Está en la página 1de 168

Cuadernos del Centro de Estudios en Universidad de Palermo

Diseño y Comunicación
Universidad de Palermo. Rector
Facultad de Diseño y Comunicación. Ricardo Popovsky
Centro de Estudios en Diseño y Comunicación.
Mario Bravo 1050. C1175ABT. Facultad de Diseño y Comunicación
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. Decano
www.palermo.edu Oscar Echevarría
centrodedocumentacion@palermo.edu
Secretario Académico
Director Jorge Gaitto
Oscar Echevarría

Editora
Fabiola Knop

Coordinación del presente Cuaderno nº 35


Paola Lattuada

Comité Editorial
Débora Belmes. Universidad de Buenos Aires. Argentina.
Raúl Castro. Universidad de Palermo. Argentina.
Allan Castelnuovo. Market Research Society. Londres.
Reino Unido.
Michael Dinwiddie. New York University. EE.UU.
Marcelo Ghio. Universidad de Palermo. Argentina.
Andrea Noble. University of Durham. Reino Unido.
Joanna Page. Cambridge University, CLAS. Reino Unido.
Hugo Pardo. Universidad Autónoma de Barcelona. España.
Ernesto Pesci Gaytán. Universidad Autónoma de
Zacatecas. México.
Daissy Piccinni. Universidad de San Pablo. Brasil.
Fernando Rolando. Universidad de Palermo. Argentina.
Rodolfo Sánchez. Universidad de Buenos Aires. Argentina.
Viviana Suárez. Universidad de Buenos Aires. Argentina.
Gustavo Valdés. Universidad de Palermo. Argentina.

Comité de Arbitraje
José María Doldan. Universidad de Palermo. Argentina.
Roxana Garbarini. Centro Analisi Sociale. Italia.
Sebastián Guerrini. Universidad de Kent, Canterbury.
Reino Unido.
Joel Olivares Ruiz. Escuela Gestalt de Diseño, México. El Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la
República Argentina, con la resolución Nº 2385/05 in-
Textos en inglés
corporó al Núcleo Básico de Publicaciones Periódicas
Marisa Cuervo
Científicas y Tecnológicas –en la categoría Ciencias
Sociales y Humanidades– la serie Cuadernos del Cen-
Textos en portugués
tro de Estudios en Diseño y Comunicación [Ensayos].
Mercedes Massafra
Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad
de Palermo.
Diseño
Guadalupe Sala
Francisca Simonetti
Constanza Togni

1º Edición. La publicación Cuadernos del Centro de Estudios en


Cantidad de ejemplares: 300 Diseño y Comunicación [Ensayos] (ISSN 1668-0227)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. está incluida en el Directorio y Catálogo de Latindex
Marzo 2011.

Impresión: Imprenta Kurz. Prohibida la reproducción total o parcial de imágenes


Australia 2320. (C1296ABB) Ciudad Autónoma y textos. El contenido de los artículos es de absoluta
de Buenos Aires, Argentina. responsabilidad de los autores.
ISSN 1668-0227
ISSN 1668-0227

Cuaderno 35
Año 11
Número 35
Marzo
2011

Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación [Ensayos]

Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas


que certezas?

Paola Lattuada: Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que


certezas? | Fernando Arango: Comunicaciones corporativas | Damián
Martínez Lahitou: Brand PR: comunicaciones de marca | Manuel Monta-
ner Rodríguez: La gestión de las PR a través de Twitter | Orlando Daniel
Di Pino: Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido! | Lucas Lanza
y Natalia Fidel: Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos |
Daniel Néstor Yasky: Los públicos de las comunicaciones financieras.
Investor relations & financial communications | Andrea Paula Lojo: Los
públicos internos en la construcción de la imagen corporativa | Marisa
Cuervo: Comunicación Interna y formación profesional | Gustavo Adrián
Pedace: Las Relaciones Públicas y la mentira: ¿inseparables? | Gabriel
Pablo Stortini: La ética en las Relaciones Públicas | Gerardo Sanguine:
Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas | Paola
Lattuada: Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido
con otros | Adriana Lauro: RSE - Comunicación para el Desarrollo Sos-
tenible en una empresa de servicio básico y social: Caso Aysa.

Centro de Estudios en Diseño y Comunicación.


Facultad de Diseño y Comunicación.
Universidad de Palermo. Buenos Aires.
Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos], es una línea de pu-
blicación cuatrimestral del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación de la Facultad de
Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. Los Cuadernos reúnen papers e informes
de investigación sobre tendencias de la práctica profesional, problemáticas de los medios de
comunicación, nuevas tecnologías y enfoques epistemológicos de los campos del Diseño y la
Comunicación. Los ensayos son aprobados en el proceso de referato realizado por el Comité de
Arbitraje de la publicación.

Los estudios publicados están centrados en líneas de investigación que orientan las acciones del
Centro de Estudios: 1. Empresas, 2. Marcas, 3. Medios, 4. Nuevas Tecnologías, 5. Nuevos Pro-
fesionales, 6. Objetos, Espacios e Imágenes, 7. Recursos para el Aprendizaje y 8. Relevamiento
Terminológico e Institucional.

El Centro de Estudios en Diseño y Comunicación recepciona colaboraciones para ser publicadas


en los Cuadernos del Centro de Estudios [Ensayos]. Las instrucciones para la presentación de
los originales se encuentran disponibles en: www.palermo.edu/facultades_escuelas/dyc/docu-
mentacion/instrucciones.htm
Cuadernos del Centro de Estudios en
Diseño y Comunicación [Ensayos] Nº 35 Sumario
ISSN 1668-0227

Facultad de Diseño y Comunicación.


Universidad de Palermo. Buenos Aires.
Marzo 2011.

Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?


Paola Lattuada......................................................................................................................pp. 9-16

Comunicaciones Corporativas
Fernando Arango................................................................................................................pp. 17-22

Brand PR: comunicaciones de marca


Damián Martínez Lahitou.................................................................................................pp. 23-30

La gestión de las PR a través de Twitter


Manuel Montaner Rodríguez..............................................................................................pp. 31-42

Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!


Orlando Daniel Di Pino.......................................................................................................pp. 43-51

Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos


Lucas Lanza y Natalia Fidel...................................................................................................pp. 53-63

Los públicos de las comunicaciones financieras


Investor relations & financial communications
Daniel Néstor Yasky................................................................................................................pp. 65-83

Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa


Andrea Paula Lojo..................................................................................................................pp. 85-94

Comunicación Interna y formación profesional


Marisa Cuervo..................................................................................................................pp. 95-105

Las Relaciones Públicas y la mentira: ¿inseparables?


Gustavo Adrián Pedace.........................................................................................................pp. 107-116

La ética en las Relaciones Públicas


Gabriel Pablo Stortini.......................................................................................................pp. 117-127
Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas
Gerardo Sanguine..............................................................................................................pp. 129-134

Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros


Paola Lattuada...................................................................................................................pp. 135-141

RSE - Comunicación para el desarrollo sostenible en una empresa


de servicio básico y social: Caso Aysa
Adriana Lauro......................................................................................................................pp. 143-149

Curriculum Vitae completo de los autores.................................................................pp. 151-155

Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación...........................pp. 157-164

Síntesis de la instrucciones para autores................................................................................p. 165

Índice de tablas y figuras

Figura 1: Jugadores e influenciadores en las relaciones financieras (D. N. Yasky)..................p. 66

Figura 2: La Comunicación en la Organización (A. P. Lojo)...................................................p. 87

Figura 3: La Comunicación en la Organización (A. P. Lojo).....................................................p. 87

Figura 4: La Comunicación en la Organización (A. P. Lojo).....................................................p. 90

Figura 5: Comunicación, organización y entorno (A. P. Lojo)................................................p. 91


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Relaciones Públicas, nuevos paradigmas
Versión final: marzo 2011 ¿más dudas que certezas?
Paola Lattuada (*)

Resumen: Esta publicación pretende realizar un aporte para la continua formación de los pro-
fesionales del área de la comunicación corporativa y empresaria, a partir de una aproximación
a la disciplina y sus particularidades. Se presentan temas que abordan la comunicación corpo-
rativa desde una perspectiva estratégica y su incidencia en la reputación corporativa. Luego,
se explora en torno a gestiones claves de la práctica profesional. Y también se abordan issues
específicos como el gran emergente del social media management, que redefine los esquemas
de vinculación con los públicos y el uso de las herramientas comunicacionales con un cambio
de paradigma para la organización. De esta forma, una vez más, se logra el desafío de generar
contenido calificado para la disciplina de las relaciones públicas a partir de la vinculación del
ámbito académico y profesional, en una coproducción editorial entre la Facultad de Diseño
y Comunicación y el Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina.

Palabras claves: Brand PR - Comunicación Corporativa - Comunicación de Marketing - Comuni-


cación Empresaria - Comunicación Financiera - Comunicación Interna - Comunicación Política -
Comunicación Sustentable - Consejo Profesional de Relaciones Públicas - Dircom - ética profesional
- gestión comunicacional - imagen corporativa - issues management - nuevas tecnologías - opinión
pública - organización - planes de comunicación - públicos - redes sociales - Relaciones Públicas -
Reputación Corporativa - Responsabilidad Social Empresaria - social media - stakeholders.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 15-16]

Introducción

En el marco del área de la Comunicación Corporativa y Empresaria de la Facultad de Diseño


y Comunicación de la Universidad de Palermo, en el año 2009 llevamos adelante el primer
proyecto editorial conjunto entre la Facultad y el Consejo Profesional de Relaciones Públicas
de la República Argentina.
Entonces se editó la publicación temática en Relaciones Públicas “Cuaderno Nro. 28: Relacio-
nes Públicas 2009. Radiografía: proyecciones y desafíos”, que integró la línea de publicaciones
académicas de la Facultad DC, denominada “Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y
Comunicación [Ensayos]”. Esta serie editorial es una publicación periódica que reúne papers,
ensayos y estudios sobre tendencias, problemáticas profesionales, tecnologías y enfoques en los
campos del Diseño y la Comunicación. Está incorporada al núcleo básico de publicaciones pe-
riódicas Científicas y Tecnológicas del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Re-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229 9


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

pública Argentina -en la categoría de Ciencias Sociales y Humanidades, adquiriendo validación


científica tecnológica del CONICET y CAICyT-, situándose así sólidamente en la comunidad
científica regional e internacional.
Esa primera publicación logró reunir a más de una docena de destacados referentes del ámbito lo-
cal de las PR -todos protagonistas del mundo profesional y académico-, que reflexionaron en sus
escritos acerca de los más actuales desafíos de la práctica profesional.
El valor de este tipo de proyecto es el de generar contenido calificado del ámbito de las comuni-
caciones corporativas, ya que logra plasmar en palabras lo que está sucediendo en el momento
actual en el mercado. Por lo cual, también incorpora las más nuevas temáticas que aún, no han
sido abordadas por la literatura clásica de la disciplina.
Otra clave es la representatividad de la gestión profesional lograda, para lo cual el contenido se
organiza según los temas más candentes de la agenda profesional, que son los que nos preocu-
pan y nos exigen a quienes nos desempeñamos en este ámbito.
Con orgullo, un año después, presentamos la continuidad de ese primer paso: la segunda pu-
blicación temática en relaciones públicas, realizada a partir de una coproducción editorial entre
la Facultad DC y el Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina. Una
vez más, se logra condensar una perspectiva actual de la práctica profesional, a partir de la mi-
rada de profesionales contemporáneos, de trayectoria y experimentados, con el deseo que esto
actúe de disparador para la reflexión y enriquecimiento de los profesionales del área.

Panorama PR ¿la hora de la diversidad?

Pareciera que la tan mencionada multiplicidad de oportunidades que ofrece esta profesión, su-
madas a las nuevas variables que cada día se incorporan en los entretejidos de los mercados y
la disciplina, lejos de agotarse cada vez más, ofrecen nuevas opciones y nos corren el horizonte
hacia un punto más lejano, posibilitándonos a la vez el desarrollo de más cantidad de destrezas.
En un marco amplio, por definición las Relaciones Públicas siempre brindaron múltiples opor-
tunidades, debido a la gran diversidad de alternativas que ofrecen en cuanto a sus áreas de
gestión o de especialización. Según Dennis Wilcox, “un profesional de las Relaciones Públicas
debe estar cualificado para tener habilidades en comunicación escrita e interpersonal, para
investigar, negociar, crear, llevar la logística, facilitar tareas y resolver problemas” (2007, p.4).
Por lo tanto, a las características de variedad y multiplicidad de posibilidades de desarrollo,
tanto profesional como personal, hoy se agregan nuevos y multiplicados factores que hay que
entender y para los cuales, hay que prepararse.
Según Joan Costa, el Dircom de hoy es estratega y gestor corporativo a la vez. Esa simultaneidad
en las destrezas a la que tanto estamos acostumbrados los relacionistas públicos. Es el ver el todo
y las partes, con un perfil generalista y polivalente, enfocados en la transversalidad de la comuni-
cación. Con un carácter abierto a lo nuevo, curioso de lo que sucede en su entorno, con instinto
para olfatear las tendencias y con facilidad para comunicar y relacionarse. “Su personalidad es
al mismo tiempo rigurosa y creativa; analítica e intuitiva. Posee condiciones de liderazgo y tiene
visión global y estratégica” (Costa J., 2009, p. 83).
En el panorama internacional, la perspectiva para el mercado laboral de la profesión sigue
siendo muy promisoria. En Estados Unidos, las PR se ubican entre las mejores carreras con un

10 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

pronóstico de 10 años de crecimiento para el mercado laboral, de acuerdo con el Ministerio


de Trabajo de ese país, tal lo informado en el Manual de Perspectiva Ocupacional, Edición
2010-11, en el que se proyecta un crecimiento del 24% de 2008 a 2018 para los comunicadores,
situándose muy por encima del promedio del resto de las profesiones.
Según ese informe, actualmente la industria emplea a unas 275.200 personas, y según las pro-
yecciones estimadas, llegaría a 341.300 hacia 2018. Asimismo, la Revista Imagen -publicación
argentina líder en Latinoamérica en PR- hace referencia a la revista estadounidense U.S. News
and World Report, que en su informe de fin de 2009 ubica a las relaciones públicas como una de
las 50 mejores carreras del 2010.
En este sentido, la Public Relations Society of America (PRSA), que reúne la comunidad más
grande de relacionistas públicos y comunicadores profesionales de los Estados Unidos, declara
en 2010 unos 21.000 miembros que representan la diversidad de áreas, prácticas profesionales
y académicas; y unos 10.000 estudiantes miembros estudiantes de la carrera.
Por su parte, la Global Alliance for Public Relations and Communication Management, con base
en Chicago y que núclea asociaciones de 70 países de todo del mundo -que representan unos
160.000 miembros- estima que estos días en cada país del mundo hay una asociación profesio-
nal de relaciones públicas que promueve el cumplimiento y respeto de altos estándares para la
práctica profesional, y trabaja para unificar códigos y generar el desarrollo de oportunidades
para la profesión a partir del networking.
Si bien en Latinoamérica no hay cifras estadísticas formales en cuanto al desarrollo de la
profesión y el contexto es bien diferente, existe un común denominador en relación con las
tendencias actuales. Tanto en empresas como en consultoras, el emergente es la necesidad de
incorporar a sus equipos personal calificado en la administración de programas de comunica-
ción y planes de relacionamiento que integren las plataformas online – offline, así como de la
utilización de medios sociales.
Hoy más que nunca, además de la formación tradicional en la carrera, para ser competitivo
un comunicador corporativo debe continuar su preparación de manera constante. Desde hace
tiempo la empresa –y de manera progresiva- fue transmutando su rol en la comunicación y
vinculación con sus públicos, abandonando el esquema de emisión de mensajes en un plan de
comunicación gestionado bajo una estrategia, para pasar cada vez más a entrenar su capacidad
de escucha, de estar atenta, de observar y entonces, ahí sí desarrollar relaciones recíprocamente
beneficiosas, tanto para la organización como para los públicos. Esto sigue respondiendo a las
raíces de las relaciones públicas. Sin embargo, la complejidad de medios y de públicos cada vez
se multiplica desafiando a la organización en esta gestión vincular.
Estas audiencias que han venido madurando a través del tiempo y se recrearon a partir de
los fenómenos globales, han venido tomando protagonismo y poder, pasando de un modelo
mucho más pasivo hasta un modelo mucho más activo. Los públicos –esos agrupamientos
imaginarios que se recortan con el fin de gestionar con efectividad los planes de comunicación-
hoy no solo piden, exigen, presionan, accionan; sino que literalmente, asumen el rol de voceros
informales o líderes de opinión entre sus grupos de pertenencia. Y entonces, se ha llegado
indefectiblemente al momento del diálogo que implica el desarrollo de nuevas destrezas orga-
nizacionales, en épocas de plena transversalidad de la comunicación.
Hoy los tradicionales públicos para las relaciones públicas -los stakeholders tan de moda hoy
en boca de todos-, sean empleados, sindicatos, clientes, proveedores, prensa, medios de co-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229 11


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

municación, comunidad o gobierno –por citar algunos de los públicos más recurrentes en un
Mapa de Públicos-, siguen persiguiendo sus propios intereses en función del rol que les cabe
en el esquema vincular establecido con la empresa. Pero más allá, toman un rol absolutamente
protagónico en la construcción de su vínculo con la organización y con las marcas.
Entonces, ya se ha superado la etapa de la posición activa en los clásicos casos conflictivos,
como los cortes de caminos, la interrupción de los servicios que brinda la empresa hasta los
grupos activistas que establecen prácticas cada vez más creativas y sofisticadas para que la em-
presa cambie su plan de acción o posición en la cadena de valor. Se ha superado en el sentido
que ha sido integrado, no porque eso no suceda. Sino que más allá, ahora existen variados
paralelismos de la situación inicial de cuando por ejemplo un cliente, en caso de desconfor-
midad con la empresa, acudía naturalmente a la prensa o a un organismo de protección de sus
derechos para que la organización reconozca y enmiende su accionar. Ahora además, ese inte-
grante de nuestro público difunde su experiencia negativa entre miles y miles de personas en la
inagotable plataforma online, utilizando con creatividad el mix de herramientas de los medios
sociales. Y así, cualquiera es crítico, editor o comunicador en el social media. Un micrófono
siempre abierto y un canal dispuesto a transmitir en vivo y en directo, las 24 horas los 7 días de
la semana y los 365 días a año. Cambios muy estructurales en pocos años.
Esto implica una organización atenta y predispuesta a cambiar de actitudes y comportamien-
tos -de ser necesario- a lo largo del proceso de relacionamiento, en una revisión permanente.
¿Estamos preparamos para tener una mirada tan introspectiva... ? Y en consecuencia, cada vez
hay una mayor preocupación de las empresas por la imagen corporativa y por ganar un sitio de
valor en la percepción de los públicos. Y esta misma complejidad es la que ha hecho evolucio-
nar el concepto de las relaciones públicas, su rol en la organización y la postura de ésta ante sus
públicos. Más allá de la persuasión, y aún hoy más allá de la reputación, más que nunca se busca
construir relaciones positivas y mutuamente beneficiosas con los públicos, pero con la base en
el entretejido de variables, factores y medios descriptos. Y esto, sin dudas, reafirma y redefine la
profesión, con nuevos escenarios, pero siempre tan promisorios y desafiantes.
Indefectiblemente, los comunicadores debemos profundizar más que nunca el desarrollo de las
habilidades que tienen que ver con la creatividad, la innovación, la proactividad y la capacidad
de pensar out of the box, en una base de consistente profesionalización de gestión, a las que tam-
bién ya hemos integrado la comprensión de las cuestiones culturales en las estrategias globales.
Y estos mismos desafíos, se constituyen en el ingrediente más prometedor para una profe-
sión que nos exige un transmutar permanente, una actualización continua y una capacidad de
adaptación según marcan los cambios, las culturas y los paradigmas. Una mirada atenta. Una
perspectiva estratégica y muchas tácticas. Y una recreación continua que –justamente- es lo que
la hace más dinámica, desafiante y apasionante.

Mirada actual, ¿la práctica profesional se redefine?

De esta forma, esta publicación pretende realizar un aporte para la continua formación de los
profesionales del área, convirtiéndose a la vez en un referente para estudiantes de la carrera de
Relaciones Públicas, a partir de una aproximación a la disciplina y sus particularidades, con te-
máticas tan actuales que -como se dijo- no existe al momento literatura disponible al respecto,

12 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

y menos aún en el marco del mercado local.


El planteo general de este libro se organiza de la siguiente manera. Se presenta un desarrollo de
temas que abordan la comunicación corporativa desde una perspectiva estratégica y su inci-
dencia en la reputación corporativa. Luego, se explora y profundiza en torno a gestiones claves
de la práctica profesional. Y también se abordan issues específicos como el gran emergente del
social media o management de medios sociales, que como se dijo antes, redefine los esquemas
de vinculación con los públicos y el uso de las herramientas comunicacionales con un cambio
de paradigma para la organización: de la bidireccionalidad al diálogo con las audiencias sobre
una base de horizontalidad. Así, incluso se reflexiona en cuanto a la relación de la pareja tecno-
logía – contenido, en la que ¿será factible lograr una armónica convivencia? Finalmente, se pro-
fundiza en algunas de las gestiones específicas de la comunicación, tanto interna como externa,
y en ciertas particularidades vitales imprescindibles de tener en cuenta para los profesionales
de la comunicación y las organizaciones de hoy.
Así, Fernando Arango aborda la gestión de la `Comunicación Corporativa´, desde el rol más
flexible que se le pide hoy, trabajando codo a codo con las áreas de Marketing y Publicidad en
pos de la salud y el bienestar de la marca. En este sentido, Damián Martinez Lahitou sube la
apuesta y se mete de lleno con las Brand PR, en lo que él mismo conceptualiza como una nece-
saria redefinición de las relaciones públicas tradicionales.
Y a tono con los cada vez más cambiantes y demandantes escenarios actuales, se incluyen temáticas
muy novedosas para la literatura disponible como `La gestión de las PR a través de Twitter´ por Ma-
nuel Montaner Rodríguez, mientras que en el otro extremo del debate, Orlando Di Pino incorpora
a la discusión su perspectiva `Avanza la tecnología ¡que se salve el contenido!´, dando testimonio
una vez más de la verdadera revolución que estamos viviendo en el mundo de las comunicaciones.
Entre las especializaciones de la gestión comunicacional, Lucas Lanza y Natalia Fidel analizan
la Comunicación Política en el nuevo paradigma 2.0, Daniel Yasky delinea la tan específica Co-
municación Financiera y Andrea Lojo y Marisa Cuervo lo hacen respecto de la Comunicación
Interna, reflexionando acerca de la incidencia de los Públicos Internos en la Imagen Corporati-
va y sobre Comunicación Interna y formación profesional, respectivamente.
Entre las particularidades, tenemos algunas perlitas de contenido bien calificado en temáticas
muy poco usuales en los libros de comunicación del mercado. Gustavo Pedace reflexiona en torno
a la interdependencia de la `Mentira y las Relaciones Públicas´ y Gabriel Stortini analiza la vincu-
lación de la `Ética en las Relaciones Públicas´. Por su parte, Gerardo Sanguine hace hincapié acer-
ca de `Las Prácticas Profesionales´ como elemento imprescindible en la formación de los nuevos
profesionales, responsabilidad compartida por ejecutivos, empresas e instituciones educativas.
Finalmente, dos autoras abordan la temática de la Responsabilidad Social Empresaria, cada vez
más presente e impostergable, tanto para la organización y la gestión comunicacional. Adriana
Lauro comparte la perspectiva de la `Comunicación para el Desarrollo Sostenible´ en la base de
un congreso reciente y sobre la experiencia de un caso de éxito. Y por mi parte, escribo respecto
de la Responsabilidad Social Empresaria desde la idea del concepto de `Comunicación Sustenta-
ble: la posibilidad de construir sentido con otros´. Un enfoque novedoso que explora la RSE, la
comunicación de RSE y el perfil del profesional que actúa en esta gestión.
De esta forma, una vez más, se logra el desafío de generar contenido calificado en la disciplina
de las comunicación corporativa y empresaria, a partir de una verdadera vinculación entre
ámbito académico y profesional.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229 13


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Relaciones Públicas, nuevos paradigmas, ¿más dudas que certezas?

Este proyecto toma vida en este libro Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que
certezas? en alusión a los cambios, los nuevos paradigmas y los puntos inflexión con los que
nuestra profesión se está sino reinventando, al menos redefiniendo a pasos acelerados. Como
responsable de este proyecto editorial, me resta agradecer al Decano de la Facultad de Diseño y
Comunicación de la Universidad de Palermo -Mg. Oscar Echevarría- y al Lic. Gustavo Pedace
-Presidente del Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina- quienes
avalaron formalmente este emprendimiento dando lugar a esta segunda coproducción temática.
También, un agradecimiento especial a los autores, quienes con generosidad, entusiasmo y pa-
ciencia, dedicaron su tiempo a escribir los papers que hoy componen este libro, reflexionando
en torno al ejercicio profesional cotidiano y a los más actuales desafíos con los que nos encon-
tramos hoy. Cada uno de ellos -de reconocida trayectoria en el mercado- le imprimen a este
libro una perspectiva única por su experiencia, enriquecida con la singularidad de los propios
caminos realizados en el mundo de las comunicaciones, con vivencias únicas en organizaciones
de distinta índole, tamaño y cultura; y esto le otorga valor a esta publicación.
Sin dudas, todos compartimos la misma pasión, la de las comunicaciones corporativas. Y tam-
bién, compartimos la misma ilusión, la de realizar un aporte a partir de la experiencia propia,
deteniéndonos a reflexionar y escribir, generando nuevas perspectivas para aportarlas al mercado.
En un apartado, con el consentimiento tanto del Decano de esta Facultad y del Presidente del
Consejo, quisiera dedicar un espacio para recordar a nuestra querida Graciela Fernández Ivern,
quien de un día para el otro -como suele suceder- partió de este mundo tomándonos por sor-
presa y dejándonos una ausencia irreparable.
Con ella fue con quien, a principios del 2009, en su rol de Presidenta del Consejo Profesional
de Relaciones Públicas de la República Argentina -donde cumpliera dos mandatos consecuti-
vos desde el 2005-2007 y fuera relecta en 2007-2009- en una reunión empezamos a soñar con
trabajar conjuntamente en este proyecto de coproducción editorial, y nos comprometimos a
sacarlo adelante. Y así fue como, a lo largo del año, trabajamos intensamente intercambiando
ideas, opiniones y materiales.
Esa primera coproducción editorial de la Facultad de Diseño y Comunicación y el Consejo,
fue el proyecto que nos acercó a trabajar codo a codo, a pesar de habernos conocido allá, en
los primeros años de los noventa. Y fue también el que nos hizo luego sentirnos orgullosas del
trabajo logrado -junto a los autores-, en representación de ambas instituciones, y que tanto
disfrutáramos en todo el proceso, como dijera la misma Grace. Y fue la versión anterior de este
mismo proyecto, la que nos dió la posibilidad de profundizar y sentirnos más cerca, profesional
y personalmente, compartiendo incluso la intimidad y el brillo de las charlas entre mujeres.
Como a todos, la noticia de su partida nos dejó sin palabras, y sin consuelo. Sentí como cuando
alguien se va, y uno se queda algo desvalido, ya que ese alguien, marcaba un rumbo. Se siente
la ausencia, que se hace muy pesada. Y de pronto, se descubre un gran vacío. Graciela, con toda
su fuerza, su energía, su entusiasmo, su profesionalidad y su virtud de la gente de bien, nos
marcó un camino en la profesión, a muchos y a casi todos los que estamos hace tantos años en
este sendero. Sin dudas, ella iba al frente y como líder y pionera, supo interpretar tendencias,
trabajar con perseverancia y respeto, consolidar prácticas profesionales con la mirada en los
avances de la comunicación en el mundo, y generar los consensos necesarios para los cambios.

14 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Pero por sobre todo, Graciela supo imprimir su amor y pasión por esta profesión. Y este mismo
hacer actuaba como si fuera una fuente que -por algún motivo que resulta intrínseco al funcio-
namiento de los sistemas-, nos enriquecía todos.
Dicen que recordar a alguien con amor y alegría es lo mejor que puede sucederle a un alma
que partió. Por eso, estos párrafos dedicados a homenajear a Graciela Fernández Ivern. Y con
mucha alegría, un año después, la voz de los protagonistas otra vez toma forma en las palabras
escritas.

Mg. Paola Lattuada


Coordinadora
Facultad de Diseño y Comunicación
Universidad de Palermo

Referencias Bibliográficas
Wilcox, D. (et al.) (2007). Relaciones Públicas, Estrategias y Tácticas. Madrid: Addison-Wesley,
Pearson Education.

Bibliografía
Wilcox, D. (et al.) (2007). Relaciones Públicas, Estrategias y Tácticas. Madrid: Addison-Wesley,
Pearson Education.
Costa, J. (2009). El Dircom hoy. Dirección y gestión de la Comunicación en la nueva economía. Bar-
celona: Costa Punto Com Editor.

Summary: The publication aims to contribute for the continuous formation of corporate com-
munication professionals, from an approach to the discipline and its particular features. Cor-
porate communication subjects have been approached from a strategic perspective conside-
ring its incidence in the corporate reputation. Then, management keys of professional practice
are explored. In addition, the text approachs to specific issues like social media management,
which redefines the schemes of entailment with the public and the use of communication tools
with a shift of paradigm for the organization. In its second edition, the publication achieves
the challenge to generate qualified Public Relations contents from the entailment of the acade-
mic and professional scope, in a publishing co-production between the Faculty of Design and
Communication and the Professional Council of Public Relations of Argentina.

Key words: Brand PR - communicational management - communication plans - Corporate


Communication - corporate image - Corporate Reputation - Dircom - Financial Communica-
tion - Internal Communication - issues management - Marketing Communication - new tech-
nologies - organization - Political Communication - Professional Council of Public Relations
of Argentina - professional ethics - public - public opinion - Public Relations - Responsibility
- Social corporate stakeholders - social media - social networks.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229 15


Paola Lattuada Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Resumo: Esta publicação pretende realizar um aporte para a contínua formação dos profissio-
nais da área da comunicação corporativa e empresária, a partir duma aproximação à disciplina
e seus particularidades. Se apresentam temas que abordam a comunicação corporativa desde
uma perspectiva estratégica e sua incidência na reputação corporativa. Depois, explora-se em
torno a gestões chaves da prática profissional. Também abordam-se issues específicos como o
grande emergente do social media management, o qual redefine os esquemas de vinculação
com os públicos e o uso das ferramentas comunicacionais com uma mudança de paradigma
para a organização. Desta forma, pela segunda vez, logra-se o desafio de gerar conteúdo califi-
cado para a disciplina das relações públicas a partir da vinculação do âmbito acadêmico e pro-
fissional, numa coprodução editorial entre a Facultade de Design e Comunicação e o Conselho
Profissional de Relações Públicas da República Argentina.

Palavras chave: Brand PR - Comunicação Corporativa - Comunicação de Marketing - Comu-


nicação Empresária - Comunicação Financeira - Comunicação Interna - Comunicação Política
- Conselho Profissional de Relações Públicas - Dircom - ética profissional - gestão comunica-
cional - Imagem corporativa - issues management - novas tecnologias - Opinião Pública - or-
ganização - planos de comunicação - públicos - redes sociais - Relações Públicas - Reputação
Corporativa - Responsabilidade Social Empresária - social média - stakeholders.

(*) Licenciada en Relaciones Públicas, con dos Posgrados, uno en Capacitación y Desarrollo de
Recursos Humanos y otro en Responsabilidad Social Empresria. También, hizo un Master en
Dirección de Comunicación Institucional y un Programa Ejecutivo de Coaching y Liderazgo.
[Ver CV completo en la página 139]

16 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 9-16 ISSN 1668-5229


Fernando Arango Comunicaciones Corporativas

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Comunicaciones Corporativas
Versión final: marzo 2011 Fernando Arango (*)

Resumen: Este artículo hace referencia a la relación existente entre el área de Comunicación
Corporativa y el área de Marketing, al cómo y porqué funcionan entre sí. Reflexiona acerca de
la evolución e integración de ambas en un mismo propósito organizacional, en pos de lograr la
mejor reputación para la compañía. Analiza un tema delicado como lo es la respectiva ubica-
ción en el organigrama y la asignación de presupuesto. Revisa ejemplos e injerencias concretas
de ambas gestiones. Define la interacción de ambas como el lugar de desarrollo y crecimiento
en pos del beneficio organizacional.

Palabras claves: campañas publicitarias - Comunicación Empresaria - Comunicación Institu-


cional - Comunicaciones Corporativas - comunicadores - Dircom - gestión comunicacional
- Imagen Corporativa - Marcas - Marketing - Mercadeo - patrocinio - prensa - público cliente
- público externo - público interno - Relaciones Institucionales - Relaciones Públicas - Repu-
tación Corporativa - sponsorship - stakeholders.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 21-22]

Sin dudas, desde hace decenas de años el Marketing viene siendo un área clave para las organi-
zaciones. Su fortaleza es tan grande que sus estrategias hacen nacer, crecer o morir a empresas;
a todo tipo de productos; a diferentes personajes del mundo político - empresario, del mundo
del espectáculo y de todo aquello inimaginable.
El grado de responsabilidad estratégica, táctica y presupuestaria fue y sigue siendo tan grande
que las organizaciones disponen millonarios presupuestos al área con el afán de que Merca-
deo -tal como es llamado en algunos países latinos- sea el máximo responsable de lograr el más
alto rendimiento de la organización, dándole un poder de supervivencia a largo plazo a todos
sus productos y servicios.
Pero ¿qué tiene que ver esto con las Comunicaciones Corporativas? Este artículo hará referen-
cia justamente a la relación existente entre ambas áreas de la organización, y al cómo y porqué
funcionan entre sí.
Décadas atrás era muy común ver a las Comunicaciones Corporativas -también llamadas con
los diversos nombres que ya todos conocemos- se encontraban ubicadas dentro de los organi-
gramas de los departamentos de Marketing de las diferentes organizaciones, como así también
su funcionamiento, el cual estaba bajo las órdenes y coordinación de los gerentes de esta área.
Sonaba lógico que una profesión tan nueva y tan inmadura como las Relaciones Públicas sea
entregada a la misma área que regula los procesos publicitarios de las empresas, claro, ambos

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 17-22 ISSN 1668-5229 17


Fernando Arango Comunicaciones Corporativas

son procesos comunicacionales. Sabemos que la publicidad es comunicación, entonces porqué


Marketing no iba a poder coordinar también esta área.
Sobre todo para la Argentina, donde las Relaciones Públicas aún hoy son una profesión que ne-
cesita posicionamiento, qué sentido tenía meternos en el corazón de la empresa; hacer público
su sentido social; mostrar al mundo sus resultados financieros; trabajar en la fidelización de los
empleados, y ni hablar de reputación corporativa. Siempre lo que quisimos fue promocionar
nuestros productos y servicios, vender más, llegar al público objetivo con nuestro catálogo no-
vedoso e innovador de productos y servicios…“eso vende, eso posiciona, eso es lo que realmente
importa…”. Esta y frases relacionadas eran muy común escucharlas en las reuniones de trabajo.
Esta reseña de un mundo no muy lejano fue evolucionando y llevando la historia hacia un lugar
mucho más propicio para que las Comunicaciones Corporativas vayan ocupando el lugar que
merecían en su grilla organizacional. Formando parte del organigrama central de las empresas,
otorgando a las instituciones lo que su razón de ser así lo describe.
El objetivo aquí no es fijar posición o marcar territorio entre ambas áreas; o crear enemigos,
sino que justamente todo lo contrario, el propósito es mostrar la relación fraternal que une
a ambas y que -a pesar de que la historia no es la misma de hace años-, las Comunicaciones
Corporativas y el Marketing tienen mucho en común, mucho que contar y que hacer por el
posicionamiento de las corporaciones y de su contenido.
Alguna vez se creó el nombre de ‘Marketing comunicacional’ y justamente este nombre per-
tenece a esta relación. Si bien las compañías tienen mucho que hacer desde el punto de vista
institucional para el desarrollo y mejora de su reputación, sin duda alguna que todo lo que se
encuentra bajo responsabilidad del área de Mercadeo también lo está. Y por tal motivo ahí de-
biéramos estar los relacionistas públicos o comunicadores corporativos, para dar soporte a las
diferentes acciones planeadas por el sector, siempre dándole el enfoque institucional que merece.
Para toda acción de Marketing, puede existir una acción de Comunicación Corporativa que
ayude a incrementar el valor de la misma; ofreciendo un ángulo de difusión diferente, cu-
briendo cada uno de los flancos junto a publicidad, promoción, distribución y todo aquel ítem
protagonista de la misma.
Es importante poder planificar estratégica y tácticamente el accionar que brinda soporte a las
acciones de marketing, con el fin de cubrir las expectativas de éstas desde el foco de la comu-
nicación corporativa y desde nuestra perspectiva profesional. Con este punto, se debe dejar en
claro que nuestra área y en este caso, nuestra acción propuesta, debe acompañar, debe ser parte
del plan, y no debe ser tomada como acción propia de Marketing, ya que nuestra función de
soporte justamente eso es, “de soporte”. Difícilmente, una acción de Relaciones Públicas pueda
otorgar resultados propios de Mercadeo. Planificar este accionar sería un grave error y llevaría
al responsable al fracaso rotundo. En ese caso como consultores, o responsables de área debe-
mos dar un NO rotundo a avanzar en este sentido.
Esta es una de las cuestiones que han ido separando a las Comunicaciones Corporativas del
Marketing en el organigrama institucional, porque se han ido encontrando las reales necesida-
des y funcionalidades del área de comunicación institucional.
Entonces, llegamos a planificar nuestro soporte y llegamos a denominarlo: ‘Áreas de negocios’.
Bajo esta denominación deberíamos insertar nuestro Plan Estratégico y Táctico de soporte a
Mercadeo ¿Por qué? Sencillo, porque esta área debe ser una más de las que debemos apoyar con
nuestra función, claro, sin descuidar nuestra función central: la Reputación Corporativa en sus

18 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 17-22 ISSN 1668-5229


Fernando Arango Comunicaciones Corporativas

cuatro puntos cardinales.


En todo lo antes dicho hubo un objetivo claro, el de mostrar la importancia, el valor y también
la relación que actualmente existe en dos área bien diferentes pero con mucho en común por
los principios existentes en la realidad institucional de las organizaciones mundiales actuales.
Una mala reputación como una mala estrategia de marketing pueden destruir o endiosar a
una empresa, a un producto, o claramente a una persona: político, empresario, deportista, etc.
Seguramente en este momento se vendrá a la mente más de un ejemplo… exactamente eso es
lo que se quiere ejemplificar con este párrafo.
Obviamente que sería ridículo pensar que sólo con estas dos áreas funciona una organización,
y que con estas dos área se alcanza el éxito. Pero sin dudas, resulta verdadero que estas dos áreas
son responsables por una parte importante de su funcionamiento institucional, comercial y
comunicacional.
Para graficar tantas palabras, se recurrirá a un ejemplo reciente. El mundo de los deportes puso
en ‘Spot’ a una celebridad del golf mundial, el top ten Tiger Woods, quien hoy por hoy ocupa
páginas de medios gráficos, pantallas de TV, espacios en sitios de new media. Simplemente
ingresando su nombre en Google aparecen 44.300.000 noticias relacionadas a él, y en sólo 0,38
segundos. Claro está que esto no es casualidad, sino que viene acompañado de muchos años de
trabajo y no sólo en lo deportivo.
Pero el escándalo producido por los deportistas trajo aparejado un gran tema de análisis, en
el cual se pueden identificar muchas variables, que pueden dar ejemplos por sí solos de que se
estuvo lejos de la razón.
Tiger Woods un gran golfista, seguramente el mejor de todos los tiempos, trae en sus espaldas a
muchas empresas que a lo largo de su carrera confiaron no sólo en su capacidad deportiva sino
también -como en otros casos- que capitalizaron su imagen pública. Esa imagen que permite
que cientos de empresas se acerquen al personaje y lo acompañen por lo que transmite; por lo
que vende; por lo que devuelve a sus seguidores a la hora de entrar a un campo de golf.
Las empresas planean sus actividades año a año y trabajan sus presupuestos de marketing y
sponsorship pensando donde conviene invertir el dinero, quien mejor representa a la marca, con
quién se puede sacar mayor provecho a las promociones. Una vez elegido el o los personajes,
allá vamos...
Pero todo eso puede volverse en contra si ese personaje no cuida su reputación, si la vida le juega
una mala pasada, si todo lo construido a lo largo de años se desvanece en sólo un par de horas.
Eso exactamente le sucedió a Tiger. Un desliz familiar hizo derrumbar su palacio real. Entonces
aquí nuevamente comienzan a jugar otros elementos que nuevamente incluyen a estas dos
áreas tan influyentes que deben actuar separadas, pero que también necesitan estar juntas. Las
empresas analizan el seguir o no apostando al ¿número uno?, ¿la opinión pública lo sigue defi-
niendo como el `Gran Tiger?´
Sin duda que su imagen decayó de un rascacielos a gran velocidad y nadie sabe cómo esto se re-
cuperará. Muchas preguntas aparecen, muchas con respuestas y otras no tanto, ya que cuando
una copa se rompe por más cuidadoso que se sea ya no será la misma.
Cuando una compañía aérea líder como United Airlines se niega a escuchar el reclamo de un
consumidor; como el caso de un músico, guitarrista él, a quien los responsables de retirar las
maletas del avión revolearon su guitarra por los aires, expuso su queja en un video en Youtube,
que fue visto por más de 7 millones de personas y le costó a esta compañía más de doscientos

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 17-22 ISSN 1668-5229 19


Fernando Arango Comunicaciones Corporativas

millones de dólares solucionar el conflicto, la pregunta que surge es si Marketing y Comunica-


ción Corporativa deben trabajar juntos para resolver situaciones institucionales, la respuesta
es sin dudarlo, afirmativa.
El área de comunicación deberá administrar estos conflictos tratando de minimizar los pro-
blemas de reputación interna y externa, y rápidamente Marketing deberá trabajar en un fuerte
reposicionamiento de la organización, ambos trabajando fuertemente en conjunto, yendo en
una misma dirección, con mensajes claros y certeros hacia el público objetivo. El fin es claro:
detener y dejar en el olvido el mal trago cuanto antes, sino una catástrofe puede afectar irrepa-
rablemente la historia de la compañía y por ende su reputación.
Luego de recordar algunas historias públicas recientes se intentará entonces, retomar el tema de
fondo de este artículo, la que une al área de Comunicaciones Corporativas con esta investigada,
analizada, politizada y ejemplificada mundialmente, área de Marketing.
Se propone así trascender la cuestión del estado ideal del organigrama de una organización,
en el que conviven estas dos áreas juntas. Sucede que en gran cantidad de las empresas, ambas
áreas conviven en casas separadas. Tal como lo es el caso de una agencia de publicidad, en el
que se encuentra que el área de comunicaciones es coordinada externamente a través de una
agencia de relaciones públicas, quien a su vez coordina las acciones puertas afuera.
En la actualidad existen muchos casos bajo este formato, lo que seguramente y lamentable-
mente genera una importante carencia operacional, además de causar inconvenientes para que
ambas áreas se relacionen fluidamente. Esto puede llevar a que la conexión sea distante, confusa
y que a la hora de comunicar queden temáticas en el camino y por ende surjan ruidos que no
nos permitan estar alineados en nuestra estrategia de comunicación.
Claro está que a la hora de diseñar organigramas, los presupuestos mandan y por tal motivo
-si nos toca un caso como este en nuestra etapa profesional- lo ideal será trabajar de la forma
más cercana posible al área, generando reuniones periódicas y llamados constantes que nos
acercarán mucho más a las prioridades del área y de la organización misma.
Ahora, cuando se piensa en comunicar Marketing, ¿en qué se piensa? Se sabe que el término
Marketing es muy amplio, que incluye muchas variables y sub-áreas de interés. Entonces, se
van a enumerar y describir algunas de las más relevantes, las cuales pueden ser de utilidad para
ambas partes -y obviamente la compañía- para difundirlas en los públicos objetivo.
Un sub-área del Marketing es ‘Sponsorship’ o ‘Patrocinios’. Según la dimensión de las empresas,
en mayor o menor medida los presupuestos de Marketing son dirigidos a patrocinar o sponso-
rear, según el término que más sea de su conocimiento, algún segmento que esté alineado con
la estrategia de las compañías.
Los dos segmentos que logran mayor cantidad de aportes son ‘Deportes’ y ‘Entretenimientos’.
Deportes: los elegidos son los mayormente reconocidos por la opinión pública, son quienes se
llevan la mayor parte de la inversión, como fútbol, tenis, automovilismo, básquet y polo. Claro
está que como dijimos el apoyo depende de la estrategia y el segmento al cual apunta la empresa
patrocinante.
Otras hacen foco en ‘Entretenimiento’. Aquí podemos detectar: shows (musicales, infantiles)
obras teatrales, exposiciones y hasta carnavales nacionales.
Para estos casos el trabajo de Comunicación o de Relaciones Públicas se debe enfocar en dar
a conocer a la prensa, por ejemplo, detalles, beneficios y alcances del patrocinio. La puesta en
marcha de tácticas de prensa, ayudarán a la comunicación publicitaria, lo que permitirá engro-

20 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 17-22 ISSN 1668-5229


Fernando Arango Comunicaciones Corporativas

sar la promoción y comunicación desde diferentes ángulos.


Asimismo, el área de comunicaciones puede dar soporte con otros públicos de interés como lo
son los `clientes´ o el `público interno´. Aquí se podrán desarrollar acciones de soporte con el
foco puesto en lo relacional cara a cara, creando acciones de relacionamiento, de fidelización.
Es una forma más directa de dar a conocer el programa de sponsorship a determinado sector.
BTL (Between The Line). Son acciones también llamadas `de guerrilla´. Se ponen en marcha
en las calles, con ideas creativas. En muchos casos con acciones de BTL, por ejemplo, se busca
darle vida a una campaña publicitaria de TV. Es otra área de interés para dar soporte comu-
nicacional, aunque con mayores limitaciones. Si esta acción viene integrada a una campaña
publicitaria, se encuentra entonces una veta comunicacional dirigida en ese segmento, en el
que se puede difundir con enfoque los detalles de ésta, backstages, presentación de la acción de
forma anticipada a prensa o clientes, etc.
Campañas Publicitarias. Si bien las campañas comunican por sí solas, Comunicaciones Cor-
portivas puede dar soporte presentando a la prensa del sector, por ejemplo, un anticipo de la
campaña; los detalles de su creación; se les podrá presentar el primer comercial antes que a na-
die y su backstage. De esta forma, se brinda un plus adicional al lanzamiento masivo, sumando a
la prensa especializada y ofreciendo detalles de interés para ellos que -de no hacerlo-, quedarían
archivados y sin capitalizar este contenido. Y de esta forma, se muestra cómo trabaja nuestra
empresa y el compromiso invertido en nuestros consumidores o públicos de interés.
En estas líneas, se ha demostrado cómo en acciones tácticas o técnicas de mercadeo, el soporte
de Comunicaciones Corporativas puede ser de utilidad para la empresa, promoviendo a la ob-
tención de nuevos y exitosos resultados que sumen valor al accionar de otra área.
Para finalizar, y a modo de reflexión, queda en claro que las Comunicaciones Corporativas
puede dar un completo y fuerte soporte a los intereses generales de la compañía. Como se vio
en este caso específico, también puede hacerlo a un área específica como lo es la de Marketing
y asimismo, con cada una que así lo requiera.
Comunicaciones Corporativas es un área que vela por lograr una reputación positiva, fuerte,
íntegra, que se mantenga a lo largo de los años. Toda planificación y acción que venga de su
parte –ya sea para un área o para la compañía en general-, será fundamental para lograr este
objetivo que, sin dudas, es el alma que da vida a toda organización.

Summary: This article makes reference to the existing relation between Corporate communi-
cation and Marketing divisions and how and because they work to each other. It reflects about
the evolution and integration of both in a same organizational goal, in order to obtein the best
reputation for the company. It analyzes as well the sensitive subject of location in the organi-
zational chart and the allocation of budget. It reviews examples and concrete interferences of
both managements. It defines the interaction of both as a shared place of development and
growth after the organizational benefit.

Key words: advertising campaigns - clients - communication people - Corporate communica-


tions - corporate reputation - external public - institutional communication - internal public
- Marketing - organizational communication - press - Public Relations - sponsorship - stake-
holders - Trade.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 17-22 ISSN 1668-5229 21


Fernando Arango Comunicaciones Corporativas

Resumo: Este artigo faz referência à relação entre a área de Comunicação Corporativa e a área
de Marketing, ao cómo e por qué funcionam entre elas. Reflete respeito da evolução e inte-
gração das duas num mesmo propósito organizacional, para lograr a melhor reputaçao para a
companhia. Analissa um tema delicado como é a respectiva ubicação na estrutura e a asignação
de orçamentos. Revisa exemplos e ingerências concretas de ambas giras. Define a interação de
ambas como o lugar de desenvolvimento e crescimento em pos do benefício organizacional.

Palavras chave: campanhas publicitárias - Comunicação institucional - comunicação organi-


zacional - Comunicações corporativas - comunicadores - imprensa - Marketing - patrocínio -
público cliente - público externo - público interno - Relações Públicas - reputação corporativa
- sponsorship - stakeholders.

(*) Técnico Superior en Relaciones Públicas y Ceremonial Empresario, Ateneo de Estudios


Terciarios. Posgrado en Comunicación en las Organizaciones Complejas, en FLACSO. [Ver CV
completo en la página 139]

22 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 17-22 ISSN 1668-5229


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Brand PR:
Versión final: marzo 2011 Comunicaciones de marca
Damián Martínez Lahitou (*)

Resumen: En este artículo se reflexiona acerca de las Brand PR o la Comunicación de Marca, y


en cómo las Relaciones Públicas pueden contribuir a establecer una conexión emocional entre
ellas y las personas. En este sentido, se delinea un cambio en los mercados en el cual se confi-
gura un nuevo paradigma de comunicación -al que aún hay que interpretar- que busca lograr
esas conexiones de una forma significativa, valiosa y perdurable. Y un nuevo consumidor, nue-
vas tecnologías e ideas que implican un conocimiento cada vez más profundo y complejo. Es
decir, un panorama desafiante y confuso a la vez, con muchos elementos nuevos que se deben
conectar entre sí. Y un nuevo rol y destrezas para las Relaciones Públicas que sin dudas, hoy
atraviesan una redefinición histórica, revalorizándose por su capacidad amplificadora sincró-
nica: la capacidad de amplificar el esfuerzo de la marca en sincronía, en el mismo momento y
lugar que lo hacen el resto de las comunicaciones de marketing.

Palabras claves: Brand PR - campañas publicitarias - Comunicaciones Corporativas - Comu-


nicaciones de Marca - Comunicación Empresaria - comunicadores - Dircom - gestión comu-
nicacional - Imagen Corporativa - Marcas - Marketing - medios de comunicación - Mercadeo
- nuevas tecnologías - públicos - Relaciones Públicas - Reputación Corporativa - social media
- stakeholders.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 29-30]

Había una vez.... Poco a poco fue apareciendo en el mercado. Con bajo perfil. Parecía sólo una
moda y finalmente llegó para quedarse.
Como pasa habitualmente, fue paso a paso, con dificultades, con grandes defensores, facilita-
dores y también con muchos detractores. Pero llegó.
Hoy se observan los avances que las comunicaciones de marcas han hecho en el terreno de la
publicidad, su irrupción (y triunfos) en los medios digitales, la forma en la que usan la crea-
tividad, las ideas poderosas y las nuevas conexiones que establecen con las mentes y con los
corazones de las personas.
Las Relaciones Públicas deberían aprender de esto, y salirse de la zona de comodidad. Lo que se ha
hecho hasta ahora está muy bien hecho, y lo que se sabe se hace muy bien. Pero está faltando algo.
No, mejor dicho, si las cosas se siguen moviendo en la dirección en que se están moviendo, en
el futuro nos va a faltar una columna importante. Aquella con la que las Relaciones Públicas
pueden apoyar a las marcas para ayudarlas a conectarse con las personas emocionalmente.
Las herramientas que -aunque todavía suenen lejanas- las PR pueden aportar para lograr esas

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229 23


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

conexiones de una forma significativa, valiosa y perdurable.


Hay un cambio claro en el mercado y la intención de este artículo es mostrarlo. ¿Cuál es? Llegó
el momento de hablar de Brand PR.

Hola, llegó un nuevo paradigma

Es canchero ser el nuevo paradigma. Porque la palabra paradigma es linda: académica, comple-
ja pero fácil de pronunciar. Porque suena a algo siempre allá arriba, medio inalcanzable pero sin
soberbia, cambiante, novedoso, deseado… (Y en definitiva, porque es mucho mejor -en todo
caso- que ser por ejemplo un apotegma). Al fin: ¿quién no quisiera ser un paradigma? El punto
es que esta vez, lindo y canchero como siempre, el nuevo paradigma es de verdad incompren-
sible. O al menos difícil de abarcar, de aprehender y de entender.
Así, se reconfiguran en él muchos elementos: un nuevo consumidor, nuevas tecnologías, ideas
novedosas. Y también un conocimiento cada vez más profundo y complejo sobre todos ellos.
Es decir, un intríngulis para todos los que venimos ‘haciendo eso que hacemos’ desde hace unos
cuantos años.
Es un panorama fascinante, pero confuso, con muchos elementos nuevos que se deben conec-
tar entre sí (y con los que ya conocíamos). Lo bueno es que de todos estos, podemos aislar los
elementos más importantes para nuestro sistema: H2O. Y en comunicaciones: medios – con-
sumidores – marca.
El viejo paradigma era, podría decirse, militar, verticalista, unívoco. Las marcas hablaban, el
consumidor escuchaba y obedecía. Era un consumidor espectador, frustrado, sin canales de
conversación o de respuesta hacia las marcas. Se expresaba cada tanto, en una carta de lectores
en el diario. Sin canales de comunicación abiertos, los consumidores vivían sin vínculos verda-
deros entre ellos y con las marcas.
Es fácil pensar que el cambio ha surgido con la aparición de las herramientas tecnológicas de
la web 2.0, los móviles y los medios digitales. Pero se entiende que el cambio es todavía más
profundo. Es un cambio actitudinal, mental y conceptual.
Pareciera que los seres humanos se están parando distinto frente a las cuestiones que hacen a
realidad cotidiana. También, frente a los hechos que los conmueven. O, mejor dicho, estamos
eligiendo qué cosas nos van a conmover.
Acá y en todo el mundo, se discute a quiénes se tienen de líderes, no se aceptan los dogmas, se
pelea por los ideales, se consensúan las ideas. Si se lo hace con las instituciones o los gobiernos,
¿cómo no hacerlo con las marcas?
La tecnología ayuda, claro, pero sería como decir que el Renacimiento se debió a que apareció
la imprenta o que la Edad Moderna surgió solamente como consecuencia de la aparición de la
locomotora a vapor. Es pedirle demasiado a la tecnología, y perder el foco. Y el foco está en las
personas. Y en cada uno de nosotros.
Y es que hasta ahora, el uso de los nuevos espacios de expresión ha venido desde las personas,
no desde las marcas. Fue en los foros, los blogs, los flogs, los v-logs, los chats, etc… donde surgió
esta nueva corriente. El cambio surgió en YouTube o en Flickr, no en Coke.com o Nike.com, por
poner el caso de los de las empresas que mejor manejan hoy el espacio digital.
Tal vez si fuera por quienes manejan –o manejamos- marcas, nada de esto habría ocurrido. El

24 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

cambio no vino de las marcas ni tampoco de la tecnología. Vino de un cambio de pensamiento,


de actitudes. Vino de las personas. Viene de de cada uno de nosotros.
Y eso implica repensar el viejo esquema de la comunicación, donde había un emisor, un código
común, un canal, un mensaje y un receptor. Ahora es el receptor quien impone el código. Y
quien elige el medio (o canal) en el cual expresarse.
Desde el punto de vista de las marcas, no sólo la marca emite y el consumidor recibe, sino que
el consumidor responde. Y no sólo responde, el receptor dialoga con otros receptores sobre ese
emisor inicial, es decir, la marca.
Por eso es que hoy las marcas están desesperadas por ‘establecer conversaciones’ con los consu-
midores. Y en realidad lo que hacen es intervenir -algunas muy bien, otras muy mal, la mayoría
con temor- en esas conversaciones entre las personas. Y en los espacios donde tienen lugar esas
conversaciones. De ahí que uno de los componentes más importantes de este nuevo paradigma
sea -precisamente- la capacidad de entablar conversaciones entre las marcas y las personas, de
la misma manera que las personas lo hacen entre sí.
Pensemos un minuto en Nike. Cuando tuvo que dejar de ser un producto selecto y de nicho,
consumido por unos pocos ultra-atletas, no solamente se dirigió a las personas a través la web,
sino que utilizó esta herramienta para crear relaciones sostenidas y de ida y vuelta con ellas.
Es más, hizo que las personas hablaran entre sí a través de la marca, como la acción en la que
un amigo podía establecer contacto por celular a través de personajes famosos. Eso se llama
diálogo. Diálogo en serio.
Hay otro cambio del que hay que ocuparse: lo que ocurre en los medios. Un comité de expertos
se reunió en Europa para conversar sobre dos temas que angustian a los periodistas, editores
y generadores de contenidos. Uno, la desaparición de los medios impresos en papel. Dos, el
impacto de las nuevas tecnologías en los medios.
Mientras estos expertos discutían, ocurrió algo terrible: cayó Lehman Brothers. Las finanzas
mundiales se desplomaron. El consumo de evaporó. La publicidad desapareció de los medios
y los despidos comenzaron a sentirse. Los periodistas comenzaron a quedarse sin trabajo. Peor
aún, los medios comenzaron a quedarse sin periodistas.
Está claro que quienes formamos el sector de agencias de las PR somos una opción para remo-
delar el orden imperante de nuestra política y la economía.
La revista The Nation de los Estados Unidos, en diciembre de 2009, publicó este pedido urgente
de ayuda a sus lectores:

A medida que las salas de redacción se reducen y los sistemas de infotainment se propagan,
el compromiso de The Nation de mantener una actitud vigilante, y un periodismo tell-
it-like-it-is de investigación permanece inquebrantable. Pero es posible sólo con el apoyo
adicional de nuestros lectores. (The Nation, 2009)

¿Entonces? ¿Existe allí una oportunidad para las marcas? ¿Hay algo más de valor que se pueda
aportar desde las Relaciones Públicas?
La visión de varios de los editores de medios grandes y medianos en los Estados Unidos, es que
una vez que la crisis se termine los ingresos volverán sólo hasta el 80% de lo que eran en 2007. Y
el ratio de ingresos de los medios, que antes era de 6 a 4 entre publicidad e ingresos por lectores,
ahora serán de 9 a 1. Ahora, si los ingresos viene sólo por publicidad se preguntan los editors y

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229 25


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

publishers, ¿cuánto falta para que sean las marcas y no los media groups los dueños de esos me-
dios? ¿Cuánto falta para que GM o Unilever o Gillette sean dueños de medios, de la misma for-
ma que hoy lo son Time Warner, CNN o Fox Media? Esa es la pregunta que se hacen los gerentes
de medios, y los anunciantes. También se la hacen los periodistas, que ya trabajan para marcas,
tanto como para medios.”
Suponiendo que es un punto de vista exagerado y que sus interlocutores en los Estados Unidos
estaban demasiado preocupados. Igualmente hay varios puntos interesantes allí:

-¿Pueden las marcas transformarse en generadoras de contenidos para los medios?


-¿Pueden ayudar a los medios a tener historias interesantes para contar a sus lectores (se llamen
así a televidentes, radioescuchas, internautas, mobile readers, etc.) y atraer más audiencias?
-¿Son las marcas objeto de noticia? ¿Tienen valor periodístico para los medios?
-¿Pueden las marcas usar ese empuje para establecer nuevas, mejores y más profundas relacio-
nes con sus consumidores?

La función de las Brand PR es transformar a las marcas en grandes y buenos productores para
los medios. No compitiendo ni entrometiéndose (la independencia entre periodismo y empre-
sa periodística tiene que ser respetada con cada vez más fuerza), sino cooperando. Generando
conexiones emocionales fuertes entre marcas y personas. Generando contenidos interesantes
que unan y reúnan a los medios con sus lectores. Y generando ROI interesantes para las marcas.
Y esto, va a llevar a los profesionales de las Relaciones Públicas a trabajar sobre dos cuestiones
muy importantes. La redefinición de lo que es noticia y si las marcas pueden ser objeto de noticia.

Las nuevas comunicaciones de marca

El nuevo paradigma no es algo abstracto o pasajero. Ya avanza entre nosotros y tiene un impacto
directo en la forma en la que las organizaciones, empresas y marcas se comunican con las personas.
El territorio de las marcas se expande y se abre. Las relaciones con los consumidores se van hacien-
do cada vez más emocionales. Los vínculos emocionales son, por definición, inestables y complejos.
Esto dice mucho sobre la forma en la que las personas van a relacionarse en el futuro con las
marcas y con las instituciones: de la misma forma caótica, apasionada y desordenada en que
manejan sus relaciones personales.
Eso es bueno, pero también es riesgoso. Se ingresa en un territorio apasionante, sí; pero tam-
bién complicado. Los nuevos mundos son así.
El consumidor se pone más exigente, más inteligente, más brand-savy, más emocional, más
consciente de su poder de compra (y de daño) y más activo. Las marcas se vuelven (o deberían
volverse) más activas y abiertas. Y las comunicaciones dejan de ser lineales y abstractas.
Se murió -pobrecita- la frase “El mensaje que baja la marca”. Hoy, el consumidor le revolea SU
mensaje a la marca. Así, hoy las palabras clave de las comunicaciones son:

26 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

- Credibilidad
- Planning
- Insights
- Storytelling
- Cambio
- Horizontalidad
- Feedback
- Engagement

¿Qué quiere decir esto para el mercado de PR? Hasta hoy, PR estaba enfocado en dos temas
centrales. Construcción de reputación y manejo de crisis. Pero hay un territorio emergente.
Hay un nuevo lugar en donde se encuentran las necesidades crecientes de las marcas de rela-
cionarse con las personas, de ser impactantes y relevantes y lo que se hace desde las Relaciones
Públicas. Se puede llamar a gusto: territorio, disciplina, evolución, herramienta…
Eso nuevo que está apareciendo (y hoy está en el escritorio de los brand managers más influ-
yentes) se llama Brand PR.
Antes, cuando una marca iniciaba un plan de marketing, ponía a las PR como último elemento.
Se cubría la campaña, salía una mención en la página de Empresas-Protagonistas de los medios,
y listo. Hoy, las empresas que lideran el cambio suman al equipo de PR a la mesa de trabajo des-
de el día uno. ¿Por qué? Básicamente, por la capacidad amplificadora sincrónica que tiene PR.
Es decir, la capacidad de amplificar el esfuerzo de la marca en sincronía, en el mismo momento
y lugar que lo hacen el resto de las comunicaciones de marketing, publicidad, web, activaciones,
BTL y marketing directo entre otras.
Antes, la amplificación era diacrónica -es decir, fuera de tiempo-. Antes o después, las acciones
de PR hablaban sobre la marca o sobre la campaña, pero no generaban impacto para la marca.
Lo que hoy debe empezar a buscar el relacionista público es cómo transformar el hecho de
marca en una noticia. Hay que lograr que la marca signifique algo para los lectores. Y que sea
más que un anunciante para los medios, que en muchos casos, están redefiniendo y ampliando
qué es editorial y qué es comercial.
La pregunta que nos hacíamos los ‘prenseros’ era: ¿cómo hago para que la gacetilla entre en los
medios?
Esa pregunta pregunta creció y pasó a ser: ¿cómo hago para que esta gacetilla sea relevante y
cuente algo interesante para el medio y sus lectores?
Pero la pregunta que hay que hacerse ahora es: ¿Qué le aporta esta información a la marca? y
¿Cómo le llega esta información al consumidor de una forma relevante y atractiva?
Las Relaciones Públicas tienen que pensar en cómo su trabajo llega al consumidor, de la misma
forma en que lo hacen una web, un spot de TV, una frase de radio o una activación. Las PR
tienen que ser un aliado del medio, no un simple ‘llevador de noticias de prensa’.
En cierta forma, nos tenemos bien ganado el apodo de ‘prenseros’. ‘Prensero’ suena a alguien
que hace algo útil, sí; pero que no aporta demasiado valor. Eso no puede seguir siendo así.
Hay que transformarse en aliados de los medios. Oír el llamado de los cientos de periodistas
que se la pasan buscando y pidiendo buenas historias. Ayudar a los medios a tener mejores
historias y a los periodistas a conseguir mejor material para esas historias. Ayudarlos a lucirse,
a conseguir lectores, a seguir mejorando su nivel. Las marcas tienen mucho que dar y mucho

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229 27


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

que ganar. Pero casi no lo hacen, porque desde las agencias de PR no se comenzó, en general, a
trabajar en ese sentido.
Pero el viento y la marea están cambiando. Le pasó a la publicidad en los años ochenta, cuando
descubrió que debía salir del acartonamiento, de los lugares comunes y de la seriedad para
explorar los territorios de la alta creatividad, de la atracción, de la creación de experiencias para
las personas.
Hubo un día -en septiembre de 1991, para ser más precisos- en que Coca Cola dejó de pedirle
creatividad exclusivamente a McCann Erickson –su agencia desde 1955–, y comenzó a pedírsela
a empresas como Creative Arts Agency, CAA, que empezó –además–, siendo una agencia de
guionistas de Hollywood.

¿Por qué? “Cada vez que se rompe el molde tradicional, se causa algo de dolor y algunos
trastornos –dijo en ese momento Donald R. Keough, Presidente y CEO, de Coca Cola, en
una conferencia de prensa en agosto de 1993, cuando CAA presentó la campaña Always
Coca Cola –. Reconocemos eso, pero pensamos que necesitábamos una nueva visión del
producto creativo.” (Keough, 1993).

Peter S. Sealey, vicepresidente y director de marketing global, dijo en ese momento: “Esto po-
dría ser un nuevo paradigma de publicidad. Somos una compañía mejor cuando tenemos un
buen competidor. Madison Avenue también será mejor ahora. ¿Por qué tener miedo de la crea-
tividad? Abramos la puerta y dejemos que entre el sol”. (Sealey, 1993). A veces, viendo cómo se
comporta el sector de las PR, pareciera que el sol no está entrando del todo.
El Brand PR está naciendo, no es una categoría desarrollada ni explorada. Pero a medida que las
marcas van descubriendo cómo las herramientas de PR pueden ayudarlas a relacionarse más y
mejor con sus consumidores, adaptarse es cada vez más necesario. PR terminará siendo una in-
dustria creativa por necesidad. Pero creo que debe serlo por voluntad. Por ganas de trabajar mejor.
Las Relaciones Públicas tienen las de ganar en este cambio si se ponen las ganas de aprovechar
varias cosas que los argentinos tenemos en buenas cantidades:

-Caos y confusión
-Presión y competencia
-Pensamiento lateral
-Inseguridad e incertidumbre
-Talento
Es decir: creatividad.

En ese sentido (y esto puede no gustarle a algunos), hay agencias de PR que atrasan. Ven el
cambio como una amenaza. No es grave, siempre pasa. Lo nuevo causa resistencia. Lo grave es
que mientras algunas empresas atrasan, los anunciantes y los consumidores se adelantan. Ven y
van varios pasos antes que nosotros.
¿Cómo es que hoy hay agencias de publicidad que venden campañas de publicidad globales
creadas desde Buenos Aires y no hay una sola agencia de PR que haga algo parecido? Es simple:
todavía no lo necesitamos (o eso creen algunos).
Cada tanto, algunos ejecutivos de empresas de PR empiezan a hablar de PR 2.0, de “lo digital”,

28 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

de redes sociales. Como si la tecnología fuera una fuerza per se. Un fin y no un medio. Y la
fuerza la tiene la gente, y la tienen las ideas que conectan con esa gente. El fin es conectar a las
marcas con esa gente.
¿Es acaso el Brand PR un movimiento de contracultura, un emergente vanguardista, rechazado
por el establishment? No me animaría a decir rechazado. Pero sí ignorado en muchos casos. Por
suerte, el marketing, los anunciantes y la publicidad no lo hacen.
Así, se debería de aprender de la publicidad, y cooperar con cualquier herramienta de comuni-
cación que esté buscando hacer lo mismo que nosotros. Crear valor simbólico para las marcas.
Crear valor para las marcas. Crear marcas. Y crear.
El nuevo paradigma está -¿cuándo no?- haciendo todo lo posible porque no se lo comprenda.
No se va a encontrar por ahora, ni en los próximos años, una respuesta clara, pero es importan-
te que se tengan claras esas preguntas, para ir respondiéndolas a medida que vamos recorriendo
este, como pocas veces, nuevo paradigma. Que como ya se dijo, es un término muy canchero.

Referencias Bibliográficas

The Nation (diciembre, 2009). Disponible en www.thenation.com


Keough, D. (1993). Presentación de la campaña Always Coca Cola. Conferencia de prensa.
Sealey, P. (1993). Presentación de la campaña Always Coca Cola. Conferencia de prensa.

Summary: The article makes a reflection about Brand PR and how public relations can con-
tribute to establish an emotional connection between brands and consumers. In this sense,
a change in the markets is delineated in which a new communication paradigm is built that
fosters to establish those connections in a significant, valuable and lasting way. In addition, new
consumers, new technologies and new ideas imply a deeper and more complex knowledge. A
challenging and confused scenario with many new elements that have to connect to each other.
And a new role and skills for the public relations that today goes through an historical redefini-
tion, revaluing itself by its synchronous amplifying capacity: the capacity to amplify the effort
of brands simultaneously to other marketing communications.

Key words: advertising campaigns - brand - Brand Communications - Brand PR - commu-


nication management - communicators - Corporate Communications - Corporate Image -
Corporate Reputation - Dircom - Marketing - mass media - new technologies - public - Public
Relations - social media - stakeholders.

Resumo: Neste artigo se reflexiona a respeito das Brand PR ou a Comunicação de Marca, e


em como as relações públicas podem contribuir a estabelecer uma conexão emocional entre
elas e as pessoas. Neste sentido, delineia-se uma mudança nos mercados no qual se configura
um novo paradigma de comunicação -ao que ainda ha de interpretar- que procura conseguir
essas conexões de uma forma significativa, valiosa e perdurável. E um novo consumidor, novas
tecnologias e idéias que implicam um conhecimento cada vez mais profundo e complexo. Isto
é, um panorama desafiante e confuso ao mesmo tempo, com muitos elementos novos que

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229 29


Damián Martínez Lahitou Brand PR: Comunicaciones de marca

devem-se conectar. E um novo papel e destrezas para as relações públicas que sem dúvidas,
hoje atravessam uma redefinição histórica, revalorizando-se por sua capacidade amplificadora
sincrônica: a capacidade de amplificar o esforço da marca em sincronia, no mesmo momento
e lugar que o fazem o resto das comunicações de marketing.

Palavras chave: Brand PR - campanhas publicitárias - Comunicações corporativas - Comuni-


cações de Marca - Comunicação empresária - comunicadores - Dircom - gestão comunicacio-
nal - imagem corporativa - Marcas - Marketing - meios de comunicação - novas tecnologias
- públicos - Relações Públicas - Reputação Corporativa - social media - stakeholders.

(*) Master en Dirección de Comunicación (Universidad Austral). También complementó su


educación con diversos cursos y seminarios sobre Marketing, Comunicación y Gestión de Cri-
sis y Asuntos Públicos. [Ver CV completo en la página 139]

30 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 23-30 ISSN 1668-5229


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
La gestión de las PR
Versión final: marzo 2011 a través de Twitter
Manuel Montaner Rodríguez (*)

Resumen: Los nuevos paradigmas de comunicación proponen poner el acento en la conversa-


ción con el otro y en mercados que hoy son conversaciones. Por esto, las oportunidades de los
Social Media como Twitter son como capas de cebolla que se van descubriendo en la medida de
su exploración, aumentando su utilidad en la medida que los usuarios, clientes y protagonistas
van pensando fuera de la caja. En la dinámica actual de las organizaciones, con el aumento del
uso de Internet y de las redes sociales, se comienza a hablar de una mayor influencia de cierto
tipo de gestión -la gestión social- que trata de la construcción de diversos espacios para la inte-
racción y la reputación. El dominio de esta herramienta por parte de estudiantes, profesionales
y ejecutivos de PR contribuirá al diseño de una comunidad de un nivel contributivo que puede
llegar a ser la más poderosa de la historia.

Palabras claves: Comunicación Corporativa - comunicación digital - Comunicación Empre-


saria - Comunicación Institucional - Comunicadores - Dircom - marcas - nuevas tecnologías
- público externo - público interno - redes sociales - Relaciones con la Prensa - Relaciones con
los Medios - Relaciones Públicas - reputación corporativa - social media - Twitter.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en la página 42]

Las sociedades contemporáneas presentan diversas lecturas que incluyen entre otras a las co-
rrientes de información ideológica, cultural, económica y social.
Para que las organizaciones, instituciones y empresas puedan acompañar los convulsivos mo-
vimientos de cambio permanente que se generan en estas sociedades, necesitan de nuevos mo-
dos de acercarse a la realidad y de interpretarla.
Para ello, los nuevos paradigmas de comunicación proponen poner el acento en la conversa-
ción con el otro y en una acción común con ese legítimo otro ya que “los mercados son conver-
saciones” como afirma la primera de las 95 tesis del Manifiesto del Tren de Claves.
Y esa acción común contará además con un propósito que la hará manifiesta y activa.

La gestión

Gestión -del latín gestio- hace referencia a la acción y al efecto de gestionar o de administrar
(RAE, 2009).
Gestionar según el diccionario online de la Real Academia Española, es “hacer diligencias con-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229 31


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

ducentes al logro de un negocio o de un deseo cualquiera” (RAE, 2009).


Administrar, por otra parte, cuenta con acepciones como gobernar, dirigir, ordenar, desempe-
ñar, suministrar, conferir, aplicar, disponer u organizar (RAE, 2009).
La gestión es graduar o dosificar el uso de algo, para obtener mayor rendimiento de ello o
para que produzca mejor efecto (RAE, 2009), y también la dirección o administración de una
empresa o un negocio.
En la dinámica actual de las organizaciones, con el aumento del uso de internet y de las redes
sociales, se comienza a hablar de una mayor influencia de cierto tipo de gestión -la gestión
social- que trata de la construcción de diversos espacios para la interacción.
Se trata de un proceso en un contexto y una comunidad determinada, y que se basa principal-
mente en el aprendizaje colectivo, continuo y abierto para el diseño y la ejecución de proyectos
que atiendan necesidades y temáticas sociales.
Para comenzar a hablar de gestión de las Relaciones Públicas se debe mirar la manera histórica
en que se fue construyendo conjuntamente con los medios masivos de comunicación social.

Capas geológicas tecno

A fin de analizar este desarrollo en el tiempo se recurre a la figura denominada Capas Geológi-
cas Tecnológicas, como si la aparición de un nuevo medio de comunicación constituyera por sí
mismo una capa donde se asentaría y expandiría, hasta la aparición de un nuevo medio, sin que
ello signifique su propia desaparición.
En la primera capa geológica tecno -fines del siglo XIX- la preeminencia la tenían los medios
gráficos, diarios y revistas.
La influencia de estos medios de comunicación social era significativa; un filósofo como Hegel
afirmaba que “La lectura del periódico es la oración matinal del hombre moderno” (Wikiquote,
2009).
A principios del Siglo XX estos medios de comunicación fueron las usinas generadoras de
profesionales que nutrieron a la naciente profesión de las Relaciones Públicas, creando agen-
cias de prensa, fundando consultoras de comunicación o incorporándose a las empresas como
comunicadores corporativos como lo hizo Ivy Lee, primer consejero y pionero de la profesión,
creador del Primer Manifiesto de las Relaciones Públicas (Figueroa Serrano, Flores Romero y
Martínez, 2002) ; y Edward Bernays, sobrino de Sigmund Freud, difusor de la obra del creador
del psicoanálisis y considerado como el padre de las Relaciones Públicas modernas (Wilcox y
Cameron, 2006, p. 62).
Luego de la Primera Guerra Mundial comienza una segunda capa geológica tecno con el flore-
cer de un nuevo medio de comunicación como la Radio que impactó fuertemente en la socie-
dad, ya que por sus características -el oyente siempre completa el mensaje- fue el medio ideal
para la transmisión de ideas, mensajes y contenidos heterogéneos que permitieron por ejem-
plo, el crecimiento en Europa de regímenes totalitarios (como los de Mussolini en Italia y Hitler
en Alemania); y en Estados Unidos de Norteamérica la difusión del New Deal y la reafirmación
democrática tal como hizo Franklin Delano Roosevelt luego del crack financiero de 1929 con
sus “Charlas al calor del hogar” (Zenizo Lindsay, 2009).

32 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

La tercera capa geológica tecno se da en la década de los años ´60, cuando la televisión hace su
gran entrada audiovisual. La televisión con características de alto impacto social y cultural creó
una nueva manera de comunicar la realidad y el entretenimiento. El conocimiento del lenguaje
televisivo posibilitó la victoria de John F. Kennedy en su célebre debate contra Nixon en TV
(Wikipedia, 2009) y ese lenguaje de primacía de las imágenes visuales contribuyó a una gran
influencia sobre la Opinión Pública norteamericana cuando la TV ya había llevado la guerra de
Vietnam al corazón de una importante cantidad de hogares (Jenze, 2000).
La última capa geológica tecno ocurre a finales del siglo XX / inicios del XXI con el inicio, creci-
miento y Big Bang de internet. La Red permitió una conexión global como jamás se había visto
antes y que se fue acelerando al mismo tiempo que su velocidad de conexión, proveyendo la
materia prima para que se crearan innovadoras posibilidades de comunicación e intervención
en la vida pública y social del planeta.
Gracias al poder de internet se han registrado en los últimos cinco años los cambios más extraor-
dinarios y avasallantes en la manera de comunicarnos de un mundo cada vez más digitalizado.
Esta especie de Tsunami tecnológico/educativo toca a todos los sectores de la sociedad especial-
mente en las nuevas dimensiones del trabajo humano.

Otras miradas

El impacto social de estas tecnologías interactivas generó innovadoras miradas a la cultura y


a la identidad en las organizaciones, en la manera de comunicarnos, en las crecientes redes
conversacionales y en la forma en que las empresas son y quieren ser percibidas por la sociedad.
La tecnología y la vida en red se han vuelto parte de nuestra cultura cotidiana. Se ha pasado
de tener un teléfono familiar, -que en muchos casos era casi un privilegio- a tener varias líneas
celulares por familia.
Ahora los usuarios nos encontramos en Facebook, en Sónico o Myspace, chateamos con Win-
dows live, msn, o Google talk, hablamos a cualquier parte del mundo con Skype a costo cero
si el interlocutor tiene el mismo programa o a costo ínfimo si lo llamamos a su celular o su
casa, trabajamos con nuestras netbooks o laptops en bares con wifi, el celular nos dice donde
estamos físicamente con su programa gps que además nos puede llevar a cualquier dirección
mostrándonos nuestra ubicación en tiempo real en un mapa tan completo como el Google map,
posteamos en Blogs -los nuevos currículum- sobre el tema de nuestra preferencia, subimos los
videos grabados con los celulares a YouTube o directamente a un canal de tv como TN para ser
cronistas virtuales de cualquier evento que participamos.
Google pasó de ser un simple buscador de datos indexados a ser una compañía de comunica-
ción multinivel que acaba de sacar un servicio llamado Buzz para integrar varias redes sociales
y posee celular propio con su marca y servicios asociados.
Creamos comunidades y nos contactamos con profesionales y estudiantes a través de los Social
Media que nos representan o nos sentimos identificados.
Y la lista continúa, ampliándose, extendiéndose, renovándose.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229 33


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

Distinciones de la convergencia

La red muestra las distinciones de la convergencia y ha logrado algo extraordinario: mostrar


tendencia o SER la tendencia.
Andy Warhol estaría feliz: cada habitante del planeta tiene la posibilidad de sus 15 minutos de
fama mundial (Wikipedia, 2009).
¿Un ejemplo reciente y notorio?
Agustina Vivero más conocida como “Cumbio”, de 18 años, que con su fotolog ha logrado reunir
20 clubes de fans, ser convocada a los programas de más alto rating en la TV como la conoci-
da conductora televisiva Susana Giménez, su apodo es una marca y empresas internacionales
como Nike se disputan su sponsoreo pues tiene un impacto global que se mide en millones de
contactos de jóvenes, muchos de ellos de la tribu urbana de los floggers, llegando a ser tapa del
New York Times (New York Times, 13/3/2009).

La era de las Relaciones

Como sostiene el coach e investigador social Alejandro Marchesán existe una conexión directa
entre Comunicación, Relaciones y Poder definiendo al Poder como la capacidad humana de
accionar y generar resultados (Marchesan, 2006).
Según la clasificación de Anthony Robbins (1999, p.23) las fuentes de poder han atravesado
diversas eras:
1. Era Fisiológica: el poder era una consecuencia de la fisiología. El más fuerte y el más rápido
obtenía los mejores resultados.
2. Era Jerárquica: el poder estaba en relación con la posición que se lograba tener en las distintas
estructuras sociales y políticas (reyes, feudos, castas).
3. Era Industrial: el poder estaba asociado al Capital. Poseer el capital significaba mayor control
de los procesos de generación de resultados.
4. Era del conocimiento: es la era actual y el poder reside en aquel que posee el conocimiento y
está bien informado en tiempo justo para acompañar la vertiginosidad del cambio en el mundo
y seguir generando resultados que lo hagan competitivo.

Alejandro Marchesán postula la aparición de una nueva era que él llama así:
Era de las Relaciones: la fuente de poder radica en las relaciones porque (…) “cuantos más
puentes y conexiones haya entre los individuos que conforman una relación o red de rela-
ciones, más grande es la posibilidad de concebir un mundo diferente”, ya que “nadie obtiene
mayores resultados que lo que sus relaciones le permiten” (2006, pp.31-32).

En la era de las relaciones, los paradigmas se resignifican: se prioriza la economía y la síntesis en


la comunicación y se favorece la facilidad de uso, instantaneidad, alcance pleno, alta movilidad,
la oficina móvil, generación de comunidades, alta exposición, innovación relacional y especial-
mente el poder de la comunicación productiva.
Uno de los medios más versátiles que incluye esta característica y posee un alto potencial de

34 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

crecimiento en este sentido, se llama Twitter.


Y llegó para quedarse.

¿Qué es Twitter?

Según lo sostiene Jack Dorsey uno de sus fundadores, es una herramienta de comunicación
absolutamente gratuita que nació para ser aplicada en el marco de una red corporativa de una
organización en particular y desde su salida al mercado ha logrado multiplicarse en forma
exponencial (Muñoz y Riveiro, 2009).

¿Porqué ahora es otra cosa?


Para empezar, este microblogging es de tan sólo 140 caracteres o sea nada más que 20 palabras.
Lo que sería una oportunidad de priorizar lo más importante de cualquier discurso y evitar lo
redundante, lo genérico, el exceso.
En Twitter conviven escritores, periodistas, actores, cantantes, oficinistas, CEO´s de multinacio-
nales, ejecutivos, personal administrativo, amas de casa, estudiantes, es decir una ancha gama
de personas que no temen a la exposición y a la comunicación abierta a posibilidades y que
cada día integra a más personas de las más diferentes ocupaciones.
Durante el segundo semestre del 2009, el periodista Darío Gallo, editor de Perfil.com, brindó
una conferencia sobre Twitter en la cual le demostró al auditorio sobre cómo se puede crear una
redacción virtual o sobre la forma más dinámica para conocer y reclutar nuevos colaboradores
para la editorial Perfil a través de esta herramienta que muchos creen “boba” (Dircom Social, s/f).
El modelo de Twitter es una tendencia que va creciendo en el mundo de las Comunicaciones, el
Engagement y las PR, y está encaminado a proporcionar una excelente posibilidad para la gestión
de las Relaciones Públicas, ya sea en una organización, Consultoría, una ONG o en el gobierno.
En su carrera hacia la presidencia de los EE.UU., Barack Obama basó su estrategia PR en el uso
de las redes sociales (Siegler, 2009) y abrió una cuenta en Twitter que le dio grandes resultados
en su convocatoria ciudadana. La cuenta todavía es utilizada en su nombre por su Equipo de
Campaña y se encuentra plenamente activa como twitter.com/BARACKOBAMA.
La flexibilidad extraordinaria de este ágil medio social permite comunicar desde un lanzamien-
to de un producto, un evento o un servicio hasta conocimientos académicos (como lo hace por
ejemplo el profesor José Luis Orihuela, creador del portal www.ecuaderno.com en (twitter.
com/JLori); e incluso los entretelones de un parto en vivo como lo hizo la diseñadora Sara
Morishige, mujer de otro de los fundadores de Twitter (Primer parto en directo vía Twitter, s/f).
Este servicio de microblogging llegó a colapsar cuando se dio a conocer la noticia de la muerte
del cantante pop Michael Jackson, lo que provocó un revuelo mundial y 9 de los 10 Trending
Topics (temas de tendencia en la conversación tuitera) se refería a su desaparición física (Siegler,
25/6/09).
Las repercusiones de estos eventos en los blogs y en las redes sociales de Relaciones Públicas per-
miten inferir que las PR en todo el mundo han tomado debida nota de esto y que posiblemente
no se han quedado de brazos cruzados.
Esta oportunidad ha servido también para un reposicionamiento en la postura que tenían al-
gunas consultoras y agencias de PR y además les permitió renovarse en la búsqueda de nuevos

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229 35


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

nichos de trabajo y comenzar la gestión de diversas aplicaciones en el ciberespacio para sus


clientes conjuntamente con Twitter.
En este mismo sentido, un joven profesional de la comunicación corporativa Carlos Marino
Crovara, cuyo Twitter es twitter.com/carloscrovara confeccionó un detallado listado con aque-
llas consultoras del mercado argentino de relaciones públicas que tienen cuentas activas y pro-
ductivas en Twitter y que se anotaron en esta jugada innovadora (Guía de consultoras argentinas
PR en Twitter, 08/01/10).

Más aplicaciones

Un singular trabajo sobre el tema, fue publicado en el 2009 por la profesora Corinne Weis-
gerber de la Universidad de St. Edgard de Austin, Texas, donde sostiene que hay muchas más
aplicaciones de Twitter para las Relaciones Públicas, las cuales podrán gestionar tópicos como
los siguientes:
• Promover el activismo político en regiones de conflicto de alto o mediano nivel, (como ocu-
rrió con Irán y Honduras) (Blanco, 09/07/09).
• Ganar fluidez en la comunicación con los influentials y stakeholders de la empresa.
• Intervenir en Comunicaciones de Crisis, (la Cruz Roja chilena utilizó Twitter para indicar los
lugares de acopio de donaciones, cuentas bancarias, desmentir rumores y entregar información
actualizada a la prensa).
• Monitorear conversaciones y responder online -si cabe- lo que se está diciendo de tu organiza-
ción.
• Hacer ‘Live Journalism’ desde casi cualquier celular (por ejemplo con la aplicación Übertwit-
ter, que permite enviar fotografías también).
• Iniciar conversaciones.
• Participar en conversaciones con uno o varios interlocutores.
• Informar o promover historias de la empresa (con los Públicos Internos o Externos de acuer-
do a cómo se configure la cuenta de Twitter como Privada o Pública, ideal también para B2B
–Business to Business- o B2C –Business to Consumer-) (La comunicación corporativa con Twitter,
15/05/008).
• Crear contexto corporativo hacia sus Públicos Internos, como herramienta de comunicación
interna, action streaming y estadísticas de rendimiento (La comunicación corporativa con Twit-
ter, 15/05/008).
• Generar tendencias mediante el uso del numeral (hashtag) delante de la palabra a monitorear.
• Gracias al numeral se puede visualizar instantáneamente el Twitter-setting del día, y ver como
se construye dicha agenda (a través de los temas de tendencia o trend topics).
• Brindar información clave sobre tus productos o servicios.
• Publicitar casi cualquier cosa como un ebook o un libro para bajar gratuitamente en pdf (lo
hicieron desde el experto en relaciones públicas y docente universitario Paul Capriotti hasta el
periodista Lalo Zannoni) o comidas top orgánicas y naturales, como lo hace el mercado Whole
food de New York (twitter.com/wholefoodsnyc).
• Realizar búsquedas laborales muy precisas (como Google), buscar un socio e incluso nuevos
clientes (como el caso de Despegar.com).

36 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

• Difundir el último post del blog corporativo de la organización a través de un link corto en
Twitter.
• Promover la transparencia en las instituciones públicas y privadas.

¿Cuál será el futuro de Twitter?

O como se lo plantea el periodista y blogger Ignacio Duelo, “¿Hasta dónde llegaremos con los
nuevos medios?” (Duelo, 22/06/09).
Y él mismo se responde: “Nadie lo sabe”.
“Es posible –dice Duelo- que Twitter decaiga y hasta desaparezca algún día (…), pero el camino
ya está trazado y las herramientas seguirán el patrón de la instantaneidad, la universalidad y la
espontaneidad (27/05/09).
Estas características de Twitter se suman a aquellas que el prestigioso The New York Times deta-
llara en el artículo “Twitter en las barricadas: seis lecciones aprendidas” durante crisis institu-
cionales, escrito por Noam Cohen (21/06/09):
• Twitter es una herramienta muy versátil y dinámica y por lo tanto difícil de censurar, porque
no tiene una ubicación fija que precisa de un sitio web como en el caso de Facebook o Myspace.
• Los tweets (o mensajes) generalmente suelen ser triviales, pero hay que estar atentos, porque la
suma de sus mensajes individuales tiene fuerza colectiva en la opinión pública.
• Hay que ser precavido con la credibilidad de sus mensajes. Así como sirven para difundir
hechos, también multiplican errores o falsedades. Todavía va siendo una cuestión de confianza.
• En Twitter hay maniobras para falsear la información y sus emisores, es decir que también
puede ser usada para desinformar, por lo que debería ser mirada con un ojo crítico.
• Twitter se autorregula, pero puede llevar a conclusiones falsas, porque está limitada a una co-
munidad que usa la Red y tiene ciertas características. No se puede apreciar toda una situación
a través de ella (algo que ocurre con otras herramientas, por lo que habría que tener cuidado
con la `burbuja de cristal´).
• Así como puede condicionar gobiernos, Twitter puede criticar y exponer a los grandes medios.

Twitter es de fácil manejo pero aunque parezca lo contrario, no es una herramienta pensada
para adolescentes. Más bien, ellos se encuentran en franca minoría ya que quienes más la uti-
lizan son audiencias adultas constituidas por una franja etaria que va de los 45 a los 54 años
que constituyen el grupo más grande de usuarios, mientras que el que le sigue inmediatamente
es el de las personas mayores de 65 años, según lo manifiesta The New York Times (Murray,
26/05/09).

Al fenómeno de Twitter, el editor de Perfil.com Darío Gallo lo considera como “la aristocracia
de la Web”:
• “Es para pocos: mientras que a Facebook lo usan más de 300 millones de usuarios, a Twitter
sólo 17 millones y en la Argentina sólo somos 3 mil.
• Pero es más aristocrático según un estudio reciente de Harvard, indica que sólo 10% de los
usuarios escribe con regularidad en Twitter” (Cheng y Evans, 2009).

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229 37


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

Con lo cual resultan cada vez más interesantes las posibilidades de uso que genera esta herra-
mienta, que todavía no ha sido del todo explorada.
La industria de las Relaciones Públicas tuvo un discreto éxito últimamente, inclusive durante la
crisis del 2009, en gran parte por el crecimiento de los Social Media. Las herramientas innovado-
ras como en el caso de Twitter no sólo transparentaron las acciones de Relaciones Públicas sino
que además, las hace sostenibles y eficaces, permitiendo reducir la brecha entre los considerados
como Grandes Profesionales de los que no lo son tanto, y la Comunicación de las PYMES no
tiene nada que envidiarle ahora a la comunicación corporativa de las grandes empresas.

Gestión PR

La Gestión de las Relaciones Públicas a través de Twitter vino a confirmar ciertas tendencias
globales de la profesión que fueron señaladas oportunamente por Christine Perkett en su blog
que dicen:
- Los social media (en este caso Twitter) le devolverán la P de relaciones públicas a los “Pú-
blicos” (the “people”, la “gente”; lo que a prestigiosas entidades educativas les cuesta entender
debatiendo incluso el cambio de nombre de la profesión), yendo mucho más allá de la P de
“Promoción”. Mostrarles a sus stakeholders lo que les interesa a través de Twitter es darles poder
(“Las Acciones generan Resultados”).
Ahora más que nunca, las empresas apreciarán el valor de las Relaciones Públicas y el Marke-
ting ya que una buena comunicación profesional debe ser capaz de medir sus esfuerzos de rela-
cionamiento y asegurarse que la inversión se está gastando en forma más inteligente, sumando
un impacto positivo en el balance final (2009).
En un ensayo publicado como White paper en el sitio www.hubspot.com sobre Twitter y su
aplicación en los negocios, se enumeran algunas ideas sobre la gestión de las relaciones públicas
a través de esta herramienta, como ser:

• Desarrollar relaciones con periodistas, bloggers y todo aquel que tenga relación con los me-
dios masivos de comunicación a través de Twitter: los reporteros y los más destacados blogue-
ros son increíblemente activos en las redes sociales especialmente cuando se trata de la recolec-
ción de información para la construcción de historias. En la red existen recursos que incluyen
posibilidades de acceso a personas influyentes y de los medios de comunicación en Twitter que
pueden ser utilizados para este fin.

• Prestar atención a aquellos tweets que presenten oportunidades editoriales: debido a que
Twitter genera una alta velocidad de respuesta, es un lugar para periodistas y especialistas en
comunicación para observar las últimas novedades y agregar recursos adicionales para sus his-
torias. Cuando se encuentre monitoreando la actividad de blogueros y periodistas en Twitter,
es recomendable un seguimiento de sus tweets, por si se presenta alguna oportunidad de interés
para la organización. Resulta una buena idea enviar tips de reportes de otros links y recursos a
sus contactos de Twitter y en los medios simplemente para acrecentar su relación profesional.
Su contacto se lo agradecerá y probablemente lo tenga en cuenta como referencia, cuando al-
gún tema en el que trabaje tenga relación con su sector.

38 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

• Mensajes Directos (DM) a sus contactos en los medios en lugar de enviarles un email: en-
viando un mensaje directo usted está forzado a crear una breve presentación (pitch) que es
mucho más amable de leer para un periodista. Asimismo, los Mensajes Directos en Twitter son
más espontáneos, casuales y los reporteros muchas veces los prefieren a largas presentaciones
por email. También constituyen un ahorro de tiempo que insumiría la redacción de una pre-
sentación normal de una gacetilla. Siempre hay que recordar que se pueden enviar Mensajes
Directos únicamente si el reportero que le interesa es un seguidor de sus tweets.
Se recomienda, eso sí, no abusar de esta herramienta, ya que se corre el riesgo de que el perio-
dista le dé de baja, lo que dificultaría sobremanera la forma en que se lo puede contactar. Para
esto hay que aplicar el sentido común y tener en cuenta la regularidad de los envíos en función
de los tiempos y los intereses del receptor y no en función de nuestros intereses.

• Use Twitter para chequear si su contacto en los medios sociales se encuentra disponible antes
de enviarle un informe. Es importante chequear si su contacto está disponible es decir online,
y no está enfermo, tiene un mal día o simplemente está afuera por viaje, ya que en esos casos
sería mejor contactarlo e él o a ella en otro momento.

La mirada de un CEO

El mismísimo Director General del sitio Hubspot, Brian Halligan ha compartido su propia ma-
nera de gestionar las PR a través de Twitter, según se lee en su Web www.hubspot.com/:

Comprometa a su CEO con los Medios Sociales


Los medios de comunicación social constituyen una buena forma de conversar con su mercado
PR y hacer las conexiones con clientes potenciales, los clientes reales, blogueros y otras personas
influyentes. Pero para el Director General de una empresa, las formas típicas de contactarse
con los medios de comunicación social pueden resultar dificultosas. Especialmente si se trabaja
en una empresa grande o de alcance mundial. Un CEO normalmente tiene poco tiempo para
escribir en un blog o de responder un montón de mensajes o de requerimientos de amigos en
Facebook. Resulta dificultoso saber cuántas veces puede actualizar un blog el CEO de esa corpo-
ración después de escribir sus primeras entradas. En cambio por la propia limitación de Twitter
de poseer tan sólo 140 caracteres o 20 palabras, todo se limita al envío de pensamientos breves y
comentarios. Si el Director General puede enviar un mensaje de texto, puede usar Twitter desde
cualquier lugar del mundo como una herramienta de marketing y relaciones públicas. Twitter es
realmente perfecto para el CEO que esté permanentemente en viaje de negocios, encontrándose
con gente aquí y allá y con aquellos que tienen algunas opiniones interesantes sobre su mercado.

Manténgase en contacto con bloggers y gente de los medios sociales


Seguir y ser seguido en Twitter es extremadamente sencillo, incluso con aquellos que han sido
caracterizados como famosos por el marketing y las Relaciones Públicas, por lo que resulta más
fácil para mantenerse en contacto con la gente que influye en los medios, en lugar de llamarlos
por teléfono y mandarles gacetillas.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229 39


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

Monitoree su compañía o su marca en Twitter


La constante fluctuación de los mercados y la preferencia de los consumidores, hace indispen-
sable el monitoreo de su marca en Twitter, para la evaluación parcial de sus programas estraté-
gicos Y para corregir el más mínimo desvío que se pudiera detectar.

Realice anuncios significativos, acuerdos o ventas especiales


Si se encuentra en su empresa con ofertas estacionales o con el lanzamiento de nuevos pro-
ductos y servicios se puede utilizar Twitter para anunciar estos negocios en forma instantánea
a una gran audiencia.

Haga actualizaciones en vivo desde eventos o conferencias


Si está participando en alguna muestra comercial o exposición, o en su propio evento corporati-
vo, puede usar Twitter para anunciar cambios de último minuto, o eventos cool que se estén lle-
vando a cabo en ese mismo momento. Es una muy buena herramienta de PR de último minuto.

Promueva entradas del blog corporativo, seminarios en Internet (webinars), noticias y


lo que sea de interés para sus público
Existen muchas maneras para linkear cualquier mensaje interesante a Twitter, como por ejem-
plo los últimos artículos publicados en nuestro blog. Es una buena idea postear artículos que
hayan sido escritos en otros blogs que sean relevantes para nuestro negocio, como por ejemplo
una exitosa historia de atención al cliente o cualquier otra cobertura PR. Y si llega a tener un
contenido que es pertinente para alguno de sus públicos vinculados como un seminario gratis
en internet, postee el link en Twitter para hacer más efectiva su difusión.

Conclusión

Por lo expuesto, sostenemos que las oportunidades de los Social Media como Twitter son capas
de la cebolla que se irán descubriendo en la medida de su exploración y que irá aumentando su
utilidad en la medida que los usuarios, clientes y protagonistas vayan pensando fuera de la caja.
El ejemplo de Barack Obama ya dio frutos, con la participación más activa de un candidato
a la Presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica fuera de los circuitos tradicionales de
comunicación. El Presidente de Estados Unidos alcanzó el nivel más alto de personas que leen
su línea de pensamiento en Twitter con el logro de más de tres millones de seguidores (Seo,
18/02/10).
Para empresas e instituciones -públicas y privadas- puede resultar la maximización de los re-
cursos para comunicar desde la difusión de información positiva de un negocio online, para
linkear con la web corporativa, o simplemente para establecer una buena reputación. El domi-
nio de esta herramienta por parte de los estudiantes, profesionales y ejecutivos de PR contribui-
rá al diseño de una comunidad de un nivel contributivo que puede llegar a ser la más poderosa
de nuestra historia.

40 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

Referencias Bibliográficas

Blanco, R. (09/07/09) Twitter no basta para la revolución. El país. Sociedad. Disponible en:
www.elpais.com/articulo/sociedad/Twitter/basta/revolucion/elpepisoc/20090709elpepisoc_1/Tes
Cheng, A. y Evans, M. (2009) Inside Twitter. An In-Depth Look Inside the Twitter World. Disponi-
ble en: www.sysomos.com/insidetwitter/
Cohen, N. (21/06/09). Twitter on the Barricades: six lessons learned. Nueva York: The New York
Times. Disponible en: www.nytimes.com/2009/06/21/weekinreview/21cohenweb.html?ref=media
La comunicación corporativa con Twitter (15/05/008). Iberlog. Disponible en: www.iberblog.
com/2008/05/15/la-comunicacion-corporativa-con-twitter/
Diccionario de la Real Academia Española. Disponible en: http://buscon.rae.es/draeI/
Dircom Social (s/f). Darío Gallo habló en la USAL (s/f).. Disponible en: www.dircomsocial.com/
profiles/blogs/dario-gallo-hablo-en-la-usal
Duelo, I. (22/06/09) Twitter y el fenómeno de Irán. Podemos Hablar? Reflexiones y aconteceres
de la comunicación. Disponible en: www.podemoshablar.blogspot.com/2009/06/twitter-y-el-
fenomeno-de-iran.html
Frase de Hegel. Disponible en: http://es.wikiquote.org/wiki/Georg_Wilhelm_Friedrich_Hegel#L
Figueroa Serrano, J., Flores Romero, D. y Martínez, C. (2002). Origen. Universidad Tecnológica
de El Salvador. Disponible en: www.biblioteca.utec.edu.sv/siab/virtual/auprides/16079/capitu
lo%201.pdf
Guía de consultoras argentinas PR en Twitter (08/01/10). Prensa y Comunicación. Disponible
en: www.carloscrovara.wordpress.com/2010/01/08/consultoras-en-twitter/
Jenze, E. (Abril 28, 2000). TV en guerra. Clarín. Disponible en: www.edant.clarin.com/diario/
2000/04/28/c-00503.htm
Manifiesto del tren de claves. Disponible en: http://www.tremendo.com/cluetrain/
Marchesán, A. (2006) Comunicación Productiva en la era de las relaciones. Buenos Aires: Gran
Aldea editores.
Muñoz, R. y Ribeiro, A. (25/3/09). Twitter no es una red social sino una herramienta de comu-
nicación. El país. Tecnología. Disponible en: www.elpais.com/articulo/internet/Twitter/red/
social/herramienta/comunicacion/elpeputec/20090325elpepunet_2/Tes
Murray, M. (26/05/09). How tweet it is. Nueva York: The New York Times. Disponible en: www.
nytimes.com/2009/05/27/opinion/27iht-edmurray.html?_r=3&emc=tnt&tntemail0=y
Perkett, C. (junio 2009) Twitter la aristocracia web. Bloc del periodista. Disponible en: www.
blocdeperiodista.com/2009/06/twitter-la-aristocracia-web.html
Primer parto en directo vía twitter (s/f). Revista Carrusel. Disponible en: www.revistacarrusel.
cl/parto-directo-via-twitter/
Robbins, A. (1999). Poder sin límites. Barcelona: Ediciones Grijalbo.
Seo, C. (18/02/10). Barack Obama busca un administrador de su Facebook y Twitter. Realidad
Alternativa. Disponible en: www.realidadalternativa.wordpress.com/2010/02/18/barack-oba-
ma-busca-un-administrador-de-su-facebook-y-twitter/
Siegler, M. (25/6/09). The web collapses under the weight of Michael Jackson´s death. TechCrunch.
Disponible en: www.techcrunch.com/2009/06/25/the-web-collapses-under-the-weight-of-
michael-jacksons-death
Siegler, M. (15/11/2009) President Obama Admits that he´s never used Twitter, but thinks the

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229 41


Manuel Montaner Rodríguez La gestión de las PR a través de Twitter

chinese should be able to. TechCrunch. Disponible en: www.techcrunch.com/2009/11/15/


president-obama-twitter/
Weisgerber, C. (2009) Twitter for PR. Disponible en: www.slideshare.net/corinnew/twitter-for-
public-relations-presentation
Wilcox, D y Cameron. G. (2006) Relaciones Públicas, estrategias y Tácticas. Madrid: Pearson
Educación.
Zenizo Lindsay, G. (2009). El micrófono arma de guerra. Etcétera. Revista sobre medios de comu-
nicación y periodismo. Disponible en: www.etcetera.com.mx/

Summary: The new paradigms of communication propose to focus in the interpersonal dia-
logue as well as in markets that today are conversations. The opportunities offered by social
media like Twitter are like layers that could be discovered while explored, increasing its utility
as users and clients are thinking outside the box. In the present dynamics of organizations, and
with the increase of the use of Internet and the social networks, a greater influence of certain
type of management is arisen- the social management that deals with the construction of di-
fferent spaces for interaction and reputation. The expertise in the management of this tool by
students, professionals and executives of PR will contribute to design a community of partici-
pation that can get to be the most powerful in history.
Key words: brand - communication people - Corporate Communications - corporate repu-
tation - digital communication - Dircom - external public - Institutional Communication -
internal public - management communication - Media Relations - new technologies - Public
Relations - social media - stakeholders - Twitter.

Resumo: Os novos paradigmas de comunicação propõem pôr o acento na conversa com o


outro e em mercados que hoje são conversas. Por isto, as oportunidades dos Social Média como
Twitter são como capas de cebola que se vão descobrindo na medida de sua exploração, au-
mentando sua utilidade na medida que os usuários, clientes e protagonistas vão pensando fora
da caixa. Na dinâmica atual das organizações, com o aumento do uso de Internet e das redes
sociais, começa-se a falar de uma maior influência de certo tipo de gestão -a gestão social-
que trata da construção de diversos espaços para a interação e a reputação. O domínio desta
ferramenta por parte dos estudantes, profissionais e executivos de PR contribuirá ao desenho
de uma comunidade de um nível tributável que pode chegar a ser a mais poderosa da história.

Palavras chave: Comunicação Corporativa - Comunicação Empresária - Comunicação Insti-


tucional - comunicadores - comunicação digital - Dircom - marcas - novas tecnologias - pú-
blico externo - público interno - redes sociais - Relações com a Prensa - Relações com os Meios
- Relações Públicas - reputação corporativa - social media - Twitter.

(*) Doctorando en Sociología del Trabajo y Coach Ontológico y Organizacional certificado.


Licenciado en Relaciones Públicas. [Ver CV completo en la página 140]

42 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 31-42 ISSN 1668-5229


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Avanza la tecnología,
Versión final: marzo 2011 ¡que se salve el contenido!
Orlando Daniel Di Pino (*)

Resumen: En este artículo el autor reflexiona acerca de la relación del avance de la tecnología y la
calidad de los contenidos, y en cómo esto impacta en la gestión comunicacional. Habla del hom-
bre 2010, al que llama Cyborg -mitad físico, mitad conectado- que se mueve alternativamente
como emisor, receptor, ruido y decodificador, casi como un acróbata que juega diversos roles en
un escenario virtual que a la vez, es real. Refiere a la tecnología convertida en un commodity, y
analiza su relación con el contenido del discurso personal/corporativo, en una vidriera en la cual
las empresas están expuestas en 360º donde ya no hay espacio para el bajo perfil. Finalmente,
enfatiza en la necesidad de trabajar en profundidad en la elaboración de discursos que permitan
vislumbrar a una persona/institución, ya que el mensaje es la identidad constitutiva hecha signo;
mientras que la imagen y la palabra son el ADN visible.

Palabras claves: Comunicación Corporativa - comunicación digital - Comunicación Empre-


saria - Comunicación Institucional - Comunicadores - Dircom - marcas - nuevas tecnologías
- públicos - redes sociales - reputación corporativa - Relaciones Públicas - social media.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 50-51]

Algunos autores -especializados en temas de comunicación- están plenamente convencidos


que la humanidad por estos días, está presenciando los últimos momentos de vida de la comu-
nicación humana, al menos de la forma como se la pudo entender durante los últimos siglos.
Las nuevas tecnologías multiplican al infinito, el discurso de millones de personas, organiza-
ciones e instituciones con múltiples motivaciones como intereses, deseos, incertidumbres y
miedos. Éstos a su vez se potencian con el ir y venir de miles de usuarios que van dejando, en la
red, una opinión al respecto, una invitación, un acuerdo, una crítica despiadada o un comen-
tario que modifica el foco del tema original y que es replicada -de manera inevitable- en un
segundo a otros millones.
Pues sí, el mundo está dominado por la hiper información, el hombre dejó de estar informado
o conectado sólo a aquellos subjects que le resultaban de interés. Hoy el hombre del 2010, está
interconectado; todo depende de todos.
En las redes sociales por ejemplo, el hombre es una especie de Cyborg (mitad físico, mitad
conectado) moviéndose alternativamente como emisor, receptor, ruido y decodificador. Casi
como un acróbata chino moviendo varios platos en el aire -al mismo tiempo - juega diversos
roles en un escenario donde todo es virtual, es real y viceversa, y nadie lo aplaude y lo que es
más elocuente, el show no termina nunca. Empieza cuando usted, su empresa, institución o lo

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229 43


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

que sea pulsa una tecla y se conecta.


Recorriendo algunos sitios especializados –por supuesto en la web- se encuentran definiciones
como que la comunicación institucional puede definirse como el tipo de comunicación rea-
lizada de modo organizado por una institución o sus representantes, y dirigida a las personas
y grupos del entorno social en el que desarrolla su actividad. Tiene como objetivo establecer
relaciones de calidad entre la institución y los públicos con quienes se relaciona, adquiriendo
una notoriedad social e imagen pública adecuada a sus fines y actividades.
La comunicación institucional ha existido desde que existen instituciones, desde que el hombre
se organizó con sus semejantes para alcanzar un objetivo común. Ciertamente la comunicación
ha evolucionado con la historia y es diversa la que realizaban las tribus nómadas que unían es-
fuerzos para la caza de la que tenía lugar en sociedades más desarrolladas como la del Antiguo
Egipto o Grecia. Conforme las sociedades evolucionaron, en su seno se crearon instituciones
que respondían a funciones muy diversas: de defensa, comerciales, religiosas, políticas, cultu-
rales. Esas instituciones tenían un puesto en la sociedad y proponían ideas, modos de gobernar
y valores.
La difusión de ideas en la sociedad siempre ha estado presente. Lo que ha variado es el modo de
realizarse a lo largo de la historia. Julio César ofrece en La guerra de las Galias y en otros escritos
una visión particular de su imperio que podría compararse a tipos de comunicación política
e institucional de nuestros días, como la justificación de una intervención armada en un de-
terminado país. En efecto, las representaciones de batallas militares, los bustos, los relieves, los
relatos, han sido durante siglos símbolos con gran poder comunicativo entre griegos, egipcios,
aztecas y tantos otros pueblos. Esos símbolos, fomentados por los gobernantes, transmitían
unos valores, desarrollados también por relatos y canciones populares.
La propagación institucional de las ideas, presente en la sociedad desde sus orígenes, adquirió
con la creación de la imprenta un impulso decisivo, pues era un medio con una enorme capa-
cidad de difusión. Los protagonistas de las luchas religiosas y políticas que tuvieron lugar en
Europa aprovecharían la imprenta para difundir de modo masivo sus ideas y opiniones frente
a los adversarios.
Más adelante, con el crecimiento de la burguesía y el desarrollo mercantil, la imprenta fue me-
jorando sus posibilidades y nacieron los primeros periódicos y hojas volanderas, que estaban
ligados a la información comercial y a la política: el primer periódico sería La Gazzette, nacido
en 1631, en Francia, con el apoyo de Richelieu y Luis XIII. La prensa se desarrollaría progresi-
vamente provocando que la difusión organizada de ideas adquiriera un papel cada vez mayor,
primero en las guerras europeas, y más tarde en la Revolución Francesa (1789), en el nacimien-
to de los Estados Unidos, en el desarrollo de los nacionalismos del siglo XIX y en la unificación
de países como Italia (1870).
En los siglos XIX-XX, el enorme desarrollo económico-industrial y los adelantos científicos
provocaron el descubrimiento de nuevos medios de comunicación con un potencial de difu-
sión extraordinario: primero la radio, después la televisión y más adelante la tecnología digital
o Internet. Estos medios configuraron una nueva sociedad, la sociedad de la información, dan-
do vida a una cultura global y situando a los medios de comunicación en el centro del debate
político, religioso, comercial e ideológico de todo el siglo XX. El carácter masivo de los medios
de comunicación provocó que en algunos países se utilizaran como medios de manipulación a
gran escala durante la I y II Guerra Mundial.

44 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

El autor de este texto es el profesor católico José María La Porte de la Universidad de Santa Cruz
en Italia, y lo escribió hace apenas quince años.
Sorprende que tanta profundidad de análisis y erudición histórica se permita apenas sobrevolar
la palabra Internet sin agregar un solo concepto que permita anticipar su evolución, influencia
y dominio actual.
Lo que sucede, sin ánimo de exculpar a La Porte es que el mundo cambió más en los últimos
quince años que en los anteriores sesenta. Y todo hace prever que cambiará más en los próxi-
mos diez que en el último siglo. Ninguno de nuestros hijos se comunican hoy, de la misma
forma que como lo hacían nuestros padres hace treinta años. Miles de personas pueden acceder
a lo que se escribe en la soledad del cuarto o en plena crisis de la empresa, pulverizando miles
de kilómetros en apenas unos segundos. Hay que saber muy bien qué decir, cómo y a quién.
No hay margen para el error, hoy podemos equivocarnos al comunicar institucionalmente una
sola vez: la primera.
Es este el real desafío. No se debe permitir que la tecnología, que ya modificó a los canales de
comunicación de manera dramática, actúe también sobre el contenido, además de masificarlo,
arrebatarle todo poder de confidencialidad, de hacerlo instantáneo, fácil de reinterpretar y al-
terar, no debemos permitir que vacíe al discurso de importancia, que lo deje huérfano de toda
trascendencia.
No se puede disponer de tanto para tan poco. Lo que se piensa, lo que se dice y cómo se dice
sigue siendo la esencia de la comunicación humana y corporativa. El contenido del discurso es
lo que nos define, lo que marca nuestro ser, lo que transmite nuestros valores, nuestras ideas
que fueron y siguen siendo esenciales.
Ya están quienes dividen a la historia del planeta en cuatro etapas: la de Piedra, la de Sófocles,
la de Gutemberg y la del 2.0. Los cambios ahora, son más rápidos que nuestra capacidad de
entenderlos.
Quienes se recibieron en la Universidad hace 20 ó 30 años, pueden ser analfabetos informáticos
o en el mejor de los casos, están apenas alfabetizados en el mundo Web.
Como todo proceso de cambio profundo, este homo sapiens, deberá adaptarse al mundo digital,
deberá adaptar su inteligencia como lo hizo en el siglo anterior con el teléfono, que fue el pri-
mer invento que lo enfrentó a darse cuenta que la relación con los otros y con los objetos dejaba
de ser excluyentemente personal. Antaño esa relación se daba sólo en un mismo espacio, se en-
frentaba rostro a rostro para dialogar, se manejaba el lápiz para escribir y el pincel para pintar,
se mostraba el billete para realizar la transacción comercial. Y se escribía un carta real sobre
papel que el destinatario leería tiempo después y cuya respuesta llegaría bastante más tarde.
Eso se acabó. Lo virtual es real, los objetos se compran sin ser vistos, se paga con dinero que
nadie toca, el lápiz y el pincel ahora son un teclado, el mensaje de texto reemplaza un encuentro,
un mail es una carta, un teléfono móvil es una computadora de bolsillo y permite responder el
mensaje al instante a otro que puede estar muy lejos y nos responde de inmediato, lo vemos en
foto y podemos seleccionar un sonido que identificará al emisor, con esa voz que no escuchamos.
Este proceso de inmediatez modificó nuestra percepción del tiempo, del espacio y de las rela-
ciones humanas e institucionales. Lo inquietante, es que puede modificar nuestra calidad de
pensar y comunicar.
Es difícil percibir en un mail el estado de ánimo, se hace difícil decir la verdad sin mirar a los
ojos, es una tarea titánica para un vocero corporativo comunicar la posición de la empresa

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229 45


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

ante determinada situación, sin saber con precisión a quién se dirige, sabiendo de antemano
que cualquier receptor puede reenviarle lo recibido a una diversidad de públicos donde los
que están a favor, los que están en contra y lo indiferentes, permanecen todos mezclados y no
dudarán un minuto en responder lo que nadie le pregunta a otros miles que tal vez, ni siquiera
están al tanto de lo sucedido.
La modificación del concepto de espacio y tiempo obliga a rearticular algunos conceptos que,
estaban grabados en nuestras concepciones como verdaderas creencias.
En lo estrictamente referido a esta disciplina, desde hace muchos años, yo prefiero aglutinar
tanto al marketing, como a la publicidad y a las relaciones públicas bajo la denominación co-
mún de Comunicación Corporativa, es decir la comunicación holística que refiere al ‘corpore’
de una institución comunicando con todas las herramientas posibles a la totalidad de los pú-
blicos que conforman su mapa. Es interesante destacar que el carácter persuasivo está presente
en esta comunicación siempre, al igual que está presente en muchas otras actividades dentro
de la sociedad.
Donde hay dos o más personas que interactúan y se comunican, hay mutua influencia y mutua
persuasión, que puede ser positiva o no.
El término persuasión se entiende como proceso comunicativo por el que se busca un cambio
voluntario en los destinatarios, convenciéndoles sobre ideas o aspectos específicos. La persua-
sión es por tanto, fruto de la interacción y comunicación entre las personas y va unida necesa-
riamente, de modo natural, al fenómeno comunicativo.
En este contexto cabe situar a la comunicación institucional, ya que las instituciones por el he-
cho de actuar y desenvolverse en una sociedad no pueden no comunicar. Al estar formadas
por personas, tienen una vertiente comunicativa de la que no pueden prescindir. Se encuentran
presentes en el diálogo social, influyendo y siendo influidas, persuadiendo y siendo persuadidas.
La pregunta -sin respuesta -es qué hacer y cómo hacerlo para que todo esto continúe sucedien-
do dentro del nuevo sistema, dentro de las nuevas tecnologías que han modificado no sólo los
canales sino la forma de interpretar de los emisores y los receptores.
El esquema de Emisor, Receptor, Canal, Mensaje parece referido a la edad de piedra. Hoy los
medios y las formas de comunicación son diferentes de manera elocuente. Y no sabemos cómo
serán dentro de algunos pocos años.
Elementos que no cambiaron durante décadas se reemplazan en horas. Existe un mundo en
red, horizontal, plano. Lo Global nos aplanó, casi como una metáfora. Se siguen creando redes
en el aire que nos tienen enredados, más allá de vivir pisando suelo con nuestros propios y
cambiantes roles a cuestas.
Ciertamente estamos en el umbral de una nueva Galaxia de Gutemberg y la revolución mediá-
tica es más grande de lo que muchos piensan. Es casi imposible avistar la extensión del impacto
que están creando en la comunicación y en el discurso las redes sociales en Internet.
De manera comparativa, se puede hacer un poco de historia con la primera gran publicación
que salió de la prensa del taller en Nuremberg de Johannes Gutemberg para el año de 1450.
Hasta 1449 y años anteriores, los libros eran difundidos a través de las copias manuscritas de
monjes y frailes dedicados exclusivamente al rezo y a la réplica de ejemplares por encargo del
propio clero, reyes y nobles, quienes para entonces ejercían el monopolio de la comunicación
de masas. Hoy, cada uno de los trabajos que realizaban los monjes demandaría hasta diez años.
Gutenberg apostó a ser capaz de hacer a la vez varias copias de la Biblia en menos de la mitad

46 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

del tiempo de lo que tardaba en copiar una, el más rápido de todos los monjes copistas del
mundo cristiano y que éstas no se diferenciarían en absoluto de las manuscritas por ellos.
Entonces se observa que el factor denominador común de esta fórmula comunicacional es el
tiempo. Y si se puede unir a la ecuación velocidad y distancia (espacio) nos damos cuenta que el
poder de propagación de ideas creció geométricamente, luego de que se popularizó en Europa
la imprenta.
Las consecuencias fueron múltiples: el inicio del Renacimiento, el descubrimiento de América
al conocerse nuevos datos sobre la navegación, la propagación del Protestantismo bajo la batuta
de Martín Lutero que mandó a imprimir miles de Biblias donde se mostraba que el Vaticano no
decía toda la verdad sobre las enseñanzas de Cristo; el surgimiento de ideas nuevas de libertad e
igualdad que desembocaron en la creación de un nuevo concepto-país en los Estados Unidos de
Norteamérica (un efecto colateral de la revolución luterana por ser un país mayormente pro-
testante y secularmente independiente del Vaticano o cualquier otro centro de poder religioso)
y por último la Revolución Francesa.
Entonces ante el actual advenimiento de las computadoras y la capacidad que tienen las masas
de accesar a las redes virtuales de información, nos topamos de nuevo con la antigua educación
que surgió en 1450:

Tiempo + velocidad + espacio = propagación de las ideas.


Desde el punto de vista corporativo: ¿qué hacer ante esta nueva realidad?

Si cualquiera puede ser cronista, opinar sobre nosotros y sobre nuestras empresas, productos
y servicios, incluso quienes no nos conocen; si la opinión malintencionada de alguien -que
estaba limitada en el antaño a una carta de lectores o a un libro de quejas- puede ser ahora una
herramienta filosa multiplicada al infinito. Si las fotografías tomadas con el celular por cual-
quier ocasional transeúnte, reemplazan la cuidada imagen que se daba a conocer acompañando
la gacetilla -otra palabra digna de un museo- todo indica que, la vidriera en la cual las empresas
están expuestas se convirtieron en esferas transparentes que muestran en 360 grados nuestra
realidad. No hay más paredes, no hay más límites, todo lo interno, lo externo, lo corporativo, es
comunicable sin que podamos operar sobre ello.
No hay más espacio para la terquedad del bajo perfil, no hay más lugar para quienes ven a
las Relaciones Públicas como una mera herramienta para organizar eventos y cócteles de fin
de año, no hay más tiempo para operar sobre el diario de mañana, o el programa de la tarde.
Mañana es ahora. Sin decirlo de manera explícita en la cabeza de un comunicador caminan
pensamientos algo parecidos a lo que sigue: `Lo mío es tuyo y lo tuyo es mío. Nosotros sabemos
-o pretendemos saber– quiénes somos como empresa. Pero de vos ignoro todo querido intern-
auta: no sos cliente, nos sos accionista, no sos proveedor, no sos empleado, no sos mi amigo. Y
sin embargo opinás sobre nosotros como empresa, sobre nuestros servicios y productos, tienes
opinión formada sobre el gusto del nuevo caramelo de cereza sin azúcar o la versatilidad de un
modelo de auto de más de cien mil dólares, sin haber probado ninguno de los dos. Estás on line
entre la realidad y nosotros las 24 horas del día y te interrelacionás con más de 15 millones de ti-
pos que igual que vos, se pasan la eternidad buscando o accediendo casualmente a información
que tal vez no quieren encontrar pero tienes ante sus ojos todo el tiempo y de la cual opinan´.
En un entorno hiperconectado donde los usuarios están cada vez más dispuestos a dar su opi-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229 47


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

nión y hacerse oír, es fundamental que el profesional a cargo de la Comunicación Corporativa


conozca, y monitoree constantemente, los nuevos espacios de encuentro (de la misma manera
en que hoy en día realiza el clipping de medios o el diario de prensa), para evitar sorpresas
desagradables.
La primera labor del relacionista público será la de hacer un relevamiento de los diferentes ca-
nales y sitios donde podrá encontrar las opiniones de los distintos públicos que le son de interés.
Muchas veces las casillas de e-mail y los sitios web institucionales están repletos de sugerencias,
consultas o dudas a las que nadie se ha molestado en leer y dar respuesta. A su vez, las notas
publicadas en diarios y revistas, ya no sólo permiten transmitir un mensaje sino que propor-
cionan un feedback casi instantáneo con el internauta, gracias a que la mayoría de los medios
gráficos -en su presentación digital- permiten que los lectores dejen sus comentarios sobre las
notas. Entre ellos no sólo se encuentra muy buen material de trabajo, sino que se puede remon-
tar a notas anteriores y hacer una cronología de las opiniones.
Entrando de lleno al mundo virtual, los blogs y redes sociales permiten relevar mucha infor-
mación acerca de las tendencias o problemas que están impactando sobre un sector en general
o una empresa en particular. Redes sociales como Facebook, Twitter, Linkedin, Orkut o Netlog,
incentivan la creación de los más variados grupos de interés. Los foros y blogs presentes en mi-
llones de páginas web alientan a que los visitantes se conecten libremente e intercambien todo
tipo de información y experiencias.
Una vez que se cuenta con toda esta información, la segunda tarea será la de velar para que
se instalen políticas de comunicación claras y eficientes, y la de elaborar un Plan Integral de
Atención al Cliente donde se desarrolle tanto la forma de responder a las inquietudes de los
usuarios en los distintos canales de comunicación, como los pasos a seguir en caso de desatarse
una crisis (entendida en este caso como la expresión de comentarios negativos hacia la empresa
o sus productos por parte de los navegantes en los grupos, blogs o foros).
Es fundamental para ello, respetar y trabajar muy a fondo con la elaboración de un discurso
externo con contenido, con esencia que haga vislumbrar a una empresa muy convencida de sus
valores, que gestiona con responsabilidad y comunica con transparencia.
Sería un error mortal ignorar las nuevas tecnologías y no tomar conciencia del enorme poten-
cial comunicacional y la gran fuente de información sobre los intereses, gustos y necesidades de
nuestros públicos que las mismas son. Cada nuevo espacio que nos interconecta es también un
nuevo canal de comunicación que se abre, el cual debemos conocer.
Pensar que mucho de los temas que se han planteado hasta ahora, responden a un problema
generacional es, como mínimo un pensamiento lineal que no abarca la profundidad de la te-
mática. Una buena manera de salir de ese error, es recorrer algunas reflexiones de Umberto
Eco, nacido en Italia en el año 1932, referidas a internet, con su habitual maestría, el catedrático
en Semiótica ha señalado “es mejor educar a la gente en usar críticamente la libertad que no
reducir la libertad”.
Más allá de reconocer que en internet `no se sabe quién habla´ y `qué contiene información
verdadera y falsa´, el catedrático ha subrayado que imponer criterios mínimos para incluir
información en la red supone `la reducción de la libertad´. `Internet es una especie de parodia´,
ha afirmado Eco tras comparar la red con el personaje de Jorge Luis Borges llamado Funes el
memorioso, que se caracterizaba por recordar cada palabra que escuchaba o cada hoja de árbol
que veía, lo que le convertía en idiota. Además, ha recordado que los jóvenes ya no leen perió-

48 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

dicos porque disponen de Internet. Eco ha indicado que el fin de la cultura no es sólo conservar
porque `una memoria sana conserva algunas cosas, pero otras las desecha´, y ha puesto como
ejemplo una biblioteca, formada por los libros que desea tener y también por los que ha descar-
tado (Umberto Eco apuesta por educar en el uso crítico de Internet, 17/2/10).
Además, Eco ha subrayado que ‘no hay ninguna garantía de que los artilugios informáticos
puedan conservar la información’ como lo hacen los libros, por lo que en lugares como la
Biblioteca Nacional de París toda la documentación está informatizada pero los fondos tam-
bién se conservan en papel porque es `la única garantía´ de que se mantengan...´(Umberto Eco
apuesta por educar en el uso crítico de Internet, 17/2/10).
Es cierto que vivimos en una comunidad electrónica, que es verdaderamente global pero no es
una aldea, si por aldea se entiende una comunidad en la que los hombres interactúan unos con
otros. Los problemas de una comunidad electrónica son los siguientes:

• Soledad: el nuevo ciudadano de esta comunidad es libre de inventar nuevos textos y de borrar
la tradicional división entre autor y lector, pero existe el riesgo de que, a pesar de estar en con-
tacto con el mundo entero a través de la red galáctica, se sienta solo...
• Exceso de información: incapacidad de elegir y discriminar. Suelo decir que en el ejemplar
dominical del New York Times es posible encontrar todo lo que se necesite. En sus quinientas
páginas se encuentra todo lo que uno quiera saber, tanto sobre los acontecimientos de la últi-
ma semana, como sobre lo que se espera para la siguiente, pero para leerlo todo no basta una
semana entera. ¿Hay diferencia entre un periódico que dice cosas que no se pueden leer y un
periódico que no dice nada, como el Pravda? A pesar de eso el lector del NYT puede orientarse
entre la reseña de las novedades editoriales, las páginas dedicadas a la Televisión, los anuncios
inmobiliarios, etc. El usuario de Internet no tiene la misma posibilidad. No se está en grado de
seleccionar, al menos de un vistazo, entre una fuente fiable y una absurda.

Se entiende que, por encima de su habitual ironía y lucidez, lo que Eco remarca en estas
ideas, extraídas de una Conferencia dictada en Sevilla y otra en Italia en la década pa-
sada, tienen mucho que ver con la importancia de valorar el conocimiento, abarcarlo,
resguardarlo, dejarse ganar por él como una saludable obsesión extrema del hombre,
más allá del incontrolable avance de la tecnología.

Para una sana y equilibrada convivencia debemos desarrollar como personas una nueva forma
de destreza crítica, una facultad todavía poco explorada para seleccionar la información breve-
mente, con un nuevo sentido común, estas cualidades requieren seguramente una nueva forma
de educación.
La discusión si un sistema reemplazará al otro es vana e inútil. Al igual que se necesita un libro
impreso para navegar por Internet, se necesitan libros impresos para enfrentar con éxito esta
era del conocimiento que transitamos
La tecnología se ha convertido en un verdadero commodity, está en el mercado al alcance de
cualquiera y puede ser transformada en producto secundario con valor agregado. En cambio
el contenido de nuestro discurso personal o corporativo nunca será un bien transformable, ni

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229 49


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

exportable, y muchos menos convertido en mercancía con valor agregado por terceros.
Es fundamental trabajar muy a fondo en la elaboración de discursos repletos de contenido,
con esencia propia, que permitan vislumbrar a una persona, empresa, entidad, institución,
convencida de sus valores, que gestiona y vive con responsabilidad y comunica con transparen-
cia. Pues, más allá de los canales y los medios transportadores, el Mensaje es nuestra identidad
constitutiva hecha signo, imagen y palabra, es nuestro ADN visible, nuestro `ser´ hecho fonema
y decodificado por el otro para conocernos de una vez y para siempre.

Referencias Bibliográficas

Umberto Eco apuesta por educar en el uso crítico de Internet (17/2/10). El mundo.es. Disponi-
ble en: http://www.elmundo.es/elmundo/2010/02/17/andalucia_sevilla/1266395604.html
Eco, U.(12/11/96). De Internet a Gütenberg (conferencia). Academia Italiana de Estudios Avan-
zados en EE.UU.
Héreter, H. (2009). Las corporaciones quedan entrampadas en las redes de Internet. RRPPNet.
PortaldeRelacionesPúblicas.Disponibleen:http://www.rrppnet.com.ar/relacionespublicas2.0.htm
Previale, V. (2010). ¿Sabe usted lo que realmente se está diciendo de su empresa? RRPPNet. Por-
tal de Relaciones Públicas. Disponible en: http://www.rrppnet.com.ar/socialmedia.htm
La Porte, J. (s/f). La comunicación institucional como fundamento integrador. Publicado en
Arrese, A. (Coordinador) (2003). Empresa informativa y mercados de la comunicación. Estu-
dios en honor del Profesor Alfonso Nieto Tamargo. Pamplona: Eunsa.

Summary: In this article the author reflects about the relation of the advance of technology
and the quality of contents, and in how this hits in the communicational management. The
author speaks about the 2010 man, called Cyborg - half physical, half connected- that moves
alternatively like emitter, receiver, noise and decoder, almost like an acrobat who plays diver-
se roles in a virtual scene that simultaneously, is real. It refers to the technology turned into
commodity, and analyzes his relation with the content of corporate/personal speech, in a show
window in which the companies are exhibited in 360º where no longer there is space for the low
profile. Finally, it emphasizes in the necessity to work in depth in the elaboration of speeches
that allow to glimpse to a person/institution, since the message is the constituent identity made
sign; whereas the image and the word are the visible DNA.

Key words: brands - Communication people - Corporate Communication - corporate repu-


tation - digital communication - Dircom - Institutional Communication - new technologies
- public - Public Relations - social media - social networks.

Resumo: Neste artigo o autor reflexiona a respeito da relação do avanço da tecnologia e a


qualidade dos conteúdos, e em como isto impacta na gestão comunicacional. Fala de homem
2010, ao que chama Cyborg -metade físico, metade conectado- que se move alternativamente
como emissor, receptor, ruído e decodificador, quase como um acróbata que joga diversos
papéis num palco virtual que ao mesmo tempo, é real. Refere-se à tecnologia convertida num

50 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229


Orlando Daniel Di Pino Avanza la tecnología, ¡que se salve el contenido!

commodity, e analisa sua relação com o conteúdo do discurso pessoal/corporativo, num vitral
na qual as empresas estão expostas em 360º onde já não há espaço para o baixo perfil.
No final, enfatiza na necessidade de trabalhar em profundidade na elaboração de discursos que
permitam vislumbrar a uma pessoa/instituição, já que a mensagem é a identidade constitutiva
feita signo; enquanto a imagem e a palavra são o DNA visível.

Palavras chave: Comunicação Corporativa - comunicação digital - Comunicação Empresária


- Comunicação Institucional - Comunicadores - Dircom - marcas - novas tecnologias - público
externo - público interno - redes sociais - Relações com a Prensa - Relações com os Meios - Re-
lações Públicas - reputação corporativa - social media - Twitter.

(*) Master en Relaciones Institucionales. Master en Management de las Comunicaciones. Post


Grado en Comunicación en las Organizaciones Complejas. Licenciado en Comunicación So-
cial. [Ver CV completo en la página 140]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 43-51 ISSN 1668-5229 51


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Política 2.0 y la comunicación
Versión final: marzo 2011 en tiempos modernos
Lucas Lanza y Natalia Fidel (*)

Resumen: Este artículo analiza cómo los nuevos medios -internet y las redes sociales- han
cambiado el ecosistema de información política, con nuevos canales e información fluyendo
con mayor rapidez, con un consumidor que también ahora es generador de noticias: el nuevo
prosumidor. Esta convergencia de medios tradicionales y nuevos, demanda nuevas capacidades
cognitivas por parte de los usuarios. Y nuevas destrezas por parte de los candidatos políticos, que
necesitan intervenir con mensajes más segmentados y con capacidad para administrar la con-
versación. También, se analizan casos emblemáticos, como la campaña de Barack Obama como
ícono de la comunicación política 2.0, y se describen y contextualizan escenarios y presupuestos,
según datos del Observatorio Permanente de Política 2.0, del Instituto Política & Democracia de
la Sociedad de la Información para las Américas.

Palabras claves: comunicación digital - comunicación estratégica - Comunicación Política - co-


municadores - Dircom - nuevas tecnologías - política 2.0 - públicos - público gobierno - redes
sociales - Relaciones Públicas - social media - Twitter.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 62-63]

Introducción

Los nuevos medios de información y comunicación -como internet y las redes sociales- han
cambiado el ecosistema de información política. Hoy existen nuevos canales, más información
y de diferente índole, porque ésta fluye con mayor rapidez y porque el consumidor también
es generador de noticias, en su nuevo papel de prosumidor: periodistas ciudadanos, inteli-
gencia colectiva que se auto-organiza para manifestarse o descubrir operaciones tendientes
a manipular la opinión pública o individuos que saltean las instituciones tradicionales para
des-mediatizar su conexión directa con los votantes son algunos de los efectos que producen.
En esta convergencia entre los medios tradicionales y los nuevos medios, hay una demanda de
nuevas capacidades cognitivas por parte de los usuarios de información. Las nuevas generacio-
nes aprehenden rápidamente los nuevos códigos de relacionamiento, porque este universo no
les es novedoso, habiendo nacido o crecido inmersos en él. Son los llamados ‘nativos digitales’
quienes, elección tras elección, y por una obvia razón generacional, van ganando mayor volu-
men entre el electorado año tras año.
Esto implica mayores y nuevos esfuerzos por parte de los candidatos políticos: los flujos de
información política se multiplican, porque las esferas públicas también lo hacen: la televisión,

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229 53


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

la radio y los diarios. Ahora ya no alcanzan la vertiginosidad de los foros, blogs y redes sociales
que proporciona internet, canales que se alimentan de la voz y la acción de todo y de todos
(políticos y ciudadanos). Es necesario entonces intervenir con información, mensajes más seg-
mentados y con capacidad para administrar la conversación. En los Estados Unidos, internet
es tan importante como los periódicos y tiene casi el doble de importancia que la radio a la
hora de informarse o involucrarse en política. El fenómeno de Barack Obama es la evidencia
que prueba que una campaña organizada bajo el concepto 2.0, puede revolucionar la manera
de hacer política y generar adhesiones. También, en otras partes del mundo, como Alemania e
incluso América Latina, el concepto 2.0 va experimentando escenas primarias donde queda en
evidencia el impacto de estas nuevas herramientas de comunicación
En Argentina aún no se han experimentado acciones de impacto en esta materia a pesar de que
nuestro país se encuentra en los primeros puestos de conectividad. Posiblemente, la reciente
reforma política y la ley de medios de 2009 que cambian las instancias de contienda política y
de comunicación, brinden el empujón necesario para que en la campaña presidencial de 2011
se vivan las primeras elecciones 2.0 en Argentina.

Nuevos medios, nuevos electorados

La propuesta es pensar cómo era el contexto mediático que tuvieron durante su niñez y juven-
tud de quienes hoy ocupan el poder y los espacios políticos más importantes del país durante su
niñez y juventud. La primera transmisión de televisión en Argentina se realizó el 17 de octubre
de 1951. Se transmitió desde la Plaza de Mayo mientras que Juan Domingo Perón le hablaba
a una multitud el día de la Lealtad Peronista. Solamente treinta costosos televisores recibían la
señal desde la antena montada en el edificio del Ministerio de Obras Públicas. En ese entonces,
la actual Presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, tenía apenas 2 años.
A su vez, en 1978 la televisión argentina realizó su primera transmisión a color durante el mun-
dial de fútbol que se llevaba a cabo en nuestro país. Ningún hogar argentino poseía un receptor
que permitiera disfrutar de la cancha verde. Solamente algunos televidentes en el exterior pu-
dieron recibirla de esta manera. Es decir que 27 años fueron los que separaron la transmisión
a color de la blanco y negro en Argentina.
Por su parte, la magnitud y la velocidad de los cambios producidos en los medios de comunica-
ción en los últimos años ha sido exponencial y esto se evidencia en el hecho que mientras que
a la radio le llevó 38 años alcanzar una audiencia de 50 millones de oyentes y la televisión tardó
14 años para lograr ese número de televidentes, internet sólo necesitó 4 años (Mediosfera, s/f).
Por otra parte, aplicaciones como Facebook o Twitter superaron ampliamente esas audiencias a
pocos meses de su lanzamiento.
Estos cambios exponenciales en la comunicación han definido un nuevo ecosistema de medios.
Al mismo tiempo, las capacidades cognitivas de las audiencias se modificaron, y los productos
de comunicación han tendido a complejizarse para poder retenerlas. Se produce entonces un
nuevo mix de medios donde convergen los medios tradicionales con las nuevas tecnologías,
como los videos juegos en línea, los mensajes de texto, las redes sociales, los blogs, mensajes
instantáneos, microblogging y multimedialidad e interactividad ubicua en la palma de nuestras

54 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

manos a través de los smartphones. Este consumo y demanda de medios ha provocado un cam-
bio en la oferta de los productos comunicacionales.
Si se analizan las series televisivas, tal como lo hace Alejandro Piscitelli en sus conferencias y en
su último libro Nativos Digitales (2009), se observa cómo la necesidad de atraer a una nueva
audiencia multitasking ha generado un nuevo formato narrativo deseoso de retener la atención
de un espectador bombardeado de estímulos y acostumbrado a administrar una dosis mayor
y más compleja de información. Así, mientras las series televisivas de los años ‘70 u ‘80s como
Bonanza, Chip o, Starsky y Hutch tenían estructuras narrativas muy simples, las nuevas tiras de
HBO o de FOX como 24, Lost o Dr. House, entre otras, requieren de la audiencia una atención y
un esfuerzo cognitivo que permita conectar una veintena de personajes principales que entran
y salen de la escena entrelazados en diferentes conflictos e hilos narrativos a lo largo de escasos
40 o 50 minutos de duración de cada capítulo.
Naturalmente las generaciones más jóvenes son las que más rápidamente se adaptan a la nueva
oferta de medios y productos de comunicación. Quienes se desarrollaron y vivieron duran-
te largos períodos con los medios tradicionales, posiblemente tarden más en aprehender las
nuevas herramientas. Pero sin lugar a dudas quienes están naciendo durante la era de la in-
formación, los llamados Millennials o Generación Y, son nativos de un mundo digital que no
comprenden la vida de otro modo que no sea viviendo hiperconectados.
Estas nuevas audiencias, con nuevas dietas cognitivas conforman a su vez nuevos electorados.
Las nuevas generaciones están ganando volumen, elección tras elección, en el porcentaje de la
población que vota. Sus hábitos de consumo y lenguaje deben ser tenidos en cuenta por los
políticos que quieren acercarse, dialogar con ellos y obtener su confianza y su voto. Según un
estudio de Pew Internet & American Life Project sobre el uso de internet en las elecciones norte-
americanas de 2008, el 74% de los usuarios de la web –que representan el 55% de la población
adulta- utilizó Internet para involucrarse en política o buscar información acerca de la elección.
Otros datos que se desprenden del estudio indican que:

• Uno de cada cinco usuarios de internet (18%) publicó algún comentario o participó con su
opinión en periódicos online o blogs vinculados al debate político.

• El 45% de los usuarios de internet accedió online para ver algún video relacionado con la
campaña o alguno de sus candidatos.

• Uno de cada tres usuarios de internet reenvió o compartió información y contenidos sobre
política con otros usuarios.

• El 83% de los usuarios jóvenes entre 18 y 24 años poseen un perfil en alguna red social. Dos
terceras partes de ellos tomaron parte en alguna discusión o se involucraron en alguna activi-
dad política a través de esos sitios.

• Por la composición demográfica de los votantes, quienes seguían a Obama tenían más com-
promiso que los seguidores a McCain en la participación online (donar para la campaña, parti-
cipar como voluntarios, dar a conocer sus opiniones, suscribirse a actividades) (2008).

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229 55


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

En síntesis, este estudio demuestra la importancia que ha adquirido internet dentro del con-
junto de medios que ofrece información política, al alcanzar en nivel de penetración y consumo
a los periódicos y casi duplicar a la radio como fuente de información relativa a las elecciones
que se llevaron a cabo en los Estados Unidos. Este dato aumenta en la población de jóvenes
adultos. Además, al compararse el consumo de información de los medios tradicionales como
la televisión con el de los nuevos medios, este último se considera más profundo y participati-
vo: si bien el 70% eligió a la TV como un lugar de información política, el mismo representa un
canal pasivo cuya única acción posible es la de encender y mirar la pantalla.

La diferencia entre estar o ser 2.0

John F. Kennedy es recordado como `el candidato de la televisión´ a partir de los debates pro-
tagonizados con Richard Nixon en 1960. Por su parte, Barack Obama será recordado como
el ícono 2.0 por haber obtenido significativos resultados a partir del uso de nuevos medios
durante su campaña hacia la presidencia durante el año 2008.
Acompañado por un brillante equipo dirigido por David Plouffe, Barack Obama puso en mar-
cha un liderazgo 2.0 tras reconocer y comprender el nuevo contexto de comunicación y las
demandas de contenidos y espacios participativos de su electorado.
La campaña del actual presidente de los Estados Unidos no solamente estuvo en el espacio 2.0,
sino que la estrategia fue ser 2.0. Mientras otros candidatos construían sus websites, posteaban
sus videos en YouTube y creaban sus perfiles en redes sociales como Facebook o MySpace, el
equipo demócrata puso en marcha un definido plan de acción que unía cuidadosamente las
actividades de cada área del organigrama de campaña para acercarse a sus electores, involu-
crándolos no sólo con la información que ellos querían escuchar sino con actividades mucho
más comprometidas, como registrarse en el equipo de voluntarios o aportar fondos para el
financiamiento de la campaña.
El plan no se basó en la puesta en marcha de nuevas tecnologías. El éxito radicó en utilizarlas
con sentido. Se trabajó motorizando actividades y difundiendo contenidos de manera seg-
mentada, según la geografía, temática y demografía. A través de diferentes aplicaciones como
my.barackobama.com o el programa neighbor to neighbor canvassing, se pudo distribuir el traba-
jo de la gestión de las actividades de campaña en subgrupos de militantes y referentes en cada
estado, lo que permitió administrar un mayor volumen de contactos.
Los resultados fueron evidentes. Se recaudaron más de 618 millones de dólares (más del doble
que cualquier otro candidato en la historia de los Estados Unidos), con contribuciones de más
de 3.1 millones de personas en donaciones que en promedio no superaban los 86 dólares, según
la Federal Election Comision de los Estados Unidos (2009). El ciudadano norteamericano se
convirtió así en partícipe del cambio, sintió el proyecto político como propio y se comprometió
con el mismo.

56 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

Nuevo ecosistema de información política

Más allá de la esfera política, lo cierto es que cada día más profesionales, oficinistas, adminis-
trativos, empleados estatales, estudiantes, incluso amas de casa, pasan más tiempo online. El
incremento exponencial de accesos de banda ancha en hogares -ya había sucedido en empre-
sas- el aumento de líneas celulares, de smartphones y accesos a internet 3G modifican sustan-
cialmente la forma del consumo de información diario en segmentos cada vez más masivos de
la población.
Aquellos grupos más informados, más afines al consumo de noticias o información relativa a
la actualidad, la economía o la política -posiblemente segmentos más influyentes sobre otros
grupos- experimentan desde hace apenas pocos meses atrás un nuevo flujo de circulación de
información y noticias. Esto ocurre en mayor medida en los Estados Unidos –a quienes se los
denomina influentials- pero con la misma tendencia en Argentina e incluso en países con me-
nos densidad de conectividad.
¿Cómo era el circuito de las noticias hace 50 años? O más específicamente: ¿cómo era el flujo de
noticias de actualidad hace 20 años atrás? Comparar ese escenario con la actualidad puede ser
un ejercicio interesante que no se pretende agotar en este articulo. Sin embargo, para los fines
de este análisis, la idea es visualizar de modo más evidente los cambios en la comunicación que
generan los nuevos flujos de información política.
En 1989 la internet era apenas un embrión con respecto a las utilidades que se conocen en
la actualidad. Los grandes avances de esa época resultaron fundamentales para el desarrollo
posterior, pero el concepto de internet como medio de comunicación masivo y social era por
entonces inexistente. Un dato interesante a tener en cuenta: Timothy John Berners-Lee, físi-
co británico de la Universidad de Oxford implementó por primera vez en 1989 el hipertexto
(HTML), lo que hoy conocemos con WWW sin mucho éxito. No fue hasta 1993 que con el
lanzamiento del navegador MOSAIC, co-creado por Marc Andreessen -fundador de Netscape-
que se alcanzó un desarrollo de interfase capaz de navegar hipertextualmente en un entorno
gráfico. El protocolo de comunicación, el lenguaje de programación y el navegador hicieron
de la www la Killer App que revolucionó a internet y la trasladó de los ámbitos académicos y
científicos al consumo masivo.
Sin internet, los medios masivos como la prensa gráfica, la radio y la televisión acaparaban la
mayoría -sino la totalidad- de la escena de la comunicación política. Los actos masivos eran
incluso -y son en la actualidad- meros acontecimientos producidos para ser mediatizados.
Hoy las aplicaciones y productos online irrumpen y modifican el flujo informativo, impactando
en la velocidad, distribución y en el contenido mismo que llega a la audiencia. La propuesta es
imaginar entonces una crónica hipotética y simbólica de circulación de noticia o información
para ilustrar este punto:

La crónica
Ciudad de Buenos Aires, Jueves,11:34 AM. Muy pocos minutos de terminada una reservada
reunión entre un conjunto de funcionarios del Poder Ejecutivo con legisladores de una oposi-
ción dispuesta a dialogar, se twittea desde el perfil de un Ministro: “Acordaron. Apoyarán la ley”.
Los opositores visitantes aún no alcanzaron a subir a los autos para partir hacia sus respectivos
despachos. Apenas logran comunicarse telefónicamente con sus asesores para empezar a relatar

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229 57


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

los detalles que formarán parte del comunicado oficial. Bloggers, algunos periodistas, militantes
e incluso enemigos políticos son parte de los cientos de followers que conocen casi inmediata-
mente la noticia. Muchos de ellos la re-twittean para sus propios seguidores. Autores de blogs
políticos y de actualidad no lo hacen. Prefieren anunciarlo como primicia en su portal. Los
periodistas de medios nativos online con menos rigurosidad le dan más cuerpo al dato y con la
venia atenta del editor lo anuncian en su sección de ‘último momento’.

11:50 AM. Ya no son sólo los cientos de seguidores del Ministro que conocen la primicia. La red
de individuos conectados por intereses similares multiplica exponencialmente la información
antes de que se empiece a redactar el ‘comunicado oficial’ de cada parte. En varios perfiles de
Facebook se disemina la novedad como un virus. Ya son muchos más los que se preguntan de
qué se trata.

Quienes se encontraban trabajando en su oficina frente a su computadora o revisando su Blac-


kberry mientras viajaban de un lado al otro de la ciudad quieren saber más y visitan las versio-
nes online de los principales diarios nacionales para confirmar el rumor. Nada aún... Ya sea por
una razón estructural de sus redacciones, por el profesionalismo que impone el chequeo de la
información o por ambas cosas, la versión online del diario de cada mañana aún no titula la
novedad. El comunicado oficial no aparece. Periodistas radiales con su programa en vivo dan a
conocer la primicia. El monitor frente al micrófono recibe correos electrónicos de oyentes que
preguntan sobre el tema. Sus productores deciden comunicarse con los protagonistas. No hay
respuesta hasta que se cumpla con el proceso interno y se defina el mensaje que comunicarán
los voceros designados. Claro que a esa altura el comunicado deberá apurarse y salir de inme-
diato. El mensaje posiblemente tenga que modificarse según se había previsto originalmente,
ya que el rumor ha cambiado el efecto que se tenía planeado y ya existe una versión de la noticia
con puntos para aclarar o enfatizar.

13:30 PM. Finalmente los diarios lo publican en sus portadas online. Aquellos navegantes que
tienen más interés en profundizar la información ‘googlean’ el nombre de los principales ac-
tores. Visitan los perfiles que se publican en Wikipedia, en sus páginas personales o leen la
información (no del todo confiable y frecuentemente negativa) en blogs o portales de agencias
de noticias, inteligencia o producto de operaciones anteriores.

Los programas periodísticos de cable sacan al aire entrevistas telefónicas mientras envían sus
móviles a la búsqueda de más testimonios, que luego repiten cada media hora en sus titulares
hasta después del prime time donde los programas de análisis periodísticos buscarán que la con-
frontación de opiniones entre los invitados determine los titulares de los diarios del próximo día.
Los asesores de prensa de cada parte se esfuerzan en sacar sus comunicados intentando men-
ciones en los diarios online, aunque su modelo tradicional sea el de llegar antes de las 18 hs a
las redacciones o agencias de noticias atentos a los titulares del próximo día. A esa altura, más
de un activo usuario de la red crea grupos de debate en Facebook. Los hay a favor o en contra
sumando a cada momento nuevos fans quienes, sin ningún tipo de filtro, se despachan con sus
ideas y opiniones.
Al día siguiente los diarios relatarán una noticia que ya resulta vieja, y claro está, harán mención al

58 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

comentario inmediato del Ministro en su red de Twitter. El valor agregado que ofrecen es la edito-
rialización y la opinión de analistas y referentes que muestran sus puntos de vista. Las opiniones
de los lectores online se vuelcan de a cientos modificando muchas veces el contenido de la noticia.
Militantes, fervientes seguidores opinan a favor o en contra intentando influir en el debate.
El ciclo continúa. Se transforma en una secuencia interminable de temas. En un flujo que mo-
difica la noticia a cada instante, haciéndola rápidamente perecedera. Incorporando a la vez un
conjunto de nuevas audiencias que dejan de estar a merced de la información concentrada en
pocos canales y que se vuelve en parte conocedora calificada de detalles producto de su instan-
tánea investigación en la red.
Pueden ocurrir infinidad de sucesos particulares que modifiquen el rumbo o el volumen de la
información. Pero con este simple relato ficticio, se ha podido visualizar la velocidad y mul-
tiplicidad de participantes por donde circula la comunicación, lo cual está inherentemente
asociado a una convergencia de medios fusionada por las nuevas tecnologías de información
y comunicación.
La direccionalidad de la información ha cambiado, y en su nuevo recorrido genera múltiples
espacios de intervención, a la vez que modifica los tiempos de aquel mensaje único y masivo
tradicional.

Escenas primarias de la política 2.0

Volviendo a crónicas más reales, el nacimiento y la evolución de la ‘política 2.0’ tiene su propio
relato. Fue surgiendo a partir de escenas primarias: momentos fundacionales que llamaron
la atención y produjeron un cambio en el escenario tradicional de la comunicación política.
Muchos de ellos ocurrieron durante la campaña electoral en los Estados Unidos en 2004, en
donde ya existía una importante masa crítica conectada a Internet de alta velocidad con apenas
algunas primeras aplicaciones de conversación o interacción entre los usuarios. Internet no es
la única protagonista de este cambio. La interacción entre usuarios vía mensajes de texto tam-
bién forma parte de la política 2.0, o podríamos llamarla 2.1 por ser móvil.
‘Hoy 13-M a las 18 horas sede PP C/Génova 13. Sin partidos. Silencio. Por la verdad. ¡Pásalo!’,
recibían por SMS celulares madrileños. Pocas horas antes, a las 7:37 de ese 11 de marzo de
2004, varias bombas habían estallado en las cercanías de la Estación de Atocha en Madrid cau-
sando más de 190 muertes. Faltaban apenas 3 días para las elecciones generales presidenciales.
Después del hecho, fuentes oficiales del gobierno de José María Aznar adjudicaron al grupo
separatista ETA el salvaje atentado y los medios de comunicación se hicieron eco de la versión
oficial. El diario El País publicó una edición especial con un gran titular en su portada: ‘Matan-
za de ETA en Madrid’ (11 de marzo, edición vespertina). Poco tiempo después un comunicado
de ETA desmintió las acusaciones y sugirió que el atentado había sido realizado por células
terroristas islámicas en respuesta al apoyo de Aznar al Presidente de los Estados Unidos en la
invasión a Irak.
La falta de transparencia y la manipulación de la información del gobierno a través de los me-
dios de comunicación propiciaron a la ciudadanía a manifestarse públicamente apenas 12 ho-
ras antes de los comicios y en plena veda electoral. Así, una convocatoria organizada a través de
SMS reunió a miles de ciudadanos frente a la sede del Partido Popular. El candidato de Aznar,

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229 59


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

Mariano Rajoy perdió la elección ante el PSOE, encabezado por José Luis Zapatero.
Unos meses después, en septiembre de 2004 en los Estados Unidos, una noticia sacudió la cam-
paña electoral en la que George W. Bush se jugaba su reelección frente al candidato demócrata
John Kerry, en lo que luego se conoció como el Memogate.
Durante una emisión del programa 60 minutos, conducida por Dan Rather en horario central,
la cadena CBS difundió documentos que referían a una supuesta desobediencia de George W.
Bush durante el servicio militar en su juventud. Una noticia de esas características resultaba
imperdonable para un candidato republicano. Al paso de los días la noticia comenzaba a tener
efecto en las encuestas. Pero ante la preocupación de asesores y estrategas de campaña, foros
y blogs en internet comenzaron a cuestionar la validez de los documentos, demostrando que
parte del texto del memo en cuestión- un superíndice que precedía una fecha- jamás hubiese
podido imprimirse con máquinas de escribir de aquella época, en la que supuestamente había
sido escrito ese documento. Redes de apoyo al candidato Bush se organizaron a través de Inter-
net y llamaron a un concurso para premiar a aquel individuo que encontrara una máquina de
escribir antigua capaz de tipear ese caracter. El resultado: un documento apócrifo. La legitimi-
dad y credibilidad de la cadena CBS fue puesta en jaque y varios directivos debieron renunciar.
Más recientemente, a sólo horas de la Convención Nacional Demócrata, el Senador Barack
Obama, candidato presidencial de ese partido, anunció el 23 de agosto de 2008 que había ele-
gido a su acompañante de fórmula. ‘Barack ha elegido al senador Joe Biden como nuestro
candidato a vicepresidente, pasa el mensaje!’, recibían simultáneamente más de 3 millones de
personas vía SMS y otro tanto a través de correos electrónicos en todo el mundo. Todos tenía-
mos la primicia de primera fuente.
Algo similar al desencadenante de la noticia en esta crónica, sucedió en Alemania en mayo
de 2009. Quienes integraban la red de Twitter de Julia Kloeckner, miembro del Parlamento
alemán, se enteraron con 15 minutos de antelación sobre la elección del nuevo presidente,
Horst Köhler. Los medios de comunicación esperaban la noticia por parte del representante del
Bundestag, pero más de un congresal salteó el formalismo y filtró la noticia desde su banca en
tiempo real, debiendo salir a disculparse por el timming prematuro del mensaje.
El atentado en Madrid, el Memogate de 2004, el anuncio del candidato a vicepresidente de
Barack Obama y el twitteo anterior al anuncio formal del presidente electo de Alemania son
anécdotas cortas pero altamente elocuentes. Se han constituido en acontecimientos primarios
de un nuevo escenario de comunicación mediada por las nuevas tecnologías y sus respectivos
hábitos de uso.
Flash-Mobs: la capacidad de organización horizontal de ciudadanos para manifestarse en el
caso de Atocha y modificar el rumbo de una elección.
Crowdsourcing: la inteligencia colectiva que se organiza para resolver un problema propuesto y
pone en jaque la veracidad de un medio tradicional en el Memogate. La comunicación masiva
directa, el bypass de Obama y la legisladora alemana a los medios tradicionales para llegar con
la noticia a la ciudadanía son acontecimientos simbólicos que nos obligan a reflexionar sobre
las nuevas formas de comunicación.
En los últimos tiempos, tanto la Argentina como otros países latinoamericanos han enfrentado
diversas situaciones y razones para abordar este desafío de buscar otras maneras de difundir
su mensaje político sin pasar por los medios de comunicación tradicionales. En Argentina, la
Ley de Radiodifusión aprobada recientemente en el Congreso Nacional y el proyecto de Ley de

60 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

Democratización de la Representación Política, Equidad y Transparencia Electoral impulsado


por el Poder Ejecutivo modificarán de seguro las reglas de juego, obligando a repensar la co-
municación política. Al limitar el uso de la televisión para campaña política, queda claro que se
abre el camino para el uso proselitista de los nuevos medios.
Se puede vislumbrar un nuevo mapa de medios más fragmentado, con una fuerte presencia
de canales y contenidos oficiales producto de la regulación estatal establecida por la nueva
Ley de Medios. Además, la tácita prohibición de destinar aportes privados a pautas radiales y
televisivas de los candidatos y partidos políticos durante las campañas electorales que propone
la Reforma Política invita a crear nuevas alternativas para convencer a los electorados. Esta es
la tendencia que se asoma de cara a las elecciones presidenciales de 2011: un uso mucho más
intensivo –y esperamos de mayor calidad- de los nuevos medios de información y comunica-
ción en política.

La política 2.0 en Argentina

El observatorio Permanente de Política 2.0, del Instituto Política & Democracia de la Sociedad
de la Información para las Américas viene realizando desde el año 2007 un monitoreo cuali-
cuantitativo del desarrollo de campañas, candidatos y políticos en la web. Si bien Argentina es
uno de los líderes de la región en términos de conectividad y acceso a internet, todavía no se ha
internalizado la cultura del `2.0´ como un espacio para dialogar con la ciudadanía, hacer más
participativos y colaborativos los procesos de política pública y dotar de mayor transparencia
los actos de gobierno.
Si bien lo acontecido en las elecciones norteamericanas entusiasmaron e iluminaron a muchos
políticos argentinos en tanto herramienta de campaña para incorporar a los ciudadanos a la
promesa de cambio, los deseos de ‘ser Obama’ se vieron coartados por el adelantamiento de las
elecciones legislativas cuatro meses antes de la fecha pautada. Ante el acortamiento de los tiem-
pos, las estructuras partidarias se volcaron a las actividades de campaña tradicionales. No era el
momento de innovar sin tener certezas del impacto que podrían tener dichas acciones, porque
no había tiempo de revertirlos. Así fue como el Barómetro de Identidad Digital de eamericas.
org demostró que menos del 30% -de un total relevado de 60 candidatos de todas las listas a
diputados nacionales por la Ciudad y Provincia de Buenos Aires- tenía una identidad propia
construida en internet.
En la campaña legislativa de 2009 en Argentina se destaca el uso de la publicidad online por
parte de la mayoría de los candidatos. Se utilizaron principalmente Google Ads tanto en su red
de búsqueda como de contenidos. Hubo inversiones muy dispares, de entre $ 100.000 pesos a $
1.000 por mes según el partido o candidato, con rendimientos también dispares muchas veces
por la falta de una estrategia de comunicación clara de nuevos medios. El resto de los proyectos
digitales no alcanzaron sus óptimos potenciales: portales con ausencia de contenidos exclusivos
y escasa segmentación de mensajes; espacios en Facebook con muy bajo nivel de adherentes;
nula fidelización del contacto a través del llamado a la acción de los posibles votantes e incapa-
cidad de administrar el denominado buzz en las redes sociales.
Investigaciones anteriores del Observatorio Permanente muestran cómo esta aprehensión de
los políticos argentinos a los nuevos medios durante la campaña no se sostiene una vez que

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229 61


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

llegan al gobierno. En 2008, solamente el 55% de los legisladores porteños tenían una presencia
online, en el distrito con mayor conectividad del país. Un estudio del mismo año reflejó que
menos del 15 % del total de municipios de Argentina un portal oficial en internet, siquiera
como espacio mínimo de información del ciudadano.
Considerando las campañas políticas de 2009, Argentina se quedó claramente atrás en compa-
ración a los países vecinos como Uruguay y Chile, cuyos candidatos a presidente se destacaron
por el uso de aplicaciones de crowdsourcing similares a la red mybrackobama.com que no superó
los 5.000 usuarios en ninguno de los casos. En el ranking de popularidad de Facebook, si se
suman los seguidores de todos los líderes latinoamericanos y de los candidatos presidenciales
de Argentina, el número resultante no alcanza al 10% del total de seguidores de Barack Obama,
que ya supera los 7 millones.
Los políticos argentinos están claramente en su fase 1.0 y todavía se está a la espera de escenas
primarias 2.0 que marquen un antes y un después de la comunicación política de nuestro país.
Seguramente las elecciones presidenciales del 2011 mostrarán un avance en este sentido, puesto
que las experiencias previas en el país, y las de los países vecinos, hacen pensar que la tendencia
irá en aumento, con una mayor comprensión del paradigma cuyos elementos se han tornado
indispensables para la comunicación política.

Bibliografía

Anderson, C. (2007) La economía Long Tail. Barcelona: Ediciones Urano.


Battelle, J. (2006) Buscar. Barcelona: Ediciones Urano.
Castels, M. (1999) La era de la Información. Vol.1. México: Siglo XXI.
Jenkins, H. (2008). Convergence culture. Barcelona: Paidós Comunicación.
Johnson, S. (2003) Sistemas emergentes. Madrid: Turner.
Fidel, N. (2008). Barómetro de Identidad Política 2.0. 100 políticos Argentinos. Buenos Aires:
Eamericas.org
Mediosfera (s/f), disponible en http://mediosfera.wordpress.com/about/
Plouffe, D. (2009) The Audacity to Win. Washington: Viking.
Piscitelli, A. (2009). Nativos Digitales. Buenos Aires: Santillana.
Varios autores(2009). Cuaderno 28. Buenos Aires: Universidad de Palermo.
Winograd, M. y Hais, M. (2008) Millennial Makeover. USA: Rugter Press.
Smith, A. (2009) The Internet´s Role in Campaign 2008. Washington: Pew Internet & American
Life Project.
Smith, A. y otros (2009) The Internet and Civic Engagement. Washington: Pew Internet and
Civic Engagement.

Summary: This article analyzes how new media - like Internet and social networks have chan-
ged the ecosystem of political information, with new channels and information flowing with
greater rapidity, with a consumer who is also generating of the news: the new prosumer. The
convergence between traditional and new media, demand new mental capabilities on behalf
of the users. And new skills on the part of the political candidates, who need to intervene with

62 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229


Lucas Lanza y Natalia Fidel Política 2.0 y la comunicación en tiempos modernos

segmented messages and capacity to administer the conversation. Also, emblematic cases are
analyzed, like Barack Obama´s campaign as an icon of political communication 2.0, and diffe-
rent scenarios are described and contextualised, according to data of the Permanent Observa-
tory of Politics 2.0 of the Institute of Politics & Democracy of the Society of the Information
for the Americas (eamericas.org).

Key words: 2.0 policy - Communication people - communications director - corporate com-
munication - digital communication - government public - institutional communication - new
technologies - organizational communication - Political communication - public - public po-
licies - Public Relations - social media - social networks - strategic communication - Twitter.

Resumo: Este artigo analisa como os novos meios -como Internet e as redes sociais- hão tro-
cado o eco sistema de informação política, com novos canais e informação fluindo com maior
rapidez, com um consumidor que agora também é gerador de notícias: o novo prosumidor.
Nesta convergência de meios tradicionais e novos, demanda novas capacidades cognitivas dos
usuários. E novas destrezas por parte dos candidatos políticos, que precisam intervir com men-
sagens mais segmentadas e com capacidade para administrar a conversa. Também, analisam-se
casos emblemáticos, como a campanha de Barack Aboma como ícono da comunicação política
2.0, e descrevem-se e contextualizam palcos e orçamentos, segundo dados do Observatório
Permanente de Política 2.0, do Instituto Política & Democracia da Sociedade da Informação
para as Américas.

Palavras chave: comunicação digital - comunicação estratégica - Comunicação política - co-


municadores - Dircom - novas tecnologias - política 2.0 - público governo - públicos - Relações
Públicas - redes sociais - social media - Twitter.

(*) Lucas Lanza. Estudió Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires, reali-
zó posgrados sobre gobernabilidad, gerencia política y desarrollo de comunidades locales en la
Universidad San Andrés y en el IAE de la Universidad Austral. Becario del International Visitor
Leadership Program (Gobierno de los EEUU). [Ver CV completo en la página 140]

Natalia Fidel. Licenciada en Ciencia Política (Universidad de San Andrés), con especialización
en Administración y Políticas Públicas (LSE y Udesa). [Ver CV completo en la página 141]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 53-63 ISSN 1668-5229 63


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Los públicos de las comunicaciones
Versión final: marzo 2011 financieras. Investor relations &
financial communications
Daniel Néstor Yasky (*)

Resumen: En los últimos años, se ha destacado la función de las comunicaciones financieras


dentro de las Relaciones Públicas. Los requisitos de un mayor acceso a la información, transpa-
rencia y gobierno corporativo crean hoy desafíos significativos para todas aquellas compañías
que cotizan en Bolsa, así como de firmas sin cotización oficial. El arte de comunicar en estas
esferas, requiere la especialización de los profesionales para alcanzar el público adecuado con
el uso de las herramientas pertinentes en el momento oportuno, transmitiendo el mensaje a
la comunidad en forma estratégica. Para esto, hay que reconocer los actores destacados de este
ámbito -como mercados de valores, agentes financieros internacionales, analistas, medios de
comunicación, bancos, instituciones estatales, el parlamento, los empleados- y el intercambio
que se produce entre la empresa y sus inversionistas.

Palabras claves: Comunicación Corporativa - Comunicación Empresaria - Comunicación Fi-


nanciera - Comunicación Institucional - comunicadores - comunidad financiera - Dircom -
medios de comunicación - mercado de valores - público externo - público financiero - público
interno - Relaciones con los Inversores - Relaciones Financieras - Relaciones Públicas - Reputa-
ción Corporativa.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en la página 83]

En los últimos años, se ha destacado la función de las comunicaciones financieras dentro de las
Relaciones Públicas, y también en el mercado financiero. En este proceso de aprendizaje, es im-
portante identificar a las personas o instituciones que se involucran en la actividad. De hecho,
son quienes están afectados e implicados en la vida empresaria cotidiana.
Los actores destacados en este ámbito, son informantes claves que participan activamente en el
intercambio que se produce entre la empresa y sus inversionistas. Sin embargo, la comunidad
va más allá de las partes mencionadas, incluyendo: mercados de valores, agentes financieros in-
ternacionales, analistas, medios de comunicación, bancos, instituciones estatales, el parlamento
y los empleados.
La intención de reconocer a los actores, es comprender las dimensiones de comunicación a ex-
plorar, con el fin de satisfacer la cobertura informativa y construir un plan integrado, eficaz. El
arte de comunicar en estas esferas, requiere la especialización de los profesionales para alcanzar al
público adecuado. El uso de las herramientas pertinentes, en el momento oportuno debe dar sen-
tido al comunicador para dar el mensaje a la comunidad en forma estratégica. La valiosa comuni-
dad, demandante de información veraz, debe ser respetada. Por eso, el profesional siempre deberá

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 65


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

actuar de manera activa, no meramente reactiva, explorando nuevas formas de llegar a ella.
El punto es, ¿cuál es la comunidad financiera? ¿Existen otras maneras de denominarla?
Thomas Rian, y Chad Jacobs (2005) hablan del ‘mercado de capitales y sus jugadores’, al refe-
rirse a ella expresan que:

Ninguna compañía pública funciona en un vacío. De hecho, mucha gente, incluyendo re-
guladores y competidores, generan opiniones que pueden afectar la posición de una com-
pañía en los mercados de capitales. Cada decisión que una compañía toma, es financiera,
estratégica, u operacional, la ondulación en los mercados de capitales y afecta el precio,
el valor, la competitividad, o la opinión del público (Using investor relation to maximize
equito valuation, 2005 pp 23).

Los autores lo grafican de la siguiente manera:

Figura 1: Jugadores e influenciadores en las relaciones financieras.


Fuente: Ryan, T. y Jacobs, C. (2005). Using investor relations to maximize equity valuation. New Jersey:
John Wiley & Sons.

Se observa a través de la interrelación que sugiere el gráfico que antecede, no sólo que quienes
compran, venden acciones y sus intermediarios son parte del mercado. Sino, diversos grupos
de interés (que también se pueden denominar intermediarios) dentro de los cuales se pueden
incluir los empleados de una empresa, incluso los medios de comunicación.
Asimismo, Philip Lesly (1998) defiende la postura de los doce públicos financieros. Los grupos
de influencia de los cuales habla son: sociedades de valores, agentes de cambio, miembros de
sociedades de análisis de valores (y análisis independientes), bancos de inversión, comerciales,
servicios de asesoría de inversiones, compañías de seguro y cajas de inversiones, consejeros de in-
versión, fideicomisarios de los estados e instituciones, organizaciones de estadísticas financieras,
revistas de inversión y publicaciones financieras, compañías de fondos comunes de inversión.
Por su parte, Grunig y Hunt (2003) describen los cuatro grupos de públicos financieros:

Accionistas actuales, accionistas anticipados, la comunidad financiera: banqueros, corre-


dores, consejeros de inversión, administradores, analistas, y encargados de fondos mutuos,
compañías de seguros, fondos de jubilación y medios financieros: periodistas que trabajan en

66 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

medios especializados tales como el Wall Street, secciones de diarios financieros (Pág. 513).

La mirada de los autores, incluye a los banqueros en unos de los grupos que clasifican. La co-
munidad financiera propiamente dicha se enfoca en quienes son participantes activos. Además,
los potenciales que podrían ser parte de esta comunidad.
Los empleados y funcionarios del gobierno son los jugadores involucrados por la dupla Ryan
– Chads. En cambio, Grunig – Hunt, desarrollan la comunidad financiera propiamente dicha y
los potenciales que podrían llegar a formar parte de ella. Lesly postulaba doce públicos finan-
cieros bien definidos precedentemente.
Los requisitos constantes del desarrollo de un mayor acceso a la información, de transparencia y
gobierno corporativo crean hoy desafíos significativos para todas aquellas compañías que coti-
zan en Bolsa y de firmas sin cotización oficial. Los encargados de llevar a cabo las relaciones con
los inversores de una empresa, tienen un papel vital en el desarrollo de la misma. Principalmente
su función radica en comunicarse con mayor eficacia con la comunidad inversora; las Relaciones
Públicas financieras son estrictamente una función de Relaciones Públicas de la empresa.
Sin embargo, Dennis Wilcox (2006) al respecto, desarrolla que quienes llevan a cabo las re-
laciones con los inversores ‘son especialistas en la materia. En las grandes compañías pueden
funcionar como una unidad independiente, y en las empresas más pequeñas pueden formar
parte del departamento de relaciones públicas’ (Pág. 334).
Según el Canadian Investor Relations Institute, la función de los relacionistas con los inversores
(IROs) es “representar a todas las compañías que obran recíprocamente con la comunidad in-
versora. IROs también son empleados por las agencias de relaciones públicas como consultores
para sus clientes corporativos” (Relaciones Públicas Financieras, 2008).
La National Investor Relations Institute define la actividad como ‘una responsabilidad estratégi-
ca del management, utilizando disciplinas tales como las finanzas, la comunicación y el marke-
ting, para administrar el contenido y el flujo de información financiera de una compañía para
maximizar así el valor relativo de ésta’ (Relaciones Públicas Financieras, 2008).
Es de vital importancia la labor de dicha práctica ya que si se proporciona información certera
y confiable, esto conlleva a una toma de decisiones correctas. En esta línea, Judy Turk, Doug
Newsom y Dean Kruckeberg (1999), expresan que las Relaciones Públicas Financieras o Rela-
ciones con los inversores,

Es el área que incluye actividades semejantes como preparar el material para el estudio de la
seguridad del accionista, desarrollar una memoria anual aceptable para los auditores y clara
para los accionistas, y sabiendo dónde y a quiénes publicar las noticias que pueden afectar
los valores de la compañía (Pág. 15).

Para la Investor Relations Society ‘Las relaciones con los inversores abarcan la amplia gama de las
actividades con las cuales una compañía cotizada se comunica con sus inversionistas actuales y
potenciales’ (Relaciones Públicas Financieras, 2008).
PR Newswire coincide con esta postura al indicar que las relaciones con los inversores son
‘esfuerzos emprendidos por las compañías para comunicarse con sus accionistas y analistas, y
para brindar conocimiento de la compañía en la comunidad de la inversión general’ (Relacio-
nes Públicas Financieras, 2008).

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 67


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Sin embargo, otros autores como Bruce Marcus y Sherwood Wallace Lee plantean un objetivo
más directo respecto a la función del relacionista público con inversores en cuanto a su relación
con la comunidad financiera: ‘persuadir a los inversores y analistas que el dólar invertido en su
compañía se verá más incrementado en su valor que si, sustancialmente, ese dólar se invertía en
otra compañía’ (Relaciones Públicas Financieras, 2008).
El Institute for Public Relations, plantea que las relaciones con los inversores presentan dos di-
mensiones:

1. El Acuerdo: Securities and Exchange Commission (SEC), que regula a compañías públicas en
los Estados Unidos. El deber principal del SEC es asegurar mercados justos y ordenados. Con
este fin, ha promulgado las reglas y las regulaciones a las cuales las compañías públicas deben
conformarse.

2. La Comercialización: una meta dominante de cualquier ejecutivo de las relaciones con los
inversores es asegurarse que la acción de la compañía se está vendiendo en un valor justo. Hay
también historias que demuestran que los ejecutivos de las relaciones con los inversores pue-
den aumentar la valuación de una acción usando principios simples de la comercialización.
Apuntando a los inversionistas adecuados, formando un mensaje que será atractivo a estos
inversionistas y a usar los canales de comunicaciones más eficientes (Yasky, 2010).

Estas dimensiones, refuerzan el concepto de transparencia y cumplimiento de regulaciones que


toda comunicación financiera debe tener, en otras palabras, las prácticas de Buen Gobierno
Corporativo.
Cuáles son algunas de las instituciones involucradas en el sistema de las relaciones públicas
financieras (Investor relations):

Sistema bancario
Dentro de la comunidad financiera, los bancos tienen un rol protagónico en el ejercicio de la
economía global. A través de ellos se canalizan las operaciones de pagos, transferencias de fon-
dos, etc., es decir, actúan como intermediarios que no pueden faltar en la sociedad. Se observa
que los bancos comerciales en general todos ofrecen los mismos servicios y productos.
John Marston, reconocido relacionista público, distingue en su clasificación las relaciones pú-
blicas de los bancos.
A su vez, el autor expresa la problemática que existe cuando hay manejo de fondos en grandes
cantidades, para muchos el dinero es una influencia extraña y corrupta, aceptable en pequeñas
cantidades. Otro problema, tiene su origen en las relaciones que este público tiene con el go-
bierno. ‘El lugar de las negociaciones es más importante para la imagen de un banco que para
otras instituciones’ (Marston, 1990, pág. 63).
Si se relaciona que la crisis del 2001 produjo un escándalo a nivel imagen, difícil de ponderar.
Aún hoy, las secuelas se evidencian, la conmoción fue tanto a nivel de los bancos hacia su pú-
blico externo, y también, a nivel interno. ¿Cómo cambiar las actitudes luego de la pérdida de
confianza? Más que palabras, los hechos pueden revolucionar. Al día de hoy, la recuperación es
evidente. ¿De qué manera podemos cambiar? ¿Cómo evitar estos malos momentos en forma
anticipada para las generaciones que vienen?

68 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

El sector bancario se trata de una institución de innegable influencia en la vida económica de


las naciones, es un intermediario estratégico.

Sistema del mercado de valores


El Mercado de Valores en nuestro país,

Es una entidad autorregulada, fundada en 1929. Su capital está integrado por acciones;
sus tenedores (personas físicas o jurídicas) una vez que reúnen determinados requisitos,
están habilitados para desempeñarse en carácter de Agentes o Sociedades de Bolsa, a fin de
realizar transacciones de compra y venta de títulos valores por cuenta propia o de terceros.
Las principales funciones del Merval están relacionadas con la concertación, liquidación,
vigilancia y garantía de las operaciones realizadas en el mercado. (Locante, 2004, s/p).

En lo referente a la confianza de los consumidores ‘Los consumidores se dividen en dos: los que
no les alcanza el dinero para cubrir las necesidades básicas, y quienes perciben ahorros de sus
ingresos’.
Otra institución relacionada, que se creó a partir de la Ley de Oferta Pública, es la Comisión
Nacional de Valores, “una entidad autárquica con jurisdicción en toda la República. Su objetivo
es otorgar la oferta pública velando por la transparencia de los mercados de valores y la correc-
ta formación de precios en los mismos, así como la protección de los inversores” (¿Qué es la
CNV?, s/f) en www.cnv.gov.ar).
En 1968 inició sus actividades, cuya misión es regular, fiscalizar y controlar a los participantes
del mercado de capitales, vigilando que sus operaciones cumplan con los principios y objetivos
(en conformidad con la Ley de Oferta Pública de Títulos Valores, de Fondos Comunes de Inver-
sión y de Fideicomisos Financieros y del Decreto de Calificadoras de Riesgo).
El público inversor, ¿conoce que el Mercado de Valores ofrece productos y servicios que pueden
satisfacer sus necesidades financieras? Las Pymes, ¿conocen los beneficios que poseen al invertir
en acciones?

Sistema de la bolsa de comercio


La Bolsa de comercio es

una institución independiente que cumple la función de nexo entre las empresas y los in-
versores. Aquellas empresas que desean abrir su capital a oferta pública, se acercan a esta
institución y luego de cumplimentar los requisitos necesarios para abrir su capital al públi-
co en general, están en condiciones de entregar parte de su capital accionario a cambio de
dinero. (El accionista, julio 2006).

Estas entidades tienen lugar en todo el mundo, con similares funciones.


La Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA),

Fue fundada en el año 1854, como un centro de negocios y de comercialización de produc-


tos, acciones y bonos. Actualmente es una asociación civil autorregulada, sin fines de lucro.
Su Consejo es integrado por representantes de diferentes sectores de la economía. Está

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 69


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

legalmente autorizada para admitir, suspender y cancelar la cotización de títulos valores,


de acuerdo con sus propios reglamentos, aprobados por la Comisión Nacional de Valores.
(Bolsa de comercio de la ciudad de Buenos Aires, 2006)

Según Lesly (1998), “las Bolsas de Valores requieren que la información que pueda afectar ma-
terialmente el mercado de valores de una compañía sea prontamente revelada. Deberían apli-
carse reglamentaciones parecidas para los valores que no están en la Bolsa” (pág.67).

Así, el autor brinda una serie de orientaciones sobre la política de revelaciones de la Bolsa.

Para Philip Lesly (1998) es importante respetar los siguientes principios:

• Revelación pública inmediata de la información pertinente


• Difusión pública completa
• Aclaración o confirmación de rumores e informes
• Respuesta a la actividad inusual del mercado
• Revelaciones promocionales injustificadas
• Transacciones del personal interno de la compañía

Para la problemática financiera, se consideran principios básicos, inclusive en el desarrollo de un


país, es posible aplicar estos principios. Los cuales favorecen a la transparencia de la organización,
sea cual fuere su misión. En cuanto al contenido del anuncio es tan importante como la medida
del tiempo en que se entregará. Al mismo tiempo, deberán ser claros, ciertos y sucintos, con infor-
mación cuantitativa para que los inversores puedan evaluar su importancia relativa, equilibrados
y razonables, con lenguaje súper tecnificado, explicar consecuencias o efectos de la comunicación.

¿Cómo se opera en la Bolsa?


• La Rueda, que en realidad es el modo tradicional, que casi no se utiliza.
• SINAC (Sistema Integrado de Negociación Asistida por Computador). El más utilizado. Este
sistema permite ingresar las operaciones al conmutador central.
• Negociación recurrente: Los operadores pueden ingresar en el SINAC las ofertas de compra o
venta desde sus oficinas o en el recinto mismo a través de las terminales allí instaladas, compu-
tadoras de mano, o solicitando a los empleados de la BCBA que las ingresen.

¿Qué se negocia en la Bolsa?


Acciones: Representan los aportes de capital de los accionistas.
Aunque la mayoría de las firmas tienen solamente un tipo de acción ordinaria, a veces la
acción clasificada se utiliza para resolver las necesidades especiales de la compañía. Ge-
neralmente, cuando se dan situaciones especiales, se señala una clase A, otra clase B, y así
sucesivamente (Bowker corporate finance book – Estados unidos – 1995 – p.185).

Obligaciones negociables (ON): La ley 23576 (Ref: Anexo) “Las sociedades por acciones, las
cooperativas y las asociaciones civiles constituidas en el país, y las sucursales de las sociedades
por acciones constituidas en el extranjero pueden contraer empréstitos mediante la emisión

70 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

de obligaciones negociables”. Representan unidades de un empréstito a mediano o largo plazo


contraído por la sociedad para el desarrollo de sus proyectos de inversión u otros fines. La
emisora paga a los obligacionistas, que son sus acreedores, el interés estipulado y cancela las
obligaciones en la forma y plazo acordados.

Obligaciones negociables convertibles: ‘Obligaciones negociables que pueden ser convertidas


en acciones de la sociedad emisora a voluntad del titular y de acuerdo a las condiciones estipu-
ladas al emitirlas’. (Bull market brokers, s/f)

Obligaciones negociables PyMES: Emitidas por pequeñas y medianas empresas, bajo un régi-
men simplificado de oferta pública y cotización en la BCBA.

Valores fiduciarios: Son certificados de participación o valores representativos de deuda que se


emiten en fideicomisos financieros, en los cuales el fiduciario ejerce la propiedad de los bienes
en beneficio de los titulares de esos valores a cuya garantía quedan afectados.

CEDEARs: Tal como lo define la Bolsa de Comercio, son certificados representativos de depósito
de acciones de sociedades extranjeras u otros valores, sin autorización de oferta pública en nues-
tro país. Quedan en custodia en la Caja de Valores y se pueden negociar como cualquier acción.

Bonos Públicos: Son empréstitos emitidos por el Estado Nacional, Provincias o Municipalidades.
Los inversores perciben la renta estipulada y la devolución del capital en la forma y plazo acordados.

Fondos comunes de inversión cerrados:

Es un patrimonio (dividido en porciones llamadas cuota partes), conformado cuando un


grupo de personas con los mismos objetivos de inversión (o sea que esperan la misma
rentabilidad y están dispuestos a asumir el mismo riesgo), reúne tu dinero para que sea
administrado por un equipo de profesionales. Estos profesionales llevan a cabo las políticas
de inversión establecidas en el Reglamento de Gestión (INTA, s/f)).

Cheques de pago diferido: La CNV ha autorizado la negociación con cheques de pago Diferido
(emitidos por 30 hasta 360 días vista). La reglamentación de la Bolsa prevé la negociación de
cheques patrocinados (cuando la solicitud incumbe a la libradora) y los avalados (por una
sociedad de garantía recíproca o una entidad financiera).

Organismos Internacionales de Crédito

¿Qué es el FMI (Fondo Monetario Internacional)?


“Es una organización integrada por 184 países, que trabaja para promover la cooperación mo-
netaria mundial, asegurar la estabilidad financiera, facilitar el comercio internacional, promo-
ver un alto nivel de empleo y crecimiento económico sustentable y reducir la pobreza” (Clift,
2004, pág. 6).

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 71


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

La institución central del sistema monetario internacional, creada en 1945, permite la actividad
económica entre los países del mundo. Tiene como objetivo principal: evitar crisis, y provee
financiamiento a los países que padecen problemas en sus balanzas de pago.
Entre los fines se pueden mencionar los siguientes:

• Efectúa el seguimiento de la evolución y las medidas de política económica y financiera, en


los países miembros y en el mundo, y ofrece asesoramiento de política a los países miembros.
• Concede préstamos a los países miembros que enfrentan problemas de balanza de pagos.
• Facilita a los gobiernos y bancos centrales de los países miembros asistencia técnica, capacita-
ción en el área de especialidad de la institución.

El FMI se centra principalmente en la política macroeconómica, medidas de política que tienen


que ver con el presupuesto público, la gestión de las tasas de interés, el dinero y el crédito, y el tipo
de cambio y la política del sector financiero, que comprende la regulación y supervisión bancarias
y de otras entidades financieras. Por este motivo, es importante conocer a este organismo.

¿Qué es el Banco Mundial?


El Banco Mundial es una fuente vital de asistencia financiera técnica para los países en desarro-
llo de todo el mundo. No somos un banco en el sentido corriente. Esta organización interna-
cional es propiedad de 184 países miembros y está formada por dos instituciones de desarrollo
singulares: el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) y la Asociación Inter-
nacional de Fomento (AIF) (Grupo del Banco Mundial, s/f)
Las instituciones tienen finalidades diferentes, más el objetivo común es reducir la pobreza en
el mundo, aumentando los niveles de vida de la población. La primera, se enfoca en países de
ingreso mediano y pobres con capacidad crediticia. La segunda, ayuda a los más pobres del
mundo. Ambas, ofrecen préstamos a los intereses más bajos, cuyo destino puede ser: educación,
salud, infraestructura, comunicaciones, entre otros.
Además, el Banco Mundial posee instituciones afiliadas, entre las cuales se destacan:

• Corporación Financiera Internacional (CFI): es una institución afiliada del Grupo del Banco
Mundial que se ocupa del sector privado. Y, cuya misión es fomentar la inversión sostenible
del sector privado en los países en desarrollo, para así ayudar a reducir la pobreza y mejorar la
calidad de vida de la población.
• Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI): la misión es promover la inver-
sión directa extranjera (FDI) en países en vías de desarrollo, la ayuda al desarrollo económico,
con el fin de reducir pobreza, y mejorar las vidas de la gente.
• Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) Se diseñó
especialmente facilitar el establecimiento de los conflictos de la inversión entre los gobiernos
y los inversionistas extranjeros, y además, podría ayudar a promover flujos crecientes de la
inversión internacional.

Por su parte, “Los bancos multilaterales de desarrollo son instituciones que proporcionan apo-
yo financiero y asesoramiento profesional para actividades orientadas al progreso económico y
social en los países en desarrollo” (Grupo del Banco Mundial, s/f).

72 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Estrategias de Relaciones con los inversores

Las empresas deben diseñar una estrategia a seguir para que su relación con el público finan-
ciero sea eficaz y así focalizar sus acciones comunicativas con éxito y favorecer el acceso a la
información de todos los públicos que intervienen en el proceso.
Al respecto, Marcus y Wallance Lee proponen un mecanismo para desarrollar una estrategia
con el público inversor:
-Definir el objetivo.
-Definir la posición (el mensaje clave que será enviado).
-Seleccionar la audiencia (grupos de analistas, brokers49, inversores individuales) y las perso-
nas clave de cada grupo.
-Determinar cómo el mensaje va a ser enviado.
-Preparar los materiales apropiados (presentaciones, documentos).
-Organizar reuniones.
-Seguimiento (1998, pág. 102).

Sin embargo, no todas las empresas son iguales como así tampoco lo es su capital, en el caso
de empresas más pequeñas, Roger S. Pondel, en un documento de Investor Relations revela seis
importantes estrategias para relacionarse con los inversionistas:

Primero: concentrarse en la economía real; no esté asustado de decir a sus accionistas que in-
cluso si no hay beneficios todavía, la compañía esté en el negocio para hacer el dinero.
Segundo: ser amigo de los analistas que siguen tus competidores, y si usted no tiene competi-
dores, identifique a analistas que siguen sus pares más cercanos.
Tercero: haga lo mismo con los encargados de manejar el portafolio que posean sus competi-
dores y pares.
Cuarto: manténganse al frente en los medios, los medios del negocio tienen hambre de contenido.
Quinto: utilice su página en internet.
Sexto: maximice el valor que sus clientes y vendedores ponen en su compañía haciéndola
atractiva y fácil para que se sientan bien sus accionistas (s/f).

El Institute for Public Relations, plantea que hay dos estrategias distintas, una para con los inver-
sores institucionales y, la otra, para con los inversores individuales.
Con respecto a las primeras, establece que lo fundamental en la estrategia con los inversores es
comunicarse con los analistas. Es un proceso directo. Los analistas de firmas importantes cu-
bren a industrias y a compañías específicas. Es fácil identificar qué analistas siguen su industria
y, por lo tanto, deben seguir su compañía. Por último ellos les llevan la información a sus clien-
tes. El segundo paso en las relaciones con los inversores, es asegurarse de que estén cubriendo a
su compañía en los principales servicios de consultoría (s/f).

Con respecto a los inversores individuales, el escrito afirma que son pocas las compañías que
tienen estrategias para con ellos, sin embargo, los inversores individuales son atractivos para
algunas compañías porque tienden a comprar la acción y sostenerla. Para alcanzar a estos inver-
sores, propone: llegar a los analistas y asegurarse que la compañía esté cubierta por los servicios

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 73


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

de consultoría principales. Otras tácticas incluyen: mail a los corredores de las firmas donde los
analistas han escrito informes positivos sobre la compañía, marketing en los centros de inver-
sión y publicidad corporativa (Institute for Public Relations, s/f).

Comunicaciones Financieras
Las comunicaciones financieras son aquellas acciones de comunicación, cualquiera que sean
las técnicas o herramientas empleadas, dirigidas y encaminadas desde entidades y empresas del
sector público y del privado, con el objetivo de crear un nexo entre la empresa y la comunidad
financiera. Esta comunidad financiera está determinada por los actores que se ven involucrados
en las finanzas de la organización.
Como toda comunicación, necesita de diversas herramientas para transmitir sus mensajes; en
el caso particular de las financieras, podemos afirmar que hay una herramienta por excelencia e
ineludible a la vez, ya que actualmente se cuenta con regulaciones que establecen su contenido ga-
rantizando el acceso a la información de la situación económica y financiera de las corporaciones.
Estados Unidos cuenta con la Securities and Exchange Commission (SEC), “una agencia federal
que regula los mercados financieros de ESTADOS UNIDOS. Esta agencia federal también su-
pervisa la industria de seguridades y promueve el acceso y la protección completos del público
de inversión contra la negligencia en los mercados”. (Forbes financial glossary, 2005)
Fleishman-Hillard (2005) añade que las comunicaciones financieras “identifican y atraen a los
inversores y crean la credibilidad y, junto a ella, el valor futuro de la organización”. (s/p)
Por su parte, y en el mismo sentido, Burson Marsteller (2005) expresa que “Las comunicaciones
financieras pueden conducir al crecimiento de una compañía, de hecho son tan importantes que
deben ser manejadas estratégicamente como las finanzas, administración, tecnología, etc.” (s/p).
Además de la memoria o reporte anual, las comunicaciones financieras cuentan con otras he-
rramientas, sin embargo el reporte anual y el 10K son dos documentos que el área de Rela-
ciones Públicas o las empresas deben preparar. El reporte anual hace que las herramientas
promocionales sean utilizadas por los corredores y la compañía misma en presentaciones para
todos sus miembros del público financiero, desde bancos hasta analistas. Cuando el reporte
anual es distribuido, un nuevo informe resume los puntos principales y anuncia la publicación
del reporte. Los esfuerzos de hacer del reporte anual un documento integrado no estuvieron
bien, entonces la SEC utiliza el 10K como la más importante forma de integrar los mensajes de
la gerencia con los reportes financieros (Newson,Turk y Kruckeberg, 2006, pág. 263).
Seguidamente, se analizarán las herramientas que habitualmente se utilizan para llevar a cabo
la comunicación financiera.

Herramientas de las comunicaciones financieras


Se trata de instrumentos que poseen las empresas para definitivamente transmitir el mensaje a
la comunidad financiera. “Las técnicas de comunicación, son más que un ejercicio tradicional
de práctica de relaciones con los inversores”. (Marcus / Pág. 101) Según Marcus (1998), para
persuadir a inversores y a analistas que un dólar invertido en la propia compañía aumentará
de valor más rápidamente y más substancialmente que un dólar invertido en otra compañía se
debe incrementar la persuasión.
Ante las objeciones presentadas por inversores, los especialistas deben tener un amplio cono-
cimiento del mercado, un análisis comparativo de los beneficios que reportan, la valoración de

74 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

sus ventajas, y recursos competitivos que posee.


Como se ha mencionado en la evolución histórica de las relaciones con inversores, la Securities
and Exchange Comnission (SEC) exige a las compañías que entreguen informes a sus accionistas.
En cuanto a las herramientas mínimas obligatorias, ¿qué se requiere?
“La SEC incluye más información en las memorias anuales: datos financieros que datan de
hasta cinco años atrás y un amplio comentario y análisis de la condición financiera, así como
los resultados de explotación”. (Grunig-Hunt, 2003, pág. 717)
Las habilidades profesionales, el diseño y redacción del contenido de las distintas comunica-
ciones, son elementales para garantizar la efectividad de las comunicaciones financieras. ¿Qué
herramientas se han utilizado para llegar a los consumidores bancarios? ¿Cuáles han sido más
efectivas para lograr la confianza? Se intentan observar la estrategia en su máxima expresión
para arribar a la conclusión de la investigación.
Algunas características de las principales herramientas:

Memoria y balance
Es un instrumento que representa los resultados financieros de una empresa. Los cuales ex-
presan la realidad material, el funcionamiento y las aspiraciones de la organización. Se trata
de información pública y obligatoria, que se manifiesta hacia los diferentes stakeholders para
formar una opinión favorable. Philip Lesly afirma:

Un punto clave de la memoria anual es el retrato del carácter y perspectivas de la dirección


de la compañía. Las compañías que gastan millones de dólares en sistemas de identidad
visual, publicidad corporativa, y otros programas orientados a presentar la compañía como
una empresa cálida, progresiva y orientada hacia el público, a menudo miran los esfuerzos
del informe anual (1998, pág. 199).

Para cumplir con su propósito, las memorias y balances deben incluir

ventas realizadas normalmente, estado financiero, nuevos productos y sus posibilidades,


inversiones probables y el uso que se proyecta darles, planes de modernización de plantas
y negociaciones en curso con autoridades públicas, problemas actuales y proyectos para
resolverlos, y perspectivas del mercado (Fernández Escalante, 1999, pág. 125)

Desde el punto de vista del inversor facilita la comprensión y refleja la solvencia de la empresa,
hechos que generan valor en el momento de decidir en qué empresa invertir. También, permite
la evolución por parte de la comunidad financiera, ¿se cumplieron los resultados proyectados?
¿De qué manera responde la empresa a los problemas?
Por su parte, Cutlip (2001) simboliza a la herramienta de uso externo como una piedra angular
de cualquier programa de relaciones públicas financieras. “Esta herramienta ha alcanzado gran
sofisticación desde el punto de vista técnico y gráfico, debido, en parte, a sus objetivos de rela-
ciones públicas dirigidos a los diferentes públicos” (pág 567). No obstante, el autor postula que
como consecuencia de los tiempos económicos difíciles, es necesario reconsiderar los gastos
relacionados con la producción del instrumento.
Un informe fiscal dirigido a los inversionistas al finalizar el año incluye: “comunicación del

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 75


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

CEO y un resumen básico del negocio, incluyendo el texto en operaciones, las tablas de la au-
ditoria financiera revisados con el sistema GAAP (Generally Accepted Accounting Principales)
constituidos por declaración de renta, flujos de liquidez, balances, y las notas que explican las
asunciones detrás de esos números.
Éste es fácil de entender, diseñado gráficamente, es una variante del 10-K” (Ryan y Jacobs,
2005, pág 78) resaltan la relevancia del reporte, al atribuir al management de la organización
su elaboración. Por supuesto, la creación del elemento estará orientada por un profesional de
Relaciones Públicas.
“Técnicamente, la memoria anual de una empresa es un documento informativo que la
Comisión del Mercado de Valores exige a todas las empresas para fines de relaciones públicas.
Estos incluyen:
1. Recalcar a accionistas presentes y potenciales el hecho de que la empresa está bien gestionada
y tiene éxito.
2. Fomentar compras de acciones por inversores potenciales, y
3. Usar la memoria anual como instrumentos para incorporar nuevos empleados”. (Wilcox,
pág 563).

Asamblea Anual
Es un encuentro de accionistas, que favorece la interacción entre el público específico y el di-
rectorio de la compañía.

Se trata de un procedimiento exigido y regulado por la SEC que simboliza la democracia


corporativa en la práctica y proporciona la oportunidad de contactos personales, solamente
de personas que se encuentren en el mismo ámbito geográfico o que controlen un gran nú-
mero de acciones pueden dedicar el tiempo y gastos necesarios para asistir. (Cutlip, pág. 569)

Los citados autores responsabilizan a los profesionales de relaciones públicas para la Organiza-
ción de el encuentro, quienes se encargan de: los preparativos, folletos y materiales de comuni-
cación, convocatoria de los medios de comunicación (cobertura mediática), Q & A (questions
and answer). Estos últimos son las posibles preguntas que los accionistas pueden presentar a los
directivos de la empresa y las posibles respuestas a dichos cuestionamientos.
Coincidentemente, Ryan enseña un concepto similar al de Cutlip, dice que “la compañía en-
cuentra una vez al año con todos los shareholders invitados. Algunas compañías tienen distin-
tas distribuciones geográficas y números de shareholders. El manager y directores presentan
discusiones sobre problemas y decisiones” (Ryan-Jacobs, 2005, pág 62).
Dicho de otro modo, los directivos rinden cuentas a sus públicos sobre las acciones financieras,
sobre la rentabilidad obtenida y también las proyecciones futuras.
Para Seitel (2002), un encuentro anual “bien pensado, planificado y bien ejecutado, puede per-
mitir a encargados corporativos comunicarse con eficacia con los inversionistas” (pág 407). El
especialista agrega elementos de planificación estratégica de relaciones públicas para enfatizar
en los resultados positivos que se pueden adquirir, siempre actuando en forma proactiva. Se
entiende que toda comunicación implica acción, por tanto, teniendo en cuenta el impacto que
puede provocar, es importante detectar la necesidad de comunicación: el objetivo.

76 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Folletos y Publicaciones
El diseño, estilo, el contenido y la creatividad son condiciones estratégicas para la comunica-
ción a través de estas herramientas. Pueden adoptar formato en escrito o electrónico.
Teniendo en cuenta la saturación informativa producida en el último tiempo, es tarea del co-
municador transmitir el mensaje de modo que trascienda los parámetros normales.
Dennis Wilcox (2006) presenta consideraciones para la creación de un boletín informativo,
describe la importancia que radica en este tipo de medio por su capacidad comunicativa y
retención del mensaje. Agrega que, los boletines se dirigen a los públicos activos y pasivos, de
este modo la publicación puede llegar a la extensa comunidad financiera.
El citado autor ha expresado que tanto los boletines, como periódicos, revistas, folletos y ma-
nuales “son un elemento principal del modelo de información pública y es frecuente que com-
partan los defectos de este modelo. Los profesionales los publican sin investigar para descubrir
si hay un público que necesita la información o la encuentra relevante” (Wilcox, 2006, p. 568).
La aclaración del autor, permite a los profesionales evaluar la necesidad de información, es decir,
no se trata de realizar acciones comunicativas por el hecho de simplemente hacerlas. Sino, por
el contrario, respetando los principios de relaciones públicas, se debe ponderar y establecer
prioridades de comunicación y públicos a los cuales se dirigen, estableciendo precedencias.

Publicidad Financiera
Se trata de la aplicación de técnicas y estrategias de comunicación publicitarias dirigidas a un
público específico “la comunidad financiera”. La publicidad ha cambiado su original función
de servir a la comercialización de un producto o servicio. Hoy, más bien intenta imponer a la
sociedad un estilo de vida, a través de los hábitos que se proyectan en las imágenes.
“El dar a conocer; llamando la atención pública a un producto, a un servicio, o a una compañía
por medio de avisos pagados para afectar la opinión o despertar el deseo del consumidor de
hacer una compra o de tomar una acción particular” (Motto, 2006).
La finalidad propia de la publicidad al servicio del ámbito financiero, explica la importancia
que tiene la herramienta para dar cobertura a la comunidad financiera. Este tipo de publicidad
produce impacto, y aumenta el nivel de confianza en los consumidores. Si se hace un paralelo
con la problemática que se estudia, este medio de comunicación es estratégico para aumentar
el nivel de confianza de los consumidores.
“La publicidad no es la normalidad. Lo normal en publicidad no interesa, no impresiona”.
(portal de comunicación Sonia Rykiel, 2006)
¿Hasta qué punto es permisible la anormalidad para provocar, para establecer un lazo entre el
cartel (anuncio) y el público?”. Se entiende que desde que una idea nace, hasta que empieza a
ser rentable existe un proceso de innovación. Ese proceso, se puede dividir en etapas:
Oportunidad, Territorio, Enfoque, Ideas y Soluciones, ha postulado Eduardo Kastica en su obra
Desorganización creativa (2001).
Para organizar el trabajo, es necesario abordar la idea a través de pasos, lo cual no significa
limitar sus efectos. Es importante saber, que la idea debe solucionar algo a alguien.
Hoy en día, se buscan formas originales de impactar en el público a través de la publicidad. Al
acceder al subte, se puede observar una luz que proyecta la imagen de una marca en el suelo.
Las agencias, realizan estudios críticos de ubicación, tecnología a utilizar, para que el efecto sea
múltiple. La imagen no está ubicada en cualquier parte de la estación. El lugar es estratégico.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 77


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Los consumidores, en ese momento no pueden dejar de mirar hacia abajo porque están ba-
jando las escaleras para acceder a la plataforma. Al finalizar el descenso, se encuentran con la
famosa marca que lo acompaña todos los días a su casa o al trabajo.
Lesly explica, “la publicidad financiera alcanza al accionista actual y al futuro, al tiempo que
proporciona mucha de la información que debe dirigirse a la comunidad financiera profesio-
nal”. (Lesly, 1998, pág. 215)
Luego, el autor menciona las áreas de interés de esta herramienta: la elaboración de notas de pren-
sa, que incluyen contenidos de las memorias y asambleas, comunicados de prensa, los discursos
sobre temas financieros de los funcionarios de la compañía ante grupos de negocios, entrevistas
en publicaciones financieras y reuniones con los medios de comunicación. Además, Lesly pun-
tualiza que se derivan muchas otras áreas en temas financieros, por ejemplo; nuevos productos,
programas de becas, proyectos comunitarios, declaración de contribuciones de la compañía.

Tele-conferencias
Actualmente, son encuentros que pueden ser personales, por video, por Internet, cuya función
es favorecer la interacción entre la compañía y la comunidad inversora. Dicho de otro modo,

“es una manera eficaz y más común para dibujar al inversor, analizar y centrar la atención en
los accesos recientes de la compañía. La llamada en conferencia permite que los jugadores
de los mercados de capitales escuchen el resumen de la gerencia mayor, los accesos recientes,
y las actividades significativas, así como escuchar sus preguntas” (Ryan-Jacobs, 2005, p. 64).

La definición de la herramienta, supone la escucha activa por parte de los directivos de la com-
pañía. Desde luego, se caracteriza por integrar diferentes regiones mundiales de la compañía y
de la comunidad financiera.
Sin embargo, el sentido de oportunidad es el elemento esencial para la convocatoria. Cualquier
motivo o circunstancia no es relevante. En el mundo de los negocios, el tiempo tiene un valor.
Por tanto, discernir el momento adecuado y la razón es básico para el profesional de relaciones
públicas que lleva a cabo la convocatoria.
Marcus distingue algunos principios que se pueden tener en cuenta para llamar a una nueva
conferencia. Cuando:

una noticia es monumental, una razón clara, tal como una demostración de un producto
nuevo o la necesidad de una explicación elaborada, porque las noticias no se pueden cubrir
en un lanzamiento de los medios, la comprensión completa de las noticias requiere pregun-
tar y elaborar las respuestas (1998, pág. 222).

La perspectiva del autor proporciona elementos cognoscitivos para evaluar la realización de una
conferencia. Su aporte, desemboca en la noción de feedback, los Q & A (questions and answers)
involucran el ida y vuelta que sirve para aclarar temas de asuntos de interés.

Newsletters
Se trata de un tipo de publicación que llega a un público específico, selecto.

78 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Como pequeños cuadernillos de no más de 24 páginas, formato sencillo y de bajo costo de


edición, las newsletters aparecieron en la década de los años ´80 en nuestro país, llegando
a los escritorios de líderes de opinión ávidos de encontrar informaciones que no pueden
acceder en los medios de acceso público (Avilia Lammertyn, 1997, pág. 202).

Para Grunig & Hunt, (2003) los programas de Relaciones Públicas internas incluyen la redac-
ción del house organ. Luego, diferencian otros tipos de publicaciones de similares característi-
cas. Estas son las revistas, los periódicos, los boletines internos y las revistas periódicos. La des-
cripción que postula sobre los newsletter, son “más sencillos, más rápido y menos complicados
que las demás publicaciones. Son lo suficientemente flexibles para satisfacer las necesidades de
pequeñas organizaciones y pueden ser impresos”. (Grunig, 2003, pág. 363). Hoy, las nuevas tec-
nologías permiten que esta herramienta adquiera diferentes formatos, incluso virtuales, cuyo
costo es reducido.
Otros denominan la herramienta cartas a los accionistas y se entiende que el alcance de la
palabra aquí se amplía. Lesly, dice que las dichas cartas “son uno de los medios más efectivos
de cultivar el interés y la confianza de los nuevos accionistas. Es por medio de una carta de
bienvenida del presidente de la compañía que se envía tan pronto como las acciones han sido
registradas” (Lesly, 1998, pág.214).
Existen casos en los que la compañía luego de cambiar su nombre o identidad visual, decide
comunicar a sus clientes a través de una carta de similares características. El objetivo en ambos
casos es el mismo: establecer un vínculo continuo con accionistas o clientes también, ya que sin
ellos las empresas no subsisten.
Tal vez, en el caso que se estudia, hubiese sido útil el newsletter o cartas a los inversores con el
fin de aclarar la situación en forma personalizada. Los bancos, por diferentes razones políticas,
económicas y sociales, optaron por el silencio que se prolongó por más de un año.
¿Cómo hubiese reaccionado la opinión pública si se hubiesen enviado newsletters con una
invitación para visitar las instalaciones bancarias? ¿O cuál sería la opinión de los ahorristas,
si se hubieran enviado cartas con contenido informativo sobre la evolución de los depósitos?

Presentaciones y Road Shows


La estructura de la presentación debe estar dirigida a lograr un compromiso en la acción. Toda
presentación debe persuadir a los interlocutores a actuar en respuesta al mensaje emitido.
El moderador debe resaltar los puntos claves. Antes de finalizar la presentación debe repetirlos
en forma ordenada, mencionar los beneficios para facilitar la retención de la audiencia.
Las presentaciones estarán dirigidas a la comunidad financiera, al público especializado, ana-
listas financieros y líderes de opinión. Quienes deben recibir información completa y concisa
sobre los temas financieros. Al mismo tiempo, existen ciertos requisitos que se deben cumplir
para que el arte de presentar sea eficaz. Las condiciones se resumen en los siguientes términos:
Brevedad, puntos claves, organización, despertar interés, substancial, conclusiones.
Geri Stengel (2006), ha estudiado los diferentes puntos antes mencionados. El especialista, acla-
ró que “proporcionar la sustancia es definir el mercado actual y el potencial: los inversionistas
desean dar a conocer el mercado y el gran potencial que tiene el mercado. Describir el tamaño,
características, potencial de crecimiento y tendencias” (s/p).
En gran medida, las variables mencionadas influirán en la decisión de compra de acciones.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 79


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Paralelamente, la compresión que se logre por parte de los stakeholders hará que éstos se cons-
tituyan como transmisores de imagen de la compañía.
En tanto, Grunig hace referencia al término presentaciones multimedia. Se evoca de este modo,
“la combinación de imágenes múltiples y diversos formatos audiovisuales puede ser una forma
eficaz de atraer la atención, presentando un concepto complejo de múltiples facetas, y evocan-
do fuertes respuestas emocionales”. (2003, pág. 712). Estas presentaciones incluyen la televi-
sión, diapositivas en la empresa entre otras.

Internet
Internet constituye el instrumento más nuevo para las comunicaciones con las audiencias in-
versoras, así como una fuente virtual de búsqueda de información. El mundo virtual ha pro-
visto a las organizaciones de fluidez en el contacto, favoreciendo la publicación de la totalidad
de cuestiones importantes que se relacionan con el desarrollo de la empresa. Así, las empresas
pueden comunicar su identidad, su misión, valores, sus servicios y acciones. Internet, es co-
nocida como una red de redes a nivel mundial a la que se encuentran interconectadas, por un
mismo lenguaje, muchos usuarios. Indudablemente, las nuevas tecnologías trajeron aparejados
nuevos cambios de hábitos en la manera de pensar, de actuar, de ponderar y aún de expresar.
El mundo virtual ha provisto a las organizaciones de fluidez en el contacto, favoreciendo la
publicación de la totalidad de cuestiones importantes que se relacionan con el desarrollo de la
empresa. Así, las empresas pueden comunicar su identidad, su misión, valores, sus servicios y
acciones. Internet, es conocida como una red de redes a nivel mundial a la que se encuentran
interconectadas, por un mismo lenguaje, muchos usuarios. Indudablemente, las nuevas tec-
nologías trajeron aparejados nuevos cambios de hábitos en la manera de pensar, de actuar, de
ponderar y aún de expresar.
En la problemática, es un factor clave, el conocimiento de la herramienta aplicada para favorecer
el crecimiento de la bancarización en Argentina. De este modo, se está obedeciendo a la política
pública implementada por el Gobierno para cumplir con las exigencias de las entidades finan-
cieras internacionales. Entonces, Internet ¿constituye un elemento de control internacional?
Se anticipa que no se trata de un enfoque semejante. El punto clave, es que Internet simplifica
las transacciones bancarias pudiendo ser realizadas aún desde el propio hogar, sin apersonarse
en un banco. Hay que recordar, que para gozar del servicio el ciudadano debe estar bancariza-
do. Es decir, como mínimo debe poseer una cuenta bancaria (caja de ahorro).
Trascendió que en los últimos años, los consumidores han incrementado sus operaciones a
través de Internet. Incluso, se puede decir que ha favorecido el vínculo entre los bancos y los
consumidores. Se trata de una cultura reciente, que implica conocimientos técnicos de infor-
mática por parte del usuario (consumidor, comunidad financiera) y deja de lado a quienes no
tienen acceso a estos ámbitos.
Actualmente, los bancos en Argentina brindan servicios a través de Internet que permiten al pú-
blico: consultar operaciones, movimientos, pagar servicios y tarjetas de crédito, comprar, trans-
ferir dinero a otras entidades y recientemente, hasta se puede invertir en plazo fijos electrónicos.
Para el acceso a homebanking, se requiere la adhesión de una tarjeta de débito a una cuenta
bancaria. En otras palabras, la tarjeta de débito habilita al cliente a operar a través de la banca
electrónica en sus diferentes formas: por cajeros automáticos, banca telefónica y por Internet.
Marcus afirma:

80 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

En internet, hoy no hay virtualmente información o noticias corporativas que no estén


disponibles. Las Webs de las compañías incluyen generalmente las noticias de la compañía,
noticias de los accionistas, información de producto, noticias de la gerencia, y el espectro
completo de la información de la compañía”. (1998, pág. 308).

Esta aseveración permite establecer las siguientes aclaraciones: por un lado, la página expresa la
totalidad de la compañía y refleja sus componentes visuales. Por otra parte, se deduce que aquel
dato no encontrado por el usuario le permite indagar a la empresa a través del sitio.
En cierta medida, se puede afirmar que la herramienta es un elemento de control, el cual sirve
para corregir desvíos y para nutrir la relación entre las entidades y consumidores.

Algunos casos importantes de fraudes financieros

Enron (2001)
Séptima empresa de Estados Unidos, dedicada a la distribución de energía.
• En octubre del 2001, Enron declaró que había amortizado inversiones fallidas por importe
de 1 mil millones de dólares y efectuó una reducción del capital social por importe de 1,2
mil millones de dólares. Las autoridades estadounidenses iniciaron una investigación sobre la
empresa.
• En noviembre del 2001 Enron regularizó sus estados financieros correspondientes al período
comprendido entre 1997 y 2001, para contabilizar casi 600 millones de dólares de pérdidas, que
había ocultado en complejas operaciones financieras. Standard & Poor’s rebajó la calificación
de la deuda de Enron al nivel de los bonos basura.
• Enron instó la declaración judicial de quiebra en diciembre del 2001.

WorldCom (2002)
Empresa estadounidense de telecomunicaciones, principal proveedor mundial de servicios de
internet y de comercio electrónico.
• En junio del 2002, WorldCom admitió que había manipulado considerablemente sus cuen-
tas, principalmente declarando erróneamente costes como gastos de capital. Si se considera el
período a partir del 2001, 3,8 mil millones de dólares de supuestos beneficios debían haberse
declarado como pérdidas.
• WorldCom instó la declaración judicial de quiebra más importante de la historia de Estados
Unidos, en julio del 2002.

Ahold (2003)
Tercer grupo mundial de distribución alimentaría, con sede en los Países Bajos.
• En el 2002 y el 2003 se acrecentaron las dudas sobre la fiabilidad de los estados financieros de
Ahold.
• En febrero del 2003, Ahold admitió que había exagerado los beneficios correspondientes al
2001 y al 2002 en al menos 463 millones de euros, lo que provocó una caída inmediata del 63%
del precio de las acciones.
• Entre finales del 2001 y febrero del 2003, Ahold perdió el 90% de su valor de mercado.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 81


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Referencias Bibliográficas

Avilia Lammertyn, R. (1997). RR.PP, estrategias y tácticas. Buenos Aires: Imagen.


Bolsa de comercio de la ciudad de Buenos Aires (2006). Disponible en: www.bcba.sba.com.ar
Bull Marker Brokers (s/f). Productos. Disponible en: www.bullmarketbrokers.com/generico.php
?fuente=productos.htm
Burson Masteller (2005). Corporate & financial communications. Disponible en: www.bm.com
Clip, J. (Dir.) (2004). Guía del FMI. Washingon: Fondo Monetario Internacional.
Cutlip, S y Center, A. (2001) Relaciones Públicas eficaces. Buenos Aires: Gestión 2000.
¿Qué es la bolsa? (julio 2006) El accionista. Disponible en: www.elaccionista.com.ar
Grunig, J. (2003). Dirección de Relaciones Públicas. Barcelona: Gestión 2000.
Fernández Escalante, F. (1999). Ciencia de la información y relaciones públicas. Comunicaciones,
teoría de la opinión pública. Buenos Aires: Macchi.
Fleishman-Hillard (2005) Communication value. Disponible en: www.fleismanhillard.com
Forbes financial glossary (2005). Securities and Exchange Commission. Disponible en: www.
forbes.com/tools/glossary/glossary.jhtml?letter=s
Grupo del Banco Mundial (s/f). Quiénes somos (sobre nuestra institución). Disponible en:
www.web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/QUIENESSOMOS/0,,
menuPK:64058517~pagePK:64057857~piPK:64057865~theSitePK:263702,00.html
Grupo del Banco Mundial (s/f). Quiénes somos – Bancos multilaterales de desarrollo. Dispo-
nible en: www.web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/QUIENESSOM
OS/0,,contentMDK:20193809~pagePK:64057863~piPK:242674~theSitePK:263702,00.html
INTA (s/f). Instrumentos financieros. Disponible en: http://www.inta.gov.ar/extension/finan/
tool/fondos.htm
Kastica, E. (2001) Desorganización creativa. Buenos Aires: Ediciones Macchi.
Lesly, P. (1998). Lesly´s handbook of public relations and communications. New York: Mc Graw Hill.
Locante, G. (2004) Obstáculos y palancas para la capitalización y expansión de la pequeña y
mediana empresa. Disponible en: www.eumed.net/libros/2006c/202/2e.htm
Fleisman-Hillard (2005) – communication value – Disponible en: www.fleismanhillard.com
Marston, J. (1990). Relaciones Públicas Modernas. México: McGraw Hill.
Marcus, B. y Lee, W. (1998). New dimensions in investor relations. New York: Wiley & Sons.
Newson, D., Turk, J. y Kruckeberg, D. (2006). This is PR: The Realities of Public Relations. Belmont,
California: Wadsworth Publishing
¿Qué es la CNV? (s/f) Disponible en: www.cnv.gov.ar
Relaciones Públicas Financieras (24/10/08). Belgrano PR. Disponible en: www.elgranopr.blog
spot.com/2008/10/relaciones-pblicas-financieras.html
Ryan, T. y Jacobs, C. (2005). Using investor relations to maximize equity valuation. New Jersey:
John Wiley & Sons.
Seitel, F. (2002). Teoría y práctica de las Relaciones Públicas. (8va. Edición). New Jersey: Pearson.
Stengel, G. (2006). Honing your investor presentation. Disponible en: www.stengelsolutions.com
Turk, J., Newsom, D. y Kruckeberg, D. (1999). This is PR: The Realities of Public Relations. (7ª
edition). New Jersey: Wadsworth Publishing.
Wilcox, D. (2006). Relaciones Públicas, tácticas y estrategias. (8va.Edición). Madrid: Pearson.

82 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229


Daniel Néstor Yasky Los públicos de las comunicaciones financieras...

Yasky, D. (2010). Relaciones Públicas Financieras. Investor Relations & Financial Communications
Reflexión Académica en Diseño y Comunicación. Año XI, Nº 14. Buenos Aires: Universidad de
Palermo.

Summary: The role of Public Relations in the management of financial communications has
been outstanding through the last years. The requirements of a greater access to information,
transparency and corporate government create today significant challenges for all those com-
panies that are players in the stock market, as well as of companies without official quote. The
art of communicate in these spheres, requires the specialization of the professionals to reach
the public adapted with the use of the pertinent tools at the opportune moment, transmitting
strategically the message to the community. For this, it is necessary to recognize the outstan-
ding actors of this scope - like international financial agents, stock markets, analysts, mass
media, banks, public institutions, parliament, employees- and the interchange that takes place
between the company and its investors.

Key words: Corporate communications - corporate reputation - Dircom - external public - Fi-
nancial Communications - financial community - financial public - institutional communica-
tion - internal public - Investor Relations - management communication - mass media - Public
Relations - stock market.

Resumo: Nos últimos anos, destacou-se a função das comunicações financeiras nas Relações
Públicas. Os requisitos de um maior acesso à informação, transparência e governo corporati-
vo criam hoje desafios significativos para todas aquelas companhias que cotam em Bolsa, bem
como de assinaturas sem cotação oficial. A arte de comunicar nestos âmbitos, requer a especiali-
zação dos profissionais para atingir o público adequando com o uso das ferramentas pertinentes
no momento oportuno, transmitindo a mensagem à comunidade em forma estratégica. Para
isto, há que reconhecer os atores marcantes desde âmbito -como mercado de valores, agentes
financeiros internacionais, analistas, meios de comunicação, bancos, instituições estatais, o par-
lamento, os empregados- e o intercâmbio que se produz entre a empresa e suas inversionistas.

Parlavras chave: Comunicação Corporativa - Comunicação empresária - Comunicação Fi-


nanceira - comunicadores - comunidade financeira - Dircom - meios de comunicação - mer-
cado de valores - público externo - público financeiro - público interno - Relações com os
inversionistas - Relaçõoes Financeiras - reputaçao corporativa.

(*) Licenciado en Comunicación Social y Relaciones Públicas (UNLZ). Postgraduado en Co-


municación de las Organizaciones, Opinión pública y Medios de Comunicación (FLACSO) y
reaprender a pensar (pensamiento complejo) (USAL). Doctorando en Ciencias de la Comuni-
cación (USAL). [Ver CV completo en la página 141]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 65-83 ISSN 1668-5229 83


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Los públicos internos en la
Versión final: marzo 2011 construcción de la imagen corporativa
Andrea Paula Lojo (*)

Resumen: Este artículo reflexiona acerca de los públicos de la organización como destinatarios
de la gestión de las relaciones públicas, específicamente el público interno, con el objetivo de
señalar su rol e importancia en las organizaciones; tanto como partícipes del proceso de origen y
obtención de información, como también en la construcción de las estructuras mentales cogni-
tivas de los públicos externos que antecede a la generación de los vínculos organizacionales. Para
esto, necesariamente se vincula comunicación interna, públicos internos, cultura organizacional
y comunicación corporativa. Y cómo éstos impactan en la construcción de una imagen positiva.
Finalmente, profundiza sobre las nuevas tecnologías y el cambio de paradigma comunicacional,
en el que el público interno definitivamente asume el rol de vocero.

Palabras claves: Comunicaciones Corporativas - Comunicación Empresaria - Comunicación


Institucional - Comunicación Interna - comunicadores - Dircom - Imagen Corporativa - nuevas
tecnologías - público externo - público interno - Relaciones Públicas - vocero.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en la página 94]

Introducción

“Las relaciones públicas son una actividad triple que consiste en: información dada al pú-
blico, persuasión dirigida al público para modificar sus actitudes y acciones; y un esfuerzo
por integrar las actitudes y acciones de una compañía o institución con sus públicos y de los
públicos con la compañía o institución” (Bernays, 1958, p. 11).

La que antecede es una definición sobre lo que significan las relaciones públicas para Edward
Bernays, a quien muchos consideran el padre de esta disciplina. Sus palabras continúan vigentes
hasta el día de hoy. Como se puede apreciar, pone el acento en el abordaje de los públicos de la
organización como destinatarios de la acción de las relaciones públicas. Este foco se encuentra
tanto en relación a la información que se brinda, como en la intencionalidad de persuadir a los
públicos para que modifiquen sus acciones y un esfuerzo por integrar de manera bidireccional a
los públicos y las organizaciones.
En este contexto, el objetivo del artículo es señalar el rol y la importancia específica que tienen los
públicos internos de las organizaciones: tanto como partícipes del proceso de origen y obtención
de información, como también en la construcción de las estructuras mentales cognitivas de los
públicos externos que antecede a la generación de los vínculos con las organizaciones.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229 85


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

Las Relaciones Públicas y la Imagen Corporativa

Tal como expresa Joan Costa (2009) vemos en la figura del DirCom, al profesional que com-
prende cuales son los conocimientos necesarios, las habilidades de dirección, la estrategia y el
liderazgo que se requiere para la gestión de las comunicaciones globales y los valores intangibles
de las empresas, instituciones y organizaciones.
Hoy esa figura está en alza, y son los relacionistas públicos, aquellos profesionales, formados para
responder a esta demanda contemporánea del DirCom: quienes tienen como parte de su misión,
la construcción de una imagen corporativa pública, notoria y valorada.
El aporte de esta imagen corporativa de las organizaciones deberá:

• Crear valor: para otorgar a la organización un sentido positivo, un ser social; que pueda ser
asumido como imagen de la entidad en la mente de los públicos.

• Facilitar la diferenciación: forjar una imagen que aporte un valor diferencial, de modo que los pú-
blicos consideren a la organización como una opción/alternativa respecto a otras organizaciones.

Paul Capriotti (2009) agrega otros beneficios importantes que aporta la imagen corporativa, en-
tre los que se detacan:

• Vender mejor: si la empresa posee una imagen positiva que supera a la de sus competidores, po-
drá vender sus productos y/o ofrecer sus servicios a un precio mayor, dado que sus consumidores/
clientes están dispuestos a pagar un `plus de marca´.

• Atraer mejores trabajadores: aquella organización que posea la mejor imagen corporativa de su
sector se convertirá en referente como empleador y será considerada como un buen lugar donde
trabajar. De este modo, podrá atraer con mayor facilidad a los mejores trabajadores y retener a
sus talentos internos.

En estos cuatro beneficios de una adecuada y sólida imagen corporativa se puede incluir el com-
portamiento y el nivel de conversaciones que se establecen entre los miembros de una organiza-
ción: primero en el entorno interno para luego proyectarse hacia el entorno externo. Veamos en
los siguientes capítulos cómo los Públicos Internos se relacionan con el proceso de formación de
la Imagen Corporativa.

La Imagen Corporativa y la Comunicación de la Organización

La Imagen Corporativa se forma en la mente de los públicos a partir del procesamiento de la


información que recibe sobre la organización. Por eso, Imagen se relaciona con Recepción.
La recepción forma parte del proceso de comunicación de una organización, que incluye todo
lo que la misma dice a sus públicos, ya sea por las acciones de comunicación propiamente dicha
como por su conducta corporativa.

86 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

Comunicación de la
Organización

Conducta Corporativa Acción Comunicativa

Figura 2: La Comunicación en la Organización.


Fuente: Capriotti, P. (1999). Planificación estratégica de la imagen corporativa. Barcelona: Ariel.

Pero el proceso de formación de esta imagen es un proceso complejo que tiene diferentes etapas.
En su vinculación con el público interno es oportuno mencionar la etapa de origen de la infor-
mación para la construcción de esta imagen positiva y también cómo los públicos obtienen esta
información.

Origen de la Información

Para los públicos de la organización, todos los mensajes que recibe sobre la misma contribuyen
a la formación de su imagen. Es por eso que las organizaciones se preocupan cada vez más por
reconocer y coordinar las diferentes fases de su comunicación hacia el entorno.
En línea con Capriotti al afirmar que estas fases de comunicación se componen tanto por el “ha-
cer saber” como por el “saber hacer”.

Comunicación de la
Organización

Conducta Corporativa Acción Comunicativa


“Saber hacer” “Hacer saber”

Figura 3: La Comunicación en la Organización.


Fuente: Capriotti, P. (1999). Planificación estratégica de la imagen corporativa. Barcelona: Ariel.

Este “hacer saber” o acción comunicativa incluye todas las actividades de comunicación, volunta-
rias y formalmente planificadas de la organización, que tienen como objetivo principal transmitir
mensajes hacia los diferentes públicos, brindando información sobre la organización.
Se realiza una tipificación de estas comunicaciones, se puede mencionar la comunicación insti-
tucional, la comunicación de marketing, la comunicación de marca, a la comunicación interna,
entre otras.
Y al abordar el “saber hacer” o conducta corporativa estamos ante la presencia de la actividad pro-
pia de la organización: aquello que hace o no hace. Y estas acciones u omisiones también forman
parte de la construcción de la imagen corporativa y además, de la evaluación que los públicos

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229 87


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

hacen de la organización en cuanto se vinculan con sus intereses respecto a lo que “debería
hacer o no hacer” la misma.
Entonces, si tomamos las palabras de Joan Costa podemos decir que la acción es también comu-
nicación. Y a través de las acciones, la organización expresa claramente sus valores, o sea cuáles
son sus principios profesionales y de relación que representan cómo lleva adelante sus negocios.
Capriotti (1999) diferencia tres tipos de comportamientos en las organizaciones: la conducta
comercial, la conducta institucional y la conducta interna.
Vemos entonces, en esta fase de origen de la información para la construcción de la imagen
corporativa, cómo y dónde aparecen los Públicos Internos de las organizaciones.
Por un lado, se encuentra la Comunicación Interna, que se dirige a los empleados de la orga-
nización; o sea, a sus Públicos Internos. Este tipo de comunicación corporativa tiene como
objetivo principal dirigir la Cultura Organizacional hacia la dirección deseada; o sea, hacia la
concreción de los objetivos que la organización se propone. Una eficaz gestión de la Comuni-
cación Interna debe alinear e involucrar a los empleados con estos objetivos, armonizar el clima
de la organización para generar el ambiente adecuado de trabajo, promover el cambio o refuer-
zo de comportamientos que permita lograr los fines y finalmente, mejorar la productividad.
Por otro lado, se encuentra la Conducta Interna, que representa la forma en que la organización
se comporta respecto a sus miembros. Y este comportamiento se produce en diferentes niveles.
En primer lugar, se puede ubicar el comportamiento del top management (alta gerencia) de la
organización, quienes no sólo comunican a través de lo que dicen sino sobre todo, a través de
lo que hacen, de sus actos. Y estos actos encuentran una formalización en la implementación
de las políticas, las normas, los procedimientos; los cuales determinan, por ejemplo, cómo la
organización promociona a sus empleados, cómo los selecciona, los capacita, evalúa su desem-
peño, recompensa las contribuciones y sanciona los incumplimientos…Todas ellas, acciones
tendientes a establecer una adecuada satisfacción laboral que genere una evaluación positiva.
Otro nivel corresponde a las pautas que permiten el correcto funcionamiento de la organiza-
ción, aquellas formas de hacer que le permiten lograr sus objetivos y metas. Se trata entonces de
la estructura formal que adopta la organización y en la cual los empleados desarrollan sus ta-
reas. En este sentido, la estructura representa a la organización, es su marco organizativo y dice
mucho de sí misma en el ámbito interno. Se trata de cómo se hacen las cosas en la organización.
Y finalmente, nos encontramos con lo que se manifiesta a través de la filosofía y la cultura
corporativa: entendiendo estos conceptos como la misión, visión y valores de la organización
y la forma cómo se comportan sus miembros. Esta definición de sí misma en cuanto a por qué
existe, para qué es necesaria, a qué se dedica, cuál es su rumbo, que “debe ser” y “cómo” llegará
a serlo, es un elemento vital para la formación de la imagen corporativa; y son los miembros
de la organización, los primeros que deben asumir un comportamiento acorde a esta filosofía
corporativa para lograr la coherencia organizacional entre el hacer y el decir.
De este modo, Comunicación Interna y Conducta Interna conforman la Comunicación Cor-
porativa Organizacional que se vincula con los Públicos Internos.
La visión tradicional de la gestión de la Comunicación y la Conducta Interna se centra en cómo
planificar ambas instancias para lograr la construcción de una imagen positiva de la organiza-
ción en sus Públicos Internos; en el mismo nivel que se gestiona la construcción de una imagen
positiva en sus Públicos Externos.
Una visión actual de la gestión de la Comunicación y de la Conducta Interna debiera tener

88 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

en cuenta a los Públicos Internos como partícipes en el proceso de formación de la Imagen


Corporativa dado que los miembros de la organización se encuentran en un lugar especial
de influencia hacia los Públicos Externos debido al nivel de información y conocimiento que
poseen de la organización misma.
Desde este enfoque, el objetivo es que las organizaciones establezcan una adecuada Conducta
Interna y planifiquen una eficaz gestión de la Comunicación Interna, para promover el desa-
rrollo de un entorno favorable y satisfactorio de trabajo. De modo que los empleados asuman
sin contradicciones la Misión, la Visión y los Valores de la Organización y puedan convertirse
en sus Primeros Voceros.
Que los empleados sean voceros de la organización donde trabajan, debería ser el objetivo
central de la Comunicación Corporativa enfocada hacia los Públicos Internos

Obtención de la Información

Continuando con el proceso de formación de la Imagen Corporativa, las personas acceden a


la información de la organización a través de diversos medios. Desde la estrategia comunica-
cional, se trata de identificar cuáles son los medios y las fuentes de información; y cómo es la
relación que los públicos establecen con los diferentes tipos de medios; como también, cuál es
el nivel de credibilidad que se adjudica a las diversas fuentes.
Como señala Capriotti (1999), las personas acceden a información de la organización a través
de tres vías: información directa, información personal e información mediada.
La información directa corresponde al ámbito de la acción comunicativa de la organización. Y
la información personal es precisamente a la que se accede a través de la experiencia personal,
cuando se produce un contacto con la organización de modo que no existe la intervención de
otro o de grupos.
Este contacto puede ser directo o indirecto. Mientras que en el contacto directo se produce la
interacción de personas, en el contacto indirecto la relación se establece por el uso de produc-
tos, y/o acceso a servicios.
Usualmente, los individuos establecen contacto con varias organizaciones, siendo algunas de
ellas competidoras entre sí; con lo cual además del análisis particular que pueden realizar a
partir de cada experiencia, también pueden establecer una comparación de las mismas.
Ante la presencia de productos o servicios similares se establece una etapa de evaluación donde
el contacto directo puede constituirse en el factor diferencial que destaque a una organización
sobre otra; y en función de lo actuado por el empleado, formar una imagen más sólida y posi-
tiva en la mente de los públicos. Pensemos en qué nos pasa, como clientes y/o consumidores,
cuando recibimos un trato destacado por parte del empleado de una organización. ¿Y cuándo
sucede lo contrario?
La visión actual de la gestión de la Comunicación Interna debe tener en cuenta este rol que
cumplen los empleados en la construcción de la Imagen Corporativa; más allá de la función
de Calidad de Servicio que se implementan desde las áreas comerciales de las organizaciones.
Este rol también puede incluirse como parte de la formación de los empleados como voceros.
Por último, se encuentra la información mediada, que es aquella que le llega a la persona a
través de otro, individuo u organización, y de los medios masivos de comunicación. Y también,

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229 89


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

se suma como fuente a la red de relaciones y la información que ésta nos brinda a partir de sus
propios contactos directos o indirectos (o sea, a su información experimentada).
Estas fuentes que transmiten información, también ejercen influencia. Es por eso que además
de identificarlas, debemos conocer el grado de intervención que ejercen en la formación de la
Imagen Corporativa.
Como se sabe, los medios de comunicación son fuente de información privilegiada para satis-
facer la necesidad de conocimiento de los individuos sobre el entorno; y además, ejercen una
importante influencia en la construcción de la realidad de las personas. Por ende, también en la
construcción de imagen.
En esta información que llega a través de los medios, encontramos datos acordes a la acción co-
municativa de la organización. Lo cual puede generar un refuerzo o un conflicto entre el mensaje
directo de la organización y el de los medios.
Cuando se establece el conflicto, debemos recordar el importante efecto que se tienen los medios
sobre las personas; efecto que es mayor cuanto menor sea la experiencia directa de la persona con
la organización, o menor sea el acceso a información que le llega de manera mediada a través de
su red de relaciones.
Entonces, es oportuno señalar ahora a esta otra fuente de información que son la red de relacio-
nes. Las personas interactúan de manera cotidiana y en esa interacción, se produce intercambio
de información. Esta información puede influir, de manera intencionada o no, en el receptor
dependiendo del nivel de conocimiento y de congruencia ideológica que existe entre el emisor y
ese destinatario.
En el siguiente cuadro podemos ver cómo se establecen y relacionan los conceptos que han sido
señalados sobre el proceso de formación de la imagen corporativa:

Figura 4: La Comunicación en la Organización.


Fuente: Capriotti, P. (1999). Planificación estratégica de la imagen corporativa. Barcelona: Ariel.

90 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

Se puede encontrar un elemento clave en la importancia del rol de los Públicos Internos en esta
construcción cuando jerarquizamos a las diferentes fuentes de información según la credibili-
dad que se le otorga a las mismas.
Estas fuentes no pueden ser tomadas de manera independiente ya que interactúan en el contex-
to social en un proceso continuo de relación e interdependencia y se influencian unas a otras.
Los individuos suelen encontrarse ante la posibilidad de obtener información a través de las
tres fuentes citadas: consumen información que puede ser influida por las redes de relación y
experiencias personales. Como a su vez, la información de los medios puede influir sobre la
experiencia de los individuos y la información que luego ellos brindan.
Hemos visto cómo los medios son fuente de información privilegiada y además, ejercen una
importante influencia en la construcción de la realidad de las personas, especialmente cuando
la experiencia directa con la organización es menor o nula; y tampoco se obtiene información
a través de la red de relaciones. Pero, ¿qué pasa cuando ocurre lo contrario? ¿Qué sucede cuan-
do las personas establecen un contacto directo o reciben información de otras personas de su
confianza que han tenido ese contacto con la organización? ¿Cuál es entonces la importancia e
influencia que tiene la información según estas fuentes?
Los individuos toman a estas fuentes de manera complementaria; y otorgan a cada una un
grado de credibilidad determinado, tendiendo a aceptar a aquella que posee el mayor grado
en comparación con las demás. Y este grado de credibilidad es esencial en la formación de la
imagen en la mente de los públicos.
Tal como expresa Capriotti (1999, pp. 109-111), si realizamos una jerarquizacion, la experien-
cia personal de los individuos sería la fuente de mayor jerarquía. Luego, podemos ubicar a la
información que se obtiene de las redes de relaciones, ya que estamos ante otras experiencias
personales. Y finalmente, podemos ubicar a la información de los medios.
Si analizamos porcentualmente, podemos decir que el 66% de la información que se considera
más creíble para la formación de la imagen corporativa es aquella que se encuentra relacionada
con el decir y el hacer de los Públicos Internos de la organización. Por un lado, tenemos la expe-
riencia directa del individuo, y por el otro, una experiencia mediatizada dado que la informa-
ción también refiere a una experiencia personal. Se trata y se parte de situaciones de contacto.

Figura 5: Comunicación, organización y entorno.


Fuente: Elaboración propia.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229 91


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

Y aún queda una variable por incorporar. Se trata de la información que brinda un individuo
a su red de relaciones como miembro de una organización. ¿Qué ocurre cuándo leemos infor-
mación positiva de una empresa en un medio de comunicación pero recibimos información
divergente a través de un individuo que trabaja en esa organización? Se trata de alguien que
integra nuestra red de relaciones, el segundo escalón de credibilidad. Sin necesidad de experi-
mentar un contacto directo, consideramos a esta fuente antes que al medio masivo.
¿Están las organizaciones plenamente conscientes de que es cada vez más importante identificar
el diferencial de credibilidad que tienen sus propios empleados como fuente de información?
Las actuales y nuevas tecnologías permiten que la información de esta categoría de fuente se en-
cuentre cada vez más accesible para el conjunto de relaciones y empiece a pesar en la formación
de la Imagen Corporativa de las organizaciones.

Las nuevas tecnologías y el Público Interno

Hasta ahora vimos cómo la acción comunicativa y la conducta corporativa, las experiencias
personales y las interrelaciones, son un ámbito para la influencia de los Públicos Internos en la
construcción de la Imagen Corporativa en la mente de los Públicos Externos.
Lo que proponemos ahora es identificar cómo en el ámbito de las nuevas tecnologías, podemos
encontrar un escenario peculiar donde se produce un encuentro no mediatizado de estos dos
públicos.
Al hablar de nuevas tecnologías debemos comprender que nos encontramos ante la formación
de un nuevo paradigma comunicacional, donde a partir del acceso cada vez más universal al
ciberespacio, cada individuos puede constituirse en autor, emisor y creador de contenido.
Hoy, cualquier persona desde su computadora puede acceder a diferentes portales de noticias,
redes sociales, blogs, wikis; y encontrar allí los medios necesarios para emitir una opinión,
comentario, juicio, valoración.
Como dice Joan Costa , existen “toda una serie de medios que permiten a cada uno crear, pro-
ducir, almacenar, manipular, distribuir y recibir informaciones. Con la tecnología interactiva,
todos somos emisores y difusores de mensajes” (2009, p. 25).
En este mundo virtual, se amplía el número de contacto, de relaciones; o sea, el público objetivo
de aquel contenido transmitido. Y si antes la opinión tenía incidencia en el entorno cercano,
ahora nos encontramos con “mundos de relaciones” de 200, 300 contactos.
Entonces, por un lado, hemos establecido que al jerarquizar las fuentes de información, la expe-
riencia personal de los individuos es la fuente privilegiada y nos encontramos ante un mundo
que provee información de manera constante y multiplicada sobre la experiencia de miles de
individuos que se vuelcan al mundo virtual.
Y si además, como también hemos establecido anteriormente, podemos ubicar a la información
obtenida de las redes de relaciones en el segundo lugar jerarquizado, encontramos en el “boca a
boca” virtual una fuente inagotable de información para la construcción de la Imagen Corporativa.
Como han expresado Alessandro Barbosa y Federido Rey Lennon en el Cuaderno Nro. 28 de la
Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo, sobre Relaciones Públicas,
esta comunicación “se volvió visible, con el poder suficiente para influir un universo mayor

92 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

de personas y se transformó en una medida importante, tanto cualitativa como cuantitativa, del
éxito de un producto, de un servicio o de una campaña”. (Lennon y Barbosa, 2009, p. 28)
¿Porqué? Una de las razones es porque actualmente cualquier consumidor y/o cliente tiene la
posibilidad de expresar su opinión en el ciberespacio acerca de su experiencia con el producto
consumido o el servicio contratado. Quienes están habituados a estos espacios de la Web 2.0
saben que se puede encontrar información sobre un determinado producto o servicio; que
alguien ha decidido compartir; generalmente para advertir sobre algún mal servicio, problemas
de un producto o incumplimiento de la organización. Y también se pueden encontrar espacios
donde se plantean preguntas y búsquedas de información de manera proactiva como antesala a
la adquisición del producto o contratación del servicio. Aquella información que antes se reca-
baba en un entorno físico acotado, hoy se plantea en el universo virtual de múltiples contactos.
La información llega no mediatizada por la organización ni por los medios de comunicación;
y generalmente con referencia a experiencias personales. Y esta información, se hace accesible a
un mundo incalculable de personas de manera duradera…
En este contexto, las organizaciones aún no han establecidos modelos de gestión para establecer
un rol adecuado en este nuevo paradigma; por lo que esta información y este comportamiento
todavía aparece más como una amenaza que como una oportunidad.
Como vimos, esta emisión de contenido a partir de experiencias personales es la información
más valorada respecto a la información de la organización. Y, ¿qué grado de credibilidad y
valoración adquiere cuando esa misma información en lugar de ser emitida por un cliente o
consumidor es emitida por un empleado? ¿Están las organizaciones pensando en este potencial
rol del Público Interno?
Volvemos sobre la idea inicial: ahora más que nunca, que los empleados sean voceros de la
organización donde trabajan, debe ser el objetivo central de la Comunicación Corporativa en-
focada hacia los Públicos Internos.
Y es una visión integradora y a largo plazo como la del DirCom, aquella que puede percibir
este potencial para incluirlo adecuadamente en la acción estrategia que le corresponde a la
Comunicación Corporativa.

Referencias Bibliográficas

Barbosa Lima, A. y Rey Lennon, F. (2009). La Web 2.0: el nuevo espacio público. En Cuaderno
28. Relaciones Públicas 2009. Radiografía: proyecciones y desafios. Cuadernos del Centro de
Estudios en Diseño y Comunicación (ensayos). Buenos Aires: Facultad de Diseño y Comu-
nicación-Universidad de Palermo.
Bernays, E. (1958). Public Relations Idea Book. USA: Printers´Ink Pub. Co.
Capriotti, P. (2009). Branding Corporativo. Santiago de Chile: Colección Libros de la Empresa.
__________(1999). Planificación estratégica de la imagen corporativa. Barcelona: Ariel.
Costa, J. (2009). El DirCom hoy. Dirección y Gestión de la Comunicación en la nueva economía.
Barcelona: Costa PuntoCom Editor.
Rey Lennon, F. (1999) Edward Bernays. El hombre que inventó las relaciones públicas. Buenos
Aires: EDUCA.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229 93


Andrea Paula Lojo Los públicos internos en la construcción de la imagen corporativa

Summary: This article reflects about the internal public with the aim to define its role and
relevance in the organizations; as as much contributor of the process of origin and obtaining
of information, like also in the construction of the mental mental structures of the external
public that it precedes to the generation of the organizational bonds. For this, internal com-
munication, internal public, organizational culture and corporative communication, have to
be tied to image construction process. Finally, it deepens on the new technologies and the
new communicational paradigm, in which the internal public definitively assumes its role as
a spoke person.

Key words: communication people - Corporate communications - corporate image - Dircom -


external public - institutional communication - internal public - new technologies - organiza-
tional communication - Public Relations - spokeperson.

Resumo: Este artigo reflexiona a respeito dos públicos da organização como destinatários da
gestão das relações públicas, e em particular do público interno, com o objetivo de assinalar
seu papel e a importância nas organizações; tanto como participantes do processo de origem e
obtenção de informação, como também na construção das estruturas mentais cognitivas dos
públicos externos que antecede à geração dos vínculos organizacionais. Para isto, necessaria-
mente se vincula comunicação interna, públicos internos, cultura organizacional e comuni-
cação corporativa, e como estes impactam na construção de uma imagem positiva. Finalmente,
aprofunda sobre as novas tecnologias e em mudança de paradigma comunicacional, no que o
público interno definitivamente assume o papel de porta-voz.

Palavras chave: Comunicação institucional - comunicação organizacional - comunicadores -


Comunicações corporativas - Dircom - imagem corporativa - novas tecnologías - porta-voz -
público externo - público interno - Relações Públicas.

(*) Licenciada en Relaciones Públicas de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y egre-


sada del Programa de Comunicación Institucional de la Universidad Austral. Especialista en
Comunicación Organizacional. [Ver CV completo en la página 141]

94 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 85-94 ISSN 1668-5229


Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

Comunicación Interna y
Fecha de recepción: febrero 2010
Fecha de aceptación: agosto 2010
formación profesional
Versión final: marzo 2011 Marisa Cuervo (*)

Resumen: El artículo aborda en su desarrollo la importancia de la orientación docente en la


apertura de nuevas opciones disponibles en el campo profesional de las Comunicaciones In-
ternas para los estudiantes de la carrera de Relaciones Públicas. Por otra parte, se señalan las
actuales necesidades de actualización e incorporación de nuevas técnicas y herramientas profe-
sionales con vistas al trabajo en el campo real de la disciplina. Esta permanente interacción entre
práctica y teoría debe ser un estímulo para que los docentes no sólo mantengan actualizada
la bibliografía e incorporen casos en los planes de estudio sino, para que presenten ensayos
académicos o publiquen textos que le den jerarquía a las Relaciones Públicas como disciplina
académica. En síntesis, el artículo invita a la reflexión profesional sobre la situación actual de
la comunicación interna en las organizaciones y sus principales desafíos en vistas de un futuro
atravesado por la globalización y los avances tecnológicos.

Palabras claves: campo profesional - Comunicación Interna - comunicación organizacional -


cultura organizacional - globalización - investigación - medios internos - redes sociales - web 2.0.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 104-105]

Las Relaciones Públicas como disciplina involucran un amplio abanico temático vinculado a
sus principales áreas de intervención en el campo de las comunicaciones organizacionales. Las
relaciones con la prensa, el vínculo con el gobierno, la responsabilidad social empresaria y la
comunicación interna institucional, se constituyen en ámbitos de acción particulares y especí-
ficos del relacionista público en su función de establecer vínculos eficaces y duraderos entre la
organización y sus diferentes públicos.
Cada una de estas áreas representa un espacio propio en el universo de la práctica profesional;
y cada una, en consecuencia, demanda el desarrollo de habilidades técnicas específicas que
permitan operar con entornos y herramientas claramente diferenciados.
Quienes encaran la formación universitaria para desempeñarse en este campo de las comu-
nicaciones, acceden a una serie de conocimientos orientados a la construcción de su expertise
en las diferentes funciones que, en mayor o menor medida, cada uno aplicará a lo largo de su
futura vida profesional.
El mundo de hoy, globalizado y atravesado en todos los ámbitos por los avances tecnológicos,
genera escenarios en permanente transformación y muy especialmente en el campo de las co-
municaciones. Es natural entonces que las actividades profesionales vinculadas a la comuni-
cación, como las Relaciones Públicas y la Publicidad reciban el mayor impacto en cuanto a las

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229 95


Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

necesidades de actualización e incorporación de nuevas técnicas y herramientas profesionales.


Resulta fundamental entonces, en el ámbito académico, contar con información clara, pertinen-
te y actualizada de la agenda profesional para considerarla en la selección bibliográfica y en la es-
tructuración y desarrollo de los planes de estudio. Por otra parte, en la misma actividad docente,
siempre resulta conveniente tener presente tanto la realidad como la práctica profesional para
estimular las posibles especializaciones de los estudiantes y graduados en el campo profesional.
Esta permanente interacción entre práctica y teoría debe ser un estímulo para que los docentes
no solo mantengan actualizada la bibliografía e incorporen casos en los planes de estudio sino,
asimismo, para que presenten ensayos académicos o publiquen textos que le den jerarquía a las
Relaciones Públicas como disciplina académica.

Relacionistas Públicos y Comunicación Interna

Enfrentados en el ámbito universitario con la responsabilidad de formar relacionistas públicos


preparados para manejarse exitosamente en los actuales entornos socioculturales cambiantes y
muchas veces confusos dentro de las organizaciones, surge el desafío de construir en los estudian-
tes una visión integradora del amplio y complejo mundo de las comunicaciones internas. Y para
esto, es fundamental en primer lugar, delinear claramente cuáles son las características particula-
res de este público -llamado interno-, y determinar el lugar que ocupa dentro del mapa general de
públicos de la organización. En este sentido, Relaciones Públicas cuenta con valiosas herramientas
de investigación como las auditorías de comunicación interna, la organización de reuniones de
empleados para escuchar sus opiniones o sugerencias, las instancias de comunicación interperso-
nal empleado-supervisor, las evaluaciones de desempeño, las encuestas anuales de empleados, las
encuestas y sondeos físicos o virtuales a través de la Intranet y el amplio universo de participación
colaborativa que están abriendo las tecnologías 2.0 aplicadas a los públicos internos.
Asimismo, resulta clave tener en cuenta ciertos criterios de práctica profesional que contri-
buyen a optimizar la eficacia de los procesos internos de comunicación y sus resultados. La
práctica de la Escucha activa, por ejemplo, resulta una habilidad profesional fundamental para
los responsables de la comunicación hacia los empleados. Quien planifique la comunicación
interna es responsable de conocer y entender cómo funciona ese entramado de expectativas, di-
rectivas, rumores y mensajes implícitos que circulan en la estructura organizacional. Encontrar
el hilo conductor de ese flujo, darle un orden y un sentido y traducirlo en mensajes y canales
que direccionen la información en forma adecuada y coherente sólo se logra escuchando y
entendiendo las necesidades comunicativas de cada grupo humano específico. En este sentido,
el crecimiento de los medios sociales en el ámbito interno de las empresas está generando el
nuevo concepto de la organización como una “red de conversaciones en las cuales tienen im-
portancia el interés común y el debate y no las posiciones jerárquicas”. (Formanchuk, 2010)
Por su parte, la planificación tiene una importancia fundamental cuando se trabaja con el pú-
blico interno. Investigar, segmentar, analizar flujos y canales, tipos de relaciones interpersonales
informales y jerárquicas, detectar las fuentes de rumores y el nivel de credibilidad del mensaje
corporativo son algunas de las herramientas que permiten recabar la información necesaria y
pertinente para elaborar un plan de comunicación interna que cumpla con eficacia los objeti-
vos organizacionales.

96 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229


Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

Finalmente, el seguimiento constante, el monitoreo permanente de los mensajes y sus efectos,


de los canales y su nivel de cobertura y frecuencia y la generación de feedback son acciones que
facilitan la detección de desvíos, permiten comprobar el efecto de anuncios sensibles para los
empleados y detectar los cambios culturales que la misma empresa va produciendo a medida
que evoluciona en el tiempo. Como toda disciplina que forma parte del plan estratégico de
las organizaciones, la Comunicación Interna necesita implementar mediciones periódicas y
planificadas para evaluar no sólo la efectividad de los mensajes y los medios sino para evaluar
la gestión de la comunicación en su contexto global. Según Cortés (2009), las mediciones de
comunicación interna -Auditorías- pueden aplicarse con diferentes formatos: Auditoría Visual,
que implica el análisis en forma presencial y visual los procesos, herramientas y canales de
comunicación interna de una organización; la Auditoría Documental, en la cual se evalúa el
material corporativo y los mensajes que llevan implícitos; la Auditoría Cualitativa -que utiliza
como herramientas la Entrevista en Profundidad y los Focus Group- y la Auditoría Cuantitativa
-que recopila datos en forma estandarizada normalmente a través de encuestas.

Habilidades a desarrollar en los estudiantes

Formar relacionistas públicos en comunicación interna implica desarrollar en ellos ciertas ha-
bilidades que resultan fundamentales para llevar adelante una gestión exitosa en este campo de
las comunicaciones corporativas.
Las habilidades de comunicación son una de las características propias esperadas de quienes
ocupan posiciones de liderazgo. Su desarrollo y perfeccionamiento son tan imprescindibles
como la actualización de habilidades tecnológicas o específicas del negocio. Los líderes son
el contacto directo del empleado con la organización y son los responsables naturales de la
correcta transmisión de los mensajes. Desde su rol de construcción de cultura y conductas
organizacionales Relaciones Públicas está tomando un papel cada vez más protagónico en la
formación de líderes orientados a la comunicación. La completa participación y adhesión de
los mandos directivos superiores y medios al proyecto y a las acciones de comunicación interna
son absolutamente necesarios para poner en práctica planes exitosos y efectivos.
El apoyo de quienes somos responsables de formar futuros relacionistas públicos, debe orien-
tarse a preparar líderes capaces de aplicar correctamente la escucha activa y el feedback cons-
tructivo con los empleados y para ser promotores directos que incentiven a la consulta de los
medios de comunicación internos y a la participación de los empleados en la construcción de
contenidos. Y lo que es más importante, lograr que estén convencidos del valor de la comu-
nicación como herramienta estratégica imprescindible para el crecimiento de la organización
y el negocio de la compañía. En síntesis, formar profesionales creativos, que indaguen, que
problematicen y que critiquen.

Los campos de intervención de la Comunicación Interna

La orientación sobre las opciones y posibilidades de actuación que brinda el campo profesional
de las Relaciones Públicas, en el ámbito específico de la Comunicación Interna, se constituye

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229 97


Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

en otro de los ejes fundamentales de la formación universitaria. Al natural interés o inclinación


que demuestren los estudiantes por el abordaje de determinadas temáticas, debe sumarse nece-
sariamente la propuesta del docente. En este sentido, es importante abrir el panorama de posi-
bilidades a todos los campos, aún los menos explorados, en los cuales los futuros profesionales
pueden realizar algún tipo de intervención. En este sentido aparecen, en un primer acercamien-
to, escenarios profesionales vinculados al trabajo sobre habilidades comunicacionales, lenguaje
no verbal, herramientas de coaching y feedback o temáticas sensibles al público interno como la
cultura organizacional y la motivación. Por otra parte, aparecen intervenciones asociadas prin-
cipalmente a problemáticas vinculadas a la globalización y sus consecuencias culturales por
un lado y al desarrollo de herramientas y soportes basados en las nuevas tecnologías digitales.
En el primer caso, donde la reflexión revela una preocupación orientada a pensar la dinámica
comunicacional de las organizaciones del futuro, se plantean por ejemplo, la formación de
equipos multiculturales que contemplen las diferencias de costumbres, idioma e idiosincrasia
de empleados de diferentes países que conviven en el ámbito institucional de organizaciones
internacionales, así como las problemáticas de los expatriados y la falta de coherencia entre
la cultura de la empresa madre y sus réplicas locales. En cuanto a la exploración del mundo
digital, podemos destacar la incorporación de opciones diferenciadas de medios internos que
renueven la tradicional oferta actual mientras al mismo tiempo se trabaja sobre la generación
de una cultura organizacional orientada a la inclusión de nuevas tecnologías participativas..

Comunicación Interna e Investigación

La investigación como herramienta metodológica aplicada a la comunicación interna, resulta


asimismo un elemento fundamental en relación a la formación académica. En términos ge-
nerales, las Auditorías de Comunicación Interna se presentan como el formato más adecuado
para recabar la información necesaria y pertinente que permitirá elaborar un diagnóstico de si-
tuación y definir objetivos adecuados para los problemas que puedan detectarse en la organiza-
ción. Es importante tener en cuenta que por tratarse de temáticas vinculadas con actitudes, los
estudios cualitativos son especialmente ricos y los que en general proveen la información más
útil en la elaboración de un diagnóstico de situación. La limitada accesibilidad de los estudian-
tes a la información interna de las empresas se presenta aquí como la principal dificultad que
atenta contra la concreción de un diagnóstico profundo y real de la organización en estudio.
Asimismo, al abordar la problemática de la investigación, surge inmediatamente la necesidad
de reflexionar sobre la disponibilidad de información que existe sobre esta temática tanto a
nivel bibliográfico como periodístico. La realidad muestra un panorama bastante limitado en
cuanto al interés que despierta en autores y publicaciones el tratamiento de problemáticas y
casos representativos que contribuyan a la comprensión del fenómeno tan particular de la co-
municación producida en el seno de las organizaciones. La sistematización académica de nu-
merosos artículos, papers y trabajos producidos básicamente por asociaciones de profesionales
de la comunicación interna -como AAdeCI (Asociación Argentina de Comunicación Interna)
o el XIAL (Centro de Comunicación Interna (1ª) para América Latina)- y consultoras especia-
lizadas como INSIDE Comunicación Interna Estratégica, facilitaría la difusión de numerosos
estudios e investigaciones que contribuirían a la orientación de los estudiantes sobre las prin-

98 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229


Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

cipales problemáticas que afectan hoy en día a la comunicación interna en las organizaciones.
Seguidamente, y a modo de ejemplo, se resumen brevemente las principales conclusiones sur-
gidas del III Encuentro Latinoamericano de Comunicación Interna, realizado en octubre de 2009,
acerca de las temáticas más sensibles que se detectan actualmente en comunicación interna en
los principales países de habla hispana. (Xial, 2009)
El Xial (Centro de Comunicación Interna (1ª) para América Latina) realiza anualmente un
congreso internacional, difundiendo prácticas destacadas de la Región, a través de la exposición
de casos reales presentados por sus propios protagonistas. En octubre de 2009, tuvo lugar el III
Encuentro Latinoamericano de Comunicación Interna, en el ámbito de la Universidad Mayor de
Chile. La conferencia, tuvo como finalidad dar a conocer las últimas investigaciones realizadas
por el Observatorio del Xial y presentar las prácticas más destacadas en gestión de la comuni-
cación interna durante 2008 y 2009 en distintos países de la Región. (Xial, 2009)
Los resultados globales de las encuestas realizadas en España y cinco países latinoamericanos
–México, Chile, Perú, Argentina y Colombia-, permitieron detectar tres temáticas principales
sobre las cuales los directivos encuestados en dichos países consideran necesario trabajar en pos
de una evolución y mejora de la comunicación interna corporativa: Actividades de capacitación
para directivos. Planificación estratégica anual y Sistematización de indicadores de gestión.
En el caso de España, por ejemplo, “Los profesionales españoles destacan la falta de planifica-
ción como una importante problemática, junto con el escaso compromiso de los niveles direc-
tivos en las estrategias de comunicación interna.” (Universidad Complutense de Madrid, 2009).
Enfocándonos ya en América Latina, en México: “La mayoría de los encuestados concuerda
en que los directivos y mandos intermedios deben capacitarse en habilidades de C.I. Destacan
el alineamiento de los empleados como una clave y consideran un obstáculo la falta de plani-
ficación”. (AMCO, 2009). En el caso de Colombia, “Los profesionales colombianos destacan
la falta de integración entre los distintos niveles de la organización. Solicitan actividades de
capacitación para que sus líderes mejoren su rol como comunicadores.” (Congreso Nacional de
Administración de Empresas, 2008). En cuanto a Perú, “La falta de compromiso de los líderes
con la CI es un importante obstáculo a sortear en Perú. Consideran a la Comunicación Interna
como un elemento indispensable para el alineamiento de los colaboradores a los objetivos de
la organización”. (Seminario Innovación en CI, 2008). Para Chile, “El principal problema de
comunicación dentro de las organizaciones chilenas es la falta de integración entre distintos ni-
veles. Causas: insuficiente medición, escucha y planificación. También destacan la necesidad de
capacitar a directivos en la materia.” (II Encuentro Latinoamericano de Comunicación Interna,
2008). Llegando a los resultados en Argentina, “Se destaca la falta de capacitación en CI para
Directivos. La ausencia de mediciones con indicadores confiables. La deficiencia en la planifi-
cación. El bajo nivel de compromiso de los empleados en su rol comunicante”. (ADRHA, 2008).

Ampliar el panorama profesional

La comunicación interna como área de intervención de las Relaciones Públicas y de Recursos


Humanos, es normalmente asociada al ámbito de lo empresarial y lo privado. En el caso de la
comunicación interna, se hace necesario incentivar y orientar a los futuros graduados a explo-
rar y a ampliar las posibilidades de abordaje que brinda esta disciplina cuyo campo de acción

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229 99


Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

es mucho más amplio e inherente a todo tipo de organización grande o pequeña, con o sin
fines de lucro. En este sentido las organizaciones sociales y gubernamentales se presentan como
una excelente oportunidad para explorar en el campo profesional. Según Manuel Tessi Parissi,
Presidente de la Consultora Inside,

Un país, una comuna, un club, una ONG, un consorcio, una familia, son sólo algunos
ejemplos de organizaciones que tienen su propia comunicación interna. En este sentido,
un gobierno (nacional, provincial, municipal) también puede identificar, estudiar y me-
jorar sus caudalosas comunicaciones internas. Las herramientas generales que ofrece esta
disciplina le serán muy útiles a los comunicadores gubernamentales para diferenciar los
objetivos organizacionales de los objetivos comunicativos, para determinar los mejores ca-
nales de comunicación, reparar en el tono o relación que requiere cada comunicación, la
segmentación de públicos, los cronogramas, calendarios, oportunidades y planes de con-
tingencia, los emisores de los diferentes mensajes y la medición de esas comunicaciones.
(Tessi Parissi, 2002)

La Responsabilidad Social Empresaria se presenta asimismo como una excelente oportuni-


dad para el desarrollo de trabajos de investigación que profundicen el análisis del complejo
entramado comunicacional de las organizaciones. Por una parte, la RSE se convierte en una
temática sensible a los empleados y una excelente vía de transmisión de valores culturales de la
organización. En este ámbito, los programas de voluntariado corporativo, que implican la acti-
va participación de los empleados en acciones comunitarias, demandan sus propias estrategias
y campañas de comunicación en los diferentes medios internos para lograr el efecto ‘contagio’
que involucre a una mayor cantidad de personas en las acciones emprendidas.
Por otra parte, la comunicación interna de una organización, puede entenderse en sí misma en
términos de RSE. Según Manuel Tessi Parissi,

La Comunicación Interna debe ser socialmente responsable en tanto se compone de men-


sajes y relaciones que traspasan las fronteras de la empresa y forman parte de la vida de los
‘empleados’ cuando salen de su lugar de trabajo. De esta manera, la cultura empresarial se
proyecta en la sociedad y puede afectar el entorno: de ahí la importancia por ser socialmen-
te responsable “desde adentro. (Tessi Parissi, 2002)

Sin embargo, esta filosofía de responsabilidad social en la comunicación con los propios em-
pleados no es tan común en la mayoría de las empresas, que entienden esta dimensión como
algo meramente técnico y táctico: mensajes distribuidos por medios internos. De allí el enor-
me campo de acción y producción de contenidos que los estudiantes pueden encontrar en el
abordaje de esta temática que vincula dos áreas sensibles de su futura práctica profesional: La
Responsabilidad Social Empresaria y la Comunicación Interna.
El espectro del campo profesional se expande aún más cuando encaramos la problemática de
las crisis internas que afectan a las organizaciones. Independientemente del origen que dé lu-
gar a las crisis, el componente comunicacional resulta decisivo para su resolución satisfactoria
tanto a nivel interno como externo. En este sentido, las problemáticas surgidas de procesos de
fusiones y adquisiciones, si bien resulta frecuente, no constituye la única opción posible cuando

100 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229
Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

de crisis internas se trata. El desarrollo de una visión más global y abarcativa de las variables del
entorno que influyen directamente sobre el clima interno de las organizaciones, contribuiría a
detectar nuevas oportunidades profesionales.
A modo de ejemplo, podemos mencionar una reciente investigación realizada por la Asocia-
ción Argentina de Comunicación Interna (AAdeCI) en relación al nivel de preparación comu-
nicacional de las empresas para enfrentar la actual crisis económica. Algunos de los resultados
de la encuesta realizada a más de 300 compañías en la Ciudad de Buenos Aires, revelan que el
46% comunicó formalmente el impacto de la crisis financiera y económica en sus empresas.
La principal acción desarrollada fue la de la comunicación directa y cara a cara. En cuanto a
cómo estaban preparadas las firmas para comunicar sobre la crisis, el 49% manifestó que tenía
conformado un comité de crisis frente al 51% que no lo tenía. Con respecto a si se realizó o
no alguna comunicación formal sobre la situación actual y sobre cómo afecta la crisis local e
internacional a la empresa, el 46% sí la realizó mientras que el 54% de los encuestados contestó
que se optó por el silencio. (Fortunaweb, 2009)

Comunicación Interna y medios no tradicionales

La más que actual temática de la revolución digital mediática parece haber llegado a todos los
ámbitos que involucran el fenómeno comunicacional. Medios masivos, medios segmentados,
herramientas de marketing digital, canales de comunicación virtuales con la prensa, redes so-
ciales para clientes actuales y potenciales consumidores, blogs corporativos, Twitter, celulares.
El avance tecnológico globalizado parece brindar un alcance sin límites para la vinculación de
las personas en cualquier momento y actividad de su vida diaria.
Sin embargo, esa revolución en la comunicación, a excepción del mail, todavía no ha llegado en
forma masiva a las empresas. En la mayoría de ellas los canales de Comunicación Interna no
son tan diferentes a como eran diez años atrás si bien se modificó el estilo y el tono de las co-
municaciones. En este sentido, un estudio de PricewaterhouseCooper sobre las Comunicaciones
Internas en Argentina realizado en el año 2008, asegura que de los medios de comunicación
interna utilizados habitualmente en Argentina el 72% de las empresas encuestadas utilizan la
cartelera frente a un 56% que usa Intranet.
Si bien las grandes empresas y especialmente las multinacionales han introducido innovaciones
en sus canales de comunicación interna como circuitos cerrados de televisión, carteleras elec-
trónicas, messenger interno y tecnologías multimedia aplicadas a la capacitación, la situación
de la mayor parte de las empresas en Argentina es aún algo básica y un campo interesante para
explorar para los futuros profesionales.
El desarrollo de nuevos medios de comunicación involucra un trabajo profundo de investi-
gación sobre el público al que va dirigido, la organización en la cual se va a insertar la nueva
herramienta y la realidad del presupuesto disponible.
Sin embargo, todo proceso de instalación de nuevos hábitos que impactan en la vida de la
empresa lleva implícito un trabajo profundo sobre la cultura organizacional. En relación a
este tema, resulta interesante la caracterización de la Cultura 2.0 que realiza el Lic. Alejandro
Formanchuk, Presidente de la Asociación Argentina de Comunicación Interna. Según Forman-
chuk (2010), la cultura organizacional 2.0 se encuentra definida por tres variables, la apertura,

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229 101
Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

la flexibilización y la escucha. Este nuevo escenario vincular se encuentra caracterizado por un


mayor acceso a la información, una dinámica más participativa, la interacción sin jerarquías, la
construcción colaborativa de contenidos de comunicación, la voluntad de escucha y el acceso
igualitario en forma de redes para expresarse. Por su parte, el Lic. Ariel Gurmandi, Gerente de
Soluciones Tecnológicas de Engage afirma que la organización es una red de conversaciones
donde tienen importancia el interés común y el debate y no la jerarquías. En este sentido, la
Intranet se complementa e interactúa con las redes sociales almacenando esas conversaciones
que pasan a formar parte del conocimiento de la organización. Asimismo, Gurmandi sostiene
que “hay que pensar la comunicación interna como un proceso continuo en donde la infor-
mación se encuentra centralizada y documentada y a disposición de todos los integrantes de
la empresa” (2010).
En este punto, resulta necesario considerar que las organizaciones incorporan estas nuevas
herramientas en función de su propia cultura, de su nivel de apertura a la innovación y de su
capacidad para gestionar los cambios organizacionales con una estrategia de comunicación
planificada. Esto significa que los medios off-line y on-line, tradicionales y no tradicionales,
impresos y electrónicos, siguen conviviendo al momento de plantear una estrategia global de
comunicación interna, considerando que, a medida que se vayan incorporando las nuevas tec-
nologías, se irá modificando el mix utilizado.
Según el V Estudio sobre la Comunicación Interna y la Gestión del Cambio en las empresas priva-
das y las Administraciones Públicas españolas, realizado por el Observatorio de la Comunicación
Interna e Identidad Corporativa en febrero de 2010, la tendencia detectada en cuanto al mix
interno de medios arroja los siguientes resultados: en relación a los medios basados en nuevas
tecnologías, el correo electrónico sigue ocupando el primer lugar con un 81%, seguido por
el portal del empleado con un 66%, mientras que con menos de un 30% se ubican la revista
on-line, los videos, los microsites específicos dentro de la Intranet y los blogs. Las herramientas
en papel por su parte, señalan el liderazgo de las revistas impresas con un 72%, seguida por
los folletos y los manuales. Finalmente, en relación a las actividades presenciales y eventos, las
reuniones siguen siendo el medio más utilizado con un 79%, le siguen en orden los cursos de
formación, convenciones, marketing interno, workshops, voluntariado corporativo y activida-
des outdoor.

Cambiar el foco

De cara a una nueva década fuertemente impactada por el avance tecnológico, la conciencia
medioambiental y la vinculación virtual, los profesionales de la comunicación deben estar pre-
parados para aportar soluciones a nuevos problemas que surgen en nuevos escenarios.
La vida interna de las empresas se alimenta de los propios valores y cultura de sus miembros
y a la vez se encuentra cada vez más impactada por el entorno económico, político, social y
tecnológico que está generando nuevos paradigmas comunicacionales.
Los modelos aplicados para el diseño de la comunicación interna en las organizaciones deben
cambiar forzosamente para seguir produciendo la efectividad esperada y los resultados previs-
tos en los objetivos de la empresa.
En el ámbito de la formación universitaria se nos presenta la mejor oportunidad de abrir a los

102 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229
Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

estudiantes estas nuevas puertas hacia la comunicación del futuro incentivando en su carrera
la reflexión y el desarrollo de herramientas de análisis precisas y adecuadas que les permitan
introducirse en el complejo mundo de los vínculos organizacionales.
Las estrategias aplicadas todavía por una gran cantidad de organizaciones en nuestro país, evi-
dencia el apego a un modelo de comunicación interna que ya debe ser superado y mejorado
tanto en sus aspectos estratégicos como tácticos. Es nuestra responsabilidad como orientadores
en la formación de profesionales introducirlos en campos de investigación más desafiantes e
innovadores que generen reales aportes significativos para su carrera.
En referencia a las opciones temáticas sobre comunicación interna, y a modo de resumen, po-
demos destacar la importancia de la investigación en este campo que proporciona datos impor-
tantes sobre los cuales trabajar nuevas tendencias culturales y comunicacionales; el desarrollo de
nuevas opciones en medios y herramientas soportadas por plataformas digitales que favorezcan
la formación de redes sociales internas; la responsabilidad social y su papel fundamental en el
vínculo entre empresa y empleados; la exploración del ámbito gubernamental para la gestión de
la comunicación interna con mayor nivel profesional; las crisis tanto internas como externas que
puedan afectar la vida de la organización; la problemática de la globalización y la comunicación
interna entre empleados de diferentes países y culturas; la sistematización de las herramientas de
medición; la planificación estratégica en el marco del plan global de la empresa.
Esta propuesta no pretende ser absolutamente abarcativa sino marcar de alguna forma nuevos
caminos que permitan la construcción de un corpus teórico académico actualizado que sería
de gran utilidad para los futuros estudiantes de Relaciones Públicas y en especial para aquellos
que elijan la comunicación interna como temática de especialización profesional.
Para finalizar, no olvidemos que los cambios que hemos indicado en varios pasajes de este artí-
culo, están obligando a pensar la comunicación interna desde un lugar diferente, más focalizado
en la persona y en el desarrollo de sus capacidades comunicacionales. Los nuevos medios se están
orientando a una actitud más participativa por parte de los usuarios que se convierten en pro-
ductores de los contenidos que consumen. Por lo tanto, incentivemos a los estudiantes a explorar
el manejo de redes de comunicación y de nuevas tecnologías acompañado por una adecuada
gestión de la estrategia de mensajes. Los contenidos siguen siendo el nudo del proceso comuni-
cacional y el ámbito de mayor reflexión estratégica del trabajo profesional en comunicaciones.

Referencias Bibliográficas

ADRHA. (2008). Conferencia:“CI – oportunidades desafíos y paradoja”.


AMCO, Asoc. Mexicana de Comunicadores. (2009). Seminario Metodología y prácticas para ges-
tionar efectivamente la C.I.
Comunicación interna en tiempos de crisis. (julio, 24, 2009) Fortunaweb, 321. (Revista en línea)
Disponible en: http://archivo.fortunaweb.com.ar/ed_0321/secpronostico.html
Congreso Nacional de Administración de Empresas. (2008), Cartagena de Indias, Colombia.
Cortés, V. (2009). Cuando todo comunica. Revista de Comunicación. Madrid: Observatorio de
Comunicación Interna e Identidad Corporativa.(Nª8, p.64). Disponible en: http://www.obser
vatoriocomunicacioninterna.es/
Formanchuk, A. (2010). Cultura y Comunicación Interna 2.0. Observatorio Temático de Rela-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229 103
Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

ciones Públicas: Medios no tradicionales en Comunicación Interna. Buenos Aires: Universidad


de Palermo-Asociación Argentina de Comunicación Interna.
Gurmandi, A. (2010). Cultura y Comunicación Interna 2.0. Observatorio Temático de Relacio-
nes Públicas: Medios no tradicionales en Comunicación Interna. Buenos Aires: Universidad de
Palermo-Asociación Argentina de Comunicación Interna.
Inside Comunicación Interna Estratégica. (2009). Disponible en: www.inside.com.ar
Observatorio de la Comunicación Interna e Identidad Corporativa (2010). V Estudio sobre la
Comunicación Interna y la Gestión del Cambio en las empresas privadas y las Administraciones Pú-
blicas españolas. Madrid: 2010. Disponible en: http://www.observatoriocomunicacioninterna.es/
Seminario Internacional “Innovación en CI”. (2008). Lima, Perú.
Tessi Parissi, M. (2002). Conferencia sobre Responsabilidad Social Empresaria. E-Letter Inside,
26. Disponible en: http://www.inside.com.ar/redinside2/026/?issuename=N%BA%2027
____________(2002). Gobiernos Comunicados Hacia Adentro. E-letter Inside, 2 (Revista en
línea). Disponible en: http://www.inside.com.ar/redinside2/029/?issuename=N%BA%2030
Universidad Complutense de Madrid. (2009). Curso de Experto en Comunicación Interna.
Universidad Mayor de Chile. (2008). II Encuentro Latinoamericano de Comunicación Interna.
Xial. Centro de Comunicación Interna para América Latina. Disponible en: www.xial.org

Summary: The article approaches the importance of educational guidance in the offering
of new options within the professional field of Internal Communications for the students
of Public Relations careers. In addition, present professional needs of being updated in new
communication techniques and tools are pointed out. This permanent interaction between
practice and theory must be a stimulus so that professors could update bibliography and
incorporate study cases in the subjects curricula. Likewise, the article enhances the value of
academic research in order to generate publications that contribute to reinforce relevance of
Public Relations as a discipline. The article appeals to professional reflection about internal
communication in the organizations and their main challenges looking forward a future
crossed by globalisation and technological changes.

Key words: corporate communications - globalisation - Internal Communication - internal


media - organizational culture - professional field - research - soail networks - web 2.0.

Resumo: O artigo aborda a importância da orientação docente na apertura de novas opções


disponíveis no campo profissional das Comunicações Internas para os estudantes de Relaçõoes
Públicas. Por outro lado, se indicam as atuais necessidades de atualização e incorporação
de novas técnicas e ferramentas profissionais para o trabalho no campo real da disciplina.
Esta permanente interação entre prática e teoria deve ser um estímulo para que os docentes
atualizem a bibliografia e incorporem casos nos planos de estudo e para a apresentação de
ensaios acadêmicos e presentem livros para a hierarquização das Relações Públicas como
disciplina acadêmica. Em síntese, o artigo convida à reflexão pessoal sobre a situação atual
da comunicação interna nas organizações e sus principais desafios em vista a um futuro
atravessado pela globalização e os avances tecnológicos.

104 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229
Marisa Cuervo Comunicación Interna y formación profesional

Palavras chave: campo profissional - Comunicação Interna - comunicação organizacional -


cultura organizacional - globalização - investigação - meios internos - redes sociais - web 2.0.

(*) Licenciada en Publicidad y Analista en Medios de Comunicación, Universidad del Salvador.


[Ver CV completo en la página 154]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 95-105 ISSN 1668-5229 105
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Las relaciones públicas
Versión final: marzo 2011 y la mentira: ¿inseparables?
Gustavo Adrián Pedace (*)

Resumen: Este artículo retoma y recrea el debate instalado hace algunos años en la industria de
las relaciones públicas, tanto a nivel local como internacional, acerca de la necesidad de incorpo-
rar a la mentira como recurso en el ejercicio profesional. Para ello, reflexiona en torno a las bases
de la profesión y repasa diversos postulados en relación a la mentira desde distintas perspectivas
como sociológica, filosófica y teológica; vinculando éstos con los elementos básicos del esquema
comunicacional y con la figura del vocero.

Palabras claves: Comunicación Corporativa - Comunicación Empresaria - Comunicación Ins-


titucional - comunicadores - Dircom - Relaciones Públicas - Reputación Corporativa - vocero.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en la página 116]

“...yo le quería decir la verdad por amarga que fuera,


contarle que el universo era más ancho que sus caderas,
le dibujaba un mundo ideal no uno color de rosas,
pero ella prefería escuchar mentiras piadosas...”
(Sabina, Mentiras piadosas, 1990)

Si por un instante fuera posible apartarme de la reflexión relativa a la mentira en la profesión y


pudiera simplemente volver a las bases, a los fundamentos de mi formación, seguro que no me
estaría preguntando si está bien mentir. Mentir está mal y punto.
En su edición número 76 del año 2007, la Revista Imagen publicó, con el título de ¿vale mentir?
una votación hecha en la Universidad de Westminster en Inglaterra a profesionales de la comu-
nicación de allí en la cual el 56% de los consultados afirmó que es inevitable mentir en Relacio-
nes Públicas. Y uno de ellos, Max Clifford -a cargo de la conferencia en la que se presentaron los
resultados- afirmó que se pasó buena parte de su carrera mintiendo. Y no solo eso, ganó plata
haciéndolo!! Le pedían que mintiera!! La reflexión es, ¿me equivoqué yo al elegir entre tantas
una profesión de mentirosos?
Clifford dijo en esa conferencia tan provocativa: “...mentir no debería ser necesario, pero lo es.
Preferiría ser honesto, pero la verdad es que no puedo serlo todo el tiempo. Mi deber es para
con mi cliente. Por eso, si no me siento cómodo mintiendo, no lo hago, pero con seguridad va
a haber una fila de agencias esperando conseguir al cliente que yo rechacé” (Rodríguez Baró,
2007, p. 7).
Después de la publicación de ese artículo se organizaron debates y encuestas en el mercado que

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229 107
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

generaron un interesante intercambio en el sector. Debates que siempre son enriquecedores y


que se nutrieron también de los aportes de periodistas, sacerdotes y académicos.
Mentir es ocultar deliberadamente, sea una falsedad genuina o una verdad selectiva, es exa-
gerar. También fingir o simular configuran una mentira, es decir, se puede mentir sin decir
palabra alguna.
Es cierto que se pueden catalogar las mentiras y no todas tienen el mismo peso. Si bien es
aceptado que la mentira está prohibida en varias religiones, hay quienes la consideran viable en
algunas ocasiones. Por citar sólo algunos nombres emblemáticos de cada lado. Para Platón no
había problemas en mentir ocasionalmente, mientras que para San Agustín, Aristóteles y Kant
estaba vedado siempre.
Hay distintos tipos de mentiras y no han sido pocos los filósofos y teólogos que han hecho el
esfuerzo de catalogarlas. Quizá quién más aportó es San Agustín, que identificó en su libro
Contra mendacium (hacia 420, página 338), 8 clases de mentiras:

• Las de enseñanza religiosa


• Las que hacen daño y no ayudan a nadie
• Las que hacen daño y sí ayudan a alguien
• Las que son producto del mero placer por mentir
• Las dichas para complacer a los demás en un discurso
• Las que no hacen daño y ayudan a alguien
• Las que no hacen daño y pueden salvar una vida
• Las mentiras que no hacen daño y protegen la pureza de alguien

Santo Tomás de Aquino, por su parte, distingue tres tipos de mentira: la útil, la humorística y
la maliciosa, pero las tres son pecado. Las dos primeras serán pecados veniales y la tercera será
pecado mortal (Aquino citado en Jonses, 1993, p. 179).
Dentro de este espectro, la mentira de peor rango es la calumnia, ya que con esta mentira se
imputa siempre a un inocente con una falta que no cometió.
En estos conceptos y sus raíces, se encuentran postulados novedosos y asombrosamente actua-
les para evaluar la mentira en esta profesión. Así, repasando a San Agustín en la introducción
de su texto De Mendacio (año 420) señala una distinción entre la creencia y la opinión a la hora
de armar los argumentos. Mentir es querer engañar al otro y a veces, diciendo la verdad. Es
decir, se puede decir lo falso sin mentir pero también se puede decir la verdad con la intención
de engañar. Pero lo importante y tan actual para esta profesión, en San Agustín, es que no se
miente si de verdad se cree en lo que se dice, aunque sea falso.
No hay mentira, nunca hay mentira al enunciar una aserción falsa que uno cree verdadera, es
decir sin la intención o la voluntad explícita de engañar (fallendi cupiditas, voluntas fallendi).
Este postulado es independiente de los hechos, es decir la mentira tiene que ver con el decir y
con el querer decir, no con lo dicho. No se miente al enunciar algo falso que uno cree verdadero,
se miente enunciando algo verdadero que uno cree falso, pues es la intención (ex animi sui) lo
que permite juzgar la moralidad de este acto.
También dice San Agustín en II DoctrinA Christiana (entre 396 y 426) que las palabras ocupan
el puesto principal entre los signos, por lo tanto, cuando se afirma que la mentira es la falsa
significación de las palabras se entiende que todo signo es palabra. Por ello, el que se vale de

108 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

gestos para expresar algo falso también miente.


Saliendo de la esfera de la filosofía cristiana la mentira es abordada por distintas disciplinas,
desde la antropología a la psicología, desentrañando los valores constitutivos del mentiroso, sus
pulsiones, sus valoraciones.
En estos abordajes se pueden considerar cuestiones centrales a las relaciones públicas, por
ejemplo en el proceso mismo de la mentira. La mentira siempre es, ante todo, para el emisor
mismo. Es decir, quien miente deliberadamente primero se miente a sí mismo, según un com-
plejo proceso de acomodación de cuestiones que cualquier hombre nunca es capaz de confe-
sarse a sí mismo. Por esto, toda mentira es siempre un autoengaño.
La mentira también afecta de manera contundente a la palabra como herramienta de manifes-
tación de algún proceso de significación del pensamiento interior. Es cierto que ninguna inte-
rioridad es transparente por sí misma, sino que lo es por la mediación simbólica del lenguaje y
éste tiene por finalidad ser vehículo del pensamiento. La mentira se mete en esta relación como
un ruido, sacándole al lenguaje su propia función de signo y haciéndolo instrumento de un fin
que le es extraño. La palabra, entonces, no está al servicio de la verdad, sino del interés.
Como concepto más significativo en comunicación, la mentira finalmente traiciona la confian-
za y la promesa que toda palabra-signo significa para el otro, con efectos socialmente destructi-
vos. Rompe los lazos de mutua confianza, constitutivos de cualquier relación.
Por último, la mentira, aún la expresada por un individuo, posee también una dimensión pú-
blica y colectiva, que hoy se ve ampliada hasta los límites con las redes sociales y los medios
masivos de comunicación. Esta dimensión está ligada con el poder en todas sus formas.
La comunicación, en su estado puro, se ejerce como servicio a la verdad y en beneficio de la
sociedad, pero existen las visiones interesadas, por lo tanto adulteradas de la verdad, lo que en
sí mismo constituye una mentira.
Una perspectiva para ver esta adulteración de la verdad es la preocupación por crear consensos
mediante la persuasión. En estos casos, que son los nuestros, se puede caer en trabajar sólo
sobre lo verosímil más que por lo verdadero, en cuyo caso las técnicas que se empleen (oratoria,
publicidad) tienen el riesgo cierto de no apoyarse en la verdad. “Son ficciones, que disponen de
las palabras al margen de las cosas” (Piconto Novales, 2005). No se discute nada y la tentación
de manipular la verdad es más fuerte y rentable.
Después de la confesión de Max Clifford (que también puede ser una mentira), se hizo la men-
cionada investigación entre colegas de UK en la que más de la mitad de los encuestados admi-
ten que mintieron, que usaron la mentira como herramienta en sus estrategias.
La consultora CIO de Cecilia y Ariel Mosto, hizo por esos días la misma encuesta entre los
profesionales del mercado local y comprobaron lo que seguramente quien lee estas líneas está
pensando: la encuesta en Argentina arroja resultados más bajos!!! Sólo el 14,97% de los comu-
nicadores gauchos admitió haber mentido (2007).
Ante el debate académico que se organizó a partir de estas afirmaciones surgió esta postura
sobre el tema que ahora comparto, ampliada y corregida.
Antes de empezar a desarrollar estas ideas, es necesario hacer aquí una manifestación del deber
ser, propia y salida del seno del Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República
Argentina que presido: mentir es decir algo que no es cierto, o algo que es parcialmente cierto
de acuerdo a una porción muy pequeña de realidad que se elige para argumentar. Cuando deli-
beradamente una estrategia de comunicación se basa en este tipo de argumentos para ver la luz,

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229 109
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

para construir relaciones, se está faltando a la verdad a través de la manipulación, y constituye


una falta grave a la ética en la labor del relacionista público.
Erving Goffman es un sociólogo canadiense muy leído en los Estados Unidos, y cuya lectura
permite el abordaje de este tema partiendo los efectos en los cuatro segmentos del esquema de
comunicación más elemental: la descripción del contexto, qué pasa con el emisor (es decir los
relacionistas públicos), qué con el receptor y qué con el canal. Su obra está dedicada casi ente-
ramente al estudio de las interacciones.
Goffman (1953) reflexiona acerca del contexto y su teoría del juego y de los roles. Para ser
muy sintéticos (con el riesgo enorme que esto implica al intentar explicar teorías larguísimas
en pocas líneas) él sostiene que los discursos, y ese es nuestro ámbito, son esencialmente prác-
ticas. Esto sí resulta clave. Cuando se argumenta no se están sólo creando palabras, se está
también haciendo cosas. Desde esta mirada, cada movimiento discursivo es una jugada en el
juego amplio de la interacción de los actores, que mediante estos movimientos discursivos van
delineando su propia imagen ante los demás. En esta interacción, dice Goffman, se negocia
permanentemente la identidad de cada participante.
Esto con relación al contexto. Y con relación a los actores, sostiene que no son el centro del
juego, ya que los discursos y prácticas de cada uno de ellos irá variando en función de circuns-
tancias de la vida, pero sí los describe como sujetos cínicos, que siempre estarán desarrollando
estrategias para ganar en el intercambio.
Revisando otras perspectivas además de la sociología para hablar del contexto, y resulta im-
portante resaltar, desde la anécdota que da origen a esta investigación y debate, que el contexto
anglosajón impone determinadas características a la hora de su evaluación. Así, se considera
que es indispensable ponderar la tan apreciada sinceridad anglosajona, esa que los hace decir
las verdades más crueles con una sonrisa o haber sido los inventores del cinismo.
Por contrapartida, en Argentina, aunque la verdad es que faltan datos para esta afirmación, pa-
recería imperar una hipocresía más cultural que propia de los profesionales solamente. En toda
la sociedad todos los días se encuentran cosas que no se dicen, verdades que todos suponen, y
cuestiones que no se nombran.
Y es que la mentira también tiene lugar en un contexto social, en un momento de la historia,
que puede o no juzgar con mayor rigor al acto mismo. Está aceptado que se trata de una ma-
nera de evadir la realidad, y que la mentira ha tenido y tiene un papel importante en el mundo
moderno. Puede evitar conflictos, mantener en secreto verdades que no deben revelarse.
Sin intención de entrar en un análisis de la historia de la mentira, pero a los efectos de ver esta
diferencia entre los mundos anglosajón y latino, quizá se ejemplifique el tratamiento de ciertas
cuestiones ligadas a los comportamientos. La actitud de Lutero, quien en 1520 al alejarse defi-
nitivamente de la Iglesia condena las indulgencias papales (los perdones que la Iglesia canjeaba
por cuantiosas limosnas para financiar sus obras) y algunas prácticas de la época. Entre las cua-
les está el hábito de mentir. Si bien con los años estos preceptos se van modificando, no es menos
cierto que muchas de esas bases se encuentran en los fundamentos morales de una república.
Lo mismo pasa con la honestidad brutal (y la confesión del colega británico, otra vez, si es ver-
dad, es un buen ejemplo) que resulta lastimosa de sólo pensarla y es tan común en sociedades
como la norteamericana, por ejemplo. Para poner un ejemplo de la vida de la comunicación,
aunque en este caso es de la comunicación comercial, la publicidad comparativa, tan divertida,
tan sana para algunas culturas, es totalmente insoportable en la cultura local. Simplemente se

110 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

la rechaza, no se quiere saber nada con ella y, por lo general, termina en pleitos en la justicia.
Claro, porque está prohibida para la legislación argentina.
Para terminar este cuadro, o por lo menos desde algunas categorías de análisis y sin adentrarse
en un terreno peligroso desde el punto de vista de los sentimientos y las creencias, y partiendo de
la base fundamental de que mentir es un pecado, hay también algo para evaluar desde el costado
religioso, que también tiene que ver con las diferencias entre culturas. Es la manera de ver y con-
siderar la mentira en el catolicismo o en el sistema protestante, como se ejemplificó más arriba.
En nuestro medio mentir es un pecado. Pero como todo pecado, con el debido y profundo
proceso de arrepentimiento, el pecado se perdona no matter what. Es posible perdonarlo, es
posible hacerlo.
¿Será posible hablar de estilos de hipocresía? Seguramente no, pero sí se está ante la seguridad
de poder hablar de diferencias fuertes entre uno y otro sistema de valores.
¿Se han preguntado, si viajaron alguna vez a los Estados Unidos, cuál es el sentido de poner
en el formulario de la Aduana que uno no está llevando drogas ilegales que pretende entrar al
país? ¿Quién lo pondría por escrito? ¿Por qué lo hacen entonces? Esa es una mentira que no
perdonarán, si son atrapados.
Esos sistemas de valores, esas creencias hechas códigos y costumbres, son también trasladadas
de un lugar a otro en el mundo empresario. Cuando uno entra a trabajar a una empresa con
intereses de los Estados Unidos, por caso, tiene que notificarse del código de ética de la empresa
y además suscribir, de acuerdo a su posición en el organigrama, un formulario de FCPA (Fo-
reign Corruption Policy Act) que está diseñado para que todas las empresas de ese país tengan los
mismos impedimentos para violar leyes en todos los países en los que actúan. Y hay ejemplos
de casos, aún en este medio, de despidos de nombres encumbrados invocando estos preceptos.

Nuestras zonas grises

Dejando este abordaje del contexto y más cerca a la profesión y al ejercicio profesional, pare-
cería que está ligada a la mentira, a la chantada, a la cosa poco elaborada, a la falta de seriedad.
Esta es una percepción bastante generalizada (y también abonada por aquellas portadas de las
revistas que exhiben a relacionistas públicos exitosos, pelados, vestidos de blanco y llenando
fiestas ajenas con sus contactos) pero que no es sólo aplicable a esta profesión. Pensando por un
momento en los chistes de abogados, que son una expresión de lo mismo. O en el tratamiento
que se les prodiga a los profesionales de la publicidad o el marketing.
Una explicación para este fenómeno, no exclusiva, puede estar en la pérdida de valor que tiene
la palabra para esta sociedad. Y esto tiene una raíz muy profunda en el descrédito de los discur-
sos que genera fundamentalmente la política.
Todo el despliegue de discursos (generalmente vacíos de contenido) que se percibe en los años
electorales, el poco correlato con realidades tangibles, las promesas de campaña y todos los ar-
tilugios que se usan en los intentos de persuasión y manipulación, son en definitiva un agresivo
corrosivo para los discursos y la palabra en general. Políticos que cambian de partido al hacerse las
elecciones, acciones contradictorias con lo que se dice públicamente, son algunos ejemplos de esto.
En ese contexto, más allá de la consideración que tenga cada una de las instituciones en la va-
loración de la gente, se hace un daño fuerte a la palabra y a los discursos en general, más a los

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229 111
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

persuasivos, que son la savia que recorre todo el organismo de la comunicación corporativa.
Otro problema que se encuentra en este abordaje es que, en el ánimo de juzgar desempeños,
se privilegia la relación con los medios de comunicación, las acciones de prensa (esto es, la
estrategia de una corporación relativa a la relación y el perfil que quiere desarrollar en los
medios masivos de comunicación), por sobre todo el resto de actividades que se desarrollan,
como si fuera lo único, por ser quizá lo que más se ve. En esto también hay diferencias entre
los países. Cuestiones centrales de este trabajo como la relación con los gobiernos, el lobby, los
public affairs, no sólo son actividades más desarrolladas, sino que tienen regulación y leyes que
amparan su accionar.
Quedan afuera del análisis cuestiones que, si bien son menos glamorosas y visibles, son ele-
mentos vitales en la estrategia de comunicación de una empresa. Como el perfil y desarrollo de
sus relaciones comunitarias, su vínculo con los gobiernos locales, provinciales y nacional, con
los entes reguladores, con los sindicatos, con las cámaras que agrupan a otras empresas colegas,
con las asociaciones de la sociedad civil, entre otros públicos.
En definitiva, hacer foco solamente en las relaciones con los medios para evaluar este ejercicio
profesional se queda con una parte muy pequeña de la verdad. Y además le quita riqueza a
cualquier análisis.
Mensurar solamente el trabajo del comunicador significa evaluar una estrategia con una nota
mal escrita o que falta a la verdad o que fue preparada especialmente para hacer daño. Con la ma-
duración de la profesión también está llegando el tiempo de relativizar el impacto de estas cober-
turas. Ya no parece ser tan grave que en una nota en un diario de gran circulación se haya escrito
mal el nombre de un ejecutivo de la empresa. Se aprende a leer mejor las notas en un contexto.
Ahora bien, desde esta perspectiva, juzgar el trabajo de un colega sólo por esta figuración pú-
blica es de gran miopía y peligrosidad. Imaginando que una carrera de años, sólida, se derrum-
baría por estar atrapados en un juego de intereses contrapuestos con el discurso del gobierno
central, por ejemplo, en una relación de fuerzas que nunca va a ser equiparable.
O peor aún, una campaña de desprestigio, de cámaras ocultas por ejemplo, en la cual se vea
envuelto un colega, ¿es suficiente para denostarlo? Claro que no, que se tiene la obligación de no
quedarnos sólo en la anécdota que presenta la historia escrita en los medios. En definitiva, son pa-
labras escritas, y ya está visto en este mismo artículo que las palabras son el vehículo de la mentira.

El vocero doble 00

Ahora sería bueno pensar qué pasa con uno mismo como vocero. El vocero ‘es’ la empresa en
verbo. No habla por la empresa, la encarna. En ese momento en el que habla lo hace en repre-
sentación de la organización que representa, la corporiza y la hace vivir a partir de sus palabras.
No es un rol fácil. Requiere de cualidades individuales y profesionales muy específicas, que se
adquieren y se entrenan, pero que deben estar basadas en una cualidad fundamental, que tiene
muchísimo que ver con esto de la mentira en la profesión: el vocero es siempre creíble. Con
una sola vez que haya mentido y haya sido descubierto le será muy difícil recuperar su espacio
de confianza.
La credibilidad para el vocero es su activo fundamental e intransferible.
Siempre intentando pensar en los desafíos que la comunicación pone adelante, por más com-

112 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

plejos e intrincados que parezcan, como cuestiones que pueden asimilarse a las más básicas
relaciones interpersonales. A las cuestiones fundamentales de nuestros procesos más básicos de
comunicación. Y ésta no es la excepción.
Primero sería bueno hacer una distinción fundamental: cuando se habla de voceros, se habla de
voceros 00 (doble cero) o con ‘licencia para hablar’, o más correctamente con permiso para ha-
blar. ¿Qué se quiere decir con esto que parece tan simple pero que lleva años forjarlo? Que uno
es vocero todo el día. Cuando se encuentra por casualidad con un referente, sea un periodista,
un político o un formador de opinión que le pregunta algo de su empresa o de su segmento
industrial uno está en libertad de decirle lo que está pasando, de interpretar, si se lo piden, y de
dar los datos que sean necesarios, sin tener que preguntarle a nadie. Con la libertad de sentirse
fuente confiable todo el tiempo.
La diferencia es importante porque este análisis se concentra en este vocero, no en el que cum-
ple el rol desde la descripción más americana del término (portavoz), el que exclusivamente
repite lo que alguien, más arriba que él, diseñó y preparó.
Éste tiene una ventaja con relación al vocero doble cero, puede repetir algo que es mentira, y no
tiene problemas de conciencia, todo el mundo sabe que lo que dice es producto de lo que otro
pensó o decidió que hay que decir. No hace cambios, no interpreta, no agrega comas ni enfatiza.
Ahora bien, es más cómodo, es más tentador mentir, ya que uno no está involucrado, pero el
límite lo debe poner el profesional. Si lo mandan a decir algo que está seguro que es mentira o
no está conforme, o le parece inmoral por alguna razón, siempre tiene la elección de no decirlo.
Aunque, hay que ponerlo en claro, esto puede costar el empleo.
En un libro de reciente aparición, Scott Mc Clellan (2008) ex vocero del presidente de Estados
Unidos George Bush, denuncia la mentira y la propaganda desplegada por el gobierno para
justificar la guerra de Irak. Es una confesión de parte impresionante que no redime a su autor
de haber sido partícipe de ese engranaje. Es un vocero que mintió de manera esquemática, mi-
nuciosa y profesional. ¿Quién volvería a contratarlo? Y si alguien lo contrata, ¿quién le creería
la próxima vez?
Además, no se conformó con reconocer públicamente que ayudó a diseñar una política en base
a la mentira. Mintió él también y ahora, además, ¡denuncia públicamente a los que le pagaron
para hacerlo!
Volviendo al vocero fuente, y volviendo a la analogía con los temas de las personas que tanto
interés generan, [u otra opción para reemplazar ‘a los que soy tan adicto ¿fanático?’]. Si ese
vocero está poniendo el cuerpo en la comunicación seguramente cuesta pensar en su trabajo,
en la difícil tarea de argumentar, sabiendo que lo está haciendo sobre bases que son mentiras.
Sin dudas es mucho más difícil!! Hay que pensar en más cosas, en las consecuencias de cada
párrafo si es descubierto. En definitiva, es mucho más laborioso el proceso de argumentación,
que de por sí es difícil y espinoso.
De esta forma, la imagen corporativa está íntimamente ligada a la imagen de su vocero. A la
construcción de la propia imagen del vocero. Están necesariamente imbricadas.
Un vocero cambiará seguramente a lo largo de su vida de trabajo, seguramente de industria o
de producto, y llevará consigo, en todo ese camino, la mochila de su credibilidad personal. Vaya
a donde vaya ese será su activo.
También desarrollará relaciones, construirá lazos (que son un activo de gran importancia) que
serán un sensacional amortiguador para esos momentos en los cuales, si tuviese que enfrentar-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229 113
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

se con un periodista para hablar on the record sería necesario declinar el convite. Ahora, en base
a esta relación, podrá plantear off the record que no puede contar todo lo que sabe de un tema,
y eso no dañará la relación.

La mentira en el proceso de argumentación

En el proceso de construcción de significados no hay que mentir. Hay que estar convencidos de
la verdad que se dice. De aquella verdad, o su parte, que se decide que será bueno contar. Estar
convencidos al punto de defenderla en el ámbito que se presente. Punto. Desde esta perspectiva,
este análisis se acabaría bien acá.
Es cierto, puede que esta verdad sea parcial, puede que nada más se trate de un eufemismo, pero
se sabe que se está trabajando con esa materia prima VERDAD, aunque sea parcial o incompleta.
Lacan decía que el lenguaje humano es pura metáfora y metonimia. Por un lado, eufemismos
y por otro, la magia de describir un todo por sus partes. Así, cuando decimos ‘media verdad’
o se argumenta con pedazos de realidad, se está en el universo de la metonimia, se describe la
verdad por una de sus partes.
Para el límite lingüístico, y se cree trasladable a este plano de análisis, si la parte que se elige para
describir el todo no lo describe, no sirve.
En otras palabras, si se dice una parte de la verdad no se está mintiendo, pero sí se va a mentir
cuando se elige deliberadamente una parte tan absurda que no representa la verdad que se
quiere transmitir.
Por estos días, las oportunidades que una corporación tiene de decir sus cosas, si elige hacerlo, no
son muchas. Desperdiciarlas con cuestiones absurdas es una pérdida de oportunidad insalvable.
Además, hay una madurez en los discursos empresarios al estar ausentes del debate público,
fundamentalmente debido a que están corridas las empresas de ese rol ya que al gobierno cen-
tral no le agrada esta práctica y lo hace notar. Cada vez que una empresa habla es escuchada, lo
que hace más evidente que si elige para expresarse un tema irrelevante o intenta explicar con
un ejemplo vano una cuestión más central, con el único fin de eludir o no comprometerse, ese
discurso queda de inmediato en evidencia como falaz.
Ya se reflexionó acerca del rol del vocero, ahora desde otro ángulo (ya que se considera que
son necesarios muchos ángulos para este análisis) la asociación con la mentira puede tener
una vinculación con el hecho de que, al igual que la diplomacia, las relaciones públicas deben
sostener un modo de relacionamiento que se mantenga lejos de la confrontación. O al menos
eso sería lo más conveniente.
Evitar la confrontación, para lograr entendimiento, no implica mentir. Pero influyen los repa-
ros para no herir, para no dañar y para proteger la relación a largo plazo.
¿Qué mejor ejemplo para el sentido común? Si se quiere mantener una relación a largo plazo
con alguien, porque se quiere seducirla/lo, seguramente se buscará que esa relación dure y se
transforme, madure, y muy probablemente se irán eligiendo a lo largo del camino las verdades
que se van a revelar (¡a nadie se le ocurriría decirle a esa mujer, en la primera cita, que muere
por los discos de Leonardo Favio, a menos que se trate de una militante política de los ’70!) y en
este aspecto no se puede mentir porque quedarían por delante muchas charlas que seguramen-

114 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

te expondrán irremediablemente esta mentira, y muchas veces, sin vuelta atrás.


Habiendo revisado el contexto, la mentira y el emisor, se cree que sería bueno ahora completar
este análisis con los otros actores: ¿qué pasa con la mentira con relación al receptor?
Sin duda, hay muchas aproximaciones posibles, pero una que siempre me gustó es pensar que
a veces, muchas veces, la gente no quiere escuchar ciertas cosas. No quiere que le digan algunas
verdades, simplemente, prefiere no escuchar, prefiere no enterarse.
Hay un completo trabajo de Miguel Wiñazki, en su libro La noticia deseada (2004) que describe
este complejo entramado en el cual hay noticias que la sociedad directamente no cree, o prefie-
re no creer ante la publicación de las pruebas más contundentes que pueda ponerle delante la
prensa. Mira para otro lado. ¿Hay más para citar?
Pero también está el que, como me tocó vivir en persona con el portero de una empresa para
la que trabajé hace ya muchos años, quién mi primer día de trabajo me contó una historia
parecida a esta:

“...yo leo todos los diarios todas las mañanas. Recibo el diario TAL todos los días por debajo de
la puerta de casa desde hace 25 años. Pero ¿sabe qué? Lo suspendí! Ya no le creo más. Después
de leer lo que estuvieron escribiendo sobre lo que nos pasó (la empresa en cuestión venía de
una crisis muy profunda que dejó heridas que la hicieron cerrar) ya no lo compro más...”.

Estaban hablando de algo que él había presenciado en directo, nadie se lo había contado, y todo
lo que leía sobre esos acontecimientos le sonaban a novela, a mentira, lisa y llana.
Entonces, el receptor ¿termina percibiendo la mentira? Y si lo hace, ¿le importa? ¿Qué es lo que
están dispuestos a escuchar? ¿Hasta dónde?
De esta forma, se puede concluir que a veces, la verdad más cruda y descarnada provoca rechazo
y alejamiento.
¿Y el canal? ¿Qué pasa con el canal que se elige como vehículo de lo que se quiere decir?
El canal es parte fundamental del proceso (sin con esto pretender irnos a MacLuhan). Si bien se
entiende que hay tantos canales como estrategias y como públicos, y el análisis de sólo mirar lo
que se vehiculiza a través de los medios de comunicación ofrece una mirada demasiado parcial,
si se mira este aspecto solamente, el de los medios, el medio que se elija para decir algo agregará
sentido a lo que se está diciendo.
Y si esto es verdad, si solamente se elige hablar por la radio en la que sé que me tratan bien, o
con la que se tiene acuerdos comerciales, o hacer declaraciones a los diarios que también son
considerados amigables. Y si esos medios -como seguramente sucederá- son campo fértil para
operaciones diversas y otras cuestiones igual de repudiables, el mensaje emitido será entonces
menos creíble. O nada creíble según sea el caso. Elegir al medio por su activo de credibilidad, y
en consecuencia al periodista creíble, es también parte importante del proceso.
Están esbozadas las ideas centrales: la mentira, el contexto, el rol del comunicador, el rol del
receptor y el canal.
Entonces, se terminan estas reflexiones de la misma manera en que se inició este artículo, citan-
do a otro gran pensador español contemporáneo:

“Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio” (Serrat, 1986)

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229 115
Gustavo Adrián Pedace Las relaciones públicas y la mentira: ¿inseparables?

Referencias Bibliográficas

Aquino, T. citado en Jonsen , A. (de.) (1993). The Birth of Bioethics. Special Supplement, Hastings
Center Report 23, no. 6.
Goffman, E. (1953). Communication Conduct in an Island Community. PhD. (dissertation, Uni-
versity of Chicago)
Mc Clellan, S. (2008) ¿Qué Pasó? USA: Public Affairs.
Piconto Novales, T. (2005) Hermenéutica, Argumentación y Justicia en Paul Ricoeur. Madrid:
Dyckinson.
Ricoeur P. (2001). La metáfora viva. Madrid: Editorial Trotta
Rodríguez Baró, M. (2007) ¿No es pecado mentir? Revista Imagen, (Número 76). Buenos Aires:
Comunicación Empresaria S.A.
Sabina, J. (1990) Mentiras piadosas. Mentiras piadosas [DVD]. España: Sony bmg.
Serrat, J. (1986). Sinceramente tuyo. Cada loco con su tema [Cassette]. Madrid: Ariola.
Wiñazky M. (2004). La noticia deseada. Buenos Aires: Marea Editorial.

Summary: This article retakes and recreates the debate installed for some years in the public
relations industry, as much at local level as international, about the necessity to incorporate
lying as a resource to professional exercise. For it, it reflects around the bases of the profession
and reviews diverse postulates in relation to lying from different perspective like sociological,
philosophical and theological; tying these with the basic elements of the communicational
scheme and with the figure of the corporate spoke person.

Key words: communication people - Corporate communications - corporate reputation - Dircom


- institutional communication - management communication - Public Relations - spokesperson.

Resumo: Este artigo retoma e recreia o debate instalado faz alguns anos na indústria das re-
lações públicas, tanto a nível local como internacional, a respeito da necessidade de incorpo-
rar à mentira como recurso no exercício profissional. Para isso, reflexiona em torno das bases
da profissão e repassa diversos postulados em relação à mentira desde diferentes perspectivas
como sociológica, filosófica e teológica; vinculando estes com os elementos básicos do esquema
comunicacional e com a figura do porta-voz.

Palavras chave: Comunicação institucional - comunicação organizacional - Comunicações cor-


porativas - comunicadores - Dircom - porta-voz - Relações Públicas - reputação corporativa.

(*) Licenciado en Relaciones Públicas por la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y


PMD de la Escuela de Negocios de Harvard University. [Ver CV completo en la página 154]

116 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 107-116 ISSN 1668-5229
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Versión final: marzo 2011 La ética en las Relaciones Públicas
Gabriel Pablo Stortini (*)

Resumen: En este artículo el autor reflexiona acerca de la vinculación de la ética y las Relaciones
Públicas, revisando la discusión sobre el papel de la ética dentro de la profesión. Un tema muy
discutido, en el que se deben tener en cuenta diversas variables como las leyes correspondientes,
las normas básicas de la tarea diaria del comunicador y la orientación filosófica de la persona
que ejerce la profesión. Analiza que los relacionistas públicos muchas veces tienen que recurrir
a su opinión para juzgar si lo que deben hacer para generar vínculos y crear relaciones entre la
organización y sus públicos ‘es correcto o no’, debiendo pregonar los beneficios y perjuicios de
sus actividades de comunicación.

Palabras claves: Comunicación Corporativa - Comunicación Empresaria - Comunicación Ins-


titucional - comunicadores - Dircom - ética profesional - Relaciones Públicas - Reputación Cor-
porativa - vocero.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 126-127]

El profesionalismo en el marco ético

Existen dos palabras griegas que dan sentido al término ética: ethos: (costumbre) y êthos (cua-
dra de animales, carácter o manera de ser). A partir de estos significados, el término ha evolu-
cionado hasta lo que hoy entendemos por ética:

ciencia filosófico-normativa y teórico práctica que estudia los aspectos individuales y socia-
les de la persona, a tenor de la moralidad de los actos humanos; bajo el prisma de la razón
humana, teniendo siempre como fin el bien honesto (honestidad) (Benito, 1991,p. 506)

Kant en su obra Fundamentación de la metafísica de las costumbres definía la ética como ‘una
ciencia que no nos enseña cómo podemos alcanzar la felicidad, sino cómo podemos hacernos
merecedores de ella’ (1980, p.16).
Estas declaraciones son un poco más amplias de lo que nos dice acerca de la ética el Dicciona-
rio de la Real Academia Española, que se refiere a ella únicamente como ‘parte de la filosofía
que trata de la moral y de las obligaciones del hombre’.
Pinto de Olivera y Neva toma los conceptos de ética y comunicación y los une, para llegar a la
conclusión de que ‘la ética de la comunicación social se encamina y define como el proyecto de
una orientación libre y responsable del proceso y del sistema de la información en sí misma y

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229 117
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

del conjunto de la sociedad’ (de Oliveira y Neva en Benito, 1991, p. 506).


Gilles Lipovetsky en su libro Metamorfosis de la cultura liberal (2003) ofrece una definición de
marketing y ética novedosa e interesante fusionando ambos concepto en el de Markética.

La promoción del referente ético en el universo de la empresa es igualmente inseparable


de novedosa estrategias de marketing que se esfuerzan por ganar sectores de mercado me-
diante nuevas políticas de comunicación y de productos. Se ha instaurado un marketing
de un tipo nuevo que afirma explícitamente su preocupación por los valores y posiciona
las marcas y los productos sobre la base de la moral. Ha llegado la hora de la ‘Markética’, se
dice, del marketing de la solidaridad, de la empresa ciudadana (p.68).

Wilcox, Autt, Agee, y Cameron (2001) ofrecen una definición de ética y comunicación de fácil
aplicación al universo de las administraciones. Creen que: la ética hace referencia al sistema
de valores por el que una persona determina qué es lo que está bien, y qué es lo que está mal,
qué es justo o qué es injusto. Se muestra mediante el comportamiento moral en circunstancias
específicas. La conducta de un individuo no sólo se mide en función de su conciencia, sino
también en función de algunas normas de aceptabilidad que se han definido desde el punto de
vista social, profesional o de organización (pág. 61).
En las ciencias de la comunicación debemos hablar de una ética de las Relaciones Públicas, de la
publicidad, del periodismo, de la imagen audiovisual, concretándose en códigos específicos (de
organizaciones profesionales). Sin lugar a dudas, todas estas reglamentaciones están relacionadas
y el profesional del área de comunicación deberá respetar estas normas básicas en su tarea diaria.

¿Qué es exactamente la ética? La respuesta no es para nada sencilla

Lo que es legal no siempre es ético y lo que es ético no siempre es legal. La discusión sobre el
papel que juega la ética dentro de la profesión de las Relaciones Públicas, es un tema que se
ha discutido y continúa discutiéndose. Se debe tener en cuenta que las leyes, muy pocas veces
abarcan la cantidad de situaciones que se les presenta a los profesionales de las Relaciones
Públicas. También se debe tener en cuenta la orientación filosófica de la persona que ejerce la
profesión, la cual determinará su acción.
La ética hace referencia al sistema de valores por el que una persona determina qué es lo que
está bien, y qué está mal, qué es justo o injusto, la dicotomía entre el bien y el mal, la injusticia
y la justicia, la honradez y la falta de honradez. La pluralidad humana hace al hombre único y
distinto entre iguales y esto se ve reflejado en la actuación profesional, mediante el compor-
tamiento moral de los relacionistas públicos, en circunstancias específicas. La conducta de un
individuo no sólo se mide en función de su conciencia, sino también en función de algunas
normas de aceptabilidad que se ha definido desde el punto de vista social, profesional o de una
organización. En muchos casos los profesionales de las Relaciones Públicas tienen que recurrir
a su opinión para juzgar si lo que deben hacer para generar vínculos y crear relaciones entre
la organización y sus públicos es correcto o no. Los relacionistas públicos deben pregonar los
beneficios y perjuicios de sus actividades de comunicación, y deben tener la tenacidad moral
para decir que sí o que no, porque los efectos a largo plazo de una mala decisión aventajarán

118 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

las ganancias a corto plazo.


La práctica de la profesión corre con un gran estigma que es ser malinterpretada por tantas per-
sonas, incluidas algunas de aquellas para los que desarrollan sus actividades los profesionales de
las Relaciones Públicas. Por esto, es que deben aceptar un elevado estándar de ética profesional
y no partir de la idea de que la ética es una elección personal exacta, sin relevancia, o sin una
metodología particular para resolver complejidades éticas.
La ética es un campo de interés para las Relaciones Públicas por cuatro razones. En primer
lugar los profesionales de las Relaciones Públicas saben bien que, entre algunas personas la
profesión tiene fama de comportamientos poco éticos. En segundo lugar, las Relaciones Públi-
cas muchas veces son fuente de pronunciamientos éticos de una organización y constituyen el
acervo de las políticas éticas y sociales de esa organización. Tercero los profesionales de las Rela-
ciones Públicas han luchado y luchan por crear códigos de ética apropiados para ellos, y cuarto,
deben actuar en nombre de sus organizaciones como un mediador ético ante los públicos a los
que sirven. Para que las Relaciones Públicas puedan agenciar un status profesional, como una
función de comunicación que represente al beneficio público y a la organización en su toma de
decisiones, sus practicantes se tendrán que moderar a normas muy precisas.

El aluvión ético

Desde hace unos treinta años, la cuestión de la ética se ha abierto de modo notable en el escena-
rio público, primero en estados Unidos, luego en Europa y más recientemente en Latinoaméri-
ca. La preocupación sobre el tema de la ética se origina en la reacción que tuvo la profesión ante
acontecimientos especiales, que incluyeron casos como las catástrofes marítimas de Amoco
Cádiz y Exxon Valdez, el Insider Trading, actividades secretas de política internacional que, a la
fecha, continúa con los escándalos actuales de Corporate Governance.
Se deja de lado la visión liberal clásica que veía a la ética como un freno o como un obstáculo
para la eficacia económica. La discusión toma importancia dado que las corporaciones se han
dado cuenta que tienen que poner mayor atención a las demandas sociales y a los intereses de
sus stakeholders.
Todo esto ha llevado a la transición de una ética teórica a una ética aplicada. La conclusión
actual es que la ética es crucial para las Relaciones Públicas dado que su aplicación beneficiará
a la profesión, así como a las empresas que practican dicha actividad.
Adicionalmente, existe evidencia empírica que sugiere que los profesionales de las Relacio-
nes Públicas que basan sus decisiones y recomendaciones a la dirección de las empresas sobre
principios éticos y de responsabilidad social, pueden tener un rol más activo en actividades y
en las decisiones de la administración de éstas. La movilización de los hombres y las mujeres
requiere ante todo una nueva filosofía de la gestión de empresas, un nuevo contrato social en
la firma, que permita ampliar la responsabilidad real de las personas a todos los niveles de la
vida de la organización.
El resultado de esta ansiedad sobre la ética y las Relaciones Públicas ha resultado en un argu-
mento muy válido de los pros y contras de tener un código universal de ética. Muchos escritores
acuerdan, a pesar de sus diferencias, que no solamente las decisiones de tipo ético dan más
oportunidades a los profesionales de participar en las decisiones de la dirección de las empre-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229 119
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

sas, sino que también ayuda al desarrollo de las Relaciones Públicas como una profesión.
La ética y la responsabilidad social son temas vitales en las Relaciones Públicas, dado que en
su esfuerzo deliberado, planificado y continuo por establecer y mantener una comprensión
mutua, facilitan la comunicación entre la empresa y sus diferentes audiencias clave, incluyendo
a la sociedad en general. Sin ética la empresa moderna está carente de legitimidad y de adhe-
sión; ahora bien la ética reducida a sí misma, sin una política social esperanzada por parte de
la empresa y sin reparto de responsabilidades, resulta impotente y desmovilizadora. Existe el
argumento que el comportamiento ético lo dan, los profesionales, por el sentido de moralidad
y deseo personal y por el querer ser respetados por las diferentes audiencias más que por el
resultado de guías codificadas de ética.
Quizá lo que hace el tema de la ética difícil de abordar desde un punto de vista pragmático
dentro de las Relaciones Públicas es la falta de investigación empírica y escritos teóricos sobre el
tema. Existen muchos educadores que les gustaría ver la adopción de un código de ética univer-
sal. Naturalmente que el problema al que se enfrenta esta situación es el desarrollo de un código
que cubra cada situación problemática moral. Posiblemente dado esta problemática algunos de
los escritores que han cubierto el tema han sido poco específicos en delinear sus componentes.
El incremento en el comercio globalizado apura la necesidad de un código internacional (uni-
versal) de ética para los profesionales de la comunicación. Analizando las funciones de corpo-
raciones transnacionales existen cuatro beneficios sociales que este tipo de empresa proporcio-
na a los países en desarrollo:

1. desarrollo de recursos humanos a través del empleo y entrenamiento;


2. refuerzo del conocimiento base a través de la investigación y el desarrollo y la transferencia
de tecnología;
3. incremento en el estándar de vida a través de la creación de riqueza, aliento a la industria
local y proveeduría de bienes de consumo y;
4. mejorar la calidad de vida a través de programas de salud, habitación, nutrición y educación.

Asumiendo que una empresa transnacional es capaz de producir estos beneficios a los países
en desarrollo, la empresa está cumpliendo con su responsabilidad social. Sin embargo, muchas
corporaciones se han enfrentado a críticas relacionadas con temas de soborno y corrupción,
quejas de consumidores, temas ambientales, de seguridad y temas políticos y humanitarios.
Por ejemplo, Nestlé se enfrascó en una controversia alrededor de sus prácticas en países del
tercer mundo, por el mercadeo de los sustitutos de la leche materna. Nestlé respondió de una
manera efectiva y de una manera socialmente responsable; en 1981 apoyando el código de la
Organización Mundial de la Salud (OMS) para sustitutos de la leche materna, el mismo día que
esta disposición fue publicada, reuniendo a expertos para seguir de cerca el cumplimiento del
código por parte de Nestlé.
Se sugiere, que un código de ética puede ser desarrollado para tener la capacidad de guiar el
comportamiento y tratar de resolver los dilemas morales inherentes (los cuatro tipos de críticas
anteriormente mencionados), así como otro tipo de dilemas que han ocurrido o que potencial-
mente podrían ocurrir.
Muchos de los códigos actuales, en existencia, no contemplan las responsabilidades particula-

120 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

res de las corporaciones transnacionales; sin embargo, a pesar de las debilidades en los códigos
de ética, éstos tienen cuatro valiosas funciones:

1. proveer una guía para las actividades de los profesionales;


2. demostrar qué es lo que pueden esperar los clientes de los profesionales;
3. proporcionar las bases para acusaciones sobre actuaciones inmorales; y
4. proveer una defensa contra cargos de actuaciones inmorales.

Un código de ética debería ser desarrollado bajo el liderazgo de profesionales en la comunica-


ción de empresas multinacionales, pero debe contar con la participación de miembros de aso-
ciaciones de Relaciones Públicas. También se sugiere la necesidad de establecer el marco de tra-
bajo del código, así como de una estrategia para su adopción. Se tiene la creencia que un código
universal debe aplicar a todos los profesionales de la comunicación, uniendo las Relaciones
Públicas y al periodismo, pero que el código debe adaptarse a las necesidades de cada profesión.
El propósito del periodismo es generalmente objetividad, el propósito de las Relaciones Públi-
cas es generalmente defender y apoyar. De esta manera, es que los publirrelacionistas compar-
ten con los abogados la naturaleza de su propósito general.
Sin embargo, todos los sistemas y códigos de ética tienen los mismos principios y valores. Una
de las sugerencias, es que un código primero cubra preocupaciones de primer grado tales como
`mantener la fe del público´ y `lograr acuerdo general´, no para situaciones específicas de comu-
nicación, dado que ningún código puede cubrir todo tipo de eventualidades.
Se estima que el desarrollo y adopción de un código podría llevar hasta seis años. La primera
fase sería la organización y reuniones con académicos y representantes de organizaciones de
la profesión con el propósito de escribir el código. La segunda fase, de aproximadamente dos
años, consistiría de un grupo de trabajo que visitaría las organizaciones de los profesionales
con el propósito de obtener sugerencias para modificaciones implementación y diseminación
del código. La tercera fase involucraría la ratificación e implantación del código. En la fase final
sería su publicación y publicidad sobre el código para informar al público objetivo sobre éste y
su importancia en la comunicación global.
Existen objeciones sobre la implantación de un código de ética universal por no existir una
definición de las Relaciones Públicas, que cualquier persona puede ejercer Relaciones Públicas
y que existen diferencias dentro de la comunidad global de lo que constituye un comporta-
miento ético.
Esta crítica, de los relativistas culturales que están en contra de un código de ética universal,
se encuentra basado en la recomendación de que `debería hacerse un inventario de lo que es
universal y lo que es distinto, de la ética, dentro de las diferentes culturas´. Este inventario de
ética universal, incluiría lo `sancionado culturalmente sobre las reglas de la adecuada conducta
interpersonal´. Esto significa las reglas que sirven para preservar el orden y para promover ar-
monía y unidad social, aquello que provee estabilidad en las relaciones humanas en un mundo
que cambia rápidamente.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229 121
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

Complejidad de establecer programas efectivos de ética

Uno de los problemas más significativos que mina el éxito del funcionamiento de muchos
de los programas corporativos de ética es el hecho que muchos de estos programas son muy
generales y breves en los detalles, y no están equipados para manejar problemas complejos. Se
dice, que los códigos voluntarios de ética son generalmente poco efectivos porque no existe un
mecanismo de penalidades y que los códigos son solamente tan buenos como la gente que está
dispuesta a seguirlos. Mucha de la crítica se enfoca hacia códigos de las asociaciones profesio-
nales. La mayoría de los códigos están llenos de `retórica sin ningún significado´.
Al final, los profesionales de las Relaciones Públicas se conducen de acuerdo a principios éticos
porque `creen en ellos mismos y desean el respeto de otros´. Un comportamiento ético no es el
resultado de seguir códigos, es más que nada el sentido personal de moralidad de los profesio-
nales de la comunicación.
En un estudio realizado por la consultora KMPG en los Estados Unidos para examinar los va-
lores éticos y morales de los profesionales, se utilizó la premisa principal de que ‘las Relaciones
Públicas nunca serán más éticas que el nivel de la moralidad básica de la gente que las conduce’.
Se encontró que la estructura de los valores morales de los profesionales de Relaciones Públicas
está basada en moralidad socio-económica, moralidad religiosa, moralidad básica, moralidad
puritánica, moralidad de responsabilidad social básica y moralidad financiera.
Lisby, Greg, en Regulating the Practique of Public Relation in communication and the Law, sos-
tienen que algunas corporaciones han manejado el problema citado en la encuesta, asumiendo
que los códigos de ética son generalmente poco efectivos y que estos deben ir acompañados de
mecanismos de penalización. Por ejemplo, General Dynamics instituyó un programa de ética
muy detallado enfocado a situaciones de antimonopolio, contribuciones políticas, negocios
internacionales, información interna y recursos corporativos. La posibilidad de sanciones por
cometer infracciones era fundamental para el programa, incluyendo la posibilidad de sancio-
nes, por cometer infracciones, incluía penalidades desde advertencias hasta despidos y juicios
legales por infracciones. En términos de las asociaciones profesionales, PRSA desarrolló en
1950 su primer intento de principios y su código de estándares profesionales en 1959. Entre
1952 y 1985, 168 casos fueron investigados con solamente 10 casos resultando en sanciones
(2001, p.67).

Mayor oportunidad de participación en las decisiones de políticas corporativas

Uno de los principales beneficios de la toma de decisiones éticas y de responsabilidad social por
parte de los relacionistas públicos es una mayor credibilidad y más oportunidades de participar
en las decisiones de políticas corporativas.
En la revista Bearing Point,(2006, Nº 2, p.17) Jill Fraser, llevó a cabo un estudio para probar la
hipótesis que existe una relación positiva entre las recomendaciones de responsabilidad social
de los profesionales y su participación en las decisiones de políticas corporativas. Se preguntó
a un centenar de miembros listados en distintas organizaciones que nuclean Relacionistas Pú-
blicos “si estaban conscientes de situaciones donde las relaciones públicas hayan recomendado
cambios en lo que hacía la organización o de propuestas para satisfacer la responsabilidad

122 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

social de la empresa con la sociedad” (p. 7). También se preguntó si era más importante la res-
ponsabilidad cliente/empleador o la responsabilidad hacia la sociedad. Se hicieron otra serie de
preguntas enfocadas hacia la credibilidad de las Relaciones Públicas en relación con otro tipo
de profesiones, así como la posibilidad de cómo se podría mejorar la credibilidad.
A través del estudio se encontró una relación estadística significativa entre recomendaciones
de actividades de responsabilidad social y en una mayor participación en la toma de decisiones
de políticas corporativas.
Esta mayor participación en decisiones de políticas corporativas también ilustra una fuerte
credibilidad de la gerencia hacia las Relaciones Públicas. El valor del estudio fue mostrar que
el preocuparse por acciones de responsabilidad social por parte de los profesionales de las Re-
laciones Públicas define al concepto como una profesión donde se estrechan las relaciones
en la toma de decisiones corporativas y mejoran la credibilidad hacia la profesión. 65% de
los que respondieron el estudio comentaron que la responsabilidad hacia la sociedad era más
importante que la responsabilidad cliente/empleador, de hecho, se veían como la conciencia
corporativa. En este sentido, los profesionales de las Relaciones Públicas, por lo menos a los que
se encuestó, ven su propósito como consejeros en oposición al rol de apoyo y mediación que se
le adjudica a la gente de Relaciones Públicas (Fraser, 2006, p.27). Las Relaciones Públicas son
un elemento crítico de la función gerencial. Las relaciones públicas son una función esencial
dada su contribución a largo plazo en la dirección estratégica de la empresa. En particular, las
Relaciones Públicas son parte del proceso de planeación, en el sentido que habilita la comuni-
cación y construye relaciones con audiencias clave que pueden apoyar o inhibir la misión de
la organización.
Como resultado de la capacidad de las Relaciones Públicas de facilitar las comunicaciones con
las audiencias clave y de su papel intrínseco dentro de la función gerencial, éstas tienen la
responsabilidad singular de actuar de acuerdo a consideraciones sociales y éticas. De hecho,
el adherirse a los requerimientos de esta responsabilidad es la única manera por la cual las
Relaciones Públicas pueden considerarse como un elemento importante en el sistema de co-
municación global.
Si las Relaciones Públicas se practican de acuerdo a los principios de dirección estratégica,
responsabilidad social y del modelo simétrico de dos vías, serán un elemento importante del
sistema global de comunicación, facilitando la comunicación simétrica y permitiendo la edifi-
cación de las relaciones entre las organizaciones y sus públicos, así como desarrollar políticas
de responsabilidad hacia esos públicos.

Código de ética como un requerimiento de estatus profesional

Se dice que el profesionalismo requiere autonomía, pero la autonomía deriva la expectativa de


objetividad. Esto representa un problema para las Relaciones Públicas porque no todos los rela-
cionistas públicos tienen el rol de consejeros, muchos tienen el rol de apoyo y mediación. Estos
dos diferentes roles resultan en la necesidad de diferentes guías de ética que cubran el grado
de responsabilidad u obligación cliente/empleador, nivel de objetividad y grado de autonomía.
Sin embargo, como los profesionales de las Relaciones Públicas ven su rol como de consejero,
dado que se ven más orientados hacia responsabilidades sociales que a las obligaciones cliente/

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229 123
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

empleador. Lo anterior impone una responsabilidad aún mayor sobre los profesionales, dado
que las responsabilidades de consejero son más amplias en el sentido de tener que preocuparse
por públicos más amplios y más grandes.
A pesar de que tanto el papel de consejero como el de apoyo y mediación debe llevarse a cabo
dentro de los límites de la verdad, buen gusto y legales, el consejero debe también practicar den-
tro de los límites morales de y con consideración ética hacia todos los públicos involucrados.
Es por esto que su propósito se convierte, de mayor manera, en un factor sobre el cual debe
decidir el consejero. Es el movimiento hacia el profesionalismo del campo de las relaciones
públicas que ha llevado a la preocupación sobre los principios de la ética.
De manera similar se conectan las preocupaciones sobre la ética con el desarrollo de la profe-
sión. La función de las relaciones públicas han buscado el satisfacer sus aspiraciones ejercitan-
do una fuerza moral y ética, así como una habilidad técnica y de esta manera desarrolla una
identidad y una disciplina profesional propia.

La dimensión ética de las Relaciones Públicas

¿Son las Relaciones Públicas una actividad eminentemente moral? ¿O sólo una serie de diferen-
tes técnicas que se pueden aplicar para conseguir un determinado fin y, por ello, una práctica
neutral éticamente hablando? Nadie discute que esta actividad posee un aspecto técnico y ar-
tístico, pero no es menos cierto que ella supone la transmisión de un mensaje, en el cual hay
una intención por parte del comunicador corporativo de inducir una determinada respuesta
favorable del público (principalmente a través de los medios de comunicación social), hacia su
organización.
Es decir, no sólo busca informar objetivamente, sino también alcanzar una determinada res-
puesta. Si esta lo requiere, el mensaje podría eventualmente ser falso, o serlo parcialmente.
Además, el modo en que se transmite el mensaje puede ser éticamente incorrecto, en la medida
que sea engañoso. El qué y el cómo se informa nunca es híbrido y sus consecuencias pueden
ser importantes no sólo para la comunidad, sino también para la empresa. Cuando ésta se en-
cuentra ante situaciones de crisis de credibilidad, en que su imagen corporativa está seriamente
dañada, no pocas veces se cae en la tentación de superar esta situación transmitiendo mensajes
falsos o engañosos.
A veces se piensa que cuando está en juego el prestigio o la supervivencia de la empresa o de
la institución contratante se puede desfigurar la verdad, entendiendo este proceder como un
mal menor.
Pero la dimensión ética de las Relaciones Públicas es intrínseca y no extrínseca, es decir, es in-
herente a ella, es parte de su estructura. ¿Por qué? Podemos distinguir dos aspectos.
Primero, la ética del Relacionista Público, cada una de cuyas actuaciones repercute favorable o
desfavorablemente en la institución. Él es, en cierto sentido, su rostro visible. Su credibilidad,
su transparencia y su honestidad representan, en gran medida, a la entidad en la cual trabaja
sin que se le pueda disociar de su labor profesional.
Por otra parte, las Relaciones Públicas están orientadas hacia la sociedad, tienen que ver con
personas que pueden verse perjudicadas o beneficiadas por una actuación puntual. Desde esta
perspectiva, el Relacionista Público no sólo debe poseer una serie de habilidades o destrezas,

124 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

como capacidad comunicativa (empatía, buena expresión oral, excelente redacción, buena
memoria emotiva y colectiva), capacidad analítica (pensamiento analítico, creatividad), capa-
cidad organizativa (pensamiento lógico, pensamiento relacional), capacidad para solucionar
problemas (decisión, pragmatismo), capacidad de trabajar en equipo (liderazgo) o capacidad
de gestión, sino, además, una serie de virtudes intelectuales y morales que se traduzcan en una
responsabilidad ética. Es decir, el relacionista público debe estar consciente de la responsabili-
dad que asume con los destinatarios y receptores de los mensajes, y prever el impacto de ellos
en la sociedad.

Los códigos deontológicos

Conviene distinguir lo que es un código deontológico o de conducta de los llamados `credos


corporativos´ y value statements. Estos últimos se limitan a enunciar una serie de principios
éticos, sin incluir ningún tipo de orientación práctica. Los códigos, en cambio, no solo con-
templan los principios, sino que además entregan orientaciones prácticas, es decir, en ellos hay
un mayor nivel de concreción. El relacionista público encontrará allí aspectos prácticos que
orientan su quehacer laboral y lo ayudan a discernir frente a las numerosas interrogantes éticas
que se le presentarán durante su vida laboral.

¿Qué es un código deontológico?

Un código deontológico no es una especie vademécum, al cual puede acudir el relacionista pú-
blico cada vez que se le presenta un dilema ético. En él no encontrará recetas, pero sí principios
y directrices de acción que iluminen su labor profesional. Los códigos deontológicos son una
especie de decantación de la reflexión moral acerca de los deberes y derechos de una profesión,
ya que allí se establecen las normas morales mínimas exigibles a esa actividad.
A los relacionistas públicos las normas deontológicas de la profesión les ayudarán a ejercer
dignamente su trabajo. Es cierto también que estos códigos no concluyen con el tema de la
ética. Pero a pesar de las deficiencias, la existencia de los mismos generalmente en asociaciones
profesionales, suponen un paso adelante en el afianzamiento de la ética. Por ello, se deben des-
tacar códigos como el del Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina,
el de la Public Relations Society of America (PRSA), que cuentan con normativa deontológica
desde hace muchos años, aunque no tengan potestad para impedir que las personas ejerzan
la profesión sin un título que los acredite, así como de amonestar a aquellos profesionales que
no están asociados.

El futuro de las Relaciones Públicas y la ética

Si se tiene en cuenta que las Relaciones Públicas no están totalmente profesionalizadas, que aún
nos falta mucho camino por recorrer en el plano ético, pero que se está avanzando, y que nues-
tra sociedad exige dimensiones de información con conciencia ciudadana, convendría realizar

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229 125
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

una reflexión sobre dónde estamos y hacia donde debemos dirigirnos en el terreno ético.
Cutlip y Center en su obra Effective Public Relations (2001) consideran que las Relaciones Pú-
blicas y la comunicación no podrán alcanzar su status profesional mientras no se acabe con el
problema del intrusismo y sólo sean autentico profesionales, perfectamente formados, los que
ejerzan la profesión (p. 197).
Para finalizar, podemos recordar las palabras de Grunig y Hunt en su libro Dirección de Rela-
ciones Públicas (2000) que reconocen que se está en las primeras fases de la profesionalización
y que se hacen progresos. En este sentido aseguran que: “sólo cuando la mayoría de los profe-
sionales actúen de forma ética, quedará claro cuando otros no lo hagan. Solo entonces aquellos
que no las practican (las relaciones públicas) reconocerán que éstas constituyen una profesión
ética” (p. 197).

Referencias Bibliográficas

Cutlip, S., Center, A. y Broom, G. (2001). Effective Public Relations. Madrid: Prentice Hall
Fraser, J. (2006). Lessons from the Ultimate Crisis: Dow Corning in the Crucible. The Strategist
3, núm.1, pp. 6 – 12.New York.
Grunig, J. y Hunt, T. (2000) Dirección de Relaciones Públicas. Barcelona: Gestión 2000.
Kant, I. (1980). Fundamentación de la metafísica de las costumbres (6ta. Edición). Madrid: Espa-
sa-Calpe.
Lipovetsky, G. (2003). Metamorfosis de la cultura liberal. Barcelona: Anagrama.
Wilcox, D., Autt, P., Agee, W. Y Cameron, G. (2001). Relaciones Públicas., Estrategias y tácticas.
Madrid: Pearson Educación.
Lisby, Greg, (2001). Regulating the Practique of Public Relation en communication and the Law.
Atlanta: Vision Press, Northport AL.
Pérez Galdós Benito. (2000). Nazarin. Madrid: Edición digital Biblioteca Miguel de Cervantes.
Edición original: Imprenta La Guirnalda (1895).

Summary: In this article the author reflects about entailment of ethics and public relations,
reviewing the discussion on the role of ethics within the profession. This subject, that has been
intensively discussed, implies several variables like present legislation, the norms that rules
the daily activity of communicators and the philosophical direction of the person who exerts
the profession. The author analyzes that public relations people often must apply their own
perspective to judge whether actions to generate bonds and to create relations between the
organization and her public ‘are right or not’, having to announce the benefits and damages of
their activities of communication.

Key words: communication people - Corporate communications - corporate reputation - Dir-


com - ethics - institutional communication - management communication - Public Relations
- spokesperson.

126 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229
Gabriel Pablo Stortini La ética en las Relaciones Públicas

Resumo: Neste artigo o autor reflexiona a respeito da vinculação da ética e as relações públicas,
revisando a discussão sobre o papel da ética na profissão. Um tema muito discutido, no que
se devem de ter em conta variáveis como as leis correspondentes, as normas básicas da tarefa
diária do comunicador e a orientação filosófica da pessoa que exerce a profissão. Analisa que
os relacionistas públicos muitas vezes têm que recorrer sua opinião para julgar se o que devem
fazer para gerar vínculos e criar relações entre a organização e seus públicos ‘é correto ou não’,
devendo pregar os benefícios e prejuízos de suas atividades de comunicação.

Palavras chave: Comunicação institucional - comunicação organizacional - comunicadores -


Comunicações corporativas - Dircom - porta-voz - Relações Públicas - reputação corporativa.

(*) Licenciado en Relaciones Públicas y Profesor en educación superior en Relaciones Públicas,


con varios posgrados orientados a la comunicación estratégica y a la filosofía compleja. [Ver
CV completo en la página 154]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 117-127 ISSN 1668-5229 127
Gerardo Sanguine Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Las prácticas profesionales
Versión final: marzo 2011 en la carrera de Relaciones Públicas
Gerardo Sanguine (*)

Resumen: En este artículo el autor reflexiona acerca de la importancia de la implementación de


las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas, las que brindan una experiencia
de valor en la preparación de los futuros profesionales, así como un acercamiento a la realidad
de la gestión que resulta el complemento ideal para la formación teórica. En este sentido, realiza
un llamado a los profesionales y empresas del mercado a estar abiertos para ofrecer esta posi-
bilidad a quienes se están formando, y ejemplifica con el caso de su propio programa de radio
“Hablemos de Relaciones Públicas” de FM Palermo, que desde hace más de dos años ofrece un
programa de prácticas extracurriculares a partir de la experiencia radial.

Palabras claves: Comunicación Corporativa - Comunicación Empresaria - comunicadores -


Dircom - educación superior - espacio joven en relaciones públicas - formación profesional
- pasantías - prácticas profesionales - Relaciones Públicas.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en las páginas 133-134]

El nivel de la formación de los alumnos de la carrera de Relaciones Públicas en las distintas


universidades e institutos de nuestro país se ha superado mucho en los últimos años. Hay una
mayor profundidad en el tratamiento de distintas materias, además se fueron incorporando los
temas nuevos como -en su momento- el de la comunicación de crisis o más recientemente, el
uso de las nuevas herramientas informáticas.
Es muy importante también que la carrera se dicte en universidades públicas y en las princi-
pales universidades privadas de nuestro país desde hace décadas. Pero se ha observado que hay
un tema al que muchas casas de estudios deberían brindarle una mayor importancia, que es el
tema de las prácticas extracurriculares.
El egresado pasará a ser un profesional completo cuando haya adquirido los conocimientos
teóricos, indispensables para poder gestionar, junto a una experiencia que se adquiere con la
práctica. Se puede decir que es un profesional completo cuando haya cumplido con estos dos
requisitos, que en grado de importancia los consideraríamos por partes iguales. Planteado el
tema de esta forma, se vuelve a destacar la necesidad de las prácticas extracurriculares en para-
lelo con la adquisición de los conocimientos teóricos.
Hay universidades que le dan el valor que esta cuestión merece, pero hay otras, en base a lo que
se ha podido comprobar en forma directa, que no ocurre así y como se tratará de demostrar
más adelante, es necesario que la academia impulse al alumno a esta práctica. Y es un pecado
que no se realicen. También en base a nuestra experiencia, hay una gran avidez por parte de los

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 129-134 ISSN 1668-5229 129
Gerardo Sanguine Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas

alumnos por conocer profesionales, por experimentar la práctica, por saber si realmente hay o
no una relación estrecha entre lo teórico y lo práctico.
Una cosa es que desde la teoría se describa perfectamente una empresa o institución, y otra
muy diferente cuando el alumno pueda recorrerla, hablar con su personal, vivenciarla. Las
pasantías también son valiosas para la formación del estudiante, aunque en estos momentos
las condiciones no son muy favorables para las empresas, lo que desalienta un poco su práctica.
Es lógico pensar que el ofrecimiento de prácticas extracurriculares ha progresado a través del
tiempo. Hace treinta años atrás, por ejemplo, eran casos muy aislados y dependían casi exclusi-
vamente de la buena voluntad y certeza propia del profesor, que la visita con los alumnos a una
empresa era indispensable para los estudiantes.
Para que estas prácticas se puedan materializar es también fundamental que haya una buena
predisposición por parte de los que están ejerciendo la profesión en las distintas empresas,
instituciones y consultoras, de recibir los alumnos y que los profesionales en actividad les de-
diquen un poco de su tiempo, que sin dudas luego redundará en mejores egresados, mejores
candidatos para ocupar los puestos que se vayan produciendo en el mercado y una mejor repu-
tación de la profesión que están ejerciendo.
Durante muchos años, se criticó desde las empresas y consultoras el nivel de los egresados de las
distintas casas de estudios, pero muy poco se hizo para mejorar ese nivel. Las vacantes se cubrían
con profesionales de otras disciplinas, periodismo y abogacía en su mayoría, pero felizmente
esa práctica se fue perdiendo gracias a la mejora del nivel de las nuevas camadas de egresados.
Tanto desde el ámbito académico, como desde el corporativo, se ha podido comprobar -y aque-
llos que tuvieron la oportunidad de recibir alumnos, también lo han podido apreciar- la avidez
y dedicación que los alumnos ponen en esos trabajos prácticos, que además de toda la infor-
mación que reciben, se suma la experiencia de la obtención y desarrollo de la entrevista dentro
de la empresa.
Hoy podemos sentirnos orgullosos de que, cuando se publica un aviso para cubrir un puesto
en una consultora o empresa, el principal requisito es que sea graduado en relaciones públicas.

De la teoría a la práctica

Tomando por ejemplo el caso de una gacetilla, hoy devenida en información para la prensa que
los futuros relacionistas enviarán a los distintos medios de comunicación, como herramienta
para que esa noticia impacte en los distintos públicos a los que quieren llegar.
Esa gacetilla que hasta algo más de quince años eran notas ensobradas que se entregaban a
nombre del periodista en cada medio, con su correspondiente título, copete, desarrollo, cierre
y los datos del emisor, a la recepción de hoy por mail, donde la persona que te la envía dice,
hola, cómo estás? Te envío esta información por si puede ser de tu interés. Aunque aquí se sigue
respetando el título gancho, el copete y el desarrollo, ha cambiado mucho la modalidad, que
es mucho más directa y la reconocemos a esta forma como más ágil, amena y acorde con las
nuevas herramientas que la tecnología nos ofrece.
En el aula, se puede explicar muchas veces detalladamente sobre su redacción, forma de envío
y luego la revisión de su publicación en los distintos medios, pero en el segundo punto -que es
su distribución- queda exclusivamente en manos de la práctica. Conocer los periodistas espe-

130 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 129-134 ISSN 1668-5229
Gerardo Sanguine Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas

cializados en cada medio, mantener un contacto fluido con ellos, que básicamente tiene que ver
para cuando ellos necesitan alguna información sobre la empresa. Esa experiencia se adquiere
con la práctica y además se necesita tiempo para que arroje los resultados esperados.

Revisando la bibliografía

Se puede afirmar por los libros revisados, que a través del tiempo son pocos los autores que se
han dedicado a este tópico.
Por orden cronológico, comenzando por Fernández Escalante, que en el Capítulo XI “La ac-
tualidad y el futuro de las relaciones públicas”, en el punto 11.2 denominado El Director de
Relaciones Públicas, menciona:

Hay acuerdo general en que la persona que esté a cargo de esta función tiene que revestir las
siguientes características (por orden de importancia): cultura general, grado universitario,
conocimientos especializados de relaciones públicas, personalidad, contactos y amistades,
tacto y condiciones diplomáticas, capacidad de redacción, cualidades de orador y conoci-
miento de idiomas, iniciativa y creatividad y la mayor práctica posible (1989, página 311).

Por su parte, Simon en el capítulo “Preparándose para una carrera en relaciones públicas”, en
una parte expresa:

Otras actividades valiosas fuera del programa de estudios incluyen el trabajo en la estación
de radio o de televisión de la universidad, la participación en el gobierno estudiantil, y si
es posible, un puesto en la sección local de la Public Relations Student Society of America
(Sociedad de estudiantes en relaciones públicas de los Estados Unidos) (1996, página 476).

Finalmente Wilcox, que ha escrito su libro hace pocos años, ya menciona en un capítulo: “El
valor de las prácticas internas” (2006, página 37), como él denomina a lo que nosotros estamos
llamando prácticas extracurriculares y pasantías. Transcribo un párrafo donde justamente re-
salta el valor de las prácticas, las que considera una ventaja importante en el momento que el
graduado quiera insertarse laboralmente. Dice así:

Las prácticas internas son extremadamente populares en el sector de la comunicación, y los


estudiantes cuyos CV incluyen experiencia laboral práctica, junto con un buen expediente
académico, disfrutan de una importante ventaja. La Comisión sobre Educación en Relacio-
nes Públicas estadounidense considera que las prácticas internas son tan importantes que
constituyen uno de las siete materias básicas que recomienda para cualquier programa de
relaciones públicas de calidad de una universidad o un instituto de formación profesional.
La práctica en una empresa es una situación en la que todo el mundo gana, tanto el estu-
diante como la organización. En la mayoría de los casos, el estudiante no solo recibe cré-
ditos académicos, sino que también obtiene un conocimiento de primera mano del trabajo
que se realiza en el mundo profesional. Ellos ofrecen al alumno la ventaja para conseguir
ese primer puesto de trabajo tan primordial tras su graduación. En muchos casos, el recién

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 129-134 ISSN 1668-5229 131
Gerardo Sanguine Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas

licenciado recibe un contrato de trabajo del empresario que le ofreció prácticas internas
porque ya ha demostrado su valía.

También describe una serie de consultoras en Estados Unidos que tiene establecidos programas
formales de prácticas laborales.

Una experiencia radial

Como corolario de la necesidad de la práctica extracurricular y tratando de ser coherente desde


la docencia y la actividad en las empresas, se comentará una experiencia reciente, pero que ya
lleva más de dos años de práctica, que es el establecimiento del espacio joven en un tramo de
un programa radial temático sobre la profesión.
Se sabe que el conocimiento de la profesión está instalado a nivel empresarial; la concesión de
las empresas nacionales en la década del noventa, trajo aparejada la designación de profesio-
nales de la comunicación en los niveles que corresponden y con las funciones específicas por
parte de las empresas que tomaron esas concesiones, empresas europeas y norteamericanas
mayoritariamente, y luego la crisis del comienzo del dos mil, contribuyeron fuertemente a que
el empresariado argentino comprenda la verdadera competencia de la profesión.
Falta que ese conocimiento baje al gran público, a aquel que no es de la profesión, que sabe
cuál es la función de un médico o de un abogado, pero que no tiene una idea aproximada del
quehacer de un relacionista público, y además tiene una imagen distorsionada en muchos casos
por el mal uso que a través del tiempo se le dio y sigue dando a la denominación.
Ese es uno de los objetivos de este modesto espacio radial, que es llegar a la opinión pública
para difundir qué hace un relacionista público, con la idea que en algún momento, le sea tan
clara como lo que hace un profesional de otras disciplinas.
Se intenta alcanzar este objetivo, por un lado brindando una mirada radial sobre la profesión y
contando lo que pasa en nuestro metier en las empresas, consultoras y ámbito académico, con
la idea de llegar al gran público para que pueda formarse una real imagen de las actividades que
desarrolla un profesional de las relaciones públicas.
El espacio joven -como su nombre lo indica- está destinado a los estudiantes y jóvenes profe-
sionales y consiste en invitar a los estudiantes de la carrera para que visiten la radio, que puedan
conocer cómo funciona un medio de comunicación social, con el que ellos van a tener una
estrecha relación en su carrera profesional. Poder apreciar qué es lo que pasa con esa gacetilla,
que ellos desde la empresa en la que trabajan enviaron a un medio radial.
Es una experiencia muy rica que cada día nos deslumbra con nuevas situaciones. Los visitantes
tienen la posibilidad de decir sus primeras palabras al aire y hay desde aquellos que al comienzo
se inhiben hasta los que llega el momento de decirles que se acaba el tiempo para su participación.
Visitas en los que los estudiantes se pueden cruzar con profesionales de empresas, consultoras
y del ámbito académico que concurren al programa para una entrevista, que a su vez ellos
también pueden hacerles preguntas y lo más importante es que puedan comprobar que lo que
los profesionales cuentan en sus entrevistas, que generalmente tiene que ver con la práctica de
la profesión, esté en concordancia con lo que ellos están viendo en la teoría. Esto último les
despierta un gran interés y les sirve también para ratificar su vocación por la carrera elegida. En

132 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 129-134 ISSN 1668-5229
Gerardo Sanguine Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas

casi todos los casos demuestran un gran atractivo por todos los temas que se tratan, ya sea tanto
los referidos a las comunicaciones como a los temas de responsabilidad social empresaria. Ade-
más en cada intervención nos sorprenden con cosas nuevas, con la frescura y apasionamiento
por descubrir más de esta atrapante actividad.
Como última prueba de grado de participación, se mencionará que dos estudiantes que en su
momento visitaron el programa, han solicitado y hoy están colaborando en la producción y
desarrollo del mismo en forma permanente y totalmente desinteresada, y es notable observar
cómo se van perfeccionando en sus tareas a medida que transcurre su tiempo de participación.

Conclusión

Se considera a las prácticas profesionales en la carrera de relaciones públicas como una necesi-
dad muy válida. Hay universidades que le dan una gran importancia al tema, hay una con un
sistema de premios en base a la cantidad de visitas realizadas a medios, empresas y consultoras,
otra que nos toca muy de cerca, que designa dos prácticas extracurriculares en el área de pro-
ducción de nuestro programa radial, en forma rotativa durante todo el ciclo lectivo y desde el
inicio del mismo, en agosto del 2007.
Y no solamente las prácticas extracurriculares y las pasantías son importantes, también lo es la
participación de los alumnos en la Comisión de Estudiantes y Jóvenes Profesionales del Con-
sejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina, que brinda esa posibilidad y
que también coincide con lo expresado por Simon en su libro.

Referencias Bibliográficas

Fernández Escalante, F. (1989). Ciencia de la información y relaciones públicas. (3ra. Edición)


Buenos Aires: Macchi.
Simon, R. (1996). Relaciones públicas Teoría y práctica. (6ta. Reimpresión). México: Limusa.
Wilcox, D. (2006). Relaciones Públicas. Estrategias y tácticas (8va. Edición). Madrid: Pearson
Educación S.A.

Summary: In this article the author reflects about the importance of the implementation of
professional practices in the public relations career in order to offer a valued experience in the
preparation of futures professionals, as well as an approach to the reality of the management that
is the ideal complement for the theoretical formation. In this sense, the author invites the professio-
nals and companies to be open to offer this possibility to those who are forming, and exemplifies
with the case of its own radio program “We speak of Public Relations” of FM Palermo, that for
more than two years had been offering complementary practices after the radial experience.

Key words: Communications director - Communication people - Corporate Communication


- courses - professional formation - professional practice - Public relations - superior education
- young space in public relations.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 129-134 ISSN 1668-5229 133
Gerardo Sanguine Las prácticas profesionales en la carrera de Relaciones Públicas

Resumo: Neste artigo o autor reflexiona sobre a importância da implementação das práti-
ca profissionais na carreira de relações públicas, as cuais brindam uma experiência de valor
na preparação dos futuros profissionais, assim como um acercamento à realidade da gestão
que constitui o complemento ideal para a formação teórica. Neste sentido, faz um alerta aos
profissionais e empresas do mercado a estar abertos para oferecer esta possibilidade a aquilos
que estão-se formando. Além disso analisa o próprio programa de rádio “Falemos de Relações
Públicas” de FM Palermo, que desde faz mais de dos anos oferece um programa de práticas
extracurriculares a partir da experiência radial.

Palavras chave: Comunicação Corporativa - Comunicação Empresária - Comunicadores -


Dircom - educação superior - espaço jovem em relações públicas - estágios - formação profis-
sional - práticas profissionais - Relações Públicas.

(*) Licenciado en Relaciones Públicas, egresado de la Universidad John F. Kennedy. [Ver CV


completo en la página 155]

134 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 129-134 ISSN 1668-5229
Paola Lattuada Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros

Fecha de recepción: febrero 2010


Fecha de aceptación: agosto 2010
Comunicación Sustentable:
Versión final: marzo 2011 la posibilidad de construir
sentido con otros
Paola Lattuada (*)

Resumen: En este artículo se reflexiona acerca de la gestión de la Comunicación de Responsabi-


lidad Social Empresaria -a la que se denomina Comunicación Sustentable- en su rol clave en la
promoción del cambio social; de manera de agregar valor a la comunidad realizando un aporte
diferencial y la vez, incrementando el capital social para la organización potenciado por el efecto
expansivo de la comunicación, hacia el público interno y externo. Se la enmarca en la gestión
de la Comunicación Corporativa, se recorren sus propias singularidades las que -a diferencia de
las otras gestiones de la comunicación- la ubican en una escena en la que se articulan el valor de
imagen, la gestión comunicacional y el capital social. Asimismo, se describen las destrezas que la
comunicación de RSE requiere al profesional que la gestione, tanto en relación a los elementos
específicos del área como del perfil particular del comunicador, en la búsqueda de lograr mejores
resultados, consolidar liderazgos, superar estándares y profundizar el camino hacia la sustenta-
bilidad del conjunto.

Palabras claves: capital social - Comunicación Corporativa - Comunicación Empresaria - Co-


municación Institucional - Dircom - gestión comunicacional - Imagen Corporativa - Manage-
ment - organización - público externo - público interno - públicos - Relaciones con la Comu-
nidad - Relaciones Institucionales - Relaciones Públicas - Reputación Corporativa - Responsa-
bilidad Social Empresaria - sustentabilidad.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en la página 141]

La Comunicación de RSE en la promoción del cambio social

Así como cada gestión comunicacional que se inscribe en el área de Comunicación Institu-
cional tiene sus propias particularidades -como la gestión de Comunicación con la Prensa, la
gestión de Comunicación con el Cliente, la gestión de Comunicación con el Gobierno, etc.- la
gestión de Comunicación de RSE plantea una escena en la que se articulan el valor de imagen,
la gestión comunicacional y el capital social.
De esta manera, la gestión profesional de comunicación de RSE implica una internalización
previa por parte del operador de elementos específicos de esta área, de manera de poder inter-
pretar el panorama actual, esbozar la posición en la que la empresa se ubica en ese escenario -en
relación a su situación en su propio trayecto evolutivo de la RSE-, para así poder fijar conjunta-
mente con la dirección de la organización el horizonte al que la empresa puede llegar. Y a la vez
acompañar este camino con la generación de una política de comunicación en consonancia con

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 135-141 ISSN 1668-5229 135
Paola Lattuada Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros

este desarrollo.
En la tradición de la comunicación, hay un postulado que enuncia que comunicar nos hace
protagonistas. Entonces, surge la pregunta ¿qué tipo de protagonismo se debe tener? Desde el
producto/servicio, es el Marketing. Desde la empresa en su conjunto como organización, es la
Comunicación Institucional. Desde la empresa como eslabón de una sociedad, es la gestión de
RSE que tiende a promover un cambio social que agregue valor a la comunidad, realizando un
aporte diferencial y la vez, donde esto signifique el incremento de capital social para la organiza-
ción potenciado por el efecto expansivo de la comunicación, hacia el Público Interno y Externo.
Y en este marco, es fundamental resaltar la importancia de la gestión profesional de la comu-
nicación de RSE integrada a la estrategia general de comunicación de la organización, que a
su vez involucre la estrategia de Comunicación Externa y de Comunicación Interna. Y acá se
identifican dos componentes claves y que cumplen diversas funciones.
Mientras el programa de Comunicación Externa, en el que se inscribe la gestión de Comunica-
ción de RSE, tiene por lo general los objetivos de informar, generar percepción positiva en los
públicos y consolidar vínculos con los públicos específicos -en los que sin duda se encontrarán
los elegidos en el Programa de RSE y esta comunicación actuará también como testimonio y
seguimiento de los avances del avance del plan-; el programa de Comunicación Interna tiene
la misión de informar, motivar, generar sentido de pertenencia y lograr adhesión al proyecto
corporativo. Estos últimos elementos resultan vitales, si se analiza el rol de la Comunicación de
RSE en su inserción en el Programa de Comunicación Interna. Por lo cual, resulta fundamental
sostener con consistencia y coherencia la inclusión de la Comunicación de RSE en los Progra-
mas de Comunicación Externa e Interna vigentes.
Según Pierre Hupperts,

tener una buena imagen empresarial hacia todos los diferentes actores de una empresa
(estados, ciudadanos, canales de distribución, colaboradores, ONGs), es de suma impor-
tancia para el funcionamiento de una empresa. Esforzarse para la sustentabilidad es un
componente indispensable para esa imagen empresarial. La responsabilidad de esta gestión
recae en la cúpula de la empresa, desde donde se deben dirigir también las actividades de la
empresa en lo que respecta a la comunicación (2005, p.70-71).

Entonces, para gestionar la comunicación de RSE, se deben observar primero ciertas particu-
laridades que le son inherentes, previa a la definición de la estrategia de comunicación que le
corresponda. En este sentido, el IARSE (2005) establece siete directrices con las que guiarse a la
hora de implementar un Plan de RSE:

1. Adoptar valores y trabajar con transparencia


2. Valorar a empleados y colaboradores
3. Aportar siempre más al medio ambiente
4. Involucrar a socios y proveedores
5. Proteger a clientes y consumidores
6. Promover su comunidad
7. Comprometerse con el bien común

136 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 135-141 ISSN 1668-5229
Paola Lattuada Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros

Con esta vinculación, se llega a la `Triple Generación de Valor´, con base en tres pilares -el Valor
Social, el Valor Ambiental y el Valor Económico- en la que se articulan los siguientes conceptos
(IARSE, 2003):

• Valores y Transparencia
• Proveedores
• Consumidores
• Comunidad
• Gobierno y Sociedad
• Público Interno
• Medio Ambiente
• Código de Ética Código de Ética

Y a través de estos conceptos se refuerza la idea desarrollada en párrafos anteriores, en el senti-


do de la articulación de la Comunicación de RSE con los Programas de Comunicación Externa
-dirigidos a proveedores, consumidores, comunidad, gobierno y sociedad entre otros-, y el de
Comunicación Interna -dirigido al Público Interno.

Ser, parecer. Acción, comunicación. Visibilidad, responsabilidad

Se entiende que para la gestión profesional de comunicación de RSE, si bien se aplican reglas co-
munes que tienen validez para otras especificidades comunicacionales, también es importante
puntualizar ciertas consideraciones especialmente sensibles por los elementos involucrados. En
este sentido, según Paladino y Álvarez Tejeiro, hay tres consideraciones interesantes de revisar:

1. La Comunicación de la Verdad, siendo necesaria la realización de un análisis exhaustivo


previo, de manera que se logre una coincidencia entre lo actuado e informado por la empresa,
evitando de esta forma tomar ventajas comerciales o comunicar cosas que no aún no son así.
Sería la diferencia entre ser y parecer.

2. La Integridad Empresarial, en este caso sería la coherencia entre lo que dice y lo que se hace,
es decir, la consistencia entre el dicho y la acción. En este caso, esta integridad empresarial de-
bería desprenderse de la misión misma de la empresa y ser uno de los componentes básicos del
proyecto corporativo, que al irse concretando, se comunica.

3. La Integridad Personal, esto implica un salto realmente cualitativo, que es dejar de pensar la
empresa y la comunicación de RSE en un sentido promocional de sí mismas, sus actividades y
sus productos, para abordarla desde su esencia misma, desde donde debería de nacer la RSE,
para luego ser gestionada y luego, comunicada. En el proceso inverso, si se toma el análisis
exclusivo desde el punto de vista comunicacional, la comunicación de RSE presupone una
gran exposición tanto de la empresa como de sus directivos e integrantes, y esto, implica una
responsabilidad mayor, ya que la visibilidad se incrementa y debe ser respaldada de manera
contundente (2006, pp. 181-182).

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 135-141 ISSN 1668-5229 137
Paola Lattuada Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros

El perfil del profesional de RSE: un verdadero interconector

Por lo visto, hoy más que nunca se necesitan profesionales que puedan ocuparse con mayor
eficiencia de la gestión de RSE, planteándola desde la función estratégica que se integra en los
negocios de la compañía, se aplica y luego se incorpora en los planes comunicacionales.
Así, las empresas necesitan cada día más, profesionales de la comunicación mejor formados
para que -en la especificidad de la tarea que les corresponda- se logren mejores resultados, se
consoliden liderazgos, se superen estándares y se profundice el camino hacia la sustentabilidad
del conjunto.
Es evidente entonces que la RSE no solo se ha desarrollado, sino que ya se constituye sólida-
mente en una temática de estudio, aunque para muchos aún sea una materia pendiente. “Ha-
blar de RSE significa hacer alusión a valores, a la ética, al comportamiento, a la sana disciplina,
al respeto por el otro, al cuidado del ambiente, al desarrollo equilibrado, a la economía justa.
Hablar de RSE significa, en suma, hablar de futuro” (Finzi, 2003).
En este contexto, la RSE debería convertirse en una opción de especialización del profesional de
comunicaciones. Y más allá de los requisitos técnicos específicos que este profesional de las comu-
nicaciones especializado de la RSE debería tener, resulta interesante compartir algunas reflexiones
que corresponden al perfil del comunicador, desde su personalidad y en sus cuestiones más aspi-
racionales, enaltecedoras y trascendentes, casi desde una perspectiva filosófica.
Así, es oportuno compartir la reflexión del autor Robert White, en el marco de los profesionales
que se desarrollan en el ámbito de la comunicación pública, en relación a la importancia de
encontrar la satisfacción en la profesión, lo que trae aparejado la felicidad.
White reflexiona en torno a Aristóteles, quien creía que la capacidad de una persona dependía
del reconocimiento de las capacidades que están en su naturaleza humana, y de la posibilidad
de desarrollarlas para expresarlas al máximo.
En este sentido, Aristóteles sostenía que si la persona logra descubrir la estructura de su natura-
leza humana, en relación a las varias virtudes o facultades que todos los seres humanos poseen,
y las desarrolla; entonces tendrá una vida feliz y armoniosa.
Por el contrario y en esta misma línea de análisis, la infelicidad en la vida sostenía que provenía
de una guerra interior en la persona, entre el modo en que ese está constituido como ser hu-
mano y la vida que se lleva.
Justamente, al respecto White reflexiona acerca de su concepción de una identidad, y sugiere
que si se descubre cuál es la estructura emocional y se organiza la vida en torno a ella, en con-
secuencia se obtendrá más satisfacción.
Entonces White, al reflexionar sobre lo que les da felicidad y satisfacción a las personas que
eligen la profesión de periodistas, expertos en relaciones públicas o productores de telenovelas,
sostiene que se tendría que comenzar por conocer la capacidad básica de la comunicación, la
capacidad y el arte del lenguaje, y la posibilidad de construir sentidos con otros.
Así, dice White:

El comunicador público es esencialmente un interconector entre aquellos que desean hacer


pública alguna cosa y aquellos que están buscando información en la esfera pública. Nuestra
especial capacidad profesional es descubrir quién desea decir algo y llevarlo a articular lo
que desean decir... Si el descubrir lo que una fuente quiere decir resulta difícil, más difícil

138 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 135-141 ISSN 1668-5229
Paola Lattuada Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros

será expresar este mensaje de una manera tal que el público no educado y desinteresado
pueda entender, prestar atención y desear hablar o pensar en el tema. Suponemos que una
persona que elige el área de comunicación como cometido profesional disfrutará de ser un
`interconector´. La satisfacción proviene de la gente que se siente feliz de ser ayudada a intro-
ducir su mensaje en el ámbito público (…) Para sacar lo que está en la gente el comunicador
público debe ser capaz de desarrollar un gran interés y amor por la gente. El profesional en
comunicación debe esforzarse en cultivar lo que Habermas considera el nivel más alto de
madurez moral, la habilidad de tomar la perspectiva de otras personas (2007, pp. 11-13).

La habilidad de tomar perspectiva

Y esta manera de tomar perspectiva de otras personas, de funcionar como un interconector a


partir de la labor profesional, de estar atentos para detectar dónde está la necesidad en la co-
munidad en la que la organización desarrolla sus negocios, y dónde está el valor agregado en el
que la empresa se diferencia y puede aportar a la comunidad. Y unir ambos extremos, y comu-
nicarlos y establecerlos en el arte de los vínculos y las comunicaciones, se entiende es el sentido
más amplio y más genuino del profesional de comunicaciones que se especialice en la gestión
de RSE, y que lo diferencia a la vez de otros perfiles que son necesarios en otras áreas de gestión.
La clave está entonces, en esa interconexión, en qué partes se conectan y a través de qué, para
que tras esa red de conexiones y establecimientos vinculares, se entreteja un programa de bases
sólidas de gestión de la RSE, que pueda demostrar a la vez resultados mensurables tanto para la
empresa como para la comunidad. No es el rol de interconector porque sí, arbitrario, como una
cuestión superficial que responde a urgencias de acción o de exposición, sino la capacidad de
realizar un análisis, un diagnóstico y una identificación estratégica de las partes a unir. Y lograr
que la comunicación sinergice el programa de RSE, integrándose en la cultura corporativa y en
las programas de comunicación interna y externa. Y entonces, la comunicación promoviendo
el cambio social y los comunicadores, articulando ese entretejido de conexiones y vínculos.
Ya lo sostenía Childs en la década del 30, y hoy aún resulta significativo. En el análisis de la
vinculación entre la gestión de las relaciones públicas y de la RSE, es en donde se encuentra
el aporte diferencial y revelador. Childs fue junto con Bernays uno de los primeros en lograr
plasmar una visión tan reveladora en la articulación de los conceptos de comunicación y RSE.

Las relaciones públicas no son la presentación de un punto de vista, tampoco el arte de


atemperar actitudes mentales ni el desarrollo de relaciones cordiales y útiles (…) consti-
tuyen tan solo un nombre para las actividades que tienen una importancia social. Nuestro
problema en cada corporación o industria consiste en descubrir qué son estas actividades,
qué efectos sociales tienen y, si son contrarias al interés público, encontrar formas y medios
para modificarlas de modo que sirvan a dicho interés (Simon, 1997, p. 71-79).

Así, Childs (s/f) recalcaba que el ejecutivo de relaciones públicas debería ser un estudiante de
los efectos sociales de la conducta personal y corporativa, debiendo comprender lo mejor posi-
ble a la sociedad desde la perspectiva política, económica, cultural y social.
Y sostenía que el punto de partida para desarrollar una política de relaciones públicas era reali-

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 135-141 ISSN 1668-5229 139
Paola Lattuada Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros

zar un minucioso análisis de nuestra conducta personal y corporativa, ambas a la luz del cam-
bio social en general. Y decía que la separación entre estas las tendencias sociales es lo que daba
lugar a las problemáticas que se convierten en los desafíos para las relaciones públicas. Como la
de interconectar, según White (2007).

Referencias Bibliográficas

Finzi, S. (2003) El Dircom y la Comunicación de RSE. Córdoba. disponible en http://www.iarse.


org.ar [pdf] consultado en marzo 2005.
Hupperts, P. (2005). Responsabilidad Social Empresaria: comunicación y cooperación en el área
de la RSE. Buenos Aires: Valleta. p.58.
IARSE (2005). Definición de RSE. Disponible en http://www.iarse.org.ar
______(2003). La Triple Generación de Valor, en El Dircom y las Comunicaciones de RSE, Cór-
doba [pdf.]. Recuperado en marzo de 2005 de http://www.iarse.org.ar
Paladino, M. y Álvarez Tejeiro C. (2006) Comunicación Empresarial Responsable. Buenos Aires:
Temas Grupo Editorial S.A.
White, R. (2007). Comunicar Comunidad: Aportes para una Ética de la Comunicación Pública.
Buenos Aires: La Crujía.

Bibliografía

Bernays, E. (1997). Citado en: Relaciones Públicas. Teoría y Práctica. La Responsabilidad Social
y El Interés Público. México: Limusa SA de CV, versión autorizada en español de la Public
Relations Society of América.
Buchholz, R. (1993). Principles of environmental management: the greening of business. New Jersey:
Prentice Hall.
Davis, K. y Blomstrom, R. L. (1966). Business and its Environment. Nueva York: McGraw Hill.
Freeman, R. y Reed, D. (1983). Stockholders and Stakeholders: A New Perspective on Corporate
Governance. California: California Management Review. 25.
Hupperts, P. (2005). Responsabilidad Social Empresaria: comunicación y cooperación en el área
de la RSE. Buenos Aires: Valleta.
Paladino, M. (2004). La Responsabilidad de la Empresa en la Sociedad. Buenos Aires: Ariel Ediciones.
Simon, R. (1997). Relaciones Públicas. Teoría y Práctica - La Responsabilidad Social y El Interés
Público, versión autorizada en español de la Public Relations Society of América. México:
Editorial Limusa SA de CV.
Universidad de Palermo. (2009). Relaciones Públicas 2009. Radiografía: proyecciones y desafíos.
Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación [Ensayos], (28) Buenos Aires:
Universidad de Palermo. Facultad de Diseño y Comunicación.
White, R. (2007). Comunicar Comunidad: Aportes para una Ética de la Comunicación Pública.
Buenos Aires: La Crujía.

140 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 135-141 ISSN 1668-5229
Paola Lattuada Comunicación Sustentable: la posibilidad de construir sentido con otros

Summary: This article reflects about Corporate Social Responsibility Communications ma-
nagement -known as Sustainable Communication- in its key role in the promotion of social
change in order to add value to community making a differential contribution and increa-
sing, at the same time, the organization social capital enhanced by communications expansive
effects towards both the external and internal public. Sustainable Communication is framed
in Corporate Communication management developing the concepts of image value, commu-
nicational management and social capital. Likewise, CSR communication management skills
required to professionals are described, in relation to both the specific elements of the area
and the communicator profile in order to achieve the best results, to consolidate leadership, to
overcome standars and to deep the path to global sustainability.

Key words: communication management - Community Relations - Corporate Communica-


tions - Corporate Image - Corporate reputation - Dircom - Institutional Communication -
Institutional Relations - Management - organization - Public Relations - Responsibility - social
capital - Social Corporate stakeholders - sustainability.

Resumo: Neste artigo se reflexiona a respeito da gestão da Comunicação de Responsabilidade


Social Empresária -à que se denomina Comunicação Sustentável- em seu papel chave na pro-
moção da mudança social; de maneira de agregar valor à comunidade fazendo um aporte dife-
rencial e a vez, incrementando o capital social para a organização potenciado pelo efeito expansi-
vo da comunicação, para o público interno e externo. Se a emoldura na gestão da Comunicação
Corporativa, percorrem-se suas próprias singularidades as que -a diferença das outras gestões da
comunicação- a localizam numa cena na que se articulam o valor de imagem, a gestão comuni-
cacional e o capital social. Além disso, descrevem-se as destrezas que a gestão da comunicação de
RSE requer ao profissional que a gira, tanto em relação aos elementos específicos do área como
do perfil particular do comunicador, na procura de conseguir melhores resultados, consolidar
lideranças, superar padrões e aprofundar o caminho para a sustentabilidade do conjunto.

Palavras chave: capital social - Comunicação Corporativa - Comunicação Empresária - Comu-


nicação Institucional - Dircom - gestão comunicacional - Imagem Corporativa - Management
- organização - público externo - público interno - públicos - Relações com a comunidade -
Relações Institucionales - Relações Públicas - Reputação Corporativa - Responsabilidade Social
Empresária - sustentabilidade.

(*) Licenciada en Relaciones Públicas, con dos Posgrados, uno en Capacitación y Desarrollo de
Recursos Humanos, y otro en Responsabilidad Social Empresaria. También, hizo un Master en
Dirección de Comunicación Institucional y un Programa Ejecutivo de Coaching y Liderazgo.
[Ver CV completo en la página 139]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 135-141 ISSN 1668-5229 141
Adriana Lauro RSE - Comunicación para el Desarrollo Sostenible en...

RSE - Comunicación para el Desarrollo


Fecha de recepción: febrero 2010
Fecha de aceptación: agosto 2010
Sostenible en una empresa de servicio
Versión final: marzo 2011 básico y social: Caso Aysa
Adriana Lauro (*)

Resumen: En este artículo la autora comparte un caso líder desarrollado por la empresa pro-
veedora en Argentina de un servicio básico y social como lo es el agua, en el marco de la gestión
de Responsabilidad Social Empresaria en el que se introduce un nuevo concepto en la gestión
profesional de la comunicación: CpD -Comunicación para el desarrollo-, en un contexto en el
que la sociedad va tomando conciencia de que el lenguaje `construye el mundo´. También, re-
flexiona acerca de la labor de los comunicadores que ya no sólo es elaborar mensajes apropiados
y comunicarlos de manera atractiva. Los profesionales tienen que tener la visión y la capacidad
de generar `significados comunes´ y propiciar un proceso de diálogo, negociación y consenso
con los públicos, sobre la base de una comunicación de doble vía que den respuestas a lo que la
sociedad y los distintos grupos esperan.

Palabras claves: Comunicación Corporativa - Comunicación Digital - Comunicación Empresa-


ria - Comunicación Institucional - comunicación para el desarrollo - Dircom - gestión comuni-
cacional - Imagen Corporativa - públicos -Relaciones con la Comunidad - Relaciones Públicas
- Reputación Corporativa - Responsabilidad Social Empresaria - Social Media.

[Resúmenes en inglés y portugués y currículum en la página 149]

Para una empresa como AySA, proveedora de los servicios esenciales de agua y saneamiento, la
comunicación es fundamental. Esto se debe principalmente al alto nivel de exposición por ser
servicios presentes en forma continua en la vida cotidiana y, como contrapartida, por la elevada
sensibilidad social que representan estas prestaciones para quienes aún no las tienen.
Así, a lo largo del tiempo, la comunicación ha sido y es un aspecto central en la gestión y ha
resultado clave incorporarla en la planificación estratégica de las compañías del sector, ya sean
privadas o públicas.
Sin lugar a duda, los ´90 han sido un punto de inflexión en la institucionalización y consolida-
ción de áreas específicas con este tema a cargo, las cuales estaban principalmente orientadas a
conocer a los clientes / usuarios, mantenerlos informados y generar acciones para establecer o
mejorar el vínculo.

En este sentido y en términos generales estas áreas se ocupaban de:

• La identidad corporativa: intervenir integralmente en todos los modos en los que se manifies-
ta la empresa y proveer el marco normativo para lograr una clara identificación por parte de los

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 143-149 ISSN 1668-5229 143
Adriana Lauro RSE - Comunicación para el Desarrollo Sostenible en...

clientes / usuarios y de la comunidad en su conjunto.

• La investigación de mercado: indagar y monitorear la satisfacción con el servicio para generar


acciones de mejora.

• Llevar adelante toda la comunicación masiva e institucional.

• Diseñar las herramientas y los puntos de contacto con los clientes / usuarios.

• Generar acciones de promoción para fidelizar clientes / usuarios y organizar eventos recreati-
vos para el público en general, aumentando la presencia institucional.

Pero las exigencias son cada vez mayores. El contacto diario se ha transformado en una comu-
nicación en tiempo real, vertiginosa y ampliamente documentada por las posibilidades que
la tecnología digital le ofrece al público, cualquiera sea su condición económica y social. Este
contexto le imprime a la comunicación una dinámica sin precedentes históricos y exige un
elevado profesionalismo, precisión conceptual, capacidad técnica y una actitud proactiva. En
tal sentido, la anticipación de escenarios resultante del análisis del vasto caudal informativo se
torna en elemento clave para el logro de dos objetivos básicos: comunicar en tiempo y forma, y
asesorar a la alta dirección de modo simple, preciso y oportuno.
Pero, por otra parte, la sociedad va tomando conciencia de que el lenguaje `construye el mun-
do´. Entonces la labor de los comunicadores ya no sólo es elaborar mensajes apropiados y
comunicarlos de manera atractiva. Los profesionales tienen que tener la visión y la capacidad
de generar `significados comunes´.
En los últimos años ha habido una evolución en los públicos que esperan no sólo ser receptores
sino parte de un proceso de diálogo, negociación y consenso.
Así, hoy, para llevar adelante con éxito proyectos es fundamental promover una comunicación
de doble vía, escuchar, consultar, intercambiar conocimientos y fomentar iniciativas coherentes
con la realidad y, fundamentalmente, que den respuestas a lo que la sociedad y los distintos
grupos esperan.
La experiencia ha demostrado que los proyectos mejor diseñados son los que toman en cuenta
lo que piensan y esperan los grupos a quienes van dirigidos, los cuales deben ser consultados,
debidamente informados y movilizados.
El potencial de este estilo de comunicación, denominada Comunicación para el Desarrollo, es
inmenso para generar verdaderos cambios sociales, reformas sectoriales, promover la partici-
pación de la sociedad civil y cobra vital importancia como generadora de consensos y alianzas
entre todos los actores involucrados, sobre todo en temas tan trascendentes como la implemen-
tación de infraestructuras y la prestación de servicios básicos como los de agua y saneamiento.
La Comunicación así entendida tiene un rol estratégico, permite la construcción de una rela-
ción centrada en la transparencia, la confianza y la credibilidad. Permite generar cambios de
comportamiento para mejorar las condiciones de vida de las personas y garantiza la sostenibi-
lidad de los proyectos.
El nuevo rol de los comunicadores entonces, es colaborar en el tejido de la trama social, cons-
tituirse en el facilitador de intercambios para generar una interlocución legítima, a través de la

144 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 143-149 ISSN 1668-5229
Adriana Lauro RSE - Comunicación para el Desarrollo Sostenible en...

cual se garantice que todos los actores tengan voz y sus posiciones sean escuchadas y tenidas en
cuenta, como base para el desarrollo y el cambio social.
Por eso, la comunicación debe ser una de las dimensiones constitutivas de los proyectos y no
un agregado o una cosmética.

¿Qué es la Comunicación para el desarrollo (CpD)?

Es el uso planificado de técnicas, actividades y medios de comunicación que permite a las


personas realizar cambios y disponer de más capacidad para orientar las decisiones que re-
percuten en su vida. Un intenso intercambio de ideas entre todos los sectores de la sociedad
puede conducir a un mayor compromiso de la población con una causa común, requisito
fundamental para lograr un desarrollo sostenible.
(Definición de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la alimentación)

La relación Comunicación - Desarrollo

En los últimos años se ha reconocido internacionalmente la importancia de la comunicación


como un recurso estratégico para los procesos de desarrollo humano sostenible. De allí que
internacionalmente se hayan generado varias iniciativas para fortalecer la noción de una Co-
municación para el Desarrollo.
Con la intención de fomentar esta visión, la Organización de las Naciones Unidas para la Agri-
cultura y la Alimentación (FAO) viene promoviendo experiencias prácticas, así como la discu-
sión entre actores sociales que trabajan en prioridades del desarrollo sostenible.
La Comunicación para el Desarrollo (CpD) juega un importante rol en el diseño, implemen-
tación, monitoreo y evaluación de proyectos -como los programas de agua y saneamiento
mencionados-, especialmente en lo concerniente a la creación de un entorno propicio para el
diálogo político y público, la consulta y participación de diversos grupos, la construcción de
consensos, la gestión y diseminación del conocimiento, la promoción de cambios de actitudes
y comportamientos en poblaciones meta, y el fortalecimiento de procesos de gobernabilidad.
Históricamente, la relación desarrollo – comunicación ha sido estrecha y ambos términos han
ido evolucionando conjuntamente: a cada nueva concepción del desarrollo le ha correspondi-
do una manera de entender y practicar la comunicación.
En nuestro continente se ha debatido largamente sobre estos aspectos, desarrollo y comuni-
cación, y su correspondencia. Seguramente esto se deba a las problemáticas de la región, a su
misma realidad, la que obliga al análisis y la profundización de estas cuestiones.
Es así que, América Latina ha liderado la investigación a nivel mundial y cuenta con importan-
tes aportes y estudios sobre el tema.
Podemos citar algunos ejemplos tomados del trabajo `Congreso Mundial de Comunicación
para el desarrollo ¿Qué comunicación para cuál desarrollo?´ realizado por Amparo Cadavid
Bringe (2006).
Esta autora menciona a Luís Ramiro Beltrán, pionero estudioso de la comunicación, boliviano,
primer premio Mc Luhan – quien, ya en los sesenta, señalaba la importancia central que tiene
la comunicación en los proyectos de transformación social.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 143-149 ISSN 1668-5229 145
Adriana Lauro RSE - Comunicación para el Desarrollo Sostenible en...

También, los trabajos del uruguayo Juan Díaz Bordenave y del argentino Daniel Prieto Castillo,
cuyo aporte proviene del trabajo de campo rural y comunitario.
Otro teórico importante, que planteó un cambio fundamental en la concepción de la comu-
nicación es el brasilero Paulo Freire, quien desde la educación cuestionó a fondo el modelo
autoritario que concebía la existencia de un sujeto dador de conocimiento y verdad a un re-
ceptor, pasivo y dependiente. Esta concepción, generada a comienzos de los setenta, tuvo tanta
repercusión en el continente que acabó por influir en la transformación del modelo educativo,
y su influencia alcanzó el campo de la comunicación. Estos planteamientos critican al modelo
funcionalista de comunicación efectivista basado en la verticalidad del emisor – mensaje / me-
dio – receptor y en la creencia del impacto de este tipo de proceso, mediante el cual se lograría
transformar las percepciones y hasta la conducta del receptor.
La otra personalidad mencionada en el escrito, es el uruguayo Mario Kaplún, quien desde la
práctica de la radio – educación, también critica este modelo autoritario, que desconoce al re-
ceptor como un interlocutor activo con capacidad para generar su propios mensajes, según sus
necesidades y su cultura. Kaplún invita a ver en los receptores personas concretas arraigadas en
una cultura y en una vida cotidiana que genera sensibilidades, idiosincrasias, mentalidades y
actitudes creativas y productivas.
De este modo, pensar la comunicación desde la cultura transforma la mirada de la comunica-
ción y cuestiona los modelos anteriores. En este contexto “el emisor y el receptor se convierten
en interlocutores, en sujetos con historia, identidad, arraigo, vidas y experiencias concretas en
un marco real, con necesidades y expectativas y capacidad creativa, que pueden (y de hecho así
lo hacen) intercambiar para construir algo nuevo que es producto de este intercambio cultural”
(Cadavid Bringe, 2006).

Comunicación y desarrollo en políticas de integración. La experiencia de AySA

El agua y el saneamiento tienen un valor fundamental para cualquier comunidad, tanto a nivel
de la salud pública como de su organización social, ya que constituyen una herramienta esen-
cial para la cohesión y para el fortalecimiento del sentido de pertenencia al barrio, a la ciudad
y, en definitiva, a la Nación. Entendemos, entonces que, el modo en que se suministran y cómo
se los utiliza y valora, forman parte de la cultura de una comunidad y constituyen un aspecto
indisociable de su identidad.
En lo referido a la problemática del desarrollo de estos servicios en barrios de bajos recursos,
no existía una estrategia definida que contemplara todos los aspectos e involucrara a todos los
actores. Por eso, desde hace unos años, se ha iniciado en nuestro país y específicamente en el
área de acción de esta empresa1, un proceso para modificar esta situación y lograr el beneficio
directo de estos sectores, a través de una metodología participativa.
En este contexto, además de resolver los desafíos de infraestructura y las inversiones requeridas
para lograr la universalización de la cobertura, fue necesario desarrollar programas, herra-
mientas y mecanismos que faciliten la atención de las necesidades y políticas globales de inte-
gración de estas comunidades relegadas.

146 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 143-149 ISSN 1668-5229
Adriana Lauro RSE - Comunicación para el Desarrollo Sostenible en...

La comunicación un aspecto clave durante todo el proceso de expansión de los


servicios

Esta nueva modalidad de gestión hace imprescindible la implementación de procesos de comu-


nicación adecuados, que se adapten a las realidades de los distintos actores involucrados para
lograr una participación más activa y comprometida de todos. La solución a la problemática de
estos barrios debe provenir del trabajo mancomunado.
En esta línea, AySA trabaja aplicando dos metodologías: el Modelo Participativo de Gestión
(MPG) y los planes Agua + Trabajo (A+T) y Cloaca + Trabajo (C+T), mediante las cuales se
articula el trabajo conjunto de la empresa, la comunidad barrial, los municipios, organismos
del Estado y organizaciones sociales.

¿Qué es el Modelo Participativo de Gestión (MPG)?

Esta metodología se basa en el trabajo compartido y mancomunado de las comunidades ba-


rriales, los municipios y la empresa, con el objetivo de lograr el acceso a los servicios de agua
potable y desagües cloacales para la población residente en barrios de escasos recursos.

Cada actor tiene su rol:


• AySA aporta la mayor parte del financiamiento de los proyectos, efectúa la supervisión técnica
y el acompañamiento social de las obras.
• Los vecinos contribuyen con la mano de obra, para lo cual reciben la capacitación técnica
necesaria. Además participan en talleres sobre el buen uso de los servicios y la facturación de
los mismos.
• El municipio prioriza los proyectos, aporta materiales y maquinarias, y es responsable de la
dirección técnica de los trabajos.

¿Qué son los planes Agua + Trabajo (A+T) y Cloaca + Trabajo (C+T)?

La concepción de estos planes presenta tres aspectos innovadores: su objetivo, su metodología


y su escala.

• Objetivo: estos planes tienen un doble propósito, por un lado, hacer posible que las comu-
nidades de escasos recursos económicos tengan acceso a agua potable por red y/o desagües
cloacales, y por otro, generar fuentes de trabajo genuinas y de largo plazo a través de la confor-
mación de Cooperativas de Trabajo.

• Metodología de trabajo: la expansión se realiza a través de la ejecución Módulos. Para agua,


obras de aproximadamente 5.000 metros de cañería y 500 conexiones domiciliaras. Para cloaca,
obras de 3.000 metros de cañería y 300 conexiones domiciliarias. Lo destacable es la utilización
de mano de obra desempleada o proveniente del sector informal, en general poco calificada,
que se agrupa en Cooperativas de Trabajo, a las que la empresa capacita para la ejecución.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 143-149 ISSN 1668-5229 147
Adriana Lauro RSE - Comunicación para el Desarrollo Sostenible en...

• Escala: desde su inicio hasta fines del año 2008, se ejecutaron 274 Módulos, esto significa que
se han instalado más de 1.200 kilómetros de cañerías de agua potable y que más de 700.000
personas han sido beneficiadas por el Plan. Los Módulos estaban distribuidos en 12 municipios
del área de acción de la empresa: Almirante Brown, Avellaneda, Esteban Echeverría, Ezeiza,
Hurlingham, La Matanza, Lanús, Lomas de Zamora, Morón, Quilmes, Tigre y Tres de Febrero.
Esta distribución geográfica y su crecimiento respecto del año 2007 -cuando había Módulos
en Ejecución sólo en 8 Municipios- son un claro reflejo de la escala que ha alcanzado el Plan.

Mediante ambas metodologías se procura realizar un acompañamiento social de la expansión,


que considere los alcances reales que conlleva la incorporación a las prestaciones. Por esa ra-
zón, la empresa contempla para el diseño y la ejecución de los proyectos que cada parte pueda
aportar sus pareceres, se toman en cuenta las alternativas que surgen de este diálogo y se logre,
así, capitalizar diferentes experiencias. Además, durante todo el proceso de las obras, se reali-
zan actividades de información, concientización, difusión y capacitación, las que tienen por
objeto permitir el exitoso desarrollo de los proyectos, favorecer la integración de los usuarios
al servicio, fomentar el cuidado de los recursos hídricos y del medio ambiente, así como el uso
responsable del servicio.
Fundamentalmente, se apuesta a la participación y educación de estos usuarios, para favorecer
el mejoramiento de su calidad de vida.
Esto se ve propiciado por la creación de ámbitos de intercambio y mediante la vinculación
institucional con asociaciones vecinales, sociedades de fomento e instituciones educativas y
sanitarias. En este sentido, es importante resaltar el rol que cumplen los líderes sociales en los
temas vinculados a la información y capacitación.
Por otra parte, también se realiza una gestión conjunta con los actores involucrados para adap-
tar procesos y procedimientos comerciales, técnicos, regulatorios y administrativos, adecuán-
dolos a las necesidades específicas de estos usuarios.
Y este es solo un caso que pone de manifiesto el rol estratégico de la comunicación y plantea los
nuevos desafíos que se le presentan a los profesionales del área.

Notas

1. Área de la concesión de AySA: Ciudad de Buenos Aires, Tigre, San Fernando, San Isidro, Vi-
cente López, San Martín, Tres de Febrero, Morón, Hurlingham, Ituzaingó, La Matanza, Ezeiza,
Esteban Echeverría, Alte. Brown, Lanús, Lomas de Zamora, Avellaneda, Quilmes.

Bibliografía

Cadavid Bringe, A.(2006). Congreso Mundial de Comunicación para el desarrollo ¿Qué comunicación
para cuál desarrollo? Colombia: Centro de Competencia en Comunicación para América Latina.

148 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 143-149 ISSN 1668-5229
Adriana Lauro RSE - Comunicación para el Desarrollo Sostenible en...

Summary: In this article the author shares a case leader developed by the water service com-
pany supplier in Argentina, within the framework of the management of Social corporate Res-
ponsibility in whom a new concept in the professional management of the communication
is introduced: CfD - Communication for Development, in a context in which the society is
realizing that language `builds the world´. Also, it reflects about the work of the communica-
tion professionals that is no longer to elaborate the appropriate messages and to communicate
them of attractive way. The professionals must have the vision and the capacity to generate
shared meaning and to cause a process of dialogue, negotiation and consensus with the public,
on the base of a double way communication that gives the answers expected by society.

Key words: communication for the development - communication management - Community


Relations - Corporate Communication - Corporate Image - Corporate Reputation - Corporate
Social Responsibility - Digital Communication - Dircom - Institutional Communication - pu-
blic - Public relations - Social Media.

Resumo: Neste artigo a autora compartilha um caso líder desenvolvido pela empresa provedo-
ra em Argentina de um serviço básico e social como é a água, no marco da gestão de Respon-
sabilidade Social Empresária na cual se introduz um novo conceito na gestão profissional da
comunicação: CpD - comunicação para o desenvolvimento- num contexto em que a sociedade
vai pegando consciência de que a linguagem constrói o mundo. Alem disso, reflexiona sobre
a tarefa dos comunicadores que já não é só elaborar mensagens adequados e comunicar-os
de modo atrativo. Os profissionais têm que ter a visão e a capacidade de gerar `significados
comuns´e favorecer um processo de diálogo, negociação e consenso com os públicos, sobre a
base duma comunicação de dupla via que dêem respostas ao que a sociedade e os diferentes
grupos esperam.

Palavras chave: Comunicação Corporativa - Comunicação Digital - Comunicação Empresária


- Comunicação Institucional - comunicação para o desenvolvimento - Consumo Inteligente -
Dircom - gestão comunicacional - Imagem Corporativa - organização - públicos - Relações
com a comunidade - Relações institucionais - Relações públicas - Reputação Corporativa -
Social Media.

(*) Periodista y Licenciada en Psicología Social. [Ver CV completo en la página 155]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 143-149 ISSN 1668-5229 149
Curriculum Vitae completo de los autores de Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Curriculum Vitae completo de los autores de


Relaciones Públicas, nuevos paradigmas
¿más dudas que certezas?
Presentados por orden de aparición

Paola Lattuada. Licenciada en Relaciones Públicas, con dos Posgrados, uno en Capacitación y
Desarrollo de Recursos Humanos y otro en Responsabilidad Social Empresaria. También, hizo
un Master en Dirección de Comunicación Institucional y un Programa Ejecutivo de Coaching y
Liderazgo. Con una trayectoria laboral de más de 15 años en la práctica profesional, tiene expe-
riencia repartida entre consultoría y al frente de áreas de Comunicación en grandes compañías,
con membresía en sistemas internacionales de PR, práctica regional y responsabilidad de Vocero.
Se especializó en la Gestión de la Imagen Corporativa a través de la Comunicación Institucional,
profundizando en Crisis Management y RSE. Ha creado numerosos cursos de capacitación y
sistemas de comunicación. Es conferencista y oradora en diversas universidades, con experiencia
en Educación a Distancia en programas de Management y Educación Superior en Latinoaméri-
ca. Es Profesora en la carrera de Relaciones Públicas de la Facultad de Comunicación & Diseño
de la Universidad de Palermo. Es autora de talleres y publicaciones vinculados a la disciplina.
E-mail: plattu@palermo.edu [Ver páginas 9-16; 135-141]

Fernando Arango. Técnico Superior en Relaciones Públicas y Ceremonial Empresario, Ate-


neo de Estudios Terciarios. Posgrado en Comunicación en las Organizaciones Complejas, en
FLACSO. Es Docente en cátedras de comunicaciones en diferentes instituciones educativas.
Es Miembro del Consejo Profesional de Relaciones Públicas y del Consejo de Consultoras de
la misma institución. Con más de once años de experiencia en el mercado de las Relaciones
Públicas de Argentina, pertenece actualmente al equipo de Corporate Communications for
MasterCard Worldwide, Latin América and Caribbean Region. Se desempeñó como Director
de Cuentas de la consultora Edelman y formó parte del staff de otras importantes consulto-
ras de relaciones públicas de Argentina. Integró los Departamentos de Comunicaciones de las
empresas CLIBA y FILA. Posee un premio “Eikon”, a la excelencia en las comunicaciones, en la
categoría “Relaciones con la Prensa” -año 2002- y una mención especial en la misma categoría
en el año 2004, para las empresas Sony Entertainment Television y MasterCard, respectivamen-
te. E-mail: fernando_arango@mastercard.com. [Ver páginas 17-22]

Damián Martínez Lahitou. Nació en Buenos Aires, en junio de 1971 y cuenta con más de 16
años de experiencia en el mundo de las PR. En sus primeros años trabajó para clientes como
McDonald’s y Philips. Más tarde, se unió a Rowland Worldwide, de la red Saatchi & Saatchi en
Argentina, donde desarrolló estrategias comunicacionales para marcas como Toyota, Jergens,
Tylenol, Sony y McCain, entre otros. En julio de 1998, fundó Feedback PR, una agencia inde-
pendiente considerada como una de las más innovadores en la Argentina. En sus inicios, fue
etiquetada por los medios especializados como “la joven guardia”. Trabaja para empresas como
Unilever (Skip, Cif, Vivere), Moët Chandon (Chandon, Baron B, Dom Pérignon, Terrazas),

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 151-155 ISSN 1668-5229 151
Curriculum Vitae completo de los autores de Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Metrovías, Nordelta, Lego, Mary Kay, entre otras. Ha sido la única agencia local para obtener
un premio en “El Ojo de Iberoamérica” 2009. Damián tiene un Master en Dirección de Comu-
nicación (Universidad Austral). También complementó su educación con diversos cursos y se-
minarios sobre Marketing, Comunicación y Gestión de Crisis y Asuntos Públicos. Es miembro
de la Asociación Argentina de Marketing, el Consejo Argentino de Publicidad y es Secretario
General del Consejo Profesional de Relaciones Públicas. Fue el único jurado de la Argentina en
Cannes Lions Festival 2010. E-mail: damian@feedbackpr.com.ar [Ver páginas 23-30]

Manuel Montaner Rodríguez. Licenciado en Relaciones Públicas, Doctorando en Sociología del


Trabajo y Coach Ontológico y Organizacional certificado. Ocupó cargos directivos en Humanity
Group, ETurismo, Telecom Argentina, Citibank e YPF entre otras. Fue Gerente General del
Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina así como su Past President,
Vicepresidente, e integrante de Comisión Directiva en varias ocasiones. Fue consejero titular
de la Confederación Interamericana de PR y miembro de la IPRA. Entrenador y formador de
Coaches Profesionales. Actualmente es Director de la Consultora QUAZARUM Especialistas en
Organización y Entrenamiento Estratégico y es Senior Coach asociado de consultoras de primera
línea. Posee profunda experiencia en formación de equipos de alta competencia, Comunicación
Productiva, Oratoria, Competencias conversacionales y Comunicación No Verbal. Expositor en
conferencias, seminarios y foros nacionales e internacionales. Profesor en las carreras de grado
de universidades públicas y privadas. Es docente en el Departamento de Relaciones Públicas de la
Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. E-mail: manuel.montaner@
gmail.com [Ver páginas 31-42]

Orlando Daniel Di Pino. Licenciado en Comunicación Social-Master en Relaciones Institu-


cionales- Master en Management de las Comunicaciones y Post Grado en Comunicación en
las Organizaciones Complejas. Fue Vice Presidente del Consejo de Relaciones Publicas de la
Republica Argentina y Presidente y fundador del Circulo DIRCOMS de la la Argentina. Ha
publicado diversos trabajos sobre Comunicacion Corporativa: La Comunicación Empresaria –
Publicidad: Oportunidad o Amenaza. La Comunicación Corporativa y las Empresas de Servicios
Públicos Post Privatización.–Como comunicar la Responsabilidad Social -.Todos los caminos
Ilevan a la Reputación Corporativa – El liderazgo Corporativo- La crisis de las Consultoras. En
la acualidad es Gerente General y Fundador de Quesada y Asociados, Agencia de Comunicación,
y Director y Editor Responsable de DEPORDIEZ.COM y PANTALLA DIEZ.COM. Fue Direc-
tor de Asuntos Públicos de Molino Cañuelas S.A., Gerente de Asuntos Públicos de Petrobrás
Energía S.A., Gerente de Asuntos Públicos de MetroGas S.A., y Jefe de Publicidad y Prensa en
la Gerencia de Relaciones Institucionales de Acindar S.A. E-mail: dipino@quesadayasoc.com.
ar [Ver páginas 43-51]

Lucas Lanza. Presidente de la Fundación Sociedad de la Información para las Américas. Fun-
dador y miembro de RODAr, Red de Organizaciones Digitales de Argentina. Estudió Ciencias
de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires, realizó posgrados sobre gobernabilidad,
gerencia política y desarrollo de comunidades locales en la Universidad San Andrés y en el IAE
de la Universidad Austral. Becario del International Visitor Leadership Program (Gobierno de
los EEUU). En 1994 fundó y dirigió Multimedia Interactive Communications (1994-1999), una

152 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 151-155 ISSN 1668-5229
Curriculum Vitae completo de los autores de Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

de las primeras compañías argentinas en desarrollo y producción de nuevos medios. Fue CEO de
Participar.net (1999-2002), empresa dedicada a proveer nuevas tecnologías a organizaciones de la
sociedad civil. Más de 1600 organizaciones utilizaron sus servicios: Naciones Unidas, Transparen-
cia Internacional, Poder Ciudadano, Fundación Konex, Cimientos, Compromiso, entre otras. En
los últimos años su trabajo se focalizó en los nuevos medios aplicados a la política y al gobierno.
Dirigiendo investigaciones, brindando clases y conferencias, capacitando a partidos políticos y
asesorando a candidatos. E-mail: lucaslanza@eamericas.org [Ver páginas 53-63]

Natalia Fidel. Directora del Instituto Política & Democracia dentro de la Sociedad de la Infor-
mación para las Américas, dedicado al análisis y la implementación de procesos de innovación,
participación ciudadana y acceso a la información en los ámbitos de la política, la democracia
y el gobierno en el contexto de la sociedad del conocimiento. Licenciada en Ciencia Política
(Universidad de San Andrés), con especialización en Administración y Políticas Públicas (LSE
y Udesa). Fue responsable del Área de Reforma del Sector Público de CIPPEC donde lideró
varios proyectos de modernización del Estado en municipios, y coordinó el ‘World Governance
Survey” para la Universidad de las Naciones Unidas. Entre 2001 y 2007 fue Directora Ejecutiva
del Grupo Unidos del Sud en la elaboración de investigaciones de política pública y planes de
gobierno, y desde 2005 Coordinadora de los equipos técnicos del Diputado Francisco de Narváez
en el Congreso Nacional. Trabajó en diversas campañas políticas a nivel nacional y provincial
desde el área estratégica, y de discurso y contenidos. En la actualidad está abocada a procesos de
innovación en gobierno. E-mail: nataliafidel@eamericas.org [Ver páginas 53-63]

Daniel Néstor Yasky. Licenciado en Comunicación Social y Relaciones Públicas (UNLZ). Post-
graduado en Comunicación de las Organizaciones, Opinión pública y Medios de Comunicación
(FLACSO) y reaprender a pensar (pensamiento complejo) (USAL). Doctorando en Ciencias de
la Comunicación (USAL). Profesor universitario en diversas casas de altos estudios de gestión
pública y privada. Profesor de la Facultad de diseño y comunicación de la UP en la carrera de
Relaciones Públicas. Actualmente es coordinador de institutos de investigación de UFLO. Se
desempeñó como Consultor Externo en el INTI (instituto nacional de tecnología industrial).
Fue funcionario de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, y actualmente es Consejero
Directivo en la Universidad Nacional de Luján. Trabajó en campañas políticas en diversos
municipios del conurbano. Es capacitador de sindicatos y municipios en distintas temáticas
organizacionales. Publicó artículos vinculados al trabajo en medios de comunicación, asuntos
públicos, imagen corporativa, negociación, marketing y estrategia. Fue presidente de la Asociación
de Graduados en Ciencias de la Comunicación de Lomas de Zamora. Secretario ejecutivo de
Adugrep, y Secretario ejecutivo del Club docente Edward Bernays. E-mail: danielyasky@yahoo.
com.ar [Ver páginas 65-84]

Andrea Paula Lojo. Licenciada en Relaciones Públicas de la Universidad Nacional de Lomas


de Zamora y egresada del Programa de Comunicación Institucional de la Universidad Austral.
Especialista en Comunicación Organizacional, cuenta con una trayectoria de 15 años en la
práctica profesional, principalmente en empresas del sector financiero. Actualmente desarrolla
actividades profesionales independientes sobre comunicación interna y externa y coaching
gerencial. Es VicePresidente de la Asociación Argentina de Comunicación Interna (AAdeCI) y

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 151-155 ISSN 1668-5229 153
Curriculum Vitae completo de los autores de Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Secretaria de Investigaciones del Club Docente Edwards Bernays, perteneciente al Consejo Profe-
sional de Relaciones Públicas. Profesora en carreras de grado de diversas universidades privadas.
Profesora en el Departamento de Relaciones Públicas de la Facultad de Diseño y Comunicación
de la Universidad de Palermo. Es disertante invitada en Jornadas de Comunicaciones, en Uni-
versidades, Entes Gubernamentales, Cámaras de Comercio y organizaciones especializadas en
la materia. Recientemente ha formado parte del equipo investigador de AAdeCI sobre “El rol
de la Comunicación Interna en contexto de crisis” que fuera presentado por primera vez en un
coloquio organizado con la Universidad de Palermo en septiembre de 2009. E-mail: andrealojo@
hotmail.com [Ver páginas 85-94]

Marisa Cuervo. Licenciada en Publicidad y Comunicación Social; especialista en Imagen Cor-


porativa y Comunicaciones Integradas se desempeñó como profesional en agencias de publici-
dad (HGSolanas y Asoc.), consultoras de comunicación (AC&M Consultores) y en las gerencias
de comunicaciones de importantes empresas (American Express -Banco Crédito Argentino-
SPM Tim Galeno Life-Nación AFJP-Sur Seguros de Retiro). Actualmente integra el equipo de
Coordinación de Proyecto de Graduación de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Uni-
versidad de Palermo y realiza trabajos de consultoría en comunicación corporativa en MyC Co-
municación Integral. Es docente en la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de
Palermo y en la Escuela de Negocios de la Universidad de Belgrano. E-mail: mcuerv@palermo.
edu[Ver páginas 95-105]

Gustavo Adrián Pedace. Licenciado en Relaciones Públicas por la Universidad Nacional de Lomas
de Zamora y PMD de la Escuela de Negocios de Harvard University. Tiene 43 años y desde 1987
trabajó en el área de Relaciones Institucionales de Duperial (ICI), LAPA, Azurix Buenos Aires el
Grupo Camuzzi, liderando los departamentos y formando equipos de trabajo. Ha sido también
Gerente de Recursos Humanos. En el año 2002 trabajó en consultoría en Asuntos Públicos en
Consultores del Plata Desde Mayo de 2010 es Gerente de Relaciones Institucionales del Grupo
Roggio.. Es escritor, actor y desarrolla una variada actividad académica en el marco de la profe-
sión, siendo en la actualidad Titular de una cátedra en la Universidad CAECE de Mar del Plata y
panelista invitado en otras casas de estudio. Es Presidente del Consejo Profesional de Relaciones
Públicas de la República Argentina, Vicepresidente del Círculo DIRCOMS, ex Director de la
División de Relaciones Institucionales de IDEA, y ex Presidente de las Comisiones de Relaciones
Institucionales de ADIGAS y ADESPA. Está casado con Marcela y es padre de Candela y Lara.
E-mail: gpedace@roggio.com.ar [Ver páginas 107-116]

Gabriel Pablo Stortini. Licenciado en Relaciones Públicas y Profesor en educación superior


en Relaciones Públicas, con varios posgrados orientados a la comunicación estratégica y a la
filosofía compleja. Desarrolla actividades profesionales como asesor en comunicaciones inte-
gradas. Es miembro del club Edwards Bernays del Consejo Profesional de Relaciones Públicas y
ocupó hasta diciembre de 2009 la presidencia de la Asociación de Graduados en comunicación
de Buenos Aires (A.gra.Ci.Com). Profesor en las carreras de grado de universidades públicas y
privadas. Es docente de la materia Relaciones Públicas VI – públicos externos de la Facultad de
Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. E-mail: gabriel.stortini@gmail.com [Ver
páginas 117-127]

154 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 151-155 ISSN 1668-5229
Curriculum Vitae completo de los autores de Relaciones Públicas, nuevos paradigmas ¿más dudas que certezas?

Gerardo Sanguine. Licenciado en Relaciones Públicas, egresado de la Universidad John F. Ken-


nedy. Ha ejercido las relaciones públicas durante 27 años en el área energética, tanto en el ámbito
oficial como en el privado. El último cargo corporativo fue como Subgerente de Relaciones
Públicas en la Gerencia de Relaciones Institucionales de Edenor S.A., donde se ha desempeñado
desde el año 1992 hasta el 2005, en distintas actividades como: prensa, publicidad, relaciones con
autoridades, asociaciones de consumidores, clientes, proveedores y contratistas, cámaras, enti-
dades e instituciones. Además actuó en responsabilidad social empresaria, tareas de ceremonial
y protocolo y de administración de la gerencia. En la actualidad desarrolla la actividad en forma
independiente. Fue Profesor Adjunto en la Cátedra de Introducción a las Relaciones Públicas y
Ceremonial y Protocolo en la Universidad Argentina de la Empresa -UADE-. Desde agosto de
2007 conduce el programa “Hablemos de Relaciones Públicas”, que se emite por Radio Palermo.
E-mail: gsanguine@ciudad.com.ar [Ver páginas 129-134]

Adriana Lauro. Periodista y Licenciada en Psicología Social. Su carrera comenzó en 1983 tra-
bajando como redactora en distintos medios gráficos. Luego estudió producción de radio y TV,
sumando trayectoria en gráfica sobre estos temas. También realizó estudios en dramaturgia y
puesta en escena. En 1990 comienza a especializase en Marketing, Publicidad, Relaciones Pú-
blicas y Comunicación Institucional. Desarrolló tareas de asesoramiento a empresas nacionales
e internacionales en los campos mencionados, llegando a ser directora de cuentas en agencias
de publicidad y consultoras. Paralelamente a estas actividades, realiza cursos y seminarios de
actualización, tanto en medios locales como en el exterior, sobre Manejo de Crisis, Management,
Imagen Corporativa, Periodismo Científico y de Investigación, comunicación para organizaciones
sociales, Responsabilidad Social Empresaria, Marketing Cultural y conocimientos en medios
digitales. Últimamente se encuentra realizando una investigación sobre “Comunicación para el
Desarrollo” integrando talleres del Banco Mundial en Latinoamérica. Actualmente es Directora de
Relaciones Institucionales de Aysa S.A. E-mail: adriana_lauro@aysa.com.ar [Ver páginas 143-149]

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 151-155 ISSN 1668-5229 155
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

Publicaciones del Centro de Estudios


en Diseño y Comunicación

El Centro de Estudios en Diseño y Comunicación de la Facultad de Diseño y Comunicación de la


Universidad de Palermo desarrolla una amplia política editorial que incluye las siguientes publica-
ciones académicas de carácter periódico:

• Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación [Ensayos]


Es una publicación periódica que reúne papers, ensayos y estudios sobre tendencias, problemáticas
profesionales, tecnologías y enfoques epistemológicos en los campos del Diseño y la Comunicación.
Se publican de dos a cuatro números anuales con una tirada de 500 ejemplares que se distribuyen
en forma gratuita.
Esta línea se edita desde el año 2000 en forma ininterrumpida, recibiendo colaboraciones remunera-
das, dentro de las distintas temáticas.
La publicación tiene el número ISSN 1668.0227 de inscripción en el CAYCYT-CONICET y tiene un
Comité de Arbitraje.

• Creación y Producción en Diseño y Comunicación [Trabajos de estudiantes y egresados]


Es una línea de publicación periódica del Centro de Producción de la Facultad. Su objetivo es reunir
los trabajos significativos de estudiantes y egresados de las diferentes carreras.
Las producciones (teórico, visual, proyectual, experimental y otros) se originan partiendo de recopi-
laciones bibliográficas, catálogos, guías, entre otros soportes.
La política editorial refleja los estándares de calidad del desarrollo de la currícula, evidenciando la
diversidad de abordajes temáticos y metodológicos realizados por estudiantes y egresados, con la
dirección y supervisión de los docentes de la Facultad.
Los trabajos son seleccionados por el claustro académico y evaluados para su publicación por el
Comité de Arbitraje de la Serie.
Esta línea se edita desde el año 2004 en forma ininterrumpida, recibiendo colaboraciones para su
publicación. El número de inscripción en el CAYCYT-CONICET es el ISSN 1668-5229 y tiene Co-
mité de Arbitraje.

• Escritos en la Facultad
Es una publicación periódica que reúne documentación institucional (guías, reglamentos, propuestas),
producciones significativas de estudiantes (trabajos prácticos, resúmenes de trabajos finales de grado, con-
cursos) y producciones pedagógicas de profesores (guías de trabajo, recopilaciones, propuestas académicas).
Se publican de cuatro a ocho números anuales con una tirada variable de 100 a 500 ejemplares de acuer-
do a su utilización.
Esta serie se edita desde el año 2005 en forma ininterrumpida, su distribución es gratuita y recibe colaboracio-
nes para su publicación. La misma tiene el número ISSN 1669-2306 de inscripción en el CAYCYT-CONICET.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229 157
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

• Reflexión Académica en Diseño y Comunicación


Las Jornadas de Reflexión Académica son organizadas por la Facultad de Diseño y Comunicación
desde el año 1993 y configuran el plan académico de la Facultad colaborando con su proyecto educa-
tivo a futuro. Estos encuentros se destinan al análisis, intercambio de experiencias y actualización de
propuestas académicas y pedagógicas en torno a las disciplinas del diseño y la comunicación. Todos
los docentes de la Facultad participan a través de sus ponencias, las cuales son editadas en el libro
Reflexión Académica en Diseño y Comunicación, una publicación académica centrada en cuestio-
nes de enseñanza-aprendizaje en los campos del diseño y las comunicaciones. La publicación (ISSN
1668-1673) se edita anualmente desde el 2000 con una tirada de 1000 ejemplares que se distribuyen
en forma gratuita.

• Actas de Diseño
Actas de Diseño es una publicación semestral de la Facultad de Diseño y Comunicación, que reúne
ponencias realizadas por académicos y profesionales nacionales y extranjeros. La publicación se or-
ganiza cada año en torno a la temática convocante del Encuentro Latinoamericano de Diseño, cuya
primera edición fue en Agosto 2006. Cabe destacar que la Facultad ha sido la coordinadora del Foro
de Escuelas de Diseño Latinoamericano y la sede inaugural ha sido Buenos Aires en el año 2006.
La publicación tiene el Número ISSN 1850-2032 de inscripción y tiene comité de arbitraje.

A continuación se detallan las ediciones históricas de la serie Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño
y Comunicación:

Cuadernos del Centro de Estudios de Diseño y Comunicación [ ISSN 1668-0227 ]

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: La utilización de clási-
cos en la puesta en escena. Catalina Artesi: Tensión entre los ejes de lo clásico y lo contemporáneo
en dos versiones escénicas de directores argentinos. Andrés Olaizola: La Celestina en la versión de
Daniel Suárez Marzal: apuntes sobre su puesta en escena. María Laura Pereyra: Antígona, desde el
teatro clásico al Derecho Puro - Perspectivas de la enseñanza a través del método del case study.
María Laura Ríos: Manifiesto de Niños, o la escenificación de la violencia. Mariano Saba: Pelayo y
el gran teatro del canon: los condicionamientos críticos de Unamuno dramaturgo según su re-
cepción en América Latina. Propuestas de abordaje frente a las problemáticas de la diversidad.
Nuevas estrategias en educación superior, desarrollo turístico y comunicación. Florencia Bustin-
gorry: Sin barreras lingüísticas en el aula. La universidad argentina como escenario del multicul-
turalismo. Diego Navarro: Turismo: portal de la diversidad cultural. El turismo receptivo como
espacio para el encuentro multicultural. Virginia Pineau: La Educación Superior como un espacio
de construcción del Patrimonio Cultural. Una forma de entender la diversidad. Irene Scaletzky: La
construcción del espacio académico: ciencia y diversidad. Maestría en Diseño de la Universidad
de Palermo. Tesis recomendada para su publicación. Yaffa Nahir I. Gómez Barrera: La Cultura del
Diseño, estrategia para la generación de valor e innovación en la PyMe del Área Metropolitana del
Centro Occidente, Colombia. (2010) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y
Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 34, diciembre. Con Arbitraje.

158 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Relaciones Públicas, al
sur de Latinoamérica. Paola Lattuada: Relaciones Públicas, al sur de Latinoamérica. Daniel Schein-
sohn: Comunicación Estratégica®. María Isabel Muñoz Antonin: Reputación corporativa: Trust-
mark y activo de comportamientos adquisitivos futuros. Bernardo García: Tendencias y desafíos
de las marcas globales. Nuevas expectativas sobre el rol del comunicador corporativo. Claudia Gil
Cubillos: Comunicadores corporativos: desafíos de una formación profesional por competencias
en la era global. Marcelino Garay Madariaga: Comunicación y liderazgo: sin comunicación no hay
líder. Jairo Ortiz Gonzales: El rol del comunicador en la era digital. Alberto Arébalos: Las nuevas re-
laciones con los medios. En un mundo de comunicaciones directas, ¿es necesario hacer media rela-
tions? Enrique Correa Ríos: Comunicación y lobby. Guillermo Holzmann: Comunicación política
y calidad democrática en Latinoamérica. Paola Lattuada: RSE y RRPP: ¿un mismo ADN? Equipo
de Comunicaciones Corporativas de MasterCard para la región de Latinoamérica y el Caribe: RSE
- Caso líder en consumo inteligente. (2010) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Di-
seño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 33, agosto. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: txts. (2010) Buenos
Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño
y Comunicación. Vol. 32, mayo. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Maestría en Diseño de
la Universidad de Palermo [Catálogo de Tesis. 1ª Edición. Ciclo 2004-2007]. Tesis recomendada
para su publicación: Nancy Viviana Reinhardt: Infografía Didáctica: producción interdiscipli-
naria de infografías didácticas para la diversidad cultural. (2010) Buenos Aires: Universidad de
Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol.
31, abril. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: El paisaje como referen-
te de diseño. Jimena Martignoni: El paisaje como referente de diseño. Carlos Coccia: Escenografía.
Teatro. Paisaje. Cristina Felsenhardt: Arquitectura. Paisaje. Graciela Novoa: Historia. Marcas a tra-
vés del tiempo. Paisaje. Andrea Saltzman: Cuerpo. Vestido. Paisaje. Sandra Siviero: Antropología.
Pueblos. Paisaje. Felipe Uribe de Bedout: Mobiliario Urbano. Espacio Público. Ciudad – Paisaje.
Paisaje Urbe. Patricia Noemí Casco y Edgardo M. Ruiz: Introducción Paisaje Urbe. Manifiesto: Red
Argentina del Paisaje. Lorena C. Allemanni: Acciones sobre el principal recurso turístico de Villa
Gesell “la playa”. Gabriela Benito: Paisaje como recurso ambiental. Gabriel Burgueño: El paisaje
natural en el diseño de espacios verdes. Patricia Noemí Casco: Paisaje compartido. Paisaje como
recurso. Fabio Márquez: Diseño participativo de espacios verdes públicos. Sebastián Miguel: Pro-
yecto social en áreas marginales de la ciudad. Eduardo Otaviani: El espacio público, sostén de las
relaciones sociales. Blanca Rotundo y María Isabel Pérez Molina: El hombre como hacedor del
paisaje. Edgardo M. Ruiz: Patrimonio, historia y diseño de los jardines del Palacio San José. Fabio
A. Solari y Laura Cazorla: Valoración de la calidad y fragilidad visual del paisaje. (2009) Buenos
Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño
y Comunicación. Vol. 30, noviembre. Con Arbitraje.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229 159
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Typo. (2009) Buenos
Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño
y Comunicación. Vol. 29, agosto. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Relaciones Públicas
2009. Radiografía: proyecciones y desafíos. Paola Lattuada: Introducción. Fernando Arango: La
medición de la reputación corporativa. Alberto Arébalos: Yendo donde están las audiencias. In-
ternet: el nuevo aliado de las relaciones públicas. Alessandro Barbosa Lima y Federico Rey Lennon:
La Web 2.0: el nuevo espacio público. Lorenzo A. Blanco: entrevista. Lorenzo A. Blanco: ¿Nuevas
empresas… nuevas tendencias… nuevas relaciones públicas…? Carlos Castro Zuñeda: La opinión
pública como el gran grupo de interés de las relaciones públicas. Marisa Cuervo: El desafío de la
comunicación interna en las organizaciones. Diego Dillenberger: Comunicación política. Graciela
Fernández Ivern: Consejo Profesional de Relaciones Públicas de la República Argentina. Carta
abierta en el 50° aniversario. Juan Iramain: La sustentabilidad corporativa como objetivo estra-
tégico de las relaciones públicas. Patricia Iurcovich: Las pymes y la función de la comunicación.
Gabriela T. Kurincic: Convergencia de medios en Argentina. Paola Lattuada: RSE: Responsabilidad
Social Empresaria. La tríada RSE. Aldo Leporatti: Issues Management. La comunicación de pro-
yectos de inversión ambientalmente sensibles. Elisabeth Lewis Jones: El beneficio público de las
relaciones públicas. Un escenario en el que todos ganan. Hernán Maurette: La comunicación con
el gobierno. Allan McCrea Steele: Los nuevos caminos de la comunicación: las experiencias mul-
tisensoriales. Daniel Scheinsohn: Comunicación Estratégica®. Roberto Starke: Lobby, lobistas y
bicicletas. Hernán Stella: La comunicación de crisis. (2009) Buenos Aires: Universidad de Palermo,
Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 28, abril.
Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Sandro Benedetto: Bor-
ges y la música. Alberto Farina: El cine en Borges. Alejandra Niedermaier: Algunas consideraciones
sobre la fotografía a través de la cosmovisión de Jorge Luis Borges. Graciela Taquini: Transborges.
Nora Tristezza: El arte de Borges. Florencia Bustingorry y Valeria Mugica: La fotografía como so-
porte de la memoria. Andrea Chame: Fotografía: los creadores de verdad o de ficción. Mónica In-
corvaia: Fotografía y Realidad. Viviana Suárez: Imágenes opacas. La realidad a través de la máqui-
na surrealista o el desplazamiento de la visión clara. Daniel Tubío: Innovación, imagen y realidad:
¿Sólo una cuestión de tecnologías? Augusto Zanela: La tecnología se sepulta a sí misma. (2008)
Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en
Diseño y Comunicación. Vol. 27, diciembre. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Catalina Julia Artesi:
¿Un Gardel venezolano? “El día que me quieras” de José Ignacio Cabrujas. Marcelo Bianchi Bustos:
Latinoamérica: la tierra de Rulfo y de García Márquez. Reflexiones en torno a algunas cuestiones
para pensar la identidad. Silvia Gago: Los límites del arte. María José Herrera: Arte Precolombino
Andino. Alejandra Viviana Maddonni: Ricardo Carpani: arte, gráfica y militancia política. Alicia
Poderti: La inserción de Latinoamérica en el mundo globalizado. Andrea Pontoriero: La identidad
como proceso de construcción. Reapropiaciones de textualidades isabelinas a la luz de la farsa
porteña. Gustavo Valdés de León: Latinoamérica en la trama del diseño. Entre la utopía y la reali-

160 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

dad. (2008) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de
Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 26, agosto. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Guillermo Desimone.
Sobreviviendo a la interferencia. Daniela V. Di Bella. Arte Tecnomedial: Programa curricular.
Leonardo Maldonado. La aparición de la estrella en el cine clásico norteamericano. Su incidencia
formal en la instancia enunciativa del film hollywoodense. (2008) Buenos Aires: Universidad de
Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol.
25, abril. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Rosa Judith Chalkho:
Introducción: artes, tecnologías y huellas históricas. Norberto Cambiasso: El oído inalámbrico.
Diseño sonoro, auralidad y tecnología en el futurismo italiano. Máximo Eseverri: La batalla por la
forma. Belén Gache: Literatura y máquinas. Iliana Hernández García: Arquitectura, Diseño y nuevos
medios: una perspectiva crítica en la obra de Antoni Muntadas. Fernando Luis Rolando: Arte, Diseño
y nuevos medios. La variación de la noción de inmaterialidad en los territorios virtuales. Eduardo A.
Russo: La movilización del ojo electrónico. Fronteras y continuidades en El arca rusa de Alexander
Sokurov, o del plano cinematográfico y sus fundamentos (por fin cuestionados). Graciela Taquini:
Ver del video. Daniel Varela: Algunos problemas en torno al concepto de música interactiva. (2007)
Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en
Diseño y Comunicación. Vol. 24, agosto. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Sebastián Gil Miranda. Entre
la ética y la estética en la sociedad de consumo. La responsabilidad profesional en Diseño y Comunica-
ción. Fabián Iriarte. Entre el déficit temático y el advenimiento del guionista compatible. Dante Palma.
La inconmensurabilidad en la era de la comunicación. Reflexiones acerca del relativismo cultural y
las comunidades cerradas. Viviana Suárez. El diseñador imaginario [La creatividad en las disciplinas
de diseño]. Gustavo A. Valdés de León. Diseño experimental: una utopía posible. Marcos Zangrandi.
Eslóganes televisivos: emergentes tautistas. (2007) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de
Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 23, junio. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Sylvia Valdés. Diseño y
Comunicación. Investigación de posgrado y hermenéutica. Daniela Chiappe. Medios de comunica-
ción e-commerce. Análisis del contrato de lectura. Mariela D’Angelo. El signo icónico como elemento
tipificador en la infografía. Noemí Galanternik. La intervención del Diseño en la representación de
la información cultural: Análisis de la gráfica de los suplementos culturales de los diarios. María Eva
Koziner. Diseño de Indumentaria argentino. Darnos a conocer al mundo. Julieta Sepich. La pasión
mediática y mediatizada. Julieta Sepich. La producción televisiva. Retos del diseñador audiovisual.
Marcelo Adrián Torres. Identidad y el patrimonio cultural. El caso de los sitios arqueológicos de la
provincia de La Rioja. Marcela Verónica Zena. Representación de la cultura en el diario impreso:
Análisis comunicacional. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. (2006)
Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en
Diseño y Comunicación. Vol. 22, noviembre. Con Arbitraje.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229 161
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Oscar Echevarría. Proyecto
Maestría en Diseño. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. (2006) Buenos
Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y
Comunicación. Vol. 21, julio. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Rosa Chalkho. Arte y tec-
nología. Francisco Ali-Brouchoud. Música: Arte. Rodrigo Alonso. Arte, ciencia y tecnología. Vínculos
y desarrollo en Argentina. Daniela Di Bella. El tercer dominio. Jorge Haro. La escucha expandida
[sonido, tecnología, arte y contexto] Jorge La Ferla. Las artes mediáticas interactivas corroen el alma.
Juan Reyes. Perpendicularidad entre arte sonoro y música. Jorge Sad. Apuntes para una semiología
del gesto y la interacción musical. (2006) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño
y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 20, mayo. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Trabajos Finales de Grado.
Proyectos de Graduación. Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. Catálogo
1993-2004. (2005) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro
de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 19, agosto. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Sylvia Valdés. Cine la-
tinoamericano. Leandro Africano. Funcionalidad actual del séptimo arte. Julián Daniel Gutiérrez
Albilla. Los olvidados de Luis Buñuel. Geoffrey Kantaris. Visiones de la violencia en el cine urbano
latinoamericano. Joanna Page. Memoria y experimentación en el cine argentino contempoáneo. Erica
Segre. Nacionalismo cultural y Buñuel en México. Marina Sheppard. Cine y resistencia. (2005) Buenos
Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y
Comunicación. Vol. 18, mayo. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Guía de Artículos y Publi-
caciones de la Facultad de Diseño y Comunicación de la Universidad de Palermo. 1993-2004. (2004)
Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño
y Comunicación. Vol. 17, noviembre. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Alicia Banchero. Los
lugares posibles de la creatividad. Débora Irina Belmes. El desafío de pensar. Creación - recrea-
ción. Rosa Judith Chalkho. Transdisciplina y percepción en las artes audiovisuales. Héctor Ferrari.
Historietar. Fabián Iriarte. High concept en el escenario del Pitch: Herramientas de seducción en
el mercado de proyectos fílmicos. Graciela Pacualetto. Creatividad en la educación universitaria.
Hacia la concepción de nuevos posibles. Sylvia Valdés. Funciones formales y discurso creativo. (2004)
Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en
Diseño y Comunicación. Vol. 16, junio. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Ensayos]: Adriana Amado Suárez. In-
ternet, o la lógica de la seducción. María Elsa Bettendorff. El tercero del juego. La imaginación creadora
como nexo entre el pensar y el hacer. Sergio Caletti. Imaginación, positivismo y actividad proyectual.
Breve disgresión acerca de los problemas del método y la creación. Alicia Entel. De la totalidad a la com-

162 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

plejidad. Sobre la dicotomía ver-saber a la luz del pensamiento de Edgar Morin. Susana Finquelievich.
De la tarta de manzanas a la estética bussines-pop. Nuevos lenguajes para la sociedad de la información.
Claudia López Neglia. De las incertezas al tiempo subjetivo. Eduardo A Russo. La máquina de pensar.
Notas para una genealogía de la relación entre teoría y práctica en Sergei Eisenstein. Gustavo Valdés.
Bauhaus: crítica al saber sacralizado. (2003) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño
y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 15, noviembre. Con Arbitraje.

> Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. [Relevamientos Temáticos]: Noemí
Galanternik. Tipografía on line. Relevamiento de sitios web sobre tipografía. Marcela Zena. Perió-
dicos digitales en español. Publicaciones periódicas digitales de América Latina y España. (2003)
Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en
Diseño y Comunicación. Vol. 14, noviembre. Con Arbitraje.

> Cuaderno: Ensayos. José Guillermo Torres Arroyo. El paisaje, objeto de diseño. (2003) Buenos
Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y
Comunicación. Vol. 13, junio.

> Cuaderno: Recopilación Documental. Centro de Recursos para el Aprendizaje. Relevamientos Temá-
ticos. Series: Práctica profesional. Diseño urbano. Edificios. Estudios de mercado. Medios. Objetos.
Profesionales del diseño y la comunicación. Publicidad. Vol. 12. (2003) Buenos Aires: Universidad de
Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 12, abril.

> Cuaderno: Proyectos en el Aula. Creación, Producción e Investigación. Proyectos 2003 en Diseño
y Comunicación. (2002) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación,
Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 11, diciembre

> Cuaderno: Proyectos en el Aula. Plan de Desarrollo Académico. Proyecto Anual. Proyectos de
Exploración y Creación. Programa de Asistentes en Investigación. Líneas Temáticas. Centro de
Recursos. Capacitación Docente. (2002) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño
y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 10, septiembre.

> Cuaderno: Proyectos en el Aula: Espacios Académicos. Centro de Estudios en Diseño y Comu-
nicación. Centro de Recursos para el aprendizaje. (2002) Buenos Aires: Universidad de Palermo,
Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 9, agosto.

> Cuaderno: Proyectos en el Aula. Adriana Amado Suárez. Relevamiento terminológico en diseño
y comunicación. A modo de encuadre teórico. Diana Berschadsky. Terminología en diseño de inte-
riores. Área: materiales, revestimientos, acabados y terminaciones. Blanco, Lorenzo. Las Relaciones
Públicas y su proyección institucional. Thais Calderón y María Alejandra Cristofani. Investigación
documental de marcas nacionales. Jorge Falcone. De Altamira a Toy Story. Evolución de la anima-
ción cinematográfica. Claudia López Neglia. El trabajo de la creación. Graciela Pascualetto. Entre la
información y el sabor del aprendizaje. Las producciones de los alumnos en el cruce de la cultura
letrada, mediática y cibernética. (2002) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño
y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 8, mayo.

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229 163
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

> Cuaderno: Relevamiento Documental. María Laura Spina. Arte digital: Guía bibliográfica. (2001)
Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño
y Comunicación. Vol. 7, junio.

> Cuaderno: Proyectos en el Aula. Fernando Rolando. Arte Digital e interactividad. (2001) Buenos
Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño
y Comunicación. Vol. 6, mayo.

> Cuaderno: Proyectos en el Aula. Débora Irina Belmes. Del cuerpo máquina a las máquinas del cuerpo.
Sergio Guidalevich. Televisión informativa y de ficción en la construcción del sentido común en la
vida cotidiana. Osvaldo Nupieri. El grupo como recurso pedagógico. Gustavo Valdés de León. Miseria
de la teoría. (2001) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro
de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 5, mayo.

> Cuaderno: Proyectos en el Aula. Creación, Producción e Investigación. Proyectos 2002 en Diseño
y Comunicación. (2002) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación,
Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 4, julio.

> Cuaderno: Papers de Maestría. Cira Szklowin. Comunicación en el Espacio Público. Sistema de Comu-
nicación Publicitaria en la vía pública de la Ciudad de Buenos Aires. (2002) Buenos Aires: Universidad de
Palermo, Facultad de Diseño y Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 3, julio.

> Cuaderno: Material para el aprendizaje. Orlando Aprile. El Trabajo Final de Grado. Un compen-
dio en primera aproximación. (2002) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y
Comunicación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 2, marzo.

> Cuaderno: Proyectos en el Aula. Lorenzo Blanco. Las medianas empresas como fuente de trabajo
potencial para las Relaciones Públicas. Silvia Bordoy. Influencia de Internet en el ámbito de las
Relaciones Públicas. (2000) Buenos Aires: Universidad de Palermo, Facultad de Diseño y Comuni-
cación, Centro de Estudios en Diseño y Comunicación. Vol. 1, septiembre.

164 Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229
Publicaciones del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación

Síntesis de las instrucciones para autores


Cuadernos del Centro de Estudios en Diseño y Comunicación [Ensayos]
Facultad de Diseño y Comunicación. Universidad de Palermo. Buenos Aires, Argentina.
www.palermo.edu/dyc

Artículos
. Formato: textos en Word que no presenten ni sangrías ni efectos de texto o formato especiales.
. Autores: los artículos podrán tener uno o más autores.
. Extensión: entre 25.000 y 40.000 caracteres (sin espacio).
. Títulos y subtítulos: en negrita y en Mayúscula y minúscula.
. Fuente: Times New Roman.
. Estilo de la fuente: normal.
. Tamaño: 12 pt.
. Interlineado: sencillo.
. Tamaño de la página: A4.
. Normas: se debe tomar en cuenta las normas básicas de estilo de publicaciones de la American
Psychological Association APA.
Bibliografía y notas: en la sección final del artículo.
Fotografías, cuadros o figuras: deben ser presentados en formato tif a 300 dpi en escala de grises.
Importante: tener en cuenta que la imagen debe ir acompañando el texto a modo ilustrativo y
dentro del artículo hacer referencia a la misma.

Consultas: En caso de necesitar información adicional escribir a centrodedocumentacion@


palermo.edu o ingresar a http://www.palermo.edu/dyc/documentacion/instrucciones.htm

Cuaderno 35 | Centro de Estudios en Diseño y Comunicación (2011). pp 157-165 ISSN 1668-5229 165