Está en la página 1de 7

OBESIDAD INFANTIL

1.1 Definición y datos sobre obesidad Infantil


La obesidad, principalmente, se define como la acumulación de grasa excesiva. Según la

OMS (1), este es el resultado de un desequilibrio entre las calorías consumidas y las calorías

usadas durante el día. Esto podría catalogarse como un simple problema de alimentación y

que su prevención sería el dejar de consumir alimentos bajos en grasa; pero esto no es un

simple problema nutricional, ya que la OMS informa que, en el 2016, alrededor del mundo,

más de 1900 millones de adultos tenían sobrepeso y más 650 millones eran obesos. Además,

también se resalta que cada año las cifras de muertes causadas por la obesidad y el sobrepeso,

son aproximadamente 2,8 millones de personas, triplicando su prevalencia entre 1975 y 2016.

Estas cifras se le pueden atribuir a las enfermedades causadas a partir del sobrepeso y

obesidad, tales como la diabetes, la cardiopatía isquémica y diversos tipos de cánceres. Con

estos datos, queda descartado que una persona "gordita", que es impuesto entre diferentes

visiones culturales, no siempre es sinónimo de que esa persona conlleva una buena salud.

En términos de obesidad infantil, la OMS ha clasificado a este problema como uno de los

más graves en salud pública del siglo XXI. Las probabilidades de que las personas obesas,

alguna vez fueron niños obesos es muy alta; estas estadísticas representan que gran parte de

esa población padezca, en edades más tempranas, de enfermedades cardiovasculares y

diabetes. En el año 2015, se estimó, que un total de 42 millones de niños menores de cinco

años tenían sobrepeso u obesidad y que en los últimos 15 años, esta cifra ha aumentado en

once millones (2).

En un informe del Observatorio de salud de la infancia y de la adolescencia del hospital Sant

Joan de Déu de Barcelona (FAROS Sant Joan de Déu), se constató que, aunque la mayoría de

niños tienen el peso estable, el 18% de ellos poseen sobrepeso y el 8.9% posee de obesidad,

manteniéndose esta cifra en muchos de estos países desarrollados.


1.2 PROBLEMÁTICA MUNDIAL

Si antes este problema de sobrepeso y obesidad era conocido solo por estar presente en países

desarrollados, esto quiere decir, países con altos ingresos en economía de estado, en la época

actual las cifras de estos trastornos se están acrecentando en países de ingresos bajos y

medianos, destacándose los casos en ambientes urbanos (3). Por lo tanto, se puede encontrar

a la obesidad y al sobrepeso en países pobres, así como también en países en vías de

desarrollo además de personas de todos los estratos sociales.

En países industrializados, los niños de las clases socioeconómicas más bajas son las que

pueden presentar más riesgo de padecer obesidad; por otra parte, en países subdesarrollados o

en vías de desarrollo, este trastorno prevalece entre aquellas poblaciones con un ingreso

económico más alto. Estos datos también sitúan al continente americano como uno de los

continentes donde se ostenta mayores casos de sobrepeso y obesidad; el cual se estima una

cifra de aproximadamente el 30% (2).

Desde el 2010, en América Latina y el caribe se registra alrededor de 3.7 millones de niños,

menores de 5 años, considerados dentro de los problemas de sobrepeso u obesos (2). Si estas

tendencias actuales continuarían su curso, podría desarrollarse una prevalencia de 7.2% de

sobrepeso y obesidad en niños menores de 5 años.

Es evidente que muchas de estas informaciones son desconocidas por muchos países a nivel

mundial, como consecuencia de esta desatención es que las cifras van en aumento, puesto que

muchas de las enfermedades relacionadas a la obesidad pueden ser prevenidas, pero para ello

debe haber una política de prevención a la obesidad infantil. Es en este punto, donde, además

de los gobiernos, los asociados internacionales, la sociedad civil, las organizaciones no

gubernamentales y el sector privado deben tener un papel fundamental en la creación de


entornos saludables y de condiciones de accesibilidad de opciones dietéticas más saludables

para niños y adolescentes. Por ejemplo, uno de los objetivos de la OMS consiste en movilizar

e involucrar a estas organizaciones en la aplicación de estrategias mundiales sobre régimen

alimentario, actividades físicas y salud (1).

1.3 Factores asociados a la obesidad Infantil

Uno de los grandes factores que están relacionados con el aumento en casos de obesidad

infantil y que, para las estrategias de prevención de obesidad en países subdesarrollados

fallan en su cumplimiento, es debido a que muchas de las industrias alimentarias imponen

una jerarquía en el consumo de la población. Es como consecuencia de esta jerarquía que

vemos como los diversos anuncios publicitarios que caracterizan a restaurantes de comida

rápida y alimentos con alto contenido calórico, terminan por invadir las calles y las pautas

televisivas de diversos países. Solo en el 2009 se realizó un estudio donde se determinó que

diversos restaurantes de comida rápida gastan millones de dólares, solo en anuncios

publicitarios, y esto es más grave, porque la mayoría de estos anuncios están dirigidos hacia

los niños(grafica1). Esto da como resultado que la mala alimentación, a la que se atribuye

como una causa de la obesidad infantil, es muchas veces generada por estos anuncios, que

cada año aumentan en secuencias de consumo por comida rápida.


Grafica 1. Imagen detallando la inversión publicitaria de diversos restaurantes en comida rápida.

(http://es.nourishinteractive.com/system/assets/general/images/tv-food-facts/spanish-fast-food-

advertsing-to-kids.gif)
CAPITULO II – ENTORNO FAMILIAR
ENTORNO FAMILIAR

2.1 Definición de Entorno Familiar

El entorno familiar es el aspecto al cual se denomina como el ambiente de correlación entre

parientes con el mundo actual; debido a que, durante la etapa de desarrollo del niño, este ambiente

es lo que permite que vaya desarrollando sus capacidades y habilidades personales y sociales, para

tener un claro condicionamiento ante la sociedad. Partiendo de esta premisa está claro que, en la

familia, ya sea por padres, hermanos o abuelos, se encuentra diversos aprendizajes que son cruciales

para el desarrollo infantil.

2.2 El Entorno familiar en los hábitos alimenticios

Dentro de los diversos aprendizajes que relaciona el desarrollo de un niño con el entorno familiar,

está la conducta alimentaria. Existen muchos factores correlativos del entorno familiar que pueden

variar en su conducta alimentaria, por ende, en su peso. En estos factores se resaltan las conductas

alimentarias de los padres, los alimentos propuestos en el ambiente y las estrategias de

alimentación familiar (4).

Las conductas alimentarias de los padres, es un factor importante a destacar, puesto que en algunas

investigaciones se ha encontrado que en un entorno donde los dos padres son obesos, el 70% de los

niños y niñas también pueden conllevar con este problema. Esto es una consecuencia de que los

hábitos de alimentación en la familia, influyen desde la infancia del niño hasta su etapa adulta (3).

Los padres juegan un papel fundamental en el desarrollo de las preferencias alimentarias de sus

hijos, e indican que ciertas prácticas en la alimentación infantil, como ejercer un control excesivo

sobre qué y cuanto comen los niños, puede contribuir al sobrepeso infantil, como consecuencia de

ello se realza la importancia de las actitudes y comportamientos de los padres (4).

En el comportamiento de los padres se puede distinguir la capacidad permisiva de algunos padres,

inconscientemente, de satisfacer la mayoría de gustos por parte de sus hijos. Un claro ejemplo de
este aspecto permisivo es el rol de la madre, que alimenta y satisface, como un modo de socializarse

con su hijo, ante una manifestación emocional, lo que llevaría a calmar sensaciones por ingesta de

alimentos. Esto conlleva a que un alto porcentaje de padres induzca a sus hijos a comer más allá de

las señales de autorregulación innatas, por intentar, en sus propias palabras, ofrecer una buena

alimentación a sus hijos.

Esto también

Como señala Orozco (5) en su libro, que la obesidad no solo es un problema aislado de peso, sino

además de eso es un problema de ejemplo y afecto, ya que las tentaciones en los niños, pueden

surgir a partir de las alternativas poco saludables en las cocinas de sus casas.

También podría gustarte