Está en la página 1de 11

Ha sido una lectura de lo más entretenida que me ha mantenido intrigada desde el principio

hasta el final. Un buen thriller con el que, a pesar de pequeñas objeciones, he disfrutado
bastante y recomendaría.
¿Cuál es el meollo? Lo cierto es que no quiero desvelar muchos datos. Cuanto más a ciegas os
enfrentéis a esta novela (como suele ocurrir con la mayoria de historias del género) mejor. La
sinopsis es perfecta, no necesitáis saber más. ¿Quién está detrás de esa amenaza?, ¿por qué
debe morir?, ¿hasta qué punto pueden acabar con esa vida que has conocido hasta ahora?
Respuestas que deberéis buscar entre las líneas de esta historia.
Así, nos encontramos con un thriller psicológico que tiene un elenco muy pequeño pero con el
que se van sucediendo bastantes cosas. Quien está detrás de ese anonimo no sólo juega con la
mente de Starks sino también con la del lector.entretejidas dentro una historia a la que me he
enfrentado con bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y
que, aunque no se han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.
Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como ot Y también que a pesar de su inicio más pausado, el libro es ágil y entretenido.
Mantiene la expectación y nuestras ganas por saber más.
¿Cuáles son esas pequeñas objeciones? Pues por un lado, que una vez descubierta la razón por
la cual el Dr. Starks recibe esa amenaza... no me parece justificación para una medida tan
drástica como inducir a alguien al suicicio dentro de un chantaje en el que la medida
alternativa es igualmente horrible si no peor, medida que no os voy a desvelar, ¡claro está!
Cierto es que el mismo doctor deja claro varias veces que lo que le han hecho y le están
haciendo es un castigo desmedido en relación a la culpa, pero que el propio protagonista lo
reconozca no le resta peso suficiente a mi percepción como para no mencionarla.
Por otro lado, en la primera parte de la novela disfruto de un Frederick Starks que en mi
opinión está muy muy bien construido. Como lectora, tejí una imagen mental de este
personaje muy nítida y, francamente, estaba encantada porque para tratarse del protagonista
de un thriller era un poquito antihéroe. Y sí, esto debería encontrarse dentro de los aspectos
positivos de esta historia, pero lo he traído al cajón contrario porque lo que no me ha ras
congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro
inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas
objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones entretejidas dentro una
historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues se trata de una novela
muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo, sí que recomiendo a
cualquier asiduo género. entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo,
Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras
congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro
inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas
objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones entretejidas dentro una
historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues se trata de una novela
muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo, sí que recomiendo a
cualquier asiduo género. entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo,
Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras
congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro
inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas
objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones entretejidas dentro una
historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues se trata de una novela
muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo, sí que recomiendo a
cualquier asiduo género. entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo,
Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras
congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro
inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas
objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones entretejidas dentro una
historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues se trata de una novela
muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo, sí que recomiendo a
cualquier asiduo género.Crítica “El psicoanalista”

Ha sido una lectura de lo más entretenida que me ha mantenido intrigada desde el principio
hasta el final. Un buen thriller con el que, a pesar de pequeñas objeciones, he disfrutado
bastante y recomendaría.
¿Cuál es el meollo? Lo cierto es que no quiero desvelar muchos datos. Cuanto más a ciegas os
enfrentéis a esta novela (como suele ocurrir con la mayoria de historias del género) mejor. La
sinopsis es perfecta, no necesitáis saber más. ¿Quién está detrás de esa amenaza?, ¿por qué
debe morir?, ¿hasta qué punto pueden acabar con esa vida que has conocido hasta ahora?
Respuestas que deberéis buscar entre las líneas de esta historia.
Así, nos encontramos con un thriller psicológico que tiene un elenco muy pequeño pero con el
que se van sucediendo bastantes cosas. Quien está detrás de ese anonimo no sólo juega con la
mente de Starks sino también con la del lector.
¿Qué puntos juegan a favor de esta novela? Pues que dentro de toda la trama, del entretejido
principal, hay reflexiones vitales estrechamente ligadas con la concepción psicoanalista que me
han gustado mucho. Realmente, son mensajes que tal vez hemos leído en otros contextos y
redactados de otro modo pero que encajan perfectamente, sin desentonar, en este thriller y
siempre son bienvenidos.
Y también que a pesar de su inicio más pausado, el libro es ágil y entretenido. Mantiene la
expectación y nuestras ganas por saber más.
¿Cuáles son esas pequeñas objeciones? Pues por un lado, que una vez descubierta la razón por
la cual el Dr. Starks recibe esa amenaza... no me parece justificación para una medida tan
drástica como inducir a alguien al suicicio dentro de un chantaje en el que la medida
alternativa es igualmente horrible si no peor, medida que no os voy a desvelar, ¡claro está!
Cierto es que el mismo doctor deja claro varias veces que lo que le han hecho y le están
haciendo es un castigo desmedido en relación a la culpa, pero que el propio protagonista lo
reconozca no le resta peso suficiente a mi percepción como para no mencionarla.
Por otro lado, en la primera parte de la novela disfruto de un Frederick Starks que en mi
opinión está muy muy bien construido. Como lectora, tejí una imagen mental de este
personaje muy nítida y, francamente, estaba encantada porque para tratarse del protagonista
de un thriller era un poquito antihéroe. Y sí, esto debería encontrarse dentro de los aspectos
positivos de esta historia, pero lo he traído al cajón contrario porque lo que no me ha
convencido del todo es su evolución: en la segunda parte de la novela florecerá un Ricky Starks
que poco tiene que ver con el inicial. Cierto es que hay acontencimientos en la vida que hacen
que tengas que reconstruirte, reinventarte, y que te abren los ojos frente a una situación
previa a la que llegaste más arrastrado por la marea que por cómo eres tú realmente, en
esencia. Pero en varios momentos me costó creer que quién estaba actuando era la misma
persona.
Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

.
Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

.
Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.
Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura entretenida y, aunque no destaca por su
ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de misterio, pequeños juegos mentales y
algún que otro giro inesperado, logra tener al lector pendiente de qué es lo que va a pasar. A
pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la trama como de las reflexiones
entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con bastantes expectativas (pues
se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se han cumplido por completo,
sí que recomiendo a cualquier asiduo género. Concluyendo, Katzenbach nos ofrece una lectura
entretenida y, aunque no destaca por su ritmo como otras congéneres, ágil. Con una mezcla de
misterio, pequeños juegos mentales y algún que otro giro inesperado, logra tener al lector
pendiente de qué es lo que va a pasar. A pesar de algunas objeciones, he disfrutado tanto de la
trama como de las reflexiones entretejidas dentro una historia a la que me he enfrentado con
bastantes expectativas (pues se trata de una novela muy conocída y leída) y que, aunque no se
han cumplido por completo, sí que recomiendo a cualquier asiduo género.

También podría gustarte