Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD CIENTÍFICA DEL PERÚ

“AÑO DEL BICENTENARIO DEL PERÚ: 200 AÑOS DE

INDEPENDENCIA”

TRABAJO EN GRUPO

Trastorno de Personalidad
ALUMNOS:
 ARIRAMA OCHOA, Mireya Cristel.
 BOCANEGRA TORRES, Laura Valerie.
 CABRERA VASQUEZ, Mariece.
 MARIN WILLIAM, Edna

DOCENTE:
DE LOS RIOS SOSA, Herminia Rosa.

CURSO:
Informe Psicológico.

Iquitos – 2021
1. Definición Trastorno de Personalidad

1.1. DSM
El DSM-III y las subsiguientes ediciones definen el TP como un conjunto
de rasgos de personalidad que conducen a un significativo deterioro
funcional o bien a un gran sufrimiento subjetivo.

1.2. CIE-10
El CIE-10 realiza un apartado sobre los Trastornos de Personalidad, la
cual es a partir del F60 Trastorno específicos de la personalidad, y
según ésta, este trastorno:

Incluye trastornos graves del carácter constitutivo y de las tendencias


comportamentales del individuo, que normalmente afectan a varios
aspectos de la personalidad y que casi siempre se acompañan de
alteraciones personales y sociales considerables. Los trastornos de la
personalidad tienden a presentarse en la infancia y adolescencia y a
persistir durante la edad adulta. Por ello es probable que un diagnóstico
de trastorno de personalidad sea adecuado antes de los 16 ó 17 años.
A continuación se presentan las pautas generales de diagnóstico
correspondientes a todos los trastornos de la personalidad. El resto de
las características complementarias se especifican en cada uno de los
subtipos.

2. Características
Los trastornos de personalidad implican rasgos de personalidades rígidas,
inadaptados que están lo suficientemente acentuados como para causar un
malestar significativo o para deteriorar el funcionamiento laboral y/o
interpersonal.
Los rasgos de personalidad representan patrones de pensamiento, percepción,
reacción y relación que se manifiestan relativamente estables a lo largo del
tiempo.
Hay un trastorno de la personalidad cuando estos rasgos son tan prominentes,
rígidos e inadaptados que deterioran el funcionamiento laboral y/o
interpersonal. Estas inadaptaciones sociales pueden causar malestar
significativo en las personas con trastornos de la personalidad y en aquellos
que los rodean. Para las personas con trastornos de la personalidad (a
diferencia de muchos otros que buscan asesoramiento psicológico), la angustia
causada por las consecuencias de sus comportamientos socialmente
inadaptados suele ser la razón por la que buscan tratamiento, más que por
malestar con sus propios pensamientos y sentimientos. Por lo tanto, los
profesionales inicialmente deben apuntar a que los pacientes vean que sus
rasgos de personalidad son la raíz del problema.

Los trastornos de personalidad por lo general comienzan a hacerse evidente


durante la adolescencia tardía o adultez temprana, aunque a veces los signos se
evidencian más adelante (durante la infancia). Los rasgos y los síntomas varían
considerablemente de acuerdo a su duración en el tiempo; muchos se resuelven
con el tiempo.
Los Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, quinta edición (DSM-5)
enumeran 10 tipos de trastornos de la personalidad , aunque la mayoría de los
pacientes que cumplen con los criterios de un tipo también cumplen con los
criterios de uno o más. Algunos tipos (p. ej., antisocial, límítrofe) tienden a
disminuir o resolver con la edad; otros (p . ej., trastorno obsesivo-
compulsivo, esquizotípico) son menos propensos a hacerlo.

3. Pautas para el diagnóstico según el CIE-10


Se requiere la presencia de una alteración de la personalidad no directamente
atribuible a una lesión o enfermedad cerebral importante, o a otros trastornos
psiquiátricos, que reúna las siguientes pautas:
a. Actitudes y comportamiento marcadamente faltos de armonía, que
afectan por lo general a varios aspectos de la personalidad, por ejemplo,
a la afectividad, a la excitabilidad, al control de los impulsos, a las formas
de percibir y de pensar y al estilo de relacionarse con los demás.
b. La forma de comportamiento anormal es duradera, de larga evolución y
no se limita a episodios concretos de enfermedad mental.
c. La forma de comportamiento anormal es generalizada y claramente
desadaptativa para un conjunto amplio de situaciones individuales y
sociales.

4. Clasificación según el DSM-5


La clasificación propuesta por el DSM-5 (APA, 2013) para los TP contempla un
total de 10 TP diferentes divididos en tres grupos:
 GRUPO A: Paranoide, esquizoide, esquizotípica.
 GRUPO B: Antisocial, Límite, Histriónico, Narcisista.
 GRUPO C: Evasiva, Dependiente, Obsesivo compulsivo.

5. Tratamiento
El mejor tratamiento depende del trastorno de la personalidad en particular, su
gravedad y la situación de la vida de quien lo padece. Frecuentemente, es
necesario el enfoque de un equipo para asegurarse de que todas las
necesidades psiquiátricas, médicas y sociales sean satisfechas. Debido a que
los trastornos de la personalidad permanecen por largo tiempo, el tratamiento
puede requerir meses o años.
El equipo del tratamiento puede incluir a un médico de cabecera o a otros
profesionales de atención médica primaria como así también a:

 Psiquiatras
 Psicólogos u otros terapistas
 Personal de enfermería psiquiátrica
 Farmacéutico
 Asistente social
Si tienes síntomas suaves que se pueden controlar bien, es posible que
necesites tratamiento solamente por parte de tu médico de cabecera, un
psiquiatra u otro terapista. Si es posible, busca a un profesional de la salud
mental con experiencia en tratamientos de trastornos de la personalidad.
La psicoterapia, también llamada terapia conversacional, es el principal
tratamiento para los trastornos de la personalidad.
6. Psicoterapias
7.

Caso Clínico
RESUMEN
Mujer de 42 años con diagnóstico de trastorno límite de la personalidad,
trastorno de la conducta alimentaria, dependencia de alcohol y dependencia de
cocaína. A lo largo de los años de tratamiento la paciente dibuja con gran
abundancia de síntomas, actitudes y conductas el cuadro psicopatológico típico
del Trastorno de Personalidad Límite, haciendo gala de una gran
emocionalidad y un sinnúmero de comportamientos autoagresivos y peligrosos;
boicoteándose a sí misma en todos los aspectos de su tratamiento. Durante
este tiempo ha recibido tratamiento farmacológico diverso, sin lograr ni
abstinencia prolongada a tóxicos ni mejoras considerables en su
psicopatología. Asimismo se ha realizado tratamiento psicoterapéutico con ella
y con la familia, intentando reducir la conflictiva familiar. La línea de actuación
básica del equipo terapéutico ha sido, y sigue siendo, el establecimiento de una
alianza terapéutica que proporcione a la paciente un marco estable donde
encontrar ayuda siempre que la ha precisado, donde abordar su pensamiento
dicotómico, donde se intenta mejorar el control sobre sus emociones y el
control de los impulsos así como ayudarle a conectar las acciones y los
sentimientos, haciendo especial hincapié en las conductas autodestructivas.
Antecedentes personales
Mujer soltera de 42 años, mayor de tres hermanos, vive con los padres. Estudió
hasta 1º de económicas, tiene reconocida una Incapacidad Laboral
Permanente por la que cobra una pensión. Piso propio en Palma de Mallorca.
 Psiquiátricos:
- Primer contacto con salud mental a los 19 años, precisa internamiento
por intento autolítico por venoclisis.
- Inmediatamente después, se diagnostica Trastorno de Conducta
Alimentaria de tipo restrictivo pero con episodios bulímicos con
conductas purgativas posteriores.
- Acumula más de 20 ingresos psiquiátricos por autoagresiones e
intentos autolíticos (sobreingesta medicamentosa, venoclisis,
precipitación a las vías del metro).
- Se diagnostica trastorno límite de la personalidad (TLP), por lo que
realiza seguimiento ambulatorio psiquiátrico en centro de salud mental.

 Historia de consumo:
- Tabaquismo de inicio en la adolescencia
- Alcohol: inicia consumo con 20 años, máximo periodo de abstinencia
de 4 años, numerosas intoxicaciones patológicas. En tratamiento con
Colme administrado por la madre que, en ocasiones, logra camuflar y
cambiar por agua.
- Cocaína: inicia consumo a los 22 años, por vía intranasal, hasta tres
gramos diarios. Ha cambiado a vía intravenosa en relación a consumo
conjunto con su pareja actual. Lo ha mantenido en épocas en las que
se ha encontrado abstinente a alcohol.
 Antecedentes familiares
- Padre: ictus en 2005 con paraparesia residual.
- Un primo de la madre se suicidó.
- Resto sin interés.

Exploración
Consciente y orientada, adecuada y colaboradora, muy delgada, arreglada y
bien vestida. Cierto enlentecimiento psicomotriz, discurso lento, empobrecido.
Sin alteraciones del contenido del pensamiento ni de la sensopercepción.
Ánimo depresivo, desesperanza, anhedonia, embotamiento afectivo. Gran
impulsividad, intolerancia a la frustración. Ansiedad, intenso craving por
cocaína. Se define a sí misma como dependiente emocional, sobre todo de sus
sucesivas parejas, consumidores, enfermos psiquiátricos, a los que suele
costear todos los gastos. Actitud ambivalente con respecto al consumo, y al
tratamiento. Muy mala relación con los padres.
Diagnóstico

 Dependencia a Alcohol
 Dependencia a Cocaína
 Trastorno límite de la personalidad
 Trastorno de la conducta alimentaria

También podría gustarte