Está en la página 1de 25

ACTIVIDAD COLABORATIVA

REPRESA DEL QUIMBO – HUILA

IVAN DARIO ACOSTA SABOGAL


KARIM OMAR ARRIAGA MOSQUERA
MIGUEL ANGEL BECERRA VARGAS
Candidatos a Magister en Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente

DOCENTE
PhD. CARLOS ALBERTO DAVILA CRUZ

ASIGNATURA
DERECHO AMBIENTAL INTERNACIONAL

UNIVERSIDAD DE MANIZALEZ
FACULTAD DE CIENCIAS CONTABLES, ECONOMICAS Y ADMINISTRATIVAS
MAESTRIA EN DESARROLLO SOSTENIBLE Y MEDIO AMBIENTE
OCTUBRE DEL 2021
TABLA DE CONTENIDO
INTRODUCCIÓN

El reconocimiento de las obras publicas que pueden causar un impacto significativo en el


medio ambiente, son importantes en el desarrollo del curso, porque permite realizar un
análisis critico sobre aquellas situaciones que son inconvenientes para los ecosistemas,
pues debe reconocerse que la primera relación social generada por el hombre, fue con la
naturaleza, la cual juega un papel preponderante en el desarrollo de la actividad humana,
pues es la proveedora de recursos naturales que sirven para la salvaguarda de las
necesidades básicas insatisfechas.

Desde esta perspectiva el Estado como garante de la protección y preservación de los


recursos de uso publico como lo son los recursos naturales, debe generar los reglamentos y
formalidades que permita regular el comportamiento del hombre, las entidades publicas y
privadas frente a la naturaleza, buscando la administración adecuada, que asegure el
bienestar social de todas las poblaciones en sus diferentes ámbitos.

De esta manera, el análisis que se pretende proponer con el estudio sobre la construcción de
la Hidroeléctrica el Quimbo, en el departamento del Huila, permite identificar los requisitos
que deben cumplirse para la expedición de la licencia ambiental y poder desarrollar la
ejecución del proyecto, que no busca otra cosa que mejorar la calidad de vida de los
administrados mediante la prestación de servicios públicos esenciales como lo es la energía
eléctrica.

A continuación, se observará un relacionamiento, sobre la planificación del proyecto de


hidroeléctrica en la represa del Quimbo – Huila, los inconvenientes para su desarrollo, el
marco legal, la inversión realizada, el impacto ambiental ocasionado, las medidas jurídicas
establecidas y las condiciones actuales de la obra.
1. GENERALIDADES

1.1.Antecedentes Proyecto Hidroeléctrico el Quimbo – Huila


A continuación, se presentará las acciones realizadas a cargo de la entidad encargada de
llevar a cabo el presente proyecto, así:

Fecha Descripción
25/03/2008 Solicitud de la Licencia Ambiental
Inicio de trámite y Evaluación de Estudio de Impacto
10/04/2008 Ambiental (EIA) – estudio técnico sobre la viabilidad
ambiental del proyecto.
Se crean las mesas de concertación solicitadas por
22/12/2008 el entonces presidente de la República.

Se realiza Audiencia Pública Ambiental solicitada por


21/01/2009 la CAM para escuchar la opinión de la población en
relación con el proyecto.
Se suscribió el documento denominado: “Documento
de Cooperación celebrado entre la Gobernación del
Huila, los municipios del Agrado, Garzón, Altamira,
16/03/2009
Gigante, Paicol y Tesalia. El Ministerio de Minas y
Energía, Ministerio de Agricultura (no firmó) y
EMGESA S.A. E.S.P.
Mediante Resolución 899, el Ministerio de Ambiente,
Vivienda y Desarrollo Territorial - MAVDT, hoy
Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible -
MADS, otorgó a EMGESA S.A. E.S.P. Licencia
15/05/2009 Ambiental para el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo,
localizado en jurisdicción de los municipios de
Garzón, Gigante, El Agrado, Paicol, Tesalia y
Altamira, en el departamento del Huila.
16/11/2015 EMGESA S.A. E.S.P., informa que entra en etapa
comercial (operación).
Fuente: Autoridad Nacional de Licencia Ambiental (ANLA)
1.2.Características Generales del Proyecto
CARACTERISTICAS GENERALES DEL PROYECTO
Potencia 420 MW (210 MW por unidad)
Aprovechará las aguas del rio Magdalena/Suaza
Caudal Promedio Anual (Sitio de Presa) 327 M3/s
Caída Neta (Nivel medio embalse) 122 m
Generación Estimada 2.216 GWh/año
Volumen Útil del embalse 2.354 Hm3
Area inundada 8.250 ha
Monto de Inversión 837 millones de USD
Municipios AID Gigante, Garzón, Altamira, Paicol, El agrado
y Tesalia
Fecha de Entrada de Operación Diciembre 01 de 2014
Fecha de Inicio de Pruebas Agosto 31 de 2014
Fuente: Autoridad Nacional de Licencia Ambiental (ANLA)

1.3. Descripción del Proyecto


El proyecto de la Hidroeléctrica en la presa del Quimbo – Huila, es una iniciativa realizada
por el gobierno departamental con la finalidad de generar 400 Mega Vatios nominales,
buscando tener un alcance energético de por lo menos 2216 Giga Vatios al año. El embalse
tiene un volumen útil de 2601 hm3 y un área inundada de 8250 ha.[ CITATION Aut20 \l 3082 ]

El proyecto se encuentra en la fase de operación, y dentro de las obras principales está la


presa de gravas con cara de concreto ubicada sobre la cota 573 msnm, con altura de 151 m,
cresta con longitud de 632 m, a la cota 724 msnm, un dique auxiliar de enrocado con núcleo
central de arcilla, con una altura de 66 m y una longitud de 390 m.[ CITATION Aut20 \l 3082 ]

El proyecto considera un embalse sobre el río Magdalena mediante una presa de tierra
localizado unos 1.300 m aguas arriba de la confluencia del río Páez con el río Magdalena, en
el departamento del Huila, Colombia, con una potencia instalada de 420 MW.

Las obras de aprovechamiento hidroeléctrico consisten en una presa, un dique auxiliar de


cierre, un sistema de desviación, un desagüe de fondo, un vertedero, un sistema de
conducción y una casa de máquinas de pie de presa. El embalse tendría una longitud de 55
km al nivel máximo normal de operación (cota 720 msnm), un ancho máximo de 4 km y un
ancho promedio de 1,4 km. El área de inundación sería de 8.250 ha y el volumen total del
embalse de 3.215 hm3.[ CITATION Aut20 \l 3082 ]

Dentro del proyecto se autorizaron obras como:

o Túnel de desviación, preataguía, contra-ataguía y ataguía.


o Dique a auxiliar
o Vertedero
o Descarga de fondo
o Captación
o Conducción
o Casa de máquinas
o Subestación y líneas de transmisión
o Vías de acceso
o Vías sustitutivas
o Relleno sanitario
o Sitios de depósito de excedentes de excavación (ZODME)
o Instalaciones temporales: plantas de trituración y concreto, campamentos y estación
de suministro de combustible.

1.4. Localización

La hidroeléctrica del Quimbo se localiza en la zona centro-sur del Departamento del Huila,
entre las cordilleras central y oriental, a una distancia aproximada de 69 – 70 kilómetros al
sur de la ciudad de Neiva, la capital.

Se sitúa aproximadamente a 13 km aguas arriba de la represa de Betania, aguas debajo de


la desembocadura del río Páez con el Magdalena. El embalse abarca Tierras de los
municipios de Gigante, Garzón, Altamira, El Agrado, Paicol y Tesalia. Ocupa un área total
8.586 hectáreas, en los seis municipios, con Capacidad total: 3’205.000.000 m3.

El proyecto se localiza al sur del departamento del Huila, entre las cordilleras Central y
Oriental sobre la cuenca alta del río Magdalena al sur del embalse de Betania entre el
Macizo Colombiano y la desembocadura del río Páez en el Magdalena, en jurisdicción de los
municipios de Garzón, Gigante, El Agrado, Altamira, Tesalia y Paicol.[ CITATION Aut20 \l 3082
]

Fuente: Autoridad Nacional de Licencia Ambiental (ANLA)

1.5. Inversión de la Represa


La junta directiva de Energía EMGESA S.A.E.S.P., había propuesto que el proyecto de la
hidroeléctrica el Quimbo Huila tendría una inversión de USD 837 Millones de dólares, sin
embargo, para el mes de septiembre de 2010, se realizo un reajuste de USD 256 millones de
dólares para un total de USD 1.093 Millones de dólares.[ CITATION Por15 \l 3082 ]
Cabe aclarar que la financiación para la realización de este proyecto es netamente privada,
pues la empresa de energía que opera en el departamento del Huila, tiene relaciones con el
grupo español Endesa y la empresa italiana Enel.[ CITATION Por15 \l 3082 ]

“EMGESA es una compañía colombiana, dedicada a la generación de energía eléctrica y a la


comercialización en el mercado no regulado. Fue creada en 1997 como resultado del
proceso de capitalización de la Empresa de Energía de Bogotá. Genera cerca de 500
empleos directos y más de 3.100 empleos indirectos” (Emgesa). Esta compañía, a su vez,
está liderada por Engesa (compañía española), controlada por Enel (Italia), referente de las
compañías eléctricas del mundo. En 2020, Emgesa se posicionó como el primer generador
en cuanto a la Capacidad Efectiva Neta con 3.506 MW (20,1%)
2. PROBLEMÁTICA AMBIENTAL DE LA REPRESA EL QUIMBO – HUILA

Según la Sentencia T-135 de 2013, de la Corte Constitucional, mediante las operaciones


para la construcción de la Hidroeléctrica del Quimbo – Huila, se han visto afectadas,
aproximadamente 150.000 personas aproximadamente.

Los municipios afectados presentan un índice de necesidades básicas insatisfechas que


oscila entre el 23.58 por ciento en el mejor de los casos y el 44.92 por ciento, La principal
fuente de ingresos de la población rural es la explotación agropecuaria con producción de
tabaco rubio, maíz, arroz, plátano, caña, frijol y café entre otros.

Se considera que, aunque este tipo de iniciativas lo que busca es mejorar la calidad de vida
de los habitantes de estas comunidades, mediante la prestación del servicio eléctrico y la
generación de empleo, también vale decir, que cualquier incidencia del hombre sobre la
naturaleza puede causar algunos impactos como los siguientes:

o Reconfiguración del territorio para las comunidades que se desplazan por la


construcción de la respectiva obra.

o Desviación del cauce de los ríos y contaminación del ecosistema hídrico por alto
grado de sedimentación.

o Afectaciones en las economías locales por irrupción de las cuencas fluviales, que
impiden la distribución de los recursos por el medio de transporte fluvial.

o Afectación de los ecosistemas agrícolas como consecuencia de las inundaciones


provocadas por el desvió del cauce del rio.

o Destrucción de viviendas y enseres como consecuencia de las inundaciones que se


produzcan por los trabajos de construcción de la Hidroeléctrica.
Después de trece años de luchas de las comunidades, la academia, las cortes, políticos,
entre diferentes grupos de la sociedad civil, etc.… que advertían diferentes impactos que
causaría la represa del Quimbo, hoy se están estableciendo estos impactos ya que el
proyecto se cumplió a la fuerza, entre los principales impactos se establecen los siguientes:

o La obra tiene una utilidad de 50 años y se calcula una ganancia anual de


$750.000.000 para el departamento; utilidad menor en relación con la cifra anual
obtenida en estas tierras por el factor agropecuario, ya que cada año se logra el
doble de lo que propone la Hidroeléctrica El Quimbo.

o El proyecto causó inundaciones, las cuales afectaron las tierras fértiles y pusieron en
riesgo la soberanía alimentaria de la nación, ya que ahí se cultivaban árboles frutales,
maíz, plátano, arroz, sorgo, soya, etc. Además, todos los empleos directos e
indirectos se perdieron por la inundación de los terrenos.

o Hubo pérdida de las tierras más fértiles del municipio del Agrado, Gigante, Garzón,
Tesalia, Altamira y Paicol. Se inundaron aproximadamente 5.300 hectáreas que
estaban en producción.

o Muerte y desplazamiento forzado de fauna silvestre.

o Muchas especies de flora y fauna se extinguieron y se alteró la actividad pesquera y


agrícola.

o Afectaciones aguas abajo, principalmente muerte de ictiofauna o peces, que


afectando la actividad económica principal la pesca de pobladores ribereños.

o Injusticia social sufrida por las comunidades asentadas, perdidas de acceso al rio y
sus recursos ecosistémicos.
o 362 familias y viviendas se vieron afectadas por las inundaciones, el cambio de
paisaje, y la actividad económica que dependía del río, reubicación de estas.

o Desplazamiento y desalojo de habitantes.

o Se destruyeron 78 áreas de interés arqueológico que permitían analizar los restos de


cultura y tradición de poblaciones antiguas que habitaron esta región en la época
prehispánica y de la colonia.

o Sé inundó la capilla de San José, patrimonio cultural del departamento del Huila.

o Falta de estudios geológicos y posibles inestabilidad del terreno y obras construidas.


3. MARCO LEGAL DE LA HIDROELECTRICA EL QUIMBO – HUILA

Desde 1995 el Estado Colombiano adopta la política de privatización en el sector eléctrico,


donde se crea el Comité de Participación privada por parte del COMPES, el mecanismo
predilecto es el de ofertas públicas donde la función es la búsqueda de inversionistas y la
vinculación de capital privado en diferentes proyectos energéticos.

La UPME Unidad de planeación Minero energética, crea el Plan Minero Energético Nacional,
donde se establecen lineamientos de política para el sector energético del país, y se
establece la interconexión con Panamá y Centro América, así como Venezuela y Ecuador.

Este proyecto de la hidroeléctrica del Quimbo, inició en el año 2007 en el gobierno de Alvaro
Uribe Velez, el cual subasto el proyecto a EMGESA S.A. desconociendo el Auto No 517 de
1997 del Ministerio de Ambiente, que declaro no viable este proyecto por las afectaciones
sociales y ambientales que traería consigo.

Así mismo, emitió el Auto No 155 de 2008 estableciendo que este proyecto no requería el
diagnóstico ambiental de alternativas y fijo los términos de referencia para la elaboración del
Estudio de Impacto Ambiental (EIA), donde se resaltaba la premisa que no afectaría la
producción agropecuaria del departamento y la seguridad alimentaria de la región.

También el gobierno nacional emitió la Resolución 321 de 2008, a través del cual el
ministerio de minas y energía declaró los terrenos de este proyecto como de Utilidad Pública
e interés social; pasando por alto el proceso de consulta previa a comunidades campesinas,
indígenas y negras, para la evaluación de la viabilidad y afectaciones del proyecto,
estipuladas en la constitución política de 1991 y el no acatamiento de la declaración de zona
de reserva del centro del Huila que corresponde a la 95% de la reserva forestal de la
Amazonia.

Se Comenzó el proyecto en el año 2009, y la transnacional Emgesa S.A. estaba operando


sin la licencia ambiental, sin recibir ninguna multa; por el contrario, se le otorgó la licencia
posteriormente, hecho que a muchos les incomodó.
En el año 2009 la Procuraduría General de la Nación solicito al ANLA abstenerse de otorgar
licencia ambiental tanto no se haya sustraído el área de la zona de reserva forestal.

Sin embargo, en este mismo año 2009, se emite la licencia ambiental a través de la
resolución 0899, bajo el argumento que esta cubriría una demanda del 8% del país y
garantizaría el suministro eléctrico en los años futuros.

La Resolución 1628, del 21 de agosto de 2009, se modificó la anterior y se definió un área de


compensación ambiental de 20.772 hectáreas, incluyendo la zona de ronda hídrica del
embalse, una zona de restauración en bosque seco tropical y la compra de predios en partes
altas de cuencas abastecedoras de acueductos municipales.

Mediante Resolución 1814, del 17 de septiembre de 2010, se redujo el área de


compensación ambiental a 18.561 hectáreas, eliminando la compensación en compra de
predios en las partes altas de las cuencas abastecedoras de acueductos, correspondiente a
2.211 hectáreas.

Para el otorgamiento de la licencia Emgesa presentó un estudio de impacto ambiental


elaborado por una entidad por ella contratada, que incluye algunos impactos sociales. A
juicio de expertos y de miembros de las comunidades afectadas, esos estudios son
incompletos y así lo plantearon ante la autoridad ambiental, no obstante, lo cual fueron
aprobados y aceptados.

Durante estos años han existidos diferentes modificaciones de la licencia ambiental


otorgada, en relación a las áreas de compensación, permisos de ocupaciones de cauce,
aprovechamientos forestales, construcción de vías, etc...

Desde el momento de la solicitud de la licencia ambiental, las comunidades afectadas,


académicos, representantes de las comunidades, así como defensores de toda Colombia
voltearon sus miradas en la defensa de la población afectada y del medio ambiente, se
organizaron fundamentalmente en la Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico
el Quimbo (ASOQUIMBO), se realizaron por un lado acciones de protestas, las cuales fueron
neutralizadas rápidamente por la fuerza pública, y por otro lado acciones judiciales
colectivas, audiencias públicas, y requerimientos de intervención a diferentes organizamos
de control entre otras.

La Contraloría General de la Nación por medio del Auto. No 015 y 6- 068-11 de 2011, abre
indagación preliminar al MADS, CAM (Corporación Autónoma Regional) y INVIAS bajo el
argumento que se estaba vulnerando los recursos del Estado y la integridad de los
ciudadanos del centro del Huila, lo que motivó a la revisión de la licencia ambiental por parte
del Ministerio de Ambiente, ordenó este la suspensión temporal de la licencia ambiental
hasta que las autoridades competentes (MADS y CAM) comprobaran el acatamiento de las
medidas cautelares.

3.1. Análisis Jurisprudencial

Como consecuencia de la obtención de la licencia ambiental y la omisión del Estado


colombiano en considerar algunos elementos que impedían la iniciación operacional de la
construcción de la Hidroeléctrica el Quimbo – Huila, se generaron las siguientes
jurisprudencias:

En primera Instancia la Corte Constitucional en su sala Quinta de Revisión de Tutelas en


cabeza del Magistrado Ponente Jorge Ivan Palacio Palacio, Mediante Sentencia T-135 de
2013, en la cual se dio respuesta a las Acciones de Tutelas presentadas por los ciudadanos
Álvaro Lizcano Rodríguez, Rafael Antonio García Lotero, Jose Darío Horta Sánchez, Luis
Ernesto Cumbre González, Reinel Castañeda Mayorga, Fermín Caballero y Leonardo
Macias Sepúlveda, en contra de EMGESA S.A.E.S.P, y el Ministerio de Medio Ambiente y
Desarrollo Sostenible, quienes reclaman la violación de derechos fundamentales como el
minimo vital y el derecho a la vida digna como consecuencia de la ejecución de la obra.

Frente a este aspecto, las consideraciones de la Corte Constitucional indicaron que:

“El derecho a la participación de los grupos de población


potencialmente afectados por causa de un proyecto de tal índole,
constituye una de las formas en las que el Estado puede y debe
prevenir que visiones generales del “interés general” generen
graves afectaciones en los derechos de las personas. Al ejecutar
un megaproyecto, el campesino, el jornalero o el tradicional
habitante de una región afectada, se encuentra en un verdadero
estado de indefensión frente al empresario o dueño del proyecto.
Solo con el adecuado ejercicio de la participación podrá evitar
que se lesionen sus derechos”.[ CITATION Cor13 \l 3082 ]

Se considero en principio que hubo una vulneración al derecho fundamental de estas


comunidades en la no adopción de mecanismos de participación ciudadana, en tal caso,
para este tipo de obras es conveniente realizar concertaciones con la comunidad para
evaluar los mecanismos de compensación que se debieron garantizar al momento de
expedir la licencia ambiental, ya que, posiblemente el impacto ambiental ocasionado,
derivaría una reconfiguración del mismo, por la relación endógena, que se produce entre la
comunidad y el territorio.

Asimismo, reseña la Corte Constitucional que:

“La ley 99 de 1993, regula los procesos de otorgamiento de


licencia ambiental Estipula en el artículo 49, que esta es “la
autorización que otorga la autoridad ambiental competente para
la ejecución de una obra o actividad, sujeta al cumplimiento por el
beneficiario de la licencia de los requisitos que la misma
establezcan relación con la prevención, mitigación, corrección,
compensación y manejo de los efectos ambientales de la obra o
actividad autorizada” Además, el artículo 57 de contempla la
necesidad de realizar un “Estudio de Impacto Ambiental” como un
requisito indispensable para el trámite”.[ CITATION Cor13 \l 3082 ]

De cierta manera, se estima que la licencia ambiental expedida, no previo las


consideraciones de compensación integral que requerían los pobladores de las
comunidades que estarían afectadas por la construcción de la obra, ya que, se debe
observar las afectaciones y en virtud de ellas generar las compensaciones, es decir, no
puede existir un desequilibrio entre estas dos categorías, pues de esta manera se afecta el
estilo de vida de estas comunidades que si bien es cierto ya eran precarias, teniendo un
indicador de Necesidades Basicas Insatisfechas hasta del (75%), muy por encima de la
media nacional y departamental.

En relación con el asunto del señor Lizcano Rodríguez observa esta Sala que,
efectivamente acredita su condición de pescador artesanal mediante carné expedido por el
Ministerio de Agricultura y Desarrollos Rural. Aunque el actor habita en el municipio de
Hobo, que queda fuera área de influencia directa de El Quimbo, hace constar que su
actividad se extiende hasta tramos del río que sí se encuentran en dicha zona.

En cuanto a la situación del señor Rafael Antonio García Lotero su calidad de transportador
informal de “víveres o de insumos y/o semovientes” en la zona a la construcción de la
represa también está acreditada. Así por un certificado expedido por un concejal municipal,
otro dado por la Junta de Acción comunal del barrio de Gigante donde vive y varias
referencias laborales.

En el caso de José Darío Horta Sánchez su trabajo como “palero” afectado está soportado
en el expediente. Ello mediante dos certificados expedidos por particulares que señalan que
lo distinguen “de vista, trato y comunicación desde hace diez años en su profesión de o
palero”

Asimismo, el señor Luís Ernesto Cumbre González demuestra su condición de constructor o


“maestro de obra” en la zona de impacto de la de la represa El Quimbo.

En cuanto al señor Reinel Castañeda Mayorga también está demostrada su calidad de


constructor, maestro de obra o contratista. Esto mediante constancias arrimadas al proceso.
Por una parte, una expedida por el secretario de Planeación Municipal de Gigante, Huila,
que da cuenta de que el señor Castañeda “se encuentra inscrito en el libro No. 02 de
maestro de obras contratistas”. Además, aporta otros certificados que dan cuenta de lo
mismo.
El señor Fermín Caballero también demuestra su calidad de maestro de obra, constructor o
contratista en el área de impacto del proyecto El Quimbo. Así, por medio de un certificado
suscrito por un ingeniero civil que da cuenta de ello, indicando que el señor Caballero ejerce
dicho oficio desde hace unos cinco años con “lujo de competencia, de manera responsable”.

El señor Leonardo Macías Sepúlveda también acredita dedicarse al oficio de constructor,


maestro de obra o contratista en la zona de influencia de El Quimbo. Lo hace mediante
varios documentos, entre los que se encuentra una constancia de la Junta de Acción
Comunal del Barrio El Sosimo Suárez del Municipio de Gigante, que da cuenta del
desarrollo de su actividad como “oficial de construcción” desde 1992 hasta 2012.

De esta manera, la corporación estimo en dicha sentencia que se deben proteger los
derechos fundamentales de los (7) tutelantes y deberán integrarse al censo de beneficiarios
como consecuencia de la construcción de la hidroeléctrica del Quimbo, que les modifico sus
realidades socioeconómicas.

En el año 2015, La fundación Curíbano instauro una acción popular en contra de Emgesa,
ANLA, Departamento del Huila, cuya medida cautelar fue la preservación como patrimonio
cultural de la Capilla de San Jose de Belén, ordenando el traslado y preservaciones la
misma.

El 5 de febrero de 2015, el tribunal administrativo del Huila ordenó, como medida cautelar,
que se abstuviera del llenado de la represa, hasta tanto se lograra un caudal óptimo de
aguas abajo que no afectara la comunidad biótica del rio y ordeno un monitoreo permanente
de la calidad de la misma.

El 17 de Julio de 2015 el tribunal administrativo del Huila ordeno suspender el llenado, hasta
tanto la biomasa fuera retirada.

En el mismo mes de Julio de 2015 La Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena
CAM ordenó suspender preventivamente el llenado de la represa mediante la resolución
1503 del 3 de julio de 2015, debido al incumplimiento de más de 7 de los términos de la
licencia ambiental otorgada en 2009. Entre los cuales se destacaba que no se realizó todo el
aprovechamiento forestal solicitado y que no se despejaron la totalidad de la biomasa de las
áreas de inundación de la presa antes de comenzar con el llenado, lo que estaba generando
contaminación y eutrofización de la presa.

En el 2015 en el Gobierno de Juan Manuel Santos y las cinco locomotoras del desarrollo
entre ellas las mineras energéticas, mediante un Decreto de Emergencia Económica ordeno
a la represa generar energía, sin embargo, la corte estableció que un Decreto de excepción
no podía servir de excusa para no acatar órdenes judiciales.

por lo tanto, el gobierno nacional interpuso una tutela en contra de la sentencia de la corte y
Así, el citado Juzgado Tercero Penal del Circuito Especializado autorizó a “la Empresa
Generadora y Comercializadora de Energía, Emgesa, como medida transitoria y hasta que
el Tribunal Contencioso Administrativo del Huila decida de fondo sobre el levantamiento o no
de la medida cautelar decretada, la generación inmediata de energía en el Proyecto
Hidroeléctrico El Quimbo para que el agua turbinada rica en oxígeno ingrese Betania y en
genera a la biodiversidad de la región con los beneficios que ello acarrearía”.

La empresa Emgesa desacato las órdenes y continuo el llenado hasta completarla,


amparado en el Decreto del gobierno y la medida transitoria.

El entonces Presidente de Colombia, Dr. Juan Manuel Santos celebro el inicio de


operaciones del Quimbo donde y se pronunció por acciones de la fuerza pública
desalojando algunos protestantes y pescadores de la zona “no va a permitir 'que unos pocos
impidan que el interés general predomine.

De la misma manera la Sala Plena de la Corte Constitucional en Sentencia C-753 de 2015,


en cabeza del Magistrado Ponente Jorge Ivan Palacio Palacio, quien se encargo de realizar
Revisión constitucional del Decreto Legislativo número 1979 del 6 de octubre de 2015, "Por
el cual se desarrolla el Decreto 1770 del 7 de septiembre de 2015 y se autoriza el inicio de la
generación de energía eléctrica en el proyecto hidroeléctrico El Quimbo. [ CITATION Cor15 \l
3082 ]
En primera instancia, la Corte encuentra que el Decreto Legislativo número 1979 del 6 de
octubre de 2015, cumple las exigencias formales establecidas por el artículo 215 de la
Constitución y la Ley 137 de 1994, Estatutaria de los Estados de Excepción, toda vez que:

(i)Fue firmado por el Presidente de la República y todos sus ministros; (ii) se dictó dentro del
límite temporal de los treinta (30) días establecido en el artículo 1º del Decreto 1770 del 7 de
septiembre de 2015; (iii) en el texto aparecen explícitos en su parte considerativa los
motivos que condujeron al Gobierno a adoptar la medida a examinar, los cuales para la
Corte resultan por sí mismos suficientes; y (iv) fue recibido en esta Corporación para su
revisión constitucional el día 7 de octubre de 2015.[ CITATION Cor15 \l 3082 ]

Sin embargo, para la Sala no existe conexidad externa entre los motivos expuestos para
expedir el Decreto 1770 de 2015 y la medida adoptada con el Decreto 1979 que se examina,
ya que la autorización para iniciar la generación de energía en el Proyecto Hidroeléctrico El
Quimbo y el consecuente incremento en el caudal del río Magdalena, antes que contribuir al
abastecimiento de combustible a los municipios afectados, corresponde a una orden del
Gobierno Nacional impartida con el propósito deliberado de desconocer lo dispuesto en una
decisión judicial válidamente adoptada por el Tribunal Administrativo del Huila.

De esta manera, la corporación en dicha situación decide declarar INEXEQUIBLE el Decreto


Legislativo número 1979 del 6 de octubre de 2015, "Por el cual se desarrolla el Decreto 1770
del 7 de septiembre de 2015 y se autoriza el inicio de la generación de energía eléctrica en
el proyecto hidroeléctrico el Quimbo.[ CITATION Cor15 \l 3082 ]
4. SITUACIÓN ACTUAL DE LA REPRESA QUIMBO – HUILA
Después de 13 años de expedida la licencia, en este 2021, se continua con todos los
procesos jurídicos sin resolver, las pretensiones de suspensión de la licencia ambiental
fueron negadas por los tribunales en la medida que se trata de hechos ya superados ya que
la hidroeléctrica del Quimbo se encuentra operando actualmente.

El 17 de agosto de 2021, se desarrolló la tercera sesión de la etapa de pruebas de la


demanda de Nulidad de la licencia Ambiental del Quimbo.

El debate judicial que se encuentra en el Consejo de Estado, máximo Tribunal de Colombia,


resulta fundamental porque discute la celeridad de las decisiones administrativas en materia
ambiental y la aplicación de los principios de prevención y precaución en grandes proyectos
como las represas a partir de la controversia generada por El Quimbo.

La comunidad se encuentra a la espera de los cumplimientos de la licencia ambiental y de


diferentes fallos judiciales como es la restitución de 11.079 hectáreas, la construcción de la
vía perimetral, adecuar con riego por gravedad 5.200 hectáreas, realización de los
programas de reubicación y compensación de unidades familiares, repoblamiento de peces,
suministro de un Ferry adaptado para transporte de leche y otros usos, mejoramiento
genético de 22.000 cabezas de ganado etc… obligaciones que se encuentran en ejecución.

Al mismo tiempo este fallo representa la posibilidad de trazar nuevos horizontes de política
ambiental para el país que estén acordes a la realidad global y de crisis climática que
enfrentamos.
CONCLUSIONES
Frente a las consideraciones encontradas en el licenciamiento ambiental otorgado por la
Autoridad Nacional de Licencia Ambiental ANLA, adscrita al Ministerio de Ambiente y
Desarrollo Territorial y de Vivienda, para la fecha de abril de 2008, se establece que desde
un punto de vista ambiental no se tuvieron en cuenta que los impactos generados a las
poblaciones eran irreversibles e incluso insostenibles, debiendo repensar las operaciones
para la construcción de la Hidroeléctrica del Quimbo – Huila, situación esta que no fue
advertida por las entidades de orden nacional que estaban en la obligación de prever estas
afectaciones a la población.

Si bien es cierto, el Estado esta facultado para realizar las obras que jalonen la dinámica
económica y productiva de las comunidades, mediante la generación de bienes y servicios,
también es cierto que están obligados a determinar si las condiciones para llevar a cabo
dichas acciones son idóneas y no afectan derechos fundamentales individuales y colectivos,
pues dentro del Estado social de derecho, las obras publicas no tienen mayor entidad que la
vida de las personas.

Es importante identificar la necesidad del desarrollo de macroproyectos en el país,


entendiéndose en el avance y crecimiento de las comunidades y la necesidad de energía
que estos requieren, pero a partir del análisis de la información auscultada en esta actividad
se considera que en una observación nacional los proyectos carecen de planeación y
participación actividad de la sociedad a partir de los escenarios de concertación.

De esta manera se indica que de acuerdo con lo resuelto por la Corte Constitucional en
Sentencia C-753 de 2015, en la que declara inexequible el Decreto 1979 de 2015, por el
cual se ordena el inicio de las operaciones de la Hidroeléctrica del Quimbo – Huila, el Estado
deberá reparar a todas las comunidades afectadas hasta la fecha por la vulneración de los
derechos a la vida digna, y el derecho al minimo vital, pues a partir de las acciones
preparatorias se modificaron los estilos de vida de aquellas que se desplazaron, de otras
que perdieron sus viviendas y algunas que no pudieron acceder a los recursos naturales que
permitía su seguridad alimentaria.
Estos Proyectos de gran envergadura generan expectativas de empleo y mejoramiento de
vida a la población, pero al final alimentan las tasas de incremento de índices de pobreza,
de desplazamiento, de desempleo, de miseria, etc…

Nos damos cuenta en este solo proyecto, como la corrupción y el interés de los políticos de
turno, son el cáncer de nuestra sociedad, es evidente que la empresa EMGESA busco como
permear la política colombiana pagando a políticos para beneficios económicos propios,
como es posible que desde los presidentes hasta los ministros de ambiente otorguen una
licencia ambiental sin el lleno de los requisitos legales, peor y haciendo caso omiso al
concepto del mismo ministerio ambiental que declaro no viable este proyecto por las
afectaciones sociales y ambientales que traería consigo.

Se evidencia como el gobierno nacional quería implementar este proyecto por encima de lo
que fuere, dar prioridad a una multinacional por encima de su comunidad, este tipo de
irracionalidad pasa por encima de la degradación ambiental y social, donde un gobierno
corrupto trata de presentar un beneficio particular (GEMSA) como beneficio general y por lo
tanto adjudicarle respaldo absoluto.

Es una necesario ponerle limite a nuestra explotación a nuestro crecimiento dejar a un lado
estilos de vida globalizada que no corresponden a nuestro entorno y realidad y en donde
siempre los demás tienen las de ganar; por el contrario es necesario revisar nuestros
tratados internacionales y buscar la forma del benéfico económico de nuestro país , donde
prime la equidad social y donde el cuidado del medio ambiente sea el pilar fundamental de
nuestro desarrollo, un verdadero Desarrollo sostenible.

Es oportuno la generación de proyectos que continúen con el desarrollo económico del país
sin dejar a un lado los componentes ambientales y sociales, el problema radica en generar
estos sin tener en cuenta estudios previos y un análisis del territorio, de la misma forma se
debe evitar la creación de estos proyectos con beneficios específicos, por el contrario, estos
deben generan beneficios para todos, la creación de empleo, la generación de energía,
acceso a una vida digna.
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Autoridad Nacional de Licencias Ambientales. (Septiembre de 2020). Proyecto Hidroelectrico


El Quimbo. Obtenido de https://www.anla.gov.co/proyectos/proyecto-de-interes-en-
seguimiento-proyecto-hidroelectrico-el-quimbo
Comisión Internacional de Juristas. (2016). El Quimbo: megaproyectos, derechos económicos,
sociales y culturales y protesta social de Colombi. Obtenido de
https://www.refworld.org.es/pdfid/57f795ac1c.pdf
Corte Constitucional. (13 de Marzo de 2013). Sentencia T-135 . expedientes T-3490518, T-
3493808, T-3505191, T-3638910, T-3639886, T-3662191 y T-3670098 (acumulados).
Bogotá, Colombia.
Corte Constitucional. (10 de Diciembre de 2015). Sentencia C-753. expediente R.E.-222.
Bogotá, Colombia.
Portafolio. (17 de Noviembre de 2015). Así es la hidroeléctrica El Quimbo, que prendió
motores. Obtenido de https://www.portafolio.co/economia/finanzas/hidroelectrica-
quimbo-prendio-motores-37870
Autoridad Nacional de Licencias Ambientales. (2019). Inicio/Proyectos/PIS - Proyecto
Hidroeléctrico El Quimbo. Obtenido de Autoridad Nacional de Licencias Ambientales -
ANLA: https://www.anla.gov.co/proyectos/proyecto-de-interes-en-seguimiento-
proyecto-hidroelectrico-el-quimbo

Sentencia C-753/15, la corte constitucional, Magistrado Ponente: Jorge Iván Palacio,


Revisión constitucional del Decreto Legislativo número 1979 del 6 de octubre de
2015, "Por el cual se desarrolla el Decreto 1770 del 7 de septiembre de 2015 y se
autoriza el inicio de la generación de energía eléctrica en el proyecto hidroeléctrico El
Quimbo". obtenido de https://www.corteconstitucional.gov.co/RELATORIA/2015/C-753-
15.htm
Sentencia T-135 de 2013, la corte constitucional, Magistrado Ponente: Jorge Iván Palacio,
derecho al trabajo, a la vida digna y al mínimo vital de personas afectadas por
construcción de megaproyecto - obtenido de
https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2013/T-135-13.htm
Comisión Internacional de juristas CIJ, Informe de Misión (2016) El Quimbo: megaproyectos,
derechos económicos, sociales y culturales, protesta social en Colombia, obtenido de
https://www.refworld.org.es/pdfid/57f795ac1c.pdf
Leal catillo Andrea. (2017) conflictos socio-ambientales en la generación de energía: el caso
de la hidroeléctrica el quimbo, Obtenido de
https://repository.javeriana.edu.co/bitstream/handle/10554/21300/LealCastilloAndreaPa
ola2017.pdf?sequence=1
Emgesa. (2021). Empresa Generadora y Comercializadora de Energía, obtenido de
https://www.grupoenergiabogota.com/grupos-estrategicos-de-negocios/negocio-de-
generacion/emgesa
Hermosa Trujillo, Jairo Alfonso. (2018). Impacto socioeconómico del proyecto “represa
hidroeléctrica el Quimbo”. Una mirada desde la comunidad del municipio de Gigante,
departamento del Huila. Universidad de Manizales, obtenido de
https://ridum.umanizales.edu.co/xmlui/handle/20.500.12746/4079
Sentencia T-135 de 2013, la corte constitucional, Magistrado Ponente: Jorge Iván Palacio,
derecho al trabajo, a la vida digna y al mínimo vital de personas afectadas por
construcción de megaproyecto- obtenido de
https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2013/T-135-13.htm
Comisión Internacional de juristas CIJ, Informe de Misión (2016) El Quimbo: megaproyectos,
derechos económicos, sociales y culturales, protesta social en Colombia, obtenido de
https://www.refworld.org.es/pdfid/57f795ac1c.pdf
Espinosa García Elkin. (2014) Hidroeléctrica Quimbo, sus problemáticas socioeconómicas y
ambientales, obtenido de
https://journal.universidadean.edu.co/index.php/plou/article/view/1378
Presidente-Santos-celebra-inicio-de-operaciones-de-El-Quimbo, obtenido de
http://es.presidencia.gov.co/noticia/Presidente-Santos-celebra-inicio-de-operaciones-
de-El-Quimbo

Asoquimbo, Asociación de Afectados por el Proyecto Hidrológico del Quimbo, (2017), El


quimbo, Extractivismo, Despojo, Ecocidio y resistencia. obtenido de
https://movimientom4.org/wp-content/docs/publicacion-QUIMBO-colombia.pdf

Jesús Martín-Barbero. Crisis identitarias y transformaciones de la subjetividad.. Debates


sobre el sujeto, Obtenido de https://books.openedition.org/sdh/310?lang=es

Escobar Arturo. (2012). Más allá del tercer mundo, globalización y diferencia. Colombia.
Obtenido de http://biblioteca.icanh.gov.co/DOCS/MARC/texto/303.44E74m.pdf

Ángel Maya Augusto. (2013). El reto de la vida. Colombia. Obtenido de https://rds.org.co/apc-


aa files/ba03645a7c069b5ed406f13122a61c07/el_reto_de_la_vida.pdf

También podría gustarte