Está en la página 1de 10

Yiderf Maldonado 100596314 Junior D.

Alonzo 100580102

Cambios principales pueden detectarse en las


preferencias de los turistas
Una de las cosas más importantes para el éxito de destinos y empresas turísticas, es entender
los gustos y las necesidades, de turistas que son cada vez más distintas.

Las motivaciones y las necesidades de los viajeros están cambiando y evolucionando de forma
constante, debido a diferentes tendencias y modas de cada sociedad. Por otro lado, han
surgido nuevos flujos turísticos de mercados emergentes como China, India o Rusia, que tienen
gustos y costumbres diferentes.

Lo que es común para la mayoría de turistas es la creciente necesidad de contar con servicios
tecnológicos de primer nivel y tener una comunicación directa y en tiempo real, con sus
proveedores turísticos. Ya sea la compañía aérea, el hotel, la agencia de viajes o la empresa de
tours que usan en el destino. Y quieren servicios que puedan reservar directamente desde su
móvil.

Entre las nuevas preferencias de los turistas se pueden destacar como mas importantes las
siguientes:

 Demanda de experiencias

Los viajeros tienen más interés que nunca en descubrir nuevos destinos, probar diferentes
tipos de transporte, usar opciones alternativas de alojamiento y experimentar nuevas
actividades.

Esa búsqueda de cosas fuera de lo común, hace que suba la demanda de experiencias y
actividades singulares, relacionadas directamente con la cultura local.

H ya no se quieren los típicos tours o actividades enlatadas y estándar para todos. Se buscan
experiencias singulares, fuera de lo normal y adaptadas a nuestras necesidades.

Muchos turistas buscan opciones de alojamiento más pequeñas y coquetas, donde se pueda
recibir un trato más personal y cálido.
También se demandan más actividades desarrolladas con gente local del destino, que permita
a los turistas conocer de una forma directa, como viven los locales.

En los últimos años han surgido los viajes cercanos a estilos alternativos de vida, la música y el
cine independiente. Hay hoteles que ya están creando zonas comunes, especialmente
pensadas y diseñadas para este tipo de viajeros.

 Personalización

Los turistas demandan productos y servicios más personalizados, adaptados a sus gustos y
necesidades. Cada uno quiere ser el protagonista de su viaje. No quieren tener la misma
experiencia “enlatada” que el resto de los turistas.

En los hoteles quieren poder elegir el tipo de menú del servicio de habitaciones, las sábanas, la
iluminación, las opciones de entretenimiento, la ambientación de la habitación o
los amenities que les ofrece el hotel. Quieren poder adaptar su habitación y su experiencia,
para sentirse como en casa.

En relación a las actividades, quieren tours que se adapten en horarios y en temática a sus
gustos y que no tengan todos los elementos cerrados, pudiéndose modificar sobre la marcha
según como se sienta el cliente en cada momento. Estos turistas están dispuestos a pagar un
precio extra por esta flexibilidad, ya que consideran que les aporta un gran valor añadido y se
sienten más protagonistas.

También cambia la forma en la que elegimos nuestros compañeros de viaje, antes era con
familia, amigos o conocidos. Hoy algunos turistas empiezan a elegir a sus compañeros de viaje
en foros de agencias de viaje y comunidades de viajeros, en torno a diferentes motivaciones de
viaje (que tengan los mismos gustos o necesidades.
Nuevos consumidores en el mercado turístico

Variables que influyen sobre el comportamiento de compra del consumidor.

Uno de los mayores desafíos del sector turístico es poder ofrecer productos ajustados a las
necesidades de los clientes. Y el mundo cambia cada vez más desde el impacto de la tecnología
en nuestras vidas. Los consumidores de turismo están cambiando de preferencias al mismo
ritmo.

Descripción de los nuevos consumidores:

 El consumidor es más consciente de sus necesidades


Gracias a las posibilidades que ofrece internet a los consumidores de turismo, estos cada vez
se sienten con mayor libertad a la hora de buscar información. Con el paso del tiempo el
viajero está cada vez más y más informado, más ‘empoderado’, y más capacitado para
organizar su viaje de manera independiente. Aunque continúan existiendo clientes que confían
en agencias de viajes que les organizan sus vacaciones al completo, los clientes que prefieren
contactar con las agencias una vez han optado por uno o varios productos turísticos están en
auge.

Este consumidor no busca analizar los productos turísticos por sus precios. Estudia
las opciones turísticas que más se ajusten a sus necesidades, no les importará pagar más por el
producto si cuentan con la confianza de que este producto les aportará el valor que
demandan.
Y es precisamente la demanda del consumidor lo que destaca la evolución que está teniendo
en estos últimos años. Tras décadas de turismo enfocado al periodo estival y en primera línea
de mar, los viajeros están en búsqueda de autenticidad. Buscan destinos diferentes, como
zonas alejadas de los grandes focos turísticos, y productos que les permitan vivir experiencias
únicas, conectadas a la autenticidad de esos lugares diferentes.

Básicamente tanto el destino a visitar, como las actividades que el viajero puede realizar allí,
son los dos factores clave de su decisión de compra.

 El consumidor busca un turismo sostenible

En un mundo cada vez más consciente de las cuestiones de sostenibilidad, el viajero cada vez
se involucra más en buscar opciones que reduzcan el impacto negativo en el medio ambiente.

Los grandes focos turísticos de Europa, pese a que dedican sus recursos a mantener sus
ciudades y entornos limpios, están notando a día de hoy las consecuencias de la masificación
turística. Y eso el consumidor de viajes también lo siente. Si bien el turismo de masas sigue
vigente y con un amplio público, las agencias de viajes que quieren alcanzar a un viajero más
exigente deben considerar el impacto de sus productos en el destino.

Es por eso que el consumidor turístico más exigente busca alejarse de los grandes focos
turísticos, optando por destinos próximos a estos que sean menos masificados. O bien optar
por alojarse en las capitales turísticas, con la opción de visitar puntos locales donde no haya
una saturación de turistas.

Esto significa, pues, que el viajero se siente más responsable sobre su impacto. Estarán
interesados en buscar productos turísticos que tengan en cuenta valores tan destacados hoy
en día como la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente, la seguridad, e incluso la igualdad.
El viajero exigente quiere ser respetuoso con el entorno del destino y con la población local, y
poder disfrutar de su viaje sin sentirse preocupado por circunstancias o amenazas que pongan
en peligro su bienestar o el de los demás.

Quizá es por esto mismo que está en auge el turismo enfocado a experiencias rurales,
experiencias conectadas con la naturaleza. No solo para conocer entornos naturales que no
han sufrido el impacto urbano, también lo toman como una manera de desconectar de la
rutina diaria, para disfrutar de unos días sin estrés.
 El consumidor y sus intereses culturales

Precisamente por el interés de los viajeros en conectar más con los destinos que visitan,
prefieren realizar otras actividades diferentes. En lugar de buscar experiencias enfocadas a las
grandes masas de turistas, los viajeros más exigentes prefieren vivir experiencias auténticas y
locales. Desde visitas culturales donde educarse sobre la historia y las costumbres del lugar,
hasta rutas gastronómicas para degustar los productos locales.

Nuevas técnicas y herramientas de gestión turística

 Teléfonos móviles

El elemento que más ha transformado el turismo en los últimos años, ha sido el crecimiento
exponencial del número de dispositivos móviles que existen en el planeta. La tecnología se ha
democratizado y hoy casi todo el mundo tiene un teléfono inteligente, que le conecta de
forma virtual, con el resto del planeta.

El canal móvil se ha vuelto un importante canal de venta para el sector turístico, suponiendo
ya el 12,5% de todas las reservas online y con crecimientos estimados del 22% anual, para los
próximos 5 años.

El móvil también permite a los viajeros la reserva o contratación de productos y servicios sobre
la marcha y según sus necesidades concretas que tengan en ese momento determinado. El
proceso de compra se alarga a través de todo el viaje.

Dentro de poco, muchos servicios que se ofrezcan a los turistas a través del canal móvil,
estarán basados en la geolocalización y en su perfil de usuario.
 Las aplicaciones móviles (Apps)

Las aplicaciones móviles permiten a los proveedores turísticos:

 Estar en contacto directo y en tiempo real con sus clientes.


 Conocer mejor sus gustos y necesidades.
 Poderles ofrecer nuevos productos y servicios turísticos, adaptados a su perfil
 Generar más ingresos.
 Y por último, generar relación emocional, que ayudará en el proceso de fidelizarle.

A los destinos turísticos les permite alcanzar varios objetivos:

 Brindar información turística personalizada sobre atractivos turísticos, gastronomía,


ocio y compras, así como toda la agenda de la ciudad.
 Brindar Información útil para el viaje: emergencias, hospitales, embajadas o policía.
 Ofrecer servicios de valoración y recomendaciones de otros usuarios.
 Habilitar motores de búsqueda y reserva para opciones de restaurantes, ocio o
transporte, que encajen con su perfil de turista.
 Dar información sobre redes sociales locales que permitan al turista interactuar con
ciudadanos locales.
 Dar asesoramiento online en tiempo real.
 Publicar ofertas de última hora.
 Y por último, servir como punto de encuentro virtual con otros turistas que han
visitado o están visitando el destino en ese mismo momento. 

 Destinos inteligentes
Las ciudades tendrán que crear las condiciones, para aprovechar todo el potencial que una
Smart City puede ofrecer a sus ciudadanos y a los turistas que la visitan. Entre los objetivos de
los destinos turísticos tienen que estar:

 Ofrecer a los turistas una red de comunicación rápida, segura y con contenidos
relevantes, para que pueda interactuar con sus dispositivos móviles.

 Ofrecer información relevante en tiempo real: oferta cultural, servicios públicos,


listado de embajadas, mapas, geo posicionamiento.

 Crear oferta de contenidos digitales que se puedan visualizar en realidad aumentada y


con los que se pueda interactuar.

 Crear plataforma de venta que le ofrezca servicios exclusivos, personalizados y


adaptados a sus gustos.
Las tecnologías de la información y la comunicación y el turismo
Cambios del entorno están influyendo en la actividad
turística

 Cambios demográficos y sociales


Giro a Oriente – El centro de actividad del turismo se está desplazando desde el eje del
Atlántico al Pacífico. El crecimiento de Asia hace que este continente se vuelva cada año un
mayor emisor de turistas al resto del mundo (destacando China).

Aumento de clases medias – Hay un aumento de las clases medias en muchos países
emergentes (BRICS y MIST) que generan nuevos flujos turísticos, con gustos y necesidades muy
diferenciadas.

Millennials – la nueva generación de turistas está cambiando la forma de viajar y los productos
y servicios turísticos que demandan. Ya suponen más del 40% de todas las compras mundiales
y en pocos años supondrán la mayoría de turistas que viajan por el mundo.

Solo travelers – Actualmente también hay muchas personas que viven y viajan solos, que
quieren involucrarse más con la cultura del destino y conocer gente local durante su estancia.

 Cambios económicos
Nuevos mercados emisores, las economías emergentes, con rápidos crecimientos económicos
en la última década, han generado nuevos flujos turísticos y han provocado un incremento de
la actividad aérea a nivel mundial.

Consumo consciente, los turistas están cada vez más informados, buscan precios
competitivos que les aporten un valor añadido.
 Digitalización en turismo
El entorno turístico cada vez es más digital. Destinos y empresas turísticas tienen que tener
al cliente en el foco de la estrategia y usar sus experiencias positivas como herramientas de tu
marketing y comunicación.

 La sostenibilidad es clave en turismo


Toda la cadena del valor del turismo tiene que generar visibilidad sobre la necesidad de que la
industria sea más sostenible, permitiendo reducir el impacto negativo que la actividad turística
genera en el medio ambiente y la cultura local.

República Dominicana como destino turístico


(A partir de lo analizado)

La República Dominicana se puede catalogar entre los principales destinos turísticos de la


región del Caribe y América Latina.

Más del 70% del consumo de los turistas no residentes en el país corresponde a alojamiento,
comidas y bebidas.

A República Dominicana le ha tomado décadas convertirse en el destino turístico que es hoy.


Sin embargo, la aceleración digital, el cambio de comportamiento en los ciudadanos del
mundo frente al “Internet de las cosas” y la priorización del móvil requieren una mayor
diversificación de las estrategias para atraer turistas, sustentando en lo digital el hecho de
llegar a 10 millones de turistas en una década.

República Dominicana, líder en la llegada de turistas internacionales en El Caribe, ha crecido


en el aspecto tecnológico, tal y como expuso el experto en nuevas tecnologías, Mite Nishio”.
Resalta la existencia en el país de casi 5 millones de líneas móviles con data, así como el auge
de las redes sociales, siendo Facebook, Whatssapp, Google+, Pinterest, Instagram y Twitter las
más utilizadas durante el citado periodo. De igual manera, destaca el hecho de que el país se
encuentra en el puesto #55 del ranking mundial de usuarios de Facebook, con una media de
cinco entradas diarias por usuario a esta red.

El turismo sostenible busca que las personas que visiten República Dominicana conozcan algo
más que Punta Cana y disfruten de algo más que el sol y la playa. Por eso muchas agencias
turísticas han tomado la opción de vender paquetes de viajes de turismo que tengan
actividades como: alpinismo, senderismo, avistamiento de aves, avistamiento de ballenas
jorobadas, agroturismo, excursión, ecoturismo, entre otros, con el fin vincular al viajero con el
conocimiento de la flora y fauna del país, y generar ingresos. La industria turística de República
Dominicana es de la más sólida en la región. Está diversificándose para atraer turistas de todo
tipo, y más importante, está tratando incursionar en el turismo de alto poder adquisitivo.

Con más y mejores aporte por parte del Estado en mantener la seguridad, desarrollar la
infraestructura, mercadear la República Dominicana de la forma más eficiente posible,
incrementar las facilidades para los inversionistas extranjeros poder invertir en el sector
turístico y con más diversificación del producto dominicano; la industria turística dominicana
tendrá un futuro excitante y progresista.

En el 2020 se está priorizando como nuevos consumidores a los mismos dominicanos,


profundizando en el turismo interno como parte de las medidas adoptadas para fomentar la
reactivación del sector, fuertemente golpeado por la pandemia del coronavirus.

También podría gustarte