Está en la página 1de 10

TEMA 4.

LA VISIÓN

1. Introducción
2. La retina
3. Anatomía del sistema visual
4. Fisiología de la visión en sus diversos niveles
5. Organización cortical de forma, color y movimiento
6. La percepción del color
7. Codificación de la Intensidad

1. Introducción

La visión es la deducción a partir de los mapas planos de cada ojo de una


representación tridimensional única. Un tercio de la corteza cerebral está dedicada a
la visión. El campo visual humano es descompuesto en un mosaico de unidades y
cada una de ellas corre por cuenta de un receptor visual. La luz es un estímulo
adecuado que puede ser activada como energía vibratoria en la cual podemos
destacar los siguientes parámetros:

a) Intensidad (Amplitud de onda): Distancia que va desde el punto 0


hasta el punto superior de onda
b) Frecuencia: es el número de ciclos por segundo o su inverso
Longitud de onda, que es la distancia entre dos picos sucesivos
positivos. Este parámetro está relacionado con la visión de los colores

De todo el espectro de radiaciones electromagnéticas. El ser humano solo capta


una parte entre 380-760 nanómetros o milimicras. En el caso de la visión, el ojo de
los mamíferos trata de focalizar algunos rasgos a expensas de otros que son
ignorados. El proceso perceptivo visual se vale de las sensaciones pero es mucho
más que eso, porque a esas sensaciones se añaden percepciones, pensamiento,
memoria y características propias del individuo.

El sistema de recepción visual es el ojo y es el encargado de focalizar los


estímulos sobre la retina que es la estructura donde están situados los
fotorreceptores.

2. La Retina

Un estímulo visual hasta llegar a la retina va pasando por una serie de


estructuras: en primer lugar pasa por la córnea, posteriormente a la cámara inferior y
termina este primer paso en la pupila (situada en el iris). El segundo paso es la lente
o cristalino para pasar a continuación a una 2ª cámara cuyo contenido es líquido
(humor vítreo). Por último el estímulo se sitúa en los fotorreceptores, sobre la capa
interior del ojo, excepto por una parte, por donde entran y salen los capilares y los
nervios, éste es el punto ciego, y se denomina así porque si un estímulo cae ahí no se
ve.
En la retina hay una parte que es la de mayor precisión, la fóvea, es la parte más
sensible, nuestros ojos sitúan lo que queremos ver con mayor precisión
automáticamente en la fóvea y el resto se diluye. El punto ciego no tiene visión pero
en la vida diaria esto no se nota porque los estímulos caen siempre en los mismos
sitios de la retina, esto es la disparidad retíñela.

La parte más importante del ojo es la retina, ésta está constituida por una serie de
estratos celulares:

1. Fotorreceptores (conos y bastoncillos)


2. Células Horizontales
3. C. Bipolares
4. C. Amadrinas
5. C. Ganglionares

Los axones de las células ganglionares son los que van a constituir el nervio
óptico y salen del punto ciego hasta el cerebro.

En la fóvea, las células se apartan para facilitar la llegada de la luz a los


fotorreceptores.

El número de receptores en la retina es de unos 6 millones de conos y unos 120


millones de bastoncillos. Estos fotorreceptores son los que van a captar la luz
gracias a unos fotopigmentos que permiten la absorción de la misma, existen 4
tipos:

b) El fotopigmento de los bastoncillos se llama rodopsina


b) El fotopigmento de los conos se llama yodopsina y existen tres tipos de
yodopsina que se corresponden con tres tipos de conos, cada uno de los
cuales es sensible a una longitud de onda.

3. Anatomía del sistema visual

Los conos estructuralmente son más abundantes en el centro de la retina en la


zona de la fóvea, mientras que los bastoncillos son más abundantes hacia la
periferia, es decir, a medida que nos vamos alejando de la fóvea. Los conos
tienen campos pequeños de recepción, por lo tanto son capaces de una visión de
detalle y los bastoncillos tienen unos campos de recepción grandes, por lo tanto
no tienen una visión de detalle así que su función es otra.

Cuando llega un estímulo, la rodopsina lo absorbe y se divide en dos partes:


Retinas o retileno y la opsina. El retinal va a dar lugar a una serie de secuencias
bioquímicas cuyo resultado es que los canales iónicos del receptor, que están
siempre abiertos, se cierran cuando llega el estímulo, por eso excepcionalmente el
potencial del receptor es hiperpolarizante y este potencial a su vez a dar lugar a la
transmisión de la señal luminosa en el cerebro.

Si comparamos el funcionamiento de los conos y los bastoncillos podemos decir


que los conos permiten una visión de detalle pero para que se produzca hace falta
luminosidad, eso significa que los receptores son pocos sensibles y por tanto
necesitan mucha luz. Los bastoncillos sólo funcionan en situaciones de oscuridad,
nos permiten ver cuando hay poca luz ya que son muy sensibles. Cuando hay mucha
luz en los bastoncillos se degrada la rodopsina y cuando hay poca luz la rodopsina
funciona y puede regenerarse. Proceso de adaptación a la oscuridad
Por ejemplo: Cuando venimos de una lugar donde hay luz, en ese momento
vienen funcionando los conos y la rodopsina está degradada puesto que venimos de
la luz y nos metemos en un lugar oscuro (cine, pub) pasado un cierto tiempo unos
minutos o así, la rodopsina se regenera y poco a poco nosotros comenzamos a ver.
Una vez que el estímulo ha sido captado este va a ser transmitido al cerebro, los
axones que se originan en las células ganglionares van a dar lugar al nervio óptico
que salen por el punto ciego. En el nervio óptico parte de las fibras de dicho nervio
van a permanecer en el mismo lado en las partes temporales (ipsilateralmente) pero
otra parte de las fibras que cruzan pertenecen a la parte nasal del ojo, esto sucede en
los mamíferos. En las aves las fibras se cruzan. El lugar de cruce es el quiasma
óptico, dicho tracto presenta fibras en los dos ojos (temporales y nasales), a partir
del tracto óptico se van a desviar distintos tipos de fibras que van a terminar en
distintos sitios: Hipotálamo (alimentación); Núcleo supraquiasmático (Ritmos
biológicos); Colículo superior. Pero la vía principal va a tener en los cuerpos
geniculados laterales, dichos cuerpos están divididos en 6 estratos: las fibras
ipsilaterales van a terminar en los estratos 2, 3 y 5, y las fibras contralaterales
van a terminar en los estratos 1, 4 y 6. A partir de los cuerpos geniculados se crea
un fascículo de fibras que se denomina radiaciones ópticas que van a terminar en el
lóbulo occipital (en la llamada Área Visual Cortical Primaria) que es la vía
principal. Una de las proyecciones del tracto óptico va a la vía superior y
secundaria, desde el colículo superior se dirigen al núcleo pulvinar del Tálamo y
de ahí van a la corteza visual secundaria (17, 18, 19, 39, 37) occipital, (29,21)
temporal y (8) frontal. Por lo general la vía sería aquella que nos informa de que es
lo que estamos viendo mientras que la vía secundaria nos proporcionaría
información espacial donde se sitúa lo que estamos viendo.

4. Fisiología de la visión en sus diversos niveles

¿Cómo funciona el sistema visual? El sistema visual no es como una


fotocopiadora sino que tiene sus propias estrategias. Los fotorreceptores se encargan
de partes diferentes. Las células ganglionares sus campos de recepción son
circulares cada uno se encarga de un círculo, pero el funcionamiento de las células
ganglionares que están en el centro (reciben información de muy pocos
receptores, de uno a uno) y en la periferia (gran convergencia de muchas
células que recibe información de todas ellas en un solo receptor), son diferentes
(en el centro la precisión o detalle es mayor que en la periferia que es menos
específica, es decir, es más global). Cuando la relación es uno a uno la información
es de detalle, mientras que si la información es de muchos a uno la información es
más general, menos específica. Se ha comprobado que las células ganglionares son
de distinto tipo y han sido llamadas células X (Parvocelulares) y las Y
(Magnocelulares). Las células X son del tipo uno a uno, están situadas en el centro
de la retina, sus campos de recepción son pequeños proceden de la parte dorsal de
los cuerpos geniculados laterales, son tónicas (mientras el estímulo está presente
está disparando) son las responsables de la agudeza visual y de la visión del color.
Las células Y están situados en la periferia, sus campos de recepción son grandes,
son fásicas (disparan y se callan) son acromáticas y se encargan de la visión general,
procesan el movimiento y nos permiten captar toda la información para la
supervivencia del ser humano y animales. Hace años se descubrieron unos tipos de
células que estaban en silencio, que solo se activaban cuando pasaban por su cuerpo
algún estímulo pequeño en eses instante se despiertan.

Repaso general

En el caso de las células ganglionares los campos de recepción son circulares,


ahora bien, cuando un estímulo cae dentro de su círculo se dispara, como en el caso
de las células Y (de poca capacidad de detalles) y el caso de las células X también
son circulares pero campos concéntricos. La célula dispara cuando se produce un
contraste entre el centro y la periferia son células de detalle y para hacer ese trabajo
se basa en los contrastes, de hecho, nuestra visión de contraste es muy buena. El ojo
humano esta preparado para dos cosas:
Células Y: Poca capacidad de detalle
Células X: visión de detalles, en forma de contrastes

Las neuronas del Núcleo geniculado lateral (NGL) reciben aferencias


sinápticas procedentes de las células ganglionares retinianas. El NGL derecho recibe
información sobre el campo visual izquierdo. Este es visualizado por la retina
izquierda nasal y la retina derecha temporal. En el NGL existe un mapa retinotópico
completo.Desde la retina hasta la corteza se extienden 2 vías principales que
también forman parte del NGL. Hay 2 tipos de células que dan nombre a estas vías:
Células P (pequeñas); parvocelulares y Células M (Grandes); magnocelulares.
Las 2 vías recorren juntas anatómicamente, pero son distinguibles. Las vías P se
prolongan hacia la corteza temporal y la M hacia la parietal. Cada vía lleva
información sobre atributos distintos.

vía información Llegan hasta


Vía ¿Dónde
está? Corteza
P parvocelular Color y forma
Temporal
(vía ventral)
Vía ¿Dónde
está? Corteza
M magnocelular Movimiento y profundidad
Parietal
(Vía dorsal)

5. Organización cortical de forma, color y movimiento

Hubel & Viesel (PN 1981)

Trataron de comprender como se las arregla el Área de la corteza visual primaria


para ver y Cuáles son los estímulos adecuados para ver.

Observaron que las células se activan ante estímulos rectangulares y que en el


A.17 hay tres tipos de células:

a) Simples
b) Complejas
c) Hipercomplejas
Las células simples respondían cuando dentro de su campo rectangular se
presentaban una especie de tiras o bandas de luz en una determinada posición,
además cada célula tiene campos rectangulares con distintas orientaciones. La
organización de la corteza visual está representada en columnas, cada columna
estaba hacia una misma orientación (iso-orientación)

Las células complejas tienen amplios campos receptores y responden a un


contraste luminoso (una porción oscura junto a una iluminada) de orientación
definida y en cualquier posición del cuerpo receptor esto es lo que las distingue en
las células simples. Presentan campos de recepción rectangulares, distintas
orientaciones, ahora la banda no es fija puede moverse en el campo de recepción
ante la presentación de un estímulo.

Las células hipercomplejas igual que antes, pero ahora responden a ángulos, las
células de la corteza occipital iban aumentando su nivel de complejidad e incluso, en
realidad las células simples integraban células ganglionares.

Hubel & Viesel ofrecieron una visión jerárquica de la organización visual


primaria (A17), es la primera estación de entrada de los estímulos visuales en la
corteza, que irán pasando por una serie de estaciones que permitirán finalmente
“ver”. A este primer nivel, la visión es como los dibujos a “plumilla” (una
representación de la realidad a bases de líneas). Esta perspectiva de la visión asumía
una visión jerarquizada, sin embargo, este planteamiento sufrió un importante revés,
cuando un estudio histológico de M. Wong Riley y se encontró que no existía esa
uniformidad que decían Hubel & Viesel, ya que existe una serie de manchas en
forma de bandas o líneas “aparentemente uniformes”, eran células como gotas o
burbujas. Hubel y Viesel estudiaron esas células “gotas” y observaron que su
función era distinta, ya que se encargaba de la visión del color.

-Los dos primeros estratos (Magnocelulares Y): Sus campos de recepción son
grandes, de poco detalle y son muy rápidos y son sensibles al movimiento.
Sensible a los contrastes de luminosidad, es decir, a la creación y formación de
formas en Blanco y Negro

- Los otros 4 estratos (Parvocelulares X): son sensibles a la longitud de onda


del estímulo visual, es decir, al color, sus campos de recepción son pequeños, su
rapidez es escasa y también son sensibles al contraste de colores, a la formación
de formas en base al color

Las células parvo van a conectar con el área de la corteza visual primaria. El
sistema Magnocelular proyecta al estrato 4cα (son sensibles al movimiento pero no
al color ni al contraste de colores) y desde ese estrato pasan al 4bα.

4cβ se va a proyectar en dos sitios: en las gotas (sensibles al color, pero no a la


orientación) y en las zonas que hay entre gotas (se encargan de las orientaciones
que se forman a partir del contraste del color).

El área visual secundaria está organizada en franjas:


a) Franjas estrechas
b) Franjas pálidas
c) Franjas anchas

Desde el 4β va a las anchas (sensibles a la orientación, visión de profundidad


en base a la luminosidad)
La zona de entre gotas va a las pálidas (sensible al contraste de colores)
Las de gotas van a las estrechas (sensibles al color).

La visión del color desde las franjas estrechas van a terminar en V4,
mientras que el sistema magnocelular de las franjas anchas va a terminar en
dos sitios: V3 (visión de forman en blanco y negro) y a V5 (visión de
movimiento).

Estos resultados fisioanatómicos, han ayudado a comprender porque ciertas


personas dejan de reconocer los colores por alguna lesión en esa área o por la no
percepción del movimiento porque han sufrido daño en V5

- Acromatopsia. (Incapacidad para percibir los colores). Consiste


en una anomalía de la visión (en particular, una retinopatía
periférica bilateral) a consecuencia de la cual sólo son percibidos
los colores blanco y negro. En ciertos casos de acromatopsia, la
persona que la padece sólo puede ver los colores primarios.
Afecta a los bastones y a los conos azules en la retina. En el caso
de la ceguera a los colores adquirida hay, por lo general, una
interrupción en las vías neuronales entre el ojo y los centros de la
visión del cerebro en vez de una pérdida de la función de los
conos.
- Acinetopsia. (Incapacidad para percibir los movimientos)

El sistema magnocelular va desde atrás hacia delante y hacia arriba, y el sistema parvo
hacia abajo. La corriente ventral tiene 2 nuevas estaciones TO “estación siguiente a V4
para la percepción del color”, las células del TO se encargan de la percepción de los
estímulos bidimensionales. TO cada célula se encargan de la mitad del campo visual de
la persona y se encarga de procesar estímulos más complejos “estímulos
tridimensionales” (reconocimiento de los sujetos, no se encargan de discriminación
simple sino que son células flexibles, que son capaces de reconocer los estímulos
aunque cambien de tamaño o forma y esta organizada en columnas, las capas de
recepción pueden cambiar en función…
Forma
Respuesta de una neurona de la corteza temporal inferior a estímulos complejos. Las
caras se distinguen de otras cosas con formas similares, una patología relacionada es la
prosopagnosia (no reconocer caras). Otras patologías son las agnosias de forma (no
reconocer objetos animados/inanimados)
Movimiento
Mediante las columnas (orientación óptima)
Lesiones en V5 provocan agnosia motora (no reconocer objetos en movimiento

6. La percepción del color y 7. Codificación de la intensidad


La luz no es un estímulo único, se ha descompuesto en varios componentes, va a
terminar en distintos sitios o estratos de la corteza. Pero nosotros observamos el objeto
en sí en “un todo”. En la visión hay dos trayectorias: cromática (con visión del color,
Parvocelular) y a través de este tipo de visión podemos tener visión de detalle y
contrate, basado en el color; acromática (S. Magnocelular) tiene una serie de
características, es rápido, no tiene gran agudeza y se vale de la visión o perspectiva (nos
permite ver en 3 dimensiones). Según Hubel son rápidas y permiten realizar lazos de
unión “organizar espacio”, si un sistema tiene estas características permite detectar por
lo menos dos unidades una fija (inmóvil) y otra en movimiento, de esta forma se puede
organizar el espacio en sus componentes. Ocupan posiciones distintas pero se tienen que
unificar, la solución de este problema no esta resuelto.

La información se integra en unidad de dos maneras o propuestas:

a) S.Zeki: cada uno de esos componentes cerebrales que se encarga de la visión


está recibiendo información de todos los componentes (información del color,
forma, movimiento…)

b) La otra alternativa es la que ofrece un autor alemán llamado W. Singer:


cuando los componentes de un estímulo visual en el cerebro producen
potenciales independientes, sin embargo, cuando todos esos componentes
pertenecen a un mismo estímulo, se producen una sincronía y por lo tanto de
esa manera el cerebro tiene un mecanismo para integrar lo que es de un
componente y otro.

Uno de los componentes de la visión, es la visión del color ¿Cómo se produce? Este
descubrimiento debe saberse como se produce porque ya lo sabemos en S. Zeki “Una
visión del cerebro”

La visión del color está relacionada con uno de los parámetros del estímulo visual que
es la longitud de onda. Clásicamente existían dos teorías denominadas: tricromática y
la otra es la teoría de los “procesos oponentes”.

La primera teoría: Young-Helmhotz, propuso que la visión del color era posible por la
estimulación de sólo tres receptores cromáticos basándose en las experiencias sobre
mezclas aditivas de colores y también en que era improbable que la retina contuviera
tantos fotorreceptor o sistemas que se encargan de cada longitud de onda: corta, media
y larga (con mezclas de los tres colores primarios se puede obtener cualquier color.)

La segunda teoría afirma que los colores son procesados por parejas, tendríamos
sistemas que permiten dos cosas uno lo activa y el otro lo inhibe.

Ambas teorías son correctas en parte porque a nivel de los receptores, el procesamiento
del color es compatible con la teoría tricromática.

Los potenciales de receptor de estos conos y su absorción luminosa es máxima cuando


en los conos que procesan longitud de onda. A partir de ese instante el procesamiento
del color se lleva a cabo según, la teoría de los procesos oponentes, se ve afectada por la
activación o inhibición de las longitudes de onda. Existen células ganglionares sensibles
a las ondas largas (rojas) y medias (verdes) y otras sensibles a las ondas cortas
(amarillas).
La percepción del color está relacionada con las longitudes de onda y uno podría
decir, por ejemplo: la pizarra es verde “porque emite longitudes de onda medias”. Las
longitudes de onda sobre la percepción son variables durante el día porque depende de
la luminosidad (luz del día, del atardecer o artificial). Si eso es así, depende
exclusivamente de las longitudes de onda la percepción del color del objeto debería
verse modificada, pero eso no es así, porque si hay construcción del color, no solo
puede depender la percepción de las longitudes de onda, tiene que haber algo que sea
permanente. La Reflectancia es constante que viene a decir que las longitudes de onda
puede cambiar a lo largo del día pero la percepción de las longitudes de onda “se
mantiene”.

La reflectancia es constante, pero para saber cual es la proporcionalidad, necesitamos


saber que otros cambios se han producido en las otras superficies. Para establecer el
color de una superficie, el cerebro tiene que hacer ese cálculo, si le impedimos ese
cálculo no podría establecerse la percepción correcta “se produciría visión al vacío”

E. Land “Retinex” (como llamó Land al sistema formado por la retina del ojo y el
córtex cerebral) para lograr la constancia de color. Los conos detectan longitud de onda,
si a los conos le ponemos por ejemplo, la pizarra, los tres cono se activan porque están
reflejando los tres tipos de longitudes de onda (media, corta y larga) lo mismo suceden
en las células ganglionares y lo mismo suceden en V1 (célula de la corteza somato
sensorial primaria) procesa longitudes de onda. Cuando se registra la actividad en V4 o
V8, estás células son detectores de colores, este hecho es muy importante entre V1 y
V4, ha habido un salto cualitativo, de células que son detectores de longitudes de onda a
perceptoras de V4 que captan colores y gracias a ella nosotros vemos colores y no
longitudes de onda, aunque gracias a las longitudes de onda podemos percibir el color.
Para que esas células “vean” colores necesitamos comparar superficies próximas,
necesitamos, necesitamos campos de recepción grandes (V8, casi, casi la mitad del
cuerpo de recepción de una persona en la corteza somato sensorial primaria) y a partir
de ahí percibir el color. El color no existe fuera de nosotros, fuera de nosotros sólo hay
longitudes de onda y a partir de esto el cerebro crea los colores.

Mucho más simple que la percepción del color es la percepción de la intensidad. La


intensidad es procesada por unos sistemas: Bastoncillos (más sensibles) y conos
(menos sensibles). Es menos importantes que otras capacidades que tenemos más
desarrolladas como la capacidad de contraste (visión de detalle es más importante, los
valores absolutos que los de contraste).

- Consecuencias para la visión (Lesiones del sistema anatómico-visual)

Es fácil deducirlos. En primer lugar si se produce la lesión en el nervio óptico se pierde


la visión del ojo correspondiente. Si la lesión se produce en las vías de cruce
(quiasma óptico) las consecuencias de esa lesión es que se pierde la visión de las
partes nasales de la retina. Si la lesión ocurre en el tracto óptico derecho se pierde la
visión temporal del ojo de su lado y la visión nasal del ojo contrario y lo mismo
sucede si la lesión es en el cuerpo geniculado derecho y si la lesión se produce en la
radiación óptica también sucede lo mismo. A veces se produce daño parcial en el
Área 17 (área visual primaria) se producen escotomas, es decir, pérdidas de visión en
una parte del campo visual (CV), esos huecos, se suelen compensar, mediante
movimientos oculares, de todos modos es muy importante que esa pérdida de visión no
se produzca en la parte central de la fóvea (en el centro del campo visual), porque la
fóvea proyecta hacia ambos hemisferios y además porque recibe riego sanguíneo doble
procedente de la anterior, medial y posterior.

En algunos casos se producen lesiones o daños que producen la desaparición del


A.17, la consecuencia que sigue a eso es la ceguera, sin embargo, se produce un
fenómeno que ha sido descrito como “visión ciega”. Cuando a estas personas que no
ven “ciegas” se les presenta un estímulo en movimiento estas personas siguen la
trayectoria de dicho estímulo, cuando se les pregunta que, qué han visto, ellas dicen que
nada pero lo han seguido. Este fenómeno podría deberse a que tienen lesionado el final
de la vía visual primaria pero queda la vía visual secundaria de los colículos que quedan
en el área secundaria de la corteza pasando por la primera por eso se produce Visión
Residual.

Como regla general cuando una persona tiene lesiones que terminan en el A.17, se
produce pérdida de visión total o parcial. El procesamiento visual no termina en el
A.17, empieza entre V1-V4. Cabe esperar que las lesiones que se produzcan a partir del
Área 17 tengan una repercusión en el área visual.

En los años 30 se dio a conocer un fenómeno que se denomina Síndrome de Klüver


Bucy consiste en efectuar una lesión completa en el colículo temporal de animales,
como consecuencia, se producen diversas alteraciones conductuales, pierden el miedo,
son hipersexuales. Cuando a los animales se les daba de comer por ejemplo cacahuetes
mezclados con tuercas o tornillos, los animales del grupo control “normal” no fallaron y
comieron cacahuetes, sin embargo, los animales del grupo experimental “lesionados” no
eran capaces de realizar esta tarea bien, no diferenciaban entre tornillos y cacahuetes, es
decir, estos animales no tenían capacidad para reconocer estímulos visuales, entonces
recurren a otros sistemas sensoriales para que les ayude a reconocer esos estímulos. Por
lo tanto, cuando las lesiones se localizan después del A.17 son factores de mayor
importancia los que se pierden “Agnosias Visuales”. Incapacidad para el
reconocimiento de estímulos visuales:

- Agnosias a objetos: Incapacidad para reconocer varios objetos, su significado.


Cuando una persona no puede realizar algo tan sencillo, la lesión ha de ser muy
importante, grave. Las lesiones son tan amplias que pueden abarcar áreas tales
como 18,19,20,21

- Acromatopsia: defecto por lesión, incapacidad para reconocer colores, lesiones


en la zona de procesamiento del color (zonas V4-V8)

- Prosopagnosia: incapacidad para reconocer rostros, incluso los propios, puede


diferenciar una cara de otra, pero no puede integrar los distintos rasgos de su
cara para darles significado “reconocerlas”. Lesiones en zonas próximas a las
zonas del color, que en el caso del ser humano es en el giro fusiforme

- Caso Zihl (Acinetopsia): Si una persona sufre lesiones en la zona


correspondiente en la zona del procesamiento del movimiento no puede percibir
estímulos móviles. Lesiones en la V5. En el caso del ser humano estas
lesiones se localizan en la parte equivalente a V5 en las áreas 19 y 37. Lo que
estas personas no pueden hacer es integrar las partes para das su significado a
algo muy típico de algunas agnosias.