Maltrato Infantil

Manual básico para su detección y primer abordaje

APOYA:

Embajada de Canadá en Uruguay
Canelones 1164 - CP11100 – Montevideo – Uruguay Telefax: (5982) 901 73 06 – proarco@adinet.com.uy www.sai.org.uy

Montevideo Noviembre, 2003

PRESENTACIÓN El Programa Arcoiris desde el inicio de sus actividades en junio de 1992, viene desarrollando diferentes líneas de trabajo que permitan responder adecuadamente a las situaciones de vulneración de los Derechos del Niño en el ámbito familiar, que afectan a gran parte de la infancia del Uruguay. En este largo proceso de más de diez años de actividades, aunadamente Estado y Sociedad Civil, hemos venido construyendo mecanismos de actuación eficaces frente a a esta compleja y multicausal problemática, que permitan garantizar el cumplimiento del Art. 19 de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, ratificada por nuestro país en 1990. Hoy día nos encontramos abocados a llevar adelante estrategias de abordaje del tema desde lo comunitario, desde lo local, intentando disminuir la generalizada construcción punitiva de la demanda de atención, lográndose así una menor re-victimización del niño(a), tratamientos breves, desjudicialización de las situaciones y en épocas de escasez de recursos, intervenciones menos costosas. Es en el marco del proyecto “Fortaleciendo Redes Sociales para el Buen Trato Infantil”, implementado con el apoyo de la Embajada de Canadá, que se elabora el presente manual, permitiéndonos llegar a las escuelas y organizaciones sociales de base, para construir juntos una propuesta de intervención que optimice los resultados de la misma. Han participado de la elaboración del manual los siguientes integrantes del equipo técnico del programa Arcoiris: Marti dalgalarrondo, Roberto Fernández, Laura Ferreira, Andrea Gil, Clyde Lacasa, Nora Mille, Edh Rodríguez y Mariella Varela. Esperamos que esta publicación arroje un poco de luz sobre una realidad sistemáticamente silenciada y olvidada como lo es el trato que recibe la infancia por parte de los adultos responsables de su cuidad, y conspire para que podamos prontamente consolidarnos como sociedad más respetuosa y garantista de los Derechos Humanos de niños y niñas. Gabriel Rebollo Coordinador Gral. Programa ARCOIRIS

2

MALTRATO INFANTIL: MANUAL BASICO PARA SU DETECCION Y PRIMER ABORDAJE INDICE: Capítulo 1. Perspectiva histórica de la violencia y del maltrato infantil. Capítulo 2. Algunas conceptualizaciones acerca del maltrato infantil. Definición Maltrato Físico Síndrome del bebe sacudido Síndrome de Münchausen por poderes Maltrato prenatal Maltrato Emocional Negligencia Abuso Sexual Indicadores Consecuencias Capítulo 3. Análisis del maltrato infantil desde el modelo ecológico. Modelo Ecológico Macrosistemas Microsistemas Exosistemas Mesosistemas Capitulo 4. Premisas básicas para el abordaje del maltrato infantil. Resiliencia Prevención Primaria Prevención Secundaria Pag. 4 8

24

37

TEXTOS: Gabriel Rebollo Se permite la reproducción total o parcial de este manual siempre que sea sin fines de lucro, revistas, folletos y diarios con la condición de mencionar la fuente y enviar una copia al Programa ARCOIRIS ©ISBN 9974-7579-0-8

3

Perspectiva histórica de la violencia y del maltrato infantil Al hacer un recorrido sobre la historia de la humanidad vemos que la violencia ha sido una constante siempre presente. Gilles Lipovetsky (1988), nos dice al respecto: “...durante milenios, a través de las formaciones sociales más diversas, la violencia y la guerra siempre han sido valores dominantes, la crueldad se ha mantenido con tal legitimidad que ha podido funcionar como <ingrediente> en los placeres más preciados.” Según este autor las relaciones entre seres humanos en las sociedades primitivas estaban regidas por los códigos de honor y venganza, y estos articulados por la ley de reciprocidad, que tiene como corolario el mantener en una sociedad holista, el equilibrio entre los vivos, pero también entre muertos y vivos. Cuando surgen los estados premodernos, con sus primeros sistemas judiciales los cuales también estaban impregnados de los códigos de honor y venganza, no se percibe un suavizamiento de las costumbres sino que por el contrario la crueldad se transforma en un divertimento público (p.ej. circo romano). En esta época el ejercicio de la violencia por la fuerza pasa a estar legitimado en el Estado manteniéndose así hasta hoy. Más tarde, a partir del siglo XVI, en que comienza un lento proceso de individualización de la sociedad llegándose a su máxima expresión en nuestros días, comienzan a desaparecer los códigos de honor y venganza de los discursos políticos y sociales constructivos de la sociedad (p.ej. abolición del duelo). No obstante esto, las relaciones interpersonales aún están lejos de dejar a un lado éstos dos códigos de comportamiento, visualizado claramente en las vendettas que por esa época mantenían a familias enteras en pugna durante varias generaciones. A pesar del proceso de suavización de las costumbres que experimenta la humanidad a partir del siglo XVIII, del cual nuestra época actual es heredera, muchos de estos valores primitivos se han perpetuado hasta nuestra sociedad posmoderna en forma de ideologías, mitos y creencias sobre educación, género, crianza y convivencia, develando los antiguos códigos de honor y venganza. Podemos percibirlo fácilmente en la calle, en el tránsito, en el trabajo, en la escuela, en la familia, donde se observan reacciones frente al honor mancillado similares a las que podría tener un individuo primitivo para quien, como diría Lipovetsky: “La venganza es el contrapeso de las cosas, el restablecimiento de un equilibrio provisionalmente roto, la garantía de que el orden del mundo no va a sufrir cambios.” La niñez no ha escapado a estos códigos; los niños y las niñas sujetos/as a la dependencia estructural del adulto han sido víctimas y reproductores/as de éstas construcciones. “La historia de la infancia es una pesadilla...”, así se refiere Lloyd De

4

alejados del hogar. mutilaciones. A su vez. “Entre los siglos XV y XVIII..” (Dolto. Aún hoy leemos como Pulgarcito y sus hermanos son abandonados por unos padres hambrientos. Los niños aprendían estos códigos de honor.” nos dice De Mause. aquellos niños nacidos deformes eran arrojados al monte Taigeto. su destino era otro. un largo sueño que abarca a la Grecia de los tiempos homéricos. Sin olvidar lo que sucedió en la Esparta del siglo VI y V AC.Mause (1994) haciendo referencia a las situaciones de abandono. cazar. los niños eran formados como soldados. La ley del más fuerte sigue primando. filicidio y abuso sexual que se han infligido sobre niños y niñas. su pedagogo. condenados a una muerte temprana. el niño disfrazado de adulto es una constante en la pintura. así como pinturas a lo largo de la historia y mitos nos muestran al niño oculto y privado de su historia. 800 años AC. una pesadilla de la que hemos empezado ha despertar poco a poco. con quien establecía una relación de convivencia en la que el amor físico no estaba ausente. de su cuerpo y de su identidad como ser en crecimiento y desarrollo. Un largo camino. El soldado espartano lo era desde los seis años. Lo cual debería ser una gran humillación.. los sanos se veían sometidos al entrenamiento militar desde los seis años. sometidos a la ley de sobrevivencia del más fuerte desde un comienzo. los otros nacían en el campo o en la esclavitud. Mientras tanto.. porque se trataban de las partes que tenían que estar ocultas. Los ilotas. Solo se descubre para zurrarlo. soportar el clima y endurecer el espíritu y el cuerpo necesarios para el ejército. Los cuentos de hadas.. Llegando a la edad media encontramos relatos de las hambrunas y de los villanos que ocultos en el bosque seducían con manzanas o pan a los niños que se comerían. el cuerpo del niño es verdaderamente encarcelado. los privilegiados claro esta. cazaban y mataban desde los 13 años para terminar de conocer el sabor de la sangre.” … “De la Edad Media a la época clásica. el ateniense niño de la misma época se iniciaba en el dominio de la escritura y en el arte de la oratoria y el debate con su paidos. los esclavos. como Hansel y Gretel deben escapar de la bruja dispuesta a comerlos luego de engordarlos. ser la mano de obra que sostenía esta forma de vida. para los otros. ocultado. esclavos.. “. eran arrojados cada tanto en campos donde estos “soldaditos” los perseguían. Esto era para aquellos ciudadanos privilegiados. conviviendo con soldados que les enseñaban a luchar. 1994) 5 . Se le preparaba para lidiar con la palabra frente a sus iguales en la plaza de la primera democracia. donde se educaba a los niños para ser guerreros honorables.. destinados al trabajo de la tierra u otros oficios para el amo que había vencido en combate.

trataron incluso de combinar el culto a la salud con el castigo correctivo de los niños. se respetará la cabeza: esto podría ocasionar trastornos graves. Algunos intelectuales. el Cuerpo Médico Escolar uruguayo publicó estos consejos prusianos: ‘si un niño requiere castigos corporales. Lo mismo sucedió con el artículo 331. P. cuyas consecuencias han afectado y afectan aquellos actores sociales más vulnerables. basaban su posición en la defensa a ultranza de los derechos individuales. las bofetadas pueden provocar el desgarro del tímpano’.” En nuestro país. Su primera visión nos proviene de la medicina. en el Uruguay de fines del siglo XIX. E. derecho que el Estado no debía limitar haciendo obligatoria la enseñanza primaria. era de esperarse en 1913-. Saber de donde venimos y hacia donde vamos es fundamental a la hora de pensarnos como sujetos de transformación social. como Prudencio Vázquez y Vega. la violencia hacia niños/as ha estado presente en diferentes sectores económicos y culturales. el cual absolvía de responsabilidad penal en aquellas situaciones donde el asesinato de un recién nacido.Heterogénea y universal. se hacía por causas de honor. cuando en 1875 la reforma Vareliana intenta hacerse extensiva a todos los niños. es derogado de nuestro Código Penal por la ley 16. Frente a la historia de la niñez. Hasta 1995. no es de extrañar que el Maltrato Infantil sea una conceptualización relativamente nueva. Nos encontramos frente a un complejo entramado socio-histórico-cultural.” En la misma línea. la crueldad ha sido convalidada lo largo de la historia de la humanidad. a a a y Sin ir muy atrás en la historia. en el que través de prácticas sociales. el cual también por causa de honor justificaba el abandono de niños. aunque su existencia sea de vieja data. referido al Infanticidio Honoris Causa. apenas esbozada en párrafos anteriores. 313. Méndez Vives (1993) apunta en este sentido: “Muchos padres creían tener un derecho de propiedad sobre sus hijos. hace tan solo ocho años que el Art.707 de Seguridad Ciudadana. coincidiendo con 6 . Ese año. y de los que poco se ha escrito: niños niñas. derogado por la misma Ley de Seguridad Ciudadana. Las sociedades se producen y se reproducen a lo largo de la historia ya sea respondiendo a ideologías imperantes o intentando transformarlas. económicas y militares. Barran (1994) nos ilustra con relación al trato que recibía la infancia en el Uruguay de principios del siglo XX de esta forma: “Médicos alemanes. J. nuestra legislación penal contenía este artículo 313. Su abordaje como problema social comienza entrado el siglo XIX.

el avance de esta ciencia y por ser el más fácilmente visible. víctima de maltrato físico y emocional severos. El primer antecedente en el trabajo del Maltrato Infantil que hay en el mundo lo encontramos en 1871 en Nueva York con la niña Mary Ellen. Médicamente el maltrato fue descrito por primera vez en 1868 por Ambroise Tardieu. dando lugar a los "Movimientos para el Bienestar del Niño". Esta niña sensibilizó a una persona. quien solicitó ayuda a "La Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales” ya que no había en ese entonces ningún organismo de protección a la infancia que pudiera hacerse cargo de la situación. en esta pesadilla que han vivido para llegar a despertar como sujetos de derecho. accediendo con posterioridad a las otras formas y al estudio de las posibles causas. en 1946 John Caffey informó sobre las primeras observaciones relativas a la hasta entonces no explicada asociación entre hematomas subdurales y alteraciones radiológicas anormales de los huesos largos. cambiar la lógica de pensamiento para abrirse a la riqueza de la diversidad constituye una tarea ardua que implica la modificación de instituciones. producto de un trabajo interdisciplinario donde aparece el punto de vista pediátrico. leyes. Comenzó un registro sistemático de casos. el origen de dichas lesiones por malos tratos en 1953. radiológico y legal. costumbres y de nosotros mismos. por cierto inmerecida. medidas de protección y tratamiento específico. paulatinamente el tema cobra mayor interés por parte de profesionales de distintas disciplinas. Desnaturalizar mitos y supuestos ideológicos que toman forma de verdades absolutas. A partir de este momento. investigación. El primer tipo de maltrato que se estudia es el físico. atribuyéndolas al estado de los huesos ya que en aquella época el raquitismo era general entre los niños. quien se basó en los hallazgos realizados en autopsias descubriendo treinta y dos niños golpeados y quemados hasta producirles la muerte. Esta Sociedad que atendió su solicitud se transformó a partir de allí en la "Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Niños". Somos nosotros los adultos quienes como actores sociales aún mantenemos esta deuda con nuestra infancia. En ese mismo año Athol Johnson. Ya en 1961 se oficializa la temática. dilucidando y postulando prontamente junto con Frederick Silverman. llamó la atención sobre la frecuencia de fracturas múltiples en los niños. y negligencia. del Hospital de Londres. Siguiendo la misma línea. promoción de cambios a nivel jurídico. psiquiátrico. 7 . Henry Kempe organizó un simposio interdisciplinario en la reunión anual de la Academia de Pediatría Norteamericana sobre "Síndrome del Niño Golpeado". Catedrático de Medicina Legal de Paris.

Algunas conceptualizaciones acerca del maltrato infantil. justamente intenta dejar en evidencia el trato inadecuado que recibe una gran proporción de la infancia del mundo. J. vulnera y/o restringe los Derechos Humanos inherentes a la infancia. amerita el desarrollo de políticas y estrategias de intervención sin exclusiones de ningún tipo. ya que engloba múltiples formas de violencia que viven niños y niñas en nuestra sociedad. entendiendo por ésta a una cultura verdaderamente garantista de los Derechos Humanos de niños y niñas. desde ARCOIRIS estamos abocados a la promoción de una cultura del Buen Trato Infantil. emocional. No obstante lo amplio de la definición enunciada. distingue los diferentes ámbitos donde se realizan y los distintos tipos de maltrato proponiendo la siguiente clasificación: 1. intelectual y social del niño o la niña. 1999) En el entendido que la transformación de las estructuras sociales. también debe ser tenida en cuenta como eje de trabajo para lograr la erradicación del mismo. INTRAFAMILIAR: Negligencia Abandono Físico Psíquico o emocional Sexual Síndrome de Münchausen por Poderes Prenatal 8 . políticas. (CDN. UNICEF. DEFINICIÓN: En el Programa ARCOIRIS hablamos de Maltrato Infantil. De Paúl Ochotorena (1963). sea cual sea su ámbito o quien lo ejerza. económicas e ideológicas que sustentan el maltrato infantil. instituciones y sociedad en general. Priorizar una en desmedro de otras atentan contra los principios básicos de la doctrina de la protección integral contemplada en la Convención sobre los Derechos del Niño aprobada por las Naciones Unidas en 1989. que menoscabe el potencial desarrollo físico. Cada situación de malos tratos hacia la infancia. El Maltrato Infantil amenaza. cuando nos referimos a toda acción u omisión realizada por los adultos responsables. a partir del año 1998.

institucionales e ideológicas como: Historia personal del adulto y su particular momento actual. sumado a la gran negligencia social que no les ofrece iguales oportunidades. etc. culturales. la explotación.2. la parroquia. sea en una familia o dentro de una institución social que cumpla esta función. todo niño o niña que pertenezca a los sectores sociales excluidos es plausible de ser considerado en situación de maltrato según la definición dada ya que sufre las consecuencias directas del maltrato social a través del hambre. económicas. social y cultural de la familia/institución. sociales. El entramado ideológico y el sistema de ideas propio de nuestra actual cultura. el cual es ejercido por un adulto responsable de su cuidado y por ende con quien el/la niño/a tiene un estrecho vínculo afectivo. En cualquier sociedad. El relacionamiento con la comunidad en general y otras instituciones en particular. Lo afectivo. histórica. La situación del niño/a en la dinámica familiar/institución. el analfabetismo y la pobreza cultural. la discriminación. la persecución y el exterminio. lo atraviesan variables personales. el club de niños. la venta o trata de personas. Estos aspectos serán abordados con mayor profundidad en el Capítulo 3. En el marco del presente manual. el centro de educación inicial. Situación económica. haremos referencia específicamente al análisis del Maltrato Infantil Intrafamiliar. es decir aquel que se da en el contexto de crianza del/a niño/a. 9 . como la escuela. El Maltrato Infantil se nos presenta como el resultado de un entramado de factores de diversa índole por lo que es imprescindible su abordaje interdisciplinariamente. las guerras. Es un problema social de causas múltiples. EXTRAFAMILIAR: Sanitario Escolar Jurídico Fuerzas de seguridad Servicios sociales Medios de comunicación Laboral b) Explotación: Sexual a) Institucional: c) Consumismo Nosotros agregaríamos una categoría más dentro del maltrato infantil extrafamiliar que es la exclusión social.

Ya hemos visto que esta forma de maltrato ha sido la primera en ser visualizada por sus características particulares y fácil detección. Podríamos identificar los diferentes tipos de maltrato físico de la siguiente forma: Golpes en las piernas. retardo mental. Éstos golpes pueden provocar fracturas diversas. estufas. Mordeduras especialmente en extremidades 10 . el puño. Pero lo frecuente es un estilo para el castigo y un objeto reservado para ese fin. cinto. u otro objeto como vara. Intoxicaciones con psicofármacos. los glúteos. bebidas alcohólicas. En los niveles socio-económicos más bajos. zapatilla. drogas. palo. jarabe para la tos. y las conductas negligentes. e incluso la muerte. la zona abdominal. 1994). FORMAS DE MALTRATO INFANTIL: MALTRATO FISICO: Comprende cualquier acto no accidental que provoque daño o sufrimiento físico. ya que no es patrimonio exclusivo de la población más desfavorecida socialmente. etc. si se desconocen las causas que lo provocaron y a sí hubo o no más testigos de lo ocurrido. la cabeza. emocional. o cualquier objeto que aleatoriamente se encuentre en ese lugar. lesiones con secuelas física de diversa índole. con el objetivo de que el niño aprenda a no tocar. Sí varía levemente en cada sector social la forma en como se presentan los malos tratos o la violencia. la cara. con fuego o artefactos calientes como cocinas. En el caso de señales de daño físico hay que prestar atención a tres aspectos básicos: al argumento de la causa de la lesión que da el niño y el adulto responsable. Quemaduras que pueden ser con cigarrillos (generalmente encontradas en manos y pies).El Maltrato Infantil es posible encontrarlo en todos los sectores socioeconómicos. hechos con la mano abierta (pudiendo reconocer los dedos en la región golpeada). Sin embargo es importante tener en cuenta que las condiciones de vida en las que existen necesidades básicas insatisfechas son un factor de alto riesgo para desencadenar el maltrato infantil (Pelton. plancha. predomina el maltrato físico. realizada con la intención de corregir una conducta en el niño o la niña. o para satisfacer exclusivamente una necesidad del adulto sin tener en cuenta al otro (niño/a). También se pueden dar quemaduras con agua caliente especialmente en glúteos como forma de educación para el control de esfínteres. en los más altos el emocional con abandono afectivo y/o sobre-exigencia. El abuso sexual suele darse con igual frecuencia en un sector y otro. parrilla. pero no podemos olvidar que generalmente se presenta asociada a otras formas de maltrato.

generalmente están asociados a otras formas de maltrato. Garbarino. Maltrato prenatal: se da cuando la madre gestante. MALTRATO EMOCIONAL: Refiere a actos o conductas que por acción u omisión se dirigen hacia el/la niño/a para degradarlo/la. Aparte de lo anterior. de lo que los adultos esperan de ellos.Tirones de pelo. En general ocurre con padres jóvenes que reaccionan de ésta forma ante el llanto de los niños. por ingestión de variadas sustancias vía oral o alteración de resultados de análisis extra-hospitalarios. se expone a situaciones que ponen en riesgo la prosecución de un exitoso embarazo. del lóbulo de la oreja hasta producir un desgarro de ésta Empujones y sacudones. sexual. y los sacuden con tal intensidad que les producen las lesiones específicas ya nombradas. y hemorragia subaracnoidea interhemisférica (estas dos últimas son lesiones a nivel cerebral). hematoma subdural. pero cuando los niños son muy pequeños las consecuencias resultan importantes. 1999) pudiendo darse aislado de otras formas de maltrato (físico. Síndrome de Münchausen por Poderes: es provocado en general por las madres y consiste en la simulación de enfermedades físicas del niño. por ej. Está asociado en general a otras fracturas de costillas y/o cráneo. hematomas debajo de los brazos que corresponden a las manos de los adultos al sostenerlos. existen tres modalidades particulares del maltrato físico: Síndrome del bebé sacudido: de consecuencias graves a corto y largo plazo por las lesiones irreversibles que produce. abuso de sustancias psicoactivas. a pesar de contar con las condiciones personales y ambientales para desarrollar normalmente su embarazo. Se sitúa en el núcleo mismo del maltrato (J. Constituyen las formas menos grave. escaso control médico del embarazo y de enfermedades crónicas. 11 . negligencia) y sin embargo. exceso de ejercicio y trabajo. controlar su comportamiento y decisiones sin caer por ello en agresiones físicas. como contraposición estas tres formas de manifestarse el maltrato infantil sí aparecen siempre asociadas al maltrato emocional. Tal manipulación resulta por la necesidad de una madre de ser reconocida por el cuerpo médico como abnegada y preocupada por su hijo. Medidas habituales para que los niños "tomen conciencia". etc. que implique múltiples ingresos hospitalarios. Lo padecen niños de entre 0 y 2 años y presentan: desgarro de la retina ocular.

⇒ Aterrorizar: Continuamente amenazar al niño con palizas o castigos desproporcionados a su conducta. Menoscabar intencionalmente los vínculos con otros ámbitos de socialización (familia ampliada. expresar verbal y continuamente que no se cree en ella. “idiota”. Se refuerzan estereotipos de género -niña dócil y débil. ⇒ Explotar: En su grado máximo sería el uso del niño para beneficio de terceros. enseñan a reaccionar con agresividad ante cualquier adversidad. Atribuirle sobrenombres despreciativos. o más grave aún. También se da cuando le son atribuidas responsabilidades exageradas. ⇒ Corromper: Esta consiste en la exposición del niño a modelos de conducta que son desviantes y disocializantes. llamarla de "abombado/a". amigos. “bobo/a”. y decirle que no sirve para nada. Utilizarlos/as como intermediarios/as para controlar a otro/a. ⇒ Manipular: Inducir la opinión y los sentimientos del/la niño/a con fines propios de manera de sacar ventaja o venganza de terceros. varón fuerte. Este se configura como una de las formas de maltrato más grave. exponiéndolo/a muchas veces a la humillación pública. ya que se trata de la propia negación de la relación cuidador/a-niño/a. Controlar y exigir excesivamente su obediencia. Privarlo de jugar con sus pares.Su riesgo radica en la frecuencia e intensidad en que se da. Cuando se aplauden conductas que tienden a disminuir a los otros. o amenazarlo con echarlo del hogar u abandonarlo. varón impulsivo y sexualmente explícito. Obligarlo/a a presenciar peleas y escenas violentas entre adultos. sobre todo en disputas conyugales. ridiculizar alguna particularidad física. Se perciben distintas formas de ejercer este tipo de maltrato las cuales tienden a coexistir varias de ellas o incluso todas: ⇒ Aislar: Es no permitir que el niño o la niña mantenga lazos sociales con la excusa de que el mundo es hostil y peligroso (sobre protección). Cuando lo ponen en un cuarto oscuro por mucho tiempo. Destruir juguetes importantes. niña recatada. la escuela). 12 . tanto en actividades sexuales como aquellas que traspasan los límites de la dignidad del trabajo. mental y social. etc. ⇒ Degradar: Consiste en desvalorizar al/la niño/a. incluso delante suyo. ⇒ Descuidar: Consiste en negar al niño o a la niña del cuidado sensible y de la atención necesaria para un saludable desarrollo emocional. La negligencia como forma de maltrato la analizaremos en forma específica por ser la que mayor daño social produce. dañar o matar mascotas. atarlo o tenerlo bajo llave permanentemente. agresivo y dominante. estimulan preconceptos raciales.

de satisfacer necesidades básicas de alimento. Y también obligarlo a asumir otras actividades (mendicidad. está presente en todos los estratos sociales y es el que se da en forma más difusa pero intensa por el daño que ocasiona. ⇒ Negligencia educativa . ⇒ Negligencia física . expulsarlo/a del hogar implícitamente. Los castigos con indiferencia.⇒ Rechazar: El no reconocimiento de su condición de sujeto. Cuando se lo/la trata diferente que sus hermanos/as. Reafirmamos que el maltrato emocional a pesar de ser el de más difícil detección. sobre todo en contextos donde están más naturalizados los relacionamientos violentos. de protección. Se da también cuando la infancia es testigo de violencia conyugal o doméstica.Implica la incapacidad de los padres (o adulto responsable) de proteger al/la niño/a de lesiones. documento de identidad. Se da tanto antes como después del nacimiento. explotación laboral) impidiéndole ir a la escuela. Es frecuente constatarlo a menudo en aquellos hogares donde la formación moral de la familia no acepta la agresión física. que responden más a un descuido por falta de atención necesaria. optando por esta forma más fina. Su limitación como persona en desarrollo no es considerada. días y meses. de alimentación adecuada y cuidados indispensables para la conservación de la salud en un amplio sentido: físico. No tener en cuenta su opinión. la falta de control médico. También se da en el descuido de las necesidades afectivas del niño o la niña. de no proveer atención médica a tiempo ni adecuada. de escolarización. Sus pedidos de ayuda no son oídos. NEGLIGENCIA: Falta de higiene. pero no menos cruel de sometimiento. carne de asistencia) y en general la ausencia de actitudes y medidas que protejan al niño de situaciones de riesgo que podrían haberse evitado. abrigo y vestido. los “silencios” por horas. Isabel Cuadros (1999) distingue tres clases de negligencia: ⇒ Negligencia emocional .Sería la incapacidad de proveer una educación adecuada al/la niño/a.Se da cuando el adulto fracasa en darle sostén afectivo. siendo inaccesibles emocionalmente para el niño o la niña. la indocumentación (registro civil. mental y social.social desfavorable. Es así que negligencia es por ejemplo. abandonarlo/a sin prever sustitución transitoria para su cuidado. que a una situación económico . 13 .

dependientes e inmaduros.” (Kempe y Kempe.” (Fundación Paniamor. en cuanto a su desarrollo. ABUSO SEXUAL: De las formas de maltrato infantil. edad. éstos hacen bastante difícil para la víctima poder discernir que lo que esta viviendo le hace daño. 1999). el abuso se devele después de pasar largo tiempo de haberse iniciado. 1988) “Todo acto en el que una persona. engañosa. coercitiva. 1999) 14 . los cuales se justifican muchas veces en la intención de educar. contraponiéndose a lo que mucha gente se imagina. y para las cuales son incapaces de dar un consentimiento informado. conocimiento. Veamos algunas definiciones de abuso sexual infantil: • “La implicancia de niños/as u adolescentes.La negligencia o el descuido. El abuso sexual coexiste y a veces es consecuencia de otros tipos de maltratos. en actividades sexuales que no comprenden plenamente. entre una persona de mayor edad y de otra de menor edad. o autoridad entre la víctima y el ofensor -.” (Conte.entendido éste tipo • • de relación como aquella que nace de una diferencia de fuerza. por el contrario el abuso sexual se da en general como resultado de un proceso de sexualización de los relacionamientos cotidianos. es la forma de maltrato que ocasiona mayor daño social (Garbarino. Hay que tener en cuenta que el abuso sexual no es producto de un conflicto como el maltrato emocional o el físico. involucra a un menor en una actividad de contenido sexual que propicia su victimización y de la que el ofensor obtiene gratificación. entendiéndose que la fuerza está siempre presente en cualquier abuso sexual. donde la violencia física no siempre se utiliza para someter al otro. el abuso sexual (y sobre todo si es intrafamiliar) tiene características específicas diferentes a las demás manifestaciones del maltrato. en una relación de poder . generando sentimientos ambivalentes de gran intensidad en quien lo sufre. y sucediendo así que en general. 1985) “Una conducta sexual forzada. estudios afirman que proporcionalmente causa mayores muertes de niños/as (muerte accidental prevenible y que sucede por descuido del adulto responsable) que el propio maltrato físico.

monte. Sucede en los ámbitos cotidianos donde el/la niñ/a se siente más seguro. Una forma menos explícita sería exhibir sus 15 . aumenta la vulnerabilidad de las víctimas. bosque). poniendo a la persona afectada en condición de objeto. Todo lo contrario. El abuso sexual implica indudablemente un hecho antisocial dado dentro de una relación asimétrica de poder. tradicionalmente espacio inviolable de su intimidad por parte del Estado. Aquí no hacemos juicio de valor sobre lo positivo o no de la existencia de tabúes en una sociedad. El ejercicio abusivo del poder en la que se basa toda relación de abuso sexual. pero sí es importante tener en cuenta que en este caso. chantajea utilizando el afecto y el conocimiento para favorecer al secreto. entorpeciendo su revelación a la sociedad y por ende la aceptación de su existencia.Podríamos agregar una lista muy amplia de definiciones de abuso sexual. Y la penetración se da en bastante menor proporción que otras formas. R. El silencio frente al tabú social conspira junto al secreto para perpetuar la situación de abuso. desierta. amenaza y/o seducción. pero vamos a encontrar siempre como constante la gratificación sexual del ofensor o victimario a través de un abuso de poder. generalmente el abusador es alguien agradable. ya sea en forma de violencia. Este tipo de actividades son impuestas bajo presión. El abuso sexual es un problema social cuya magnitud sólo comienza a ser reconocida tenuemente y aún encuentra fuertes obstáculos para su plena aceptación por la sociedad en su conjunto. el tabú sexual como tal. Diferentes tipos de abuso sexual: En general se asocia abuso sexual a la penetración. desagradable) y del contexto donde ocurre (calle oscura. Conte (1988) podrían describirse de la siguiente manera: • Exhibicionismo: cuando un adulto muestra sus genitales a un/a niño/a. transgrediendo tabúes sociales en lo que concierne a roles familiares. la cual incluso vinculamos a determinada imagen física del abusador (feo. traiciona la confianza básica de toda persona. principalmente por lo que ya mencionamos referente al tabú social que rodea el tema y por su ocurrencia en el ámbito privado de la familia. en forma explícita en algunos casos (abriendo sus pantalones para mostrar sus genitales o masturbarse frente a ellos/as). Los distintos tipos de abuso sexual según J. terreno baldío. a la violación como se le llama comúnmente. en quien se confía y a quien se quiere.

para determinar el abuso. Hoy día difundido masivamente a través de internet. ya que hace que crea en su complicidad en la actividad y. especialmente en la boca. Beso: cuando un adulto da besos prolongados e íntimos. videos o películas con escenas sexuales explícitas. Penetración anal o vaginal: Cuando existe por arte del adulto penetración del ano o la vagina de un niño/a con el dedo. Pornografía: cuando se utiliza a niños/as para la realización de fotos. 16 . frota. Dinámica del abuso sexual: En general el abuso sexual infantil no se da como un hecho aislado. pues algunas prohíben el beso sobre los labios y otras lo permiten. casual o momentáneo. Explotación sexual infantil (prostitución infantil): cuando se utiliza a niños/as para satisfacer sexualmente a adultos a cambio de remuneración en especie o en efectivo. en donde otros adultos a veces ofician de intermediarios. Manoseo: cuando se acaricia. para gratificarse sexualmente. bañándose. por lo tanto.• • • • • • • genitales mientras se baña o se está vistiendo. También es abuso el mostrar material pornográfico a niños/as. el pene u otro objeto. más allá del acto sexual en sí. le resulte más difícil contar lo que sucede”. Actualmente se le suma el negocio de la pornografía infantil en internet como ya mencionáramos. Para decidir si esta conducta es abusiva o no es importante tener información acerca de las conductas familiares. Este proceso tiene un efecto pernicioso en el niño. Con respecto a la forma menos explícita vale la pena hacer la aclaración de ser cuidadosos y ver dentro de qué contexto se produce. pues muchas veces dentro de la privacidad de la familia la desnudez es una situación que puede considerarse normal entre sus miembros. debemos tener en cuenta lo que el niño o la niña sienta ante ellas. roza o toca los genitales o el pecho de un niño/a. Igual que la conducta anterior observar el contexto es muy importante y poder determinar así si existe intencionalidad. o usando el baño. Fellatio o Cunnilingus (sexo oral): cuando el adulto estimula los genitales del niño/a con la boca u a su vez lo/la obliga a estimular sus órganos genitales oralmente. o el abusador pide que lo toquen a él con la intención de estimularse sexualmente. Voyeurismo: cuando un adulto. Es bueno hacer la aclaración que en aquellas conductas donde se nos pueden plantear dudas. sino que se da a lo largo de un proceso gradual de acercamiento a la víctima traspasando paulatinamente los límites de la integridad física y sicológica del/la niño/a. “Los profesionales llaman ‘proceso de preparación’ a esta lenta y progresiva sexualización de la relación a través del tiempo. mira a un niño/a desnudo.

El abuso puede darse a niveles intrafamiliares o extrafamiliares. atribuirle responsabilidad en el hecho al niño o la niña es un error. etc. padrastro. 1999) Esto implica que antes de develarse el abuso puedan haber pasado años de haberlo sufrido. Aún bajo el aparente consentimiento sea por exponerse. • Abuso Sexual Intrafamiliar: Este tipo de abuso se da cuando el abusador es parte del núcleo familiar (padre. sino que hay otras formas más sutiles de violencia. teniendo en cuenta interrelacionadamente tres variables: según el tipo de contacto que el niño/a haya tenido. • Abuso Sexual Extrafamiliar: 17 . constituyendo la categoría de abusos sexuales incestuosos. tíos. Dado el contexto en el que se produce este tipo de abuso (la familia). frente a la cual los/as niños/as no tienen ni el poder ni la autoridad de un adulto para defenderse y negarse. el secreto y el chantaje emocional son los pilares de los que se vale el abusador para perpetuar el abuso. siendo la que más temores causa en la sociedad por transgredir el tabú más fuerte de la cultura occidental y a su vez la salida a la luz del incesto implica en la mayoría de los casos el riesgo de la desintegración de la familia. seguramente la revinculación redundará en una revictimización del niño o la niña. hermanos. según el grado de conocimiento (vínculo) del agresor y según el tiempo que lleva dándose el abuso. El abuso sexual es siempre un abuso de poder. El abusador siempre tiene la intención de gratificarse sexualmente. Debemos siempre tener en cuenta que la participación con adultos en una relación sexual. no haber contado a otros el abuso o hacerlo tardíamente (luego de años). la fuerza que se utiliza no es necesariamente física. Garbarino. Podemos hablar de mayor o menor gravedad de los abusos sexuales. debiéndose en estos casos partir de dos premisas básicas: la aceptación por parte de la víctima a vincularse con el abusador y la aceptación por parte del abusador de haber cometido el abuso. madre. e incluso nunca poder llegar a hacerlo y mantener el secreto toda la vida.(J. abuelos. siendo muy compleja la intervención ya que en estos casos la revinculación de la víctima con el victimario es un posible eje de trabajo a mediano plazo. madrastra. sino están dadas ambas premisas. representa para la víctima un grave daño psicológico y social.). no significa que han consentido en ser abusados/as. no implica que el niño o la niña hayan consentido su propio abuso.

(Rozanski. o si lo hace lo hará tardíamente y también es muy probable que pueda retractarse si ve que las consecuencias afectaran a seres queridos. estos indicadores presentan diferentes características. al menos en un principio. adaptándose a su medio en donde deben convivir con el abuso sexual. mientras que en una fase crónica se reconocerán conductas que se asocian al síndrome de adaptación a la victimización reiterada (Summit. pero por lo general. Estos indicadores debidamente observados y relacionados a un contexto determinado reafirmaran lo que el/la niño/a no puede expresar verbalmente. logrando distorsionar la realidad como más le conviene. manipula la confianza que éstos le dieron. Se identifican plenamente con sus víctimas. abusador/a. 1996) Principalmente hablará su cuerpo a través de los síntomas y signos que presenta como indicadores físicos. adaptándose a sus comportamientos y ofreciéndole relaciones gratificantes y sin frustraciones. quien lo sufre se siente confundido y temeroso. de la persuasión. en estos casos el abusador goza sometiendo a la víctima por la fuerza y el terror. no olvidemos que en general el abusador se encuentra en este grupo. Se valen del cariño. haciéndola sufrir. etc. las percepciones. Si el abuso es reciente o recién comienza es más fácil detectar signos y síntomas relacionados con la situación. De acuerdo al momento traumático que pueda estar viviendo el niño/a.Existe un porcentaje mínimo de los abusos extra familiares que son cometidos por un desconocido para el/la niño/a. no hablara. La gran mayoría de las veces en los abusos sexuales extrafamiliares. 1983) o sea cuando niños y niñas sobrellevan la situación de abuso. aunque mantengan temores para el futuro desempeño sexual de la víctima: si será homosexual. (Paniamor. si tendrá problemas de pareja. Indicadores específicos del abuso sexual infantil: Si consideramos que el indicador de abuso considerado como el más valido es el mismo relato del niño/a que ha sido victimizado/a. el abusador es conocido por el niño/a y su familia. rabia. es importante no olvidar que muchas veces por lo que implica el abuso en sí. para tener hijos. Se subestima así la asistencia adecuada del/a niño/a. culpa y venganza. de la mentira y de la autoridad y confianza que gozan. 18 . 2003). luego de un primer momento de gran intensidad emocional se tiende a caer en olvidar lo sucedido. emocionales y de conducta. En estos abusos la reacción familiar se caracteriza por sentimientos de dolor. emociones y juicios.

1970). etc. de estómago. de una hematoma subdural. La muerte por abuso no es en sí un fenómeno intencional (Steele. como retardo en la adquisición del lenguaje. de 9 a 14 años sin pareja conocida Dificultad para caminar o para sentarse Secreción en pene o vagina Indicadores Físicos Inespecíficos: Infecciones recurrentes en el tracto urinario Ropa interior manchada o rota Trastornos psicosomáticos (dolores de cabeza. Las segundas consecuencias en la jerarquía decreciente de gravedad son el retardo mental y el daño psíquico irreversible. Sabemos que una proporción alta de niños violentados sufre daño cerebral irreversible.El/la niño/a víctima de abuso sexual puede presentar los siguientes indicadores físicos los cuales deben tenerse en cuenta junto al resto de indicadores de carácter y comportamiento que se detallarán más adelante y que también corresponden a otras formas de maltrato: Indicadores Físicos Específicos: Lesiones en zona genital/anal Sangrado por vagina y/o ano Infecciones genitales o de trasmisión sexual Dolor en área genital Picazón anormal en área genital Embarazo temprano. 19 . principalmente en su expresión verbal. Se le suma a esto la muerte a causa de accidentes domésticos previsibles. constituyéndose a partir de una espiral ascendente en intensidad de los malos tratos perpetrados que culmina en homicidio. sin causa orgánica) Trastornos de la alimentación (bulimia y anorexia nerviosa) Hallazgo de objetos pequeños en el ano o en la vagina Fenómenos regresivos como encopresis (defecación en la ropa o en lugares inadecuados) o enuresis (emisión involuntaria de orina) CONSECUENCIAS: La primera y más grave consecuencia de los malos tratos es la muerte. El desarrollo intelectual. en consecuencia sobretodo. sin evidencia de lesión cerebral. está alterado en niños que sufrieron malos tratos. El homicidio de niños por sus padres (en el sentido de adulto cuidador) constituye un importante hecho social.

1989). no será violento. mental. “Las personas a las que desde un principio se les permitió. La mayoría de los niños y niñas que sufren el maltrato. 1995). ofensas y rechazos que se les infligiera de manera consciente o inconsciente. La 20 . Es decir que alertan sobre la consecuente aparición de varias sociopatías en niños y niñas. agresión) y a su propia apreciación del sistema escolar.El maltrato ya sea por acción o por omisión afecta al niño en su desarrollo afectivo. sumisión. vandalismo. sentirán el mal que se les haga y podrán expresarse verbalmente sobre él. 1985). (Lewis. ha sido comprobado por numerosos estudios (Bender y Curran. Esto se explica fundamentalmente por su inadaptabilidad a la convivencia con sus compañeros (precariedad en las relaciones interpersonales. Castigar al/la niño/a y a sus conductas positivas propias de su correspondiente etapa evolutiva entorpece y limita el desenvolvimiento de las competencias individuales y sociales del niño/a. El menosprecio y la humillación proveniente de los adultos importantes desvaloriza su propia estima y desalienta el desarrollo de las capacidades interpersonales necesarias para el rendimiento e interacción adecuada en los demás contextos sociales llevándolo/a a un emprobecimiento de su capital social. La frustración y la ira reprimida que sienten los/as niños/as frente a las situaciones de maltrato que viven o han vivido. Sólo tendrá necesidad de golpear a los demás precisamente cuando no pueda comprender su ira. piromanía. conductas delictivas. cuando de niño no le permitieron familiarizarse con este sentimiento y no pudo vivirlo como parte integrante de sí mismo porque aquello era totalmente impensable en su entorno. (King. 1940). observándose serias dificultades en el relacionamiento con figuras de autoridad. físico y moral. crisis de identidad sexual agudas.” (Miller. homofobia. fugas. prostitución infantil (Seng. presentan constantemente retraso en la escuela (O’keefe. De adultos. reaccionar adecuadamente a los dolores. todo se torna impredecible. conductas antisociales que irán agravándose con la llegada de la adolescencia: abuso en el consumo de drogas y alcohol. pero apenas tendrán necesidad de saltarle al otro al cuello.” “. abuso sexual a otros/as. conservarán esta capacidad para reaccionar adecuadamente también en la edad madura. los/las vuelven proclives a la violencia. promiscuidad sexual.. produce una interrupción grave en su desarrollo psico-sexual. en su infancia. violencia. Esta necesidad se presentará sólo en la gente obligada a vigilar siempre que sus diques de contención interna no se resquebrajen. 1992) Este hecho importante en relación al presente y futuro de niños/as maltratados/as. Cuando esto ocurre. 1975) que muestran la relación entre el maltrato y conductas violentas en jóvenes. compromete su educación y su desenvolvimiento social.Un ser humano capaz de comprender e integrar su ira como parte de sí mismo. robo..

Si bien se comprueba que la reproducción del círculo de violencia hacia los/as hijos/as no siempre se cumple (Kaufman y Zigler. reproduciendo relacionamientos de sumisión y dominación en su vida cotidiana. utilizando la promiscuidad como una forma de obtener afecto y atención. 21 . Estas mujeres son sumamente vulnerables y proclives a ser revictimizadas. ser niños/as modelo. Como ya se ha dicho el desenvolvimiento social juvenil y adulto de una persona víctima de maltrato en su niñez se ve comprometido. anorexia. tics nerviosos.escuela no se vive como un espacio de construcción de conocimientos y de aprendizaje de su sociabilidad. en menor cantidad niños y niñas también pueden presentar sobre adaptación. Particularmente. y mayor trauma aún se genera cuando el agresor es el padre e involucra contacto genital. por ejemplo miedo a sus esposos o parejas sexuales. anorgasmia. tornándose en un factor de riesgo importante. En ellos/as se ve afectada la construcción de relacionamientos interpersonales fuertes y duraderos. disfrutar de la experiencia sexual. constatándose disfunciones sexuales tales como inhabilidad para relajarse. enuresis y/o encopresis. las víctimas de incesto presentan más intensamente dificultades en sus relaciones más cercanas. abstinencia o deseo sexual compulsivo. la predisposición latente producto de una naturalización de las conductas violentas va a estar presente. Paradojalmente. 1989). Es de destacar que estas personas tienden a vivenciar en forma acrítica modelos de dominación económica. su refugio. Los efectos en la salud mental y social de las víctimas de abuso sexual pueden ser más traumatizantes cuando la duración y la frecuencia del abuso son mayores. trastornos en la alimentación -bulimia. obesidad-. primando la desconfianza y la aprensión. buscando interminablemente una mayor aprobación por parte de su adulto referente. También podemos encontrar una explicación en el hecho que seguramente estos/as niños/as han sufrido un déficit importante en su desarrollo cognitivo y del lenguaje desde la perspectiva de la teoría del aprendizaje de Vigotsky (1977). con la consecuente carga de estrés que esta conducta pueda implicar para él o ella. También en el varón la consecuencia del abuso en general es una disfunción sexual. Se constatan también trastornos de conducta como ser: dificultades de sueño. sino que la vive estrictamente como el lugar seguro. cuando el abusador es un familiar cercano. es decir un excelente desempeño escolar.

fatiga. propio de un niño de menos edad ⇒ Comportamiento seudomaduro o sobreadaptado ⇒ Comprensión detallada e inapropiada para la edad de comportamientos sexuales ⇒ Conducta autodestructiva 22 . para los niños/as víctimas de malos tratos es aún más difícil. hipersomnia) ⇒ Angustia ⇒ Apatía y aletargamiento ⇒ Ausencia sin razón aparente a la escuela o centro infantil (especialmente los lunes) ⇒ Baja autoestima ⇒ Cambios bruscos en la conducta para bien o para mal ⇒ Comerse las uñas.La siguiente lista de indicadores nos puede ser útil a la hora de establecer hipótesis presuntivas de la presencia de una situación de maltrato. También puede comunicarse a través del carácter y el estado emocional que vivencia el niño o la niña (angustia. los labios. ira. negarse a comer o provocarse el vómito)* ⇒ Alteraciones del sueño (insomnio. hiperactividad. los dedos. enojo). cambios repentinos de humor. expresar lo que sienten. irritabilidad. depresión. pesadillas. Las situaciones de maltrato se nos revelan a partir de diferentes síntomas en el cuerpo del niño o la niña que pueden incluir trastornos psico-somáticos. películas(*) ⇒ Comportamiento regresivo. Sus sentimientos no han sido considerados. en conversaciones dibujos. no siempre es fácil. las situaciones particulares que puedan estar viviendo y la edad o fase del desarrollo que atraviesa: ⇒ Abuso en el consumo de alcohol. bromas. trastornos del sueño. los llevan a guardar silencio sobre lo que viven e incluso lo justifican sintiéndose responsables de haberlo provocado. de la alimentación o de la conducta. La expresión directa mediante la palabra que el/la niño/a haga sobre las situaciones que ha sufrido o sufre. fármacos o drogas ilegales. fobias. un vinculo de confianza. así como el afecto que sienten muchas veces por quienes les inflingen el maltrato. rascarse hasta provocar lastimaduras ⇒ Comportamiento desafiante y hostil ⇒ Comportamiento extremadamente tímido ⇒ Comportamiento muy seductor u obsesivo con relación al sexo. así como tampoco la expresión de los mismos. el temor y el miedo a la represalia. dependerá de múltiples factores dentro del que se incluye como fundamental. (*) ⇒ Actitudes de abierto sometimiento ⇒ Alteración de la alimentación (anorexia o hiperfagia. Es importante tener en cuenta el contexto familiar o educativo donde se observan. televisión.INDICADORES: Para la mayoría de las personas.

generalmente hasta lastimarse ⇒ Mentir ⇒ Problemas de higiene y aseo personal. persistentes e inadecuados con niños de la misma edad. con juguetes o con sus propios cuerpos. o dice querer pasar demasiado tiempo con esa persona en especial ⇒ Fallas de memoria ⇒ Falta de participación en actividades escolares y sociales ⇒ Fugas del hogar ⇒ Hematomas. o a un lugar. habla de sí mismo en forma despectiva ⇒ Mala relación con sus pares y dificultades para entablar relaciones ⇒ Masturbación excesiva. necesidad de ducharse varias veces al día y cambios constantes de ropa interior. o conductas sexualmente agresivas hacia los demás. ⇒ Llanto fácil o lamentos sin razón aparente ⇒ Mala auto imagen. usan a veces doble ropa interior o ninguna (*) ⇒ Promiscuidad (*) ⇒ Rendimiento escolar mucho peor o mejor que lo usual ⇒ Robar ⇒ Sentimientos de suciedad. en especial hacia figuras significativas ⇒ Deseo de establecer pareja o salir de la casa muy precozmente (*) ⇒ Dificultad de concentración ⇒ Dificultad para jugar solo o en grupo ⇒ Encopresis ⇒ Enuresis ⇒ Evade o teme a alguien en particular. (*) ⇒ Somnolencia diurna ⇒ Temor a la oscuridad u otros temores ⇒ Temor hacia los adultos en general ⇒ Tics nerviosos ⇒ Vergüenza de su propio cuerpo o de cambiarse frente a los demás Los ítems marcados (*) se observan fundamentalmente en adolescentes. ⇒ Juegos sexuales compulsivos. 23 .⇒ Conductas agresivas con tendencia a externalizar la culpa del conflicto ⇒ Conductas incendiarias ⇒ Demanda excesiva de atención ⇒ Desconfianza. contusiones y lesiones diversas inexplicables ⇒ Hiperactividad ⇒ Homofobia marcada en varones (*) ⇒ Ideación suicida ⇒ Inhabilidad para tornarse independiente ⇒ Involucramiento en pornografía o prostitución(*) ⇒ Ir temprano y retirarse tarde de la escuela o centro infantil.

al que define como una red de sistemas en diferentes niveles e interrelacionados entre sí. la familia y la sociedad. El desarrollo del niño está afectado entonces por la existencia de cuatro diferentes tipos de sistemas: a) Macrosistema. adulto. Los factores de riesgo son aquellos que pueden incidir para que sé de o para agravar una situación de maltrato infantil. b) Microsistema. a) MACROSISTEMAS: Representan los valores culturales construidos históricamente. como se influyen entre sí y reaccionan de acuerdo a como sean sus contextos (contenedores. quien estudia científicamente el modo en que los individuos nos desarrollamos en interacción con nuestro medio social. Los factores protectores son aquellos que existiendo o no el maltrato. El orden en que se enumeran aquí responde a la utilización que le daremos para analizar las causas de la violencia hacia niños/as dentro del ámbito familiar y la necesidad del abordaje en red tanto para la detección como para el tratamiento de estas situaciones. Bronfenbrenner (1979). Para explicar este complejo fenómeno social ha sido usado también por otros autores como J.Análisis del maltrato infantil desde el modelo ecológico. cuyas influencias son mutuas y circulares. ya que permite entender las múltiples causas que generan el maltrato dentro del ámbito familiar. parten de un modelo que jerarquiza a lo masculino. manifestados en amplios esquemas ideológicos e institucionales que comparten y avalan simbólicamente el conjunto de una sociedad en determinado momento temporo-espacial. El enfoque de Bronfenbrenner nos muestra la interdependencia de los individuos. heterosexual. MODELO ECOLOGICO: Para analizar el tema de la violencia familiar y específicamente del maltrato infantil. tomaremos como marco referencial el enfoque ecológico de desarrollo humano de U. c) Exosistema y d) Mesosistema. en nuestra sociedad actual. moderadores o de riesgo) pudiendo éstos propiciar y avalar la manifestación de conductas violentas y/o maltratos. Garbarino (1999) en Estados Unidos y J. occidental. Además en este capítulo. Este modelo de análisis es sumamente consistente y abarcativo. Estas valoraciones. identificaremos aquellos factores de riesgo y protectores que aparecen en cada uno de los cuatro sistemas que intervienen en el desarrollo de los individuos. blanco. inciden para lograr tanto evitar la aparición como minimizar el daño producido por una situación abusiva. patrón y que desde allí lo diferente 24 . Corsi (1994) en Argentina por citar solo algunos de ellos.

a este modelo. mitos y expectativas de como se debe criar a un/a niño/a. donde lo diferente es valorizado como inferior. La persistencia de este modelo patriarcal que hemos heredado. Una desigualdad de posiciones donde. la cual recoge como ya hemos mencionado en otro capítulo la doctrina de la protección integral del niño como sujeto de derechos. como forma de dominación. se contrapongan a la sensibilidad de nuestra sociedad posmoderna que rechaza toda manifestación de crueldad. En donde el concepto de poder es asimilado no como poder de sino como poder sobre el otro. percibidos como de menor jerarquía. (A. es decir. de menor jerarquía. se trato de un pacto entre una minoría de iguales. los cuales muchas veces responden a estos supuestos ideológicos. avalada por la existencia tácitamente consensuada y pocas veces explicitada. niños/as. del cual se ven excluidos niños y niñas. Es así como podemos observar aquellas construcciones sociales que sustentan ideológicamente la violencia simbólica ejercida sobre niños y niñas. nuestro Código del Niño vigente data del año 1934. es considerado inferior. Es un problema también de Derechos Humanos que involucra a los marcos jurídicos normativos de la convivencia humana. en el sentido de que uno domina y el otro es dominado. por un mal uso o abuso de poder. Percibiéndose la concepción de un arriba y un abajo en las relaciones sociales humanas. personas pertenecientes a minorías étnicas y personas pertenecientes a sectores sociales de pobreza. Heller. de dominador y dominado. 1995) Podemos inferir que no es casual el hecho que. encontrándose en el maltrato infantil la supremacía del adulto sobre el niño o la niña. La violencia se presenta así como una manifestación de dominio de unos en detrimento de otros. (Baratta. aunque paradójicamente. 1987) Generalmente quienes trabajamos con la infancia y sus familias 25 . En nuestra cultura. en su lógica de superior e inferior. las relaciones humanas atravesadas por estas asimetrías de poder son reproducidas acríticamente de generación en generación en la vida cotidiana a través de creencias. unos arremeten contra los derechos de otros. no completo. personas de la tercera edad. de un determinado modelo de persona. No olvidemos que el pacto social inaugurado con la modernidad contradictoriamente a su proyecto de universalidad. La relación niño/a–adulto es naturalmente asimétrica. En éstas situaciones el énfasis por parte del adulto esta puesto en el sometimiento de la voluntad del niño o la niña y en ocasiones llegan al extremo de anularla. discapacitados. deja fuera y en condiciones de ser sometidos a aquellos grupos de personas subvalorados socialmente como: mujeres. es decir que debe obedecer. a pesar de haberse ratificado CDN. en nuestro país. sustentado en la vieja doctrina tutelar de la situación irregular.

no aptas para dirigir. emotivas. sin tener en cuenta las necesidades del niño o la niña en cada fase de su desarrollo. temerosas. desde los adultos. podrán ocurrir al Juez para que les imponga la pena de detención hasta por un mes en un establecimiento correccional”. En la intolerancia frente a lo que contradice el modelo hegemónico de ser y estar en el mundo. Nuestro Código Civil vigente expresa textualmente en su artículo 261: “Los padres tienen la facultad de corregir moderadamente a sus hijos. un escolar o un adolescente. poco emotivos. agresivos. inteligentes y realistas. reflexivos. irreflexivas. Esta visión generalizante del niño no favorece el desarrollo progresivo de su autonomía.. independientes. ¡ya me los vas a agradecer cuando seas grande!” / “Yo soy tu padre (madre) y tenés que obedecerme” / “El castigo endurece el carácter” / “Vos no sos mi padre (madre) para pegarme” / “Me pegó porque me lo merecía” / “La letra con sangre entra” / “En la Biblia autorizan a darle una paliza cuando se lo merece” La violencia hacia la infancia por la simple diferencia de edad se sustenta en las creencias y supuestos ideológicos que aún persisten sobre niños y niñas. La violencia se manifiesta también en la no aceptación de la diversidad. no lloran. La cursiva es nuestra ya que lo moderado queda a juicio del observador del hecho. La propia CDN en su artículo 1. Varón Duros. un preescolar. No es lo mismo un bebé. inseguras. siempre en relación al adulto y no a sí mismo. Puede parecer obvio. obedientes. aptos para dirigir. Mujer Frágiles. valientes. pero muy frecuentemente se cae en generalizaciones tratando a un adolescente como si fuera un preescolar y a un bebe como si fuera un escolar. muy susceptibles. conversadoras. Tenemos pendiente aún. lloronas. podemos observar los rasgos que se le atribuyen a hombres y mujeres según estereotipos de género. y cuando esto no bastare. En nuestra cotidianeidad. callados. rebeldes. construir una visión particular del niño que contemple sus distintos momentos evolutivos.. conspiran para que el adulto paute la educación de su hijo o su hija en forma violenta y autoritaria. situándolo/a en un lugar de desvalorización además de en riesgo social. autoridad y disciplina: “Le hace falta una buena paliza” / “Cuando venga tu padre vas a ver” / “Los trapos sucios se lavan en casa” / “Lo hice por tu bien. intuitivas e idealistas. 26 . firmes. dependientes. ya que asociada a la conocida y totalitaria frase: “Los niños son propiedad de sus padres y estos tienen derecho a criarlos como quieran”.escuchamos frases elocuentes expresadas como verdades absolutas en lo referente a educación. es muy imprecisa en este aspecto identificando niño/a a todo ser humano menor de 18 años. maternales. no susceptibles.

Afortunadamente en los últimos años se han acentuado transformaciones sociales que posibilitan a niños y niñas alternativas frente a estos estereotipos. ha dado paso en las sociedades modernas a la violencia social. con énfasis en la fuerza. como ya hemos visto también en la retrospectiva histórica (Cáp. distribuyendo afecto y promoviendo el desarrollo de los demás a costa de su propio desarrollo (tareas maternales o de extensión del rol maternal). a la maestra). Comienza así desde el nacimiento un proceso de fragilización en las niñas. la competencia desleal. de lo esperable y lo aceptable en lo que a genero se refiere. a que se puede o no jugar según el sexo. ha dado como resultado que valores como el individualismo. el consumismo exacerbado y el egoísmo emerjan imperantes 27 .. las privatizaciones que nos privan de los servicios sociales. la precarización del empleo. la falta de humanidad de los ajustes y de las ‘reingenierías’. la inteligencia y el éxito económico. pero aún nos sorprende la gran aceptación social que aún tiene la diferenciación de colores para nenas y nenes.).. sustentadas en ideologías que no logran cumplir la promesa de resolver la situación de grandes masas de seres humanos que viven en condiciones de pobreza extrema a lo largo y ancho del planeta. 1.. materializada hoy día en modelos y políticas económicas. el debilitamiento de los sindicatos como órganos de defensa de los trabajadores. 1998). la exclusión y la prescindibilidad. Las niñas son socializadas para seducir. mayor tolerancia a los varones para las malas palabras y para las conductas violentas. además de proveedor económico de otros y protector o defensor. ya que lo que vale es solo su propia percepción. no siempre justificada por la lucha de la sobrevivencia de la especie o de determinado grupo social. educar (juego de muñecas. la economía del apartheid emergente de las diferencias abismales de remuneración que existen entre quienes están en la cima y en la base de la pirámide organizacional.Estas construcciones nos hablan de los lugares que se espera que ocupen hombres y mujeres dentro de una categorización de las relaciones. el valor de sus compromisos (“palabra de hombre”). En nuestras sociedades latinoamericanas podemos ver como: “. En el caso de esta última (la lucha por la sobrevivencia). la estimulación de la homofobia y la propia respuesta despreciativa entre niños y niñas cuando no cumplen con lo que se espera por ser varón o mujer. viene siendo parte de un modelo de desarrollo que más que soluciones. Por otro lado. aún sin la necesidad de visualizar las reales necesidades sentidas por los demás. transmitiéndosele a la infancia como un deber ser. cumplir con las tareas hogareñas y cuidar de los demás.. Y para los varones comienza un proceso de endurecimiento del carácter. pertenecemos a una cultura que desde las sociedades primitivas ha legitimado y legitima aún la crueldad y la violencia.” (Schvarstein. por pertenecer a un género devaluado social e históricamente. la ambición.

el respeto. Es decir que el riesgo que atañe a los macrosistemas es: “. 28 . y de los hijos para aprender de los adultos. ◊ Sistemas de ideas y construcciones sociales que favorecen asimetrías de poder vinculadas al género. campañas de concientización.En general. Factores protectores en los Macrosistemas: ◊ La prosperidad económica.” (Garbarino.Es un esquema que no brinde apoyo a los padres. pleno empleo. ◊ Reformas jurídicas que regulen el castigo físico y emocional.sobre otros valores como la solidaridad. La violencia social producto de la inseguridad social que mencionamos en el párrafo anterior irrumpe en las familias y las instituciones quedando el/la niño/a por su condición de vulnerabilidad en situación de riesgo. ◊ Cumplimiento de acuerdos nacionales e internacionales acordados en relación a la infancia y la problemática en cuestión. celebración de fechas alusivas. ◊ Modelos de socialización en los que se naturaliza y legitima el aprendizaje de conductas violentas. es riesgoso cualquier esquema o fenómeno social que menoscabe la capacidad y disposición de los adultos para cuidar a los hijos. ◊ Elaboración y ejecución de políticas sociales destinadas a grupos vulnerables y en riesgo que incluyan la atención de las familias dentro de sus contextos y que aseguren la participación ciudadana de niños. etnia o capacidad diferente. niñas y adolescentes. la equidad y la ternura en las relaciones humanas.. ◊ Normas culturales opuestas al uso de la violencia y que legitimen el protagonismo infantil.. tolerando o aún aceptando expresamente los conflictos que se plantean entre el papel de progenitor y el de trabajador.una política económica nacional que tolere y hasta estimule el disloque económico y la pobreza de las familias con niños pequeños.. . estatus económico. 1999) Factores de riesgo en los Macrosistemas: ◊ Políticas económicas y sociales desfavorables para el desarrollo del individuo y la familia.. como el concepto de relacionamiento igual a sometimiento del más débil... edad. .

y social (macrosistema). su capacidad afectiva y empática. De esta forma su microsistema va tornándose cada vez más complejo. amigos de la familia). De ahí la importancia en como se da la construcción del microsistema en cada niño/a. obtendrá su seguridad emocional. sus convicciones en cuanto a patrones de relacionamiento y educación. las características de otros/as niños/as con quienes sé interactúa. Desde las primeras interacciones el niño o la niña construye el conocimiento de sí mismo/a. se encuentra inmersa en determinada situación económica. Pudiendo entonces el microsistema del/a niño/a verse condicionado desfavorablemente por determinados factores de riesgo dados por el macrosistema. del lenguaje. Incidiendo también en las condiciones ambientales en que éste se da. tanto mediante el relacionamiento simultáneo con más de una persona. donde inicia su aprendizaje afectivo y relacional. como también relacionándose con personas fuera de su hogar (familia ampliada. la familia (o el internado). como las condiciones materiales en que se vive. Para el caso de un niño o una niña representa el medio a través del cual experimenta y recrea la realidad y está dado al principio por aquellas relaciones con otros seres humanos desde el momento de su nacimiento. intensificándose aún más con su futura concurrencia a ámbitos de socialización secundaria como la escuela. aprende su propio valor.b) MICROSISTEMAS: Para el modelo ecológico de Bronfenbrenner. el club. incidirán en la riqueza del microsistema de un niño o una niña. política. donde construirá nuevos relacionamientos afectivos y duraderos. la base de su propia sociabilidad. subempleo. multiempleo y/o exclusión social. la apropiación de normas y valores. Del mismo modo. el microsistema que afecta al individuo en desarrollo. al principio de a uno por vez. el centro infantil. La familia o la institución que vive como su primer lugar de socialización. un saludable desarrollo sexual. intelectuales y emocionales que le deberían permitir apropiarse paulatina y autónomamente de la cultura de su tiempo en pleno ejercicio de sus derechos como ser humano. tal como se infiere del propio término sería el sistema más inmediato a él. histórica. por ejemplo cuando existen situaciones de familias que presentan desempleo. como institución que reproduce y re-crea las pautas culturales propias de cada contexto social histórico (macrosistema). Y que paulatinamente a medida que crece va a aumentar el número de relacionamientos que componen su microsistema. observando relacionamientos entre dos o más personas. En este sentido tanto la historia de vida de los adultos. es decir iniciará el aprendizaje de determinadas competencias sociales. es decir que el grado de afectación que el macrosistema tiene en los adultos y niños/as que integran su microsistema va a incidir en forma positiva o negativa en su desarrollo. porta 29 .

Estar en situación de aislamiento social. Factores de riesgo en los microsistemas: Como ya hemos visto en la familia como primer y más importante grupo al cual pertenecemos los seres humanos. guiarles con afecto de un estado natural. a uno de progresiva independencia. Antecedentes de delincuencia. donde cada uno establece contacto con gran variedad de expresiones y valores que van conformando su subjetividad. del modelo de familia nuclear patriarcal. Escasa capacidad empática. Historia de desarmonía y ruptura familiar. la muerte o el abandono de los miembros de la familia. El sostén que el microsistema reciba frente a estos factores de riesgo sociales va ser decisivo para el desarrollo ulterior del/a niño/a y para evitar situaciones de maltrato infantil. Carencias afectivas en la infancia. Rechazo emocional. Cabe aclarar que por sí mismos no determinan el maltrato. En los adultos: Historia de malos tratos y/o desatención severa. Baja tolerancia al estrés. Inmadurez. incluso por aquella época decidía sobre la vida. Ignorancia sobre las características y necesidades evolutivas del niño. de dependencia e inmadurez. en donde el pater pautaba jerárquicamente las expectativas y conductas apropiadas para cada miembro. lo inamovible y lo negociable. Estos factores de riesgo constituyen lo que adultos y niños traen al sistema. lo deseado y lo temido. explícita o no. Síntomas depresivos. idealmente tiene como función primordial cuidar de todos sus miembros. Ausencia de experiencias en el cuidado de niños/as. las palabras y los silencios. Padres/madres que sienten rechazo y les cuesta comunicarse. siendo que aún en presencia de varios de ellos asociados el maltrato puede no darse. Retardo mental. 30 . madurez social y emocional. Enfermedades mentales. Alteraciones de personalidad. asegurar a sus personas menores de edad el pleno goce y desarrollo de sus facultades psíquicas e intelectuales. Abuso de drogas legales e ilegales. Estrés socio-económico. Haber sido víctima de abandono. dentro de la cual tenemos contacto con las primeras personas que conformarán nuestro microsistema. Ser madre/padre joven y sola/o.en sí misma una determinada carga ideológica. los amores y los odios.

Ser adoptado. El o la concubino/a no es el padre/madre biológico del/la niño/a. cuando comienzan a caminar. Ser sumamente demandante.Como factores de riesgo en los adultos para que particularmente pueda ocurrir un abuso sexual a un/a niño/a agregaríamos a los anteriores: Malas relaciones con sus parejas. en la infancia Historia de relaciones positivas con una Habilidades interpersonales adecuadas. Ser hiperactivo. Ser prematuro/a. Ser hijo/a ilegítimo. Estar en hogares o familias sustitutas. cuando presentan dificultades en el logro del control de esfínteres. Ser el primogénito. Estar en el primer año de vida. Haber sido separado/a temprana y prolongadamente de su madre. Con mecanismos fallidos de inhibición de dinámicas incestuosas Madres ausentes o enfermas. Ser hijo/a de una unión anterior. Estar desinformados/as. concubinos/as. Estar institucionalizados/as. por ejemplo el lactante que presenta “llanto del bebé”. Inseguros/as o con baja autoestima. abusados/as por sus En los/as niños/as: Ser hijo/a no deseado/a. Estar en una fase del desarrollo particularmente problemática. Dominados/as. No estar en condiciones de satisfacer las expectativas de los padres. Alejados/as o poco protectores. Niños/as en situación de calle. Tener capacidades diferentes. Factores protectores en los microsistemas: Desde los adultos: Elaboración de experiencias de maltrato Paternidad y maternidad elegida. Como factores de riesgo para ser particularmente víctima de abuso sexual agregaríamos a los anteriores: Ser menor de 5 años. Ser víctimas de abuso anterior. 31 . etc.

Mantener relacionamiento fluido con el resto de la familia. fluidez en la comunicación. 32 . respetuosa y se complementan en sus responsabilidades familiares. Los exosistemas va a incidir en todos aquellos espacios de socialización secundaria como la escuela. Niños/as que al adulto le reviven experiencias con adultos significativamente positivos para ellos en su propia infancia. el merendero. el centro comunal zonal. Tener amigos y amigas que representan un relacionamiento estimulante y positivo. religiosa. Capacidad de autosostén familiar. Desarrollo de la capacidad de superar la adversidad del/la niño/a que le permite tolerar situaciones traumatizantes y recuperarse creativamente. con buena autoestima y seguros/as de sí mismos/as. Roles familiares claros. con el resto de la familia y/o con la comunidad barrial. Estar informados. aunque si van a incidir en él o ella a través de adultos que forman parte de estos exosistemas y con quienes sí interactúa al incorporarlos a su microsistema de desarrollo. Estos corresponden a espacios donde se dan sucesos en los cuales el niño o la niña en general no tiene una incidencia directa. la policlínica de salud. administrativas. Mantienen relacionamiento fluido con amigos/as. sintiéndose amado/a sin condiciones. de gestión y funcionamiento que afectarán el desenvolvimiento de la dinámica de dichos espacios. el centro infantil. flexibles y establecidos democráticamente. la plaza de deportes a través de decisiones políticas. etc. Estar escolarizado y/o participar en alguna institución deportiva. cultural. necesidades básicas satisfechas. c) EXOSISTEMAS: Los exosistemas comprenden aquellos ámbitos donde se dan procesos mediadores entre los macrosistemas y el microsistema del individuo (en este caso el niño o la niña). el club de baby-fútbol. Como pareja adultos se relacionan de forma amorosa. Desde los niños/as: Experiencias gratificantes con otros adultos que funcionan como apoyo. recreativa.figura parental. seguridad económica y laboral.

Asimismo. van desde la política educativa que se resuelve a nivel de autoridades (exosistema). La creciente importancia en los procesos de socialización que han adquirido en los últimos años producto del desarrollo tecnológico y la falta de regulación de los mensajes que emiten los tornan muchas veces más riesgosos que provechosos para la infancia. La forma en que en estas instituciones se administre la justicia y el poder. la escuela supone una serie de procesos que en distintos niveles. juegos con sus pares y la relación que establecen con el lugar y otros adultos. las diferentes instituciones vinculadas a la niñez como ámbitos de socialización secundaria son testigos de las pautas de relacionamiento violento que niños y niñas han aprendido en el ámbito familiar. La publicidad y los programas (incluidos los que son dirigidos a niños/as) naturalizan conductas violentas. la cual atraviesa los cuerpos de inspectores que dan determinadas directrices (exosistema). o que actúan sobre ellos. reforzarán o no los patrones de relacionamiento violento y autoritario que trae el niño o la niña.Pero también inciden en otros ámbitos en los cuales el/la niño/a no interactúa directamente. En todo este proceso tal vez el único espacio de incidencia que pueda tener el niño ó la niña sea en la interacción con su docente (microsistema) y no tenga posibilidad de incidir en los demás niveles. las que a su vez son discutidas y puestas en práctica por la dirección de la escuela y la coordinación (cuando la hay) de los docentes (exosistema) y que finalmente supone reorganizar el funcionamiento de la escuela y el aula. También los medios masivos de comunicación se encuentran comprendidos dentro de los exosistemas. desvalorizando y subestimando lo diferente. pero si lo pueden influir a través de sus padres como por ejemplo el ambiente de trabajo de éstos. aceptado y validado todo esto por una doble moralidad de la sociedad. Vemos también como en publicidad se erotiza el cuerpo desnudo del niño/a y se explota la sensualidad de las adolescentes como si fuesen mujeres adultas. construyendo y hegemonizando modelos que no se corresponden con la verdadera diversidad de nuestro mundo. éstas se manifiestan en conductas. Desde los medios de comunicación (principalmente la televisión) se forman también potenciales y futuros o actuales consumidores (niños y niñas presionan sobre los adultos para adquirir ciertos bienes de consumo). relacionarnos y de vivir. se resuelvan conflictos y se construya la autoridad. Por tomar un ejemplo. generando necesidades donde no las hay y provocando una sensación de permanente insatisfacción. pautan determinada forma de vestirnos. 33 . ya que suelen estar impregnados de la ideología dominante adultocentrista (macrosistema) y que efectivamente van a afectar directamente el desarrollo del/a niño/a. La importancia de estos exosistemas radica en las decisiones y modelos que se imparten desde ellos.

Factores de riesgo en los exosistemas: Principalmente el riesgo en los exosistemas son el grado de permeabilidad que tienen para con los factores de riesgo de los macrosistemas (ya contemplados más arriba). Todo lo que refuerce visiones que consideran al niño incapaz. víctima. no solo escuchándolos. sin criterio. no abonan a favor de su derecho a participar con personalidad propia. siguiendo la lógica del modelo ecológico. etcétera. incidirán positiva o negativamente en la emergencia y perpetuación de situaciones de maltrato a la infancia. en este sentido A. a que su opinión tenga peso social. 2003). Sigue siendo un déficit muy importante en los distintos exosistemas que inciden en la vida de niños y niñas la generación de verdaderos espacios para la participación. Si bien los discursos políticos actuales sobre infancia sostienen que la participación infantil es parte fundamental del proceso de construcción de la ciudadanía y de la consolidación de nuestras democracias. en la medida que se den los factores de protección en los macrosistemas. Lo mismo ocurre con relación a la evolución y consolidación del protagonismo infantil (Cussianovich. los exosistemas que inciden en el desarrollo de cada niño o niña mejorarán su capacidad protectora ante el maltrato. en la medida 34 . en el imaginario social. Es decir que en la mayor o menor medida que estos factores de riesgo en los macrosistemas afecten o condicionen la forma en que se desarrollan y desenvuelven los exosistemas. a ser escuchado”. también tomando en cuenta sus opiniones en todos los temas que les afecten y actuando en consecuencia. Ya mencionamos pero es preciso destacar el riesgo que implica la falta de participación ciudadana de niños y niñas en los exosistemas de manera de ejercer su derecho a opinar en aquellos asuntos que les afecten y a que sea respetada su opinión. 12 de la CDN) Dentro del modelo ecológico se sitúan también como exosistemas el Sistema Policial y Judicial que en sí mismos conllevan prácticas institucionales que responden a modelos normativos de tutelaje de larga tradición. Cussianovich (2002) insiste en que: “Es preciso contribuir a la vigencia del respeto al derecho a una imagen positiva de la infancia en la opinión pública.Uno de los riesgos que radica en los exosistemas es justamente la falta de participación de la infancia en la toma de las decisiones que surgen en estos ámbitos. (Art. Factores protectores en los exosistemas: Del mismo modo. dejando en evidencia muchas veces prácticas y resoluciones más respetuosas de los derechos de los padres (y madres) que el de hijos e hijas.

o al revés que desde la escuela no se tome la iniciativa de convocar a los padres. un entramado de mesosistemas que vinculan al niño/a y a su microsistema fundamental (relaciones dentro de su núcleo de convivencia). resulta ser un gran alivio. de involucrarlos en actividades de la escuela. El modelo de Bronfenbrenner sostiene que los mesosistemas son básicos para el desarrollo del/a niño/a. El apoyo coordinado por los miembros de una red disminuye el estrés y para una persona solicitar y recibir ayuda de su red cuando la movilidad individual no es suficiente. pudiendo potenciar o reducir el impacto del trabajo social. Que el/la niño/a vaya siempre solo/a (aún el primer día).que la infancia logre acceder con poder de decisión a los exosistemas que inciden directamente sobre él o ella. y es a partir de esta evaluación que se mide la riqueza de estos mesositemas. es decir la calidad de los vínculos entre los distintos espacios cotidianos del/a niño/a. A la unión interactiva de estos mesosistemas la denominamos red social. dan como resultado un mesosistema pobre que va a incidir desfavorablemente en el desarrollo de ese niño o esa niña. La calidad de estos mesositemas. e incluso de visitar el hogar del/a niño/a en determinadas situaciones particulares. Haremos 35 . El ejemplo que el citado autor da. Mesosistemas fluidos en un/a niño/a mejoran las posibilidades de detectar e intervenir frente a situaciones de violencia familiar y/o maltrato infantil e incluso frenarlas o prevenirlas. La importancia de la red social radica principalmente en la influencia que ejerce sobre los individuos y los vínculos que establecen entre sí. que los padres no asistan a reuniones en la escuela. cuyas influencias son mutuas y circulares. d) MESOSISTEMAS: Los mesosistemas estarían dados por aquellas conexiones existentes entre los distintos ámbitos donde niños y niñas transitan su vida cotidiana. con el entorno que los rodea. cuando no existen mesosistemas o presentan baja calidad. El modelo ecológico de desarrollo humano que estamos utilizando justamente presenta al individuo y su medio como partes de un sistema de red. que no vayan a las celebraciones. La cual constituye entonces. Sentirse parte de un tejido social da una gran seguridad en tiempos de crisis. Deben tomarse conjuntamente el número de conexiones que existen en cantidad y en calidad. es referente a la conexión entre los padres y la escuela. En caso contrario. la activación de la red social es imprescindible para una intervención adecuada frente a una situación de malos tratos. actúa tanto como factor de riesgo si es mala como factor protector si es buena frente al maltrato infantil. dichos exosistemas mejorarán su rol protector.

construye y potencia en él o ella el sentimiento de pertenencia al lugar y al conjunto de la sociedad. a la vez que brindan un marco de regulación y seguridad para evitar el maltrato o garantizar una intervención exitosa en caso de darse. sino también como recursos eficaces que contribuyan a la apropiación de los bienes materiales y culturales de su tiempo. 36 . 1976) Las instituciones educativas. que pueda brindar a la familia la red social de servicios en caso de existir en el barrio o comunidad. (Garbarino y Bronfenbrenner. ♦ Escasa o nula conexión entre los distintos ámbitos cotidianos del niño o de la niña. recreativas vinculadas a la infancia están llamadas a cumplir un rol protagónico como factores de protección en materia de prevención primaria y secundaria lo cual desarrollaremos en el siguiente capítulo. El enriquecimiento de los mesosistemas de un niño o una niña dado por el fomento de la circulación de los adultos o pares por todos aquellos espacios donde se da la vida cotidiana del niño o la niña. ♦ Baja o nula participación del niño o la niña en ámbitos extra familiares. Factores de riesgo en los mesosistemas: ♦ Inexistencia de ámbitos socialización extra familiares en determinada comunidad o barrio. deportivas.referencia a este tema con mayor profundidad enseguida cuando describamos los factores protectores dentro de los mesosistemas. como se le denomina desde la ecología al ambiente en el que se desarrollan los individuos. en el nicho ecológico. culturales. generándole confianza en sí mismo/a y alta autoestima que le facilita el pedir ayuda. de salud. Brindando apoyo no solo frente a acontecimientos vitales estresantes como podría ser una situación misma de maltrato. Factores protectores en los mesosistemas: Situamos aquí al apoyo social efectivo. La satisfacción plena de las necesidades básicas es un factor altísimo de prevención del maltrato infantil.

Podría afirmarse que ésta sería una explicación posible de que muchas veces observamos grupos de hermanos/as que reaccionan en forma dispar frente a situaciones de malos tratos similares. Desde la acción. primordialmente mediante el mecanismo de crear nuevos marcos de referencia. se convertían en adultos felices y competentes socialmente. 19 y 39 de la CDN) Para poder efectivizar esto las instituciones de socialización secundaria vienen a jugar un rol importantísimo. Si bien la definición de resiliencia aplicada a los procesos humanos no es tan mecánica como en la física. como sociedad tenemos el imperativo moral y jurídico de brindar asistencia adecuada a aquellas personas que sufren distintas formas de maltrato y que solas no logran reponerse de este tipo de situaciones. Todo niño o niña como seres humanos conllevan la capacidad de ser resilientes. concepto muy conocido en las ciencias físicas. como actores integrados a la red social desde las cuales se pueden emprender acciones preventivas en diferentes niveles y las cuales veremos a continuación. aunque no todos/as logran desarrollarla por sí mismos/as ya que esto no se da espontáneamente y también depende de la interacción con el entorno. donde algunos de ellos/as a pesar de las circunstancias difíciles. la resiliencia tendría dos componentes (Gardinier. a pesar de las circunstancias desfavorables. fue aplicado a las ciencias humanas por primera vez por Emy Werner (1982) observando como se daba el desarrollo de niños/as pertenecientes a familias con problemas en Hawai. 1994): Ø capacidad de resistencia frente a la destrucción en situaciones difíciles. 37 . y Ø capacidad de construir una vida positiva. CONCEPTO DE RESILIENCIA: La resiliencia. Igualmente a pesar de la capacidad de ser resilientes que a muchos niños y niñas les permite superar el maltrato. (Arts. confiando en la capacidad latente de superar situaciones traumatizantes. podemos decir que sería la habilidad que cada persona puede desarrollar para influir en su propio destino. Y es por ello además que si bien el maltrato infantil es un fenómeno social de gran extensión y de larga data en la historia de nuestra sociedad. muchas veces las personas logran sobreponerse por sí mismas a estas circunstancias de crianza desfavorables y construir un proyecto personal de vida con felicidad.Premisas básicas para el abordaje del maltrato infantil.

Desde las instituciones de socialización secundaria se pueden implementar acciones que aunque no se relacionen directamente con el maltrato infantil lograran tener un efecto preventivo.Poder exigirse y ponerse a prueba en tareas progresivamente más exigentes.Fijar un límite entre uno mismo y el medio-problema. “El concepto de resiliencia implica fortalecer factores o condiciones positivas para lograr el desarrollo humano” (Suárez Ojeda.Poder encontrar lo cómico en la tragedia. habilidad de poder reírnos de nosotros mismos. ♦ HUMOR .Capacidad de extraer belleza.Hábito de preguntarse a sí mismo y darse la respuesta honesta.Habilidad para establecer lazos de intimidad con otra gente. pluralidad. ♦ INDEPENDENCIA . sin caer en aislamiento. niñas y sus familias. ♦ MORALIDAD . ♦ INICIATIVA . orden. PREVENCION SECUNDARIA: Las instituciones y quienes trabajan en ellas son parte importante en la vida cotidiana de los niños/as constituyéndose en referentes estables para ellos/as y sus familias.PREVENCION PRIMARIA: La prevención primaria implica realizar acciones tendientes a apoyar aquellos/as niños/as y sus familias que por distintas condiciones pueden estar en situación de riesgo de desarrollar conductas de maltrato hacia sus hijos/as. siendo por lo tanto una herramienta de trabajo útil para utilizar con niños. 1995) Es esencial el conocimiento de los factores que contribuyen a la resiliencia y que pueden ser empleados en una intervención social y educativa para potenciarla. 38 . Los pilares esenciales de la resiliencia y que deben estimularse para potenciarla son: ♦ PERSPICACIA . Promover la resiliencia en las personas y en la comunidad puede ser una forma. Balancear las propias necesidades de simpatía y aptitud para ponerse en el lugar del otro (empatía).Capacidad de comprometerse con valores ♦ CREATIVIDAD . Capacidad de mantener la distancia emocional y física necesaria. ♦ CAPACIDAD DE RELACIONARSE . a partir de las propias experiencias adversas y del caos.

esto lo hace porque una parte muy sana de sí pide que se abra hacia afuera. cuando se trata de situaciones de abuso sexual. Seguramente muchos indicadores de los que hemos visto estén presentes en varios/as niños/as con los/as que nos relacionamos diariamente y en sus familias. que todo siguió igual o peor. Siempre se debe actuar planificadamente.por lo cual éstos ámbitos se tornan privilegiados para acciones de prevención secundaria. sin 39 . garantiza mayor éxito frente a una acción impulsiva y ansiosa. Frente a una situación de riesgo. es necesario reconocer frente a estas situaciones nuestras propias limitaciones y saber que lo podemos ayudar dentro de ciertas posibilidades. que en la relación de confianza y afecto que generan con el/la educador/a trasladan situaciones que están viviendo. de ahí nuestra recomendación a reflexionar y sopesar diferentes estrategias previo a intervenir. entendiendo por esta a la detección e intervención en situaciones de maltrato infantil. Asimismo. Hemos constatado en niños de mediana edad escolar que la mayoría de las veces han sobrevivido al maltrato por años. Dado los niveles de confianza y atención que se establecen con los/as niños/as y en menor o mayor medida con los adultos. se suscitan en cada uno de nosotros emociones y reacciones muy intensas que hacen imprescindible una especial atención a este tema. Esto nos evitará (solo en cierta medida) frustraciones y cargas emocionales injustas y muy difíciles de sobrellevar. Lo mismo sucede con muchos/as niños/as. La gravedad a valorar para actuar de emergencia debe ser el riesgo de vida y daños irreversibles. Cuando un/a niño/a o adolescente expresa el vivir una situación de sometimiento. ya sea por sospecha o revelación del maltrato. Tanto para impedirlo como para disminuir el daño. consultando de ser posible a personas o servicios con experiencia en la temática. previendo las consecuencias inmediatas y posteriores que puede acarrearle al/la niño/a. Obviamente nos motiva el proteger a ese/a niño/a tan cercano/a. Es frecuente que una madre se acerque a la escuela o el centro infantil para pedir ayuda y revele una situación de violencia domestica. Es frecuente que muchas personas después de actuar sientan impotencia y dolor frente a una intervención. Saber que podemos hacer y hasta donde. posibles situaciones de maltrato. Muchos trasladan que no sucedió nada. logrando que los niños y las niñas afectados/as por este problema reciban la atención adecuada a la que tienen derecho. esto implica buscar el alivio de la tensión que el hecho le provoca. Una primera intervención adecuada. podemos sentir la necesidad imperiosa de actuar ya. les permite a las personas que trabajan en estas instituciones inferir a través de conductas o de relatos.

sin pedirle detalles ni hacer comentarios que lo/a hagan sentirse culpable. es importante buscar un espacio adecuado para escucharlo/a y poder conversar sin interrupciones. Debemos permitir que responda libremente. Los/as niños/as suelen prestar mucha atención a los gestos y una actitud así podría llevarlo/a a callar. que piensa que podemos hacer. No nos olvidemos que somos a quien el o ella a elegido para depositar su confianza y pedir ayuda. incómodos o desbordados. hasta que ayudemos a que clarifique qué es lo que los hace sentir diferentes. Enseguida comunicar el abuso a los padres o al menos a algún referente familiar cercano. debemos escucharlo/a. En caso de que no comprendamos claramente la situación. Siempre debemos hacerlo/a sentir orgulloso/a y valeroso/a por haberlo dicho. creerle y actuar en consecuencia. Al hacer preguntas. que desea y preguntarle si tiene miedo. Por lo tanto necesita de nuestra apertura sin juicios sobre el agresor. a que y a quien si responde afirmativamente. Si sospechamos que algo le sucede podemos preguntarle directamente e invitarlo/a a conversar sobre ello. Al tener la charla recordemos que para el/la niño/a el que lo escuchemos es muy importante. Primariamente siempre exceptuando al supuesto abusador. Escucharlo/a calmadamente. podremos trabajar con el/ella la mentira. sin interrumpirlo/a. Si por alguna razón más adelante su relato no es verdad. Cuando estamos escuchando o percibiendo conductas que nos dicen que el abuso ocurrió. es dejarle claro al abusador que sabemos o sospechamos lo que esta ocurriendo. Si un/a niño/a nos habla de una situación de maltrato sea cual sea. ya que hay veces que la única alternativa protectora con el/la niño/a. 40 . Al encontrarnos frente a la sospecha de una situación cualquiera de maltrato o si el/la niño/a nos cuenta lo que le sucede. Pensemos que sucedería dentro de ese/a niño o niña si no le creemos o desestimamos el riesgo de lo que nos cuenta y efectivamente el maltrato existe. tenemos que recordar que el niño/a todavía está dentro de la relación de poder o sometimiento y que no tiene todavía la capacidad de separarse de la situación. atendiendo que nuestros gestos no develen desagrado o alarma. debemos de decírselo con franqueza para que nos explique con más claridad. porque puede que todavía no sienta esta relación como conflicto explícito. debemos respetar si expresa su negativa a hacerlo y dejar abierta la posibilidad a que lo haga en otro momento si lo desea. estas deben estar dirigidas a como se siente.necesariamente llamarlo queja.

haciendo juicios de valor fuera de lugar. Demostrarle con hechos que no seremos cómplices del secreto. 19. Toda sospecha de malostratos o situación de violencia conyugal en la que un/a niño/a se encuentra en situación de riesgo amerita elaborar la estrategia de intervención y derivación conjuntamente entre la institución que deriva y el servicio al cual es referido para su atención. evitando siempre caer en generalizaciones culpabilizantes y ampliar la información con diferentes interlocutores. ha predominado históricamente desde su reconocimiento como fenómeno social sobre la perspectiva de la rehabilitación. numeral 2) De no poner distancia frente a lo que nos narren. Es positivo aclararle que no es su culpa. En casos de abuso sexual. Puede que este momento no se vuelva a repetir. cuando un niño o una niña necesite hablar. no nos apresuremos ni saquemos nuestras conclusiones. El involucramiento de referentes adultos del/la niño/a para resolver el problema debería ser progresivo en el aumento de la coerción. de su mundo de emociones y su dolor.Dejemos que el o ella cuente lo que necesita. preguntas que no corresponden y toma de decisiones apresuradas. (CDN. no permitiendo una escucha respetuosa y comprometida. seguramente nuestra actuación no será del todo adecuada y efectiva. Hay que ser respetuosos de la información que nos brinda el/la niño/a. Ir desde la persuasión a la intimación. En estos casos la respuesta rápida y eficaz es fundamental. Confidencialmente podemos compartirla con nuestro equipo de trabajo o la dirección del centro y así poder referir la situación detectada a aquellos servicios que se especializan en el abordaje de la temática como ámbitos de denuncia o de tratamiento según el caso en cuestión. que lo vamos a ayudar y a proteger dentro de nuestras posibilidades y que juntos trataremos de encontrar una salida a la situación. sin dilatarlo en el tiempo tendremos que crear un clima de intimidad y receptividad. de su privacidad. el niño o la niña nos dirá lo que considera importante para que podamos comprenderlo/a. Lo más importante es el compromiso real con el o ella y su situación. pues si no para él/ella seremos un adulto más que lo/la traicione. Nuestro marco ético y político de actuación es la CDN y establece claramente el derecho de recibir asistencia en situaciones de malostratos tanto el niño como el adulto que lo cuida. No olvidemos que la construcción punitiva del maltrato. Es necesario transmitir confianza y seguridad. 41 . Enfatizar en que podrá salir adelante. y esto a permeado también en la actitud de las personas frente a los adultos que ejercen el maltrato. Art. Para el niño o la niña su familia es importante aunque le produzcan experiencias angustiantes y debemos actuar con respeto a los sentimientos del/la niño/a.

aún cuando sugerimos denunciar. En estos casos la judicialización del hecho a veces no hay forma de evitarla. hacer una transacción con la realidad. En los casos de maltrato debemos ver con el niño o la niña. El dar ese paso. 42 . El asesoramiento legal en estos casos es necesario. y es ese primer momento el que hay que aprovechar para lograr el contexto de protección del niño o la niña. tomar medidas de protección para la víctima coordinando con recursos sociales disponibles.Denunciar un delito es una responsabilidad ética. Sí es imprescindible. El aspecto legal: Específicamente no existe mayor diferencia entre una intervención judicial en maltrato y una en abuso sexual. ósea que es lo que puede pasar. ¿Por qué se sugiere siempre denunciar cuando se han agotado los mecanismos de persuasión? Porque en muchos casos permite al abusador o al maltratador que se resiste a aceptar lo que ocurre. o sea para no generar expectativas en instancias que después se frustran y hacen fracasar el proceso terapéutico. Debemos plantearnos trabajar con contextos. ante el conocimiento de una situación de lesiones físicas o de abuso sexual. como también poder valorar esta alternativa con algún referente familiar adulto que actúe como factor protector. nos debemos un proceso de transformación cultural. la viabilidad que puede tener después. donde el primer objetivo sea trabajar apuntando a crear un contexto de seguridad para el/la niño/a. de cambio de mentalidad ya que no es solamente un problema de leyes como ya lo vimos al analizar los macrosistemas. el paso de la denuncia. más que lo que se quiera hacer visible. deben valorarse los elementos que se traen para ver si es viable o no es viable. Volviendo al principio no podemos comprometer el trabajo que se pueda hacer con el/la niño/a quedándonos embretados en esas dificultades legales. Y posteriormente un contexto que garantice la rehabilitación del adulto responsable y de la asistencia técnica adecuada a quien sufre las consecuencias del maltrato. explicándole el funcionamiento del sistema. Las dificultades para probar un maltrato son muchas. al menos en un primer momento. en caso de que su edad lo permita. su consentimiento a denunciar penalmente el hecho cuando no hay una respuesta positiva de los adultos responsables. implica que la persona tenga bien claro. moral y jurídica. y estar también para contener después frente a la posible frustración.

y que facilite la investigación. Si se va a denunciar de modo verbal la obligación que tiene quien la recibe es transcribirla por escrito y el denunciante firmarla. Si se lleva personalmente para que pase a juez le van a exigir a la persona la firma de un abogado. y sacar una copia la cual se selle. En la práctica se toma como una queja. ordenado y encadenado. que de hecho como que ya no existe. ésta tiene que inducir un modo de ver el problema. si se tiene firma letrada mejor. Una denuncia de maltrato o abuso provoca la detención y allí hay solamente una tregua temporal finita. La magistratura está cargada de perjuicios. se puede apartar al niño del abusador. como cese de la situación. y al estar detenido ya se está obligando a aportar la prueba en 48 horas. pero es importante saberlo. firmada por un abogado. porque está incidiendo en la resolución de la situación del maltrato. No hay que hacer una panacea de la intervención policial o de una denuncia escrita judicial. donde los/as niños/as se salen del foco de atención. En una comisaría cualquiera lo mejor es llevarla escrita y firmada por un abogado. En las comisarías tienen la orden de no interrogar a los niños. de esa forma se lleva el control del día en que entró. o sea generalmente cuando las situaciones detonan o cuando emergen y se hace visible en el medio de un conflicto entre adultos que está pendiente de resolverse en el ámbito judicial. es lo que se llama la queja. Pero se puede hacer cesar la situación de otra manera.¿Qué diferencia hay entre una denuncia escrita y una denuncia oral? Aquí estamos frente a lo que es el deber ser y lo que es el ser. que la lleven ya escrita. eso es un perjuicio tremendo. crear el contexto que lo sostenga mientras se recaban las pruebas. No hay un impedimento legal. y esto lo debemos tener muy presente. en el relato lógico de los hechos. por eso el consejo es siempre que la denuncia vaya escrita. Entonces eso constituye una denuncia. cronológico. 43 . por lo que hay que ser muy cuidadoso al elaborar la denuncia. A la tan mentada denuncia oral. y lamentablemente a veces son confirmados. Si se está denunciando un abuso sexual al abusador se lo va a detener. y pasa de inmediato a juez. donde se proponga una manera de ver las cosas.

más graves serán sus consecuencias. ◊ Nos pueden ayudar frente a la incertidumbre de no saber como actuar y/o a quedarnos paralizados/as por ello. ◊ La construcción de una red social pertinente que coordine la forma de abordaje actúa como sostén de quien es víctima de una situación de maltrato y también de aquellos que lo detectan e intervienen. ◊ Los/as niños/as son personas con derechos y que por su grado de vulnerabilidad debemos cuidar y velar por que éstos sean respetados. el castigo físico y el abuso sexual son delitos. ________________________________________________________________ 44 . ◊ Cuanto más tiempo se prolongue la situación de maltrato o abuso.Debemos recordar que: ◊ Las únicas normas válidas de cuidado y educación son aquellas que consideran el bienestar de la infancia. ◊ El abandono. ◊ Existe una red de instituciones públicas y privadas que cuentan con recursos y herramientas para abordar estas situaciones. ◊ No estamos solos frente a esta problemática. de ello depende su adecuado desarrollo.

Gránica. 1999. Banda Oriental.“The traumatic impact of child sexual abuse: conceptualization”. 1997. . Convenio “Asociación Afecto” y “Save the Children”.. As. G. Intebi. P. Ed. y Zigler.“Research on parental-child relations and social policy: Who needs Whom?”. 1985.“Manual Básico para el Diagnóstico y Tratamiento del Maltrato Infantil”.. 1994. Bs. Paidos.. N°57. USA.“Children and Adolescents who kill”. . Norton. 1997. USA. y Curran.“A look at child sexual abuse”. F. Ediciones Morata S.“Familia y Resiliencia del Niño”. I. Madrid. Barrán.“Abuso sexual de niños”. 1999. . en: La infancia en el mundo. R. H. 1979. Ed. Montevideo. Barcelona. Dolto. 5.“Porque las familias abusan de sus hijos”. Buenos Aires. Batres Méndez.1996 Garbarino. 1995. As. y Grillo Rivera. E. J. Montevideo. Paper presented al the Symposium on ParentChild Relations: Thoretical. Kempe R. P. University of Trier. Montevideo. Press. Banda Oriental. 1994. De Mause. y Bronfenbrenner. 1994.“Abuso sexual infantil en las Mejores Familias”. F. en: American Journal of Orthopsychiatry. .“Violencia familiar: una mirada interdisciplinaria sobre un grave problema social”. y Browne A. Corsi. 1963. S. U. – “La causa de los niños”. Ed. Paidos. 1988.BIBLIOGRAFÍA • • • • • • • • • • • • • • • • • Baratta. . Granica. Piados. Espacio Editorial.“Niños maltratados”. en: Criminal Psicologist. vol.“Chilhood and society”.“Medicina y sociedad en el Uruguay del Novecientos. y Kempe C. 1989. A. 1994. . Tomo I “El poder de curar”. M. As. Ed. Finkelhor D. Madrid.“Historia de la infancia”. J. • • • • • 45 . San José. S. J.“Manual de Contenidos y Violencia de Abuso contra Personas Menores de Edad”. Methodological. West Germany. Gaser. Bender. . – “Manual para el Tratamiento Grupal del Incesto y Abuso Sexual Infantil”. J. Bs. . . D. . Editado por BICE. . L. MA: Harvard University Press. Tomo III “La invención del cuerpo”. I. PANIAMOR. . en: La infancia en el mundo. Ed. 1994. Chicago.“Medicina y Sociedad en el Uruguay del Novecientos. Barcelona. Vol. . Ed. Bs. Erikson. San José. Barrán. M. and Practical Implications. 55. editores: Brenes Rosales. U. NCPCA. Bronfenbrenner.R. J. Fundación . Ed. 1994. BICE . Bogota.“Do abused children become abusive adults”. E. Conte. Nº 3. 1976. Costa Rica. Garbarino. 1997. . J.. .A. J. 1994. Cambridge. Costa Rica. 1998. y Frosh. – “The ecology of human development”. Gardinier. Kaufman. Alianza Editorial. – “El icono dañado: una imagen para nuestro tiempo”. en: American Journal of Orthopsychiatry. Nº 4. Ll. Cuadros. 1940. editado por BICE. Montevideo..“El Derecho y los chicos”. . USA.

1975.Predictors of child abuse in martially violent families. 1985. . M. Ed. L. y Vassalli. G. Buenos Aires.“El filicidio: la agresión contra el hijo”. 1995. USA. ED.“Violence in our society” . Perrone. Milan. Barcelona 1988. Malacrea. M. 1998.“Segreti di famiglia”. . Ed. A. en: American Journal of Orthopsychiatry.C. Seng. J.“Child sexual abuse and adolescent prostitution: A comparative analysis”. E. 46 . 1992. 1970.“The role of material factors in child abuse and neglect”. . Restrepo. 1999.“El derecho a la ternura”. 1997. E. . 1963. Schaverstein. Pelton. . 1983. Guilford Press. Ed. – “Vulnerable but invincible”. – “The Ego and integration of violence in homicidal youth”. . . 7. Ed. Vygotsky. un abordaje sistémico y comunicacional”. Barcelona. .“Biopsychosocial characteristics of children who later murder: A prospective study”. Montevideo. Bs. Piados. L. en: American Journal of Psychiatry. Argentina.“Historias infames: los malos tratos en las relaciones”.“El niño y el mundo externo”. USA.“La inteligencia social de las organizaciones”. . Lumen. 1982. 1997. . Ed. USA.“Violencia y abusos sexuales en la familia. Alice. M. C. “Por tu propio bien”. de UNICEF en Uruguay. 1989.“Maltrato y abandono en la infancia”. B. Miller. Werner.“El concepto de resiliencia comunitaria desde la perspectiva de la promoción de salud”. E. Argentina. N. McGraw-Hill. Ediciones B Argentina. R. En: Protecting children from abuse and neglect. Paidós-Pomaire. 1995. Enrique. Raffaello Cortin Editore. Rascovsky. Anagrama. La pléyade. Tuquets. D. L. C. Ed. Ediciones Martínez Roca. Steele. 1998. Montevideo. OMS. O. en: Child Abuse and Neglect. “La tiza y el sable”. C. Paidos. N°10. Summit. Vol.H. As. Of. Doble Clic Editoras. 1977. Buenos Aires. . Barcelona. Piados. Fin de Siglo. . O’keefe. D. .. NY. C. Bs. As. M. L. y colaboradores. . . en: Adolescence. 2003.• • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • • King. A. 2003. Winnicot. Ed. – “La era del vacío”. Martínez Roig. 1994. . Suárez Ojeda.. Ravazzola. y Nannini. Ed. 1990.S. y de Paul Ochotorena. Ed. Rozansky. Pergamon Press Ltd. UNICEF – “Convención sobre los Derechos del Niño”.. Ed. W. M. Mendez Vives. Lipovetsky. 1993.“Pensamiento y lenguaje”. USA. The Pharos of Alpha Omega Alpha. Montevideo. En: Journal of Interpersonal Violence. J. 1981. Lewis. A. R. – “Abuso Sexual Infantil: ¿Denunciar o silenciar?. NY.“EL síndrome de adaptación al abuso sexual de niños”.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful