Está en la página 1de 300

Unidad #1 La Teoría del Derecho

Introducción

Estimado y estimada estudiante, bienvenido a la primera unidad de Introducción a la Teoría del


Derecho, asignatura a través de la cual podrá conocer los elementos que componen la estructura del
derecho.

La necesidad de crear un método científico del derecho que pudiera responder a las exigencias de la
necesidad científica de los siglos XVIII y XIX, orilla a los doctrinarios del Derecho a crear una teoría que
fuera equiparable a las teorías del método científico surgiendo así la Teoría del Derecho, la cual es un
cimiento de lo que actualmente conocemos como el complejo jurídico.

La Teoría del Derecho estructura conceptos como los de norma jurídica, relación jurídica y persona
jurídica. Por dichas razones y al encontrarse dichas definiciones vinculadas con las demás ramas del
Derecho, se relacionan directamente, pues a lo largo de la carrera se utilizan de forma permanente por
ser parte del estudio del Derecho.

En la presente unidad usted podrá analizar las corrientes doctrinales y las causas que dieron origen al
surgimiento de la Teoría del Derecho, así como algunos de los elementos que la componen, la forma en
la que se estructura y su evolución histórica, algunos de los principales doctrinarios que la abordan como
lo son Brian Brix, Eduardo García Máynez, Jaime Cárdenas Gracia entre otros y su influencia con otras
ciencias y con las demás disciplinas del derecho.

Una vez conocido este panorama general, daremos inicio al estudio de la unidad con la finalidad de que,
al término de esta, usted haya adquirido conocimientos fundamentales en su formación como
profesional en Derecho.

Objetivo particular

El alumnado analizará el concepto de teoría del Derecho a través de su evolución histórica, lo que le
permitirá identificar su objeto de su estudio, sus relaciones con otras ciencias a fin de establecer la
importancia de su estudio.

P á g i n a 1 | 154
Temario

Unidad 1. La Teoría del Derecho

 1.1. Concepto de teoría del Derecho


 1.2. Evolución histórica de la teoría del Derecho
 1.3. Objeto de estudio de la teoría del Derecho
 1.4. Relaciones de la teoría del Derecho y otras ciencias
o 1.4.1. La teoría del Derecho y la filosofía del Derecho
o 1.4.2. La teoría del Derecho y la ciencia del Derecho
 1.5. Importancia de la teoría del Derecho

Concepto de teoría del Derecho

Para poder adentrarse en la teoría del Derecho, es necesario puntualizar lo que se entiende por teoría.

El autor nos dice…

Karl Popper establece que teoría es “una red destinada a capturar lo que llamamos el mundo, a volverlo
racional, explicarlo y dominarlo; de ahí que una teoría no se pueda limitar solamente a describir
fenómenos” (Cfr. Ost y Van de Kerchove, 2001).

En ese mismo concepto se puede observar que una teoría no se queda únicamente en el ámbito descriptivo, sino
que va mucho más allá de esa actividad, se adentra al análisis medular del objeto de estudio para que de esa forma
se dé respuesta a una problemática planteada. En ese contexto se observa que, tal como menciona Brian
Bix (2006: 63) un tipo o tópico de teoría del derecho involucra una explicación metafísica (ontológica) del Derecho
y los conceptos jurídicos, es decir que cuenten con fundamentos científicos.

Los realistas jurídicos escandinavos, quienes eran doctrinarios que se centraron en establecer un criterio general
entre la controversia existente de la aplicación de un derecho natural o las normas emanadas por los grupos de
poder, en particular, se centraron en este punto, aunque diversos aspectos de tales cuestiones pueden ser
encontrados en un amplio rango de otros teóricos. Con esta visión se comienza a establecer un aspecto de la teoría
del Derecho.

Los realistas escandinavos, construyendo puntos de vista paralelos, aunque no equivalentes, al positivismo lógico,
eran escépticos con respecto a entidades que no pudiesen ser entendidas en términos de datos observables,
empíricos. Si se rechaza el cuestionamiento de las creencias de los realistas escandinavos, aún tiene que
enfrentarse a cuestiones concernientes al estatus metafísico de los conceptos y proposiciones utilizadas en la
práctica jurídica (Bix, 2006: 63-64).

Siguiendo la misma línea de análisis, se advierte que la teoría del Derecho o también denominada Teoría General
del Derecho es abordada desde diversos aspectos y constituye una serie de criterios que en ocasiones resultan ser
un tanto controversiales para la doctrina jurídica.

En un extremo, ya discutido, es la posición metafísicamente escéptica la que demanda que los conceptos jurídicos
sean reducidos a términos empíricos, observables. Un tipo diferente de concepción escéptica argumentaría en pos

P á g i n a 2 | 154
de reducir los conceptos jurídicos a descripciones y predicciones de las acciones oficiales. Esta perspectiva, a veces
descrita como una teoría del derecho predictiva, tiene algunos atractivos iniciales, pero también conocidas
debilidades (Bix, 2006: 64).

Para poder entender el surgimiento de la Teoría del Derecho es necesario apuntar que diversos teóricos
del derecho entre el siglo XVIII y XIX influidos por la ideología positivista y deslumbrados por los
progresos de la ciencia natural, sostuvieron que la Filosofía del Derecho debía ser reemplazada por una
disciplina de tipo científico, cuyos métodos coincidieran con los de la investigación naturalista (García
Máynez, 2006: 120). De esa forma se comienza a estructurar la idea de que el derecho no se relacionaba
con disciplinas filosóficas.

Se observa que los doctrinarios alemanes de entre los cuales es pertinente destacar a Bergbohm, fijaron
la ruta de una Teoría General del Derecho, concebida como conjunto de generalizaciones relativas a los
fenómenos jurídicos. Toda consideración de índole filosófica y, sobre todo, de carácter metafísico, debe
ser repudiada por la ciencia del Derecho (García Máynez, 2006: 120).

Siguiendo la secuencia de ideas se aprecia que la teoría del Derecho de John Austin, la cual es ideal para
efectos de establecer criterios y destaca entre otras cosas lo siguiente (Cfr. Tamayo y Salmorán, 2011:
67):

Pulse en las áreas que se marcan como sensibles para desplegar la información.

P á g i n a 3 | 154
En ese contexto se entiende que, para la teoría del derecho, la norma no debe mezclarse con elementos como la
filosofía ni la metafísica pues en caso de hacerlo se pudiera perder su pertenencia a un sistema de normas, de
carácter institucional, de carácter coactivo, aplicadas por órganos de gobierno.

Una idea que permeó como eje rector de la teoría en análisis fue en relación a establecer la definición de lo
jurídico, pues concebía, entre otros aspectos, que había que poner en práctica los procedimientos de que se
sirven, por ejemplo, el astrónomo y el físico. Su método, estrictamente experimental, es conocido como
inducción, y es una forma de inferencia que consiste en pasar del análisis de una serie de hechos o casos, al
establecimiento de un principio general que expresa sus atributos comunes y puede aplicarse también a los
hechos semejantes no investigados (García Máynez, 2006: 121).

Es así como se intentó establecer un modelo base que partiera de lo particular a lo general estableciendo que los
órganos de Estado competentes son los encargados de realizar y aplicar las normas jurídicas, mismas normas
deben pertenecer al sistema de normas existentes y deben tener carácter coactivo, alejadas de los elementos
filosóficos y metafísicos.

Evolución histórica de la teoría del Derecho

La intención de establecer un criterio que pudiera ayudar a resolver las problemáticas jurídicas que
presentaba la sociedad, dio como origen que se buscaran mayores alternativas y vertientes para
enriquecer la teoría del derecho es por esa razón que se fijaron posturas como la siguiente que menciona
José Medina Echavarría (Cfr. García Máynez, 2006: 121):

…Teoría General del Derecho en Alemania, como su correspondiente, el de la Escuela Analítica de Jurisprudencia en
Inglaterra, se propusieron la construcción de un sistema de los conceptos primeros de la ciencia jurídica que acabase
con la anarquía de la producción científica en las ramas particulares. Es interesante recoger la formulación que dio Stuart
Mill de esta pretensión, en relación con la Escuela Analítica inglesa.

De lo citado anteriormente, se puede desprender que con dichos elementos se pretende establecer un terreno
uniforme que permita sembrar las semillas de la Teoría del Derecho. Mediante un análisis de diversos sistemas
jurídicos, se observó que sí variaban en cuanto a los contenidos de sus sistemas normativos, pero no variaban en
lo esencial, siendo la base de todo ordenamiento legal de un Estado, contar con un sistema de normas, de carácter
coactivo, emitidas y aplicadas por los órganos de Estado y que en estos sistemas se podía dejar fuera de dichos

P á g i n a 4 | 154
ordenamientos normativos a la filosofía y a la metafísica. Buscando un método científico, es como se acuña a la
Teoría del Derecho.

Es importante señalar que en la actualidad nuestro sistema jurídico se ha modificado como se observará a lo
largo del estudio de la presente asignatura.

Objeto de estudio de la teoría del Derecho

Tomando como base que los hechos que conoce la ley no son idénticos, pero tampoco son tan distintos entre
ellos en las sociedades civilizadas y en esa línea de pensamiento se determinó que dichos hechos son lo
suficientemente análogos para establecer una homología entre ellos y en los sistemas jurídicos a los cuales
pertenecen dando con ello la posibilidad de establecer una serie de estándares similares que fueran un principio
de ordenación que permite cimentar un sistema jurídico de una forma que pretende hacerlo entendible para su
aplicación y funcionamiento basado en el sistema de normas establecidas para gobernar los diferentes grupos
sociales del Estado al cual pertenecen.

En una definición de derecho propuesta por Austin, refiere que el derecho es “la totalidad de las órdenes de un
soberano respaldadas por las sanciones” (Alexy, 2004: 25). En la mencionada definición se contienen los
elementos de órdenes o imposiciones, soberano o gobernante y sanción o castigo.

La validez jurídica se encuentra estrechamente ligada con los elementos de imposición, gobernante y castigo. Es
decir, el gobernante emite órdenes que se reflejan en normas, mismas que contienen la descripción de una
conducta que debe ser obedecida y en caso de que no se acate o cumpla por el grupo social al que va destinada,
el gobernante impondrá el castigo previsto por haber incumplido la conducta establecida.

Estrechamente ligado con lo referido anteriormente se encuentra la validez de dicha norma aplicable, es así
como se observa que para esta teoría la validez jurídicase da: cuando una norma es dictada por el órgano de
P á g i n a 5 | 154
autoridad competente, cumpliendo el procedimiento establecido para la expedición de dicha norma sin
transgredir un derecho de rango superior. Cumpliendo la norma con dichos lineamientos obtiene la validez
jurídica.

Relaciones de la teoría del Derecho y otras ciencias

Como se puede observar, por los elementos que constituyen a la Teoría del Derecho, tiene vinculación
con otras ciencias al ser uno de los modelos para el estudio de las normas. De igual forma tiene relación
directa con otras áreas del derecho al ser la teoría que pretende estructurar una forma de estudio de las
normas.

La teoría del Derecho y la filosofía del Derecho.

Es importante señalar que la Teoría del derecho o también llamada teoría general del derecho se ocupa:

“…de los distintos materiales normativos (diferentes tipos de reglas, principios, valores, directrices,
definiciones, etcétera), de los problemas de ordenamiento jurídico (por ejemplo las lagunas y las
antinomias) y del análisis de los conceptos jurídicos fundamentales, que son aquellos comunes a los
diversos sistemas jurídicos o a las diversas ramas del derecho (derecho, no derecho, deber,
responsabilidad, inmunidad etcétera).” (Cárdenas, 2009 : 59)

Es importante recordar que las lagunas jurídicas son los supuestos no contemplados por la ley y las
antinomias es la confrontación que se da cuando una norma prohíbe algo y otra lo permite.

Siguiendo la secuencia de ideas se puede decir que la teoría del derecho precisa los métodos específicos
y los conceptos estructurales que se deben conocer en cualquier sistema jurídico que se pretenda
conocer. Es así como la teoría del derecho fundamenta toda consideración que tenga como objeto de
estudio un derecho, un sistema jurídico o una institución jurídica específica.

Por otro lado se puede observar que la filosofía del Derecho: “Analiza el derecho desde el nivel más alto
de abstracción en sus elementos ontológicos (lo qué es el derecho, sus límites, si es posible hacer una
pregunta así), epistemológicos (el conocimiento del derecho, metodológicos, las maneras de
comprenderlo y estudiarlo) axiológicos (los valores que justifican y orientan al derecho) y funciones del
derecho: por ejemplo, de control y de cambio, etcétera. Desde el método, las filosofías del derecho
P á g i n a 6 | 154
pretenden dar una visión totalizadora del fenómeno jurídico. En cuanto a su función, ésta es
esencialmente crítica, de evaluación y de análisis sobre la legitimidad o justificación del derecho, pero
también de supervisión del uso de conceptos y métodos, y de orientación práctica siempre desde una
visión externa al derecho.” (Cárdenas, 2009 : 59)

La filosofía del derecho es el nivel más alto de análisis de los elementos que componen al derecho y a los
sistemas jurídicos, observa los fines del mismo así como a los elementos que se le atribuyen valores;
mientras la teoría del Derecho crea los cimientos teóricos del universo jurídico, la filosofía del Derecho
analiza dichos cimientos y las diversas formas en que operan y se materializan en el mundo fáctico del
derecho.

La teoría del Derecho y la ciencia del Derecho.

En el subtema anterior se ha podido analizar los conceptos de teoría del Derecho y de filosofía del
Derecho, en el presente subtema se abordará a la ciencia del Derecho y la relación que guarda con las
dos disciplinas antes mencionadas.

En ese mismo contexto se observa que: “…la ciencia del derecho que recibe diversos nombres: Jurisprudencia,
Dogmática, jurisprudencia dogmática y técnica, o Sistemática técnica jurídica. Su objeto de estudio es un
ordenamiento jurídico en un lugar y en una época determinada. Hay tantas ciencias como derechos u
ordenamientos ha habido, hay y habrá.” (Rodriguez, 2017 : 42). La ciencia del Derecho se centra en un estudio de
determinados elementos jurídicos en un tiempo y lugar determinado.

Es oportuno señalar con relación al objeto de estudio lo siguiente: “Su objeto de estudio es un sistema o subsistema
jurídico vigente –normativo- de carácter racional. Su método consiste en un análisis de punto de vista interno o
normativo desde el que opera: los enunciados dogmáticos se emiten desde la perspectiva del aceptante- del jurista
u operador jurídico-, esto es, de alguien que considera a las normas como guía de conducta y criterio de
justificación y de crítica. En cuanto a su función, la dogmática suministra criterios para la aplicación de las normas
vigentes y para la estabilización y cambio del sistema jurídico.” (Cárdenas, 2009 : 58)

Es por ello, que como se puede observar, la Teoría del Derecho, la filosofía del Derecho y la ciencia del
Derecho se encuentran relacionadas estrechamente por el objeto que estudian cada una utilizando sus
propios métodos y teniendo sus fines definidos.

Importancia de la teoría del Derecho

En resumen, para la teoría en análisis el derecho comprende los ordenamientos emitidos por el
gobernante, mismos ordenamientos que contienen un deber ser que, en caso de no ser obedecido, será
castigado y la validez de dichos ordenamientos depende de que sean emitidos por el órgano institucional
de gobierno correspondiente que cumpla con los lineamientos establecidos para la imposición de la
norma y que no lesione una norma superior.

P á g i n a 7 | 154
P á g i n a 8 | 154
Unidad 2: Concepto de Derecho
Introducción

El tema de la definición del derecho puede parecer sencillo a simple vista, pero como verá durante su estudio a
fondo no lo es tanto. Es entendible que ahora que inician sus estudios profesionales, la presente unidad requiera
que analicemos a fondo qué es el derecho, ya que justamente ese es nuestro objeto central de estudio, al que
nos dedicaremos profesionalmente, y por lo tanto es importante comprender a cabalidad en qué consiste el
derecho.

Las nociones que ya tiene sobre el derecho hasta ahora, han sido resultado de un análisis preliminar y adecuado
para el estudio a nivel bachillerato. Ahora nos toca ver más a fondo este interesante tema.

El objetivo de la presente unidad es reflexionar sobre las diversas acepciones de la palabra derecho, tanto en
el ámbito jurídico propiamente dicho, como en el gramatical. Además, vamos a conocer algunas de las
principales posturas que los autores más importantes de la doctrina han adoptado al respecto. Finalmente como
conclusión, intentaremos llegar a exponer un concepto de derecho, con el cual nos comprometamos,
reconociendo la enorme importancia que tiene definir con la mayor precisión posible al derecho, y sabiendo
explicar cuáles son los principales problemas por los cuáles éste es un tópico tan controvertido.

A quien no se dedica al estudio de la Ciencia Jurídica, podría parecerle ocioso tratar de esta forma un tema tan
elemental, ya que a fin de satisfacer sus necesidades o simplemente su curiosidad, le bastaría consultar un
diccionario para tener una noción de lo que conforme a la gramática o a la semántica se puede entender por
derecho.

Pero se trata de un tópico elemental, básico para quien se interesa seriamente en el estudio de las leyes y de la
justicia, entendiendo a la palabra "elemental” en su doble acepción; por un lado aludiendo a los primeros
conceptos que se deben conocer dentro de los prologómenos1 de cualquier libro o curso que trate sobre la
Teoría General del Derecho, y en otro sentido, con la idea de lo elemental como lo sustancial, es decir, lo
fundamental; sin lo cual no pueden concebirse conocimientos de mayor complejidad y especialización.

Por ello, no se debe menospreciar un tema como éste, que, si bien es introductorio al conocimiento jurídico, a la
vez es un tópico insondable de la dogmática jurídica y de la Filosofía del Derecho en general, cuyos tres
problemas fundamentales son, en términos generales, determinar:

1
Tratado que precede a una obra y recoge los fundamentos generales de la materia sobre la que se versa el escrito.
P á g i n a 9 | 154
Una vez conocido este panorama general, daremos inicio al estudio de la unidad con la finalidad de que, al
término de esta, usted haya adquirido conocimientos fundamentales en su formación como profesional en
Derecho.

Objetivo particular

El alumnado identificará las dificultades teóricas que existen para elaborar un concepto unívoco de la palabra
Derecho. Argumentará críticamente las ventajas y desventajas teóricas de diversas corrientes del pensamiento
jurídico que conceptualizan la palabra Derecho a fin de construir una concepción propia del Derecho.

Temario
Unidad 2. Concepto de Derecho

• 2.1. Ambigüedad y vaguedad de la palabra Derecho


• 2.2. Diversas corrientes del pensamiento jurídico y su concepción del Derecho
• 2.2.1. Iusnaturalismo
• 2.2.2. Positivismo jurídico
• 2.2.3. Teoría institucional del derecho
• 2.2.4. Realismo jurídico
• 2.2.5. El derecho como interpretación
• 2.2.6. El derecho y la argumentación
• 2.2.7. El neoconstitucionalismo
• 2.3. La hipótesis del no Derecho
• 2.4. Importancia de la definición del Derecho

P á g i n a 10 | 154
Creando conciencia

La ética del abogado y la abogada


Todo aquel individuo que realiza alguna acción debe tener una serie de normas o reglas que le
indiquen lo que debe y no de hacer y la manera de llevarlo a cabo. A esto se le llama código de
ética.

La medicina, la ingeniería, la psicología y otras disciplinas han establecido un código que rige el
actuar de sus profesionales y el derecho no es la excepción, lo invitamos a consultar el “Código de
ética profesional” del Colegio de Abogados y a reflexionar sobre la siguiente pregunta:

¿Está de acuerdo con los lineamientos de acción que establece este código?

Ambigüedad y vaguedad de la palabra Derecho


En particular parece chusca pero igualmente dramática, la pintoresca
escena que se da cuando un joven recién egresado de la escuela
superior de estudios jurídicos, se encuentra con su familia en la
elegante cena de graduación, a la cual obviamente han invitado al
padrino del homenajeado. A medio festín el orgulloso tutor pregunta al
graduado con cierto aire conspicuo, pues la ocasión es solemne. Y
cuéntanos querido ahijado, ahora que ya eres todo un abogado.

El padrino bienhechor intenta provocar al muchacho para que éste se


luzca, y entonces el entogado jurisconsulto endereza la cabeza
contoneando la ínfula del birrete, carraspea una o dos veces y con tono
doctoral recita:

Los comensales ponen una cara de gran admiración y asienten con la


cabeza mientras intercambian miradas, como si supieran de lo que se
P á g i n a 11 | 154
trata, pero probablemente la única en la mesa que entendió tan rimbombante respuesta, fue la hermana menor
que estudia la secundaria, ya que su profesor de civismo le explicó la misma retahíla nada menos que el día
anterior.

Si bien una charla de café o una cena de graduación no son precisamente un congreso de peritos en derecho, sí
es lamentable que la mayoría de los jóvenes que estudian o han estudiado al derecho, manejen de memoria
como concepto de éste una idea no muy lejana de la mencionada en el exageradísimo caso recién citado.

No quiero sugerir que se trate de un tema sencillo, pues elemental y fácil no son sinónimos. Incluso los grandes
autores todavía no han podido llegar a un pálido acuerdo sobre el objeto en cuestión. En fechas recientes, tuve
la oportunidad de asistir a un examen doctoral, en donde el presidente del sínodo replicó al sustentante con lo
que él calificó como el más difícil cuestionamiento que se puede hacer a un doctor en derecho, precisamente la
pregunta fue: ¿Qué es el derecho?

El Doctor Eduardo García Máynez escribió una suntuosa obra de casi trescientas páginas, intitulada "La
Definición del Derecho”, la cual podría haberse llamado de manera más afortunada "La Indefinición del
Derecho" o algo por el estilo. Por su lado, el jurista británico Hart, es autor de un libro no menos extenso ni
menos notable que el anterior, denominado “El Concepto del Derecho”.

Otros tratadistas buscando salvar los escollos que existen para diferenciar a un concepto de una definición, se
valieron de una estratagema denominando sus obras con títulos como: “¿Qué es el Derecho?”; “La esencia del
Derecho”; La Esencia del Derecho y de la Ciencia del Derecho”; “El Derecho y la Ciencia del Derecho”; pero
indudablemente todos tienen el mismo objetivo: la determinación de los elementos que conforman el contenido
del derecho.

¿Sabía qué?
La palabra derecho denota a idea de rectitud, de algo que es recto, que no se desvía a un lado ni a otro, que se
dirige sin oscilaciones a su propio fin. Deriva del vocablo latino directum, que se aplica para determinar aquello
que está sometido a una fuerza rectora, a un mandato

En derecho romano se le llamaba jus a lo que hoy conocemos corno derecho, esta palabra es la contracción de
jussum, que es el participio del verbo jubere que significa mandar.

En francés se dice "droit”, en italiano "diritto" y en rumano “dreptu"; y en todos estos idiomas procede de la
misma raíz latina mencionada, directum. En inglés existe la palabra “right”, que deriva del latín regere, rectitud,
pero en derecho anglo-sajón (common law), hay muchas otras palabras afines que distinguen a los diversos
aspectos del derecho.

Por ejemplo...
“Law” es la ley, pero entendida como el producto creado por el poder judicial (que para ellos es la fuente
principal), lo cual equivaldría a lo que en la familia jurídica de tradición romanocanónica es la jurisprudencia. De
este vocablo se derivan “lawyer" y “attorney of law”, que es como se denomina a los abogados que representan
a los litigantes en el foro.

P á g i n a 12 | 154
Esta idea corresponde a lo que en términos académicos llamamos derecho objetivo. En cambio “right” es la
potestad o facultad de obrar, que equivale a lo que conocemos como derecho subjetivo. “Act” es el producto
creado por el poder legislativo, que equivale a lo que genéricamente denominamos ley en nuestro sistema
jurídico (leyes del Congreso de la Unión y de los Congresos Locales). “Jurisprudence" es la ciencia del derecho,
evocando a la primitiva acepción latina.

Como se observa, cada término atañe a diferentes facetas del campo jurídico, en cambio en nuestro idioma,
solemos emplear para todos los casos anteriores la multicitada palabra derecho, por lo que se dice que hay una
falta de significación de dicho vocablo, o más propiamente, que posee significados anfibológicos2 o multívocos.

Además del carácter polisémico en el campo jurídico, la palabra derecho encierra otros sentidos conforme a la
semántica y la gramática descriptiva, refiriéndose a: Un conjunto de normas; una disciplina académica; un
conjunto de prerrogativas; las fuentes formales de las reglas de derecho y de las instituciones jurídicas o como
un símbolo de justicia.

Existe una ingente cantidad de definiciones del derecho, casi tantas como autores, lo cual ha creado una
paradójica anarquía en torno al tema, esta es una primera conclusión. Es realmente asombroso que en tantos
siglos no se haya llegado a un consenso respecto a la significación de la palabra “derecho”, que es el concepto
fundamental, del cual se derivan todas las clasificaciones, ramas, doctrinas y demás creaciones intelectuales de
los juristas.

La mayoría de las personas que se dedican al ejercicio de la carrera de Licenciado en Derecho, en cualquiera de
sus diversos campos, no podrían formular con precisión su concepto de lo que es el derecho, fijar los propósitos
que persiguen, detallar los métodos que emplean, ni justificar estos métodos. Todos ellos ejercen su profesión
dando por concedido el concepto.

Reflexión...
¿Cómo se ha podido obtener el prodigioso desarrollo de la Ciencia Jurídica, sin contar con uniformidad en cuanto
al concepto básico?

Diversos objetos de estudio que conforman el conocimiento humano cuentan con acepciones precisas e
indubitables desde tiempos inmemoriales, en su evolución han cambiado los enfoques, las interpretaciones y los
alcances, pero se aseguran casi unánimemente los conceptos de las disciplinas que estudian a determinados
fenómenos, ya sean naturales o sociales. Así, por ejemplo, sabemos que la física es la ciencia que estudia a la
materia y sus cambios externos, o bien que la pedagogía estudia los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Pero ¿Qué pasa con el derecho?

2
Empleo de frases o palabras con más de una interpretación
P á g i n a 13 | 154
Tal vez el problema fundamental reside en precisar cuál es la esencia del derecho, que, conforme a la Teoría
Pura de Hans Kelsen, consiste, en términos generales, en eliminar a todos los agentes extraños y que por ende
son ajenos a la disciplina, quedando solamente ese mínimo común que constituye la esencia del derecho. Este
es sólo uno de tantos enfoques con que los autores han intentado precisar el contenido del derecho y a partir de
éste, definirlo.

Se han considerado diversos aspectos del derecho ya sea por sus fines o conforme a determinadas corrientes
filosófico-jurídicas: iusnaturalista teológica y racional, iuspositivista, idealista, subjetivista, objetivista,
estructuralista, deóntica, analítica, histórica, semántica y otras. Por si fuera poco, otros más proponen que es
imposible, dar una definición.

Una corriente de juristas entre los cuales se encuentran Fritz Schreier y Gabriel García Rojas, sostienen que, a
diferencia de otros objetos del conocimiento, el derecho no puede ser definido al menos mediante el método
aristotélico, que consiste en señalar el genus proximum3 y la diferentia specifica4. Estos estudiosos del derecho
opinan que la aplicación del procedimiento del ilustre estagirita al campo jurídico es la causa de que exista una
inmensa cantidad de definiciones, puesto que ese sector específico o manifestación de la cultura humana al que
se alude con el vocablo “derecho", es tan diverso, que su heterogeneidad no ha permitido, ni permitirá
enmarcar los elementos constitutivos en una fórmula idiomática, que represente verdaderamente su contenido.
Esta es otra conclusión importante. Habrá que analizar los mencionados elementos, para saber si es correcta esa
aseveración. Si se intenta dar una fórmula amplia en la cual quepan todas las posturas que juzguemos
dialécticamente correctas, se debe procurar dentro del marco de esa amplitud, precisar al máximo posible el
contenido de nuestro tema de estudio.

Por medio de un razonamiento lógico, podemos plantear al derecho como una necesidad social, con las
siguientes premisas:

El ser humano requiere para su existencia de vivir en sociedad. Es un zoon politikón5. Posee un
instinto gregario y por tanto inherente a su naturaleza. El ser humano es además un ente que
constantemente busca la realización de sus fines.
La vida de relación impone que su conducta esté ordenada por una autoridad que fije ciertas
normas que, a ser observadas u obedecidas, permitan a todos y cada uno de los miembros del
grupo, alcanzar los fines que se proponen sin impedir con ello que los demás puedan lograr los
suyos en armonía, de manera pacífica y segura.
Con base en lo anterior, el derecho tiene un carácter retrospectivo y otro prospectivo; el primero como
satisfactor de una necesidad de la colectividad, que le proporciona equilibrio y seguridad; el segundo, como la
brújula que orienta el derrotero de los valores sociales hacia el futuro.

3
Género próximo
4
Diferencia especifica
5
Animal Político
P á g i n a 14 | 154
El mundo jurídico se expresa mediante normas que reflejan la voluntad colectiva conforme a los intereses
comunes, más no consiste en las normas en sí mismas. Una teoría neokelseniana muy conocida en Argentina, la
Teoría Egológica de Carlos Cossio, niega todas las ideas que estiman que el derecho es equivalente a las
normas o que ellas establezcan qué cosa es el derecho. Según esta tesis, la experiencia jurídica es una
experiencia de realidades, el derecho consiste en la conducta humana que subyace en esa experiencia, que es
necesariamente una conducta compartida de dos o más personas, por lo cual estima que el derecho es la
conducta de interferencia intersubjetiva, es decir, interferida con otro u otros sujetos.

Sin perjuicio de que puedan existir muchas más, podemos señalar deductivamente algunas de las principales
características del derecho:

Hasta aquí existe más o menos un acuerdo de los autores, pero en relación con otras características
encontrarnos opiniones muy contrastantes. Por ejemplo...

Sobre la obligatoriedad como parte integrante del concepto, hay quienes piensan que no es un elemento
indispensable. Aquí sostenemos que el punto de exclusividad distintiva, dentro de las reglas de derecho y los
demás órdenes rectores de la conducta humana (orden normativo), es precisamente la obligatoriedad, como
legitimación axiológica del derecho, cuando la norma aspira a la realización de los valores supremos de la
colectividad. Por ello, el derecho es el vehículo que conduce a los valores sociales a la realidad.

Rudolf Von Ihering (1989: 8) por su parte nos explica magistralmente su postura, haciendo referencia a la
alegoría mitológica de la diosa de la justicia, que para los griegos era Astrea y para los romanos Themis, al
expresar que:

“La justicia, que sostiene en una mano la balanza donde pesa el derecho, sostiene en la
otra la espada que sirve para hacerlo efectivo. La espada, sin la balanza es la fuerza
bruta, y la balanza sin la espada, es el derecho en su impotencia; se complementan
recíprocamente; y el derecho no reina verdaderamente, más que en el caso de que la

P á g i n a 15 | 154
fuerza desplegada por la justicia para sostener la espada iguala la habilidad que emplea
en manejar la balanza”.

El punto más controvertido se da cuando se plantea la posibilidad de considerar un aspecto científico del
derecho, o su carácter acientífico. Se plantean apasionados argumentos totalmente antagónicos, pasando por
una gama de tonalidades de todo tipo. Reflexión...
¿Por qué se discute tanto si el derecho es ciencia o no? ¿Cambia acaso su valor por ser considerado corno
ciencia?

Se dice que es ciencia todo conjunto de conocimientos ordenados y sistematizados que cuentan con un método
y un objeto de estudio propios. Probablemente una parte del derecho cumpla con los elementos enunciados, y
aun cuando el derecho no utilice el método experimental, se encuentra ubicado dentro de las llamadas ciencias
normativas. El derecho es un objeto de estudio científico, cuando analiza las conductas prototípicas que se
deben plasmar en las normas, recogiéndolas de la realidad para llevarlas a la normatividad, como conductas que
deben ser reguladas.

Aunado a lo anterior, el derecho cuenta con un problema que no todas las disciplinas culturales tienen, que
consiste en que se usa la misma palabra para designar tanto a la disciplina que lo estudia, corno al objeto de
estudio. Nadie confundiría, por ejemplo, a la Astronomía con los astros, a la Biología con los seres vivos, a la
Medicina con la salud, en cambio, se dice que el Derecho estudia al derecho.

Existe una Ciencia del Derecho, que es el aspecto científico del mismo, pero en sí el derecho es más que una
ciencia. Sin embargo, el jurista Carlos Santiago Nino (1974: 36) sostiene que el Derecho no es una ciencia, sino
una dogmática, es decir, un conjunto de dogmas que se aceptan a priori y que no están sujetos a comprobación.
Así mismo, opina que el término ciencia se ha considerado como "una especie de timbre de honor que se le
otorga a una actividad.” Por ello todo lo que sea científico será objeto de admiración y reverencia, pero en
realidad, el derecho sin ser una ciencia es en su opinión, una dogmática, y no tendrá menor jerarquía ni
trascendencia o utilidad.

Pensamos que, ciertamente la esencia del derecho no depende o varía por su clasificación científica o
dogmática, pero creemos que sí existen argumentos suficientes para considerar como científico a un
determinado sector del derecho que se encarga del estudio, investigación, enseñanza y conceptualización
doctrinaria.

Por último, cabe señalar que hay quienes afirman que el derecho es una técnica, lo cual es muy discutible, ya
que el derecho especialmente el procesal, requiere de una técnica con la cual cuenta, al igual que la creación de
preceptos (técnica legislativa y jurisprudencial) y su interpretación (hermenéutica jurídica) para aplicarlos; pero
de ahí a considerar que todo el derecho sea una técnica hay un abismo. Lo que es más aceptable es considerar
que la Ciencia del Derecho se compone de una parte dogmática, otra sistemática y otra técnica.

P á g i n a 16 | 154
Para saber más…
Lea los siguientes materiales:

• “Sobre el concepto del derecho” de Raúl Cervantes Ahumada.

• “La definición del derecho”de Raúl Ortiz Urquidi.

Como ya se ha mencionado previamente, se han considerado diversos aspectos del derecho ya sea por sus fines
o conforme a determinadas corrientes filosófico-jurídicas, a continuación, se muestran algunas de ellas:

Corrientes del pensamiento jurídico y su concepción del Derecho

Iusnaturalismo

Un criterio ético ideal universal e inmutable que es por sí mismo justo, de manera que la ley
injusta no es considerada como derecho para el iunsaturalismo, y en cambio una práctica social
acorde a la naturaleza humana que no está reconocida en la ley, sí se considera como derecho.

Positivismo jurídico

Concibe al derecho como una norma formalmente válida, que ha sido declarada como obligatoria
por la autoridad mediante el procedimiento reconocido como el oficial del Estado, aunque su
contenido sea o no justo.

Teoría institucional del derecho

El derecho solo emana de las instituciones del Estado.

Realismo jurídico

El derecho es un hecho social, una realidad empírica, una conducta con trascendencia jurídica y no
es necesariamente ni la norma (ley) ni el valor que realiza (justicia).

Derecho como interpretación

El derecho no solo es lo que expresa la norma mediante palabras, sino además es lo que los
tribunales dicen que es, con base en la interpretación que hacen de la norma al aplicarla a un caso
concreto, tomando en consideración todas las circunstancias que lo rodean.
P á g i n a 17 | 154
Derecho y la argumentación

El derecho en su expresión normativa se vincula con los argumentos o razones que se hacen a
partir de la ley, para justificar racionalmente su contenido al determinar su aplicación en una
circunstancia determinada.

Neoconstitucionalismo

El derecho presupone a los derechos fundamentales, que en un “estado de derecho” son una
exigencia democrática que la autoridad debe respetar en todo momento por encima de las leyes.

Para saber más...


Lea los siguientes materiales:

• “La concepción del derecho en las corrientes de la filosofía jurídica” de Imer Benjamín Flores Mendoza.
• “La definición del derecho”de la Atlantic International University.

La hipótesis del no derecho


Hay algunos autores que han planteado la posibilidad de una sociedad sin derecho, sin embargo, esto es una
utopía ya que es sencillamente imposible, pues si el derecho desapareciera de la faz de la tierra, la humanidad
duraría el tiempo estrictamente indispensable para autoextinguirse por medio de la fuerza bruta.

Para saber más...


Lea los siguientes materiales:

“Por qué el Derecho” de Manuel Atienza.

P á g i n a 18 | 154
Importancia de la definición de Derecho
La importancia de la conceptualización del derecho estriba en que a partir de ella se formulan las diversas
corrientes de la Filosofía Jurídica. Hay quienes opinan que la definición del derecho tan buscada como la fuente
de la eterna juventud, no existe; y al igual que los alquimistas intentaron encontrar la piedra filosofal, los juristas
investigan afanosa e infructuosamente.

Sin embargo, nosotros pensamos que sí es definible, pero es una ardua tarea dado que al igual que Proteo, es
capaz de manifestarse en las formas más caprichosas, pero como lo señala Hermann Heller respecto del
concepto de Estado y es, en mi opinión, igualmente válido para el derecho “corresponde a cada generación
definirlo”, puesto que al no ser el mismo en todo tiempo y lugar, tampoco es igual su conceptualización.

Bibliografía
• Nino, Santiago, Consideraciones sobre la dogmática jurídica, México, UNAM, 1974.
• Rudolf Von Inhering La Lucha por el derecho, México, Porrúa 1989.

Documento institucional
Atlantic International University, Corrientes de la filosofía jurídica contemporánea, disponible en
https://bit.ly/2tucPI8, consulta: 19/02/2019.

Documentos publicados en Internet

• Atienza, Manuel, “Por qué el Derecho”, disponible en: https://bit.ly/2GQkKaG, consulta: 19/02/2019.
• Cervantes Ahumada, Raúl, “Sobre el concepto del derecho”, Revista de la Facultad de Derecho, México,
núm. 55, julio-septiembre de 1964, t. XIV, disponible en https://bit.ly/2UNSnxy, consulta: 07/02/2019.
• Flores Mendoza, Imer Benjamín, “La concepción del derecho en las corrientes de la filosofía jurídica”, en
Boletín Mexicano del Derecho Comparado, México, UNAMIIJ, año XXX, núm. 90, septiembre-diciembre
de 1997, disponible en https://bit.ly/2V8ijnK, consulta: 19/02/2019.
• Ortiz Urquidi, Raúl, “La definición del derecho”, Revista de la Facultad de Derecho, México, núm. 74, abril-
junio de 1969, t. XIX, disponible en https://bit.ly/2B5xrgr, consulta: 07/02/2019

P á g i n a 19 | 154
Unidad 3: Conceptos jurídicos fundamentales
Introducción
En esta unidad abordaremos el tema de conceptos jurídicos fundamentales. Para entender este tema tenemos
que hacer una especie de paralelismo, es decir, una comparación. Empecemos.

En la naturaleza existe una diversidad de seres vivos, que podemos dividir en plantas y animales, los cuales son
seres pluricelulares, lo que significa que la unidad base de cada ser vivo es la célula, y cada célula tiene un
citoplasma, núcleo, nucleoplasma, membrana, mitocondria cromatina, lisosoma, ribosoma, aparato de Golgi,
entre otros.

Lo mismo sucede con el derecho. Tradicionalmente la doctrina jurídica ha dividido al derecho en público,
privado y social. Cada área a su vez contiene características específicas que lo diferencian de los demás. No
obstante, lo anterior, la unidad base de cada área del derecho (público, privado, o social) son los conceptos
jurídicos fundamentales (también denominado categoría jurídica fundamental), estos conceptos jurídicos
fundamentales son la facultad jurídica, deber jurídico, sanción, ilícito, la persona, justicia, bien común, y
seguridad jurídica.

En este sentido, los conceptos jurídicos fundamentales son los conceptos


básicos, indispensables y universales del derecho, sin los cuales no sería posible hablar de un sistema jurídico. Es
por lo anterior, que el jurista Álvarez Ledesma (2006: 201) sostiene que los conceptos jurídicos fundamentales
permiten describir de forma sintética y precisa los fenómenos y procesos característicos del derecho.

El tema de conceptos jurídicos fundamentales es de gran importancia y en la doctrina las y los autores discuten
sobre cuántos y cuáles son. Sin embargo, existe consenso en reconocer su trascendencia para comprender cómo
funciona un sistema jurídico.

¡Bienvenidos y bienvenidas!

Objetivo particular

El alumnado identificará los conceptos jurídicos fundamentales a fin de describir de forma precisa y sintética los
fenómenos y categorías propias del Derecho.

P á g i n a 20 | 154
Temario
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

• 3.1. El lenguaje y los conceptos


• 3.2.Principio de fundamentalidad de los conceptos jurídicos
• 3.3.Relación entre el concepto de Derecho y la fundamentalidad de los conceptos jurídicos
• 3.4.Categorías jurídicas o 3.4.1. Categorías jurídicas formales o 3.4.1.1. Facultad jurídica o
3.4.1.2. Deber jurídico o 3.4.1.3. Sanción e ilícito
• 3.4.2. Categorías jurídicas materiales o 3.4.2.1 La persona o 3.4.2.2. Justicia o 3.4.2.3. Bien
común o 3.4.2.4. Seguridad jurídica

P á g i n a 21 | 154
La técnica de Feynman
Richard Feynman, Nobel de Física, propone cuatro pasos para aprender lo que sea. Estos pasos consisten en
dejar del lado memorizar para comenzar a comprender. A continuación, le mostramos dichos pasos esperando
le sean de utilidad para fortalecer su proceso de aprendizaje.

El lenguaje y los conceptos

Para comprender integralmente el fenómeno jurídico, lo primero que tenemos que hacer es definir al derecho,
para que posteriormente, estemos en posibilidad de establecer cuáles son los conceptos jurídicos
fundamentales.

Real Academia Española


De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, el concepto es la representación
mental asociada a un significado lingüístico; y la definición es una proposición que expone con
claridad y exactitud los caracteres genéricos y diferenciales de algo material o inmaterial.
El concepto es la representación mental abstracta que transmite un definición significado; la
describe al objeto de estudio, tanto en lo general como en lo particular.

Mario Álvarez Ledesma

“Definir significa precisar con claridad y exactitud los caracteres genéricos y diferenciales de una
palabra o de un concepto” (1995: 40).

Giorgio del Vecchio


Definir significa “colocarlo en su verdadero lugar en el orden de los conocimientos, señalar su
fundamento y las conexiones con otros análogos conforme a su esencial naturaleza” (1962: 16).

P á g i n a 22 | 154
Visto de esta forma, parece sencillo hacer una definición; sin embargo, cuando se trata del fenómeno
jurídico (derecho), la situación es distinta, a tal grado de que se puede sostener la tesis de indefinición
del derecho, del jurista García Máynez.

En este sentido, los problemas que se tienen que superar para emitir una definición son:

Lenguaje
El uso excesivo de la palabra “derecho” en las relaciones sociales nos proporciona la dimensión fáctica del
derecho. Esta usanza arbitraria del lenguaje para expresar situaciones, emociones o condiciones produce que “el
derecho” tenga varias definiciones. El problema sería determinar cuál sería la que mejor lo explique.

No olvidemos, que el lenguaje representa una aproximación empírica del derecho que se traduce en la
omnipresencia del derecho en la vida cotidiana, lo que significa que cada definición esté parcialmente correcta.
Sólo se tiene que precisar cuáles son los rasgos característicos que determinan sus conexiones y diferencias con
otros órdenes normativos (como moral, convencionalismos sociales). El resultado sería una definición que
abarca sólo una parte del derecho.

Perspectiva científica
El derecho como objeto de estudio es analizado por diversas ciencias. De aquí, que habrá tantas definiciones del
“derecho” como ciencias existan. Cada una de ellas nos brindará información que caracteriza y diferencia al
derecho de otros órdenes normativos. Sin embargo, sus definiciones nos proporcionan sólo una parte de lo que
éste es.

Por ejemplo, Javier Hervada sostiene que “el arte del derecho es el arte de lo justo” (1988: 18). Esta definición
utiliza como perspectiva científica a la axiología, no significa que esté mal, sino que sólo analiza la dimensión
axiológica del derecho.

Ahondando en el tema, emitir una definición desde una perspectiva científica significa que puede elaborarse
desde fuera o dentro de lo jurídico (Álvarez Ledesma, 1995: 48).

P á g i n a 23 | 154
Nivel de conocimiento
El derecho tendrá una definición específica, todo dependerá del nivel de conocimiento que se utilice: fáctico o
positivo que hace referencia a cómo es el derecho en la realidad y filosófico, es decir, cómo debe o debería ser
el derecho (Álvarez Ledesma, 1995: 48).

Cada nivel de conocimiento nos brindará información importante sobre el derecho, nuestra tarea será
comprenderla, tener mente abierta y saber cómo utilizarla, además de realizar las conexiones necesarias para
tener una visión más integral del fenómeno jurídico.

Enfoque metodológico
Se refiere al método utilizado para definir. Ya que dependiendo del enfoque que utilice será su resultado.
Los enfoques metodológicos son dos:

1. Realismo verbal:
En un enfoque metodológico utilizado por Platón y Aristóteles, que sostiene que las cosas, objetos,
situaciones, seres vivos, y fenómenos, tienen una sola esencia que se obtiene directamente de la
naturaleza. De aquí, que exista una conexión directa entre lenguaje y realidad.

De acuerdo con este enfoque, las cosas, objetos, situaciones, seres vivos o fenómenos tienen una
característica especial (esencia) que los diferencia de los demás, que lo hacen único.

P á g i n a 24 | 154
Por ejemplo...
Si queremos saber la esencia de un perro, todos estarían de acuerdo que tiene cuatro patas; sin
embargo, existen más seres vivos que tienen cuatro patas, entonces, tener cuatro patas no es la esencia
del perro.
Por lo que cabría la pregunta: ¿cuál es la esencia de un perro?

De acuerdo con Álvarez Ledesma (1995: 42), este enfoque sostiene que sólo existe una definición válida para
una palabra, que se obtiene por intuición intelectual de la naturaleza intrínseca de los fenómenos denotados en
la expresión.

2. Convencionalismo verbal:

En términos muy sencillos, el convencionalismo verbal se refiere a un acuerdo entre personas para establecer
una definición. Este convenio tiene el objetivo de establecer cuál es esa característica que hace únicas a las
cosas, situaciones, objetos, seres vivos o fenómenos.

Una definición es una palabra que permite saber cuáles son las características estructurales inherentes de una
cosa, situación, objeto, ser vivo o fenómeno, es decir, que nos diga qué es.

De acuerdo con Álvarez Ledesma (1995: 42), para el convencionalismo verbal, las cosas sólo tienen propiedades
esenciales en la medida en que los hombres hagan de esas propiedades condiciones necesarias para el uso de la
palabra, decisión que, claro está, puede variar.

Una vez que hemos superado los problemas para definir al derecho (lenguaje, perspectiva científica, nivel de
conocimiento, y enfoque metodológico), lo siguiente es establecer los conceptos jurídicos fundamentales que se
utilizarán en la vida cotidiana social.

Recuerde que...
La función de los conceptos jurídicos fundamentales es establecer un lenguaje jurídico básico que permita
formar relaciones no sólo entre las diversas áreas del derecho, sino también con otras áreas del conocimiento.
Luego entonces, los conceptos jurídicos fundamentales son de suma importancia para el derecho, porque
permiten una comunicación efectiva en la sociedad.

Principio de fundamentalidad de los conceptos jurídicos

El principio de fundamentalidad de los conceptos jurídicos se refiere a que los conceptos que se elaboren en
materia jurídica deben poseer las características de ser básicos, indispensables, y universales, ya que, sin ellos,
no sería posible comprender al Derecho. Derivado de que los conceptos jurídicos fundamentales tienen estas
características para el derecho, también reciben el nombre de categorías jurídicas fundamentales.

P á g i n a 25 | 154
El nombre no es fortuito, pues se debe a que dichas categorías son fundamentales para el derecho, pues se
utilizan para delimitar, describir, identificar al derecho, sobre todo para producir efectos jurídicos dentro de la
sociedad. Asimismo, sirven para trabajar en todas las áreas del derecho, para elucidar su significado, sus
relaciones y criterios de aplicación.

De esta forma, cuando el derecho tiene conceptos básicos, indispensables y universales, se dice que son
fundamentales. Esto permite crear una terminología especializada, que a su vez permite establecer todo un
sistema jurídico eficaz, válido, compatible, y pleno, es decir, los conceptos jurídicos fundamentales son las
estructuras básicas que dan lugar a todo un sistema jurídico.

Debido al carácter fundamental de este tipo de conceptos, es posible afirmar, que dentro de sus funciones se
encuentra ser el fundamento de otros conceptos jurídicos, que denominaremos derivados. Estos conceptos
jurídicos fundamentales permiten la celebración de actos jurídicos, y sobre todo vincula efectos jurídicos a
ciertos sucesos llamados hechos jurídicos.

En este sentido, de nada sirve que podamos definir al derecho ya que, al no tener una terminología
fundamental, podríamos caer en una vaguedad lingüística, debido a la inexistencia de conceptos comunes para
todas las áreas del derecho, y sobre todo por no tener conceptos jurídicos que puedan ser utilizados en otras
áreas del conocimiento.

Los conceptos jurídicos fundamentales representan nuestra identidad epistemológica, puesto que este tipo de
conceptos son tan necesarios, que sin ellos simplemente el derecho no podría funcionar, y caeríamos en el error
de otras áreas del conocimiento ajenas al derecho.

Relación entre el concepto de derecho y la fundamentalidad de los conceptos jurídicos

La relación entre el concepto de derecho y la fundamentalidad de los conceptos jurídicos, la encontramos en


nuestros diversos ordenamientos jurídicos, pues es ahí donde el sistema jurídico se construye sobre la base de
los conceptos jurídicos fundamentales. Éstos hacen posible establecer conexiones, relaciones lógicas entre
conceptos, coherencia en las definiciones, aseguran el máximo de economía, y eliminan la vaguedad lingüística.

El autor nos dice… Luis Martínez Roldán y Jesús Fernández Suárez


Los conceptos jurídicos fundamentales son instrumentos o herramientas imprescindibles para el
estudio y la práctica del derecho… son, además la base teórica para la construcción de muchos
otros conceptos. Su carácter básico hace que puedan ser empleados en casi todas las explicaciones
que se desarrollan en las distintas ramas del derecho; de ahí que se distinguían de expresiones que
tienen un uso restringido, tales como hipoteca, matrimonio, quiebra, etcétera (1997: 177).

El autor nos dice… Rafael Rojina Villegas


Los conceptos jurídicos fundamentales son aquellos que “intervienen como elementos constantes y
necesarios en toda relación jurídica, es decir, en toda forma de conducta jurídica que se produce
por la aplicación de la norma de derecho a los casos concretos” (1982: 123).

P á g i n a 26 | 154
El autor nos dice… Jaime Cárdenas Gracia
Los conceptos jurídicos fundamentales forman un sistema en el que algunos términos son
primitivos (básicos), puesto que no se definen por ninguno de los restantes, mientras que los demás
son derivados, ya que su definición aparece, directa o indirectamente, algunas de las expresiones
(2016: 191).

La definición de Jaime Cárdenas Gracia nos permite identificar tres tipos de conceptos jurídicos:

Conceptos jurídicos generales

Ubicaremos aquí a los conceptos deónticos, también denominados “operadores deónticos”. Su función principal
es establecer la modalidad de la conducta regulada por el derecho, ya sea en acción u omisión. Es general
porque se utiliza en todas las áreas del derecho.

Los conceptos jurídicos generales son cuatro: prohibiciones, permisiones, obligaciones, y potestades. Fuera de
estas cuatro formas de conductas no existen otras.

Conceptos jurídicos fundamentales

Son conceptos básicos, indispensables y universales para el derecho, que permiten crear todo un sistema
jurídico eficaz, válido, compatible, y pleno, por lo que también son el fundamento de los conceptos jurídicos
derivados. Este tipo de conceptos, se dividen en dos:

a) Categorías jurídicas formales: Dentro de este tipo de categoría se encuentran a la facultad jurídica,
deber jurídico, sanción e ilícito.
b) Categorías jurídicas materiales: Dentro de este tipo de categorías se encuentran a la persona,
justicia, bien común, seguridad jurídica.
Estos conceptos jurídicos fundamentales permiten la celebración de actos jurídicos, y sobre todo vincula efectos
jurídicos a los hechos jurídicos. Poseen una órbita de aplicación que excede el campo particular de las distintas
disciplinas dogmáticas como el derecho civil, comercial, procesal, etcétera (Hohfeld, 2009: 8).

Conceptos jurídicos derivados (especializados)

Son conceptos que se utilizan para aludir a las situaciones específicas de que se ocupan las diversas áreas del
derecho. A manera de ejemplo se enlistan los siguientes conceptos jurídicos derivados: prenda, hipoteca,
heredero universal, obligación solidaria, responsabilidad civil contractual, responsabilidad civil extracontractual,
aval, fiador, subrogación, causa de justificación, elemento objetivo del delito, delito
instantáneo, dolo, culpa, Instantáneo, resultado formal, resultado material, tercería incluyente de dominio,
poder notarial, mandato judicial, derecho real, derecho personal, entre otras.

P á g i n a 27 | 154
Categorías jurídicas

Las categorías fundamentales son como las células de un ser vivo, son necesarias para la existencia del ser vivo,
en nuestro caso, son necesarias para la existencia de un sistema jurídico.

Ahora bien, el lenguaje jurídico es substancialmente una parte del lenguaje normal utilizado en la sociedad. Ese
lenguaje se usa para interactuar con las personas, ya sea para celebrar actos jurídicos, o para vincular efectos
jurídicos con ciertos hechos que son considerados como jurídicos. Para poder lograr tal interacción se utilizan a
las categorías jurídicas fundamentales.

¡Importante!
Retomando la idea del paralelismo (comparación) entre un ser vivo con el derecho, las categorías formales son
la unidad base existente en todas las áreas del derecho, pero esas unidades base tienen dos funciones, la
primera será dotar de estructura lógica (categorías jurídicas formales), y la segundas, darle el contenido a esa
estructura lógica (categorías jurídicas materiales), para que, a partir de ello, se genere un sistema jurídico.

Realizando otro paralelismo, el huevo se compone por dos elementos: el cascaron, que representa la estructura;
y la clara con la yema, que representa el contenido. Lo mismo sucede con el derecho, se compone por dos tipos
de categorías: las formales, que representan su estructura lógica; y los materiales, que representan su
contenido.

DIRIGIRSE A LA PLATAFORMA PARA VER EL MENÚ INTERACTIVO APARTADO 5

P á g i n a 28 | 154
Para saber más...
Para profundizar en el estudio de los conceptos jurídicos fundamentales es recomendable que lea los siguientes
materiales:

Capítulo Séptimo. “Conceptos jurídicos fundamentales y la división tradicional de la dogmática jurídica”


del libro Introducción al estudio del derecho de Jaime Cárdenas Gracia, pp. 191-218. Conceptos jurídicos
fundamentales de José Manuel Lastra Lastra, pp. 399-420.

A lo largo de esta unidad ha podido comparar distintos enfoques, ya que, según algunos juristas, los conceptos
jurídicos fundamentales son tres o cuatro, pero hay otros que reconocen como tales a más de quince.

Los conceptos jurídicos fundamentales son categorías abstractas que necesariamente forman parte de las
relaciones jurídicas. A continuación, para complementar lo que hasta ahora ha estudiado, se le presenta una
relación de los principales que reconoce la doctrina jurídica, así como su breve definición.

DIRIGIRSE A LA PLATAFORMA PARA VER EL MENÚ INTERACTIVO APARTADO 6

P á g i n a 29 | 154
Es apasionante el mundo jurídico, y los conceptos jurídicos fundamentales son una muestra de ello. La forma en
como la humanidad se organiza e inventa formas de regulación de conductas efectivas, sus estructuras lógicas, y
el contenido del que se les dota. En las siguientes unidades profundizará más en el estudio y análisis del
Derecho.

Bibliografía

• Albaladejo, Manuel, Compendio de derecho civil, 3.ª ed., Barcelona, Bosch, 1976.
• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho,, México, McGraw Hill, 1995.
• Del Vecchio, Giorgio, Supuestos, concepto y principios del Derecho, trad. De Cristóbal Masso Escofet,
Barcelona, Bosch, 1962.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al Estudio del Derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
• Hart, H.L.A., El concepto de derecho, trad. de Genaro R. Carrió, Editora Nacional, 1980.
• Hervada, Javier, Introducción crítica al derecho natural, 2.ª ed., México, Editora de Revistas, 1988.
• Hohfeld, W.N., Conceptos jurídicos fundamentales, trad. de Genaro R. Carrió, 2009, México, Fontamara,
S.A.
• Kelsen, Hans, Teoría Pura del Derecho, 15.ª ed., México, Porrúa, 2007.
• Martínez Roldán, Luis y Fernández Suarez, Jesús A.,Curso de teoría del derecho, Barcelona, Ariel, 1997.
• Olivecrona, Karl, Lenguaje Jurídico y realidad, 10.ª ed., trad. Ernesto Garzón Valdés, México, Fontamara,
S.A., 2013.
• Rojina Villegas, Rafael, Introducción al Estudio del Derecho, 2.ª ed., Porrúa, México, 1982.
• Von Ihering, Rudolf El fin en el Derecho, trad. de L. Rodríguez, Buenos Aires, Atalaya, 1946, t. II.

Documentos publicados en Internet

• BBC, “4 pasos para aprender todo lo que quieras recomendados por el Nobel de Física Richard Feynman”,
10 de julio de 2016, disponible en: https://bbc.in/2TNm0z5, consulta 26/11/2018.
• Cárdenas Gracia, Jaime, “Introducción al estudio del derecho”, México, IIJ-UNAM/Nostra Ediciones S.A.
de C.V., 2016, disponible en: https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 05/03/2018.
• Lastra Lastra, José Manuel, “Conceptos jurídicos fundamentales”, en Liber ad honorem Sergio García
Ramírez, México, UNAM/IIJ, 1998, t. I, disponible en: https://bit.ly/2SMQxM3, consulta: 06/02/2019.
• Ponce Esteban, María Enriqueta, “Los conceptos de justicia y derecho en Kant, Kelsen, Hart, Rawls,
Habermas, Dworkin y Alexy”, IIJ-UNAM, disponible enhttps://bit.ly/2FL2Khd, consulta: 05/01/2019.
• Schultze, Rainer-Olaf, “El bien común”, en Sánchez de la Barquera y Arroyo (ed.), Fundamentos, teoría e
ideas, México, UNAM/IIJ, 2016, vol. I, disponible en: https://bit.ly/2LnC8WJ, consulta: 05/03/2019

Sitio electrónico

RAE, Diccionario de la Lengua Española, http://dle.rae.es/?id=DgIqVCc

P á g i n a 30 | 154
Unidad 4: Clasificación del Derecho

Introducción
Estimados y estimadas estudiantes, damos inicio a la unidad 4, en la cual se estudiarán temas estructurales
en la formación del profesional en Derecho como lo son el derecho natural, el derecho vigente, el derecho
positivo, el derecho objetivo, el derecho subjetivo, el derecho adjetivo, el sustantivo y las tres grandes
divisiones del derecho como lo son el derecho público, privado y social, adentrándonos de igual forma al
análisis del derecho legislado, el derecho escrito y el consuetudinario. Asimismo, se observarán los
elementos fundamentales del derecho federal, del derecho estatal y del derecho municipal.

A lo largo de la unidad podrá conocer las formas de aproximación a cada rama del derecho y desarrollar un
grado de conocimiento que le permita cimentar su criterio jurídico. Esto es debido a que cada una de las
ramas del derecho anteriormente señaladas, las cuales son abordadas por diversos autores, son
fundamentales para entender el universo jurídico. Al estudiar las mismas, podrá observar las relaciones
que guarda cada una de ellas, como interactúan en la vida jurídica, en qué casos se aplican y para qué
sirven.

Es importante señalar que en nuestro país el derecho día a día se transforma, la ruptura de paradigmas y
los constantes cambios obligan al profesional del derecho a mantenerse actualizado. Al ser usted
estudiante de la Máxima casa de estudios y de la Facultad de Derecho de la UNAM, se tiene el compromiso
de buscar en todo momento la excelencia. Es por ello por lo que los temas que se estudian en la presente
unidad resultan fundamentales para el entendimiento de la constitución de las ramas del derecho a
analizar, así como los cambios que presentan en la actualidad.

Es importante reiterar que el grado de aprendizaje de los temas estudiados es proporcional al nivel que
podrá desarrollar como abogado o abogada, es por ello por lo que se le pide realizar su mejor esfuerzo
para adquirir el mayor conocimiento.

¡Bienvenidos y bienvenidas!

P á g i n a 31 | 154
Objetivo particular

El alumnado identificará las distintas clasificaciones en las que se divide el estudio del Derecho y la
importancia de cada una de ellas.

Temario
Unidad 4. Clasificación del Derecho

• 4.1. Derecho natural, derecho vigente y derecho positivo


• 4.2. Derecho objetivo y derecho subjetivo
• 4.3. Derecho adjetivo y derecho sustantivo
• 4.4. Derecho público, derecho privado y derecho social
• 4.5. Derecho legislado, derecho escrito y derecho consuetudinario
• 4.6. Derecho federal, derecho estatal y derecho municipal
• 4.7. Otras acepciones importantes del derecho

P á g i n a 32 | 154
Creando conciencia

Derecho consuetudinario indígena


En México, la costumbre es fuente secundaria de derecho, pues depende de su reconocimiento para
volverse obligatoria.

Pero ¿qué pasa con los múltiples usos y costumbres de los pueblos indígenas que no han sido reconocidos
por la autoridad? ¿Cree usted que esto coloca al llamado “derecho indígena” en una posición de
subordinación ante el derecho positivo? ¿Qué acciones se podrían llevar a cabo para contrarrestar esto?
Comente y debata al respecto con su grupo en el siguiente foro de debate (este foro no forma parte de su
calificación).

Le recomendamos revise el texto “33. ¿Qué se entiende por derecho indígena, derecho consuetudinario, usos y
costumbres, costumbre jurídica y sistemas normativos locales?”6.

Derecho natural, derecho positivo y derecho vigente


Para iniciar con esta clasificación, es importante partir de la propuesta hecha por Eduardo García Máynez,
a fin de que comprenda mejor el origen del derecho positivo y su distinción con el vigente. Dicho autor en
su teoría de tres círculos busca dos objetivos principales (2005: 44 y 45):

6
http://www.nacionmulticultural.unam.mx/100preguntas/preguntas.php?tema=3
P á g i n a 33 | 154
DERECHO NATURAL: Este tipo de derecho se identifica como el derecho intrínsecamente válido, porque su
validez es absoluta, existe per se (por sí mismo), con independencia del ser humano, por lo que no necesita
el reconocimiento de la autoridad soberana (el Estado).

DERCHO POSITIVO: Es el derecho formalmente válido y positivo, pues es creado o reconocido por la
autoridad soberana.

DERECHO EFICAZ: Este tipo de derecho está relacionado con la facticidad, la cual tiene que ver con que el
derecho goza de mayor o menor eficacia.

En esta propuesta de clasificación es evidente que García Máynez establece que el derecho no es un
fenómeno unidimensional, sino que en él convergen las dimensiones: fáctica, normativa y axiológica.

Ahora bien, profundizando en el tema, es importante que sepa que una de las formas de entender al
derecho natural es como un derecho divino; es decir, las leyes humanas debían sujetarse a una justicia
superior.

De cierta manera, toda teoría del derecho natural debía reducirse a una referencia a Dios como creador de
la naturaleza; así todo orden natural que no se funde en la voluntad divina, caería necesariamente en el
desorden y en el predominio de las personas más fuertes.

Por otro lado, hay corrientes que afirman que el derecho natural puede ser abordado como el concepto de
un derecho originario; principios de justicia existentes antes de un proceso de positividad; transición que
va siendo alimentada por la historia y las circunstancias que la rodean en una sociedad y tiempo
determinados.

Con los aportes de Aristóteles se modifica la idea de que el derecho natural es un orden divino, ya que
concebía al ser humano como parte de la naturaleza, pero con la facultad distintiva de la razón que le hacía
algo especial en el orden general de las cosas y le daba una preeminencia particular. Este reconocimiento
de la razón humana, al mismo tiempo como parte de la naturaleza, pero con capacidad para volición,
discernimiento e invención, formó la base de la concepción estoica de la ley natural. Quienes seguían esta
concepción decían que el ser humano vive de manera natural, si vive de acuerdo a la razón.

Luego entonces, de acuerdo con Carlos Santiago Nino (1984: 24), existen dos tesis filosóficas que se han
desarrollado en torno al derecho natural (iusnaturalismo):

Hay principios que determinan la justicia de las instituciones sociales y establecen parámetros de virtud
personal que son universalmente válidos, asequibles a la razón humana, cuya validez no depende del
reconocimiento efectivo de ciertos órganos o individuos.
b

Los sistemas o las normas jurídicas, aun creadas e impuestas por el poder estatal, no podrán ser
clasificados como derecho, si no satisfacen los principios aludidos en la tesis anterior (a).

P á g i n a 34 | 154
Como puede advertir, el derecho natural se basa sobre principios universales, totales, permanentes,
inmutables, que pueden ser deducidos de la razón, y que por lo mismo existen con independencia del
hombre –existen per se–.

Algunas de las características principales de la corriente iusnaturalista son las siguientes:

El autor nos dice...


Jaime Cárdenas Gracia

Menciona que la concepción iusnaturalista, en términos generales, sostiene: a) una tesis de filosofía ética
que sostiene que hay principios morales y de justicia universalmente válidos y asequibles a la razón
humana; b) una tesis acerca de la definición del concepto de derecho, según la cual un sistema normativo
o una norma no pueden ser calificadas de “Jurídicas” si contradicen aquellos principios morales o de
justicia (2010: 45).

En el caso del derecho positivo en muchas ocasiones los grupos que se encuentran instaurados en el poder
político crean leyes que atentan contra la naturaleza del ser humano, atentando contra él mismo, como el
caso del sistema jurídico positivista Nazi.

A diferencia del positivismo jurídico que no reconoce al iusnaturalismo, el iusnaturalismo sí reconoce al


derecho positivo, sin embargo, establece que para que sea verdaderamente eficaz el derecho positivo se
debe constreñir a los lineamientos del derecho natural, es decir sólo lo reconoce cuando responde a los
derechos naturales, más no cuando se aleja de ellos. El derecho positivo no reconoce al iusnaturalismo
como ya se mencionó, pues el derecho positivo se somete a las formalidades de las autoridades políticas,
mientras que el iusnaturalismo brota de la naturaleza del ser humano.

Por otro lado, hablar de derecho positivo es abordar el iuspositivismo, y consecuentemente, del
positivismo. Con base en esta corriente de pensamiento, el derecho puede ser objeto de una ciencia
(Correas, 2006: 106), y por lo mismo, el tema principal consiste en definir su objeto de estudio; de aquí que
existan diversas teorías que responden a la pregunta ¿qué es el derecho? Por ello, el siguiente paso es
definir al derecho positivo. Para John Austin, es…

Definamos...
Derecho positivo
“Es el mandato dictado por el soberano bajo la amenaza de una sanción, adquiriendo así el carácter de
institucional que lo caracteriza de otros órdenes normativos” (Austin, 1861: 5).

Con base en esta definición es posible afirmar que el derecho positivo se refiere a las normas jurídicas
creadas mediante un proceso legislativo, cuya característica principal es su carácter coactivo.

P á g i n a 35 | 154
Es así como, para la teoría positivista, el derecho es un conjunto de normas jurídicas de cumplimiento
obligatorio establecidas por el Estado en el ejercicio del poder soberano que es esquematizado de la
siguiente manera:

De esta forma, el derecho


positivo que rige en un momento
histórico determinado recibe el
nombre de derecho vigente
(Álvarez, 1995: 69), debido a que es
creado mediante un proceso de
producción de normas jurídicas
ante una autoridad soberana7; de
aquí que se haga obligatoria su
observancia.

Lo cual nos lleva al


concepto de derecho eficaz, que se
refiere a la obediencia del derecho;
por eso se afirma que está
relacionada con el mayor o menor
grado que goza del derecho de
eficacia, es decir, de obediencia.

Para estudiar más sobre el tema de obediencia del derecho, vamos a utilizar la tesis del Mario I.
Álvarez Ledesma (1995: 409), pues de esta forma es posible establecer dos tipos de obligaciones:

7
Poder Legislativo y Ejecutivo
P á g i n a 36 | 154
Ahora bien, cuando una norma jurídica haya sido producida conforme a un procedimiento legislativo,
implica necesariamente que debe ser obedecida, y por lo tanto está provista de eficacia.

Si el contenido de esa norma jurídica no coincide con la moral individual o crítica, no significa que el
derecho pierda su eficacia, pues la misma puede imponerse aun en contra de la voluntad de las personas.
Debe decirse que cualquier inobservancia a una norma jurídica trae una sanción, tal y como sostiene John
Austin.

En conclusión, el derecho natural es un derecho intrínsecamente valido, que existe aparejado a la


naturaleza del ser humano; el derecho vigente se refiere al derecho positivo con plena validez temporal; y
el derecho efectivo es el grado de obediencia que tiene el derecho.

Con las diferencias anteriormente señaladas se puede observar las distintas formas que puede adoptar el
derecho.

Derecho objetivo y derecho subjetivo


Una de las clasificaciones más importantes está relacionada con la función del derecho dentro de un
ordenamiento jurídico (ley, código, reglamento, etcétera), ya que este criterio nos permite diferenciar
entre derecho objetivo y derecho subjetivo.

Definamos...
Derecho objetivo Derecho subjetivo

Conjunto de normas “Conjunto de normas


[...] jurídicas que componen al que puede usarse
para sistema de derecho en designar tanto un
precepto
México (Álvarez, 1995: 68). aislado como un conjunto de
normas, o incluso todo un
sistema jurídico. Decimos,
verbigracia, derecho
sucesorio, derecho alemán,
derecho italiano” (García,
2005: 36).

El uso del concepto de derecho objetivo lo encontramos en el siguiente ejemplo:

P á g i n a 37 | 154
El derecho objetivo mexicano establece en la Constitución Federal un sistema democrático. En esta
oración podemos advertir que el derecho objetivo se refiere al conjunto de normas jurídicas que regulan al
sistema democrático mexicano.

Por ello, Villoro Toranzo sostiene que el derecho objetivo es un sistema de normas que rige
obligatoriamente la vida humana en sociedad (1997: 7).

Entonces, para nosotros el derecho objetivo es una norma o conjunto de normas jurídicas, que permiten,
prohíben u obligan una conducta y, en su caso, definen figuras jurídicas, dentro de un país en un tiempo
determinado.

Por su parte, el derecho subjetivo es una función del derecho objetivo. Es el permiso derivado de la norma
(García, 2005: 36). En términos más prácticos, el derecho subjetivo es la facultad atribuida por la noma del
derecho objetivo (Álvarez, 1995: 67).

Por ejemplo...
Un ejemplo claro de los conceptos señalados es el derecho que las personas tienen a manifestarse y
ejercer la libertad de expresión (derecho subjetivo). Atribución que cuenta con sus límites y debe ser
ejercida dentro de un marco de respeto y apego a la norma que regula el ejercicio de tal facultad
(derecho objetivo).

Ahora bien, resulta importante saber que recibe el nombre de derecho subjetivo porque se refiere al
sujeto, a la persona, a la que se otorga la facultad que le confiere la norma jurídica (derecho objetivo)
(Álvarez, 1995: 67).

En este momento ya sabemos qué es el derecho objetivo y qué es el derecho subjetivo, por lo que estamos
en condiciones de profundizar en el tema. Para conseguir este objetivo, vamos a citar a Eduardo García
Máynez (2005: 37), quien trata el problema sobre orden temporal del derecho objetivo y subjetivo; esto
es, determinar qué derecho es primero, si el objetivo o el subjetivo, problema que se encuentra mal
planteado, porque no es cuestión de temporalidad, ya que ambos conceptos se autoimplican, puesto que
no hay derecho objetivo que no conceda facultades, ni derechos subjetivos que no dependan de una
norma; esto es, si existe la norma, existirá la facultad.

Vea el video “Derecho objetivo y subjetivo”8 y reflexione si puede existir el derecho subjetivo sin el
objetivo.

En conclusión, el derecho objetivo se refiere al derecho como norma, y el derecho subjetivo se refiere a la
facultad derivada de una norma (Pereznieto, 1998: 97).

8
https://www.youtube.com/watch?v=h44aBqi_Uog
P á g i n a 38 | 154
Derecho adjetivo y derecho sustantivo
Desde el punto de vista procesal, podemos dividir al derecho en sustantivo y adjetivo pues sus normas
cumplen con dos funciones:

• Sustantiva: Establecer obligaciones, facultades y deberes.


• Adjetiva: Establecer procedimientos para la aplicación del derecho.

Revisemos más a fondo esta clasificación.

Derecho sustantivo o material


Es todo aquel derecho que no tiene el carácter de procesal; es decir, las normas que establecen
derechos, obligaciones, facultades y deberes para las personas, previendo las sanciones respectivas
para el caso de incumplimiento.
Es el que tradicionalmente se ha utilizado para hacer referencia a las normas del derecho procesal
(Pina, 1985: 216). Es definido por Eduardo García Máynez como “el conjunto de reglas destinadas a la
aplicación de las normas del derecho a casos particulares ya sea con el fin de esclarecer una situación
jurídica dudosa, ya con el propósito de que los órganos jurisdiccionales declaren la existencia de
determinada obligación y, en caso necesario, ordenen que se haga efectiva” (2005: 143).

Derecho adjetivo
Es el que tradicionalmente se ha utilizado para hacer referencia a las normas del derecho procesal
(Pina, 1985: 216). Es definido por Eduardo García Máynez como “el conjunto de reglas destinadas a la
aplicación de las normas del derecho a casos particulares ya sea con el fin de esclarecer una situación
jurídica dudosa, ya con el propósito de que los órganos jurisdiccionales declaren la existencia de
determinada obligación y, en caso necesario, ordenen que se haga efectiva” (2005: 143).

P á g i n a 39 | 154
El derecho adjetivo se compone del conjunto de normas que rigen la jurisdicción9 y los elementos
necesarios para su ejercicio (García, 2005: 144-145). Tanto García Máynez como Pereznieto Castro
sostienen que la mejor denominación para el derecho adjetivo es la de derecho instrumental, en lugar de
procesal.

Estos dos juristas sostienen que el derecho adjetivo es instrumental, debido a que a este derecho también
comprenden normas conflictuales o reglas de conflicto, que tienen como objeto guiar al jurista o al juez
respecto de cuál derecho será aplicable (Pereznieto, 1998: 99).

En conclusión, el derecho sustantivo está compuesto por normas que establecen derechos, obligaciones,
facultades y deberes para las personas, cuyo incumplimiento produce una consecuencia jurídica, y el
derecho adjetivo está compuesto por normas que indican los procedimientos, y reglas de conflicto para la
solución de controversias.

9
Normas que establecen la facultad de las autoridades de justicia para juzgar y aplicar las leyes en el territorio donde se
emplean. Estado, Municipio, Federación
P á g i n a 40 | 154
Derecho público, derecho privado y derecho social
Si utilizamos como criterio de clasificación las relaciones que regula el derecho, podemos clasificarlas en
derecho público, derecho privado y derecho social.

Es importante aclarar que se trata de un tema sumamente polémico, al grado de que Höllinger expone en
su obra El criterio de la oposición entre derecho privado y derecho público, 104 teorías y concluye que
ninguna de ellas es satisfactoria.

Tradicionalmente, el derecho se ha enseñado en las escuelas de los países cuyo sistema legal pertenece a
las familias jurídicas de tradición romano canónica10, como un saber que se divide en dos grandes grupos:
el derecho público y el derecho privado. Lo anterior, siguiendo la clasificación que deriva de la definición
que Ulpiano hizo, a la que se le conoce como clásica11 o del del interés en juego12.

Desde tiempos remotos, la división del derecho ha sido una de las tareas principales de las personas
dedicadas a esta ciencia. La manera en que desde entonces se organizaba el Imperio romano, las
atribuciones que tenían en su calidad de gobernantes, su organización y funciones, estaban claramente
delimitadas y separadas de aquellas normas dirigidas a la ciudadanía. Tal referencia es importante, ya que
nos dará un parámetro desde donde partir en el estudio y entendimiento del porqué de la división del
derecho.

Entonces, podemos resumir los problemas para realizar la distinción entre derecho público, privado y
social con las tres teorías más importantes que se han elaborado al respecto:

Interés en juego
Interés en juego

Es una teoría elaborada por el jurista romano Ulpiano, para quien el derecho público es aquél que atañe a
la conservación de la cosa romana, y el derecho privado el que concierne a la utilidad de los particulares. A
esta teoría se le conoce con el nombre de teoría del interés del juego (García, 2005: 132).

Así, en toda norma jurídica subyace inherente un interés en juego, el cual, al preservar un beneficio común
para toda la sociedad, la convierte en norma de derecho público, y al ser exclusivo de cierto particular o
grupo de ellos en concreto, la conceptúa como derecho privado.

Esta teoría ha sido objeto de múltiples críticas y objeciones; podemos resumir que casi todas giran en tomo
a la subjetividad del concepto que se utiliza como criterio de distinción, ya que ambos intereses, el público
y el privado, coexisten inseparablemente en unidad dialéctica, por lo que no podemos separarlos, toda vez

10
Según René David, o civil law según los anglosajones
11
Por ser la primera y la válida durante muchos siglos
12
Precisamente ese es el fulcro para distinguir entre ambos
P á g i n a 41 | 154
que por un lado el interés público es la suma de los intereses privados, y por otro, la protección del interés
de un particular le concierne a toda la sociedad y a su organización política.

Naturaleza en la relación
Naturaleza en la relación

Es la teoría más aceptada entre los juristas; consiste en sostener que el criterio diferencial entre los
derechos privado y público no debe buscarse en la índole de los intereses protegidos, sino en la naturaleza
de las relaciones que las normas de aquellos establecen (García, 2005: 134).

De esta forma, estamos en presencia del derecho privado cuando existe una relación de coordinación,
donde los sujetos que en ella (la relación) figuran, se encuentran en un plano de igualdad, como es el caso
de una compraventa celebrada entre particulares o entre un particular y el Estado, cuando éste no
interviene en su carácter de entidad soberana (Pereznieto, 1998: 99).

Asimismo, estamos ante la presencia del derecho público cuando existe una relación de subordinación,
donde las personas a quienes se aplica no son jurídicamente iguales; por ejemplo, la celebración de un
contrato de cualquier índole entre el Estado como ente soberano y un particular (Pereznieto, 1998: 99).
Tesis de Roguin
Tesis de Roguin

Para este autor la calidad con que el Estado interviene en la relación jurídica puede determinarse
examinando si la actividad del órgano de que se trate se encuentra sujeta a una legislación especial o a las
leyes comunes. Si existe una legislación especial, establecida con el propósito de regular la relación, ésta es
de derecho público; si por el contrario el órgano estatal se somete a la legislación ordinaria, la relación es
de índole privada (García, 2005: 135).

De manera global, el derecho social inicia como una forma de derecho público, a partir de los movimientos
sociales, tales como laborales, agrarios y de seguridad social. En nuestro país se surge a partir de la
Constitución Política Federal de 1917.

En este máximo ordenamiento jurídico se establecen derechos relacionados con las condiciones laborales,
con la propiedad de las comunidades, de los ejidos, de la propiedad privada y propiedad de la nación, así
como los derechos de seguridad social. Asimismo, se han incluido normas jurídicas relacionadas con la
cultura (patrimonio cultural), y medio ambiente (patrimonio ecológico), siendo éstas, la más reciente
inclusión a esta área del derecho.

Su principal objetivo es establecer normas que busquen una igualdad entre las clases sociales, entre las
personas, y sobre todo, asegurar que las futuras generaciones cuenten con las mismas o mejores
condiciones sociales, culturales y de medio ambiente.

P á g i n a 42 | 154
Ahora bien, es importante saber cuáles son las materias que comprende cada área del derecho, a fin de
que sepa anticipadamente qué tipo de relaciones regula, y en consecuencia, pueda elaborar argumentos
contundentes en su vida profesional. De esta forma tenemos:

Derecho legislado, derecho escrito y derecho consuetudinario


El derecho tiene diversas maneras de ser creado, representado y atendido. No siempre es un derecho
escrito en alguna norma; de igual forma, no siempre deriva de la misma fuente; por ello, en este apartado
estudiaremos la clasificación hecha con base en la fuente de la cual emana el derecho; esto es, vamos a
estudiar al derecho legislado y al derecho consuetudinario.

El derecho legislado es, en términos sencillos, el derecho creado por el Poder Legislativo13, en conjunto con
el Poder Ejecutivo14; es decir, se refiere al derecho que es elaborado por un órgano específico dotado de la
facultad para crear normas imperativas, generales y abstractas.

Para que el derecho pueda tener la característica de derecho escrito es menester que el o los documentos
en que aparezcan normas sean promulgados por la autoridad competente como derecho del país
(Pereznieto, 1998: 98).

En este sentido, el sistema jurídico mexicano, como el de la mayoría de los países de América Latina, es
escrito porque reconocen en la ley el carácter de fuente formal principal, dejando a la costumbre como
una fuente secundaria.

Por su parte, el derecho consuetudinario es el derecho que tiene su origen en la costumbre, en la práctica
reiterada de ciertas acciones a través del tiempo por un grupo determinado. Los usos y costumbres de

13
La Cámara de Diputados y Cámara de Senadores
14
Presidencia de los Estados Unidos mexicanos
P á g i n a 43 | 154
ciertos grupos sociales son un ejemplo de cómo el derecho consuetudinario adquiere sustancia y que
posteriormente es traducido en derecho positivo mediante la decisión de los tribunales.

Así podemos hablar de un derecho consuetudinario estadounidense o británico, en la medida en que es


un derecho integrado por las costumbres y las decisiones de tribunales. Este derecho se denomina
common law10. Su naturaleza es principalmente jurisprudencial y en sus orígenes, con una base formada en
la costumbre.

¿Sabías que...?
El sistema de cortes federales en los Estados Unidos de América tiene tres niveles principales: cortes
distritales (la corte de juicio); cortes de circuito, que son el primer nivel de la apelación; y la Suprema Corte
de los Estados Unidos, el último nivel de apelación en el sistema federal. Existen 94 cortes distritales, 13
cortes de circuito y una Suprema Corte en todo el país (Universidad de San Diego-Justice in México-
Programa de OASIS, 2016: 1).

El derecho consuetudinario presenta, principalmente, dos problemas:

1. Nacional: Que está relacionado con las soluciones que brinda el derecho legislado y las soluciones
que brinda el derecho consuetudinario, pues suele suceder que ambas soluciones pueden ser
opuestas, resultando problemático determinar qué derecho debe aplicarse.
2. Internacional: Que está relacionado con la inmigración, la discriminación y la generación de políticas
afirmativas para las minorías étnicas y pueblos indígenas, tratando de cambiar sus costumbres por
una serie de reglas acordadas mediante tratados internacionales.

Por ejemplo...
Revise el video Derecho consuetudinario en el cual se ejemplifica este derecho; ponga especial atención
en los siguientes puntos:

• ¿Cuál es la conducta que da origen a la aplicación del derecho consuetudinario?


• ¿Qué decisión se tomó para solucionar el problema?
• ¿Quién tomó esa decisión?
• ¿Quién(es) ejecutaron la decisión tomada?

Derecho federal, derecho estatal y derecho municipal


Tomando como criterio de clasificación la organización política de nuestro país, podemos sostener que
existen tres tipos de derecho: derecho federal, derecho estatal y derecho municipal. Lo anterior, debido a
que México se encuentra organizado bajo la figura del federalismo.

P á g i n a 44 | 154
El federalismo establece tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal. Tal división ha sido diseñada
con la finalidad de ordenar la administración del Estado, además de compartir derechos y obligaciones. En
otras palabras, se puede entender como un esquema de organización política basado

10
Significa derecho común. Aunque este elemento puede ser definido como “derecho consuetudinario”, el término en
inglés se utiliza para identificar a los países de tradición anglosajona basados en un sistema jurisprudencial

en tres figuras de autoridad que gozan de cierta autonomía, y coordinadas por una entidad central, existiendo
variedad en los esquemas federales alrededor del mundo, pero todos con una estructura similar.

Derecho federal
Está formado por un conjunto de normas y leyes dictadas por el Congreso de la Unión, que tienen vigencia en
todo el territorio.

Derecho estatal
Conjunto de normas y leyes aplicables en un territorio determinado11. Los estados, por mandato constitucional,
tienen la facultad de crear su propia legislación, sin que ésta invada la competencia y atribuciones reservadas
para la Federación.

Derecho municipal
Conjunto de normas que se aplican en los municipios de los estados. Éstos cuentan con capacidad jurídica para
aplicar sus propias normas y gozan de cierta autonomía.

Otras acepciones importantes del Derecho


Otra corriente del derecho es el realismo jurídico mismo que ha implicado una confrontación entre el
deber ser establecido por la norma y lo que es. Por ello observa al derecho como algo dinámico más no
estático. Es así como el realismo jurídico, cuyo principal exponente para muchos ha sido el destacado
jurista Alf Ross, ha sido influencia en diversas escuelas constructivistas a nivel mundial y en específico en
Estados Unidos de Norteamérica con los denominados Critical Legal Studies que es la corriente referente a
la crítica de la indeterminación del derecho y en la investigación de la función como ideológico legitimador.

Es importante señalar las principales diferencias entre el positivismo jurídico, el iusnaturalismo y el


realismo jurídico, para ello se presenta el siguiente cuadro:

P á g i n a 45 | 154
11
Alguno de los Estados de la República Mexicana

Con lo anterior se observan los elementos generales de cada corriente jurídica. Con el análisis de las
características específicas de cada corriente podemos entender la forma en la que opera cada una de ellas
y las razones que fundamentan su existencia, cerrando con el análisis abordado en la presente unidad para
dar paso a los ejercicios de aprendizaje.

P á g i n a 46 | 154
Bibliografía
• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho,, México, McGraw Hill, 1995.
• Austin, John, The province of jurisprudence determined, 2.ª ed., Londres, Dumond, 1861.
• Cárdenas Gracia, Jaime, La argumentación como derecho, México, UNAM, 2010.
• Correas, Óscar, Metodología jurídica II. Los saberes y las prácticas de los abogados, México,
Fontamara, 2006.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al estudio del derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
• Pereznieto Castro, Leonel, Introducción al estudio del derecho, México, Harla, 1998.
• Pina Vara, Rafael de, , Diccionario de derecho, 38.ª ed., México, Porrúa, 1985.
• Santiago Nino, Carlos, Introducción al análisis del derecho, 3.ª ed., Barcelona, Ariel, 1987.
• Villoro Toranzo, Miguel, Introducción al estudio del derecho, 6.ª ed., México, Porrúa, 1994.

Legislación
• Tribunal Superior de Justicia para el Distrito Federal, Ley de Justicia Alternativa del Tribunal Superior
de Justicia para el Distrito Federal, última reforma publicada 20/08/2015, disponible en
http://bit.ly/2ncFf5Y, consulta: 25/01/2018.

Documento publicado en Internet


• Zolla, Carlos y Zolla Márquez, Emiliano, “Los pueblos indígenas de México, 100 preguntas”, México, UNAM,
2004, disponible en https://bit.ly/2DzT0Uv, consulta: 13/02/2019.

Audiovisuales
• García, Marlon, Derecho consuetudinario, [archivo de video], disponible
en https://bit.ly/2QXwgX8, consulta: 11/02/2019.
• Ius nexus, Derecho objetivo y subjetivo (Eduardo García Máynez), [archivo de video], disponible en
https://bit.ly/2SRbANR, consulta: 13/02/2019.

P á g i n a 47 | 154
Mi experiencia de aprendizaje
Diversas corrientes del derecho

Cuadro comparativo y opinión


En la presente unidad se han estudiado las corrientes jurídicas más importantes y fundamentales para la
formación del profesional en derecho. Se ha analizado al positivismo jurídico y al iusnaturalismo entre
otros temas de importancia trascendental. Con el desarrollo del presente ejercicio podrá identificar las
particularidades de cada corriente jurídica y de esa forma tener un entendimiento claro de cada una de
ellas.

Elaboré un cuadro comparativo que incluya las siguientes distinciones jurídicas:

Posteriormente, desarrolle una opinión con una extensión de una cuartilla de los temas analizados dentro
de la unidad.

P á g i n a 48 | 154
Unidad 5: Derecho y normas
Introducción

Cuando hablamos de normas nos referimos al mundo del deber ser, es decir, a reglas de comportamiento
que, en conjunto, se le denominan órdenes normativos, también denominados complejos normativos.
Se definen como el conjunto de reglas que regulan el comportamiento del ser humano, a fin de asegurar
la convivencia social, en un tiempo y lugar determinado.

Lo anterior significa que en la sociedad conviven simultáneamente diferentes tipos de órdenes


normativos, como la moral, la religión, los convencionalismos sociales, y el derecho. Es precisamente
éste último, el que está compuesto no sólo por normas, sino además por otras entidades jurídicas tales
como reglas, leyes, y principios.

Hemos estudiado los diferentes problemas que existen para definir al derecho, dentro de los cuales se
encuentra la polisemia de la palabra “derecho”, y es precisamente, lo anterior lo que permite que en la
sociedad se use indistintamente las palabras “regla”, “norma”, “ley”, “principio” como sinónimos. Ahora
entonces, resulta importante para nosotros no cometer el mismo error.

Es cierto que existen semejanzas entre los órdenes normativos, pero no debemos confundirlas, saber
distinguirlas entre cada una de ellas nos permitirá ser mejores profesionales del derecho. En atención a
lo anterior, en esta unidad nos proponemos el objetivo de distinguir a las normas jurídicas de otras
normas, señalando su concepto, elementos, características y clasificación.

Objetivo particular

El alumnado ubicará la tipología normativa con el fin de distinguir las normas jurídicas de otras normas,
señalando su concepto, elementos, características y clasificación.Temario

Unidad 5. Derecho y normas

• 5.1. Normas y otras entidades jurídicas o


5.1.1. Ley, regla, principio y norma

P á g i n a 49 | 154
• 5.2. Normas y normas jurídicas o
5.2.1. El mundo del deber ser y diversos
órdenes normativos o 5.2.2.
Criterios de distinción entre los diversos
órdenes normativos
 5.2.2.1. Conducta regulada
 5.2.2.2. Autonomía y heteronomía
 5.2.2.3. Unilateralidad y bilateralidad
 5.2.2.4. Incoercibilidad y coercibilidad
 5.2.2.5. Sanción
 5.2.2.6. Sujetos a quienes regulan
 5.2.2.7. Los fines perseguidos
 5.2.2.8. Institucionalidad
• 5.3. Normas jurídicas o 5.3.1.
Concepto o 5.3.2. Elementos o
5.3.3. Clasificación

Creando conciencia

Los derechos humanos en la época medieval

Durante la época medieval existió un derecho natural cuyo fundamento es la Divinidad, bajo esta
postura, será Derecho lo que la Divinidad ordene.

Debido a que no todas las personas pueden tener contacto con la divinidad, es la clase sacerdotal la que
sí puede, esto explica porque la religión católica adquirió mucho poder durante la época medieval, e
incluso esta fundamentación justifica la existencia de la Santa Inquisición.

La Santa Inquisición fue el órgano de justicia encargado de imponer el orden establecido por la Divinidad,
es por ello, que nadie podía cuestionarlos. Por otra parte, el problema que presentaban los derechos
humanos en la época medieval era el concepto de persona. Pues sólo eran consideradas como personas
a los sujetos de religión católica, y los demás eran considerados como salvajes.

Luego entonces, si son salvajes se pueden conquistar, y colonizar sus tierras, pues tienen el poder divino
a su favor.

¿Considera que en la actualidad existe el uso de la religión como imposición?

Usted no debe olvidar que todos somos seres vivos, entonces, todos debemos colaborar mutuamente
para vivir en armonía.

Todos tenemos los mismos derechos.


P á g i n a 50 | 154
Normas y otras entidades jurídicas
Como señala Leonel Pereznieto (1998: 80), el derecho se define como un conjunto de normas jurídicas
que contienen facultades, que imponen deberes y que otorgan derechos a fin de establecer las bases
de convivencia social y cuyo fin es dotar a todos los miembros de la sociedad de los mínimos de
seguridad, igualdad, libertad y justica, con la característica principal de ser coactivas, es decir, que se
pueden imponer aun en contra de la voluntad.

La definición de Pereznieto nos permite identificar que el orden normativo jurídico está compuesto por
cuatro entidades jurídicas: leyes, reglas, principios y normas. Luego entonces, como primer paso para
comprender mejor las características de cada orden normativo, es importante saber el significado de las
palabras norma jurídica, ley, regla, y principio, ya que, dentro de cada ordenamiento jurídico, todas
coexisten.

Ley, regla, principio y norma

Ley
Por ejemplo...
Ley

• Norma jurídica obligatoria y general dictada por legítimo poder para regular la conducta de los
hombres o para establecer los órganos necesarios para el cumplimiento de sus fines (De Pina y
De Pina Vara, 1985: 335).
• Regla jurídica, debido a que es creada por autoridad competente, y es obligatoria por la misma
circunstancia […] es general y rige la conducta de los hombres en sociedad (Pereznieto, 1998:
81).

Ambos autores coinciden en sostener que una ley regula la conducta de las personas, sin embargo,
siendo más exhaustivos en la definición, podemos sostener que el término ley se refiere, propiamente,
a un solo cuerpo normativo jurídico, y como un solo ente, una Ley está compuesta por diversas normas
jurídicas, reglas y principios, que regulan el comportamiento de las personas, en cierta materia o área
del Derecho.

Por ejemplo...

P á g i n a 51 | 154
Materia penal

Su campo de acción son los hechos ilícitos considerados como delitos, pero debido a la gran velocidad
en la que la sociedad cambia, el Código Penal Federal es insuficiente para prever todas las conductas que
serán consideradas como delitos. En virtud de lo anterior, se crean leyes específicas para solucionar el
problema así, por ejemplo, tenemos a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, cuyo objetivo es
establecer las reglas para la investigación, persecución, procesamiento, sanción y ejecución de las penas,
por los delitos cometidos por alguna persona perteneciente a la delincuencia organizada.

Por ejemplo...
Derecho privado

La Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, cuyo objetivo principal es regular los títulos de
crédito, desde su emisión, expedición, endoso, aval o aceptación y las demás operaciones que en ellos
se consignen, al igual que en materia penal u otra área del derecho, en este ordenamiento jurídico se
establecen normas, reglas, y principios.

Regla
La palabra regla proviene del vocablo latín regŭla, y es utilizada para diferentes situaciones.

A nosotros nos interesan las definiciones que tienen que ver con la acción humana, puesto que
nuestro objeto de estudio es el derecho. En este sentido, retomando las definiciones del Diccionario de
la Real Academia Española, una regla es:

• Aquello que ha de cumplirse por estar convenido en una colectividad.


• Conjunto de preceptos fundamentales que debe observar una orden religiosa.
• Modo establecido de ejecutar algo.
• Modo establecido de ejecutar algo.
• En sentido moral, razón a que han de ajustarse las decisiones y las acciones.
• En sentido moral, moderación, templanza, medida.

Bajo esta tesitura, una regla tiene el objetivo de regular el comportamiento de las personas, ya sea como
guía, para la toma decisiones, o como un mandato.

P á g i n a 52 | 154
Definamos...
Regla

• Es una proposición práctica perteneciente a un ámbito óntico-práctico (Robles, 1988: 116). Es


decir, la regla es un supuesto fáctico que se cumple, ya que si fuera deóntico-práctico la regla
debe ser un supuesto fáctico que debe cumplirse.

• Cualquier proposición prescriptiva. Este término es generalísimo y entiende los conceptos más
limitados de norma, máxima y ley (Abbagnano, 1998: 840).

Para García Máynez (2005: 4), la regla de comportamiento cuyo cumplimiento es potestativo (que no es
de cumplimiento obligatorio), recibe el nombre de regla técnica.

Con base en lo anterior, podemos afirmar que una regla es un mandato prescriptivo, que permite,
prohíbe, u obliga una conducta, misma que puede consistir en una conducta de hacer o no hacer, en
realizar o no una actividad.

Es un mandato porque se refiere a una orden, que es dada por alguien que tiene autoridad para emitirla,
pudiendo ser de naturaleza divina o humana; es prescriptiva porque una regla establece una
determinada forma de comportamiento.

Este mandato prescriptivo puede establecer una conducta permitida, prohibida u obligatoria. Aclarando
que, de acuerdo con el principio lógico de no contradicción, una regla sólo debe utilizar un operador
deóntico (prohibir, permitir u obligar), es decir, o bien permite o no una conducta; obliga o no a realizar
una conducta; o en su caso, prohíbe o no una conducta. De esta forma, ya en materia de Derecho, una
regla se ve materializada en una norma jurídica que siempre establecerá una prohibición, permisión u
obligación, de realizar una conducta de hacer o no hacer, o de ejecutar una actividad o no.

Principio
Robert Alexy (1997: 86) sostiene que los principios son mandatos de optimización, caracterizados por el
hecho de que pueden ser cumplidos en diferente grado.

El jurista Juan Manuel Romero Martínez (2017: 49-50) describe a los principios de la siguiente forma:

En cuanto a sus cualidades: Se constituyen como pautas no definitivas; es decir, orientadoras. Su elemento
identificativo es su peso o relevancia para cada caso judicial; en cuanto a sus caracteres, es abierto porque no se fijan
como tales supuestos de hecho conectados con una consecuencia jurídica. Así, no se puede conocer a priori la forma
de aplicación de éstos; en cuanto a su esquema de cumplimiento, desarrollan un cumplimiento cambiante; esto es, es
susceptible de cumplirse de forma variable, dependiendo del contexto particular; en cuanto a su forma de resolución
del conflicto o colisión, se resuelve mediante la operación de ponderación, lo que no significa que uno de los principios
tenga que ser expulsado del sistema jurídico, sino que sólo es inaplicado para el caso en concreto.

Por su parte, el jurista Jaime Cárdenas Gracia (2016: 111-112) sostiene que es posible identificar a un principio por
cinco variables:

P á g i n a 53 | 154
P á g i n a 54 | 154
P á g i n a 55 | 154
P á g i n a 56 | 154
Tomando en consideración toda la información anterior, podemos señalar que un principio es un
mandato de optimización de un derecho subjetivo, cuya función principal es orientar las decisiones que
resolverán los conflictos que se planteen ante las diversas autoridades de impartición de justicia, sean
estas administrativas, legislativas o judiciales.

Norma
Ahora sabemos que una regla es un mandato prescriptivo, y en virtud de ello, podemos sostener que
todos los órdenes normativos se componen de reglas, pues se encargan de regular el comportamiento
de las personas.

Ahora la cuestión a dilucidar es saber si los órdenes normativos están compuestos por normas. Ante esta
situación, cabe precisar que ya hemos utilizado el término “norma”, para referirnos a los órdenes
normativos, dando una conclusión anticipada. Por ello, nuestro objetivo inmediato es saber si los
órdenes normativos, también, están compuestos por normas.

Para conseguirlo utilizaremos la tesis de García Máynez (2005: 4), quien sostiene que el término norma
se usa en dos sentidos:

P á g i n a 57 | 154
Esta tesis es complementada por Villoro Toranzo (1966: 465), quien sostiene que una norma debe ser
general, esto es, que se debe dirigir a un número indeterminado de personas, y que la misma debe haber
sido emitida por quien tiene autoridad para regular la conducta.

Definamos...
En atención a lo anterior, podemos concluir que una norma jurídica es una regla de conducta, que
impone deberes o confiere derechos, cuyas características son que es general, coercitiva, bilateral,
exterior, heterónoma, y es emitida por una autoridad facultada para ello.

Dado que una norma es general y es emitida por una autoridad facultada para ello, es posible afirmar
que los órdenes normativos están compuestos de normas, debido a que todos ellos son generales, y son
emitidos por un tercero, cuya característica principal es su autoridad suprema sobre todas las personas
que deben cumplir con las normas emitidas.

Tanto las normas como las reglas son reglas de conducta, son mandatos prescriptivos, son generales y
son emitidos por una autoridad suprema facultada para ello; sin embargo, a diferencia de las reglas, las
normas son el instrumento mediante el cual funcionan los órdenes normativos, por eso es posible hablar
de normas jurídicas cuando se habla de Derecho; de normas morales cuando se habla de la Moral; de
normas religiosas cuando se habla de Religión; y de convencionalismos sociales cuando se habla de reglas
de trato social, pues toda norma es una regla.

Sin embargo, no toda regla es una norma ya que, retomando las definiciones aportadas por el Diccionario
de la Real Academia Española, la palabra regla se utiliza no sólo para hacer referencia al comportamiento
humano, sino para referirse a un instrumento, instrucciones, métodos, ley natural, proceso fisiológico
de la mujer, regla de lenguaje, o a una pauta de escritura. En cambio, la palabra norma sólo se utiliza
para aludir a una conducta humana. De aquí, que cuando se hable de Derecho se utiliza la palabra norma,
pues lleva implícito el significado.

A manera de conclusión, tenemos los siguientes conceptos clave:

Ley

Cuerpo normativo compuesto por reglas, principios, y normas jurídicas.

Regla

Mandato prescriptivo que permite, prohíbe, u obliga una conducta, que se hace consistir en una
conducta de hacer o no hacer, en realizar o no una actividad.

Principio

P á g i n a 58 | 154
Es un mandato de optimización de un derecho subjetivo, cuya función principal es orientar las decisiones
que resolverán los conflictos que se planteen ante las diversas autoridades de impartición de justicia,
sean estas administrativas, legislativas o judiciales.

Norma

Regla de conducta que impone deberes o confiere derechos cuyo cumplimiento es obligatorio.

Normas y normas jurídicas


Hablar de humanidad es referirnos al hombre y a la mujer, considerados como especie, por lo que
presentan características que los diferencian de los demás seres de nuestro planeta, como las plantas,
animales, u objetos, entre las que destacan: capacidad de razonar, transformar objetos de la naturaleza
y vivir en sociedad.

De esas características debemos destacar la de vivir en sociedad, pues, como afirma Álvarez Ledesma
(2006: 6) el ser humano es un ser social por necesidad, por razones de supervivencia biológica. No
olvidemos que, en términos biológicos, podríamos decir que el ser humano es una de las especies más
débiles. En este sentido, el ser humano necesita de la sociedad para su supervivencia biológica, ya que,
como afirma Recaséns Siches (1991: 21), el ser humano requiere de una interpretación inicial del mundo
en que se halla y es incapaz de satisfacer por sí mismo todas sus necesidades.

Lo que nos permite afirmar que la explicación del por qué y para qué de la vida en sociedad tiene,
evidentemente, un carácter antropológico (Álvarez Ledesma, 2006: 6), pues el ser humano, para ser y
desarrollarse como tal, requiere de la sociedad. Es así como la vida del ser humano en sociedad implica
una serie de actividades, que son consideradas como acciones, las cuales generan diversas
consecuencias en la sociedad. Al respecto, cabe señalar que actuar es provocar o evitar un cambio
intencionalmente (a voluntad) en el mundo (en la naturaleza) (González, 2002: 17).

En virtud de lo anterior, es importante diferenciar entre suceso y acción. El jurista Daniel González (2002:
18), a raíz de su estudio de la tesis de acción de G.H. von Wright, afirma que los sucesos pueden ocurrir
con independencia de un agente; en cambio, las acciones requieren siempre uno que las realice. La
acción no es un suceso, sino la producción de un suceso por un agente, un ejemplo práctico sería: “Si el
agente no hubiera intervenido, el suceso X no habría tenido lugar”.

Ante esta postura antropológica (supervivencia biológica), que explica el elemento constitutivo de lo
humano, se encuentran las siguientes:

P á g i n a 59 | 154
Capacidad de Razonamiento
Esta característica fundamental distingue lo que es humano de lo demás, pues para tomar una
decisión es una condición necesaria que el ser humano piense y reflexione, previamente. Esta forma
de actuar le permitió distinguirse de los demás animales, a tal grado de establecer todo un sistema
jurídico, y un sistema de impartición de justicia.

Capacidad de transformar el medio ambiente


Otro sector doctrinario sostiene que el elemento constitutivo de lo humano es su capacidad de
transformar cualquier elemento de la naturaleza para utilizarlo a su favor. De esta forma, las
comunidades primitivas empezaron por fabricar herramientas de caza, tales como arcos y flechas,
esto le permitió proveerse de alimentos suficientes para alimentar no sólo a su grupo social, sino
que más grupos sociales, dando lugar al comercio y a la estructuración de las sociedades más
complejas.

Libertad de elección
Esta postura es sostenida por el jurista Jaime Cárdenas Gracia, quien sostiene que el elemento
constitutivo de lo humano es su libertad de elección. De esta forma, esta libertad de elección es de
carácter psicológico, pues debido a esta capacidad el hombre estableció un sistema jurídico, y
decidió que personas serían nombradas como sus autoridades. En conclusión, para esta postura, la
libertad de elección le permitió al ser humano nombrar a sus autoridades, cuyas decisiones tendrán
que ser coactivas.

Todas estas acciones necesitan ser reguladas, ya que de lo contrario viviríamos en un estado primitivo, en donde
no existiría el interés colectivo (bien común), sino un interés particular, lo que significaría que la persona que
mejor se adapte será la que gozará de privilegios, en detrimento de las demás personas.

El mundo del deber ser y diversos ordenes normativos

Los sistemas normativos son órdenes normativos, a los que también se les denomina complejos
normativos. Se definen como el conjunto de reglas que regulan el comportamiento de las personas, a
fin de asegurar la convivencia social, en un tiempo y lugar determinado.

Para asegurarnos de vivir y convivir en armonía dentro de la sociedad, se han establecido cuatro órdenes
normativos:

Estos órdenes normativos coexisten de manera simultánea, teniendo como objetivo común regular la vida social,
ya sea en lo individual como en lo colectivo. Debido a ello, es importante precisar que las normas jurídicas
P á g i n a 60 | 154
pertenecen al Derecho; las normas morales a la moral; las normas religiosas a la religión; y los convencionalismos
sociales son reglas de trato social. Sin embargo, sólo el orden normativo jurídico (el Derecho) será el que puede
aplicarse si existe oposición de las personas, pues tiene la característica fundamental de ser coactiva.

Cada una tiene características específicas que son necesarias diferenciar, pues de lo contrario estaríamos
expuestos a cometer serios errores conceptuales. De antemano es necesario precisar, que usted como futuro
jurista utilizará a las normas jurídicas en su ejercicio profesional.

A estas alturas sabemos que el ser humano es un ser social por una necesidad de supervivencia biológica, que
necesita al derecho para regular la conducta de las personas, a fin de asegurar la convivencia social. No obstante,
el derecho por sí mismo es insuficiente para alcanzar tal fin. Ante tal situación, se inventaron distintos sistemas
normativos para regular la conducta social de manera simultánea, dando como resultado la configuración de
cuatro tipos de normas: jurídicas, morales, religiosas y convencionalismos sociales.

La moral
Es la disciplina que estudia a la luz de la razón la rectitud de los actos humanos con relación al último fin
de la humanidad o a las normas que se deriven de nuestro último fin (Villoro Toranzo, 1978: 861).

Debido a que, como juristas, nos interesa la moral en la dimensión de regla de conducta, vamos a utilizar
la tesis de Álvarez Ledesma en cuanto al estudio de las normas morales se refiere. Para este jurista, las
normas morales rigen la búsqueda del mejoramiento individual e interno de cada persona (Álvarez
Ledesma, 1995: 87). En virtud de lo anterior, la divide en dos tipos:

P á g i n a 61 | 154
Es importante destacar, que tanto la moral como el derecho son creaciones humanas, de tal suerte, que
lo histórico y cultural también afecta a la moral social, sujetándola a transformaciones que en todo orden
produce el paso del tiempo y a las distintas cosmovisiones de las personas o las civilizaciones poseen.
También es importante destacar que por más que la moral social atienda a comportamientos
relacionales, sus prescripciones están muy vinculadas al aspecto íntimo de las personas, es decir, aluden
a su virtud moral (Álvarez Ledesma, 1995: 88).
¡Importante!
Resulta importante establecer la diferencia entre la ética y la moral. La ética es una rama de la filosofía,
que se define como la teoría de la conducta (García Máynez, 2005: 118), que nos permite diferenciar
entre lo bueno y lo malo. Por su parte, la moral se define como el conjunto de reglas de comportamiento
humano, que sirven de parámetro para diferenciar entre lo bueno y lo malo.

La semejanza entre ética y moral es su objeto de estudio, es decir, la conducta humana; la diferencia
radica en que la ética es la disciplina filosófica, y la moral un conjunto de reglas de comportamiento.

P á g i n a 62 | 154
La religión
La religión es una forma de conciencia social, producto de determinadas condiciones del ser social
humano, implica la tentativa de explicación de la relación existente entre la humanidad y su origen
primario. Como regla de conducta, las normas religiosas “son un conjunto de normas que establecen
deberes intrínsecos, las cuales han sido creadas por los hombres a partir de un acontecimiento histórico
denominado revelación, considerado como asomo de la existencia divina” (Ovilla Mandujano, 1990: 58).

Estructuralmente, las normas religiosas son reglas de conducta mediante las cuales se establece qué
conductas están permitidas, y cuales están prohibidas, cuyo incumplimiento da lugar al pecado. El
pecado en este sentido es la consecuencia mediante la cual se expresa el castigo divino y constituye la
amenaza a través de la cual se pretende que los individuos cumplan con las prescripciones ordenadas
en las normas (Ovilla Mandujano, 1990: 58).

A manera de conclusión, las normas religiosas al igual que las normas morales, regulan el
comportamiento interior de las personas.

Convencionalismos Sociales
A los convencionalismos sociales también se le denominan reglas de trato social, reglas de cortesía, de
etiqueta, permiten desarrollar una vida social más amena y cordial (cortesía) o bien, conducirnos
conforme a ciertas reglas establecidas para circunstancias y momentos determinados (Pereznieto, 1998:
84). En este sentido, los convencionalismos sociales son reglas de comportamiento, que regulan los
aspectos más comunes de la vida social, e incluso de la vida política de un país.

Por ejemplo...Existen convencionalismos sociales que deben seguirse, como las formas de saludar,
la forma en que se sientan los invitados en una mesa a la hora de la comida, e incluso, ante la visita de
un mandatario ejecutivo extranjero en suelo mexicano.

Ahora bien, la tesis de Rudolf von Ihering (1946: 296) nos permite identificar que la diferencia entre
derecho y los convencionalismos sociales radica en la diversidad de su fuerza obligatoria. Bajo esta tesis,
la diferencia entre los dos órdenes normativos es evidente, ya que el derecho tiene un cumplimiento
obligatorio, no es potestativo, por lo que apoya su obligatoriedad en el poder coercitivo del Estado; en
cambio, los convencionalismos sociales son reglas de comportamiento potestativos, pues su
cumplimiento no es obligatorio, por lo que apoya su obligatoriedad en la presión psicológica de la
sociedad.

García Máynez (2005: 31-33) sostiene que los convencionalismos sociales son reglas de conducta
exterior, incoercibles, heterónomas y unilaterales.

El Derecho
P á g i n a 63 | 154
El derecho se refiere al orden normativo jurídico, el cual se encuentra compuesto por normas jurídicas,
reglas jurídicas, y principios jurídicos. La función de este ordenamiento jurídico es satisfacer las
necesidades de cada sociedad, necesidades que varían en el tiempo, a fin de facilitar la convivencia
social. Este ordenamiento jurídico se materializa en cuerpos normativos denominados Acuerdos,
Protocolos, Decretos, Reglamentos, Leyes, Códigos, Constitución, Tratados e Instrumentos
Internacionales, etcétera.

Ahora bien, de aquí en adelante estudiaremos, conjuntamente, a cada uno de ellos, utilizando las
siguientes variables: conducta regulada, autonomía y heteronomía, unilateralidad y bilateralidad,
incoercibilidad y coercibilidad, sanción, sujetos a quienes regula, fines perseguidos e institucionalidad.

CONDUCTA REGULADA: Se refiere al ámbito de regulación de cada orden normativo. Con Norma que regula el ámbito
base en esto, podemos identificar a dos clases: norma que regula el ámbito interno de la interno de la conducta: El ámbito
conducta y norma que regula el ámbito externo de la conducta. La constante en todos los interno se refiere a que las normas
órdenes normativos es que absolutamente todos regulan la conducta humana. de conducta de los sistemas
normativos, sólo le interesa el
fuero interno de las personas, por
esta razón, sus normas regularan
la vida privada para que, a partir
de esto, les establezcan
parámetros de conducta en sus
diversas relaciones en la sociedad
humana. Dentro de esta
clasificación tenemos a las normas
morales y a las normas religiosas.

Normas que regulan el ámbito


externo de la conducta: El ámbito
exterior del sistema normativo se
refiere que existen normas que
regulan el comportamiento
externo de las personas, es decir,

se establecen normas de
comportamiento social que
facilitan la convivencia humana.
Dentro de este grupo
encontramos a las normas de
trato social, y a las normas
jurídicas (en consecuencia, a las
reglas y principios).
AUTONOMIA: Eduardo García Máynez (1978: 22) sostiene que la autonomía quiere decir autolegislación, reconocimiento
espontáneo de un imperativo creado por la propia conciencia. Dicho de otra forma, la autonomía se refiere a que las normas
son creadas por la misma persona o entidad legislativa que las cumple. Es por eso, que se considera que la autonomía otorga la
facultad de autodeterminación normativa, pues quien crea y obedece las normas es un mismo ente. El único orden normativo
cuyas normas tienen la característica de autonomía son las que pertenecen a la Moral. En este sentido, las normas morales son
normas autónomas porque son imperativos creados por la voluntad obligada, tienen esa característica porque su fuente está en
la voluntad de quienes deben acatarlas.

P á g i n a 64 | 154
HETEROTOMÍA: Por su parte, como sostiene Eduardo García Máynez (1978: 22), la Por ejemplo...
heteronomía es sujeción a un querer ajeno, renuncia a la facultad de autodeterminación CÓDIGO CIVIL FEDERAL
normativa.
Para que el Código Civil Federal
La heteronomía de las normas jurídicas significa que quien inventa la norma es un ente tenga vigencia y validez, es
distinto de la parte destinataria de esta, y ésta le obliga aun cuando no sea reconocida por necesario que sea aprobado por el
dicha parte. Este ente puede ser el poder legislativo, poder ejecutivo o el poder judicial, Poder Legislativo Federal, y
tratándose de conductas externas. promulgado por el Poder
Ejecutivo. Sin embargo, las
De esta forma tenemos que, las normas religiosas son heterónomas porque quien las crea normas jurídicas no regularan al
no es el mismo sujeto que las obedece, lo cual es consistente con la tesis de Ovilla poder legislativo, judicial o
Mandujano (1990: 58) que sostiene que las normas religiosas han sido creadas por los ejecutivo, sino que regularan las
hombres a partir de un acontecimiento histórico denominado revelación, considerado relaciones sociales privadas, tales
como asomo de la existencias divina, es decir, la autoridad creadora de las normas jurídicas como el matrimonio, contratos,
es un ente divino, que utiliza a una persona para transmitir las conductas que están obligaciones, etcétera.
permitidas, y a las que están prohibidas. Asimismo, los convencionalismos sociales son
heterónomos porque los destinatarios no participan en su elaboración, generalmente son
producto de comportamientos regulares de grupos sociales (Cárdenas Gracia, 2016: 101).
UNILATERALIDAD: La unilateralidad significa que frente al sujeto a quien obligan no hay Por ejemplo...
otra persona autorizada para exigirle el cumplimiento de sus deberes (García Máynez, MATRIMONIOS
1978: 15). Es decir, sólo existe un ente, a quien se le otorga la facultad potestativa de SIMULTANEOS
cumplir o no con los deberes que imponen la norma.
Tratándose de reglas morales, si
Las normas morales y las normas religiosas son unilaterales porque imponen obligaciones, una persona considera que tener
pero no conceden facultades para exigir el cumplimiento de la obligación. Ahora bien, las tres matrimonios simultáneos no
normas de los convencionalismos sociales son unilaterales porque la propia persona es inmoral, la consecuencia fáctica
obligada es la instancia autorizada para reclamar el cumplimiento de lo que la misma es que se casará tres veces,
persona prescribió, es decir, su cumplimiento es potestativo. subsistiendo tres matrimonios
simultáneamente. Pero, si
considera que tener tres
matrimonios simultáneos es
inmoral, la consecuencia fáctica
será que sólo se casará una sola
vez, sin tener matrimonios
simultáneos. La unilateralidad de
la norma nos demuestra que sólo
existe un ente que, pese a que se
le imponen deberes, su
cumplimiento depende,
exclusivamente, de ese ente, y de
nadie más.
Por ejemplo... ASISTIR A MISA

Tratándose de normas religiosas,


frente al deber de ir a misa todos
los domingos de todo el año, no
existe algún ente (sujeto)
autorizado que le exija cumplir
con el deber de ir a misa los
domingos.

P á g i n a 65 | 154
Por ejemplo... SALUDAR Y DAR LAS
GRACIAS

Tratándose de convencionalismos
sociales, cuando una persona se
encuentra en la mañana con otra
persona, se ha establecido como
convencionalismo que deben
saludarse mutuamente, con dos
palabras “buenos días”, o cuando
va a pagar el costo de las frutas en
un mercado, cuando realiza el
pago, se ha establecido como
convencionalismo social, dar las
gracias por la fruta que le han
vendido.
BILATERALIDAD: La bilateralidad como característica de la norma, implica que frente a la persona a quien obligan, existe otra
persona autorizada para exigirle el cumplimiento total de sus deberes

El derecho es el único orden normativo que tiene la característica de ser bilateral, lo cual significa que las normas jurídicas
establecen relaciones entre diversas personas, en donde, frente al deber de una persona, se encuentra el derecho de otra para
exigir su cumplimiento. En esa relación jurídica se pueden identificar a dos personas: pasiva y activa.

Persona activa Persona pasiva

Es la persona que tiene la facultad de exigir el Es la persona que tiene la obligación de cumplir lo
cumplimiento de lo prescrito por la norma jurídica. prescrito por la norma jurídica.

Es decir, que se estas normas sean bilaterales significa que una obligación jurídica a cargo de determinada persona trae
aparejado un derecho en favor de otra persona para exigir el cumplimiento de esta. Las obligaciones jurídicas constituyen
deudas, toda vez que su observancia puede ser exigida en ejercicio de un derecho por un sujeto distinto del obligado.

P á g i n a 66 | 154
COERCIBILIDAD: Ahora bien, el carácter coercible de la norma jurídica significa que la persona pasiva debe cumplir
voluntariamente lo prescrito por la misma norma jurídica, y en caso de que se oponga, o no cumpla, el sujeto activo (que en este
caso es el Estado) puede exigir su cumplimiento por la fuerza. Es decir, la norma jurídica es coercible porque debe cumplirse,
aun en contra de la voluntad del sujeto pasivo.

SANSIÓN: El carácter coactivo de las normas jurídicas faculta a las diversas autoridades Por ejemplo... PRIVAR DE LA VIDA
competentes a exigir su cumplimiento, aún en contra de la voluntad de la persona obligada.
Esta facultad coactiva se materializa a través de la sanción, que podemos definir como la La sanción que establece cuando
consecuencia jurídica que se aplica ante el incumplimiento a una norma jurídica. una persona priva de la vida a
Normalmente, la sanción es conocida como pena o castigo. De acuerdo con Pereznieto otro, es la prisión. La duración de
(1998: 72), las sanciones jurídicas tienen dos funciones: la pena de prisión dependerá de
cada entidad federativa,
verbigracia, el artículo 123 del
Código Penal para el Distrito
Federal, establece literalmente
que: “Al que prive de la vida a
otro, se le impondrá de ocho a
veinte años de prisión”.
Por ejemplo...
ESTADO DE
INTERDICCIÓN

De lo anterior se colige, que la sanción permite que la norma jurídica tenga plena eficacia En materia civil, si una persona
pues, por una parte, representa la amenaza legal de que, si alguien no cumple celebra un contrato por una
voluntariamente con la norma jurídica, será acreedor a una pena o castigo, y si dicha persona en estado de interdicción,
transgresión daña los derechos de otra persona, entonces, además de lo anterior, tendrá sin la autorización del tutor, el
que reparar dicho daño, ya sea restituyendo o compensando el derecho dañado. castigo (sanción) es que será nulo
el contrato que se haya celebrado
y, por lo tanto, no podrá exigirse el
cumplimiento de las obligaciones
contenidas en dicho contrato,
verbigracia, el artículo 635 del
Código Civil para el Distrito
Federal señala: “Son nulos todos
los actos de administración
ejecutados y los contratos
celebrados por los incapacitados,
sin la autorización del tutor, salvo
lo dispuesto en la fracción IV del
artículo 537”.
Por ejemplo... LA RELIGIÓN

SUJETOS A QUIENES REGULAN: Cuando nos referimos a los Tratándose de normas religiosas, la religión católica regulará
sujetos que regulan las normas, nos referimos a la validez conducta de personas que se consideran católicas, la religión de
personal de las mismas. los testigos de jehová regulará a las personas que se consideren
testigos de jehová ya que, para una persona agnóstica, las
normas de las religiones no rigen su comportamiento social.

P á g i n a 67 | 154
Las normas morales, las normas religiosas y los Por ejemplo... SALUDAR
convencionalismos sociales tienen una validez personal
parcial, ya que su ámbito de regulación está dirigido a ciertos Tratándose de convencionalismos sociales, si una persona
grupos sociales, es decir, no regulan a todas las personas; considera que saludar durante las mañanas es lo correcto,
basta con que una persona no acepte dichas normas para que transmitirá dicho comportamiento a su círculo social más
la misma no se aplique. Caso distinto son las normas jurídicas. cercano, no obstante, puede suceder que las demás personas
consideren que saludar a otros es innecesario, y por lo mismo,
no lo hagan.

Villoro Toranzo (1966: 465) sostiene que una norma jurídica Por ejemplo... REFERIRSE A LOS PADRES
debe ser “general”, esto es, que se debe dirigir a un número
indeterminado de personas, y que la misma debe haber sido Tratándose de normas morales, para ciertas personas es
emitida por quien tiene autoridad para regular la conducta de moralmente correcto decirles a sus progenitores mamá, papá,
otros. Esto es, las normas jurídicas están creadas para regular pero para otros, es moralmente correcto llamarles por sus
la conducta de todas las personas que se hallen en el mismo nombres. Suele suceder que la moral de una persona sea
supuesto normativo y regular la conducta social de las demás diferente a otra, y por lo mismo, las reglas de comportamiento
personas con otros ordenamientos jurídicos aplicables a cada sean diferentes.
situación.
Por ejemplo...ODENAMIENTO JURÍDICO QUE REGULA A OLOS
OTROS

La Secretaría de la Defensa Nacional se regula mediante el


Código de Justicia Militar, cuyo ámbito de validez personal
serán los militares, esto es, a una persona civil no podrá ser
enjuiciado por delitos militares, o en su caso, un militar en el
ejercicio de funciones militares no podrá ser juzgado por el
Código de Comercio, pues dicho ordenamiento jurídico regula
los actos de comercio realizados por comerciantes. Lo mismo
sucede con la Ley General de Responsabilidades
Administrativas, pues este ordenamiento sólo regulará la
conducta de los servidores públicos, lo que significa que un
empleado de una empresa privada no podrá aplicársele normas
jurídicas de este ordenamiento jurídico, pues para ello se
utilizará un ordenamiento jurídico diferente, como, por
ejemplo, el código penal.
FINES PERSEGUIDOS: De acuerdo con Villoro Toranzo (1996: BIEN COMÚN: De acuerdo con Rainer-Olaf Schultze (2016: 157),
481) la finalidad de las normas jurídicas es coordinar las el bien común se refiere en general al bien (estar) de todos los
conductas de los miembros de una sociedad conforme al bien miembros de una comunidad y también al interés público. Es el
común, es claro que esa coordinación no podrá hacerse sin fin general o los objetivos y valores en común, para cuya
una distribución de tareas complementarias entre sí, cuyo realización las personas se unen en una comunidad.
cumplimiento pueda ser exigido por los demás cuando no se SEGURIDAD JURÍDICA: Aporta a la sociedad el conocimiento
realice en forma voluntaria. exacto de las acciones sociales correctas o no según el Derecho,
diferenciando lo jurídico de lo moral o de cualquier otro tipo de
Los fines perseguidos por la norma jurídica permiten que sistemas normativos que no son acreedores de coacción
dentro de la sociedad existan relaciones sociales armoniosas, ninguna. La seguridad jurídica garantiza dos situaciones básicas:
que le otorgan al derecho la eficacia necesaria para que toda un margen de acción a los gobernados y la certidumbre de que
la sociedad obedezca voluntariamente las normas jurídicas. la acción de la autoridad tendrá límites. Coadyuva al ejercicio
De la aportación del jurista Villoro Toranzo se pueden deducir de la libertad estableciendo reglas claras que eviten la
que los fines del derecho son tres: bien común, seguridad interferencia entre unos seres humanos y otros (Ledesma,
jurídica y justicia. 1995: 28).

P á g i n a 68 | 154
JUSTICIA: De acuerdo con la jurista María Enriqueta Ponce
Esteban (2005: 213), la justicia es un valor que permite
diferenciar lo que es jurídicamente valioso; lo justo, de lo
injusto, que presenta una ambivalencia, pues por una parte, es
un valor humano porque guía la acciones humanas, pues es un
ideal de comportamiento al que las personas “deben” tender;
por otra parte, se dice que es un valor social, ya que se refiere
a comportamientos o actos de una persona que afectan a otras.
La justicia exige la concurrencia de al menos dos sujetos y la
existencia de relaciones entre ellos, circunstancia que al igual
que la utilidad, la belleza o la bondad, son siempre acciones
humanas referidas a otros.
INSTITUCIONALIDAD: En este apartado estudiaremos la teoría institucional del derecho, la DE DERECHO PÚBLICO: Son
cual es una propuesta de Neil MacCormick y Otta Weinberger. De acuerdo con Joxerramon ámbitos conformados por
Bengoetxea (2015: 207) la teoría institucional concibe al derecho como una institución. distintos tipos de reglas y que a su
Bajo esta tesis, el concepto de institución es diferente al utilizado en las ciencias sociales, vez generan normas
estrictamente privadas cuyo
efecto se circunscribe a dichas
puesto que en materia jurídica las instituciones en el derecho son de dos tipos: de derecho instituciones, por ejemplo, la
público y de derecho privado (Bengoetxea, 2015: 208). institución del “contrato” o de la
“hipoteca” o de la “filiación”, etc.
El institucionalismo o teoría institucionalista es una doctrina jurídica que encuentra en el DE DERECHO PRIVADO: Están
concepto de institución (jurídica) la explicación de todo fenómeno social de modo que el igualmente conformadas por
derecho mismo termina por identificarse con la institución que crea las normas según el reglas o normas, normalmente de
adagio ubi societas ibi ius (donde hay sociedad hay derecho) (Bengoetxea, 2015: 211). rango primario o constitucional, o
como desarrollo de éstas, pero
además son, a su vez, generadoras
de normas con pretensión de
universalidad. Alguna de estas
instituciones son organismos y
órganos, que pertenecen al
Estado, y son consideradas como
autoridades como, por ejemplo, el
Instituto Nacional Electoral, la
Suprema Corte de Justicia de la
Nación, las Universidades, entre
otras.

Normas jurídicas

El derecho como orden normativo está compuesto, principalmente, por normas jurídicas, cuya finalidad
principal es regular la conducta del hombre a fin de asegurar la convivencia social. Por ello, para terminar
la unidad vamos a estudiar su concepto, elementos y clasificación.

http://132.247.132.19/plan2020/moodle/pluginfile.php/146/mod_resource/content/54/introteorder/index.ht
ml

En conclusión, podemos decir que los seres humanos son seres sociales por necesidad de supervivencia biológica,
que se relacionan con otros seres humanos, con los cuales realizan acciones tendientes a conseguir un objetivo
específico, que producen consecuencias en la sociedad y que necesitan ser reguladas por el derecho.

P á g i n a 69 | 154
De esta forma, el derecho se ocupa de la vida humana social, la organiza y establece pautas de comportamiento
para la vida humana en sociedad. Son el ser humano y la vida social los elementos condicionantes del derecho
(Cárdenas Gracia, 2016: 21).

Bibliografía
• Alexy, Robert, Teoría de los derechos fundamentales, Madrid, Centro de Estudios Constitucionales, 1997.
• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• De Pina, Rafael y De Pina Vara, Rafael, Diccionario de Derecho, 38.ª ed., México, Porrúa, 1985.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al Estudio del Derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
• González, Daniel, G. H. von Wright y los conceptos básicos del derecho, México, Fontamara, 2001.
• Ovilla Mandujano, Manuel, Teoría del Derecho, 7.ª ed., México, Duero, 1990.
• Pereznieto Castro, Leonel, Introducción al Estudio del Derecho, México, Harla, 1998.
• Recaséns Siches, Luis, Tratado genera de filosofía del derecho, 10.ª ed., México, Porrúa, 1991.
• Romero Martínez, Juan, Estudios sobre la Argumentación Jurídica Principalista. Bases para la toma de decisiones judiciales, México, UNAM, 2017.
• Villoro Toranzo, Miguel, Introducción al Estudio del Derecho, 3.ª ed., México, Porrúa, 1978.
• Von Ihering, Rudolf, El fin en el Derecho, trad. de L. Rodríguez, Buenos Aires, Atalaya, 1946, t. II.

Legislación
• Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Código Penal para el Distrito Federal, última reforma publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal,
disponible en https://bit.ly/1DcrebK, consulta: 05/03/2019.

• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Código Civil Federal, última reforma publicada en el DOF 09/03/2018, disponible en
https://bit.ly/1b9DnzI, consulta: 05/03/2019.

Norma oficial
• Secretaría de Salud, Norma Oficial Mexicana NOM-168-SSA1-1998, del expediente clínico, publicada en el DOF 07/12/1998, disponible en
https://bit.ly/18G3a18, consulta: 04/03/2019.

Interpretación de la Ley
• "Promulgación y publicación de las leyes", [tesis aislada constitucional], Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, reg. 232553, Séptima
Época, vol. 139-144, agosto de 1980, p. 224, disponible en https://bit.ly/2SJeiEA, consulta: 06/03/2019.

• “Promulgar, publicar y circular las leyes son vocablos sinónimos”, [tesis aislada constitucional administrativa], 2a. XXVII/97, Semanario Judicial de
la Federación y su Gaceta, reg. 199211, Novena Época, t. V, marzo de 1997, p. 490, disponible en https://bit.ly/2Hjbegd, consulta: 06/03/2019.

Documentos publicados en Internet


• Abbagnano, Nicola, “Diccionario de Filosofía”, trad. De Ivone Castillo Benedetti, Sau Paulo, Martins Fontes, 1998, disponible en
https://bit.ly/2UqK2zs, consulta: 27/01/2019.

• Bengoetxea, Joxerramon, “Teoría institucional del derecho”, en Fabra Zamora, Jorge Luis y Núñez Vaquero, Álvaro (ed.), Enciclopedia de Filosofía
y teoría del derecho, México, UNAM/IIJ, 2015, vol. I, disponible en https://bit.ly/2verk4t, consulta: 05/03/2019.

• Cárdenas Gracia, Jaime, “Introducción al estudio del derecho”, México, IIJ-UNAM/Nostra Ediciones S.A. de C.V., 2016, disponible en
https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 05/03/2018.

• Ponce Esteban, María Enriqueta, “Los conceptos de justicia y derecho en Kant, Kelsen, Hart, Rawls, Habermas, Dworkin y Alexy”, UNAM/IIJ,
disponible en: https://bit.ly/2FL2Khd, consulta: 05/01/2019.

• Robles, Gregorio, “Las Reglas del Derecho y las Reglas de los Juegos. Ensayo de teoría analítica del derecho”, 2.ª ed., México, UNAM, 1988,
disponible en https://bit.ly/2W4kmKz, consulta: 18/01/2019.

• Schultze, Rainer-Olaf, “El bien común”, en Sánchez de la Barquera y Arroyo (ed.), Fundamentos, teoría e ideas, México, UNAM/IIJ, 2016, vol. I,
disponible en https://bit.ly/2LnC8WJ, consulta: 05/03/2019.

P á g i n a 70 | 154
Sitio electrónico

• RAE, Diccionario de la Lengua Española, https://dle.rae.es/?id=DgIqVCc.

Mi experiencia de aprendizaje
El orden normativo jurídico en la resolución de conflicto
Cuestionario
El orden normativo jurídico se refiere a la aplicación de las normas jurídicas en la resolución de conflictos,
donde aprenderá la forma en que se utiliza el derecho interno de fuente interna, y el derecho interno de
fuente externa. Asimismo, aprenderá a identificar sus características, clasificación, y elementos, en un
caso práctico.

Es importante aclarar, que para efectos de proteger datos personales se omiten los nombres de la parte
actora, y de los médicos, no así el nombre de la Instituto Médico involucrado. También se omite
información sobre el número de expediente y de toca, del proceso civil.

El caso deriva del juicio ordinario civil promovido por ********** en contra del Instituto Nacional de
Rehabilitación y de los doctores ********** y **********, ya que —a su parecer— la cirugía que le fue
practicada en dicho instituto, el trece de junio de dos mil siete, le produjo una lesión en el nervio ciático
que provocó un cierto grado de incapacidad y que daba lugar a la actualización de responsabilidad civil
subjetiva por daño corporal y moral. En la primera instancia se determinó que la actora no acreditó su
acción y se absolvió a los demandados de las prestaciones reclamadas, mientras que en la segunda
instancia se estableció, en definitiva, previa resolución de diversos juicios de amparo directo, se revocó
el fallo de primera instancia y condenó a los demandados al pago de las cantidades que, en ejecución de
sentencia, resultaran de cuantificar el daño corporal y moral causado a la actora del juicio natural.
Contra esta sentencia, las partes promovieron juicios de amparo directo, respecto de los cuales la
Primera Sala determinó ejercer su facultad de atracción al considerar que los mismos revestían especial
interés y trascendencia para el orden jurídico nacional, en la medida de que permitirían dar continuidad
a la configuración de los elementos, alcances y consecuencias que tiene el consentimiento informado en
la atención médica.

A continuación, usted analizará la sentencia dictada por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, en el juicio de amparo directo 42/2012, en un juicio ordinario civil. Cabe precisar, que
debido a la extensión de la sentencia, sólo se proporciona el tema tres para su análisis.

Para cumplir con el objetivo primero leerá y analizará la sentencia que se le proporciona, y
posteriormente completará el cuadro.

Para poder llevar a cabo su actividad será necesario consultar los siguientes materiales:

• Código de Conducta para el Personal de Salud (CNEGSR)


• Norma Oficial Mexicana NOM-168-SSA1-1998, Del Expediente Clínico
P á g i n a 71 | 154
• Código Civil para el Distrito Federal
• Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención
Médica
• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
• Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos

Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o para la práctica jurídica (APJ)

Este espacio está destinado para que comparta con la persona que le asesora y con los demás integrantes
de su grupo los avances de las Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o de las Actividades para
la Práctica Jurídica (APJ) que hayan sido encomendadas por la persona que le asesora, al inicio del
semestre.

P á g i n a 72 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 6. Unidad 6. Validez de la norma
Introducción

La teoría tradicional de la validez de la norma jurídica sostiene que existen cuatro ámbitos de validez: Personal,
Temporal, Material y Espacial. Sin embargo, dicha postura teórica es insuficiente para explicar la aplicación y
obediencia del derecho en la sociedad, ya que para ello debemos considerar la dimensión fáctica y axiológica para
entender las tres dimensiones de validez de la norma jurídica.

En este sentido, tenemos que las tres dimensiones de validez están conformadas de la siguiente forma:
Normativa
Ésta es la validez formal de la norma jurídica, que presenta cuatro ámbitos de validez: Personal, Temporal, Material
y Espacial.

Fáctica
Ésta es la validez material de la norma jurídica, Esta dimensión permite que la norma jurídica sea obedecida por
todas las personas, y a su vez, los jueces pueden aplicar las normas jurídicas en la resolución de conflictos que se
le presenten.

Axiológica
Ésta es la validez valorativa de la norma jurídica. Esta dimensión permite a la norma jurídica ser el instrumento
idóneo para satisfacer nuestras necesidades sociales, dichas necesidades humanas se ven materializadas en
valores como la justicia, autonomía de las personas, libertad, igualdad, educación, salud, seguridad, legalidad,
audiencia, democracia, bien común, y cualquier otro valor que cada sociedad considere mejor para sí.

Es por lo anterior, que nuestro objetivo en esta unidad será analizar los diversos ámbitos de validez de las normas
jurídicas, distinguiendo entre la validez legal (formal), de la validez que proporciona eficacia (validez material), y
de la validez valorativa (validez axiológica).

¡Bienvenidos y bienvenidas
P á g i n a 73 | 154
Objetivo particular

El alumnado analizará los diversos ámbitos de validez de las normas jurídicas, distinguiendo entre la validez legal,
de la validez que proporciona la eficacia y de la validez valorativa.

Temario

Unidad 6. Validez de la norma

• 6.1. La validez legal y sus condiciones o


6.1.1. Prescribir conducta humana
o 6.1.2. Creadas por los órganos jurídicos investidos o 6.1.3. Fuerza vinculante
o 6.1.4. Pertenecer a un sistema jurídico
o 6.1.5. Existencia de la Constitución como fuente de la validez de todas las normas
• 6.2. La validez que proporciona la eficacia o
6.2.1. Observancia por la sociedad o
6.2.2. Lugar preferente a la consulta o
6.2.3. Aplicadas por los jueces
• 6.3. La validez valorativa o 6.3.1. Con
fundamentos en principios
o 6.3.2. Acordes con los principios y los derechos humanos o 6.3.3. Principios
de proporcionalidad

P á g i n a 74 | 154
Creando conciencia

Discriminación en México
Pese a que uno de los fines principales de la Constitución Mexicana es proteger la dignidad humana, aún existen
acciones discriminatorias hacia los pueblos indígenas.

Sus derechos han sido pisoteados por años, los tratamos como desiguales y nuestra sociedad es quien los ha
condenado a vivir en la miseria.

A diario los mexicanos utilizan la palabra “indio” en forma de insulto, como sinónimo de ignorante. Las redes
sociales no han sido más que un medio de contagio, han servido para propagar esta problemática, ya que circulan
imágenes haciendo burla a la cultura náhuatl y a las costumbres que tienen. Cada día que pasa nos volvemos más
intolerantes a dichas costumbres y pensamos que ellos se deben adaptar a nosotros, pero la realidad es que
nosotros debemos integrarnos y adaptarnos a ellos, pues ellos estuvieron aquí mucho antes que nosotros.

Reflexione...

¿Usted ha sido partícipe en este tipo de discriminación? ¿Cómo puede usted contribuir a cambiar esta situación
desde su formación como profesional del Derecho?

La validez legal y sus condiciones


La validez legal es la validez formal de la norma jurídica. Este tipo de validez fue una aportación de la teoría pura
del derecho de Hans Kelsen, mediante la cual se sostiene que la norma jurídica adquiere su validez (formal) por
su forma de creación, y no por su contenido.

Cuando se afirma que el derecho adquiere validez por su forma de creación, se refiere a que dentro de una
sociedad existen órganos investidos de autoridad cuya función es producir normas jurídicas que regulen la
conducta humana en sociedad. Si una norma jurídica fue producida conforme a los procedimientos establecidos
por la Constitución, entonces, la norma creada forma parte del sistema jurídico. Luego entonces, la norma jurídica
tendrá fuerza vinculante, dicha fuerza vinculante es la coacción. Analicemos más a fondo esta validez legal.

Prescribir conducta humana


La norma jurídica en su dimensión normativa tiene el objetivo específico de regular la conducta humana, a fin de
facilitar la convivencia social. Para ello, se afirma que la norma jurídica prescribe conductas, es decir, ordena cuales
son las modalidades de la conducta social, esto es, cuáles son las formas de comportamiento humano reguladas
por el derecho.

Al respecto tenemos que decir, que el derecho regula cuatro formas de comportamiento humano:

P á g i n a 75 | 154
Prohibidas

Son las conductas que no está permitido realizar en la sociedad. La idea central de estas conductas son las
prohibiciones, es decir, debido a que existen conductas que dañan a la sociedad, es necesario establecer normas
jurídicas que impidan se realicen, pues su realización daña a los bienes jurídicos establecidos por la misma
sociedad.
Permitidas

Son las conductas que no está prohibido realizar en sociedad. La idea central de estas conductas son los permisos,
es decir, son las conductas autorizadas por la sociedad. Dicho de otra forma, son conductas que sí se pueden
hacer, por considerar que ayudan a facilitar la convivencia social, pues no dañan a los bienes jurídicos.
Obligadas

Son las conductas que se deben realizar en la sociedad. La idea central son las obligaciones, es decir, no existe la
posibilidad de que las personas tengan la facultad discrecional de cumplir o no con lo ordenado (prescrito) por la
norma jurídica. Las conductas obligadas se deben realizar, por considerar que son necesarias para facilitar la
convivencia social.

Potestativas

Son las conductas que permiten elegir entre cumplir o no cumplir con lo ordenado por la norma jurídica. La idea
central son las potestades. Estas conductas otorgan a la sociedad una facultad discrecional (cumplir o no cumplir).
Por ello, se ha afirmado que este tipo de conductas están relacionadas con la libertad de elegir entre por lo menos
dos opciones (cumplir o no cumplir), a fin de facilitar la convivencia social.

Como se puede advertir, las normas jurídicas prescribirán conductas prohibidas, permitidas, obligadas, o
potestativas, que ante todo buscarán facilitar la convivencia social.

Creadas por los órganos jurídicos investidos


Como se verá en la siguiente unidad, existen diferentes formas de producción de normas jurídicas, en cada una
de ellas, existirá al menos un órgano jurídico competente.

Se dice órgano jurídico competente porque para saber cuál es el órgano encargado de producir normas jurídicas,
necesariamente tenemos que acudir a la Constitución, pues dicho ordenamiento es nuestra principal fuente de
validez formal.

Si una norma es producida conforme a los procedimientos establecidos en la Constitución, entonces, esa norma
jurídica tiene validez formal, y por tanto, pertenece al sistema jurídico mexicano.

P á g i n a 76 | 154
Los órganos jurídicos investidos de la facultad de producir
normas jurídicas son: El Poder Ejecutivo, Poder Legislativo,
y Poder Judicial. Cada uno de ellos se encargará de producir
en conjunto, o de manera aislada, una serie de normas
jurídicas que regularán a la sociedad. Derivado de lo
anterior, podemos identificar a los siguientes procesos de
producción de normas jurídicas:

Fuerza vinculante
Una vez que la norma jurídica es publicada en el Diario Oficial de la Federación, o en los Periódicos Oficiales de
cada entidad federativa, la norma jurídica adquiere fuerza vinculante, es decir, que ya es posible aplicarla en la
solución de conflictos que se presente ante los diversos órganos de procuración e impartición de justicia.

La fuerza vinculante inicia con la vigencia de la norma jurídica, a su vez la fuerza vinculante dota a la norma jurídica
de coacción, es decir, se puede imponer a las personas, aún y cuando, exista oposición de las mismas para su
cumplimiento.

La norma jurídica tiene fuerza vinculante porque al haber sido creada en una sociedad, en un tiempo, y contexto
determinado, se considera que la misma fue producida conforme a la voluntad de un pueblo, luego entonces, la
fuerza vinculante es la máxima expresión de la voluntad popular, de aquí que una norma jurídica deba obedecerse,
aunque exista oposición para su cumplimiento.

Pertenecer a un sistema jurídico


Cada sociedad se organiza conforme a sus propios intereses, que se ven materializados en la Constitución. Por
eso, la Constitución es nuestro máximo ordenamiento jurídico, pues representa la forma en que una sociedad
desea convivir; y en ella encontraremos el fundamento legal para los diversos procesos de producción de normas
jurídicas, cuyo último paso es el inicio de la vigencia de la norma jurídica.

Como se ha dicho reiteradamente, una vez que la norma jurídica ha pasado por el proceso de producción, en
automático pasa a formar parte del sistema jurídico. Luego entonces, un requisito indispensable es que la norma
jurídica sea publicada en el Diario Oficial de la Federación, o en el Periódico/Gaceta Oficial de cada entidad
federativa. Esto es, la publicación en el periódico o Gaceta oficial representa el requisito indispensable para que
la norma jurídica forme parte del sistema jurídico mexicano.

La consecuencia práctica es que la norma jurídica que se promulgue (publique) será derecho interno de fuente
interna, es decir, derecho producido en nuestro país, bajo las reglas establecidas en la Constitución.

P á g i n a 77 | 154
Existencia de la Constitución como fuente de validez de todas las normas
jurídicas
El máximo ordenamiento jurídico dentro de nuestro país es la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, pues representa la forma en que deseamos vivir socialmente; en ella encontramos las facultades y
obligaciones de las autoridades, los derechos y obligaciones de los gobernados, la regulación de las instituciones
políticas, la forma de gobierno, la forma del sistema político, la división de poderes, el sistema de contrapesos
entre poderes, y sobre todo, los procesos de producción de normas jurídicas.

Lo anterior significa, que al estar previstos en la Constitución a los diversos procesos de producción de normas
jurídicas, en automático, la Constitución se convierte en la fuente de validez de todas las normas jurídicas, y en
consecuencia, de todo el sistema jurídico mexicano.

Es por ello, que la Constitución regulará las funciones, facultades y obligaciones de cada Poder de la Federación
(Ejecutivo, Legislativo, y Judicial), durante el proceso de producción de la norma jurídica, para que, una vez
publicada en el Diario Oficial de la Federación, o en su caso, en el Periódico/Gaceta Oficial de cada entidad
federativa la norma jurídica adquiera la validez legal, material, y valorativa.

La validez que proporciona la eficacia


La validez que proporciona eficacia es la dimensión fáctica de la norma jurídica. Proporciona a la norma jurídica
una validez material, lo cual permite que sea obedecida por todas las personas, y a su vez, los jueces pueden
aplicar las normas jurídicas en la resolución de conflictos que se le presenten.

La validez material se refiere a la obediencia del derecho, pues se considera que la


norma jurídica tiene eficacia cuando es obedecida voluntariamente por los
gobernados. Este tipo de validez inicia cuando la norma jurídica es publicada en el
Diario Oficial de la Federación, o en su caso, en el Periódico/Gaceta Oficial de cada
entidad federativa.

Existen diferentes teorías que hablan sobre la eficacia del derecho, mismas que serán
tratadas en la unidad 9. No obstante lo anterior, es importante decir que la obediencia
del derecho está relacionada con la pregunta:

La respuesta a dicha interrogante es variada. La constante en todas ellas es que, al vivir y convivir, todos y cada
uno de nosotros, dentro de un mismo territorio, bajo un mismo Estado, y con un mismo sistema jurídico, tenemos
la responsabilidad de actuar de manera congruente en cada rol que desempeñemos de manera individual, de
forma tal, que la suma de todos esos esfuerzos nos permitan acceder a los valores jurídicos protegidos por el
Derecho, que cabe decir fueron establecidos para satisfacer nuestras necesidades humanas. Esto significa que al
obedecer al Derecho me obedezco a mí mismo, obedezco a los demás, nos obedecemos todos, luego entonces, la
desobediencia a lo prescrito por la norma jurídica dará lugar a la aplicación justificada y legitimada del Derecho.

P á g i n a 78 | 154
Entonces, la obediencia del Derecho es ante todo una obligación, en virtud de que debemos cumplir con lo
prescripto por la norma jurídica, la justificación es de naturaleza jurídica, ética o moral, y política.

El autor nos dice… Mario Álvarez Ledesma


Sostiene que la obligación jurídica proviene del hecho que una disposición haya sido emitida
conforme a las normas de producción de un ordenamiento jurídico, las cuales dotan a esa norma de
eficacia, ello significa que puede imponerse y sancionarse coactivamente (1995: 409).

El autor nos dice… Geoffrey Marshall


Sostiene que la obligación moral se origina en la conciencia moral autónoma, voluntaria y libre del
individuo, es una “obligación no interesada”, impuesta por el respeto al deber y que va más allá de las
fronteras de la obligación legal. No obstante, pese a que todos tenemos una obligación moral de
obedecer al derecho, es insuficiente para explicar por qué debemos obedecerlo (1982: 251).

Asimismo, sostiene que la obligación política perfecciona a la obligación moral individual, pues se
apoya en razones morales pero conectadas íntimamente con el sistema político. La obligación política
presupone la vida en sociedad, la convivencia política, la necesidad de una autoridad. La obligación
política es la suma de las obligaciones legales y morales, en donde las últimas cuestionan a las
exclusivamente legales.

El autor nos dice… John Rawls


Nos ayuda a entender mejor la obligación moral de obedecer al derecho al sostener que existe una
obligación moral de obedecer las leyes justas, pues todos tenemos un deber natural de defender y
fomentar las instituciones justas. Esto significa que obedecer al derecho es una obligación moral
porque el cumplimiento es voluntario, y es voluntario porque se considera que el derecho es justo, es
voluntario porque las instituciones políticas y jurídicas son justas, por lo tanto, para no alterar dicha
justicia tenemos la obligación de facilitar la convivencia social mediante el cumplimiento voluntario,
por considerar que es justo.

Dicho de otra manera, tenemos la obligación de obedecer al derecho debido a que somos nosotros quienes
elegimos nuestra forma de gobierno, nuestro sistema político, a nuestros gobernantes, y por lo mismo, somos
nosotros quienes establecimos los procesos de producción de las normas jurídicas, que se encuentran establecidos
en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, luego entonces, obedecer al derecho significa que
confiamos en nuestro sistema político, jurídico, y ético, y por lo mismo, confiamos en que la obediencia al derecho
nos permite acceder a los valores jurídicos, sobre todo, a una mejor convivencia social.

Observancia por la sociedad


Una norma jurídica tiene eficacia en la medida en que es obedecida de manera voluntaria por la sociedad. Este
cumplimiento voluntario está en función de la satisfacción de necesidades sociales, las cuales se satisfacen por
medio de la norma jurídica, por ello, la eficacia del derecho puede ser entendida como una obligación jurídica,
P á g i n a 79 | 154
política, y ética o moral. Ya hemos explicado en qué consisten cada una de ellas. No obstante lo anterior,
resumiremos en qué consisten.

Inmediatamente después de que la norma jurídica es publicada (promulgada) en el Diario Oficial de la Federación,
o en el Periódico/Gaceta de cada entidad federativa adquiere su validez formal, material y axiológica.

La validez material se refiere a la obediencia del derecho, que significa que el derecho es eficaz porque existe un
cumplimiento voluntario de la sociedad. Este cumplimiento voluntario se debe a que consideramos que la norma
jurídica publicada es justa, que las autoridades son justas, y que las consecuencias derivadas de su incumplimiento
son justas (obligación ética o moral); simultáneamente, consideramos que esas normas jurídicas justas fueron
producidas por las autoridades que nosotros mismos elegimos (obligación política), conforme a los procesos de
producción normativa establecidos en nuestra Constitución (obligación jurídica), por lo tanto, obedecer al derecho
es obedecernos a nosotros mismos, obedecer al derecho permite la convivencia social que nos permite acceder a
los bienes jurídicos que establecimos.

Lugar preferente a la consulta


La validez formal, material y axiológica, le otorgan al derecho un lugar importante dentro de la sociedad, pues
permite una convivencia social armoniosa. De tal manera, que dentro de los diversos órdenes normativos
existentes (moral, religión, convencionalismos sociales, y el derecho), representa el mejor instrumento para
regular la conducta social, ya que eso evita que las decisiones que tomen los gobernantes, y gobernados sean
sometidas a consulta, pues el derecho nos permite saber qué conductas están permitidas, prohibidas, obligadas,
o en su caso, son potestativas. Luego entonces, el derecho evita la incertidumbre social, jurídica, política, y ética.

Ante la presencia de algún conflicto dentro de la sociedad, el derecho cumple la función de resolver dicha
controversia. Esto se hará conforme a las reglas previamente establecidas, ante las autoridades creadas con
anterioridad al problema, y sobre todo ante la autoridad competente, que será la encargada de aplicar el derecho,
sin necesidad de consultar a la sociedad si su decisión es correcta o incorrecta.

Aplicadas por los jueces


Una vez que la norma jurídica adquiere su validez formal, material y axiológica, ya tenemos la posibilidad de
aplicarla a la solución de conflictos. No obstante, no todas las personas podemos aplicar el derecho en una
controversia.

La facultad de aplicar el derecho se encuentra establecida a favor de diversas autoridades encargadas de impartir
justicia, pero que, en última instancia procesal, será el Poder Judicial de la Federación el órgano encargado de
determinar si una sentencia, resolución, o laudo fue dictado conforme a derecho.

De acuerdo a los artículos 14 y 16, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la aplicación del
derecho se hará mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos, en el que se cumplan las
formalidades esenciales del procedimiento y conforme a las Leyes expedidas con anterioridad al hecho, en donde
la autoridad competente tenga el deber de fundar y motivar sus resoluciones judiciales.
P á g i n a 80 | 154
Los derechos relacionados con la aplicación del derecho son la igualdad, seguridad, legalidad, petición, acceso a
una justicia imparcial, pronta y expedita, audiencia. Estos derechos se garantizarán mediante los controles de
legalidad (que la sentencia se ajuste conforme a las leyes, códigos, reglamentos, etcétera), de constitucionalidad
(que la sentencia se ajuste conforme a la constitución), y de convencionalidad (que la sentencia se ajuste a los
tratados e instrumentos internacionales firmados por el Presidente de la Republica, y ratificados por la Cámara de
Senadores).

La aplicación del derecho por los jueces es un derecho constitucional, que se encuentra previsto en el artículo 17,
de nuestra Carta Magna. En dicho precepto legal se establece que ninguna persona podrá hacerse justicia por sí
misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho. Ya que ante un conflicto toda persona tiene derecho a que
se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las
leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial. Este acceso efectivo a la justicia será
gratuito.

La validez valorativa

La validez valorativa de la norma jurídica la encontramos en la dimensión axiológica del derecho. Esta dimensión
permite a la norma jurídica ser el instrumento idóneo para satisfacer nuestras necesidades sociales, las cuales se
ven materializadas en valores como la justicia, autonomía de las personas, libertad, igualdad, educación, salud,
seguridad, legalidad, audiencia, democracia, bien común, y cualquier otro valor que cada sociedad considere
mejor para sí.

Ante la presencia de un conflicto, la dimensión valorativa nos permite utilizar no sólo normas sustantivas o
adjetivas, sino también principios y derechos humanos, cuyo principal método de funcionamiento es el principio
de proporcionalidad.

Con fundamento en principios

Como hemos estudiado en la unidad 5, los principios son mandatos de optimización de un derecho subjetivo, cuya
función principal es orientar las decisiones que resolverán los conflictos que se planteen ante las diversas
autoridades de impartición de justicia, sean estas administrativas, legislativas o judiciales.

Por ejemplo...
En un proceso de divorcio se le otorga la guarda y custodia a uno de los cónyuges, pero además se ordena la
restricción de visitas y convivencias con el cónyuge que no tiene la guarda y custodia, ante esta situación, es
evidente que el cónyugue que no tiene la guarda y custodia no debe convivir con su hijo menor, pues así lo resolvió
el órgano jurisdiccional.No obstante, lo anterior, los padres del cónyugue que no tiene la guarda y custodia
(abuelo y abuela) quieren convivir con su nieto menor, pero el cónyugue que tiene la guarda y custodia
no lo permite, pues argumenta que no tienen derecho, ya que sólo el padre y la madre tienen el derecho
a una convivencia.

P á g i n a 81 | 154
Si resolvemos el conflicto sólo con reglas jurídicas, concluiríamos que, en efecto, el derecho de convivir con el hijo
menor de edad está a favor de los progenitores, pues el Código Civil no establece dicho derecho a favor de los
ascendientes (abuelos y abuelas).

Sin embargo, si utilizamos los principios para resolver el caso, el resultado es diferente. Ya que, si utilizamos el
principio del interés superior de menor, llegaremos a la conclusión a la que arribó el Tercer Tribunal Colegiado en
Materia Civil del Primer Circuito, en el amparo directo 357/2018, de fecha 13 de junio de 2018, que dada la
importancia del tema se transcribe:

“El régimen de visitas y convivencias es un derecho que asiste a los niños, niñas y adolescentes, con lo cual se busca
velar el sano desarrollo emocional de hijos de padres separados. En el supuesto de que exista una restricción judicial
para que algún progenitor pueda acercarse a ellos, dicha prohibición no involucra a los abuelos, quienes pueden instar
la acción de convivencia con sus nietos. Ellos gozan de un papel importante en la dinámica actual de las familias, al
desempeñar un rol fundamental en la cohesión familiar, pues fungen como agentes, entre otros, de transmisión de
valores, cuya importancia se acrecienta en escenarios de ruptura familiar al contrarrestar situaciones de hostilidad o
enfrentamiento entre los progenitores. Conforme a un principio moral de solidaridad de forma paralela o
complementaria, en ocasiones son familiares que buscan y permiten asegurar la continuidad de las relaciones
personales entre niños, niñas y adolescentes, con el ascendiente que no tiene la guarda y custodia. Cuando alguno de
los progenitores de los hijos tiene restricción judicial que le impide acercarse a ellos, la convivencia con esa línea
(consanguínea) puede empezarse a mermar y distanciar, y dañar, con ello, a los niños. Ahora bien, en función de la
dinámica de las relaciones paterno-familiares y el interés superior de la infancia, es a éstos a quienes asiste el derecho
de la convivencia con ambos progenitores, por mayoría de razón con sus abuelos. Esto significa que los niños, niñas y
adolescentes deben tener acceso a las dos familias de sus progenitores. La convivencia con los abuelos, de estar muy
tensas las relaciones entre las partes, puede paulatinamente irse liberando a otros espacios y comenzar en el centro de
convivencias.”

De lo anterior, se advierte que en la actualidad se deben utilizar los principios para resolver los conflictos que se
susciten en la sociedad.

Acorde con los principios y los derechos humanos


A partir del 10 de junio de 2011, nuestro sistema jurídico fue reconfigurado, dando lugar a tres tipos de derechos
subjetivos:

Derechos subjetivos generales

Se encuentran previstos en Leyes, Códigos, Reglamentos, Normas Oficiales Mexicanas, Acuerdos, Decretos,
etcétera. También se les denomina derechos. Su garantía de protección es el control de legalidad.

P á g i n a 82 | 154
Derechos fundamentales

Se encuentran previstos sólo en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. También se les denomina
derechos constitucionales. Su garantía de protección es el control de constitucionalidad.

Derechos humanos

De acuerdo con el artículo 1, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, los
derechos humanos se encuentran previstos en la Constitución, y en Tratados e Instrumentos Internacionales. Su
garantía15 de protección es el control de convencionalidad.
Lo anterior significa que para la resolución de conflictos es necesario que cualquier derecho subjetivo sea
protegido mediante los tres controles (legalidad, constitucionalidad, y convencionalidad), a fin de que la sentencia
que se emita podamos considerarla como justa. Luego entonces, si existen principios y derechos humanos, es
necesario crear un nuevo método de aplicación del derecho, este método se llama principio de proporcionalidad.
Veamos en que consiste.

Principio de proporcionalidad

El Principio de Proporcionalidad es una aportación teórica de Robert Alexy. Su teoría, se basa en establecer el
desplazamiento temporal de un principio sobre otro, o sea, consiste básicamente en realizar una ponderación de
principios atendiendo a las circunstancias en que se presenta cada caso. Para ponderar se utiliza la ley de
ponderación, que es formulada de la siguiente forma: “cuanto mayor sea el grado de insatisfacción o de
detrimento de un derecho o de un principio, mayor debe ser la importancia de satisfacer el otro”.

Para operacionalizarla, debemos dividirla en tres fases:

La operacionalización de esta ley finaliza estableciendo una fórmula de peso y una escala triádica. Para ello, da un
valor por cada escala, el cual está determinado por una secuencia geométrica. En este sentido, la primera escala
está representada con la letra l, que significa leve y tiene el valor de 1 (20); la segunda escala la representa la letra
m, que significa moderada, tiene el valor de 2 (21); la última escala se representa con la letra g, que representa
grave, teniendo como valor 4 (22) La fórmula de esta ley es la siguiente:

15
Este termino es entendido como mecanismo o instrumento de protección de derechos subjetivos
P á g i n a 83 | 154
Esta formulación teórica no sólo se puede utilizar para establecer la prevalencia de un principio sobre otro, sino,
además, para evaluar el correcto funcionamiento de un determinado principio. Así, por ejemplo, tratándose del
funcionamiento del Principio de Igualdad entre los Candidatos de Representación Proporcional, el resultado es el
que se muestra a continuación.

Análisis del principio de igualdad entre los candidatos de RP con el principio de proporcionalidad de Robert
Alexy

Del estudio de los estatutos de los tres principales partidos políticos nacionales en México, se establecen tres
requisitos indispensables para formar parte de un partido político, éstos son: aceptar los principios, estatutos y
programa del partido, solicitud por escrito, y comprometerse a acatar como válidas las resoluciones del partido.
Siendo miembro del partido se establece como uno de sus derechos acceder a puestos de elección popular o de
representación proporcional (RP).

En el supuesto de que una persona postulada como candidato resulte electa en el proceso electoral, tiene la
obligación de desempeñar las funciones de acuerdo a las leyes establecidas por el Estado Mexicano, respetando
los Principios de Doctrina, el Código de Ética y los Programas del partido al que pertenezcan (artículo 41, fracción
I, párrafo segundo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos).

Aunado a esto, los Diputados deberán acatar las resoluciones del partido, por lo que, se les obliga estatutariamente
a actuar como entidad colegiada que represente al partido en la Cámara, es decir, se les establece como obligación
unirse con otros Diputados del mismo partido para que formen una fracción parlamentaria, éstas, formularán
iniciativas y proyectos legislativos conforme a los postulados, valores y principios que rigen en el partido y que
están consignados en los documentos básicos, así como también, atenderán las resoluciones políticos y sugerencia
del partido, lo que trae como consecuencia, la disciplina del voto.

La disciplina del voto consiste en que los Diputados integrantes de una fracción parlamentaria tienen la obligación
de emitir su voto en las sesiones parlamentarias de acuerdo con los programas, principios y líneas generales del
partido. En el supuesto de que no se observaran las disposiciones establecidas en los documentos básicos, las
sanciones a que son acreedores por indisciplina partidista16 son: amonestaciones, suspensión temporal de

16
Las sanciones a que son acreedores en caso de indisciplina, incumplimiento de sus cargos o infracción a los Estatutos, se
establecen estatutariamente de la siguiente forma: El Partido Acción Nacional los establece en el artículo 13; El Partido de
la Revolución Democrática los establece en el artículo 25, apartado 6,7 y 8; El Partido de la Revolución Democrática los
establece en los artículos 223, 224, 225, 226, y 227.
P á g i n a 84 | 154
derechos de militante, inhabilitación temporal para desempeñar cargos de elección popular, puestos directivos
dentro del partido o la expulsión del partido.

En términos iusprivatistas, las responsabilidades se fincan por incumplimiento de algunas de las obligaciones que
establecen para los militantes, es decir, la indisciplina partidista se establece en función de la importancia del
proyecto, iniciativa de ley, tema en discusión en la Cámara o por inobservancia de los documentos básicos del
partido. Así ocurría en la antigua Francia: el diputado, simple mandatario de la bailía17, sólo representaba en los
Estados Generales la bailía que delegaba en él. El diputado moderno al igual que el diputado del antiguo régimen,
sólo representa al partido político que lo postuló como candidato.

En este sentido, es la organización interna de cada partido la que decide qué miembros son postulados como
candidatos de RP. Para ocupar una candidatura de este tipo es condición sine qua non18 que “todos los candidatos”
además de cumplir con el perfil necesario, satisfagan los requisitos establecidos por sus estatutos y demás
reglamentos internos. Bajo esta premisa, existe igualdad política y normativa19, entre los candidatos.

De acuerdo al anterior planteamiento, el orden en que aparecen los candidatos de RP no debería importar, pues,
todos los que resulten electos buscarán por disciplina partidaria la realización del programa de acción. Ahora que
contamos con estos elementos, vamos a aplicar el principio de proporcionalidad de Alexy. Procedimiento

Primer paso
Establecer cuántos tipos de candidatos existen. Utilizando la dicotomía, dividiremos en dos clases a los candidatos:

17
La palabra bailía proviene del Aragón. baile, y éste del lat. baiŭlus, teniente, el que ayuda a sobrellevar un cargo. En este
sentido, Bailía es el territorio sometido a la jurisdicción del baile. Antiguamente, de forma general se conocía con el nombre
de Baile al ministro superior del real patrimonio; de forma local, el Baile era el hombre que en algunos territorios entendía
en primera instancia de lo tocante a rentas reales.
18
Sin la cual no
19
Se refiere a los documentos básicos de cada partido
P á g i n a 85 | 154
Segundo paso

Sustitución de variables.

Tercer paso
Aplicación de la fórmula (asignación de valores). En el sistema electoral
se debe considerar que la intensidad de intervención con (Ii) el derecho
a ser elegido de los candidatos A, es grave (g= 4), y que la importancia
de satisfacer el derecho a ser elegido de los candidatos B, también es
grave (g= 4).La fórmula se divide en dos
partes. Primero, se debe encontrar el valor de Pj, o sea, el valor de los candidatos B:

Cuarto paso

Una vez que tenemos los valores de cada variable, toca realizar la ponderación.
En consecuencia:
Si y sólo si Pi < Pj, entonces, Pj > Pi
Aplicaba la fórmula al análisis de nuestro caso:Pj son los Candidatos B, cuyo grado de afectación es igual a 1. Pi son
los Candidatos A, cuyo grado de afectación es igual a 0.5
En consecuencia,
Los Candidatos A < Candidatos B,entonces,
Los Candidatos B > Los Candidatos A. Dicho de otra manera, el grado de detrimento e insatisfacción de no elegir a
los Candidatos B es grave, ya que el sólo hecho de encontrarse ubicados después del número 10 de orden de
preferencia, no es suficiente para concluir que se deben elegir sólo a los Candidatos A.
Luego entonces, al aplicar la fórmula del principio de proporcionalidad de Robert Alexy, concluimos, deben
establecerse las condiciones necesarias para que tanto candidatos A como candidatos B, tengan las mismas
posibilidades de elección.

A cada variable se le dio un valor por lo siguiente: si sólo la élite del partido tiene la posibilidad de acceder a un
cargo de esta naturaleza, ¿qué pasa con los demás miembros del partido? ¿es suficiente ser postulados como
candidatos sin ninguna posibilidad de acceder al cargo? Si bien nombrar a candidatos que no tienen ninguna
posibilidad de ser elegidos es un medio de control que permite al partido establecer cierto equilibrio entre sus
miembros, no justifica el hecho de que no puedan acceder política y jurídicamente al cargo.

La aplicación de esta fórmula permite argumentar sólidamente, que se debe preservar el principio de igualdad
entre los Candidatos de Representación Proporcional, y no elegir sólo a los Candidatos A.

Por tanto, se debe satisfacer el derecho de ser elegidos, en igualdad de circunstancias, tanto a Candidatos A, como
a Candidatos B.

P á g i n a 86 | 154
Como pudo advertir, la teoría de Robert Alexy es muy útil para solucionar casos difíciles, representa una
herramienta importante para el análisis y la toma de decisiones. Su idea central es la ponderación basada en la
justicia, ya que se debe justificar si es grave o no, elegir a uno u otro principio en conflicto.

Bibliografía

• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• Kelsen, Hans, Teoría pura del derecho, 15.ª ed., México, Porrúa, 2007.
• Marshall, Geoffry, Teoría constitucional, Madrid, Espasa-Calpe, S.A., 1982.
• Rawls, John, Teoría de la Justicia, México, Fondo de Cultura Económica, 1985.

Legislación

• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
última reforma publicada en el DOF 27/08/2018, disponible en https://bit.ly/1iXRdq5, consulta:
20/02/2019.

Interpretación de la Ley

• “Régimen de visitas y convivencias. Cuando exista una restricción judicial para que algún progenitor pueda
acercarse a sus hijos, dicha prohibición no involucra a los abuelos, quienes pueden instar la acción de
convivencia con sus nietos”, [tesis aislada civil], I.3o.C.341 C (10a.), Semanario Judicial de la Federación y
su Gaceta, reg. 2018797, Décima Época, t. II, diciembre de 2018, p. 1141, disponible en
https://bit.ly/2tDG1fW , consulta: 25/02/2019.

Imagen

• (1) Reflexión, UNAM/Facultad de Derecho-DED.

Mi experiencia de aprendizaje

Validez normativa

Cuestionario

En esta unidad estudiamos tres tipos de validez: legal, material y valorativa. Asimismo, concluimos que el derecho
no sólo está compuesto por normas jurídicas −consideradas como reglas de conducta−, sino también por
principios. También estudiamos que, además de derechos generales y derechos fundamentales, existen derechos
humanos, cada uno de ellos con su respectiva garantía.
Ahora llegó el momento de aplicar ese conocimiento, y aprender a identificarlos en tesis y jurisprudencias de
nuestro Poder Judicial de la Federación. Para lograr tal fin, complete el cuadro que se le proporciona e incluya una
reflexión con base en la actividad de aprendizaje, en donde explique porque la validez de la norma jurídica es
importante en su ejercicio profesional.

P á g i n a 87 | 154
¡Recuerde colocar las fuentes de consulta!

Puede consultar los siguientes sitios para localizar las normas vigentes:

• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


• Código Nacional de Procedimientos Penales
• Código Penal para el Distrito Federal
• Convención Americana sobre Derechos Humanos
• Pacto Internacional de Derechos Civiles y políticos

P á g i n a 88 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 7. La creación del Derecho

Introducción

Ya hemos obtenido el conocimiento sobre lo que es el derecho, cómo se estudia, cuáles son sus elementos o
características y cómo se puede clasificar para su estudio. Ahora bien, es necesario saber de qué forma se crea y,
por último, la manera de aplicarse. Lo anterior es vital debido a que es parte de la técnica jurídica, cuyos
elementos son la creación, interpretación y aplicación de las normas jurídicas.

El derecho, como construcción normativa coactiva, necesariamente tiene un origen histórico. Como ya lo hemos
visto en unidades anteriores, surge a la par de la propiedad privada, cuando se originan los conflictos de
intereses; pero ese es sólo su momento histórico de nacimiento.

La creación del derecho como técnica de control social data de diversas formas, las cuales llamamos fuentes del
derecho. Estas fuentes pueden ser diferenciadas de acuerdo con su origen específico, origen por el que la
doctrina clásica las denomina fuentes formales, materiales, e históricas.

No obstante a lo anterior, existe otros criterios clasificatorios que nos permiten identificar otro tipo de fuentes,
que explican mejor los procesos de producción normativa, los cuales estudiaremos en esta unidad. Recordemos
que a partir del 10 de junio de 2011, se instauró en nuestro sistema jurídico la figura jurídica de “Derechos
Humanos”, lo que nos obliga a estudiar cuál es el proceso de producción normativa de derechos humanos, para
que los mismos tengan efecto vinculante para las autoridades mexicanas, es decir, para que adquieran su
obligatoriedad.

Finalmente, es importante que comprenda que las fuentes del derecho atienden a épocas, contextos y realidades
específicas en el desarrollo del ser humano y las sociedades. Por ello, es relevante distinguir los procesos y las
maneras en las que el derecho ha tomado forma y se ha erguido a través de la historia, siempre representando
de forma nítida el acontecer de su época

¡Bienvenidos y bienvenidas!

P á g i n a 89 | 154
Objetivo particular

El alumnado analizará las diversas formas de creación del Derecho, identificando los procesos de creación del
Derecho dentro del ordenamiento jurídico mexicano.

Temario

Unidad 7. La creación del Derecho


• 7.1. La producción normativa o
7.1.1. Criterios clasificatorios
 7.1.1.1. Formales y materiales
 7.1.1.2. Principales y supletorias
• 7.2. Derecho legal y Derecho judicial o
7.2.1. Procesos legislativos o 7.2.2.
Proceso reglamentario o 7.2.3.
Proceso jurisprudencial
• 7.3. Otras formas de producción normativa
o 7.3.1. Fuentes del Derecho
internacional o 7.3.2. Proceso
consuetidinario o 7.3.3. Principios
generales del Derecho
• 7.4. Las fuentes formales en el Derecho
mexicano

P á g i n a 90 | 154
Creando conciencia

La farmacodependencia
En la actualidad la farmacodependencia es un tema prioritario de salud pública a nivel mundial y específicamente
en materia penal representa una excusa absolutoria del delito, bajo determinadas condiciones. Esto significa que
se excluye la responsabilidad penal por existir inexigibilidad de otra conducta.

Las consecuencias que ocasiona el consumo de drogas, tanto en la salud del individuo, como en su entorno
familiar y social son graves, ya que las drogas destruyen vidas, destruyen la voluntad, destruyen todo. Cuando
una persona es farmacodependiente, su vida cambia o incluso termina.

Si conoce a alguien con dependencia a las drogas, ayúdelo, dele información, proporcione opciones. Que no
quede en usted el haber podido ayudar. Si bien las personas farmacodependientes normalmente no aceptan su
padecimiento, usted tiene el deber de apoyarlo hasta que sus posibilidades se lo permitan.

La producción normativa
Una de las características principales de las normas jurídicas es su heteronomía, lo que significa que existe una
autoridad con facultades de producción normativa, la cual es diferente a las personas que deberán cumplir con lo
dispuesto en esas normas jurídicas.

Lo anterior significa que, si existen autoridades con facultades de producción normativa, entonces, deben existir
diferentes procesos de producción normativa, cuyo producto será una norma jurídica.

Esos procesos de producción normativa tienen una serie de requisitos que son necesarios satisfacer para que el
producto (la norma jurídica) adquiera su validez formal, si y sólo si adquiere su validez formal, entonces, en
automático adquiere su validez temporal, espacial, personal y material; adquiere sus características de
exterioridad, bilateralidad, coercibilidad; adquiere su núcleo normativo, y su sanción jurídica; adquiere el
objetivo de perseguir los tres fines principales: bien común, justicia, y seguridad jurídica; regulará las
instituciones jurídicas ya creadas o regulará las instituciones jurídicas que se creen.

Recuerde que...
La validez formal de la norma jurídica es una aportación de la Teoría Pura del Derecho de Hans Kelsen (1934).

P á g i n a 91 | 154
Criterios clasificatorios

El derecho es un fenómeno social y, en consecuencia, puede tener orígenes y procedimientos de creación


diversos que son determinados, a su vez, por el entorno político, social, histórico y económico en que nos
situemos. Nosotros nos centraremos en los procesos de producción normativa.
CLASIFICA

Básicamente, esta clasificación tradicional da lugar a las diversas formas de


producción normativa: proceso legislativo, reglamentario, jurisprudencia, proceso
consuetudinario, principios generales del derecho, fuentes del Derecho
internacional, y autonomía de la voluntad.
ATENDIENDO A LA PLENITUD DEL ORDENAMIENTO JURIDICO

Este criterio clasificatorio está relacionado con la impartición de justicia, es decir, al


lado práctico del derecho. La plenitud del ordenamiento jurídico predica que los
sistemas jurídicos cuentan siempre con una norma para resolver cualquier problema
(Álvarez, 1995: 262). Sin embargo, en la práctica profesional privada, pública, y sobre
todo para la labor jurisdiccional, nos encontramos a menudo que un ordenamiento
jurídico no es pleno, es decir, está incompleto o es insuficiente para resolver un
conflicto, ya sea porque la conducta no está regulada, porque necesita interpretarse,
o en su caso, porque es necesario acudir a otra fuente del derecho.

Cuando un ordenamiento jurídico no es pleno, se dice que el ordenamiento jurídico


presenta “lagunas”, de aquí que Álvarez Ledesma (1995: 262) sostenga que las
lagunas son espacios jurídicos vacíos, dejados por el derecho, no son fallas del
mismo, sino límites naturales que todo ordenamiento jurídico posee. Luego
entonces, el reconocimiento de que el ordenamiento jurídico no es pleno, da lugar a
la siguiente clasificación: principales y supletorias.

ATIENDIENDO AL PROCESO LEGISLATIVO

A partir de la instauración de la figura jurídica de los “Derechos Humanos,” el 10 de


junio de 2011, se puede hablar de un nuevo criterio clasificatorio de las fuentes del
derecho, es decir, siguiendo la tesis de Héctor Fix-Zamudio (2018) debemos
reconocer la existencia de un derecho interno de fuente externa, y un derecho
interno de fuente interna. Las clasificaciones que estudiaremos están enfocadas en
el contexto nacional e internacional.

Para saber más...


La teoría de Héctor Fix-Zamudio fue presentada en la conferencia Derecho
Internacional de los Derechos Humanos, Ámbitos Interno e Internacional en el V
Congreso Internacional de Derecho Constitucional en abril de 2018.

P á g i n a 92 | 154
ATENDIENDO A LA PLENITUD DEL ORDENAMIENTO JURIDICO

FORMALES: Las fuentes formales también pueden denominarse instrumentales “[…] pues a través de ellas se
pretende saber cuándo y en qué condiciones una norma jurídica es válida y obligatoria para una sociedad
determinada” (Pereznieto, 2012: 310). Se definen como todos aquellos procesos o actos a través de los cuales se
identifica a las normas jurídicas dotándolas de juridicidad (validez), es decir, de la protección especial que
asegura su cumplimiento (la coacción) (Álvarez, 1995: 129).

• DIRECTAS: Serán directas cuando la elaboración de las normas jurídicas corre a cargo de una autoridad
legislativa, ejecutiva, y judicial.
• INDIRECTAS: Serán indirectas cuando la elaboración de las normas jurídicas se encuentra a cargo de
particulares, a través de la costumbre jurídica o normas jurídicas individualizadas (contratos privados).

A su vez, las fuentes formales se dividen en directas e indirectas. Por ello, las fuentes formales del derecho son
procedimientos de creación del derecho preestablecidos en determinado núcleo social. En nuestro país, el
proceso de creación del derecho se encuentra previsto y regulado en la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos. Las fuentes formales pueden verse reflejadas no sólo en la creación de figuras jurídicas, sino
también en su supresión por desuso. Así, los esponsales, o promesa de matrimonio, dejaron de regularse en el
Código Civil Federal, pues el mismo desuso llevó a su supresión.

MATERIALES: Las fuentes materiales también son conocidas como fuentes reales, se consideran como elementos
distintivos de un grupo social que se ven reflejados en sus propias normas. Álvarez Ledesma (1995: 129) sostiene
que las fuentes materiales son todos aquellos contenidos normativos que constituyen la materia que se
incorpora a las normas jurídicas, como lo son, valores o principios morales, aspiraciones o principios sociales,
necesidades a satisfacer, criterios, costumbres, etcétera.

Cuando analizamos al derecho desde una perspectiva sociológica, nos topamos con las denominadas fuentes
materiales o reales del derecho. “[…] las fuentes reales se componen de todas las características y necesidades
de una comunidad que, a su vez, delimitan el contenido y el alcance de sus propias normas jurídicas” (Pereznieto,
2012: 341).

De acuerdo con lo expuesto por Miguel Villoro Toranzo (2012: 157), las fuentes reales o materiales, pueden
reducirse a dos:

P á g i n a 93 | 154
HISTORICAS: Al cuestionarnos sobre el origen de un sistema normativo debemos hacer referencia a aquellos
documentos históricos que hablan o se refieren al derecho. En el pasado, estos documentos eran de la índole
más diversa, como papiros, pergaminos, citas jurídicas, etcétera. Todos estos documentos reciben el nombre de
fuentes históricas y son indispensables para conocer el texto de una ley, un tratado, etcétera.

Las consideramos fuentes históricas porque son documentos que, aunque ya no estén vigentes en la actualidad,
contienen las disposiciones normativas que rigieron determinada época y que, incluso, recopilan los argumentos
expuestos tras dichas disposiciones. Su importancia y utilidad radica en que nos permite conocer y comparar la
forma en que se han regulado determinadas situaciones de derecho y su contexto.

Reflexión...
En México, algunas fuentes históricas son el Diario Oficial de la Federación, el Semanario Judicial de la
Federación y otras revistas que publican la jurisprudencia de diversos tribunales.

¿Qué fuentes históricas existen en su entidad?

PRINCIPALES: Serán fuentes principales la Ley, con independencia de que tengan su origen en el poder
legislativo, ejecutivo, o judicial, y las normas jurídicas individualizadas, ya sea como un contrato o sentencia
judicial.

SUPLETORIAS: Procesalmente, al reconocerse los limites naturales, la labor jurisdiccional ha dispuesto una serie
de instrumentos (fuentes formales) que ayudan a superar las lagunas, esos instrumentos son las fuentes
supletorias. Estas se utilizan cuando un ordenamiento jurídico necesita interpretación, orientación, o para
remisión, y de esta forma, poder resolver el conflicto.

¡Importante!
Ante la presencia de una laguna jurídica, se utilizan las fuentes supletorias, ya sea porque el mismo
ordenamiento jurídico ordena que ante la falta de regulación normativa se acuda a un ordenamiento jurídico
diferente para resolver el conflicto (función de remisión), o porque sea necesario acudir a la costumbre jurídica,
principios generales del derecho, o a interpretaciones judiciales (tesis y jurisprudencias), ya sea como forma de
interpretación u orientación jurídica, para resolver un conflicto.

DERECHO INTERNO DE FUENTE INTERNA

DERECHO INTERNO DE FUENTE EXTERNA


Reflexión...
Tratándose de la despenalización del uso de la marihuana con fines medicinales o terapéuticos, ¿considera
usted que la fuente del derecho sería una fuente real, tal como los recientes avances y descubrimientos
P á g i n a 94 | 154
médicos? ¿Cree que la razón de su surgimiento sean realmente los ideales de justicia, o cree que las normas
atiendan a situaciones de tipo económico o político?

Con base en lo anterior, llegamos a la conclusión de que las fuentes formales son el aspecto instrumental
(formal) de producción normativa para que las normas jurídicas adquieran validez y obligatoriedad; y las fuentes
materiales son las condiciones fácticas (reales) que generan el contenido de las normas jurídicas.

Sabemos que el derecho es un producto social y que, en consecuencia, se encuentra en constante evolución, es
decir, es dinámico y cambia en la medida en que la sociedad que regula y le da origen lo hace. Por ello,
podríamos afirmar que todo ordenamiento jurídico lleva inserta una fuente real, un evento social determinante
que se refleja en los preceptos. El derecho debe atender a las demandas sociales contemporáneas, y es en este
aspecto que radica la importancia de las fuentes reales.

Por ejemplo...
Los índices de inseguridad recientes, mismos que han derivado en una elevación del número de
personas desaparecidas, se ha visto reflejado en diversos códigos civiles y leyes, como del estado de
Coahuila, enfocadas a facilitar y agilizar la tramitación del procedimiento de declaración de ausencia
y presunción de muerte.

Por ejemplo...
La apertura del campo de acción de derechos humanos reconocidos ha logrado la inserción de
comunidades LGBTTI a figuras como el matrimonio civil y la adopción.

Referente a las fuentes principales y supletorias podremos estudiarlas a profundidad en los siguientes temas.

Derecho legal y Derecho judicial


En este apartado vamos a estudiar a las formas de producción normativa previstas en la constitución, las cuales
se dividen en legal (proceso legislativo y reglamentario), y judicial (proceso judicial). Si una norma jurídica es
producto de alguno del proceso de producción normativa previsto en la Constitución, entonces, la norma jurídica
adquiere plena validez, eficacia, y obligatoriedad. De aquí que sea importante para nosotros saber cómo
funcionan estos mecanismos de producción normativa.

Proceso legislativo

En los países de derecho escrito, la legislación es la más importante de las fuentes formales. Ésta presupone, a su
vez, un proceso de creación.

Definamos...

Proceso legislativo
P á g i n a 95 | 154
“El proceso por el cual uno o varios órganos del Estado formulan y promulgan determinadas reglas jurídicas de
observancia general, a las que se da el nombre específico de leyes” (García Máynez, 1996: 52). Es importante
distinguir, entonces, que la ley no es la fuente formal, sino el resultado de la actividad legislativa.

La principal forma de producción normativa es el proceso legislativo, ya que el producto final son Leyes
(sustantivas y adjetivas), Código (sustantivos y adjetivos), Reformas a la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos (mediante la cual se derogan, abrogan, reforman o adicionan, normas jurídicas), Tratados
e instrumentos internacionales. En este proceso intervienen dos poderes:
Ejecutivo y Legislativo.

Dicho de otra forma, con base al proceso legislativo se produce el derecho interno de fuente interna
(Leyes, Códigos, Estatutos, Reglamentos que regulan el poder legislativo, Decretos legislativos, Reformas
Constitucionales), y derecho interno de fuente externa (Tratados e Instrumentos Internacionales).

Es por ello, que tenemos que hablar de dos procesos legislativos:

a) Proceso legislativo que produce derecho interno de fuente interna

En este tipo de proceso de producción normativa participan el Poder Legislativo mediante la Cámara de
Diputados (ya sea en funciones de Cámara de origen, o de Cámara de revisora), y la Cámara de Senadores (ya sea
en funciones de Cámara de origen, o de Cámara de revisora); y también participa el Poder Ejecutivo mediante el
Presidente de la República.

Su fundamento constitucional se encuentra en los artículos 71, 72, 73, 74, 75, 89, fracción I, y 135. De dichos
preceptos constitucionales, se sabe que las etapas de este proceso legislativo son:

Iniciativa
Acto por el cual determinados órganos del Estado someten a consideración del Congreso un proyecto de ley
(CPEUM, art. 71).

Compete a...

• Presidencia de la república.

• Diputados y Senadores del Congreso de la Unión

• Legislaturas locales

A los ciudadanos en un número equivalente, por lo menos, al 0.13% (cero punto trece por ciento) de la lista
nominal de electores.

P á g i n a 96 | 154
2

Discusión
Acto mediante el cual las Cámaras deliberan acerca de las iniciativas, a fin de determinar si deben o no ser
aprobadas. A la Cámara en donde inicialmente se discute un proyecto de ley se le denomina Cámara de
origen; a la otra, revisora. Así por ejemplo, si el proceso legislativo inició en la Cámara de Diputados,
entonces, será la Cámara de origen, por lo que la Cámara de Senadores será la Cámara revisora; por el
contrario, si el proceso legislativo inició en la Cámara de Senadores, entonces, será la Cámara de origen, y
la Cámara de Diputados será la revisora.

Aprobación
Acto mediante el cual las Cámaras aceptan un proyecto de ley. Puede ser total o parcial.

Sanción
Aceptación de una iniciativa por el Poder Ejecutivo. Es un acto posterior a la aprobación del proyecto por
las Cámaras. Derecho de veto: implica la negativa de la presidencia a sancionar un proyecto ya admitido
por el Congreso.

Publicación
Acto por el cual la ley ya aprobada y sancionada se da a conocer a quienes deben cumplirla. Se hace en el
Diario Oficial de la Federación y diarios o gacetas oficiales de los estados, tratándose de leyes locales.

Iniciación de la vigencia
El lapso contenido entre el momento de la publicación y aquél en que la norma entre en vigor se denomina
vacatio legis, término durante el cual se supone que los destinatarios de una norma estarán en condiciones
de conocerla. Concluido el lapso, la norma es obligatoria.

P á g i n a 97 | 154
Las etapas en el proceso legislativo descrito son invariables; es decir, aunque con peculiaridades propias, toda
ley, para serlo, deberá transitar por todas y cada una de dichas etapas. Una de las peculiaridades posibles es
que, tratándose de leyes locales, serán el Poder Legislativo y Ejecutivo local quienes intervengan.

Reflexión...
¿Qué particularidades se contemplan respecto al procedimiento legislativo de su entidad?

El producto del proceso legislativo que produce derecho interno de fuente interna, son los derechos generales,
y derechos fundamentales. Lo que en consecuencia implica que se introducen dos controles (control entendido
como mecanismo de protección), el control de legalidad cuando se protegen derechos generales, previstos en
Leyes, Códigos, Reglamentos, Acuerdos, Protocolos, etcétera; y el control de constitucionalidad cuando se
protegen los derechos fundamentales, previstos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

b) Proceso legislativo que produce derecho interno de fuente externa


En este tipo de proceso de producción normativa participan el Poder Legislativo, única y exclusivamente,
mediante la Cámara de Senadores, y el Poder Ejecutivo mediante el Presidente de la República. Su objetivo es
producir normas jurídicas contenidas en Tratados e Instrumentos Internacionales.

Su fundamento constitucional se encuentra en los artículos 76, fracción I, 89, fracción X, y 133. De dichos
preceptos constitucionales, se sabe que las etapas de este proceso legislativo son dos: celebración del tratado o
instrumento internacional, y aprobación de tratados e instrumentos internacionales.

1. Celebración del tratado o instrumento internacional: De acuerdo al artículo 89, fracción X, de la


Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es facultad exclusiva del presidente de la
República la celebración de tratados e instrumentos internacionales. Para llegar a la firma de dichos
ordenamientos jurídicos, el Presidente de la República deberá negociar con otros países que tratados o
instrumentos internacionales son de utilidad para nuestro país.

Una vez firmado el tratado o instrumento internacional se termina la primera etapa, y se inicia la
segunda, que coloquialmente, se le conoce como ratificación del tratado o instrumento internacional,
por parte de la Cámara de Senadores.

2. Aprobación de tratados e instrumentos internacionales: Una vez que el Presidente de la República ha


firmado (celebrado) el tratado o instrumento internacional, le corresponderá, única y exclusivamente, a
la Cámara de Senadores la aprobación (ratificación) del ordenamiento jurídico que firmó el Presidente de
la República.

Si se pregunta porque es la Cámara de Senadores la autoridad legislativa que debe aprobar el tratado o
instrumento internacional, la respuesta es simple. Se debe a que la Cámara de Senadores representa a
las entidades federativas, y debido a que nuestra forma de gobierno es la Federación, entones, se
necesita el consentimiento de todos los estados del país, para que dichos ordenamientos jurídicos
tengan plena validez, eficacia, y obligatoriedad.

P á g i n a 98 | 154
El producto del proceso legislativo que produce derecho interno de fuente externa, son los Derechos Humanos.
Lo que en consecuencia implica que se introduce un nuevo control (entendida esta como mecanismo de
protección de derechos humanos), se introduce el Control de Convencionalidad.

Proceso reglamentario
Para estudiar y comprender el proceso reglamentario, debemos partir de la definición de reglamento:

Definamos...
Reglamento

“Conjunto de disposiciones jurídicas expedido por el Ejecutivo con fundamento en la fracción aludida (89,
fracción I). Tiene las características de la ley, es decir, es general y abstracto y su finalidad es facilitar su
aplicación a casos concretos, pero sin ir más allá de lo dispuesto por la propia ley” (Pereznieto, 2012: 321).

Por ejemplo, la materia ambiental, en especial las disposiciones relativas al equilibrio ecológico tienen un ámbito
amplio y generalizado. Es a través de una serie de reglamentos, que las disposiciones de la Ley General del
Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, pueden detallarse y precisarse, proveyéndose así a su exacta
observancia.

Actualmente, respecto del ordenamiento en comento, contamos con reglamentos en materia de áreas naturales
protegidas, autorregulación y auditorías ambientales, evaluación del impacto ambiental, ordenamiento
ecológico, prevención y control de la contaminación de la atmósfera, registro de emisiones y transferencia de
contaminantes.

Como sabemos, el Poder Ejecutivo es uno de los tres poderes en que se divide el poder público. Es a la persona
titular del Poder Ejecutivo a quien le corresponde la facultad reglamentaria. De acuerdo al artículo 89, fracción I.

Como podrá observar en los ejemplos presentados, éstos contienen preceptos generales y abstractos que
abundan y perfeccionan un ordenamiento ya existente. Estos reglamentos fueron expedidos por el entonces
titular del Poder Ejecutivo de la Federación: Miguel de la Madrid, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón,
con la participación del titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Consulte la ley vigente...


Ingrese al sitio oficial del gobierno de su entidad, ubique con qué reglamentos cuenta y observe si fueron
emitidos por el Poder Ejecutivo. ¿Quién era el representante?

La facultad reglamentaria se constituye como un complemento al proceso legislativo, cuyo fundamento legal es
el artículo 89, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Es a partir y con base en
un reglamento, que pueden dictarse directrices específicas sobre determinada materia, atendiendo en todo
momento a las bases que siente una ley.

P á g i n a 99 | 154
Reflexión...
¿Considera que es importante y necesaria la facultad reglamentaria concedida a la persona titular del Poder
Ejecutivo? ¿Por qué?

Proceso jurisprudencial
Para entender el proceso jurisprudencial partiremos de explicar que la Suprema Corte de Justicia de la Nación
(SCJN) es la máxima autoridad del Poder Judicial de la Federación. En este proceso de producción se producen
criterios de interpretación de las normas jurídicas contenidas en los diferentes ordenamientos jurídicos. Estos
criterios pueden ser jurisprudencias, si su aplicación es obligatoria; o en su caso, tesis si sólo representan un
criterio orientador en la solución de conflictos. Ahora bien, el Poder Judicial se ejerce de acuerdo con lo
establecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación en su artículo primero.

La Ley establece… Artículo 1º.


El Poder Judicial de la Federación se ejerce por:

I VIII
La Suprema Corte de Justicia de la Nación. Los tribunales de los estados y del Distrito
Federal en los casos previstos por el
artículo 107, fracción XII, de la
II
Constitución Política de los Estados
El tribunal electoral. Unidos Mexicanos, y en los demás en que,
por disposición de la Ley, deban actuar en
III auxilio de la justicia federal.
Los tribunales colegiados de circuito

IV
Los tribunales unitarios de circuito.

V
Los juzgados de distrito.

VI
El Consejo de la Judicatura Federal.

VII
El jurado federal de ciudadanos.

P á g i n a 100 | 154
Los tribunales unitarios de circuito se componen de un magistrado o magistrada y del número de secretarios,
secretarias, actuarios, actuarias y el personal que determine el presupuesto. Por su parte, los tribunales
colegiados de circuito se compondrán de tres magistrados y magistradas, de un secretario o secretaria de
acuerdos y del número de secretarios, secretarias, actuarios, actuarias y el personal.

La SCJN se compone por once ministros y ministras, término que deriva de minister, servidor. El término se
refiere a las y los miembros de la Suprema Corte para realzar su importancia y carácter de definitividad en sus
resoluciones.

Este órgano funciona en pleno y en salas. Tratándose del primero, se compone por los once ministros y
ministras; sin embargo, puede desempeñarse con siete.

En los casos excepcionales, es decir, de las materias relativas a controversias constitucionales, acciones de
inconstitucionalidad y de recursos de apelación en contra de sentencias de jueces de distrito dictadas en
procesos en que la federación sea parte y que por su interés y trascendencia así lo ameriten, es necesaria la
presencia mínima de ocho de sus integrantes.

Las salas en que funciona la Suprema Corte de Justicia son dos, divididas, en el ámbito de su competencia, en
asuntos civiles y penales para la primera, y administrativos y laborales para la segunda. Ambas salas se
componen por cinco integrantes, aunque pueden funcionar con cuatro (Gamboa, 2007).

La Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene un sinfín de atribuciones encaminadas al control de la


constitucionalidad, además de la jurisprudencia. Ahora bien, una vez que revisamos de manera muy sintética la
estructura y funciones de la SCJN, para poder comprender el proceso jurisprudencial, es necesario que tenga
claro qué es la jurisprudencia.

Los órganos jurisdiccionales, encabezados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tienen como
“responsabilidad fundamental la defensa del orden establecido por la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, además de solucionar, de manera definitiva, otros asuntos jurisdiccionales de gran importancia para
la sociedad” (SCJN, s. f.). Entre dichos asuntos jurisdiccionales se encuentran las controversias que surjan en la
aplicación de la Ley; para ello, se ha previsto un mecanismo para indicar el sentido en el que se debe interpretar
y aplicar la Ley.

De acuerdo con García Máynez la expresión jurisprudencia tiene dos significados:

En México se utiliza la segunda expresión, y por lo mismo, la jurisprudencia son el conjunto de criterios de
interpretación de la norma jurídica, y por tanto, dentro de cada criterio que se emita existirán reglas, normas,
P á g i n a 101 | 154
principios, valores, definiciones, y sobre todo razonamientos jurídicos que dieron lugar a ese criterio de
interpretación de la norma jurídica.

“El término ‘jurisprudencia’ designa la actividad que realizan los juristas cuando describen el derecho. Actividad
que normalmente se denomina ‘ciencia del derecho’, ‘doctrina’, ‘dogmática jurídica’, etcétera. […] puedo
caracterizar a la jurisprudencia como la disciplina conocida comúnmente como ‘doctrina’ que determina y
describe el material tenido por derecho, sin cuestionar su validez” (Tamayo y Salmorán, 1986: 143).

El proceso jurisprudencial hace referencia directa a la aplicación de las leyes de un Estado a los casos concretos.
“Los tribunales de un Estado son los órganos que al dirimir o resolver las controversias entre particulares,
principalmente, aplican las normas jurídicas de dicho sistema, y el criterio uniforme de interpretación y
aplicación de esas normas jurídicas constituye la jurisprudencia” (Pereznieto, 2012: 323).

La jurisprudencia se conforma de determinados fallos de tribunales judiciales, cuya relevancia sienta un


precedente. Es por esto que una decisión judicial no tiene solamente el efecto actual, sino que servirá de
referente para futuras ocasiones. La frase “sentar jurisprudencia” se usa justamente para aquellas situaciones en
las que quien juzga establece los parámetros con los que la justicia comenzará a expedirse respecto a
determinado supuesto.

Definido el término, podemos preguntarnos ¿cómo se constituye la jurisprudencia? Al efecto, debemos atender a
lo establecido en la Ley de Amparo

Como puede observar, existen tres formas de conformación de jurisprudencia: por reiteración de criterios, por
contradicción de tesis y por sustitución. Cada una de las formas tiene requisitos establecidos que deben
cumplirse.

Ahora revisaremos ejemplos de tesis jurisprudenciales, en donde se describe el proceso de creación de la


jurisprudencia para facilitar su comprensión.

Por reiteración de criterios

Por ejemplo, la tesis jurisprudencial “Matrimonio entre personas del mismo sexo. No existe razón
de índole constitucional para no reconocerlo” (1a./J. 46/2015 [10a.]), que determina que las
personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio; es jurisprudencia que surgió por reiteración
de criterios; es decir, se juntaron cinco tesis aisladas que establecían la posibilidad de efectuar dicho
acto jurídico:

1. Amparo en revisión 152/2013 2.


Amparo en revisión 122/2014 3.
Amparo en revisión 263/2014
4. Amparo en revisión 591/2014
5. Amparo en revisión 704/2014

Como puede observar, todas cumplen con el criterio establecido en la Ley de Amparo, al haberse
emitido de manera consecutiva en el mismo sentido, sin ninguna en contrario.

P á g i n a 102 | 154
Por contradicción

Por su parte, la tesis jurisprudencial PC.III.P.J/7 P (10a.) de rubro “Violencia intrafamiliar. Para tener
por demostrado este delito es innecesario que el activo y el pasivo cohabiten, ya que basta con que
se acredite, además del maltrato, que se produjo contra el cónyuge, parientes por consanguinidad o
afinidad hasta el cuarto grado, la concubina o el concubinario (legislación del estado de Jalisco)”,
surgió por contradicción.

La tesis aislada III.2o.P.23 P (10a.), de rubro “Violencia intrafamiliar. Tratándose de este delito debe
atenderse al concepto de "familia" previsto en la norma especializada y aplicable, es decir, a la ley
de prevención y atención relativa (legislación del estado de Jalisco)”, sostenía un principio contrario
al vencedor, y en consecuencia se considera superada.

Por sustitución

La sustitución de tesis se introdujo con la reforma de abril de 2013, por lo que, hasta la fecha en que
este texto fue redactado (agosto 2016), aún no hay criterios forjados por este sistema; no hay nada
sistematizado al respecto. Le sugerimos estar al pendiente en el Semanario Judicial de la Federación
de cualquier tesis que surja de esta forma.

Como puede observar, la jurisprudencia es una fuente de derecho de suma importancia, ya que nos permite
integrar las disposiciones normativas e interpretarlas de manera integral.

Para saber más...


Si desea saber un poco más sobre la jurisprudencia, vea el video La jurisprudencia, en donde el Dr. Rafael
Quintana Miranda explica qué, a quién obliga, cuántas épocas tiene y algunas recomendaciones de bibliografía al
respecto.
Este proceso jurisprudencial es sin lugar a dudas una fuente formal del derecho, que consiste en el conjunto de
principios, criterios, precedentes o doctrinas que se encuentran en las sentencias o fallos de los jueces o
tribunales. Se utiliza cuando los tribunales deben resolver interpretando el sentido de la ley, precisando el
predicado de sus términos o elaborados criterios de resolución de casos en que la ley es ausente -lagunas-
(Álvarez, 1995: 149).

Cumple con una doble función, ya que por una parte produce normas jurídicas judiciales, y por otra, produce
directrices para la aplicación de las normas jurídicas, que son de utilidad para las autoridades que imparten
justicia, docencia, profesionales del derecho, y en investigaciones jurídicas. Su fundamento constitucional se
encuentra en el artículo 94, párrafo decimo.

P á g i n a 103 | 154
Otras formas de producción normativa

Los procesos de producción normativa que hemos estudiado hasta este momento son las principales, sin
embargo, existen otras fuentes derecho, tales como fuentes del derecho internacional, proceso consuetudinario,
principios generales del derecho.

Cabe precisar que en el último tema abordaremos la última fuente del derecho que se refiere a las normas
jurídicas individualizadas, productos de la autonomía de la voluntad.

Fuentes del Derecho Internacional

A partir de la reforma constitucional del 10 de junio del año 2011, en México se instauró una nueva fuente de
derecho de aplicación obligatoria. Nos referimos a los tratados e instrumentos internacionales.

Los tratados e instrumentos internacionales contienen derechos y obligaciones de los Estados, que firmaron el
convenio internacional. Son dos los convenios internacionales que más se utiliza en México para la resolución de
conflictos, siendo estos la Convención Americana sobre Derechos Humanos, mejor conocido como pacto de San
José, y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, mejor conocido como Pacto de Nueva York.

No obstante, hasta el día de hoy México ha firmado 210 tratados internacionales, en las siguientes materias: de
carácter general, asilo, derecho internacional humanitario, desaparición forzada, personas con discapacidad,
discriminación racial, educación y cultura, esclavitud, extradición, genocidio, medio ambiente, menores,
migración y nacionalidad, minorías y pueblos indígenas, mujeres, penal internacional, propiedad intelectual,
refugiados, salud, tortura, y trabajo.

Para saber más...


Conozca los tratados internacionales de las áreas mencionadas.

Para que un Tratado e instrumento internacional tenga plena obligatoriedad (sea fuente del derecho) es
necesario, que haya sido firmado por el Presidente de la Republica, y ratificado por el Senado. Una vez que se ha
cumplido este requisito, esta fuente de derecho internacional dará lugar a los Derechos Humanos.

Los Derechos Humanos funcionaran por medio del control de convencionalidad, cuyo método de aplicación es el
principio pro persona.

Es por ello, que se puede sostener que la fuente del derecho internacional se ve materializada por medio de los
Derechos Humanos, que como hemos afirmado, se considera como un derecho interno de fuente externa, y por
lo mismo, es la segunda forma de producción normativa del proceso legislativo.

Proceso consuetudinario

P á g i n a 104 | 154
Todo grupo social desarrolla actividades cotidianas. “La manera en que reiteradamente llevan a cabo esas
actividades durante ciertos periodos va constituyendo la costumbre y los usos de la comunidad […]. Éstos pueden
ser o no reconocidos como normas obligatorias” (Pereznieto, 2012: 328).

La costumbre es entonces un uso implantado en determinado núcleo social, considerado por éste como
jurídicamente obligatorio por las personas que componen dicho núcleo. Podemos distinguir dos elementos
(García Máynez, 1996: 61-62):

• Elemento objetivo: Práctica suficientemente prolongada de determinada actividad. A este elemento


también se le denomina Inveterata consuetudo, ya que esta locución hace referencia a que cuando una
práctica se ha prolongado lo suficiente se convierte en vieja costumbre.
• Elemento subjetivo: Convicción de la obligatoriedad de dicha costumbre. A este elemento también se le
denomina Opinio iuris seu necessitatis, ya que esta locución hace referencia a la opinión legal o urgencia
de implantar dentro de una sociedad una vieja costumbre.

Por ejemplo...
En el ámbito laboral, la figura del pago del séptimo día. Es decir, la razón por la que actualmente se trabajan seis
días y se pagan 7, deviene de la idea de que los trabajadores cubren 1/6 del séptimo día cada día, y por lo tanto
se descansa el séptimo día percibiendo sueldo por ello. Esto originalmente sucedió como costumbre (de forma
normal, semanalmente, por un periodo mayor a cuatro años y con el consentimiento de ambas partes), y
posteriormente fue reconocida por un órgano aplicador.

Dicha práctica cumplió con ambos elementos; el objetivo, cumplió el plazo establecido por la Ley para
considerarse una práctica prolongada; y en el subjetivo había convicción de ambas partes de que la costumbre
era obligatoria. Es este elemento volitivo (voluntad deliberada), lo que estableció la conducta como fuente de
derecho.

En nuestro país, la costumbre es una fuente secundaria de derecho en cuanto a su obligatoriedad, ya que ésta
depende del reconocimiento del mismo. La costumbre deja de ser un mero hábito y se convierte en norma
jurídica.

Es decir, que al conjugarse los elementos arriba precisados, una costumbre puede convertirse en derecho
aplicable (Pereznieto, 2012: 329):

• Actividades reiteradas: Pago del séptimo día.


• Prolongadas en el tiempo: Periodo mayor de siete años.
• Por determinado grupo social: Patrones y obreros.
• Existiendo la convicción de la obligatoriedad de dicha costumbre: Lo hacen parte de sus propias reglas.
• Reconocidas por el órgano aplicador: Juntas laborales

Como se mencionó en nuestro país, la costumbre es fuente secundaria de derecho, pues depende de su
reconocimiento para volverse obligatoria. En la práctica profesional, la costumbre se utiliza cuando el
ordenamiento jurídico no es pleno, es decir, cuando presenta lagunas jurídicas.

P á g i n a 105 | 154
Principios generales del derecho

De acuerdo con lo establecido en la parte final del artículo 14 constitucional:

Nuestra Constitución establece…


Artículo 14. En los juicios del orden civil, la sentencia definitiva deberá ser conforme a la letra o a la
interpretación jurídica de la ley, y a falta de ésta se fundará en los principios generales del derecho.

Reafirmado con lo establecido en el artículo 19 del Código Civil Federal: “Las controversias judiciales del orden
civil deberán resolverse conforme a la letra de la ley o a su interpretación jurídica. A falta de ley se resolverán
conforme a los principios generales de derecho”.

Podemos darnos cuenta que ambas disposiciones hacen de los principios generales del derecho el último de los
recursos de que quien juzga puede valerse para resolver las cuestiones sometidas a su conocimiento.

Cabe destacar que dichos principios no deben, en ninguna circunstancia, oponerse a los preceptos del
ordenamiento cuyas lagunas se pretenda compensar (García Máynez, 1996: 370-371). ¿En qué consisten dichos
principios?

Los principios generales del derecho se identifican con los principios del derecho justo o natural. Es decir que, a
falta de disposición válida, la persona que juzga debe formular un principio dotado de validez intrínseca, a fin de
resolver la cuestión concreta sometida a su conocimiento. Esto excluye la posibilidad legal de la persona que
juzga falle de acuerdo con sus opiniones (García Máynez, 1996: 371).

La gran mayoría de estos principios son los que se encuentran implícitos en la legislación actual, y es en esta
razón que reside su importancia.

Algunos ejemplos de principios generales de derecho son, de manera genérica, la equidad y la solidaridad.
Tratándose de casos específicos, como el derecho laboral, tenemos al in dubio pro reo, de acuerdo al cual deberá
ser aplicable todo aquello que le sea benéfico a la parte trabajadora.

Las fuentes formales en el derecho mexicano


Derivado de todo lo que hemos estudiado hasta este momento, podemos concluir que las fuentes formales del
derecho en nuestro país, son:

El proceso legislativo, que produce normas jurídicas de derecho interno de fuente interna

El proceso legislativo, que produce normas jurídicas de derecho interno de fuente externa

El proceso reglamentario
P á g i n a 106 | 154
El proceso consuetudinario

Los principios generales del derecho

La autonomía de la voluntad

Para conocer cómo se componen estos proceso te invitamos a revisar Procesos de las fuentes del Derecho
Mexicano .

Ya hemos estudiado todas las fuentes formales del derecho, a excepción de la autonomía de la voluntad, la cual
es la máxima expresión de la libertad. La cual es uno de los Derechos Fundamentales en nuestro país.

De esta forma, la autonomía de la voluntad es una fuente formal del derecho, pues permite crear, modificar, o
extinguir derechos y obligaciones. Lo que da lugar a tres tipos de normas jurídica: sentencias, contratos, y actos
unilaterales de la voluntad.

Pereznieto ha denominado a esta fuente del derecho como normas individualizadoras y sostiene que “las
sentencias, los contratos y los actos unilaterales de voluntad son fuentes de creación normativa porque al
individualizar y concretar a casos específicos normas jurídicas generales y abstractas, generan para las partes
involucradas derechos u obligaciones que no existían previamente” (2012: 336).

Una de las características principales de la autonomía de la voluntad como fuente del derecho, es que sólo
aplican a una o varias personas, determinadas individualmente, con base en los preceptos generales (normas
jurídicas) que les sirven de fundamento.

Este tipo de fuente tiene su impacto en diversas áreas del derecho, tales como:

CIVIL: Contratos, Convenios y Declaración Unilateral de la Voluntad.

PENAL: Acuerdos reparatorios, suspensión condicional al proceso y consentimiento del sujeto pasivo del delito
como excluyente de responsabilidad.

LABORAL: Contratos individuales y colectivos de trabajo.

FAMILIAR: Convenios

MERCANTIL: Contratos y convenios mercantiles.

Cada uno de estos supuestos está condicionado, a su vez, por una serie de requisitos de orden formal y
condiciones de validez que estudiará con detenimiento en momentos posteriores.

Lo importante a destacar es que la autonomía de la voluntad es una fuente del derecho porque crea modifica, o
extingue derechos y obligaciones, a una o varias personas.

P á g i n a 107 | 154
Por ello, las sentencias, laudos o resoluciones administrativas pueden considerarse como fuentes formales de
derecho, debido a que en el momento en que emiten la decisión crean una norma jurídica denominada punto
resolutivo, la cual sólo debe ser cumplida por la parte que fue condenada.

Reflexión...
¿Cree que alguna de las fuentes hasta aquí abordadas tiene supremacía sobre las otras? ¿Por qué?

Si bien el objeto central del derecho es la norma jurídica, no debemos sustraerla de la realidad a la que pretende
regular. Como hemos visto, el derecho es interdisciplinario, por lo que debemos comprender sus fuentes como
eslabones en una cadena. El derecho, como producto social, comprende cuatro dimensiones: normativa, fáctica
axiológica, e instrumental (argumentación jurídica).

Bibliografía

• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al estudio del derecho, 48.ª ed., México, Porrúa, 1996.
• Kelsen, Hans, Teoría Pura del Derecho, 15.ª ed., México, Porrúa, 2007.
• Pereznieto Castro, Leonel, Introducción al estudio del derecho, 7.ª ed., México, Oxford, 2012.
• Villoro Toranzo, Miguel, Introducción al estudio del derecho, 21.ª ed., México, Porrúa, 2012.

Legislación

• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
última reforma publicada en el DOF 27/08/2018, disponible en https://bit.ly/1iXRdq5, consulta:
20/02/2019.
• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Ley de Amparo, Reglamentaria de los artículos 103 y
107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, última reforma publicada en el DOF
15/06/2018, disponible en https://bit.ly/1TitELj, consulta: 21/02/19.
• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, última
reforma publicada en el DOF 18/06/2018, disponible en https://bit.ly/2qug6Gc, consulta: 20/02/2019.

Interpretación de la Ley

• “Matrimonio entre personas del mismo sexo. No existe razón de índole constitucional para no
reconocerlo”, [jurisprudencia constitucional civil], 1a./J. 46/2015 (10a.), Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, reg. 2009406, Décima Época, t. I, junio de 2015, p. 534, disponible en
https://bit.ly/2GxcL2Y, consulta: 20/02/2019.
• “Violencia intrafamiliar. Para tener por demostrado este delito es innecesario que el activo y el pasivo
cohabiten, ya que basta con que se acredite, además del maltrato, que se produjo contra el cónyuge,
parientes por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado, la concubina o el concubinario (legislación
del estado de Jalisco)” [jurisprudencia penal], PC.III.P. J/7 P, Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, reg. 2010891, Décima Época, t. IV, enero de 2016, disponible en https://bit.ly/2TZGV1W, consulta:
20/02/2019.
P á g i n a 108 | 154
• “Violencia intrafamiliar. Tratándose de este delito debe atenderse al concepto de "familia" previsto en la
norma especializada y aplicable, es decir, a la ley de prevención y atención relativa (legislación del estado
de Jalisco)”, [tesis aislada penal superada por contradicción], III.2o.P.23 P, Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, reg. 2003450, Décima Época, t. 3, abril de 2013, p. 2308, disponible en
https://bit.ly/2GRewaf, consulta: 20/02/2019.

Documentos publicados en Internet

• Cárdenas Gracia, Jaime, Introducción al estudio del derecho, México, IIJ-UNAM/Nostra Ediciones S.A. de
C.V., 2009, disponible en https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 18/01/2019.
• Gamboa Montejano, Claudia, “Poder Judicial Federal", México, Cámara de Diputados, LX Legislatura, 2007,
disponible en https://bit.ly/2dKcXcP, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 122/2014”, disponible en https://bit.ly/2GDXbCm, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 152/2013”, disponible en https://bit.ly/2rog9kY, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 263/2014”, disponible en https://bit.ly/2IuetUx, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 591/2014”, disponible en https://bit.ly/2BQ1RkJ, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 704/2014”, disponible en https://bit.ly/2vPZH3U, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Normativa del Juicio de Amparo”, disponible en https://www.sitios.scjn.gob.mx/leyamparo/,
consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “¿Qué hace la Suprema Corte de Justicia de la Nación?”, México, SCJN, s. f. disponible en
https://bit.ly/2nXp2VN, consulta: 21/02/2019.
• Tamayo y Salmorán, Rolando, “El derecho y la ciencia del derecho. Introducción a la ciencia jurídica”,
México, UNAM/IIJ, 1986, disponible en https://bit.ly/2tuuqzC, consulta: 21/02/19.

Sitios electrónicos

• Diccionario de la Lengua Española, http://www.rae.es/.


• Semanario Judicial de la Federación, https://sjf.scjn.gob.mx/SJFSem/Paginas/SemanarioIndex.aspx.

Audiovisuales

• División de Estudios de Posgrado de Derecho, La jurisprudencia, [archivo de video], 21/01/2014, disponible


en https://youtu.be/Ez_FlvnpLCc, consulta: 21/08/2019.
• Fix-Zamudio, Héctor, Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Ámbitos Interno e Internacional,
[archivo de video], 26/0472018, disponible en https://youtu.be/bRkx3KiPZLY, consulta: 25/02/2019.

Imagen

• (1) Creación del derecho, UNAM/Facultad de Derecho-DED.

P á g i n a 109 | 154
Mi experiencia de aprendizaje
Fuentes formales y sus procesos de creación

Cuadro comparativo

Cabe recordar que las fuentes formales son aquéllas que atienden procesos y procedimientos específicos y
particulares para la creación de la norma jurídica.

Debe tener en consideración que este tipo de procesos de creación de la norma, suelen ser los más recurrentes y
los que en mayor medida reflejan las necesidades sociales. Es por ello la importancia de que conozca a fondo los
diversos procesos que dan vida a dicha fuente.

Por lo anterior, y con la finalidad de que reafirme lo estudiado y distinga los diversos procesos de creación de las
fuentes formales, realice la siguiente actividad.

Complete el cuadro comparativo que se le proporciona e identifique cual fue el proceso de producción normativa
que le dio origen a la norma jurídica, su fundamento constitucional, y establezca su ámbito de validez espacial,
temporal, personal, y material

Posteriormente, incluya una reflexión con base en la actividad de aprendizaje, en donde explique cuál de los
procesos de creación es el más importante para usted y por qué.

Para realizar la actividad consulte los siguientes materiales:

• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, art. 19, párrafo segundo.
• Código Nacional de Procedimientos Penales, art. 2.
• Sistema penal acusatorio. Contra las omisiones del ministerio público en la etapa de investigación, procede
el medio de defensa previsto en el artículo 258 del Código Nacional de Procedimientos Penales, el cual
debe agotarse en cumplimiento al principio de definitividad que rige el juicio de amparo.
• Convención Americana sobre Derechos Humanos, art. 81.
• Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, parte III, art. 7.
• Ordenanza General de la Armada, art. 2.
• Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019, art. 1.
• Norma Oficial Mexicana NOM-004-SSA3-2012, Del expediente clínico, art. 10.1.
• Código Penal para el Distrito Federal, art. 29.
• Ley Federal del Trabajo, art. 922.

¡Recuerde colocar las fuentes de consulta!

P á g i n a 110 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 8. Las funciones del Derecho
Introducción

¡Importante!

Los principios jurídicos son el origen de los sistemas normativos, se le denominan principios porque son
los cimientos de donde emergen las diversas normatividades que regulan diversas conductas; son
consensos de una sociedad, establecidos para su sana convivencia y a través de ello encontrar armonía
social y bien común.
Algunos principios pueden encontrarse contenidos en códigos, leyes o reglamentos. Otros pueden no
encontrarse contenidos en ordenamientos legales, pero pueden ser parte de la conciencia social o de
sus usos y costumbres.
La reforma del artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 2011 inserta el
principio pro persona que es la interpretación de la norma para brindar la protección más amplia a la
persona.

En la presente unidad se realizará el análisis funcional del derecho partiendo del principio pro persona y
la forma en la que dicho principio influye en las corrientes jurídicas analizadas a lo largo de nuestra
asignatura.
De igual manera se realizará el análisis de las funciones sociales, de orden, certeza, seguridad y eficacia.
Se observará cuáles son los factores que provocan que surja un margen de incertidumbre e inseguridad
dentro de un orden jurídico, así como la aparición de intereses lícitos individuales sociales y públicos.
En el estudio de los elementos de la persona jurídica se observará qué es la capacidad, sus distintas
modalidades, así como la competencia y reconocimiento de valores supremos.
Por tales razones es fundamental asimilar el conocimiento que ofrece la presente unidad para establecer
las bases de un criterio jurídico acorde con las exigencias del derecho actual.

¡Bienvenidos y bienvenidas!

P á g i n a 111 | 154
Objetivo particular

El alumnado analizará las funciones inherentes a la estructura de las normas jurídicas y su importancia
dentro del reconocimiento de los valores supremos orientadores. Temario

Unidad 8. Las funciones del Derecho

• 8.1. El análisis funcional del Derecho


• 8.2. Las funciones sociales del Derecho
• 8.3. La función de orden, certeza, seguridad y eficacia
• 8.4. El margen de incertidumbre e inseguridad
• 8.5. Los intereses lícitos protegidos o intereses legítimos individuales sociales y públicos
• 8.6. Autorizar o investir a una persona jurídica: capacidad y competencia
• 8.7. Reconocimiento de valores supremos orientadores

P á g i n a 112 | 154
Creando conciencia

Cómo ser (un poquito) más organizado

Julie Morgenstern, experta en productividad, gestión y organización tiene consejos para lograr ser una
persona más organizada.

1
Planee y organice su agenda del día siguiente antes de irse a dormir.

2
No utilice más de 4 redes sociales (incluyendo el mail)

3
Ponga sus actividades en categorías dependiendo de su concentración.

4
Dedique una hora para responder mails. Si tienen más de un mes en su bandeja, elimínelos.

5
No acepte más de lo que puede hacer, aprenda a decir que no.

6
Agende también tiempo personal y repételo.

P á g i n a 113 | 154
El análisis funcional del Derecho
Dentro del análisis funcional del derecho es fundamental observar las diversas doctrinas filosóficas y
políticas pues de ahí se desprenden los fines particulares que cada Derecho. Dichas funciones buscan la
satisfacción constante de las diversas necesidades humanas y sociales. Es así como se observa que tales
funciones o fines funcionales del Derecho son:

Las funciones sociales del Derecho


Las funciones sociales del derecho se pueden dar en dos vertientes, en la primera es cuando es aplicada
y obedecida una norma y la segunda se da cuando la sociedad por convicción propia acepta y respeta a
la norma.

Es así como se abordará en la presente unidad el impacto en la función de derecho, y en las corrientes
jurídicas abordadas a lo largo de nuestra materia, de la reforma del artículo primero 1de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos que comúnmente se le ha denominado la reforma en derechos
humanos, la cual se realizó el diez de junio de dos mil once.

Con lo señalado anteriormente es como se da paso a un nuevo orden jurídico y una nueva jerarquización
de normas quedando de la siguiente manera:

1Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en
los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá
restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.
Reformado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de
la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

Adicionado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos
humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado

P á g i n a 114 | 154
deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley. Adicionado
mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011.

Es importante precisar que por criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dicha jerarquización
antes señalada es aplicable siempre y cuando la norma elegida no sea contraría a nuestra Constitución.

Para saber más...


Para profundizar en los temas le sugerimos realizar la revisión de los siguientes materiales:

• Nueva forma de aplicar el Derecho en México: principio pro persona


• Raz, Joseph, La autoridad del derecho: ensayos sobre derecho y moral, 2.ª ed., México, IIJ-UNAM, 1985: o
Capítulo IX. “Las funciones del derecho”.

La función de orden, certeza, seguridad y eficacia


El derecho cumple con una función de orden al momento en el que el Estado establece las leyes que los
gobernados habrán de cumplir de forma voluntaria o de manera forzosa. Dichas leyes dan certeza de las
acciones que los gobernados pueden realizar y cuales no y en caso de realizar las prohibidas tendrán una

P á g i n a 115 | 154
sanción. La seguridad nace cuando las normas garantizan el resguardo de aquello que a una sociedad le
interesa proteger por considerarlo prioritario para sus fines.
El contenido del derecho es variable según los tipos de sociedad y las épocas en las que se presenta sin
embargo en todo momento y sea cual sea el contenido de este, realiza la función de brindar seguridad,
orden, certeza seguridad y eficacia. Por ello es preciso señalar lo siguiente:

El autor nos dice...


Luis Recasens Siches
Los valores superiores que deben inspirar al Derecho se refieren a los fines que mediante él deben ser cumplidos.
Y claro es que un ordenamiento jurídico no estará justificado sino en la medida en que cumpla satisfactoriamente
los valores supremos que deben servirle de orientación. Pero lo jurídico del derecho no radica en estos valores
sino en la forma de realización de estos, precisamente mediante instrumentos jurídicos (2014: 113).

El margen de incertidumbre e inseguridad

Como se ha mencionado en la presente unidad, una de las funciones más importantes del derecho es
brindar orden y como consecuencia de la materialización de ese orden se presenta la certidumbre y
seguridad. La ausencia de atención jurídica o ineficacia de una norma o de las figuras de autoridad frente
a determinados actos contrarios a los fines sociales provocan en la sociedad incertidumbre e inseguridad,
de igual forma el constante cambio de las leyes que se emiten tienen el mismo efecto.

Para saber más...


Para profundizar en los temas le sugerimos realizar la lectura del siguiente material:

• Recasens Siches, Luis, “Las funciones del Derecho”, Anuario de filosofía del derecho, núm. 17, 1973-1974.

En las necesidades de la sociedad por satisfacer determinados fines surgen los intereses, es así como
se puede señalar lo siguiente:

El autor nos dice...


Luis Recasens Siches

“Se entiende por interés la demanda o el deseo que los seres humanos tratan de satisfacer, bien
individualmente, o bien a través de grupos o asociaciones” (2014:115).

En ese intento de satisfacción de deseos los intereses sociales, lícitos, individuales y públicos se clasifican
de la siguiente manera:

Intereses que merecen protección e intereses que no merecen protección por ser ilícitos, intereses que
tienen preferencia sobre otros por la importancia que representan o por satisfacer a un grupo social.
P á g i n a 116 | 154
Los intereses individuales comprenden lo relativo a la personalidad, la vida, la integridad corporal, la
salud la libertad de conciencia, de pensamiento, de religión, la libertad de procrear, entre otros.
Los intereses sociales son los que comprenden lo relativo a la paz y el orden la seguridad, el acceso a la
cultura, la conservación de recursos naturales entre otros.

Los intereses públicos son los relativos al Estado por ejemplo la defensa nacional, las normas de
comercio exterior entre otros.

Para saber más…


Para profundizar en los temas le sugerimos realizar la lectura del texto de Claude Tron, Jean, “¿Qué hay del
interés legítimo?”, pp. 1-11.

Autorizar o investir a una persona jurídica: capacidad y


competencia
En el presente apartado se abordará los tipos de personas jurídicas, así como la capacidad y
competencia. En ese mismo contexto podemos distinguir a las personas como personas físicas y morales.

Personas físicas
Son en lo individual, los miembros de una comunidad con obligaciones y derechos atribuidos por el
orden jurídico al que pertenece.

Personas morales
Son las asociaciones de personas físicas destinadas para la realización de determinados fines y con
atención a las leyes vigentes del ordenamiento jurídico correspondiente.

Capacidad jurídica
Es la atribución que otorga un ordenamiento jurídico a la persona en lo individual de poseer derechos
y obligaciones. En el caso de las personas físicas se divide en capacidad de goce y capacidad de
ejercicio.

Capacidad de goce
Es la atribución de poseer derechos y obligaciones. Todas las personas físicas tienen desde su origen
capacidad de goce, es decir, la persona física desde su origen es protegida por el ordenamiento
jurídico correspondiente.

Capacidad de ejercicio
Es la facultad de poder ejercer los derechos a cuenta propia, es decir, que la persona física que es
titular de determinados derechos y obligaciones cuente con todas las aptitudes para poderlos
ejercitar. En el caso de las personas morales la personalidad jurídica se la otorga en ordenamiento
P á g i n a 117 | 154
jurídico al que pertenece una vez que la asociación correspondiente ha sido ajustada a las normas
correspondientes.

Competencia jurídica
Son las facultades que tiene determinada autoridad para ejercer su poder atendiendo a los criterios
que señale el ordenamiento jurídico que pueden ser por razón de territorio, de materia, de grado, de
cuantía principalmente.

Reconocimientos de valores supremos


El Estado, así como el derecho determinan en atención a su sociedad un reconocimiento de valores
jurídicos supremos, mismos valores atienden a las necesidades colectivas y buscan el bien común. Es así
como se establece en el ordenamiento jurídico un catálogo de valores que son protegidos por el ente
jurídico de entre los que destacan:

Con la protección y reconocimiento de los valores supremos la sociedad busca preservarse y tener una
calidad de vida colectiva que se reflejará en lo individual.

Para saber más…


Como complemento al estudio de esta unidad le sugerimos realizar la lectura de un capítulo del libro:

• Cárdenas Gracia, Jaime, Introducción al estudio del derecho, México, Nostra, 2009:
o Capítulo Octavo. “Valores jurídicos y derechos humanos”.

A lo largo de la presente unidad se han abordado las diversas funciones que tiene el derecho y la
importancia del principio pro persona. Las funciones del derecho son uno de los pilares fundamentales
que el profesional jurídico debe conocer y entender de forma integral por ello lo exhortamos de nueva
cuenta a poner su máximo desempeño en la presente unidad.

Recuerde que entre menos se estudia, se es menos abogado y entre más se estudia se es más abogado,
así que le invitamos a día con día ser más abogado.

Bibliografía

P á g i n a 118 | 154
• Recasens Siches, Luis, Introducción al Estudio del Derecho, Porrúa, México, 2014.

Legislación
• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
última reforma publicada en el DOF 12/04/2019, disponible en https://bit.ly/1iXRdq5, consulta:
07/05/2019.

Documentos publicados en Internet


• Cárdenas Gracia, Jaime, “Valores jurídicos y derechos humanos”, en Introducción al estudio del derecho,
México, Nostra, 2009, disponible en https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 06/05/2019.
• Claude Tron, Jean, “¿Qué hay del interés legítimo?”, disponible en https://bit.ly/2qG1cx5, consulta:
06/05/2019.
• Kerr, Jolie, “It´s Time to Becomen a Time Realist”, en The New York Times, 08 de octubre de 2018,
disponible en https://nyti.ms/2pKAYbs, consulta: 19/10/2018.
• Raz, Joseph, “Las funciones del derecho”, en La autoridad del derecho: ensayos sobre derecho y moral,
2.ª ed., México, IIJ-UNAM, 1985, disponible en: https://bit.ly/2tbkoTO, consulta: 06/05/2019.
• Recasens Siches, Luis, “Las funciones del Derecho”, Anuario de filosofía del derecho, núm. 17, 1973-1974,
disponible en https://bit.ly/2Y9l6yo, consulta: 07/05/2019.

Audiovisual
• s.a., Nueva forma de aplicar el Derecho en México: principio pro persona, [archivo de video], 18/09/2019,
disponible en https://youtu.be/BvQu4shuDpM, consulta: 07/05/2019.

P á g i n a 119 | 154
Mi experiencia de aprendizaje
Las funciones del derecho

Cuestionario

A lo largo de esta asignatura se han abordado temas específicos del derecho que nos permiten poder
tener un panorama más amplio al momento de confrontarnos con la práctica; es por ello que en la
presente actividad tendrá la posibilidad de aplicar los conocimientos adquiridos en un caso en concreto.

Problema Jurídico
Una empresa refresquera transnacional que opera en territorio mexicano ajustándose a las leyes nacionales, se
disputa legalmente el uso de un pozo de agua con un ejido. La empresa refresquera argumenta que si le niegan el
uso total del agua del pozo no podrá seguir con la producción de su producto y cerrará la planta en dicha
comunidad y por consecuencia despedirá al total de trabajadores que en ella laboran.

El Ejido argumenta que si no se le concede el uso del total del agua del pozo no podrá continuar con las labores de
cultivo que realiza. Se señala como datos importantes que el ejido tiene un 50% de personal humano con relación
del que tiene la empresa refresquera; que la empresa refresquera otorga prestaciones de seguridad social a sus
trabajadores (atención médica, salario, aguinaldo, crédito de vivienda); y que el ejido atiende a las personas que
lo integran conforme a los fines del ejido. El pozo se encuentra dentro del municipio donde se asientan el ejido y
la empresa refresquera.

Con los datos anteriormente señalados responda de manera fundamentada el cuestionario.

Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o para la


práctica jurídica (APJ)
Este espacio está destinado para que comparta con la persona que le asesora y con los demás integrantes
de su grupo los avances de las Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o de las Actividades para
la Práctica Jurídica (APJ) que hayan sido encomendadas por la persona que le asesora, al inicio del
semestre.

Esta actividad cuenta para su calificación final.

P á g i n a 120 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 9. El ordenamiento jurídico

Introducción

En la presente unidad vamos a estudiar al Derecho en cuanto a su aplicación, pues esto nos permitirá saber
cuándo una norma jurídica es válida en cuanto a forma y fondo; si esta es consistente y coherente con el sistema
jurídico; para por último saber, si el Derecho en cuanto a su aplicación representa una respuesta a un conflicto
planteado, ya que, en caso contrario, el Derecho buscará una forma de solución a la litis planteada, por medio de
la mayoría de razón, analogía, principios generales de derecho, o simplemente sostener que el Derecho no tiene
lagunas jurídicas, como es el caso del Derecho Penal.

Lo fundamental para comprender esta unidad es considerar al Derecho como un ordenamiento jurídico, es decir,
como un sistema normativo de carácter coactivo institucionalizado, coherente, consistente y pleno.

En conclusión, dentro de esta unidad usted verá al derecho como un sistema jurídico dinámico, es decir, que su
validez (formal y material) cambian de acuerdo a las condiciones de cada lugar (conforme al espacio), y su
contenido, varia conforme al tiempo.

¡Bienvenidos y bienvenidas!

Objetivo particular

El alumnado analizará los distintos ordenamientos jurídicos a través de las características de normatividad,
coactividad e institucionalización y señalará los criterios de pertenencia de las normas a un ordenamiento
jurídico, sus problemas de unidad y de validez de la norma suprema.

P á g i n a 121 | 154
Temario

Unidad 9. El ordenamiento jurídico

• 9.1. Noción de ordenamiento jurídico o 9.1.1.


Concepto
o 9.1.2. Eficacia como acatamiento y aplicación
• 9.2. Identificación del ordenamiento jurídico o 9.2.1.
Como ordenamientos normativos o 9.2.2. Como
ordenamientos coactivos o 9.2.3. Como
ordenamientos institucionalizados
• 9.3. Unidad del ordenamiento jurídico o 9.3.1.
Normas dependientes e independientes o 9.3.2.
Validez de la norma suprema
 9.3.2.1. Propuesta de Kelsen
 9.3.2.2. Propuesta de Hart o 9.3.3.
Identidad de la norma suprema
 9.3.3.1. Concepción formalista
 9.3.3.2. Concepción sustancialista
• 9.4. Coherencia y consistencia del ordenamiento
jurídico o 9.4.1. Coherencia o 9.4.2.
Consistencia o 9.4.3. Antinomias
• 9.5. Plenitud del ordenamiento jurídico o 9.5.1.
Existencia de lagunas y su resolución o 9.5.2. Dogma
de la plenitud del ordenamiento jurídico

Creando conciencia
P á g i n a 122 | 154
Estructurar un equipo de trabajo
Dentro de diversos ámbitos de la vida cotidiana es necesario el trabajo en conjunto, para lo cual resulta
fundamental conocer la manera de estructurar un equipo de trabajo correctamente, ya que quizá a lo largo de su
vida se ha enfrentado a diversas situaciones desagradables al colaborar con otras personas, o quizá, hay algunas
ocasiones que destacan por haber sido fructíferas. ¿Puede identificar algunas características elementales para
estructuras un buen equipo de trabajo? ¿A usted le gusta tomar la iniciativa de organizar o prefiere que alguien
más lo haga?

Noción de ordenamiento jurídico


Concepto
Como se dijo, previamente, el Derecho es un ordenamiento jurídico considerado como un sistema normativo de
carácter coactivo institucionalizado, coherente, consistente y pleno.

Considerar al derecho como un ordenamiento jurídico representa ventajas que nos ayudan en la comprensión
del estudio del Derecho.

En este sentido, un ordenamiento jurídico es conjunto (unión) de normas dispuestas (ordenadas) con respecto a
una norma fundamental y relacionadas coherentemente entre sí (Álvarez Ledesma, 2006: 258).

Considerar a un ordenamiento jurídico como un sistema representa mayores ventajas, ya que como afirma el
jurista Jaime F. Cárdenas Gracia, las normas jurídicas no actúan aisladamente, sino que son operadas en su
relación con otras normas que integran un sistema jurídico, es decir, en el marco de un sistema o conjunto de
elementos interrelacionados, entre los que existe un a cierta cohesión y unidad de propósito (2009: 125).

P á g i n a 123 | 154
Si un ordenamiento jurídico es un sistema normativo entonces es una unidad interrelacionada, coactiva,
institucionalizada y plena. Estudiaremos en los siguientes temas porque es así.

Eficacia como acatamiento y aplicación


Si un ordenamiento jurídico es un sistema normativo entonces significa que tiene validez formal y material.
Recordemos que la validez material es la que proporciona eficacia.

Si proporciona eficacia, entonces, el ordenamiento jurídico es obedecido de manera voluntaria por todas las
personas, y si por alguna circunstancia, el ordenamiento jurídico no es obedecido de manera voluntaria,
entonces, se puede aplicar coactivamente en contra del sujeto rebelde (que no obedece las normas jurídicas del
ordenamiento jurídico), a través de los medios institucionalizados (Agentes del Ministerio Público, Jueces,
Magistrados, Contralores, Juntas de Conciliación y Arbitraje, etcétera), cuya función será la aplicación del
ordenamiento jurídico en la resolución de un conflicto.

Recuerde que...
La eficacia del ordenamiento jurídico se refiere a la obediencia del derecho, la cual puede ser voluntaria o
involuntaria. Por lo que este tipo de validez inicia cuando la norma jurídica es publicada en el Diario Oficial de la
Federación, o en su caso, en el Periódico/Gaceta Oficial de cada entidad federativa.

Identificación del ordenamiento jurídico


Como ordenamientos normativos
Cuando se afirma que el Derecho es un sistema normativo nos referimos a que es un tipo específico de
ordenamiento normativo, debido a que en la sociedad existen cuatro tipos de ordenamientos normativos:

Los cuatro tipos de ordenes normativos son, en su estructura central, sistemas normativos, en virtud de que
regulan la conducta de la humanidad en sociedad, buscan establecer reglas de convivencia social, cuyo objeto
principal es el bien común. No obstante, el único sistema normativo que se puede aplicar a toda la sociedad es
el derecho, pues es el único que es coactivo e institucionalizado.

Ahora sabemos que un ordenamiento jurídico es un sistema normativo, luego entonces, el siguiente paso es
estudiar la característica denominada “unidad”.

Definamos...

Unidad

P á g i n a 124 | 154
Es una de las características de los ordenamientos normativos que se refiere al conjunto de normas jurídicas
interdependientes, donde una de ellas se denominara norma jurídica independiente (norma suprema), y las que
dependen de la norma suprema se denominan normas jurídicas dependientes.

Considerar al ordenamiento jurídico como un sistema normativo implica que su existencia es derivada de un acto
particular de imposición, acto que fue producido tomando como fundamento a la norma suprema. En este
sentido, la existencia de un ordenamiento jurídico depende, totalmente, de la existencia del acto productor
establecido por la norma suprema. Esto quiere decir, que cualquier norma de este tipo, debe, necesariamente,
pasar por un proceso formal de creación. Estos actos de creación pueden ser legislativo, reglamentario,
jurisprudencial, o en base a la autonomía de la voluntad.

Lo anterior, trae importantes consecuencias, pues una vez que el ordenamiento jurídico es investido con la
validez formal, entonces, su existencia normativa es independiente de su creador, consecuentemente una vez
que es creado el ordenamiento jurídico adquiere existencia y validez propia.

Pero no es todo, como la validez material está en función del contenido, entonces, la validez material nos
permite afirmar cuando un ordenamiento jurídico es legal o ilegal, constitucional o inconstitucional,
convencional o inconvencional.

Si el ordenamiento normativo de carácter jurídico se considera ilegal, inconstitucional o inconvencional, se


produce la desobediencia del derecho por considerar que es arbitraria e injusta.

Para evitar que una norma jurídica sea ilegal, inconstitucional o inconvencional, el derecho posee la característica
de coherencia, que le permite asegurar que cuando una norma jurídica sea ilegal, inconstitucioal o
inconvencional, se excluya (pierda fuerza vinculatoria) del ordenamiento normativo.

Esto explica porque las normas constitucionales siguen existiendo con el paso del tiempo. En pocas palabras,
debido a los efectos generales que tiene esta norma, es necesario que posea la característica de atemporalidad,
ya que su existencia no está determinada por la temporalidad de su creador (proceso legislativo, reglamentario,
jurisprudencial o autonomía de la voluntad). La norma sigue existiendo hasta en tanto no se modifique o
derogue.

Como ordenamientos coactivos


Definitivamente, sin temor a equivocarse, la característica fundamental de los ordenamientos jurídicos es su
carácter coactivo.

Una vez que el ordenamiento jurídico (reforma constitucional, leyes, códigos, reglamentos, contratos, etcétera)
es publicado en el Diario Oficial de la Federación, o en los Periódicos Oficiales de cada entidad federativa, el
ordenamiento jurídico adquiere fuerza vinculante.

En este sentido, el carácter coactivo del ordenamiento jurídico trae aparejada la fuerza vinculante, lo que
significa que es posible aplicar las normas del ordenamiento jurídico en la solución de conflictos que se presente
ante los diversos órganos de procuración e impartición de justicia.

P á g i n a 125 | 154
El carácter coactivo inicia con la vigencia del ordenamiento jurídico, la vigencia dota al ordenamiento jurídico de
coacción, es decir, se puede imponer a las personas, aún y cuando, exista oposición de estas para su
cumplimiento.

¡Importante!
Si el ordenamiento jurídico es coactivo significa que tiene fuerza vinculante porque al haber sido creada en una
sociedad, en un tiempo, y contexto determinado, se considera que la misma fue producida conforme a la
voluntad de un pueblo, luego entonces, la fuerza vinculante es la máxima expresión de la voluntad popular, de
aquí que el ordenamiento jurídico debe obedecerse, aunque exista oposición para su cumplimiento.

Como ordenamientos institucionalizados

El ordenamiento jurídico es también un ordenamiento institucionalizado, esto significa que sus normas jurídicas
establecen instituciones jurídicas, que como se afirmó en la unidad 5, son de dos tipos (Bengoetxea, 2015: 208):

De derecho
público
Son ámbitos conformados por distintos tipos de reglas y que a su vez generan normas estrictamente privadas
cuyo efecto se circunscribe a dichas instituciones, por ejemplo, la institución del contrato o de la hipoteca o de la
filiación, etcétera.

De derecho privado
Están igualmente conformadas por reglas o normas, normalmente de rango primario o constitucional, o como
desarrollo de éstas, pero además son, a su vez, generadoras de normas con pretensión de universalidad. Alguna
de estas instituciones son organismos y órganos, que pertenecen al Estado, y son consideradas como autoridades
como, por ejemplo, el Instituto Nacional Electoral, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, las Universidades,
entre otras.

A su vez, el ordenamiento jurídico es institucionalizado, ya que su fuente de creación se encuentra regulado por
una norma suprema, que da origen a que las normas jurídicas dependientes se producen por el proceso
legislativo, reglamentario, jurisprudencial o por un contrato. Dicho de otra manera, debido a que nuestro
máximo ordenamiento jurídico es la Constitución, entonces, la forma de creación de los ordenamientos jurídicos
se encuentra institucionalizado en la propia Constitución.

Unidad del ordenamiento jurídico

Normas dependientes e independientes


Dentro de un sistema jurídico tenemos que identificar a dos tipos de normas jurídicas:

P á g i n a 126 | 154
Tienen validez formal y material, sin depender de Se les conoce como normas jurídicas derivadas, ya
alguna otra norma jurídica. Son el fundamento de que como su nombre lo indican son normas que
validez de las normas jurídicas derivadas. La función derivan de una norma suprema. Su validez formal y
principal de este tipo de normas jurídicas es material depende de los parámetros establecidos en
establecer parámetros de pertenencia, cuya dicha norma suprema. Su
consecuencia lógica será la inclusión o exclusión del inclusión o exclusión dependerá de la satisfacción a
ordenamiento normativo en el sistema jurídico. los criterios de pertenencia formales y materiales
prescritos por la norma suprema.

Las normas supremas son normas jurídicas independientes, por tanto, de ellas depende de que un ordenamiento
jurídico sea legal o ilegal, constitucional o inconstitucional, convencional o inconvencional.

Validez de la norma suprema


La validez de la norma suprema es ambivalente, ya que por una parte proporciona validez formal, y por otra,
proporciona validez material a todo el sistema jurídico, pues cabe recordar que, si un ordenamiento jurídico
derivado de la norma suprema no satisface los requisitos de la validez formal o material, será excluida, ya sea
porque sea ilegal, inconstitucional o inconvencional.

En la actualidad se han elaborado dos principales propuestas teóricas en torno a la validez de la norma suprema,
por una parte, se encuentra Hans Kelsen, y por la otra Hart.

Propuesta de Kelsen

El autor nos dice...


Jaime F. Cárdenas Gracia
En Kelsen la validez o pertenencia de una norma jurídica se fundamenta en otra superior y así sucesivamente
hasta llegar a la norma fundamental (norma suprema). El sistema jurídico es dinámico y en él existe una
delegación de autoridad, no por razón de contenidos, sino de autorizaciones entre las normas superiores y las
inferiores, de tal suerte que las normas inferiores son consecuencia de la ejecución o cumplimiento de las
superiores (2009: 130).

P á g i n a 127 | 154
El problema de esta postura teórica es la fundamentación de la norma suprema. Explicaremos porque. Una
norma suprema significa instauración del hecho fundante de la producción de derecho, y puede ser designada,
como constitución en sentido lógico-jurídico, es decir, justifica la existencia de las normas derivadas, la pregunta
que surge es ¿Qué justifica a la norma fundante básica? En una mesa redonda donde se discutía el tema del
derecho natural en la teoría política, Kelsen sostuvo, refutando una afirmación del profesor René Marcic lo
siguiente (Cfr. Schimill, 1998: 135):

Bajo la postura de Kelsen, la norma suprema es una ficción jurídica necesaria para hacer funcionar al Derecho,
cuya función es similar a la función que cumple un axioma en el razonamiento lógicomatemático. En las ciencias
duras, se parten de axiomas, principios, teoremas, corolarios para generar conocimiento, es decir, en
determinado momento se llegó al acuerdo de partir de ciertos presupuestos teóricos (axiomas, principios,
etcétera) para no llegar a un error lógico, el regreso al infinito.

La idea central de esta postura es considera que debemos dar por hecho que existe una norma capaz de dar
fundamento a todo el sistema jurídico, la cual no puede ser más que ficticia, es decir una abstracción del
pensamiento. De hecho, todos los sistemas normativos lo son, si consideramos a la norma suprema de esta
manera evitamos el regreso al infinito, consecuentemente comprenderíamos con más claridad las propiedades
del sistema jurídico.

Propuesta de Hart

En la teoría de Hart, una norma suprema es una regla de reconocimiento, que se define como aquella regla que
específica alguna característica que han de poseer las demás normas para ser reglas válidas parte del sistema
(Cárdenas Gracia, 2009: 131).

Según Hart, la regla de reconocimiento consiste en el reconocimiento concordante de los tribunales y


funcionarios al identificar el derecho por referencia a ciertos criterios y apreciar críticamente las desviaciones
propias y ajenas. El reconocimiento es entendido como un criterio común y público de decisiones correctas y que
engloba el reconocimiento de los particulares de obedecerlas (Cárdenas Gracia, 2009: 131).

P á g i n a 128 | 154
Hart es un jurista que nació en Harrogate, Reino Unido, lo que significa que su postura se emite desde una
tradición del sistema jurídico anglosajón, es decir, su base jurídica es el common law.

Esto explica porque el jurista Jaime F. Cárdenas Gracia (2009: 231) sostiene que la regla de reconocimiento
hartiana es fáctica, sociológica, no presente ser normativa, no pretender tener validez, porque ella misma es el
criterio de validez.

La regla de reconocimiento cumple con las mismas funciones que la norma suprema de Hans Kelsen, esto es:

1. La regla de reconocimiento es la norma suprema, ya que ninguna otra norma se encuentra por encima de ella.
2. Su validez no se cuestiona, ya que se considera como una especie de axioma (una verdad que no necesita
demostración).
3. Derivado de lo anterior, su función principal es la de establecer el criterio de validez de los ordenamientos
jurídicos derivados (que contienen normas jurídicas dependientes).
4. Establece los criterios de identificación que deben cumplir los ordenamientos derivados para ser considerados
como parte del sistema.

¡Importante!

La diferencia entre la postura de Kelsen y Hart, se encuentra en la justificación de la norma suprema, mientras
que para Kelsen la norma suprema es una ficción jurídica que evita el regreso al infinito, para Hart, a norma
suprema es la regla de reconocimiento que se obtiene por medio de la experiencia judicial, por eso su
fundamento es de carácter fáctico o sociológico.

Cabe precisar, que estas dos concepciones son de carácter formalista, por lo que pertenecen a la corriente del
iuspositivismo.

P á g i n a 129 | 154
Identidad de la norma suprema Definamos...

Norma suprema
La norma suprema es una norma jurídica independiente que le presta validez a todos los ordenamientos jurídicos
que se dimanen de ella. Luego entonces, es la norma fundamental de todo el sistema jurídico. Esta norma
suprema proporciona validez formal (existencia formal de un ordenamiento jurídico), y material (contenido
coherente y pleno del ordenamiento jurídico con la norma suprema) a todos los ordenamientos jurídicos.

Sin embargo, a lo largo de nuestra historia se han desarrollado dos posturas teóricas que explican la naturaleza
jurídica de la norma suprema. Por una parte, se encuentra la concepción formalista (iuspositivismo), y por la
otra, la concepción sustancialista (iusnaturalismo). Estudiemos cada una de ellas, aclarando que le
corresponderá a usted adoptar la postura que más le convenza.
Concepción formalista
La concepción formalista considera que la norma suprema tiene un carácter dinámico, por lo que la validez de un
ordenamiento jurídico se adquiere en función de su forma, y no por su contenido. De tal manera, que, si un
ordenamiento jurídico es producido conforme a los parámetros establecidos por la norma suprema, entonces, el
nuevo ordenamiento jurídico formará parte del sistema jurídico. Dicha concepción es una propuesta de Hans
Kelsen (2007, 204), en la cual, la norma suprema es dinámica porque sólo contiene procedimientos de
producción de ordenamientos jurídicos, es decir, contiene una regla que determina cómo deben producirse las
normas generales e individuales del orden sustentado en esa norma suprema.

Bajo esta concepción, la norma suprema sólo provee del fundamento de validez, pero no del contenido de las
normas que constituyen ese sistema. Sus contenidos sólo pueden ser determinados por actos mediante los
cuales la autoridad faculta por la norma suprema, y luego, las autoridades facultadas por aquella establecen las
normas positivas de ese sistema.

Debe enfatizarse, que la norma dependiente es válida si y sólo si ha sido creada o establecida por un acto
humano que tiene ese carácter creador porque otra norma así lo determina. De esta forma, una norma
dependiente es válida, aun y cuando su contenido sea contradictorio con el contenido de la norma fundante.

En resumidas cuentas, las características principales de las normas de este tipo de sistema son principalmente
tres:

P á g i n a 130 | 154
El único criterio de pertenencia es el de haber sido producida de la manera determinada por la norma suprema.
Ahora bien, la norma suprema es la instauración del hecho fundante de la producción de derecho, y puede ser
designada, como constitución en sentido lógico-jurídico.

Dentro de la concepción formalista existe una postura similar a la de Hans Kelsen. Esta teoría es una propuesta
de Alchourrón y Bulygin (1997: 58), quienes señalan que en la metodología moderna se entiende por sistema
deductivo todo conjunto de enunciados que contienen sus consecuencias lógicas.

Bajo este tenor, establecen dos tipos de reglas, las de introducción que indican cuando una norma pertenece al
sistema, y las de eliminación que indican cuando una norma deja de pertenecer al sistema.

Concepción sustancialista

En la concepción sustancialista, la norma suprema proporciona validez a los ordenamientos jurídicos que se
dimanen de ella, pero no por su forma, sino que la validez de los ordenamientos jurídicos derivados se adquiere
en función del contenido de la norma suprema. De acuerdo con esta concepción, la norma suprema se encuentra
inmersa dentro de un sistema jurídico estático, porque las normas que lo componen no cambian, pues se parte
del hecho que existen principios universales validos per se, que son inmutables y consecuentemente también su
contenido.

En este sistema, las normas adquieren validez en virtud de su contenido; en tanto su contenido puede ser
referido a una norma bajo cuyo contenido el contenido de las normas que constituyen el orden admite ser
P á g i n a 131 | 154
subsumido como lo particular bajo lo universal, es decir, el contenido de una norma es un elemento fundamental
para determinar la validez y contenido de otra norma, haciendo derivar la validez de arriba hacia abajo, de lo
universal a lo particular.

Por ejemplo...
Supongamos que existen dos sistemas normativos, un sistema A, del cual, se deducen lógicamente otro sistema
B, que no se contradicen en su contenido con el contenido del sistema A. Ergo, el sistema B es válido por
deducirse y no contradecirse en su contenido del sistema A. Es de hacerse notar, de manera expresa, que entre
la norma suprema y las normas que integran el orden, no se encuentra acto de voluntad alguno de
establecimiento de la norma dependiente.

La norma que presta fundamento de validez y contenido a las demás normas, se llama norma suprema, la cual,
necesariamente, debe tener un contenido que es aceptado por los demás como inmediatamente evidente.

¿Qué significa poseer un contenido inmediatamente evidente? Significa que esa norma suprema está dada por la
razón, o mediante la razón. El concepto de una norma inmediatamente evidente tiene como presupuesto el
concepto de una razón práctica, es decir, el concepto de una razón legisladora, esto es, ha sido establecida por la
voluntad divina, por alguna otra autoridad sobrehumana; o por la costumbre. Se pueden distinguir dos
elementos básicos: la norma suprema (Ns), el orden estático (C); y un elemento adicional, esto es, la norma “Y”
que pretende formar parte del orden estático. Asimismo, se distinguen tres criterios de pertenencia:

1. Una norma “Y” no debe tener un contenido contrario al contenido de la norma suprema (Ns). 2. Si el
contenido de la norma “Y” es directamente proporcional al contenido de la norma suprema (Ns), entonces, pasa
a formar parte del orden estático (C), de no existir esta correspondencia, la norma “Y”, pierde validez y
consecuentemente, no se dan las condiciones para su existencia.
3. Si se utilizan deducciones aseguran que la norma “Y” sea producto de la razón práctica.
Estos criterios de pertenencia son útiles para todos los sistemas normativos que convergen en la sociedad (tales
como la moral, la religión, entre otros), a excepción de Derecho.

Coherencia y consistencia del ordenamiento jurídico


Coherencia
Al ser el ordenamiento jurídico un sistema normativo interrelacionado, se considera que está compuesto por
normas compatibles y, por tanto, se considera dichas normas son legales, constitucionales y convencionales. Por
tanto, la coherencia está relacionada con el principio de compatibilidad.

En este sentido, la coherencia normativa se refiere a que todo ordenamiento jurídico está compuesto por
normas compatibles entre sí. Esto es, no existe contradicción entre las diversas normas que componen al
ordenamiento jurídico, ni mucho menos existe una contradicción normativa con respecto a la norma suprema.
Por eso, se sostiene que un ordenamiento jurídico es compatible porque sus componentes individuales (normas)
tienen coherencia entre sí, y si llegase a existir una incompatibilidad normativa, la misma se soluciona eliminando
la norma incompatible.

La coherencia constituye criterio de la unidad y coherencia de los ordenamientos jurídicos. Por eso, la coherencia
normativa es la ausencia de antinomias (contradicciones normativas).
P á g i n a 132 | 154
Consistencia
La consistencia normativa complementa a la coherencia normativa, ya que mientras la coherencia garantiza la
compatibilidad de las normas jurídicas entre sí, la consistencia busca la coherencia interna de la norma. Esto es,
la consistencia normativa obliga a que la norma jurídica no contenga más un operador deóntico dentro de cada
oración, es decir, ninguna acción u omisión prescrita por la norma jurídica, puede ser simultáneamente,
permitida y prohibida, o en su caso, obligada y potestativa.

En este sentido, una acción u omisión se prohíbe o se permite, o en su caso, una acción u omisión se obliga o se
le otorga el carácter potestativo, pero bajo ninguna circunstancia puede contener más de un operador deóntico
por cada conducta regulada por la norma jurídica.

Antinomias

Definamos...
Antinomia

Es la ausencia de la coherencia. Se definen como una incompatibilidad normativa entre ordenamientos del
sistema jurídico, de aquí que se una antinomia sea una contradicción normativa.

De acuerdo al jurista Jaime F. Cárdenas Gracia (2009: 133), las antinomias pueden ser de dos tipos.

ANTONIMIA DE REGLAS: Es una situación en la que dos normas son incompatibles. Esta colisión se da entre:

• Norma obligatoria vs norma prohibitiva;

• Norma obligatoria vs permiso negativo;


• Norma prohibitiva vs permiso positivo;
• Norma obligatoria vs permiso positivo;
• Norma prohibitiva vs permiso negativo; y,
• Norma que establece un permiso positivo vs norma que establece un permiso negativo.

De acuerdo con el jurista Álvarez Ledesma (2006: 260), a las antinomias de reglas se les conoce como antinomias
propias. Se producen cuando dos normas pertenecientes a éste coinciden, prescribiendo conductas opuestas en
cualquiera de sus ámbitos de validez: temporal, espacial, personal o material. Es decir, trátese de dos normas,
una que autoriza y otra que prohíbe en el mismo territorio, en el mismo espacio de tiempo, respecto de las
mismas personas y en relación con la misma conducta (2006: 260).

ANTONIMIAS DE PRINCIPIOS JURÍDICOS: Son fricciones entre los principios de todo derecho, es decir, entre
los principios de justicia, de funcionalidad y de seguridad jurídica; ninguna de los principios puede ser realizado
de manera total, alguno de ellos tiene que ser sacrificado, total o parcialmente, dependiendo de los casos
(Cárdenas Gracia, 2009: 133).

En conclusión, una antinomia es una contradicción que existe entre dos normas jurídicas, ya sea que contengan
reglas o principios.

P á g i n a 133 | 154
Plenitud del ordenamiento jurídico Existencia de

lagunas y su resolución

Definamos...
Plenitud normativa
Se refiere a que todos los ordenamientos jurídicos se encuentran completos, es decir, siempre cuentan
con una norma para resolver cualquier conflicto.

Afirmar que un ordenamiento jurídico es incompleto (no pleno), es afirmar categóricamente, que el
ordenamiento jurídico tiene una laguna jurídica.

De acuerdo con el jurista Álvarez Ledesma (2006: 264) las lagunas jurídicas son espacios jurídicos vacíos dejados
por el Derecho, no son fallas al mismo, sino limites naturales que todo ordenamiento jurídico posee. La técnica a
que el Derecho recurre para completar las lagunas jurídicas de la ley se le denomina integración, que a su vez se
divide en:

Heterointegración
Cuando para resolver la laguna se recurre a ordenamientos diversos (Derecho Natural, Derecho Internacional,
Derecho Estatal o Federal) o a fuentes diversas de la dominante (en nuestro sistema, después de la ley, a la
costumbre la jurisprudencia o la doctrina).

Autointegración
Cuando para salvar la laguna se recurre a la fuente dominante según el sistema de que se trate o a la analogía,
los principios generales del Derecho.

A manera de conclusión, una laguna jurídica es la fiel representación de los cambios sociales, culturales,
educacionales, económicos, y políticos. Debido a que a manera que pasa el tiempo, el Derecho va quedando
desfasado por la misma realidad social, por ello, una laguna jurídica implica que el Derecho tiene un carácter
dinámico, pues debe adaptarse a cualquier circunstancia, a fin de asegurar la convivencia social.

Dogma de la plenitud del ordenamiento jurídico

Es menester precisar que conforme el artículo 14, párrafo segundo, de la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos, en materia penal no existen lagunas jurídicas, ya que, si alguna conducta desplegada por un
agente asocial no se encuentra prevista por el Código Penal como delito, entonces, no podrá sancionársele, pues
se considera que su conducta es atípica, y por más reprochable y dañina que pueda considerársele a esa
conducta, bajo ninguna circunstancia podrá imponérsele alguna pena o medida de seguridad prevista por el
Código Penal.

Por su parte, en los juicios de orden civil, las lagunas jurídicas pueden ser solucionadas conforme a la analogía,
mayoría de razón, interpretaciones del poder judicial respecto de la ley, o en caso, conforme a los principios
generales del derecho.

P á g i n a 134 | 154
En conclusión, los ordenamientos jurídicos son sistemas normativos abiertos en el tiempo y en el espacio, que
permiten derogar, abrogar, o reformar cualquier ordenamiento jurídico para regular la conducta social, que
asegure una correcta convivencia social. Además, estos ordenamientos jurídicos son normativos, coactivos,
institucionalizados, con unidad normativa, coherencia, consistencia y plenitud.

Bibliografía
• Alchourrón, Carlos y Bulygin, Eugenio, Sobre la existencia de las normas jurídicas, México, Fontamara,
1997.
• Álvarez, Ledesma, Mario I, Introducción al derecho, México, McGraw-Hill, 1995.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al Estudio del Derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
• Kelsen, Hans, Teoría pura del derecho, 15ª ed., trad. de Roberto J. Vernengo, México, Porrúa, 2007.
• Schimill, Ulises y Vernengo, Roberto J., Pureza metódica y racionalidad en la teoría del derecho, México,
UNAM, 1998.

Legislación
• Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, última
reforma publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal 15/05/2019, disponible en
https://bit.ly/1iXRdq5, consulta: 15/05/2019.

Documentos publicados en Internet


• Cárdenas Gracia, Jaime, “Introducción al estudio del derecho”, México, UNAM-IIJ/Nostra, 2009,
disponible en https://bit.ly/1rZYm28, consulta: 15/05/2019.
• Lobato, Carlos, “Claves para crear equipo”, Cylobato, disponible en https://bit.ly/2JPA8Ft, consulta:
18/05/2019.

P á g i n a 135 | 154
Mi experiencia de aprendizaje

Las antinomias

Cuestionario y reflexión

En esta unidad aprendimos que el Derecho puede ser estudiado como un ordenamiento jurídico, el cual es un
sistema normativo, coactivo e institucionalizado cuyas características principales son la unidad, coherencia,
consistencia, y plenitud. En este sentido, un sistema normativo es coherente cuando existe compatibilidad entre
las normas de un ordenamiento jurídico, y ante la ausencia de ella, se presentan las contradicciones normativas,
a las cuales se le denominan antinomias.

Ahora llegó el momento de profundizar sobre el tema de las antinomias, y desarrollar sus habilidades de
investigación, tanto en libros, tesis y jurisprudencias de nuestro Poder Judicial de la Federación.

Para lograr tal fin, complete el cuadro que se le proporciona e incluya una reflexión en donde explique por qué es
importante saber las formas de solución de antinomias, en su ejercicio profesional.

¡Recuerde colocar las fuentes de consulta!

P á g i n a 136 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 10. El Derecho y la justicia

Introducción
El anhelo de lograr la justicia es uno de los temas de reflexión que ha despertado más interés a lo largo de los
siglos. En este marco, el Derecho juega un papel fundamental como un mecanismo para hacer exigible la justicia,
y de esta manera lograr armonía, dignidad, libertad, tolerancia, equidad, seguridad, respeto y mejora en las
condiciones de vida de los individuos.

Frente a la discriminación, epidemias, desigualdad, marginación, guerras, rebeliones, inseguridad, crisis,


deterioro del medio ambiente, así como el maltrato a la flora y fauna existente en nuestro mundo, la justicia es
un elemento imprescindible y fundamental que ha de conducir las relaciones personales, económicas, políticas,
sociales y culturales en aras de lograr un verdadero progreso, dignidad y de un auténtico avance de la
humanidad.

En este esquema dentro de la presente unidad se explorarán los temas del Derecho y la justicia, las principales
doctrinas sobre la justicia y el acceso a la justicia, con la finalidad de enfatizar la importancia de la justicia, como
punto de partida para la realización de esfuerzos conjuntos para lograr la concreción de la justicia.

(1) Justicia

P á g i n a 137 | 154
¡Bienvenidos y bienvenidas!

Objetivo Particular

El alumnado identificará a la justicia como valor intrínseco del Derecho, su distinción con la equidad, la relación
de la justicia y los derechos humanos, las principales doctrinas que explican el contenido de la justicia a fin de
acceder a ella.

Temario
Unidad 10. El Derecho y la justicia

• 10.1. El Derecho y la justicia o 10.1.1. Sobre la justicia en el Derecho


o 10.1.2. La justicia en términos del doble estándar valorativo o 10.1.3. La equidad
o 10.1.4. Justicia y derechos humanos
• 10.2. Principales doctrinas sobre la justicia
• 10.3. Acceso a la justicia

P á g i n a 138 | 154
Manejo adecuado de conflictos
No existen dos personas que piensen, sienta o actúen igual. La realidad es que en la convivencia cotidiana
solemos estar inmersos en conflictos de manera natural, ya sea en la escuela, en la oficina, con la familia o las
amistades.

Para tener una mejor comunicación con los demás es importante identificar cómo manejamos los conflictos y
cómo los manifestamos en el cuerpo, ya que en muchas ocasiones lo hacemos de una forma dañina o incorrecta.
Algunos consejos para resolver conflictos de manera adecuada son:

P á g i n a 139 | 154
Creando conciencia

El Derecho y la justicia
La idea de la justicia ha estado presente en la historia de la humanidad como un valor imprescindible para la
convivencia armónica entre los individuos. Desde el Código de Hammurabi ya se advertía la intención de dar una
protección al débil contra el fuerte y de contemplar por escrito el ámbito de protección de los individuos, así
como las medidas a adoptar en caso de que injustificadamente se afectara a los individuos.

El antiguo Egipto también muestra el anhelo de justicia, representado a través de la deidad de Maat y el papel
del faraón como encargado de mantener la justicia en el mundo. Incluso, en las distintas culturas prehispánicas
es posible igualmente encontrar un anhelo de justicia para mantener la armonía en el orden terrenal y divino. A
lo anterior, desde luego se agrega el pensamiento, griego, escolástico, racionalista y contemporáneo que
igualmente nos han legado significativas reflexiones en torno a la justicia y sus alcances.

Junto con la reflexión en torno a los alcances de la justicia, es significativo contar con el respaldo del Derecho
para lograr concretar en la realidad dicho valor. En este esquema, en el presente apartado se explorará el tema
de la justicia en el Derecho, la justicia en términos del doble estándar valorativo, la equidad y los derechos
humanos.

(2) Código Hammurabi en Babilonia (3) Noción de justicia en Egipto

(4) Representación de la justicia en Grecia antigua


(5) Representación de la justicia en Roma

P á g i n a 140 | 154
Para saber más…
Con la finalidad de apreciar la idea de justicia en la antigüedad y en el México prehispánico, consulte los
siguientes artículos:

• “Breve historia ilustrada de la Filosofía” de Otfried Höffe.


• Código de Hammurabi.
• “La idea de justicia en el México prehispánico” de Laura Ibarra García.
• “Maat. Orden Cósmico y Justicia Social en el antiguo Egipto” de Andrés Loro.

Sobre la justicia en el Derecho


En general, la justicia se refiere a la familia de conceptos morales conectados particularmente con el Derecho y
la política (Bix, 2009: 148). La definición más genérica de la justicia es “la virtud de dar a cada uno lo suyo”
(Hervada, 1989: 106).

En este marco, Hervada señala que es propio del jurista “señalar lo que debe hacer el hombre para ser justo,
para dar a cada uno lo suyo, esto es, para hacer la obra de justicia” (1989: 102).

La justicia, en el pensamiento de Recaséns Siches (2000: 311-312), corresponde al principal criterio o medida
ideal para el Derecho. Bajo este supuesto la justicia corresponde a la idea en la cual debe inspirarse el Derecho
positivo y regir por tanto los ordenamientos jurídicos. Siguiendo este esquema, se requiere averiguar cuáles son
los puntos de vista de igualdad que deban prevalecer siempre necesariamente, así como determinar las
desigualdades que en su caso, han de ser relevantes para el Derecho.

Según Recaséns Siches (2000: 320), es posible identificar cinco postulados universales de justicia, a saber:

1. Verdad, en el sentido de que la justicia exige un acuerdo con la verdad objetiva, es decir, que todas las
afirmaciones sobre hechos y relaciones deben ser objetivamente verdaderas, así como las declaraciones
que hagan las personas implicadas en un problema de Derecho.
2. Generalidad del sistema de valores que sean aplicables.
3. Tratar como igual lo que es igual bajo el sistema de valores aceptado.
4. Ninguna restricción de la libertad, más allá de los requerimientos del orden de valores aceptados.
5. Respeto a las necesidades de la naturaleza, en el sentido más estricto de la expresión.

El Derecho se encuentra estrechamente vinculado con la Justicia, en tanto que favorece el reconocimiento de los
derechos humanos, así como en la exigencia de protección y salvaguarda de los ideales de justicia. En este
marco, la Constitución ha de realizar una función de justicia, al contemplar los valores superiores de seguridad,
libertad, igualdad y solidaridad, que incluso se prolonga en las leyes que podrán desarrollar los derechos
fundamentales (respetando su contenido esencial) y en la interpretación que hagan los tribunales
constitucionales y supremos, según se trate de sistemas de jurisdicción concentrada o difusa, en los recursos de
inconstitucionalidad, de amparo o en la resolución de conflictos (Peces-Barba, 2010: 109-112).

¿Sabía que…?
La palabra griega que primero designó a la justicia fue diké que primitivamente significó tanto la acción judicial o
el proceso como la sentencia del juez, para pasar a denominar el derecho y la justicia.
P á g i n a 141 | 154
De hecho los primeros filósofos griegos, emplearon la denominación diké para designar el orden cósmico, el
orden de los seres y el orden social de la polis, de suerte que diké o justicia adquirió un sentido objetivo, como el
orden o armonía, bien del mundo, bien de la polis, bien de la personal.

Posteriormente, diké designaba la virtud de la justicia, con lo cual la noción de justicia inicialmente
entremezclaba la virtud particular y la virtud total.

La justicia en términos del doble estándar valorativo


En general, el doble estándar valorativo en el Derecho supone poseer un grupo de valores, que facilitan con
mayor o menor éxito o eficiencia, la convivencia o cooperación sociales.

Primer estándar valorativo


Se refiere a los valores de orden, seguridad e igualdad que le otorgan al Derecho una primera e inmediata
validez, una validez de orden formal, expresados a través de un sistema jurídico a través de los principios lógico-
jurídicos (Álvarez, 2015: 43).

Segundo estándar valorativo


Se refiere a los valores superiores (principios axiológicos) a los que han de alinearse los valores instrumentales
como el orden, seguridad e igualdad jurídica. Dicho estándar procura la validez material de las normas jurídicas
(Álvarez, 2015: 43-45).

Entre los valores superiores se encuentran la vida y dignidad, libertad, autonomía, bien común, educación y los
derechos humanos (Álvarez, 2015: 373).

Para Álvarez (2015: 370-372), el criterio del doble estándar valorativo del derecho permitirá establecer una
primera concepción acerca de la justicia, en tanto que sólo cuando las normas de un ordenamiento jurídico
satisfacen su doble estándar valorativo, es dable otorgar a ese Derecho el calificativo de justo. Asimismo, la
consideración del Derecho como un sistema constituido por reglas justas, se origina en su doble estándar
valorativo, toda vez que cualquier sistema jurídico al ordenar, asegurar e igualar lo hace necesariamente,
respecto de un grupo de valores determinado. De tal suerte, al cumplir con una norma de un específico sistema
jurídico, de cierta forma puede decirse que tácitamente se está aceptando el sistema de valores que los justifica
y al cual ese Derecho busca proteger. Así, la justicia corresponde a la realización jurídica de los valores superiores
a los que el Derecho sirve en sociedad, y en este sentido orienta las acciones de quienes hacen y aplican el
Derecho.

La equidad

La equidad es un “valor por el cual el Derecho (quien lo aplica) sopesa (ajusta y reconcilia) las singularidades que
en cada caso concreto se presentan al Derecho y a la generalidad de la norma… Es el criterio por el cual se
equilibra, pondera y otorga dimensión humana a lo jurídico” (Álvarez, 2015: 379). La cualidad de equidad, la
referimos a las relaciones, situaciones o hechos creados o regidos por el Derecho.

P á g i n a 142 | 154
Justicia y derechos humanos
Un punto central en la consecución de la Justicia, se relaciona con la comprensión de importancia del ser
humano en toda su esencia, en el que se le aprecie como un ser que merezca un trato digno y decoroso de sus
semejantes, garantizándole para ello todas las condiciones necesarias, para subsistir, tanto en lo espiritual y
personal, y que a su vez, genere las condiciones necesarias para dar el debido respeto en el medio en que se
desenvuelve y frente a sus semejantes.

Así, dentro de la Justicia es fundamental adjudicar a cada individuo la esfera de libertad necesaria para que se
convierta en persona, o sea, para que desarrolle debidamente su modo de ser (Ciuro Caldani, 2006: 135).

En este esquema, los derechos humanos expresan ideales y aspiraciones, que necesitan ser plasmados en
titularidades específicas, para que los derechos que encierran, tengan alguna conexión con la justicia formal y el
imperio de la ley, y permita la correcta aplicación de las normas respectivas (Campbell, 2002: 62-63).

Asimismo, para Hervada (1993: 685-688), los Derechos Humanos consisten en unos bienes atribuidos a la
persona, que le son debidos, y en el cumplimiento de esta deuda, que es el uso y disfrute normal y pacífico de
los derechos, consiste la Justicia.

Para Álvarez (2015: 382), la referencia a los derechos humanos conlleva implícita ciertos principios a los que se
asigna un valor moral o jurídico que los coloca por sobre otros principios morales o normas jurídicas. Bajo este
supuesto los derechos humanos corresponden a exigencias que funcionan como parámetros o ideales de
justicia.

En este marco, los derechos humanos son “aquellos derechos de importancia fundamental que poseen todos los
seres humanos, sin excepción, por razón de su sola pertenencia al género humano. Estos derechos se hallan
sustentados en valores éticos cuyos principios se han traducido históricamente en normas de Derecho nacional e
internacional en cuanto parámetros de justicia y legitimidad política” (Álvarez, 2015: 383).

Los derechos humanos revisten de dos dimensiones:

Filosófica

Bajo esta postura, los derechos humanos corresponden a aquellas exigencias éticas de importancia fundamental
que se adscriben a toda persona, sin excepción, por razón de su autonomía moral y dignidad humana.

Político-jurídica
En este marco, los derechos humanos son exigencias sustentadas en valores o principios de validez universal que
se han traducido históricamente en normas de derecho nacional e internacional en cuanto parámetro de justicia
y legitimidad política.

Bajo esta dimensión, adquiere especial relevancia el iuspositivismo, en tanto que su reconocimiento en un
ordenamiento jurídico (bien en las Constituciones o leyes secundarias de los Estados o en instrumentos de
Derecho Internacional) es significativo para lograr la concreción y realización de los derechos humanos.

P á g i n a 143 | 154
Así, a través del Derecho es posible encauzar la justicia, mediante el reconocimiento de los Derechos Humanos,
que garantice las condiciones para su cumplimiento y exigibilidad.

Para saber más...

Un instrumento internacional de gran relevancia, es la Declaración Universal de los Derechos


Humanos adoptada y proclamada por la Asamblea General en su Resolución 217 A (III), de 10 de
diciembre de 1948, en cuyo preámbulo se aprecia la consideración que la libertad, la justicia y la paz en
el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e
inalienables de todos los miembros de la familia humana. En ese marco se aprecia el reconocimiento de
derechos como la dignidad humana, libertad, igualdad, seguridad, propiedad, entre otros.

Para saber más...

Asimismo, destaca el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, adoptado


y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su resolución 2200 A (XXI),
de 16 de diciembre de 1966, dentro del cual se reconoce el derecho a la libre determinación de los
pueblos, en virtud del cual establecen libremente su condición política y proveen asimismo a su
desarrollo económico, social y cultural. Asimismo, en dicho instrumento se reconocen los derechos
económicos, sociales y culturales de las personas, incluidos los derechos laborales y los derechos a
la salud, la educación y un nivel de vida adecuado.

Para saber más...

A nivel regional, destaca la Convención Americana de Derechos Humanos, suscrita en la Conferencia


Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos, realizada en San José, Costa Rica del 7 al 22
de noviembre de 1969. En dicho instrumento se dispone que los Estados Partes se comprometen a
respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda
persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo,
idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición
económica, nacimiento o cualquier otra condición social. Asimismo, se reconocen los derechos
civiles y políticos, medios de protección de los derechos humanos en la región, así como la
competencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de
Derechos Humanos.

Principales doctrinas sobre la justicia


Las doctrinas sobre la justicia ofrecen un panorama general de distintas reflexiones en torno a la esencia y
realización de la justicia. En este marco, se aprecia que la época, marco político y epistemológico desde los
cuales se sitúan los autores, son significativos para explorar las nociones de la justicia.

P á g i n a 144 | 154
EL IDEAL DE JUSTICIA EN PLATÓN:
Platón (1988: 61-68) concibe a la justicia como una habilidad y virtud, con la promesa de una buena vida, frente
al vicio e ignorancia de la injusticia. En general Platón estaba convencido de la desigualdad natural de los
hombres a la que consideraba como una justificación de la existencia y reconocimiento de las clases sociales. En
este marco, cada clase debe confinar su actividad al desempeño de sus funciones específicas, ya que en la
República tiene que prevalecer una estricta división de trabajo entre las clases, y en donde la justicia social
apuntaría a que cada ciudadano ha de realizar las funciones específicas que le han sido asignadas en función de
sus capacidades y cualificaciones. Para Platón, el dispensador de la justicia es un gobierno autocrático.

EL IDEAL DE JUSTICIA DE ARISTÓTELES


Al efecto, comenta Bodenheimer (2000: 63-71) que Aristóteles percibió los peligros inherentes a la estructura
del Estado platónico y se percató de que un régimen absoluto puede degradarse fácilmente, convirtiéndose en
régimen de arbitrariedad y capricho. En ese marco, el remedio contra ese peligro inherente al gobierno de los
hombres es el gobierno de las leyes. En este punto, Aristóteles expuso por primera vez los requisitos
fundamentales para una administración de justicia por medio del Derecho, así como evitar los peligros del poder
absoluto y de la libertad sin frenos.

Así, para Aristóteles (2004: 198-230) la justicia, estimada como la mayor de las virtudes, que exige ajustar la
conducta de los individuos, de suerte que en sus relaciones con sus semejantes se conduzcan con honestidad y
honradez. Bajo la virtud de justicia, se exige que los iguales sean tratados de igual manera, y en donde los bienes
de este mundo deben ser distribuidos entre los ciudadanos proporcionalmente al

P á g i n a 145 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

mérito, y en donde el Derecho debe mantener esta justa distribución de bienes contra toda clase
de violaciones. En este marco, Aristóteles advierte dos tipos de justicia: distributiva y retributiva.

• LA JUSTICIA DISTRIBUTIVA: La justicia distributiva, le corresponde al legislador, consistente


en asignar derechos públicos y privados a los ciudadanos, conforme al principio de igualdad,
bajo la cual deben darse cosas iguales a los iguales y desiguales a las personas desiguales,
con arreglo a su mérito.
• LA JUSTICIA RETRIBUTIVA: La justicia retributiva o correctiva, que supone garantizar,
proteger y mantener la distribución de derechos, recompensas y cargos contra posibles
ataques ilegales. Dicha justicia es administrada por el juez.

LA JUASTICIA DE ULPIANO
Bajo el pensamiento de Ulpiano, la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno
lo suyo. En este punto, Hervada (1989: 118) sostiene que con Ulpiano, la fórmula de la justicia,
además de ganar precisión, adquiere su más acabada dimensión jurídica, en tanto que prevé la
primacía del derecho sobre la justicia, que supone que la justica presupone al Derecho.

LA JUSTICIA EN EL PENSAMIENTO DE LOS ESCOLÁSTICOS


En general, San Agustín y Santo Tomás de Aquino, entre otros, exploran el tema de la justicia
estrechamente vinculado con Dios y un aspecto de carácter moral.

Sin embargo, como lo refiere Hervada (1989, 119-120), aunque dichos autores hablen de justicia,
se difumina la nota de juridicidad para extenderse a las relaciones con Dios y consigo mismo. Así,
el sentido de la justicia se moraliza.

• SAN AGUSTIN DE HIOPONA: Para este autor, la justicia refiere a todo aquello que ayude a
la ley humana a realizar su finalidad concreta, es decir, asegurar la paz y el orden de la
sociedad. Bajo este supuesto, la justicia es una cualidad que distingue al Estado de cualquier
asociación de hombres con fines abyectos. En este contexto, para San Agustín (2006: 583),
ahí donde no hay verdadera justicia, no hay Derecho, y tampoco puede haber unión ni
congregación de hombres, que no merece nombre de pueblo.
• SANTO TOMÁS DE AQUINO: Supone que la justicia es una virtud que se refiere al otro. En
este marco, distingue entre justicia general, que dirige al bien común los actos de los
demás, y justicia particular, que ordena al hombre acerca de las cosas que se refieren a otra
persona singular, cuya materia son las acciones y cosas exteriores. Asimismo, Tomás de
Aquino (2014, 58) reformula la idea de justicia de Ulpiano, en tanto que considera más
conveniente sustituir el acto por el hábito, de manera que la justicia se vincula con el hábito
virtuoso de la voluntad por el cual somos inclinados con firmeza y constancia a dar a cada
uno su derecho.

P á g i n a 146 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

LA JUSTICIA EN LA ECUELA CLÁSICA DEL DERECHO NATURAL

HUGO HORACIO: Supone que la justicia es una virtud que se refiere al otro. En este marco,
distingue entre justicia general, que dirige al bien común los actos de los demás, y justicia
particular, que ordena al hombre acerca de las cosas que se refieren a otra persona singular, cuya
materia son las acciones y cosas exteriores. Asimismo, Tomás de Aquino (2014, 58) reformula la
idea de justicia de Ulpiano, en tanto que considera más conveniente sustituir el acto por el hábito,
de manera que la justicia se vincula con el hábito virtuoso de la voluntad por el cual somos
inclinados con firmeza y constancia a dar a cada uno su derecho.

TOMÁS HOBBES: Para este autor, es posible hablar de justicia con el surgimiento del Estado,
porque donde no hay ley no hay injusticia y no hay ley donde no existe una voluntad superior que
la imponga. En este contexto, el soberano, a través de la ley, determina artificiosamente lo que es
justo o injusto.

BENITO ESPINOZA: Para él, a través de la razón humana es posible acordar la instauración de un
poder superior que subordine a todos, en este contexto, es bajo el auspicio de ese poder superior
que puede concebirse la justicia.

JOHN LOOKE: Sostiene que los derechos son inalienables porque su protección constituye la única
razón para constituir al Estado.

SAMUEL PUFFENDORF: Concibe al Estado como una persona moral independiente de aquellos
que la conforman, cuyo fin es procurar la seguridad y la paz común.

CRISTIAN TOMMASIO: Sostiene que lo justo es el principio central del Derecho, el cual se ocupa
de las acciones humanas que perturban la paz exterior y su exigencia es la de no hacer al otro lo
que no se quiere para sí.

LA UTILIDAD COMO JUSTICIA


La noción de la utilidad como justicia se vislumbra en el pensamiento de los siguientes autores:

DAVID HUME: Sostiene que la justicia es un concepto que deriva en su totalidad de la utilidad.
Para este autor, la justicia es una virtud artificial, inventada y establecida convencionalmente por
los hombres. En este marco, la convención hace surgir el concepto de justicia, propiedad y
derecho, que emerge de un sentimiento general de interés común, el cual nace cuando, sin
prometerse nada unos a otros, hay una especie de acuerdo entendido de la utilidad que reporta
actuar en la misma dirección.

JEREMÍAS BENTHAM: Para este autor, el Derecho constituye la rama más importante de la lógica
de la voluntad, bajo la cual cada hombre persigue su propio placer, por lo que se busca una
identificación de intereses que haga posible una cooperación efectiva, para lograr la felicidad del
mayor número.

P á g i n a 147 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

JOHN STUART MILL: Presupone que para alcanzar la propia satisfacción, debe quererse y
procurarse la satisfacción ajena.

LA JUSTICIA PARA IMMANUEL KANT: Kant se inclina por cuestionar la fórmula


tradicional de la justicia “de dar a cada uno lo suyo”, y en su lugar supone que la justicia pretende
“garantizar a cada uno lo suyo”. Asimismo, en Kan se advierte la vinculación de la justicia con la
libertad, la cual permite al hombre elevarse por encima del mundo empírico, de los fenómenos,
bajo la cual el hombre exige que se le trate siempre como un fin y no como un medio. En este
marco, el Estado actúa con justicia si respeta la libertad negociada.

KARL VON SAVIGNY: Para Savigny, la justicia es un concepto relativo en términos culturales
e históricos. En este contexto, rechaza la idea de la justicia como un concepto universal, absoluto e
inmutable.

LA JUSTICIA PARA RUDOLF STAMMLER: Para Stammler, la justicia es la orientación de


una determinada voluntad jurídica en el sentido de una comunidad pura. Bajo este marco, la
justicia es una articulación ideal de los fines humanos.

LA JUSTICIA PARA HANS KELSEN: En Kelsen, la idea de justicia, adquiere una dimensión
ética, que se vincula con la felicidad social, garantizada por un orden social. Bajo esta idea, la
justicia corresponde a un principio que garantiza la felicidad individual de todos, se transforma en
un orden social que protege ciertos intereses socialmente reconocidos por la mayoría como
dignos de protección.

En este marco, se advierte que un orden justo, que en su forma más simple, es aquel que regula la
conducta de los hombres de una manera tal que a todos satisface y a todos permite alcanzar la
felicidad colectivo-objetivo (Kelsen, 2009: 9-14).

LA TEORÍA DEL CONTRATO SOCIAL DE JOHN RAWLS


En general para John Rawls, una teoría de la justicia refiere a la manera adecuada de estructurar
el gobierno y la sociedad. En este marco, la justicia corresponde al conjunto de reglas
estructurales de la sociedad dentro del cual las personas que (inevitablemente) tienen distintas
series de valores y objetivos en la vida pueden coexistir, cooperar y competir. Para Rawls (1971:
524-525), la noción de justicia da origen a una voluntad de trabajar en favor la implantación de
instituciones justas y en favor de la reforma de las existentes cuando se requiera.

En el pensamiento de Rawls, el contrato social adquiere un rol significativo para sustentar su


principio de justicia. En este punto, dicho autor supone un grupo de personas que se encuentran
en igualdad de posiciones similares, bajo un “velo de ignorancia” o “posición original”, que
conlleva que desconocen todo aquello que podría disponerlos a tomar una decisión por interés
personal (desconocimiento de su género, riqueza, raza, etnia, habilidades y circunstancias sociales

P á g i n a 148 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

generales, visiones de lo que constituye una buena vida).Al efecto, indica Rawls que los dos
principios de justicia en que dichas personas estarían de acuerdo son:

PRIMER PRINCIPIO: Cada persona debe tener un derecho igual al sistema más extenso de
libertades básicas iguales, compatible con un sistema similar de libertad para todos.

SEGUNDO PRINCIPIO: Conocido como el principio de diferencia, que supone que las
desigualdades sociales y económicas serán dirimidas de tal manera que sean tanto (a) para el
mayor beneficio de los menos favorecidos y (b) llevadas a puestos y posiciones abiertas a todos en
condiciones justas de equidad y oportunidad. De esta manera, se compartiría equitativamente la
riqueza social.

LA POSTURA MARXISTA ENTORNO A LA JUSTICIA: En general se observa una relación entre


marxismo y justicia, al grado que se ha aceptado la presencia de una cierta teoría marxista de la
justicia (Gargarella, 1999:106).

En efecto, si bien Marx se desentendía de las cuestiones de justicia, porque pensaba que con la
llegada del comunismo se reduciría la escasez y los conflictos, hasta el punto de tornar innecesaria
cualquier apelación a la justicia, sin embargo, se aprecia implícitamente se encuentra de por
medio una justicia socialista, basada en la intención de dar a cada uno de acuerdo con su
contribución, lo cual permitiría criticar la distribución capitalista vigente.

EL LIBERALISMO DE ROBERT NOZICK: Para Nozick, más que aludir a una redistribución justa, es
conveniente aludir a la justicia en las pertenencias. Así, para dicho autor, es posible ser un justo
dueño de algo en los siguientes supuestos: 1) Se adquirió un objeto consistentemente con los
principios de adquisición justa, o 2) de acuerdo con los principios de transferencia justa de alguien
más que legítimamente era dueño de la cosa. De lo anterior se desprende que la
sociedad/gobierno no pueden redistribuir bienes, si se violan los reclamos justos de las personas a
los objetos que la poseen, solamente se puede redistribuir bienes para corregir alguna injusticia
anterior a su adquisición.

EL COMUNITARISMO Y REPUBLICANISMO CÍVICO DE MICHAEL SANDEL: Para Michael Sandel, la


justicia debe centrarse en, o al menos tener en cuenta, las responsabilidades y lazos como
miembros de las comunidades o ciudadanos de una nación. En el pensamiento de dicho autor, la
justicia es una virtud remedial que aparece porque no se permite, ni se favorece el desarrollo de
otras virtudes más espontáneas más ligadas a valores como la fraternidad o la solidaridad.

Para saber más...


Vea el video “Michael J. Sandel reflexiona sobre la Justicia”.

Posteriormente responda lo siguiente:

• ¿Cuáles son las concepciones de justicia a que alude Michael Sandel?


• ¿Está de acuerdo con el posicionamiento de Michael Sandel?
P á g i n a 149 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

LA JUSTICIA PARA W. GOLDSCHMIDT: Para Goldschmidt (1958: 159-160), la justicia representa un


criterio orientador, que ha de encauzar y guiar la actividad humana, que se vincula con el criterio
de reparto de los bienes entre todos y cada uno de los hombres, por repartidores autorizados
según criterios determinados y con arreglo a ciertas formas.

Acceso a la justicia
El acceso a la justicia, visto desde el derecho positivo de los derechos humanos, es un derecho
humano fundamental recogido por las Constituciones políticas de los Estados y las convenciones o
tratados internacionales, consistente en la facultad de los gobernados de acceder en forma
individual o colectiva y en condiciones de igualdad, al sistema de medios jurisdiccionales y no
jurisdiccionales por virtud de los cuales las instituciones del Estado prevén y sancionan,
eficazmente, cualquier acto u omisión que pudieran vulnerar los derechos humanos
fundamentales reconocidos por el Derecho nacional e internacional (Álvarez, 2015: 421-422).

Desde el punto de vista de la teoría de la justicia, el acceso a la justicia no es un asunto que se


agote en la legalidad y la transformación o perfeccionamiento del ordenamiento jurídico, en tanto
que supone que la justicia ha de ser el paradigma o guía de acciones o conductas de individuos e
instituciones, es decir, que se constituya como un criterio o argumento último para fundar
decisiones sociales e institucionales. Finalmente, el acceso a la justicia desde la teoría de la
democracia supone que el acceso a la justicia se erige como criterio rector y definitorio de un
Estado de Derecho, de manera que la eficacia del acceso a la justicia será determinante para
calificar o no a un Estado como de Derecho (Álvarez, 2015: 423-425).

En materia de acceso a la justicia, el Poder Judicial de la Federación ha emitido diversas


jurisprudencias y tesis aisladas que abordan el derecho de acceso a la justicia, entre los que se
encuentran los siguientes:

Interpretación de la Ley
Vaya a la página del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta y lea las siguientes tesis:

• Tesis jurisprudencial constitucional, “Derecho de acceso efectivo a la justicia. Etapas y


derechos que le corresponden.”
• Tesis aislada constitucional, "Derecho humano de acceso a la justicia en condiciones de
igualdad de las personas con discapacidad. El estado debe garantizarlo en sus dimensiones
jurídica, física y comunicación.”
• Tesis jurisprudencial constitucional, “Acceso a la justicia en condiciones de igualdad.
Elementos para juzgar con perspectiva de género.”

Para saber más...


P á g i n a 150 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

Vea el video “El acceso a la justicia como derecho humano” que contiene el posicionamiento de
Miguel Carbonell en torno al acceso a la justicia como derecho humano.

Posteriormente responda lo siguiente:

• ¿Cuáles son los alcances del acceso a la justicia como derecho humano?
• ¿Cuál es el fundamento constitucional del derecho al acceso a la justicia?
• ¿Cuál es la trascendencia de la independencia y autonomía de los juzgadores?

Como se puede apreciar, el ideal y anhelo de justicia han estado presentes en la historia de la
humanidad. Si bien es cierto, existen diferentes aproximaciones en torno a lo que debe
entenderse por justicia, se mantiene como una constante el dar un trato digno al individuo en
aras de mantener una armonía y orden en la sociedad. En este marco, el Derecho desempeña un
papel importante, en tanto que permite reconocer la dignidad del individuo y hacer exigible ese
anhelo de justicia, susceptible de concretarse a través de los derechos humanos.

¿Qué otros caminos puedo explorar?


Para consolidar su aprendizaje respecto de los contenidos de esta asignatura le sugerimos que
procure vincular lo aprendido con las temáticas de otras asignaturas, en especial con Derecho
Constitucional, donde aprenderá la forma en que se utilizan los ámbitos de validez foral y material
de la norma jurídica, jerarquía normativa, tipos de derechos subjetivos y sus garantías, principios
constitucionales, normas adjetivas de los diferentes procedimientos legales. También para que
profundice sobre el uso de los conceptos jurídicos fundamentales en la constitución, y en la
solución de conflictos.

Por otra parte, resulta importante que estudie Filosofía del Derecho para que aprenda como los
conceptos jurídicos fundamentales generan un sistema jurídico, como a partir de ellos, es posible
hablar de la dimensión axiológica del derecho; Derechos Humanos, para que comprenda sus
principios, reglas, valores y normas que prevén; y Lógica Deóntica, y Argumentación jurídica, pues
estas le permitirán entender mejor la validez de la norma jurídica. Adicionalmente, le
recomendamos vincular lo aprendido con Derecho Penal, Metodología Jurídica y Derecho Civil.

P á g i n a 151 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

Bibliografía
• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• Aristóteles, Ética Nicomaquea, México, Porrúa, 2004.
• Bodenheimer, Edgar, Teoría del Derecho, 2.ª ed., trad. de Vicente Guerrero, México, Fondo
de Cultura Económica, 2000.
• Campbell, Tom, La Justicia. Los principales debates contemporáneos, trad. de Silvina
Álvarez, Barcelona, Gedisa, 2002.
• Gargarella, Roberto, Las teorías de la justicia después de Rawls. Breve Manual de Filosofía
Política, Buenos Aires, Paidós, 1999.
• Goldschmidt, Werner, La Ciencia de la Justicia: Dikelogía, Madrid, Aguilar, 1958.
• Hervada, Javier, Lecciones de Filosofía del Derecho. Teoría de la Justicia y del Derecho,
Pamplona, Universidad de Navarra, 1989, vol. I.
• Höffe, Otfried, “Breve historia ilustrada de la Filosofía”, trad. de Luis Gil Aristu, Barcelona,
Península, 2001.
• Kelsen, Hans, ¿Qué es la Justicia?, trad. de Ernesto Garzón Valdés, México, Fontamara,
2009.
• Peces-Barba Martínez, Gregorio, Diez lecciones sobre Ética, Poder y Derecho, Madrid,
Dykinson, Instituto de Derechos Humanos, Bartolomé de las Casas, 2010.
• Platón, La República, México, Porrúa, 1988.
• Rawls, John, Teoría de la Justicia, trad. de María Dolores González, México, Fondo de Cultura
Económica, 1971.
• Recaséns Siches, Luis, Introducción al estudio del Derecho, 13.ª ed., México, Porrúa, 2000.
• San Agustín, Ciudad de Dios, 18.ª ed., México, Porrúa, 2006.
• Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica Mínima, Madrid, Tecnos, 2014.

Interpretación de la Ley
• “Acceso a la justicia en condiciones de igualdad. Elementos para juzgar con perspectiva de
género”, [tesis jurisprudencial constitucional], 1a./J. 22/2016 (10a.), Semanario Judicial de
la Federación y su Gaceta, reg. 2011430, Décima Época, t. II, abril de 2016, p. 836, disponible
en https://bit.ly/2UvVlKJ, consulta: 01/04/2019.
• “Derecho de acceso efectivo a la justicia. Etapas y derechos que le corresponden”, [tesis
jurisprudencial constitucional], 1a./J. 103/2017 (10a.), Semanario Judicial de la Federación
y su Gaceta, reg. 2015591, Décima Época, t. I, noviembre de 2017, p. 151, disponible en
https://bit.ly/2I6WDov, consulta: 02/04/2019.
• "Derecho humano de acceso a la justicia en condiciones de igualdad de las personas con
discapacidad. El estado debe garantizarlo en sus dimensiones jurídica, física y
comunicación”, [tesis aislada constitucional], 1a. CCXVI/2018 (10a.), Semanario Judicial de
la Federación y su Gaceta, reg. 2018631, Décima Época, t. I, diciembre de 2018, p. 309,
disponible en https://bit.ly/2FGxrT8, consulta: 02/04/2019.

Documentos institucionales
• Oficina de Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales, 1966, disponible en https://bit.ly/2m3Tx8I, consulta:
11/04/2019.

P á g i n a 152 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

• Organización de las Naciones Unidas, Declaración Universal de Derechos Humanos, 1968,


disponible en https://bit.ly/2JGli1p, consulta: 11/04/2019.
• Organización de los Estados Americanos, Convención Americana sobre Derechos Humanos,
1969, disponible en https://bit.ly/2nQn5q5, consulta: 04/03/2019.
Documentos publicados en Internet
• Bix, Brian H., “Diccionario de teoría jurídica”, trad. De Enrique Rodríguez y Pedro Villarreal,
México, UNAM, 2009, disponible en https://bit.ly/2OZxFZS, consulta: 09/04/2019.
• Ciuro Caldani, Miguel Ángel, “Perspectiva Trialista de la Axiología Dikelógica, Investigación
y Docencia”, 2006, núm. 39, disponible en https://bit.ly/2uGd17w, consulta: 02/04/2019.
• Hervada, Javier, “Los derechos inherentes a la dignidad de la persona humana”, en Escritos
de derecho natural, 2.ª ed., Pamplona, Universidad de Navarra, 1993, disponible en
https://bit.ly/2TR2YXm, consulta: 21/03/2019.
• Ibarra García, Laura, “La idea de justicia en el México prehispánico”, en Revista Mexicana
de Historia del Derecho, México, vol. XXXI, enero-junio de 2015, disponible en
https://bit.ly/2VvWjU9, consulta: 09/04/2019.
• Loro, Andrés, “MAAT. Orden Cósmico y Justicia Social en el antiguo Egipto”, España,
Universidat Oberta de Catalunya, enero de 2017, disponible en https://bit.ly/2Uabkdb,
consulta: 09/04/2019.
• s.a., “Código de Hammurabi”, disponible en https://bit.ly/2C3QIgk, consulta: 09/04/2019.

Sitios electrónicos

• Suprema Corte de Justicia de la Nación,www.scjn.gob.mx

Audiovisuales
• Carbonell, Miguel, El acceso a la justicia como derecho humano,[archivo de video],
30/09/2013, disponible en https://youtu.be/3XDffq782E4, consulta: 09/04/2019.
• s.a., Michael J. Sandel reflexiona sobre la justicia, [archivo de video], 15/04/2011, disponible
en https://youtu.be/qakTtlnmXz4, consulta: 09/04/2019.

Imágenes
• (1) s.a., [Justicia], [ilustración], 2013, tomada de https://bit.ly/2U9vIzO, consulta:
01/04/2019.
• (2) s.a., [Código Hammurabi en Babilonia], [fotografía], 2017, tomada de
https://bit.ly/2IfsRz9, consulta: 09/04/2019.
• (3) s.a., Juicio de los nuestros: Anubis compara del corazón de Ani con la pluma de la justicia,
[Noción de justicia en Egipto], [fotografía], 2006, tomada de https://bit.ly/2VztZR0 ,
consulta: 09/04/2019.
• (4) s.a., [Representación de la justicia en Grecia antigua], [ilustración], 2014, tomada de
https://bit.ly/2YWSh9P, consulta: 09/04/2019.
• (5) s.a., [Representación de la justicia en Roma], [ilustración], 2007, tomada de
https://bit.ly/2Ut8ox2, consulta: 09/04/2019.

P á g i n a 153 | 154
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 1 a la 10

Mi experiencia de aprendizaje

La justicia en el desarrollo de la historia de la humanidad

Cuadro sinóptico y reflexión


En la presente unidad se han explorado las nociones de justicia, su vinculación con el Derecho, los
derechos humanos y la equidad. Al efecto, se ha constatado la manera en que el anhelo de justicia
ha estado presente desde la antigua Babilonia hasta nuestros días, que refleja la importancia de
dar un trato digno al individuo en aras de mantener una armonía y orden en la sociedad. En este
marco, el Derecho desempeña un papel importante, en tanto que permite reconocer la dignidad
del individuo y hacer exigible ese anhelo de justicia, susceptible de concretarse a través de los
derechos humanos. Con la finalidad de reforzar dichos conocimientos, realice las actividades que
a continuación se mencionan:

Elabore un cuadro sinóptico con las principales ideas referentes a la justicia según el Código de
Hammurabi, la noción de justicia en el antiguo Egipto, la idea de la justicia en la historia de la
filosofía, así como en el México prehispánico.

Elabore un cuadro sinóptico en el cual se aprecien las principales nociones de justicia analizadas
en la presente unidad.

Posteriormente, en máximo una cuartilla describa cuál es la postura de justicia que a usted le
parece más convincente. Justifique su respuesta.

P á g i n a 154 | 154
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Unidad 2: Concepto de Derecho


Introducción

El tema de la definición del derecho puede parecer sencillo a simple vista, pero como verá
durante su estudio a fondo no lo es tanto. Es entendible que ahora que inician sus estudios
profesionales, la presente unidad requiera que analicemos a fondo qué es el derecho, ya que
justamente ese es nuestro objeto central de estudio, al que nos dedicaremos profesionalmente,
y por lo tanto es importante comprender a cabalidad en qué consiste el derecho.

Las nociones que ya tiene sobre el derecho hasta ahora, han sido resultado de un análisis
preliminar y adecuado para el estudio a nivel bachillerato. Ahora nos toca ver más a fondo
este interesante tema.

El objetivo de la presente unidad es reflexionar sobre las diversas acepciones de la palabra


derecho, tanto en el ámbito jurídico propiamente dicho, como en el gramatical. Además,
vamos a conocer algunas de las principales posturas que los autores más importantes de la
doctrina han adoptado al respecto. Finalmente como conclusión, intentaremos llegar a
exponer un concepto de derecho, con el cual nos comprometamos, reconociendo la enorme
importancia que tiene definir con la mayor precisión posible al derecho, y sabiendo explicar
cuáles son los principales problemas por los cuáles éste es un tópico tan controvertido.

A quien no se dedica al estudio de la Ciencia Jurídica, podría parecerle ocioso tratar de esta
forma un tema tan elemental, ya que a fin de satisfacer sus necesidades o simplemente su
curiosidad, le bastaría consultar un diccionario para tener una noción de lo que conforme a
la gramática o a la semántica se puede entender por derecho.

Pero se trata de un tópico elemental, básico para quien se interesa seriamente en el estudio
de las leyes y de la justicia, entendiendo a la palabra "elemental” en su doble acepción; por
un lado aludiendo a los primeros conceptos que se deben conocer dentro de los
prologómenos1 de cualquier libro o curso que trate sobre la Teoría General del Derecho, y en
otro sentido, con la idea de lo elemental como lo sustancial, es decir, lo fundamental; sin lo
cual no pueden concebirse conocimientos de mayor complejidad y especialización.

Por ello, no se debe menospreciar un tema como éste, que, si bien es introductorio al
conocimiento jurídico, a la vez es un tópico insondable de la dogmática jurídica y de la
Filosofía del Derecho en general, cuyos tres problemas fundamentales son, en términos
generales, determinar:

1
Tratado que precede a una obra y recoge los fundamentos generales de la materia sobre la que se versa el
escrito.

1
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Una vez conocido este panorama general, daremos inicio al estudio de la unidad con la
finalidad de que, al término de esta, usted haya adquirido conocimientos fundamentales en
su formación como profesional en Derecho.

Objetivo particular

El alumnado identificará las dificultades teóricas que existen para elaborar un concepto
unívoco de la palabra Derecho. Argumentará críticamente las ventajas y desventajas teóricas
de diversas corrientes del pensamiento jurídico que conceptualizan la palabra Derecho a fin
de construir una concepción propia del Derecho.

Temario
Unidad 2. Concepto de Derecho

 2.1. Ambigüedad y vaguedad de la palabra Derecho


 2.2. Diversas corrientes del pensamiento jurídico y su concepción del Derecho
 2.2.1. Iusnaturalismo
 2.2.2. Positivismo jurídico
 2.2.3. Teoría institucional del derecho
 2.2.4. Realismo jurídico
 2.2.5. El derecho como interpretación
 2.2.6. El derecho y la argumentación
 2.2.7. El neoconstitucionalismo
 2.3. La hipótesis del no Derecho
 2.4. Importancia de la definición del Derecho

2
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Creando conciencia

La ética del abogado y la abogada

Todo aquel individuo que realiza alguna acción debe tener una serie de normas o reglas que
le indiquen lo que debe y no de hacer y la manera de llevarlo a cabo. A esto se le llama código
de ética.

La medicina, la ingeniería, la psicología y otras disciplinas han establecido un código que


rige el actuar de sus profesionales y el derecho no es la excepción, lo invitamos a consultar
el “Código de ética profesional” del Colegio de Abogados y a reflexionar sobre la siguiente
pregunta:

¿Está de acuerdo con los lineamientos de acción que establece este código?

Ambigüedad y vaguedad de la palabra Derecho


En particular parece chusca pero igualmente
dramática, la pintoresca escena que se da cuando un
joven recién egresado de la escuela superior de
estudios jurídicos, se encuentra con su familia en la
elegante cena de graduación, a la cual obviamente han
invitado al padrino del homenajeado. A medio festín el
orgulloso tutor pregunta al graduado con cierto aire
conspicuo, pues la ocasión es solemne. Y cuéntanos
querido ahijado, ahora que ya eres todo un abogado.

El padrino bienhechor intenta provocar al muchacho para


que éste se luzca, y entonces el entogado jurisconsulto
endereza la cabeza contoneando la ínfula del birrete,
carraspea una o dos veces y con tono doctoral recita:

3
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Los comensales ponen una cara de gran admiración y asienten con la cabeza mientras
intercambian miradas, como si supieran de lo que se trata, pero probablemente la única en
la mesa que entendió tan rimbombante respuesta, fue la hermana menor que estudia la
secundaria, ya que su profesor de civismo le explicó la misma retahíla nada menos que el
día anterior.

Si bien una charla de café o una cena de graduación no son precisamente un congreso de
peritos en derecho, sí es lamentable que la mayoría de los jóvenes que estudian o han
estudiado al derecho, manejen de memoria como concepto de éste una idea no muy lejana
de la mencionada en el exageradísimo caso recién citado.

No quiero sugerir que se trate de un tema sencillo, pues elemental y fácil no son sinónimos.
Incluso los grandes autores todavía no han podido llegar a un pálido acuerdo sobre el objeto
en cuestión. En fechas recientes, tuve la oportunidad de asistir a un examen doctoral, en
donde el presidente del sínodo replicó al sustentante con lo que él calificó como el más
difícil cuestionamiento que se puede hacer a un doctor en derecho, precisamente la
pregunta fue: ¿Qué es el derecho?

El Doctor Eduardo García Máynez escribió una suntuosa obra de casi trescientas páginas,
intitulada "La Definición del Derecho”, la cual podría haberse llamado de manera más
afortunada "La Indefinición del Derecho" o algo por el estilo. Por su lado, el jurista británico
Hart, es autor de un libro no menos extenso ni menos notable que el anterior, denominado
“El Concepto del Derecho”.

Otros tratadistas buscando salvar los escollos que existen para diferenciar a un concepto de
una definición, se valieron de una estratagema denominando sus obras con títulos como:
“¿Qué es el Derecho?”; “La esencia del Derecho”; La Esencia del Derecho y de la Ciencia del
Derecho”; “El Derecho y la Ciencia del Derecho”; pero indudablemente todos tienen el
mismo objetivo: la determinación de los elementos que conforman el contenido del
derecho.

¿Sabía qué?
La palabra derecho denota a idea de rectitud, de algo que es recto, que no se desvía a un lado
ni a otro, que se dirige sin oscilaciones a su propio fin. Deriva del vocablo latino directum,
que se aplica para determinar aquello que está sometido a una fuerza rectora, a un mandato

En derecho romano se le llamaba jus a lo que hoy conocemos corno derecho, esta palabra es
la contracción de jussum, que es el participio del verbo jubere que significa mandar.

En francés se dice "droit”, en italiano "diritto" y en rumano “dreptu"; y en todos estos idiomas
procede de la misma raíz latina mencionada, directum. En inglés existe la palabra “right”,

4
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

que deriva del latín regere, rectitud, pero en derecho anglo-sajón (common law), hay muchas
otras palabras afines que distinguen a los diversos aspectos del derecho.

Por ejemplo...
“Law” es la ley, pero entendida como el producto creado por el poder judicial (que para ellos
es la fuente principal), lo cual equivaldría a lo que en la familia jurídica de tradición romano-
canónica es la jurisprudencia. De este vocablo se derivan “lawyer" y “attorney of law”, que
es como se denomina a los abogados que representan a los litigantes en el foro.

Esta idea corresponde a lo que en términos académicos llamamos derecho objetivo. En


cambio “right” es la potestad o facultad de obrar, que equivale a lo que conocemos como
derecho subjetivo. “Act” es el producto creado por el poder legislativo, que equivale a lo que
genéricamente denominamos ley en nuestro sistema jurídico (leyes del Congreso de la Unión
y de los Congresos Locales). “Jurisprudence" es la ciencia del derecho, evocando a la
primitiva acepción latina.

Como se observa, cada término atañe a diferentes facetas del campo jurídico, en cambio en
nuestro idioma, solemos emplear para todos los casos anteriores la multicitada palabra
derecho, por lo que se dice que hay una falta de significación de dicho vocablo, o más
propiamente, que posee significados anfibológicos2 o multívocos.

Además del carácter polisémico en el campo jurídico, la palabra derecho encierra otros
sentidos conforme a la semántica y la gramática descriptiva, refiriéndose a: Un conjunto de
normas; una disciplina académica; un conjunto de prerrogativas; las fuentes formales de las
reglas de derecho y de las instituciones jurídicas o como un símbolo de justicia.

Existe una ingente cantidad de definiciones del derecho, casi tantas como autores, lo cual ha
creado una paradójica anarquía en torno al tema, esta es una primera conclusión. Es realmente
asombroso que en tantos siglos no se haya llegado a un consenso respecto a la significación
de la palabra “derecho”, que es el concepto fundamental, del cual se derivan todas las
clasificaciones, ramas, doctrinas y demás creaciones intelectuales de los juristas.
La mayoría de las personas que se dedican al ejercicio de la carrera de Licenciado en
Derecho, en cualquiera de sus diversos campos, no podrían formular con precisión su
concepto de lo que es el derecho, fijar los propósitos que persiguen, detallar los métodos que
emplean, ni justificar estos métodos. Todos ellos ejercen su profesión dando por concedido
el concepto.

2
Empleo de frases o palabras con más de una interpretación

5
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Reflexión...
¿Cómo se ha podido obtener el prodigioso desarrollo de la Ciencia Jurídica, sin contar con
uniformidad en cuanto al concepto básico?

Diversos objetos de estudio que conforman el conocimiento humano cuentan con acepciones
precisas e indubitables desde tiempos inmemoriales, en su evolución han cambiado los
enfoques, las interpretaciones y los alcances, pero se aseguran casi unánimemente los
conceptos de las disciplinas que estudian a determinados fenómenos, ya sean naturales o
sociales. Así, por ejemplo, sabemos que la física es la ciencia que estudia a la materia y sus
cambios externos, o bien que la pedagogía estudia los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Pero ¿Qué pasa con el derecho?

Tal vez el problema fundamental reside en precisar cuál es la esencia del derecho, que,
conforme a la Teoría Pura de Hans Kelsen, consiste, en términos generales, en eliminar a
todos los agentes extraños y que por ende son ajenos a la disciplina, quedando solamente ese
mínimo común que constituye la esencia del derecho. Este es sólo uno de tantos enfoques
con que los autores han intentado precisar el contenido del derecho y a partir de éste,
definirlo.

Se han considerado diversos aspectos del derecho ya sea por sus fines o conforme a
determinadas corrientes filosófico-jurídicas: iusnaturalista teológica y racional,
iuspositivista, idealista, subjetivista, objetivista, estructuralista, deóntica, analítica, histórica,
semántica y otras. Por si fuera poco, otros más proponen que es imposible, dar una definición.

Una corriente de juristas entre los cuales se encuentran Fritz Schreier y Gabriel García
Rojas, sostienen que, a diferencia de otros objetos del conocimiento, el derecho no puede ser
definido al menos mediante el método aristotélico, que consiste en señalar el genus
proximum3 y la diferentia specifica4. Estos estudiosos del derecho opinan que la aplicación
del procedimiento del ilustre estagirita al campo jurídico es la causa de que exista una
inmensa cantidad de definiciones, puesto que ese sector específico o manifestación de la
cultura humana al que se alude con el vocablo “derecho", es tan diverso, que su
heterogeneidad no ha permitido, ni permitirá enmarcar los elementos constitutivos en una
fórmula idiomática, que represente verdaderamente su contenido. Esta es otra conclusión
importante. Habrá que analizar los mencionados elementos, para saber si es correcta esa
aseveración. Si se intenta dar una fórmula amplia en la cual quepan todas las posturas que
juzguemos dialécticamente correctas, se debe procurar dentro del marco de esa amplitud,
precisar al máximo posible el contenido de nuestro tema de estudio.

3
Género próximo
4
Diferencia especifica

6
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Por medio de un razonamiento lógico, podemos plantear al derecho como una necesidad
social, con las siguientes premisas:

El ser humano requiere para su existencia de vivir en sociedad. Es un zoon politikón5. Posee
un instinto gregario y por tanto inherente a su naturaleza. El ser humano es además un ente
que constantemente busca la realización de sus fines.

La vida de relación impone que su conducta esté ordenada por una autoridad que fije ciertas
normas que, a ser observadas u obedecidas, permitan a todos y cada uno de los miembros del
grupo, alcanzar los fines que se proponen sin impedir con ello que los demás puedan lograr
los suyos en armonía, de manera pacífica y segura.

Con base en lo anterior, el derecho tiene un carácter retrospectivo y otro prospectivo; el


primero como satisfactor de una necesidad de la colectividad, que le proporciona equilibrio
y seguridad; el segundo, como la brújula que orienta el derrotero de los valores sociales hacia
el futuro.

El mundo jurídico se expresa mediante normas que reflejan la voluntad colectiva conforme
a los intereses comunes, más no consiste en las normas en sí mismas. Una teoría
neokelseniana muy conocida en Argentina, la Teoría Egológica de Carlos Cossio, niega
todas las ideas que estiman que el derecho es equivalente a las normas o que ellas establezcan
qué cosa es el derecho. Según esta tesis, la experiencia jurídica es una experiencia de
realidades, el derecho consiste en la conducta humana que subyace en esa experiencia, que
es necesariamente una conducta compartida de dos o más personas, por lo cual estima que el
derecho es la conducta de interferencia intersubjetiva, es decir, interferida con otro u otros
sujetos.

Sin perjuicio de que puedan existir muchas más, podemos señalar deductivamente algunas
de las principales características del derecho:

5
Animal Político

7
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Hasta aquí existe más o menos un acuerdo de los autores, pero en relación con otras
características encontrarnos opiniones muy contrastantes.

Por ejemplo...
Sobre la obligatoriedad como parte integrante del concepto, hay quienes piensan que no es
un elemento indispensable. Aquí sostenemos que el punto de exclusividad distintiva, dentro
de las reglas de derecho y los demás órdenes rectores de la conducta humana (orden
normativo), es precisamente la obligatoriedad, como legitimación axiológica del derecho,
cuando la norma aspira a la realización de los valores supremos de la colectividad. Por ello,
el derecho es el vehículo que conduce a los valores sociales a la realidad.

Rudolf Von Ihering (1989: 8) por su parte nos explica magistralmente su postura, haciendo
referencia a la alegoría mitológica de la diosa de la justicia, que para los griegos era Astrea
y para los romanos Themis, al expresar que:

“La justicia, que sostiene en una mano la balanza donde pesa el derecho,
sostiene en la otra la espada que sirve para hacerlo efectivo. La espada, sin
la balanza es la fuerza bruta, y la balanza sin la espada, es el derecho en su
impotencia; se complementan recíprocamente; y el derecho no reina
verdaderamente, más que en el caso de que la fuerza desplegada por la
justicia para sostener la espada iguala la habilidad que emplea en manejar la
balanza”.

El punto más controvertido se da cuando se plantea la posibilidad de considerar un aspecto


científico del derecho, o su carácter acientífico. Se plantean apasionados argumentos
totalmente antagónicos, pasando por una gama de tonalidades de todo tipo.

Reflexión...
¿Por qué se discute tanto si el derecho es ciencia o no? ¿Cambia acaso su valor por ser
considerado corno ciencia?

Se dice que es ciencia todo conjunto de conocimientos ordenados y sistematizados que


cuentan con un método y un objeto de estudio propios. Probablemente una parte del derecho
cumpla con los elementos enunciados, y aun cuando el derecho no utilice el método
experimental, se encuentra ubicado dentro de las llamadas ciencias normativas. El derecho
es un objeto de estudio científico, cuando analiza las conductas prototípicas que se deben
plasmar en las normas, recogiéndolas de la realidad para llevarlas a la normatividad, como
conductas que deben ser reguladas.

Aunado a lo anterior, el derecho cuenta con un problema que no todas las disciplinas
culturales tienen, que consiste en que se usa la misma palabra para designar tanto a la
disciplina que lo estudia, corno al objeto de estudio. Nadie confundiría, por ejemplo, a la
Astronomía con los astros, a la Biología con los seres vivos, a la Medicina con la salud, en
cambio, se dice que el Derecho estudia al derecho.

8
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Existe una Ciencia del Derecho, que es el aspecto científico del mismo, pero en sí el derecho
es más que una ciencia. Sin embargo, el jurista Carlos Santiago Nino (1974: 36) sostiene
que el Derecho no es una ciencia, sino una dogmática, es decir, un conjunto de dogmas que
se aceptan a priori y que no están sujetos a comprobación. Así mismo, opina que el término
ciencia se ha considerado como "una especie de timbre de honor que se le otorga a una
actividad.” Por ello todo lo que sea científico será objeto de admiración y reverencia, pero en
realidad, el derecho sin ser una ciencia es en su opinión, una dogmática, y no tendrá menor
jerarquía ni trascendencia o utilidad.

Pensamos que, ciertamente la esencia del derecho no depende o varía por su clasificación
científica o dogmática, pero creemos que sí existen argumentos suficientes para considerar
como científico a un determinado sector del derecho que se encarga del estudio,
investigación, enseñanza y conceptualización doctrinaria.

Por último, cabe señalar que hay quienes afirman que el derecho es una técnica, lo cual es
muy discutible, ya que el derecho especialmente el procesal, requiere de una técnica con la
cual cuenta, al igual que la creación de preceptos (técnica legislativa y jurisprudencial) y su
interpretación (hermenéutica jurídica) para aplicarlos; pero de ahí a considerar que todo el
derecho sea una técnica hay un abismo. Lo que es más aceptable es considerar que la Ciencia
del Derecho se compone de una parte dogmática, otra sistemática y otra técnica.

Para saber más…


Lea los siguientes materiales:

 “Sobre el concepto del derecho” de Raúl Cervantes Ahumada.

 “La definición del derecho”de Raúl Ortiz Urquidi.

Como ya se ha mencionado previamente, se han considerado diversos aspectos del derecho


ya sea por sus fines o conforme a determinadas corrientes filosófico-jurídicas, a continuación,
se muestran algunas de ellas:

Corrientes del pensamiento jurídico y su concepción del Derecho

Iusnaturalismo

Un criterio ético ideal universal e inmutable que es por sí mismo justo, de manera que la ley
injusta no es considerada como derecho para el iunsaturalismo, y en cambio una práctica
social acorde a la naturaleza humana que no está reconocida en la ley, sí se considera como
derecho.

9
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Positivismo jurídico

Concibe al derecho como una norma formalmente válida, que ha sido declarada como
obligatoria por la autoridad mediante el procedimiento reconocido como el oficial del Estado,
aunque su contenido sea o no justo.

Teoría institucional del derecho

El derecho solo emana de las instituciones del Estado.

Realismo jurídico

El derecho es un hecho social, una realidad empírica, una conducta con trascendencia jurídica
y no es necesariamente ni la norma (ley) ni el valor que realiza (justicia).

Derecho como interpretación

El derecho no solo es lo que expresa la norma mediante palabras, sino además es lo que los
tribunales dicen que es, con base en la interpretación que hacen de la norma al aplicarla a un
caso concreto, tomando en consideración todas las circunstancias que lo rodean.

Derecho y la argumentación

El derecho en su expresión normativa se vincula con los argumentos o razones que se hacen
a partir de la ley, para justificar racionalmente su contenido al determinar su aplicación en
una circunstancia determinada.

Neoconstitucionalismo

El derecho presupone a los derechos fundamentales, que en un “estado de derecho” son una
exigencia democrática que la autoridad debe respetar en todo momento por encima de las
leyes.

10
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Para saber más...


Lea los siguientes materiales:

 “La concepción del derecho en las corrientes de la filosofía jurídica” de Imer


Benjamín Flores Mendoza.
 “La definición del derecho”de la Atlantic International University.

La hipótesis del no derecho


Hay algunos autores que han planteado la posibilidad de una sociedad sin derecho, sin
embargo, esto es una utopía ya que es sencillamente imposible, pues si el derecho
desapareciera de la faz de la tierra, la humanidad duraría el tiempo estrictamente
indispensable para autoextinguirse por medio de la fuerza bruta.

Para saber más...


Lea los siguientes materiales:

 “Por qué el Derecho” de Manuel Atienza.

Importancia de la definición de Derecho


La importancia de la conceptualización del derecho estriba en que a partir de ella se
formulan las diversas corrientes de la Filosofía Jurídica. Hay quienes opinan que la definición
del derecho tan buscada como la fuente de la eterna juventud, no existe; y al igual que los
alquimistas intentaron encontrar la piedra filosofal, los juristas investigan afanosa e
infructuosamente.

Sin embargo, nosotros pensamos que sí es definible, pero es una ardua tarea dado que al igual
que Proteo, es capaz de manifestarse en las formas más caprichosas, pero como lo señala
Hermann Heller respecto del concepto de Estado y es, en mi opinión, igualmente válido
para el derecho “corresponde a cada generación definirlo”, puesto que al no ser el mismo en
todo tiempo y lugar, tampoco es igual su conceptualización.

11
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho

Bibliografía

 Nino, Santiago, Consideraciones sobre la dogmática jurídica, México, UNAM,


1974.
 Rudolf Von Inhering La Lucha por el derecho, México, Porrúa 1989.

Documento institucional

 Atlantic International University, Corrientes de la filosofía jurídica contemporánea,


disponible en https://bit.ly/2tucPI8, consulta: 19/02/2019.

Documentos publicados en Internet

 Atienza, Manuel, “Por qué el Derecho”, disponible en: https://bit.ly/2GQkKaG,


consulta: 19/02/2019.
 Cervantes Ahumada, Raúl, “Sobre el concepto del derecho”, Revista de la Facultad
de Derecho, México, núm. 55, julio-septiembre de 1964, t. XIV, disponible en
https://bit.ly/2UNSnxy, consulta: 07/02/2019.
 Flores Mendoza, Imer Benjamín, “La concepción del derecho en las corrientes de la
filosofía jurídica”, en Boletín Mexicano del Derecho Comparado, México, UNAM-
IIJ, año XXX, núm. 90, septiembre-diciembre de 1997, disponible en
https://bit.ly/2V8ijnK, consulta: 19/02/2019.
 Ortiz Urquidi, Raúl, “La definición del derecho”, Revista de la Facultad de Derecho,
México, núm. 74, abril-junio de 1969, t. XIX, disponible en https://bit.ly/2B5xrgr,
consulta: 07/02/2019

12
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

Conceptos jurídicos fundamentales

Introducción

En esta unidad abordaremos el tema de conceptos jurídicos fundamentales. Para entender este tema
tenemos que hacer una especie de paralelismo, es decir, una comparación. Empecemos.

En la naturaleza existe una diversidad de seres vivos, que podemos dividir en plantas y animales, los
cuales son seres pluricelulares, lo que significa que la unidad base de cada ser vivo es la célula, y cada
célula tiene un citoplasma, núcleo, nucleoplasma, membrana, mitocondria cromatina, lisosoma,
ribosoma, aparato de Golgi, entre otros.

Lo mismo sucede con el derecho. Tradicionalmente la doctrina jurídica ha dividido al derecho en público,
privado y social. Cada área a su vez contiene características específicas que lo diferencian de los demás.
No obstante, lo anterior, la unidad base de cada área del derecho (público, privado, o social) son los
conceptos jurídicos fundamentales (también denominado categoría jurídica fundamental), estos
conceptos jurídicos fundamentales son la facultad jurídica, deber jurídico, sanción, ilícito, la persona,
justicia, bien común, y seguridad jurídica.

En este sentido, los conceptos jurídicos fundamentales son los


conceptos básicos, indispensables y universales del derecho, sin los cuales no sería posible hablar de un
sistema jurídico. Es por lo anterior, que el jurista Álvarez Ledesma (2006: 201) sostiene que los conceptos
jurídicos fundamentales permiten describir de forma sintética y precisa los fenómenos y procesos
característicos del derecho.

El tema de conceptos jurídicos fundamentales es de gran importancia y en la doctrina las y los autores
discuten sobre cuántos y cuáles son. Sin embargo, existe consenso en reconocer su trascendencia para
comprender cómo funciona un sistema jurídico.

¡Bienvenidos y bienvenidas!

Objetivo particular

El alumnado identificará los conceptos jurídicos fundamentales a fin de describir de forma precisa y
sintética los fenómenos y categorías propias del Derecho.
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

Temario

Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

 3.1. El lenguaje y los conceptos


 3.2.Principio de fundamentalidad de los conceptos jurídicos
 3.3.Relación entre el concepto de Derecho y la fundamentalidad de los conceptos jurídicos
 3.4.Categorías jurídicas
o 3.4.1. Categorías jurídicas formales
o 3.4.1.1. Facultad jurídica
o 3.4.1.2. Deber jurídico
o 3.4.1.3. Sanción e ilícito
 3.4.2. Categorías jurídicas materiales
o 3.4.2.1 La persona
o 3.4.2.2. Justicia
o 3.4.2.3. Bien común
o 3.4.2.4. Seguridad jurídica
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

La técnica de Feynman

Richard Feynman, Nobel de Física, propone cuatro pasos para aprender lo que sea. Estos pasos consisten
en dejar del lado memorizar para comenzar a comprender. A continuación, le mostramos dichos pasos
esperando le sean de utilidad para fortalecer su proceso de aprendizaje.

El lenguaje y los conceptos

Para comprender integralmente el fenómeno jurídico, lo primero que tenemos que hacer es definir al
derecho, para que posteriormente, estemos en posibilidad de establecer cuáles son los conceptos
jurídicos fundamentales.

Real Academia Española


De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, el concepto es la representación mental
asociada a un significado lingüístico; y la definición es una proposición que expone con claridad y
exactitud los caracteres genéricos y diferenciales de algo material o inmaterial.

El concepto es la representación mental abstracta que transmite un significado; la


definición describe al objeto de estudio, tanto en lo general como en lo particular.

Mario Álvarez Ledesma


“Definir significa precisar con claridad y exactitud los caracteres genéricos y diferenciales de una
palabra o de un concepto” (1995: 40).

Giorgio del Vecchio


Definir significa “colocarlo en su verdadero lugar en el orden de los conocimientos, señalar su
fundamento y las conexiones con otros análogos conforme a su esencial naturaleza” (1962: 16).
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

Visto de esta forma, parece sencillo hacer una definición; sin embargo, cuando se trata del fenómeno
jurídico (derecho), la situación es distinta, a tal grado de que se puede sostener la tesis de indefinición del
derecho, del jurista García Máynez.

En este sentido, los problemas que se tienen que superar para emitir una definición son:

Lenguaje
El uso excesivo de la palabra “derecho” en las relaciones sociales nos proporciona la dimensión fáctica
del derecho. Esta usanza arbitraria del lenguaje para expresar situaciones, emociones o condiciones
produce que “el derecho” tenga varias definiciones. El problema sería determinar cuál sería la que mejor
lo explique.

No olvidemos, que el lenguaje representa una aproximación empírica del derecho que se traduce en la
omnipresencia del derecho en la vida cotidiana, lo que significa que cada definición esté parcialmente
correcta. Sólo se tiene que precisar cuáles son los rasgos característicos que determinan sus conexiones
y diferencias con otros órdenes normativos (como moral, convencionalismos sociales). El resultado sería
una definición que abarca sólo una parte del derecho.

Perspectiva científica
El derecho como objeto de estudio es analizado por diversas ciencias. De aquí, que habrá tantas
definiciones del “derecho” como ciencias existan. Cada una de ellas nos brindará información que
caracteriza y diferencia al derecho de otros órdenes normativos. Sin embargo, sus definiciones nos
proporcionan sólo una parte de lo que éste es.

Por ejemplo, Javier Hervada sostiene que “el arte del derecho es el arte de lo justo” (1988: 18). Esta
definición utiliza como perspectiva científica a la axiología, no significa que esté mal, sino que sólo analiza
la dimensión axiológica del derecho.

Ahondando en el tema, emitir una definición desde una perspectiva científica significa que puede
elaborarse desde fuera o dentro de lo jurídico (Álvarez Ledesma, 1995: 48).
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

Nivel de conocimiento
El derecho tendrá una definición específica, todo dependerá del nivel de conocimiento que se
utilice: fáctico o positivo que hace referencia a cómo es el derecho en la realidad y filosófico, es decir,
cómo debe o debería ser el derecho (Álvarez Ledesma, 1995: 48).

Cada nivel de conocimiento nos brindará información importante sobre el derecho, nuestra tarea será
comprenderla, tener mente abierta y saber cómo utilizarla, además de realizar las conexiones necesarias
para tener una visión más integral del fenómeno jurídico.

Enfoque metodológico
Se refiere al método utilizado para definir. Ya que dependiendo del enfoque que utilice será su resultado.
Los enfoques metodológicos son dos:

1. Realismo verbal:
En un enfoque metodológico utilizado por Platón y Aristóteles, que sostiene que las cosas,
objetos, situaciones, seres vivos, y fenómenos, tienen una sola esencia que se obtiene
directamente de la naturaleza. De aquí, que exista una conexión directa entre lenguaje y realidad.

De acuerdo con este enfoque, las cosas, objetos, situaciones, seres vivos o fenómenos tienen una
característica especial (esencia) que los diferencia de los demás, que lo hacen único.

Por ejemplo...
Si queremos saber la esencia de un perro, todos estarían de acuerdo que tiene cuatro patas; sin embargo,
existen más seres vivos que tienen cuatro patas, entonces, tener cuatro patas no es la esencia del perro.
Por lo que cabría la pregunta: ¿cuál es la esencia de un perro?
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

De acuerdo con Álvarez Ledesma (1995: 42), este enfoque sostiene que sólo existe una definición válida
para una palabra, que se obtiene por intuición intelectual de la naturaleza intrínseca de los fenómenos
denotados en la expresión.

2. Convencionalismo verbal:

En términos muy sencillos, el convencionalismo verbal se refiere a un acuerdo entre personas para
establecer una definición. Este convenio tiene el objetivo de establecer cuál es esa característica que
hace únicas a las cosas, situaciones, objetos, seres vivos o fenómenos.

Una definición es una palabra que permite saber cuáles son las características estructurales inherentes
de una cosa, situación, objeto, ser vivo o fenómeno, es decir, que nos diga qué es.

De acuerdo con Álvarez Ledesma (1995: 42), para el convencionalismo verbal, las cosas sólo tienen
propiedades esenciales en la medida en que los hombres hagan de esas propiedades condiciones
necesarias para el uso de la palabra, decisión que, claro está, puede variar.

Una vez que hemos superado los problemas para definir al derecho (lenguaje, perspectiva científica,
nivel de conocimiento, y enfoque metodológico), lo siguiente es establecer los conceptos jurídicos
fundamentales que se utilizarán en la vida cotidiana social.

Recuerde que...
La función de los conceptos jurídicos fundamentales es establecer un lenguaje jurídico básico que
permita formar relaciones no sólo entre las diversas áreas del derecho, sino también con otras áreas del
conocimiento. Luego entonces, los conceptos jurídicos fundamentales son de suma importancia para el
derecho, porque permiten una comunicación efectiva en la sociedad.

Principio de fundamentalidad de los conceptos jurídicos

El principio de fundamentalidad de los conceptos jurídicos se refiere a que los conceptos que se
elaboren en materia jurídica deben poseer las características de ser básicos, indispensables,
y universales, ya que, sin ellos, no sería posible comprender al Derecho. Derivado de que los conceptos
jurídicos fundamentales tienen estas características para el derecho, también reciben el nombre
de categorías jurídicas fundamentales.

El nombre no es fortuito, pues se debe a que dichas categorías son fundamentales para el derecho, pues
se utilizan para delimitar, describir, identificar al derecho, sobre todo para producir efectos jurídicos
dentro de la sociedad. Asimismo, sirven para trabajar en todas las áreas del derecho, para elucidar su
significado, sus relaciones y criterios de aplicación.
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales
De esta forma, cuando el derecho tiene conceptos básicos, indispensables y universales, se dice que son
fundamentales. Esto permite crear una terminología especializada, que a su vez permite establecer todo
un sistema jurídico eficaz, válido, compatible, y pleno, es decir, los conceptos jurídicos fundamentales
son las estructuras básicas que dan lugar a todo un sistema jurídico.

Debido al carácter fundamental de este tipo de conceptos, es posible afirmar, que dentro de sus
funciones se encuentra ser el fundamento de otros conceptos jurídicos, que denominaremos derivados.
Estos conceptos jurídicos fundamentales permiten la celebración de actos jurídicos, y sobre todo vincula
efectos jurídicos a ciertos sucesos llamados hechos jurídicos.

En este sentido, de nada sirve que podamos definir al derecho ya que, al no tener una terminología
fundamental, podríamos caer en una vaguedad lingüística, debido a la inexistencia de conceptos
comunes para todas las áreas del derecho, y sobre todo por no tener conceptos jurídicos que puedan
ser utilizados en otras áreas del conocimiento.

Los conceptos jurídicos fundamentales representan nuestra identidad epistemológica, puesto que este
tipo de conceptos son tan necesarios, que sin ellos simplemente el derecho no podría funcionar, y
caeríamos en el error de otras áreas del conocimiento ajenas al derecho.

Relación entre el concepto de derecho y la fundamentalidad de los conceptos jurídicos

La relación entre el concepto de derecho y la fundamentalidad de los conceptos jurídicos, la


encontramos en nuestros diversos ordenamientos jurídicos, pues es ahí donde el sistema jurídico se
construye sobre la base de los conceptos jurídicos fundamentales. Éstos hacen posible establecer
conexiones, relaciones lógicas entre conceptos, coherencia en las definiciones, aseguran el máximo de
economía, y eliminan la vaguedad lingüística.

El autor nos dice… Luis Martínez Roldán y Jesús Fernández Suárez


Los conceptos jurídicos fundamentales son instrumentos o herramientas imprescindibles para el
estudio y la práctica del derecho… son, además la base teórica para la construcción de muchos
otros conceptos. Su carácter básico hace que puedan ser empleados en casi todas las explicaciones
que se desarrollan en las distintas ramas del derecho; de ahí que se distinguían de expresiones que
tienen un uso restringido, tales como hipoteca, matrimonio, quiebra, etcétera (1997: 177).

El autor nos dice… Rafael Rojina Villegas


Los conceptos jurídicos fundamentales son aquellos que “intervienen como elementos constantes y
necesarios en toda relación jurídica, es decir, en toda forma de conducta jurídica que se produce
por la aplicación de la norma de derecho a los casos concretos” (1982: 123).
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

El autor nos dice… Jaime Cárdenas Gracia


Los conceptos jurídicos fundamentales forman un sistema en el que algunos términos son
primitivos (básicos), puesto que no se definen por ninguno de los restantes, mientras que los demás
son derivados, ya que su definición aparece, directa o indirectamente, algunas de las expresiones
(2016: 191).

La definición de Jaime Cárdenas Gracia nos permite identificar tres tipos de conceptos jurídicos:

Conceptos jurídicos generales

Ubicaremos aquí a los conceptos deónticos, también denominados “operadores deónticos”. Su función
principal es establecer la modalidad de la conducta regulada por el derecho, ya sea en acción u omisión.
Es general porque se utiliza en todas las áreas del derecho.

Los conceptos jurídicos generales son cuatro: prohibiciones, permisiones, obligaciones, y potestades.
Fuera de estas cuatro formas de conductas no existen otras.

Conceptos jurídicos fundamentales


Son conceptos básicos, indispensables y universales para el derecho, que permiten crear todo un sistema
jurídico eficaz, válido, compatible, y pleno, por lo que también son el fundamento de los conceptos
jurídicos derivados. Este tipo de conceptos, se dividen en dos:

a) Categorías jurídicas formales: Dentro de este tipo de categoría se encuentran a la facultad


jurídica, deber jurídico, sanción e ilícito.
b) Categorías jurídicas materiales: Dentro de este tipo de categorías se encuentran a la persona,
justicia, bien común, seguridad jurídica.
Estos conceptos jurídicos fundamentales permiten la celebración de actos jurídicos, y sobre todo vincula
efectos jurídicos a los hechos jurídicos. Poseen una órbita de aplicación que excede el campo particular
de las distintas disciplinas dogmáticas como el derecho civil, comercial, procesal, etcétera (Hohfeld,
2009: 8).

Conceptos jurídicos derivados (especializados)


Son conceptos que se utilizan para aludir a las situaciones específicas de que se ocupan las diversas áreas
del derecho. A manera de ejemplo se enlistan los siguientes conceptos jurídicos derivados: prenda,
hipoteca, heredero universal, obligación solidaria, responsabilidad civil contractual, responsabilidad civil
extracontractual, aval, fiador, subrogación, causa de justificación, elemento objetivo del delito, delito
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales
instantáneo, dolo, culpa, Instantáneo, resultado formal, resultado material, tercería incluyente de
dominio, poder notarial, mandato judicial, derecho real, derecho personal, entre otras.

Categorías jurídicas

Las categorías fundamentales son como las células de un ser vivo, son necesarias para la existencia del
ser vivo, en nuestro caso, son necesarias para la existencia de un sistema jurídico.

Ahora bien, el lenguaje jurídico es substancialmente una parte del lenguaje normal utilizado en la
sociedad. Ese lenguaje se usa para interactuar con las personas, ya sea para celebrar actos jurídicos, o
para vincular efectos jurídicos con ciertos hechos que son considerados como jurídicos. Para poder lograr
tal interacción se utilizan a las categorías jurídicas fundamentales.

¡Importante!
Retomando la idea del paralelismo (comparación) entre un ser vivo con el derecho, las categorías
formales son la unidad base existente en todas las áreas del derecho, pero esas unidades base tienen
dos funciones, la primera será dotar de estructura lógica (categorías jurídicas formales), y la segundas,
darle el contenido a esa estructura lógica (categorías jurídicas materiales), para que, a partir de ello, se
genere un sistema jurídico.

Realizando otro paralelismo, el huevo se compone por dos elementos: el cascaron, que representa la
estructura; y la clara con la yema, que representa el contenido. Lo mismo sucede con el derecho, se
compone por dos tipos de categorías: las formales, que representan su estructura lógica; y los
materiales, que representan su contenido.

DIRIGIRSE A LA PLATAFORMA PARA VER EL MENÚ INTERACTIVO APARTADO 5


Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

Para saber más...


Para profundizar en el estudio de los conceptos jurídicos fundamentales es recomendable que lea los
siguientes materiales:

 Capítulo Séptimo. “Conceptos jurídicos fundamentales y la división tradicional de la dogmática


jurídica” del libro Introducción al estudio del derecho de Jaime Cárdenas Gracia, pp. 191-218.
 Conceptos jurídicos fundamentales de José Manuel Lastra Lastra, pp. 399-420.

A lo largo de esta unidad ha podido comparar distintos enfoques, ya que, según algunos juristas, los conceptos
jurídicos fundamentales son tres o cuatro, pero hay otros que reconocen como tales a más de quince.

Los conceptos jurídicos fundamentales son categorías abstractas que necesariamente forman parte de las
relaciones jurídicas. A continuación, para complementar lo que hasta ahora ha estudiado, se le presenta una
relación de los principales que reconoce la doctrina jurídica, así como su breve definición.

DIRIGIRSE A LA PLATAFORMA PARA VER EL MENÚ INTERACTIVO APARTADO 6


Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

Es apasionante el mundo jurídico, y los conceptos jurídicos fundamentales son una muestra de ello. La
forma en como la humanidad se organiza e inventa formas de regulación de conductas efectivas, sus
estructuras lógicas, y el contenido del que se les dota. En las siguientes unidades profundizará más en el
estudio y análisis del Derecho.
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 3. Conceptos jurídicos fundamentales

Bibliografía

 Albaladejo, Manuel, Compendio de derecho civil, 3.ª ed., Barcelona, Bosch, 1976.
 Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho,, México, McGraw Hill, 1995.
 Del Vecchio, Giorgio, Supuestos, concepto y principios del Derecho, trad. De Cristóbal Masso
Escofet, Barcelona, Bosch, 1962.
 García Máynez, Eduardo, Introducción al Estudio del Derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
 Hart, H.L.A., El concepto de derecho, trad. de Genaro R. Carrió, Editora Nacional, 1980.
 Hervada, Javier, Introducción crítica al derecho natural, 2.ª ed., México, Editora de Revistas, 1988.
 Hohfeld, W.N., Conceptos jurídicos fundamentales, trad. de Genaro R. Carrió, 2009, México,
Fontamara, S.A.
 Kelsen, Hans, Teoría Pura del Derecho, 15.ª ed., México, Porrúa, 2007.
 Martínez Roldán, Luis y Fernández Suarez, Jesús A.,Curso de teoría del derecho, Barcelona, Ariel,
1997.
 Olivecrona, Karl, Lenguaje Jurídico y realidad, 10.ª ed., trad. Ernesto Garzón Valdés, México,
Fontamara, S.A., 2013.
 Rojina Villegas, Rafael, Introducción al Estudio del Derecho, 2.ª ed., Porrúa, México, 1982.
 Von Ihering, Rudolf El fin en el Derecho, trad. de L. Rodríguez, Buenos Aires, Atalaya, 1946, t. II.

Documentos publicados en Internet

 BBC, “4 pasos para aprender todo lo que quieras recomendados por el Nobel de Física Richard
Feynman”, 10 de julio de 2016, disponible en: https://bbc.in/2TNm0z5, consulta 26/11/2018.
 Cárdenas Gracia, Jaime, “Introducción al estudio del derecho”, México, IIJ-UNAM/Nostra
Ediciones S.A. de C.V., 2016, disponible en: https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 05/03/2018.
 Lastra Lastra, José Manuel, “Conceptos jurídicos fundamentales”, en Liber ad honorem Sergio
García Ramírez, México, UNAM/IIJ, 1998, t. I, disponible en: https://bit.ly/2SMQxM3, consulta:
06/02/2019.
 Ponce Esteban, María Enriqueta, “Los conceptos de justicia y derecho en Kant, Kelsen, Hart,
Rawls, Habermas, Dworkin y Alexy”, IIJ-UNAM, disponible enhttps://bit.ly/2FL2Khd, consulta:
05/01/2019.
 Schultze, Rainer-Olaf, “El bien común”, en Sánchez de la Barquera y Arroyo (ed.), Fundamentos,
teoría e ideas, México, UNAM/IIJ, 2016, vol. I, disponible en: https://bit.ly/2LnC8WJ, consulta:
05/03/2019

Sitio electrónico

 RAE, Diccionario de la Lengua Española, http://dle.rae.es/?id=DgIqVCc


Clasificación del Derecho

Introducción

Estimados y estimadas estudiantes, damos inicio a la unidad 4, en la cual se estudiarán temas


estructurales en la formación del profesional en Derecho como lo son el derecho natural, el derecho
vigente, el derecho positivo, el derecho objetivo, el derecho subjetivo, el derecho adjetivo, el
sustantivo y las tres grandes divisiones del derecho como lo son el derecho público, privado y social,
adentrándonos de igual forma al análisis del derecho legislado, el derecho escrito y el
consuetudinario. Asimismo, se observarán los elementos fundamentales del derecho federal, del
derecho estatal y del derecho municipal.

A lo largo de la unidad podrá conocer las formas de aproximación a cada rama del derecho y
desarrollar un grado de conocimiento que le permita cimentar su criterio jurídico. Esto es debido a
que cada una de las ramas del derecho anteriormente señaladas, las cuales son abordadas por
diversos autores, son fundamentales para entender el universo jurídico. Al estudiar las mismas, podrá
observar las relaciones que guarda cada una de ellas, como interactúan en la vida jurídica, en qué
casos se aplican y para qué sirven.

Es importante señalar que en nuestro país el derecho día a día se transforma, la ruptura de
paradigmas y los constantes cambios obligan al profesional del derecho a mantenerse actualizado.
Al ser usted estudiante de la Máxima casa de estudios y de la Facultad de Derecho de la UNAM, se
tiene el compromiso de buscar en todo momento la excelencia. Es por ello por lo que los temas que
se estudian en la presente unidad resultan fundamentales para el entendimiento de la constitución
de las ramas del derecho a analizar, así como los cambios que presentan en la actualidad.

Es importante reiterar que el grado de aprendizaje de los temas estudiados es proporcional al nivel
que podrá desarrollar como abogado o abogada, es por ello por lo que se le pide realizar su mejor
esfuerzo para adquirir el mayor conocimiento.

¡Bienvenidos y bienvenidas!

Objetivo particular

El alumnado identificará las distintas clasificaciones en las que se divide el estudio del Derecho y la
importancia de cada una de ellas.

Temario
Unidad 4. Clasificación del Derecho

• 4.1. Derecho natural, derecho vigente y derecho positivo


• 4.2. Derecho objetivo y derecho subjetivo
• 4.3. Derecho adjetivo y derecho sustantivo
• 4.4. Derecho público, derecho privado y derecho social
• 4.5. Derecho legislado, derecho escrito y derecho consuetudinario
• 4.6. Derecho federal, derecho estatal y derecho municipal
• 4.7. Otras acepciones importantes del derecho

Creando conciencia

Derecho consuetudinario indígena

En México, la costumbre es fuente secundaria de derecho, pues depende de su


reconocimiento para volverse obligatoria.

Pero ¿qué pasa con los múltiples usos y costumbres de los pueblos indígenas que no
han sido reconocidos por la autoridad? ¿Cree usted que esto coloca al llamado
“derecho indígena” en una posición de subordinación ante el derecho positivo? ¿Qué
acciones se podrían llevar a cabo para contrarrestar esto? Comente y debata al
respecto con su grupo en el siguiente foro de debate (este foro no forma parte de su
calificación).

Le recomendamos revise el texto “33. ¿Qué se entiende por derecho indígena,


derecho consuetudinario, usos y costumbres, costumbre jurídica y sistemas
normativos locales?”.

Derecho natural, derecho positivo y derecho vigente

Para iniciar con esta clasificación, es importante partir de la propuesta hecha por Eduardo García
Máynez, a fin de que comprenda mejor el origen del derecho positivo y su distinción con el vigente.
Dicho autor en su teoría de tres círculos busca dos objetivos principales (2005: 44 y 45):
DERECHO NATURAL.-
Este tipo de derecho se identifica como el derecho intrínsecamente válido, porque su validez es
absoluta, existe per se (por sí mismo), con independencia del ser humano, por lo que no necesita el
reconocimiento de la autoridad soberana (el Estado).

DERECHO POSITIVO.-
Es el derecho formalmente válido y positivo, pues es creado o reconocido por la autoridad soberana.

DERECHO EFICAZ.-
Este tipo de derecho está relacionado con la facticidad, la cual tiene que ver con que el derecho goza
de mayor o menor eficacia.

En esta propuesta de clasificación es evidente que García Máynez establece que el derecho no es un
fenómeno unidimensional, sino que en él convergen las dimensiones: fáctica, normativa y axiológica.

Ahora bien, profundizando en el tema, es importante que sepa que una de las formas de entender
al derecho natural es como un derecho divino; es decir, las leyes humanas debían sujetarse a
una justicia superior.

De cierta manera, toda teoría del derecho natural debía reducirse a una referencia a Dios como
creador de la naturaleza; así todo orden natural que no se funde en la voluntad divina, caería
necesariamente en el desorden y en el predominio de las personas más fuertes.

Por otro lado, hay corrientes que afirman que el derecho natural puede ser abordado como el
concepto de un derecho originario; principios de justicia existentes antes de un proceso de
positividad; transición que va siendo alimentada por la historia y las circunstancias que la rodean en
una sociedad y tiempo determinados.

Con los aportes de Aristóteles se modifica la idea de que el derecho natural es un orden divino, ya
que concebía al ser humano como parte de la naturaleza, pero con la facultad distintiva de la razón
que le hacía algo especial en el orden general de las cosas y le daba una preeminencia particular. Este
reconocimiento de la razón humana, al mismo tiempo como parte de la naturaleza, pero con
capacidad para volición, discernimiento e invención, formó la base de la concepción estoica de la ley
natural. Quienes seguían esta concepción decían que el ser humano vive de manera natural, si vive
de acuerdo a la razón.

Luego entonces, de acuerdo con Carlos Santiago Nino (1984: 24), existen dos tesis filosóficas que se
han desarrollado en torno al derecho natural (iusnaturalismo):

Hay principios que determinan la justicia de las instituciones sociales y establecen parámetros de
virtud personal que son universalmente válidos, asequibles a la razón humana, cuya validez no
depende del reconocimiento efectivo de ciertos órganos o individuos.

Los sistemas o las normas jurídicas, aun creadas e impuestas por el poder estatal, no podrán ser
clasificados como derecho, si no satisfacen los principios aludidos en la tesis anterior (a).

Como puede advertir, el derecho natural se basa sobre principios universales, totales, permanentes,
inmutables, que pueden ser deducidos de la razón, y que por lo mismo existen con independencia del
hombre –existen per se–.

Algunas de las características principales de la corriente iusnaturalista son las siguientes:

El autor nos dice...


Jaime Cárdenas Gracia

Menciona que la concepción iusnaturalista, en términos generales, sostiene: a) una tesis de filosofía
ética que sostiene que hay principios morales y de justicia universalmente válidos y asequibles a la
razón humana; b) una tesis acerca de la definición del concepto de derecho, según la cual un sistema
normativo o una norma no pueden ser calificadas de “Jurídicas” si contradicen aquellos principios
morales o de justicia (2010: 45).
En el caso del derecho positivo en muchas ocasiones los grupos que se encuentran instaurados en el
poder político crean leyes que atentan contra la naturaleza del ser humano, atentando contra él
mismo, como el caso del sistema jurídico positivista Nazi.

A diferencia del positivismo jurídico que no reconoce al iusnaturalismo, el iusnaturalismo sí reconoce


al derecho positivo, sin embargo, establece que para que sea verdaderamente eficaz el derecho
positivo se debe constreñir a los lineamientos del derecho natural, es decir sólo lo reconoce cuando
responde a los derechos naturales, más no cuando se aleja de ellos. El derecho positivo no reconoce
al iusnaturalismo como ya se mencionó, pues el derecho positivo se somete a las formalidades de las
autoridades políticas, mientras que el iusnaturalismo brota de la naturaleza del ser humano.

Por otro lado, hablar de derecho positivo es abordar el iuspositivismo, y consecuentemente, del
positivismo. Con base en esta corriente de pensamiento, el derecho puede ser objeto de una ciencia
(Correas, 2006: 106), y por lo mismo, el tema principal consiste en definir su objeto de estudio; de
aquí que existan diversas teorías que responden a la pregunta ¿qué es el derecho? Por ello, el
siguiente paso es definir al derecho positivo. Para John Austin, es…

Definamos...
Derecho positivo

“Es el mandato dictado por el soberano bajo la amenaza de una sanción, adquiriendo así el carácter
de institucional que lo caracteriza de otros órdenes normativos” (Austin, 1861: 5).

Con base en esta definición es posible afirmar que el derecho positivo se refiere a las normas jurídicas
creadas mediante un proceso legislativo, cuya característica principal es su carácter coactivo.
Es así como, para la teoría positivista, el derecho es un conjunto de normas jurídicas de cumplimiento
obligatorio establecidas por el Estado en el ejercicio del poder soberano que es esquematizado de la
siguiente manera:

De esta forma, el derecho positivo que rige en un momento histórico determinado recibe el nombre
de derecho vigente (Álvarez, 1995: 69), debido a que es creado mediante un proceso de producción
de normas jurídicas ante una autoridad soberana; de aquí que se haga obligatoria su observancia.

Lo cual nos lleva al concepto de derecho eficaz, que se refiere a la obediencia del derecho; por eso se
afirma que está relacionada con el mayor o menor grado que goza del derecho de eficacia, es decir,
de obediencia.

Para estudiar más sobre el tema de obediencia del derecho, vamos a utilizar la tesis del Mario I.
Álvarez Ledesma (1995: 409), pues de esta forma es posible establecer dos tipos de obligaciones:
Ahora bien, cuando una norma jurídica haya sido producida conforme a un procedimiento legislativo,
implica necesariamente que debe ser obedecida, y por lo tanto está provista de eficacia.

Si el contenido de esa norma jurídica no coincide con la moral individual o crítica, no significa que el
derecho pierda su eficacia, pues la misma puede imponerse aun en contra de la voluntad de las
personas. Debe decirse que cualquier inobservancia a una norma jurídica trae una sanción, tal y como
sostiene John Austin.
En conclusión, el derecho natural es un derecho intrínsecamente valido, que existe aparejado a la
naturaleza del ser humano; el derecho vigente se refiere al derecho positivo con plena validez
temporal; y el derecho efectivo es el grado de obediencia que tiene el derecho.
Con las diferencias anteriormente señaladas se puede observar las distintas formas que puede
adoptar el derecho.

Derecho objetivo y derecho subjetivo

Una de las clasificaciones más importantes está relacionada con la función del derecho dentro de un
ordenamiento jurídico (ley, código, reglamento, etcétera), ya que este criterio nos permite
diferenciar entre derecho objetivo y derecho subjetivo.

Definamos...
Derecho objetivo Derecho subjetivo
Conjunto de normas jurídicas que componen al “Conjunto de normas [...] que puede usarse para
sistema de derecho en México (Álvarez, 1995: designar tanto un precepto aislado como un
68). conjunto de normas, o incluso todo un sistema
jurídico. Decimos, verbigracia, derecho
sucesorio, derecho alemán, derecho italiano”
(García, 2005: 36).

El uso del concepto de derecho objetivo lo encontramos en el siguiente ejemplo:

El derecho objetivo mexicano establece en la Constitución Federal un sistema democrático. En esta


oración podemos advertir que el derecho objetivo se refiere al conjunto de normas jurídicas que
regulan al sistema democrático mexicano.

Por ello, Villoro Toranzo sostiene que el derecho objetivo es un sistema de normas que rige
obligatoriamente la vida humana en sociedad (1997: 7).

Entonces, para nosotros el derecho objetivo es una norma o conjunto de normas jurídicas, que
permiten, prohíben u obligan una conducta y, en su caso, definen figuras jurídicas, dentro de un país
en un tiempo determinado.

Por su parte, el derecho subjetivo es una función del derecho objetivo. Es el permiso derivado de la
norma (García, 2005: 36). En términos más prácticos, el derecho subjetivo es la facultad atribuida por
la noma del derecho objetivo (Álvarez, 1995: 67).

Por ejemplo...
Un ejemplo claro de los conceptos señalados es el derecho que las personas tienen a manifestarse y
ejercer la libertad de expresión (derecho subjetivo). Atribución que cuenta con sus límites y debe ser
ejercida dentro de un marco de respeto y apego a la norma que regula el ejercicio de tal facultad
(derecho objetivo).

Ahora bien, resulta importante saber que recibe el nombre de derecho subjetivo porque se refiere
al sujeto, a la persona, a la que se otorga la facultad que le confiere la norma jurídica (derecho
objetivo) (Álvarez, 1995: 67).

En este momento ya sabemos qué es el derecho objetivo y qué es el derecho subjetivo, por lo que
estamos en condiciones de profundizar en el tema. Para conseguir este objetivo, vamos a citar a
Eduardo García Máynez (2005: 37), quien trata el problema sobre orden temporal del derecho
objetivo y subjetivo; esto es, determinar qué derecho es primero, si el objetivo o el subjetivo,
problema que se encuentra mal planteado, porque no es cuestión de temporalidad, ya que ambos
conceptos se autoimplican, puesto que no hay derecho objetivo que no conceda facultades, ni
derechos subjetivos que no dependan de una norma; esto es, si existe la norma, existirá la facultad.

Vea el video “Derecho objetivo y subjetivo” y reflexione si puede existir el derecho subjetivo sin el
objetivo.

En conclusión:

El derecho objetivo
Se refiere al derecho
como norma, y

El derecho subjetivo
Se refiere a la facultad
derivada de una
norma (Pereznieto,
1998: 97).
Derecho adjetivo y derecho sustantivo

Desde el punto de vista procesal, podemos dividir al derecho en sustantivo y adjetivo pues sus
normas cumplen con dos funciones:

• Sustantiva: Establecer obligaciones, facultades y deberes.


• Adjetiva: Establecer procedimientos para la aplicación del derecho.

Revisemos más a fondo esta clasificación.

Derecho sustantivo o material


Es todo aquel derecho que no tiene el carácter de procesal; es decir, las normas que establecen
derechos, obligaciones, facultades y deberes para las personas, previendo las sanciones
respectivas para el caso de incumplimiento.

Derecho adjetivo
Es el que tradicionalmente se ha utilizado para hacer referencia a las normas del derecho
procesal (Pina, 1985: 216). Es definido por Eduardo García Máynez como “el conjunto de reglas
destinadas a la aplicación de las normas del derecho a casos particulares ya sea con el fin de
esclarecer una situación jurídica dudosa, ya con el propósito de que los órganos jurisdiccionales
declaren la existencia de determinada obligación y, en caso necesario, ordenen que se haga
efectiva” (2005: 143).

El derecho adjetivo se compone del conjunto de normas que rigen la jurisdicción y los elementos
necesarios para su ejercicio (García, 2005: 144-145). Tanto García Máynez como Pereznieto Castro
sostienen que la mejor denominación para el derecho adjetivo es la de derecho instrumental, en lugar
de procesal.

Estos dos juristas sostienen que el derecho adjetivo es instrumental, debido a que a este derecho
también comprenden normas conflictuales o reglas de conflicto, que tienen como objeto guiar al
jurista o al juez respecto de cuál derecho será aplicable (Pereznieto, 1998: 99).
En conclusión:

El derecho sustantivo
Está compuesto por normas
que establecen derechos,
obligaciones, facultades y
deberes para las personas,
cuyo incumplimiento produce
una consecuencia jurídica, y

El derecho adjetivo
Está compuesto por normas
que indican los
procedimientos, y reglas de
conflicto para la solución de
controversias.

Derecho público, derecho privado y derecho social

Si utilizamos como criterio de clasificación las relaciones que regula el derecho, podemos
clasificarlas en derecho público, derecho privado y derecho social.

Es importante aclarar que se trata de un tema sumamente polémico, al grado de que Höllinger expone
en su obra El criterio de la oposición entre derecho privado y derecho público, 104 teorías y concluye
que ninguna de ellas es satisfactoria.

Tradicionalmente, el derecho se ha enseñado en las escuelas de los países cuyo sistema legal
pertenece a las familias jurídicas de tradición romano canónica, como un saber que se divide en dos
grandes grupos: el derecho público y el derecho privado. Lo anterior, siguiendo la clasificación que
deriva de la definición que Ulpiano hizo, a la que se le conoce como clásica o del del interés en juego.

Desde tiempos remotos, la división del derecho ha sido una de las tareas principales de las personas
dedicadas a esta ciencia. La manera en que desde entonces se organizaba el Imperio romano, las
atribuciones que tenían en su calidad de gobernantes, su organización y funciones, estaban
claramente delimitadas y separadas de aquellas normas dirigidas a la ciudadanía. Tal referencia es
importante, ya que nos dará un parámetro desde donde partir en el estudio y entendimiento del
porqué de la división del derecho.

Entonces, podemos resumir los problemas para realizar la distinción entre derecho público, privado
y social con las tres teorías más importantes que se han elaborado al respecto:

Interés en juego
Naturaleza en la relación
Tesis de Roguin
Interés en juego

Es una teoría elaborada por el jurista romano Ulpiano, para quien el derecho público es aquél que
atañe a la conservación de la cosa romana, y el derecho privado el que concierne a la utilidad de los
particulares. A esta teoría se le conoce con el nombre de teoría del interés del juego (García, 2005:
132).

Así, en toda norma jurídica subyace inherente un interés en juego, el cual, al preservar un beneficio
común para toda la sociedad, la convierte en norma de derecho público, y al ser exclusivo de cierto
particular o grupo de ellos en concreto, la conceptúa como derecho privado.

Esta teoría ha sido objeto de múltiples críticas y objeciones; podemos resumir que casi todas giran en
tomo a la subjetividad del concepto que se utiliza como criterio de distinción, ya que ambos intereses,
el público y el privado, coexisten inseparablemente en unidad dialéctica, por lo que no podemos
separarlos, toda vez que por un lado el interés público es la suma de los intereses privados, y por otro,
la protección del interés de un particular le concierne a toda la sociedad y a su organización política.

Naturaleza en la relación

Es la teoría más aceptada entre los juristas; consiste en sostener que el criterio diferencial entre los
derechos privado y público no debe buscarse en la índole de los intereses protegidos, sino en la
naturaleza de las relaciones que las normas de aquellos establecen (García, 2005: 134).

De esta forma, estamos en presencia del derecho privado cuando existe una relación de
coordinación, donde los sujetos que en ella (la relación) figuran, se encuentran en un plano de
igualdad, como es el caso de una compraventa celebrada entre particulares o entre un particular y
el Estado, cuando éste no interviene en su carácter de entidad soberana (Pereznieto, 1998: 99).

Asimismo, estamos ante la presencia del derecho público cuando existe una relación de
subordinación, donde las personas a quienes se aplica no son jurídicamente iguales; por ejemplo, la
celebración de un contrato de cualquier índole entre el Estado como ente soberano y un particular
(Pereznieto, 1998: 99).

De manera global, el derecho social inicia como una forma de derecho público, a partir de
los movimientos sociales, tales como laborales, agrarios y de seguridad social. En nuestro país se
surge a partir de la Constitución Política Federal de 1917.

Tesis de Roguin

Para este autor la calidad con que el Estado interviene en la relación jurídica puede determinarse
examinando si la actividad del órgano de que se trate se encuentra sujeta a una legislación especial o
a las leyes comunes. Si existe una legislación especial, establecida con el propósito de regular la
relación, ésta es de derecho público; si por el contrario el órgano estatal se somete a la legislación
ordinaria, la relación es de índole privada (García, 2005: 135).
En este máximo ordenamiento jurídico se establecen derechos relacionados con las condiciones
laborales, con la propiedad de las comunidades, de los ejidos, de la propiedad privada y propiedad de
la nación, así como los derechos de seguridad social. Asimismo, se han incluido normas jurídicas
relacionadas con la cultura (patrimonio cultural), y medio ambiente (patrimonio ecológico), siendo
éstas, la más reciente inclusión a esta área del derecho.

Su principal objetivo es establecer normas que busquen una igualdad entre las clases sociales, entre
las personas, y sobre todo, asegurar que las futuras generaciones cuenten con las mismas o mejores
condiciones sociales, culturales y de medio ambiente.

Ahora bien, es importante saber cuáles son las materias que comprende cada área del derecho, a fin
de que sepa anticipadamente qué tipo de relaciones regula, y en consecuencia, pueda elaborar
argumentos contundentes en su vida profesional. De esta forma tenemos:

Derecho legislado, derecho escrito y derecho consuetudinario

El derecho tiene diversas maneras de ser creado, representado y atendido. No siempre es un derecho
escrito en alguna norma; de igual forma, no siempre deriva de la misma fuente; por ello, en este
apartado estudiaremos la clasificación hecha con base en la fuente de la cual emana el derecho; esto
es, vamos a estudiar al derecho legislado y al derecho consuetudinario.

El derecho legislado es, en términos sencillos, el derecho creado por el Poder Legislativo, en conjunto
con el Poder Ejecutivo; es decir, se refiere al derecho que es elaborado por un órgano
específico dotado de la facultad para crear normas imperativas, generales y abstractas.

Para que el derecho pueda tener la característica de derecho escrito es menester que el o los
documentos en que aparezcan normas sean promulgados por la autoridad competente como
derecho del país (Pereznieto, 1998: 98).
En este sentido, el sistema jurídico mexicano, como el de la mayoría de los países de América Latina,
es escrito porque reconocen en la ley el carácter de fuente formal principal, dejando a la costumbre
como una fuente secundaria.

Por su parte, el derecho consuetudinario es el derecho que tiene su origen en la costumbre, en


la práctica reiterada de ciertas acciones a través del tiempo por un grupo determinado. Los usos y
costumbres de ciertos grupos sociales son un ejemplo de cómo el derecho consuetudinario adquiere
sustancia y que posteriormente es traducido en derecho positivo mediante la decisión de los
tribunales.

Así podemos hablar de un derecho consuetudinario estadounidense o británico, en la medida en que


es un derecho integrado por las costumbres y las decisiones de tribunales. Este derecho se
denomina common law. Su naturaleza es principalmente jurisprudencial y en sus orígenes, con una
base formada en la costumbre.

¿Sabías que...?
El sistema de cortes federales en los Estados Unidos de América tiene tres niveles principales: cortes
distritales (la corte de juicio); cortes de circuito, que son el primer nivel de la apelación; y la Suprema
Corte de los Estados Unidos, el último nivel de apelación en el sistema federal. Existen 94 cortes
distritales, 13 cortes de circuito y una Suprema Corte en todo el país (Universidad de San Diego-
Justice in México-Programa de OASIS, 2016: 1).

El derecho consuetudinario presenta, principalmente, dos problemas:

1. Nacional: Que está relacionado con las soluciones que brinda el derecho legislado y las
soluciones que brinda el derecho consuetudinario, pues suele suceder que ambas soluciones
pueden ser opuestas, resultando problemático determinar qué derecho debe aplicarse.

2. Internacional: Que está relacionado con la inmigración, la discriminación y la generación de


políticas afirmativas para las minorías étnicas y pueblos indígenas, tratando de cambiar sus
costumbres por una serie de reglas acordadas mediante tratados internacionales.

Por ejemplo...
Revise el video Derecho consuetudinario en el cual se ejemplifica este derecho; ponga especial
atención en los siguientes puntos:

• ¿Cuál es la conducta que da origen a la aplicación del derecho consuetudinario?


• ¿Qué decisión se tomó para solucionar el problema?
• ¿Quién tomó esa decisión?
• ¿Quién(es) ejecutaron la decisión tomada?
Derecho federal, derecho estatal y derecho municipal

Tomando como criterio de clasificación la organización política de nuestro país, podemos sostener
que existen tres tipos de derecho: derecho federal, derecho estatal y derecho municipal. Lo anterior,
debido a que México se encuentra organizado bajo la figura del federalismo.

El federalismo establece tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal. Tal división ha sido
diseñada con la finalidad de ordenar la administración del Estado, además de compartir derechos y
obligaciones. En otras palabras, se puede entender como un esquema de organización política basado
en tres figuras de autoridad que gozan de cierta autonomía, y coordinadas por una entidad central,
existiendo variedad en los esquemas federales alrededor del mundo, pero todos con una estructura
similar.

Derecho federal
Está formado por un conjunto de normas y leyes dictadas por el Congreso de la Unión, que
tienen vigencia en todo el territorio.
Derecho estatal
Conjunto de normas y leyes aplicables en un territorio determinado. Los estados, por mandato
constitucional, tienen la facultad de crear su propia legislación, sin que ésta invada la competencia y
atribuciones reservadas para la Federación.
Derecho municipal
Conjunto de normas que se aplican en los municipios de los estados. Éstos cuentan con capacidad
jurídica para aplicar sus propias normas y gozan de cierta autonomía.

Otras acepciones importantes del Derecho

Otra corriente del derecho es el realismo jurídico mismo que ha implicado una confrontación entre
el deber ser establecido por la norma y lo que es. Por ello observa al derecho como algo dinámico más
no estático. Es así como el realismo jurídico, cuyo principal exponente para muchos ha sido el
destacado jurista Alf Ross, ha sido influencia en diversas escuelas constructivistas a nivel mundial y
en específico en Estados Unidos de Norteamérica con los denominados Critical Legal Studies que es la
corriente referente a la crítica de la indeterminación del derecho y en la investigación de la función
como ideológico legitimador.

Es importante señalar las principales diferencias entre el positivismo jurídico, el iusnaturalismo y el


realismo jurídico, para ello se presenta el siguiente cuadro:
Con lo anterior se observan los elementos generales de cada corriente jurídica. Con el análisis de las
características específicas de cada corriente podemos entender la forma en la que opera cada una de
ellas y las razones que fundamentan su existencia, cerrando con el análisis abordado en la presente
unidad para dar paso a los ejercicios de aprendizaje.

Fuentes de consulta:

Bibliografía

• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho,, México, McGraw Hill, 1995.
• Austin, John, The province of jurisprudence determined, 2.ª ed., Londres, Dumond, 1861.
• Cárdenas Gracia, Jaime, La argumentación como derecho, México, UNAM, 2010.
• Correas, Óscar, Metodología jurídica II. Los saberes y las prácticas de los abogados, México,
Fontamara, 2006.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al estudio del derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
• Pereznieto Castro, Leonel, Introducción al estudio del derecho, México, Harla, 1998.
• Pina Vara, Rafael de, , Diccionario de derecho, 38.ª ed., México, Porrúa, 1985.
• Santiago Nino, Carlos, Introducción al análisis del derecho, 3.ª ed., Barcelona, Ariel, 1987.
• Villoro Toranzo, Miguel, Introducción al estudio del derecho, 6.ª ed., México, Porrúa, 1994.

Legislación

• Tribunal Superior de Justicia para el Distrito Federal, Ley de Justicia Alternativa del Tribunal
Superior de Justicia para el Distrito Federal, última reforma publicada 20/08/2015, disponible
en http://bit.ly/2ncFf5Y, consulta: 25/01/2018.
Documento publicado en Internet

• Zolla, Carlos y Zolla Márquez, Emiliano, “Los pueblos indígenas de México, 100 preguntas”,
México, UNAM, 2004, disponible en https://bit.ly/2DzT0Uv, consulta: 13/02/2019.

Audiovisuales

• García, Marlon, Derecho consuetudinario, [archivo de video], disponible


en https://bit.ly/2QXwgX8, consulta: 11/02/2019.
• Ius nexus, Derecho objetivo y subjetivo (Eduardo García Máynez), [archivo de video], disponible
en https://bit.ly/2SRbANR, consulta: 13/02/2019.
Licenciatura en Derecho
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 5. Derecho y normas

Derecho y normas

Introducción

Cuando hablamos de normas nos referimos al mundo del deber ser, es decir, a reglas de comportamiento
que, en conjunto, se le denominan órdenes normativos, también denominados complejos normativos.
Se definen como el conjunto de reglas que regulan el comportamiento del ser humano, a fin de asegurar
la convivencia social, en un tiempo y lugar determinado.

Lo anterior significa que en la sociedad conviven simultáneamente diferentes tipos de órdenes


normativos, como la moral, la religión, los convencionalismos sociales, y el derecho. Es precisamente
éste último, el que está compuesto no sólo por normas, sino además por otras entidades jurídicas tales
como reglas, leyes, y principios.

Hemos estudiado los diferentes problemas que existen para definir al derecho, dentro de los cuales se
encuentra la polisemia de la palabra “derecho”, y es precisamente, lo anterior lo que permite que en la
sociedad se use indistintamente las palabras “regla”, “norma”, “ley”, “principio” como sinónimos. Ahora
entonces, resulta importante para nosotros no cometer el mismo error.

Es cierto que existen semejanzas entre los órdenes normativos, pero no debemos confundirlas, saber
distinguirlas entre cada una de ellas nos permitirá ser mejores profesionales del derecho. En atención a
lo anterior, en esta unidad nos proponemos el objetivo de distinguir a las normas jurídicas de otras
normas, señalando su concepto, elementos, características y clasificación.

Objetivo particular

El alumnado ubicará la tipología normativa con el fin de distinguir las normas jurídicas de otras normas,
señalando su concepto, elementos, características y clasificación.Temario

Unidad 5. Derecho y normas

• 5.1. Normas y otras entidades jurídicas


o 5.1.1. Ley, regla, principio y norma
• 5.2. Normas y normas jurídicas
o 5.2.1. El mundo del deber ser y diversos órdenes normativos
o 5.2.2. Criterios de distinción entre los diversos órdenes normativos

1
▪ 5.2.2.1. Conducta regulada
▪ 5.2.2.2. Autonomía y heteronomía
▪ 5.2.2.3. Unilateralidad y bilateralidad
▪ 5.2.2.4. Incoercibilidad y coercibilidad
▪ 5.2.2.5. Sanción
▪ 5.2.2.6. Sujetos a quienes regulan
▪ 5.2.2.7. Los fines perseguidos
▪ 5.2.2.8. Institucionalidad
• 5.3. Normas jurídicas
o 5.3.1. Concepto
o 5.3.2. Elementos
o 5.3.3. Clasificación

2
Creando conciencia

Los derechos humanos en la época medieval

Durante la época medieval existió un derecho natural cuyo fundamento es la Divinidad, bajo esta
postura, será Derecho lo que la Divinidad ordene.

Debido a que no todas las personas pueden tener contacto con la divinidad, es la clase sacerdotal la que
sí puede, esto explica porque la religión católica adquirió mucho poder durante la época medieval, e
incluso esta fundamentación justifica la existencia de la Santa Inquisición.

La Santa Inquisición fue el órgano de justicia encargado de imponer el orden establecido por la Divinidad,
es por ello, que nadie podía cuestionarlos. Por otra parte, el problema que presentaban los derechos
humanos en la época medieval era el concepto de persona. Pues sólo eran consideradas como personas
a los sujetos de religión católica, y los demás eran considerados como salvajes.

Luego entonces, si son salvajes se pueden conquistar, y colonizar sus tierras, pues tienen el poder divino
a su favor.

¿Considera que en la actualidad existe el uso de la religión como imposición?

Usted no debe olvidar que todos somos seres vivos, entonces, todos debemos colaborar mutuamente
para vivir en armonía.

Todos tenemos los mismos derechos.

Normas y otras entidades jurídicas


Como señala Leonel Pereznieto (1998: 80), el derecho se define como un conjunto de normas jurídicas
que contienen facultades, que imponen deberes y que otorgan derechos a fin de establecer las bases
de convivencia social y cuyo fin es dotar a todos los miembros de la sociedad de los mínimos de
seguridad, igualdad, libertad y justica, con la característica principal de ser coactivas, es decir, que se
pueden imponer aun en contra de la voluntad.

La definición de Pereznieto nos permite identificar que el orden normativo jurídico está compuesto por
cuatro entidades jurídicas: leyes, reglas, principios y normas. Luego entonces, como primer paso para
comprender mejor las características de cada orden normativo, es importante saber el significado de las
palabras norma jurídica, ley, regla, y principio, ya que, dentro de cada ordenamiento jurídico, todas
coexisten.

3
Ley, regla, principio y norma

Ley
Por ejemplo...
Ley

• Norma jurídica obligatoria y general dictada por legítimo poder para regular la conducta de los
hombres o para establecer los órganos necesarios para el cumplimiento de sus fines (De Pina y
De Pina Vara, 1985: 335).
• Regla jurídica, debido a que es creada por autoridad competente, y es obligatoria por la misma
circunstancia […] es general y rige la conducta de los hombres en sociedad (Pereznieto, 1998:
81).

Ambos autores coinciden en sostener que una ley regula la conducta de las personas, sin embargo,
siendo más exhaustivos en la definición, podemos sostener que el término ley se refiere, propiamente, a
un solo cuerpo normativo jurídico, y como un solo ente, una Ley está compuesta por diversas normas
jurídicas, reglas y principios, que regulan el comportamiento de las personas, en cierta materia o área
del Derecho.

Por ejemplo...
Materia penal

Su campo de acción son los hechos ilícitos considerados como delitos, pero debido a la gran velocidad
en la que la sociedad cambia, el Código Penal Federal es insuficiente para prever todas las conductas que
serán consideradas como delitos. En virtud de lo anterior, se crean leyes específicas para solucionar el
problema así, por ejemplo, tenemos a la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, cuyo objetivo
es establecer las reglas para la investigación, persecución, procesamiento, sanción y ejecución de las
penas, por los delitos cometidos por alguna persona perteneciente a la delincuencia organizada.

Por ejemplo...
Derecho privado

La Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito, cuyo objetivo principal es regular los títulos de
crédito, desde su emisión, expedición, endoso, aval o aceptación y las demás operaciones que en ellos
se consignen, al igual que en materia penal u otra área del derecho, en este ordenamiento jurídico se
establecen normas, reglas, y principios.

4
Regla
La palabra regla proviene del vocablo latín regŭla, y es utilizada para diferentes situaciones.

A nosotros nos interesan las definiciones que tienen que ver con la acción humana, puesto que
nuestro objeto de estudio es el derecho. En este sentido, retomando las definiciones del Diccionario de
la Real Academia Española, una regla es:

• Aquello que ha de cumplirse por estar convenido en una colectividad.


• Conjunto de preceptos fundamentales que debe observar una orden religiosa.
• Modo establecido de ejecutar algo.
• Modo establecido de ejecutar algo.
• En sentido moral, razón a que han de ajustarse las decisiones y las acciones.
• En sentido moral, moderación, templanza, medida.

Bajo esta tesitura, una regla tiene el objetivo de regular el comportamiento de las personas, ya sea como
guía, para la toma decisiones, o como un mandato.

Definamos...
Regla

• Es una proposición práctica perteneciente a un ámbito óntico-práctico (Robles, 1988: 116). Es


decir, la regla es un supuesto fáctico que se cumple, ya que si fuera deóntico-práctico la
regla debe ser un supuesto fáctico que debe cumplirse.

• Cualquier proposición prescriptiva. Este término es generalísimo y entiende los conceptos más
limitados de norma, máxima y ley (Abbagnano, 1998: 840).

Para García Máynez (2005: 4), la regla de comportamiento cuyo cumplimiento es potestativo (que no es
de cumplimiento obligatorio), recibe el nombre de regla técnica.

Con base en lo anterior, podemos afirmar que una regla es un mandato prescriptivo, que permite,
prohíbe, u obliga una conducta, misma que puede consistir en una conducta de hacer o no hacer, en
realizar o no una actividad.

Es un mandato porque se refiere a una orden, que es dada por alguien que tiene autoridad para emitirla,
pudiendo ser de naturaleza divina o humana; es prescriptiva porque una regla establece una
determinada forma de comportamiento.

Este mandato prescriptivo puede establecer una conducta permitida, prohibida u obligatoria. Aclarando
que, de acuerdo con el principio lógico de no contradicción, una regla sólo debe utilizar un operador
deóntico (prohibir, permitir u obligar), es decir, o bien permite o no una conducta; obliga o no a realizar
una conducta; o en su caso, prohíbe o no una conducta. De esta forma, ya en materia de Derecho, una

5
regla se ve materializada en una norma jurídica que siempre establecerá una prohibición, permisión u
obligación, de realizar una conducta de hacer o no hacer, o de ejecutar una actividad o no.

Principio
Robert Alexy (1997: 86) sostiene que los principios son mandatos de optimización, caracterizados por el
hecho de que pueden ser cumplidos en diferente grado.

El jurista Juan Manuel Romero Martínez (2017: 49-50) describe a los principios de la siguiente forma:

En cuanto a sus cualidades: Se constituyen como pautas no definitivas; es decir, orientadoras. Su elemento identificativo
es su peso o relevancia para cada caso judicial; en cuanto a sus caracteres, es abierto porque no se fijan como tales
supuestos de hecho conectados con una consecuencia jurídica. Así, no se puede conocer a priori la forma de aplicación
de éstos; en cuanto a su esquema de cumplimiento, desarrollan un cumplimiento cambiante; esto es, es susceptible de
cumplirse de forma variable, dependiendo del contexto particular; en cuanto a su forma de resolución del conflicto o
colisión, se resuelve mediante la operación de ponderación, lo que no significa que uno de los principios tenga que ser
expulsado del sistema jurídico, sino que sólo es inaplicado para el caso en concreto.

Por su parte, el jurista Jaime Cárdenas Gracia (2016: 111-112) sostiene que es posible identificar a un principio
por cinco variables:

6
7
8
Tomando en consideración toda la información anterior, podemos señalar que un principio es
un mandato de optimización de un derecho subjetivo, cuya función principal es orientar las decisiones
que resolverán los conflictos que se planteen ante las diversas autoridades de impartición de justicia,
sean estas administrativas, legislativas o judiciales.

Norma
Ahora sabemos que una regla es un mandato prescriptivo, y en virtud de ello, podemos sostener que
todos los órdenes normativos se componen de reglas, pues se encargan de regular el comportamiento
de las personas.

Ahora la cuestión a dilucidar es saber si los órdenes normativos están compuestos por normas. Ante esta
situación, cabe precisar que ya hemos utilizado el término “norma”, para referirnos a los órdenes
normativos, dando una conclusión anticipada. Por ello, nuestro objetivo inmediato es saber si los
órdenes normativos, también, están compuestos por normas.

Para conseguirlo utilizaremos la tesis de García Máynez (2005: 4), quien sostiene que el
término norma se usa en dos sentidos:

9
Esta tesis es complementada por Villoro Toranzo (1966: 465), quien sostiene que una norma debe
ser general, esto es, que se debe dirigir a un número indeterminado de personas, y que la misma debe
haber sido emitida por quien tiene autoridad para regular la conducta.

Definamos...
En atención a lo anterior, podemos concluir que una norma jurídica es una regla de conducta, que
impone deberes o confiere derechos, cuyas características son que es general, coercitiva, bilateral,
exterior, heterónoma, y es emitida por una autoridad facultada para ello.

Dado que una norma es general y es emitida por una autoridad facultada para ello, es posible afirmar
que los órdenes normativos están compuestos de normas, debido a que todos ellos son generales, y son
emitidos por un tercero, cuya característica principal es su autoridad suprema sobre todas las personas
que deben cumplir con las normas emitidas.

Tanto las normas como las reglas son reglas de conducta, son mandatos prescriptivos, son generales y
son emitidos por una autoridad suprema facultada para ello; sin embargo, a diferencia de las reglas, las
normas son el instrumento mediante el cual funcionan los órdenes normativos, por eso es posible hablar
de normas jurídicas cuando se habla de Derecho; de normas morales cuando se habla de la Moral; de
normas religiosas cuando se habla de Religión; y de convencionalismos sociales cuando se habla de reglas
de trato social, pues toda norma es una regla.

Sin embargo, no toda regla es una norma ya que, retomando las definiciones aportadas por el Diccionario
de la Real Academia Española, la palabra regla se utiliza no sólo para hacer referencia al comportamiento
humano, sino para referirse a un instrumento, instrucciones, métodos, ley natural, proceso fisiológico
de la mujer, regla de lenguaje, o a una pauta de escritura. En cambio, la palabra norma sólo se utiliza
para aludir a una conducta humana. De aquí, que cuando se hable de Derecho se utiliza la palabra norma,
pues lleva implícito el significado.

A manera de conclusión, tenemos los siguientes conceptos clave:

Ley
Cuerpo normativo compuesto por reglas, principios, y normas jurídicas.
Regla
Mandato prescriptivo que permite, prohíbe, u obliga una conducta, que se hace consistir en una
conducta de hacer o no hacer, en realizar o no una actividad.
Principio
Es un mandato de optimización de un derecho subjetivo, cuya función principal es orientar las
decisiones que resolverán los conflictos que se planteen ante las diversas autoridades de impartición de
justicia, sean estas administrativas, legislativas o judiciales.

10
Norma
Regla de conducta que impone deberes o confiere derechos cuyo cumplimiento es obligatorio.

Normas y normas jurídicas

Hablar de humanidad es referirnos al hombre y a la mujer, considerados como especie, por lo que
presentan características que los diferencian de los demás seres de nuestro planeta, como las plantas,
animales, u objetos, entre las que destacan: capacidad de razonar, transformar objetos de la naturaleza
y vivir en sociedad.

De esas características debemos destacar la de vivir en sociedad, pues, como afirma Álvarez Ledesma
(2006: 6) el ser humano es un ser social por necesidad, por razones de supervivencia biológica. No
olvidemos que, en términos biológicos, podríamos decir que el ser humano es una de las especies más
débiles. En este sentido, el ser humano necesita de la sociedad para su supervivencia biológica, ya que,
como afirma Recaséns Siches (1991: 21), el ser humano requiere de una interpretación inicial del mundo
en que se halla y es incapaz de satisfacer por sí mismo todas sus necesidades.

Lo que nos permite afirmar que la explicación del por qué y para qué de la vida en sociedad tiene,
evidentemente, un carácter antropológico (Álvarez Ledesma, 2006: 6), pues el ser humano, para ser y
desarrollarse como tal, requiere de la sociedad. Es así como la vida del ser humano en sociedad implica
una serie de actividades, que son consideradas como acciones, las cuales generan diversas
consecuencias en la sociedad. Al respecto, cabe señalar que actuar es provocar o evitar un cambio
intencionalmente (a voluntad) en el mundo (en la naturaleza) (González, 2002: 17).

En virtud de lo anterior, es importante diferenciar entre suceso y acción. El jurista Daniel González (2002:
18), a raíz de su estudio de la tesis de acción de G.H. von Wright, afirma que los sucesos pueden ocurrir
con independencia de un agente; en cambio, las acciones requieren siempre uno que las realice. La
acción no es un suceso, sino la producción de un suceso por un agente, un ejemplo práctico sería: “Si el
agente no hubiera intervenido, el suceso X no habría tenido lugar”.

Ante esta postura antropológica (supervivencia biológica), que explica el elemento constitutivo de lo
humano, se encuentran las siguientes:

Capacidad de Razonamiento
Esta característica fundamental distingue lo que es humano de lo demás, pues para tomar una
decisión es una condición necesaria que el ser humano piense y reflexione, previamente. Esta forma
de actuar le permitió distinguirse de los demás animales, a tal grado de establecer todo un sistema
jurídico, y un sistema de impartición de justicia.

11
Capacidad de transformar el medio ambiente
Otro sector doctrinario sostiene que el elemento constitutivo de lo humano es su capacidad de
transformar cualquier elemento de la naturaleza para utilizarlo a su favor. De esta forma, las
comunidades primitivas empezaron por fabricar herramientas de caza, tales como arcos y flechas,
esto le permitió proveerse de alimentos suficientes para alimentar no sólo a su grupo social, sino
que más grupos sociales, dando lugar al comercio y a la estructuración de las sociedades más
complejas.

Libertad de elección
Esta postura es sostenida por el jurista Jaime Cárdenas Gracia, quien sostiene que el elemento
constitutivo de lo humano es su libertad de elección. De esta forma, esta libertad de elección es de
carácter psicológico, pues debido a esta capacidad el hombre estableció un sistema jurídico, y
decidió que personas serían nombradas como sus autoridades. En conclusión, para esta postura, la
libertad de elección le permitió al ser humano nombrar a sus autoridades, cuyas decisiones tendrán
que ser coactivas.

Todas estas acciones necesitan ser reguladas, ya que de lo contrario viviríamos en un estado primitivo, en donde
no existiría el interés colectivo (bien común), sino un interés particular, lo que significaría que la persona que
mejor se adapte será la que gozará de privilegios, en detrimento de las demás personas.

El mundo del deber ser y diversos ordenes normativos

Los sistemas normativos son órdenes normativos, a los que también se les denomina complejos
normativos. Se definen como el conjunto de reglas que regulan el comportamiento de las personas, a
fin de asegurar la convivencia social, en un tiempo y lugar determinado.

Para asegurarnos de vivir y convivir en armonía dentro de la sociedad, se han establecido cuatro órdenes
normativos:

Estos órdenes normativos coexisten de manera simultánea, teniendo como objetivo común regular la vida social,
ya sea en lo individual como en lo colectivo. Debido a ello, es importante precisar que las normas jurídicas
pertenecen al Derecho; las normas morales a la moral; las normas religiosas a la religión; y los convencionalismos
sociales son reglas de trato social. Sin embargo, sólo el orden normativo jurídico (el Derecho) será el que puede
aplicarse si existe oposición de las personas, pues tiene la característica fundamental de ser coactiva.

12
Cada una tiene características específicas que son necesarias diferenciar, pues de lo contrario estaríamos
expuestos a cometer serios errores conceptuales. De antemano es necesario precisar, que usted como futuro
jurista utilizará a las normas jurídicas en su ejercicio profesional.

A estas alturas sabemos que el ser humano es un ser social por una necesidad de supervivencia biológica, que
necesita al derecho para regular la conducta de las personas, a fin de asegurar la convivencia social. No obstante,
el derecho por sí mismo es insuficiente para alcanzar tal fin. Ante tal situación, se inventaron distintos sistemas
normativos para regular la conducta social de manera simultánea, dando como resultado la configuración de
cuatro tipos de normas: jurídicas, morales, religiosas y convencionalismos sociales.

La moral

Es la disciplina que estudia a la luz de la razón la rectitud de los actos humanos con relación al último fin
de la humanidad o a las normas que se deriven de nuestro último fin (Villoro Toranzo, 1978: 861).

Debido a que, como juristas, nos interesa la moral en la dimensión de regla de conducta, vamos a utilizar
la tesis de Álvarez Ledesma en cuanto al estudio de las normas morales se refiere. Para este jurista, las
normas morales rigen la búsqueda del mejoramiento individual e interno de cada persona (Álvarez
Ledesma, 1995: 87). En virtud de lo anterior, la divide en dos tipos:

13
Es importante destacar, que tanto la moral como el derecho son creaciones humanas, de tal suerte, que
lo histórico y cultural también afecta a la moral social, sujetándola a transformaciones que en todo
orden produce el paso del tiempo y a las distintas cosmovisiones de las personas o las civilizaciones
poseen. También es importante destacar que por más que la moral social atienda a
comportamientos relacionales, sus prescripciones están muy vinculadas al aspecto íntimo de las
personas, es decir, aluden a su virtud moral (Álvarez Ledesma, 1995: 88).
¡Importante!
Resulta importante establecer la diferencia entre la ética y la moral. La ética es una rama de la filosofía,
que se define como la teoría de la conducta (García Máynez, 2005: 118), que nos permite diferenciar
entre lo bueno y lo malo. Por su parte, la moral se define como el conjunto de reglas de comportamiento
humano, que sirven de parámetro para diferenciar entre lo bueno y lo malo.

La semejanza entre ética y moral es su objeto de estudio, es decir, la conducta humana; la diferencia
radica en que la ética es la disciplina filosófica, y la moral un conjunto de reglas de comportamiento.

La religión

La religión es una forma de conciencia social, producto de determinadas condiciones del ser social
humano, implica la tentativa de explicación de la relación existente entre la humanidad y su origen
primario. Como regla de conducta, las normas religiosas “son un conjunto de normas que establecen
deberes intrínsecos, las cuales han sido creadas por los hombres a partir de un acontecimiento histórico
denominado revelación, considerado como asomo de la existencia divina” (Ovilla Mandujano, 1990: 58).

Estructuralmente, las normas religiosas son reglas de conducta mediante las cuales se establece qué
conductas están permitidas, y cuales están prohibidas, cuyo incumplimiento da lugar al pecado. El
pecado en este sentido es la consecuencia mediante la cual se expresa el castigo divino y constituye
la amenaza a través de la cual se pretende que los individuos cumplan con las prescripciones ordenadas
en las normas (Ovilla Mandujano, 1990: 58).

A manera de conclusión, las normas religiosas al igual que las normas morales, regulan el
comportamiento interior de las personas.

Convencionalismos Sociales

A los convencionalismos sociales también se le denominan reglas de trato social, reglas de cortesía, de
etiqueta, permiten desarrollar una vida social más amena y cordial (cortesía) o bien, conducirnos
conforme a ciertas reglas establecidas para circunstancias y momentos determinados (Pereznieto, 1998:
84). En este sentido, los convencionalismos sociales son reglas de comportamiento, que regulan
los aspectos más comunes de la vida social, e incluso de la vida política de un país.

14
Por ejemplo...Existen convencionalismos sociales que deben seguirse, como las formas de saludar,
la forma en que se sientan los invitados en una mesa a la hora de la comida, e incluso, ante la visita de
un mandatario ejecutivo extranjero en suelo mexicano.

Ahora bien, la tesis de Rudolf von Ihering (1946: 296) nos permite identificar que la diferencia entre
derecho y los convencionalismos sociales radica en la diversidad de su fuerza obligatoria. Bajo esta tesis,
la diferencia entre los dos órdenes normativos es evidente, ya que el derecho tiene un cumplimiento
obligatorio, no es potestativo, por lo que apoya su obligatoriedad en el poder coercitivo del Estado; en
cambio, los convencionalismos sociales son reglas de comportamiento potestativos, pues su
cumplimiento no es obligatorio, por lo que apoya su obligatoriedad en la presión psicológica de la
sociedad.

García Máynez (2005: 31-33) sostiene que los convencionalismos sociales son reglas de conducta
exterior, incoercibles, heterónomas y unilaterales.

El Derecho

El derecho se refiere al orden normativo jurídico, el cual se encuentra compuesto por normas jurídicas,
reglas jurídicas, y principios jurídicos. La función de este ordenamiento jurídico es satisfacer las
necesidades de cada sociedad, necesidades que varían en el tiempo, a fin de facilitar la convivencia
social. Este ordenamiento jurídico se materializa en cuerpos normativos denominados Acuerdos,
Protocolos, Decretos, Reglamentos, Leyes, Códigos, Constitución, Tratados e Instrumentos
Internacionales, etcétera.

Ahora bien, de aquí en adelante estudiaremos, conjuntamente, a cada uno de ellos, utilizando las
siguientes variables: conducta regulada, autonomía y heteronomía, unilateralidad y bilateralidad,
incoercibilidad y coercibilidad, sanción, sujetos a quienes regula, fines perseguidos e institucionalidad.

CONDUCTA REGULADA: Se refiere al ámbito de regulación de cada orden normativo. Con Norma que regula el ámbito
base en esto, podemos identificar a dos clases: norma que regula el ámbito interno de la interno de la conducta: El ámbito
conducta y norma que regula el ámbito externo de la conducta. La constante en todos los interno se refiere a que las normas
órdenes normativos es que absolutamente todos regulan la conducta humana. de conducta de los sistemas
normativos, sólo le interesa
CARACTERISTICAS DEL DERECHO

el fuero interno de las personas,


por esta razón, sus normas
regularan la vida privada para
que, a partir de esto, les
establezcan parámetros de
conducta en sus diversas
relaciones en la sociedad humana.
Dentro de esta clasificación
tenemos a las normas morales y a
las normas religiosas.
Normas que regulan el ámbito
externo de la conducta: El ámbito
exterior del sistema normativo se
refiere que existen normas que
regulan el comportamiento
externo de las personas, es decir,

15
se establecen normas de
comportamiento social que
facilitan la convivencia humana.
Dentro de este grupo
encontramos a las normas de
trato social, y a las normas
jurídicas (en consecuencia, a las
reglas y principios).
AUTONOMIA: Eduardo García Máynez (1978: 22) sostiene que la autonomía quiere decir autolegislación, reconocimiento
espontáneo de un imperativo creado por la propia conciencia. Dicho de otra forma, la autonomía se refiere a que las normas
son creadas por la misma persona o entidad legislativa que las cumple. Es por eso, que se considera que la autonomía otorga la
facultad de autodeterminación normativa, pues quien crea y obedece las normas es un mismo ente. El único orden normativo
cuyas normas tienen la característica de autonomía son las que pertenecen a la Moral. En este sentido, las normas morales son
normas autónomas porque son imperativos creados por la voluntad obligada, tienen esa característica porque su fuente está en
la voluntad de quienes deben acatarlas.
HETEROTOMÍA: Por su parte, como sostiene Eduardo García Máynez (1978: 22), la Por ejemplo... CÓDIGO CIVIL
heteronomía es sujeción a un querer ajeno, renuncia a la facultad de autodeterminación FEDERAL
normativa.
Para que el Código Civil Federal
La heteronomía de las normas jurídicas significa que quien inventa la norma es un ente tenga vigencia y validez, es
distinto de la parte destinataria de esta, y ésta le obliga aun cuando no sea reconocida por necesario que sea aprobado por el
dicha parte. Este ente puede ser el poder legislativo, poder ejecutivo o el poder judicial, Poder Legislativo Federal, y
tratándose de conductas externas. promulgado por el Poder
Ejecutivo. Sin embargo, las
De esta forma tenemos que, las normas religiosas son heterónomas porque quien las crea normas jurídicas no regularan al
no es el mismo sujeto que las obedece, lo cual es consistente con la tesis de Ovilla poder legislativo, judicial o
Mandujano (1990: 58) que sostiene que las normas religiosas han sido creadas por los ejecutivo, sino que regularan las
hombres a partir de un acontecimiento histórico denominado revelación, considerado relaciones sociales privadas, tales
como asomo de la existencias divina, es decir, la autoridad creadora de las normas jurídicas como el matrimonio, contratos,
es un ente divino, que utiliza a una persona para transmitir las conductas que están obligaciones, etcétera.
permitidas, y a las que están prohibidas. Asimismo, los convencionalismos sociales son
heterónomos porque los destinatarios no participan en su elaboración, generalmente son
producto de comportamientos regulares de grupos sociales (Cárdenas Gracia, 2016: 101).
UNILATERALIDAD: La unilateralidad significa que frente al sujeto a quien obligan no hay Por ejemplo... MATRIMONIOS
otra persona autorizada para exigirle el cumplimiento de sus deberes (García Máynez, SIMULTANEOS
1978: 15). Es decir, sólo existe un ente, a quien se le otorga la facultad potestativa de
cumplir o no con los deberes que imponen la norma. Tratándose de reglas morales, si
una persona considera que tener
Las normas morales y las normas religiosas son unilaterales porque imponen obligaciones, tres matrimonios simultáneos no
pero no conceden facultades para exigir el cumplimiento de la obligación. Ahora bien, las es inmoral, la consecuencia fáctica
normas de los convencionalismos sociales son unilaterales porque la propia persona es que se casará tres veces,
obligada es la instancia autorizada para reclamar el cumplimiento de lo que la misma subsistiendo tres matrimonios
persona prescribió, es decir, su cumplimiento es potestativo. simultáneamente. Pero, si
considera que tener tres
matrimonios simultáneos es
inmoral, la consecuencia fáctica
será que sólo se casará una sola
vez, sin tener matrimonios
simultáneos. La unilateralidad de
la norma nos demuestra que sólo
existe un ente que, pese a que se
le imponen deberes, su
cumplimiento depende,
exclusivamente, de ese ente, y de
nadie más.
Por ejemplo... ASISTIR A MISA

16
Tratándose de normas religiosas,
frente al deber de ir a misa todos
los domingos de todo el año, no
existe algún ente (sujeto)
autorizado que le exija cumplir
con el deber de ir a misa los
domingos.
Por ejemplo... SALUDAR Y DAR
LAS GRACIAS

Tratándose de convencionalismos
sociales, cuando una persona se
encuentra en la mañana con otra
persona, se ha establecido como
convencionalismo que deben
saludarse mutuamente, con dos
palabras “buenos días”, o cuando
va a pagar el costo de las frutas en
un mercado, cuando realiza el
pago, se ha establecido como
convencionalismo social, dar las
gracias por la fruta que le han
vendido.
BILATERALIDAD: La bilateralidad como característica de la norma, implica que frente a la persona a quien obligan, existe otra
persona autorizada para exigirle el cumplimiento total de sus deberes

El derecho es el único orden normativo que tiene la característica de ser bilateral, lo cual significa que las normas jurídicas
establecen relaciones entre diversas personas, en donde, frente al deber de una persona, se encuentra el derecho de otra para
exigir su cumplimiento. En esa relación jurídica se pueden identificar a dos personas: pasiva y activa.

Persona activa Persona pasiva

Es la persona que tiene la facultad de exigir el Es la persona que tiene la obligación de cumplir lo
cumplimiento de lo prescrito por la norma jurídica. prescrito por la norma jurídica.

Es decir, que se estas normas sean bilaterales significa que una obligación jurídica a cargo de determinada persona trae
aparejado un derecho en favor de otra persona para exigir el cumplimiento de esta. Las obligaciones jurídicas constituyen
deudas, toda vez que su observancia puede ser exigida en ejercicio de un derecho por un sujeto distinto del obligado.

17
COERCIBILIDAD: Ahora bien, el carácter coercible de la norma jurídica significa que la persona pasiva debe cumplir
voluntariamente lo prescrito por la misma norma jurídica, y en caso de que se oponga, o no cumpla, el sujeto activo (que en este
caso es el Estado) puede exigir su cumplimiento por la fuerza. Es decir, la norma jurídica es coercible porque debe cumplirse,
aun en contra de la voluntad del sujeto pasivo.

SANSIÓN: El carácter coactivo de las normas jurídicas faculta a las diversas autoridades Por ejemplo... PRIVAR DE LA VIDA
competentes a exigir su cumplimiento, aún en contra de la voluntad de la persona obligada.
Esta facultad coactiva se materializa a través de la sanción, que podemos definir como la La sanción que establece cuando
consecuencia jurídica que se aplica ante el incumplimiento a una norma jurídica. una persona priva de la vida a
Normalmente, la sanción es conocida como pena o castigo. De acuerdo con Pereznieto otro, es la prisión. La duración de
(1998: 72), las sanciones jurídicas tienen dos funciones: la pena de prisión dependerá de
cada entidad federativa,
verbigracia, el artículo 123 del
Código Penal para el Distrito
Federal, establece literalmente
que: “Al que prive de la vida a
otro, se le impondrá de ocho a
veinte años de prisión”.
Por ejemplo... ESTADO DE
INTERDICCIÓN

En materia civil, si una persona


celebra un contrato por una
De lo anterior se colige, que la sanción permite que la norma jurídica tenga plena eficacia persona en estado de
pues, por una parte, representa la amenaza legal de que, si alguien no cumple interdicción, sin la autorización
voluntariamente con la norma jurídica, será acreedor a una pena o castigo, y si dicha del tutor, el castigo (sanción) es
transgresión daña los derechos de otra persona, entonces, además de lo anterior, tendrá que será nulo el contrato que se
que reparar dicho daño, ya sea restituyendo o compensando el derecho dañado. haya celebrado y, por lo tanto, no
podrá exigirse el cumplimiento de
las obligaciones contenidas en
dicho contrato, verbigracia, el
artículo 635 del Código Civil para
el Distrito Federal señala: “Son
nulos todos los actos de
administración ejecutados y los
contratos celebrados por los
incapacitados, sin la autorización
del tutor, salvo lo dispuesto en la
fracción IV del artículo 537”.
Por ejemplo... LA RELIGIÓN

SUJETOS A QUIENES REGULAN: Cuando nos referimos a los Tratándose de normas religiosas, la religión católica regulará
sujetos que regulan las normas, nos referimos a la validez conducta de personas que se consideran católicas, la religión de
personal de las mismas. los testigos de jehová regulará a las personas que se consideren
testigos de jehová ya que, para una persona agnóstica, las
Las normas morales, las normas religiosas y los normas de las religiones no rigen su comportamiento social.
convencionalismos sociales tienen una validez personal Por ejemplo... SALUDAR
parcial, ya que su ámbito de regulación está dirigido a ciertos
grupos sociales, es decir, no regulan a todas las personas; Tratándose de convencionalismos sociales, si una persona
basta con que una persona no acepte dichas normas para que considera que saludar durante las mañanas es lo correcto,
la misma no se aplique. Caso distinto son las normas jurídicas. transmitirá dicho comportamiento a su círculo social más
cercano, no obstante, puede suceder que las demás personas
consideren que saludar a otros es innecesario, y por lo mismo,
no lo hagan.

18
Villoro Toranzo (1966: 465) sostiene que una norma jurídica Por ejemplo... REFERIRSE A LOS PADRES
debe ser “general”, esto es, que se debe dirigir a un número
indeterminado de personas, y que la misma debe haber sido Tratándose de normas morales, para ciertas personas es
emitida por quien tiene autoridad para regular la conducta de moralmente correcto decirles a sus progenitores mamá, papá,
otros. Esto es, las normas jurídicas están creadas para regular pero para otros, es moralmente correcto llamarles por sus
la conducta de todas las personas que se hallen en el mismo nombres. Suele suceder que la moral de una persona sea
supuesto normativo y regular la conducta social de las demás diferente a otra, y por lo mismo, las reglas de comportamiento
personas con otros ordenamientos jurídicos aplicables a cada sean diferentes.
situación. Por ejemplo...ODENAMIENTO JURÍDICO QUE REGULA A OLOS
OTROS

La Secretaría de la Defensa Nacional se regula mediante el


Código de Justicia Militar, cuyo ámbito de validez personal
serán los militares, esto es, a una persona civil no podrá ser
enjuiciado por delitos militares, o en su caso, un militar en el
ejercicio de funciones militares no podrá ser juzgado por el
Código de Comercio, pues dicho ordenamiento jurídico regula
los actos de comercio realizados por comerciantes. Lo mismo
sucede con la Ley General de Responsabilidades
Administrativas, pues este ordenamiento sólo regulará la
conducta de los servidores públicos, lo que significa que un
empleado de una empresa privada no podrá aplicársele normas
jurídicas de este ordenamiento jurídico, pues para ello se
utilizará un ordenamiento jurídico diferente, como, por
ejemplo, el código penal.
FINES PERSEGUIDOS: De acuerdo con Villoro Toranzo (1996: BIEN COMÚN: De acuerdo con Rainer-Olaf Schultze (2016: 157),
481) la finalidad de las normas jurídicas es coordinar las el bien común se refiere en general al bien (estar) de todos los
conductas de los miembros de una sociedad conforme al bien miembros de una comunidad y también al interés público. Es el
común, es claro que esa coordinación no podrá hacerse sin fin general o los objetivos y valores en común, para cuya
una distribución de tareas complementarias entre sí, cuyo realización las personas se unen en una comunidad.
cumplimiento pueda ser exigido por los demás cuando no se SEGURIDAD JURÍDICA: Aporta a la sociedad el conocimiento
realice en forma voluntaria. exacto de las acciones sociales correctas o no según el Derecho,
diferenciando lo jurídico de lo moral o de cualquier otro tipo de
Los fines perseguidos por la norma jurídica permiten que sistemas normativos que no son acreedores de coacción
dentro de la sociedad existan relaciones sociales armoniosas, ninguna. La seguridad jurídica garantiza dos situaciones básicas:
que le otorgan al derecho la eficacia necesaria para que toda un margen de acción a los gobernados y la certidumbre de que
la sociedad obedezca voluntariamente las normas jurídicas. la acción de la autoridad tendrá límites. Coadyuva al ejercicio de
De la aportación del jurista Villoro Toranzo se pueden deducir la libertad estableciendo reglas claras que eviten la
que los fines del derecho son tres: bien común, seguridad interferencia entre unos seres humanos y otros (Ledesma,
jurídica y justicia. 1995: 28).
JUSTICIA: De acuerdo con la jurista María Enriqueta Ponce
Esteban (2005: 213), la justicia es un valor que permite
diferenciar lo que es jurídicamente valioso; lo justo, de lo
injusto, que presenta una ambivalencia, pues por una parte, es
un valor humano porque guía la acciones humanas, pues es un
ideal de comportamiento al que las personas “deben” tender;
por otra parte, se dice que es un valor social, ya que se refiere
a comportamientos o actos de una persona que afectan a otras.
La justicia exige la concurrencia de al menos dos sujetos y la
existencia de relaciones entre ellos, circunstancia que al igual
que la utilidad, la belleza o la bondad, son siempre acciones
humanas referidas a otros.
INSTITUCIONALIDAD: En este apartado estudiaremos la teoría institucional del derecho, la DE DERECHO PÚBLICO: Son
cual es una propuesta de Neil MacCormick y Otta Weinberger. De acuerdo con Joxerramon ámbitos conformados por
Bengoetxea (2015: 207) la teoría institucional concibe al derecho como una institución. distintos tipos de reglas y que a su
Bajo esta tesis, el concepto de institución es diferente al utilizado en las ciencias sociales, vez generan normas
estrictamente privadas cuyo
efecto se circunscribe a dichas

19
puesto que en materia jurídica las instituciones en el derecho son de dos tipos: de derecho instituciones, por ejemplo, la
público y de derecho privado (Bengoetxea, 2015: 208). institución del “contrato” o de la
“hipoteca” o de la “filiación”, etc.
El institucionalismo o teoría institucionalista es una doctrina jurídica que encuentra en el DE DERECHO PRIVADO: Están
concepto de institución (jurídica) la explicación de todo fenómeno social de modo que el igualmente conformadas por
derecho mismo termina por identificarse con la institución que crea las normas según el reglas o normas, normalmente de
adagio ubi societas ibi ius (donde hay sociedad hay derecho) (Bengoetxea, 2015: 211). rango primario o constitucional, o
como desarrollo de éstas, pero
además son, a su vez, generadoras
de normas con pretensión de
universalidad. Alguna de estas
instituciones son organismos y
órganos, que pertenecen al
Estado, y son consideradas como
autoridades como, por ejemplo, el
Instituto Nacional Electoral, la
Suprema Corte de Justicia de la
Nación, las Universidades, entre
otras.

Normas jurídicas

El derecho como orden normativo está compuesto, principalmente, por normas jurídicas, cuya finalidad
principal es regular la conducta del hombre a fin de asegurar la convivencia social. Por ello, para terminar
la unidad vamos a estudiar su concepto, elementos y clasificación.

http://132.247.132.19/plan2020/moodle/pluginfile.php/146/mod_resource/content/54/introteorder/index.ht
ml

En conclusión, podemos decir que los seres humanos son seres sociales por necesidad de supervivencia biológica,
que se relacionan con otros seres humanos, con los cuales realizan acciones tendientes a conseguir un objetivo
específico, que producen consecuencias en la sociedad y que necesitan ser reguladas por el derecho.

De esta forma, el derecho se ocupa de la vida humana social, la organiza y establece pautas de comportamiento
para la vida humana en sociedad. Son el ser humano y la vida social los elementos condicionantes del derecho
(Cárdenas Gracia, 2016: 21).

20
Bibliografía

• Alexy, Robert, Teoría de los derechos fundamentales, Madrid, Centro de Estudios Constitucionales, 1997.
• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• De Pina, Rafael y De Pina Vara, Rafael, Diccionario de Derecho, 38.ª ed., México, Porrúa, 1985.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al Estudio del Derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
• González, Daniel, G. H. von Wright y los conceptos básicos del derecho, México, Fontamara, 2001.
• Ovilla Mandujano, Manuel, Teoría del Derecho, 7.ª ed., México, Duero, 1990.
• Pereznieto Castro, Leonel, Introducción al Estudio del Derecho, México, Harla, 1998.
• Recaséns Siches, Luis, Tratado genera de filosofía del derecho, 10.ª ed., México, Porrúa, 1991.
• Romero Martínez, Juan, Estudios sobre la Argumentación Jurídica Principalista. Bases para la toma de decisiones judiciales, México, UNAM, 2017.
• Villoro Toranzo, Miguel, Introducción al Estudio del Derecho, 3.ª ed., México, Porrúa, 1978.
• Von Ihering, Rudolf, El fin en el Derecho, trad. de L. Rodríguez, Buenos Aires, Atalaya, 1946, t. II.

Legislación

• Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Código Penal para el Distrito Federal, última reforma publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal,
disponible en https://bit.ly/1DcrebK, consulta: 05/03/2019.
• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Código Civil Federal, última reforma publicada en el DOF 09/03/2018, disponible
en https://bit.ly/1b9DnzI, consulta: 05/03/2019.

Norma oficial

• Secretaría de Salud, Norma Oficial Mexicana NOM-168-SSA1-1998, del expediente clínico, publicada en el DOF 07/12/1998, disponible
en https://bit.ly/18G3a18, consulta: 04/03/2019.

Interpretación de la Ley

• "Promulgación y publicación de las leyes", [tesis aislada constitucional], Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, reg. 232553, Séptima
Época, vol. 139-144, agosto de 1980, p. 224, disponible en https://bit.ly/2SJeiEA, consulta: 06/03/2019.
• “Promulgar, publicar y circular las leyes son vocablos sinónimos”, [tesis aislada constitucional administrativa], 2a. XXVII/97, Semanario Judicial de
la Federación y su Gaceta, reg. 199211, Novena Época, t. V, marzo de 1997, p. 490, disponible en https://bit.ly/2Hjbegd, consulta: 06/03/2019.

Documentos publicados en Internet

• Abbagnano, Nicola, “Diccionario de Filosofía”, trad. De Ivone Castillo Benedetti, Sau Paulo, Martins Fontes, 1998, disponible
en https://bit.ly/2UqK2zs, consulta: 27/01/2019.
• Bengoetxea, Joxerramon, “Teoría institucional del derecho”, en Fabra Zamora, Jorge Luis y Núñez Vaquero, Álvaro (ed.), Enciclopedia de Filosofía
y teoría del derecho, México, UNAM/IIJ, 2015, vol. I, disponible en https://bit.ly/2verk4t, consulta: 05/03/2019.
• Cárdenas Gracia, Jaime, “Introducción al estudio del derecho”, México, IIJ-UNAM/Nostra Ediciones S.A. de C.V., 2016, disponible
en https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 05/03/2018.
• Ponce Esteban, María Enriqueta, “Los conceptos de justicia y derecho en Kant, Kelsen, Hart, Rawls, Habermas, Dworkin y Alexy”, UNAM/IIJ,
disponible en: https://bit.ly/2FL2Khd, consulta: 05/01/2019.
• Robles, Gregorio, “Las Reglas del Derecho y las Reglas de los Juegos. Ensayo de teoría analítica del derecho”, 2.ª ed., México, UNAM, 1988,
disponible en https://bit.ly/2W4kmKz, consulta: 18/01/2019.
• Schultze, Rainer-Olaf, “El bien común”, en Sánchez de la Barquera y Arroyo (ed.), Fundamentos, teoría e ideas, México, UNAM/IIJ, 2016, vol. I,
disponible en https://bit.ly/2LnC8WJ, consulta: 05/03/2019.

Sitio electrónico

• RAE, Diccionario de la Lengua Española, https://dle.rae.es/?id=DgIqVCc.

21
Mi experiencia de aprendizaje
El orden normativo jurídico en la resolución de conflicto
Cuestionario
El orden normativo jurídico se refiere a la aplicación de las normas jurídicas en la resolución de conflictos,
donde aprenderá la forma en que se utiliza el derecho interno de fuente interna, y el derecho interno
de fuente externa. Asimismo, aprenderá a identificar sus características, clasificación, y elementos, en
un caso práctico.

Es importante aclarar, que para efectos de proteger datos personales se omiten los nombres de la parte
actora, y de los médicos, no así el nombre de la Instituto Médico involucrado. También se omite
información sobre el número de expediente y de toca, del proceso civil.

El caso deriva del juicio ordinario civil promovido por ********** en contra del Instituto Nacional de
Rehabilitación y de los doctores ********** y **********, ya que —a su parecer— la cirugía que le fue
practicada en dicho instituto, el trece de junio de dos mil siete, le produjo una lesión en el nervio ciático
que provocó un cierto grado de incapacidad y que daba lugar a la actualización de responsabilidad civil
subjetiva por daño corporal y moral. En la primera instancia se determinó que la actora no acreditó su
acción y se absolvió a los demandados de las prestaciones reclamadas, mientras que en la segunda
instancia se estableció, en definitiva, previa resolución de diversos juicios de amparo directo, se revocó
el fallo de primera instancia y condenó a los demandados al pago de las cantidades que, en ejecución de
sentencia, resultaran de cuantificar el daño corporal y moral causado a la actora del juicio natural.
Contra esta sentencia, las partes promovieron juicios de amparo directo, respecto de los cuales la
Primera Sala determinó ejercer su facultad de atracción al considerar que los mismos revestían especial
interés y trascendencia para el orden jurídico nacional, en la medida de que permitirían dar continuidad
a la configuración de los elementos, alcances y consecuencias que tiene el consentimiento informado en
la atención médica.

A continuación, usted analizará la sentencia dictada por la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia
de la Nación, en el juicio de amparo directo 42/2012, en un juicio ordinario civil. Cabe precisar, que
debido a la extensión de la sentencia, sólo se proporciona el tema tres para su análisis.

Para cumplir con el objetivo primero leerá y analizará la sentencia que se le proporciona, y
posteriormente completará el cuadro.

Para poder llevar a cabo su actividad será necesario consultar los siguientes materiales:

• Código de Conducta para el Personal de Salud (CNEGSR)


• Norma Oficial Mexicana NOM-168-SSA1-1998, Del Expediente Clínico
• Código Civil para el Distrito Federal
• Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Prestación de Servicios de Atención Médica
• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
• Declaración Universal sobre Bioética y Derechos Humanos

22
Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o para la práctica jurídica (APJ)

Este espacio está destinado para que comparta con la persona que le asesora y con los demás integrantes
de su grupo los avances de las Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o de las Actividades para
la Práctica Jurídica (APJ) que hayan sido encomendadas por la persona que le asesora, al inicio del
semestre.

23
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 6. Unidad 6. Validez de la norma
Introducción

La teoría tradicional de la validez de la norma jurídica sostiene que existen cuatro ámbitos de validez:
Personal, Temporal, Material y Espacial. Sin embargo, dicha postura teórica es insuficiente para explicar
la aplicación y obediencia del derecho en la sociedad, ya que para ello debemos considerar la dimensión
fáctica y axiológica para entender las tres dimensiones de validez de la norma jurídica.

En este sentido, tenemos que las tres dimensiones de validez están conformadas de la siguiente forma:

Normativa
Ésta es la validez formal de la norma jurídica, que presenta cuatro ámbitos de validez: Personal,
Temporal, Material y Espacial.

Fáctica
Ésta es la validez material de la norma jurídica, Esta dimensión permite que la norma jurídica sea
obedecida por todas las personas, y a su vez, los jueces pueden aplicar las normas jurídicas en la
resolución de conflictos que se le presenten.

Axiológica
Ésta es la validez valorativa de la norma jurídica. Esta dimensión permite a la norma jurídica ser el
instrumento idóneo para satisfacer nuestras necesidades sociales, dichas necesidades humanas se ven
materializadas en valores como la justicia, autonomía de las personas, libertad, igualdad, educación,
salud, seguridad, legalidad, audiencia, democracia, bien común, y cualquier otro valor que cada sociedad
considere mejor para sí.

Es por lo anterior, que nuestro objetivo en esta unidad será analizar los diversos ámbitos de validez de
las normas jurídicas, distinguiendo entre la validez legal (formal), de la validez que proporciona eficacia
(validez material), y de la validez valorativa (validez axiológica).

¡Bienvenidos y bienvenidas
1
Objetivo particular

El alumnado analizará los diversos ámbitos de validez de las normas jurídicas, distinguiendo entre la
validez legal, de la validez que proporciona la eficacia y de la validez valorativa.

Temario

Unidad 6. Validez de la norma

• 6.1. La validez legal y sus condiciones


o 6.1.1. Prescribir conducta humana
o 6.1.2. Creadas por los órganos jurídicos investidos
o 6.1.3. Fuerza vinculante
o 6.1.4. Pertenecer a un sistema jurídico
o 6.1.5. Existencia de la Constitución como fuente de la validez de todas las normas
• 6.2. La validez que proporciona la eficacia
o 6.2.1. Observancia por la sociedad
o 6.2.2. Lugar preferente a la consulta
o 6.2.3. Aplicadas por los jueces
• 6.3. La validez valorativa
o 6.3.1. Con fundamentos en principios
o 6.3.2. Acordes con los principios y los derechos humanos
o 6.3.3. Principios de proporcionalidad

2
Creando conciencia

Discriminación en México

Pese a que uno de los fines principales de la Constitución Mexicana es proteger la dignidad humana, aún
existen acciones discriminatorias hacia los pueblos indígenas.

Sus derechos han sido pisoteados por años, los tratamos como desiguales y nuestra sociedad es quien
los ha condenado a vivir en la miseria.

A diario los mexicanos utilizan la palabra “indio” en forma de insulto, como sinónimo de ignorante. Las
redes sociales no han sido más que un medio de contagio, han servido para propagar esta problemática,
ya que circulan imágenes haciendo burla a la cultura náhuatl y a las costumbres que tienen. Cada día
que pasa nos volvemos más intolerantes a dichas costumbres y pensamos que ellos se deben adaptar a
nosotros, pero la realidad es que nosotros debemos integrarnos y adaptarnos a ellos, pues ellos
estuvieron aquí mucho antes que nosotros.

Reflexione...

¿Usted ha sido partícipe en este tipo de discriminación? ¿Cómo puede usted contribuir a cambiar esta
situación desde su formación como profesional del Derecho?

La validez legal y sus condiciones

La validez legal es la validez formal de la norma jurídica. Este tipo de validez fue una aportación de la
teoría pura del derecho de Hans Kelsen, mediante la cual se sostiene que la norma jurídica adquiere su
validez (formal) por su forma de creación, y no por su contenido.

Cuando se afirma que el derecho adquiere validez por su forma de creación, se refiere a que dentro de
una sociedad existen órganos investidos de autoridad cuya función es producir normas jurídicas que
regulen la conducta humana en sociedad. Si una norma jurídica fue producida conforme a los
procedimientos establecidos por la Constitución, entonces, la norma creada forma parte del sistema
jurídico. Luego entonces, la norma jurídica tendrá fuerza vinculante, dicha fuerza vinculante es la
coacción. Analicemos más a fondo esta validez legal.

Prescribir conducta humana


La norma jurídica en su dimensión normativa tiene el objetivo específico de regular la conducta humana,
a fin de facilitar la convivencia social. Para ello, se afirma que la norma jurídica prescribe conductas, es
decir, ordena cuales son las modalidades de la conducta social, esto es, cuáles son las formas de
comportamiento humano reguladas por el derecho.

3
Al respecto tenemos que decir, que el derecho regula cuatro formas de comportamiento humano:

Prohibidas

Son las conductas que no está permitido realizar en la sociedad. La idea central de estas conductas son
las prohibiciones, es decir, debido a que existen conductas que dañan a la sociedad, es necesario
establecer normas jurídicas que impidan se realicen, pues su realización daña a los bienes jurídicos
establecidos por la misma sociedad.
Permitidas

Son las conductas que no está prohibido realizar en sociedad. La idea central de estas conductas son
los permisos, es decir, son las conductas autorizadas por la sociedad. Dicho de otra forma, son conductas
que sí se pueden hacer, por considerar que ayudan a facilitar la convivencia social, pues no dañan a los
bienes jurídicos.
Obligadas

Son las conductas que se deben realizar en la sociedad. La idea central son las obligaciones, es decir, no
existe la posibilidad de que las personas tengan la facultad discrecional de cumplir o no con lo ordenado
(prescrito) por la norma jurídica. Las conductas obligadas se deben realizar, por considerar que son
necesarias para facilitar la convivencia social.
Potestativas

Son las conductas que permiten elegir entre cumplir o no cumplir con lo ordenado por la norma jurídica.
La idea central son las potestades. Estas conductas otorgan a la sociedad una facultad discrecional
(cumplir o no cumplir). Por ello, se ha afirmado que este tipo de conductas están relacionadas con la
libertad de elegir entre por lo menos dos opciones (cumplir o no cumplir), a fin de facilitar la convivencia
social.

Como se puede advertir, las normas jurídicas prescribirán conductas prohibidas, permitidas, obligadas,
o potestativas, que ante todo buscarán facilitar la convivencia social.

Creadas por los órganos jurídicos investidos


Como se verá en la siguiente unidad, existen diferentes formas de producción de normas jurídicas, en
cada una de ellas, existirá al menos un órgano jurídico competente.

Se dice órgano jurídico competente porque para saber cuál es el órgano encargado de producir normas
jurídicas, necesariamente tenemos que acudir a la Constitución, pues dicho ordenamiento es nuestra
principal fuente de validez formal.

4
Si una norma es producida conforme a los procedimientos establecidos en la Constitución, entonces, esa
norma jurídica tiene validez formal, y por tanto, pertenece al sistema jurídico mexicano.

Los órganos jurídicos investidos de la facultad de


producir normas jurídicas son: El Poder Ejecutivo,
Poder Legislativo, y Poder Judicial. Cada uno de ellos
se encargará de producir en conjunto, o de manera
aislada, una serie de normas jurídicas que regularán a
la sociedad. Derivado de lo anterior, podemos
identificar a los siguientes procesos de producción de
normas jurídicas:

Fuerza vinculante
Una vez que la norma jurídica es publicada en el Diario Oficial de la Federación, o en los Periódicos
Oficiales de cada entidad federativa, la norma jurídica adquiere fuerza vinculante, es decir, que ya es
posible aplicarla en la solución de conflictos que se presente ante los diversos órganos de procuración e
impartición de justicia.

La fuerza vinculante inicia con la vigencia de la norma jurídica, a su vez la fuerza vinculante dota a la
norma jurídica de coacción, es decir, se puede imponer a las personas, aún y cuando, exista oposición
de las mismas para su cumplimiento.

La norma jurídica tiene fuerza vinculante porque al haber sido creada en una sociedad, en un tiempo, y
contexto determinado, se considera que la misma fue producida conforme a la voluntad de un pueblo,
luego entonces, la fuerza vinculante es la máxima expresión de la voluntad popular, de aquí que una
norma jurídica deba obedecerse, aunque exista oposición para su cumplimiento.

Pertenecer a un sistema jurídico


Cada sociedad se organiza conforme a sus propios intereses, que se ven materializados en la
Constitución. Por eso, la Constitución es nuestro máximo ordenamiento jurídico, pues representa la
forma en que una sociedad desea convivir; y en ella encontraremos el fundamento legal para los diversos
procesos de producción de normas jurídicas, cuyo último paso es el inicio de la vigencia de la norma
jurídica.

Como se ha dicho reiteradamente, una vez que la norma jurídica ha pasado por el proceso de producción,
en automático pasa a formar parte del sistema jurídico. Luego entonces, un requisito indispensable es
que la norma jurídica sea publicada en el Diario Oficial de la Federación, o en el Periódico/Gaceta Oficial
de cada entidad federativa. Esto es, la publicación en el periódico o Gaceta oficial representa el requisito
indispensable para que la norma jurídica forme parte del sistema jurídico mexicano.

5
La consecuencia práctica es que la norma jurídica que se promulgue (publique) será derecho interno de
fuente interna, es decir, derecho producido en nuestro país, bajo las reglas establecidas en la
Constitución.

Existencia de la Constitución como fuente de validez de todas las


normas jurídicas
El máximo ordenamiento jurídico dentro de nuestro país es la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, pues representa la forma en que deseamos vivir socialmente; en ella encontramos las
facultades y obligaciones de las autoridades, los derechos y obligaciones de los gobernados, la regulación
de las instituciones políticas, la forma de gobierno, la forma del sistema político, la división de poderes,
el sistema de contrapesos entre poderes, y sobre todo, los procesos de producción de normas jurídicas.

Lo anterior significa, que al estar previstos en la Constitución a los diversos procesos de producción de
normas jurídicas, en automático, la Constitución se convierte en la fuente de validez de todas las normas
jurídicas, y en consecuencia, de todo el sistema jurídico mexicano.

Es por ello, que la Constitución regulará las funciones, facultades y obligaciones de cada Poder de la
Federación (Ejecutivo, Legislativo, y Judicial), durante el proceso de producción de la norma jurídica,
para que, una vez publicada en el Diario Oficial de la Federación, o en su caso, en el Periódico/Gaceta
Oficial de cada entidad federativa la norma jurídica adquiera la validez legal, material, y valorativa.

La validez que proporciona la eficacia

La validez que proporciona eficacia es la dimensión fáctica de la norma jurídica. Proporciona a la norma
jurídica una validez material, lo cual permite que sea obedecida por todas las personas, y a su vez, los
jueces pueden aplicar las normas jurídicas en la resolución de conflictos que se le presenten.

La validez material se refiere a la obediencia del derecho, pues se considera


que la norma jurídica tiene eficacia cuando es obedecida voluntariamente por
los gobernados. Este tipo de validez inicia cuando la norma jurídica es
publicada en el Diario Oficial de la Federación, o en su caso, en
el Periódico/Gaceta Oficial de cada entidad federativa.

Existen diferentes teorías que hablan sobre la eficacia del derecho, mismas que
serán tratadas en la unidad 9. No obstante lo anterior, es importante decir que
la obediencia del derecho está relacionada con la pregunta:

La respuesta a dicha interrogante es variada. La constante en todas ellas es que, al vivir y convivir, todos
y cada uno de nosotros, dentro de un mismo territorio, bajo un mismo Estado, y con un mismo sistema
jurídico, tenemos la responsabilidad de actuar de manera congruente en cada rol que desempeñemos
de manera individual, de forma tal, que la suma de todos esos esfuerzos nos permitan acceder a los
valores jurídicos protegidos por el Derecho, que cabe decir fueron establecidos para satisfacer nuestras

6
necesidades humanas. Esto significa que al obedecer al Derecho me obedezco a mí mismo, obedezco a
los demás, nos obedecemos todos, luego entonces, la desobediencia a lo prescrito por la norma jurídica
dará lugar a la aplicación justificada y legitimada del Derecho.

Entonces, la obediencia del Derecho es ante todo una obligación, en virtud de que debemos cumplir
con lo prescripto por la norma jurídica, la justificación es de naturaleza jurídica, ética o moral, y política.

El autor nos dice… Mario Álvarez Ledesma


Sostiene que la obligación jurídica proviene del hecho que una disposición haya sido emitida
conforme a las normas de producción de un ordenamiento jurídico, las cuales dotan a esa norma de
eficacia, ello significa que puede imponerse y sancionarse coactivamente (1995: 409).

El autor nos dice… Geoffrey Marshall


Sostiene que la obligación moral se origina en la conciencia moral autónoma, voluntaria y libre del
individuo, es una “obligación no interesada”, impuesta por el respeto al deber y que va más allá de
las fronteras de la obligación legal. No obstante, pese a que todos tenemos una obligación moral de
obedecer al derecho, es insuficiente para explicar por qué debemos obedecerlo (1982: 251).

Asimismo, sostiene que la obligación política perfecciona a la obligación moral individual, pues se
apoya en razones morales pero conectadas íntimamente con el sistema político. La obligación
política presupone la vida en sociedad, la convivencia política, la necesidad de una autoridad. La
obligación política es la suma de las obligaciones legales y morales, en donde las últimas cuestionan
a las exclusivamente legales.

El autor nos dice… John Rawls


Nos ayuda a entender mejor la obligación moral de obedecer al derecho al sostener que existe una
obligación moral de obedecer las leyes justas, pues todos tenemos un deber natural de defender y
fomentar las instituciones justas. Esto significa que obedecer al derecho es una obligación moral
porque el cumplimiento es voluntario, y es voluntario porque se considera que el derecho es justo,
es voluntario porque las instituciones políticas y jurídicas son justas, por lo tanto, para no alterar
dicha justicia tenemos la obligación de facilitar la convivencia social mediante el cumplimiento
voluntario, por considerar que es justo.

Dicho de otra manera, tenemos la obligación de obedecer al derecho debido a que somos nosotros
quienes elegimos nuestra forma de gobierno, nuestro sistema político, a nuestros gobernantes, y por lo
mismo, somos nosotros quienes establecimos los procesos de producción de las normas jurídicas, que
se encuentran establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, luego entonces,
obedecer al derecho significa que confiamos en nuestro sistema político, jurídico, y ético, y por lo mismo,
confiamos en que la obediencia al derecho nos permite acceder a los valores jurídicos, sobre todo, a una
mejor convivencia social.

7
Observancia por la sociedad

Una norma jurídica tiene eficacia en la medida en que es obedecida de manera voluntaria por la
sociedad. Este cumplimiento voluntario está en función de la satisfacción de necesidades sociales, las
cuales se satisfacen por medio de la norma jurídica, por ello, la eficacia del derecho puede ser entendida
como una obligación jurídica, política, y ética o moral. Ya hemos explicado en qué consisten cada una de
ellas. No obstante lo anterior, resumiremos en qué consisten.

Inmediatamente después de que la norma jurídica es publicada (promulgada) en el Diario Oficial de la


Federación, o en el Periódico/Gaceta de cada entidad federativa adquiere su validez formal, material y
axiológica.

La validez material se refiere a la obediencia del derecho, que significa que el derecho es eficaz porque
existe un cumplimiento voluntario de la sociedad. Este cumplimiento voluntario se debe a que
consideramos que la norma jurídica publicada es justa, que las autoridades son justas, y que las
consecuencias derivadas de su incumplimiento son justas (obligación ética o moral); simultáneamente,
consideramos que esas normas jurídicas justas fueron producidas por las autoridades que nosotros
mismos elegimos (obligación política), conforme a los procesos de producción normativa establecidos
en nuestra Constitución (obligación jurídica), por lo tanto, obedecer al derecho es obedecernos a
nosotros mismos, obedecer al derecho permite la convivencia social que nos permite acceder a los
bienes jurídicos que establecimos.

Lugar preferente a la consulta

La validez formal, material y axiológica, le otorgan al derecho un lugar importante dentro de la sociedad,
pues permite una convivencia social armoniosa. De tal manera, que dentro de los diversos órdenes
normativos existentes (moral, religión, convencionalismos sociales, y el derecho), representa el mejor
instrumento para regular la conducta social, ya que eso evita que las decisiones que tomen los
gobernantes, y gobernados sean sometidas a consulta, pues el derecho nos permite saber qué conductas
están permitidas, prohibidas, obligadas, o en su caso, son potestativas. Luego entonces, el derecho evita
la incertidumbre social, jurídica, política, y ética.

Ante la presencia de algún conflicto dentro de la sociedad, el derecho cumple la función de resolver
dicha controversia. Esto se hará conforme a las reglas previamente establecidas, ante las autoridades
creadas con anterioridad al problema, y sobre todo ante la autoridad competente, que será la encargada
de aplicar el derecho, sin necesidad de consultar a la sociedad si su decisión es correcta o incorrecta.

Aplicadas por los jueces

Una vez que la norma jurídica adquiere su validez formal, material y axiológica, ya tenemos la posibilidad
de aplicarla a la solución de conflictos. No obstante, no todas las personas podemos aplicar el derecho
en una controversia.

8
La facultad de aplicar el derecho se encuentra establecida a favor de diversas autoridades encargadas
de impartir justicia, pero que, en última instancia procesal, será el Poder Judicial de la Federación el
órgano encargado de determinar si una sentencia, resolución, o laudo fue dictado conforme a derecho.

De acuerdo a los artículos 14 y 16, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la
aplicación del derecho se hará mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos, en
el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento y conforme a las Leyes expedidas con
anterioridad al hecho, en donde la autoridad competente tenga el deber de fundar y motivar sus
resoluciones judiciales.

Los derechos relacionados con la aplicación del derecho son la igualdad, seguridad, legalidad, petición,
acceso a una justicia imparcial, pronta y expedita, audiencia. Estos derechos se garantizarán mediante
los controles de legalidad (que la sentencia se ajuste conforme a las leyes, códigos, reglamentos,
etcétera), de constitucionalidad (que la sentencia se ajuste conforme a la constitución), y de
convencionalidad (que la sentencia se ajuste a los tratados e instrumentos internacionales firmados por
el Presidente de la Republica, y ratificados por la Cámara de Senadores).

La aplicación del derecho por los jueces es un derecho constitucional, que se encuentra previsto en
el artículo 17, de nuestra Carta Magna. En dicho precepto legal se establece que ninguna persona podrá
hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho. Ya que ante un conflicto
toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para
impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta,
completa e imparcial. Este acceso efectivo a la justicia será gratuito.

La validez valorativa

La validez valorativa de la norma jurídica la encontramos en la dimensión axiológica del derecho. Esta
dimensión permite a la norma jurídica ser el instrumento idóneo para satisfacer nuestras necesidades
sociales, las cuales se ven materializadas en valores como la justicia, autonomía de las personas, libertad,
igualdad, educación, salud, seguridad, legalidad, audiencia, democracia, bien común, y cualquier otro
valor que cada sociedad considere mejor para sí.

Ante la presencia de un conflicto, la dimensión valorativa nos permite utilizar no sólo normas sustantivas
o adjetivas, sino también principios y derechos humanos, cuyo principal método de funcionamiento es
el principio de proporcionalidad.

Con fundamento en
principios
Como hemos estudiado en la unidad 5, los principios son mandatos de optimización de un derecho
subjetivo, cuya función principal es orientar las decisiones que resolverán los conflictos que se planteen
ante las diversas autoridades de impartición de justicia, sean estas administrativas, legislativas o
judiciales.

9
Por ejemplo...
En un proceso de divorcio se le otorga la guarda y custodia a uno de los cónyuges, pero además se ordena
la restricción de visitas y convivencias con el cónyuge que no tiene la guarda y custodia, ante esta
situación, es evidente que el cónyugue que no tiene la guarda y custodia no debe convivir con su hijo
menor, pues así lo resolvió el órgano jurisdiccional.No obstante, lo anterior, los padres del cónyugue que
no tiene la guarda y custodia (abuelo y abuela) quieren convivir con su nieto menor, pero el cónyugue
que tiene la guarda y custodia no lo permite, pues argumenta que no tienen derecho, ya que sólo el
padre y la madre tienen el derecho a una convivencia.

Si resolvemos el conflicto sólo con reglas jurídicas, concluiríamos que, en efecto, el derecho de convivir
con el hijo menor de edad está a favor de los progenitores, pues el Código Civil no establece dicho
derecho a favor de los ascendientes (abuelos y abuelas).

Sin embargo, si utilizamos los principios para resolver el caso, el resultado es diferente. Ya que, si
utilizamos el principio del interés superior de menor, llegaremos a la conclusión a la que arribó el Tercer
Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito, en el amparo directo 357/2018, de fecha 13 de
junio de 2018, que dada la importancia del tema se transcribe:

“El régimen de visitas y convivencias es un derecho que asiste a los niños, niñas y adolescentes, con lo cual se busca
velar el sano desarrollo emocional de hijos de padres separados. En el supuesto de que exista una restricción judicial
para que algún progenitor pueda acercarse a ellos, dicha prohibición no involucra a los abuelos, quienes pueden instar
la acción de convivencia con sus nietos. Ellos gozan de un papel importante en la dinámica actual de las familias, al
desempeñar un rol fundamental en la cohesión familiar, pues fungen como agentes, entre otros, de transmisión de
valores, cuya importancia se acrecienta en escenarios de ruptura familiar al contrarrestar situaciones de hostilidad o
enfrentamiento entre los progenitores. Conforme a un principio moral de solidaridad de forma paralela o
complementaria, en ocasiones son familiares que buscan y permiten asegurar la continuidad de las relaciones
personales entre niños, niñas y adolescentes, con el ascendiente que no tiene la guarda y custodia. Cuando alguno de
los progenitores de los hijos tiene restricción judicial que le impide acercarse a ellos, la convivencia con esa línea
(consanguínea) puede empezarse a mermar y distanciar, y dañar, con ello, a los niños. Ahora bien, en función de la
dinámica de las relaciones paterno-familiares y el interés superior de la infancia, es a éstos a quienes asiste el derecho
de la convivencia con ambos progenitores, por mayoría de razón con sus abuelos. Esto significa que los niños, niñas y
adolescentes deben tener acceso a las dos familias de sus progenitores. La convivencia con los abuelos, de estar muy
tensas las relaciones entre las partes, puede paulatinamente irse liberando a otros espacios y comenzar en el centro de
convivencias.”

De lo anterior, se advierte que en la actualidad se deben utilizar los principios para resolver los conflictos
que se susciten en la sociedad.

Acorde con los principios y los


derechos humanos
A partir del 10 de junio de 2011, nuestro sistema jurídico fue reconfigurado, dando lugar a tres tipos de
derechos subjetivos:

10
Derechos subjetivos generales

Se encuentran previstos en Leyes, Códigos, Reglamentos, Normas Oficiales Mexicanas, Acuerdos,


Decretos, etcétera. También se les denomina derechos. Su garantía de protección es el control de
legalidad.
Derechos fundamentales

Se encuentran previstos sólo en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. También se
les denomina derechos constitucionales. Su garantía de protección es el control de constitucionalidad.
Derechos humanos

De acuerdo con el artículo 1, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, los derechos humanos se encuentran previstos en la Constitución, y en Tratados e
Instrumentos Internacionales. Su garantía1 de protección es el control de convencionalidad.
Lo anterior significa que para la resolución de conflictos es necesario que cualquier derecho subjetivo
sea protegido mediante los tres controles (legalidad, constitucionalidad, y convencionalidad), a fin de
que la sentencia que se emita podamos considerarla como justa. Luego entonces, si existen principios y
derechos humanos, es necesario crear un nuevo método de aplicación del derecho, este método se llama
principio de proporcionalidad. Veamos en que consiste.

Principio de proporcionalidad

El Principio de Proporcionalidad es una aportación teórica de Robert Alexy. Su teoría, se basa en


establecer el desplazamiento temporal de un principio sobre otro, o sea, consiste básicamente en
realizar una ponderación de principios atendiendo a las circunstancias en que se presenta cada caso.
Para ponderar se utiliza la ley de ponderación, que es formulada de la siguiente forma: “cuanto mayor
sea el grado de insatisfacción o de detrimento de un derecho o de un principio, mayor debe ser la
importancia de satisfacer el otro”.

Para operacionalizarla, debemos dividirla en tres fases:

1
Este termino es entendido como mecanismo o instrumento de protección de derechos subjetivos

11
La operacionalización de esta ley finaliza estableciendo una fórmula de peso y una escala triádica. Para
ello, da un valor por cada escala, el cual está determinado por una secuencia geométrica. En este sentido,
la primera escala está representada con la letra l, que significa leve y tiene el valor de 1 (20); la segunda
escala la representa la letra m, que significa moderada, tiene el valor de 2 (21); la última escala se
representa con la letra g, que representa grave, teniendo como valor 4 (22)

La fórmula de esta ley es la siguiente:

Esta formulación teórica no sólo se puede utilizar para establecer la prevalencia de un principio sobre
otro, sino, además, para evaluar el correcto funcionamiento de un determinado principio. Así, por
ejemplo, tratándose del funcionamiento del Principio de Igualdad entre los Candidatos de
Representación Proporcional, el resultado es el que se muestra a continuación.

Análisis del principio de igualdad entre los candidatos de RP con el principio de proporcionalidad de Robert
Alexy

Del estudio de los estatutos de los tres principales partidos políticos nacionales en México, se establecen tres
requisitos indispensables para formar parte de un partido político, éstos son: aceptar los principios, estatutos y
programa del partido, solicitud por escrito, y comprometerse a acatar como válidas las resoluciones del partido.
Siendo miembro del partido se establece como uno de sus derechos acceder a puestos de elección popular o de
representación proporcional (RP).

En el supuesto de que una persona postulada como candidato resulte electa en el proceso electoral, tiene la
obligación de desempeñar las funciones de acuerdo a las leyes establecidas por el Estado Mexicano, respetando
los Principios de Doctrina, el Código de Ética y los Programas del partido al que pertenezcan (artículo 41, fracción
I, párrafo segundo, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos).

Aunado a esto, los Diputados deberán acatar las resoluciones del partido, por lo que, se les obliga
estatutariamente a actuar como entidad colegiada que represente al partido en la Cámara, es decir, se les
establece como obligación unirse con otros Diputados del mismo partido para que formen una fracción
parlamentaria, éstas, formularán iniciativas y proyectos legislativos conforme a los postulados, valores y principios
que rigen en el partido y que están consignados en los documentos básicos, así como también, atenderán las
resoluciones políticos y sugerencia del partido, lo que trae como consecuencia, la disciplina del voto.

La disciplina del voto consiste en que los Diputados integrantes de una fracción parlamentaria tienen la obligación
de emitir su voto en las sesiones parlamentarias de acuerdo con los programas, principios y líneas generales del
partido. En el supuesto de que no se observaran las disposiciones establecidas en los documentos básicos, las

12
sanciones a que son acreedores por indisciplina partidista2 son: amonestaciones, suspensión temporal de
derechos de militante, inhabilitación temporal para desempeñar cargos de elección popular, puestos directivos
dentro del partido o la expulsión del partido.

En términos iusprivatistas, las responsabilidades se fincan por incumplimiento de algunas de las obligaciones que
establecen para los militantes, es decir, la indisciplina partidista se establece en función de la importancia del
proyecto, iniciativa de ley, tema en discusión en la Cámara o por inobservancia de los documentos básicos del
partido. Así ocurría en la antigua Francia: el diputado, simple mandatario de la bailía3, sólo representaba en los
Estados Generales la bailía que delegaba en él. El diputado moderno al igual que el diputado del antiguo régimen,
sólo representa al partido político que lo postuló como candidato.

En este sentido, es la organización interna de cada partido la que decide qué miembros son postulados como
candidatos de RP. Para ocupar una candidatura de este tipo es condición sine qua non4 que “todos los candidatos”
además de cumplir con el perfil necesario, satisfagan los requisitos establecidos por sus estatutos y demás
reglamentos internos. Bajo esta premisa, existe igualdad política y normativa5, entre los candidatos.

De acuerdo al anterior planteamiento, el orden en que aparecen los candidatos de RP no debería importar, pues,
todos los que resulten electos buscarán por disciplina partidaria la realización del programa de acción. Ahora que
contamos con estos elementos, vamos a aplicar el principio de proporcionalidad de Alexy.

Procedimiento

Primer paso

Establecer cuántos tipos de candidatos existen. Utilizando la dicotomía, dividiremos en dos clases a los candidatos:

2
Las sanciones a que son acreedores en caso de indisciplina, incumplimiento de sus cargos o infracción a los Estatutos, se
establecen estatutariamente de la siguiente forma: El Partido Acción Nacional los establece en el artículo 13; El Partido de
la Revolución Democrática los establece en el artículo 25, apartado 6,7 y 8; El Partido de la Revolución Democrática los
establece en los artículos 223, 224, 225, 226, y 227.
3
La palabra bailía proviene del Aragón. baile, y éste del lat. baiŭlus, teniente, el que ayuda a sobrellevar un cargo. En este
sentido, Bailía es el territorio sometido a la jurisdicción del baile. Antiguamente, de forma general se conocía con el nombre
de Baile al ministro superior del real patrimonio; de forma local, el Baile era el hombre que en algunos territorios entendía
en primera instancia de lo tocante a rentas reales.
4
Sin la cual no
5
Se refiere a los documentos básicos de cada partido

13
Segundo paso

Sustitución de variables.

Tercer paso

Aplicación de la fórmula (asignación de valores). En el sistema


electoral se debe considerar que la intensidad de intervención con
(Ii) el derecho a ser elegido de los candidatos A, es grave (g= 4), y
que la importancia de satisfacer el derecho a ser elegido de los
candidatos B, también es grave (g= 4).La fórmula se divide en dos
partes. Primero, se debe encontrar el valor de Pj, o sea, el valor de los candidatos B:

Cuarto paso

Una vez que tenemos los valores de cada variable, toca realizar la ponderación.
En consecuencia:
Si y sólo si Pi < Pj, entonces, Pj > Pi
Aplicaba la fórmula al análisis de nuestro caso:Pj son los Candidatos B, cuyo grado de afectación es igual a 1.
Pi son los Candidatos A, cuyo grado de afectación es igual a 0.5
En consecuencia,
Los Candidatos A < Candidatos B,entonces,
Los Candidatos B > Los Candidatos A. Dicho de otra manera, el grado de detrimento e insatisfacción de no elegir a
los Candidatos B es grave, ya que el sólo hecho de encontrarse ubicados después del número 10 de orden de
preferencia, no es suficiente para concluir que se deben elegir sólo a los Candidatos A.
Luego entonces, al aplicar la fórmula del principio de proporcionalidad de Robert Alexy, concluimos, deben
establecerse las condiciones necesarias para que tanto candidatos A como candidatos B, tengan las mismas
posibilidades de elección.

A cada variable se le dio un valor por lo siguiente: si sólo la élite del partido tiene la posibilidad de acceder
a un cargo de esta naturaleza, ¿qué pasa con los demás miembros del partido? ¿es suficiente ser
postulados como candidatos sin ninguna posibilidad de acceder al cargo? Si bien nombrar a candidatos
que no tienen ninguna posibilidad de ser elegidos es un medio de control que permite al partido
establecer cierto equilibrio entre sus miembros, no justifica el hecho de que no puedan acceder política
y jurídicamente al cargo.

La aplicación de esta fórmula permite argumentar sólidamente, que se debe preservar el principio de
igualdad entre los Candidatos de Representación Proporcional, y no elegir sólo a los Candidatos A.

Por tanto, se debe satisfacer el derecho de ser elegidos, en igualdad de circunstancias, tanto a
Candidatos A, como a Candidatos B.

Como pudo advertir, la teoría de Robert Alexy es muy útil para solucionar casos difíciles, representa una
herramienta importante para el análisis y la toma de decisiones. Su idea central es la ponderación basada
en la justicia, ya que se debe justificar si es grave o no, elegir a uno u otro principio en conflicto.

14
Bibliografía

• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• Kelsen, Hans, Teoría pura del derecho, 15.ª ed., México, Porrúa, 2007.
• Marshall, Geoffry, Teoría constitucional, Madrid, Espasa-Calpe, S.A., 1982.
• Rawls, John, Teoría de la Justicia, México, Fondo de Cultura Económica, 1985.

Legislación

• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos, última reforma publicada en el DOF 27/08/2018, disponible
en https://bit.ly/1iXRdq5, consulta: 20/02/2019.

Interpretación de la Ley

• “Régimen de visitas y convivencias. Cuando exista una restricción judicial para que algún
progenitor pueda acercarse a sus hijos, dicha prohibición no involucra a los abuelos, quienes
pueden instar la acción de convivencia con sus nietos”, [tesis aislada civil], I.3o.C.341 C
(10a.), Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, reg. 2018797, Décima Época, t. II,
diciembre de 2018, p. 1141, disponible en https://bit.ly/2tDG1fW , consulta: 25/02/2019.

Imagen

• (1) Reflexión, UNAM/Facultad de Derecho-DED.

15
Mi experiencia de aprendizaje

Validez normativa

Cuestionario

En esta unidad estudiamos tres tipos de validez: legal, material y valorativa. Asimismo, concluimos que
el derecho no sólo está compuesto por normas jurídicas −consideradas como reglas de conducta−, sino
también por principios. También estudiamos que, además de derechos generales y derechos
fundamentales, existen derechos humanos, cada uno de ellos con su respectiva garantía.

Ahora llegó el momento de aplicar ese conocimiento, y aprender a identificarlos en tesis y


jurisprudencias de nuestro Poder Judicial de la Federación. Para lograr tal fin, complete el cuadro que se
le proporciona e incluya una reflexión con base en la actividad de aprendizaje, en donde explique porque
la validez de la norma jurídica es importante en su ejercicio profesional.

¡Recuerde colocar las fuentes de consulta!

Puede consultar los siguientes sitios para localizar las normas vigentes:

• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos


• Código Nacional de Procedimientos Penales
• Código Penal para el Distrito Federal
• Convención Americana sobre Derechos Humanos
• Pacto Internacional de Derechos Civiles y políticos

16
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 7. La creación del Derecho
Introducción

Ya hemos obtenido el conocimiento sobre lo que es el derecho, cómo se estudia, cuáles son sus
elementos o características y cómo se puede clasificar para su estudio. Ahora bien, es necesario saber
de qué forma se crea y, por último, la manera de aplicarse. Lo anterior es vital debido a que es parte de
la técnica jurídica, cuyos elementos son la creación, interpretación y aplicación de las normas jurídicas.

El derecho, como construcción normativa coactiva, necesariamente tiene un origen histórico. Como ya
lo hemos visto en unidades anteriores, surge a la par de la propiedad privada, cuando se originan los
conflictos de intereses; pero ese es sólo su momento histórico de nacimiento.

La creación del derecho como técnica de control social data de diversas formas, las cuales
llamamos fuentes del derecho. Estas fuentes pueden ser diferenciadas de acuerdo con
su origen específico, origen por el que la doctrina clásica las denomina fuentes formales,
materiales, e históricas.

No obstante a lo anterior, existe otros criterios clasificatorios que nos permiten identificar otro tipo de
fuentes, que explican mejor los procesos de producción normativa, los cuales estudiaremos en esta
unidad. Recordemos que a partir del 10 de junio de 2011, se instauró en nuestro sistema jurídico la figura
jurídica de “Derechos Humanos”, lo que nos obliga a estudiar cuál es el proceso de producción normativa
de derechos humanos, para que los mismos tengan efecto vinculante para las autoridades mexicanas,
es decir, para que adquieran su obligatoriedad.

Finalmente, es importante que comprenda que las fuentes del derecho atienden a épocas, contextos y
realidades específicas en el desarrollo del ser humano y las sociedades. Por ello, es relevante distinguir
los procesos y las maneras en las que el derecho ha tomado forma y se ha erguido a través de la historia,
siempre representando de forma nítida el acontecer de su época

¡Bienvenidos y bienvenidas!

P á g i n a 1 | 22
Objetivo particular

El alumnado analizará las diversas formas de creación del Derecho, identificando los procesos de
creación del Derecho dentro del ordenamiento jurídico mexicano.

Temario

Unidad 7. La creación del Derecho

• 7.1. La producción normativa


o 7.1.1. Criterios clasificatorios
▪ 7.1.1.1. Formales y materiales
▪ 7.1.1.2. Principales y supletorias
• 7.2. Derecho legal y Derecho judicial
o 7.2.1. Procesos legislativos
o 7.2.2. Proceso reglamentario
o 7.2.3. Proceso jurisprudencial
• 7.3. Otras formas de producción normativa
o 7.3.1. Fuentes del Derecho internacional
o 7.3.2. Proceso consuetidinario
o 7.3.3. Principios generales del Derecho
• 7.4. Las fuentes formales en el Derecho mexicano

P á g i n a 2 | 22
Creando conciencia

La farmacodependencia

En la actualidad la farmacodependencia es un tema prioritario de salud pública a nivel mundial y


específicamente en materia penal representa una excusa absolutoria del delito, bajo determinadas
condiciones. Esto significa que se excluye la responsabilidad penal por existir inexigibilidad de otra
conducta.

Las consecuencias que ocasiona el consumo de drogas, tanto en la salud del individuo, como en su
entorno familiar y social son graves, ya que las drogas destruyen vidas, destruyen la voluntad, destruyen
todo. Cuando una persona es farmacodependiente, su vida cambia o incluso termina.

Si conoce a alguien con dependencia a las drogas, ayúdelo, dele información, proporcione opciones. Que
no quede en usted el haber podido ayudar. Si bien las personas farmacodependientes normalmente no
aceptan su padecimiento, usted tiene el deber de apoyarlo hasta que sus posibilidades se lo permitan.

La producción normativa

Una de las características principales de las normas jurídicas es su heteronomía, lo que significa que
existe una autoridad con facultades de producción normativa, la cual es diferente a las personas que
deberán cumplir con lo dispuesto en esas normas jurídicas.

Lo anterior significa que, si existen autoridades con facultades de producción normativa, entonces,
deben existir diferentes procesos de producción normativa, cuyo producto será una norma jurídica.

Esos procesos de producción normativa tienen una serie de requisitos que son necesarios satisfacer para
que el producto (la norma jurídica) adquiera su validez formal, si y sólo si adquiere su validez formal,
entonces, en automático adquiere su validez temporal, espacial, personal y material; adquiere sus
características de exterioridad, bilateralidad, coercibilidad; adquiere su núcleo normativo, y su sanción
jurídica; adquiere el objetivo de perseguir los tres fines principales: bien común, justicia, y seguridad
jurídica; regulará las instituciones jurídicas ya creadas o regulará las instituciones jurídicas que se creen.

Recuerde que...
La validez formal de la norma jurídica es una aportación de la Teoría Pura del Derecho de Hans Kelsen
(1934).

P á g i n a 3 | 22
Criterios clasificatorios

El derecho es un fenómeno social y, en consecuencia, puede tener orígenes y procedimientos de


creación diversos que son determinados, a su vez, por el entorno político, social, histórico y económico
en que nos situemos. Nosotros nos centraremos en los procesos de producción normativa.

CLASIFICA
jurídico, la palabra “fuentes” se emplea en sentido metafórico, en referencia a la investigación de los orígenes mismos
Cuando hablamos de procesos de producción normativa hacemos referencias a las fuentes del Derecho. En el ámbito

Básicamente, esta clasificación tradicional da lugar a las diversas formas de producción


normativa: proceso legislativo, reglamentario, jurisprudencia, proceso
consuetudinario, principios generales del derecho, fuentes del Derecho internacional,
y autonomía de la voluntad.
ATENDIENDO A LA PLENITUD DEL ORDENAMIENTO JURIDICO

Este criterio clasificatorio está relacionado con la impartición de justicia, es decir, al


lado práctico del derecho. La plenitud del ordenamiento jurídico predica que los
sistemas jurídicos cuentan siempre con una norma para resolver cualquier problema
(Álvarez, 1995: 262). Sin embargo, en la práctica profesional privada, pública, y sobre
todo para la labor jurisdiccional, nos encontramos a menudo que un ordenamiento
PROCESOS DE REPRODUCCIÓN NORMATIVA.

jurídico no es pleno, es decir, está incompleto o es insuficiente para resolver un


conflicto, ya sea porque la conducta no está regulada, porque necesita interpretarse,
CRITERIOS DE CLASIFICACIÓN

o en su caso, porque es necesario acudir a otra fuente del derecho.

Cuando un ordenamiento jurídico no es pleno, se dice que el ordenamiento jurídico


presenta “lagunas”, de aquí que Álvarez Ledesma (1995: 262) sostenga que las lagunas
son espacios jurídicos vacíos, dejados por el derecho, no son fallas del mismo, sino
límites naturales que todo ordenamiento jurídico posee. Luego entonces, el
de donde nace el derecho (Villoro Toranzo, 2012: 155).

reconocimiento de que el ordenamiento jurídico no es pleno, da lugar a la siguiente


clasificación: principales y supletorias.

ATIENDIENDO AL PROCESO LEGISLATIVO

A partir de la instauración de la figura jurídica de los “Derechos Humanos,” el 10 de


junio de 2011, se puede hablar de un nuevo criterio clasificatorio de las fuentes del
derecho, es decir, siguiendo la tesis de Héctor Fix-Zamudio (2018) debemos reconocer
la existencia de un derecho interno de fuente externa, y un derecho interno de
fuente interna. Las clasificaciones que estudiaremos están enfocadas en el contexto
nacional e internacional.

Para saber más...


La teoría de Héctor Fix-Zamudio fue presentada en la conferencia Derecho
Internacional de los Derechos Humanos, Ámbitos Interno e Internacional en el V
Congreso Internacional de Derecho Constitucional en abril de 2018.

P á g i n a 4 | 22
ATENDIENDO A LA PLENITUD DEL ORDENAMIENTO JURIDICO

FORMALES: Las fuentes formales también pueden denominarse instrumentales “[…] pues a través de
ellas se pretende saber cuándo y en qué condiciones una norma jurídica es válida y obligatoria para una
sociedad determinada” (Pereznieto, 2012: 310). Se definen como todos aquellos procesos o actos a
través de los cuales se identifica a las normas jurídicas dotándolas de juridicidad (validez), es decir, de la
protección especial que asegura su cumplimiento (la coacción) (Álvarez, 1995: 129).

• DIRECTAS: Serán directas cuando la elaboración de las normas jurídicas corre a cargo de una autoridad
legislativa, ejecutiva, y judicial.
• INDIRECTAS: Serán indirectas cuando la elaboración de las normas jurídicas se encuentra a cargo de
particulares, a través de la costumbre jurídica o normas jurídicas individualizadas (contratos privados).

A su vez, las fuentes formales se dividen en directas e indirectas. Por ello, las fuentes formales del
derecho son procedimientos de creación del derecho preestablecidos en determinado núcleo social. En
nuestro país, el proceso de creación del derecho se encuentra previsto y regulado en la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos. Las fuentes formales pueden verse reflejadas no sólo en
la creación de figuras jurídicas, sino también en su supresión por desuso. Así, los esponsales, o promesa
de matrimonio, dejaron de regularse en el Código Civil Federal, pues el mismo desuso llevó a su
supresión.

MATERIALES: Las fuentes materiales también son conocidas como fuentes reales, se consideran como
elementos distintivos de un grupo social que se ven reflejados en sus propias normas. Álvarez Ledesma
(1995: 129) sostiene que las fuentes materiales son todos aquellos contenidos normativos que
constituyen la materia que se incorpora a las normas jurídicas, como lo son, valores o principios morales,
aspiraciones o principios sociales, necesidades a satisfacer, criterios, costumbres, etcétera.

Cuando analizamos al derecho desde una perspectiva sociológica, nos topamos con las denominadas
fuentes materiales o reales del derecho. “[…] las fuentes reales se componen de todas las características
y necesidades de una comunidad que, a su vez, delimitan el contenido y el alcance de sus propias normas
jurídicas” (Pereznieto, 2012: 341).

De acuerdo con lo expuesto por Miguel Villoro Toranzo (2012: 157), las fuentes reales o materiales,
pueden reducirse a dos:

P á g i n a 5 | 22
HISTORICAS: Al cuestionarnos sobre el origen de un sistema normativo debemos hacer referencia a
aquellos documentos históricos que hablan o se refieren al derecho. En el pasado, estos documentos
eran de la índole más diversa, como papiros, pergaminos, citas jurídicas, etcétera. Todos estos
documentos reciben el nombre de fuentes históricas y son indispensables para conocer el texto de una
ley, un tratado, etcétera.

Las consideramos fuentes históricas porque son documentos que, aunque ya no estén vigentes en la
actualidad, contienen las disposiciones normativas que rigieron determinada época y que, incluso,
recopilan los argumentos expuestos tras dichas disposiciones. Su importancia y utilidad radica en que
nos permite conocer y comparar la forma en que se han regulado determinadas situaciones de derecho
y su contexto.

Reflexión...
En México, algunas fuentes históricas son el Diario Oficial de la Federación, el Semanario Judicial de la
Federación y otras revistas que publican la jurisprudencia de diversos tribunales.

¿Qué fuentes históricas existen en su entidad?

PRINCIPALES: Serán fuentes principales la Ley, con independencia de que tengan su origen en el poder
legislativo, ejecutivo, o judicial, y las normas jurídicas individualizadas, ya sea como un contrato o
sentencia judicial.

SUPLETORIAS: Procesalmente, al reconocerse los limites naturales, la labor jurisdiccional ha dispuesto


una serie de instrumentos (fuentes formales) que ayudan a superar las lagunas, esos instrumentos son
las fuentes supletorias. Estas se utilizan cuando un ordenamiento jurídico necesita interpretación,
orientación, o para remisión, y de esta forma, poder resolver el conflicto.

¡Importante!
Ante la presencia de una laguna jurídica, se utilizan las fuentes supletorias, ya sea porque el mismo
ordenamiento jurídico ordena que ante la falta de regulación normativa se acuda a un ordenamiento
jurídico diferente para resolver el conflicto (función de remisión), o porque sea necesario acudir a la
costumbre jurídica, principios generales del derecho, o a interpretaciones judiciales (tesis y
jurisprudencias), ya sea como forma de interpretación u orientación jurídica, para resolver un conflicto.

DERECHO INTERNO DE FUENTE INTERNA

DERECHO INTERNO DE FUENTE EXTERNA

P á g i n a 6 | 22
Reflexión...
Tratándose de la despenalización del uso de la marihuana con fines medicinales o terapéuticos,
¿considera usted que la fuente del derecho sería una fuente real, tal como los recientes avances y
descubrimientos médicos? ¿Cree que la razón de su surgimiento sean realmente los ideales de justicia,
o cree que las normas atiendan a situaciones de tipo económico o político?

Con base en lo anterior, llegamos a la conclusión de que las fuentes formales son el aspecto instrumental
(formal) de producción normativa para que las normas jurídicas adquieran validez y obligatoriedad; y
las fuentes materiales son las condiciones fácticas (reales) que generan el contenido de las normas
jurídicas.

Sabemos que el derecho es un producto social y que, en consecuencia, se encuentra en constante


evolución, es decir, es dinámico y cambia en la medida en que la sociedad que regula y le da origen lo
hace. Por ello, podríamos afirmar que todo ordenamiento jurídico lleva inserta una fuente real, un
evento social determinante que se refleja en los preceptos. El derecho debe atender a las demandas
sociales contemporáneas, y es en este aspecto que radica la importancia de las fuentes reales.

Por ejemplo...
Los índices de inseguridad recientes, mismos que han derivado en una elevación del número de
personas desaparecidas, se ha visto reflejado en diversos códigos civiles y leyes, como del estado de
Coahuila, enfocadas a facilitar y agilizar la tramitación del procedimiento de declaración de ausencia
y presunción de muerte.

Por ejemplo...
La apertura del campo de acción de derechos humanos reconocidos ha logrado la inserción de
comunidades LGBTTI a figuras como el matrimonio civil y la adopción.

Referente a las fuentes principales y supletorias podremos estudiarlas a profundidad en los siguientes
temas.

Derecho legal y Derecho judicial

En este apartado vamos a estudiar a las formas de producción normativa previstas en la constitución, las
cuales se dividen en legal (proceso legislativo y reglamentario), y judicial (proceso judicial). Si una norma
jurídica es producto de alguno del proceso de producción normativa previsto en la Constitución,
entonces, la norma jurídica adquiere plena validez, eficacia, y obligatoriedad. De aquí que sea
importante para nosotros saber cómo funcionan estos mecanismos de producción normativa.

Proceso legislativo

En los países de derecho escrito, la legislación es la más importante de las fuentes formales. Ésta
presupone, a su vez, un proceso de creación.

P á g i n a 7 | 22
Definamos...
Proceso legislativo

“El proceso por el cual uno o varios órganos del Estado formulan y promulgan determinadas reglas
jurídicas de observancia general, a las que se da el nombre específico de leyes” (García Máynez, 1996:
52). Es importante distinguir, entonces, que la ley no es la fuente formal, sino el resultado de la actividad
legislativa.

La principal forma de producción normativa es el proceso legislativo, ya que el producto final son Leyes
(sustantivas y adjetivas), Código (sustantivos y adjetivos), Reformas a la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos (mediante la cual se derogan, abrogan, reforman o adicionan, normas
jurídicas), Tratados e instrumentos internacionales. En este proceso intervienen dos
poderes: Ejecutivo y Legislativo.

Dicho de otra forma, con base al proceso legislativo se produce el derecho interno de fuente interna
(Leyes, Códigos, Estatutos, Reglamentos que regulan el poder legislativo, Decretos legislativos, Reformas
Constitucionales), y derecho interno de fuente externa (Tratados e Instrumentos Internacionales).

Es por ello, que tenemos que hablar de dos procesos legislativos:

a) Proceso legislativo que produce derecho interno de fuente interna

En este tipo de proceso de producción normativa participan el Poder Legislativo mediante la Cámara de
Diputados (ya sea en funciones de Cámara de origen, o de Cámara de revisora), y la Cámara de Senadores
(ya sea en funciones de Cámara de origen, o de Cámara de revisora); y también participa el Poder
Ejecutivo mediante el Presidente de la República.

Su fundamento constitucional se encuentra en los artículos 71, 72, 73, 74, 75, 89, fracción I, y 135. De
dichos preceptos constitucionales, se sabe que las etapas de este proceso legislativo son:

Iniciativa
Acto por el cual determinados órganos del Estado someten a consideración del Congreso un
proyecto de ley (CPEUM, art. 71).

Compete a...

• Presidencia de la república.

• Diputados y Senadores del Congreso de la Unión

• Legislaturas locales

P á g i n a 8 | 22
A los ciudadanos en un número equivalente, por lo menos, al 0.13% (cero punto trece por ciento)
de la lista nominal de electores.

Discusión
Acto mediante el cual las Cámaras deliberan acerca de las iniciativas, a fin de determinar si deben o
no ser aprobadas. A la Cámara en donde inicialmente se discute un proyecto de ley se le denomina
Cámara de origen; a la otra, revisora. Así por ejemplo, si el proceso legislativo inició en la Cámara
de Diputados, entonces, será la Cámara de origen, por lo que la Cámara de Senadores será la Cámara
revisora; por el contrario, si el proceso legislativo inició en la Cámara de Senadores, entonces, será
la Cámara de origen, y la Cámara de Diputados será la revisora.

Aprobación

Acto mediante el cual las Cámaras aceptan un proyecto de ley. Puede ser total o parcial.

Sanción

Aceptación de una iniciativa por el Poder Ejecutivo. Es un acto posterior a la aprobación del proyecto
por las Cámaras. Derecho de veto: implica la negativa de la presidencia a sancionar un proyecto ya
admitido por el Congreso.

Publicación

Acto por el cual la ley ya aprobada y sancionada se da a conocer a quienes deben cumplirla. Se hace
en el Diario Oficial de la Federación y diarios o gacetas oficiales de los estados, tratándose de leyes
locales.

Iniciación de la vigencia

El lapso contenido entre el momento de la publicación y aquél en que la norma entre en vigor se
denomina vacatio legis, término durante el cual se supone que los destinatarios de una norma
estarán en condiciones de conocerla. Concluido el lapso, la norma es obligatoria.

P á g i n a 9 | 22
Las etapas en el proceso legislativo descrito son invariables; es decir, aunque con peculiaridades
propias, toda ley, para serlo, deberá transitar por todas y cada una de dichas etapas. Una de las
peculiaridades posibles es que, tratándose de leyes locales, serán el Poder Legislativo y Ejecutivo local
quienes intervengan.

Reflexión...
¿Qué particularidades se contemplan respecto al procedimiento legislativo de su entidad?

El producto del proceso legislativo que produce derecho interno de fuente interna, son los derechos
generales, y derechos fundamentales. Lo que en consecuencia implica que se introducen dos controles
(control entendido como mecanismo de protección), el control de legalidad cuando se protegen
derechos generales, previstos en Leyes, Códigos, Reglamentos, Acuerdos, Protocolos, etcétera; y
el control de constitucionalidad cuando se protegen los derechos fundamentales, previstos en la
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

b) Proceso legislativo que produce derecho interno de fuente externa

En este tipo de proceso de producción normativa participan el Poder Legislativo, única y exclusivamente,
mediante la Cámara de Senadores, y el Poder Ejecutivo mediante el Presidente de la República. Su
objetivo es producir normas jurídicas contenidas en Tratados e Instrumentos Internacionales.

Su fundamento constitucional se encuentra en los artículos 76, fracción I, 89, fracción X, y 133. De dichos
preceptos constitucionales, se sabe que las etapas de este proceso legislativo son dos: celebración del
tratado o instrumento internacional, y aprobación de tratados e instrumentos internacionales.

1. Celebración del tratado o instrumento internacional: De acuerdo al artículo 89, fracción X, de


la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es facultad exclusiva del presidente de la
República la celebración de tratados e instrumentos internacionales. Para llegar a la firma de dichos
ordenamientos jurídicos, el Presidente de la República deberá negociar con otros países que tratados o
instrumentos internacionales son de utilidad para nuestro país.

Una vez firmado el tratado o instrumento internacional se termina la primera etapa, y se inicia la segunda,
que coloquialmente, se le conoce como ratificación del tratado o instrumento internacional, por parte
de la Cámara de Senadores.

2. Aprobación de tratados e instrumentos internacionales: Una vez que el Presidente de la República ha


firmado (celebrado) el tratado o instrumento internacional, le corresponderá, única y exclusivamente, a
la Cámara de Senadores la aprobación (ratificación) del ordenamiento jurídico que firmó el Presidente de
la República.

Si se pregunta porque es la Cámara de Senadores la autoridad legislativa que debe aprobar el tratado o
instrumento internacional, la respuesta es simple. Se debe a que la Cámara de Senadores representa a las
entidades federativas, y debido a que nuestra forma de gobierno es la Federación, entones, se necesita el
consentimiento de todos los estados del país, para que dichos ordenamientos jurídicos tengan plena
validez, eficacia, y obligatoriedad.

P á g i n a 10 | 22
El producto del proceso legislativo que produce derecho interno de fuente externa, son los Derechos
Humanos. Lo que en consecuencia implica que se introduce un nuevo control (entendida esta como
mecanismo de protección de derechos humanos), se introduce el Control de Convencionalidad.

Proceso reglamentario

Para estudiar y comprender el proceso reglamentario, debemos partir de la definición de reglamento:

Definamos...
Reglamento

“Conjunto de disposiciones jurídicas expedido por el Ejecutivo con fundamento en la fracción aludida (89, fracción
I). Tiene las características de la ley, es decir, es general y abstracto y su finalidad es facilitar su aplicación a casos
concretos, pero sin ir más allá de lo dispuesto por la propia ley” (Pereznieto, 2012: 321).

Por ejemplo, la materia ambiental, en especial las disposiciones relativas al equilibrio ecológico tienen
un ámbito amplio y generalizado. Es a través de una serie de reglamentos, que las disposiciones de la
Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, pueden detallarse y precisarse,
proveyéndose así a su exacta observancia.

Actualmente, respecto del ordenamiento en comento, contamos con reglamentos en materia de áreas
naturales protegidas, autorregulación y auditorías ambientales, evaluación del impacto ambiental,
ordenamiento ecológico, prevención y control de la contaminación de la atmósfera, registro de
emisiones y transferencia de contaminantes.

Como sabemos, el Poder Ejecutivo es uno de los tres poderes en que se divide el poder público. Es a la
persona titular del Poder Ejecutivo a quien le corresponde la facultad reglamentaria. De acuerdo
al artículo 89, fracción I.

Como podrá observar en los ejemplos presentados, éstos contienen preceptos generales y abstractos
que abundan y perfeccionan un ordenamiento ya existente. Estos reglamentos fueron expedidos por el
entonces titular del Poder Ejecutivo de la Federación: Miguel de la Madrid, Ernesto Zedillo, Vicente Fox
y Felipe Calderón, con la participación del titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos
Naturales.

Consulte la ley vigente...


Ingrese al sitio oficial del gobierno de su entidad, ubique con qué reglamentos cuenta y observe si fueron emitidos
por el Poder Ejecutivo. ¿Quién era el representante?

P á g i n a 11 | 22
La facultad reglamentaria se constituye como un complemento al proceso legislativo, cuyo fundamento
legal es el artículo 89, fracción I, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Es a partir
y con base en un reglamento, que pueden dictarse directrices específicas sobre determinada materia,
atendiendo en todo momento a las bases que siente una ley.

Reflexión...
¿Considera que es importante y necesaria la facultad reglamentaria concedida a la persona titular del Poder
Ejecutivo? ¿Por qué?

Proceso jurisprudencial

Para entender el proceso jurisprudencial partiremos de explicar que la Suprema Corte de Justicia de la
Nación (SCJN) es la máxima autoridad del Poder Judicial de la Federación. En este proceso de producción
se producen criterios de interpretación de las normas jurídicas contenidas en los diferentes
ordenamientos jurídicos. Estos criterios pueden ser jurisprudencias, si su aplicación es obligatoria; o en
su caso, tesis si sólo representan un criterio orientador en la solución de conflictos. Ahora bien, el Poder
Judicial se ejerce de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación en
su artículo primero.

La Ley establece… Artículo 1º.


El Poder Judicial de la Federación se ejerce por:

I VI
La Suprema Corte de Justicia de la Nación. El Consejo de la Judicatura Federal.

II VII
El tribunal electoral. El jurado federal de ciudadanos.

III VIII
Los tribunales colegiados de circuito Los tribunales de los estados y del Distrito
Federal en los casos previstos por el
artículo 107, fracción XII, de la
IV
Constitución Política de los Estados Unidos
Los tribunales unitarios de circuito. Mexicanos, y en los demás en que, por
disposición de la Ley, deban actuar en
V auxilio de la justicia federal.

Los juzgados de distrito.

P á g i n a 12 | 22
Los tribunales unitarios de circuito se componen de un magistrado o magistrada y del número de
secretarios, secretarias, actuarios, actuarias y el personal que determine el presupuesto. Por su parte,
los tribunales colegiados de circuito se compondrán de tres magistrados y magistradas, de un secretario
o secretaria de acuerdos y del número de secretarios, secretarias, actuarios, actuarias y el personal.

La SCJN se compone por once ministros y ministras, término que deriva de minister, servidor. El término
se refiere a las y los miembros de la Suprema Corte para realzar su importancia y carácter de definitividad
en sus resoluciones.

Este órgano funciona en pleno y en salas. Tratándose del primero, se compone por los once ministros y
ministras; sin embargo, puede desempeñarse con siete.

En los casos excepcionales, es decir, de las materias relativas a controversias constitucionales, acciones
de inconstitucionalidad y de recursos de apelación en contra de sentencias de jueces de distrito dictadas
en procesos en que la federación sea parte y que por su interés y trascendencia así lo ameriten, es
necesaria la presencia mínima de ocho de sus integrantes.

Las salas en que funciona la Suprema Corte de Justicia son dos, divididas, en el ámbito de
su competencia, en asuntos civiles y penales para la primera, y administrativos y laborales para la
segunda. Ambas salas se componen por cinco integrantes, aunque pueden funcionar con cuatro
(Gamboa, 2007).

La Suprema Corte de Justicia de la Nación tiene un sinfín de atribuciones encaminadas al control de la


constitucionalidad, además de la jurisprudencia. Ahora bien, una vez que revisamos de manera muy
sintética la estructura y funciones de la SCJN, para poder comprender el proceso jurisprudencial, es
necesario que tenga claro qué es la jurisprudencia.

Los órganos jurisdiccionales, encabezados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tienen
como “responsabilidad fundamental la defensa del orden establecido por la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, además de solucionar, de manera definitiva, otros asuntos jurisdiccionales
de gran importancia para la sociedad” (SCJN, s. f.). Entre dichos asuntos jurisdiccionales se encuentran
las controversias que surjan en la aplicación de la Ley; para ello, se ha previsto un mecanismo para
indicar el sentido en el que se debe interpretar y aplicar la Ley.

De acuerdo con García Máynez la expresión jurisprudencia tiene dos significados:

P á g i n a 13 | 22
En México se utiliza la segunda expresión, y por lo mismo, la jurisprudencia son el conjunto de criterios
de interpretación de la norma jurídica, y por tanto, dentro de cada criterio que se emita existirán reglas,
normas, principios, valores, definiciones, y sobre todo razonamientos jurídicos que dieron lugar a ese
criterio de interpretación de la norma jurídica.
“El término ‘jurisprudencia’ designa la actividad que realizan los juristas cuando describen el derecho.
Actividad que normalmente se denomina ‘ciencia del derecho’, ‘doctrina’, ‘dogmática jurídica’, etcétera.
[…] puedo caracterizar a la jurisprudencia como la disciplina conocida comúnmente como ‘doctrina’ que
determina y describe el material tenido por derecho, sin cuestionar su validez” (Tamayo y Salmorán,
1986: 143).
El proceso jurisprudencial hace referencia directa a la aplicación de las leyes de un Estado a los casos
concretos. “Los tribunales de un Estado son los órganos que al dirimir o resolver las controversias entre
particulares, principalmente, aplican las normas jurídicas de dicho sistema, y el criterio uniforme de
interpretación y aplicación de esas normas jurídicas constituye la jurisprudencia” (Pereznieto, 2012:
323).
La jurisprudencia se conforma de determinados fallos de tribunales judiciales, cuya relevancia sienta un
precedente. Es por esto que una decisión judicial no tiene solamente el efecto actual, sino que servirá
de referente para futuras ocasiones. La frase “sentar jurisprudencia” se usa justamente para aquellas
situaciones en las que quien juzga establece los parámetros con los que la justicia comenzará a expedirse
respecto a determinado supuesto.
Definido el término, podemos preguntarnos ¿cómo se constituye la jurisprudencia? Al efecto, debemos
atender a lo establecido en la Ley de Amparo
Como puede observar, existen tres formas de conformación de jurisprudencia: por reiteración de
criterios, por contradicción de tesis y por sustitución. Cada una de las formas tiene requisitos
establecidos que deben cumplirse.
Ahora revisaremos ejemplos de tesis jurisprudenciales, en donde se describe el proceso de creación de
la jurisprudencia para facilitar su comprensión.

Por reiteración de criterios

Por ejemplo, la tesis jurisprudencial “Matrimonio entre personas del mismo sexo. No existe razón
de índole constitucional para no reconocerlo” (1a./J. 46/2015 [10a.]), que determina que las
personas del mismo sexo pueden contraer matrimonio; es jurisprudencia que surgió por reiteración
de criterios; es decir, se juntaron cinco tesis aisladas que establecían la posibilidad de efectuar
dicho acto jurídico:

1. Amparo en revisión 152/2013


2. Amparo en revisión 122/2014
3. Amparo en revisión 263/2014
4. Amparo en revisión 591/2014
P á g i n a 14 | 22
5. Amparo en revisión 704/2014

Como puede observar, todas cumplen con el criterio establecido en la Ley de Amparo, al haberse
emitido de manera consecutiva en el mismo sentido, sin ninguna en contrario.

Por contradicción

Por su parte, la tesis jurisprudencial PC.III.P.J/7 P (10a.) de rubro “Violencia intrafamiliar. Para tener
por demostrado este delito es innecesario que el activo y el pasivo cohabiten, ya que basta con que
se acredite, además del maltrato, que se produjo contra el cónyuge, parientes por consanguinidad o
afinidad hasta el cuarto grado, la concubina o el concubinario (legislación del estado de Jalisco)”,
surgió por contradicción.

La tesis aislada III.2o.P.23 P (10a.), de rubro “Violencia intrafamiliar. Tratándose de este delito debe
atenderse al concepto de "familia" previsto en la norma especializada y aplicable, es decir, a la ley
de prevención y atención relativa (legislación del estado de Jalisco)”, sostenía un principio contrario
al vencedor, y en consecuencia se considera superada.

Por sustitución

La sustitución de tesis se introdujo con la reforma de abril de 2013, por lo que, hasta la fecha en
que este texto fue redactado (agosto 2016), aún no hay criterios forjados por este sistema; no hay
nada sistematizado al respecto. Le sugerimos estar al pendiente en el Semanario Judicial de la
Federación de cualquier tesis que surja de esta forma.

Como puede observar, la jurisprudencia es una fuente de derecho de suma importancia, ya que nos
permite integrar las disposiciones normativas e interpretarlas de manera integral.

Para saber más...


Si desea saber un poco más sobre la jurisprudencia, vea el video La jurisprudencia, en donde el Dr. Rafael Quintana
Miranda explica qué, a quién obliga, cuántas épocas tiene y algunas recomendaciones de bibliografía al respecto.

Este proceso jurisprudencial es sin lugar a dudas una fuente formal del derecho, que consiste en el
conjunto de principios, criterios, precedentes o doctrinas que se encuentran en las sentencias o fallos
de los jueces o tribunales. Se utiliza cuando los tribunales deben resolver interpretando el sentido de la
ley, precisando el predicado de sus términos o elaborados criterios de resolución de casos en que la ley
es ausente -lagunas- (Álvarez, 1995: 149).

Cumple con una doble función, ya que por una parte produce normas jurídicas judiciales, y por otra,
produce directrices para la aplicación de las normas jurídicas, que son de utilidad para las autoridades
que imparten justicia, docencia, profesionales del derecho, y en investigaciones jurídicas. Su fundamento
constitucional se encuentra en el artículo 94, párrafo decimo.
P á g i n a 15 | 22
Otras formas de producción normativa

Los procesos de producción normativa que hemos estudiado hasta este momento son las principales,
sin embargo, existen otras fuentes derecho, tales como fuentes del derecho internacional, proceso
consuetudinario, principios generales del derecho.

Cabe precisar que en el último tema abordaremos la última fuente del derecho que se refiere a las
normas jurídicas individualizadas, productos de la autonomía de la voluntad.

Fuentes del Derecho Internacional

A partir de la reforma constitucional del 10 de junio del año 2011, en México se instauró una nueva
fuente de derecho de aplicación obligatoria. Nos referimos a los tratados e instrumentos internacionales.

Los tratados e instrumentos internacionales contienen derechos y obligaciones de los Estados, que
firmaron el convenio internacional. Son dos los convenios internacionales que más se utiliza en México
para la resolución de conflictos, siendo estos la Convención Americana sobre Derechos Humanos, mejor
conocido como pacto de San José, y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, mejor
conocido como Pacto de Nueva York.

No obstante, hasta el día de hoy México ha firmado 210 tratados internacionales, en las siguientes
materias: de carácter general, asilo, derecho internacional humanitario, desaparición forzada, personas
con discapacidad, discriminación racial, educación y cultura, esclavitud, extradición, genocidio, medio
ambiente, menores, migración y nacionalidad, minorías y pueblos indígenas, mujeres, penal
internacional, propiedad intelectual, refugiados, salud, tortura, y trabajo.

Para saber más...


Conozca los tratados internacionales de las áreas mencionadas.

Para que un Tratado e instrumento internacional tenga plena obligatoriedad (sea fuente del derecho) es
necesario, que haya sido firmado por el Presidente de la Republica, y ratificado por el Senado. Una vez que se ha
cumplido este requisito, esta fuente de derecho internacional dará lugar a los Derechos Humanos.

Los Derechos Humanos funcionaran por medio del control de convencionalidad, cuyo método de aplicación es
el principio pro persona.

Es por ello, que se puede sostener que la fuente del derecho internacional se ve materializada por medio de los
Derechos Humanos, que como hemos afirmado, se considera como un derecho interno de fuente externa, y por
lo mismo, es la segunda forma de producción normativa del proceso legislativo.

P á g i n a 16 | 22
Proceso consuetudinario

Todo grupo social desarrolla actividades cotidianas. “La manera en que reiteradamente llevan a cabo
esas actividades durante ciertos periodos va constituyendo la costumbre y los usos de la comunidad […].
Éstos pueden ser o no reconocidos como normas obligatorias” (Pereznieto, 2012: 328).

La costumbre es entonces un uso implantado en determinado núcleo social, considerado por éste como
jurídicamente obligatorio por las personas que componen dicho núcleo. Podemos distinguir dos
elementos (García Máynez, 1996: 61-62):

• Elemento objetivo: Práctica suficientemente prolongada de determinada actividad. A este


elemento también se le denomina Inveterata consuetudo, ya que esta locución hace referencia
a que cuando una práctica se ha prolongado lo suficiente se convierte en vieja costumbre.
• Elemento subjetivo: Convicción de la obligatoriedad de dicha costumbre. A este elemento
también se le denomina Opinio iuris seu necessitatis, ya que esta locución hace referencia a la
opinión legal o urgencia de implantar dentro de una sociedad una vieja costumbre.

Por ejemplo...
En el ámbito laboral, la figura del pago del séptimo día. Es decir, la razón por la que actualmente se
trabajan seis días y se pagan 7, deviene de la idea de que los trabajadores cubren 1/6 del séptimo día
cada día, y por lo tanto se descansa el séptimo día percibiendo sueldo por ello. Esto originalmente
sucedió como costumbre (de forma normal, semanalmente, por un periodo mayor a cuatro años y con
el consentimiento de ambas partes), y posteriormente fue reconocida por un órgano aplicador.

Dicha práctica cumplió con ambos elementos; el objetivo, cumplió el plazo establecido por la Ley para
considerarse una práctica prolongada; y en el subjetivo había convicción de ambas partes de que la
costumbre era obligatoria. Es este elemento volitivo (voluntad deliberada), lo que estableció la conducta
como fuente de derecho.

En nuestro país, la costumbre es una fuente secundaria de derecho en cuanto a su obligatoriedad, ya


que ésta depende del reconocimiento del mismo. La costumbre deja de ser un mero hábito y se
convierte en norma jurídica.

Es decir, que al conjugarse los elementos arriba precisados, una costumbre puede convertirse en
derecho aplicable (Pereznieto, 2012: 329):

• Actividades reiteradas: Pago del séptimo día.


• Prolongadas en el tiempo: Periodo mayor de siete años.
• Por determinado grupo social: Patrones y obreros.
• Existiendo la convicción de la obligatoriedad de dicha costumbre: Lo hacen parte de sus propias
reglas.
• Reconocidas por el órgano aplicador: Juntas laborales

P á g i n a 17 | 22
Como se mencionó en nuestro país, la costumbre es fuente secundaria de derecho, pues depende de
su reconocimiento para volverse obligatoria. En la práctica profesional, la costumbre se utiliza cuando
el ordenamiento jurídico no es pleno, es decir, cuando presenta lagunas jurídicas.
Principios generales del derecho

De acuerdo con lo establecido en la parte final del artículo 14 constitucional:

Nuestra Constitución establece…


Artículo 14. En los juicios del orden civil, la sentencia definitiva deberá ser conforme a la letra o a la
interpretación jurídica de la ley, y a falta de ésta se fundará en los principios generales del derecho.

Reafirmado con lo establecido en el artículo 19 del Código Civil Federal: “Las controversias judiciales del
orden civil deberán resolverse conforme a la letra de la ley o a su interpretación jurídica. A falta de ley se
resolverán conforme a los principios generales de derecho”.

Podemos darnos cuenta que ambas disposiciones hacen de los principios generales del derecho el último
de los recursos de que quien juzga puede valerse para resolver las cuestiones sometidas a su
conocimiento.

Cabe destacar que dichos principios no deben, en ninguna circunstancia, oponerse a los preceptos del
ordenamiento cuyas lagunas se pretenda compensar (García Máynez, 1996: 370-371). ¿En qué consisten
dichos principios?

Los principios generales del derecho se identifican con los principios del derecho justo o natural. Es decir
que, a falta de disposición válida, la persona que juzga debe formular un principio dotado de validez
intrínseca, a fin de resolver la cuestión concreta sometida a su conocimiento. Esto excluye la posibilidad
legal de la persona que juzga falle de acuerdo con sus opiniones (García Máynez, 1996: 371).

La gran mayoría de estos principios son los que se encuentran implícitos en la legislación actual, y es en
esta razón que reside su importancia.

Algunos ejemplos de principios generales de derecho son, de manera genérica, la equidad y


la solidaridad. Tratándose de casos específicos, como el derecho laboral, tenemos al in dubio pro reo,
de acuerdo al cual deberá ser aplicable todo aquello que le sea benéfico a la parte trabajadora.

Las fuentes formales en el derecho mexicano

Derivado de todo lo que hemos estudiado hasta este momento, podemos concluir que las fuentes
formales del derecho en nuestro país, son:

P á g i n a 18 | 22
El proceso legislativo, que produce normas jurídicas de derecho interno de fuente interna

El proceso legislativo, que produce normas jurídicas de derecho interno de fuente externa

El proceso reglamentario

El proceso consuetudinario

Los principios generales del derecho

La autonomía de la voluntad

Para conocer cómo se componen estos proceso te invitamos a revisar Procesos de las fuentes del
Derecho Mexicano .

Ya hemos estudiado todas las fuentes formales del derecho, a excepción de la autonomía de la voluntad,
la cual es la máxima expresión de la libertad. La cual es uno de los Derechos Fundamentales en nuestro
país.

De esta forma, la autonomía de la voluntad es una fuente formal del derecho, pues permite crear,
modificar, o extinguir derechos y obligaciones. Lo que da lugar a tres tipos de normas
jurídica: sentencias, contratos, y actos unilaterales de la voluntad.

Pereznieto ha denominado a esta fuente del derecho como normas individualizadoras y sostiene que
“las sentencias, los contratos y los actos unilaterales de voluntad son fuentes de creación normativa
porque al individualizar y concretar a casos específicos normas jurídicas generales y abstractas, generan
para las partes involucradas derechos u obligaciones que no existían previamente” (2012: 336).

Una de las características principales de la autonomía de la voluntad como fuente del derecho, es que
sólo aplican a una o varias personas, determinadas individualmente, con base en los preceptos
generales (normas jurídicas) que les sirven de fundamento.

Este tipo de fuente tiene su impacto en diversas áreas del derecho, tales como:

CIVIL: Contratos, Convenios y Declaración Unilateral de la Voluntad.

PENAL: Acuerdos reparatorios, suspensión condicional al proceso y consentimiento del sujeto pasivo
del delito como excluyente de responsabilidad.

LABORAL: Contratos individuales y colectivos de trabajo.

FAMILIAR: Convenios

MERCANTIL: Contratos y convenios mercantiles.

P á g i n a 19 | 22
Cada uno de estos supuestos está condicionado, a su vez, por una serie de requisitos de orden formal y
condiciones de validez que estudiará con detenimiento en momentos posteriores.

Lo importante a destacar es que la autonomía de la voluntad es una fuente del derecho porque crea
modifica, o extingue derechos y obligaciones, a una o varias personas.

Por ello, las sentencias, laudos o resoluciones administrativas pueden considerarse como fuentes
formales de derecho, debido a que en el momento en que emiten la decisión crean una norma jurídica
denominada punto resolutivo, la cual sólo debe ser cumplida por la parte que fue condenada.

Reflexión...
¿Cree que alguna de las fuentes hasta aquí abordadas tiene supremacía sobre las otras? ¿Por qué?

Si bien el objeto central del derecho es la norma jurídica, no debemos sustraerla de la realidad a la que
pretende regular. Como hemos visto, el derecho es interdisciplinario, por lo que debemos comprender
sus fuentes como eslabones en una cadena. El derecho, como producto social, comprende cuatro
dimensiones: normativa, fáctica axiológica, e instrumental (argumentación jurídica).

Bibliografía

• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al estudio del derecho, 48.ª ed., México, Porrúa, 1996.
• Kelsen, Hans, Teoría Pura del Derecho, 15.ª ed., México, Porrúa, 2007.
• Pereznieto Castro, Leonel, Introducción al estudio del derecho, 7.ª ed., México, Oxford, 2012.
• Villoro Toranzo, Miguel, Introducción al estudio del derecho, 21.ª ed., México, Porrúa, 2012.

Legislación

• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
última reforma publicada en el DOF 27/08/2018, disponible en https://bit.ly/1iXRdq5, consulta:
20/02/2019.
• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Ley de Amparo, Reglamentaria de los artículos 103 y
107 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, última reforma publicada en el DOF
15/06/2018, disponible en https://bit.ly/1TitELj, consulta: 21/02/19.
• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, última
reforma publicada en el DOF 18/06/2018, disponible en https://bit.ly/2qug6Gc, consulta: 20/02/2019.

Interpretación de la Ley

• “Matrimonio entre personas del mismo sexo. No existe razón de índole constitucional para no
reconocerlo”, [jurisprudencia constitucional civil], 1a./J. 46/2015 (10a.), Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, reg. 2009406, Décima Época, t. I, junio de 2015, p. 534, disponible
en https://bit.ly/2GxcL2Y, consulta: 20/02/2019.

P á g i n a 20 | 22
• “Violencia intrafamiliar. Para tener por demostrado este delito es innecesario que el activo y el pasivo
cohabiten, ya que basta con que se acredite, además del maltrato, que se produjo contra el cónyuge,
parientes por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado, la concubina o el concubinario (legislación
del estado de Jalisco)” [jurisprudencia penal], PC.III.P. J/7 P, Semanario Judicial de la Federación y su
Gaceta, reg. 2010891, Décima Época, t. IV, enero de 2016, disponible en https://bit.ly/2TZGV1W,
consulta: 20/02/2019.
• “Violencia intrafamiliar. Tratándose de este delito debe atenderse al concepto de "familia" previsto en la
norma especializada y aplicable, es decir, a la ley de prevención y atención relativa (legislación del estado
de Jalisco)”, [tesis aislada penal superada por contradicción], III.2o.P.23 P, Semanario Judicial de la
Federación y su Gaceta, reg. 2003450, Décima Época, t. 3, abril de 2013, p. 2308, disponible
en https://bit.ly/2GRewaf, consulta: 20/02/2019.

Documentos publicados en Internet

• Cárdenas Gracia, Jaime, Introducción al estudio del derecho, México, IIJ-UNAM/Nostra Ediciones S.A. de
C.V., 2009, disponible en https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 18/01/2019.
• Gamboa Montejano, Claudia, “Poder Judicial Federal", México, Cámara de Diputados, LX Legislatura,
2007, disponible en https://bit.ly/2dKcXcP, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 122/2014”, disponible en https://bit.ly/2GDXbCm, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 152/2013”, disponible en https://bit.ly/2rog9kY, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 263/2014”, disponible en https://bit.ly/2IuetUx, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 591/2014”, disponible en https://bit.ly/2BQ1RkJ, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Amparo en revisión 704/2014”, disponible en https://bit.ly/2vPZH3U, consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “Normativa del Juicio de Amparo”, disponible en https://www.sitios.scjn.gob.mx/leyamparo/,
consulta: 21/02/2019.
• SCJN, “¿Qué hace la Suprema Corte de Justicia de la Nación?”, México, SCJN, s. f. disponible
en https://bit.ly/2nXp2VN, consulta: 21/02/2019.
• Tamayo y Salmorán, Rolando, “El derecho y la ciencia del derecho. Introducción a la ciencia jurídica”,
México, UNAM/IIJ, 1986, disponible en https://bit.ly/2tuuqzC, consulta: 21/02/19.

Sitios electrónicos

• Diccionario de la Lengua Española, http://www.rae.es/.


• Semanario Judicial de la Federación, https://sjf.scjn.gob.mx/SJFSem/Paginas/SemanarioIndex.aspx.

Audiovisuales

• División de Estudios de Posgrado de Derecho, La jurisprudencia, [archivo de video], 21/01/2014,


disponible en https://youtu.be/Ez_FlvnpLCc, consulta: 21/08/2019.
• Fix-Zamudio, Héctor, Derecho Internacional de los Derechos Humanos, Ámbitos Interno e Internacional,
[archivo de video], 26/0472018, disponible en https://youtu.be/bRkx3KiPZLY, consulta: 25/02/2019.

Imagen

• (1) Creación del derecho, UNAM/Facultad de Derecho-DED.

P á g i n a 21 | 22
Mi experiencia de aprendizaje

Fuentes formales y sus procesos de creación

Cuadro comparativo

Cabe recordar que las fuentes formales son aquéllas que atienden procesos y
procedimientos específicos y particulares para la creación de la norma jurídica.

Debe tener en consideración que este tipo de procesos de creación de la norma, suelen ser los más
recurrentes y los que en mayor medida reflejan las necesidades sociales. Es por ello la importancia de
que conozca a fondo los diversos procesos que dan vida a dicha fuente.

Por lo anterior, y con la finalidad de que reafirme lo estudiado y distinga los diversos procesos de
creación de las fuentes formales, realice la siguiente actividad.

Complete el cuadro comparativo que se le proporciona e identifique cual fue el proceso de producción
normativa que le dio origen a la norma jurídica, su fundamento constitucional, y establezca su ámbito
de validez espacial, temporal, personal, y material

Posteriormente, incluya una reflexión con base en la actividad de aprendizaje, en donde explique cuál
de los procesos de creación es el más importante para usted y por qué.

Para realizar la actividad consulte los siguientes materiales:

• Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, art. 19, párrafo segundo.
• Código Nacional de Procedimientos Penales, art. 2.
• Sistema penal acusatorio. Contra las omisiones del ministerio público en la etapa de investigación,
procede el medio de defensa previsto en el artículo 258 del Código Nacional de Procedimientos Penales,
el cual debe agotarse en cumplimiento al principio de definitividad que rige el juicio de amparo.
• Convención Americana sobre Derechos Humanos, art. 81.
• Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, parte III, art. 7.
• Ordenanza General de la Armada, art. 2.
• Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2019, art. 1.
• Norma Oficial Mexicana NOM-004-SSA3-2012, Del expediente clínico, art. 10.1.
• Código Penal para el Distrito Federal, art. 29.
• Ley Federal del Trabajo, art. 922.

¡Recuerde colocar las fuentes de consulta!

P á g i n a 22 | 22
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 8. Las funciones del Derecho
Introducción

¡Importante!
Los principios jurídicos son el origen de los sistemas normativos, se le denominan principios porque son
los cimientos de donde emergen las diversas normatividades que regulan diversas conductas; son
consensos de una sociedad, establecidos para su sana convivencia y a través de ello encontrar armonía
social y bien común.
Algunos principios pueden encontrarse contenidos en códigos, leyes o reglamentos. Otros pueden no
encontrarse contenidos en ordenamientos legales, pero pueden ser parte de la conciencia social o de
sus usos y costumbres.
La reforma del artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 2011 inserta
el principio pro persona que es la interpretación de la norma para brindar la protección más amplia a la
persona.

En la presente unidad se realizará el análisis funcional del derecho partiendo del principio pro persona y
la forma en la que dicho principio influye en las corrientes jurídicas analizadas a lo largo de nuestra
asignatura.
De igual manera se realizará el análisis de las funciones sociales, de orden, certeza, seguridad y eficacia.
Se observará cuáles son los factores que provocan que surja un margen de incertidumbre e inseguridad
dentro de un orden jurídico, así como la aparición de intereses lícitos individuales sociales y públicos.
En el estudio de los elementos de la persona jurídica se observará qué es la capacidad, sus distintas
modalidades, así como la competencia y reconocimiento de valores supremos.
Por tales razones es fundamental asimilar el conocimiento que ofrece la presente unidad para establecer
las bases de un criterio jurídico acorde con las exigencias del derecho actual.
¡Bienvenidos y bienvenidas!

P á g i n a 1 | 10
Objetivo particular

El alumnado analizará las funciones inherentes a la estructura de las normas jurídicas y su importancia
dentro del reconocimiento de los valores supremos orientadores.

Temario

Unidad 8. Las funciones del Derecho

• 8.1. El análisis funcional del Derecho


• 8.2. Las funciones sociales del Derecho
• 8.3. La función de orden, certeza, seguridad y eficacia
• 8.4. El margen de incertidumbre e inseguridad
• 8.5. Los intereses lícitos protegidos o intereses legítimos individuales sociales y públicos
• 8.6. Autorizar o investir a una persona jurídica: capacidad y competencia
• 8.7. Reconocimiento de valores supremos orientadores

P á g i n a 2 | 10
Creando conciencia

Cómo ser (un poquito) más organizado

Julie Morgenstern, experta en productividad, gestión y organización tiene consejos para lograr ser una
persona más organizada.

1
Planee y organice su agenda del día siguiente antes de irse a dormir.

2
No utilice más de 4 redes sociales (incluyendo el mail)

3
Ponga sus actividades en categorías dependiendo de su concentración.

4
Dedique una hora para responder mails. Si tienen más de un mes en su bandeja, elimínelos.

5
No acepte más de lo que puede hacer, aprenda a decir que no.

6
Agende también tiempo personal y repételo.

P á g i n a 3 | 10
El análisis funcional del Derecho

Dentro del análisis funcional del derecho es fundamental observar las diversas doctrinas filosóficas y
políticas pues de ahí se desprenden los fines particulares que cada Derecho. Dichas funciones buscan la
satisfacción constante de las diversas necesidades humanas y sociales. Es así como se observa que tales
funciones o fines funcionales del Derecho son:

Las funciones sociales del Derecho

Las funciones sociales del derecho se pueden dar en dos vertientes, en la primera es cuando es aplicada
y obedecida una norma y la segunda se da cuando la sociedad por convicción propia acepta y respeta a
la norma.

Es así como se abordará en la presente unidad el impacto en la función de derecho, y en las corrientes
jurídicas abordadas a lo largo de nuestra materia, de la reforma del artículo primero 1de la Constitución
Política de los Estados Unidos Mexicanos que comúnmente se le ha denominado la reforma en
derechos humanos, la cual se realizó el diez de junio de dos mil once.

Con lo señalado anteriormente es como se da paso a un nuevo orden jurídico y una nueva jerarquización
de normas quedando de la siguiente manera:

1
Artículo 1o. En los Estados Unidos Mexicanos todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en
los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte, así como de las garantías para su protección, cuyo ejercicio no podrá
restringirse ni suspenderse, salvo en los casos y bajo las condiciones que esta Constitución establece.
Reformado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011.

Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán de conformidad con esta Constitución y con los tratados internacionales de
la materia favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia.

Adicionado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011

Todas las autoridades, en el ámbito de sus competencias, tienen la obligación de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos
humanos de conformidad con los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En consecuencia, el Estado
deberá prevenir, investigar, sancionar y reparar las violaciones a los derechos humanos, en los términos que establezca la ley.
Adicionado mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 10 de junio de 2011.

P á g i n a 4 | 10
Es importante precisar que por criterio de la Suprema Corte de Justicia de la Nación dicha jerarquización
antes señalada es aplicable siempre y cuando la norma elegida no sea contraría a nuestra Constitución.

Para saber más...


Para profundizar en los temas le sugerimos realizar la revisión de los siguientes materiales:

• Nueva forma de aplicar el Derecho en México: principio pro persona


• Raz, Joseph, La autoridad del derecho: ensayos sobre derecho y moral, 2.ª ed., México, IIJ-UNAM, 1985:
o Capítulo IX. “Las funciones del derecho”.

La función de orden, certeza, seguridad y eficacia

El derecho cumple con una función de orden al momento en el que el Estado establece las leyes que los
gobernados habrán de cumplir de forma voluntaria o de manera forzosa. Dichas leyes dan certeza de las
acciones que los gobernados pueden realizar y cuales no y en caso de realizar las prohibidas tendrán una
sanción. La seguridad nace cuando las normas garantizan el resguardo de aquello que a una sociedad le
interesa proteger por considerarlo prioritario para sus fines.

P á g i n a 5 | 10
El contenido del derecho es variable según los tipos de sociedad y las épocas en las que se presenta sin
embargo en todo momento y sea cual sea el contenido de este, realiza la función de brindar seguridad,
orden, certeza seguridad y eficacia. Por ello es preciso señalar lo siguiente:

El autor nos dice...


Luis Recasens Siches

Los valores superiores que deben inspirar al Derecho se refieren a los fines que mediante él deben ser cumplidos.
Y claro es que un ordenamiento jurídico no estará justificado sino en la medida en que cumpla satisfactoriamente
los valores supremos que deben servirle de orientación. Pero lo jurídico del derecho no radica en estos valores
sino en la forma de realización de estos, precisamente mediante instrumentos jurídicos (2014: 113).

El margen de incertidumbre e inseguridad

Como se ha mencionado en la presente unidad, una de las funciones más importantes del derecho es
brindar orden y como consecuencia de la materialización de ese orden se presenta la certidumbre y
seguridad. La ausencia de atención jurídica o ineficacia de una norma o de las figuras de autoridad frente
a determinados actos contrarios a los fines sociales provocan en la sociedad incertidumbre e
inseguridad, de igual forma el constante cambio de las leyes que se emiten tienen el mismo efecto.

Para saber más...


Para profundizar en los temas le sugerimos realizar la lectura del siguiente material:

• Recasens Siches, Luis, “Las funciones del Derecho”, Anuario de filosofía del derecho, núm. 17, 1973-1974.

En las necesidades de la sociedad por satisfacer determinados fines surgen los intereses, es así como
se puede señalar lo siguiente:

El autor nos dice...


Luis Recasens Siches

“Se entiende por interés la demanda o el deseo que los seres humanos tratan de satisfacer, bien individualmente,
o bien a través de grupos o asociaciones” (2014:115).

En ese intento de satisfacción de deseos los intereses sociales, lícitos, individuales y públicos se clasifican
de la siguiente manera:

Intereses que merecen protección e intereses que no merecen protección por ser ilícitos, intereses que
tienen preferencia sobre otros por la importancia que representan o por satisfacer a un grupo social.

Los intereses individuales comprenden lo relativo a la personalidad, la vida, la integridad corporal, la


salud la libertad de conciencia, de pensamiento, de religión, la libertad de procrear, entre otros.
P á g i n a 6 | 10
Los intereses sociales son los que comprenden lo relativo a la paz y el orden la seguridad, el acceso a la
cultura, la conservación de recursos naturales entre otros.

Los intereses públicos son los relativos al Estado por ejemplo la defensa nacional, las normas de
comercio exterior entre otros.

Para saber más…


Para profundizar en los temas le sugerimos realizar la lectura del texto de Claude Tron, Jean, “¿Qué hay del interés
legítimo?”, pp. 1-11.

Autorizar o investir a una persona jurídica: capacidad y competencia

En el presente apartado se abordará los tipos de personas jurídicas, así como la capacidad y
competencia. En ese mismo contexto podemos distinguir a las personas como personas físicas y morales.

Personas físicas
Son en lo individual, los miembros de una comunidad con obligaciones y derechos atribuidos por el
orden jurídico al que pertenece.

Personas morales
Son las asociaciones de personas físicas destinadas para la realización de determinados fines y con
atención a las leyes vigentes del ordenamiento jurídico correspondiente.

Capacidad jurídica
Es la atribución que otorga un ordenamiento jurídico a la persona en lo individual de poseer derechos
y obligaciones. En el caso de las personas físicas se divide en capacidad de goce y capacidad de
ejercicio.

Capacidad de goce
Es la atribución de poseer derechos y obligaciones. Todas las personas físicas tienen desde su origen
capacidad de goce, es decir, la persona física desde su origen es protegida por el ordenamiento
jurídico correspondiente.

Capacidad de ejercicio
Es la facultad de poder ejercer los derechos a cuenta propia, es decir, que la persona física que es
titular de determinados derechos y obligaciones cuente con todas las aptitudes para poderlos
ejercitar. En el caso de las personas morales la personalidad jurídica se la otorga en ordenamiento
jurídico al que pertenece una vez que la asociación correspondiente ha sido ajustada a las normas
correspondientes.

P á g i n a 7 | 10
Competencia jurídica
Son las facultades que tiene determinada autoridad para ejercer su poder atendiendo a los criterios
que señale el ordenamiento jurídico que pueden ser por razón de territorio, de materia, de grado, de
cuantía principalmente.

Reconocimientos de valores supremos

El Estado, así como el derecho determinan en atención a su sociedad un reconocimiento de valores


jurídicos supremos, mismos valores atienden a las necesidades colectivas y buscan el bien común. Es así
como se establece en el ordenamiento jurídico un catálogo de valores que son protegidos por el ente
jurídico de entre los que destacan:

Con la protección y reconocimiento de los valores supremos la sociedad busca preservarse y tener una
calidad de vida colectiva que se reflejará en lo individual.

Para saber más…


Como complemento al estudio de esta unidad le sugerimos realizar la lectura de un capítulo del libro:

• Cárdenas Gracia, Jaime, Introducción al estudio del derecho, México, Nostra, 2009:
o Capítulo Octavo. “Valores jurídicos y derechos humanos”.

A lo largo de la presente unidad se han abordado las diversas funciones que tiene el derecho y la
importancia del principio pro persona. Las funciones del derecho son uno de los pilares fundamentales
que el profesional jurídico debe conocer y entender de forma integral por ello lo exhortamos de nueva
cuenta a poner su máximo desempeño en la presente unidad.

Recuerde que entre menos se estudia, se es menos abogado y entre más se estudia se es más abogado,
así que le invitamos a día con día ser más abogado.

P á g i n a 8 | 10
Bibliografía

• Recasens Siches, Luis, Introducción al Estudio del Derecho, Porrúa, México, 2014.

Legislación

• Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos,
última reforma publicada en el DOF 12/04/2019, disponible en https://bit.ly/1iXRdq5, consulta:
07/05/2019.

Documentos publicados en Internet

• Cárdenas Gracia, Jaime, “Valores jurídicos y derechos humanos”, en Introducción al estudio del derecho,
México, Nostra, 2009, disponible en https://bit.ly/2E2CXjM, consulta: 06/05/2019.
• Claude Tron, Jean, “¿Qué hay del interés legítimo?”, disponible en https://bit.ly/2qG1cx5, consulta:
06/05/2019.
• Kerr, Jolie, “It´s Time to Becomen a Time Realist”, en The New York Times, 08 de octubre de 2018,
disponible en https://nyti.ms/2pKAYbs, consulta: 19/10/2018.
• Raz, Joseph, “Las funciones del derecho”, en La autoridad del derecho: ensayos sobre derecho y moral, 2.ª
ed., México, IIJ-UNAM, 1985, disponible en: https://bit.ly/2tbkoTO, consulta: 06/05/2019.
• Recasens Siches, Luis, “Las funciones del Derecho”, Anuario de filosofía del derecho, núm. 17, 1973-1974,
disponible en https://bit.ly/2Y9l6yo, consulta: 07/05/2019.

Audiovisual

• s.a., Nueva forma de aplicar el Derecho en México: principio pro persona, [archivo de video], 18/09/2019,
disponible en https://youtu.be/BvQu4shuDpM, consulta: 07/05/2019.

P á g i n a 9 | 10
Mi experiencia de aprendizaje

Las funciones del derecho

Cuestionario

A lo largo de esta asignatura se han abordado temas específicos del derecho que nos permiten poder
tener un panorama más amplio al momento de confrontarnos con la práctica; es por ello que en la
presente actividad tendrá la posibilidad de aplicar los conocimientos adquiridos en un caso en concreto.

Problema Jurídico
Una empresa refresquera transnacional que opera en territorio mexicano ajustándose a las leyes nacionales, se
disputa legalmente el uso de un pozo de agua con un ejido. La empresa refresquera argumenta que si le niegan el
uso total del agua del pozo no podrá seguir con la producción de su producto y cerrará la planta en dicha
comunidad y por consecuencia despedirá al total de trabajadores que en ella laboran.

El Ejido argumenta que si no se le concede el uso del total del agua del pozo no podrá continuar con las labores
de cultivo que realiza. Se señala como datos importantes que el ejido tiene un 50% de personal humano con
relación del que tiene la empresa refresquera; que la empresa refresquera otorga prestaciones de seguridad social
a sus trabajadores (atención médica, salario, aguinaldo, crédito de vivienda); y que el ejido atiende a las personas
que lo integran conforme a los fines del ejido. El pozo se encuentra dentro del municipio donde se asientan el
ejido y la empresa refresquera.

Con los datos anteriormente señalados responda de manera fundamentada el cuestionario.

Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o para la práctica jurídica (APJ)

Este espacio está destinado para que comparta con la persona que le asesora y con los demás integrantes
de su grupo los avances de las Actividades de Fomento a la Investigación (AFI) o de las Actividades para
la Práctica Jurídica (APJ) que hayan sido encomendadas por la persona que le asesora, al inicio del
semestre.

Esta actividad cuenta para su calificación final.

P á g i n a 10 | 10
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 9. El ordenamiento jurídico
Introducción

En la presente unidad vamos a estudiar al Derecho en cuanto a su aplicación, pues esto nos permitirá
saber cuándo una norma jurídica es válida en cuanto a forma y fondo; si esta es consistente y coherente
con el sistema jurídico; para por último saber, si el Derecho en cuanto a su aplicación representa una
respuesta a un conflicto planteado, ya que, en caso contrario, el Derecho buscará una forma de solución
a la litis planteada, por medio de la mayoría de razón, analogía, principios generales de derecho, o
simplemente sostener que el Derecho no tiene lagunas jurídicas, como es el caso del Derecho Penal.

Lo fundamental para comprender esta unidad es considerar al Derecho como un ordenamiento jurídico,
es decir, como un sistema normativo de carácter coactivo institucionalizado, coherente, consistente y
pleno.

En conclusión, dentro de esta unidad usted verá al derecho como un sistema jurídico dinámico, es decir,
que su validez (formal y material) cambian de acuerdo a las condiciones de cada lugar (conforme al
espacio), y su contenido, varia conforme al tiempo.

¡Bienvenidos y bienvenidas!

Objetivo particular

El alumnado analizará los distintos ordenamientos jurídicos a través de las características de


normatividad, coactividad e institucionalización y señalará los criterios de pertenencia de las normas a
un ordenamiento jurídico, sus problemas de unidad y de validez de la norma suprema.

P á g i n a 1 | 17
Temario

Unidad 9. El ordenamiento jurídico

• 9.1. Noción de ordenamiento jurídico


o 9.1.1. Concepto
o 9.1.2. Eficacia como acatamiento y aplicación
• 9.2. Identificación del ordenamiento jurídico
o 9.2.1. Como ordenamientos normativos
o 9.2.2. Como ordenamientos coactivos
o 9.2.3. Como ordenamientos institucionalizados
• 9.3. Unidad del ordenamiento jurídico
o 9.3.1. Normas dependientes e independientes
o 9.3.2. Validez de la norma suprema
▪ 9.3.2.1. Propuesta de Kelsen
▪ 9.3.2.2. Propuesta de Hart
o 9.3.3. Identidad de la norma suprema
▪ 9.3.3.1. Concepción formalista
▪ 9.3.3.2. Concepción sustancialista
• 9.4. Coherencia y consistencia del ordenamiento jurídico
o 9.4.1. Coherencia
o 9.4.2. Consistencia
o 9.4.3. Antinomias
• 9.5. Plenitud del ordenamiento jurídico
o 9.5.1. Existencia de lagunas y su resolución
o 9.5.2. Dogma de la plenitud del ordenamiento jurídico

P á g i n a 2 | 17
Creando conciencia

Estructurar un equipo de trabajo

Dentro de diversos ámbitos de la vida cotidiana es necesario el trabajo en conjunto, para lo cual resulta
fundamental conocer la manera de estructurar un equipo de trabajo correctamente, ya que quizá a lo
largo de su vida se ha enfrentado a diversas situaciones desagradables al colaborar con otras personas,
o quizá, hay algunas ocasiones que destacan por haber sido fructíferas. ¿Puede identificar algunas
características elementales para estructuras un buen equipo de trabajo? ¿A usted le gusta tomar la
iniciativa de organizar o prefiere que alguien más lo haga?

Noción de ordenamiento jurídico

Concepto

Como se dijo, previamente, el Derecho es un ordenamiento jurídico considerado como un sistema


normativo de carácter coactivo institucionalizado, coherente, consistente y pleno.

Considerar al derecho como un ordenamiento jurídico representa ventajas que nos ayudan en la
comprensión del estudio del Derecho.

En este sentido, un ordenamiento jurídico es conjunto (unión) de normas dispuestas (ordenadas) con
respecto a una norma fundamental y relacionadas coherentemente entre sí (Álvarez Ledesma, 2006:
258).

Considerar a un ordenamiento jurídico como un sistema representa mayores ventajas, ya que como
afirma el jurista Jaime F. Cárdenas Gracia, las normas jurídicas no actúan aisladamente, sino que son
P á g i n a 3 | 17
operadas en su relación con otras normas que integran un sistema jurídico, es decir, en el marco de un
sistema o conjunto de elementos interrelacionados, entre los que existe un a cierta cohesión y unidad
de propósito (2009: 125).

Si un ordenamiento jurídico es un sistema normativo entonces es una unidad interrelacionada, coactiva,


institucionalizada y plena. Estudiaremos en los siguientes temas porque es así.

Eficacia como acatamiento y aplicación

Si un ordenamiento jurídico es un sistema normativo entonces significa que tiene validez formal y
material. Recordemos que la validez material es la que proporciona eficacia.

Si proporciona eficacia, entonces, el ordenamiento jurídico es obedecido de manera voluntaria por todas
las personas, y si por alguna circunstancia, el ordenamiento jurídico no es obedecido de manera
voluntaria, entonces, se puede aplicar coactivamente en contra del sujeto rebelde (que no obedece las
normas jurídicas del ordenamiento jurídico), a través de los medios institucionalizados (Agentes del
Ministerio Público, Jueces, Magistrados, Contralores, Juntas de Conciliación y Arbitraje, etcétera), cuya
función será la aplicación del ordenamiento jurídico en la resolución de un conflicto.

Recuerde que...
La eficacia del ordenamiento jurídico se refiere a la obediencia del derecho, la cual puede ser voluntaria
o involuntaria. Por lo que este tipo de validez inicia cuando la norma jurídica es publicada en el Diario
Oficial de la Federación, o en su caso, en el Periódico/Gaceta Oficial de cada entidad federativa.

Identificación del ordenamiento jurídico

Como ordenamientos normativos

Cuando se afirma que el Derecho es un sistema normativo nos referimos a que es un tipo específico de
ordenamiento normativo, debido a que en la sociedad existen cuatro tipos de ordenamientos
normativos:

Los cuatro tipos de ordenes normativos son, en su estructura central, sistemas normativos, en virtud de
que regulan la conducta de la humanidad en sociedad, buscan establecer reglas de convivencia social,
cuyo objeto principal es el bien común. No obstante, el único sistema normativo que se puede aplicar
a toda la sociedad es el derecho, pues es el único que es coactivo e institucionalizado.

P á g i n a 4 | 17
Ahora sabemos que un ordenamiento jurídico es un sistema normativo, luego entonces, el siguiente
paso es estudiar la característica denominada “unidad”.

Definamos...
Unidad

Es una de las características de los ordenamientos normativos que se refiere al conjunto de normas
jurídicas interdependientes, donde una de ellas se denominara norma jurídica independiente (norma
suprema), y las que dependen de la norma suprema se denominan normas jurídicas dependientes.

Considerar al ordenamiento jurídico como un sistema normativo implica que su existencia es derivada
de un acto particular de imposición, acto que fue producido tomando como fundamento a la norma
suprema. En este sentido, la existencia de un ordenamiento jurídico depende, totalmente, de la
existencia del acto productor establecido por la norma suprema. Esto quiere decir, que cualquier norma
de este tipo, debe, necesariamente, pasar por un proceso formal de creación. Estos actos de creación
pueden ser legislativo, reglamentario, jurisprudencial, o en base a la autonomía de la voluntad.

Lo anterior, trae importantes consecuencias, pues una vez que el ordenamiento jurídico es investido con
la validez formal, entonces, su existencia normativa es independiente de su creador, consecuentemente
una vez que es creado el ordenamiento jurídico adquiere existencia y validez propia.

Pero no es todo, como la validez material está en función del contenido, entonces, la validez material
nos permite afirmar cuando un ordenamiento jurídico es legal o ilegal, constitucional o inconstitucional,
convencional o inconvencional.

Si el ordenamiento normativo de carácter jurídico se considera ilegal, inconstitucional o inconvencional,


se produce la desobediencia del derecho por considerar que es arbitraria e injusta.

Para evitar que una norma jurídica sea ilegal, inconstitucional o inconvencional, el derecho posee la
característica de coherencia, que le permite asegurar que cuando una norma jurídica sea ilegal,
inconstitucioal o inconvencional, se excluya (pierda fuerza vinculatoria) del ordenamiento normativo.

Esto explica porque las normas constitucionales siguen existiendo con el paso del tiempo. En pocas
palabras, debido a los efectos generales que tiene esta norma, es necesario que posea la característica
de atemporalidad, ya que su existencia no está determinada por la temporalidad de su creador (proceso
legislativo, reglamentario, jurisprudencial o autonomía de la voluntad). La norma sigue existiendo hasta
en tanto no se modifique o derogue.

Como ordenamientos coactivos

Definitivamente, sin temor a equivocarse, la característica fundamental de los ordenamientos jurídicos


es su carácter coactivo.

P á g i n a 5 | 17
Una vez que el ordenamiento jurídico (reforma constitucional, leyes, códigos, reglamentos, contratos,
etcétera) es publicado en el Diario Oficial de la Federación, o en los Periódicos Oficiales de cada entidad
federativa, el ordenamiento jurídico adquiere fuerza vinculante.

En este sentido, el carácter coactivo del ordenamiento jurídico trae aparejada la fuerza vinculante, lo
que significa que es posible aplicar las normas del ordenamiento jurídico en la solución de conflictos que
se presente ante los diversos órganos de procuración e impartición de justicia.

El carácter coactivo inicia con la vigencia del ordenamiento jurídico, la vigencia dota al ordenamiento
jurídico de coacción, es decir, se puede imponer a las personas, aún y cuando, exista oposición de estas
para su cumplimiento.

¡Importante!
Si el ordenamiento jurídico es coactivo significa que tiene fuerza vinculante porque al haber sido creada
en una sociedad, en un tiempo, y contexto determinado, se considera que la misma fue producida
conforme a la voluntad de un pueblo, luego entonces, la fuerza vinculante es la máxima expresión de la
voluntad popular, de aquí que el ordenamiento jurídico debe obedecerse, aunque exista oposición para
su cumplimiento.

Como ordenamientos institucionalizados

El ordenamiento jurídico es también un ordenamiento institucionalizado, esto significa que sus normas
jurídicas establecen instituciones jurídicas, que como se afirmó en la unidad 5, son de dos tipos
(Bengoetxea, 2015: 208):

De derecho
público
Son ámbitos conformados por distintos tipos de reglas y que a su vez generan normas estrictamente
privadas cuyo efecto se circunscribe a dichas instituciones, por ejemplo, la institución del contrato o de
la hipoteca o de la filiación, etcétera.

De derecho
privado
Están igualmente conformadas por reglas o normas, normalmente de rango primario o constitucional, o
como desarrollo de éstas, pero además son, a su vez, generadoras de normas con pretensión de
universalidad. Alguna de estas instituciones son organismos y órganos, que pertenecen al Estado, y son
consideradas como autoridades como, por ejemplo, el Instituto Nacional Electoral, la Suprema Corte de
Justicia de la Nación, las Universidades, entre otras.

A su vez, el ordenamiento jurídico es institucionalizado, ya que su fuente de creación se encuentra


regulado por una norma suprema, que da origen a que las normas jurídicas dependientes se producen
por el proceso legislativo, reglamentario, jurisprudencial o por un contrato. Dicho de otra manera,

P á g i n a 6 | 17
debido a que nuestro máximo ordenamiento jurídico es la Constitución, entonces, la forma de creación
de los ordenamientos jurídicos se encuentra institucionalizado en la propia Constitución.
Unidad del ordenamiento jurídico

Normas dependientes e independientes

Dentro de un sistema jurídico tenemos que identificar a dos tipos de normas jurídicas:

Tienen validez formal y material, sin depender de Se les conoce como normas jurídicas derivadas, ya
alguna otra norma jurídica. Son el fundamento de que como su nombre lo indican son normas que
validez de las normas jurídicas derivadas. La derivan de una norma suprema. Su validez formal
función principal de este tipo de normas jurídicas y material depende de los parámetros
es establecer parámetros de pertenencia, cuya establecidos en dicha norma suprema. Su
consecuencia lógica será la inclusión o exclusión inclusión o exclusión dependerá de la satisfacción
del ordenamiento normativo en el sistema a los criterios de pertenencia formales y
jurídico. materiales prescritos por la norma suprema.

Las normas supremas son normas jurídicas independientes, por tanto, de ellas depende de que un
ordenamiento jurídico sea legal o ilegal, constitucional o inconstitucional, convencional o
inconvencional.

Validez de la norma suprema

La validez de la norma suprema es ambivalente, ya que por una parte proporciona validez formal, y por
otra, proporciona validez material a todo el sistema jurídico, pues cabe recordar que, si un ordenamiento
jurídico derivado de la norma suprema no satisface los requisitos de la validez formal o material, será
excluida, ya sea porque sea ilegal, inconstitucional o inconvencional.

En la actualidad se han elaborado dos principales propuestas teóricas en torno a la validez de la norma
suprema, por una parte, se encuentra Hans Kelsen, y por la otra Hart.

P á g i n a 7 | 17
Propuesta de Kelsen

El autor nos dice...


Jaime F. Cárdenas Gracia

En Kelsen la validez o pertenencia de una norma jurídica se fundamenta en otra superior y así
sucesivamente hasta llegar a la norma fundamental (norma suprema). El sistema jurídico es dinámico y
en él existe una delegación de autoridad, no por razón de contenidos, sino de autorizaciones entre las
normas superiores y las inferiores, de tal suerte que las normas inferiores son consecuencia de la
ejecución o cumplimiento de las superiores (2009: 130).

El problema de esta postura teórica es la fundamentación de la norma suprema. Explicaremos porque.


Una norma suprema significa instauración del hecho fundante de la producción de derecho, y puede ser
designada, como constitución en sentido lógico-jurídico, es decir, justifica la existencia de las normas
derivadas, la pregunta que surge es ¿Qué justifica a la norma fundante básica? En una mesa redonda
donde se discutía el tema del derecho natural en la teoría política, Kelsen sostuvo, refutando una
afirmación del profesor René Marcic lo siguiente (Cfr. Schimill, 1998: 135):

Bajo la postura de Kelsen, la norma suprema es una ficción jurídica necesaria para hacer funcionar al
Derecho, cuya función es similar a la función que cumple un axioma en el razonamiento lógico-
matemático. En las ciencias duras, se parten de axiomas, principios, teoremas, corolarios para generar
conocimiento, es decir, en determinado momento se llegó al acuerdo de partir de ciertos presupuestos
teóricos (axiomas, principios, etcétera) para no llegar a un error lógico, el regreso al infinito.

La idea central de esta postura es considera que debemos dar por hecho que existe una norma capaz de
dar fundamento a todo el sistema jurídico, la cual no puede ser más que ficticia, es decir una abstracción
del pensamiento. De hecho, todos los sistemas normativos lo son, si consideramos a la norma suprema
de esta manera evitamos el regreso al infinito, consecuentemente comprenderíamos con más claridad
las propiedades del sistema jurídico.
P á g i n a 8 | 17
Propuesta de Hart

En la teoría de Hart, una norma suprema es una regla de reconocimiento, que se define como aquella
regla que específica alguna característica que han de poseer las demás normas para ser reglas válidas
parte del sistema (Cárdenas Gracia, 2009: 131).

Según Hart, la regla de reconocimiento consiste en el reconocimiento concordante de los tribunales y


funcionarios al identificar el derecho por referencia a ciertos criterios y apreciar críticamente las
desviaciones propias y ajenas. El reconocimiento es entendido como un criterio común y público de
decisiones correctas y que engloba el reconocimiento de los particulares de obedecerlas (Cárdenas
Gracia, 2009: 131).

Hart es un jurista que nació en Harrogate, Reino Unido, lo que significa que su postura se emite desde
una tradición del sistema jurídico anglosajón, es decir, su base jurídica es el common law.

Esto explica porque el jurista Jaime F. Cárdenas Gracia (2009: 231) sostiene que la regla de
reconocimiento hartiana es fáctica, sociológica, no presente ser normativa, no pretender tener validez,
porque ella misma es el criterio de validez.

La regla de reconocimiento cumple con las mismas funciones que la norma suprema de Hans Kelsen,
esto es:

1. La regla de reconocimiento es la norma suprema, ya que ninguna otra norma se encuentra por
encima de ella.
2. Su validez no se cuestiona, ya que se considera como una especie de axioma (una verdad que no
necesita demostración).
3. Derivado de lo anterior, su función principal es la de establecer el criterio de validez de los
ordenamientos jurídicos derivados (que contienen normas jurídicas dependientes).
4. Establece los criterios de identificación que deben cumplir los ordenamientos derivados para ser
considerados como parte del sistema.

¡Importante!

La diferencia entre la postura de Kelsen y Hart, se encuentra en la justificación de la norma suprema,


mientras que para Kelsen la norma suprema es una ficción jurídica que evita el regreso al infinito, para
Hart, a norma suprema es la regla de reconocimiento que se obtiene por medio de la experiencia judicial,
por eso su fundamento es de carácter fáctico o sociológico.

Cabe precisar, que estas dos concepciones son de carácter formalista, por lo que pertenecen a la
corriente del iuspositivismo.

P á g i n a 9 | 17
Identidad de la norma suprema

Definamos...
Norma suprema

La norma suprema es una norma jurídica independiente que le presta validez a todos los ordenamientos
jurídicos que se dimanen de ella. Luego entonces, es la norma fundamental de todo el sistema jurídico.
Esta norma suprema proporciona validez formal (existencia formal de un ordenamiento jurídico), y
material (contenido coherente y pleno del ordenamiento jurídico con la norma suprema) a todos los
ordenamientos jurídicos.

Sin embargo, a lo largo de nuestra historia se han desarrollado dos posturas teóricas que explican la
naturaleza jurídica de la norma suprema. Por una parte, se encuentra la concepción
formalista (iuspositivismo), y por la otra, la concepción sustancialista (iusnaturalismo). Estudiemos cada
una de ellas, aclarando que le corresponderá a usted adoptar la postura que más le convenza.
Concepción formalista

La concepción formalista considera que la norma suprema tiene un carácter dinámico, por lo que la
validez de un ordenamiento jurídico se adquiere en función de su forma, y no por su contenido. De tal
manera, que, si un ordenamiento jurídico es producido conforme a los parámetros establecidos por la
norma suprema, entonces, el nuevo ordenamiento jurídico formará parte del sistema jurídico. Dicha
concepción es una propuesta de Hans Kelsen (2007, 204), en la cual, la norma suprema es dinámica
porque sólo contiene procedimientos de producción de ordenamientos jurídicos, es decir, contiene una
regla que determina cómo deben producirse las normas generales e individuales del orden sustentado
en esa norma suprema.

Bajo esta concepción, la norma suprema sólo provee del fundamento de validez, pero no del contenido
de las normas que constituyen ese sistema. Sus contenidos sólo pueden ser determinados por actos
mediante los cuales la autoridad faculta por la norma suprema, y luego, las autoridades facultadas por
aquella establecen las normas positivas de ese sistema.

Debe enfatizarse, que la norma dependiente es válida si y sólo si ha sido creada o establecida por un
acto humano que tiene ese carácter creador porque otra norma así lo determina. De esta forma, una
norma dependiente es válida, aun y cuando su contenido sea contradictorio con el contenido de la
norma fundante.

En resumidas cuentas, las características principales de las normas de este tipo de sistema son
principalmente tres:

P á g i n a 10 | 17
El único criterio de pertenencia es el de haber sido producida de la manera determinada por la norma
suprema. Ahora bien, la norma suprema es la instauración del hecho fundante de la producción de
derecho, y puede ser designada, como constitución en sentido lógico-jurídico.

Dentro de la concepción formalista existe una postura similar a la de Hans Kelsen. Esta teoría es una
propuesta de Alchourrón y Bulygin (1997: 58), quienes señalan que en la metodología moderna se
entiende por sistema deductivo todo conjunto de enunciados que contienen sus consecuencias lógicas.

Bajo este tenor, establecen dos tipos de reglas, las de introducción que indican cuando una norma
pertenece al sistema, y las de eliminación que indican cuando una norma deja de pertenecer al sistema.

P á g i n a 11 | 17
Concepción sustancialista

En la concepción sustancialista, la norma suprema proporciona validez a los ordenamientos jurídicos


que se dimanen de ella, pero no por su forma, sino que la validez de los ordenamientos jurídicos
derivados se adquiere en función del contenido de la norma suprema. De acuerdo con esta concepción,
la norma suprema se encuentra inmersa dentro de un sistema jurídico estático, porque las normas que
lo componen no cambian, pues se parte del hecho que existen principios universales validos per se, que
son inmutables y consecuentemente también su contenido.

En este sistema, las normas adquieren validez en virtud de su contenido; en tanto su contenido puede
ser referido a una norma bajo cuyo contenido el contenido de las normas que constituyen el orden
admite ser subsumido como lo particular bajo lo universal, es decir, el contenido de una norma es un
elemento fundamental para determinar la validez y contenido de otra norma, haciendo derivar la validez
de arriba hacia abajo, de lo universal a lo particular.

Por ejemplo...
Supongamos que existen dos sistemas normativos, un sistema A, del cual, se deducen lógicamente otro
sistema B, que no se contradicen en su contenido con el contenido del sistema A. Ergo, el sistema B es
válido por deducirse y no contradecirse en su contenido del sistema A. Es de hacerse notar, de manera
expresa, que entre la norma suprema y las normas que integran el orden, no se encuentra acto de
voluntad alguno de establecimiento de la norma dependiente.

La norma que presta fundamento de validez y contenido a las demás normas, se llama norma suprema,
la cual, necesariamente, debe tener un contenido que es aceptado por los demás como inmediatamente
evidente.

¿Qué significa poseer un contenido inmediatamente evidente? Significa que esa norma suprema está
dada por la razón, o mediante la razón. El concepto de una norma inmediatamente evidente tiene como
presupuesto el concepto de una razón práctica, es decir, el concepto de una razón legisladora, esto es,
ha sido establecida por la voluntad divina, por alguna otra autoridad sobrehumana; o por la costumbre.
Se pueden distinguir dos elementos básicos: la norma suprema (Ns), el orden estático (C); y un elemento
adicional, esto es, la norma “Y” que pretende formar parte del orden estático. Asimismo, se distinguen
tres criterios de pertenencia:

1. Una norma “Y” no debe tener un contenido contrario al contenido de la norma suprema (Ns).
2. Si el contenido de la norma “Y” es directamente proporcional al contenido de la norma suprema (Ns),
entonces, pasa a formar parte del orden estático (C), de no existir esta correspondencia, la norma
“Y”, pierde validez y consecuentemente, no se dan las condiciones para su existencia.
3. Si se utilizan deducciones aseguran que la norma “Y” sea producto de la razón práctica.

Estos criterios de pertenencia son útiles para todos los sistemas normativos que convergen en la
sociedad (tales como la moral, la religión, entre otros), a excepción de Derecho.

P á g i n a 12 | 17
Coherencia y consistencia del ordenamiento jurídico

Coherencia

Al ser el ordenamiento jurídico un sistema normativo interrelacionado, se considera que está compuesto
por normas compatibles y, por tanto, se considera dichas normas son legales, constitucionales y
convencionales. Por tanto, la coherencia está relacionada con el principio de compatibilidad.

En este sentido, la coherencia normativa se refiere a que todo ordenamiento jurídico está compuesto
por normas compatibles entre sí. Esto es, no existe contradicción entre las diversas normas que
componen al ordenamiento jurídico, ni mucho menos existe una contradicción normativa con respecto
a la norma suprema. Por eso, se sostiene que un ordenamiento jurídico es compatible porque sus
componentes individuales (normas) tienen coherencia entre sí, y si llegase a existir una incompatibilidad
normativa, la misma se soluciona eliminando la norma incompatible.

La coherencia constituye criterio de la unidad y coherencia de los ordenamientos jurídicos. Por eso, la
coherencia normativa es la ausencia de antinomias (contradicciones normativas).

Consistencia

La consistencia normativa complementa a la coherencia normativa, ya que mientras la coherencia


garantiza la compatibilidad de las normas jurídicas entre sí, la consistencia busca la coherencia interna
de la norma. Esto es, la consistencia normativa obliga a que la norma jurídica no contenga más un
operador deóntico dentro de cada oración, es decir, ninguna acción u omisión prescrita por la norma
jurídica, puede ser simultáneamente, permitida y prohibida, o en su caso, obligada y potestativa.

En este sentido, una acción u omisión se prohíbe o se permite, o en su caso, una acción u omisión se
obliga o se le otorga el carácter potestativo, pero bajo ninguna circunstancia puede contener más de un
operador deóntico por cada conducta regulada por la norma jurídica.

Antinomias

Definamos...
Antinomia

Es la ausencia de la coherencia. Se definen como una incompatibilidad normativa entre ordenamientos


del sistema jurídico, de aquí que se una antinomia sea una contradicción normativa.

De acuerdo al jurista Jaime F. Cárdenas Gracia (2009: 133), las antinomias pueden ser de dos tipos.

ANTONIMIA DE REGLAS: Es una situación en la que dos normas son incompatibles. Esta colisión se da
entre:

• Norma obligatoria vs norma prohibitiva;


P á g i n a 13 | 17
• Norma obligatoria vs permiso negativo;
• Norma prohibitiva vs permiso positivo;
• Norma obligatoria vs permiso positivo;
• Norma prohibitiva vs permiso negativo; y,
• Norma que establece un permiso positivo vs norma que establece un permiso negativo.

De acuerdo con el jurista Álvarez Ledesma (2006: 260), a las antinomias de reglas se les conoce como
antinomias propias. Se producen cuando dos normas pertenecientes a éste coinciden, prescribiendo
conductas opuestas en cualquiera de sus ámbitos de validez: temporal, espacial, personal o material. Es
decir, trátese de dos normas, una que autoriza y otra que prohíbe en el mismo territorio, en el mismo
espacio de tiempo, respecto de las mismas personas y en relación con la misma conducta (2006: 260).

ANTONIMIAS DE PRINCIPIOS JURÍDICOS: Son fricciones entre los principios de todo derecho, es decir,
entre los principios de justicia, de funcionalidad y de seguridad jurídica; ninguna de los principios puede
ser realizado de manera total, alguno de ellos tiene que ser sacrificado, total o parcialmente,
dependiendo de los casos (Cárdenas Gracia, 2009: 133).

En conclusión, una antinomia es una contradicción que existe entre dos normas jurídicas, ya sea que
contengan reglas o principios.

Plenitud del ordenamiento jurídico

Existencia de lagunas y su resolución

Definamos...
Plenitud normativa
Se refiere a que todos los ordenamientos jurídicos se encuentran completos, es decir, siempre cuentan
con una norma para resolver cualquier conflicto.

Afirmar que un ordenamiento jurídico es incompleto (no pleno), es afirmar categóricamente, que el
ordenamiento jurídico tiene una laguna jurídica.

De acuerdo con el jurista Álvarez Ledesma (2006: 264) las lagunas jurídicas son espacios jurídicos vacíos
dejados por el Derecho, no son fallas al mismo, sino limites naturales que todo ordenamiento jurídico
posee. La técnica a que el Derecho recurre para completar las lagunas jurídicas de la ley se le denomina
integración, que a su vez se divide en:

Heterointegración
Cuando para resolver la laguna se recurre a ordenamientos diversos (Derecho Natural, Derecho
Internacional, Derecho Estatal o Federal) o a fuentes diversas de la dominante (en nuestro sistema,
después de la ley, a la costumbre la jurisprudencia o la doctrina).

P á g i n a 14 | 17
Autointegración
Cuando para salvar la laguna se recurre a la fuente dominante según el sistema de que se trate o a la
analogía, los principios generales del Derecho.

A manera de conclusión, una laguna jurídica es la fiel representación de los cambios sociales, culturales,
educacionales, económicos, y políticos. Debido a que a manera que pasa el tiempo, el Derecho va
quedando desfasado por la misma realidad social, por ello, una laguna jurídica implica que el Derecho
tiene un carácter dinámico, pues debe adaptarse a cualquier circunstancia, a fin de asegurar la
convivencia social.

Dogma de la plenitud del ordenamiento jurídico

Es menester precisar que conforme el artículo 14, párrafo segundo, de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, en materia penal no existen lagunas jurídicas, ya que, si alguna conducta
desplegada por un agente asocial no se encuentra prevista por el Código Penal como delito, entonces,
no podrá sancionársele, pues se considera que su conducta es atípica, y por más reprochable y dañina
que pueda considerársele a esa conducta, bajo ninguna circunstancia podrá imponérsele alguna pena o
medida de seguridad prevista por el Código Penal.

Por su parte, en los juicios de orden civil, las lagunas jurídicas pueden ser solucionadas conforme a la
analogía, mayoría de razón, interpretaciones del poder judicial respecto de la ley, o en caso, conforme a
los principios generales del derecho.

En conclusión, los ordenamientos jurídicos son sistemas normativos abiertos en el tiempo y en el


espacio, que permiten derogar, abrogar, o reformar cualquier ordenamiento jurídico para regular la
conducta social, que asegure una correcta convivencia social. Además, estos ordenamientos jurídicos
son normativos, coactivos, institucionalizados, con unidad normativa, coherencia, consistencia y
plenitud.

P á g i n a 15 | 17
Bibliografía

• Alchourrón, Carlos y Bulygin, Eugenio, Sobre la existencia de las normas jurídicas, México, Fontamara,
1997.
• Álvarez, Ledesma, Mario I, Introducción al derecho, México, McGraw-Hill, 1995.
• García Máynez, Eduardo, Introducción al Estudio del Derecho, 58.ª ed., México, Porrúa, 2005.
• Kelsen, Hans, Teoría pura del derecho, 15ª ed., trad. de Roberto J. Vernengo, México, Porrúa, 2007.
• Schimill, Ulises y Vernengo, Roberto J., Pureza metódica y racionalidad en la teoría del derecho, México,
UNAM, 1998.

Legislación

• Asamblea Legislativa del Distrito Federal, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, última
reforma publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal 15/05/2019, disponible
en https://bit.ly/1iXRdq5, consulta: 15/05/2019.

Documentos publicados en Internet

• Cárdenas Gracia, Jaime, “Introducción al estudio del derecho”, México, UNAM-IIJ/Nostra, 2009,
disponible en https://bit.ly/1rZYm28, consulta: 15/05/2019.
• Lobato, Carlos, “Claves para crear equipo”, Cylobato, disponible en https://bit.ly/2JPA8Ft, consulta:
18/05/2019.

P á g i n a 16 | 17
Mi experiencia de aprendizaje

Las antinomias

Cuestionario y reflexión

En esta unidad aprendimos que el Derecho puede ser estudiado como un ordenamiento jurídico, el cual
es un sistema normativo, coactivo e institucionalizado cuyas características principales son la unidad,
coherencia, consistencia, y plenitud. En este sentido, un sistema normativo es coherente cuando existe
compatibilidad entre las normas de un ordenamiento jurídico, y ante la ausencia de ella, se presentan
las contradicciones normativas, a las cuales se le denominan antinomias.

Ahora llegó el momento de profundizar sobre el tema de las antinomias, y desarrollar sus habilidades de
investigación, tanto en libros, tesis y jurisprudencias de nuestro Poder Judicial de la Federación.

Para lograr tal fin, complete el cuadro que se le proporciona e incluya una reflexión en donde explique
por qué es importante saber las formas de solución de antinomias, en su ejercicio profesional.

¡Recuerde colocar las fuentes de consulta!

P á g i n a 17 | 17
Introducción a la Teoría del Derecho
Unidad 10. El Derecho y la justicia
Introducción

El anhelo de lograr la justicia es uno de los temas de reflexión que ha despertado más interés a lo largo
de los siglos. En este marco, el Derecho juega un papel fundamental como un mecanismo para hacer
exigible la justicia, y de esta manera lograr armonía, dignidad, libertad, tolerancia, equidad, seguridad,
respeto y mejora en las condiciones de vida de los individuos.

Frente a la discriminación, epidemias, desigualdad, marginación, guerras, rebeliones, inseguridad, crisis,


deterioro del medio ambiente, así como el maltrato a la flora y fauna existente en nuestro mundo, la
justicia es un elemento imprescindible y fundamental que ha de conducir las relaciones personales,
económicas, políticas, sociales y culturales en aras de lograr un verdadero progreso, dignidad y de un
auténtico avance de la humanidad.

En este esquema dentro de la presente unidad se explorarán los temas del Derecho y la justicia,
las principales doctrinas sobre la justicia y el acceso a la justicia, con la finalidad de enfatizar la
importancia de la justicia, como punto de partida para la realización de esfuerzos conjuntos para lograr
la concreción de la justicia.

(1) Justicia

¡Bienvenidos y bienvenidas!
P á g i n a 1 | 18
Objetivo Particular

El alumnado identificará a la justicia como valor intrínseco del Derecho, su distinción con la equidad, la
relación de la justicia y los derechos humanos, las principales doctrinas que explican el contenido de la
justicia a fin de acceder a ella.

Temario

Unidad 10. El Derecho y la justicia

• 10.1. El Derecho y la justicia


o 10.1.1. Sobre la justicia en el Derecho
o 10.1.2. La justicia en términos del doble estándar valorativo
o 10.1.3. La equidad
o 10.1.4. Justicia y derechos humanos
• 10.2. Principales doctrinas sobre la justicia
• 10.3. Acceso a la justicia

P á g i n a 2 | 18
Manejo adecuado de conflictos

No existen dos personas que piensen, sienta o actúen igual. La realidad es que en la convivencia cotidiana
solemos estar inmersos en conflictos de manera natural, ya sea en la escuela, en la oficina, con la familia
o las amistades.

Para tener una mejor comunicación con los demás es importante identificar cómo manejamos los
conflictos y cómo los manifestamos en el cuerpo, ya que en muchas ocasiones lo hacemos de una forma
dañina o incorrecta. Algunos consejos para resolver conflictos de manera adecuada son:

P á g i n a 3 | 18
Creando conciencia
El Derecho y la justicia

La idea de la justicia ha estado presente en la historia de la humanidad como un valor imprescindible


para la convivencia armónica entre los individuos. Desde el Código de Hammurabi ya se advertía la
intención de dar una protección al débil contra el fuerte y de contemplar por escrito el ámbito de
protección de los individuos, así como las medidas a adoptar en caso de que injustificadamente se
afectara a los individuos.

El antiguo Egipto también muestra el anhelo de justicia, representado a través de la deidad de Maat y el
papel del faraón como encargado de mantener la justicia en el mundo. Incluso, en las distintas culturas
prehispánicas es posible igualmente encontrar un anhelo de justicia para mantener la armonía en el
orden terrenal y divino. A lo anterior, desde luego se agrega el pensamiento, griego, escolástico,
racionalista y contemporáneo que igualmente nos han legado significativas reflexiones en torno a la
justicia y sus alcances.

Junto con la reflexión en torno a los alcances de la justicia, es significativo contar con el respaldo del
Derecho para lograr concretar en la realidad dicho valor. En este esquema, en el presente apartado se
explorará el tema de la justicia en el Derecho, la justicia en términos del doble estándar valorativo, la
equidad y los derechos humanos.

(2) Código Hammurabi en Babilonia (3) Noción de justicia en Egipto

(4) Representación de la justicia en Grecia antigua


(5) Representación de la justicia en Roma

P á g i n a 4 | 18
Para saber más…
Con la finalidad de apreciar la idea de justicia en la antigüedad y en el México prehispánico, consulte los siguientes
artículos:

• “Breve historia ilustrada de la Filosofía” de Otfried Höffe.


• Código de Hammurabi.
• “La idea de justicia en el México prehispánico” de Laura Ibarra García.
• “Maat. Orden Cósmico y Justicia Social en el antiguo Egipto” de Andrés Loro.

Sobre la justicia en el Derecho

En general, la justicia se refiere a la familia de conceptos morales conectados particularmente con el


Derecho y la política (Bix, 2009: 148). La definición más genérica de la justicia es “la virtud de dar a cada
uno lo suyo” (Hervada, 1989: 106).

En este marco, Hervada señala que es propio del jurista “señalar lo que debe hacer el hombre para ser
justo, para dar a cada uno lo suyo, esto es, para hacer la obra de justicia” (1989: 102).

La justicia, en el pensamiento de Recaséns Siches (2000: 311-312), corresponde al principal criterio o


medida ideal para el Derecho. Bajo este supuesto la justicia corresponde a la idea en la cual debe
inspirarse el Derecho positivo y regir por tanto los ordenamientos jurídicos. Siguiendo este esquema, se
requiere averiguar cuáles son los puntos de vista de igualdad que deban prevalecer siempre
necesariamente, así como determinar las desigualdades que en su caso, han de ser relevantes para el
Derecho.

Según Recaséns Siches (2000: 320), es posible identificar cinco postulados universales de justicia, a
saber:

1. Verdad, en el sentido de que la justicia exige un acuerdo con la verdad objetiva, es decir, que
todas las afirmaciones sobre hechos y relaciones deben ser objetivamente verdaderas, así como
las declaraciones que hagan las personas implicadas en un problema de Derecho.
2. Generalidad del sistema de valores que sean aplicables.
3. Tratar como igual lo que es igual bajo el sistema de valores aceptado.
4. Ninguna restricción de la libertad, más allá de los requerimientos del orden de valores aceptados.
5. Respeto a las necesidades de la naturaleza, en el sentido más estricto de la expresión.

El Derecho se encuentra estrechamente vinculado con la Justicia, en tanto que favorece el


reconocimiento de los derechos humanos, así como en la exigencia de protección y salvaguarda de los
ideales de justicia. En este marco, la Constitución ha de realizar una función de justicia, al contemplar
los valores superiores de seguridad, libertad, igualdad y solidaridad, que incluso se prolonga en las leyes
que podrán desarrollar los derechos fundamentales (respetando su contenido esencial) y en la
interpretación que hagan los tribunales constitucionales y supremos, según se trate de sistemas de
jurisdicción concentrada o difusa, en los recursos de inconstitucionalidad, de amparo o en la resolución
de conflictos (Peces-Barba, 2010: 109-112).
P á g i n a 5 | 18
¿Sabía que…?
La palabra griega que primero designó a la justicia fue diké que primitivamente significó tanto la acción
judicial o el proceso como la sentencia del juez, para pasar a denominar el derecho y la justicia.

De hecho los primeros filósofos griegos, emplearon la denominación diké para designar el orden
cósmico, el orden de los seres y el orden social de la polis, de suerte que diké o justicia adquirió un
sentido objetivo, como el orden o armonía, bien del mundo, bien de la polis, bien de la personal.

Posteriormente, diké designaba la virtud de la justicia, con lo cual la noción de justicia inicialmente
entremezclaba la virtud particular y la virtud total.

La justicia en términos del doble estándar valorativo

En general, el doble estándar valorativo en el Derecho supone poseer un grupo de valores, que facilitan
con mayor o menor éxito o eficiencia, la convivencia o cooperación sociales.

Primer estándar valorativo


Se refiere a los valores de orden, seguridad e igualdad que le otorgan al Derecho una primera e inmediata
validez, una validez de orden formal, expresados a través de un sistema jurídico a través de los principios
lógico-jurídicos (Álvarez, 2015: 43).

Segundo estándar valorativo


Se refiere a los valores superiores (principios axiológicos) a los que han de alinearse los valores
instrumentales como el orden, seguridad e igualdad jurídica. Dicho estándar procura la validez material
de las normas jurídicas (Álvarez, 2015: 43-45).

Entre los valores superiores se encuentran la vida y dignidad, libertad, autonomía, bien común,
educación y los derechos humanos (Álvarez, 2015: 373).

Para Álvarez (2015: 370-372), el criterio del doble estándar valorativo del derecho permitirá establecer
una primera concepción acerca de la justicia, en tanto que sólo cuando las normas de un ordenamiento
jurídico satisfacen su doble estándar valorativo, es dable otorgar a ese Derecho el calificativo de justo.
Asimismo, la consideración del Derecho como un sistema constituido por reglas justas, se origina en su
doble estándar valorativo, toda vez que cualquier sistema jurídico al ordenar, asegurar e igualar lo hace
necesariamente, respecto de un grupo de valores determinado. De tal suerte, al cumplir con una norma
de un específico sistema jurídico, de cierta forma puede decirse que tácitamente se está aceptando el
sistema de valores que los justifica y al cual ese Derecho busca proteger. Así, la justicia corresponde a la
realización jurídica de los valores superiores a los que el Derecho sirve en sociedad, y en este sentido
orienta las acciones de quienes hacen y aplican el Derecho.

P á g i n a 6 | 18
La equidad

La equidad es un “valor por el cual el Derecho (quien lo aplica) sopesa (ajusta y reconcilia) las
singularidades que en cada caso concreto se presentan al Derecho y a la generalidad de la norma… Es el
criterio por el cual se equilibra, pondera y otorga dimensión humana a lo jurídico” (Álvarez, 2015: 379).
La cualidad de equidad, la referimos a las relaciones, situaciones o hechos creados o regidos por el
Derecho.

Justicia y derechos humanos

Un punto central en la consecución de la Justicia, se relaciona con la comprensión de importancia del ser
humano en toda su esencia, en el que se le aprecie como un ser que merezca un trato digno y decoroso
de sus semejantes, garantizándole para ello todas las condiciones necesarias, para subsistir, tanto en lo
espiritual y personal, y que a su vez, genere las condiciones necesarias para dar el debido respeto en el
medio en que se desenvuelve y frente a sus semejantes.

Así, dentro de la Justicia es fundamental adjudicar a cada individuo la esfera de libertad necesaria para
que se convierta en persona, o sea, para que desarrolle debidamente su modo de ser (Ciuro Caldani,
2006: 135).

En este esquema, los derechos humanos expresan ideales y aspiraciones, que necesitan ser plasmados
en titularidades específicas, para que los derechos que encierran, tengan alguna conexión con la justicia
formal y el imperio de la ley, y permita la correcta aplicación de las normas respectivas (Campbell, 2002:
62-63).

Asimismo, para Hervada (1993: 685-688), los Derechos Humanos consisten en unos bienes atribuidos a
la persona, que le son debidos, y en el cumplimiento de esta deuda, que es el uso y disfrute normal y
pacífico de los derechos, consiste la Justicia.

Para Álvarez (2015: 382), la referencia a los derechos humanos conlleva implícita ciertos principios a los
que se asigna un valor moral o jurídico que los coloca por sobre otros principios morales o normas
jurídicas. Bajo este supuesto los derechos humanos corresponden a exigencias que funcionan como
parámetros o ideales de justicia.

En este marco, los derechos humanos son “aquellos derechos de importancia fundamental que poseen
todos los seres humanos, sin excepción, por razón de su sola pertenencia al género humano. Estos
derechos se hallan sustentados en valores éticos cuyos principios se han traducido históricamente en
normas de Derecho nacional e internacional en cuanto parámetros de justicia y legitimidad política”
(Álvarez, 2015: 383).

Los derechos humanos revisten de dos dimensiones:

P á g i n a 7 | 18
Filosófica

Bajo esta postura, los derechos humanos corresponden a aquellas exigencias éticas de importancia
fundamental que se adscriben a toda persona, sin excepción, por razón de su autonomía moral y
dignidad humana.

Político-jurídica
En este marco, los derechos humanos son exigencias sustentadas en valores o principios de validez
universal que se han traducido históricamente en normas de derecho nacional e internacional en cuanto
parámetro de justicia y legitimidad política.

Bajo esta dimensión, adquiere especial relevancia el iuspositivismo, en tanto que su reconocimiento en
un ordenamiento jurídico (bien en las Constituciones o leyes secundarias de los Estados o en
instrumentos de Derecho Internacional) es significativo para lograr la concreción y realización de los
derechos humanos.

Así, a través del Derecho es posible encauzar la justicia, mediante el reconocimiento de los Derechos
Humanos, que garantice las condiciones para su cumplimiento y exigibilidad.

Para saber más...

Un instrumento internacional de gran relevancia, es la Declaración Universal de los Derechos


Humanos adoptada y proclamada por la Asamblea General en su Resolución 217 A (III), de 10 de
diciembre de 1948, en cuyo preámbulo se aprecia la consideración que la libertad, la justicia y la
paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos
iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. En ese marco se aprecia el
reconocimiento de derechos como la dignidad humana, libertad, igualdad, seguridad, propiedad,
entre otros.

Para saber más...

Asimismo, destaca el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, adoptado y


abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su resolución 2200 A (XXI), de
16 de diciembre de 1966, dentro del cual se reconoce el derecho a la libre determinación de los
pueblos, en virtud del cual establecen libremente su condición política y proveen asimismo a su
desarrollo económico, social y cultural. Asimismo, en dicho instrumento se reconocen los derechos
económicos, sociales y culturales de las personas, incluidos los derechos laborales y los derechos a la
salud, la educación y un nivel de vida adecuado.

P á g i n a 8 | 18
Para saber más...

A nivel regional, destaca la Convención Americana de Derechos Humanos, suscrita en la Conferencia


Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos, realizada en San José, Costa Rica del 7 al 22
de noviembre de 1969. En dicho instrumento se dispone que los Estados Partes se comprometen a
respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar su libre y pleno ejercicio a toda
persona que esté sujeta a su jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color, sexo,
idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición
económica, nacimiento o cualquier otra condición social. Asimismo, se reconocen los derechos
civiles y políticos, medios de protección de los derechos humanos en la región, así como la
competencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de
Derechos Humanos.

Principales doctrinas sobre la justicia


Las doctrinas sobre la justicia ofrecen un panorama general de distintas reflexiones en torno a la esencia
y realización de la justicia. En este marco, se aprecia que la época, marco político y epistemológico desde
los cuales se sitúan los autores, son significativos para explorar las nociones de la justicia.

EL IDEAL DE JUSTICIA EN PLATÓN:

Platón (1988: 61-68) concibe a la justicia como una habilidad y virtud, con la promesa de una buena vida,
frente al vicio e ignorancia de la injusticia. En general Platón estaba convencido de la desigualdad natural
de los hombres a la que consideraba como una justificación de la existencia y reconocimiento de las
clases sociales. En este marco, cada clase debe confinar su actividad al desempeño de sus funciones
específicas, ya que en la República tiene que prevalecer una estricta división de trabajo entre las clases,
y en donde la justicia social apuntaría a que cada ciudadano ha de realizar las funciones específicas que
le han sido asignadas en función de sus capacidades y cualificaciones. Para Platón, el dispensador de la
justicia es un gobierno autocrático.

EL IDEAL DE JUSTICIA DE ARISTÓTELES

Al efecto, comenta Bodenheimer (2000: 63-71) que Aristóteles percibió los peligros inherentes a la
estructura del Estado platónico y se percató de que un régimen absoluto puede degradarse fácilmente,
convirtiéndose en régimen de arbitrariedad y capricho. En ese marco, el remedio contra ese peligro
inherente al gobierno de los hombres es el gobierno de las leyes. En este punto, Aristóteles expuso por
primera vez los requisitos fundamentales para una administración de justicia por medio del Derecho, así
como evitar los peligros del poder absoluto y de la libertad sin frenos.

Así, para Aristóteles (2004: 198-230) la justicia, estimada como la mayor de las virtudes, que exige ajustar
la conducta de los individuos, de suerte que en sus relaciones con sus semejantes se conduzcan con
honestidad y honradez. Bajo la virtud de justicia, se exige que los iguales sean tratados de igual manera,
y en donde los bienes de este mundo deben ser distribuidos entre los ciudadanos proporcionalmente al

P á g i n a 9 | 18
mérito, y en donde el Derecho debe mantener esta justa distribución de bienes contra toda clase de
violaciones. En este marco, Aristóteles advierte dos tipos de justicia: distributiva y retributiva.

• LA JUSTICIA DISTRIBUTIVA: La justicia distributiva, le corresponde al legislador, consistente en


asignar derechos públicos y privados a los ciudadanos, conforme al principio de igualdad, bajo la
cual deben darse cosas iguales a los iguales y desiguales a las personas desiguales, con arreglo a
su mérito.
• LA JUSTICIA RETRIBUTIVA: La justicia retributiva o correctiva, que supone garantizar, proteger y
mantener la distribución de derechos, recompensas y cargos contra posibles ataques ilegales.
Dicha justicia es administrada por el juez.

LA JUASTICIA DE ULPIANO

Bajo el pensamiento de Ulpiano, la justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno lo suyo.
En este punto, Hervada (1989: 118) sostiene que con Ulpiano, la fórmula de la justicia, además de ganar
precisión, adquiere su más acabada dimensión jurídica, en tanto que prevé la primacía del derecho sobre
la justicia, que supone que la justica presupone al Derecho.

LA JUSTICIA EN EL PENSAMIENTO DE LOS ESCOLÁSTICOS

En general, San Agustín y Santo Tomás de Aquino, entre otros, exploran el tema de la justicia
estrechamente vinculado con Dios y un aspecto de carácter moral.

Sin embargo, como lo refiere Hervada (1989, 119-120), aunque dichos autores hablen de justicia, se
difumina la nota de juridicidad para extenderse a las relaciones con Dios y consigo mismo. Así, el sentido
de la justicia se moraliza.

• SAN AGUSTIN DE HIOPONA: Para este autor, la justicia refiere a todo aquello que ayude a la ley
humana a realizar su finalidad concreta, es decir, asegurar la paz y el orden de la sociedad. Bajo
este supuesto, la justicia es una cualidad que distingue al Estado de cualquier asociación de
hombres con fines abyectos. En este contexto, para San Agustín (2006: 583), ahí donde no hay
verdadera justicia, no hay Derecho, y tampoco puede haber unión ni congregación de hombres,
que no merece nombre de pueblo.
• SANTO TOMÁS DE AQUINO: Supone que la justicia es una virtud que se refiere al otro. En este
marco, distingue entre justicia general, que dirige al bien común los actos de los demás, y justicia
particular, que ordena al hombre acerca de las cosas que se refieren a otra persona singular, cuya
materia son las acciones y cosas exteriores. Asimismo, Tomás de Aquino (2014, 58) reformula la
idea de justicia de Ulpiano, en tanto que considera más conveniente sustituir el acto por el hábito,
de manera que la justicia se vincula con el hábito virtuoso de la voluntad por el cual somos
inclinados con firmeza y constancia a dar a cada uno su derecho.

P á g i n a 10 | 18
LA JUSTICIA EN LA ECUELA CLÁSICA DEL DERECHO NATURAL

HUGO HORACIO: Supone que la justicia es una virtud que se refiere al otro. En este marco, distingue
entre justicia general, que dirige al bien común los actos de los demás, y justicia particular, que ordena
al hombre acerca de las cosas que se refieren a otra persona singular, cuya materia son las acciones y
cosas exteriores. Asimismo, Tomás de Aquino (2014, 58) reformula la idea de justicia de Ulpiano, en
tanto que considera más conveniente sustituir el acto por el hábito, de manera que la justicia se vincula
con el hábito virtuoso de la voluntad por el cual somos inclinados con firmeza y constancia a dar a cada
uno su derecho.

TOMÁS HOBBES: Para este autor, es posible hablar de justicia con el surgimiento del Estado, porque
donde no hay ley no hay injusticia y no hay ley donde no existe una voluntad superior que la imponga.
En este contexto, el soberano, a través de la ley, determina artificiosamente lo que es justo o injusto.

BENITO ESPINOZA: Para él, a través de la razón humana es posible acordar la instauración de un poder
superior que subordine a todos, en este contexto, es bajo el auspicio de ese poder superior que puede
concebirse la justicia.

JOHN LOOKE: Sostiene que los derechos son inalienables porque su protección constituye la única razón
para constituir al Estado.

SAMUEL PUFFENDORF: Concibe al Estado como una persona moral independiente de aquellos que la
conforman, cuyo fin es procurar la seguridad y la paz común.

CRISTIAN TOMMASIO: Sostiene que lo justo es el principio central del Derecho, el cual se ocupa de las
acciones humanas que perturban la paz exterior y su exigencia es la de no hacer al otro lo que no se
quiere para sí.

LA UTILIDAD COMO JUSTICIA

La noción de la utilidad como justicia se vislumbra en el pensamiento de los siguientes autores:

DAVID HUME: Sostiene que la justicia es un concepto que deriva en su totalidad de la utilidad. Para este
autor, la justicia es una virtud artificial, inventada y establecida convencionalmente por los hombres. En
este marco, la convención hace surgir el concepto de justicia, propiedad y derecho, que emerge de un
sentimiento general de interés común, el cual nace cuando, sin prometerse nada unos a otros, hay una
especie de acuerdo entendido de la utilidad que reporta actuar en la misma dirección.

JEREMÍAS BENTHAM: Para este autor, el Derecho constituye la rama más importante de la lógica de la
voluntad, bajo la cual cada hombre persigue su propio placer, por lo que se busca una identificación de
intereses que haga posible una cooperación efectiva, para lograr la felicidad del mayor número.

JOHN STUART MILL: Presupone que para alcanzar la propia satisfacción, debe quererse y procurarse la
satisfacción ajena.
P á g i n a 11 | 18
LA JUSTICIA PARA IMMANUEL KANT: Kant se inclina por cuestionar la fórmula tradicional de la
justicia “de dar a cada uno lo suyo”, y en su lugar supone que la justicia pretende “garantizar a cada uno
lo suyo”. Asimismo, en Kan se advierte la vinculación de la justicia con la libertad, la cual permite al
hombre elevarse por encima del mundo empírico, de los fenómenos, bajo la cual el hombre exige que
se le trate siempre como un fin y no como un medio. En este marco, el Estado actúa con justicia si respeta
la libertad negociada.

KARL VON SAVIGNY: Para Savigny, la justicia es un concepto relativo en términos culturales e
históricos. En este contexto, rechaza la idea de la justicia como un concepto universal, absoluto e
inmutable.

LA JUSTICIA PARA RUDOLF STAMMLER: Para Stammler, la justicia es la orientación de una


determinada voluntad jurídica en el sentido de una comunidad pura. Bajo este marco, la justicia es una
articulación ideal de los fines humanos.

LA JUSTICIA PARA HANS KELSEN: En Kelsen, la idea de justicia, adquiere una dimensión ética, que
se vincula con la felicidad social, garantizada por un orden social. Bajo esta idea, la justicia corresponde
a un principio que garantiza la felicidad individual de todos, se transforma en un orden social que protege
ciertos intereses socialmente reconocidos por la mayoría como dignos de protección.

En este marco, se advierte que un orden justo, que en su forma más simple, es aquel que regula la
conducta de los hombres de una manera tal que a todos satisface y a todos permite alcanzar la felicidad
colectivo-objetivo (Kelsen, 2009: 9-14).

LA TEORÍA DEL CONTRATO SOCIAL DE JOHN RAWLS

En general para John Rawls, una teoría de la justicia refiere a la manera adecuada de estructurar el
gobierno y la sociedad. En este marco, la justicia corresponde al conjunto de reglas estructurales de la
sociedad dentro del cual las personas que (inevitablemente) tienen distintas series de valores y objetivos
en la vida pueden coexistir, cooperar y competir. Para Rawls (1971: 524-525), la noción de justicia da
origen a una voluntad de trabajar en favor la implantación de instituciones justas y en favor de la reforma
de las existentes cuando se requiera.

En el pensamiento de Rawls, el contrato social adquiere un rol significativo para sustentar su principio
de justicia. En este punto, dicho autor supone un grupo de personas que se encuentran en igualdad de
posiciones similares, bajo un “velo de ignorancia” o “posición original”, que conlleva que desconocen
todo aquello que podría disponerlos a tomar una decisión por interés personal (desconocimiento de su
género, riqueza, raza, etnia, habilidades y circunstancias sociales generales, visiones de lo que constituye
una buena vida).Al efecto, indica Rawls que los dos principios de justicia en que dichas personas estarían
de acuerdo son:

PRIMER PRINCIPIO: Cada persona debe tener un derecho igual al sistema más extenso de libertades
básicas iguales, compatible con un sistema similar de libertad para todos.

P á g i n a 12 | 18
SEGUNDO PRINCIPIO: Conocido como el principio de diferencia, que supone que las desigualdades
sociales y económicas serán dirimidas de tal manera que sean tanto (a) para el mayor beneficio de los
menos favorecidos y (b) llevadas a puestos y posiciones abiertas a todos en condiciones justas de
equidad y oportunidad. De esta manera, se compartiría equitativamente la riqueza social.

LA POSTURA MARXISTA ENTORNO A LA JUSTICIA: En general se observa una relación entre marxismo y
justicia, al grado que se ha aceptado la presencia de una cierta teoría marxista de la justicia (Gargarella,
1999:106).

En efecto, si bien Marx se desentendía de las cuestiones de justicia, porque pensaba que con la llegada
del comunismo se reduciría la escasez y los conflictos, hasta el punto de tornar innecesaria cualquier
apelación a la justicia, sin embargo, se aprecia implícitamente se encuentra de por medio una justicia
socialista, basada en la intención de dar a cada uno de acuerdo con su contribución, lo cual permitiría
criticar la distribución capitalista vigente.

EL LIBERALISMO DE ROBERT NOZICK: Para Nozick, más que aludir a una redistribución justa, es
conveniente aludir a la justicia en las pertenencias. Así, para dicho autor, es posible ser un justo dueño
de algo en los siguientes supuestos: 1) Se adquirió un objeto consistentemente con los principios de
adquisición justa, o 2) de acuerdo con los principios de transferencia justa de alguien más que
legítimamente era dueño de la cosa. De lo anterior se desprende que la sociedad/gobierno no pueden
redistribuir bienes, si se violan los reclamos justos de las personas a los objetos que la poseen, solamente
se puede redistribuir bienes para corregir alguna injusticia anterior a su adquisición.

EL COMUNITARISMO Y REPUBLICANISMO CÍVICO DE MICHAEL SANDEL: Para Michael Sandel, la


justicia debe centrarse en, o al menos tener en cuenta, las responsabilidades y lazos como miembros
de las comunidades o ciudadanos de una nación. En el pensamiento de dicho autor, la justicia es una
virtud remedial que aparece porque no se permite, ni se favorece el desarrollo de otras virtudes más
espontáneas más ligadas a valores como la fraternidad o la solidaridad.

Para saber más...


Vea el video “Michael J. Sandel reflexiona sobre la Justicia”.

Posteriormente responda lo siguiente:

• ¿Cuáles son las concepciones de justicia a que alude Michael Sandel?


• ¿Está de acuerdo con el posicionamiento de Michael Sandel?

LA JUSTICIA PARA W. GOLDSCHMIDT: Para Goldschmidt (1958: 159-160), la justicia representa un


criterio orientador, que ha de encauzar y guiar la actividad humana, que se vincula con el criterio de
reparto de los bienes entre todos y cada uno de los hombres, por repartidores autorizados según
criterios determinados y con arreglo a ciertas formas.

P á g i n a 13 | 18
Acceso a la justicia
El acceso a la justicia, visto desde el derecho positivo de los derechos humanos, es un derecho humano
fundamental recogido por las Constituciones políticas de los Estados y las convenciones o tratados
internacionales, consistente en la facultad de los gobernados de acceder en forma individual o colectiva
y en condiciones de igualdad, al sistema de medios jurisdiccionales y no jurisdiccionales por virtud de los
cuales las instituciones del Estado prevén y sancionan, eficazmente, cualquier acto u omisión que
pudieran vulnerar los derechos humanos fundamentales reconocidos por el Derecho nacional e
internacional (Álvarez, 2015: 421-422).

Desde el punto de vista de la teoría de la justicia, el acceso a la justicia no es un asunto que se agote en
la legalidad y la transformación o perfeccionamiento del ordenamiento jurídico, en tanto que supone
que la justicia ha de ser el paradigma o guía de acciones o conductas de individuos e instituciones, es
decir, que se constituya como un criterio o argumento último para fundar decisiones sociales e
institucionales. Finalmente, el acceso a la justicia desde la teoría de la democracia supone que el acceso
a la justicia se erige como criterio rector y definitorio de un Estado de Derecho, de manera que la eficacia
del acceso a la justicia será determinante para calificar o no a un Estado como de Derecho (Álvarez, 2015:
423-425).

En materia de acceso a la justicia, el Poder Judicial de la Federación ha emitido diversas jurisprudencias


y tesis aisladas que abordan el derecho de acceso a la justicia, entre los que se encuentran los siguientes:

Interpretación de la Ley
Vaya a la página del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta y lea las siguientes tesis:

• Tesis jurisprudencial constitucional, “Derecho de acceso efectivo a la justicia. Etapas y derechos que le
corresponden.”
• Tesis aislada constitucional, "Derecho humano de acceso a la justicia en condiciones de igualdad de las
personas con discapacidad. El estado debe garantizarlo en sus dimensiones jurídica, física y
comunicación.”
• Tesis jurisprudencial constitucional, “Acceso a la justicia en condiciones de igualdad. Elementos para
juzgar con perspectiva de género.”

Para saber más...


Vea el video “El acceso a la justicia como derecho humano” que contiene el posicionamiento de Miguel Carbonell
en torno al acceso a la justicia como derecho humano.

Posteriormente responda lo siguiente:

• ¿Cuáles son los alcances del acceso a la justicia como derecho humano?
• ¿Cuál es el fundamento constitucional del derecho al acceso a la justicia?
• ¿Cuál es la trascendencia de la independencia y autonomía de los juzgadores?

P á g i n a 14 | 18
Como se puede apreciar, el ideal y anhelo de justicia han estado presentes en la historia de la humanidad.
Si bien es cierto, existen diferentes aproximaciones en torno a lo que debe entenderse por justicia, se
mantiene como una constante el dar un trato digno al individuo en aras de mantener una armonía y
orden en la sociedad. En este marco, el Derecho desempeña un papel importante, en tanto que permite
reconocer la dignidad del individuo y hacer exigible ese anhelo de justicia, susceptible de concretarse a
través de los derechos humanos.

¿Qué otros caminos puedo explorar?


Para consolidar su aprendizaje respecto de los contenidos de esta asignatura le sugerimos que procure
vincular lo aprendido con las temáticas de otras asignaturas, en especial con Derecho Constitucional,
donde aprenderá la forma en que se utilizan los ámbitos de validez foral y material de la norma jurídica,
jerarquía normativa, tipos de derechos subjetivos y sus garantías, principios constitucionales, normas
adjetivas de los diferentes procedimientos legales. También para que profundice sobre el uso de los
conceptos jurídicos fundamentales en la constitución, y en la solución de conflictos.
Por otra parte, resulta importante que estudie Filosofía del Derecho para que aprenda como los
conceptos jurídicos fundamentales generan un sistema jurídico, como a partir de ellos, es posible hablar
de la dimensión axiológica del derecho; Derechos Humanos, para que comprenda sus principios, reglas,
valores y normas que prevén; y Lógica Deóntica, y Argumentación jurídica, pues estas le permitirán
entender mejor la validez de la norma jurídica. Adicionalmente, le recomendamos vincular lo aprendido
con Derecho Penal, Metodología Jurídica y Derecho Civil.

P á g i n a 15 | 18
Bibliografía

• Álvarez Ledesma, Mario I., Introducción al Estudio del Derecho, México, McGraw Hill, 1995.
• Aristóteles, Ética Nicomaquea, México, Porrúa, 2004.
• Bodenheimer, Edgar, Teoría del Derecho, 2.ª ed., trad. de Vicente Guerrero, México, Fondo de Cultura
Económica, 2000.
• Campbell, Tom, La Justicia. Los principales debates contemporáneos, trad. de Silvina Álvarez, Barcelona,
Gedisa, 2002.
• Gargarella, Roberto, Las teorías de la justicia después de Rawls. Breve Manual de Filosofía Política, Buenos
Aires, Paidós, 1999.
• Goldschmidt, Werner, La Ciencia de la Justicia: Dikelogía, Madrid, Aguilar, 1958.
• Hervada, Javier, Lecciones de Filosofía del Derecho. Teoría de la Justicia y del Derecho, Pamplona,
Universidad de Navarra, 1989, vol. I.
• Höffe, Otfried, “Breve historia ilustrada de la Filosofía”, trad. de Luis Gil Aristu, Barcelona, Península, 2001.
• Kelsen, Hans, ¿Qué es la Justicia?, trad. de Ernesto Garzón Valdés, México, Fontamara, 2009.
• Peces-Barba Martínez, Gregorio, Diez lecciones sobre Ética, Poder y Derecho, Madrid, Dykinson, Instituto
de Derechos Humanos, Bartolomé de las Casas, 2010.
• Platón, La República, México, Porrúa, 1988.
• Rawls, John, Teoría de la Justicia, trad. de María Dolores González, México, Fondo de Cultura Económica,
1971.
• Recaséns Siches, Luis, Introducción al estudio del Derecho, 13.ª ed., México, Porrúa, 2000.
• San Agustín, Ciudad de Dios, 18.ª ed., México, Porrúa, 2006.
• Santo Tomás de Aquino, Suma Teológica Mínima, Madrid, Tecnos, 2014.

Interpretación de la Ley

• “Acceso a la justicia en condiciones de igualdad. Elementos para juzgar con perspectiva de género”, [tesis
jurisprudencial constitucional], 1a./J. 22/2016 (10a.), Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, reg.
2011430, Décima Época, t. II, abril de 2016, p. 836, disponible en https://bit.ly/2UvVlKJ, consulta:
01/04/2019.
• “Derecho de acceso efectivo a la justicia. Etapas y derechos que le corresponden”, [tesis jurisprudencial
constitucional], 1a./J. 103/2017 (10a.), Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, reg. 2015591,
Décima Época, t. I, noviembre de 2017, p. 151, disponible en https://bit.ly/2I6WDov, consulta:
02/04/2019.
• "Derecho humano de acceso a la justicia en condiciones de igualdad de las personas con discapacidad. El
estado debe garantizarlo en sus dimensiones jurídica, física y comunicación”, [tesis aislada constitucional],
1a. CCXVI/2018 (10a.), Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, reg. 2018631, Décima Época, t. I,
diciembre de 2018, p. 309, disponible en https://bit.ly/2FGxrT8, consulta: 02/04/2019.

Documentos institucionales

• Oficina de Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Pacto Internacional de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales, 1966, disponible en https://bit.ly/2m3Tx8I, consulta: 11/04/2019.
• Organización de las Naciones Unidas, Declaración Universal de Derechos Humanos, 1968, disponible
en https://bit.ly/2JGli1p, consulta: 11/04/2019.
• Organización de los Estados Americanos, Convención Americana sobre Derechos Humanos, 1969,
disponible en https://bit.ly/2nQn5q5, consulta: 04/03/2019.

P á g i n a 16 | 18
Documentos publicados en Internet

• Bix, Brian H., “Diccionario de teoría jurídica”, trad. De Enrique Rodríguez y Pedro Villarreal, México, UNAM,
2009, disponible en https://bit.ly/2OZxFZS, consulta: 09/04/2019.
• Ciuro Caldani, Miguel Ángel, “Perspectiva Trialista de la Axiología Dikelógica, Investigación y Docencia”,
2006, núm. 39, disponible en https://bit.ly/2uGd17w, consulta: 02/04/2019.
• Hervada, Javier, “Los derechos inherentes a la dignidad de la persona humana”, en Escritos de derecho
natural, 2.ª ed., Pamplona, Universidad de Navarra, 1993, disponible en https://bit.ly/2TR2YXm, consulta:
21/03/2019.
• Ibarra García, Laura, “La idea de justicia en el México prehispánico”, en Revista Mexicana de Historia del
Derecho, México, vol. XXXI, enero-junio de 2015, disponible en https://bit.ly/2VvWjU9, consulta:
09/04/2019.
• Loro, Andrés, “MAAT. Orden Cósmico y Justicia Social en el antiguo Egipto”, España, Universidat Oberta
de Catalunya, enero de 2017, disponible en https://bit.ly/2Uabkdb, consulta: 09/04/2019.
• s.a., “Código de Hammurabi”, disponible en https://bit.ly/2C3QIgk, consulta: 09/04/2019.

Sitios electrónicos

• Suprema Corte de Justicia de la Nación,www.scjn.gob.mx

Audiovisuales

• Carbonell, Miguel, El acceso a la justicia como derecho humano,[archivo de video], 30/09/2013, disponible
en https://youtu.be/3XDffq782E4, consulta: 09/04/2019.
• s.a., Michael J. Sandel reflexiona sobre la justicia, [archivo de video], 15/04/2011, disponible
en https://youtu.be/qakTtlnmXz4, consulta: 09/04/2019.

Imágenes

• (1) s.a., [Justicia], [ilustración], 2013, tomada de https://bit.ly/2U9vIzO, consulta: 01/04/2019.


• (2) s.a., [Código Hammurabi en Babilonia], [fotografía], 2017, tomada de https://bit.ly/2IfsRz9, consulta:
09/04/2019.
• (3) s.a., Juicio de los nuestros: Anubis compara del corazón de Ani con la pluma de la justicia, [Noción de
justicia en Egipto], [fotografía], 2006, tomada de https://bit.ly/2VztZR0 , consulta: 09/04/2019.
• (4) s.a., [Representación de la justicia en Grecia antigua], [ilustración], 2014, tomada
de https://bit.ly/2YWSh9P, consulta: 09/04/2019.
• (5) s.a., [Representación de la justicia en Roma], [ilustración], 2007, tomada de https://bit.ly/2Ut8ox2,
consulta: 09/04/2019.

P á g i n a 17 | 18
Mi experiencia de aprendizaje

La justicia en el desarrollo de la historia de la humanidad

Cuadro sinóptico y reflexión

En la presente unidad se han explorado las nociones de justicia, su vinculación con el Derecho, los
derechos humanos y la equidad. Al efecto, se ha constatado la manera en que el anhelo de justicia ha
estado presente desde la antigua Babilonia hasta nuestros días, que refleja la importancia de dar un trato
digno al individuo en aras de mantener una armonía y orden en la sociedad. En este marco, el Derecho
desempeña un papel importante, en tanto que permite reconocer la dignidad del individuo y hacer
exigible ese anhelo de justicia, susceptible de concretarse a través de los derechos humanos.
Con la finalidad de reforzar dichos conocimientos, realice las actividades que a continuación se
mencionan:

Elabore un cuadro sinóptico con las principales ideas referentes a la justicia según el Código de
Hammurabi, la noción de justicia en el antiguo Egipto, la idea de la justicia en la historia de la filosofía,
así como en el México prehispánico.

Elabore un cuadro sinóptico en el cual se aprecien las principales nociones de justicia analizadas en la
presente unidad.

Posteriormente, en máximo una cuartilla describa cuál es la postura de justicia que a usted le parece
más convincente. Justifique su respuesta.

P á g i n a 18 | 18

También podría gustarte