Está en la página 1de 6

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA DEFENSA

VICEMINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACION

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL POLITECNICA DE LA FUERZA ARMADA NACIONAL


BOLIVARIANA

UNEFA NUCLEO ARAGUA

INGENIERÍA DE TELECOMUNICACIONES

HIGIENE Y SEGURIDAD INDUSTRIAL

Docente: Integrantes:

Ing. Wendy Vera Octavio Díaz V-26.166.868

Alain Rondón V-27.048.169

Aníbal Salazar V-29.598.128


Aplicaciones de la higiene y seguridad en áreas de trabajo

En empresa textil

Caso:

Tres responsables de una factoría textil de fabricación de mantas que


operaba en Agullent (Valencia) han sido condenados a ocho meses de cárcel
e inhabilitación empresarial, así como al pago de casi 300.000 euros en
multas e indemnizaciones, por el accidente laboral que en enero de 2013
sufrió un trabajador de origen extranjero sin contrato ni papeles al que se le
amputaron dos dedos del mano derecha tras quedar atrapado en una
máquina hiladora de bobinas de hilo con más de seis décadas de antigüedad.

El operario, que tenía 33 años de edad cuando se produjo el siniestro, trabajó


con contrato para la mercantil entre el 13 de julio y el 9 de septiembre de
2011. Sin embargo, pese a carecer de permiso de trabajo y residencia para
ciudadanos extranjeros, siguió desempeñando tareas en las instalaciones de
la empresa, situadas en la Avenida de Ontinyent. El empleado se disponía a
limpiar la máquina y a cambiar el color del hilo, pero cuando introdujo su
mano derecha en el interior quedó aprisionada por el mecanismo y sufrió
graves lesiones que obligaron a derivarle del hospital de Ontinyent al de
Manises, donde tuvo que ser sometido a cinco intervenciones de cirugía
constructiva y plástica.

El accidentado tardó dos años en curarse y rehabilitarse. Como secuela le


quedó una mano derecha «catastrófica-inútil» que le incapacitó de forma
permanente para seguir desplegando su profesión habitual, según los partes
médicos aportados a la causa.

La sentencia de primera instancia, confirmada recientemente por la


Audiencia Provincial, declaró probado que, pese a su experiencia previa en
otra empresa, el operario «carecía de la más mínima formación para operar
con la máquina», que además «adolecía de los más elementales sistemas de
seguridad» por cuanto «no poseía ninguna protección». La factoría textil
incumplía las medidas básicas de prevención de riesgos laborales.

Por el accidente fueron encausados el administrador único de la empresa y


los encargados de la administración y los telares. A los tres se les considera
responsables del cumplimiento de las normas de seguridad y han sido
condenados por un delito contra los derechos de los trabajadores en
concurso de otro de lesiones por imprudencia grave. La pena comporta 8
meses de prisión e inhabilitación para ostentar cualquier cargo en una
sociedad mercantil, además de una multa de 1.440 euros y la obligación de
indemnizar al trabajador sin contrato con 253.063 euros, a la Clínica Cavadas
con 30.500 euros (por los gastos de las operaciones) y a la Conselleria de
Sanidad con 9.132 euros, por la asistencia que recibió el operario sin papeles
en el hospital de Ontinyent.

La empresa de mantas se declaró insolvente en 2014 -unos meses después


del accidente- y en 2015 se decretó su cierre, según consta en el Registro
Mercantil. El recurso presentado por la defensa de los acusados ha sido
desestimado íntegramente por la Audiencia.

Del siguiente caso notamos que hubo un accidente de tipo físico quedando
atrapado por una maquina hiladora, la máquina que le causó el accidente
tenía más de 60 años de antigüedad ocurre el accidente por un agente físico,
el caso indica que los dueños de la empresa no tuvieron el cuidado hubo
negligencia de su parte, podemos notar que la maquina no estaba recibiendo
el mantenimiento adecuado para la antigüedad que tenía, el caso explica
también que el empleado no poseía ningún tipo de seguridad, por tal razón
al quedar atrapado sufrio un accidente físico, lesión por causa de máquina
que le hizo que le amputaran 2 dedos de la mano.
En constructora

Caso:

Los inspectores constataron irregularidades en el sector donde se produjo el


trágico accidente. El hombre perdió el equilibrio y cayó al vacío.

La Municipalidad de La Plata clausuró la construcción del edificio en 14 entre


58 y 59, donde este viernes falleció un albañil luego de caer de un séptimo
piso. Según argumentaron los funcionarios comunales, la obra en cuestión no
contaba con las medidas de seguridad necesarias.

De acuerdo con el acta de procedimiento a la que accedió 0221.com.ar, “la


obra en general posee insuficientes medidas de seguridad, tales como
barandas en lugar de escaleras y en el sector de balcones, donde se produjo
el siniestro”.

En otro pasaje del informe, se destaca que la obra “posee bandejas laterales
en forma deficiente y sobre la vía pública, a la altura de la primera losa”.
Cabe señalar que fuentes municipales subrayaron que la empresa
constructora tenía el permiso para llevar a cabo el edificio.

Tal como informó este portal, el hecho ocurrió este viernes al mediodía
cuando la víctima trató de sacar una madera de debajo de un montículo de
arena. En ese momento, el sujeto se trastabilló y cayó para atrás.

Después del trágico accidente ocurrido pasado el mediodía habló otro


trabajador que estaba con él en ese momento. “Estábamos trabajando en el
piso 7 y mi compañero intentó ayudarme a sacar una madera de debajo de
un montículo de arena. Al pegar el tirón para sacarla, se trastabilló con el
borde de la madera que está allá arriba, en el séptimo, y se cayó para atrás al
primer piso”, le dijo al diario Hoy uno de los obreros del edificio en
construcción.

Y agregó: “Fueron siete piso de caída, bajamos corriendo y llamamos a la


ambulancia. Vinieron a los diez minutos pero lamentablemente no pudieron
salvarlo”.
En este caso notamos que hubo un tipo de accidente fisico, donde unos
hombres por falta de seguridad alegan los trabajadores, el hombre cayo de
un séptimo piso fallando la seguridad institucional en este caso falta de
medidas de seguridad para trabajar en alturas, no había barandas y las que
podían estar en la constructora estaban deficientes, el hombre sufrio una
lesión de traumatismo que le causo la muerte.

En ipasme:

Caso:

María B. Jordán, LA PRENSA DE LARA. Los familiares de Gerónimo La Cruz


solicitan que se reconozcan los 12 años que tenía laborando en el Instituto de
Previsión y Asistencia Social del Ministerio de Educación (Ipasme), quien
murió tras caer por un ducto del ascensor, pues se corren rumores que
aparentemente él fue el culpable.

"Los ascensores no estaban en óptimas condiciones", dijo uno de sus


familiares, quien aseguró que se están corriendo los rumores que La Cruz
tuvo la culpa, pero sus allegados atribuyen que se trata, supuestamente, de
un accidente laboral, porque aparentemente la cabina del ascensor se quedó
pegada y cuando él fue a ingresar no se percató que esta no se había movido
y cayó al vacío.

Sus familiares afirman que a pesar que el Ipasme corrió con los gastos del
funeral, la preparación del cuerpo no fue la apropiada, pues el cuerpo pocas
horas de su muerte ya se estaba descomponiendo, por lo que piden justicia
ante la realidad de lo sucedido.

En este caso existen especulaciones del tipo de accidente físico que tuvo
esta persona que le causó la muerte, la lesión traumática ocasiono la muerte
del hombre, personas alegan que fue su propia culpa, en caso de que fuese
un accidente laboral el ascensor no cumplió con la seguridad necesaria ni el
aviso de ascensor averiado, la persona sufrió el riesgo fisico.

También podría gustarte