Está en la página 1de 2

Centro Juvenil “S” Santidad Sabiduría y Servicio

2017, Año 2 Nº 021– E-mail: grupojuvenil_cjs@hotmail.com Editor: Emanuel Khorramian.

PENAS Y SUFRIMIENTOS

En este mundo estamos influidos por dos sentimientos: alegría y pena.


¡La alegría nos da alas! Cuando estamos contentos nuestra fuerza es más
TRATE DE MEMORIZAR LA ORACIÓN vital, nuestra inteligencia más aguda y nuestro entendimiento menos
nublado. Nos sentimos más capacitados para enfrentarnos con el mundo y
para encontrar nuestra esfera de utilidad. Pero cuando la tristeza nos
Salmos 119 visita nos debilitamos, nuestro vigor nos abandona, nuestro entendimiento
se nubla y nuestra inteligencia se vela.
28 No existe ser humano que no esté sometido a estas dos influencias; pero
De tristeza llora mi alma;
todos los sufrimientos y las penas que existen provienen del mundo
fortaléceme conforme a tu palabra. material; el mundo espiritual sólo confiere alegría.
29 Si sufrimos, es el resultado de las cosas materiales. Las pruebas que nos
Quita de mí el camino de la
surgen a cada paso, todos nuestros sufrimientos, penas, vergüenzas y
mentira, y en tu bondad concédeme dolores, nacen del mundo de la materia; mientras que el Reino Espiritual
tu ley. nunca nos causa tristeza. El individuo que vive con sus pensamientos
30 puestos en Dios conoce la felicidad perpetua.
He escogido el camino de la Si el sufrimiento y la adversidad nos visitan, dirijamos nuestros rostros
verdad; he puesto tus ordenanzas hacia Él, y el consuelo celestial nos será otorgado. Si estamos enfermos o
en desgracia, imploremos la curación de Dios, y Él responderá a nuestra
delante de mí. súplica.
33
Enséñame, Oh Señor, el camino ¡Cuando nuestros pensamientos estén ocupados con las amarguras de este
mundo, dirijamos nuestra mirada hacia la dulzura de la compasión de Dios,
de tus estatutos, y lo guardaré y Él nos concederá calma celestial!
hasta el fin.
34
Dame entendimiento para que
guarde tu ley y la cumpla de todo
corazón.
35
Hazme andar por la senda de tus
mandamientos, porque en ella me
deleito
“En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría,
LA SAL DE LA VIDA
paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,
Un anciano maestro estaba ya cansado de escuchar las humildad y dominio propio. No hay ley que condene
constantes quejas de su aprendiz, así que una mañana le pidió estas cosas. “
que le trajera sal y cuando regresó, el maestro le dijo que echara
Gálatas 5:22-23
un puñado en un vaso de agua y que, a continuación se la
bebiera.

— ¿Cómo sabe ahora el agua?—, preguntó el sabio anciano.


“El corazón alegre hermosea el rostro;
— Muy salada — respondió el discípulo poniendo cara amarga.
Mas por el dolor del corazón el espíritu se
Conteniendo la risa el maestro le indicó que repitiera la acción, abate."
pero en lugar de tirar la sal en un vaso lo hiciera en un lago. Proverbios 15:13
Caminaron sin prisas hacia un gran lago situado en medio de un
vergel a las afueras de su aldea y cuando el discípulo cumplió la
orden el venerable maestro le pidió que bebiese.

— ¿A qué te sabe ahora? — le preguntó. “Cercano está el Señor a los quebrantados de


corazón, y salva a los abatidos de espíritu.”
Y el aprendiz le respondió: Salmos 34:18
— Esta agua está fresquísima. No sabe nada a sal, es una delicia
para el paladar

Entonces el maestro tomando de las manos a su discípulo, le dijo: “La ansiedad en el corazón del hombre lo
— El dolor de la vida es toda sal. Siempre hay la misma cantidad, deprime, mas la buena palabra lo alegra.”
sin embargo su sabor depende del recipiente que contiene la
pena. Por eso, cuando te aflijan las adversidades de la vida, Proverbios 12:25
ofrécelas a Dios, y sabrán más dulces que el agua cristalina.

También podría gustarte