Está en la página 1de 5

Aprende lo básico · Unidad 1.

Literatura

Educación literaria: Leer y comprender textos literarios del Neoclasicismo y del Romanti-
Indicador 1
cismo.

El Neoclasicismo: el bien público y la razón


El Neoclasicismo es el movimiento artístico más representativo del siglo xviii. Su objetivo es educar y elevar
la condición moral de la sociedad, buscando el bien público y sometiéndose a los principios de la razón.
Características generales del Neoclasicismo Novedades del Neoclasicismo en la literatura
El arte debe reflejar equilibrio y serenidad. Cumplimiento de la regla de las tres unidades en el teatro
(lugar, tiempo y acción).
La literatura debe servir a la crítica y a la transmisión de Separación de lo cómico y lo trágico.
conocimientos útiles.
Los artistas no tienen que ser originales, sino imitar los Rechazo a mezclar el verso con la prosa.
modelos clásicos grecolatinos.
Los creadores deben buscar ante todo la verdad y, para Desarrollo de obras didácticas y críticas, donde no tienen
ello, deben acercarse a la naturaleza e imitarla. cabida los sentimientos.

1. Observa la escultura de la diosa Cibeles. 2. Indica si las siguientes afirmaciones sobre las
normas que deben cumplir los artistas neoclá-
sicos son verdaderas (V) o falsas (F).

a El arte debe someterse a la intuición de su


autor.
b Los artistas deben ser originales.
c Los artistas deben estudiar en las reglas clá-
sicas.
d Las obras deben respetar el buen gusto.
e Las obras artísticas deben ser increíbles.
f El arte tiene que servir para educar.

3. Lee el siguiente fragmento de La comedia nue-


va o el café, de Leandro Fernández de Moratín.

¿Qué ha estudiado usted? ¿Quién le ha ense-


ñado el arte? ¿Qué modelos se ha propuesto
usted para la imitación? ¿No ve usted que en
a ¿Crees que su rostro y su actitud reflejan todas las facultades hay un método de ense-
equilibrio y serenidad? ñanza y unas reglas que seguir y observar?
¿Qué, no hay más sino meterse a escribir, a sal-
ga lo que salga, y en ocho días zurcir un em-
Editorial Casals, SA • Material fotocopiable

brollo, ponerlo en malos versos, darle al teatro


y ya soy autor? ¿Qué, no hay más que escribir
comedias? Si han de ser buenas (créame us-
b ¿Nos emociona o es una obra que se dirige ted) se necesita toda la vida de un hombre, un
ingenio muy sobresaliente, un estudio infatiga-
a la razón?
ble, observación continua, sensibilidad, juicio
exquisito, y todavía no hay seguridad de llegar
a la perfección.

¿Qué cualidades son necesarias para que un


c ¿Refleja de alguna manera la relación del escritor de comedias pueda aspirar a la per-
Neoclasicismo con la cultura grecolatina? fección?
_____________________________________
__________________________________
______

104

Aprende 4 Cas.indb 104 8/5/20 12:32


Aprende lo básico · Unidad 1. Literatura

Los ensayistas del siglo xviii


El ensayo es un género literario que trata temas útiles para la sociedad (ciencia, historia, economía, política),
con un enfoque crítico y una finalidad didáctica.

Fray Benito Jerónimo Feijoo (1767-1764)


Este benedictino gallego, catedrático de teología, escribió dos largos ensayos: Teatro crí-
tico universal, en ocho tomos, y Cartas eruditas y curiosas, en cinco. En ellos critica los
prejuicios, las supersticiones y los falsos milagros que pervivían en la sociedad del mo-
mento debido a la credulidad del pueblo.

Gaspar Melchor de Jovellanos (1744-1811)


Fue ministro de Carlos IV, cargo en el que trató de modernizar el país impulsando la
economía y mejorando la educación. Entre sus ensayos destacan: Informe sobre la ley
agraria, donde analiza las causas del retraso del campo español y propone medidas para
aumentar la producción, y Memoria sobre la educación pública, en la que defiende la en-
señanza como fundamento del progreso social y de la felicidad personal.

José Cadalso (1741-1782)


Militar español, le preocupaba profundamente la decadencia de España. Sus dos obras
más importantes son: Los eruditos a la violeta, sátira en la que se burla de los falsos inte-
lectuales, y Cartas marruecas, la experiencia de Gazel, un joven árabe de viaje por España,
que escribe a su maestro marroquí, Ben-Beley, para describir el atraso de la sociedad
española.

4. Lee con atención el siguiente texto de Feijoo a ¿Qué suceso refiere en el primer párrafo?
y responde a las preguntas.

Estando el pueblo de Lisboa a la misa mayor


en la catedral, un día festivo, advirtió uno que
una imagen de Cristo crucificado, colocada en
parte alta de la iglesia, tras de una vidriera,
arrojaba de sí intensísimo resplandor. Al punto
levantó la voz, diciendo: «¡Milagro, milagro!»
Un hombre de origen hebreo, aunque de pro-
fesión católico, advirtió que aquel resplandor
era reflejo de un rayo del sol, que entrando por
un agujero hería en la vidriera que cubría el
crucifijo; quiso sosegar el tumulto, mostrando
a todos la realidad; pero como estuviesen allí
algunos noticiosos del infecto origen de aquel
Editorial Casals, SA • Material fotocopiable
hombre, sin detenerse a mirar lo que era tan
fácil ver, alzaron el grito diciendo que aquel
pérfido judío, perseverando en la obstinación b ¿Qué enseñanza extrae en el segundo? Rela-
de sus mayores, se oponía a la realidad de un ciónalo con su obra y con el Neoclasicismo.
milagro tan patente sólo por negar aquella
concluyente prueba de la verdad católica Sin
más proceso hicieron pedazos allí a aquel mi-
serable.
En este ejemplo se ve, que los milagros fingi- ______________________________________
dos no alimentan más que una falsa piedad, de ___________________________
quien es hijo legítimo el furor. Es totalmente
contra la intención de Dios el que sus verda-
des se califiquen con embustes. Toda mentira
tiene por autor al demonio, y no moviera su
malignidad a los hombres a fingir prodigios, si
conociera que la ficción nos había de confirmar
en la fe o estimularnos a la virtud.

105

Aprende 4 Cas.indb 105 8/5/20 12:32


Aprende lo básico · Unidad 1. Literatura

5. Lee con atención este texto de Jovellanos y 6. Lee este fragmento de las Cartas marruecas,
responde a las preguntas. de Cadalso.

Mi propósito es persuadir de la necesidad de la Política viene de la voz griega que significa


instrucción pública. Si deseáis el bien de vues- ‘ciudad’, de donde se infiere que su verdadero
tra patria, abrid a todos sus hijos el derecho de sentido es la ciencia de gobernar pueblos, y
instruirse, multiplicad las escuelas de primeras que los políticos son aquellos que están en se-
letras; no haya pueblo, no haya rincón donde mejantes encargos, o por lo menos en carrera
los niños, de cualquier clase o sexo que sean, de llegar a estar con ellos; pero han usurpado
carezcan de este beneficio. este nombre otros sujetos que se hallan muy
Donde apenas es conocida la propiedad pú- lejos de verse en tal situación ni merecer tal
blica, donde la propiedad individual está acu- respeto. Políticos de esta segunda clase son
mulada en pocas manos y dividida en grandes unos hombres que de noche no sueñan y de
suertes, y donde el cultivo de estas suertes co- día no piensan sino en hacer fortuna por cuan-
rre a cargo de sus dueños, ¿a que podrá aspirar tos medios se ofrezcan.
un pueblo sin educación, sino a la servil y pre-
caria condición de jornalero? Ilustradle, pues, a ¿Cuál es, según Cadalso, la función de un
en las primeras letras y refundid en ellas toda
la educación que conviene a su clase. Abridle
político?
así la entrada a las profesiones industriosas y
ponedle en los senderos de la virtud y de la
fortuna.

a ¿Cuál es el propósito de Jovellanos? b Por desgracia, la España de Cadalso cuenta


con unos políticos nefastos, ¿se preocupan
del bienestar del pueblo? ¿Cuál es su único
propósito?

b ¿Qué aconseja hacer para garantizar la edu-


cación de los niños?
c ¿Crees que la crítica de Cadalso mantiene su
vigencia en la actualidad?

7. Indica si las siguientes afirmaciones son ver-


c ¿Qué ventajas reporta la educación a la so- daderas (V) o falsas (F).
ciedad? V F
aL
 a decadencia de la sociedad
Editorial Casals, SA • Material fotocopiable

española del momento produjo en


Cadalso un sentimiento de alegría.
bA
 Feijoo le encantaban los
prejuicios, las supersticiones y los
falsos milagros.
c J ovellanos intentó combatir los
prejuicios, las supersticiones y los
falsos milagros.
d ¿A qué obra de Jovellanos crees que perte- dF
 eijoo intentó combatir las
nece este fragmento? supersticiones mediante el método
experimental y la razón.
eC
 omo ensayista, Jovellanos trató
temas muy variados: política,
economía, educación…
fC
 adalso manifestó su escepticismo a
través de la sátira.

106

Aprende 4 Cas.indb 106 8/5/20 12:32


Aprende lo básico · Unidad 1. Literatura

La poesía en el siglo xviii


Durante este siglo, la poesía se desarrolla en dos direcciones:
• Poesía anacreóntica. Tiene un tono cortesano. Habla de los placeres de la mesa,
la música, la danza, la belleza femenina, el amor, la amistad y la naturaleza
idealizada. Su autor más representativo es Juan Meléndez Valdés (1754-1817).
• Poesía didáctica. Tiene un propósito pedagógico y satírico. Su género
más característicos es la fábula: historias protagonizadas por animales que
ejemplifican vicios humanos, de las que se desprende una moraleja, es decir,
una lección de carácter moral. Sus autores más importantes fueron Félix María
de Samaniego (1745-1801) y Tomás de Iriarte (1750-1791).

8. Lee este poema de Juan Meléndez Valdés. 9. Lee esta fábula de Tomás de Iriarte, titulada
«El burro flautista».
Siendo yo niño tierno, Luego al darle las flores
con la niña Dorila el pecho me latía; Esta fabulilla,
me andaba por la selva y al ella coronarme salga bien o mal,
cogiendo florecillas, quedábase embebida. me ha ocurrido ahora
de que alegres guirnaldas, Una tarde, tras esto por casualidad.
con gracia peregrina, vimos dos tortolitas Cerca de unos prados
para ambos coronarnos que con trémulos picos que hay en mi lugar,
su mano disponía. se halagaban amigas, pasaba un borrico
Así en niñeces tales y de gozo y deleite, por casualidad.
de juegos y delicias cola y alas caídas, Una flauta en ellos
pasábamos felices centelleantes sus ojos, halló, que un zagal
las horas y los días. desmayadas gemían. se dejó olvidada
Con ellos poco a poco Alentonos su ejemplo, por casualidad.
la edad corrió deprisa, y entre honestas caricias Acercose a olerla
y fue de la inocencia nos contamos turbados el dicho animal,
saltando la malicia. nuestras dulces fatigas; y dio un resoplido
Yo no sé; mas al verme y en un punto, cual sombra por casualidad.
Dorila se reía; voló de nuestra vista En la flauta el aire
y a mí de solo hablarla la niñez; mas en torno se hubo de colar,
también me daba risa. nos dio al Amor sus dichas. y sonó la flauta
por casualidad.
a ¿Quiénes son los protagonistas de esta his- «¡Oh!», dijo el borrico;
¡qué bien sé tocar!
toria? ¡Y dirán que es mala
la música asnal!».
Sin reglas del arte,
borriquitos hay
b ¿A qué juegos se dedican en su niñez? ¿Qué que una vez aciertan
por casualidad.
sentimientos despiertan en ellos al llegar a
la juventud? Editorial Casals, SA • Material fotocopiable
a ¿Por qué este texto es una fábula? Resume
su argumento.

c Los jóvenes contemplan a unas tórtolas, ¿qué


les enseñan las aves?

d Identifica en el poema el tema del amor y b ¿Cuál es su moraleja?


el de la naturaleza idealizada, propios de la
poesía anacreóntica.

107

Aprende 4 Cas.indb 107 8/5/20 12:32


Aprende lo básico · Unidad 1. Literatura

El teatro de Leandro Fernández de Moratín (1760-1828)


Moratín nació en Madrid, en el seno de una familia culta e ilustrada. Es autor de comedias
en las que critica costumbres de la época como, por ejemplo, los matrimonios concer-
tados entre jovencitas y viejos por puros intereses económicos.
En El sí de las niñas, su obra más importante, Moratín defendió la libertad de la mujer
para elegir marido y mostró su desacuerdo con el método autoritario para educar a las
jóvenes. En La comedia nueva o el café, se burló de los autores que no respetaban las
reglas aristotélicas de las tres unidades (los dramas debían transcurrir en un solo lugar,
en un solo día y tener un argumento único).

10. Lee el siguiente fragmento de El sí de las niñas y contesta a las preguntas.

Carlos y Francisca se aman tiernamente. Por desgracia, la madre de ella, Irene, ha decidido casarla con
don Diego, un hombre mucho mayor que ella, que posee una gran fortuna y que, casualmente, es tío de
Carlos.

(Sale Don Carlos del cuarto precipitadamente; coge de un brazo a Doña Francisca, se la lleva hacia el fondo
del teatro y se pone delante de ella para defenderla. Doña Irene se asusta y se retira.)
Doña Irene: ¿Qué es lo que me sucede, Dios mío? ¿Quién es usted?... ¿Qué acciones son estas?... ¡Qué
escándalo!
Don Diego: Aquí no hay escándalos... Ese es de quien su hija de usted está enamorada... Separarlos y
matarlos viene a ser lo mismo... Carlos... No importa... Abraza a tu mujer. (Se abrazan Don Carlos y Doña
Francisca, y después se arrodillan a los pies de Don Diego.)
Doña Irene: ¿Conque su sobrino de usted?...
Don Diego: Sí, señora; mi sobrino, que me ha dado la noche más terrible que he tenido en mi vida... ¿Qué
es esto, hijos míos, qué es esto?
Doña Francisca: ¿Conque usted nos perdona y nos hace felices?
Don Diego: Sí, prendas de mi alma... Sí. (Los hace levantar con expresión de ternura.)
Doña Irene: ¿Y es posible que usted se determina a hacer un sacrificio?...
Don Diego: Yo pude separarlos para siempre y gozar tranquilamente la posesión de esta niña amable,
pero mi conciencia no lo sufre... ¡Carlos!... ¡Paquita!... ¡Qué dolorosa impresión me deja en el alma el es-
fuerzo que acabo de hacer!... Porque, al fin, soy hombre miserable y débil.
Don Carlos: Si nuestro amor, si nuestro agradecimiento pueden bastar a consolar a usted en tanta pér-
dida...
Doña Irene: ¡Conque el bueno de Don Carlos! Vaya que...
Don Diego: Él y su hija de usted estaban locos de amor, mientras que usted fundaba castillos en el aire,
y me llenaba la cabeza de ilusiones, que han desaparecido como un sueño... Esto resulta del abuso de
autoridad, de la opresión que la juventud padece; estas son las seguridades que dan los padres y los
tutores, y esto lo que se debe fiar en el sí de las niñas... Por una casualidad he sabido a tiempo el error
en que estaba... ¡Ay de aquellos que lo saben tarde!
Doña Irene: En fin, Dios los haga buenos, y que por muchos años se gocen... Hija, Francisquita. ¡Vaya!
Buena elección has tenido... Cierto que es un mozo muy galán... Morenillo, pero tiene un mirar de ojos
muy hechicero.
Don Diego: Paquita hermosa, recibe los primeros abrazos de tu nuevo padre... No temo ya la soledad
Editorial Casals, SA • Material fotocopiable

terrible que amenazaba a mi vejez... Vosotros seréis la delicia de mi corazón.

a ¿A qué renuncia el personaje de don Diego? c ¿A qué error se refiere don Diego?
¿Por qué lo hace?

b ¿ Qué significa, en palabras de don Diego, el d ¿Por qué don Diego simboliza la mentalidad
sí de las niñas? ¿Qué crítica hace don Diego neoclásica? ¿En qué se manifiesta su espíritu
a los padres y tutores de las jóvenes? crítico?

108

Aprende 4 Cas.indb 108 8/5/20 12:32

También podría gustarte