Está en la página 1de 3

INFLAMACIÓN AGUDA Y CRÓNICA.

AGUDA: Es la acción del combate a las primeras fases de una infección y pone en marcha
procesos que llevan a la reparación del tejido dañado. Sus características fundamentales
son la exudación del líquido y proteínas plasmáticas (edema), y la migración de los
leucocitos donde principalmente son los neutrófilos.
En la respuesta inflamatoria aguda, está comprendida por diversos mediadores químicos
que la activan y que causan los signos sistémicos como pueden ser, por ejemplo:

Los diversos efectos que se pueden ocasionar en la inflamación a nivel sistémico son:

• VASCULARES:
Vasodilatación: Período de vasoconstricción arteriolar donde después
aparecen en el sitio dañado diversas histaminas causando este signo e
hiperemia activa (enrojecimiento y calor).
Se puede también encontrar efectos de vasodilatación por parte del NO
causando vasodilatación del músculo liso de la pared vascular.
Las NOS endoteliales causan aumento del calcio sistólico.
Lentificación del flujo sanguíneo local: Causado por aumento de la
permeabilidad vascular con edema.
Aumento de la viscosidad sanguínea de los vasos con menor calibre.
Estasis vascular: Causando la migración de los leucocitos que se pegan al
endotelio para después pasar su pared.
Aumento del flujo sanguíneo sistémico por parte de las arteriolas causando
hiperemia que a su vez ocasiona el rubor.
Aumento de la permeabilidad de la microvasculatura: Por medio de la
formación de aberturas entre las células endoteliales de las vénulas,
reorganización del citoesqueleto, aumento de la transcitosis, lesión
endotelial directa o mediada por leucocitos.
Congestión venosa.
• CELULARES: Los pasos celulares llevados a cabo son:
Intravascular: Marginación, rodamiento y adhesión.
Diapédesis.
Migración en los tejidos intersticiales hacia un estímulo quimiotáctico.
Fagocitosis: Sus procesos son: reconocimiento y fijación del agente
inflamatorio, englobamiento de la partícula y la destrucción o degradación
del material fagocitado.

• MOLECULARES: En las etapas de adhesión y transmigración, influencia de los


mediadores químicos:
Selectinas.
Inmunoglobulinas: ICAM-1 y VCAM-1.
Integrinas.
La primera etapa es la redistribución de las moléculas de adhesión hacia la
superficie celular.
La segunda etapa es la inducción de las moléculas de adhesión sobre el
endotelio.
La tercera etapa es aumento de intensidad de fijación.

• FACTORES QUIMIOTACTICOS: Se dividen en endógenos y exógenos, donde los


principales factores son:
Los componentes del sistema del complemento.
Los productos de la vía de la lipoxigenasa.
Las citoquinas
CRÓNICA: Es de larga duración, da la proliferación de nuevos vasos sanguíneos
(angiogénesis), fibrosis y necrosis tisular. Esta conlleva a consecuencias patológicas como
artritis y la emaciación vinculada con determinados cánceres. Su mecanismo de acción es:
❖ Infiltración por células mononucleadas como son los macrófagos, linfocitos y células
plasmáticas.
❖ Destrucción Hística.
❖ Reparación: Angiogénesis y fibrosis.
En este tipo de inflamación persiste la acumulación de macrófagos, mediada por:
▪ Reclutamiento continúo de monocitos procedentes de la circulación, lo que se debe
a la expresión sostenida de las moléculas de adhesión y de los factores
quimiotácticos.
▪ Proliferación local de macrófagos tras su migración desde el torrente sanguíneo.
▪ Inmovilización de los macrófagos en la zona de la inflamación.

EFECTOS SISTÉMICOS DE LA INFLAMACIÓN.

Los efectos sistémicos que están presentes en la inflamación son:

• Fiebre.
• Astenia.
• Adinamia.
• Anorexia.
• Hipotensión.
• Síntesis hepáticas de proteínas.
• Alteraciones de la reserva de leucocitos circulantes.
Estos se llevan a cabo por los efectos ya mencionados, pero también por la inducción de
las citocinas como son la IL-1, IL-6 y TNF, las cuales sintetizan en los leucocitos en
respuesta a la infección o agresiones inmunitarias o tóxicas, para después liberarse hacia
la circulación generada; cada una tendrá una función importante para que se den los efectos
sistémicos de la inflamación.

CONCLUSIONES.

Podemos concluir que los efectos sistémicos propios de la inflamación son importantes para
su identificación, aunque debemos de conocer cuáles son los mecanismos moleculares y
celulares para su mejor comprensión. Además, se tiene que hacer un análisis a fondo de
cada uno puesto que dan diversos efectos en cada parte del cuerpo como son en los vasos
sanguíneos principalmente, en la activación del sistema inmunológico, fibrosis, etc., todo
con el fin de la reparación de los daños generados.