Está en la página 1de 3

Video: El enseñar, Araceli de Tezanos

Elaborado por: Angiee Melissa Vásquez Vanegas


Didáctica, saberes y educación

La maestra Araceli de Tezanos da una conferencia en la que habla principalmente sobre


qué es enseñar y qué es ser maestro.
Inicialmente, toca el tema de las escuelas, dice que para ella la escuela debe ser pública,
laica, gratuita y obligatoria, sin exclusiones ni discriminaciones. También, dice que en las
escuelas no debería haber diferencias y se debería tratar por igual a todos los niños sin
importar raza, color de piel, estrato socioeconómico, o discapacidades mentales. Habla del
tema de la “inclusión” en la escuela y cuenta que anteriormente no se hablaba de
inclusión, sino de convivencia y así la escuela era para todo el mundo. Los estudiantes que
tenían algún tipo de discapacidad nunca se sentían apartados, ni sentían que tenían un
tratamiento especial, pues todos eran iguales. Esto deja muchas reflexiones a nivel
personal, porque, aunque en la sociedad actual se hable de la aceptación y el respeto por
las diferencias, en todos los ambientes se ven esas diferencias entre las personas y debe
ser tarea de nosotros, los maestros, educar a las nuevas generaciones para que esto
cambie.

Pero, ¿cómo se debe enseñar? ¿Acaso a los maestros en formación nos enseñan cuál es la
manera de enseñar? La autora dice que el cómo enseñar no se encuentra en ningún libro
de didáctica y que uno aprende a ser maestro en la escuela, en la práctica, al lado de un
buen maestro. Para formar personas críticas, el enseñar se debe hacer en la primaria,
propiciando en el alumno el pensamiento libre y proponiendo experiencias significativas,
dónde el maestro saque lo mejor de los niños. Enseñar es vivir la diferencia, es observar,
saber escuchar y saber responder a las preguntas de los alumnos de manera que todos
logren entender.

De la misma forma habla del ser maestro, dice que un maestro debe tener la capacidad de
resolver la cotidianidad del día a día. Ser maestro es saber escuchar a los niños,
observarlos, estar atento a sus comportamientos, conocerles la voz. No se puede
ser maestro por obligación, ni con mal humor, porque un maestro impacta
directamente en el día de sus alumnos. En un conversatorio en el que participan
Carlos Mario Gonzalez, Juan David Gómez y Santiago Alarcón, llamado “la deuda
que los maestros tienen con sus maestros”, se habla del lugar fundamental que
estos tienen en la vida de las personas, pues ellos son de quiénes tomamos
referencias para construir nuestra propia vida[ CITATION Gón17 \l 2058 ]. Los
maestros invitan a sus estudiantes a la autorreflexión haciendo que estos se
vuelvan personas críticas. Según los expositores, el maestro es con quién se tiene
una relación directa, quien forma, quien conoce a sus estudiantes y a sus procesos
particulares. Entre un alumno y un maestro se crea una relación muy importante,
que marcará al alumno para toda la vida. Un maestro no se limita a una dictar una
disciplina [ CITATION Gón17 \l 2058 ] este pone su saber en función de la
generación de nuevos saberes, antes que en función de la enseñanza [ CITATION
Rod05 \l 2058 ]. Un docente puede ser cualquier persona a la que una autoridad
académica designe para dar una clase, sin embargo, el ser maestro va mucho más
allá; el maestro debe ser consiente del papel que desempeña en la sociedad,
debido a que se está formando sujetos que tengan las capacidades para ser
constructores de la nueva sociedad que se anhela [ CITATION Pér19 \l 2058 ]. Un
maestro no desfallece ante la apatía que puede haber en el entorno escolar,
porque en lo más profundo de su ser sabe que su misión es contribuir en la
formación de hombres y mujeres libres [ CITATION Rod05 \l 2058 ].

Según lo anterior, yo me hago la pregunta ¿Podré ser yo una maestra? Mi


respuesta es clara y precisa: Si. Soy una persona completamente enamorada del
ejercicio docente, he vivido toda mi vida rodeada de grandes maestros y de muy
buenos profesores, porque claro, ser maestro y ser profesor, no es lo mismo. La
palabra profesor, viene de “profesar”, por ende, es quien profesa un saber en
particular [ CITATION Gón17 \l 2058 ].

Crecí en casa de una maestra, que ha sido mi más grande ejemplo durante toda mi
vida y me hace querer ser algún día como ella. Yo deseo ser una maestra que deje
huella en la vida de sus estudiantes, que sepa escucharlos, comprenderlos.
Siempre he querido que los alumnos que pasen por mi vida puedan sentir a través
de mis enseñanzas el amor por las matemáticas y lograr cambiar la percepción
que suelen tener muchas personas por esta materia. Deseo poder sacar lo mejor
de mis estudiantes, impulsarlos a que se acerquen a la investigación, que se
enamoren del aprender, que tengan ansias de conocimiento, porque solo por
medio de la educación podemos aspirar a que el futuro sea cada vez mejor.

La conferencia de la maestra Araceli me deja muchos aportes, sus historias hacen


que me enamore más de esta profesión, que quiera seguir investigando y
adentrándome en este mundo. Me hace preguntarme sobre el sistema educativo
colombiano y si este permite realmente que los maestros sean libres en el
ejercicio de su profesión. Todas las experiencias que ella comparte en el video,
son muy enriquecedoras y se puede ver también, por medio de su comunicación
no verbal, el gran amor que ella siente por el ser maestro. Los maestros debemos
estar en constante aprendizaje, porque el mundo va cambiando y con él, nosotros
también. Como ella dice: “hay que evolucionar, no nos podemos quedar pegados
al pasado”.

Referencias
Gónzales, C. M. (19 de Abril de 2017). Conversatorio: La deuda que tienen los maestros con sus
maestros. Obtenido de https://www.youtube.com/watch?v=-9UlVVKDCOE&t=243s
Pérez, T. (14 de Noviembre de 2019). El poder transformador de los educadores. Reflexiones y
herramientas para cultivarlo. Gestión magisterio, 10-11. Obtenido de
https://www.magisterio.com.co/articulo/lo-que-significa-ser-maestro-o-maestra

Rodrigez, J. G. (2005). Educar y ser maestro: mucho más que enseñar. Educación y cultura. Revista
de la Federación Colombiana de Educadores, 40-42. Obtenido de
https://www.humanas.unal.edu.co/red/files/6712/7248/4190/Artculos-
educar_ser_maestro.pdf

También podría gustarte