Está en la página 1de 30

UNIVERSIDAD DE LA TERCERA EDAD

ESCUELA DE DERECHO

CARRERA: LICENCIATURA EN DERECHO

ASIGNATURA: DERECHO MATRIMONIAL

TEMA: DEMANDA EN PARTICION DE LOS


REGIMENES DE COMUNIDAD
FACILITADOR: DOMI ABREU

PARTICIPANTES:

29 DE JULIO 2021

Contents
1-INTRODUCCION...................................................................................................................................1
2-OBJETIVO GENERAL...........................................................................................................................2
3-OBJETIVOS ESPECIFICOS...................................................................................................................2
4-METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION........................................................................................3
5-DEFINICION DE PARTICION...........................................................................................................4
6-LA INDIVISION....................................................................................................................................4
7-TIPOS DE PARTICION........................................................................................................................5
7.1-PARTICION AMIGABLE.............................................................................................................5
7.2-PARTICION JUDICIAL................................................................................................................5
7.3-PARTICION TESTAMENTARIA................................................................................................5
8-PARTICION COMO OBJETO DE UNA SUCESION.......................................................................6
9-CONCEPTO Y FUNDAMENTO DE LA DEMANDA EN PARTICION.........................................6
10-CARACTERISTICAS DE LA ACCION EN PARTICION..............................................................7
11-QUIENES TIENEN PARTICIPACION EN LA ACCION EN PARTICION.................................7
12-TRIBUNAL COMPETENTE PARA CONOCER DE LA DEMANDA EN PARTICION DE BIENES.
.................................................................................................................................................................... 8
13-FORMA Y CONTENIDO DE LA DEMANDA EN PARTICION...................................................9
14-PARTICIPACION POR CAUSA DE DIVORCIO O DE SEPARACION....................................11
15-NATURALEZA JURIDICA DE LA COMUNIDAD LEGAL DE BIENES..................................11
16-FORMACION DE LA MASA CONYUGAL...................................................................................12
17-LEY 189-01 DEL 22/11/2001.............................................................................................................12
18-PARTICION DE LA MASA CONYUGAL...................................................................................................13
18.1-EL INVENTARIO DE LOS BIENES DE LA MASA COMYUGAL......................................14
18.2-FORMACION Y PARTICION DE LA MASA COMUN........................................................14
18.3-LAS RESTITUCIONES.............................................................................................................15
18.4-LAS COMPENSACIONES........................................................................................................15
18.5-PROPORCION EN QUE SE DIVIDE EL ACTIVO EN LA PARTICION...........................15
19-REGLAS DE LA PARTICION DE LAS SUCESIONES QUE SE APLICAN A LA PARTICION DE LA
COMUNIDAD.........................................................................................................................................15
20-ESQUEMATICA GENERALIZADA DE LA PARTICION JUDICIAL......................................16
21-TRIBUNAL COMPETENTE EN LA ACCION EN PARTICION................................................17
22-CONCLUSION...................................................................................................................................18
23-BIBLIOGRFIA.........................................................................................................................................21
LA DEMANDA EN PARTICION EN LOS REGIMENES DE COMUNIDAD.

1-INTRODUCCION

La partición de bieneses un procedimiento que se puede realizar tanto en el proceso de


divorcio como después del divorcio, También donde existen bienes sucesorales y donde
dos o más individuos poseen bienes en copropiedad. Como tal, es un tema de recurrencia
en nuestra legislación Dominicana,
Ahora bien, si existe partición de bienes es porque existe una masa de estos en propiedad
común, es decir, una comunidad de bienes. Si la propiedad de una cosa o el derecho sobre
la misma pertenece proindiviso a varios individuos, se establece la comunidad legal de
bienes. Así, todos los bienes que los cónyuges aportan al contraer matrimonio y los que
posteriormente adquieran, forman un fondo común que se divide entre ellos al disolverse
el matrimonio.
Sobre el origen de la existencia de esta figura jurídica no hay acuerdos generales.
Algunos se han atribuido encontrarlo en el Derecho Romano, otros en las costumbres
alemanas, francesas y en la influencia Cristiana. Se sabe que ya, en la alta Edad Media,
Francia lo poseía, desde donde han venido sufriendo modificaciones tanto en su
organización, composición y contenido, como es el caso del reconocimiento
jurisprudencial y legal de ciertos derechos a la mujer casada sobreviviente o envuelta en
comunidad de bienes.
En República Dominicana existe un sistema normativo disperso, que toca nuestro Código
Civil, la Ley de Tierras y de manera impositiva la Ley de Sucesiones y Donaciones y sus
modificaciones en el Código Tributario. El Artículo 815 del Código Civil, fundamenta la
indivisión que conforma un concepto general aplicable a cualquier masa común,
susceptible de liquidación, dada una copropiedad y múltiples derechos.
En el presente trabajo hemos querido hacer un esbozo apretado sobre el tratamiento que
le da nuestro Código Civil a la Demanda en Partición en los Regímenes en Comunidad.
Hemos querido comenzar conceptualizando sobre la partición, la indivisión para luego
adentrarnos en los tipos de partición, el concepto y fundamento de la demanda en
partición, sus formalidades y características, sus titulares activos así como también la
jurisdicción competente para accionar en la demanda en partición. Hemos tocado la ley
189-01 y hemos hablado sobre la formación y partición de la masa conyugal.

1
Por ultimo hemos hecho una esquematización, generalizada, de la partición judicial.
2-OBJETIVO GENERAL

Conocer las formalidades, normativa y procedimientos de la Demanda en Partición en los


regímenes de Comunidad.

3-OBJETIVOS ESPECIFICOS

a) Conceptualizar sobre el término Partición en sentido jurídico.


b) Conocer los tipos de demandas, sus formalidades, características y objeto.
c) Conocer sobre la competencia jurisdiccional de la Demanda en Partición.
d) Conocer la normativa aplicable a la acción en Partición.

2
4-METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION

Para la realización del presente trabajo, hemos realizado una investigación bibliográfica,
mediante la consulta de textos referentes al tema que nos ocupa que es la Demanda en
Partición en los Regímenes de Comunidad, con la intención de conocer su objeto de
estudio y aplicación. Luego hemos hurgado en las redes a fin de extraer, para estudiar y
analizar los artículos publicados en revistas digitales, escritas por los juristas expertos en
la materia en cuestión,. Por ultimo hicimos una recopilación de información de la
Constitución, las leyes aplicables de nuestro cuerpo normativo, en especial el Código
Civil de República Dominicana, con objeto de identificar los artículos que le sirven de
sustento al tema tratado en el presente trabajo. Con estos insumos conformamos el cuerpo
escrito, luego de hacer un análisis de los mismos, el cual le presentamos al profesor para
su consideración y evaluación.

3
5-DEFINICION DE PARTICION.

LA PARTICION, como lo define Henri Capitant, es la operación por la que los


copropietarios de un bien determinado o de un patrimonio ponen fin a la indivisión,
sustituyendo en favor de cada uno la parte que tenía sobre la totalidad del bien o
patrimonio, por una parte material distinta de aquella.
En Derecho hereditario se define la partición como aquel acto jurídico, unilateral o
plurilateral, necesario e irrevocable, de naturaleza declarativa, compuesto de un conjunto
ordenado de operaciones, verificadas sobre ciertas bases o supuestos de hecho y de
derecho y en el cual, después de determinarse el activo y el pasivo de la masa hereditaria
y de proceder a su avalúo y liquidación, se fija el haber de cada partícipe, se divide el
caudal partible y se adjudica cada lote de bienes formado a cada heredero respectivo,
provocando la transformación de las participaciones abstractas de los coherederos sobre
el patrimonio relicto
Puede solicitarse la partición de una comunidad, de una herencia, de una sociedad, de un
terreno, de una cosecha etc.
El principio general es, y de acuerdo con el art. 815 de nuestro C.C. que nadie puede estar
obligado a permanecer en estado de indivisión; por tanto, sea que se trate de una
sucesión, de una masa matrimonial, o bien de una copropiedad formada de común
acuerdo entre dos personas morales o físicas que, libre y voluntariamente, hayan
convenido adquirir de manera conjunta un bien determinado, ha de procederse a
demandar la partición ante los tribunales.

6-LA INDIVISION

La indivisión se define como la situación jurídica de una o varias personas titulares en


común de un derecho sobre un mismo bien o conjunto de bienes sin que exista división
material de sus partes. El acto que pone fin a la indivisión es la partición; si la misma es
una indivisión sucesoria, puede ser ejercitada por todos aquellos que tengan vocación
sucesoral a partir de la apertura de la misma sobre los bienes del de cujus, desde la
muerte hasta la partición.

4
7-TIPOS DE PARTICION.

La partición puede llevarse a cabo de tres formas:


(a) Partición amigable.
(b) Partición judicial.
(c) Partición testamentaria.

7.1-PARTICION AMIGABLE.

La Partición amigable (en la que los herederos han acordado armoniosamente la división
de los bienes comunes. La partición amigable está sujeta a acuerdos entre los coparticipes
que le serán sometidos al Tribunal para fines de homologación; si estamos en presencia
de una sucesión ésta será precedida de una determinación de herederos, que no es
litigiosa, vale decir, no se da en jurisdicción contenciosa sino graciosa o de carácter
administrativo);

7.2-PARTICION JUDICIAL.

La Partición judicial es la que, cuando no existe de acuerdo entre los herederos, se deja en
manos del tribunal decidir la forma en que los bienes serán distribuidos. La judicial es
obligatoria en caso de desacuerdo de los coparticipes. Está sometida a una serie de
formalidades, que pasan por el nombramiento de peritos para los fines de tasar
constitución de lotes, sorteos de los mismos, llegando hasta la venta en pública subasta
cuando los mismos resulten difícil de dividir, todo esto está fundamentado en el Artículo
815 del Código Civil y el 966 y siguientes del Código de Procedimiento Civil.

7.3-PARTICION TESTAMENTARIA

La Partición testamentaria en la que el de cujus –aquel de cuya sucesión se trata, ha dispuesto, con arreglo a
determinadas reglas, la forma en que los bienes comunes serán atribuidos a los herederos.

5
8-PARTICION COMO OBJETO DE UNA SUCESION.

La sucesión, como es sabido, se abre con la muerte del de cujus. Esta circunstancia
(fallecimiento) sólo se acredita en justicia mediante la aportación del acta del estado civil
correspondiente: acta de defunción.

En esta materia se produce una excepción al principio general de la prueba, conforme al


cual   los hechos no controvertidos han de tenerse como ciertos ante los tribunales:
cuando se trata de asuntos atinentes al estado de la persona, según la mejor doctrina, debe
probarse con el acta de estado civil correspondiente, aun cuando la muerte o el divorcio
no sea controvertido por las partes. Así, para proceder a la partición de una herencia o de
una masa conyugal, necesariamente debe probarse adecuadamente cada situación atinente
al estado de la persona.

Asimismo, debe probarse la condición de heredero, sea mediante la constancia del trámite
de determinación de herederos, o mediante cualquier otro medio o circunstancia válida. A
diferencia del estado de la persona, se ha decidido a nivel de cortes de apelación, que si la
condición de heredero no es contradicha por ninguna de las partes, ha de darse como
establecida.

En suma, la procedencia de la partición de una sucesión redunda en dos cuestiones


puntuales:

A) - Prueba de la muerte del de cujus y

B) - Condición de heredero de la parte demanda

9-CONCEPTO Y FUNDAMENTO DE LA DEMANDA EN PARTICION

Los comuneros son, por regla general, los que poseen el derecho a solicitar la acción en
partición (partición de los bienes comunitarios). El reconocimiento de este derecho por

parte del ordenamiento jurídico de favorecer la partición y no el mantenimiento de la


comunidad se funda sobre todo en las comunidades incidentales, las nacidas sin la
voluntad
6
propia de los comuneros, y es lógico que en estas hipótesis se piense que ellos desean
salir de la situación no buscada.

10-CARACTERISTICAS DE LA ACCION EN PARTICION.

a) Es una Acción Personal. Puede dirigirse únicamente contra las personas que tienen la
calidad de comuneros.
b) Supone un litís-consorcio pasivo necesario. La acción de partición debe promoverse
contra todos los comuneros, porque si se omite alguno no se logrará el fin perseguido,
que es la disolución de la comunidad: la partición efectuada será inoponible al preterido.
c) Es un derecho potestativo. El derecho de pedir la partición de los bienes comunes se
incluye entre los derechos potestativos, que son aquellos que permiten a sus titulares,
mediante un acto unilateral, cambiar la situación jurídica de otros sujetos, sin que estos
últimos nada puedan hacer sino resignarse a sufrir el cambio. Se comprende que una
súbita o inopinada solicitud de partición pueda resultar perjudicial para los demás
comuneros.

d) Es irrenunciable e imprescindible. La acción de partición tiene un fundamento de


orden público: poner fin a un estado que dentro de la economía liberal, no favorece, sino
que traba el desarrollo de las iniciativas individuales, base del progreso colectivo o social.
El derecho de pedir la partición no sólo mira al interés individual de su titular, sino
también al de la sociedad toda y, por ende, es irrenunciable.

11-QUIENES TIENEN PARTICIPACION EN LA ACCION EN PARTICION.

Los titulares activos de la acción en partición son:


1) los comuneros;
2) sus herederos;
3) el cesionario de un co-asignatario, y otros sujetos, como los propietarios fiduciarios del
fideicomiso asignado, cuya situación no precisaremos especialmente en este estudio.

7
12-TRIBUNAL COMPETENTE PARA CONOCER DE LA DEMANDA EN
PARTICION DE BIENES.

Conforme al Artículo 822 del Código Civil, todas las contestaciones de carácter litigioso
que se susciten entre coparticipes o herederos, deberán ser resueltas por el Tribunal del
Juzgado de Primera Instancia, en sus atribuciones civiles, del lugar de la apertura de la
sucesión y homologar los actos bajo firma privada y la determinaciones de herederos, en
situaciones amigables cuando los bienes son de carácter mobiliario o se trate de retiros de
valores y/o manejos de títulos y acciones, en manos de terceros.

Sobre la competencia en materia de bienes sucesorales, la Suprema Corte de Justicia ha


fijado el siguiente precedente: “El tribunal de Tierras es competente para conocer del
procedimiento relativo a la partición entre herederos o copartícipes de los derechos,
registrados o no, a nombre de su causante, en el caso en que hubiesen inmuebles, sólo
cuando todo se pusieran de acuerdo. Fuera de este caso, y tratándose de una acción de
carácter personal, es la jurisdicción ordinaria la competente.
Se confeccionará un acto bajo firma privada el cual se inscribirá o transcribirá
dependiendo si se trata de Registro de Títulos o de la Conservaduría de Hipotecas, a los
fines de hacerle oponible a los terceros probables acreedores, estas operaciones con su
publicidad.
Existen situaciones que más que excepciones a esta regla, son previsiones legales que
obligan a realizar la partición por vía judicial y prohíbe la vía amigable, ej.: a) Cuando
no hay unanimidad entre los herederos, para proceder a una partición amigable; b)
Herederos menores de edad, incluso emancipados e interdictos; c) Cuando entre los
herederos haya ausentes, o incluso cuando no se encuentren representados algunos no
presentes.
Cuando la jurisdicción civil ordinaria está apoderada de la demanda en partición de la
universalidad de los bienes que figuran en el patrimonio de una sucesión determinada,
dicha jurisdicción es competente para decidir todo lo relativo a ese patrimonio, incluso
para conocer de las impugnaciones que se hagan a las liberalidades testamentarias, aun
cuando estas se refieran a bienes registrados catastralmente; que tan pronto cómo se
intenta la demanda en partición por ante la jurisdicción civil ordinaria, ya el Tribunal de
Tierras, que es una jurisdicción especial, deja de ser competente para conocer de las
demandas conexas que puedan surgir con motivo de la forma de distribución de los
bienes del acervo sucesoral en litigio.

8
13-FORMA Y CONTENIDO DE LA DEMANDA EN PARTICION.

Actuando en función del Artículo 966, del Código de Procedimiento Civil, y en atención
a los Artículos 823, 838 y 815 del Código Civil, la partición hecha judicialmente se
procederá a ella a requerimiento del titular más diligente, mediante acto de alguacil, con
una relación sumaria que exponga cronológicamente los hechos, a partir de la muerte del
de cujus, apoyándose en una determinación de heredero que será depositada ante el
mismo Tribunal, con los documentos que justifican el accionar de que se trata: acta de
defunción, acta de nacimiento de los coherederos y las piezas que contienen los bienes
con su inventario, objeto de la partición y con observaciones generales de la situación en
que se encuentran estos bienes, quien tiene la posesión, contrato de alquiler si los hubiere
y un estimado de los valores que representan los activos.
Según el artículo 838 del Código Civil, es obligatorio acudir a la Partición Judicial,
cuando entre los coherederos existen menores de edad, aunque estuviesen emancipados,
ausentes o interdictos. Deberá realizarse siguiendo las prescripciones descritas en los
artículos 819 al 837 de texto antes citado. Según lo que establece el artículo 466  del
Código Civil, para que la partición tenga efecto respecto a los menores de edad, deberá
realizarse con el auxilio de un perito que será nombrado por el tribunal donde se haya
abierto la sucesión. Éstos se encargarán de formar lotes, que serán sacados al azar, y
deberá hacerse en presencia de un miembro del tribunal o un notario designado por el
mismo, quien hará entrega de los lotes.
En lo que se refiere reglas de procedimiento, los artículos del 966 al 985 del Código de
Procedimiento Civil son los relativos a este tema.
El artículo 966 establece que en los casos previstos en los artículos 823 y 838, que se
refiere a cuando se impone la partición judicial, siempre provendrá de la parte que resultó
ser más diligente. El artículo 967, establece que cuando existan dos demandantes el
proseguimiento le pertenecerá a aquel que haya visado primero el original del acto de
requerimiento por el secretario del tribunal. El artículo 968 establece que uno de los
requisitos de fondo, es que el tutor designado para los casos en que incluyan menores de
edad e interdictos, deberán ser regidos por las reglas relativas al Consejo de Familia.

El artículo 969 establece que la sentencia en partición se comisionará un juez y un


notario, en caso que en el transcurso del procedimiento, estos tuviesen algún
inconveniente, el Presidente del Tribunal mediante auto, determinará su reemplazo. El
artículo 970 establece cuando se emita la sentencia en partición, el tribunal decidirá la

9
partición o la venta por licitación, estableciendo así el monto en que deberá hacerse, o la
partición, no siendo
requisito necesario el de una tasación previa, aun hubieren menores de edad envueltos.  
 

14-PARTICIPACION POR CAUSA DE DIVORCIO O DE SEPARACION.

Cada pareja tiene derecho a reclamar parte de los bienes que se han fomentado durante la
relación en pareja. Esta prerrogativa no es exclusiva del matrimonio, ya la Constitución
proclamada el 26 de enero de 2010, en el art. 55, numeral 5, ha reconocido derechos a las
uniones de hecho, al establecer lo siguiente: La unión singular y estable entre un hombre
y una mujer, libres de impedimento matrimonial, que forman un hogar de hecho, genera
derechos y deberes en sus relaciones personales y patrimoniales, de conformidad con la
ley.

Dependiendo de la naturaleza de la relación: si es matrimonial, que interviene un


contrato, o si es de hecho, en ausencia de contratación, serán distintas las pruebas y
situaciones a acreditar para que proceda la partición.

15-NATURALEZA JURIDICA DE LA COMUNIDAD LEGAL DE BIENES.

El hecho de que haya partición supone que hay una previa existencia de bienes cuya
propiedad es común entre varias personas.

La comunidad legal de bienes es una copropiedad de naturaleza particular diferente de


una asociación o sociedad ordinaria de hecho. Cinco criterios favorecen esta aseveración;
a saber.

1- En las sociedades ordinarias las partes fijan libre y voluntariamente el día en que
esa sociedad comienza a existir. El nacimiento de la comunidad legal de bienes
existe desde que el Código Civil lo dispone, es decir, desde el mismo día de la
celebración del matrimonio.
2- La comunidad conyugal termina por una serie de causas taxativamente designadas
por el Código Civil, mientras que la disolución de sociedades ordinarias se deja al
criterio de los socios fundadores, por las causas que ellos lo estimen.

11
3- En las sociedades ordinarias los asociados poseen acciones por valor determinado.
En la comunidad legal de bienes los esposos tienen sobre los bienes comunes
derechos independientes de la cuantía de sus aportes respectivos.
4- En sociedades ordinarias los socios reglamentan la administración en la forma en
que ellos desean. La comunidad legal de bienes está regulada por la ley: es ella
quien dispone el ejercicio de la administración a cargo de ambos cónyuges.
5- Las sociedades ordinarias, a las que se asimilan las sociedades de hecho, tienen por
objeto fundamental la realización económica, es la actividad comercial lo que los
socios pretenden, y obtener ventajas pecuniarias de ella. Esto le es ajeno al
matrimonio, el régimen de comunidad o el concubinato.

16-FORMACION DE LA MASA CONYUGAL.

El Código Civil dominicano en su artículo 1401 dispone que la comunidad se forma


activamente:

a) De todo el mobiliario que los esposos poseían en el día de la celebración del


matrimonio, y también de todo el que les correspondió durante el matrimonio a
título de sucesión, o aun de donación, si el donante no ha expresado lo contrario;
b) De todos los frutos, rentas, intereses y atrasos de cualquier naturaleza que sean
vencido o percibidos durante el matrimonio, y provenientes de los bienes que
pertenecían a los esposos desde su celebración, o que les han correspondido
durante el matrimonio por cualquier título que sea;
c) De todos los inmuebles que adquieran durante el mismo. En principio, los
inmuebles adquiridos a título oneroso en el curso del matrimonio son gananciales y
por tanto entran en comunidad.
Algunos bienes muebles e inmuebles no entrarán en la comunidad, mediante
excepciones establecidas por el mismo Código Civil, y por tanto no serán objeto de
partición.

17-LEY 189-01 DEL 22/11/2001.

12
Esta es una de las leyes más importantes que en el ámbito del derecho civil se ha dado en
el país en los últimos años, con relación a cambiar la condición jurídica de la mujer
casada
en la administración y disposición tanto del patrimonio común en el matrimonio, como de
los bienes de esta en caso de matrimonio con separación de bienes.
Mediante esta ley se modificó y derogó gran parte de los artículos del Código Civil que
discriminaban la mujer casada en la administración de sus bienes propios y los bienes de
la comunidad matrimonial, los que conferían al marido la potestad marital sobre la mujer,
las cláusulas de limitación para la mujer casada sin comunidad, de administrar sus
propios bienes, la formación de la comunidad matrimonial pasivamente, con los cuales
las mujeres permanecían en la más absurda desprotección e injusticia en el Código Civil.

Modificó los artículos 1388,1409, 1412, 1414, 1416 1419, 1421, 1422, 1423, 1424, 1149
y 1469 del Título V del Código Civil relativo al contrato de matrimonio y de los derechos
de los respectivos esposos. Se destacan en las modificaciones que se suprime la
designación del marido como jefe de la comunidad (art. 1388); que el pasivo de la
comunidad está integrado por las deudas contraídas por el marido y por la mujer (art.
1409), anteriormente solo entraban las deudas contraídas por la mujer con la autorización
de su marido. El marido y la mujer son los administradores de los bienes de la
comunidad, pueden venderlos o hipotecarlos con el consentimiento de ambos.
Anteriormente, el marido podía hacerlo sin el consentimiento de la mujer y sólo se
necesitaba del consentimiento de ella para el caso de la vivienda familiar.

Esta disposición legal deroga los artículos 1410, 1413, 1415, 1417, y 1420 de la Sección
I, párrafo II, Capítulo II del Título V. Los artículos 1426, 1427, 1428 de la Sección I.
Capítulo II, del Título V. La Sección IV, Capítulo II, Título V, que tiene como título “De
la aceptación de la comunidad y de la renuncia que de ella puede hacerse con las
condiciones que le son relativas”. Artículos 1453 hasta el 1466. Los artículos 1492 al
1495 de la Sección VI, Capítulo II, Título V; y los artículos 1530 y 1531, de la Sección
IX, párrafo I, Capítulo II, Título V.

18-PARTICION DE LA MASA CONYUGAL.

El Código Civil enumera cuatro causas de disolución de la comunidad: la muerte natural,


el divorcio, la separación de cuerpos y la separación de bienes. Subsisten otros dos que
resultan de textos especiales y que no se encuentran taxativamente enumerados por el
artículo 1441: la ausencia de uno de los esposos y la anulación del matrimonio. En total,
se tienen seis causas de disolución de la comunidad legal de bienes.
Clasificación de las causas de disolución.- Esas seis causas se clasifican en dos
categorías:

13
a) La disolución indirecta, por vía de consecuencia;
b) La disolución directa y por vía principal.
A la primera especie pertenecen los acontecimientos que rompen el matrimonio:
fallecimiento de uno de los esposos, divorcio y anulación.
A la segunda especie pertenecen aquellas causas que, implicando el mantenimiento de la
unión, afectan sólo al régimen matrimonial: separación de cuerpos, separación de bienes,
ausencia.
Entre las seis causas, dos operan con efecto retroactivo entre las partes: el divorcio y la
separación de cuerpos. Pero, hay una causa que opera con efecto retroactivo no sólo entre
las partes sino también erga omnes: la separación de bienes. Las otras causas, por el
contrario, tienen la particularidad de que no producen efecto retroactivo: fallecimiento,
ausencia, anulación.

18.1-EL INVENTARIO DE LOS BIENES DE LA MASA COMYUGAL.

El inventario de los bienes procede como obligación legal dispuesta por el artículo 1442
del Código Civil. Es el hecho de cuantificar los bienes comunes.
El Código Civil no determina la forma en que debe tener lugar el inventario, salvo las
disposiciones del artículo 1456 que establecía la necesidad de realizarlo en forma
notarial, pero ese artículo ha sido suprimido por la Ley 189-01, de 2001. Sin embargo, la
modificación dispuesta por la ley citada no afecta el Código de Procedimiento Civil, que
en sus artículos 942 a 944 señala otras formalidades que debe reunir el inventario para su
validez. Las principales cualidades son las tres siguientes: el inventario debe ser exacto,
debe ser fiel y debe ser regular.

18.2-FORMACION Y PARTICION DE LA MASA COMUN.

La partición de los bienes comunitarios es una operación compleja que supone dos clases
de operaciones: en primer lugar, es necesario proceder a la formación de la masa partible.
En segundo lugar, luego de haberla formado, es necesario partirla y dar a cada
copropietario lo que corresponda. En cuanto se refiere a la formación de la masa partible,
es delicada y compleja: supone que la comunidad se reconstituye sobre sus bases exactas
y en todos sus elementos constitutivos. Es decir, los esposos entregan a la comunidad los

14
bienes comunes
que detentan y, al mismo tiempo, retiran de la comunidad, en forma de restituciones o
deducciones, los bienes que forman parte de la masa común pero atribuida a uno de los
esposos (como el caso de los muebles personales).

18.3-LAS RESTITUCIONES.

La restitución que uno de los esposos hace retirando de la masa común de bienes los que
le pertenecen puede tener dos formas en el primer caso tiene lugar en especie (naturaleza)
o en dinero.
En cuanto a las restituciones en naturaleza, el copropietario se presenta, recobra su bien
en especie. En cuanto a las restituciones en dinero, se trata de una compensación.
La partición trata de que ninguno de los patrimonios se enriquezca a costa del otro.

18.4-LAS COMPENSACIONES.

Siempre que uno de los esposos saque algo de la comunidad en su provecho, debe
compensar al otro.

18.5-PROPORCION EN QUE SE DIVIDE EL ACTIVO EN LA PARTICION.

El artículo 1474 del Código Civil ha dispuesto que después que los dos esposos han
hecho de la masa común sus respectivos recobros, se reparte el resto por la mitad entre
los mismos, o entre los que les representen. En el contrato de matrimonio los esposos
comunes en bienes son socios por partes iguales. Este principio sufre pocas excepciones.

19-REGLAS DE LA PARTICION DE LAS SUCESIONES QUE SE APLICAN A


LA PARTICION DE LA COMUNIDAD.

El artículo 1476 del Código Civil establece lo siguiente: “Por lo demás, la partición de la
comunidad por todo cuanto concierne a sus formas, la licitación de los inmuebles, cuando
hay lugar a ello, los efectos de la partición, la garantía que resulte de ellos y los saldos,

15
todo está sometido a las reglas establecidas en el título de las sucesiones, cuando la
partición tiene lugar entre coherederos.” De esta forma, las reglas para la partición
sucesoral y de comunidad legal son las mismas, de manera que si las partes son mayores
en el pleno uso de sus derechos civiles, pueden hacer la partición en la forma que
consideren conveniente.
Ahora bien, hay algunos casos en que las reglas establecidas para las sucesiones no
aplican. El artículo 1220 del Código Civil dispone que la división de los créditos
hereditarios no se aplica a los créditos de una comunidad conyugal. El principio jurídico
de este artículo es que las obligaciones, aun cuando sean susceptibles de división, deben
ejecutarse como si fueran indivisibles. En cambio, según el artículo 1221, el principio
establecido precedentemente tiene su excepción respecto a los herederos del deudor en
cinco casos especiales:
1. cuando la deuda es hipotecaria,
2. cuando es un objeto determinado,
3. cuando se trata de la deuda alternativa de cosas que son de libre elección del
acreedor y de las cuales una sola es indivisible,
4. cuando uno de los herederos está encargado sólo de la ejecución de la obligación y
5. cuando resulta que la intención de los contratantes ha sido que la deuda no puede
satisfacerse parcialmente.

20-ESQUEMATICA GENERALIZADA DE LA PARTICION JUDICIAL.

Fijación de Sellos.
1. Instancia al Juez de Paz solicitando la fijación de sellos.
2. Ordenanza dictada por el Juez de Paz ordenando la fijación de los sellos.
3. Proceso verbal de fijación de los sellos.

Levantamiento de los Sellos.


1. Requerimiento especial al Juez de Paz.
2. Auto del Juez de Paz expresando hora y fecha en que procederá al levantamiento de
los sellos.
3. Intimación a las contrapartes para que estén presentes en el acto de levantamiento de
los sellos.
4. Proceso verbal o acta contentiva del levantamiento de los sellos.

16
El inventario.
1. Acta notarial donde consta el inventario.

Formalidades de la Acción en Partición:


1. Acto de emplazamiento.
2. Sentencia que ordena:
a) La partición.
b) Designa Juez Comisionado.
c) Designa el o los peritos.
d) Designa Notario liquidador.
e) Decide sobre las costas.

El Informe Pericial:
1. Notificación de la sentencia a los peritos.
2. Declaración de los peritos en secretaría.
3. Proceso verbal de juramento de los peritos.
4. Intimación para que comparezca a las operaciones de la experticia.
5. Redacción del informe pericial.
6. Instancia en solicitud fijación de audiencia para la ratificación del informe pericial.
7. Sentencia que ratifica el informe pericial.

Cuando se ha ordenado la venta en pública licitación:


1. Redacción del pliego de condiciones para llegar a la adjudicación.
2. Intimación para que se tome comunicación del pliego.
3. Edicto y fijación, anunciando la subasta.
4. Ordenanza de adjudicación.

21-TRIBUNAL COMPETENTE EN LA ACCION EN PARTICION.

17
El artículo 822 del Código Civil establece  que el tribunal competente para conocer la
acción en partición y las cuestiones litigiosas que puedan surgir, es el Tribunal de
Primera Instancia o la Cámara correspondiente al lugar donde se encuentre abierta la
sucesión. Del mismo modo, éste será el competente para conocer de la licitación, en caso
de que sea necesario, y se discutirán las demandas relativas a las garantías de los
copartícipes, así como las demandas solicitando recisión de la partición.

22-CONCLUSION

Hasta aquí hemos abordado la demanda en partición en los regímenes en comunidad. En


el caso del matrimonio hemos tratado el tema de los regímenes matrimoniales, abordando
el tema del régimen más usado en la Republica Dominicana como lo es el régimen de la
comunidad de bienes, en donde y de acuerdo a nuestra legislación Dominicana, sin
importar el tipo de divorcio, los bienes del matrimonio se tienen que distribuir en partes
iguales entre los cónyuges.

De acuerdo a la Ley, forman parte del régimen de comunidad de bienes, los bienes que
fueron adquiridos durante y antes de contraer matrimonio, en donde dichos bienes al
momento de realizarse el proceso de divorcio, aún no están divididos, por lo tanto aun
estarían en estado de indivisión, que no es más que , no es más que cuando dos o varias
personas poseen un derecho sobre un bien, pero dicho bien no ha sido dividido, por lo
que necesitará, para que cada una de las partes se beneficie de dicho bien de manera
separada, que el mismo sea separado de manera igualitaria o equitativa. La indivisión
termina desde que uno de los conyugues o copropietarios, solicita la partición.

De acuerdo al artículo 815, del Código Civil Dominicano: “A nadie puede obligarse a
permanecer en el estado de indivisión de bienes, y siempre puede pedirse la partición, a
pesar de los pactos y prohibiciones que hubiere en contrario”. Pudiese, bajo convenio que

18
la partición se suspendiese por un tiempo determinado. Este convenio no puede pasar de
cinco años, aunque pudiese renovarse.

El artículo 815 del Código Civil de la República Dominicana, dispone además que: «la
acción en partición de comunidad por causa de divorcio, prescribirá a los dos años a
partir de la publicación de la sentencia, si en este término no ha sido intentada la
demanda.

Como puede verse de acuerdo al Código Civil Dominicano, en caso de no hacerse la


partición en el plazo establecido de 2 años, se considerará que la partición de la
comunidad matrimonial ha sido efectuada, y de acuerdo al legislador, cada una de las
partes conservara cada uno de los bienes que posea hasta ese momento.

Pero algo importante a tomar en cuenta es que esta regla de la prescripción de dos años,
solo aplica a los muebles, y a inmuebles que no han sido objeto de un proceso de
saneamiento, pues los inmuebles registrados no prescriben, de acuerdo con el principio
IV de la Ley 108-05, sobre Registro Inmobiliario “Todo derecho registrado de
conformidad con la presente Ley es imprescriptible y goza de la protección y garantía
absoluta del Estado.”

También tratamos lo relativo a la ley 189-01. Esta ley derogó varios artículos del Código
Civil, lo cual vino a cambiar las condiciones jurídicas de la mujer casada en cuanto a la
administración de los bienes conyugales y los propios, dotándola de mayores
responsabilidades, pero también de mayores derechos sobre el patrimonio común.

También tratamos lo relativo a la demanda en partición de los bienes sucesorales. El


punto de partida de la apertura de la sucesión de una persona, es su muerte, como lo
establece el Artículo 718 del Código Civil Dominicano: “La sucesión se abren por la
muerte de aquel de quien se derivan”.

La sucesión se abrirá precisamente en el lugar del domicilio de la persona fallecida, en el


caso en que el difunto no tuviese domicilio conocido, se considerará abierta la sucesión
en su última residencia conocida, así lo establece el Artículo 110 del mismo Código
Civil. Del mismo modo el tribunal de este domicilio será el competente para conocer la
sucesión de los herederos.

Para suceder es precisó existir necesariamente en el momento en que la sucesión se abre.


Por consiguiente, están incapacitado para suceder el que no ha sido aún concebido y el
niño que no haya nacido viable; así lo establece el artículo 725 del citado Código Civil.

19
En cuanto a la competencia, cuando el tribunal civil ordinario es apoderado de una
demanda en partición de los bienes de una sucesión, dicha jurisdicción es competente,
aun
si estos bienes son inmuebles registrados, y no puede declarar su incompetencia por este
motivo, ya que la jurisdicción de Tierras sólo está facultada para decidir sobre una
demanda en partición cuándo todos los herederos están de acuerdo, por tratarse de una
competencia excepcional. Fuera de este caso, el derecho común mantiene su imperio y la
competencia es de la jurisdicción ordinaria. 

De conformidad con la Ley de Registro Inmobiliario, para la competencia del Tribunal de


Tierras ante una demanda en partición se requiere que todos los herederos estén de
acuerdo. Fuera de este caso, el tribunal de derecho común es el competente para toda
demanda en partición, por tratarse de una acción personal. 

Por último, es importante saber, que de las disposiciones legales que regulan el
procedimiento de partición es posible derivar algunos principios, entre ellos: a)el de
igualdad, que significa que todos los sucesores tienen el derecho a heredar en la misma
proporción o en partes iguales (arts. 745, 733 y 746 del Código Civil) y conforme a los
diversos órdenes de sucesiones señaladas en el Código Civil; b)el derecho a recibir en
naturaleza (art. 826 del Código Civil), lo que significa que si los bienes son de cómoda
división no se puede obligar al heredero a recibir dinero en vez de bienes muebles o
inmuebles de la sucesión. En definitiva, es importante saber, que no es posible aplicar
estas reglas si no están todos los herederos convocados y todos los bienes inventariados,
ya que la partición debe ser efectuada entre todos los herederos o sucesores con el
objetivo de garantizar sus derechos, en especial el principio de igualdad.

20
23-BIBLIOGRFIA

Acosta, Juan Pablo. “Código Civil de la República Dominicana”, Decima quinta


Edición, Editora DALIS, Moca, República Dominicana. 2010.

Perez Mendes, Artagnan. ”Sucesiones y Liberalidades Tomo III”. 6ta. Edición, Editora
DALIS, Moca, República Dominicana. 2004.

Castillo, Yunior Andres. “Dctrinas sobre la partición inmobililaria en la República


Dominicana”, Pagina Web: MONOGRAFIAS.COM, Santiago de los Caballeros,
República Dominicana. 2014.

Castillo, Yunior Andres. “Formalidades de la partición de bienes sucesoral”, Pagina Web:


MONOGRAFIAS.COM, Santiago de los Caballeros, República Dominicana. 2014.

“La Demanda en Partición de Bienes (Fragmento libro La Demanda)” encontrado en el


link: http://yoaldo.org/?p=108.
Perez, Gabriel. “División de Bienes en el Proceso de Divorcio, o Después de Este”.
Artículo. Encontrado en: https://morillosurielabogados.com/particio-de-bienes-luego-de-
un-divorcio/
Arias Trujillo, Lic. Romeo. “Partición de Bienes a Causa de una Sucesión.” Artículo.
Encontrado en: https://elpregonerord.com/particion-de-bienes-a-causa-de-una-sucesion/
Coronado, Dr. Manuel. “La Demanda en Partición. Algunas Consideraciones” Artículo.
Encontrado en: https://educacionjuridicalegal.blogspot.com/

21

También podría gustarte