Está en la página 1de 2

DEFORESTACIÓN DEL AMAZONAS:

La deforestación, según el programa de las naciones unidas para el medio


ambiente, es desmontar total o parcialmente las formaciones arbóreas para
dedicar el espacio a fines agrícolas, ganaderas, otros. Somos testigos de la
creciente deforestación que ha sufrido el Amazonas durante los últimos años,
especialmente durante el 2019, año en el que se registraron más de 80 000
incendios en toda la selva amazónica. Ante esta problemática se ha generado la
siguiente controversia: ¿Es posible que exista una solución para tal suceso? Sí,
consideramos que si es posible. A continuación, expresaré mis razones.

Opinamos que sí es posible una solución que contribuya a la sostenibilidad de los


bosques. Aunque en el año 2019 según el Instituto Nacional de Investigación
Espacial de Brasil (INPE) las estimaciones preliminares de datos satelitales
revelaron que la deforestación en junio aumentó casi un 90% en comparación con
el mismo mes del año pasado, y en un 280% en julio. Es preciso nombrar que, en
2004, el gobierno brasileño comenzó a tomar medidas enérgicas contra la
destrucción de los bosques al designar más áreas protegidas y reservas para los
pueblos indígenas. Los infractores fueron multados o arrestados y la pérdida de
bosques disminuyó un 75% en 2012. Estas cifras indican que en Amazonas hubo
un factor importante para tan drástico cambio, en este caso el cambio de
presidente: Jair Bolsonaro. Pero con las medidas correspondientes es posible que
este infierno ecológico mejore.

Los ciudadanos, aunque piensen en sí mismos talando y quemando los arboles


con fines de lucro, deben tomar consciencia de sus acciones, ya que cada una
tiene consecuencias. En este caso como dijo Carlos Nobre, científico del clima de
la Universidad de Sao Paulo: “Podríamos estar muy, muy cerca del punto de
inflexión”. Lo cual, claramente no sería nada bueno. Además, la deforestación
causa un gran impacto ambiental, lo que sería perjudicial para todo el planeta
Tierra, porque, aunque el Amazonas este ubicado en Sudamérica, es un factor
importantísimo para el ciclo de la fotosíntesis. Ya que, la humedad que sostiene el
Amazonas se evapora del Océano Atlántico y cae como lluvia cuando llega a
tierra. Normalmente, ese sería el final de la historia. Pero en el Amazonas, miles
de millones de árboles conspiran para volver a poner algo de esa agua en el aire,
haciendo que llueva para el resto del bosque y las áreas agrícolas a favor del
viento. Cada hoja libera pequeñas cantidades de agua cuando abre sus poros
para absorber CO2, un ingrediente clave para la fotosíntesis. Sin embargo, si quita
suficientes árboles ese ciclo colapsará.

En conclusión, la deforestación del Amazonas es totalmente perjudicial para el


planeta entero, por lo que se propone principalmente la concientización de los
pobladores aledaños a este, sumados los agricultores y personas que talan y
queman arboles adrede con fines lucrativos. Además de las medidas correctivas
para estas personas, como multas y penas carcelarias. El aprovechamiento de los
recursos debe ser sostenible: uso racional considerando su recuperación.

También podría gustarte