Está en la página 1de 7

RESUMEN

INTRODUCCION: Realizar actividad física y una buena alimentación mejora la


calidad de vida del bebe. METODOLOGIA: Se aplicó una encuesta a 36
embarazadas para determinar el nivel de conocimiento que poseían sobre la
realización de ejercicios físicos durante la gestación. RESULTADOS: El 80.56
% de las encuestadas no realizaban actividades físicas, debido a que su
médico nunca se los recomendó. DISCUSION: La mayoría de embarazadas no
sigue una correcta guía en su embarazo y esto puede presentar
complicaciones. CONCLUSION: A pesar de que la mayoría de mujeres
embarazadas conocen que es importante la actividad física durante su periodo
de embarazo, solo una pequeña parte de ellas lo realizan.

Palabras Clave: Actividad física, embarazo, feto, mujeres, salud.


INTRODUCCIÓN
Tener buenos hábitos y estilos de vida saludable son importantes para el ser
humano, de esto dependerá que se obtenga una vida sana, con prevención de
enfermedades y poder lograr conseguir un correcto funcionamiento de todos
los sistemas de nuestro cuerpo.

La inactividad física durante el embarazo se asocia con una mayor probabilidad


de obesidad, problemas fisiológicos al momento del parto, hipertensión arterial
y la diabetes gestacional. Todo esto se puede prevenir consultando con el
medico pertinente sobre el estilo de vida que debe acoplarse la mujer
embarazada para conseguir un proceso de embarazo sano y saludable tanto
para ella como para el bebé.

Una ayuda muy importante para mantener estos, es no descuidarnos de ciertos


factores que nos benefician, como una buena alimentación y actividad física,
por ende, debemos concientizar sobre la relevancia del entorno de vida
vigoroso que necesitamos llevar, por lo que quiero dar un gran enfoque al estilo
de vida de las mujeres embarazadas, como proteger la salud del bebé previo a
la concepción y después de ella, creando un vínculo afectivo y reduciendo
factores que puedan dar problemas al desarrollo del bebe y a la madre.

Realizar ejercicios durante el embarazo no sólo es beneficioso para la madre,


sino también es positivo para el niño en gestación, porque ayuda a que se
desarrolle sin ningún problema físico y también es beneficioso para su
comportamiento, sus movimientos y su mecanismo respiratorio.

MARCO TEÓRICO

Desde el instante en que el óvulo es fecundado por un espermatozoide,


empiezan a producirse, en el cuerpo humano de la mujer, una secuencia de
cambios físicos y psíquicos relevantes con el propósito de ajustarse a la nueva
situación, y que continuarán a lo largo de los 9 meses siguientes. Es decir, lo
cual conocemos como un embarazo. Proteger la salud se convierte en una
prioridad de una manera particular, puesto que de eso dependerá no solo la
salud de la mujer, sino además el desarrollo sano del feto y del parto, así como
la salud futura del bebé.
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

Existe bastante desinformación cuando se trata de plantear y seguir un buen


estilo de vida en las mujeres embarazadas, consecuentemente de esto vienen
las complicaciones en el parto.

La mayoría de la evidencia indica que la presencia de un trastorno alimentario


durante la gestación puede generar múltiples consecuencias, tanto fetales
como maternas, ya que no se toma en consideración que una mujer
embarazada no puede continuar con su estilo habitual de vida, ya que sufre
cambios hormonales y físicos, lo que provoca obligatoriamente a realizar una
modificación a su rutina diaria de vida.

Podemos recalcar que la actividad física en mujeres embarazadas es


realmente ventajosa para el periodo del embarazo, para el parto y para el
postparto. Con ello se podrá mejora la condición física de las mujeres, se
obtiene un peso más adecuado de la mujer embarazada y se proporciona un
mayor bienestar fetal.

ANTECEDENTES

En relación al impacto de los trastornos de la conducta alimentaria sobre el


embarazo, la mayoría de la evidencia advierte sobre consecuencias negativas
prenatales y postnatales para la madre y el feto. La realización de actividad
física en el embarazo mejora el parto y también hay una menor necesidad de
intervención obstétrica.

El trabajo de parto como su propio nombre indica requiere un esfuerzo físico


muy intenso en la mayoría de los casos, por tanto, una mujer físicamente activa
tendrá una mayor facilidad para afrontarlo. Aunque es importante en todas las
fases de nuestra vida, cuando llega la gestación aparecen algunas dudas sobre
el beneficio de realizar ejercicio físico, así como del tipo de actividad, de su
frecuencia, intensidad y duración.

Este dudoso punto de vista da lugar a que se incrementen las tasas de


inactividad física durante el embarazo; que según un estudio varían entre el
64,5% y el 91,5%, y tiende a ser mayor en el tercer trimestre del embarazo.
OBJETIVOS:

 Explorar los factores que influyen en una mujer durante su periodo de


gestación y sus riesgos.
 Reconocer el estilo de vida de las mujeres embarazadas mediante una
encuesta con variables específicas para así establecer relaciones sobre
su salud.
 Analizar la práctica de actividad física junto con la alimentación en el
embarazo y su prevención de patologías en él bebe evaluando los
resultados obtenidos.
METODOLOGIA

En esta investigación se utilizó un método cuantitativo por medio de encuestas


realizadas a distintas mujeres embarazadas para poder determinar con
facilidad si las encuestadas realizan un estilo de vida saludable, en donde se
les preguntaba principalmente sobre la actividad física durante su periodo de
embarazo, lo que permitió extraer la información más relevante y separarla en
sus elementos constituyentes.

RESULTADOS

Para poder realizar esta actividad de la forma más eficiente posible se


encuestaron a 36 mujeres embarazadas en donde el objetivo principal era
lograr determinar sus estilos de vida durante el proceso del embarazo, en
donde se les preguntó si los doctores que las atendían les recomendaban
realizar alguna actividad física, en donde 29 de ellas informaron que en ningún
momento se les sugirió o recomendó tal actividad por causas que se
desconocen, y donde solamente 7 dieron una respuesta positiva, es decir solo
el 19.44% de las encuestadas realizaban actividad física acorde a su estado
gracias a sus doctores.

Esto nos indica que la falta de ejercicio en mujeres embarazadas también se


debe a la carencia de información del médico pertinente, ya que él es el
principal responsable de hacer que la mujer logre obtener un embarazo
saludable mediante asesoramiento profesional.

DISCUSIÓN

Se pudo determinar los estilos de vida que realizaban las embarazadas, sin
embargo, el resultado no fue el esperado, pues se me esperaba un mayor
porcentaje de positivismo por parte de las encuestadas al momento de
preguntarles si realizaban alguna actividad física, pero únicamente la quinta
parte de las mujeres lo realiza.

Estos datos indican que la mayoría de embarazadas no tiene una guía correcta
de lo que deben hacer durante su proceso de embarazo, y esto se debe a la
negligencia de los médicos competentes, que no advierten a las pacientes las
consecuencias de no seguir una dieta adecuada y una actividad física en su
vida diaria, ni mucho menos les recomiendan realizar una.

Si una mujer embarazada no mantiene una actividad física constante y una


dieta equilibrada podría afectar a su organismo y también al feto, como lo es
con la obesidad y problemas al momento del parto que pueden causar incluso
la muerte.

Por estos motivos se recomienda a que los médicos pongan más énfasis al
indicar una alimentación adecuada y actividades físicas a las mujeres
embarazadas para poder obtener mejores resultados en futuras encuestas y
conseguir que todas las mujeres logren tener un estilo de vida saludable.

CONCLUSIONES

Se puede concluir que la investigación realizada no fue favorable debido a que


no se encontró el resultado de positivismo que se esperaba, hallando mucha
escasez de información de cómo obtener un estilo de vida beneficioso para el
embarazo por parte de sus médicos, en consecuencia, el sedentarismo y los
malos hábitos alimenticios provocan un sobrepeso u obesidad en toda la
población en general, lo que se extiende también a las mujeres en etapa
gestacional, se estima un desarrollo poco favorable para el feto y la mujer
embarazada.

Con esta investigación se espera poder resaltar la importancia que tienen los
profesionales de la salud en orientar a sus pacientes de forma adecuada,
manifestarles la importancia de la actividad física durante el periodo gestacional
para lograr prevenir enfermedades y hábitos poco favorables. Una buena
actividad física se ha identificado como un factor importante para un embarazo
saludable en las mujeres de todos los rangos.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
Garbero, I., Delgado, A. and Benito de Cárdenas, I., 2021. Salud oral en
Embarazadas: Conocimientos y Actitudes.. [online] Ve.scielo.org. Available at:
<http://ve.scielo.org/scielo.php?pid=S0001-
63652005000200006&script=sci_arttext&tlng=e> [Accessed 30 April 2021].
Oviedo-Caro, Miguel Ángel, Bueno-Antequera, Javier, París-García, Federico,
Munguía-Izquierdo, Diego, ESTILO DE VIDA ACTIVO EN LA ETAPA FINAL DE
EMBARAZO Y SU INFLUENCIA EN LA SALUD MENTAL PERCIBIDA: THE
PREGNACTIVE PROJECT. International Journal of Developmental and
Educational Psychology [Internet]. 2017;4(1):351-361. Recuperado de:
https://www.redalyc.org/articulo.oa?id=349853537035

Behar A Rosa, González A Javier, Ariza P Mario, Aguirre S Andrea.


TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA EN MUJERES
EMBARAZADAS CONTROLADAS EN ATENCIÓN PRIMARIA. Rev. chil.
obstet. ginecol. [Internet]. 2008 [citado 2021 Abr 30] ; 73( 3 ): 155-162.
Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-
75262008000300004&lng=es. http://dx.doi.org/10.4067/S0717-
75262008000300004.

Aguilar Cordero M. J., Sánchez López A. M., Rodríguez Blanque R., Noack
Segovia J. P., Pozo Cano M. D., López-Contreras G. et al . Actividad física en
embarazadas y su influencia en parámetros materno-fetales: revisión
sistemática. Nutr. Hosp. [Internet]. 2014 Oct [citado 2021 Abr 30] ; 30( 4 ):
719-726. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?
script=sci_arttext&pid=S0212-16112014001100001&lng=es.
https://dx.doi.org/10.3305/nh.2014.30.4.7679.

Acosta JS, Suárez RA (2011) Sobrepeso y obesidad en embarazadas


cubanas. Nutr clín diet hosp 31: 28-34 [online]
https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5728813