Está en la página 1de 7

Universidad Autónoma de Nuevo León

Escuela Industrial y Preparatoria Técnica “Álvaro Obregón”


Unidad de aprendizaje: Comprensión y Expresión Lingüística
Avanzada
Especialidad: Administrador contable
Docente: Salazar Domínguez Valeria Eugenia
Grupo: 5M2

Integrantes:
• Cerda Martínez Dannia Jaretzy Alexandra-2002374
• Lara Cortez Mario Alfonso de Jesús-2028761
• Reyna Silva Jennyfer Danna María-1997255
En busca del sentido de la vida
¿Qué es la vida? Todos nos hemos preguntado esto alguna vez. Y sin tener respuestas a esta primera
cuestión nos llegan más dudas, ¿cuál es el sentido de la vida?, ¿por qué vivimos?, ¿cuál es el
propósito de vivir? El sentido de la vida está profundamente mezclado con ideas filosóficas y
religiosas de la existencia, la conciencia y la felicidad, y afecta a muchas otras cuestiones tales como
el significado simbólico, la ontología, el valor, el propósito, la ética, el bien y el mal, el libre albedrío,
la existencia de Dios, el alma y el más allá. El termino vida viene del latín vita y tiene varios
significados. Puede significar tanto el espacio de tiempo que transcurre desde el momento de la
concepción, algún momento de la gestación, o del nacimiento hasta la muerte, que puede ser de un
ente o de un ser, de un cuerpo o de un organismo, como el ser en sí. Si bien cada individuo tiene su
propia definición esta puede cambiar; acciones, accidentes, errores, el fallecimiento de un ser
querido provocan una mayor cuestión sobre la vida.

Como seres humanos poseemos la suficiente inteligencia como para plantearnos ciertas cuestiones
acerca de nuestra existencia, son cuestiones verdaderamente profundas que no tienen una respuesta
única, ya que cada persona posee diferentes respuestas, que pueden ir cambiando a lo largo de su
experiencia y vivencias. Sabemos que nuestras vidas tienen sentido cuando tenemos objetivos,
cuando hallamos satisfacción en los pequeños actos cotidianos o al pasar tiempo de calidad con
nuestros seres queridos, a pesar de eso, seguimos cuestionándonos sobre si la vida tiene un
significado, si decidimos hallarle un sentido a esta, todo se pone un poco más complejo de
comprender, ¿Quién sabe? Quizá la vida no tenga ningún sentido, pero aun así nos empeñamos en
ponerle uno con el fin de saciar la sed de tener una respuesta. En el momento que comienzas a
objetar, comienzas a descubrir. Por eso es tan necesario adquirir criterio propio, indagar más allá
de lo que nos dicen los demás, buscar afuera más respuestas hasta que hallemos dentro las nuestras.
Muchas veces vivimos sin más, no nos preguntamos hacia dónde vamos y para qué, simplemente
ponemos el modo automático y nos dedicamos a seguir la corriente y cuando menos nos damos
cuenta llega un momento en el que la tristeza, la pérdida y la desilusión, nos hace plantearnos cómo
estamos viviendo, es a través de estas situaciones, cuando comenzamos a intentar dar un sentido a
nuestras vidas. Es así como necesitamos esas respuestas que nos ayuden a saber el porqué de
nuestro coexistir, asimilándolas, dando así un sentido a lo que hacemos e incrementando nuestra
motivación y fuerza de voluntad, dado que cuando todo carece de sentido, nuestras vidas se
encuentran vacías y sin fuerza para seguir manteniendo deseos y esperanzas, a causa de esto nos
encontramos aturdidos, confundidos; siendo los espectadores en vez de los protagonistas de nuestra
propia vida. Sin embargo, tú eres quien le da sentido a la vida.

Muchas personas sueñan con tener casa propia, alcanzar la libertad financiera, tener un auto, entre
otros bienes, mientras que otros añoran el día en el que conformen una familia, y algunos más
quieren dedicarse a incrementar su conocimiento académico. Muchas personas en el mundo tienen
aspiraciones, sueños y objetivos; sin embargo, la vida y su sentido van más allá de nuestros objetivos,
imagina que fuera posible llevarte al momento de la muerte todas tus pertenencias materiales,
siendo así, el sentido de la vida sería alcanzar metas y cumplir deseos. Pero nada de esto sucede. Te
vas al “más allá” con las manos vacías. Quizás lo único que sea posible conservar, sean nuestras
experiencias, el amor que hayamos compartido, la sabiduría que comprendimos, la paz que pudimos
sentir en algún momento.

En la actualidad el ritmo social nos ha obligado a conservar la idea de que debemos tener metas y
objetivos ambiciosos para ser libres y alcanzar así la felicidad material. Es así como torpemente
trazamos un camino a seguir de acuerdo con nuestras expectativas, en efecto, la vida es
incertidumbre, es algo que es impredecible y a veces es indispensable soltar las expectativas que
tenemos sobre la vida y dedicarnos solo a vivir.

A continuación, citare algunas reflexiones sobre el sentido de la vida.

El sentido de la vida según Elisabeth Kübler-Ross. “En lo más profundo, todos intuimos que hay
alguien que estamos determinados a ser, y podemos percibir cuándo nos vamos transformando en
ese alguien, al igual que esto, reconocemos cuándo algo no concuerda y no somos la persona que
debemos ser. Consciente o inconscientemente, todos buscamos respuestas, intentando aprender las
lecciones de la vida y a veces nos dejamos desviar por el miedo y culpa. Impacientemente vamos en
busca de sentido, amor sincero y poder. Intentamos torpemente de comprender el miedo, la pérdida,
el tiempo fallando así innumerables veces. Tratamos de averiguar quiénes somos y cómo podemos
llegar a ser realmente.” (Kübler-Ross, como se citó en logoforo, 2016).

“Esta más decir que no tendrás otra vida como ésta, es evidente que nunca volverás a desempeñar
este papel y experimentar esta vida tal como se te ha dado, en esta serie de sucesos y experiencias
otorgadas, con aquellos que fueron tus padres, hijos y familiares, sin contar que las amistades que
tienes no serán las mismas mucho menos las conexiones de estas, no tendrás otra oportunidad para
experimentar las maravillas que nos ofrece la tierra, no des por sentado tu vida, no esperes para dar
una última mirada al océano, al cielo, las estrellas o a un ser querido, el tiempo no espera a nadie,
ni esta al favor de nadie”. (Kübler-Ross, como se citó en logoforo, 2016).

El sentido de la vida según Erich Fromm «No es rico aquel que desborda una gran riqueza, sino
el que da mucho. Sin embargo, el sentido más importante al dar no proviene de los bienes, sino el
dominio de lo humano, del conocimiento y sabiduría. De esto crece la cuestión ¿Qué le da una
persona a otra? Da de sí misma, de lo más precioso que tiene, de su propia vida, es decir, de su
tiempo, ya que este no se puede comprar, esto no significa sacrifica su vida por la otra, sino que da
lo que está vivo en él: da de su alegría, de su tiempo, de su interés, de su comprensión, de su
conocimiento, de su humor, de su tristeza…». (Fromm, 1981, como se citó Moreno, 2016).

Si bien estas citas expresan diferentes sentidos de ver la vida, cada una se basa en las experiencias
del autor.” El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida”. (José Luis Sampedro,
1917-2013) a partir de esta frase se exploran nuevas cuestiones, ¿Cómo quiero pasar los siguientes
años? ¿Con qué lleno este tiempo libre que tengo? ¿A quién elijo dedicar mi tiempo? no es algo del
que tengamos control absoluto, el tiempo es valioso y uno mismo lo usa a su disposición, cada
persona ordena sus prioridades, distribuyendo su tiempo en estas. Decidir, elegir, hacer cosas que
tengan que ver con la confianza a uno mismo, se vuelve, entonces, vital. Perder el tiempo, no hallarle
una dimensión consciente y elegida, es no hacerse cargo del propio estar siendo. Pasar el tiempo
adecuadamente es construir la vida que se quiere vivir. En mi punto de vista el tiempo no es un bien
que se pueda comprar, no puedes rebobinar y cambiar tus acciones, no obstante, la vida nos envía
lecciones difíciles, que solo el tiempo puede sanar, así como el tiempo te hace madurar, este nos
ayuda a reflexionar sobre nuestras acciones, al igual que llenarnos de miedo, sobre las siguientes
cuestiones ¿Qué pasara si un ser querido muere?, ¿estoy usando bien mi tiempo?, ¿Qué tanto me
estoy perdiendo?, la vida es muy curiosa, como puedes estar arriba puedes estar abajo, esta no
favorece a nadie, todos deben pasar por experiencias que construyan su carácter, personalidad y
futuro, la vida no está escrita, a menos que haya un documento concreto que lo afirme, sinceramente
pienso que nuestras acciones definen nuestra vida, de cada acción existe una reacción, nosotros
decidimos que decir, que hacer, que escoger, que camino seguir; si dejamos que otros influyan en
nuestras decisiones es porque consideramos que estas nutren nuestro juicio, si este no es el caso,
estamos en todo nuestro derecho de objetar, siendo conscientes de las circunstancias. Los placeres
de la vida son disfrutados a su tiempo, a su madures y conocimiento. En mi opinión considero que
el entendimiento a uno mismo da tranquilidad, el reflexionar sobre tus acciones y a donde te están
dirigiendo, cambiando aquellas que te dañan, aporta sabiduría a tu persona, si considero expresar
una parte de mi vida como un texto reflexivo, sería el siguiente:

¿Qué podría decir de esta que fue tu vida? No estas consciente del como comenzó o de si alguna vez
esta termino, verte ahogarte en un océano de dudas, denotaba en mi un sentimiento de inquietud,
yo seguía detrás de ti en un plano que no entendías, observando tus acciones, comportamiento e
inquietudes, no buscabas tener un propósito si no deshacerte de él, me pregunto qué tanto debiste
de haber pasado, para perderte en tu mente reviviendo momentos pretéritos y recreando
posteriores, fallecer no fue la única escena que lleno tus ojos de lágrimas amargas, rebobinaste en
el tiempo creando los próximos diálogos, el sereno quien secaba en tu rostro grietas de agua salada,
escondida detrás de una sonrisa agridulce contemplando como este mundo se desmoronaba, urge
en tu mente y me perdí contigo dentro de ella ¿Había algo que yo pudiera hacer? amabas tu retrato
y cada parte de él, ¿quién nos convirtió en este triste ser lleno de cicatrices?, te mantuviste en tus
sueños protegiéndote del vacío, pero pronto tu piel empezó a quebrantarse y en esta trazos
abstractos dibujaste, no sentías merecer ser salvada, apartaste molesta aquel tacto, desconfiaste y
juzgaste a las personas por las acciones de otros, el humo que alguna vez recorrió tus pulmones
dejaban un rastro áspero de petróleo en tu aliento, ¿Cuántas golosinas te obligaste a tomar para
poder dormir? el desasosiego te dio un apetito incontrolable, engulliste alimentos sin ninguna pisca
de placer, la incomodidad en tu vientre provoco incertidumbre, viviste de momentos efímeros de
felicidad, por ideologías incorrectas cometiste errores que te persiguen cada día, tus prejuicios de la
vida te limitaron a solo ver aquello que te lastimaba, ¿cuántas oportunidades desestimaste? Pensaste
no tener propósito alguno, escogiste el tuyo juzgando el valor de tu vida, rogaste frente la puerta de
la parca que te dejara entra en su morada, aspiraste a surcar el cielo, pero renunciaste ¿Qué te hizo
cambiar de opinión? regrésate a la tierra sin lágrimas, llenando tu recipiente otra vez, tomando el
control de este, aquel brillo en tus ojos era nuevo en ti, la noche quien fue tu casa, te ofreció la cuna
de la luna y las estrellas como arrullo, no corriste con las manecillas del reloj, moviste tu reloj a tu
disposición, nuestra mente ya no es la jaula que no mantenía en un ciclo sin fin de tormentas, se ha
transformado en el jardín el cual recorremos sin preocupación a la existencia.

Si bien esta no es una reflexión común, contiene metáforas las cuales nublan el verdadero
significado, estaré satisfecha de escuchar tu opinión sobre este escrito. Así como escribir, el arte, la
música, el baile no son solo placeres de la vida, pueden ser estás, un puente a entenderla.

Las ideologías citadas anteriormente sobre la vida no son las únicas que conforman el criterio del
individuo; experiencias, traumas, sentimientos, problemas, son solo algunas condiciones que
influyen de forma negativa en el concepto que uno tiene de la vida, una experiencia traumática, ya
sea que se trate de un accidente, abuso (emocional, físico o sexual), negligencia (emocional y/o
física), la adicción de uno de los padres a alguna drogas o la enfermedad mental de un pariente, crea
cuestiones perjudícales que nos pueden dirigir a tomar malas decisiones. Este pensamiento
negativo, encamina a muchos a su destrucción. Estas situaciones y cómo reacciona cada persona es
totalmente diferente, varía entre una gran depresión o una ira incontrolable, sin embargo, estas no
son las únicas emociones que se experimentan, la culpa, el remordimiento, el miedo y en algunos
casos la sed de venganza, orillan a uno a cuestionarse ¿vale la pena seguir viviendo?, ¿Por qué me
está pasando esto? ¿Qué hice mal?, estas preguntas perturban al individuo día y noche, rondan su
cabeza en circulo sin llegar a una respuesta, no obstante, aquellos que encuentran una, termina
siendo la menos indicada, ¿Conoces la palabra suicidio? Este es el acto de quitarse deliberadamente
la propia vida, las personas que llegan a esta conclusión, con el tiempo se convencen de que la vida
no tiene sentido alguno, creyendo ciegamente que la muerte es la salvación. Tal vez te sea imposible
identificar aquellas personas que tiene este pensar, muchas lo niegan, hasta que les es imposible
sobrellevar la vida. Hay que tener en cuenta que uno no está completamente solo, nuestros padres,
amigos o especialistas pueden ofrecernos tranquilidad en sus palabras, conocimiento y sabiduría, a
decir verdad, la incomprensión de los padres influye en los hijos, al igual que las acciones, palabras
y valores, estas pueden dictaminar el camino de cada persona.
Cabe recalcar que la cuestión anterior es una de muchas que intervienen en el juicio del individuo,
el envidiar la vida de otra persona o enfocarse en lo que no se tiene, son planteamientos que
embocan a tomar decisiones que perjudican tanto a nosotros como a los que nos rodean. Imagina
un caso con las descripciones anteriores, medita que ganas y que pierdes, siendo prudentes,
debemos tomar en cuenta los diferentes sacrificios que realiza cada persona; “Si quieres la corona,
soporta la presión” una frase que describe perfectamente esta postura, si estás dispuesto a codiciar
la vida de otra persona juzgando negativamente la propia, debes de estar consciente, de que sus
problemas, salud, dolor y preocupaciones serán tuyos. Por otro lado, juzgando así todas las posibles
opciones, si un niño de bajos recursos anhela tener la vida de otra persona, primero hay que evaluar
su vida; parte de la culpa recae en los padres, no se cuestionan ¿Qué vida les daré a mis hijos?
¿Tendrán una buena vida?, la natalidad en familias de bajos recursos es extremadamente alta,
conformadas por más de 3 niños, si los padres tuvieran la sensates de no procrear vidas como si de
una competencia se tratara, en los ojos de estos niños el concepto de la vida sería tan diferente, no
padecerían hambre, su conociendo académico seria el que ellos gusten; sin embargo, esto no
depende de nosotros, lo único de lo que somos capaces de cambiar son nuestras decisiones, ¿Qué
futuro quieres para ti?, ¿Qué futuro procuras dejar a tu descendencia? te invito a reflexionar sobre
tu vida.

En conclusión, “N0 importa realmente lo que esperamos de la vida, sino lo que la vida espera
de nosotros”- (Viktor Frankl, 2021) que tengas un sentido para tu vida o que hayas alcanzado la
autorrealización, no significa que la vida esté libre de dolor. Pensar que la felicidad sin obstáculos es
posible, o que necesitas estar todo el tiempo positivo y que no debes sentir dolor, es algo que tarde
o temprano te traerá frustración. La vida no se trata de evitar el dolor y mucho menos de eliminarlo.
Sino en aceptar, crecer y soltar, hay que ser consciente de que las emociones que experimentas
forman parte de ti, ellas te guiarán en todo tu camino o te desviaran de este, debemos estar al tanto
de ellas, clasificando aquellas que son constructivas y destructivas logrando así un autoconocimiento
que te lleve a obtener una mayor sabiduría. Que en definitiva es el conocimiento profundo hacia sí
mismo. No luches contra tus emociones, alíate con ellas y aprende a comprenderte.

A base del presente ensayo, nosotros cumplimos con la finalidad de analizar cuál es nuestro punto
de vista sobre la vida, conocer qué fue lo que algunos expertos dijeron en el planteamiento y así
pudimos capturar una nueva visión tanto para nosotros como para la persona que lea nuestro
trabajo y de esta manera invitar al lector a que viva la vida a su criterio y la disfrute; para finalizar,
concluiremos que cada persona debe valorar la vida que tiene, no sabe cuándo acabará, mucho
menos si es posible tener una segunda oportunidad, ahora que sabemos a fondo qué es la vida no
deberíamos desaprovecharla, deberemos ir más allá de nuestras metas y superarnos
constantemente, agradecer por lo que tenemos y lo que somos, perdonar nuestro pasado
aprovechando al máximo nuestro presente, formando así un futuro favorable para uno mismo y
quienes nos rodean, reconociendo lo que puedes aportar y apegarte a lo que más te gusta sin olvidar
de dónde vienes para saber a dónde es que vas.
Referencias
• Mejía, A. (2021), ¿Cuál es el sentido de la vida?: una reflexión. Recuperado
de: https://hablemosconlavida.com/blog/cual-es-el-sentido-de-la-vida/
• Wikipedia (2021), Sentido de la vida - Wikipedia, la enciclopedia libre. Recuperado de:
https://es.wikipedia.org/wiki/Sentido_de_la_vida
• Significados (2021), Significado de Vida (Qué es, Concepto y Definición) - Significados
Recuperado de: https://www.significados.com/vida/
• Aragón, R. (2018), Sentido de la vida: cuál es, claves y respuestas para encontrarlo (esalud.com).
Recuperado de: https://www.esalud.com/sentido-de-la-vida
• A partir de una frase (2016), ” El tiempo no es oro, el oro no vale nada. El tiempo es vida”. Frase
de José Luis Sampedro, escritor, humanista y economista español que abogó por una economía
«más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos» (1917-
2013) – A partir de una frase (wordpress.com) Recuperado de:
https://apartirdeunafrase.wordpress.com/2015/10/22/el-tiempo-no-es-oro-el-oro-no-vale-
nada-el-tiempo-es-vida-frase-de-jose-luis-sampedro-escritor-humanista-y-economista-espanol-
que-abogo-por-una-economia-mas-humana-mas-solidaria-
capa/#:~:text=El%20tiempo%20es%20vida%E2%80%9D.%20Frase%20de%20Jos%C3%A9%20Lui
s,oro%20no%20vale%20nada.%20El%20tiempo%20es%20vida%E2%80%9D.

También podría gustarte