Está en la página 1de 4

Comisión Episcopal de Liturgia del Perú Domingo 10 de octubre de 2021

Palabra de
Dios
DOMINGO XXVIII
DEL TIEMPO ORDINARIO

.................................................................................
Convocados por Dios nos reunirnos en su nombre y pedimos con humildad la gracia que nos ayude a
construir su Reino con las buenas obras de justicia, verdad, amor y esperanza. Iniciemos nuestra
celebración con cantos de alegría para alabar a Dios. (de pie)
............................................................................................................................
Oración Colecta
Salmo responsorial 89, 12-13. 14-15. 16-17
Te pedimos, Señor, que tu gracia nos preceda y
acompañe, y nos sostenga continuamente en las
buenas obras. Por nuestro Señor Jesucristo. R. Sácianos, Señor, de tu misericordia.

Primera Lectura (sentados)

Para conocer la sabiduría de Dios, es necesario


buscarla y amarla por encima de todas las cosas de la
tierra. Escuchemos atentamente.
Enséñanos a calcular nuestros años,
Lectura del libro de la Sabiduría 7, 7-11 para que adquiramos un corazón sensato.
Vuélvete, Señor, ¿hasta cuándo?
Supliqué, y se me concedió la prudencia; invoqué, Ten compasión de tus siervos. R.
y vino a mí el espíritu de sabiduría.
La preferí a cetros y tronos, y, en comparación con Por la mañana sácianos de tu misericordia,
ella, tuve en nada la riqueza. y toda nuestra vida será alegría y júbilo.
No le igualé la piedra más preciosa, porque todo el Danos alegría, por los días en que nos afligiste,
por los años en que sufrimos desdichas. R.
oro, a su lado, es un puñado de arena, y, ante ella, la
plata es como el barro.
Que tus siervos vean tu acción,
La quise más que a la salud y a la belleza, y preferí y sus hijos tu gloria.
tenerla como luz, porque su resplandor no tiene ocaso. Baje a nosotros la bondad del Señor
Con ella me vinieron todos los bienes juntos, en sus y haga prósperas las obras de nuestras manos. R.
manos había riquezas incontables.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.
Palabra de Dios N° 46 #MeCuidoparaCuidarte

Segunda Lectura (sentados)

El poder de la Palabra de Dios es capaz de conocer sus vidas. Escuchemos.

Lectura de la carta a los Hebreos 4, 12-13

La palabra de Dios es viva y eficaz, más cortante que espada de doble filo, penetrante hasta el punto donde se dividen
alma y espíritu, articulaciones y médulas. Juzga los deseos e intenciones del corazón.
No hay criatura que escape a su mirada. Todo está desnudo y descubierto a los ojos de aquel a quien hemos de rendir
cuentas.

Palabra de Dios.
R. Te alabamos, Señor.

..................................................................................................................................................

Monición antes del Aleluya


Jesús enseña que seguir su camino implica cumplir los mandamientos hasta el punto de dejar todos
los atractivos de este mundo y tomar lo que ayude a seguirle fielmente.

Aleluya Mt 5, 3 (de pie)

Dichosos los pobres en el espíritu,


porque de ellos es el reino de los cielos.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 10, 17-30

R. Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le
preguntó: —«Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?».
Jesús le contestó: —«¿Por qué me llamas bueno? Sólo Dios es bueno. Ya sabes los
mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no roba¬rás, no darás falso testimonio, no
estafarás, honra a tu padre y a tu madre». Él replicó: —«Maestro, todo eso lo he cumplido desde
pequeño».
Jesús lo miró con cariño y le dijo: —«Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a
los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme». Pero él, abatido por estas palabras,
se fue entristecido, porque tenía muchos bienes. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos:
—«¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!».
Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: —«¡Que difícil es para los que tienen
riquezas entrar en el reino de Dios! Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un
rico entre en el reino de Dios». Ellos se espantaron y comentaban: —«Entonces, ¿quién puede
salvarse?».
Jesús, mirándolos fijamente, les dijo: —«Es imposible para los hombres, mas no para Dios. Dios lo
puede todo».
Pedro entonces le dijo: —«Mira, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido». Jesús dijo:
—«Les aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por
mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más –casas y hermanos y hermanas
y madres e hijos y tierras, con persecuciones–, y en el mundo futuro, vida eterna».

Palabra del Señor.


R. Gloria a ti, SeñorJesús.
..................................................................................................................................................
Palabra de Dios N° 46 #PrimeroMiSalud

Comentario Biblico

El evangelio de hoy es bastante conocido y nos sitúa nuevamente ante el controvertido problema de
cuál es la actitud del cristiano ante las riquezas. Hay frases en el texto que, a primera vista, aparecen
como bastante problemáticas, por ejemplo: «Vende todo lo que tienes; después, ven y sígueme», o
bien: "Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el Reino de Dios".
Si tuviéramos que tomar las palabras de Jesús en su sentido más literal, entonces resultaría que los
cristianos estamos condenados a ser eternamente pobres y, por lo tanto, sometidos a quienes más
poseen. ¿Dónde queda, pues, nuestra libertad?

En efecto, o tomamos las palabras de Jesús en su sentido más estricto y las llevamos hasta las últimas
consecuencias, o dichas palabras hay que entenderlas como una exageración literaria, o bien tienen un
sentido oculto que a primera vista no aparece y que conviene descubrir. Por otra parte, no creo que
ninguno de nosotros tenga como ideal vivir como pobre.

Todos, quien más quien menos, tratamos de progresar no sólo culturalmente sino también
económicamente. Y estamos convencidos de que debemos ganar el dinero suficiente no ólo para no
morirnos de hambre, sino también para llevar una vida holgada y cómoda. Esto sucede aun en las
congregaciones religiosas que viven bajo el voto de pobreza. Así se prefiere una lavadora a tener que lavar
a mano; la nevera, un coche cómodo, una casa amplia, etc., a prescindir de ellos. ¿Tiene, entonces,
vigencia este evangelio tan opuesto a la mentalidad occidental moderna? Para responder a estos
interrogantes, nada mejor que seguir el texto evangélico para descubrir su mensaje salvador, ya que si es
«evangelio», es buena noticia de liberación.

Un hombre que ha cumplido durante toda su vida los mandamientos, se presenta ante Jesús con la gran
pregunta: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?» Se trata de un hombre sincero,
honesto, a tal punto que Jesús se sintió profundamente conmovido y lo amó. Su misma sinceridad lo
llevó a llamar "bueno" a Jesús. Entonces Jesús lo interpela a su vez: «¿Por qué me llamas bueno? No
hay nadie bueno más que Dios.» Esta pregunta de Jesús y la afirmación de que sólo Dios es bueno,
nos preparan para comprender todo el sentido de este evangelio. Aquel hombre se entusiasmó con
Jesús, se volcó enteramente a él con un gran afecto. Mas Jesús le quiere indicar que lo único realmente
bueno en la vida de un hombre es Dios mismo y todo lo que sea asumido como venido de Dios. Para
el hombre de fe, «lo bueno» por excelencia, el bien supremo, es Dios.

Los bienes materiales, de por sí, no son buenos ni malos. Pero se hacen malos cuando los
transformamos en el objetivo de la vida, en lo único bueno. Toda la historia humana muestra hasta la
saciedad cómo las riquezas endurecen el corazón del hombre y lo hacen insensible ante el dolor del
prójimo, incluso de los propios padres, familiares y amigos. El mismo evangelio nos trae el caso de
Judas, quien, por amor al dinero, entregó a su amigo y maestro. ¿Y quién no conoce algún ejemplo de
este endurecimiento del corazón por amor al dinero? Por dinero se venden armas y se hacen la
mayoría de las guerras, a pesar de su costo de millones de víctimas inocentes; por amor al dinero,
pueblos enteros son sumidos en la más espantosa miseria, mientras otros son esclavizados; por amor
al dinero surge a menudo la infidelidad matrimonial, el abandono de los hijos, y se rompen viejas
amistades.

El amor a los pobres tiene hoy una forma de realizarse distinta a la de los tiempos de Jesús. Pero el
espíritu del evangelio es el mismo: el cristiano, desde el momento en que hace su opción por Jesucristo
y por el Reino de Dios, demuestra la sinceridad de esa elección compartiendo sus bienes con los más
necesitados. Lo podrá hacer con un método o con otro; pero su corazón debe estar desprendido de sus
bienes, ya que no son bienes... y en ese desprendimiento sigue a Jesús como bien supremo.

P. Gabriel García Báez, CP


(Peñafiel - España)
Palabra de Dios N° 46 #PrimeroMiSalud

Profesión de Fe (de pie) Señor, Dios nuestro, concédenos lo que Tú bien sabes
que necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor.
....................................................................
Creo en un solo Dios, Oración sobre las ofrendas
Padre Todopoderoso, Acepta las súplicas de tus fieles, Señor, juntamente con
Creador del cielo y de la tierra, estas ofrendas, para que lleguemos a la gloria del cielo
de todo lo visible y lo invisible.
mediante esta piadosa celebración. Por Jesucristo,
Creo en un solo Señor, Jesucristo, nuestro Señor.
Hijo único de Dios, ....................................................................
nacido del Padre antes de todos los siglos: Antífona de comunión Sal 33, 11
Dios de Dios, Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero, Los ricos empobrecen y pasan hambre, los que
engendrado, no creado, de la misma naturaleza buscan al Señor no carecen de nada.
del Padre, por quien todo fue hecho; ..............................................................
que por nosotros, los hombres, y por nuestra
salvación bajó del cielo Oración de la Comunión Espiritual
Creo Señor mío que estás realmente presente en el
(todos se inclinan) Santísimo Sacramento del altar. Te amo sobre todas las
cosas y deseo ardientemente recibirte dentro de mi alma;
y por obra del Espíritu Santo se encarnó de pero, no pudiendo hacerlo ahora sacramentalmente, ven
María, la Virgen, y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado en tiempos al menos espiritualmente a mi corazón. Y como si te
de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, hubiese recibido, me abrazo y me uno todo a Ti; Oh Señor,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras, no permitas que me separe de Ti. Amén.
y subió al cielo, y está sentado a la derecha del ..............................................................
Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos Oración después de la comunión
y muertos, Señor, pedimos humildemente a tu majestad que, así
y su reino no tendrá fin. como nos fortaleces con el alimento del Santísimo Cuerpo
y Sangre de tu Hijo, nos hagas participar de su naturaleza
Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, divina. Por Jesucristo, nuestro Señor.
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo recibe una misma
adoración y gloria;
y que habló por los profetas.
Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y
La Palabra de cada día
apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo para el
perdón de los pecados. 11 LUNES DE LA XXVIII SEMANA verde
Espero la resurrección de los muertos Rm 1,1-7; Sal 97; Lc 11,29-32
y la vida del mundo futuro. Amén. Se puede celebrar la memoria de san Juan XXIII, papa (blanco).

Plegaria Universal 12 MARTES DE LA XXVIII SEMANA verde


Rm 1,16-25; Sal 18; Lc 11,37-41
Se puede celebrar la memoria de la Bienaventurada Virgen
Oremos al Señor Dios, que escucha a todos los que le María del Pilar (blanco).
invocan con fe. Se puede celebrar la memoria del beato Carlo Acutis (blanco).
1.- Por el Santo Papa Francisco, para que Dios le dé su 13 MIÉRCOLES DE LA XXVIII SEMANA verde
Espíritu de Sabiduría y así fortalezca a la Iglesia en el amor y Rm 2,1-11; Sal 61; Lc 11,42-46
en la unidad. Roguemos al Señor.
2.- Por los que somos capaces de compartir nuestros bienes 14 JUEVES DE LA XXVIII SEMANA verde
con los más necesitados, para que la gracia del Señor nos Rm 3,21-30a; Sal 129; Lc 11,47-54
ayude a ser más generosos ejerciendo el amor al prójimo. Se puede celebrar la memoria de san Calixto I, papa y mártir (rojo).
Roguemos al Señor.
15 VIERNES blanco
3.- Por los pobres de este mundo y los que sufren la SANTA TERESA DE JESÚS, virgen y doctora de la Iglesia (MO)
enfermedad o el abandono, para que experimenten el Rm 4,1-8; Sal 31; Lc 12,1-7
consuelo de Dios y la ayuda efectiva de los demás.
Roguemos al Señor. 16 SÁBADO DE LA XXVIII SEMANA verde
Rm 4,13.16-18; Sal 104; Lc 12,8-12
4.- Por los que se sienten impedidos de dar al Señor una Se puede celebrar la memoria de santa María en sábado
respuesta afirmativa a la invitación de seguimiento, para que (blanco).
fortalecidos por el don del Espíritu Santo sean capaces de
dejarlo todo y entregarse a Dios. Roguemos al Señor. Se puede celebrar la memoria de santa Eduvigis, religiosa
(blanco) o de santa Margarita María de Alacoque, virgen
5.- Por nosotros, reunidos en esta celebración, para que (blanco).
rechacemos la tentación de conformarnos con nuestros
proyectos; y nos dejemos penetrar y transformar por la 17 DOMINGO XXIX DEL TIEMPO ORDINARIO verde
Palabra de Dios. Roguemos al Señor. Is 53, 10-11; Sal 32; Hb 4, 14-16; Mc 10, 35-45

También podría gustarte