Un mensaje de inspiración.

A lo largo de milenios, a la raza humana en la Tierra se le han vendado los ojos del corazón. Ha sido manipulada incansablemente para alimentar una ilusión que ha llegado a convertirse en realidad, para las mentes de aquellos que la han generado y de quienes la viven. El comprender que cada una de las personas que habitan la Tierra está viviendo una "ilusión", es una bomba nuclear para las estrechas mentes de muchos, sobretodo de aquellos que han absorbido por completo todas las mentiras que han sido contadas desde tiempos remotos. Tales mentiras dejaron de ser mitos para volverse una realidad. Una realidad compartida por los habitantes de la Tierra. Una realidad que los mismos habitantes de la Tierra han alimentado. ¿Pero cómo no hacerlo si en su mayoría han sido engañados ocultándoles la verdad, no dejando que sus mentes conozcan algo que no saben que está ahí? Cada uno de ustedes tiene un potencial único e incomparable, ustedes son dioses; con tal capacidad de creación que esto que están viviendo existe bajo sus propios conceptos, que esto que están viviendo tiene vida misma y se mueve. Su energía es tan invaluable, que quienes les han hecho creer todas estas mentiras, necesitan de ella para mantener su poder. Hay muchos seres humanos bondadosos, generosos y nobles en este mundo, que desconocen por completo lo que está sucediendo. Hay más personas de buena voluntad en esta Tierra que quienes han intervenido de manera cobarde en su desarrollo. Es por eso que siempre han tratado de controlar a las masas, y no a unos cuantos. A estas alturas, muchos de ustedes ya conocen parte de la verdad y conocen parte de lo que los hace seres únicos, importantes y valiosos. Quienes por su propia decisión se han permitido la oportunidad de conocer más de sí mismos y de lo complejo que es eso que llaman realidad, tienen también la oportunidad de convertirse en líderes; en líderes para sí mismos, antes de ser líderes para alguien más.

“La esencia de la grandeza radica en la capacidad de la realización personal propia en circunstancias en las que otros optan por la locura” Dr. Wayne W. Dyer

Aquellos que han adquirido tales conocimientos, son responsables ahora de su propia creación. Son responsables de lo que puedan sentir, pensar, decir y hacer, de manera que ya no existen excusas para no poder generar un cambio. No importa a qué nivel de conciencia se encuentren con respecto a tales conocimientos, lo que importa es lo que hacen con lo que se les ha entregado. ¿Cuántos de ustedes realmente toman acciones con lo que han aprendido? ¿Cuántos de ustedes realmente después de conocer parte de la verdad emprenden un camino a favor de su vida personal, de su familia y de quienes les rodean? Cualquiera de ustedes podría ser una biblioteca ambulante o un erudito en potencia. ¿Pero de qué sirve tanto conocimiento si aquello que han leído, han conocido y han aprendido lo dejan de lado para continuar sus absurdas vidas? Muchos de aquellos que han recibido tales enseñanzas, se siguen quejando por lo que pasa en el mundo exterior, cuando su mirada debiera de permanecer hacia su interior hasta que tengan pleno conocimiento de quiénes son realmente. Es cierto, hay fuerzas externas haciendo de su mundo un lugar complicado donde vivir y desarrollarse. Les han entregado el conocimiento falso de que lo único que importa es la materia; lo que es tangible y perceptible con los sentidos más limitados del cuerpo. Los han distraído a tal grado que pareciera que es más importante lo que pasa en el mundo exterior que lo que pasa en el interior de cada uno de ustedes. Les han engañado incesantemente acerca de la esencia que ustedes mismos poseen, y les han hecho creer que esa esencia vive fuera y lejos de ustedes, separados de una divinidad que solamente podrían conseguir con una vida religiosa. Esas son patrañas y sin embargo ustedes lo han querido creer. No se trata de culpar a alguien por el “desorden” que existe en su mundo, pero se debe de reconocer que ustedes mismos son parte activa de que se haya generado y de que siga existiendo hasta el momento. Tal vez no lo recuerden, pero hace miles de años, muchos de los que están ahora mismo habitando este planeta evadieron un “pacto”, no con fuerzas benevolentes de allá afuera ni con nosotros, sino con su propio Dios interno. Eso le permitió a quienes los tienen subyugados, entrar en la Tierra en medio de elogios y veneraciones, como si fueran dioses. Fueron ustedes mismos quienes entregaron su poder a ellos ¡Y he aquí el mundo en el que viven ahora! Pero ese ya no es el tema, el tema ahora mismo es que ustedes recuerden quiénes son y de dónde vienen. Lo importante aquí es que ustedes reconozcan la luz que vive, respira y evoluciona dentro de ustedes. No importa la apariencia que tengan, no importan su aspecto físico, su color, su raza, su nacionalidad, ustedes son lo que son aunque no lo han sabido ni querido reconocer: ¡ustedes son dioses en potencia! Esa es la verdad que aquellos en la cumbre del poder político y planetario no les han querido contar. Esa verdad nunca ha sido suprimida, pues ha sido custodiada por seres y guardianes de civilizaciones antiguas. La élite solamente se apoderó de un fragmento de aquel conocimiento antiguo y creyeron absurdamente que lo habían suprimido todo tras la conquista de las tierras que celosamente guardaron por muchísimos años ese conocimiento. Hoy en día es por eso que tal conocimiento es mayormente conocido, todo mundo aparentemente habla de él, pero solamente unos cuantos han sabido reconocerlo, aceptarlo y utilizarlo para hacer de sus vidas una faceta real de libertad, felicidad y evolución dentro de sus jornadas galácticas.

“La esencia de la grandeza radica en la capacidad de la realización personal propia en circunstancias en las que otros optan por la locura” Dr. Wayne W. Dyer

Aquellos quienes les han mentido a ustedes han hecho lo imposible, desesperadamente, para que ustedes se mantengan distraídos en un sueño, en una ilusión. Lo hacen porque tienen un pavor infinito a perder aquello que han conseguido con la energía que ustedes mismos les han provisto. Sin embargo, es un hecho que no lo han logrado del todo y están tan obsesionados con su poder, que ahora han perdido las riendas del juego y las quieren recuperar a base de inculcar más miedo, de decir más mentiras y de distraer más sus mentes y su propósito. Los frentes de esta lucha deben de ser guiados en base al amor y el respeto por cada uno de ustedes. Ustedes nacieron con el derecho a ser libres y felices completamente, y de hecho lo son. Solamente falta que ustedes reclamen lo que les corresponde. Tengan en cuenta que las armas y los enfrentamientos solamente alimentarán más el poder de ellos. Tecnológicamente, ustedes no pueden hacer nada por sus propias manos; pero desde el alma poseen una fuerza más grande que todos los ejércitos del cosmos unidos, y eso se llama AMOR. Esa fuerza que mantiene todo en movimiento y en evolución, vive en ustedes. El AMOR es más que esas efímeras experiencias emocionales entre las relaciones humanas, es un estado de conciencia donde no se etiqueta, no se juzga y se vive feliz. Su mundo está inmerso en una dualidad que pueden ver a diario en ustedes mismos, y el único camino que lleva al equilibrio es el amor, amor a ustedes mismos. Si se aman a ustedes mismos entenderán que el amor existe en todo y serán capaces de honrar ese amor en todo lo que les rodea. Con mis más sinceros deseos de luz y amor, los amo, y tengo fe en que cada uno de ustedes encontrará dentro de sí mismo, lo que han buscado por milenios allá afuera. No se rindan, esto es apenas el comienzo y recuerden que jamás han estado solos, siempre han vivido con Dios en sus corazones. Carlos del Ángel Ildjrain Antar-Shikan

“La esencia de la grandeza radica en la capacidad de la realización personal propia en circunstancias en las que otros optan por la locura” Dr. Wayne W. Dyer

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful