Está en la página 1de 4

1

SEÑORES
COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN Y ACUSACIÓN
CÁMARA DE REPRESENTANTES
CIUDAD

REF. DENUNCIA PENAL POR LA POSIBLE COMISIÓN DEL DELITO DE


CONCUSIÓN

DAVID ESPINOSA ACUÑA, identificado como aparece al pie de mi firma,


APODERADO del doctor ÓSCAR IVÁN ZULUAGA ESCOBAR, comparezco ante esta H.
Corporación con el propósito de presentar DENUNCIA en contra del exfiscal general
de la nación, LUIS EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT, por la comisión de un
conjunto de hechos susceptibles de ser adecuados típicamente en el delito de
CONCUSIÓN, en calidad de AUTOR DIRECTO.

Lo anterior, de conformidad con los hechos jurídicamente relevantes que mi


poderdante relata de la siguiente manera:

I. HECHOS JURÍDICAMENTE RELEVANTES

1. En el año 2014, mi representado, el doctor ÓSCAR IVÁN ZULUAGA ESCOBAR,


fungió como candidato presidencial.

2. El resultado de los primeros comicios arrojó a mi poderdante como ganador de


las elecciones. Sin embargo, atendiendo a los umbrales electorales, era
menester llevar a cabo una ‘segunda vuelta’, en la que participó con el entonces
presidente, JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN.

3. Antes de dicha segunda vuelta de elecciones presidenciales, el entonces fiscal


general de la nación, LUIS EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT, convocó al doctor
ÓSCAR IVÁN ZULUAGA ESCOBAR a través del doctor RODRIGO NOGUERA, a una
reunión privada.

4. El mencionado encuentro tuvo lugar en la oficina del exmagistrado de la Corte


Constitucional, doctor RODRIGO ESCOBAR GIL.
2

5. Para la época de los hechos mencionados, la fiscalía presidida por LUIS


EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT adelantaba indagación preliminar por lo que
mediáticamente se denominó el “caso hacker”.

6. Fue en dicho encuentro en donde el entonces fiscal general de la nación solicitó


a mi representado, ÓSCAR IVÁN ZULUAGA ESCOBAR, que acudiera ante el
expresidente ÁLVARO URIBE VÉLEZ con el propósito de solicitarle que no
presentara una denuncia y entrega de elementos materiales probatorios que
tenía en su poder respecto del ingreso de DOCE MILLONES DE DÓLARES a la
campaña presidencial de JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN en el 2010.

7. A cambio de dicha solicitud, el entonces fiscal general ofreció congelar la


investigación en contra de mi representado por el “caso hacker” hasta que
pasaran las elecciones.

8. En dicha reunión, además, se dejó claro que el entonces presidente de la


República, JUAN MANUEL SANTOS CALDERÓN, estaba enterado de la reunión y
del ofrecimiento realizado por el fiscal general, LUIS EDUARDO MONTEALEGRE
LYNETT.

9. Pese a lo anterior, mi representado en ningún momento accedió a los irregulares


ofrecimientos del exfiscal, LUIS EDUARDO MONTEALEGRE LYNETT, muestra de
lo cual es que se adelantaron investigaciones y juzgamiento en contra del doctor
LUIS ALFONSO HOYOS ARISTIZÁBAL, quien resultó absuelto en primera y
segunda instancia y la reciente decisión de ARCHIVO por ATIPICIDAD OBJETIVA
de la indagación en contra de DAVID ZULUAGA MARTÍNEZ, hijo de mi
representado.

II. FUNDAMENTOS JURÍDICOS

El tipo penal de la concusión, como hemos hablado, se encuentra en el TÍTULO XV


de la Ley 599 de 2000, bien jurídico de DELITOS CONTRA LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA, particularmente en el CAPÍTULO II, específicamente en el ARTÍCULO 404
que establece:

ARTÍCULO 404. CONCUSIÓN. El servidor público que abusando de


su cargo o de sus funciones constriña o induzca a alguien a dar o
prometer al mismo servidor o a un tercero, dinero o cualquier otra
3

utilidad indebidos, o los solicite, incurrirá en prisión de noventa y


seis (96) a ciento ochenta (180) meses, multa de sesenta y seis punto
sesenta y seis (66.66) a ciento cincuenta (150) salarios mínimos
legales mensuales vigentes, e inhabilitación para el ejercicio de
derechos y funciones públicas de ochenta (80) a ciento cuarenta y
cuatro (144) meses.

Respecto del tipo penal en comento, debe resaltarse que la CONCUSIÓN se trata de
uno de SUJETO ACTIVO calificado, pues es necesario que se trate de un SERVIDOR
PÚBLICO, particularmente quienes tienen un deber de relación funcional en dicha
administración.

Atendiendo lo anterior, es claro que se trata de un delito que por definición es


funcionarial propio o especial, de allí que quien despliega el comportamiento abusa
de una función que ostenta.

Los comportamientos que pretende disuadir son los de CONSTREÑIR, INDUCIR y/o
SOLICITAR, con lo cual es posible advertir que se trata, guardadas proporciones, de
un comportamiento en que el SERVIDOR PÚBLICO incurre en una extorsión
calificada, valiéndose de su calidad de tal, lo cual puede ejecutarse en beneficio
propio o de un tercero.

Uno de los aspectos sobre los cuales vale la pena recabar es el comportamiento
abusivo del funcionario – de su cualidad o de sus funciones- por cuya virtud vence,
por su preeminencia o superioridad, la voluntad del ofendido, quien accede a dar
o prometer algo que no debe, por el miedo o temor al poder público que encarna el
sujeto calificado.

En lo que atañe al verbo rector SOLICITAR, es claro que éste consiste en pretender
o buscar una cosa con dilgiencia y cuidado. Se trata de un medio de persuasión sutil
y las más de las veces efectivo. El funcionario, en ejercicio de sus funciones, pide
directamente al particular, sin pretextos ni rebuscos que lo provea de dinero o de
otro provecho, prevalido de a razón propia y de la investidura.

Ahora bien, dicha solicitud debe versar sobre el DAR o el PROMETER, con lo cual se
obliga al particular a una declaración de voluntad a través de actos concluyentes.
Ello, con miras a obtener DINERO o alguna OTRA UTILIDAD, que no es cosa distinta
que todo aquello capaz de satisfacer una necesidad en cualquier ámbito de la vida.
4

EL CARÁCTER INDEBIDO DE LA RETRIBUCIÓN. Es claro que el tipo demanda que


sea con ABUSO DE LAS FUNCIONES PROPIAS DE SU CARGO. En otras palabras, lo
que se advierte es que el objeto de la pretensión ha de reclamarse de manera
indebida, esto es, ilegal, con medios no autorizados por la ley, sin causa ni título
legítimo.

Finalmente, es deber mencionar que se trata de un tipo penal de MERA CONDUCTA,


es decir, que no demanda la materialización de un resultado en el mundo
fenomenológico, con lo que lo reprochable es el mero comportamiento del servidor
público. Basta entonces la sola conducta de la exigencia indebida con
independencia de que el autor consiga su propósito o no.

III. SUGERENCIAS PARA EL AGOTAMIENTO DE LA INVESTIGACIÓN

De manera muy respetuosa, se SOLICITA a la Honorable Comisión de Investigación


y Acusación que, en ejercicio de su potestad investigativa, se CONVOQUE a rendir
ENTREVISTA a los testigos del encuentro aquí mencionado, esto es:

1. JAIME ENRIQUE GRANADOS PEÑA


2. RODRIGO ESCOBAR GIL
3. RODRIGO NOGUERA CALDERÓN

Los anteriores ciudadanos pueden ser convocados a través del suscrito apoderado.

IV. COMUNICACIONES

Las recibiré en la Carrera 16A No. 79-48, piso 7 de Bogotá D.C., correo electrónico
contacto@deaa.com.co

Cordialmente,

DAVID ESPINOSA ACUÑA


C.C. 11.202.888
T.P. 134.189