Está en la página 1de 30

UNIVERSIDAD NACIONAL DE SAN MATÍN – TARAPOTO

FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS

DEPARTAMENTO ACADÉMICO AGROSÍLVO PASTORÍL

ESCUELA PROFESIONAL DE AGRONOMÍA

CURSO: OLEAGINOSAS

TÍTULO

CULTIVO DE PALMA ACEITERA (Elaeis guineensis Jacq)

AUTORES

JOSE ABRAHAM FERNANDEZ JARA


SHANIA KAREN JANAMPA PELAEZ
JHEILY MARIA DOMINGUEZ BENZAQUEN

DOCENTE

Ing. M. Sc. GUILLERMO VÁSQUEZ RAMIREZ

TARAPOTO, 2021
I. INTRODUCCIÓN

La palma aceitera (Elaeis guineensis), es un cultivo oriundo de Asia, desde donde se


introduce a América como una planta ornamental es uno de los cultivos oleaginosos de
mayor crecimiento registrado a nivel mundial, debido principalmente a su alto poder
productivo; es decir, mayor rendimiento de aceite tonelada por hectárea (t/ha).

Los pobladores, adquieren la costumbre de producirlo para aprovechar su fruto y su


posterior industrialización con el avance de la tecnología. Su importancia radica por
constituir un cultivo agroindustrial, que ocupa significativa cantidad de mano de obra,
tanto en la fase de campo, como en su fase productiva y de industrialización.

La palma aceitera es una planta de origen tropical, por lo que las mejores condiciones
para su desarrollo se encuentran en regiones con clima tropical húmedo.
MINAGRI (2016), menciona que el cultivo de palma aceitera se ha constituido como
una de las actividades agrarias con mayor crecimiento y potencial en la Amazonía
peruana. Su rápido crecimiento ha respondido a las condiciones agroecológicas y
productivas con las que cuentan algunas zonas del país.
Para los países tropicales, la palma de aceite (Elaeis guineensis), representa una
alternativa de excelente perspectiva para el futuro. Produce rendimiento de aceite 10
veces mayor que el proporcionado por otros cultivos oleaginosos y con materiales
genéticos más recientes, siendo el rendimiento cada vez mayor.
II. GENERALIDADES
2.1. ORIGEN
La palma aceitera es una planta tropical propia de climas cálidos cuyo origen se ubica
en la región occidental y central del continente africano, principalmente en el golfo de
Guinea, de ahí su nombre científico Elaeis guineensis Jacq., donde ya se obtenía aceite
desde hace 5 000 años atrás. A pesar de ello, fue a partir del siglo XV cuando su cultivo
se extendió a otras regiones de África.
Su propagación a mínima escala se inició en el siglo XVI a través del tráfico de esclavos
en navíos portugueses, siendo entonces cuando llegó a América, después de los viajes
de Cristóbal Colón (1942-1502). En esta misma época fue introducida a Asia Oriental
(Indonesia, Malasia, etc.) desde América. (Gómez y Velázquez, 2010).

2.2. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA


Según ITIS, (2021) la palma aceitera pertenece a la siguiente clasificación taxonómica:

Reino: Plantae
Filo: Tracheophyta
Clase: Liliopsida
Orden: Arecales
Familia: Arecaceae
Género: Elaeis
Especie: Elaeis guineensis,

2.3. IMPORTANCIA
Su importancia radica por constituir un cultivo agroindustrial, que ocupa significativa
cantidad de mano de obra, tanto en la fase de campo, como en su fase productiva y de
industrialización. La palma aceitera también es importante por la gran variedad de
productos que genera y que se utilizan en la alimentación y la industria. Tanto el aceite
de pulpa como el de almendra se emplean para producir margarina, manteca, aceite de
mesa, aceite de cocina y jabones. El aceite de palma es una materia prima que se utiliza
ampliamente en jabones y detergentes, en la elaboración de grasas lubricantes y
secadores metálicos destinados a la producción de pinturas, barnices y tintas.
Se usa también en la industria textil y de cuero, en la laminación de acero y aluminio, en
la producción de ácidos grasos y vitamina A.
2.4. MORFOLOGÍA
Ortiz y Fernández (2000) describen las siguientes características morfológicas:

 Raíces

La parte inferior del tallo de la palma aceitera es una estructura cónica de la cual surgen
hasta 10 000 raíces primarias. Estas raíces miden entre 5 y 10 mm de diámetro y pueden
llegar a alcanzar hasta 20 m de longitud. Las raíces primarias crecen hacia abajo o se
distribuyen de manera más o menos horizontal y cumplen básicamente una función de
anclaje. Las raíces primarias dan origen a las secundarias que miden entre 2 y 5 mm de
diámetro; estas dan origen a las terciarias de 1 a 2 mm de diámetro y hasta 15 cm de
longitud; también existen las cuaternarias muy pequeñas.
 Estipe o estípite

El estípite es erecto, solitario y columnar, en él permanecen las bases peciolares de las


hojas hasta la etapa adulta. Por otra parte, en la parte inferior (bulbo) de él se originan
las raíces. (Dransfield & Uhl, 2008; Latiff, 2000). Este llega a producir de 30 a 40 hojas
nuevas por año.     El estípite tiene tres funciones: la primera es que sirve como soporte
de las hojas; la segunda es transportar el agua y los nutrientes minerales de la planta por
el sistema vascular y, la tercera, funcionar como un órgano de almacenamiento de
nutrientes, especialmente potasio (Latiff, 2000; Turner & Gillbanks, 2003).
 Hojas
En las etapas tempranas del desarrollo de la palma, las hojas van cambiando de forma
después de la germinación; las primeras que se forman son lanceoladas, es decir, son
angostas y elípticas, terminan en punta hacia ambos extremos y se denominan eófilos.
Después, se dividen solo a lo largo de la línea del raquis, cerca del ápice y se llaman
bífidas. Posteriormente, la hoja comienza a rasgarse en dos lugares: a lo largo de los
pliegues y alrededor de los bordes exteriores, donde el desprendimiento de una tira
marginal libera las puntas de los foliolos. (Dransfi eld & Uhl, 2008).
 Inflorescencias
La palma aceitera es monoica, es decir, las flores masculinas se desarrollan
separadamente (en el tiempo), de las flores femeninas, pero siempre en la misma planta.
Las inflorescencias masculinas y femeninas se forman en las axilas de las hojas; las
primeras aparecen entre los 20 a 24 meses, y es a partir de esa edad, en condiciones
normales, que surgen por cada hoja que se forma. La inflorescencia masculina está
constituida por un pedúnculo largo o eje central, alrededor del cual se distribuyen cerca
de cien espigas que poseen forma de dedos de 10 a 20 cm de longitud. El polen posee
un atractivo olor a anís. Sin embargo, la inflorescencia femenina es un racimo globoso,
cubierto al principio por dos espatas coriáceas y protegido en la base con 5 a 10 brácteas
duras y puntiagudas que pueden medir hasta 15 cm de longitud.
 Racimos y frutos
El racimo puede ser de varias formas. Por lo general, es ovoide y posee un tamaño
promedio de 35 cm de ancho por 50 cm de largo. El número de frutos producidos en
cada racimo varía con la edad y con el material genético. Su peso por racimo puede
variar de 2 a 3 kg en palmas jóvenes y alcanzar hasta 100 kg en adultas. El racimo está
compuesto de un raquis central, espiguillas, frutos normales. El fruto es una drupa sésil,
ovoide, que presenta color oscuro o negro cuando está inmaduro y color  
predominantemente rojo en su madurez. Las características del fruto son las de mayor
importancia económica.

2.5. REQUERIMIENTO DE SUELOS Y CLIMAS


2.5.1. Clima
IICA (2006) menciona que las temperaturas mensuales de 25 a 28 °C en promedio son
favorables para el desarrollo del cultivo de palma aceitera, si la temperatura media
mínima no es inferior a 21 °C. Temperaturas de 15 °C detienen el crecimiento de las
plántulas de vivero y disminuyen el rendimiento de las palmas adultas. La precipitación
entre 1 800 y 2 200 mm es idónea, si está bien distribuida en todos los meses.
En cuanto a las precipitaciones, las condiciones favorables para esta especie están
determinadas por la cantidad y distribución de las lluvias, que presentan rangos
oscilantes entre 1800 mm y 2300 mm al año. 
La humedad relativa debe ser superior al 75%. La palma de aceite se adapta bien hasta
alturas de 500 m sobre el nivel del mar y a la zona ecuatorial, entre los 15° de latitud
norte y 15° de latitud sur.
2.5.2. Suelo
Los suelos deben ser planos o ligeramente ondulados, ya que pendientes mayores al
12% exponen el suelo a erosión y los costos de producción se incrementan por requerir
más caminos, terrazas o curvas de nivel, y se dificulta el manejo. El suelo debe ser fértil,
con un horizonte superficial de 80 a 120 cm, de textura franca a franco-arcilloso y un
subsuelo arcilloso no pesado que retenga humedad.
Los suelos con estas características pueden abastecer de agua y nutrimentos al cultivo,
pero los suelos poco profundos o con drenaje deficiente, reducen la capacidad de
producción de la palma. Los suelos arenosos (texturas gruesas) no son recomendados, ni
los extremadamente arcillosos. Para la siembra de palma se recomiendan los suelos
tropicales de mayor fertilidad como los aluviales jóvenes. Sin embargo, también se
pueden utilizar los abundantes suelos ácidos, antiguos, de menor fertilidad, donde la
aplicación de fertilizantes químicos es una práctica necesaria.

2.6. MANEJO AGRONÓMICO Y COSTOS DE PRODUCCIÓN

2.6.1. Manejo Agronómico


 Preparación de terreno
La preparación de terreno debe hacerse por lo menos con seis meses de anticipación,
las prácticas para la preparación de terreno dependerán del tipo de vegetación existente,
la tecnología utilizada, equipos disponibles y condiciones climáticas. Esta labor
permitirá acondicionar el área en donde se instalará la plantación definitiva, con el
objeto de que las plantas se desarrollen de manera adecuada y lograr una producción
óptima (Arévalo, 2014).
 Conducción en vivero
El terreno seleccionado para ubicar el vivero no debe mostrar diferencias marcadas de
pendiente. Asimismo, el área debe ser suficientemente amplia para alojar el número de
plantas planificadas y contar con fuentes de agua próximas y facilidades de acceso a
través de todo el año. La estadía de las plántulas en el vivero es de 10 - 12 meses, esto
implica que su planificación es esencial. Uno de los aspectos más importantes en un
vivero de palma, es la utilización de suelo fértil superficial, con una textura buena y con
contenido alto de materia orgánica. Antes de realizar el trasplante al campo definitivo,
se debe realizar una selección rigurosa de las plántulas (dos raleos), con base a su
conformación, desarrollo y anormalidades genéticas.
 Siembra
El primer paso para realizar la siembra consiste en limpiar y nivelar el círculo de 1.50 m
de radio, para luego proceder a realizar el hoyo de acuerdo al tamaño de la bolsa, más
un espacio de cinco centímetros al fondo y 10 cm a los lados. La siembra es una tarea
muy importante en el desarrollo de la vida productiva de una plantación, debido a que
una planta bien sembrada producirá racimos de buena calidad durante 25 años. Luego
de terminar la siembra se procede a levantar los planos parcelarios; donde se anota el
número de plantas sembradas, el curso de los caños naturales y artificiales todo lo que
debe quedar graficado en un plano. Las hileras de palmas siempre deben de estar
orientadas de norte a sur, para facilitar la insolación, ésta es máxima con la siembra a
tres bolillos (triángulo equilátero). En buenas condiciones de lluvias, insolación y suelo;
la densidad óptima es de 143 palmas por hectárea, lo que corresponde a un triángulo de
9 m de lado; por la tanto la distancia entre las calles es de 7.8 m y la distancia entre las
palmas es de 9m. (Arévalo, 2014).
 Poda
Arévalo (2014) sostiene que una planta de palma en condiciones naturales, debe tener
mayor número de hojas posible, que le dan una mayor capacidad fotosintética, se
traduce en una producción elevada, una planta joven tiene entre 40 a 48 hojas y una
planta adulta entre 32 a 40 hojas. La poda consiste en eliminar periódicamente todas las
hojas secas, con poca capacidad de fotosíntesis, inflorescencias masculinas secas y
racimos podridos. Esta labor se realiza a los seis meses, después de primera ronda de
polinización asistida, la frecuencia puede variar entre seis meses, para palmas jóvenes y
doce meses, para las palmeras adultas, debe dejarse 1 o 2 hojas debajo del racimo más
desarrollado.
 Siembra de cobertura
Los cultivos de cobertura permiten controlar la erosión del suelo y la pérdida de
nutrientes por lixiviación, mejorar el nivel nutricional del suelo por la incorporación de
nitrógeno, previene el crecimiento de malezas, entre otros. Normalmente en palma
aceitera se utiliza una leguminosa conocida como kudzu tropical (Pueraria
phaseoloides). La dosis de semilla recomendada para la siembra es de 5 kg/ha.
 Fertilización
El programa de fertilización debe diseñarse tomando en cuenta el análisis químico del
suelo, el análisis foliar, los niveles de rendimiento y la edad de las palmas. Para la
aplicación de fertilizantes, debe tenerse en cuenta que el mayor porcentaje de raíces
absorbentes se encuentra a unos 25 cm de profundidad, y que las raíces se extienden en
la misma forma que su follaje o corona. La aplicación de los fertilizantes se hace en
círculos de 0,50 m de radio en palmas al año del trasplante, de 1.50 m a los dos años, y
de 2.00 m a los 3 años. El círculo se agranda en 0,50 m cada año. La aplicación de
fertilizante debe de estar acorde las condiciones específicas de cada finca, considerando
el análisis de suelo y follaje.
INIA (2008) menciona que una ha de palmas adultas con 143 plantas, que produce 25
t/RFF/año, utiliza:
 90 – 95 kg de nitrógeno
 10 – 12 kg de fósforo
 90 – 95 kg de potasio
 18 – 20 kg de magnesio
 20 – 21 kg de calcio

 Control de malezas
El control de malezas se inicia con una buena preparación del suelo y con el
establecimiento de una leguminosa de cobertura. Continúa con la limpieza de un círculo
de 1.5 a 2.0 m de diámetro o algo más, alrededor de cada palma (plato), cuando la
leguminosa es agresiva y de hábito trepador. También es común emplear herbicidas
solos o con el control manual. Además del plato, también es necesario controlar malezas
entre líneas, así como en los canales de riego y drenaje. El empleo de maquinaria para
controlar malezas es poco recomendable, ya que compacta y destruye la estructura del
suelo, lo que disminuye la capacidad de las raíces de la palma para obtener nutrimentos
y agua.
 Cosecha
La cosecha es una de las actividades más importantes en las plantaciones de la palma
aceitera y el éxito de la misma dependerá de una buena planificación. La cosecha de la
palma de aceite representa cada año aproximadamente el 32 por ciento de los costos de
producción e involucra el 50 por ciento del personal que trabaja en la plantación. La
producción de racimos se inicia entre los 30 y 36 meses después de la instalación en el
campo. La cosecha en la palma de aceite se realiza durante todo el año y para su
ejecución es conveniente conocer los siguientes aspectos: frecuencia de cosecha,
maduración óptima y controles de cosecha. La frecuencia o ciclos de cosecha, se refiere
al intervalo entre cosechas en un mismo lote. La frecuencia está asociada con la edad de
la palma, con el material genético utilizado y con las condiciones climáticas de la región
(INIFAP, 2011).
 Control de plagas y enfermedades
ICCA (2011), describe estrategias de manejo integrado de plagas (MIP), en el cultivo de
palma aceitera, basado en lo siguiente:
a) Eficiente sistema de monitoreo introduciendo la detección de plagas en un sistema de
censo. Considerando el estudio del ciclo de vida de toda la fauna de insectos (plagas y
benéficos). Un muestreo mensual de detección es suficiente.
b) Preferencias para utilizar los patógenos de insectos como insecticidas biológicos.
c) Limitación del uso de plaguicidas químicos únicamente para el tratamiento de
pequeñas áreas y ayudando así a incrementar las poblaciones de los complejos de los
enemigos naturales de cada plaga.
d) Reconocimiento de la plaga y la forma de atacarlas cuando están más susceptible
para su eliminación.
e) Mantener la lógica que las plagas están bajo control, favoreciendo todas aquellas
prácticas que mantienen un cultivo saludable, y un ambiente favorable para los
reguladores biológicos; entre estas prácticas sobresalen un buen manejo agronómico, un
combate selectivo de malezas, el uso racional de plaguicidas y la liberación o aplicación
controlada de los bioreguladores (hongos, bacterias, virus, parasitoides y depredadores).
a) Plagas
 Defoliador del tercio medio: Opsiphanes cassina
 Bicho del cesto: Oiketicus kiryi
 Picudo negro de palma: Rhynchophorus palmarum
 Barrenador de raíces: Sagalassa valida
 Hormiga minadora: Atta spp.
 Coleóptero raspador: Spaethiella sp.
b) Enfermedades
 Fusariosis: Fusarium oxysporum
 Pestalotiopsis: Pestalotia spp.
 Anillo rojo: Rhadinaphelenchus cocophilus.
 Pudrición del cogollo: Phytophthora palmarum
2.7. PROPAGACIÓN
Para la propagación se hace selección de los progenitores que se basa en el
comportamiento familiar e individual. Las familias superiores se seleccionan sobre la
base de las características de rendimiento de los racimos, o sea el rendimiento total de
racimos, el número de racimos y el peso de los racimos. Posteriormente, se seleccionan
individuos de estas familias superiores sobre la base de las relaciones mesocarpio a
fruto, aceite a racimo y palmiste a racimo Los progenitores de pisífera se derivan de
autofecundaciones o entrecruzamientos entre individuos tenera seleccionados. La
selección de los individuos tenera sigue los pasos adoptados para la selección de dura.
No obstante, la selección de individuos pisífera es imposible porque, como se mencionó
antes, generalmente son estériles o parcialmente fértiles. Por lo tanto, es necesario
evaluar las pisífera sobre la base de los cruzamientos de prueba con duras seleccionadas,
procedimiento que se suele denominar "Prueba de progenie". En esta prueba, cada
pisífera se cruza con varias duras y el comportamiento promedio de todos los
cruzamientos se toma como medida del valor o del mejoramiento de la pisífera. Para
determinar los demás componentes del rendimiento de aceite, se realizan análisis de
racimo. Normalmente tres racimos por palma se cortan en trozos con el fin de separar
las espiguillas del pedúnculo. Se toma una sub muestra de 2,5 kg para determinar la
proporción de frutos en el racimo. De esta sub muestra se toma nuevamente una muestra
de 250 g para determinar el contenido de mesocarpio, cuesco y palmiste. Luego se toma
una muestra de 5 g de mesocarpio seco para determinar el contenido de aceite, lo cual
generalmente se hace por extracción con solventes.
 Polinización
En los programas de cruzamiento, las inflorescencias femeninas se aíslan en una bolsa
de lona, pero lo suficientemente porosa para permitir la evaporación de la humedad. La
inflorescencia femenina se embolsa aproximadamente una semana antes de la antesis o
período receptivo. Se toman las precauciones necesarias para evitar la contaminación
con polen extraño. En palma de aceite no se requiere emasculación, puesto que las
flores masculinas y femeninas se forman en inflorescencias separadas.
La polinización se debe iniciar entre los 26 a 28 meses de sembrada la palma para
asegurar la buena formación de frutos y racimos, con índices de extracción, de más de
20 por ciento, es necesario hacer la polinización asistida, la cual puede ser manual o
entomófila.

 Polinización manual
Consiste en la utilización de una mezcla de polen y talco. La proporción de mezclas es a
razón de 20 partes de talco por uno de polen; esta mezcla se espolvorea 0.1
g/inflorescencia femenina, en estado de antesis (receptiva), tiene olor a anís. El
polinizador debe revisar cada planta para detectar las inflorescencias en estado
receptivo, la flor permanece en este estado por tres días, luego caduca. El porcentaje de
fructificación es de 60 por ciento de frutos normales.  
 Polinización entomófila
Las inflorescencias femeninas y masculinas emiten un suave olor a anís, que atraen
especialmente a unos pequeños insectos (curculiónidos), que se alimentan y se producen
en las flores masculinas, estos insectos tienen el cuerpo cubierto de vellosidades al que
se adhieren los granos de polen, que luego debo moverse entre las flores femeninas van
liberando y asegurando la polinización de estas. Uno de los insectos que mejor se ha
establecido en plantaciones de América, es Elaedobius kamerunicus (polinizador de
palma aceitera).

2.8. COSECHA Y POST COSECHA


2.8.1. Cosecha
La cosecha es una de las actividades más importantes en las plantaciones de la palma
aceitera y el éxito de la misma dependerá de una buena planificación. La cosecha de la
palma de aceite representa cada año aproximadamente el 32 por ciento de los costos de
producción e involucra el 50 por ciento del personal que trabaja en la plantación. La
producción de racimos se inicia entre los 30 y 36 meses después de la instalación en el
campo. La cosecha en la palma de aceite se realiza durante todo el año y para su
ejecución es conveniente conocer los siguientes aspectos: frecuencia de cosecha,
maduración óptima y controles de cosecha. La frecuencia o ciclos de cosecha, se refiere
al intervalo entre cosechas en un mismo lote. La frecuencia está asociada con la edad de
la palma, con el material genético utilizado y con las condiciones climáticas de la
región.
2.8.2. Post Cosecha
Como lo indica su nombre, poscosecha es un proceso posterior a la cosecha de una fruta
o producto de un cultivo, y en palma de aceite hace referencia al manejo dado a los
racimos de fruta fresca y al fruto desgranado. El manejo de la fruta en esta etapa tiene
como propósito:
Disminuir el tiempo requerido para trasladar la fruta al esterilizador.
 Disminuir el impacto de las condiciones climáticas sobre la fruta una vez
cosechada (temperatura, radiación solar, lluvia).
 Evitar al máximo el contacto y la mezcla de la fruta cosechada con impurezas de
origen orgánico (vegetal o animal) y mineral (piedras, arena, arcilla).
 Evitar o disminuir el daño físico a la fruta cosechada, ya sea por golpes,
magulladura o heridas.

La postcosecha, como proceso, se desarrolla en varias etapas, como son:

 Recolección de la fruta, Evacuación de la fruta a los sitios de acopio (transporte


primario de la fruta), Cargue de la fruta a los equipos de transporte.
 Transporte de la fruta (transporte secundario).

El proceso de postcosecha termina cuando se inicia el proceso de extracción del aceite


de la fruta, o sea en la esterilización. Para identificar el proceso de postcosecha se
describirá separadamente cada una de sus etapas, haciendo énfasis en los factores que
afectan la calidad o que generan pérdidas de fruta.
2.8.3. Tecnología Post Cosecha
 Fisiología postcosecha
Incluye los estudios de la evolución del deterioro fisiológico y senescencia de los
productos agrícolas, dinámica y control de la maduración, establecimiento de índices de
cosecha, atmósferas modificadas, encerado de producto, caracterización de variedades.
En la Palma Aceitera se realiza un Análisis bioquímico de los racimos que indican que
la máxima cantidad de aceite sintetizado se presenta cuando los frutos empiezan a
desprenderse del racimo, Otros procesos bioquímicos involucrados en la fisiología de la
maduración tienen que ver con la formación de carotenos, ácido linoleico, fosfolípidos,
ácidos grasos y glicéridos. Estos procesos bioquímicos que se dan en los frutos de la
palma de aceite durante la maduración, son normales y determinan la calidad final de la
fruta, la cual a su vez incide en la calidad del aceite obtenido después del proceso de
extracción; por lo tanto, la etapa posterior a la cosecha es de suma importancia para
conseguir una buena calidad del producto terminado y esa etapa es justamente la
postcosecha.
2.9. ALMACENAMIENTO

Por las características mismas del proceso de postcosecha, algunas veces es necesario
almacenar temporalmente la fruta en los patios. Cuando se tiene suficientes vagonetas y
el flujo del proceso es normal, el fruto se almacena en las vagonetas debidamente
estibadas. En el caso opuesto o cuando hay un exceso de producción, el fruto se
almacena en patios, a granel, con los consecuentes daños por magulladura, heridas,
golpes y pérdidas. Esto último induce a que por acción microbial y térmica se conduzca
a un deterioro extremo de la fruta, lo cual incide directamente en la calidad del aceite.

2.10. CONTROL DE CALIDAD


El principal objetivo del control de calidad es asegurar el cumplimiento de la disciplina
de cosecha y permitir a la administración tomar medidas en el momento preciso, de
manera que se pueda lograr y mantener una producción óptima de aceite de buena
calidad y a bajo costo. Un sistema de control de calidad (tanto a nivel de plantación
como de planta extractora) que se ha adoptado durante años de describe a continuación:

 Control de calidad a nivel de plantación


Demarcación de las labores de cosecha. Con el objeto de facilitar el control y tomar las
medidas disciplinarias correspondientes, cada cosechador debe tener un determinado
número de labores fijas, según el patrón de cosecha, la topografía y su promedio de
productividad.

 Calidad de la cosecha
En la planta extractora En el lugar de recibo, la gerencia de planta llevará a cabo una
clasificación del lote de racimos. Normalmente, esta clasificación la realiza una persona
capacitada para ello. La cantidad mínima de racimos que se requiere para hacer la
clasificación es de 100 y siempre se debe hacer con racimos frescos recién cortados. Los
parámetros de clasificación incluyen el porcentaje de racimos negros y duros, de
racimos podridos, de pepa suelta, la longitud del pedúnculo y la cantidad de
desechos/basura/piedra. Semanalmente se presenta un informe sobre los resultados a
todas las plantaciones que envían fruto, con el objeto de mantenerlas informadas acerca
de la calidad de los racimos, de manera que puedan tomar las medidas necesarias en la
plantación correspondiente

2.11. CARACTERÍSTICA DEL PRODUCTO

Debido a su composición de ácidos grasos como los carotenoides (incluyendo la


provitamina A) y las vitaminas D, E y K y a su contenido de antioxidantes naturales
como la vitamina E, el aceite de palma es altamente resistente a procesos de oxidación y
polimerización, por lo cual puede ser sometido a altas temperaturas sin producir
residuos pegajosos, salpicaduras, espuma y sin degradarse rápidamente. Esto es
particularmente importante porque los materiales formados en el proceso de fritura se
acumulan en el aceite y se transfieren al alimento, lo que hace que pierda la calidad y,
por tanto, su sabor. 

Estas características hacen que el aceite de palma sea el más adecuado para las frituras.
Además, con el fin de competir con él, otros aceites de fritura deben ser parcialmente
hidrogenados, generando ácidos grasos trans, los cuales son perjudiciales para la salud.

2.12. INVESTIGACIÓN A NIVEL TESIS Y OTROS ESTUDIOS

2.12.1. La cadena de la palma aceitera


En Colombia, el Estado ha promovido diferentes instrumentos de política para
promover el desarrollo del cultivo, a través de alianzas productivas entre pequeños
productores y grandes empresas, y asegurando un mercado importante como el de los
biocombustibles. Si bien la inclusión de pequeños productores responde a que las zonas
con aptitud disponible presentan una estructura agraria donde predomina la agricultura
de pequeña escala, el apoyo ha permitido mantener importantes niveles de
productividad y convertir el modelo en una alternativa interesante para los
inversionistas.
Brasil también apuesta por formar una cadena inclusiva, al dar beneficios tributarios a
las empresas que compren RFF a pequeños productores. Si bien todavía falta trabajo
para incluir a los más pobres, el programa estaría dando buenos resultados. Brasil viene
trabajando desde hace varios años en fortalecer su gobernanza ambiental, esto le ha
permitido asegurar el cumplimiento de normas y condiciones que el Estado ha
establecido como parte de la expansión de la palma aceitera en el país. En el Ecuador,
ha sido identificar las áreas potenciales para la palma; este proceso de identificación
sigue criterios ambientales reconocidos internacionalmente, por lo que las áreas
potenciales disponibles corresponden a las tierras degradadas y previamente
deforestadas, que cumplen con criterios agroecológicos propios del cultivo, y que
respeten derechos legales otorgados.
III. PANORAMA EN EL PERÚ EN AMÉRICA Y EN EL MUNDO

3.1. Diagnóstico Contexto Regional Nacional Y Regional


3.1.1 Diagnostico Del Contexto Nacional
En nuestro país el cultivo de la palma aceitera se desarrolla a través de pequeños y
medianos productores, como también medianos y grandes empresas. Los pequeños
productores pueden estar o no asociados, existiendo diferentes vínculos entre éstos y las
plantas procesadoras. Hasta el año 2011 la superficie instalada de palma aceitera era de
56 mil hectáreas aproximadamente, este dato hasta el año 2014 registra en 58 mil
hectáreas, observándose un incremento de 3.0%, que involucra a las regiones de San
Martín, Loreto, Ucayali, y Huánuco. El cultivo de la palma aceitera en el Perú se
desarrolla tanto a través de pequeños y medianos productores, como en grandes
plantaciones. Los pequeños productores pueden estar o no asociados, y existen
diferentes vínculos entre estos y las plantas extractoras o plantaciones.
Los principales productores de palma aceitera en el país son el Grupo Palmas, que
incluye cinco empresas; las asociaciones de productores creadas a partir del programa
de Desarrollo Alternativo, y las empresas que manejan la planta extractora en las que
estas asociaciones participan; otras empresas que manejan plantas extractoras, y que en
algunos casos también tienen productores socios; y otros productores e inversionistas no
asociados. Las empresas del Grupo Palmas incluyen tres plantaciones: Palmas del
Espino, Palmas de Shanusi y Palmas del Oriente, que suman más de 25 000 hectáreas; y
dos empresas extractoras: Industrias del Espino e Industrias de Shanusi.
Las principales asociaciones y empresas del programa de desarrollo alternativo son:

 Comité Central de Palmicultores de Ucayali (COCEPU) y su planta Oleaginosas


Amazónicas (OLAMSA) en Neshuya, que suman 6 154 hectáreas
 Asociación de Palmicultores de Shambillo (ASPASH) y su planta Oleaginosas
Padre Abad (OLPASA) en Aguaytia, que suman 4 891 hectáreas.
 Asociación de Palmicultores de Tocache (ACEPAT) y su planta Oleaginosas del
Perú (OLPESA) en Tocache, que suman 6 859 hectáreas.
 Asociación Jardines de Palma (JARPAL) y su planta Industria de Palma
Aceitera de Loreto y San Martin (INDUPALSA) en Caynarachi, que suman 5 158
hectáreas.

Según las estadísticas de JUNPALMA (nueva organización nacional representativa de


los palmicultores), el Grupo Palmas representa el 33% del total de la superficie
cosechada con palma aceitera, las cuatro asociaciones del programa de desarrollo
alternativo representan 33%, y otras asociaciones e inversionistas pequeños y medianos
un 19%.

JUNPALMA también registra estadísticas indicando que, actualmente hay 7 000


productores asociados, entre productores pequeños y medianos. Cada uno tiene un
promedio de 5 hectáreas, con que se crean empleos permanentes (la palma aceitera
puede tener hasta 30 años de manejo). Asimismo, en 2014, el área sembrada con palma
aceitera sumó más de 77 mil hectáreas, de este total las áreas en producción ascendieron
a 47 mil hectáreas (el equivalente al 61% del total) y 21 mil hectáreas están en etapa de
crecimiento (39% del total). Es importante considerar que actualmente casi un 40% de
las áreas se encuentran todavía por producir, y es clave evaluar el destino de esta
producción futura.

En los últimos años la producción nacional de RFF de palma aceitera ha registrado una
evolución favorable, el volumen nacional aumentó desde 236 mil TM en 2006 hasta 618
mil TM en 2014. Cabe señalar que el 77% de la producción se realiza en las zonas de
San Martin y Ucayali. Asimismo, estas evidencian la mayor proporción de áreas con
palma en estado de producción, 82% y 34% respectivamente.

En contraste, existen zonas emergentes como la provincia de San Pedro de Cholón en


Huánuco, donde la producción se inició a partir del 2011; mientras que las otras zonas
se encuentran en Loreto, en el eje de la carretera Iquitos – Nauta y en Yurimaguas. Los
rendimientos de RFF Según JUNPALMA, en el 2014 se registraron un rendimiento
promedio de 13.7 toneladas por hectárea. San Martín destaca con un rendimiento
promedio de 16 toneladas por hectárea, le sigue Ucayali con un promedio de 13
toneladas por hectárea, Loreto y Huánuco con 12 y 11 respectivamente. En el 2014 el
mercado de aceites y grasas comestibles en el Perú alcanzó un volumen de producción
sin precedentes el cual ascendió a 362 mil TM. De este modo, la oferta de aceite vegetal
pasó de 76.7 mil TM en el 2000 a 262.8 mil TM en el 2014.

La demanda de aceite de palma ha presentado en estos quince últimos años un


crecimiento promedio anual de 17%, la misma que inicialmente ha sido abastecida por
aceite de palma nacional. Sin embargo, a partir del 2002, ante la presión del mercado
interno por mayores volúmenes, se recurre a crecientes importaciones, las cuales
registraron un crecimiento promedio anual de 35%.

En cuanto a las exportaciones de aceite refinado de palma, estas registran una cifra
excepcional en el 2014, con 6.7 mil TM, de estas un 91% se orientan a Chile. Para el
período enero-octubre del 2015, estas exportaciones han aumentado en un 105%, en
especial hacia el mercado chileno y en menores volúmenes hacia otros países del
Mercosur y la Comunidad Andina. Cabe señalar que los mercados hacia donde ingresan
las exportaciones peruanas de aceite crudo y refinado de palma, se encuentran liberados
del pago de aranceles en el marco de los acuerdos comerciales suscritos.

Finalmente, en abril de 2007 se aprobó el Reglamento para la comercialización de


biocombustibles (Decreto Supremo Nº 021-2007-EM), que estableció la obligatoriedad
de comercializar diésel Nº 2 mezclado con un porcentaje de biodiesel en todo el país.
Dicha norma dispuso que, a partir del 01 de enero de 2009, el porcentaje de biodiesel
usado en la mezcla fuera de 2%, y a partir del 01 de enero de 2011, el porcentaje de
biodiesel usado en la mezcla sería de 5%. Esto generó expectativas entre los
palmicultores, al crearse una demanda nacional de biodiesel a partir de enero de 2009, a
fin de dar cumplimiento a la obligatoriedad de comercializar un combustible mezcla
diésel B2 entre 2009 y 2010, y diésel B5 a partir de 2011. De acuerdo con el
INDECOPI los requerimientos de biodiesel por parte de las refinerías establecidas en el
mercado peruano (refinería la Pampilla y las refinerías de PetroPerú), para la
producción de diésel B2 en el año 2010 alcanzaron las 85 mil TM. La demanda nacional
de biodiesel se incrementó a un mayor ritmo desde 2011, debido a que empezó a regir la
obligatoriedad de usar un mayor porcentaje de biodiesel (5%) en la mezcla con diésel
para la comercialización del combustible diésel B5 en el mercado peruano.

3.1.2 Diagnostico Del Contexto Regional


En la región de San Martin, las zonas de producción más importantes están ubicadas en
las provincias de Lamas y Tocache; Existen paisajes distintos en donde las plantaciones
de palma aceitera tienen una presencia histórica y se ha producido una expansión en los
últimos años:

a.- Provincia de Tocache, San Martín, dominado por la presencia del Grupo Palmas
(Palmas del Espino) y sus productores asociados FREDEPALMA-SM, así como
OLPESA y sus productores asociados a ACEPAT, etc.
b.- Río Shanusi-Caynarachi, que abarca los distritos Caynarachi y Yurimaguas en la
frontera de San Martin - Loreto dominado por Industria de Palma Aceitera de Loreto y
San Martin SA (INDUPALSA) y sus productores asociados (Asociación de Productores
Jardines de Palma - JARPAL), así como las nuevas plantaciones y ampliaciones del
Grupo Palmas (Palmas de Shanusi, etc.)

3.1.3 Área Productiva Y Condiciones Territoriales


Los productores de Palma aceitera en la región San Martín se identifican de dos
maneras: Productores privados y productores individuales organizados, y éstos están
ubicados tanto en la zona del Alto Huallaga provincia de Tocache, como en el Bajo
Huallaga provincia de Lamas. En su mayoría poseen sus predios titulados, algunos
tienen pendiente el saneamiento de sus predios. Actualmente la Dirección de Titulación,
Reversión de Tierras y Catastro Rural ha programado el saneamiento y titulación en las
provincias de Tocache y Lamas (En la zona del Bajo Huallaga).

3.2. Diagnóstico Del Contexto Internacional


La palma es uno de los cultivos oleaginosos que ha registrado mayor crecimiento a nivel
mundial y actualmente se cultiva en aproximadamente 42 países, siendo Malasia e
Indonesia los que registran la mayor concentración que representa el 85% de la
producción mundial, el resto lo cubren los países como Tailandia, Colombia, Ecuador,
Costa Rica, Brasil, Honduras y Guatemala.

Según la FAO, Indonesia Malasia y Nigeria son la que concentran el 81.6% de


superficie de palma aceitera, equivalente a 14 millones de hectáreas. En Sudamérica
Colombia, Ecuador y Brasil representan el 3% de la superficie mundial, que equivale
aproximadamente a 542 mil hectáreas.

El aceite de palma representa el 35.0% de la producción mundial de aceites vegetales,


mientras que el aceite de soya registra el 27.8%. Del mismo modo, el aceite de palma
representa el 63.0% de las importaciones mundiales de aceites vegetales, mientras que
el aceite de soya solo el 15.2%. Por otro lado, las exportaciones de aceite de palma en el
año 2015/16 ha registrado un incremento de 4.2%, y se espera que aumenten hasta 47.0
millones de toneladas, manteniendo una participación promedio de 61.4% con respecto
a las exportaciones de aceites vegetales. La cotización y los precios del aceite de palma,
en los últimos 30 años han tenido una tendencia de crecimiento, principalmente por la
promoción de los biocombustibles.

VI. PERÚ COMO PAÍS EXPORTADOR

4.1. Empresas Exportadoras En El Perú

El Grupo Romero casi monopoliza las exportaciones de aceite refinado (98%), y


controla poco más de la mitad del comercio externo de aceite crudo (58%). Esta
industria no tiene mucho tiempo trabajando. Hace ocho años no había exportaciones,
pero en los últimos siete se han exportado a nivel nacional 346 mil toneladas (US$ 253
millones) entre aceite de palma crudo y refinado. 

Según cifras de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración


Tributaria (Sunat), en siete años (2013-2019), el Grupo Romero exportó aceite de palma
a través de cuatro empresas: Industrias del Espino (la mayor exportadora del país con
39.5%; Alicorp SA (25.7%); R Trading SA (3.5%) y Sociedad Industrial Yurimaguas
SAC (hoy Industrias del Shanusi SA, con 1.7%). También hay empresas exportadoras
como exportadora Romex, Sol de palma, industria Oleana Perú.
V. DEMANDA PROYECTADA HISTÓRICA EN EL MERCADO EXTERNO
La demanda global para el año 2020 se calculaba en 68 Millones de TM. El mercado
internacional se sitúa en los continentes de Europa, Asia y América. Los principales
exportadores son: Indonesia y Malasia. Los principales importadores son: La India,
Unión Europea y China. En el ámbito nacional el mercado más importante es Lima.

Los mercados de consumo internacionales son: Rusia, EE UU, China y la Unión


Europea. Las empresas compradoras extranjeras de del ACP son:
 Amanvida
 Alphagheath
 Nutiva
 OrganicsOverseas
 Tropical Traditions
A nivel nacional son:
 Alicorp.
 Industria Alpamayo S.A
 Oleoficio Lima S.A.
 Ompania Industrial La Union S.A., entre otros.

VI. CADENA DE VALOR


La palma africana presenta una cadena de valor compuesta por tres eslabones
agroindustriales, que se inicia con la fruta de la palma. Le sigue el aceite crudo de palma
y la torta de palmiste, que son los productos industriales primarios. Finalmente el aceite
refinado de palma y sus fracciones que es el producto totalmente industrializado.
Debido a que el fruto es altamente perecible después de la cosecha de RFF, lo más
común es que las áreas de producción tiendan a ubicarse cerca de la planta extractora.
El proceso de extracción del aceite crudo de palma (ACP) consiste en esterilizar los
racimos o frutos, desfrutarlos, malaxar para extraer el aceite de la pulpa, clarificarlo y
recuperar las almendras del bagazo resultante. Este aceite de palma, no requiere del
proceso de hidrogenación en su primera fase para su utilización, lo que evita la
formación de grasa trans, que es perjudicial para la salud humana. Los productos que se
obtienen de este proceso son el Aceite de Palma Crudo(ACP) y Aceite Crudo de
Palmiste.
Del aceite crudo de palma se obtienen dos productos, la oleína, sustancia líquida que se
puede mezclar con otros aceites vegetales; y la estearinade palma, sólida, que sirve para
producir grasas para la elaboración de margarinas y jabones. Tras el proceso de
extracción del aceite, se obtiene como subproducto la torta, la cual se utiliza como
suplemento para la alimentación animal.

4.1 Plantas procesadoras de palma en la región san Martin.


EMPRESA LOCALIDAD REGION CAPACIDAD
TM/RFF/HORA
Industrias del Uchiza San Martín 60
espino
Palmas Bolívar Tocache San Martín 10
Olpesa Tocache San Martín 30
indupalsa Caynarachi San Martín 06

4.1.1 Descripción De Los Eslabones De La Cadena Productiva


- Proveedores Son empresas que abastecen insumos como pueden ser, abonos,
plaguicidas, equipos y herramientas.
- Prestadores de Servicios de Apoyo (Actores indirectos)

4.1.2 Capacitación y Asistencia Técnica:


Cooperación Internacional: Prodatu, GIZ,etc
Gobierno Nacional: SENASA, DEVIDA, INIA.
Gobierno Regional: DRASAM, DIRCETUR, DIREPRO, DREM, Universidades,
Institutos, etc.
4.1.3 Gestión y Políticas:
Regionales: Mesa Técnica, Gobiernos locales, GORESAM, Cámara de comercio.
Nacionales: MINCETUR, ADEX, Aduanas, SUNAT
4.1.4 Financieros:
IFIS Nacionales: AGROBANCO, BCP, BBVA, Cajas de ahorro y crédito.
IFIS Internacionales: RABOBANK, ROOT CAPITAL
4.2 Producción
En este eslabón se encuentran los productores organizados e independientes. Las
organizaciones son:
 Asociación Central de Palmicultores de Tocache-ACEPAT.
 Asociación de Productores Jardines de Palma-JARPAL. Los productores
organizados son aproximadamente1200
Las zonas productoras están ubicadas en el distrito de Caynarachi, provincia de Lamas;
y en el distrito de Tocache y Pólvora, provincia de Tocache.
Acopio
Se realiza directamente de los predios de los socios por los vehículos de las plantas
procesadoras cuando están al borde de las carreteras y en puntos de acopio donde
pueden llegar los vehículos. Algunos socios llevan sus racimos (RFF)en furgonetas a la
planta.
4.3 Transformación
Existen cinco plantas procesadoras en la región:
- Industrias del Espino S.A. con capacidad de 60 TM de RFF/hora. - Oleaginosas del
Perú S.A. (OLPESA) con capacidad de proceso de 30 TM de RFF/hora. - Palmas
Bolívar con capacidad de proceso de 10TM de RFF/hora. - Industrias de Palma Aceitera
de Loreto y San Martín S.A. (OLPESA) con capacidad de proceso de 6 TM de
RFF/hora.
Comercio
El 32% del aceite de palma es utilizado a nivel mundial en el mercado de aceites y
grasas comestibles. La demanda global para el año 2020 se calcula en 68 Millones de
TM. Los mercados de consumo internacionales son: Rusia,EE UU, China y la Unión
Europea. Las empresas compradoras extranjeras de del ACP son: Amanvida
Alphagheath Nutiva OrganicsOverseas Tropical Traditions A nivel nacional son:
Alicorp. Industria Alpamayo S.A Oleoficio Lima S.A. Ompania Industrial La Union
S.A., entre otros.
Mercados
El mercado internacional se sitúa en los continentes de Europa, Asia y América. Los
principales exportadores son: Indonesia y Malasia. Los principales importadores son: La
India, Unión Europea y China. En el ámbito nacional el mercado más importante es
Lima.
VII. PRODUCCIÓN

VII.1. Producción Mundial

MINAGRI (2016), menciona que la palma aceitera es uno de los cultivos oleaginosos
que mayor crecimiento ha registrado a nivel mundial, se cultiva en 42 países con mayor
incidencia en Malasia e Indonesia, que se han constituido en los principales productores
de aceite de palma, contando ambos con más de doce millones de ha de plantaciones de
palma. Malasia genera el 50 por ciento de la producción mundial (siendo 85 por ciento
exportado), en tanto que Indonesia le sigue con casi el 30 por ciento (exportando 40 por
ciento). Sin embargo, otros países se están sumado a la producción a gran escala de esta
oleaginosa y entre ellos se destacan Tailandia (con más de 200 000 ha) y Papúa Nueva
Guinea, que se ha constituido en el tercer mayor exportador mundial de aceite de palma.
También, existen ambiciosos planes de promoción de este cultivo en Filipinas,
Camboya y la India, así como en las Islas Salomón. En América Latina, Colombia (300
000 ha) y Ecuador (243 000 ha), han experimentado una ocupación creciente de su
territorio por esta palma, que se extiende a numerosos países como Honduras (50 000
ha), Brasil (127 000), Perú (77 000), Venezuela (30 000), Costa Rica (51 000),
Guatemala (15 000), República Dominicana (9 000), Nicaragua (4 000), México (4
000), así como Panamá, Surinam y Guyana (Anexo 3b). La producción de palma
aceitera viene creciendo en respuesta a la demanda internacional. Actualmente, en el
mundo, existen alrededor de 18 millones de ha cultivadas con palma aceitera (Rival y
Levang, 2015).

VII.2. PRODUCCIÓN EN EL PERÚ


Según estadística de JUNPALMA (2014), existen 7 000 productores asociados, entre
productores pequeños y medianos. Cada uno tiene un promedio de 5 ha, con que se
crean empleos permanentes (la palma aceitera puede tener hasta 30 años de manejo). En
el 2014 el área sembrada con palma aceitera sumó más de 77 mil ha, de este total las
áreas en producción ascendieron a 47 mil ha (el equivalente al 61 por ciento del total) y
21 mil ha están en etapa de crecimiento (39 por ciento del total). Es importante
considerar que, 40 por ciento de las áreas se encuentran todavía por producir, y es clave
evaluar el destino de esta producción futura de RFF, teniendo en cuenta el incremento
registrado a partir del año 2012. Las zonas donde se cultiva la palma aceitera
anteriormente han sido centros importantes del cultivo de coca.

VII.3. Zonas Productoras En La Región San Martin

Table: Ela
boración: Junpalma, 2012.

VIII. DEMANDA DEL MERCADO INTERNO


El mercado de aceites y grasas comestibles en el Perú ha alcanzado un volumen de
producción de 362 mil toneladas, tasa de crecimiento 3% al año. De acuerdo con los
registros de la SUNAT, existen más de 80 empresas ligadas a la producción y comercio
de aceites y grasas en el país con fines alimentarios y cosméticos. Sin embargo, el Perú
presenta un consumo bastante bajo de aceites y grasas las ventas se encuentran
concentradas en pocas empresas industriales.

Las importaciones registran una tasa de crecimiento promedio de 35%. Las


exportaciones muestran niveles poco significativos. La demanda interna aparente de
aceites de palma para el sector alimenticio nacional es de 150TM.
Es necesario crear oportunidades de negocios a través del desarrollo de inteligencia de
mercado y promocionar el aceite de palma peruano. Estrategia de promoción.

IX. ESTRATEGIA DE PRECIOS


IX.1. COSTOS.
X. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Arévalo, S. 2014. Promoviendo el Desarrollo Agro Industrial Sostenible de la Selva


Peruana: cartilla de difusión de palma aceitera (en línea). Visitado el 4 de abril del 2017.
Disponible en:
http://www.minagri.gob.pe/portal/download/pdf/direccionesyoficinas/dgca/Cartilla-
dedifusion-Palma.pdf

Dransfield, J., & Uhl, N. (2008). Genera Palmarum. The evolution and classification of
palms (Second edi., p. 732). Kew Publishing.

Gómez, A; Velázquez, J. 2010. Palma africana: antecedentes históricos. Universidad


Juárez Autónoma de Tasco. México. 13 p.

IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura). (2006). Cultivo de


Palma Africana: Guía técnica. Visitado el 10 de mayo del 2017. Disponible en:
http://www.galeon.com/subproductospalma/guiapalma.pdf

IIAP (Instituto de Investigación de la Amazonia Peruana). (2016). Fortalezas y


amenazas de un negocio exitoso. Gestión. Visitado el 1 de mayo del 2017. Disponible
en: http://gestion.pe/empresas/palma-aceitera-fortalezas-y-amenazas-negocio-exitoso

INEI (Instituto Nacional de Estadística e Informática). 2013. Resultados Definitivos del


IV Censo Nacional Agropecuario – 2012. Visitado el 18 de abril del 2017. Disponible
en: www.agrobanco.com.pe/pdf_cpc/FINAL_IV_CENAGRO.pdf

INIA (Instituto Nacional de Innovación Agraria del Perú). (2008). Plan Nacional de la
Palma Aceitera: resultados del plan nacional. Visitado el 10 de marzo del 2017.
Disponible en: http://www.biofuelobservatory.org/Documentos/Presentaciones/Plan-
Nacionalde Promocion-de-la-Palma-Aceitera.pdf

INIFAP (Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias).


2011. Programa estratégico para el desarrollo rural sustentable de la región sur-Sureste
de México: trópico húmedo. Chiapas, México. 3 – 12.
ITIS (2021). Catalogue of life: Annual checklist.

Latiff, A. (2000). The biology of the genus Elaeis. Advances in oil palm research
volume I (pp. 19-38).

MINAGRI (Ministerio de Agricultura y Riego del Perú). 2008. Pro inversión -


Promoción del cultivo e industrialización de la palma aceitera en el Perú. Visitado el 10
de abril del 2017. Disponible en:
http://www.minagri.gob.pe/portal/download/pdf/especiales/bioenergia/PROINVERSIO
N/P roInversion-PromocionDeLaPalmaAceitera.pdf

MINAGRI (Ministerio de Agricultura y Riego del Perú). 2012. Estudio Sobre la


Potencialidad de la Palma Aceitera para reducir la Dependencia de Oleaginosas
Importadas en el Perú. Dirección de Información Agraria. Dirección General de
Competitividad Agraria, Ministerio de Agricultura y Riego – MINAGRI. Lima, Perú.

MINAGRI (Ministerio de Agricultura y Riego del Perú). 2013. Ministerio de


Agricultura Perú. OEEE: Estadísticas de producción de palma. Visitado el 20 de mayo
del 2017. Disponible en: http://frenteweb.minag.gob.pe/sisca/?mod=consulta_cult

MINAGRI (Ministerio de Agricultura y Riego del Perú). 2016. Resolución Ministerial


N° 0281-2016-MINAGRI. Visitado el 12 de abril del 2017. Disponible en:
http://www.minagri.gob.pe/portal/download/pdf/marcolegal/normaslegales/resoluciones
ministerial es/2016/junio/rm281-2016-minagri.pdf

Ortiz, R; Fernández, O. 2000. El Cultivo de Palma Aceitera. Universidad Estatal a


Distancia. San José, Costa Rica. 191 p.

Turner, P., & Gillbanks, R. (2003). Oil Palm cultivation and management (p. 33). Kuala
Lumpur, Malaysia: The Incorporated Society of Planters.

También podría gustarte