Está en la página 1de 3

Tren de fuerza del automóvil

El tren de fuerza es una de las partes mas importantes del automóvil y es el


encargado de convertir la energía del combustible en movimiento de
los neumáticos para impulsarlo.

En general el tren de fuerza puede


dividirse en diferentes partes cada
una con una función específica y lo más común es que estas partes sean:

1.- El motor: encargado de convertir la energía del combustible en


movimiento mecánico en su eje de salida.

2.- El embrague: encargado de conectar/desconectar el motor del resto del


tren de fuerza a voluntad del conductor o de forma automática cuando resulta
necesario.

3.- La caja de velocidades: indispensable para adaptar la "fuerza" del motor a


las exigencias del camino.

4.- La barra de transmisión (que no está presente en todos los automóviles):


que sirve para transmitir el movimiento procedente del motor al mecanismo
que hace girar las ruedas.

5.- La caja de reenvío (que solo existe en los automóviles con tracción en


más de un par de ruedas): esta es una exigencia de los automóviles con
tracción en varios ejes y sirve para dividir el movimiento que viene del motor
a los respectivos mecanismos que hacen girar las ruedas.

6.- El, o los puentes motrices: constituyen los mecanismos que convierten el
movimiento longitudinal al vehículo recibido del motor en movimiento
transversal hacia las ruedas. Al conjunto que transforma el movimiento
longitudinal en movimiento transversal se conoce coloquialmente
como diferencial aunque técnicamente esto no es del todo correcto.

Es común que al conjunto que incluye la caja de velocidades, la barra de


transmisión y el puente motriz se le llame transmisión.
El tren de fuerza puede tener
diversas arquitecturas de acuerdo al
propósito a que se destine el Figura 1.
vehículo. En las figuras de la 1 a la
6 se muestran los esquemas más
comunes utilizados en los
automóviles de hoy.

Transmisión clásica

En la figura 1 aparece el esquema Figura 2.


clásico utilizado hoy en los
camiones ligeros y medianos así
como en algunos coches de turismo,
fue hasta los años 1970s casi
universalmente utilizado por la
mayoría de los vehículos con motor
delantero colocado
longitudinalmente al vehículo. Figura 3.

Transmisión delantera

La figura 2 muestra el esquema de


la mayoría de los coches de turismo
a partir de los años 1980s, el motor
es transversal al vehículo y toda la Figura 4.
transmisión forma un solo conjunto
del cual salen los ejes motrices a las
ruedas delanteras, las que son
directrices al mismo tiempo. Tiene
sus ventajas, pero la durabilidad es
menor que el anterior.
Normalmente el puente trasero no Figura 5.
es motriz.

Transmisión 4 x 4

El esquema mostrado en la figura 4


es típico de los automóviles con
tracción en las cuatro ruedas, tiene
adicionalmente una caja de reenvío Figura 6.

que introduce una reducción


adicional en la transmisión a voluntad del conductor cuando es necesario (más
fuerza de tracción), y además esta caja divide el movimiento a ambos puentes
motrices del vehículo. Generalmente el puente delantero puede producir
tracción o no a voluntad del conductor, aunque existen vehículos donde la
tracción en las cuatro ruedas es permanente.

Transmisión por múltiples ejes

Veamos la figura 4. Este esquema es utilizado por camiones pesados todo


terreno y militares. Todos los ejes son motrices por lo que la capacidad de
remolque es muy grande y pueden sortear grandes obstáculos. Es típico de los
camiones utilizados para extraen maderas.

Transmisión con motor trasero

Es el caso típico del automóvil ligero de motor detrás se puede ver en la figura
5, en él hay un conjunto caja de velocidades-diferencial, del cual salen los ejes
motrices directamente a las ruedas traseras.

Transmisión con motor en el centro

Por último, tenemos el esquema utilizado en algunos ómnibus grandes, ya que


dada su longitud, permite colocar el motor entre los ejes delantero y trasero.
También se usa el motor detrás del puente motriz con el mismo esquema pero
invertido.

También podría gustarte