Está en la página 1de 29

tema 63

TEMA 63. LA GESTIÓN DE ALMACÉN. TIPOS DE


ALMACENES. MÉTODOS DE VALORACIÓN DE
EXISTENCIAS. LA ROTACIÓN DE EXISTENCIAS.
CÁLCULO DEL STOCK ÓPTIMO Y MÍNIMO.
UTILIZACIÓN DE APLICACIONES INFORMÁTICAS
ESPECÍFICAS: PRESTACIONES. FUNCIONES Y
PROCEDIMIENTOS DE USO.

1. LA GESTIÓN DE ALMACÉN. TIPOS DE ALMACENES


2. MÉTODOS DE VALORACIÓN DE EXISTENCIAS
3. LA ROTACIÓN DE EXISTENCIAS
4. CALCULO DE STOCK MÍNIMO Y ÓPTIMO
5. UTILIZACIÓN DE APLICACIONES INFORMATICAS
ESPECÍFICAS: PRESTACIONES, FUNCIONES Y
PROCEDIMIENTOS DE USO
tema 63

INTRODUCCIÓN
Los almacenes representan para una empresa una inversión necesaria pero al
tiempo gravosa. Los almacenes o stocks se traducen en dinero invertido que no
produce rentabilidad alguna y que, además, implica otros costes, sea el caso de los
de mantenimiento, seguridad, ocupación, etc.
No obstante, podríamos definir la situación como un mal menor ya que no
disponer de estos productos inventariados supondría desatender las demandas de un
mercado que en la actualidad se muestra notoriamente exigente no sólo con la calidad
y el precio, sino también con los plazos de entrega.
La cuantía de los almacenes depende claramente de los muchos factores que
a su vez intervienen en las ventas, a saber, estacionalidad, irregularidad en la
demanda, etc., pero de todo esto debemos tener claro que, como inversión para la
empresa, debe analizarse y mantenerse en la medida que suponga un coste controlado
y justificado.

LA GESTIÓN DE ALMACÉN. TIPOS DE


ALMACENES

De una manera general, la inversión en existencias es común a toda clase de


empresas, tanto industriales como comerciales. No obstante, en el caso de las
empresas de transformación, el concepto de existencias es más amplio, al referirse
tanto a los productos terminados, listos para la venta -las mercaderías de las empresas
comerciales- como a los productos semiterminados, a los subproductos y trabajos en
curso y, finalmente, a las materias primas y auxiliares.
Idealmente, en sentido estricto, la única inversión absolutamente
imprescindible en existencias es la que exige el proceso productivo de las empresas
de transformación y que se designa por productos y trabajos en curso.
Las existencias proporcionan a la empresa flexibilidad operativa al
permitirles producir a un ritmo diferente, de esta manera, los stocks generan holguras
en las diversas fases del proceso que relacionan las compras con las ventas, evitando
toda clase de rupturas por fallos en los suministros, interrupciones en el proceso de

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 1


tema 63

producción, incremento súbito de Las ventas u otras causas, y proporcionando la


continuidad necesaria a la actividad empresarial.
Como contrapartida, el mantenimiento de stocks exige la utilización de
recursos financieros, siempre escasos y de uso alternativo, por lo que la gestión de las
existencias habría de orientarse a la determinación del punto de equilibrio adecuado
entre la flexibilidad que proporcionan y los costes que suponen.
Un volumen excesivo de stoks reduce la rentabilidad del negocio al
incrementar el activo total, con el consiguiente impacto negativo sobre la rotación.
En sentido contrario, la simple mejora de la gestión de los stocks que la empresa
mantiene, si las ventas permanecen constantes, puede representar una mejora de
rentabilidad incluso a corto plazo.

TIPOS DE ALMACENES

1.1.1. Desde el punto de vista del producto almacenado


• Mercaderías. Cosas adquiridas por la empresa y destinadas a la venta sin
transformación.
• Productos terminados. Los productos fabricados por la empresa y
destinados al consumo final o a su utilización por otras empresas.
• Productos semiterminados. Los productos fabricados por la empresa y no
destinados normalmente a su venta basta tanto sean objeto de elaboración,
incorporación o transformación posterior.
• Subproductos o residuos. Subproductos: Los de carácter secundario o
accesorio de la fabricación principal.
Residuos: Los obtenidos inevitablemente y al mismo tiempo que los
productos o subproductos, siempre que tengan valor intrínseco y puedan ser
utilizados o vendidos.
• Productos y trabajos en curso. Los que se encuentran en fase de
formación o transformación al cierre del ejercicio (o período) y que no deban
registrarse en las cuentas de productos semiterminados o subproductos y residuos.
• Materias primas y auxiliares. Las que, mediante elaboración o
transformación, se destinan a formar parte de los productos fabricados.
• Combustibles. Materias energéticas susceptibles de almacenamiento.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 2


tema 63

• Materiales diversos. Otras materias de consumo que no han de


incorporarse al producto fabricado.
• Repuestos. Piezas destinadas a ser montadas en instalaciones, equipos o
máquinas en sustitución de otras semejantes. Se incluirán en este concepto a efectos
contables, las que tengan un ciclo de almacenamiento inferior a un año.
• Embalajes y envases.
Embalajes: Cubiertas o envolturas, generalmente irrecuperables, destinadas
a resguardar productos o mercancías que han de transportarse.
Envases: Recipientes o vasijas, recuperables o no, normalmente destinados a
la venta, juntamente con el producto que contienen.

1.1.2. Desde el punto de vista del concepto


• Inventarios de ciclo. Se lanza una orden de pedido de un tamaño superior a
las necesidades del momento, dando lugar a un inventario que es consumido a lo
largo del tiempo. Así, por ejemplo, un supermercado realizará, cada cierto tiempo,
un pedido de un determinado número de tambores de detergente, en lugar de esperar a
que se produzca la demanda del cliente para pedir el tambor que satisfaría dicha
demanda. Este inventario recibe el nombre de inventario de ciclo, ya que se presenta
periódicamente, dando lugar a una pauta de comportamiento cíclica.
• Stocks de seguridad. Son inventarios que se constituyen como protección
frente a la incertidumbre de la demanda y del plazo de entrega del pedido. L a
demanda durante el plazo de entrega puede ser superior a la estimada, en cuyo caso
el stock de seguridad, que se constituye precisamente para estas situaciones, actuará
como un «colchón», absorbiendo esta demanda en exceso sobre la prevista y evitando
la aparición de roturas de inventario no deseadas.
• Inventarios estacionales. Se trata de inventarios que tienen por objeto
hacer frente a un aumento esperado de las ventas. Pueden constituirse también
para situaciones tales como huelgas, guerras y otras que tienen como consecuencia
que por un determinado período de tiempo no sea posible abastecer el artículo en
cuestión.
• Inventario en tránsito. Incluyen artículos circulando entre las diferentes
fases de los procesos de aprovisionamiento, producción y distribución, como, por
ejemplo, entre el almacén de producto terminado y un almacén regional en el sistema
de distribución, o entre puestos de trabajo adyacentes en una línea de montaje.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 3


tema 63

2. MÉTODOS DE VALORACIÓN DE EXISTENCIAS

A la hora de valorar los saldos de existencias de una empresa haremos una


clara distinción entre existencias sin y con transformación. Las primeras son aquellas
que en el momento de encontrarse en el almacén presentan la misma forma que en el
momento de ser adquiridas, materias primas por ejemplo. Las segundas son aquellas
que en el momento de ser inventariadas presentan un estado resultante de un proceso
industrial, por ejemplo productos semiterminados o terminados.
La valoración de existencias se contempla en la norma de valoración 10.ª del
PGC. En ella, se establece que se hará al precio de adquisición o al coste de producción.
Por lo tanto, al cierre del ejercicio, si la empresa tiene mercaderías, materias
primas u otros aprovisionamientos deberá valorar el inventario de éstas al precio de
adquisición; si el inventario lo componen productos en curso, productos semiterminados
o productos terminados, se valorará al coste de producción.

2.1. VALORACIÓN INICAL


2.1.1. Precio de adquisición. Se valorarán al precio de adquisición o coste
histórico , compuesto por el precio de compra consignado en factura más todos los
gastos necesarios que se produzcan hasta que la empresa pueda utilizar estas
existencias, o sea, hasta que se hallen en almacén.
El precio de adquisición incluye:
Importe facturado por el vendedor.
(
Cualquier descuento, rebaja en el precio u otras partidas similares.
–)
Intereses
( incorporados al nominal de los débitos, si bien se podrán incluir cuando la
–) deuda tenga un vencimiento no superior a un año.
(
Impuestos indirectos no recuperables de la Hacienda Pública.
+)
Gastos adicionales hasta que se hallen ubicados para su venta, tales como
(
transportes, aranceles de aduanas, seguros y otros directamente atribuibles a la
+)
adquisición.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 4


tema 63

Consideraciones:
1. Por lo que se refiere a los descuentos y rebajas el PGC 07 no diferencia entre
la naturaleza del descuento, ni entre el momento en que se concede. Por consiguiente,
debemos concluir que cualquier descuento que se pueda identificar con una determinada
compra de existencias minorará su precio de adquisición.
2. Por lo que se refiere a los intereses incorporados al nominal, la norma de
valoración 10.ª establece como regla general su no inclusión en el precio de adquisición,
si bien establece la posibilidad de incorporarlos cuando se trate de deudas con
vencimiento no superior a un año, siempre que se cumplan las siguientes condiciones:
1. Que la deuda no tenga un tipo de interés contractual.
2. Que el efecto de no actualizar los flujos de efectivo no sea significativo.
Lo dispuesto en la norma de valoración 10.ª hay que ponerlo en relación con el
tratamiento que para las deudas comerciales (partidas a pagar) hace la norma de
valoración 9.ª, «Instrumentos financieros», a la que se remite expresamente la norma
10.ª.
De acuerdo con la citada norma 9.ª (apartado 3.1) las deudas comerciales se
valorarán:
• Con vencimiento superior a un año: inicialmente por su valor razonable,
posteriormente por su coste amortizado.
• Con vencimiento no superior a un año: podrán valorarse, tanto inicial
como posteriormente, por su valor nominal, siempre que se cumplan las dos anteriores
condiciones.
2.1.2. Coste de producción
El coste de producción será igual a:
Consumo de materias primas y otras materias consumibles.
(
+) Coste de los factores de producción directamente imputables.

La parte que razonablemente corresponda de los costes indirectos, fijos o variables, en la medida
(
en que tales costes correspondan al período de fabricación, elaboración o producción en los que
+)
se haya incurrido al ubicarlos para su venta y se basen en la utilización de la capacidad normal de
trabajo de los medios de producción.
En las existencias que necesiten
( un período de tiempo superior a un año para estar en condiciones
+) de ser vendidas, los gastos financieros, en los términos previstos en la norma sobre el
inmovilizado material.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 5


tema 63

Consideraciones:
- Cuando en el proceso de producción se fabrique simultáneamente más de un
producto, producción conjunta o producción de productos principales junto a
subproductos, y los costes de transformación de cada tipo de producto no sean
identificables por separado, se distribuirá el coste total entre los productos,
utilizando bases uniformes y racionales.
- Por lo que se refiere a los gastos financieros, y de acuerdo con la norma de
valoración 2.ª, se incluirán, siempre que se trate de existencias que necesiten un
período de tiempo superior a un año para estar en condiciones de ser vendidas,
los devengados antes de que se encuentren disponibles para la venta y que hayan
sido girados por el proveedor o correspondan a préstamos u otro tipo de
financiación ajena, específica o genérica, directamente atribuible a la fabricación
o construcción.

2.2. MÉTODOS DE ASIGNACIÓN DE VALOR

El apartado 1.3 de la norma de valoración 10.ª del PGC 07 establece lo siguiente:


1. Si se trata de bienes no intercambiables entre sí, o bienes producidos o
segregados para un proyecto específico, se utilizará el sistema de identificación de
partidas, asignando a cada bien el precio o los costes que le sean específicamente
imputables. Un ejemplo práctico de este sistema lo podemos encontrar en las existencias
de empresas inmobiliarias.
2. Cuando se trate de bienes intercambiables entre sí, se utilizará con carácter
general el método del precio medio o coste medio. Alternativamente, se podrá aplicar el
método FIFO (primera entrada, primera salida) si la empresa lo considera más
conveniente para su gestión.
Elegido uno de los anteriores métodos, de acuerdo con el principio de
uniformidad, la entidad utilizará el mismo método para todas las existencias que tengan
una naturaleza y uso similares dentro de la misma. Para las existencias con una
naturaleza o uso diferente, puede estar justificada la utilización de un método diferente.
De la anterior redacción hay que destacar que desaparecen como métodos
válidos de asignación de valor el LIFO y otros análogos (se permitía en la Resolución
del ICAC de 9 de mayo de 2000).

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 6


tema 63

2.3 COSTE DE EXISTENCIAS EN PRESTACIÓN DE SERVICIOS

Una de las principales novedades de la norma de valoración 10.ª del PGC 07 es la


inclusión de las prestaciones de servicios dentro de la categoría de existencias.
2.3.1. Valoración
La norma de valoración 10.ª dispone que las prestaciones de servicios, cuyo
ingreso no se haya reconocido de acuerdo con la norma de valoración 14.ª 3, se
considerarán existencias y se valorarán por su coste de producción de acuerdo con lo
establecido anteriormente.
El coste de las prestaciones de servicios considerado como existencias se
compone fundamentalmente de mano de obra y otros costes del personal directamente
involucrado en la prestación del servicio, incluyendo personal de supervisión y otros
costes indirectos distribuibles.
Asimismo, no se incluirán, entre otros:
• Costes relacionados con las ventas.
• Costes del personal de administración general.
• Márgenes de ganancia.
• Costes indirectos no distribuibles.
2.3.2. Calificación
Al respecto de lo dispuesto anteriormente, la norma de valoración 14.ª 3
establece que los ingresos por prestación de servicios se reconocerán cuando el
resultado de la transacción pueda ser estimado con fiabilidad, considerando para ello el
porcentaje de realización del servicio en la fecha de cierre del ejercicio, por
consiguiente sólo se contabilizarán los ingresos procedentes de la prestación de
servicios cuando se cumplan las siguientes condiciones:
1. El importe de los ingresos pueda valorarse con fiabilidad.
2. Es probable que la empresa reciba los beneficios o rendimientos económicos
derivados de la transacción.
3. El grado de realización de la transacción, al cierre del ejercicio, pueda ser valorado
con fiabilidad.
4. Los costes ya incurridos en la prestación, así como los que quedan por incurrir
hasta completarla, puedan ser valorados con fiabilidad.
De acuerdo con la regulación establecida en el PGC 07, cuando nos encontremos
al cierre de un ejercicio económico con un servicio en ejecución:

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 7


tema 63

1. Si se cumplen las condiciones de la norma de valoración 14.ª 3 se reconocerá como


ingreso atendiendo al porcentaje de realización del servicio en la fecha del cierre. A este
respecto, como métodos de determinación del porcentaje de realización podemos
utilizar el sistema de costes incurridos sobre costes estimados totales o el sistema de
relación valorada teniendo en cuenta las unidades de servicio ejecutadas hasta la fecha.
2. Si no se cumplen las condiciones señaladas en la norma de valoración 14.ª 3, el
coste de producción del servicio en fase de ejecución se activará como existencia,
reconociéndose un ingreso por la variación de existencias igual a los costes incurridos.
3. Si además de lo anterior, no se consideraran recuperables los costes incurridos
(servicios en ejecución con alta probabilidad de no aceptación por el cliente) se
reconocerán sólo los costes como gasto del ejercicio.
Como podemos observar, la regulación que se hace de los servicios es similar a lo
contemplado en la norma de valoración 18.ª de la adaptación del PGC a las empresas
constructoras.
EJEMPLO. La sociedad «AMC» se dedica a la realización de estudios de mercado.
Durante el año 2018 firma un contrato por un importe de 20.000 € para la realización de
un estudio para la introducción de un producto de la empresa «X». Los costes
necesarios para la realización del mencionado estudio se estiman en 10.000 €.
La realización del estudio que comienza el 01-10-2018 se prolongará hasta el 01-04-
2019.
Los costes incurridos en cada uno de los períodos son los siguientes:
• • 2018: 6.000 €.
• • 2019: 4.000 €.
El 01-04-2019 se entrega el estudio a la empresa «X», abonando ésta el importe del
mismo.
SE PIDE: Determinar los resultados y contabilizar lo que proceda en «AMC» cada uno
de los ejercicios si:
1. Se cumplen las condiciones establecidas en el 14.ª 3.
2. No se cumplen tales condiciones y se consideran recuperables los costes.
OPCIÓN a)
Si se cumplen las condiciones establecidas en la norma de valoración 14.ª 3 se
reconocerán los ingresos atendiendo al porcentaje de realización del servicio en la fecha
del cierre.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 8


tema 63

Para determinar los ingresos imputables aplicaremos el sistema de costes incurridos


sobre costes totales.
El porcentaje realizado en cada uno de los períodos será:
2018: 60% (6.000 / 10.000 x 100).
2019: 40% (4.000 / 10.000 x 100).
Los ingresos y resultados de cada uno de los períodos será:
Año % realizado Ingresos del período Costes del período Resultado
2018 60% 12.000 (20.000 x 60%) 6.000 6.000
2019 40% 8.000 (20.000 x 40%) 4.000 4.000
Total 100% 20.000 10.000 10.000
Por lo que se refiere al registro contable, en cada ejercicio se registrará el ingreso del
período en la Cuenta 705 «Prestaciones de servicios».
OPCIÓN b)
Si no se cumplen las condiciones establecidas en la norma de valoración 14.3 al cierre
del año 2018, se activarán como existencias los costes incurridos hasta la fecha siempre
que se consideren recuperables.
En el año 2019, al entregarse el servicio al cliente, se registrarán los correspondientes
ingresos por prestación de servicios.
Los ingresos y resultados de cada uno de los períodos serán:
Año Ingresos del período Costes del período Resultado
6.000 (variación de
2018 6.000 0
existencias)
10.000 (4.000 + 6.000 variación de
2019 20.000 10.000
existencias)
Total 20.000 10.000 10.000
Por lo que se refiere al registro contable, haremos las siguientes anotaciones:
• 2018
Por los costes del período:

Concepto Debe Haber

Gastos por su naturaleza (6) 6.000,00


Tesorería (57) 6.000,00
Por la variación de existencias:

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 9


tema 63

Concepto Debe Haber

Servicios en curso (33) 6.000,00


Variación de existencias de servicios en curso (710) 6.000,00
• 2019
Por los costes del período:

Concepto Debe Haber

Gastos por su naturaleza (6) 4.000,00


Tesorería (57) 4.000,00
Por los ingresos del período:

Concepto Debe Haber

Clientes (430) 20.000,00


Prestaciones de servicios (705) 20.000,00
Por el cobro del cliente:

Concepto Debe Haber

Tesorería (57) 20.000,00


Clientes (430) 20.000,00
Por la variación de existencias:

Concepto Debe Haber

Variación de existencias de servicios en curso (710) 6.000,00


Servicios en curso (33) 6.000,00

2.4. VALORACIÓN POSTERIOR DE LAS EXISTENCIAS

2.4.1. Regla general


De acuerdo con la norma de valoración 10.ª 2, con posterioridad a su
reconocimiento inicial las existencias deberán valorarse por su valor neto realizable
cuando sea inferior al precio de adquisición o coste de producción, debiendo reflejarse
cuando esta circunstancia ocurra la oportuna corrección valorativa.
Asimismo, en el último apartado de la norma de valoración 10.ª 2, se establece
que cuando las circunstancias que ocasionaron la corrección de valor hubiesen dejado
de existir, el importe de la corrección será objeto de reversión.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 10


tema 63

2.4.2. Definición de valor neto realizable


A estos efectos, y de acuerdo con el apartado 6.3 del Marco Conceptual, el valor
neto realizable es el importe que se puede obtener por la enajenación de un activo en el
mercado, en el curso normal del negocio, deducidos los costes estimados necesarios
para llevarla a cabo.
Por lo que se refiere a las materias primas y productos en curso, y siguiendo el
mismo apartado del marco conceptual, el valor neto realizable será el valor neto
realizable del producto terminado, deducidos los costes estimados necesarios para
terminar su producción, construcción o fabricación.
2.4.3. Reglas especiales
1. Materias primas: en el caso de las materias primas, y otras materias consumibles
en el proceso de producción, no se registrará ninguna corrección valorativa en las
mismas, siempre que se espere que los productos terminados a los que se incorporen
sean vendidos por encima del coste. En el caso de que procediera realizar una
corrección valorativa, el precio de reposición de las materias primas y otras materias
consumibles puede ser la mejor medida disponible de su valor neto realizable.
2. Los bienes o servicios que hayan sido objeto de un contrato de venta en firme no
serán objeto de corrección valorativa, siempre que el precio pactado cubra, como
mínimo, el coste de tales bienes o servicios, más todos los costes pendientes de realizar
que sean necesarios para la ejecución del contrato.

LA ROTACIÓN DE EXISTENCIAS

El Ratio de rotación de inventario indica el número de veces que los se


convierten en efectivo. Este ratio se calcula tomando el importe de aprovisionamientos
y dividiéndolo entre el saldo de existencias según la siguiente fórmula:

Habitualmente este cociente es un buen indicador para evaluar la calidad de la


gestión de los abastecimientos y de las prácticas de compra de una empresa. Es

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 11


tema 63

importante establecer parámetros distintos según los sectores y no tomar una única
referencia numérica, ya que el ratio es distinto según sectores:
• las industrias suelen tener índices de rotación entre 4 y 5
• las grandes superficies suelen llegar a 8
• los supermercados e hipermercados pueden llegar a 25, sobre todo en lo
relativo a artículos de alimentación
La interpretación de la fórmula del ratio de rotación de inventario indica que
cuanto más elevado sea el valor de este índice, los inventarios más se renuevan, con en
mayor medida, como consecuencia del incremento de las ventas y de una buena gestión
de las existencias.
Para conseguir mejorar la rotación de existencias se establecen cuatro fases de
venta de las mercancías:
1. Venta de los productos de temporada: Cuando se inicia la recepción de
una determinada mercancía, comienza esta fase que es la que más interesa al vendedor,
ya que se puede vender el producto a un precio mayor al tratarse de una novedad y
además, al ser una mercancía de temporada, tendrá una mayor demanda, por lo que
puede dejar un margen de beneficio mayor.
2. Rebajas o promociones: Tras el periodo de temporada, aquellas
mercancías que no se hayan vendido se ofrecen en promociones aplicando descuentos
sobre el precio de venta, lo que reduce el margen de beneficio.
3. Liquidación de stock: Se ofrecen unos descuentos aún mayores que en
el periodo anterior con el objetivo de acabar con las existencias de un determinado
producto que todavía permanecen almacenadas después de las dos fases anteriores.
4. Venta de remanentes: Si después de llevar a cabo las promociones y la
liquidación de stock, todavía quedan productos en el almacén, se buscan otras empresas
o intermediarios con la intención de darle salida a todas las existencias restantes, aunque
en esta fase el margen de beneficio que se puede extraer es bastante inferior.
¿Qué beneficios presenta la rotación de existencias?
En líneas generales, el índice de rotación indica la salud del negocio, por eso, lo
más convenientes es llevar un control exhaustivo del sistema de rotación de existencias
para extraer todos los beneficios que puede aportar conseguir tener un buen índice
de rotación de inventario. Estos beneficios son:
• Conseguir una mayor cartera de clientes.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 12


tema 63

• Alcanzar una presencia en el mercado más destacada, incrementando el


branding de la empresa.
• Una mayor facturación a causa de un mayor número de ventas.
• Reducir la posibilidad de que la mercancía se dañe al tenerla menos
tiempo en stock.
• Reducir los costes de almacenamiento.
• Maximizar el rendimiento del capital invertido.
• Minimizar pérdidas por obsolescencia o por caducidad.

PERIODO MEDIO DE MADURACION

El periodo medio de maduración es el tiempo medio que transcurre


entre el pago a los proveedores por la compra de las materias primas y el cobro a
los clientes por la venta de los productos terminados.
En palabras más sencillas, el periodo medio de maduración (PMM) son los días
que tarda una empresa en recuperar el dinero que ha gastado desde la compra inicial de
las materias primas. Es decir, es el ciclo de vida de explotación de un producto.
También se conoce como periodo medio de maduración económico.

1. Etapas del periodo medio de maduración (PMM)


El periodo medio de maduración consta de varias etapas, pero destacan 5 entre
ellas:
1. Periodo medio de aprovisionamiento (PMA): Es el tiempo que pasa
desde que las materias son compradas hasta que estas se introducen en el proceso de
producción. Se halla dividiendo el saldo medio de materias primas entre la cantidad de
materias primas que se consumen a diario.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 13


tema 63

2. Periodo medio de fabricación o producción (PMF): Es el tiempo


requerido para fabricar los productos. Se calcula dividiendo el saldo medio de los
productos cuya fabricación está en funcionamiento, entre el coste diario de la
producción.

3. Periodo medio de venta (PMV): Es el tiempo que transcurre desde que


un producto es finalizado hasta su venta. El PMV se obtiene dividiendo el saldo medio
de productos terminados que se encuentran en el almacén entre los productos
finalizados y vendidos en un día.

4. Periodo medio de cobro a clientes (PMC): Es el tiempo entre la venta y


el cobro del producto. Se consigue de dividir el saldo medio de las cuentas por cobrar a
clientes entre las ventas diarias a crédito.

5. Periodo medio de pago a proveedores (PMP): Es el tiempo que se


tarda en pagar a los proveedores. Se calcula dividiendo el saldo medio de las cuentas
por pagar a proveedores entre las cuentas medias diarias a crédito.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 14


tema 63

Cuando un periodo medio de maduración (PMM) se considera corto, quiere


decir que funcionan a un ritmo rápido además de una organización eficiente y
efectiva. El número de veces que un ciclo se repite se define «rotación», de manera que
cuanto menor sea PMM, existirá un mayor número de rotaciones. Sin embargo, un
PMM alto supone una rotación baja y por consiguiente un mayor volumen de
financiación con costes más elevados.
2. Cálculo del periodo medio de maduración
El periodo medio de maduración (PMM) se calcula como la suma de los
periodos medios descritos anteriormente, sin contar el periodo medio de pago a
proveedores:
PMM = PMA + PMF + PMV + PMC
Si tenemos en cuenta también el periodo medio de pago a proveedores (PMP),
estaríamos calculando lo que se llama el periodo medio de maduración financiero
(PMMF), que se calcula de la siguiente manera:
PMMF = PMM – PMP
El periodo medio de maduración es más fácil de comprender gráficamente.
Según el ciclo de vida de una empresa, podemos construir el siguiente esquema:

Los periodos de maduración económico y financiero en una empresa comercial

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 15


tema 63

Denominamos empresa comercial a aquella que se dedica a la compraventa de


mercaderías sin operar en las mismas proceso de transformación alguno. Pues bien, en
este tipo de empresas el cálculo del periodo de maduración es más simple al eliminarse
dos fases del proceso, el periodo de producción y el almacenamiento de productos
terminados.
El esquema del periodo de maduración económico sería:

En cuanto al periodo de maduración financiero:

El periodo medio de maduración económico es el tiempo que normalmente se


emplea en el ciclo de la explotación o ciclo dinero-mercancías-dinero, desde que los
aprovisionamientos entran en el almacén hasta que se cobra por las mercancías vendidas.
En una empresa comercial los procesos se simplifican. La razón es que las
mercancías se compran y se venden sin transformarse. Por tanto no existe periodo de
producción. Tampoco existe periodo de ventas ya que no hay dos almacenes (de
materias primas y productos terminados sino únicamente de mercaderías). Por tanto:

PME = PMa + PMc


PMF = PMa + PMc + PMp

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 16


tema 63

4. CÁLCULO DE STOCK MÍNIMO Y ÓPTIMO

Como hemos visto ya, el stock es el conjunto de materiales necesarios para el


proceso productivo o comercial. Una vez adquiridos, los materiales que componen el
stock se utilizan en la fabricación o se venden, de manera que se hace necesario
reponerlos. Existen diversos sistemas para optimizar estas entradas teniendo en cuenta
las salidas que se van produciendo, esto es, el reaprovisionamiento. Pero, antes de entrar
a estudiarlos, vamos ver cómo se calcula el punto de pedido y el lote de pedido.

4.1. EL PUNTO DE PEDIDO (MINIMO)

El punto de pedido (PP) es el nivel de stock que nos indica que debemos realizar un
nuevo pedido si no queremos quedarnos desabastecidos y que se produzca una rotura de stock.
Para calcularlo, hay que partir de una cantidad mínima: nunca debe quedar en el
almacén una cantidad menor que el stock de seguridad. Así, al punto de pedido hay que sumarle
la cantidad prevista para cubrir el stock de seguridad (SS).
Por otro lado, es muy importante hacer cada pedido con tiempo suficiente para que el
proveedor reponga antes de que se produzca una rotura de stock. Para esto hay que tener en
cuenta el plazo de entrega del proveedor (PE) y la media de las ventas previstas, esto es, la
demanda media (DM).
De este modo, el punto de pedido se calcula según la siguiente fórmula:

Como es fácil deducir de esta fórmula, el punto de pedido debe aumentar siempre que
aumente el plazo de entrega del proveedor o cuando aumente la demanda media. Como se ve, el
punto de pedido depende del stock de seguridad. Para calcular el valor de este último debemos
considerar el plazo máximo de entrega (PME), es decir, cuánto tardarían en llegar las
mercancías en caso de que se produjera un retraso.
El stock de seguridad deberá ser lo bastante grande para cubrir la demanda media (DM)
en esos días; de este modo, el stock de seguridad se calculará según la siguiente fórmula:

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 17


tema 63

4.2. METODO WILSON (OPTIMO)

Para analizar el mantenimiento de stocks se aplica el modelo de Wilson, que


parte de las siguientes premisas:
– La demanda prevista es cíclica y regular: se venden las mismas cantidades en
los mismos periodos.
– Los precios de compra se mantienen fijos durante el periodo de análisis.
– El plazo de aprovisionamiento (entrega de la mercancía desde que se hace el
pedido) es conocido.
– No hay restricciones físicas o económicas para llevar a cabo el
aprovisionamiento.
En este modelo se determinan en primer lugar los costes que afectan a las
cantidades de producto que es necesario pedir:
Notación de las fórmulas
Ca = Coste de adquisición
D = Volumen de la demanda
P = Precio de unidad de producto
Cp = Coste de pedido
E = Gastos de emisión de pedido
Q = Cantidad de producto por pedido
Cl = Coste de almacenaje
A = Gastos por mantener una unidad de producto en el almacén
Cf = Coste financiero
i = Tipo de interés
n = Número de días que dura el periodo
Costes de mantenimiento de stock. Modelo de W

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 18


tema 63

La suma de los costes de adquisición, pedido, almacenaje y financiero


nos proporciona la fórmula del coste total de stock:

Coste total de stock: Ca + Cp + Cl + Cf

A partir del análisis de estos costes y de la previsión de la demanda surge el


siguiente gráfico:

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 19


tema 63

Del gráfico anterior se obtienen las fórmulas que permiten gestionar el


mantenimiento del stock:
– Cantidad económica de pedido (lote económico): el número de unidades que
es preciso adquirir en cada uno de los pedidos, suponiendo que estas cantidades sean
constantes. Se calcula con la fórmula:

– Punto de pedido: indica el número de unidades que debe tener el almacén


para realizar un pedido, es decir, proporciona información sobre el momento de realizar
el pedido para recibir la mercancía. Se calcula teniendo en cuenta las salidas previstas
en el periodo (D), la duración del periodo (n), el plazo de entrega de las mercancías (d)
y el stock de seguridad (ss), mediante las siguientes fórmulas:

La aplicación del modelo de Wilson también permite calcular otros valores


importantes para la gestión de los stocks de la empresa. Los más importantes son:
– Demanda diaria: cantidad media que sale del almacén según el número de
días que dura el periodo. Se calcula dividiendo la demanda total (D) entre el número de
días que dura el periodo:

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 20


tema 63

– Tiempo de reaprovisionamiento: el tiempo que transcurre entre dos entradas


consecutivas de mercancía en el almacén. Se calcula dividiendo la cantidad económica
de pedido (Qp) entre la demanda diaria:

– Número de rotaciones: número de veces que es preciso reponer un artículo en


el almacén durante un determinado periodo de tiempo. Se calcula dividiendo la
demanda total del periodo (D) entre el lote económico

4.3. MODELO ABC

Para decidir sobre el grado de control que se presta a los diversos tipos de
productos, muchas empresas suelen recurrir al método ABC, que deriva de la famosa
ley de Pareto. Según ésta, en muchas situaciones económicas se observa que a un

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 21


tema 63

pequeño número de elementos de un conjunto (aproximadamente el 20%) le


corresponde la mayor parte del valor de otro conjunto (en torno al 80%).
Así, por ejemplo, el 80% de la riqueza mundial está en manos del 20% de la
población; el 80% de las ventas de una empresa corresponden a un 20% de los
productos que la empresa comercializa, etc. Como se comprenderá, esta
correspondencia (20-80) no es exacta.
Viene a indicar, más bien, la desproporción que con frecuencia se da en el
reparto de un determinado conjunto entre un grupo de elementos. Esta desproporción
también suele presentarse en el caso de los inventarios. La constatación de esta realidad
en un gran número de empresas impulsó la aplicación del método ABC para decidir el
grado de atención que se iba a prestar a los diferentes productos.
Este método consiste en dividir las existencias totales en tres grupos.
• Grupo A. Está formado por un número reducido de artículos (un 5-20%), pero
que representa un gran porcentaje en cuanto al valor total del stock (un 60- 80%).
• Grupo B. Suponen un número mayor de artículos (un 20-40%) y representan
un 30-40% del valor total.
• Grupo C. Representa el mayor número de artículos almacenados (sobre un 50-
60%), pero sólo representan un 5-20% del valor total del stock.
El método ABC permite diferenciar los productos que necesitan una mayor
atención en términos de tiempo y control. Los del grupo A necesitan un control
máximo, y por tanto requieren un sistema de revisión continua, además de la
elaboración de inventarios periódicos para buscar posibles diferencias. Sin embargo,
para los del grupo B y C la atención disminuye, y C se convierte en el grupo al que
menos importancia hay que darle. Es posible que para el grupo B el sistema de revisión
sea continuo o periódico.
Para utilizar el método ABC, se deben seguir, en orden, los siguientes pasos:
a) Colocar los productos de mayor a menor valor.
b) Calcular el porcentaje que ocupa cada artículo sobre el total de artículos y
sobre el total de la inversión.
c) Obtener los porcentajes acumulados de los artículos y de la inversión.
d) Establecer los grupos A, B y C.
e) Representarlo gráficamente, poniendo los porcentajes acumulados de artículos
en el eje de abscisas (X) y el porcentaje acumulado de inversión sobre el eje de
coordenadas (Y).

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 22


tema 63

5. UTILIZACIÓN DE APLICACIONES INFORMATICAS


ESPECÍFICAS: PRESTACIONES, FUNCIONES Y
PROCEDIMIENTOS DE USO

En la actualidad, la potencia de proceso y almacenamiento de los ordenadores


personales, así como el software asociado, hace de estos una solución para el
desarrollo de trabajos que sin ellos sería una tarea ardua.
Para la consecución de estas soluciones, los ordenadores se basan en el uso
de aplicaciones informáticas, las cuales pueden definirse como aquella parte del
sistema de información (conjunto de elementos que interaccionan entre sí para la
obtención de un fin común) que resuelve determinados problemas de gestión en el
contexto de la información.
El control de la mercadería, espacio, equipos, mano de obra y demás recursos
de la operación de almacenamiento es esencial para la supervivencia del negocio.
Es por eso que se han desarrollado (y continuamente mejorado) multitud de
sistemas de administración de depósitos que brindan la habilidad de direccionar el
flujo de trabajo con la más alta precisión.
Las aplicaciones informáticas de gestión de almacenes son una herramienta de
mucho valor dentro de la operatoria diaria, eliminando ineficiencias y esfuerzos
redundantes.
Usando una combinación de identificación mediante códigos de barras y
tecnología de radio frecuencia, vemos como día tras día, se reducen los costos de
operación y los niveles de inventario.
En definitiva, las aplicaciones informáticas de gestión de almacenes mejoran
el manejo de la mercadería con las agradables consecuencias de mayor satisfacción
de los clientes, precisión del stock y productividad de los empleados.

5.1. PRESTACIONES Y FUNCIONES

Alguna de las funciones que pueden obtenerse de este tipo de aplicaciones son
las siguientes:

• Actividades en tiempo real (vía radiofrecuencia).

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 23


tema 63

• Trazabilidad de la mercadería en todos sus estadios.


• Manejo de depósitos múltiples.
• Conformidad con códigos de barras.
• Etiquetado automático.
• Localización de transacciones (identificación de usuario, fecha, etc.).
• Recepción de productos en tiempo real vía radiofrecuencia.
• Verificación de códigos de barras y etiquetado.
• Capacidad de recepción de una I varias órdenes a la vez.
• Almacenado/Redireccionado inmediato.
• Estibas de pallets o estibas de producto.
• Stock disponible para Picking inmediatamente
• Resolución «on line» de incidentes.
• Generación de pallets multiproducto y multiunidad.
• Asignación de posiciones según peso, tamaño, altura y demás características
de la mercadería.
• Control de calidad en la recepción
• Control de stocks: «estático», «en proceso», «en tránsito» ...
• Rotación de stock.
• Análisis ABC.
• Seguimiento de auditorias por ajustes de inventario.
• Conteos cíclicos, a petición y autogenerados por incidentes en el stock.
• Seguimiento inventario de cada producto del depósito
• Consolidación de pallets en stock.
• Gestión de caducidad de mercadería (vencimientos).
• Picking sin papeles.
• Sistema de pickeo directo y simultáneos.
• Procesamiento de órdenes en tiempo real (vía radiofrecuencia).
• Anulación de pedidos (Parcial y total).
• Devolución a proveedores.
• Elaboración de reportes.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 24


tema 63

5.2. PROCEDIMIENTO DE USO

Este tipo de aplicaciones informáticas suelen trabajar en dos niveles:


Controlar las entradas, salidas y estado actual del stock de productos
mediante el sistema de registro manual de entradas y salidas o bien lo mismo pero
mediante el sistema automático de lectura óptica mediante scanner y/o
radiofrecuencia.
En el primer caso el operador del programa registra las entradas y salidas
de material en el ordenador realizando un apunte. El ordenador simplemente suma
al estado actual las entradas y resta las salidas. Obviamente, si no se registra en el
ordenador una entrada o una salida no se corresponderá la información del ordenador
con la real. Por tanto, este sistema requiere que exista un control intenso de que
materiales entran y salen a efectos de registrar en el ordenador los movimientos
reales.

En el segundo caso las piezas o materiales que se almacenan son previamente


etiquetadas con un código que posteriormente lee un scanner que trasmite la
información por radiofrecuencia al ordenador central.
Las entradas se registrarán al igual que las salidas pasando los productos por
el lector el cual le informará al ordenador del movimiento.
Este sistema permite una mayor agilidad en los procesos y funciona de la
misma manera que las cajas registradoras de los supermercados.
El programa informático en ambos casos crea un albarán de salida y en muchos
casos la factura.
Su principal ventaja radica en la conexión con el programa de contabilidad ya
que la entrada o salida de productos en almacén produce al tiempo que se registra el
movimiento en el almacén un apunte contable que evita que esta información sea
introducida de nuevo.
Toda la información del almacén que anteriormente estaba recogida
generalmente en multitud de papeles, se gestiona ahora con la aplicación informática
a través de una PDA mediante radiofrecuencia, que recoge al instante la gestión de
entrega y recogida de mercancías, el registro de incidencias, etc. Estas aplicaciones
permiten informatizar toda la información que se produce en el almacén al instante.

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 25


tema 63

Además la PDA incluye un sistema de navegación que dirige al mozo de


almacén en sus recorridos para hacer el picking y recibe información de unos
sensores colocados en los bultos/ mercancías que controlan su ubicación, de manera
que se puede alertar de posibles fallos. Estas aplicaciones suelen incluir un sistema de
radiofrecuencias que supone un elemento de control que facilita la labor
administrativa en el almacén.

6. CONCLUSIÓN

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 26


tema 63

7. BIBLIOGRAFIA

PÉREZ-CARBALLO, J.A. y otros (2004): Principios de gestión financiera de la


empresa. Madrid. Alianza Editorial.
RAMOS DfAZ, R. (1988): Cómo gestionar los stocks. Madrid. Instituto de la
Pequeña y Mediana Empresa Industrial (IMPI).

8. RELACION CURRICULAR

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 27


tema 63

9. ESQUEMA

ROSALIA FERNANDEZ GARCIA 28

También podría gustarte