Está en la página 1de 5

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del poder popular para la Educación

Universidad nacional experimental Simón Rodríguez

Núcleo-Lara

UNIDAD IV

Participante:

Katiuska rojas

Cedula: 26799048

Facilitador: María Sánchez

Técnicas de distribución y

localización de facilidades
La distribución es una de las fases de la cadena de suministro, su enfoque
logístico está dirigido a determinar el mejor sistema para colocar el producto
donde el cliente lo necesita. Esta fase también requiere de un alto grado de
eficiencia, ya que exige una serie de gastos operativos los cuales deben ser lo
más mínimos posibles. La distribución, también debe ajustarse a las
características del producto y del mercado. Para lograr que los productos lleguen a
su destino, cliente o consumidor final, es necesario aplicar una estrategia que
beneficie el transporte y el manejo de los productos. Uno de los elementos más
importantes en esta etapa son los canales de distribución, estructura que se crea
para comercializar los productos y llevarlos al consumidor final.

El Marketing Logístico implica planificar, implementar y controlar, de forma


eficiente, el flujo físico de bienes y servicios e información relacionada, desde el
punto de origen hasta el lugar de consumo para cumplir con las exigencias de los
clientes de manera rentable. Tiene Como misión hacer llegar el producto
adecuado al cliente adecuado, en el lugar y el momento adecuado

Por eso el área de logística debe tener un conocimiento de cada una de las
acciones de mercadeo, para así programar y coordinar cada uno de los despachos
para que la entrega del producto sea de manera oportuna, en el momento
correcto, lugar indicado, al costo adecuado, en las manos del cliente final y
satisfaciendo por completo sus necesidades.

La distribución física de mercancías consiste en el conjunto de actividades que


realiza una empresa para movilizar sus productos terminados desde el punto de
producción hasta el consumidor final. En este sentido, en la distribución
física interviene tanto la distribución comercial como la distribución logística. Por
un lado, la comercial se refiere a todos los procesos transaccionales (compras,
ventas, pedidos, documentación, etc.). Por otro lado, la logística se refiere a las
operaciones y a los flujos de materiales (almacenamiento, despachos, transporte
logístico.
Todas estas condiciones se relacionan directa o indirectamente con las funciones
de la distribución física, lo que implica que la satisfacción del cliente depende, en
gran medida, de estas actividades. Así pues, la importancia de la distribución
física radica en el hecho de que, gracias a esta, es posible implementar los
recursos necesarios para satisfacer al cliente y, al mismo tiempo, generar
rentabilidad en la empresa, ya sea tanto para negocios digitales como para
negocios físicos.

 PLANIFICACIÓN DE LA DEMANDA: la planificación de la demanda en la


distribución física consiste en desarrollar un plan de acción que permita
disponer de los productos que el mercado necesita, en el momento correcto
y en la cantidad precisa. Por tanto, planificar la demanda evita que se
produzcan menos productos de los necesitados o, por el contrario, también
evita la sobreproducción. Este es el punto de partida de la cadena de
distribución logística. 
 PROCESAMIENTO DE PEDIDOS: el procesamiento de pedidos en la
distribución física es la etapa en la que se gestionan todos los procesos
relacionados con las órdenes de compra de las mercancías; desde su
documentación, recepción y validación, hasta el análisis de inventario, la
gestión de garantías, reclamaciones y tratamiento de incidencias.
 GESTIÓN DE ALMACÉN: la gestión de almacén en la distribución
física tiene que ver con todos los procesos de almacenamiento y despacho
de las mercancías y el control de inventario. Esto incluye, por ejemplo, las
tareas de recibir los productos, identificarlos, clasificarlos, almacenarlos
buscando siempre el mayor aprovechamiento del espacio, conservarlos en
buen estado y despacharlos cuando sea necesario.
 TRANSPORTE DE MERCANCÍAS: el transporte de productos en la
distribución física se refiere a los procesos de trasladar las mercancías
desde el almacén hasta el usuario final. Algunas de las actividades que se
realizan en esta etapa son la carga de mercancía en el transporte correcto,
la planificación de las rutas de distribución y el monitoreo de la entrega en
la última milla.
 SERVICIO AL CLIENTE: el servicio al cliente en la distribución cliente es la
gestión del área de la empresa que se encarga de atender a los clientes
para recibir sus reclamos, procesar los cobros, procesar las garantías o
devoluciones, entre otros.
 MEDICIÓN DE DESEMPEÑO: una vez finalizada cada función, las
empresas deben medir el nivel de desempeño de la distribución física. Esto
se hace a través de KPI relacionados con las entregas a tiempo, la
satisfacción del cliente, las entregas fallidas, entre otros.

RIESGOS

En el trayecto del transporte terrestre

 Daños en el momento de acoplarse los furgones o vehículos de remolque.


 En las carreteras o vías férreas pueden presentarse vibraciones por
irregularidades en la vía, o por bordes, zanjas o topes en carretera.
 En las curvas se pueden presentar ladeamientos y movimientos bruscos,
así como al acelerar o frenar presurosamente.

Al momento de las maniobras

 Por un embalaje deficiente.


 Por manejo inadecuado del equipo.
 Por movimientos bruscos al momento de maniobrar las mercancías.
 Por un arrastre inconveniente.
 Por estiba y desestiba incorrectas. 

Durante el transporte marítimo

 Impacto del agua sobre la mercancía que se estibe sobre cubierta, como
así también por cabeceo, oscilación y quiñeda de la embarcación.
 Filtración de lluvia, de agua de mar o de los propios tanques de la
embarcación.
 Condensación del agua que proviene de la evaporación de la carga misma
o del barco.
 Encharcamientos o inundaciones por insuficiencia o inexistencia de drenaje
a bordo del buque.

Daños por contaminación, incendio o robo

 Las causas de estos daños se clasifican en fortuitas y predecibles. Las


fortuitas son por naufragio, colisión, fuego, intemperie o agua de mar;
mientras que las predecibles se subdividen en:
 Estiba y manejo: daños que se causan a la carga incluyendo golpes,
líquidos, contaminación, etc.
 Pérdida, no entrega, saqueo o robo.
 Daños por agua: dulce, salada y / o condensación.
Los canales de distribución son una estructura conformada por las diferentes
partes interesadas que intervienen en la cadena de suministro, es decir,
fabricantes, intermediarios y consumidores. Todo canal de distribución cumple
unas tareas o funciones específicas indispensables para el ejercicio de
intercambio.

Clasificación de los canales de distribución Los canales de distribución se pueden


agrupar en tres: venta al mayorista; venta al detallista y venta al usuario final.

Mayoristas: Compran los productos para posteriormente venderlos a los


detallistas. Existen tres tipos de mayoristas:

 Propiedad del fabricante: el fabricante es el distribuidor mayorista de sus


productos y por lo tanto, controla su funcionamiento, tienen sus propias
oficinas de venta y servicio al cliente.
 Mayoristas independientes: implica la adquisición de la mercancía que
maneja, asume en consecuencia el riesgo de la compra para su venta
posterior.
 Mayoristas propiedad del detallista: es la decisión de la empresa minorista
de crecer en forma vertical.

El comerciante detallista: compra productos a los mayoristas para venderlos al


consumidor final, produciendo la satisfacción de la demanda allí donde se genera.
Los principales objetivos de los detallistas son: ahorrar tiempo al consumidor,
permitir una gran cobertura de mercado al productor, normalmente ofrece una
garantía de venta al productor. Los tipos de venta al detal más usuales son:

 Establecimiento clásico independiente.


 Auto-servicios.
 Grandes almacenes.
 Tiendas en cadena.
 Supermercados

También podría gustarte