punto inicial o de ataque y
después el trazo se adelgaza y no conserva su engrosamiento, lo que revela
una presión muscular mayor al inicio y menor en su desarrollo posterior.

Arpón. Puede aparecer tanto en el punto de ataque como en el punto final, y


se observa como un pequeño vértice que semeja la punta de un arpón.

Gancho. Se presenta en el punto inicial o en el punto final, a la izquierda o a la


derecha, o en la parte superior o inferior, siendo una curva vuelta hacia adentro
o regresiva.
Gaza. Se denomina así al espacio, generalmente alargado, entre dos líneas
paralelas ligeramente curvas unidas en un extremo que, generalmente es una
pequeña curva o vértice, y que se entrecruza en su otro extremo. La gaza es
característica en letras como: la L, la G, la D, la Z, la Y, entre otras.

Lazada. Este rasgo se aprecia en trazos curvos que rodean o enlazan a otros


de la misma letra como la F.

Bucle. Es una pequeña especie de lazada colocada generalmente en el punto


final o de salida de la letra.

Ojal. Es una pequeña abertura redondeada que aparece como un adorno de la


letra, semejando a un ojal.

Arco. Es el trazo curvo que aparece en forma de semicírculo, que puede ser
completo o incompleto. Puede ocupar toda la letra o parte de ella.

Espuela. Se trata de un rasgo que se adosa o adiciona al comienzo de las


letras, observándose en el punto de ataque; no se observa en el enlace, pues
pasan a formar el enlace mismo.

Patín. Es un rasgo que se coloca a las letras, ya sea en su parte superior o en


su parte inferior en forma de una pequeña raya horizontal.

Tilde. Es un rasgo generalmente pequeño y en plano horizontal y que es


complemento de algunas letras como la “T”, y que puede ser: Recto, Curvo o
Mixto, que puede adoptar muchas variantes debido a su trazo: en cuanto a su
ubicación, a su desplazamiento hacia la derecha o hacia la izquierda, a la
presión muscular que se le imprima, entre otras cosas.

Ángulo. Parte de las gramas de la letra, aparecen formando vértices y con


ellos ángulos.

Curva. Es cuando la letra presenta gramas curvas en su cuerpo.


Puntos. Son los trazos que se colocan sobre las letras “I”, “J”, o como diéresis,
o en alguna parte de la firma a manera de personalizarla, pueden ser de forma
circular, puntos bien definidos, o puntos con cauda; y se caracterizan también
por la presión muscular que se haga en el momento de escribirlos.

ELEMENTOS FORMALES DEL GRAFISMO

Trazos. La escritura manuscrita se lleva a cabo de una forma que puede


considerarse estándar. En el caso de la escritura arábiga generalmente se
comienza a realizar el grafo de una letra de arriba abajo y de izquierda a
derecha. Los grafos que se escriben de arriba hacia abajo generalmente
tienden a emplearse mayor presión muscular y por lo que tienden a tener un
mayor grosor (gruesos). En cambio las líneas de los trazos que van hacia
arriba, laterales y de enlace se presentan regularmente con menor presión
muscular, por lo que son de menor grosor (perfiles o finos).

Rasgos. Aquellas líneas que sirven de complemento u ornamento en una grafía


se les llaman rasgos, esto se clasifican en:

a) Punto de ataque o inicial. Corresponde al punto en que empieza el trazo de


una letra.

b) Punto final. Cuando concluye el trazo de la línea complementaría u


ornamental.

c) Enlace. Consiste en las líneas que sirven de unión entre las letras.
Rasgos peculiares son aquellos rasgos que pueden presentarse en una firma al
principio, final o en el desarrollo de los trazos de ésta. Estos rasgos pueden
modificar de modo imperceptible o de manera notoria a la firma, por lo que
estos tipos de rasgos resultan fundamentales para identificar al autor de una
grafía.

A continuación se mencionaran algunos rasgos peculiares:

a) Botón o parada inicial. Es el punto de ataque y se aprecia por la


acumulación de la tinta.

b) Arpón. Puede aparecer tanto en el punto inicial como final y se observa


como un pequeño vértice que semeja la punta o extremo de un arpón.

c) Gancho. Curva vuelta hacia dentro o regresiva sea en el punto inicial o final,
a la izquierda o a la derecha, o en la parte inferior o superior.
d) Gaza. Espacio entre dos línea paralelas ligeramente curvas unidas en un
extremo que generalmente es una pequeña curva o vértice alargado. Ejemplo
la letra “ l ”

e) Lanzada. Rasgo curvo que se muestra en la misma letra para rodearla o


enlazarla. Ejemplo: “ A ”

f) Bucle. Pequeña especie de lanzada colocada generalmente en el punto final


de la letra.

g) Ojal. Pequeña abertura redondeada que aparece como un adorno de la letra,


semejante a un ojal. “ o ”.

h) Arco. Trazo curvo que aparece en forma de semicírculo, que puede se


completo e incompleto. Ejemplo “ a ”.

i) Espuela. Rasgo que se adosa o adiciona al comienzo de las letras. Ejemplo “


d ”.

j) Patín. Pequeña raya horizontal ya sea en la parte superior o inferior de las


letras. Ejemplo “R”.

k) Tilde. Rasgo pequeño y horizontal que complementa a la letra “t”.

l) Angulo. Gramas de la letra, que aparecen formando vértices con ello ángulos.
m) Curva. Cuando en la letra se presenta curvas en el cuerpo. Ejemplo”s”.

n) Nudo. Espiral incompleto que generalmente aparece en el punto de ataque.

ANEXOS

También podría gustarte