Está en la página 1de 13

EDUCOMUNICACIÓN

23/04/2021

Apuntes de lo comentado por la Asesora de Prácticas.

Educar-informar.

Edu-cuminicativo

Educar e informar es clave en los dos ámbitos.

Reconocer por las mujeres sus derechos, rutas de atención.

Educar: conocer de manera profunda los sustentos que está en la psiquis colectiva.

INFORMAR-EDUCAR.

En el proceso educativo se requiere reconocer que las personas se encuentren activamente.


Incorporar a las personas en los procesos.
EDUCOMUNICACIÓN: DESARROLLO, ENFOQUES Y DESAFÍOS EN UN MUNDO INTERCONECTADO

Barbas, Ángel.

La educomunicación es un campo de estudios teórico-práctico que conecta dos disciplinas: la


educación y la comunicación.

La educomunicación ha sido abordada desde diferentes concepciones teóricas con varias líneas de
desarrollo en su aplicación práctica.

Textos y experiencias de educomunicadores en diferentes partes del mundo: Paulo Freire, Mario
Kaplún, Francisco Gutiérrez y Daniel Prieto Castillo, entre otros. Aportó un bagaje teórico y
práctico para el nacimiento de la educomunicación.

Definiciones de educomunicación:

 Consejo Internacional de Cine y Televisión 1973. «Por educación en materia de


comunicación cabe entender el estudio, la enseñanza y el aprendizaje de los medios
modernos de comunicación y de expresión a los que se considera parte integrante de una
esfera de conocimientos específica y autónoma en la teoría y en la práctica pedagógica, a
diferencia de su utilización como medios auxiliares para la enseñanza y el aprendizaje en
otras esferas del conocimiento como las matemáticas, la ciencia y la geografía» (Morsy,
1984: 7).
 UNESCO 1979. «(…) todas las formas de estudiar, aprender y enseñar a todos los niveles
(…) y en toda circunstancia, la historia, la creación, la utilización y la evaluación de los
medios de comunicación como artes prácticas y técnicas, así como el lugar que ocupan los
medios de comunicación en la sociedad, su repercusión social, las consecuencias de la
comunicación mediatizada, la participación, la modificación que producen en el modo de
percibir, el papel del trabajo creador y el acceso a los medios de comunicación» (Morsy,
1984: 8).

Institucionalización de la educomunicación como campo de estudio: dado al libro “educación en


materia de comunicación”. Su finalidad era que la educación percibiera de manera diferente a los
medios de comunicación, que tuviera en cuenta en sus contenidos la cantidad cada vez mayor de
mensajes que estos transmiten y aprendan a utilizar sus técnicas y tecnologías.

Educomunicación entendida desde diferentes concepciones y perspectivas diferentes:

 Seminario Latinoamericano Chile 1991: «(…) la educomunicación incluye, sin reducirse, el


conocimiento de los múltiples lenguajes y medios por los que se realiza la comunicación
personal, grupal y social. Abarca también la formación del sentido crítico, inteligente,
frente a los procesos comunicativos y sus mensajes para descubrir los valores culturales
propios y la verdad».
 Mario Kaplún en su libro “pedagogía de la comunicación”: «(…) tendrá por objetivo
fundamental el de potenciar a los educandos como emisores, ofreciéndoles posibilidades,
estímulos y capacitación para la autogeneración de mensajes.
Su principal función será, entonces, la de proveer a los grupos educandos de canales y
flujos de comunicación – redes de interlocutores, próximos o distantes – para el
intercambio de tales mensajes. Al mismo tiempo, continuará cumpliendo su función de
proveedora de materiales de apoyo; pero concebidos ya no como meros transmisores-
informadores sino como generadores de diálogo, destinados a activar el análisis, la
discusión y la participación de los educandos y no a sustituirlas» (Kaplún, 1998: 244).
 Agustín García Matilla: «(…) aspira a dotar a toda persona de las competencias expresivas
imprescindibles para su normal desenvolvimiento comunicativo y para el desarrollo
de su creatividad. Asimismo, ofrece los instrumentos para: comprender la producción
social de comunicación, saber valorar cómo funcionan las estructuras de poder, cuáles son
las técnicas y los elementos expresivos que los medios manejan y poder apreciar los
mensajes con suficiente distanciamiento crítico, minimizando los riesgos de
manipulación» (García Matilla en Aparici, 2003: 111).
 Asociación Aire Comunicación: «(…) un espacio teórico-práctico formado por las
interrelaciones entre dos campos muchas veces separados: la educación y la comunicación
(con especial hincapié en su vertiente mediática); un espacio de trabajo con un fin muy
claro: extraer todo el potencial de la unión de estas disciplinas al servicio del desarrollo
social e individual del ser humano, con la vista puesta en la consecución de un mundo más
habitable para todos»

Las definiciones se enmarcan en la tradición dialógica y crítica. (Paulo Freiré).

Enfoques educomunicativos

Permiten analizar diferentes prácticas de educomunicación.

 Enfoque educomunicativo instrumental: centrado en el manejo de la tecnología, es decir,


la comunicación es entendida desde modelos informativos-transmisivos. Se centra
principalmente, en el adiestramiento para el manejo de la tecnología o de los medios.
Los educadores son concebidos como una especie de expertos tecnólogos, cuyo objetivo
implícito es convertir a los educandos en operadores técnicos. No considera los
planteamientos emancipadores, críticos o dialógicos en el uso de los medios.
 Educomunicación como un proceso dialógico: Para empezar, quizá habría que recordar
que la comunicación es un fundamento esencial para el aprendizaje, para la socialización y
para la construcción del conocimiento.
Proceso dialógico inseparable de la práctica educativa y de los procesos de aprendizaje
colaborativo. Desde esta perspectiva, la construcción del conocimiento va unida a la
práctica de la educomunicación; es decir, cuando expresamos una idea para que nuestros
interlocutores puedan comprenderla es cuando dicha idea es aprendida y comprendida
verdaderamente por nosotros. En otras palabras, conocer es comunicar y es dialogar.
Educomunicación desde la perspectiva del presente autor:

La Educomunicación tendría como finalidad la construcción y creación colectiva a través del


intercambio simbólico y el flujo de significados. Esto supone considerar, en primer lugar, la
naturaleza colaborativa y participativa de la Educomunicación; en segundo lugar, sus posibilidades
creativas y transformadoras y, en tercer lugar, los medios y códigos a través de los que se
establece el proceso educomunicativo.

La Educomunicación, por tanto, es proceso, movimiento, flujo de significados, acción creativa y re-
creativa, construcción-deconstrucción-reconstrucción permanente de la realidad. Es, en suma, una
forma de pedagogía crítica que concibe los procesos educativos, la comunicación, los medios y las
tecnologías como herramientas de análisis y de acción para la comprensión y la transformación del
mundo.

 Naturaleza colaborativa y participativa de la Educomunicación ¿Qué implica?


-implica una participación activa en el proceso a través del dialogo. Así como una
participación colaborativa que permite la consecución de fines comunes
-Horizontalidad e igualdad como condiciones esenciales
-las intervenciones de los participantes se sitúan en planos simétricos

 Posibilidades creativas y trasformadoras de la Educomunicación ¿Qué implica?


-La construcción de conocimiento se da a través de la creación y actividad de los
participantes
-Conocimiento no es transmitido o dado, es algo creado a través de procesos de
intercambio, interacción, diálogo y colaboración.
-Proceso donde las personas, aprenden, recrean y transforman la realidad en la que están
inmersos.

 El uso de los medios en el proceso educomunicativo


-El medio entendido como mediación o intermediación. La tecnología, es por tanto, una
forma de mediación o de interacción, para establecer el proceso comunicativo y
problematizar situaciones y para estimular la discusión, el dialogo, la reflexión y
participación. Desde este enfoque la tecnología es in medio o instrumento que permite la
comunicación.

Los medios deben posibilitar el flujo de significados, el movimiento y la producción de


conocimientos socializados. Esta perspectiva es puesta de relieve por investigadores de la
comunicación en el contexto digital como Pierre Lévy (2004), Marco Silva (2005) o Carlos
Scolari (2008), autores que encuentran nuevas posibilidades en los medios digitales
entendidos como canalizadores de procesos y flujos de comunicación

¿Qué es la hipermediación?

hipermediación: «Al hablar de hipermediación no nos referimos tanto a un producto o un


medio sino a procesos de intercambio, producción y consumo simbólico que se
desarrollan en un entorno caracterizado por una gran cantidad de sujetos, medios y
lenguajes interconectados tecnológicamente de manera reticular entre sí. (...) no estamos
simplemente haciendo referencia a una mayor cantidad de medios y sujetos sino a la
trama de reenvíos, hibridaciones y contaminaciones que la tecnología digital (...) permite
articular dentro del ecosistema mediático» (Scolari, 2008: 113-114).

Web 2.0
La Web 2.0 se centra especialmente en la comunicación y en el usuario. Poco a poco,
Internet se convierte en un medio interactuante que posibilita el intercambio de roles
entre emisores y receptores; es decir, en una plataforma de interacción, en un ciber-
espacio de intermediación para la comunicación global con un marcado carácter social. El
uso social de la Web 2.0 se produce a través de las interacciones puestas en práctica en las
redes sociales, los blogs o las wikis. Herramientas que permiten ir más allá de los modelos
de comunicación bidireccionales, integrando simultáneamente lenguajes, medios y
soportes, para constituirse en prácticas hipermediáticas (Scolari, 2008), caracterizadas
por modelos de comunicación rizomáticos e interactivos.

Sin embargo y pese a estas potencialidades de la comunicación digital, en la actual


sociedad de la información se siguen reproduciendo los modelos comunicativos de
carácter transmisivo, como se puede comprobar, por ejemplo, en las prácticas escolares
que utilizan las tecnologías digitales de forma acrítica e instrumental. De esta manera, se
produce una dualidad de procesos paralelos donde, por un lado, se refuerza el carácter
informativo-transmisivo de la tecnología y, por otro, se generan nuevas utopías
comunicativas y sociales.

La red y el papel de la comunicación

La Red se ha constituido en una extensión propia de la sociedad (Castells, 2005) y, si


consideramos la dimensión social del aprendizaje como eje central de todo proceso
educativo, la Educomunicación del siglo XXI deberá concebir el ciberespacio como parte
integrante de ese aprendizaje social.

Por ello, la Educomunicación debe entender al ciberespacio no sólo desde su dimensión


tecnológica y/o mediática, sino también – y sobre todo – como una comunidad de práctica
(Wenger, 2001) entendida como metodología social para el aprendizaje. Las comunidades
de práctica son dinámicas de aprendizaje concebidas a partir de la acción grupal cuyo
objetivo es la creación de conocimientos y la transformación de una situación concreta
mediante procesos de diálogo y de investigación sobre la práctica.

Las redes sociales en entornos virtuales es una nueva forma de entender los procesos
educativos y comunicativos. Las dinámicas educativas surgidas en la Web 2.0 plantean
desafíos y posibilidades a la educomunicación-
Lecturas de:

La fiesta de la conversación. Gladys Herrera Patiño & Iván Darío Chahín Pinzón.

Los dos autores que trabajan la comunicación de la educación proponen una propuesta
innovadora e incluyente “La fiesta de la conservación”. Propuesta para tener en cuenta como
realizar una estrategia educomunicativa que no solo sea transmisora de mensajes, sí no, que estos
se incorporen, piensen y se trabajen.

En palabras de ellos, su idea es que: “animar una conversación sobre las ideas y conceptos de la
situación social a trabajar, para estrenar otras formas de relacionarnos, más gratas, menos
violentas, más equitativas, para ampliar la mirada”. Esta comunicación como conversación tiene
tres características principales:

 La del encanto: se basa en despertar emociones y con ellas comunicar ganas de actuar, de
trasformar y transformarse. NO ES UN DISCURSO REPETITIVO.
 La de la confianza: confianza de pensar diferente como una oportunidad para la
conversación
 La del soporte de la investigación: que nos ayuda a conocer mejor aquello que creemos
conocer

Para que esta idea de la conversación se posible, se debe tener en cuenta:

 Analizar el contexto para sumarnos a conversaciones sociales ya existentes sobre el tema.


 Trabajar con equipos de investigación para encontrar el punto de vista distinto, capaz de
dar nueva temperatura y horizonte a la conversación
 Buscar una estética a la medida del tema.

Cuando se realiza una estrategia educomunicativa se debe:

 dejar huellas en las personas, alimentando su deseo de volver sobre los mensajes, de
pensarlos, madurarlos e incorporarlos a la vida cotidiana.
 Tener en cuenta a la persona, el tema del que habla y no solo que se tiene por decir.
 Reconocer a cada persona la capacidad de transformarse a sí misma y a su mundo, que le
ofrezca oportunidades para esa capacidad se desarrolle, a partir de encuentros con otros
mundos, con otras preguntas, con otros puntos de vista que estiren su pensamiento,
mirada y comprensión.
 La comunicación no debe tener pretensiones de persuasión, de consumo y de
homogenzación.
 Solo hay comunicación en el diálogo. Educar sin tener en cuenta sus mundos, no era más
que transferirles, transmitirles y sobre todo, negarles su condición de personas. Paulo
Freire.
 Pensar más en conversar que en convencer
 Las conversaciones que convencen es que las personas reafirmen o creen sus convicciones
propias, y no inducidas. En esta forma de comunicar se ve a las personas como iguales que
intercambian los valores de sus vidas y en la medida que lo hacen logran pasar de la
obediencia a la inteligencia. Haciendo las cosas no por autoridad sino por sentido.
 Las personas se deben conectar consigo mismo y expresarse con sus palabras y su ritmo.
 Hacer dar ganas.
 Sembrar el deseo, disfrutar la alegría del descubrimiento y valorar la resistencia al cambia,
son aspectos que pueden hacer de la educación y el aprendizaje un acto gozoso.
 El reto es llamar la atención sobre los saberes de cada parte, motivar su negociación y
celebrar y comunicar las nuevas construcciones.

Punto de partida

La comunicación para la educación o conversación, implica un punto de partida que se trata de


provocaciones y de atractivos que llaman la atención de las personas que interesa convocar a la
conversación. Son ganchos para que la persona concentre su atención en el tema y tenga deseo
de saber algo más, de compartir lo que sabe, de construir saber nuevo.

Si la provocación resulta, se encuentra un escenario donde la palabra de cada cual se rota, se


expresan opiniones, etc.

Camino para casar emociones y pensamiento

¿Qué vientos soplan para quienes desean hacer comunicación educativa en este siglo XXI?

En la sociedad del espectáculo, son 5 los vientos

 La potenciación de lo sensorial: los medios de comunicación audiovisuales hablan a varios


sentidos a la vez
 La potenciación de lo narrativo: los medios de comunicación convierten en relato todo lo
que pasa por sus manos, sin importar si se trata de un show, noticias, publicidad. La
potenciación de lo narrativo hace que los discursos se interioricen inconscientemente,
porque al privilegiarse el relato la ideología no se comunica en forma explícita, sino
implícita.
 Potenciación de lo dinámico
 Potenciación de lo emotivo
 Potenciación de lo sensacional

A partir de esta caracterización de la sociedad del espectáculo, surge la pregunta si es posible


¿sacar provecho de estos vientos? ¿Puede ser el entretenimiento un camino que recorra tanto la
mente emocional, como la mente racional? ¿Podemos aprovecharnos de las nuevas costumbres
de las audiencias para promover la conversación y la diversidad?

La respuesta es sí. Los autores lo afirman a través de un ejemplo.

La propuesta de comunicación educativa que se desarrolla en este texto: tomar el camino


emocional como un atajo que conduce al pensamiento. Así, le damos a la emoción, a la narrativa
y a la sensorialidad, el carácter de puerta de entrada al mundo de la otra persona. Son el lugar
donde se puede hacer contacto con las demás. Pero el trabajo no termina allí, sino que sigue
adelante al proponerse construir mensajes que desde la emoción interroguen el intelecto, lo
provoquen, lo pongan en duda.

Experiencias que avanzan hacia la educación en la comunicación propuesta por los autores:

Los autores proponen una metodología para convertir en interesantes temas considerados pocos
interesantes y saber usar los vientos de los medios de comunicación

LA RADIO

Radio Sutatenza 40.

La audiencia habla, los medios son los que por muchos años no han escuchado sus palabras.

La reflexión sobre los medios de comunicación… ¿se trata de comunicar para, de comunicarse con
o de comunicar desde? O ¿hacerlo de las tres formas?

3 Experiencias en la radio.

-Programa radial: “A gatas… cantos y cuentos para una crianza mejor”

-Estrategia de comunicación: Pa´´todo el mundo, una muestra de capacidad.

El reto está en hacer programas de radio agradables, capaces de invitar al oyente a permanecer
con los emisores. A su vez hacer programas bien logrados, con libretos e investigación.

Investigar para poner de cerca de la audiencia que se quiere llegar, nuevos temas y perspectivas,
para que la radio pudiera decirles cosas significativas.

Radio educativa basada en la alegría y la conversación.

Realizar programas hechos desde el punto su punto de vista y experiencias, hechos directamente
por estas personas y sus organizaciones.

Tener en cuenta los radios comunitarios, televisiones comunitaria, periódicos de sector sociales.
HABILIDADES PARA LA VIDA.

Leonardo Mantilla Castellanos & Iván Darío Chanín Pinzón.

Este es un manantial que nos puede ayudar a transformar la calidad de las relaciones que como
personas establecemos con nosotras mismas, con las demás personas y con el entorno. Toda esta
transformación enmarcada en una ética del cuidado y en los derechos humanos, para aumentar la
capacidad que tenemos las personas para desactivar injusticias, inequidades, inhumanidades.

Aspectos conceptuales del enfoque de habilidades y competencias para la vida.

La propuesta de las habilidades para la vida aparece y se desarrolla, precisamente por ser un
conjunto de herramientas útiles en la construcción del bienestar de las personas y las sociedades.

En un primer momento las habilidades para la vida se concentraban en dimensiones individuales,


laborales.

Para el 2002, Ouane cuestiono esta tendencia. En su opinión, la comprensión de las habilidades y
competencias para la vida incluyen el empoderamiento, la realización individual y la capacidad de
formar parte de grupos heterogéneos y luchar por objetivos comunes. Proponiendo una visión
que integraba la perspectiva individual y social de las habilidades y competencias. Entendido de
esta manera, las personas como ciudadanas, con capacidad de transformarse a sí mismos y
también la responsabilidad y capacidad de intervenir en el entorno en que viven.

¿Qué son las habilidades?

Habilidad: a las destrezas que desarrollan las personas, que les permiten hacer con gracia y
soltura. Esa es nuestra primera precisión: las habilidades las entendemos como sinónimos de
destrezas, de saber hacer, que se pueden desarrollar y fortalecer mediante la práctica.

Según la OMS

La OMS del año 2003, definió con mayor precisión qué significaba que las habilidades para la vida
fueran de naturaleza psicosocial, cuando afirmó que “dichas habilidades pueden aplicarse al
terreno de las acciones personales, la interacción con las demás personas o a las acciones
necesarias para transformar el entorno, de tal manera que éste sea favorable a la salud y el
bienestar”.

Las diez habilidades que propuso fueron: toma de decisiones, solución de problemas,
pensamiento creativo, pensamiento crítico, comunicación efectiva, relaciones interpersonales,
autoconocimiento, empatía, manejo de emociones y manejo del estrés
¿A qué contribuyen las habilidades para la vida?

Lo que también sabemos es que fortaleciendo las habilidades para la vida se puede contribuir
al empoderamiento de las personas para que sean más críticas, autónomas y empáticas, y para
que tengan una mayor capacidad de decidir sobre el destino de sus vidas y aportar a la
construcción de un mundo mejor.

Dimensión Política de las habilidades para la vida

Lo que nos interesa afirmar, y dejar claro, es que el desarrollo de habilidades permite que la
persona tenga destrezas y herramientas para intervenir en el mundo que le rodea. Esta es la
dimensión política implícita en la naturaleza psicosocial del enfoque de habilidades para la vida.

Las habilidades para la vida y su aplicación en las diferentes situaciones

La visión de la OMS permite que las habilidades para la vida se presenten como
herramientas psicosociales que pueden aplicarse en todo tipo de situaciones y ajustarse a
diferentes objetivos. Una evidencia de esta afirmación se aprecia en la existencia de programas de
habilidades para la vida con énfasis en la sexualidad, en la prevención del consumo de
psicoactivos, en la promoción de valores, en la construcción de ciudadanía, o en el mejoramiento
de la convivencia, por mencionar algunos ejemplos.

Clasificaciones de habilidades para la vida

OPS 2001

La propuesta presentada en 2001 por la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS), se


clasifica las habilidades para la vida en tres categorías: sociales, cognitivas y para el control de
emociones.
OMS 2003.

Fundamentos teóricos de las habilidades para la vida.

El concepto de competencias

Así pues los dos sectores, salud y educación, concluyeron que no bastaba con “saber”, sino que se
requería “saber cómo hacer”. Por distintos caminos, coincidieron en su interés por desarrollar
competencias en las personas, es decir, la capacidad de satisfacer demandas y exigencias
complejas en contextos específicos, mediante la movilización efectiva del conocimiento y otros
factores determinantes del comportamiento humano. El énfasis cambió de la acumulación de
conocimientos, a la aplicación pertinente de los mismos de acuerdo con el contexto.

¿A qué hacen referencia las competencias?

 Para el educador Ignacio Abdón Montenegro Aldana, “ser competente es saber


hacer y saber actuar, entendiendo lo que se hace, comprendiendo cómo se actúa,
asumiendo de manera responsable las implicaciones y consecuencias de las acciones
realizadas y transformando los contextos a favor del bienestar humano.
Elementos para comprender el concepto de competencias

-El énfasis del modelo de competencias no está en el conocimiento, sino en “saber hacer” de
manera flexible y pertinente frente a la propia realidad, para enfrentar problemas y desafíos
nuevos en la vida cotidiana.

-La competencia busca un comportamiento efectivo, es decir, que la persona logre satisfacer
aquello que se propone, en términos de exigencias personales o sociales.

-La competencia de una persona es observable, porque se manifiesta en las acciones


(comportamientos) que emprende en situaciones o contextos particulares. No se hace evidente en
palabras sino en hechos.

-El modelo de competencias es holístico porque integra y relaciona atributos personales (como
actitudes, cualidades, habilidades, valores o conocimientos), exigencias o necesidades individuales
y el contexto, como elementos esenciales del comportamiento competente o efectivo.

El modelo de competencias

El modelo de las competencias es holístico, efectivo, integrador, basado en saber hacer y evidente
en hechos.

Clasificación de las competencias

El modelo de competencias es genérico y ha permitido desarrollar diferentes maneras de


clasificarlas y organizarlas.

-competencias genéricas, personales, interpersonales y sociales

-competencia de acuerdo a áreas específicas del desarrollo humano: físico, social y relacional,
moral, cognitivo, emocional o espiritual.

Competencia psicosocial

La OMS definió el concepto de competencia psicosocial como la “capacidad de una persona


para enfrentarse adecuadamente a las exigencias y desafíos de la vida diaria, y mantener un
estado de bienestar mental que es evidente mediante un comportamiento positivo y adaptable en
la interacción con las demás personas y con el entorno social y cultural”

Desarrollar competencia psicosocial implica trabajar con valores, cualidades, conocimientos,


emociones y habilidades, siempre teniendo como marco de referencia el entorno y los contextos
específicos en que se desempeña la persona.

¿Cuál es el rol de las habilidades en el modelo de competencias?

Siguiendo lo propuesto por la OMS en 1993, entendemos que las habilidades para la vida son
como un “puente”, que nos lleva desde la orilla de lo que sabemos (conocimiento), creemos,
sentimos o pensamos (actitudes y valores), hasta la orilla de la capacidad (competencia) para
hacer las cosas (qué hacer y cómo hacerlo)

Tres rasgos características de las habilidades para la vida:

 Sirven para todo tipo de situaciones de la vida


 Sirven para todo tipo de personas
 Al momento de usarlas son genéricas

También podría gustarte