Está en la página 1de 9

ESTRATEGIAS DE REDACCIÓN

I. Formación de frases y oraciones

I.1. La oración simple

Según Víctor Manuel Niño Rojas, aclara que primero que todo se tiene que
mencionar la frase, como agrupamiento sintáctico y, parte importante de la
oración[ CITATION Vic14 \l 10250 ].

Según Aristóteles la oración es la expresión gramatical de un juicio [ CITATION Cal88 \l


10250 ].

Según Prisciano, la oración es una ordenación coherente de palabras que expresa


un pensamiento completo[ CITATION Cal88 \l 10250 ].

Según la Gramática de Academia (1931), oración gramatical es la expresión del


juicio lógico, o sea, la manifestación oral del acto del entendimiento en virtud de la
cual afirmamos una cosa de otra, considera como elementos básicos el sujeto y
predicado[ CITATION Cal88 \l 10250 ].

Según W. Wundt, la oración es la expresión lingüística de la descomposición


intencional de una representación total en sus elementos lógicamente
relacionados[ CITATION Cal88 \l 10250 ].

Víctor Manuel Niño Rojas, menciona dos elementos los cuales son [ CITATION Vic14 \l
10250 ]:

 Partes variables: los nombres (o sustantivos), los verbos, artículos,


adjetivos y pronombres.
 Partes invariables: adverbios, preposiciones y conjunciones.

Existen dos tipos de frases:


Frase nominal Frase verbal
- Una corazonada - se desmontó en un peladero.
- Uno de tantos - Irse con su música a otra parte.
- Cada loco con su tema - Dicen que…
- A otro perro con ese hueso - Ojos que no ven
- A grandes males, grandes remedios - Duro de pelar.
- De tal palo, tal astilla - Se esfumó como…
- Al pan pan, al vino vino - Córranse hacia atrás.
Fuente:

Según Víctor M. Niño Rojas, se refiere a la oración como un texto en pequeño. Igual
que este y que el párrafo, la oración también tiene como referencia un tema y una
información que se añade sobre dicho tema. Se denomina con un nombre
(sustantivo) o con frase nominal, la cual expresa el sujeto de la oración, según la
gramática tradicional. La información complementaria relativa al tema de la oración,
se designa con un verbo o frese verbal, expresión que cumple la función de
predicado[ CITATION Vic14 \l 10250 ].

La estructura oracional también se llama microescritura, para distinguirla de la


macro-estructura que caracteriza la organización semántica global del texto.

Según la lógica tradicional, la oración equivale a la expresión o formulación de un


juicio, donde el predicado designa la aseveración y el sujeto, el tema de dicha
aseveración. En este caso, se dice que la oración, como organización gramatical de
un enunciado, designa una proposición, que es la formulación de un juicio
(aseveración como algo)[ CITATION Vic14 \l 10250 ].

I.2. La concordancia sintáctica

Según Víctor M. Niños Rojas, señala que es una cualidad que asegura la relación o
el ajuste sintáctico entre las partes de la oración. Consiste en que las palabras de
carácter variable guardan armonía entre sí, de acuerdo con ciertas reglas, en cuanto
a género, número, persona, modo y tiempo. Existe dos casos generales; la
concordancia del sustantivo con adjetivos, y la concordancia del verbo de frase
verbal que hace de predicado, con el correspondiente sustantivo, núcleo de frase
nominal que hace sujeto de la oración[ CITATION Vic14 \l 10250 ].

En cuanto al primer caso, la regla general el autor refiere lo siguiente, un adjetivo


referido a un nombre o sustantivo concuerda con él en género y número, ejemplos:

Montañas prodigiosas loro hablador

Niña encantadora gemelos felices

El autor menciona que, con varios nombres del mismo género, no debe haber
problema, porque el adjetivo se encuentra en el género correspondiente y en plural:
los ríos, arroyos, logos Colombianos.

El autor Víctor M. Niño Rojas menciona lo siguiente que, si varios nombres son de
distinto género, el adjetivo ira en masculino y plural: las aves y mamíferos
domésticos. A demás da a conocer que, cuando un adjetivo se encuentra antes de
varios nombres concuerda con el más próximo: hermosa palomas, gorriones y mirlas [
CITATION Vic14 \l 10250 ].

El autor se refiere al verbo, en su calidad de núcleo de la fase verbal que hace de


predicado, que debe concordar, en número y persona, con el nombre con el nombre
núcleo de la frase nominal que hace de sujeto en la oración [ CITATION Vic14 \l 10250 ].

- La rosa creció.
- Los tambores sonaron.
- Las plantas son regadas con agua de lluvia.

A demás menciona que cuando son varios nombres los que hacen de núcleo de la
frase nominal (sujeto), da a conocer que el verbo se da en plural. Si entran en
escena varias personas (1°,2°,3°) la segunda persona es referida a la tercera, y la
primera a todas: los estudiantes, tu amigo y yo iremos a la reunión [ CITATION Vic14 \l
10250 ].

Menciona casos especiales de concordancia por el sentido, como ciertos sustantivos


que indican colectividad, los que pueden (no es obligatorio) concordar con el verbo
en plural.
- Un ejército de abejas que salían de los arboles asustaron a los niños.
- Un ejército de abejas que salía de los arboles asusto a los niños.

I.3. Ordenamiento de las partes de la oración simple

De acuerdo a Víctor M. Niño Rojas, el orden común establecido de las palabras en la


oración es aquel en que la frase nominal (sujeto) va primero, con sus diversos
elementos internos (otras palabras y hasta frases) y la frase verbal (predicado) viene
después. Aclara también que, dentro de la frase verbal, o dependiendo de ella,
aparecen otras frases (y hasta oraciones subordinadas) que hacen de complemento
o adverbio[ CITATION Vic14 \l 10250 ].

Ejemplo: Los obreros de la compañía construyeron un enorme edificio en esa


avenida
Sujeto Predicado

Hace referencia también a que, el orden no es siempre el que sigue a la hora de


hablar o el hecho de escribir en español, dado que afirma que el idioma goza de
flexibilidad y libertad en este campo. Da a conocer que existen varias posibilidades
de ordenamiento de los elementos dentro de las oraciones, menciona tres criterios
de ordenamiento los cuales son: criterio gramatical, lógico y psicológico [ CITATION
Vic14 \l 10250 ].

Detalla que el criterio gramatical es el que se ciñe a las normas establecidas en la


gramática, dándole un orden que es el siguiente: frase nominal + verbo +
complemento directo (objeto directo) + complemento indirecto + otros complementos
+ adverbios.

Ejemplo: Miguel ganó un buen dinero para sus gastos en el trabajo ayer.

Da a conocer que cuando dicho orden gramatical se cambia notoriamente, se


designa como un hipérbaton; se da un ejemplo, hay hipérbaton en el reordenamiento
de la oración anterior en la siguiente versión:
Ganó ayer Miguel en el trabajo buen dinero para sus gastos.

Hace referencia también al orden lógico, da a conocer que en una oración se hace
resaltar el orden natural o lógico de las cosas y acontecimientos:

Ejemplo: al amanecer Juan abrió se ventana para ver la aurora.

Resalta el criterio psicológico, como el orden más común entre los usuarios de la
lengua, el cual pretende destacar ciertos matices significativos o efecto
comunicativos dentro de la oración. Para ello se escribirán al comienzo la palabra o
palabras la idea que se quiera destacar y después los nuevos elementos. El autor
indica que si reordenamos según este criterio la primera oración citada (Miguel ganó
un buen dinero para sus gastos en el trabajo ayer), menciona que obtendrá 30
versiones (algunas inusitadas y de poco uso) en cada una de las cuales se hace
resaltar en la mente del lector una idea diferente [ CITATION Vic14 \l 10250 ]:

 El agente, el que gana.


 El evento, la acción de ganar.
 El objeto de la oración (qué ganó).
 El destino.
 Lugar o situación en la que aconteció.
 El día que aconteció.

Se mostrará algunos casos de reordenamiento, de las 30 posibilidades:

Ejemplos Aspecto resaltado


Miguel ganó un buen dinero para sus gastos en el trabajo ayer. (El agente)
Ganó Miguel un buen dinero para sus gastos en el trabajo ayer. (El evento o acción)
Un buen dinero ganó Miguel para sus gastos en el trabajo ayer. (el objeto)
Para sus gastos Miguel ganó un buen dinero en el trabajo ayer. (El destino)
En el trabajo Miguel ganó un buen dinero para sus gastos ayer. (El lugar)
Ayer Miguel ganó un buen dinero para sus gastos. (Día, tiempo)

El autor hace referencia a la primera expresión la que impacta al lector, como si fuera
lo más importante para comunicarle.

Los extranjerismos en nuestra lengua


Hoy más que nunca, cuando se han roto las fronteras de los países por la llamada
globalización, las palabras de otros idiomas invaden nuestro discurso. Hay
extranjerismos que proceden del inglés (anglicismos), del francés (galicismos), del
italiano (italianismo), etc. Existen dos grupos de extranjerismos:

 Los que ya han sido adaptados a nuestra lengua


 Registrados por la real academia

Ejemplo:
- Lasaña
- Líder
- Pizza
- Sándwich
- Test
- Flash
- Complot
- Futbol
Otros extranjerismos no tienen equivalentes en nuestra lengua, pero se usan
frecuentemente y están incluidos en el diccionario e la lengua, por ejemplo:

- Boom
- Best- seller
- Show
- Hobby

A este grupo pertenecen los extranjerismos que se convierten en tecnicismos, muy


usados por el auge de la tecnología. Esto se da especialmente en el campo de la
informática: internet.

Hay expresiones cuya traducción o equivalente en nuestra lengua se oye mejor


ejemplo:

- Amateur – aficionado
- Closet – armario
- Chancee – apuesta
- Souvenir – recuerdo
Expresiones latinas de frecuente uso

Es de suma importancia para el escritor conocer el significado de algunas de las


expresiones latinas de uso común en nuestra lengua, especialmente en filosofía y
derecho.

Ejemplo:

- In fraganti : en el momento en que comete el delito


- Ex profeso : a propósito
- Ex abrupto : de repente, salto brusco
- Grosso modo : más o menos, aproximadamente
- Ipso facto : por este mismo hecho
- Motu proprio : por su propia voluntad
- Ex catedra : con autoridad
- Per se : por sí mismo
- Sine que non : condición sin la cual no
- Sui generis : muy especial

3.3 Los signos de la puntuación

Los signos de puntuación no solo sirven para limitar unidades escritas (palabras,
frases, oraciones, párrafos) sino principalmente para contribuir a la cohesión y la
coherencia, al asegurar la expresión e interpretación del sentido del texto y
apoyar el curso del pensamiento. Con mucha frecuencia una adecuada
puntuación decide la claridad y la eficacia en la comunicación escrita.

Son señales visuales para el lector, sustituyendo el paralenguaje de la


comunicación oral, que comprende la voz, el tono, las pausas, la mirada y la
expresividad corporal. Según Vigotsky los gestos son escritura en el aire y los
signos escritos suelen ser gestos que han quedado fijados [ CITATION Lev95 \l 10250 ]

Los signos de puntuación oficialmente registrados en la lengua escrita son:

- La coma (,)
- El punto y seguido y punto y aparte (.)
- El punto y coma (;)
- Los dos puntos (:)
- Los puntos suspensivos (…)
- Las comillas (“ ”)
- Los paréntesis curvos ( )
- Paréntesis cuadrados o corchetes [ ]
- El guion (-)
- La raya ( _ )

 Todos los signos de puntuación son importantes, saber usar el punto y la coma,
es la base para comunicar bien las ideas en un escrito.
 El punto y seguido limita las oraciones dentro del párrafo, para precisar la idea
temática y las ideas de soporte de dicho párrafo. El punto y aparte indica que se
pasa a otra idea temática en un siguiente párrafo.
 La coma es uno de los signos más difíciles de usar. Empezando porque muchas
personas escriben comas sin sentidos o reemplazan el punto y seguido. La coma
cumple varias funciones como:

- Separar series o elementos con la misma función  ejemplo: a mi me encanta


el cine, el paseo, el futbol, también los libros.
- Separar incisos o frases explicativas  ejemplo: al entrar, encontré la niña
dormida.
- Igualmente separar conectores o marcadores de frase como, es decir, sin
embargo, por lo mismo, por lo tanto y otras expresiones similares  ejemplo:
aunque enfermo, fue a trabajar.
- Indicar un elipsis especialmente cuando se suprime un verbo  ejemplo: las
vacas comen pasto; mis perros, carne.
- Separar vocativos o términos que señalan la persona a quien se habla 
ejemplo: Si, señor, ya regreso mi hermano
 Es bueno tener en cuenta que no siempre un signo de puntuación corresponde a
una pausa en la interpretación en voz, aunque es frecuente que así sea.
 No se escribe punto ni coma después de otro signo, por ejemplo, después de los
signos de interrogación o los dos puntos. En cambio, las comillas se usan
independientemente de la presencia de otro signo.

Bibliografía

1. Rojas V.M.N. La aventura de escribir (del pensamiento de la palabra). Segunda ed. Sierra AdP,
editor. Bogatá: Ecoe ediciones; 2014.

2. Calvo JMG. Consideraciones sobre la palabra como unidad linguística, Estudios de morfología
española España; 1988.

También podría gustarte