Está en la página 1de 7

¿Qué es Six Sigma?

Six Sigma (Seis Sigma, o simplemente 6σ) es


una poderosa herramienta para la mejora de los
procesos productivos. Se basa en la reducción, a
niveles ambiciosos, aunque alcanzables, de la
aparición de defectos en los productos/servicios.
El origen de su nombre proviene de la naturaleza
estadística normal de los procesos, en los
cuales σ es es el desvío estándar, el mejor
indicador acerca de la variabilidad de los
mismos.

Un proceso con niveles muy bajos de variabilidad nos asegura que éste se
encuentra dentro de los límites establecidos, excepto en una cantidad casi
despreciable de oportunidades. Lograr 6σ equivale a un 99,99966% de
eficiencia o, lo que es lo mismo, a un máximo de 3,4 defectos por cada
millón producido (3,4 DPMO).

Es una metodología completamente orientada al cliente, y que se basa en otras


técnicas previas de mejora entre las que se encuentran los Sistemas de Calidad
Total (TQM), el Control Estadístico de Procesos (SPC), el ciclo PDCA de Deming,
y Lean Manufacturing. Dado su similitud en algunos aspectos con Lean, pueden
complementarse armónica y sinérgicamente, lo que da lugar a una metodología
actualmente muy utilizada y difundida, denominada Lean Six Sigma (LSS).

Como mucha de estas herramientas de calidad, Six Sigma surgió en el ámbito de


la industria manufacturera, aunque, durante los últimos años, se fue expandiendo
a empresas de servicios con un éxito indiscutible.
Six Sigma requiere de un grado de compromiso muy alto del personal afectado,
cuyos integrantes deben estar involucrados a tiempo completo en los proyectos de
mejora. Quienes participan del programa deben recibir entrenamientos especiales,
los cuales son dictados generalmente por black belts (descripto más adelante).
Verdaderos líderes son quienes deben llevar adelante el programa, promoviendo
los principios de Six Sigma a toda la organización y estimulando la participación
activa del personal en la mejora continua. Este liderazgo debe darse siempre de
arriba hacia abajo, con un alto grado de compromiso y apoyo de la Alta Dirección.
La comprensión de las necesidades del cliente de manera abierta y profunda es
uno de los principios fundamentales de la metodología. Ésta permite entender
cómo funcionan los procesos actualmente y qué puede mejorarse. 

Está claro que implementar Six Sigma requiere de un arduo trabajo, con
resultados excelentes a largo plazo, pero con mejoras intermedias muy
significativas. Los datos son de suma importancia para el análisis estadístico de
los procesos. La forma de obtenerlos, analizarlos y tratarlos es otro de los secretos
para el éxito del programa. Las dos consecuencias naturales de la implementación
de Six Sigma forman una combinación ideal: la reducción de costos y el aumento
de las ventas.

Las 5 etapas del proceso de implementación de Six Sigma

La implementación de Six Sigma se realiza a través de cinco pasos bien definidos,


conocidos como el ciclo DMAIC (Define, Measure, Analyze, Improve and
Control / Definir, Medir, Analizar, Mejorar y Controlar). 
Primero se debe definir el objetivo del programa, el problema a analizar y quiénes
participarán. Luego medir el estado actual del problema en cuestión, la cantidad
de defectos actuales. El siguiente paso es analizar las causas del problema,
luego mejorar el proceso a través de la mínima inversión posible. Por último, se
debe controlar el sistema de mejora implementado a lo largo del tiempo. Estos
cinco pasos serán tratados en otra publicación.

¿Quién es quién en Six Sigma?

Six Sigma requiere de una estructura humana determinada. Esta estructura está
formada por:
Yellow Belts (Cinturones Amarillos): son personas que participan part-time en
programas de Six Sigma y se involucran en problemas pertenecientes sólo a su
área de acción habitual.

Green Belts (Cinturones Verdes): son expertos con dedicación full-time en


programas de Six Sigma. Generalmente cuentan con certificaciones que los
avalan, lo que les permite liderar proyectos.

Black Belts (Cinturones Negros): Son líderes certificados que difunden


masivamente la cultura de mejora que propone el método. Poseen una visión
sistémica de la organización y pueden implementar Six Sigma en todos los
niveles. También asesoran y capacitan a Green y Yellow Belts.

Master Black Belts (Cinturones Negros Maestros): son personas con gran


experiencia previa como Black Belt. Dirigen proyectos y capacitan a Black Belts.
No siempre existen como figura.

También se encuentran los Champions, que son los


responsables de área, quienes proveen los recursos
y facilidades necesarios para la correcta
implementación del programa.
Principios de seis sigma

1. Liderazgo comprometido de arriba hacia abajo. Esta metodología implica un


cambio en la forma de realizar las operaciones y de tomar decisiones. La
estrategia se apoya y compromete desde los niveles más altos de la
dirección y la organización.
2. Estructura directiva que incluye personal a tiempo completo. La forma de
manifestar el compromiso por seis sigma es creando una estructura
directiva que integre líderes de negocio, de proyectos, expertos y
facilitadores. Cada uno de los líderes tiene roles y responsabilidades
específicas para formar proyectos de mejora.
3. Formación/entrenamiento. Cada uno de los actores del programa de seis
sigma requiere de formación y entrenamiento específicos. Varios de ellos
deben poseer un entrenamiento amplio, conocido como «currículum de
cinturón negro».
4. Acreditación orientada al cliente y enfocada a los procesos. Esta
metodología busca que todos los procesos cumplan con los requerimientos
del cliente y que los niveles de calidad y desempeño cumplan con los
estándares de seis sigma. Al desarrollar esta metodología se requiere
profundizar en el entendimiento del cliente y sus necesidades. Con base en
ese estudio sobre el cliente se diseñan y mejoran los procesos.
5. Dirigida con datos. Los datos y el pensamiento estadístico orientan los
esfuerzos de esta metodología- Los datos son necesarios para identificar
las variables de calidad y los procesos y áreas que tienen que ser
mejorados.
6. Metodología robusta. Se requiere de una metodología para resolver los
problemas del cliente, a través del análisis y tratamiento de los datos
obtenidos.
7. Los proyectos generan ahorros o aumento en ventas.
8. El trabajo se reconoce.
9. Proyectos largos. Seis sigma es una iniciativa con horizonte de varios años,
con lo cual integra y refuerza otros tipos de iniciativa.
10. Comunicación. Los programas de seis sigma se basan en una política
intensa de comunicación entre todos los miembros y departamentos de una
organización, y fuera de la organización. Con esto se adopta esta filosofía
en toda la organización.

Análisis
La metodología seis sigma se orienta hacia la satisfacción de las necesidades del
cliente, a través de la disminución de defectos en productos o servicios. Sigma
representa una desviación estándar a partir de un promedio (rango ± 3s), en seis
sigma, se amplía a 3 desviaciones estándar más y solo 3.4 partes por millón
tienen defectos. La factibilidad de este método se condiciona a través de los
siguientes puntos:

1. Los esfuerzos deben ser conducidos a identificar la causa raíz que disminuye la
rentabilidad, de forma integral; con propuestas de solución inmediatas o a largo
plazo. En un inicio los equipos de mejora de la calidad no son la solución.

2. Establecer el OGAE (Objetivo grande audaz y espeluznante) para la mejora, en


base a los seis sigma. Para ello se debe contar con la definición del problema y la
forma de evidenciarlo a través de mediciones.

3. Enlazar la capacitación y la experiencia, para que el aprendizaje teórico persista


y se aplique.

4. Usar la regla 4-50, es decir con la mejora del 4% de los procesos, se generarán
el 50% de ganancias.

5. El cambio comienza con menos del 5% de la fuerza de trabajo. La masa crítica


proviene de la difusión de dicha fuerza. Esta a su vez, da lugar a la expansión casi
totalitaria del cambio, direccionando sus esfuerzos a áreas primordiales.
6. Un proceso 3 sigma concentra sus esfuerzos en el retrabajo, la inspección y la
espera del cliente. Por otro lado, un proceso 6 sigma es preventivo frente a
defectos, con productos de calidad y con mayor velocidad de entrega.

7. Situarse en los problemas primordiales, da lugar a la mejora del resto de la


organización y evita la resistencia al cambio.

Las fases de adaptación se deben desarrollar de forma paulatina, para que sean
aceptadas por los miembros de la organización. De este modo, se puede llegar al
cambio plasmado en acciones, que es desarrollar necesidades e intenciones. Su
difusión se logra a través del aporte e intercambio de información de personas
interesadas y del diagnóstico de problemas

6 razones para implantar Six Sigma


1. Permite tener controlados los procesos en todo momento, establecer
variables medibles para analizar la operativa de cada área de la empresa, y
definir cambios o nuevas estrategias para mejorar la eficiencia.
2. Ayuda a tu organización a eliminar errores.
3. Hay una creación de una identidad empresarial que se basará en
la búsqueda de la calidad total y la excelencia.
4. Provoca una mejora en la productividad y en la rentabilidad de los
productos gracias a la mejora de los procesos y la mayor amortización de
las inversiones.
5. Involucra a todos los profesionales de la empresa y a todas sus áreas. La
mejora de los procesos debe realizarse de forma conjunta para que la
operativa funcione de forma homogénea y sin fisuras.
6. Es aplicable a cualquier sector industrial.
https://es.wikipedia.org/wiki/Seis_Sigma
http://repository.lasallista.edu.co/dspace/bitstream/10567/515/1/13.%20223-
242.pdf
https://www.3ciencias.com/wp-content/uploads/2018/01/art_9.pdf

También podría gustarte