Está en la página 1de 5

LA COMUNICACIÓN Y SUS COMPONENTES

COMUNICACIÓN EMPATICA, BILATERAL Y LA COMUNICACIÓN VERBAL

La Comunicación es un proceso de intercambio de información, en el que


un emisor transmite a un receptor algo a través de un canal esperando
que, posteriormente, se produzca una respuesta de dicho receptor, en un
contexto determinado.
La comunicación es el proceso de transmisión e intercambio de mensajes
entre un emisor y un receptor.
Así, en el proceso de la comunicación encontramos los siguientes
elementos:
– Emisor: es el que emite el mensaje. Ejemplos: un sujeto individual o un
grupo de personas, pero también un mecanismo que nos avisa de que
algo falla o un elemento de la naturaleza que nos alerta de que el tiempo
va a cambiar.
– Receptor: es el que recibe el mensaje y lo interpreta. Ejemplos: un sujeto
concreto o un grupo, así como, también, puede serlo un mecanismo que
actúa cuando otro le manda una señal.
– Mensaje: es la información que se quiere transmitir. Ejemplos: puede
encontrarse codificado en uno de los diferentes tipos de código: puede ser
un mensaje hablado, escrito, dibujado, grabado en cd, etc).
– Canal: es el medio a través del cual se transmite el mensaje. Ejemplos:
puede ser un medio artificial, como las cartas o un cd, o uno natural, como
el aire.
– Código: Conjunto de signos y reglas que, formando un lenguaje, ayudan
a codificar el mensaje. Podemos encontrar lenguajes simples, como la luz
roja sobre la puerta de un estudio de revelado, o más complejos como los
distintos idiomas del mundo.
– Contexto: Conjunto de circunstancias (lugar, hora, estado anímico de los
interlocutores, etc) que existen en el momento de la Comunicación. Es
importante a la hora de interpretar correctamente el mensaje.
Para que la comunicación ocurra, son necesarios algunos pasos básicos
que caracterizan a este proceso, a saber:
• La intención de comunicar: se requiere de uno o varios emisores
que quieran enviar a un mensaje.
• La codificación del mensaje: el emisor prepara el mensaje según el
tipo de comunicación que vaya a emplear (verbal, no verbal, escrita o
visual).
• La transmisión del mensaje: implica la utilización de medios o
canales adecuados al código empleado en el mensaje (un correo
electrónico o un mensaje instantáneo para enviar un mensaje escrito, una
llamada o charla para una comunicación verbal, etc.)
• La recepción del mensaje: para que el mensaje pueda ser recibido,
el receptor debe conocer el código en el cual le fue enviada la
información. Por ejemplo, si se le envía una carta a una persona que no
sabe leer, el proceso de comunicación no tendrá lugar.
• La interpretación del mensaje: aquí entra en juego el contexto del
receptor, ya que dependiendo de factores biológicos, psicológicos,
emocionales o socio culturales, el mensaje puede ser interpretado de
múltiples formas que no necesariamente tienen que coincidir con la
intención que tenía el emisor al momento de comunicar.
QUE ES LA COMUNICACIÓN EMPATICA????
La palabra “empatía” deriva del griego empátheia (sentir dentro) y se
refiere a la capacidad de ver el mundo a través de los ojos de otra
persona. Quien es empático puede entender el mundo interior del otro
(sus afectos, pensamientos, emociones, etc.) pero sin hacerlos suyos.
La comunicación empática no sólo es un componente importante de la
relación de ayuda, sino también una herramienta valiosa en cualquier
ambiente de trabajo y en el ámbito social.
La comunicación empática es una actitud que poseemos (cuando tenemos
suerte) o que se puede adquirir a través de la formación.

Los tres elementos clave de la comunicación empática


La comunicación empática que conduce a este tipo de comprensión se
basa en tres elementos principales:
Transparencia: no ocultar las reacciones emocionales. Podemos estar en
desacuerdo con alguien y eso se puede compartir, pero mentir bloquea la
comunicación.
Autocontrol: no confundir nuestras reacciones con las de la otra persona,
ni imponer nuestras necesidades. No estamos siempre a la caza de
consejos.
Aceptación incondicional: evitar juzgar la conducta de los demás y
centrarse en lo que sienten.
La escucha activa para una comunicación empática
Para asegurarse de que el otro está abierto y confía en nosotros es
necesario demostrar la capacidad de escuchar (por lo general, la parte
interesante de la historia siempre se pone en cola en la conversación).
Escuchar no significa quedarse quieto y no interrumpir, se trata de un
comportamiento proactivo por el cual se llega a ser capaz de entender al
otro. La escucha activa evita los bloqueos de comunicación y favorece la
empatía
HABLEMOS DE COMUNICACIÓN UNILATERAL Y BILATERAL O RECIPROCA
LA UNILATERAL:
Es el tipo de comunicación que no permite el intercambio de roles, el
emisor solo emite y el receptor sólo recibe, recibimos información del
emisor y nosotros no conseguimos entablar un conversación con el así que
solo podemos escucharlo.
Como por ejemplo: Cuando leemos un libro, Escuchamos las noticias
LA BILATERAL:
Es el acto comunicativo en donde el emisor emite un mensaje, el receptor
lo decodifica, y responde ahora convirtiéndose ahora en emisor.
Como por ejemplo: Una conversación, Un dialogo

QUE ES LA COMUNICACIÓN VERBAL Y NO VERBAL???


La comunicación puede variar dependiendo de cómo se transmite la
información y cómo es recibida por el receptor.
Según esto, se puede clasificar la comunicación dentro de dos grandes
grupos: verbal y no verbal.
LA VERBAL:
La comunicación verbal implica el uso de palabras para construir oraciones
que transmiten pensamientos. Estas palabras pueden ser emitidas
oralmente o a través de la escritura.
La comunicación verbal es aquella donde el mensaje es verbalizado, pues
se utilizan las palabras ya sea de manera oral o escrita. Mientras que la
comunicación no verbal es aquella que se da sin el uso de palabras, se
utilizan gestos, miradas, movimientos corporales, entre otras expresiones.
Comunicación oral:
Es aquella donde se utilizan las palabras habladas o se emiten sonidos de
forma verbal. La entonación y la vocalización juegan un papel fundamental
en este tipo de comunicación para que el mensaje llegue efectivamente y
pueda ser interpretado por el receptor. En este tipo de comunicación se
emplean elementos muy importantes como la paralingüística, que, a pesar
de no ser verbal, ayuda a indicar emociones y sentimientos mientras se
habla. Así, se emiten tonos y sonidos que indican miedo, sorpresa, interés
o desinterés, picardía, entre otros.
LA NO VERBAL:
Es cuando se transmiten mensajes haciendo uso de signos no lingüísticos.
Este es el tipo de comunicación más antigua, pues era la forma en la que
se comunicaban las personas cuando no existía el lenguaje.
Los mensajes no verbales se pueden transmitir de manera inconsciente, a
la vez que se pueden percibir de forma involuntaria.
La comunicación no verbal puede llegar a ser ambigua, debido a que no
siempre se puede controlar lo que se transmite con la imagen o las
expresiones corporales. De la misma manera, muchas veces estos
mensajes no se interpretan de la manera correcta por el receptor. Por esta
razón, la comunicación no verbal generalmente lo que busca es reforzar el
mensaje que se transmite verbalmente. Así, el receptor puede hacer una
mejor decodificación del mensaje.
A través de la comunicación escrita también se pueden transmitir
mensajes no verbales cuando se hace uso de colores o emoticonos, por
ejemplo.
Ejemplos de comunicación no verbal serían gestos, señas, expresiones
faciales y corporales, postura, miradas, apariencia física o colores.
Dependiendo de la relación entre emisor y receptor, puede ser:
UNILATERAL
Se lleva a cabo cuando el receptor no se desempeña también como
emisor. Por ejemplo: en las señales de tráfico o en los anuncios
publicitarios.
BILATERAL
Se produce cuando el emisor puede pasar a ser también receptor. Esto
sucede en cualquier conversación entre dos personas.

También podría gustarte