Está en la página 1de 17

República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio del Poder Popular para la Defensa


Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional
UNEFA-Chuao.
LICENCIATURA EN ENFERMERÍA.
SEMESTRE III.
SECCIÓN D01.
MÉDICO QUIRÚRGICO I.

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN DE
ENFERMERÍA CLÍNICA MÉDICA.

Profesor: Alumna:
Lic. María Hidalgo. Paola Paredes C.I: 29.731.586.

Caracas, noviembre del 2021


INTRODUCCIÓN.

La definición y el análisis de conceptos han llegado a constituir un proceso


importante para la producción de conocimiento en la disciplina de enfermería; como
ciencia del cuidado de la vida humana, respaldada por un marco teórico propio de
conocimientos utiliza la metodología denominada proceso de atención de enfermería
(PAE), para reconocer los problemas reales y potenciales que emergen de las
necesidades de la persona sana y/o enferma.

El profesional de enfermería debe estar en capacidad de brindar cuidados a


todas las personas, independientemente de su condición; esta atención debe
garantizar el bienestar y la seguridad de las personas, además debe estar en
permanente desarrollo y fortalecer actitudes y valores que permitan la humanización
en su quehacer cotidiano, siendo reflexivo, crítico, comprometido, humanista,
solidario, respetuoso, honesto, creativo, participativo y responsable para atender al
individuo, en un sistema de salud que busca satisfacer las necesidades de la
población a cuidar. La enfermería se ha identificado como una profesión humanista,
centrada en el cuidado individual, colectivo y de entornos, a partir del desarrollo de
sus acciones.

La valoración clínica ese entiende como un proceso planificado, sistemático y


continuo, que los profesionales de enfermería realizan mediante un pensamiento
crítico para obtener y organizar la información necesaria al decidir el cuidado que se
proporciona. Para alcanzar dicho propósito, existen diversos modelos teóricos que
fundamentan la forma de realizar la valoración como: los patrones funcionales, las
necesidades humanas, el autocuidado, entre otros…

Actualmente, las enfermedades predominantes son principalmente


alteraciones debilitantes crónicas, en donde la promoción de la salud y la prevención
de la enfermedad se reconocen como estrategias efectivas. Se puede decir que la
mayor parte de las muertes son el resultado de enfermedades coronarias, cáncer e
infartos cerebrales. Así, la enfermería debe intentar anticiparse a las situaciones que
surgen y prevenir aquellas que dan lugar a riesgos para la salud.
1. CONCEPTUALIZAR Y ANALIZAR LAS DEFINICIONES DE VARIOS
AUTORES DE ENFERMERÍA CLÍNICA MEDICA, LA ACTUACION PROFESIONAL
DE LA ENFERMERA (O).

Según diversos autores, definen la enfermería clínica de las siguientes formas

“La enfermería clínica o médica, es el campo de trabajo dentro de las ciencias


de la salud que consiste en el cuidado y asistencia de los pacientes en un hospital, el
personal técnico capacitado para las funciones de cuidado, asistencia y vigilancia de
los pacientes es de suma importancia para el adecuado desempeño de una
institución sanitaria, todo hospital debe contar con enfermeros profesionales y
dispuestos a cubrir las necesidades del mismo.”

“La enfermería clínica está basada en el conocimiento de todas aquellas


patologías susceptibles de ser tratadas medicamente, es por ello que surge el
concepto de enfermo médico, que es aquel individuo que presenta una patología
susceptible de ser tratada por medidas que no invadan su organismo.”

“La enfermería del adulto, que proporciona a los enfermeros los conocimientos
técnicos, y prácticos que les permite abordar de forma adecuada y efectiva las
alteraciones de salud que requieren un tratamiento médico o quirúrgico en sus
diferentes áreas de asistencia y prevención.”

Luego de analizar las diversas definiciones se puede concluir que, el cuidado de los
pacientes es la esencia en la profesión de enfermería, definiéndolo como una
actividad que requiere de un valor tanto personal como profesional encaminado a la
conservación, restablecimiento y autocuidado de la vida que se fundamenta en la
relación terapéutica enfermera-paciente. Sin embargo, existen situaciones que
influyen en el quehacer del profesional de enfermería, olvidando en algunas
circunstancias, que la esencia de ésta, es el respeto a la vida y el cuidado profesional
del ser humano. Por tal motivo, surge la necesidad de reflexionar acerca de la
importancia del cuidado de enfermería, ya que éste repercute y forma parte de la
producción de los servicios sanitarios, considerados imprescindibles para conseguir
algunos resultados finales tales como, el alta, la satisfacción y menor estancia
hospitalaria del paciente, mayor productividad, eficiencia y eficacia del profesional y
el mantenimiento de la calidad de la atención, entre otros.

La comprensión de los roles desempeñados por el enfermero, así como las


influencias, las expectativas y los límites del comportamiento social derivados de
tales roles son importantes para informar no sólo sobre las políticas de enseñanza y
las prácticas profesionales, sino también sobre las políticas de salud. Al analizar los
roles desempeñados, se tiene la oportunidad de considerar las diversas formas de
patrones para comportamientos complejos de la vida real que incluyen las posiciones
sociales y las divisiones de trabajo. Esa base de conocimiento es un recurso que
puede ser usado para perfeccionar la gestión, la oferta y la efectividad de los
servicios profesionales de salud. El valor práctico de contar con un mayor
conocimiento sobre los distintos roles desempeñados por los profesionales en lo
cotidiano no puede ser subestimado, pues el ser humano, como sujeto, tiene la
capacidad permanente de construir y reconstruir sus experiencias sociales, por
medio del aprendizaje.

Alfaro (2014:2) hace énfasis en el uso del razonamiento clínico como base de
la elaboración de juicios, y dice que el proceso enfermero “brinda una forma
organizada y sistemática de pensar acerca de los cuidados de la persona”. Este
elemento consciente, activo y sistemático, que huye de la rutina, es el elemento
central en el que se insiste como fundamento metodológico de los juicios clínicos.

El juicio clínico enfermero designa las apreciaciones en las cuales el


profesional de enfermería debe emitir para resolver un problema con precisión y que
implica dos partes: juicio diagnóstico, que tiene por finalidad la identificación de los
problemas de salud del paciente, y el juicio terapéutico, cuya meta es proporcionar
los cuidados necesarios para la resolución de los problemas.

Según Iyer en 1989: “Las actuaciones enfermeras son aquellas intervenciones


especificas que van dirigidas a ayudar al paciente al logro de los resultados
esperados. Para ello se elaborarán acciones focalizadas hacia las causas de los
problemas, es decir, las actividades de ayuda deben ir encaminadas a eliminar los
factores que contribuyen al problema”
El paciente y los familiares deben involucrarse y participar, siempre que sea
posible, en las decisiones relativas a las intervenciones enfermeras encaminadas al
logro de los objetivos. Para identificar las intervenciones se debe conocer los puntos
fuertes y débiles del paciente y sus familiares.

Las características de las actuaciones de enfermería son, según Iyer (1989),


las que siguen:

 Serán coherentes con el plan de cuidados, es decir, no estarán en


desacuerdo con otros planes terapéuticos de otros miembros del equipo.

 Estarán basadas en principios científicos. Recordemos los paradigmas de


salud sobre los que se basa contemporáneamente la enfermería, empírico-analítico,
hermenéutico-interpretativo y socio-crítico, éstos fundamentan las decisiones y
actuaciones enfermeras. Serán individualizados para cada situación en concreto. Los
cuidados de un paciente difieren de los de otro, aunque tengan diagnósticos
enfermeros y médicos iguales o similares.

 Se emplearán para proporcionar un medio seguro y terapéutico.

 Van acompañadas de un componente de enseñanza y aprendizaje.


 Comprenderán la utilización de los recursos apropiados.

Desde un punto de vista funcional la enfermería planifica actuaciones en las


diferentes áreas de la salud, la enfermedad y el desarrollo humano:

 Promoción de la salud.
 Prevenir las enfermedades.
 Restablecer la salud.
 Rehabilitación.
 Acompañamiento en los estados agónicos.

Se concluye entonces, que las actuaciones de enfermería son aquellas


actividades que necesariamente deben hacerse, para obtener los resultados
esperados, y deben definirse para cada diagnóstico de enfermería y problema
interdependiente.

2. CARACTERISTICAS DE ENFERMERIA CLINICA MÉDICA

Las características de la enfermería derivan de sus funciones:

 Considerar la seguridad del paciente con un aspecto prioritario en todo


momento relacionado a los cuidados que se deberán administrar.
 Debe estar capacitada para la asistencia, tanto al paciente como a los
expertos, médicos y demás profesionales.
 Debe poseer capacidades para vigilar en todo momento y monitorear el
estado de salud de los pacientes.
 La comunicación verbal entre los proveedores de cuidados sanitarios y el
paciente no constituye una prueba legal ante un tribunal de justicia. Sólo los registros
médicos del paciente pueden citarse como prueba legal de los cuidados recibidos u
omitidos. Los datos escritos por los profesionales de enfermería y médicos en los
registros proporcionan una historia del curso clínico y de la respuesta del paciente al
tratamiento.
 Brindar apoyo físico al paciente (muletas, bastones, silla de ruedas, entre
otros).
 Prevenir accidentes y lesiones al paciente.
 Conocer y aplicar las técnicas de asepsia, antisepsia, y aislamiento a fin
de prevenir la transmisión de infección nosoconiales.

 Entre los objetivos de la enfermería clínica médica:


1) Racionalizar los cuidados.
2) Permitir establecer prioridades.
3) Dar continuidad a la atención.
4) Coordinar las intervenciones.
5) Individualizar y personalizar los cuidados lo que permite avanzar en la
humanización.
3. DESCRIBIR E INTERNALIZAR LAS DEFINICIONES DE :

A. ENFERMEDADES CRONICAS.

Según Nobel en 199, “Las enfermedades crónicas constituyen un problema de


salud en las sociedades contemporáneas.”

Las personas con enfermedades crónicas tienen que lidiar de forma


permanente con ellas en las áreas física, psíquica y simbólica de la individualidad,
pero el ser humano es un ser social que se expresa y proyecta en diferentes
espacios de la vida cotidiana, por lo que está obligado a trascender dicha
individualidad en aras del mantenimiento de las relaciones interpersonales.

El aumento sostenido de la incidencia y prevalencia de las enfermedades


crónicas a nivel mundial desde siglos pasados, especialmente en países con altos
indicadores de salud y desarrollo, su carácter complejo y multifactorial, su impacto
sobre poblaciones vulnerables y el hecho de que producen una limitación importante
en la calidad de vida y el estado funcional de las personas que las padecen, las ha
convertido en un verdadero reto desde lo económico, lo político, lo social y lo
personal.

Las enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) constituyen en la


actualidad uno de los mayores retos que enfrentan los sistemas de salud a nivel
mundial. Lo son por varias razones: el gran número de casos afectados con sus
consabidas tasas de incidencia cada vez más crecientes, su gradual contribución a la
mortalidad general, porque son la causa más frecuente de discapacidad, por el costo
elevado de la hospitalización, el de su tratamiento médico y el de su posterior
rehabilitación.

En diferentes contextos se hace referencia a las enfermedades crónicas (EC)


con diferentes nombres. Algunas veces el término “enfermedades no comunicables”
se utiliza con el fin de diferenciarlas de aquellas enfermedades infecciosas o
“comunicables”; y también se las puede llamar “enfermedades relacionadas con el
estilo de vida o el comportamiento”. Por otro lado, otro modo de definir enfermedad
crónica es referi

Según la OMS, las enfermedades crónicas no se transmiten de persona a


persona, son de larga duración y por lo general evolucionan lentamente. Los 4 tipos
principales de enfermedades crónicas son las enfermedades cardiovasculares (como
infartos del miocardio y accidentes cerebrovasculares), el cáncer, las enfermedades
respiratorias crónicas (como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el asma) y
la diabetes.

B) CARACTERÍSTICAS GENERALES:

1. Padecimiento Incurable: permanente e irreversible con periodos de


remisión y recaídas.
2. Multicausalidad o plurietiologia: están asociadas a diversos factores
químicos, físicos, ambientales, socioculturales, muchos de ellos relacionados con el
modo de vida y el trabajo. En las enfermedades cardiovasculares, por ejemplo,
intervienen múltiples causas: tabaco, hipercolesterolemia, hipertensión, estrés, etc.
3. Multiefectividad: un factor de riesgo puede producir múltiples efectos
sobre distintos problemas de salud. Por ejemplo, el tabaco puede producir cáncer de
pulmón, EPOC, enfermedad cardiovascular.
4. No Contagiosas: no están producidas por agentes microbianos, por lo
tanto no pueden transmitiese.
5. Incapacidad Residual: dejan secuelas psicofísicas y, por tanto,
disminuyen la calidad de vida.
6. Rehabilitación: requieren entrenamiento específico del paciente y de su
familia para asegurar su cuidado y una estrecha colaboración y supervisión del
equipo de cuidados.
7. Importancia Social: determinada por las tasas de mortalidad y la
repercusión socioeconómica, incapacidades en la población activa y gasto sanitario
que generan.
8. Prevenibles: tanto a nivel primario, mediante la modificación de
determinados factores, como a nivel secundario, mediante su detección precoz.
9. Sentimientos de pérdida: se generan en el paciente respecto a su vida
anterior.

El éxito por otra parte está en la detección temprana de estos padecimientos y


el combatir los factores de riesgo. Muchos estudios se refieren a ello, pero todavía no
se logra en la población la concientización del problema y la reducción de estos
factores de riesgo. En un estudio recién publicado en la provincia Cienfuegos, se
llega a la conclusión, que los factores de riesgo que se analizan muestran que el
problema luego de mejorar, en los últimos 10 años, empeora y de manera general los
valores son superiores a los observados durante la primera etapa de la investigación.

Se encuentran disponibles intervenciones costo-efectivas para la prevención,


atención y control de las enfermedades crónicas. Los servicios de salud,
especialmente en los países de medianos y bajos ingresos, están principalmente
diseñados para la atención de problemas agudos. Las deficiencias globales y las
barreras en la implementación de intervenciones costo-efectivas para la prevención y
control de las enfermedades crónicas se han asociado principalmente con débiles
sistemas de salud.

C) MEDIDAS PREVENTIVAS.

Para prevenir este tipo de patologías, o experimentar una mejora en su


evolución si ya se padecen, resulta fundamental adoptar los siguientes hábitos
saludables:

 Mantener una correcta alimentación: la dieta debe ser variada; se ha de


reducir el consumo de grasas saturadas e incrementar el de grasas vegetales;
aumentar la ingesta de frutas, legumbres, verduras y cereales, así como la de agua,
y limitar el consumo de sal y azúcar.
 Hacer deporte. El sedentarismo favorece la diabetes y la obesidad, entre
otras enfermedades cardiovasculares. Por tanto, el ejercicio físico debe ser una parte
fundamental de la actividad diaria de las personas mayores, siempre adecuándolo a
las posibilidades del individuo y atendiendo a las recomendaciones del médico.
 No fumar. La enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC está
relacionada con el hábito de fumar y con especial prevalencia entre las personas
mayores que fuman más de 30 cigarrillos diarios. Además, esta enfermedad
constituye la cuarta causa de muerte entre las personas mayores.
 Seguir el tratamiento prescrito por el médico o médicos.

La prevención y el control de las EC implican un desafío para los países ya


que estas intervienen en el mantenimiento de la pobreza y dificultan el desarrollo
económico, especialmente de aquellos países en desarrollo.

Sin embargo, en estos países no se ha logrado resolver aun la epidemia de


obesidad ni la alta prevalencia de EC en poblaciones con bajo nivel socio económico.

Algunos países de altos ingresos como Canadá, Reino Unido, Australia y


Finlandia y de ingresos medios (ej. Polonia) han logrado disminuir la mortalidad por
ECV en un 70% en gran parte gracias a la aplicación de enfoques amplios e
integrados que comprenden intervenciones dirigidas al conjunto de la población y al
individuo, y que se centran en los principales factores de riesgo (tabaco, alimentación
y actividad física) abarcando así en su impacto a varias enfermedades.

Sin embargo, en estos países no se ha logrado resolver aun la epidemia de


obesidad ni la alta prevalencia de EC en poblaciones con bajo nivel socio económico.

D) MANTENIMIENTO DEL BIENESTAR DEL EMFERMO.

La respuesta al diagnóstico de una enfermedad crónica siempre tiene


implicaciones psicológicas y sociales complejas. El reconocimiento de este hecho ha
dado lugar a que los cuidadores profesionales establezcan objetivos de atención
concomitantes: el control de la enfermedad y la calidad de vida. La compresión de
esta última ha evolucionado a la par con la comprensión y el tratamiento médico de
las enfermedades crónicas.

La gran cantidad de aspectos psicosociales que hacen parte de los cuidados


en las enfermedades crónicas surge de las respuestas individuales de los pacientes,
las familias, los amigos y la sociedad, frente al diagnóstico y al pronóstico.
Cualquiera que sea el resultado de la enfermedad, el objetivo es mejorar la calidad
de vida. El cuidado de apoyo y la supervivencia incluyen temas específicos que
deben tratarse con éxito para lograr este objetivo.

El bienestar físico se determina por la actividad funcional, la fuerza o la fatiga,


el sueño y el reposo, el dolor y otros síntomas. El bienestar social, tiene que ver con
las funciones y las relaciones, el afecto y la intimidad, la apariencia, el
entretenimiento, el aislamiento, el trabajo, la situación económica y el sufrimiento
familiar.

El bienestar psicológico se relaciona con el temor, la ansiedad, la depresión, la


cognición y la angustia que genera la enfermedad y el tratamiento. Por último, el
bienestar espiritual abarca el significado de la enfermedad, la esperanza, la
trascendencia, la incertidumbre, la religiosidad y la fortaleza interior.
La consideración de estos factores multidimensionales indica un enfoque en la
calidad de vida y las alteraciones en el bienestar. Su naturaleza subjetiva desafía la
capacidad de los profesionales de la salud para medir su propia efectividad. Algunos
pacientes pueden tolerar una discapacidad grave y aún sentirse afortunados de
recibir una terapia, mientras otros se muestran totalmente insatisfechos con una
disfunción mínima.

La percepción de la enfermedad incluye mucho más que la discapacidad


física; algunas personas son incapaces de expresar sus valores o definir la calidad
de vida sin un poco de ayuda en el proceso de clarificación de valores. No existe un
estándar dorado para medirla, cada situación supone inquietudes únicas. Por ello, es
importante profundizar en el amplio campo que cubre este concepto con el fin de
ofrecer al paciente crónico algo cada vez mejor.

Poder evaluar la calidad de vida de los pacientes se ha convertido en una


ayuda vital para el personal del área de la salud, ya que a través de ésta se pueden
detectar fallas en la forma de proceder del personal médico que atiende al paciente,
así como de la familia; además, se logra determinar si lo que se hace es suficiente o
no, y así diseñar cada vez mejores métodos para ayudar al paciente.

Los dos aspectos fundamentales en la evaluación de la calidad de vida son:


las variables independientes, como las emociones, la familia, el ambiente social y el
lugar de residencia, entre otros, que pueden influir en la calidad de vida del paciente,
y las variables dependientes, como las dimensiones física, emocional y social.

E) EFECTO DE LA ENFERMEDAD EN EL ENFERMO Y SU ENTORNO


FAMILIAR.

Una de las cualidades básicas de las enfermedades crónicas, responsable de


parte importante de sus impactos sobre las personas que con ellas viven, es
justamente la cronicidad. Esta propiedad o condición impone en primer lugar lidiar de
forma permanente con ella en los espacios físico, psíquico y simbólico de la
individualidad; pero también demanda de forma obligatoria trascender dicha
individualidad, en tanto el ser humano es un ser social que se expresa y proyecta en
diferentes espacios de la vida cotidiana. Las relaciones interpersonales en general,
las ocupaciones, la familia y la pareja constituyen las dinámicas de interacción
fundamentales donde los procesos de salud y enfermedad se expresan. Por tanto,
son los/as amigos/as, los/as compañeros/as de trabajo, los familiares y la pareja
quienes se convertirán en los principales actores, testigos y convivientes de dichos
procesos.

El impacto ocupacional de las enfermedades crónicas es un tema poco


explorado desde el punto de vista investigativo. Se considera dentro del área
ocupacional tanto las actividades laborales, estudiantiles, como aquellas labores no
remuneradas tales como el trabajo doméstico. Es común encontrar que como
resultado de los múltiples cambios físicos y psicológicos asociados al proceso de
enfermedad, se produzcan cambios en el desempeño de las labores.

La aparición de una enfermedad aguda, crónica o terminal en alguno de los


miembros de la familia puede representar un serio problema tanto en su
funcionamiento como en su composición.

Podría considerarse como una crisis, dada la desorganización que se produce


y que impacta en cada uno de sus mi Para adaptarse a esta nueva situación, la
familia pone en marcha mecanismos de autorregulación que le permite seguir
funcionando, de tal manera que se generan cambios en las interacciones familiares
que tienen un propósito específico, consciente o inconsciente, y que pueden llevar a
la familia a situaciones complejas de equilibrio o desequilibrio, poniendo en riesgo el
bienestar y manejo del paciente enfermo, así como la funcionalidad del sistema
familiar.

Los cambios que se producen en las familias en relación con la enfermedad


no siguen un patrón específico, más bien están dados por las propias características
familiares, tales como su etapa del ciclo vital, el momento de la vida del paciente, el
grado de solidez de la familia, el nivel socioeconómico, la función que cubra la
enfermedad para ese grupo en específico, la historia familiar, etcétera.
La enfermedad que tiende a la cronicidad, favorece en que el paciente “sea
etiquetado como diferente”, ya sea por el tipo de expectativas que posee, por las
nuevas necesidades de cuidados y alimentación, por su aspecto físico, por su
autoestima, por su capacidad de trabajo, etc, que afectan el tipo de relación
interpersonal con los miembros de la familia y con sus conocidos. Esta relación
puede evolucionar lentamente hasta el deterioro irreversible. La condición de
cronicidad puede evolucionar a situaciones de estrés crónico en el sistema, que no
sólo impactan el funcionamiento de la familia, sino también la evolución de la propia
enfermedad. Durante todo este proceso de enfermedad, la familia sufre al igual que
el paciente y se puede generar cambios catastróficos dentro del seno familiar; ante
esto el médico debe prevenir, diagnosticar e intervenir ya sea directamente o a través
del equipo multidisciplinario de salud.

Dentro de las respuestas a la enfermedad adaptativas que genera la familia,


se pueden observar las de orden afectivo que incluyen aspectos como negación, ira,
tristeza o depresión; la negociación de roles, flexibilización de límites, etc. También
se observan los ajustes de tipo económico, en los cuales resulta indispensable
considerar la pérdida de capacidad económica de la familia por concepto de
consultas, medicamentos y hospitalización, además de la disminución del ingreso
económico por la incapacidad del enfermo para trabajar, como en el caso del padre o
algún otro miembro de la familia económicamente activo. Otro ajuste que
frecuentemente es necesario para dar respuesta a la situación se encuentra en la
redistribución y acondicionamiento de espacios y al tipo de alimentación, que en el
caso de familias de escasos recursos, es un conflicto grave, que lleva en ocasiones a
la imposibilidad del manejo domiciliario del paciente crónico.
Conclusión.

El cuidado de los pacientes es la esencia de la profesión de enfermería, el


cual se puede comprender como una actividad que requiere de un valor personal y
profesional encaminado a la conservación, restablecimiento y auto-cuidado de la vida
que se fundamenta en la relación terapéutica enfermera-paciente.

Dentro de las instituciones sanitarias ha sido de suma importancia el


adecuado desempeño del personal de enfermería en cuanto al campo de trabajo que
dentro de las ciencias de la salud consisten en el cuidado y asistencia de los
pacientes, dentro de un hospital el personal que deberá estar capacitado para dichas
actividades comprenderá su rol en fin de cumplir las funciones de cuidado, asistencia
y vigilancia con éxito, a modo de que se cumplan los objetivos para la pronta
recuperación del paciente.

Por otra parte, enfermedad abarca una limitación concreta del ser humano,
pero que varía dependiendo de los valores personales, que están influenciados por
las características del individuo y de su entorno. Las personas, con sus antecedentes
característicos, ven la enfermedad y la salud de diferentes maneras y,
consecuentemente, existe una variabilidad de comportamientos en sus acciones
hacia la salud. Las características individuales, como edad, género, origen étnico,
antecedentes genéticos, nivel intelectual y motivación, valores éticos y
socioculturales, que varían entre personas y a lo largo del tiempo, han demostrado
su influencia en las respuestas fisiológicas y en el comportamiento humano hacia la
adaptación al entorno.

Finalmente, el profesional en enfermería competente es aquel que utiliza sus


conocimientos, habilidades y actitudes para emitir juicios clínicos, solucionar
problemas y realizar tareas costo-eficaces. La función de la enfermería, al igual que
la de otras profesiones de la salud, debe incluir la información y educación del
paciente sobre la salud, para que él pueda elegir entre las diversas opciones
posibles, una vez considerados los distintos riesgos y beneficios de cada alternativa.
Esta función de educación se está convirtiendo en prioritaria, ya que la tendencia del
cuidado de la salud se centra en el paciente, como centro de la atención y como
persona que toma la decisión del tratamiento y el tipo de cuidado que se va a
realizar.

Además, el profesional en enfermería debe ser la conexión o unión entre los


profesionales de la salud, el paciente y su familia. Esta función tiene por objetivo la
integración de los esfuerzos y la prevención de la fragmentación de los servicios de
salud asociada a la especialización. Es la enfermera/o quien crea relaciones,
mediante el reconocimiento mutuo enfermera-paciente, conociendo sus percepciones
y necesidades.
Bibliografía.

 http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1665-
70632018000100079&lng=es&nrm=iso 02-11-2021.
 https://es.scribd.com/document/420872353/Enfermeria-clinica-medica-docx
02-11-2021.
 https://www.fundacionsigno.com/bazar/1/HGaldakaomanual_de_enfermeria_quir
urgica.pdf 02-11-2021.
 https://es.slideshare.net/johann180185/principios-aplicados-a-clnicas-de-
enfermera 03-11-2021.
 https://eprints.ucm.es/id/eprint/35200/1/Libro%20Metodolog%C3%ADa%20Ed1.p
df 03-11-2021.
 https://www.medigraphic.com/cgi-bin/new/resumen.cgi?IDARTICULO=24975
 http://www.scielo.org.co/pdf/reus/v20n2/0124-7107-reus-20-02-00171.pdf 03-11-
2021.
 https://www.hospitalneuquen.org.ar/wp-content/uploads/2020/02/Proceso-de-
Atencion-de-Enfermeria-2.pdf 04-11-2021.
 https://scielosp.org/pdf/rcsp/2011.v37n4/488-499 04-11-2021.
 https://www.opimec.org/glosario/chronic-diseases/ 04-11-2021.
 https://www.geriatricarea.com/2017/08/02/pautas-para-prevenir-las-
enfermedades-cronicas-en-personas-mayores/ 05-11-2021.
 https://www.fundacionmf.org.ar/files/enfermedades%20cronicas%20parte%20I.p
df 05-11-2021.
 http://pepsic.bvsalud.org/pdf/diver/v1n2/v1n2a02.pdf 05-11-202.

También podría gustarte